Un Mensaje De Espernaza Para La Nueva Realidad: Pensamiento Positivo II

Document Sample
Un Mensaje De Espernaza Para La Nueva Realidad: Pensamiento Positivo II Powered By Docstoc
					http://www.xavierarriaran.com/elpensamientopositivo


    Un Mensaje De Esperanza Para La
        Nueva Realidad 2ª Parte




Volvamos con el tema. Descabezar con el pensamiento
positivo, el concepto de Nuevo Orden Mundial, que se
basa en toda una serie de estrategias para llegar a un nuevo
sistema organizativo, político, económico y social
totalitario, de alcance mundial controlado por el poder
financiero. Como hasta ahora, pero sin intermediarios
estatales. Un mundo dictatorial y deshumanizado.
Aparte de desenmascararlo y hacerlo público, el
comprender su engaño nos liberará de su infamia. “La
verdad os hará libres”. La esperanza está en nosotros, en
entender que dejando de creer en ellos, su poder
desaparecerá. Como dije en el anterior capítulo, la
Humanidad ha de dar un salto evolutivo y empezar a
cambiar desde dentro.
Aunque te cueste creerlo, todas las grandes crisis han sido
creadas de forma artificial (1909, 1929, 1973…). Generar
grandes cantidades de deuda, “el dinero es deuda”,
burbujas del tipo que sean (especulativas bursátiles,
financieras, petrolíferas, inmobiliarias, etc., o combinadas
“artísticamente” entre ellas), y después cerrar el grifo del
crédito. Y todo colapsa como una bola de nieve. Esto…
¿Las bolas de nieve colapsan? Bueno, pues como una bola
de nieve colapsada. Y ya sabes quien controla el capital,
los grandes bancos y los bancos centrales, en manos de
unas pocas familias.
La última es de manual. La crisis financiera que empezó
en el 2007, lo hizo por las famosas hipotecas basura
(subprime), que se sabía que eran de alto riesgo
(difícilmente podrían pagarse). ¿Es creíble que nadie se
diese cuenta? ¿Las mentes más “brillantes” del mundo
económico y financiero, de Güalestrit y todo eso, no
sabían que las ingentes cantidades de dinero eran
“técnicamente” basura?
Tantísimo dinero que creó la crisis en Norteamérica y
arrastró al resto del mundo. ¿Todos, en todo, todo el
tiempo, fueron unos inútiles incompetentes? Al
economista Milton Friedman, el líder del pensamiento
positivo ji ji ja ja, nada sospechoso de ideas progresistas,
se le escapó en cierta ocasión: “Una teoría es válida
cuando acierta en sus predicciones”. La teoría del
mercado, el sistema, desde luego no acertó. De momento,
ni una.




Cuando los entidades bancarias y los grandes fondos de
inversión se vinieron abajo, los estados, endeudados hasta
las cejas, no se sabe bien porque decidieron “salvarlos”
(sino la economía no sobreviviría… ¡Arrepentíos!). O sea,
devolver el dinero al culpable del problema. Es
complicado… de entender ¿A ti te lo han hecho nunca?
Y ese dinero “regalado” a los bancos, no regreso a la
circulación, al crédito para reactivar la economía, como se
nos había dicho. Sencillamente limpió sus balances, y aquí
no ha pasado nada. Pero además, ¿Quién paga el dinero
que emiten los Bancos Centrales que de se dio, por medio
de los estados, a los bancos? ¡Exacto! Tú. Con el dinero de
tus impuestos (directos e indirectos). No se puede negar
que ellos son listos, pero porque nosotros somos burros.




Y en la tercera fase, siguiendo el guión trazado desde
arriba, cuando el sistema financiero está “exhausto” (pero
no sus beneficios, que desaparecen de escena), y los
estados en quiebra por la sobredeuda generada en la
salvación de los culpables, ¡Tachán!, vuelven a aparecer
con la última solución a nuestros problemas, el “rescate”
de los países en peligro de insolvencia (de no devolverles
el pago de la deuda). El rescate no es otra cosa que volver
a conceder dinero, más deuda, pero sólo para poder
pagar…la deuda que ya tenían (más la nueva) ¡Ya estamos
salvados, nos rescatan! Que listos son, ¡Albricias!




Pero ahora con una diferencia, los países “rescatados”
deben aceptar y firmar las políticas de “ajuste”. Dicho en
cristiano, asegurarse “gangsterilmente” el cobro de la
deuda. Tal que así: Privatización de empresas públicas,
congelación o bajadas de salarios, despidos masivos,
desaparición de presupuestos dedicados a políticas
sociales, etcétera, etcétera, etcétera. O sea, por encima de
las condiciones de vida de los ciudadanos y su dignidad,
anteponer los derechos de los poderosos. La última vuelta
de tuerca sobre el de siempre, tú. Y nadie mááás que
túúú… ojos negros… piel canela…
Y si nuestros gobiernos son los que hemos elegido para
que administren temporalmente nuestro dinero, el del
estado, ¿Quién les ha otorgado el derecho de priorizar la
“propiedad” del poder financiero sobre el de los
individuos (tú y yo)? En situaciones difíciles, nuestros
gobernantes deben atender a quien les da de comer,
nosotros. Si hay problemas financieros, deben utilizar los
recursos en favor de sus legítimos representados.
No tienen ningún derecho, ni se lo hemos dado, para
comportarse como atávicos monarcas aplicando el
“despotismo ilustrado”. Si los bancos han de esperar, que
esperen, primero estamos los ciudadanos. Para eso los
hemos elegido y pagamos. En suma, ¿A qué intereses
sirven, o mejor, para quién trabajan realmente nuestros
supuestos gobiernos democráticos? Es una gran farsa, pero
porque somos tontos del culo. Y sin perdón.




Quienes acaban pagándolo todo al final siempre son los
mismos. Pero lo más interesante es saber quiénes siempre
acaban cobrando (una pista, no eres tú). Si te das cuenta
que la mayor deuda mundial es la de Estados Unidos, la
gran potencia, no es difícil ver cual es el cuarto paso,
después de que empiecen a quebrar los estados, las propias
naciones. Pero si lo observas en perspectiva, convendrás
conmigo que tal como nos dejamos tratar, nos lo
merecemos, somos una especie hibrida de asno y borrico.
Y chimpancé, claro.
Por hoy no hay tiempo para más, seguimos en próximo
capítulo. Y no te olvides, aceptar y comprender la realidad
te hará más consciente. No caigas en la trampa del miedo,
la suya. En poner la cabeza debajo del ala. El
conocimiento y el pensamiento positivo te liberarán de la
infamia. Te harán libre. Y yo me voy, que ahora dan la
medicación, y sino oigo voces. Al pasar la barca me dijo el
barquero, las niñas bonitas no pagan con dinero. A ser
buenos y ver la tele.




                    Xavier Arriarán
http://www.xavierarriaran.com/elpensamientopositivo

				
DOCUMENT INFO
Stats:
views:23
posted:7/19/2011
language:Spanish
pages:11
Description: El Nuevo Orden Mundial ha de ser descabezade con el pensamiento positivo. la Humanidad ha de dar un salto evolutivo y empezar a cambiar la realidad desde dentro. La esperanza no es una utop�a