Docstoc

Que Es El Contractualista - Download as DOC

Document Sample
Que Es El Contractualista - Download as DOC Powered By Docstoc
					PODER Y ORDEN

el régimen político es el conjunto de instituciones que regulan la lucha por el poder y el
ejercicio del poder (suma del poder público, fraude, etc)

Para Weber el poder tiende a basarse no solo en fundamentos materiales o en la pura
costumbre de obedecer sino y principalmente en un específico fundamento de
legitimidad. Este poder legítimo es frecuentemente designado con la palabra autoridad.

El Príncipe de Maquiavelo es un tratado sobre el poder. En la era kirchner, maquiavelo
sería comentarista de espectáculos.
                                                 GRAMSCI
Debido a la correlación de fuerzas que se enfrenta, Gramsci dice que hay que reemplazar la idea de asalto al
poder por la de asedio al poder. Considera al poder como una relación de fuerzas que debe ser modificadas y no
como una institución que debe ser tomada. El socialismo no como empresa de iluminados jacobinos sino como
autogobierno del pueblo, la revolución como proceso de una voluntad colectiva. Define al estado como síntesis
de un sistema hegemónico. Como combinación de coerción y consenso. El estado no es el aparato de gobierno,
el conjunto de instituciones públicas, sino la cristalización de determinadas relaciones de fuerzas.
El concepto de estado en Gramsci está vinculado con el de crisis. La ruptura con el sistema no se produce por
crisis económicas. El sistema entra en crisis cuando esa crisis es política, orgánica, cuando hay crisis de hegemonía,
del estado en su conjunto. Estas crisis pueden o no tener como estímula una crisis económica. Se originan casi
siempre por la convergencia entre el fracaso de los viejos grupos dirigentes en alguna empresa para la que
convocaron a las masas populares y el crecimiento de la movilización de sectores hasta ese momento pasivos.
Una salida posible es el cesarismo: la emergencia de algun grupo que se mantuvo relativamente independiente
de la crisis y que opera como árbitro de la situación. Otra salida es el transformismo: la capacidad de las clases
dominantes para integrar a las clases subalternas a un proceso de restauración. Otra salida posible es la
revolución. La teoría de la crisis se enlaza de tal modo con la estrategia para la constitución de un bloque histórico
alternativo, capaz de sustituir la dominación vigente e instalar un nuevo sistema hegemónico bajo la hegemonía
del proletariado
Tres han de ser básicamente los soportes orgánicos de la estrategia de poder: consejos, sindicatos y partido.



El Posicionamiento de la Mercadotecnia Política                      por Fausto Pretelin,

Para Ignacio Ramonet (director de Le Monde Diplomatique), actualmente la política se
encuentra en términos de poder relegada a un tercer puesto, después del poder económico y
de los medios de comunicación.
Esto significa que no hay programas de gobierno fijos, sino captura de poder y lucha para
conservarlo, modificando día a día lo que sea necesario. "La televisión, los sondeos y los
comentaristas se han convertido en piezas maestras del modelo"
Por ejemplo, la famosa "tercera vía" aplicada por los gobiernos de Tony Blair y Shoerder es
un programa de mercadotecnia política que detectó un vacío en el espectro político.
Electoralmente trae más beneficios situarse en el centro político, porque la tentación de no
decir lo que uno piensa sino lo que se tiene la impresión que la gente quiere oír, es pan
intelectual de cada día.


