DOCUMENTO RECEPCIONAL

Document Sample
DOCUMENTO RECEPCIONAL Powered By Docstoc
					SECRETARIA DE EDUCACIÓN DEL GOBIERNO DEL ESTADO SISTEMA EDUCATIVO REGULAR DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN INSPECCIÓN DE EDUCACIÓN NORMAL

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO

GENERACIÓN

2005

2009

TEMA: “EL DESARROLLO DE LA CAPACIDAD DE TRABAJO EN EQUIPO, APLICANDO LA ESTRATEGIA DE APRENDIZAJE A TRAVÉS DEL JUEGO EN PREESCOLAR”

DOCUMENTO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR

PRESENTA: YANIRA ELIZABETH JIMÉNEZ ZAPATA

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P.

JULIO 2009

Dictamen

3

DEDICATORIAS

A mis padres:
Gracias a su cariño, guía y apoyo he llegado a realizar uno de mis anhelos más grandes de mi vida, fruto del inmenso apoyo, amor y confianza que en mi se depositó y con los cuales he logrado terminar mis estudios profesionales que constituyen el legado más grande que pudiera recibir y por lo cual les viviré eternamente agradecida. Les agradezco la orientación y consejos que siempre me han otorgado. Sabiendo que no existirá una forma de agradecer una vida de sacrificio y esfuerzo, quiero que sientan que el objetivo logrado también es de ustedes y que la fuerza que me ayudo a conseguirlo fue su apoyo. Atribuyo la promesa de seguir siempre adelante. Y sobre todo gracias por la herencia más grande que se le puede dar a un hijo: La educación.

4

ÍNDICE Introducción………………………………………………………………………………..….7

Tema de estudio    Descripción del tema…………………………………………………….………….10

Preguntas centrales………………………………………………....……………...14

Conocimientos

obtenidos

de

la

experiencia

y

de

la

revisión

bibliográfica……………...…………………………………………………………..15  Escuela y ubicación geográfica……...………………………………………….…24

Desarrollo del tema   El proceso social y afectivo en el grupo de 3º”C”……….………………………27

La estrategia de aprendizaje a través del juego como intervención educativa..........................................................................................................34



La estrategia de aprendizaje a través del juego para desarrollar la competencia de trabajo en equipo…………………………………………….…..43

Conclusiones…………………………………………………………………………….…..72 Bibliografía……………………………………………………………………………….…..77 Índice de anexos…………………………..……………….……………………………….79

5

INTRODUCCIÓN

La elaboración del documento recepcional es una actividad que realiza la estudiante normalista durante el séptimo y octavo semestre, donde se le exige la vinculación entre las experiencias adquiridas en el Jardín de niños y el trabajo docente. La estudiante desarrolla habilidades para vincular de manera reflexiva sus experiencias de trabajo docente con argumentos teóricos que fundamenten o contradigan sus acciones y experiencias. El presente documento se titula “El desarrollo de la capacidad de trabajo en equipo, aplicando la estrategia de aprendizaje a través del juego en preescolar” el cual contiene experiencias del trabajo docente durante el ciclo escolar 2008-2009 en el Jardín de niños Luis Moya aplicando una situación didáctica seleccionada para desarrollar competencias en el grupo atendido, éstas se presentan de manera reflexiva y con fundamentos teóricos que orientan los hechos.

Este tema surgió a partir de las necesidades que detecte en el grupo durante la observación en varias actividades aplicadas en la jornada de trabajo. Algunas de las necesidades detectadas fueron la autorregulación, el respeto a sus compañeros y al trabajo de los demás, la capacidad de escucha y sobre todo la forma de trabajar individualmente, enfocándose a ellos mismos y dejando de lado a los demás compañeros del grupo. Por lo que me interese en analizar, reflexionar y dar solución a esta problemática.

Para elaborar este documento especifiqué dos propósitos fundamentales, el primero es: “Desarrollar mis habilidades intelectuales al elaborar el presente, poniendo en práctica la capacidad de reflexión y análisis, recuperando los avances en el proceso de desarrollo de los alumnos durante la práctica docente”, tal como lo menciona el perfil de egreso, el futuro docente debe desarrollar habilidades intelectuales específicas y de estas habilidades pude desenvolver mi habilidad para comprender el material bibliográfico que requerí para realizar el análisis de este ensayo, además, 6

pude relacionar lo que los autores mencionaban conjuntamente con mi práctica docente, dando así una mejor reflexión. Como segundo propósito se encuentra: “Fortalecer la capacidad de investigación, considerando como punto de partida la vinculación Teoría Práctica al reflexionar y analizar mis intervenciones docentes en la elaboración del documento”, tal propósito está estrechamente relacionado con el primer propósito ya que sin la adquisición de habilidades intelectuales no hubiese podido lograr el desarrollarlo de los temas propuestos; analicé y reflexioné sobre los acontecimientos que describí en el presente documento apoyándome, claro, en argumentos teóricos que ayudaron a comprender más las acciones que presentaban los niños y las acciones que yo misma desplegué frente a ellos.

