Docstoc

siglo XXI y medio ambiente

Document Sample
siglo XXI y medio ambiente Powered By Docstoc
					Desarrollo de una perspectiva ecológica para el estudio y gestión de la vegetación urbana
Proyecto Alfa II-FDC-0216. Estudiante: Alexis E. Vásquez Fuentes, Magíster en Gestión y Planificación Ambiental. Universidad de Chile. Tutor: Dr. José Carlos Escudero, Facultas de Ciencias Departamento de Física Área de Ecología. Universidad de Extremadura. Introducción Las ciudades constituyen el hábitat por excelencia para el hombre. Se estima que cerca del 50% de la población mundial es urbana y las proyecciones señalan que dicho porcentaje seguirá incrementándose en los próximos años. Odum (1996) plantea que una de las características de los sistemas urbanos es el uso intensivo de energía y recursos además de la producción de grandes volúmenes de residuos, debido a lo cual deben ser subvencionados o complementados por flujos provenientes de sistemas naturales y rurales. Por muchas décadas el deterioro ambiental causado por actividades urbanas se ha ido incrementando hasta que en la actualidad han surgido como inminente la necesidad de desarrollar “ciudades sostenibles”, lo que pasa en la mayoría de los casos por la necesidad de conocer e incorporar en la planificación y gestión, los procesos y dinámicas de los sistemas biofísicos de los cuales forma parte (Sukopp, 1991; Diamantini and Zanon, 2000). Unos de los componentes más relevantes en el medio ambiente urbano es la vegetación (Sukopp, 1991; Fariña-Tojo, 1998; Pedlowski, 2002). La vegetación presta valiosas y variadas funciones en las ciudades, que van desde las económicas y sociales hasta las ambientales y ecológicas (Chiesura, 2004). Sin embargo, solo en las últimas décadas diversos estudios (Nowak, 1996; Pauleit, 2000) se han enfocado en el rol ecológico y ambiental por sobre su importancia estética y formal como áreas destinadas a la recreación y ocio. Hasta el momento han predominado criterios económicos y estéticos en la creación y manejo de los espacios verdes, determinando de manera muy importante su distribución, tamaño y especies utilizadas. El objetivo general del trabajo desarrollado durante el período de la pasantía es desarrollar una perspectiva ecológica para el estudio y manejo de la vegetación urbana, para lo cual se analizaron antecedentes teóricos (en literatura científica) y experiencia europeas con énfasis específico en las españolas, en la utilización de instrumentos de gestión de las áreas urbanas vegetadas, con bases ecológicas. Resultados Principios ecológicos aplicados al estudio de la vegetación urbana El punto de partida en este sentido corresponde a considerar a la ciudad como un tipo particular de ecosistema: “ecosistema urbano” (Zipper et al, 1997), del cual la vegetación es parte fundamental. Así, se pueden mencionar algunas de las formas mediante las cuales actúa sobre el estado general de todo el sistema: mejoran las condiciones climáticas de la ciudad, al actuar como refrigeradores y reguladores del intercambio de aire (Oke, 1989; Romero et al 2001); reducen la contaminación ambiental, primero, actuando como elementos no contaminantes en los que se Projecto Alfa II-FCD-0216 . Alexis Vásquez F./ José Carlos Escudero.

depositan partículas y, segundo, como filtros reduciendo la velocidad del viento e incluso, impidiendo que este desplace partículas de un lugar a otro (Nowak, 1994); son efectivas también como amortiguadoras de la contaminación acústica, al absorber sonidos de baja frecuencia, y, finalmente, cumplen una función particularmente importante en cuanto a la conservación de la naturaleza, que consiste en proporcionar espacios vitales para los animales (Sukopp, 1991). Al adoptar este punto de vista cobra importancia considerar el rol de las áreas con vegetación, sean estas publicas o privadas, se encuentre en sectores residenciales, industriales, parques o riberas de cursos de agua (Li et al, 2005). Esta sola consideración cambia en gran medida el alcance de las evaluaciones y manejos ambientales de la vegetación urbana, que generalmente, incluso en la actualidad, se concentra en la vegetación que se localiza en sectores públicos como plazas, parques o en las calles. Actualmente se debaten dos aproximaciones ecológicas al estudio y manejo ecológico de la vegetación en las ciudades, las cuales por su naturaleza también determinan las escalas empleadas para realizar el análisis. Enfoque comunitario: Los estudios desarrollados empleando este enfoque se concentran en la evaluación de un sitio específico, lo que incluye muchas veces análisis históricos y por supuesto datos acerca de la composición y estructura comunitaria, lo que ofrece información clave para el manejo específico de un área con vegetación. La escala empleada para este tipo de estudios es de detalle o “fina”. Enfoque a nivel de paisaje: Este enfoque se basa en principios de ecología de paisaje y consideran a las áreas con vegetación como tipos de ecosistemas (parches) distribuidos en el ecosistema urbano predominante (matriz). El foco en este caso esta en los servicios ecosistémicos de estos parches vegetales y como los patrones espaciales y estructura del conjunto afectan los procesos ecológicos que se presentan a nivel de paisaje. Estos estudios de desarrollan a escala regional o de ciudad, lo que implica un análisis a una escala mucho mas gruesa que en el enfoque comunitario (Li et al, 2005). Zipper et al (1997) señala tres argumentos en favor de considerar a los parches vegetacionales como unidad básica en el análisis del paisaje urbano: 1) se pueden reconocer patrones espaciales relativamente discretos 2) permite el estudio de relaciones basadas en interacciones e intercambios entre parches y de estos con la matriz, y que 3) presentan ventajas como unidad de manejo. Algunos de los atributos de los parches considerados más importantes a la hora de estudiar procesos ecológicos son: origen, configuración, estructura de la vegetación e intensidad de manejo (Zipper et al, 1997). Autores como Shafer (2002) resaltan además la importancia de la distribución de tamaños de los parches así como la conectividad, esta última puede ser abordada a través del estudio y creación de “green links” al interior de la ciudad, con el objetivo de disminuir los efectos del aislamiento y fragmentación, lo que entre otras cosas disminuye el riesgo de un episodio de extinción local, que sumado a otros efectos benéficos contribuye al buen funcionamiento y regeneración ecológica de los espacios verdes.

