Docstoc

impacto ambiental de centrales de energia

Document Sample
impacto ambiental de centrales de energia Powered By Docstoc
					IMPACTO AMBIENTAL DE LAS CENTRALES DE ENERGÍA DE LAS OLAS
*HUERTAS-OLIVARES, C.; * PATRICIO, S.; *NEUMANN, F.; *,** SARMENTO, A. * Centro de Energias das Ondas, Lisboa ** Instituto Superior Técnico, Lisboa

Resumen La energía de las olas, a pesar de proporcionar una fuente de energía limpia y fiable, supone instalar un dispositivo artificial en el fondo del mar o en la línea de costa, que afectará al medio marino de diversas maneras. Ésto ha de ser contemplado por las autoridades competentes, que han de desarrollar instrumentos ambientales que permitan el desarrollo de este tipo de energía renovable sin olvidar la variable ambiental. El sector de Energía de las Olas en Portugal se encuentra en una fase piloto, pero está previsto que en un futuro no muy lejano comience su fase comercial. En el norte de España también ha surgido un gran interés por la explotación de este tipo de energía, pudiendo enriquecerse de la experiencia de su país vecino. En este artículo se presenta la metodología seguida para la identificación de los impactos ambientales de los dispositivos de energía de las olas más desarrollados en Portugal. Así mismo, se presenta la legislación portuguesa existente para gestionar este tipo proyectos, sus carencias y sus desafíos. Palabras Clave: EIA, legislación, renovable.

1. Introducción Actualmente existe una concienciación pública sobre la necesidad de desarrollar una energía sostenible. Esto proviene de la escasez de petróleo y de su aumento de precio, así como de una demanda creciente en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y la conservación del medio ambiente (Dorian et al., 2005). Como consecuencia, han aparecido diversas Directivas y Protocolos para el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías basadas en energías renovables, incluida la energía de las olas (Directiva 2001/77/CE, Decisión 98/352/CE, Decisión 646/2000/CE). En España, el Plan de Energías Renovables 2005-2010, establece como objetivo que para el año 2010 el 12,1% del consumo total de energía primaria sea generado por las energías renovables, lo cual se hace imprescindible para acercarnos al cumplimiento de los compromisos adquiridos a través del Protocolo de Kyoto, en materia de emisión de gases de invernadero. Lo mismo sucede en Portugal. Esto va a suponer un incremento notable a nivel nacional de instalaciones de energías renovables, en un corto periodo de tiempo (Peidro y Fernández, 2006). Las olas del mar constituyen una fuente de energía importante a nivel mundial. Portugal es un país que tiene un gran potencial de energía de las olas, debido a la amplia costa que posee, bañada por un mar con un recurso abundante, estable y previsible. Se estima que puede proveer el 20% de su consumo actual de electricidad (Pontes, 2005). Ésto, unido a la existencia de grupos de investigación portugueses en el área, hace de Portugal un país favorable para desempeñar un papel importante en el desarrollo industrial de la conversión de la energía de las olas (Sarmento et al., 2004). Asimismo, el norte de España también posee un gran potencial para el desarrollo de esta industria.

1

Los proyectos relativos a las energías renovables tienen un perfil ambiental conocido, enfocado a una gran preocupación ambiental. Por esta razón, obtienen una mayor permisividad que otros proyectos de producción de energía tradicionales. Es importante darse cuenta de ello y establecer el camino para alcanzar un desarrollo sostenible de la industria de energía de las olas (HuertasOlivares et al., 2006). Por ello, los aspectos ambientales deben de ser tomados en cuenta en la fase de planeamiento con el fin de no encontrar consecuencias ambientales indeseables y/o conflictos de usos con otras áreas de actividad. 2. Antecedentes 2.1 Tecnologías La Energía de las Olas no ha convergido todavía a una única tecnología. Se han propuesto muchos conceptos diferentes de dispositivos. De éstos, algunos han alcanzado el estado de prototipos y están siendo probados, en condiciones reales, en el mar. Generalmente, los dispositivos que existen se clasifican de acuerdo con la distancia entre la localización de la instalación y la línea de costa: Los dispositivos instalados en la costa no necesitan cables eléctricos bajo el agua ni sistemas de anclaje en aguas profundas. A pesar de ello, están limitados en relación a los posibles lugares para ser instalados. Además, éstos están fijos a la costa, y por ello, sujetos a un régimen de olas menos poderoso. Una de las clases más conocidas de este tipo de dispositivos es la Columna de Agua Oscilante (CAO). En este momento, en Europa, sólo existen dos prototipos a escala real. Uno se conoce con el nombre de LIMPET y está siendo probado en la isla de Islay (Escocia). El otro se encuentra en la isla de Pico (Azores, Portugal) y es el primer dispositivo que se ha conectado a la línea eléctrica.
Figura 1. Imagen de la CAO en Pico (Islas Azores).

