entidades ambientales

Document Sample
entidades ambientales Powered By Docstoc
					Discurso del ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Juan Lozano Ramírez Agradezco a las Corporaciones y a sus Representantes, a los Institutos de Investigación, a las Entidades que hacen parte del tema ambiental, a las entidades adscritas al Ministerio, a amigos y aliados de la Embajada de Holanda a quienes tanto tenemos por agradecerles, a nuestros compañeros de los Viceministerios, La viceministra Claudia Mora, a nuestra Directora de Licencias, la Directora de Ecosistemas, un saludo muy especial a Rodrigo Lara director de Programa Presidencial Anticorrupción a quien le agradecemos de manera muy especial el esfuerzo, el apoyo, el respaldo, el compromiso, la voluntad y la decisión de trabajar con el Sistema Nacional Ambiental para la construcción de los pactos por la transparencia y para la búsqueda de esquemas de de la integridad que se conviertan en una característica distintiva de nuestro sistema, le agradecemos inmensamente Dr. Lara, de igual manera al Sr. Arteaga el esfuerzo que han hecho para que podemos tener nuestros pactos de transparencia suscritos. Ha sido interesante y constructivo el debate y la reflexión en torno a la suscripción de estos pactos con las Corporaciones. Los diálogos bilaterales con cada Director de la Corporación y con Fernando Arévalo a través de la agremiación ASOCAR en los dos niveles, nuestro diálogo con los dos niveles, nuestro diálogo con Asocar, con el gremio y con las distintas instancias territoriales ha sido un ejercicio muy importante, para que podamos avanzar en esta línea. Quiero hacerles un reconocimiento porque lo que hemos encontrado es la decisión de lograr que este instrumento se pueda consolidar como un instrumentote gestión, como un instrumento de mejoramiento permanente, como un instrumento de nuestro compromiso colectivo incluyendo e incorporando la propia entidad rectora del sistema, la propia entidad que tutela, y que tiene que orientar el sistema como le corresponde al Ministerio, para que en todos los frentes podamos avanzar en esa línea. Y lo digo también porque como tuvimos la oportunidad de comentarlo en nuestro encuentro, tenemos una oportunidad sin antecedentes en la voluntad ciudadana, en el compromiso colectivo, en el afrentamiento de opiniones, en la sensibilidad de los ciudadanos de Colombia y del mundo frente a la problemática ambiental. Lo que para nosotros se ha convertido en una reflexión de todos los días, y en una causa de la vida, que hace que a veces perdamos de vista lo significativo de los cambios recientes, es para la opinión pública en general, para todos los colombianos y para el planeta, el advenimiento real de una era en la historia de la humanidad, en la que la preocupación esencial empieza a girar en torno de la causa ambiental, de la conservación y la protección del planeta y se ha logrado la comprensión frente al matrimonio indisoluble entre la salvación de la especie humana y la conservación ambiental del planeta.

