Instructivo taller Imaginemos el Fututro 2 by AlejoAguilera

VIEWS: 126 PAGES: 8

									                                         Arquidiócesis de Bogotá
                                        Vicaría de Evangelización
                          CONSTRUIR JUNTOS UN NUEVO PLAN DE EVANGELIZACIÓN


      DATOS GENERALES
                                   Momento 2: CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO PLAN DE EVANGELIZACIÓN
Paso 1: CONFIGURACIÓN DEL FUTURO DESEADO                Taller: IMAGINEMOS EL FUTURO 2
Texto iluminador: “Indudablemente, si la patria que anhelaban era aquella de donde habían salido, oportunidad tenían de regresar a ella:
Pero a lo que aspiraban era a una patria mejor” Hb 11,15-16a.
Espacio: VIDA PARROQUIAL                                Responsables: EQUIPOS PARROQUIALES
Participantes: GRUPO DE CONSULTA PARROQUIAL             Asesoría: COMITÉ ARCIPRESTAL
Lugar: Parroquia:                                       Fecha: Septiembre
Arciprestazgo:                                          Tiempo: 4 horas aprox.

        OBJETIVOS
Objetivo del Paso 1                                           Objetivo del Taller Imaginemos el futuro 2
Proponer, desde todos los grupos de consulta, un perfil       Definir y priorizar con el grupo de consulta, y a la luz del proyecto del Reino de Jesús, las
ideal para nuestra Iglesia Particular de Bogotá y su acción   características del futuro ideal que anhelamos para la Ciudad Región de Bogotá, como
evangelizadora, así como para nuestra ciudad-región, en el    contorno de nuestra acción evangelizadora.
futuro.

       RECURSOS
Humanos:
Equipo parroquial de coordinación: párroco (y vicario), junto con los seis miembros designados
Grupos auxiliares (logística, oración, bienvenida etc.)
Grupo de consulta de 40 o más personas. El grupo total de personas se subdividirá en ocho sub-grupos. Si el número es superior o inferior a 40 personas
deben organizarse los grupos de tal manera que no sean menores de 4 ni mayores de 10 personas. En caso de no completarse los ocho subgrupos
trabajar el mayor número de preguntas posibles con los grupos que se completen. Lo ideal sería poder completar el taller en otro momento.
En cada subgrupo habrá un “facilitador” o “coordinador”, que en lo posible debe ser del Equipo Parroquial
Un secretario/a por cada uno de los subgrupos que se van a hacer
Materiales:
Ocho espacios de reunión
Tableros o pliegos de papel periódico y marcadores
                                                                                                                                                              1
 Pancartas o carteleras de motivación del Plan E
 Fichas de cartulina o de papel en formato de ficha bibliográfica (en principio 10 fichas para cada uno de los miembros de los subgrupos. Pueden ser
 papeles pequeños también)
 Una hoja tamaño carta para cada participante (en ella escribirá todas las respuestas a la tercera pregunta)
 Esferos o lápices suficientes para cada persona (se puede pedir que lo traigan personalmente)
 Hojas de cantos para el momento de oración y de motivación
 Refrigerios para los participantes

ANOTACIONES PEDAGÓGICAS Y METODOLÓGICAS
 GENERALES
 ● El Equipo parroquial debe tener claridad sobre lo que se va a hacer, las actividades y los instrumentos que se van a emplear. Ellos deben ser los
    primeros animadores del encuentro y estar en capacidad de dar respuesta a las inquietudes que se generen durante la realización del mismo.
 ● Aunque la metodología del encuentro es similar a la del primer taller, es aconsejable recordar paso a paso el proceso para que todos re-descubramos
    el sentido de lo que estamos haciendo y alcancemos bien los objetivos.
 ● Cuando hablamos de ciudad-región estamos reconociendo que la ciudad de Bogotá tiene un área de influencia, sin la cual no nos entendemos, pues
    hay una mutua interrelación entre la ciudad y los municipios que la rodean. Es un concepto contemporáneo que reconoce la dinámica de la ciudad, la
    cual va más allá de sus límites geográficos y físicos y se extiende a un área mayor, física y culturalmente hablando. Es por tanto un concepto
    incluyente y que reconoce cómo las diversidades interactúan en la conformación del área urbana.

