Docstoc

impacto ambiental de cultivos ilicitos

Document Sample
impacto ambiental de cultivos ilicitos Powered By Docstoc
					CULTIVOS ILÍCITOS, SU IMPACTO AMBIENTAL Y DERECHOS HUMANOS

Llovió glifosato en el Chocó Biogeográfico
Por : Gonzalo Díaz Cañadas Periodista Investigador * Ante el inicio de las fumigaciones con glifosato organizaciones étnicas y ambientales proponen que tanto la iglesia como las ONG's lo mismo que el cuerpo diplomático y los organismos de naciones unidas tomen posición y se pronuncien públicamente frente al tema de cultivos ilícitos, la problemática humanitaria y tener como elemento principal de referencia los territorios tradicionales de los pueblos negros, indígenas y mestizos. Desde hace varios años se dio el campanazo de alerta frente al avance de los cultivos ilicito sque hoy nos tiene ad portas de las fumigaciones con glifosato, lo único que nos faltaba a los chocoanos para terminarnos de joder! " Creemos que atentan contra nuestra integridad territorial, cultural y los sistemas productivos que tradicionalmente han construido las comunidades y además son ajenos a las políticas trazadas por los pueblos indígenas y negros y no están contemplados como opción en los Planes de Vida o Etnodesarrollo de nuestros pueblos" .Así tajantemente y hablando a nombre de mas de 120 comunidades del Atrato chocoano Neftolio Cuesta * líder campesino, dejó sentir la posición de la organización COCOMACIA frente al tema de los cultivos ilícitos que ya hacen presencia en casi todo el departamento, convirtiéndose en otro problema social y ambiental . La declaración se dio en el marco del V Foro Interétnico Solidaridad Chocó realizado en Abril 29 mayo 3 de 2003, Puerto Conto a escasos minutos de Bojayá la masacrada población chocoana que aún reclama su deuda de sangre al país y ratificada en pasados días en el cuarto foro realizado en Riosucio-Chocó con la participación de mas de 600 campesinos del Atrato. Es tan serio el avance de los cultivos y la producción de alcaloide que obligó el año y por primera vez a la realización de un consejo de seguridad de alto nivel con ejército, armada y policía realizado en Quibdó, para analizar como enfrentar la situación, lo que a la postre desembocó en una serie de operativos de destrucción y desmantelamiento de cultivos y laboratorios y llegó finalmente algo que no esperábamos tan pronto : Las fumigaciones con Glifosato, considerada una medida extrema, dañina y lesiva contra el medio ambiente y los seres vivos. Sin previo aviso la comunidad chocoana recibió perpleja la noticia ante la presencia de tres aviones de fumigación en Quibdó, que escoltados por helicópteros , despegaban y aterrizaban del aeropuerto el Caraño de Quibdó .El rechazo no se hizo esperar, algunos chocoanos se rasgaron las vestiduras, la bandera antiimperialista del MOIR tenía otro caballito de batalla, impulsado por lideres ambientalistas, organizaciones étnicas, candidatos políticos, alcaldes y una que otra instituciones ambientales oportunistas que aprovechan para vender sus proyectos como la mejor alternativa. Sin tener mayor información de los alcances, áreas y extensiones de estas fumigaciones y ante el interés de defender al Chocó de este nuevo atropello, se armó un comité antifumigacion que se pronunció ante el gobierno, sin recibir respuestas