BODENHEIMER                 PODER Y DERECHO

La relación entre Robinson y Viernes es una relación de poder. La relación entre
Robinson y el capitán que él salva y lo lleva gratis a inglaterra es una relación de
derecho.
Hobbes basó su teoría en el supuesto de que todo ser vivo se ve impulsado por un
instinto natural a extender su poder lo más lejos de que es capaz.
El camino para evitar el abuso de poder es el derecho. El poder es el ámbito de lucha,
guerra, sujeción, fuerza. El derecho es el ámbito de compromiso, paz, acuerdo. El
derecho es un término medio entre la anarquía y el despotismo limitando el poder de los
individuos y de los gobiernos.

poder: naturalista griego
       teológico medieval
      contractualista moderno

Para el marxismo el poder se plasma en el modo de producción que es la forma en que
los hombres se relacionan para producir su vida en un determinado desarrollo de las
fuerzas productivas. En el modo de producción capitalista se da:
la acumulación originaria del capital por comerciantes y usureros,
la aparición de trabajadores libres (no propietarios de la tierra ni de los medios de
producción)
la transformación del dinero en capital
la venta de la fuerza de trabajo libre por dinero
La producción se realiza para otros (mercado
El punto de partida es la mercancía. En cada mercancía se oponen dos conceptos: valor
de uso (cada mercancía responde a una necesidad humana determinada) y el valor de
cambio (relación entre las distintas mercancías - por ejemplo un cuaderno vale igual que
tres lápices)
La base del valor es el trabajo medio socialmente necesario. El capitalista compra la
fuerza de trabajo (energía humana empleada en el proceso de producción) no el trabajo
(rendimiento de la fuerza de trabajo) La fuerza de trabajo es una mercancía que vale lo
que el obrero necesita para reponerla.
La acumulación del capital y la reinversión es posible porque hay una mercancía cuyo
valor de uso es mejor que su valor de cambio: la fuerza de trabajo. El plustrabajo que no
le es retribuido al trabajador produce un excedente: la plusvalía (valor que el obrero
produce más allá del valor de su fuerza de trabajo)
El capitalista puede aumentar la plusvalía prolongando la jornada de trabajo (plusvalía
absoluta) o reduciendo el tiempo de trabajo necesario incorporando tecnología
(plusvalía relativa)
Alienación: el trabajador está enajenado de los medios de producción. No consume todo
lo que produce, no programa el trabajo que realiza, es sólo una pieza. No produce una
cosa entera, sino una parte ínfima de ella. Se encuentra reducido a una situación de cosa
(lo que Marx llamó fetichismo de la mercancía)
Hay una contradicción básica: el carácter social de la producción y la propiedad privada
de los medios de producción.
 El problema clave de toda revolución es indudablemente el problema del poder estatal.
Qué clase social tiene el poder, eso decide todo.

O’ DONNELL                       PODER Y ORDEN
        La base de toda dominación es la articulación desigual y contradictoria de la
sociedad en clases sociales. Poder es la capacidad de imponer regularmente la voluntad
sobre otros incluso pero no necesariamente contra su resistencia. Es una relación de
desigualdad entre sujetos sociales. Esta relación asimétrica surge del control diferencial
de ciertos recursos: - medios de coersión física - recursos económicos - medios de
información - control ideológico
La coacción es el recurso más costoso porque desnuda la dominación, es sin embargo la
última ratio que respalda la dominación. El consenso transforma el orden como natural
y justo y no lo cuestiona como relación de dominación que es.
El Estado es en apariencia un tercer sujeto, pero es la instancia organizativa que
garantiza las relaciones capitalistas de producción de tres maneras: como derecho, como
presencia tácita de recursos de poder listos para ponerse en acto, como ideología
(mediaciones: ciudadano, nación, pueblo). El estado no es una garantía externa, sino
que es constitutiva. La separación entre sociedad civil y estado es el fundamento
principal de la ideología encubridora. Así como también es falso la oposición entre lo
privado y lo público.