 ACTITUDES FRENTE AL TRABAJO:
    1. El trabajo lo hacemos en el nombre del Señor y por eso invocamos la presencia del Espíritu Santo, para que con su luz y fortaleza nos guíe en las
       actividades.
    2. El trabajo se basa en nuestro amor por el Señor Jesucristo, por su Reino, por su Iglesia y por todos los habitantes de esta ciudad-región. De ahí
       que buscamos tener una visión de fe sobre las cosas presentes y futuras.
    3. Como es un trabajo que expresa nuestra comunión eclesial, estamos llamados a reconocer nuestro aporte, pero simultáneamente el aporte que
       los demás me hacen y hacen a los objetivos del Plan. De ahí que el respeto por el otro es fundamental, así como la propia participación.
    4. El respeto por el otro se expresa en mi capacidad de escucharlo, hacer mi mejor esfuerzo para comprenderlo y valorar sus opiniones.
    5. El respeto por mí mismo se manifiesta en mi capacidad de expresar de la mejor manera mis pensamientos y opiniones y de participar activamente
       en la construcción de los consensos.
    6. Debemos hacer el mejor uso del tiempo, y por esto los grupos son pequeños para favorecer el diálogo entre todos, pero también debemos
       expresarnos de manera concisa y clara, sin extendernos en ejemplos innecesarios.
    7. El ideal es que cuando hablemos lo hagamos en primera persona singular: Yo pienso, yo opino, yo creo que…, evitando el uso de la expresión
       genérica y no comprometida: “Es que uno debe…; es que uno puede; es que uno piensa…”

 PARA LA ACOGIDA Y MOTIVACIÓN:
 La motivación general para participar en la construcción del Plan y la motivación específica para la realización de este taller es fundamental, de ahí que

                                                                                                                                                              2
sea necesario desarrollar una buena estrategia para generar y alimentar estas motivaciones.
● La motivación se genera desde la misma forma de acoger a todos en la llegada. Un buen saludo, unas palabras de acogida a cada uno y a todos son
    fundamentales. Debe evitarse filas innecesarias, instrucciones incompletas, o malos tratos.
● También la ambientación del lugar es fundamental, pues comunica un mensaje de interés e importancia por lo que estamos haciendo. Afiches,
    carteleras, pendones, cantos etc. ayudan en este sentido.
● Conviene que una persona sea el punto de referencia de todo el encuentro, y que lleve la dirección y animación del mismo. Muchas personas dando
    instrucciones podrían confundir. Esta persona puede ser uno de los miembros del Equipo Parroquial, el párroco o el vicario parroquial.

PARA LA REALIZACIÓN:
● Es muy importante recordar que esta es una construcción colectiva, en la cual cada uno va a aportar desde un aspecto o variable. El trabajo recoge la
   voces de muchas personas que participan en el proceso.
● Es necesario crear un clima en el cual la palabra de cada persona pueda ser pronunciada, escuchada, valorada e integrada al diálogo. Esto exige un
   ejercicio de humildad para aceptar al otro y lo que el otro puede aportarme, así como un esfuerzo para expresar mi pensamiento e integrarlo al diálogo
   que se va a suscitar.
● Seguramente queremos decir todo de todo, y ser exhaustivos en las respuestas, pero es una necesidad sintetizar y priorizar nuestras respuestas. El
   consenso general permitirá seguramente que las respuestas sean enriquecidas y que lo que no se dijo en un grupo, sea afirmado en otro. Por eso
   debe invitarse a todos a expresar sus opiniones muy bien pensadas, las que consideremos fundamentales, sin caer en lugares o expresiones
   comunes, como por ejemplo: “tenemos que ser santos”, o “todos debemos ser buenos”. Las respuestas deben ser pensadas teniendo en cuenta que
   se trata de la Iglesia de Bogotá, y por tanto la pregunta no se hace en el aire, sino pensando en los ideales de la Iglesia en Bogotá y para Bogotá.
   Necesariamente saldrán aspectos universales, propio de nuestro Evangelio, pero hacer el esfuerzo de contextualizar nuestras respuestas.
● También es necesario considerar bien los tiempos para dar a cada paso su espacio correspondiente.
● Se debe elegir un secretario/a que garantice la adecuada recolección de la información y la escriba claramente en los formatos que se darán. Debe
   tener una buena redacción y letra legible.