concretas, distintas a una resolución sobre planes de manejo para el trabajo de las fumigaciones .Foros y debates realizados recientemente corroboran la gravedad y el impacto que se generaría de continuar las fumigaciones, que supuestamente por el mal tiempo fueron suspendidas y que de reiniarse incluye los municipios de Cantón de San Pablo, Nòvita, Alto Baudò, entre otros. Segun el DAS existen mas de 2.500 hectáreas cultivadas en el departamento. A nivel del Pacifico biogeográfico la lluvia con glifosato llega en septiembre del 2000 tras las fumigaciones en Nariño , los ríos Rosario, Mexicano y Mira ,en las riberas del río Chagüí, municipio de Tumaco , veredas Nueva Vista, San Pedro, Sirena, Yonabí, La Ceiba, Cuaransagará y Salabí, historia que se repite ahora en el Chocó y que nos recuerda el drama humano que esta ha generado " Los habitantes asentados en las riberas de los ríos Rosario, Mexicano y Mira empezaron a sufrir desvanecimiento, ardor en los ojos, fuertes dolores de cabeza, granos en la piel y fiebre tras recibir las nubes de los químicos y tomar las aguas de los afluentes y que algunos tuvieron que ser ingresados en los hospitales con fuertes signos de intoxicación. A pesar de que las fumigaciones en el Chocò fueron suspendidas a los pocos días, al parecer por problemas de lluvias y mal clima y que toda la parafernalia militar que estábamos observando como escenas de guerra de la vía real, ya no es tan seguida ( aunque se especula que los operativos continúan , ya no desde Quibdó, para calmar la oposición chocoana y nacional, sino desde Pereira y Medellín), se sabe que es un campanazo de alerta, que en cualquier momento puede estallar, tal vez en mayor envergadura, lo cual es sumamente grave para quienes quieren y defienden el Chocó como el pulmón del mundo El Chocó coquero Un nuevo capitulo en la historia económica del Chocó de la década de los 80 a los 90 hasta nuestros días, será sin duda alguna el auge que se presenta en los cultivos de coca y palma aceitera, el avance del negocio del narcotráfico con Pablo incluido y su infiltración en la vida política y en el gobierno departamental y municipal en regiones como Nuquí, Pizarro y Bahía Solano donde acaban de expropiar los bienes de un extinto narco que construyó allí entre otros al famoso Hotel Balboa Y como ha sido la constante histórica estos proceso de bonanzas o prosperidad económica a partir de la explotación de recursos como el caucho, la tagua, pieles, y ahora coca, han sido a costa de los recursos naturales , la biodiversidad y de la vida de muchas personas , campesinos, jueces , policías que se oponen o luchan por combatirla. Este a pesar de ser un tema vedado, sobre el cual existía una aparente indiferencia oficial, tal vez por no calentar el ambiente, es de suma preocupación al confirmarse ante varios operativos de la fuerza publica la presencia de grandes extensiones de cultivos y laboratorios a lo largo y ancho de la costa pacifica, que pasó de ser zona de transito del alcaloide a cultivador y productor, tal y como lo confirman los más recientes operativos de la Policía, la Armada y el Ejercito, quienes han asestado durante los últimos meses importantes operativos en la zona rural del Municipio de Pizarro donde fue incautada tonelada y media de cocaína, lista para ser sacada del país por vía marítima. La droga incautada tiene un valor cercano a los 45 millones de dólares, cifra que alcanzaría para cancelar el déficit fiscal de todo el departamento del Chocó y sobraría para múltiples obras de desarrollo, por decir lo menos. Similares operativos se han realizado cerca de la Vuelta en Lloró, en Unión Panamericana, en Santa Rita de Iró, Litoral del San Juan, Regiones de la costa Pacifica y el Baudó han sido y son refugios de varios laboratorios. A esta lista oficial se suman el corregimiento de Chigorodó en Managrú. Días mas tarde y en el mismo municipio, quebrada Taridó se destruye otro cultivo de 12 hectáreas y se destruye el