Nosotros que estamos en esto perdemos de vista esa inmensidad de cambios que se han dado. Es que hace tres semanas todos los líderes del mundo, los jefes de estado de 180 países, La Asamblea General de las Naciones Unidad en pleno, tomó la decisión por convocatoria del Sr. Ban Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, de participar en una reflexión para cambiar de velocidades frente a la generación de gases efecto invernadero y frente a los compromisos de cambio climático. Si ustedes repasan esas imágenes, lo que estaba sucediendo era verdaderamente histórico. Los Presidentes del mundo, los jefes de estado todos sentados uno a uno participando del foro global por excelencia, mandándole al planeta, a los habitantes de todos los países, de todas las latitudes, de todos los continentes, un mensaje claro, hay una prioridad ambiental que debe guiar las acciones de estados, las acciones de los gobiernos, las acciones de los pueblos, estamos enfrentados a una paradoja sin antecedente en la historia de la humanidad. Cuando logramos que la inteligencia humana y la capacidad científica, y la capacidad de desarrollo alcance casi todos los objetivos, casi todos los propósitos, rompa todos los umbrales genere lo que era impensable hace relativamente pocos años en materia de desarrollo tecnológico, de conocimiento de avance de la ciencia, simultáneamente el mundo está entendiendo que el planeta, si no se adoptan unas medidas ambientales urgentes y globales, va a dejar de ser el planeta que nos puede albergar, y va a dejar de ser el planeta que hace posible la supervivencia de la especie humana. Cuando hace ocho días se anuncia que el Premio Nóbel de la Paz que le confiere al panel intergubernamental de cambio climático del Sr. Al Gore, lo que vuelve a suceder es que otra vez el mundo entiende que los temas absolutamente cruciales para el planeta y para la humanidad están en estas agendas que nosotros compartimos aquí, están girando precisamente en función de la reflexión ambiental y las políticas ambientales . Si algo ha cambiado para nosotros, es que lo que no se compartía como una prioridad por toda la ciudadanía en todas las ciudades de Colombia, empieza hoy a hacerse. Yo noto a pesar de que todavía hay un nivel limitado en las propuestas de campaña en las distintas toldas, noto un avance colosal en la incorporación de la agenda ambiental en el debate político colombiano. El debate de alcaldías y gobernaciones, el debate de consejos y asambleas, el debate de ediles y comuneros ha obligado a los aspirantes a incorporar asuntos esenciales de la política ambiental en su debate, en su discurso. Basta poner el ejemplo de Bogotá, es la primera vez en la historia que las candidaturas en Bogotá se convierten en un tema especial y particular del debate ambiental, con todo el cubrimiento, con toda la reflexión, toda la determinación de opinión pública en las campañas. Y ustedes lo habrán sentido en Cartagena, lo habrán sentido en Santa, lo habrán sentido en Barranquilla y lo habrán sentido en todas las regiones del país. Y estoy seguro que los Directores de las Corporaciones, Los Directores de los Institutos, Las autoridades Ambientales que están aquí con nosotros y a quienes les agradecemos que nos acompañen y a quienes les damos una

bienvenida muy cordial. Habrán sentido como los ciudadanos, cada vez los consultan más, los buscan más y les preguntan más. Y son momentos de para lograr los grandes avances, los grandes resultados, a los iniciados en los temas, que perseveren, tarde o temprano les llega la hora, y yo siento que la hora ambiental nos llegó a todos nosotros, yo pienso que en el mundo y en Colombia, a este equipo que está aquí reunido, a este grupo que debe trabajar armónicamente, que debe trabajar buscando consensos y cooperación y colaboración y diálogo permanente, a este equipo que hoy participa de la reunión en este salón, les llegó la hora ambiental, les llegó la hora de su prioridad, les llegó la hora de su tema, les llegó la hora de su voluntad política y del acompañamiento ciudadano. Y es por eso que la inmensidad de nuestro reto se asocia y se tiene que asociar con esta circunstancia particular que nosotros estamos viviendo. No ha habido en la historia de la humanidad, no ha habido en la historia de la política ambiental en el mundo y en Colombia, un momento mas propicio que este, para que podamos culminar la etapa de consolidación institucional, la etapa de consolidación de prioridades en la opinión pública y garantizar hacía adelante el fortalecimiento del sistema y de todas las entidades que hacen parte del sistema. El fortalecimiento de las instituciones y de los presupuestos, el fortalecimiento del interés y la voluntad de la ciudadanía, y más ampliamente es la hora de cumplir con una cita que estaba aplazada durante mucho tiempo y que la historia nos permitió a quienes estamos aquí estar en el momento correcto, en la hora correcta, con los instrumentos correctos y con la decisión correcta. Esto no quiero que suene a una simple prédica, hace parte de las reflexiones que hemos venido adelantando a los largo y ancho del país en los debates sectoriales, en los debates industriales, en los debates presupuestales, en los debates políticos en el Congreso. Lo formidable, lo maravilloso de lo que nos está sucediendo, es que estamos nosotros aquí, reunidos con la responsabilidad de manejar unas instituciones que tienen un mandato poderoso que empieza a tener el reconocimiento y la valoración adecuada, para que se pueda cumplir con esas funciones. Por eso subrayo, en esa convicción que tenemos, nos llego la hora y tenemos que estar a la altura de la hora. En ese camino, como tuvimos la oportunidad de comentarlo en la sesión anterior, el avance del Plan Nacional Desarrollo es formidable, nos brinda unas herramientas muy valiosas y nos planteaba una primera tarea que creo se ha cumplido de manera ejemplar y frente a la cual yo quiero hacerles un reconocimiento adicional. Toda la elaboración de los PTAs en las Corporaciones nos permite hoy en pensar en un país en el que hay unas líneas compartidas, en las que hay a partir de la diversidad colombiana y la heterogeneidad regional, una visión colectiva y compartida que se expresa en el agregado de todos esos planes de acción.

