Asma by IsbethR

VIEWS: 78 PAGES: 4

									                              ¿Qué es el asma?




El asma es un trastorno que afecta a los pulmones y a los bronquios, que hace que una persona
tenga dificultades para respirar. Cuando una persona respira normalmente, el aire le entra por
la nariz o por la boca y después baja por la tráquea y los bronquios hasta llegar a los pulmones,
desde donde es expulsado de nuevo al exterior. Pero las personas que padecen asma tienen una
propensión a que se les inflamen las vías respiratorias. Es decir, a que se les hinchen y
produzcan grandes cantidades de una mucosidad muy densa. También son extremadamente
sensibles, o hiperactivas a ciertas cosas, como el ejercicio físico, el polvo o el humo de los
cigarrillos. Esta hiperactividad hace que los músculos lisos que recubren las vías respiratorias
se tensen y se contraigan. La combinación de la inflamación de las vías respiratorias y la
contracción de los músculos que las recubren provoca un estrechamiento de dichas vías que
dificulta el paso del aire.

En la mayoría de la gente que tiene asma, las dificultades para respirar ocurren
periódicamente. Cuando esto ocurre, se denomina crisis asmática también conocida como
ataque, episodio, o exacerbación de asma.
Causas




Nadie sabe exactamente cuál es la causa del asma. Se cree que es una combinación de factores
ambientales y genéticos (hereditarios). Un adolescente con asma puede tener un padre u otro
pariente cercano que tiene asma o la tuvo cuando era niño. De todos modos, el asma no es una
enfermedad contagiosa.

Sintomatología




Los síntomas pueden incluir:

        Tos (constante o intermitente).
        Sibilancias (esto es un pitido que puede escucharse mientras respira).
        Dificultad para respirar o disnea mientras hace ejercicio.
        Presión en el pecho.
        Fatiga.
        Tos nocturna.
       Respiración ruidosa

Los síntomas del asma pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos.
Siempre consulte a su para obtener un diagnóstico.

Diagnostico




El diagnóstico del asma comienza con una evaluación del cuadro clínico, la historia familiar y
antecedentes de riesgo o crisis anteriores tomando en consideración el tiempo de evolución del
cuadro y las crisis. La mayoría de los casos de asma están asociados a condiciones alérgicas,
de modo que diagnosticar trastornos como rinitis y eczema conllevan a una sospecha de asma
en pacientes con la sintomatología correcta: tos, asfixia y presión en el pecho. El examen físico
por lo general revela las sibilancias que caracterizan al asma. Es importante evaluar si el
paciente ya recibió algún tratamiento antes de la consulta médica, así como los eventos
desencadenantes de la crisis.
Tratamientos




El tratamiento farmacológico específico recomendado para pacientes con asma depende en la severidad de su
enfermedad y la frecuencia en la aparición de los síntomas.


        Sintomático. Tiene por objeto interrumpir la crisis mediante medicamentos de acción
         rápida, como la adrenalina, corticoides, oxigenoterapia, etc.
        Preventivo. Indica el uso regular de bronco dilatadores, antihistamínicos,
         corticosteroides, terapia respiratoria, inmunoterapia específica, etc.

El tratamiento debe incluir la identificación de los elementos que inicien la crisis, tales como
polen, acaros, pelos de mascotas o la aspirina y limitando o, de ser posible, eliminando la
exposición a dichos factores. Si resulta insuficiente evitar los factores estimulantes, entonces
se puede recurrir al tratamiento médico.

								
To top