Los dispositivos cercanos a la costa (10-25 m de profundidad) disfrutan de una energía de las olas mayor que los dispositivos instalados en la costa. Como desventaja, necesitan un determinado fondo de mar para ser instalados. Una categoría importante de este tipo de dispositivos es el que está incorporado a un espigón, aunque algunos autores los consideran como dispositivos instalados a la costa. Esta aproximación ha sido adoptada en varios prototipos de dispositivos como el del puerto de Sakata (Japón) y en Trivandrum (India). Está previsto que próximamente se construya uno de ellos en Foz do Douro (Portugal).

2

Respecto a los dispositivos apartados de la costa (≥50 m de profundidad), existen muchos tipos. Esta clase de dispositivos reciben los regímenes energéticos de las olas más altos, ya que están situados a una profundidad en la cual, los mecanismos de disipación de la energía aún no han tenido un efecto significativo. Los tres dispositivos más conocidos son Pelamis, Archimedes Wave Swing (AWS) y Wave Dragon. En Europa, hay varios dispositivos a escala que han sido o están siendo probados, tales como Wave Dragon en Dinamarca, AWS en Portugal (2004) y Pelamis en las Islas Orcadas, Gran Bretaña (2004-2005). También está previsto que 3 unidades de Pelamis a escala real sean instalados en Póvoa da Varzim (Portugal).
Figura 2. Esquema de Pelamis (longitud: 140 m; diámetro: 3,5 m.)

Aunque no es el objetivo de este artículo, es importante mencionar que la existencia de diversos tipos de dispositivos de energía de las olas indica que hay muchos conceptos que pueden ser utilizados para extraer energía del mar. 2.2 Wavetrain y el Centro de Energía de las Olas Wavetrain (www.wavetrain.info) es una Red Internacional de Movilidad de Investigadores. Se trata de una Acción Marie Curie de la Unión Europea dentro del programa FP6 (Sarmento et al., 2006). Está formada por diseñadores de dispositivos de energía de las olas y por instituciones líderes de la investigación en este campo. Su principal objetivo es formar a jóvenes investigadores para la naciente industria de la energía de las olas. Una de las principales tareas de Wavetrain es el estudio de los impactos ambientales de los dispositivos de energía de las olas. El encargado de gestionar esta tarea es el Centro de Energía de las Olas (Lisboa, Portugal) (www.wave-energy-centre.org), que es a su vez, iniciador y manager del proyecto Wavetrain. 2.3 Situación Legislativa De acuerdo con la Directiva de la UE de 1985 sobre Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) (Directiva 85/337/CE), todos los Estados miembros de la UE deben evaluar las consecuencias ambientales de cierto tipo de proyectos, incluyendo las centrales de energía, antes de obtener el permiso o la licencia de obra. Esta directiva fue adoptada bajo la creencia de que la mejor política ambiental consiste en prevenir la contaminación desde la fuente, antes que trabajar sobre las consecuencias, constituyéndose como un ejemplo del principio de precaución (Ahammed y Nixon, 2006). Después, han aparecido otras piezas legislativas que modifican o complementan la directiva mencionada anteriormente (Directiva 97/11/EC, Directiva 2003/35/EC). Esta normativa ha sido adoptada por los Estados Miembros de diversas formas, incluyendo Portugal (Decreto Lei 69/2000, Decreto Lei 197/2005, Portaria 330/2001, Declaración de Ratificación 13-H/2001). Respecto a los proyectos de energía de las olas, Portugal obliga a realizar un “Estudio de Incidencia Ambiental” (Despacho 51/2004; Despacho 66/2005). Este tipo de estudio es un 3