Creo que nuestra primera tarea, nuestro primer reto frente a éstas circunstancias lo cumplieron nuestros Directores y Directoras de las Corporaciones con el acompañamiento de sus consejos directivos de una manera ejemplar. El hecho de que hoy podamos tener un conjunto de PTAs, consistente, respetuoso de cada región, pero coherente y concordante nos abre unos caminos de esperanza para estos tres años en el agregado de nuestra acción colectiva. Cuando en cada Corporación se debatía el plan, y en la discusión simultánea había 32 Consejos Directivos, lo que estábamos logrando en el fondo, era la multiplicación de cada centavo de cada Corporación, por la eficacia de acciones análogas en el resto del país. Cuando insisto en la importancia del trabajo conjunto del sistema, y en la armonía del sistema, es porque en el agregado es absolutamente poderoso, nunca en la historia de Colombia y sumamos cada una de las partidas, cada una de las asignaciones en cada uno de los frentes que se fueron adoptando en los planes, tenemos por delante la capacidad de generar un impacto ambiental favorable, como nunca antes en la historia del país, y creo que ese ejemplo nos va validando en el camino del trabajo colectivo. En la sesión pasada, nosotros tuvimos la oportunidad de apostar por un esquema de talleres regionales que nos permitieran mirar en las distintas regiones sus particularidades, sus especificidades, sus necesidades puntuales dentro de este espíritu de integración y de agregación, si vale el término, yo también tengo que hacer un reconocimiento y agradecerles inmensamente a la Viceministra, Claudia Mora, a nuestros compañeros en el Ministerio y a todos los Directores de Corporaciones, de Institutos, de autoridades ambientales, por la buena voluntad y el empeño en esos talleres. Creo que esos talleres fueron formidables, esos talleres una vez más validaron cómo, trabajando integradamente en el sistema, trabajando articuladamente en las entidades del sistema, vamos a poder resolver grandes desafíos, a encarar grandes proyectos y a multiplicar la eficacia de la acción de todo el sistema, y de todas las entidades que lo componen. Creo que en buena hora acordamos en nuestro conversatorio anterior que se adelantaran los talleres, y el reporte que recibo de todos, es un reporte de satisfacción, de alegría, de optimismo pero sobretodo de trabajo satisfecho, de trabajo logrado, de trabajo cumplido, y creo que nos introdujo además en el tipo de diálogo constructivo que debemos tener, un dialogo en el que el Ministerio no puede, no debe renunciar en ninguna circunstancia a su condición de entidad rectora del sistema. Que tiene reivindicar, que tiene que ejercer porque son nuestras responsabilidades y nuestras competencias y nuestro mandato legal, y las corporaciones no pueden y no deben tampoco renunciar a los linderos constitucionales sobre su propia actitud y sobre su propia autonomía. El sistema funciona si cada una de las entidades está consciente de su responsabilidad y de sus linderos, que sus fueros y sus propósitos nos introduce en los campos más fructíferos de actuación, de interacción y de

interlocución, porque además hace que las decisiones que no sean exactamente coincidentes en un momento no se tramiten como una controversia sino como una oportunidad para estrechar y fortalecer el dialogo ambiental, y garantizar la complementalidad adecuada entre las instituciones , para alcanzar las metas y los objetivos que nos hemos propuesto. Acabamos de terminar un proceso muy difícil de tramitación parlamentaria de la reforma del sistema general de participación, en la adopción de nuestro Plan de Desarrollo al que hacía referencia, de la adopción del Presupuesto Nacional para la vigencia del año 2008 y está haciendo trámite la reglamentación del acto legislativo sobre el Sistema General de Participación. ¿A qué le estamos apuntando en este conjunto de iniciativas?, a fortalecer la institucionalidad ambiental, a fortalecer las asignaciones presupuestales para el conjunto del sector ambiental como se ha venido logrando, como se ha venido alcanzando en los agregados, y sobre todo, con la posibilidad