EL SENTIDO DE LAS PREGUNTAS Y EL MANEJO DE LA INFORMACIÓN

Las preguntas que se van a trabajar en este segundo taller fijan la atención en el CONTORNO DE LA ACCIÓN EVANGELIZADORA que la Iglesia realiza
al servicio del Reino de Dios, es decir, el contexto con el cual se interactúa, en sus distintas dimensiones (sociopolítica, socioeconómica, socioreligiosa,
socioecológica, socioeducativa, científica, técnica y comunicativa.).

Teniendo presente que otra ciudad-región es posible, desde Jesús y su proyecto del Reino, buscamos entonces identificar las características concretas e
ideales del futuro de nuestra Ciudad – Región de Bogotá, a partir de la experiencia y la percepción de las personas participantes en el taller.

Las preguntas nos invitan a soñar, desprendiéndonos del presente y a pensarnos en un futuro novedoso (en 20 o 30 años), que no sea
necesariamente proyección de lo que estamos viviendo en el presente, sino que refleje una transformación verdadera, con imaginación creativa
y, a la vez, fidelidad al Evangelio.

                                                                                                                                                               3
Las dimensiones sobre las cuales vamos a reflexionar no agotan la complejidad de la realidad urbana, siempre más allá de nuestras limitadas miradas (cf.
Aparecida 36 ), pero estas variables propuestas son las que consideramos más significativas en nuestra acción evangelizadora.

Las preguntas son tres:
    1. Teniendo presente que otra ciudad-región es posible, desde Jesús y el proyecto del Reino, ¿Cuáles son las cinco características generales que
        anhelamos para la ciudad - región de Bogotá y sus habitantes, en el futuro?
    2. De acuerdo a las cinco características generales de la ciudad - región del futuro, ¿cuáles serían las cinco características más importantes que
        deben identificar al habitante de la ciudad-región y sus relaciones con los otros, y a cada uno de los aspectos que implican la vida urbana: lo
        socioeconómico, sociopolítico, socioreligioso, socioecológico, sociotecnológico y comunicativo, y socioeducativo ?
    3. Y establecidas las cinco características ideales en cada uno de estos aspectos, nos preguntamos por ¿cuáles serían las tres condiciones o
        estrategias necesarias para que esas características se lleguen a dar o sean posibles en el futuro?