instrumento menos exigente que el conocido “Estudio Ambiental”, utilizado para evaluar proyectos como estaciones de energía nuclear. En un Estudio de Incidencia Ambiental es necesario analizar las emisiones de gas, el paisaje, la geología y la geomorfología, los valores naturales (flora, fauna y hábitat), el patrimonio, el ruido, el suelo, el planeamiento territorial y la población de los alrededores. 2.4. Plantas-piloto portuguesas. Su Pasado En Portugal, dos plantas piloto a escala real de diferentes tecnologías han sido ya testadas (AWS y CAO), y una de ellas aún sigue estándolo. Para la planta piloto AWS de Póvoa de Varzim (2004) no fue necesaria la realización de ningún estudio de impacto ambiental debido al tamaño y al carácter del proyecto. Las observaciones que se realizaron sobre el medio ambiente fueron esporádicas debido al corto periodo de prueba. La estructura del dispositivo fue bien aceptada por los moluscos y los pequeños peces de la zona. También se observaron delfines en las proximidades del dispositivo durante las pruebas. En la CAO de Pico, hasta la fecha, y principalmente debido a los cortos periodos operacionales de la planta, no se ha realizado ninguna observación del medio ambiente. Esto está siendo cambiado bajo la nueva reformulación del proyecto, donde la vigilancia, tanto con sonómetro como con hidrófono, está prevista para la siguiente fase. 3. Impactos ambientales Los dispositivos de energía de las olas no producen emisiones gaseosas, ni liquidas, ni sólidas, y por ello, en condiciones normales de operación, la energía de las olas es virtualmente una fuente de energía no contaminante. A pesar de ello, su desarrollo podría tener un impacto ambiental variado en el medio ambiente. Algunos efectos pueden ser beneficiosos y otros potencialmente adversos (Thorpe, 1999). 3.1 Metodología Para la identificación de los principales impactos asociados a la producción de energía a través de las olas han sido estudiadas de forma general por una parte las acciones que pueden ser causantes de impacto inherente a cada proyecto, tanto en su fase de construcción y desmantelamiento, como de explotación, y por otra los factores ambientales del entorno susceptibles de recibir dichos impactos. Ambas informaciones han sido enfrentadas con el fin de prever las incidencias ambientales derivadas, y poder así valorar su importancia. También se han comparado los proyectos de energía de las olas con otras tecnologías similares que se desarrollan en el mar (o a lo largo de la costa) como plataformas petrolíferas, acuicultura, etc. En todo el proceso se han tomado en cuenta los diversos tipos de dispositivos. 3.2 Resultados 4