de articular la cooperación y el entendimiento de otros sectores en el gobierno, distintos al sector ambiental, en la función ambiental y en nuestros retos y tareas. Tenemos por delante todavía unos problemas estructurales por resolver, unos problemas estructurales que lograremos resolver con el sistema unificado, y teniendo una voz única frente a este tipo de búsqueda, como por ejemplo, el mecanismo adecuado de financiación para las corporaciones que hoy tienen menores recursos. Ahí tenemos un cuello de botellas aún sin resolverse, tiene que hacer parte de nuestra agenda colectiva. Cuando se plantea el agregado, hoy todos nosotros le podemos decir al país, sin lugar a equivocaciones, vamos en el año 2008, al año de mayores presupuestos de la historia para el sector ambiental en Colombia. Sin lugar a dudas, es el de mayores asignaciones presupuestales en las corporaciones. Hemos hecho unos esfuerzos muy grandes con los Institutos y han quedado unos compromisos adicionales que nos permiten recuperar un camino de crecimiento en las partidas de investigación. Tuvimos un saldo de enormes proporciones de Parques Nacionales Naturales, tenemos un esfuerzo que se viene adelantando en las distintas entidades territoriales, en el agregado, no hay lugar a dudas de que nuestra suma presupuestal es la más importante en la historia. Tenemos el problema de la inequidad en las asignaciones regionales que aquí hemos discutido y dentro de nuestro listado de tareas pendientes, está precisamente ese, como lo hemos venido estudiando con los Directores de Corporaciones, con financistas, con el Ministerio de Hacienda y con Planeación. Pero esa misma circunstancia de tener el agregado presupuestal más grande de la historia en materia ambiental, nos obliga a que nos dotemos nosotros mismos de todos los instrumentos para que exista, la más clara garantía, la mayor confianza de la ciudadanía y la mayor protección para los propios directores y sus equipos de ejecución, frente a la posibilidad de aplicar cabalmente estos recursos.

Estamos frente a la más grande oportunidad, y precisamente por eso, frente al más grande desafío y al más grande reto, y para no llover sobre mojado, nosotros tenemos que restaurar al ciento por ciento la confianza de la ciudadanía en la transparencia del sistema en su conjunto, y aquí no hay ni señalamientos ni satanizaciones, es una ruta crítica para nuestro éxito, es una ruta crítica para alcanzar nuestros propósitos Nos han hecho inmenso daño los informes que públicamente se han revelado de organismos de distinta naturaleza, empezando por organizaciones ajenas al propio gobierno y a la institucionalidad pública, que ha señalado en el sector ambiental y particularmente en las Corporaciones Ambientales la mayor propensión al riesgo de corrupción en la vida institucional, y lo digo con afecto y con respecto porque a nosotros, además, nos toca hasta lo más profundo cuando esto se señala así, el propio Ministerio se conmueve en su entraña porque tenemos la responsabilidad que se deriva de nuestra presencia en todos los consejos, porque sabemos que aquí, nos compromete en lo humano y en lo institucional, y porque nosotros tenemos que lograr que estas herramientas, y estos momentos, vayan acompañadas de esa recuperación de confianza. Repito e insisto, aquí no hay satanizaciones, aquí no hay señalamientos, aquí lo que hay es que empezando por el propio Ministerio, la conciencia de que si queremos tener éxito, hay una ruta que debemos recorrer, que es la ruta de recuperación general de la confianza en estos campos. Y lo que está claro es que, para recorrerla nosotros debemos garantizar que estén los Directores de las Corporaciones, los Delegados del Ministerio, los miembros de los Consejos, todos los servidores públicos, en la menor propensión al riesgo frente a episodios que puedan afectar a las Corporaciones. No es un tema accidental y un tema menor, todos ustedes lo han padecido en sus regiones, un elemento determinante para el buen gobierno y para la buena marcha de las instituciones, y todos debemos montarnos en esa tarea, y yo recojo las voces que en ese sentido me han planteado