Por lo que puedo decir que este escrito tiene un enfoque formativo, ya que con su elaboración se desarrollaron capacidades y se puso a prueba varias habilidades docentes que lograron dar solución a la problemática presentada dentro de mi grupo de práctica.

Este ensayo está compuesto por seis apartados. Primero está la Introducción, en donde se da un pequeño preámbulo de lo que abarca el ensayo, el nombre del documento, motivos por los cuales se seleccionó y los propósitos fundamentales.

Próximo está el Tema de estudio, donde se da a conocer la línea temática y el núcleo en el cual se ubica el documento, las preguntas que guiaron la elaboración del mismo, los conocimientos propios y teóricos acerca de la problemática y de la estrategia seleccionada y por último la descripción de la escuela y su ubicación geográfica, es decir, la descripción del plantel y el contexto que rodea a éste.

Después se encuentra el desarrollo del tema donde se da respuesta a las preguntas centrales de una manera reflexiva y con argumentación teórica que apoyaron las experiencias. Se exponen situaciones didácticas que fueron empleadas como 7

recurso para atender la necesidad antes mencionada, estas mismas explican y demuestran dificultades, logros y retos que se tuvieron durante su aplicación. Los temas que abarca este apartado son: “El proceso social y afectivo en el grupo de 3º”C”, en este tema se habla sobre las características de los niños principalmente en el desarrollo del proceso social y afectivo; “La estrategia de aprendizaje a través del juego como intervención educativa”, el cual habla sobre las actividades que apliqué implementando esta estrategia y, “La estrategia de aprendizaje a través del juego para desarrollar la competencia de trabajo en equipo”, éste ultimo tema describe las actividades donde se aplica la estrategia antes mencionada pero enfocadas al juego sociodramático, también se describen las diferentes reacciones que presentaron los niños y los aprendizajes que obtuvieron, así mismo se muestran reflexiones de la intervención mostrando logros, dificultades y retos.

En seguida se muestran las conclusiones en éstas se expresan los logros dificultades y retos que se produjeron al desarrollar el ensayo. Se exhiben también aspectos desarrollados del perfil de egreso, los cuales se fueron fortaleciendo durante la elaboración del presente documento.

Por último se exhibe la bibliografía, que es la relación textos que se analizaron para poder fundamentar las ideas expresadas en el presente ensayo. Las actividades de indagación como el diario de trabajo, la observación, entrevistas con los padres, los niños y la educadora, fueron también actividades que ayudaron a fundamentar y reflexionar sobre mi intervención.

Y, para concluir el presente documento, se presentan los anexos; que son una serie de imágenes que muestran algunas actitudes de los niños durante el desarrollo de las diversas actividades aplicadas e igualmente, en el mismo apartado, se anexan algunas de las planeaciones de las actividades que se describen en el desarrollo del tema. Este último apartado permitirá, con las evidencias que muestra, apoyar el contenido del presente documento. 8

Las dificultades que presente al elaborar este documento fueron el enfrentarme a las barreras de personalización de los niños, ya que algunos no cedían ante las actividades provocando disturbio en desarrollo de las mismas, además la organización del Jardín en algunas actividades, retrasaban la secuencia de las actividades.

Como ya lo mencione el documento tiene un enfoque formativo, pero también me fue útil para analizar las características de mis alumnos y atenderlos según sus necesidades y para analizar y reflexionar sobre cada una de mis intervenciones para cada día seguir mejorando. Pero así mismo me ayudo a comprender que en cada grupo de preescolares existe una necesidad, misma que no se debe ignorar. Y ahora, cuando llegue a un grupo detectaré las necesidades que requieran de un desarrollo o fortalecimiento, para el mejor desarrollo integral del niño.

9

TEMA DE ESTUDIO

Descripción del tema

La educación preescolar cumple una función democratizadora; siendo un espacio educativo en el que los niños, independientemente de su origen y condiciones sociales y culturales, tienen la oportunidad de adquirir aprendizajes que les permiten desarrollar su potencial y favorecer las capacidades que poseen.

Así mismo propicia las oportunidades y espacios para que los niños adquieran estos aprendizajes; desarrollando capacidades sociales, cognitivas y operativas que le favorecerán en su vida presente o futura; donde el niño se redescubra como ser competente, protagonista e investigador.