El método de trabajo será hacer un consenso a partir de las respuestas individuales. Para dicho trabajo tendremos en cuenta lo siguiente:
● Plantear correctamente la pregunta que se va a dialogar
● Dar el tiempo prudente para que cada persona, de forma individual, piense sus cinco respuestas y las escriba una en cada ficha. Una ficha por cada
     idea.
● El primer participante leerá y ubicará sus fichas de forma horizontal, sobre una superficie escogida (un tablero, una pared, un telón, o el pliego de
     papel periódico en el piso). El segundo participante leerá y pondrá sus fichas junto a las fichas del anterior participante, según se asemeje con alguna
     de ellas. O de lo contrario continuará la línea horizontal.
● Luego se procederá a dialogar para discernir y decidir las respuestas que más reflejan el pensar del grupo sobre la pregunta. Si no hay un consenso,
     se acudirá a una votación en la cual bastará la mitad más uno para asumir las respuestas como la opinión del grupo.
● Estas respuestas serán pasadas por el secretario/a del grupo al formato que se entregará para tal fin, agregando una breve y clara descripción de la
     característica identificada, señalando los valores o actitudes que están en juego en dicha característica.
● Terminado el encuentro, el equipo parroquial y los secretarios de los subgrupos se reunirán y realizarán las siguientes tareas:
     a) Hacer la tabulación de las respuestas dadas a la primera pregunta, que los ocho subgrupos respondieron, priorizando las que más se repiten y
         luego asociando las más semejantes en su contenido. Los resultados se consignarán en el formato respectivo, con la descripción correspondiente
         por cada característica.
     b) Digitar los resultados de los trabajos por subgrupos en el archivo de Word correspondiente: los ocho formatos de los subgrupos y la síntesis de la
         primera pregunta.
     c) Enviar copia de este archivo a los comités arciprestales y al Comité Técnico Central (comitecnicoplane@gmail.com) con el nombre: futuro 2 y el
         nombre de la parroquia (por ejemplo: futuro 2 santa helena, futuro 2 san norberto). El comité arciprestal lo hará llegar a su vez a la Comisión
         Zonal.
Las fichas con las preguntas de evaluación final serán recogidas por el Equipo Parroquial y se hará una síntesis. Lo que se considere pertinente debe
informarse al Comité Arciprestal, a la Comisión Zonal o directamente al Comité Técnico Central. Es fundamental mantener una buena comunicación con
todas las instancias, por eso cualquier aclaración por favor hacerla llegar al correo del Comité Técnico Central.
OFICIO DEL FACILITADOR O COORDINADOR DE CADA SUBGRUPO
     1. Crear un buen ambiente en el subgrupo; ambiente de espiritualidad, de participación, de escucha, de diálogo y de trabajo en equipo.
                                                                                                                                                                4
   2.    Presentar al subgrupo el objetivo de cada etapa del diálogo, explicando, cuantas veces sea necesario, la pregunta que se va a trabajar: a)
         Enunciando la pregunta, b) Leyendo el párrafo explicativo que la acompaña y respondiendo las preguntas que surjan.
   3.    Dar la palabra en orden a cada uno de los participantes y hacer respetar su intervención.
   4.    Ayudar en la construcción del consenso, mediante la buena organización de las fichas de cada uno y luego en el diálogo para elegir las cinco
         primeras características que serán el aporte del grupo, o las tres condiciones necesarias para cada una de las cinco características elegidas.
         Moderar las discusiones que surjan.
   5.    Verificar que el secretario/a haya tomado nota de las características y su descripción, en el formato respectivo.
   6.    Agradecer a cada participante sus aportes y al grupo en general.
   7.    Participar en la evaluación que se hará al final del taller y en el diligenciamiento del formato que se presenta a las otras instancias de
         coordinación: Comité Arciprestal, Comisión Zonal y Comité técnico central.


ACTIVIDADES

Tiempo     Actividad                                                                                           Responsable
           Recepción, inscripción, acogida                                                                     Grupo de bienvenida
20 min     Oración y motivación Cf. Formato para la oración anexo                                              Responsables de oración y motivación
           Dependiendo de las circunstancias podemos hacer las debidas adaptaciones o adiciones a la
           oración propuesta, manteniendo siempre el sentido y la reflexión sobre el texto. No puede
           omitirse la oración porque expresa y es coherente con el sentido del ejercicio que es
           precisamente ser un discernimiento bajo la guía del Espíritu Santo.
15 min     Presentación del trabajo: el coordinador presenta el camino metodológico que vamos a seguir         Coordinador
           en su totalidad (cuatro pasos), destacando los objetivos de este primer paso del proceso global y
           de este segundo taller, realizado en el espacio de la vida parroquial
           Se recuerdan las actitudes y el espíritu para el trabajo
15 min     Distribución por grupos:                                                                            Coordinador
           Grupo 1: 5 personas (Tema: la manera de ser de la persona que habita la ciudad-región)              Equipo Parroquial (facilitadores)
           Grupo 2: 5 personas (Tema: la manera de relacionarse de la persona con los demás)
           Grupo 3:5 personas (Tema: Lo socioeconómico)
           Grupo 4: 5 personas (Tema: Lo sociopolítico)
           Grupo 5: 5 personas (Tema: Lo socioreligioso)
           Grupo 6: 5 personas (Tema: Lo socioecológico)
           Grupo 7: 5 personas (Tema: Lo sociotecnológico y comunicativo)
           Grupo 8: 5 personas (Tema: Lo socioeducativo)
           Debe pensarse y designarse con anticipación la persona que va a estar coordinando el trabajo
           del grupo.

