la contaminacion por actividades humanas

Document Sample
la contaminacion por actividades humanas Powered By Docstoc
					Contaminación del agua por actividades humanas “Contaminación de las aguas: la introducción en las aguas sometidas a la jurisdicción nacional, por el hombre, directa o indirectamente, de materia, energía o sustancias de cualquier especie, que produzcan o puedan producir efectos nocivos o peligrosos, tales como la destrucción o daños a los recursos vivos, al litoral de la República, a la vida marina, a los recursos hidrobiológicos; peligro para la salud humana; obstaculización de las actividades acuáticas, incluida la pesca y otros usos legítimos de las aguas; deterioro de la calidad del agua para su utilización y menoscabo de los lugares de esparcimiento y del medio ambiente marino". (Decreto 1/1992. Ministerio de Defensa Nacional. Reglamento para el control de contaminación acuática.) Además de la extracción indiscriminada de agua desde los acuíferos, ríos y lagos, y de las modificaciones a la superficie terrestre – como la urbanización – que impiden la recarga de agua de fuentes naturales, un hecho que puede agravar la ya escasa disponibilidad de agua dulce es la contaminación a causa de actividades humanas, la que también afecta a océanos, mares y costas. Estas actividades pueden provocar una contaminación artificial del agua, aunque también existe la contaminación natural, que es aquella provocada por algunos fenómenos naturales como las corrientes marinas (Corriente del Niño), las mareas rojas o los aluviones. La contaminación del agua es un problema complejo, ya que existen muchas clases y orígenes. Entre ellos destacan: Contaminación por aguas servidas domésticas: la mayor parte de esta agua proviene de la población que vive en los centros urbanos y que vierte sus desechos a los cursos de agua superficiales, con consecuencias para la salud humana y ambiental. Contaminación por desechos sólidos: la acumulación de basura en vertederos y lugares no autorizados contamina las aguas subterráneas. Contaminación por residuos industriales: actividades industriales como la explotación minera, forestal y la agricultura arrojan residuos industriales líquidos (riles) tales como metales pesados (zinc, plomo, cadmio, cromo, mercurio, cobre) y productos químicos tóxicos a las redes de alcantarillado, al suelo o directamente a los cursos de agua. También algunos compuestos orgánicos sintéticos producidos en procesos industriales (pulpa y papel, químicos, relaves mineros, petroquímicos, refinería, metalurgia, alimentos, textiles) van a parar a ríos o al mar. Contaminación difusa de aguas subterráneas: filtraciones en las capas de la tierra que absorben la lluvia con sedimentos, sales, fertilizantes y pesticidas, y las aguas servidas utilizadas para riego (fuente no puntual), provenientes de las actividades agrícola, forestal, acuícola o minera. Contaminación por gases: el viento transporta los contaminantes emitidos por las plantas industriales y la combustión de los motores, como el CO2, contaminando la lluvia (lluvia ácida) y la nieve a través de la atmósfera, así como lagos, ríos y océanos. Contaminación por efectos de la erosión y la deforestación: cuando ambas se producen disminuye la infiltración y la recarga de las capas freáticas (aguas subterraneas); la lluvia escurre arrastrando sedimentos y otros contaminantes de las superficies erosionadas hacia los cursos de agua superficiales. Contaminación por petróleo y otras sustancias tóxicas: derrames accidentales en la costa o en medio del océano. Dañan las playas, matan especies y provocan efectos duraderos en organismos marinos al producir alta concentración de

contaminantes. También los desperdicios plásticos contaminan el mar; al flotar se desplazan a grandes distancias, contaminando las playas y matando especies marinas. Cuando todas estas clases de contaminación se intensifican, el agua no tiene tiempo suficiente para auto depurarse por vías naturales y requiere de tratamientos especiales que la limpien. Si esto no ocurre, se mantiene contaminada por más y más tiempo, amenazando la disponibilidad de agua limpia para el hombre y afectando los sistemas biológicos naturales de peces y otras formas de vida hidrobiológica. Contaminación del agua por actividades industriales La mayoría de las industrias en todo el mundo necesitan grandes cantidades de agua limpia para sus procesos de producción. Un tipo de contaminación se produce cuando las industrias cambian la temperatura del agua, ya sea enfriándola o calentándola. El agua caliente contiene menos oxígeno que la fría, y el cambio brusco puede causar daño a animales acuáticos que están acostumbrados a una cierta cantidad de oxígeno. En el caso de la generación de energía eléctrica, se libera agua fría sobre una capa de agua superficial normalmente más tibia. Otro tipo de contaminación sucede cuando las industrias usan el agua para lavar sus productos en la fabricación. Entonces acarrea sustancias tóxicas como ácidos, metales pesados, sales y restos de materiales en descomposición. El agua es lanzada por grandes tubos a ríos, lagos o mares, como un líquido contaminado. Los afectados directos son la flora y la fauna acuática, sobretodo los peces más pequeños. Los peces grandes son más resistentes a los compuestos tóxicos que llegan al agua y, en vez de morir, los acumulan en sus cuerpos. Cuando se consumen estos pescados, se están recibiendo de vuelta los desechos de las industrias. Fuente: http://www.aguamarket.com/temas_interes/026.asp. Extraído el 11 de noviembre de 2003. En Chile, la contaminación hídrica tiene su principal origen en las descargas directas de aguas servidas domésticas y residuos industriales líquidos a las masas de agua superficiales, terrestres o marítimas, sin previo tratamiento, y a las descargas difusas derivadas de actividades agrícolas o forestales, que llegan de forma indirecta a las masas o corrientes de agua superficiales y también a las subterráneas. Todo ello se traduce en que actualmente en el país existan cuerpos de agua deteriorados que deben ser recuperados, algunos de nivel aceptable que deben mantenerse o mejorarse, y recursos hídricos prístinos que necesitan ser preservados. Fuente: Recursos Hídricos. En: CONAMA on line. http://www.conama.cl/portal/1255/article-26359.html. Extraído el 11 de noviembre de 2003. Efectos de la contaminación del agua: la eutroficación Asumiendo que un litro de agua residual contamina ocho litros de agua dulce, no hay duda de que la contaminación hídrica es peligrosa para la salud de las personas y también para la mantención del equilibrio ecológico.

El exceso de nutrientes en lagos o embalses debido a los fertilizantes, sedimentos, desechos sólidos, aguas servidas, etc., provoca la eutroficación, proceso en el que el agua se enriquece de estos compuestos naturales estimulando el crecimiento de algas y bacterias en la superficie. Estas provocan la turbiedad del agua, al punto de no dejar pasar la luz e impedir la fotosíntesis para que subsista la vegetación acuática que se encuentra en el fondo, la cual es refugio de variadas especies de peces y crustáceos. Si bien aumenta la producción de oxígeno disuelto en la superficie por la fotosíntesis de las algas, éste no es capaz de llegar a las aguas más profundas, siendo liberado a la atmósfera o bien consumido por los “nuevos habitantes”. De esta forma, se altera toda la cadena alimenticia, mientras que desde el punto de vista de los seres humanos la eutroficación es poco atractiva para realizar actividades recreativas y dañinas para la salud de las personas, porque disminuye la calidad del agua y limita su uso como agua potable o para la obtención de alimentos. Fuente: Nebel, Bernard J. (1999). Ciencias Ambientales. Ecología y desarrollo sostenible. 6ª. ed. Versión en español. Pearson Educación. México. pp 300-302.

Creado por:


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:1068
posted:7/5/2008
language:Spanish
pages:3
richard quintanilla richard quintanilla computer technician
About