WEBER: EL poder es la capacidad de un indiviudo de lograr obediencia a su mandato
y se encuentra en el estado. El poder tiene como objetivo la conquista del aparato del
estado. En el estado moderno, el orden es racional, legal, existe la posibilidad de
mantener el orden (las relaciones de poder) mediante un conjunto específico de hombres
que aplicarán la coacción para sancionar su transgresión. El reparto del poder depende
directamente del ordenamiento legal existente. El estado no aparece directamente como
un estado de clases sino que está mediatizado por la norma.
La dominación es la relación desigual de mando obediencia. Se necesitan dos requisitos
para mantener la dominación: 1) obediencia y 2) cuadros administrativos y medios
materiales de administración. El hilo que da sentido y razón a esa obediencia es la
legitimidad. Existen tres tipos puros de dominación legítima:
- Dominación racional legal: Descansa en la creencia de la legalidad de la norma
objetiva legalmente estatuida. El tipo más común es el estado burocrático moderno. La
burocratización creciente es el peligro de la sociedad de masas.
- Dominación tradicional: monarquía, sistema feudal, dinastía. Se obedece al gobernante
por costumbre. Su legitimidad descansa en la santidad heredada de tiempos lejanos. Su
cuadro administrativo está constituído por servidores fieles. Los dominados son
súbditos.
- Dominación carismática: Generalmente surge en un momento de crisis. Se obedece al
caudillo por sus cualidades extraordinarias.


LECHNER: Para que la minoría pueda gobernar y lograr orden por un período más o
menos largo necesita dos recursos: uno es la coersión (aunque no puede utilizarlo en
forma permanente e indiscriminada porque desnuda la dominación) Otro recurso es el
ideológico: hace aparecer sus intereses particulares como intereses generales, como el
bien común. Otro recurso es la violencia estructural que crea en la gente la necesidad de
seguridad. Estas mediaciones trasmutan el poder en orden. Con el orden se desarticula a
la mayoría como sujeto político. Así una minoría numérica puede transformarse en
mayoría formal.

FOUCAULT: “Hay que cesar de describir siempre los efectos de poder en términos
negativos. De hecho, el poder produce, produce realidad, produce ámbitos de objetos y
rituales de verdad.”



HEGEMONIA es dirección política y cultural.
Gramsci diseñó una estrategia que no era ni reformista ni insurrecionalista: la guerra de
posiciones frente a la guerra de maniobra (ataque frontal clase contra clase). La
revolución no es asalto al poder, sino un proceso social en el que el poder se coquista a
través de una sucesión de crisis políticas cada vez más graves en las que el sistema de
dominación se va disgregando, perdiendo apoyos, consenso, legitimidad mientras las
fuerzas revolucionarias concentran crecientemente su hegemonía sobre el pueblo,
acumulan fuerzas, ganan aliados, en fin, cambia la correlación de fuerzas.
Gramsci considera al poder como una relación de fuerzas sociales que deben ser
modificadas y no como una institución que debe ser tomada. El socialismo es
autogobierno del pueblo
Familia, iglesia, escuela, sindicato, partido , medios masivos de comunicación son el
espacio en el que se estructura la hegemonía de una clase.
El estado es a la vez dominación y dirección. El poder represivo del aparato burocrático
militar no basta, es una fuerza de reserva para los momentos excepcionales de crisis.
Un grupo social debe ser dirigente antes de conquistar el poder gubernamental. Para el
proletariado la conquista del poder no puede consistir simplemente en la conquista de
los órganos de coersión sino también de las masas.
García Canclini sostiene que una política hegemónica integral requiere:
- la propiedad de los medios de producción y la capacidad de apropiarse de la plusvalía
- control de los mecanismos necesarios para la reproducción material y simbólica de las
relaciones
   de producción (salarios, escuelas, medios de comunicación, etc.)
- control de mecanismos coercitivos por si el consenso se debilita
        El poder económico es la base de toda hegemonía. El poder cultural cumple un
papel clave porque impone las normas, legitima el orden existente y oculta la violencia.
El poder coercitivo es el último recurso.