                                                                                                                                                          5
       Sin son más participantes, procurar que se completen los grupos hasta de 10 personas, pero no
       más de este número para favorecer una real participación. Si aún así son más se pueden crear
       nuevos grupos que trabajen el número de preguntas que sea posible. Si son menos de cuarenta
       personas distribuir los grupos mínimo de 4 personas, o de lo contrario trabajar el mayor número
       de preguntas posibles (Por ejemplo, si son 20 personas; que se hagan 5 grupos de 4 personas
       cada uno y trabajan las cinco primeras preguntas). Si pudiera completarse en otro encuentro las
       preguntas que faltan sería muy valioso.
       La distribución puede hacerse desde el principio entregando escarapelas con números o en este
       momento dependiendo de cuántos hayan llegado al encuentro.

1 hora Primer bloque de trabajo por subgrupos:                               Facilitador por cada subgrupo
y    10 1. Presentación de cada integrante
min.    2. Primera pregunta:
           TENIENDO PRESENTE QUE OTRA CIUDAD-REGIÓN ES POSIBLE, DESDE
        JESÚS Y EL PROYECTO DEL REINO, ¿CUÁLES SON LAS CINCO CARACTERÍSTICAS
        GENERALES QUE ANHELAMOS PARA LA CIUDAD - REGIÓN DE BOGOTÁ Y SUS
        HABITANTES, EN EL FUTURO?

            a.   Responder individualmente en las cinco fichas
            b.   Compartir las respuestas y hacer el consenso
            c.   Llenar el formato correspondiente

       3.   Segunda pregunta:
            TENIENDO PRESENTE LAS CARACTERÍSTICAS IDEALES QUE SE HAN
            REFLEXIONADO PARA IDENTIFICAR LA CIUDAD-REGIÓN DEL FUTURO, ¿CUÁLES
            SON LAS CINCO CARACTERISTICAS IDEALES QUE DESEAMOS DE
            _____________________EN LA CIUDAD-REGIÓN DE BOGOTÁ DEL FUTURO?

            a.   La manera de ser de las personas que habitan (Grupo 1- Formatos 2.1.1)
            b.   La manera de relacionarse entre sí las personas que habitan (Grupo 2 – Formato 2.1.2)
            c.   Lo socioeconómico (Grupo 3 – Formato 2.2.1)
            d.   Lo sociopolítico (Grupo 4 – Formato 2.2.2)
            e.   Lo socioreligioso (Grupo 5 – Formato 2.2.3)
            f.   Lo socioecológico (Grupo 6- Formato 2.2.4)
            g.   Lo sociotecnológico y comunicativo (Grupo 7 – Formato 2.2.5)
            h.   Lo socioeducativo (Grupo 8 – Formato 2.2.6)

                                                                                                             6
          3. Compartir las respuestas, organizarlas y priorizarlas como se mencionó anteriormente. Deben
          elegirse las cinco características que se consideren más relevantes.
          El secretario de cada grupo debe anotar estas características (5) y una pequeña descripción de
          las mismas, en los formatos que se asignan para esto. Si son muy diversos, se pueden elegir dos
          características más.
30 min    Descanso
50 min    Segundo bloque de trabajo:                                                                      Coordinador o facilitador por cada subgrupo