laboratorio, lo que señala la vía Panamericana como uno de los sitios con mayor presencia de los cultivos, por donde se utilizan las rutas del Baudó para llegar al mar. . En el negocio según informaciones oficiales participan los mismos actores en conflictos: guerrilla, paramilitares y nuevos carteles que tienen el manejo y dominio del negocio, que se constituye en un elemento más del conflicto que viene causando muerte y desplazamientos a las comunidades campesinas del Chocó, cuyos territorios despejados son utilizados en algunos casos para el establecimiento de nuevos cultivos. Pero esta actividad en el Chocó biogeográfico no es nueva, como producto de "Boom "del fenómeno del narcotráfico de los años 80', en algunas partes altas del sur y el norte se presentaron cultivos de coca, así como inversiones de narcotraficantes en proyectos mineros, pesqueros y turísticos hacia la zona central ( Vargas, 1994). Respecto a la expansión de los cultivos ilícitos en la región, el sociólogo Alfredo Molano desde el año (2000), vaticina : " Al paso que va, el Pacífico puede quedar en diez o quince años como el piedemonte llanero. La línea de coca va arriba de los dos mil metros, y de ahí hacia arriba comienzan los cultivos de amapola. Será tan buen negocio la amapola hoy que se esta cultivando experimentalmente en invernaderos, en bolsas plásticas, y con riego por goteo. Se esta cultivando como las flores en la sabana , resolviendo de esta manera el problema del cambio del clima y el problema de la fumigación . A ese ritmo es posible deducir que el daño que se hizo en la zona de piedemonte es menor y menos grave que el daño que se va a hacer en la zona del litoral Pacífico ". El medio ambiente " drogado" Así como las drogas generan efectos sobre las personas, de igual manera los cultivos y las fumigaciones con químicos impactan el medio ambiente en una de las reservas mundiales en biodiversidad ecosistemica y cultural. De todos los problemas, el más grave es la destrucción de los bosques y sus ecosistemas. Se estima que por cada hectárea de coca cultivada, tres hectáreas de bosque son deforestadas y por una de amapola son taladas 2,5 hectáreas. Desde la mirada del biólogo Jesús Arroyo de la Fundación Ecovivero los cultivos ilícitos son un proceso con creciente incremento en la región del Chocó Biogeográfico, que contribuyen a la simplificación de hábitats y alteran las relaciones bióticas en las unidades de paisaje, en los departamentos de Nariño, Cauca, Valle, Chocó, Antioquia y Córdoba. Estos impactos están relacionados con el incremento de la pobreza, la alteración de sistemas culturales, la disminución y desintegración de las comunidades indígenas y negras, la ampliación de la frontera agrícola, los cambios de uso del suelo, la extensión de la ganadería y la apropiación por métodos violentos del territorio para establecer mono cultivos dañinos y fragmentarios de los sistemas ecológicos y culturales, muchas veces insostenibles a largo plazo, como la plantación de palma africana en el llamado Darién chocoano. Al destruirse los ecosistemas, lo que ya de por sí es una grave los servicios ambientales que estos prestan a la sociedad: oxígeno, energía, seguridad alimentaría, regulación hídrica y estabilidad de suelos, entre muchos otros. Todos los tipos de catástrofe, se pierden producción de agua, climática, fertilidad y bosque considerados

aquí, del Pacífico, andinos y amazónicos, han sido afectados por los cultivos ilícitos y la mayor parte de estos cultivos se encuentran en los bosques amazónicos. Sin embargo, la propuesta de inversión para desarrollo sostenible en áreas frágiles del Plan Colombia (Presidencia de la República 2000) solamente menciona a la Amazonía, y no a los bosque andinos o del Pacífico, como prioridad de manejo. Sin restarle importancia a la conservación de los bosques Amazónicos. Guerra advertida La nueva economía generada por el narcotráfico con sus cultivos ilícitos, inicialmente a manos de foráneos, junto con las posibilidades de comercio y la política corrupta, como ya se ha dicho, ha permitido la consolidación en el Chocó y en el Pacífico de una clase económica nativa que supera a veces económicamente a los mejores momentos del oro, de la madera y de la tagua en las anteriores décadas. Desde julio de 1997 la organización ACIA a través de un comunicado denunció el etnocidio contra las comunidades campesinas y lanza la alerta por la presencia de cultivos en sus territorios colectivos "la aparición de cultivos ilícitos impuestos por personas extrañas a nuestras comunidades , aprovechándose de nuestra marginación en ningún caso se justifica, en un estado de derecho y en sociedad humana , el genocidio y "limpieza social" que están apoyando y proponiendo ciertos sectores de la sociedad colombiana y regional desconociendo absurdamente, que con ello solo están sembrando las semillas de mas violencia y barbarie " . En el pronunciamiento exigen la presencia del Estado con inversión social desde el querer de las comunidades, las organizaciones de comunidades negras e indígenas del Chocó que manifiestan " Que son concientes de la implementación de las políticas del llamado Plan Colombia, y el área de libre comercio para las Américas, pues tienden a que se recrudezca el conflicto político, económico, social y armado en sus territorios, generando con ello una colonización de sus territorios y la latente siembra de cultivos de uso ilícito y un mayor desplazamiento de las comunidades" . Proponen que tanto la iglesia como las ONG's lo mismo que el cuerpo diplomático y los organismos de naciones unidas tomen posición y se pronuncien públicamente frente al tema de cultivos ilícitos, la problemática humanitaria y tener como elemento principal de referencia los territorios tradicionales de los pueblos negros, indígenas y mestizos.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:1266
posted:7/5/2008
language:Spanish
pages:4
richard quintanilla richard quintanilla computer technician
About