Experiencias en el uso de instrumentos de manejo y gestión de los espacios verdes con base ecológica Desde hace más de dos décadas ciudades como Bruselas, Augsburg o Zurcí han puesto en Projecto Alfa II-FCD-0216 . Alexis Vásquez F./ José Carlos Escudero.

marcha técnicas que de alguna forma son ecológicas, sobre todo relacionadas con el aumento de la superficie verde y la disminución de recursos utilizados y residuos producidos. Sin embargo, las primeras experiencias pilotos de manejo con bases ecológicas en ciudades Europeas comenzó en la década del 80’, lo que se reflejó en la realización de los primeros encuentros de mayor importancia como el llevado a cabo en 1993 en Rennes (Francia) denominado “Los espacios verdes urbanos: la diferencia ecológica” y el que se desarrolló en 1994, en la ciudad de Estrasburgo llamado “Hacia la gestión diferenciada de los espacios verdes”. La celebración en 1996 en Estambul de la Cumbre de las ciudades: Habitad II trajo un impulso a la gestión sostenible en los espacios verdes. En España el foco de la mayoría de las acciones llevadas a cabo ha sido la optimización de los sistemas de riego y la reutilización de aguas recicladas en el riego, la utilización de especies resistentes a la sequía y de menor mantención, la disminución de la superficie con césped, la reducción de los productos químicos utilizados y finalmente la utilización de especies autóctonas. Entre los planes o programas más emblemáticos llevados a cabo en territorio español se encuentran: “Sevilla, Ciudad Verde”, el “Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz”, “Plan Verde para una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, Segovia” y uno que desarrolla el Instituto Municipal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Barcelona. En la tabla 1 se muestran algunas de las medidas y objetivos recurrentes perseguidos por estos instrumentos, y que en gran medida han traído resultados positivos en la recuperación de residuos, ahorro de recursos como agua potable, disminución de los requerimientos de mantenimiento, aumento de la conectividad y la utilización de métodos ecológicos y de lucha biológica para el control de plagas y enfermedades.
Tabla 1: objetivos y medidas recurrentes en los planes de gestión con base ecológica de los espacios verdes urbanos.
1 2 3 4 5 6 7 9 Aumentar la accesibilidad del verde urbano. Mediante la creación de zonas verdes a menos de 250 metros (5 minutos andando) de cada ciudadano Disminución en el consumo de agua. Mediante la utilización del agua del subsuelo y la automatización de los sistemas de riego La elaboración de compost. Mediante la creación de mini-puntos verdes para hacer compost en origen. Reintroducción de especies autóctonas para favorecer la sostenibilidad. Mediante la transformación gradual de las zonas verdes existentes con la incorporación de plantas mediterráneas. Mejorar la calidad del arbolado urbano. Con especial atención a su estado fitosanitario y a la selección de especies adecuadas. Impulsar los huertos urbanos. Tanto para actividades de jardinería, como de agricultura. Mejorar la conectividad de los espacios verdes. Creando corredores verdes. Incrementar el verde urbano. Creación de nuevos espacios y renovación y ampliación de los existentes.

Conclusiones Utilizar un enfoque basado en principios ecológicos para el estudio y gestión de los espacios verdes urbanos es fundamental para asegurar e incrementar los servicios ecosistémicos que presta al medio ambiente urbano, este es uno de los aspectos necesarios para asegurar la sostenibilidad ambiental de las ciudades. Las experiencias Europeas y españolas demuestran que es posible gestionar los espacios verdes urbanos con instrumentos que se basen en principios ecológicos y obtener resultados benéficos para el verde en las ciudades, sin embargo, aun existe una carencia en instrumentos publico-privados que logren tratar la totalidad de la vegetación en las ciudades y no solo la que se localiza en propiedad fiscal marginando una importante proporción localizada en espacios privados. Projecto Alfa II-FCD-0216 . Alexis Vásquez F./ José Carlos Escudero.


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:148
posted:7/5/2008
language:Spanish
pages:3
richard quintanilla richard quintanilla computer technician
About