algunos Directores de las Corporaciones para reiterarles, por supuesto, el Ministerio primero, la responsabilidad de avanzar en esa línea y en ese camino. Por eso dentro de esta perspectiva, dentro de este panorama, es que como lo mencionábamos al comienzo, habíamos insistido tanto en nuestro tema de los pactos de integridad, y yo hoy quiero hacerles también pública esa voz de gratitud por haber adelantado esas jornadas tan largas y tan complejas, hasta elevadas horas de la media noche, en muchos días incluido el de anoche, con todo el esfuerzo, yo tuve la oportunidad de conversar con el Dr. Agustín pasada la media noche y creo que hoy tenemos a punto de coronar uno de nuestros elementos determinantes, nos hace falta pulir la redacción de un cuarto compromiso del Ministerio en el que insistimos y reiteramos lo que en estas materias hemos venido haciendo y diciendo, y que esperamos en un brake, se pueda reformular rápidamente, preservando el espíritu que tenía, para que hoy lo podamos concluir y coronar.

Tenemos una cita, que yo creo es crucial, que es nuestra cita del consejo comunal con el Presidente Uribe, hoy hay un espacio en la agenda dedicado a ese propósito, Yo creo que con lo que hemos avanzado, debemos pensar en un esquema de presentación de los temas, que le haga justicia al esfuerzo que adelantan todas las Corporaciones, todos los Institutos, todas las entidades que hacen parte del Sistema Nacional Ambiental, para que sea una mezcla de presentación al país de logros, de resultados, de avances y por supuesto, de rendición colectiva de cuentas. Y se los digo ahora mirando el otro lado de la moneda, así como tenemos de ser muy cuidadosos en todas las acciones para la reconstrucción de toda la confianza, también nos merecemos y se merecen las Corporaciones, todas y cada una de las Corporaciones, y se merecen todos y cada uno de los Institutos, y se merecen todas y cada una de las autoridades ambientales urbanas, que el país sepa las cosas buenas que se están haciendo. Nos pasa en materia ambiental, que nuestro logro cotidiano muchas veces no registra en los medios de comunicación porque no da un titular espectacular, nuestro sacrificio de todos los días no sale en la prensa, nuestro sacrificio de todos los días se vuelve esquivo a la hora de registrar en los medios de comunicación, porque siempre hay un paramilitar que declaró, siempre hay un escándalo político, siempre hay una noticia de orden público, siempre hay un tema de agenda dominante en los medios de comunicación donde se puede incluir fútbol y farándula que nos deja, nuestras noticas por fuera. ¿Y cuando salen las nuestras?, cuando hay un rollo, cuando hay un chicharrón, cuando hay una denuncia. Entonces nosotros nos merecemos, este sistema se merece que en una instancia con el Sr. Presidente podamos contar las cosas buenas que se han hecho y podamos reivindicar y defender el sistema, y podamos reivindicar y defender nuestras Corporaciones, y a nuestros Institutos y a nuestras entidades. Nosotros nos merecemos que el diálogo público no sea sólo cuando se presenta una acusación, o cuando hay una emergencia, o cuando hay un debate en la política ambiental; y creo que ese concejo comunitario es una oportunidad para que eso se reivindique y se presente y para que mostremos en el agregado lo que se ha hecho. Lo hemos hablado con el Dr. Fernando Arévalo en varias oportunidades, cómo es de importante poder contar lo que hacen las Corporaciones Autónomas. En días pasados con mis compañeros de comunicaciones del Ministerio revisábamos la agenda en estos sectores y la verdad es que es injusto lo que pasa, porque no se ve la tarea reflejada en los medios, la sienten los ciudadanos, en muchos casos, lo agradecen las comunidades pero la agenda mediática ambiental está salpicada de escándalos y de denuncias, y escasa y desprovista de logros, por eso pensando en el Consejo Comunitario , y creo que hoy es una buena oportunidad para avanzar en eso, creo que nosotros tenemos que lograr que se muestre lo que se hace por el bien de Colombia, como en efecto lo hacen las Corporaciones Autónomas, lo que hacen las entidades del sistema.