Pueden considerarse impactos negativos comunes a todos los dispositivos, una leve contaminación del aire y el ruido durante las operaciones de construcción y desmantelamiento. Por otro lado, la reducción de la emisión de gases CO2 a la atmósfera y la creación de empleo son los impactos positivos comunes a todos ellos. Es de señalar que el impacto ambiental que tengan los dispositivos depende en gran medida de las características de la zona donde se sitúe (si existe una ruta migratoria de mamíferos marinos próxima a la zona, si contiene alguna especie en peligro de extinción, alguna población cercana, etc.). También se han encontrado diferencias entre dispositivos, debidas entre otras razones, a sus variadas dimensiones y principios de funcionamiento. Se observan diferencias significativas entre los impactos creados por los dispositivos instalados en la costa (o cercanos a ella) y los alejados de la costa, que son los que se exponen a continuación de forma general. Dispositivos en la costa o cercanos de ella: Las turbinas Wells de estos dispositivos emiten niveles de ruido que pueden ser incómodos para la población vecina. También pueden generar ruidos y vibraciones en el agua, pudiendo molestar a los peces con capacidad auditiva. Si son instalados próximos a poblaciones, sin ser camuflados debidamente, pueden tener algún impacto paisajístico. Como impactos positivos, son de destacar, la creación de nuevas infraestructuras, como carreteras para acceder a ellos, así como el fomento del turismo. Si es instalado en una isla, reduce la dependencia de energía del exterior. Además, al disminuir el transporte de petróleo o derivados por mar, reduce los riesgos ambientales asociados. Dispositivos alejados de la costa: Estos dispositivos resultan tener unos impactos más variados. Pueden provocar molestias a la fauna y a la flora de diversas maneras. La ejecución de las obras puede generar como impactos destacables, un aumento de la turbidez del agua por el que se verá afectada temporalmente la población de productores primarios de las inmediaciones, y la pérdida de hábitat de las comunidades biológicas asociadas al sustrato donde se asentarán los dispositivos (en el caso de ser sumergidos) y/o los anclajes. También puede producirse una pérdida temporal de hábitat debida a la instalación de los cables subterráneos. Si el parque de energía de las olas ocupa un área considerable, puede cambiar levemente los regímenes de las olas y producir pequeñas modificaciones en la línea de costa. Es de señalar, que en algunos casos este efecto podría ser positivo. Pueden generar contaminación química, dependiendo del tipo de pintura utilizada. Y en el caso de tratarse de dispositivos que contengan aceites, existe el riesgo de derrame. Es de señalar, que está prevista la construcción de los dispositivos con líquidos biodegradables, o la sustitución de éstos por agua.

5

El ruido y las vibraciones que produzcan los dispositivos pueden causar molestias a los mamíferos marinos, dependiendo de su rango de frecuencias. Éstos también, pueden llegar a desencadenar la variación de las rutas migratorias de especies con valor comercial. Asimismo, existe un pequeño riesgo de colisión de mamíferos marinos con este tipo de dispositivo. Si son divisados desde la costa puede provocar un impacto visual, tanto por el día, como por la noche, debida a su necesaria iluminación. El mayor conflicto de usos está con la actividad pesquera, ya que implica la restricción de la pesca en el área de implantación del parque. Por otro lado, como impacto positivo es de destacar que, crearán santuarios para los peces incrementando su productividad. Además, estos dispositivos si son correctamente diseñados, pueden ser utilizados como arrecifes artificiales.

3.3 Discusión La mayoría de los impactos ambientales mencionados anteriormente no han sido aún estudiados con detalle, por lo que existe una gran incertidumbre sobre si realmente dichos dispositivos tendrán estos impactos o no. Éstos sólo señalan los campos que los autores consideran que han de ser estudiados previos a la instalación de grandes parques de energía de las olas. Y sólo con la realización de programas de vigilancia es posible aprender, confirmar o rechazarlos. Consideramos que las áreas donde existe una mayor incertidumbre son tres: ruido submarino, modificación de la línea de costa debida a la disminución de la energía de las olas por estos parques y riesgo de derrame de aceites. Deberían de realizarse investigaciones al respecto, por si se extrajera alguna conclusión relevante que pudiese ser aplicada en la fase de diseño de los dispositivos. Si no fuese posible llevar a cabo programas de vigilancia exhaustivos con antelación, se recomienda la instalación gradual de los dispositivos, siempre que vayan acompañados por programas de vigilancia. Deberían utilizarse las futuras plantas piloto de energía de las olas para observar el medio ambiente. Aunque un parque constituido por varios dispositivos puede crear nuevos impactos inesperados (ej.: debido a los impactos acumulativos). En Portugal van a ser instalados 3 unidades de Pelamis en Povoa do Varzim y una Columna de Agua Oscilante en el espigón de Foz do Douro. También se tiene prevista la instalación de varios parques de energía de las olas de varios tipos de dispositivos en una gran zona piloto en el norte de Portugal, que se constituirá como la primera infraestructura europea de esa naturaleza. Esta oportunidad también debe ser aprovechada en relación a la vigilancia de los aspectos ambientales.