CONSTRUCCIÓN DE PODER DESDE ABAJO                                     Isabel Rauber

La expresión “construir Poder”, a diferencia de “tomar el Poder” indica que se trata de un
proceso que va de lo más pequeño a lo más grande, de lo más simple a lo más complejo y
desde abajo hacia arriba.”
Ese proceso es, “(...) como una pulseada en donde se va acumulando la mayor
cantidad de fuerza, de un
lado, contra los otros. El problema es que esa acumulación de poder reconoce
varios
aspectos y todos al mismo tiempo. Reconoce la necesidad de ir ganando
espacios
institucionales de representación democrática (...), y reconoce la capacidad de
articular y
organizar para presionar, por ejemplo, en defensa de la fuente de trabajo o en
defensa del
salario. Significa ver cómo se juntan todas las fuerzas que hagan posible que
esto se
rediscuta, hasta llegar a una organización de la propia clase trabajadora.” (De
Genaro)
Que es lo fundamental?, ¿un hecho de gran impacto realizado por muy poca gente, o
pequeñas
actividades donde participe mucha gente, tanta como la mayoría posible en ese momento?
Las respuestas a estas interrogantes representan dos formas de construir poder.
Resulta fundamental dejar de pensar en minoría y como minoría, para entender la
realidad social -su dinámica y transformaciones posible -, desde las mayorías, con las
mayorías, como mayoría y para las mayorías.
Porque no es lo mismo ser espectador de los hechos que ser protagonista.
 Resulta muy importante identificar cuáles son los nexos o elementos aglutinantes de
los sectores o actores sociales que deseen articularse. Resulta importante comprender (y
articular) no solo porqué se emprende determinada acción, sino también para qué. Quienes
y Cómo (lo define la participación de la población).
Esclarecer los problemas comunes a varios sectores es lo que yo llamo identificar los
nodos-medios de la articulación, básicos para ir conformando redes.
Hay que identificar cuál es el problema principal que “atraviesa” a todos.


Poder, “contra-poder” y “antipoder.”
Atilio A. Boron
capitalismo: es el modo de producción basado en la explotación del hombre por el
hombre y la destrucción de la naturaleza.
Para la burguesía y el imperialismo es imprescindible potenciar el carácter fetichista de
la sociedad capitalista y ocultar lo más que se pueda su naturaleza explotadora, injusta e
inhumana. Parafraseando a Bertolt Brecht podemos decir que el capitalismo es un
caballero que no desea se lo llame por su nombre.
No basta con que la sociedad capitalista sea “opaca” y la esclavitud del trabajo
asalariado aparezca en realidad como un universo de trabajadores “libres” que
concurren a vender su fuerza de trabajo en el mercado. Es preciso además silenciar el
tratamiento de ciertos temas, deformar la visión de otros, impedir que se visualicen unos
terceros y que alguno de ellos se instale en la agenda del debate público.
Hardt y Negri: concepto de contrapoder: alude a tres componentes específicos:
resistencia,
insurrección y poder constituyente. Los dos primeros elementos se expresan en la frase
“Cuando los de abajo no quieren y los de arriba no pueden.” (lo que sería para Gramsci,
crisis orgánica).
El tercer, elemento, el poder constituyente, estaba formado por los soviets y los
consejos.
Para estos autores el sujeto no es la clase obrera, el pueblo sino que “brotan en
forma conjunta de cada singularidad y de cada uno de los movimientos de los cuerpos
que
componen la multitud.”
Holloway Su obra plantea una tesis que que nos dice que hay que disolver para siempre
las relaciones de poder. Nada se gana con intentar “tomar el poder”, o “conquistar el
poder del estado,” porque tal estrategia ha fracasado rotundamente.5 Lo que se requiere
es, entonces, la construcción de un “anti-poder”, es decir, de un nuevo entramado social
en donde las relaciones de poder sean un doloroso recuerdo del pasado.
El poder es satanizado, convertido en un fetiche horrendo que contamina a todo aquél
que osa tomarlo en sus manos. Los movimientos y los agentes sociales que en el pasado
intentaron transformar a la sociedad a partir de la toma del poder y la utilización de los
recursos que éste brindaba para dar a luz una nueva sociedad fracasaron completamente.
El “anti-poder” sería, en esta conceptualización, la manifestación del triunfo de la
sociedad civil sobre el estado.
La génesis de este pensamiento se encuentra en la experiencia zapatista. (“no sabemos
como se cambia el mundo sin tomar el poder.”)
Gramsci , por su parte, en múltiples escritos argumentó persuasivamente que la
creación de un
nuevo bloque histórico que desplazara a la burguesía del poder suponía una doble
capacidad de las fuerzas contra-hegemónicas: éstas debían ser dirigentes y dominantes a
la vez. Es más, en realidad las fuerzas insurgentes debían primero ser dirigentes, es
decir, ser capaces de ejercer una “dirección intelectual y moral” sobre grandes sectores
de la sociedad –esto es, establecer su hegemonía– antes de que pudieran plantearse con
alguna posibilidad de éxito la conquista del poder político y la instauración de su
dominio.