Necesitamos frente a esa instancia que definamos algunas dinámicas de trabajo para la preparación de las presentaciones, para la definición de la fecha, para que en relación con los temas propuestos podamos abordarlos de la mejor manera en la sesión correspondiente, hay un listado de temas que vale la pena que discutamos para que se establezca como los vamos a tratar, como los vamos a enfrentar. Tenemos temas que el país entero está hoy reclamando y pidiendo, no es para nadie hoy desconocida la problemática ambiental de la minería, de la gran minería, del carbón, las discusiones que nos plantea el otorgamiento de las licencias ambientales, nuestros temas referidos al cumplimiento de las convenciones internacionales, las leyes nacionales en materia de conservación de ecosistemas estratégicos, lo que el propio Plan de Desarrollo dice en esa materia, las tareas referidas al ordenamiento de las cuencas, a la protección de los humedales. Tenemos una agenda que vale la pena mirar constructivamente para que demos un buen paso, para tener un gran consejo comunal con el Presidente, creo que es la oportunidad para presentar un muy buen balance y para que a nuestro interior podamos ir resolviendo dudas e inquietudes que puedan todavía quedar en esa materia vivas y abiertas. Quiero hacer una reflexión final que tiene una voz de gratitud, como lo mencionaba frente a la Embajada de Holanda y al pueblo Holandés, que se ha convertido en un gran aliado y que además generó un estándar de discusión al interior del gobierno nacional supremamente importante. La cooperación Holandesa estuvo planteada en términos de: les ayudamos, pero ustedes tienen que hacer un esfuerzo de fortalecimiento institucional, les ayudamos generosamente y de que manera, pero ustedes, tiene que poner de su parte y creo que es la mejor de todas las vías para que la cooperación sea eficaz, para que la cooperación sea efectiva. Estas reflexiones, lo que buscan es que la sesión de hoy sea una nueva oportunidad para que sigamos trabajando armónicamente, para que sigamos trabajando en equipo y para que avancemos en la consecución de nuestros propósitos. Hemos tenido la oportunidad de revisar con muchos de ustedes sus propias estrategias de comunicación en lo nacional y en lo internacional. Estamos trabajando sobre el concepto de “Colombia es potencia por naturaleza”, no se si han visto en la televisión un esfuerzo de comunicación alternativa en los mensajes institucionales, con un apoyo muy grande del Instituto Humboldt, y con una producción impecable logramos tener un tipo de mensaje en televisión que trabaja en este concepto, con una estética muy especial y con un mensaje muy claro frente a lo que tenemos nosotros entre todos por conservar y proteger, es esa, Colombia potencia por naturaleza. En todos los foros internacionales, en todas las discusiones internacionales, en la negociación de todos los acuerdos internacionales estamos levantando la voz para reclamar unas reglas de juego mucho más justas, que reconozcan los costos, las inversiones, las tareas que hacemos los colombianos para

protegerle al mundo las riquezas que están ubicadas en cada uno de los territorios de los que ustedes son responsables, para decirle al mundo que Colombia hoy tiene un compromiso nacional, un compromiso integral en la conservación y protección de estas riquezas, pero necesita una reglas de juego mucho más justas en el planeta que nos permitan compensar, que nos permitan recibir lo que Colombia hoy le ofrece al planeta y lo que alberga en sus suelos, en sus mares en todos sus territorios de riqueza ambiental. Con eso quiero simplemente reiterarles nuestro reconocimiento y nuestra gratitud.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:1427
posted:7/5/2008
language:Spanish
pages:9
richard quintanilla richard quintanilla computer technician
About