6

Es importante también investigar posibles técnicas de minimización como planificar las obras de tal manera que se realicen en el periodo en el que la afección a la fauna sea mínima, por ejemplo, evitando la época de migración; desarrollar prácticas y disponer elementos que confinen la turbidez generada en el medio, por la alteración de los sustratos durante la fase de obras, etc. Al observar los posibles impactos ambientales, los factores ambientales que demanda el Estudio de Incidencia Ambiental de Despacho 66/2005 en la legislación portuguesa se consideran demasiado generalistas, sin ningún orden y no específico para este tipo de proyecto. Por ejemplo, se establece la obligación de medir el ruido que podría ser percibido por la población de los alrededores, olvidando el impacto que el ruido submarino puede tener el comportamiento de los peces y los mamíferos marinos. La legislación que acompañe a los proyectos de energía de las olas no debería de ser demasiado restrictiva, para permitir el desarrollo de este tipo de energía renovable, pero es importante que contemple los aspectos ambientales ajustados a este tipo de proyectos. En un futuro, la Evaluación Estratégica Ambiental (EEA), que está siendo seguida por Gran Bretaña para, por ejemplo, la energía eólica marina, podría ser una buena opción para la planificación de parques de energía de las olas. En relación a la comparación realizada con los impactos ambientales de otras tecnologías similares, señalar que algunos impactos ambientales de esos proyectos no son aplicables a los proyectos de energía de las olas, tales como la materia orgánica que genera la acuicultura, o los originados por mayores dimensiones de un dispositivo de energía eólica marina. Sin embargo, son muy útiles a la hora de valorar varios impactos ambientales, como el efecto de las plataformas petrolíferas en la conservación del bentos.

4. Conclusiones Este artículo presenta una aproximación de cómo llevar a cabo un estudio ambiental de los futuros parques de energía de las olas. Los impactos ambientales de las centrales de energía de las olas serán pequeños o moderados. No existen indicios que apunten a que puedan ser altos, pero si hay incertidumbres que han de ser resolvidas. El riesgo de una incertidumbre puede tener consecuencias indeseables, tanto para la continuación de un determinado parque o dispositivo, como para la reputación de la industria de energía de las olas en general. Si no hay un marco normativo favorable que asegure un procedimiento eficiente de Evaluación de Impacto Ambiental, el desarrollo de la industria de la energía de las olas no puede ser alcanzado de una forma sostenible. Se deben de estudiar las plantas piloto y realizar programas de vigilancia durante esta fase precomercial. El intercambio de información entre países y otras tecnologías similares será muy beneficioso para la implantación sostenible de una industria de la energía de las olas. 7

Agradecimientos
Los autores muestran su agradecimiento a la Acción Marie Curie (WAVETRAIN) número de Contrato: MRTN-CT2003-505166.

5. Referencias Bibliográficas
AHAMMED, A.K.M.R, NIXON, B.M (2006). Environmental impact monitoring in the EIA process of South Australia. Environmental Impact Assessment Review, 26, 426-447. DORIAN, J.P. et al. (2005). Global Challenges in energy. Viewpoint. Energy policy, 34, 1984-1991. Huertas-Olivares, C. et al. (2006). The EIA approach to wave energy within the European Research Training Network WAVETRAIN. International Conference on Ocean Energy, Bremerhaven, Germany. PEIDRO, C. y FERNÁNDEZ, R. (2006). Análisis ambiental de las energías renovables, verdes más verdes. CIERTA 2006. Comunicaciones a la Conferencia Internacional sobre Energías Renovables y Tecnologías del Agua. Almería, España. PONTES, M.T. (2005). Aproveitamento das Ondas. Um desafio para Portugal. ENER’05 Simpósio sobre Energía Renováveis em Portugal. A Situaçâo portuguesa face aos objectivos da Uniâo Europeia. Figuiera do Foz, Portugal. SARMENTO, A. et al. (2004). Non-technical barriers to large-scale wave energy utilization. Renewables 2004. International conference on new and renewable energy technologyes for sustainable development. Evora Portugal. SARMENTO, A. et al. (2006). The European Research Trainning Network for competitive wave energy. WREX-IX. IX Worl renewable energy congress. Florencia, Italia. THORPE, T.W. (1999). A brief review of wave energy. UK Department of Trade and Industry

8


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:121
posted:7/5/2008
language:Spanish
pages:8
richard quintanilla richard quintanilla computer technician
About