        Tercera pregunta:
        ¿CUÁLES SON LAS CONDICIONES NECESARIAS PARA QUE ESTAS CINCO PRIMERAS
        CARACTERÍSTICAS DE CADA ASPECTO SEAN POSIBLES O SE ALCANCEN?
        Los integrantes del grupo piensan en tres condiciones por cada característica, las escriben en la
        hoja en blanco todas juntas y luego las van compartiendo, hasta llegar a hacer un consenso de
        todo el grupo, en el cual se decidan las tres condiciones más viables para cada una de las
        características.
        Dichas respuestas serán anotadas por el secretario en los formatos correspondientes
30      Socialización del trabajo:                                                                          Coordinador general y Equipo Parroquial
minutos Reunidos todos los participantes en un solo lugar se organizarán por grupos de cuatro personas,
        diferentes a las personas con las cuales hizo el trabajo, de tal manera que puedan compartir la
        pregunta: ¿Qué aprendí de esta experiencia? ¿A qué me siento llamado/a en mi vida cristiana o
        en mi compromiso apostólico? Una de las personas pone por escrito en una ficha, que luego se
        recogerá.
15      Tarea: Entrega del cuestionario para el siguiente taller, explicación sobre la necesidad de hacer a Coordinador general
minutos otros las preguntas que vamos a responder a compañeros del trabajo, del barrio, de otros
        espacios, para que nuestra próxima participación sea enriquecida y la consulta se amplíe.
        LA TAREA QUE SE DEBE HACER:
        El futuro llega a ser posible por la manera como en el presente suceden los acontecimientos, así
        como el presente llegó a ser lo que es hoy por lo que pasó en el pasado.
        En los próximos dos talleres: Miremos al presente 1 y 2 fijaremos nuestra mirada y atención a los
        acontecimientos del presente que reconocemos como situaciones que van a determinar
        fuertemente el futuro, es decir, que tienen la fuerza y el poder, para mal o para bien, de
        configurar el futuro; a estos acontecimientos o situaciones las vamos a llamar “hechos
        significativos”. Por ejemplo, el interés que hoy vemos hacia el cuidado de la naturaleza y la
        importancia de preservar el ambiente y no contaminarlo; “Salvemos el planeta” es una frase que
        se ha hecho más frecuente. Este es un “hecho significativo” porque nos está mostrando que en
        el futuro muy seguramente vamos a tener una gran conciencia ecológica y de cuidado del medio

                                                                                                                                                        7
ambiente, gracias a que desde hoy va creciendo una mayor conciencia de la responsabilidad que
tenemos de cuidar el planeta y estamos viendo los efectos negativos si no lo cuidamos. Otro
ejemplo:
Es necesario entonces preguntar en general a las personas, vecinos, amigos, compañeros de
trabajo, alejados de la vida parroquial y miembros de la vida parroquial, a los jóvenes y a los
adultos por los hechos o acontecimientos significativos, positivos o negativos, que marcan la
vida presente de nuestra Iglesia y tienen la capacidad de conducir la historia hacia un futuro
(positivo o negativo); aquellos hechos que por la fuerza que tienen en el presente, tienen el poder
de evolucionar y construir un futuro para nuestra Iglesia de Bogotá.
Estos hechos significativos de nuestra Iglesia los identificamos en los aspectos que trabajamos
en el primer encuentro: imaginemos el futuro 1 (parroquia, familia, fieles cristianos laicos,
ministros ordenados, servicios en el campo de arraigo en la Palabra-catequesis, servicios en el
ámbito de la vida litúrgica y de oración, acciones en el campo de servicio al hombre y a la
sociedad - pastoral social en la parroquia y relaciones con otras religiones)
Concluir con un canto y la oración por el Plan E. Despedida.
INFORMAR LA FECHA DEL SIGUIENTE TALLER: MIREMOS LA REALIDAD 1




                                                                                                      8

								
To top