Notas sobre la teoría del poder y subjetividad de Foucault

1. El poder como constitutivo de subjetividades

El poder es productivo, "se ejerce más que se posee...no se aplica pura y simplemente
como obligación o prohibición a quienes 'no lo tienen': los invade, pasa por ellos y a
través de ellos"
El poder es para Foucault los límites sobre nosotros mismos, en tanto éste:
a) nos ata a nuestra identidad, definida por las verdades de las ciencias humanas, y
b) en tanto somos gobernados. Estos dos niveles de poder se pueden distinguir
   analíticamente primero en tanto constitución de sujetos, y segundo como su
   regulación
Para Foucault los sujetos no estamos ni completamente auto-determinados, ni
completamente sujetos al poder: los límites que se nos imponen, aunque sean
represivos, nos brindan la posibilidad de tener una identidad y la capacidad para actuar,
incluyendo la de resistir el poder que nos ha hecho ser lo que somos. La propuesta
política es rehusar a lo que somos y resistir las verdades que las ciencias humanas
producen. El trabajo sobre los límites es un ejercicio de libertad. Sin embargo, en esa
práctica de la libertad existe una tensión entre dos polos irreconciliables.



Entrevista a James Petras: Es un gran tema pero tenemos que
decidir que significa el poder, si simplemente lo identificamos con
estados, estados poderosos, o super poderosos, puede ser que
aparezca un mundo unipolar, pero hay muchas fuerzas que están
actuando en diferentes contextos, contra el poder del imperialismo
norteamericano, tenemos la resistencia en Irak que está generando
bastantes problemas para el ejercicio de poder de Estados Unidos
tanto en el Medio Oriente como en otras regiones, tenemos una serie
de levantamientos en América Latina.
Estados Unidos no avanza en su proyecto de guerras múltiples, y no
avanza porque hay un contrapoder que le produce bajas en Irak. No
está en condiciones de extender y abrir nuevos frentes de guerra, lo
dice el Pentágono. La geopolítica tradicional entiende el poder a nivel
internacional como una relación de esferas de influencias y
negociaciones entre diferentes poderes estatales, pero este concepto
es inadecuado, no entiende que muchas veces las luchas a nivel
subestatal influyen en el poder de un estado y pueden afectar su
capacidad de dominación
Sí, el fascismo norteamericano, el fascismo con una cara sonriente.
Por una parte tenemos una expresión fascista clara con las guerras
permanentes, la política constante de conquista, el uso del terrorismo
como chantaje, la fuerza como una política de imposición, la idea de
excluir, de actuar con la fuerza unilateral, toda esta doctrina
directamente derivada del III Reich. No es una exageración, no es
una simple palabra peyorativa, es doctrinal y prácticamente una
política fascista, y es posible establecer un paralelo con el fascismo
alemán.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:19
posted:7/22/2011
language:Spanish
pages:7
Description: Que Es El Contractualista document sample