Un niño es

un ser que puede lograr experiencias por sí solo, puede realizar

descubrimientos y tener dudas y a la vez da respuesta a esos cuestionamientos, es capaz de conocer todo lo que él quiera de diferentes maneras, conocidas o descocidas para él. Se cultiva, pregunta, conoce, reflexiona y comprende acciones, actitudes, hechos, situaciones y conocimientos importantes y necesarios. Para él no hay límites en sus experiencias y conocimientos. Socializa y es capaz de ser autónomo, independiente, amistoso, afectivo, empático, expresivo, cálido, cariñoso y seguro. Conoce e identifica sus necesidades, intereses e ideas y va desarrollando su personalidad.

Para lograr que el niño desarrolle todas las habilidades y capacidades posibles, se le deben proporcionar y orientar las experiencias y conocimientos necesarios e importantes que son esenciales o interesantes para él.

Basándome en el concepto de niño y la misión del preescolar, puedo dar una explicación sobre las características generales del grupo que atiendo en el Jardín de Niños Luís Moya. 10

Actualmente atiendo a un grupo de tercer año del Jardín de Niños Luís Moya (Anexo A). Dentro de este grupo existen niños con edades dentro de los cuatro a los seis años, algunos son de nuevo ingreso, sin embargo, han logrado desarrollar sus capacidades al igual que sus compañeros; es decir, socialmente hablando, los niños se han adaptado muy bien a mi forma de trabajar y de convivencia con sus demás compañeros. A continuación describo a los niños de acuerdo a los campos de desarrollo.

Centralmente hablando del campo de desarrollo de Lenguaje los niños se mostraban participativos, expresando sus ideas y experiencias vividas. Les agradaba mucho dialogar con sus compañeros y adultos que los rodean. Durante el desarrollo de las actividades no perdían la oportunidad para ser escuchados. Gran parte del grupo narraban, describían y comunicaban sensaciones, sentimientos, inquietudes y

experiencias, aunque en la minoría, tenían poca confianza para desarrollar estos aspectos. La mayoría hablaban con coherencia y claridad. Sin embargo, no mostraban interés en escuchar la participación de otros compañeros. Debido a que les gustaba mucho hablar de diversos temas, solían distraerse o cambiar radicalmente la temática de la discusión. Se mostraban interesados por conocer el lenguaje escrito, indagando en libros y cuentos. Los niños realizaban intentos de escritura como podían o sabían, a través de dibujos, marcas parecidas a las letras o a través de letras; estos intentos representaron pasos fundamentales en el proceso de apropiación del lenguaje escrito. Gracias al ambiente alfabetizador que se mantenía en el aula, la mayoría del grupo identificaba su nombre y lo escribía, a excepción de algunos casos que todavía no lograban este reto.

La mayoría lograba identificar diversos portadores de textos, reconociendo que el lenguaje escrito tiene una función comunicativa y, en su minoría, reconocían algunas características de este lenguaje. Realizaban inferencias sobre lo que “leían” y dialogaban sobre el contenido del texto.

11

En cuanto al campo de desarrollo Físico y psicomotor los niños se mostraban interesados por el ejercicio físico y por los juegos tradicionales, las principales características que presentaban son: desplazamientos, giros, manipulaciones y saltos. Dentro de éstos, los niños realizaban desplazamientos como correr y la caminata. Y en los lanzamientos los niños presentaban un poco de dificultad ya que atrapaban y lanzaban con las dos manos y aún no lo lograban con una mano, además de que no se mantienen estáticos.

En el mantenimiento de equilibrio los niños mostraban dificultad al sostenerse en un solo eje de apoyo. Sin embargo se mostraban seguros al realizar los movimientos; tenían el control de movimientos adoptados, pero en la iniciación a nuevos movimientos presentaban dificultad en los primeros intentos. Se notaban carencias en su lateralidad ya que no lograban identificar su lado derecho e izquierdo, sin embargo lograban ubicar, arriba y abajo. Reconocían su imagen corporal, logrando identificar el nombre y la localización de sus extremidades. Faltaba el desarrollo de coordinación de diversos ejercicios y desarrollo de motricidad fina.

En el campo de desarrollo Cognitivo los niños presentaban dificultad para ubicarse en el tiempo, ya que no tenían conciencia del significado del ayer, hoy y mañana.

Expresaban recuerdos de experiencias o hechos vividos o conocidos. Presentaban la creatividad para imaginar sucesos o situaciones. Realizaban organización, correspondencia 1-1, agrupamientos y distinción por características físicas (color, forma, textura, tamaño)

Presentaban explicaciones de diversos hechos o situaciones, utilizando su imaginación y propiciando una iniciativa en las actividades, por medio de la utilización de su memoria. Expresaban oralmente los números y en su mayoría sabían identificar los números del 1 al 10; sin embargo algunos niños aún presentaban dificultad para identificar la cantidad de una colección y relacionarla con el número correspondiente, pero realizando el conteo lograban resolver los problemas. 12

Hablando del campo de desarrollo Afectivo social los niños mostraban confianza para dialogar con compañeros y adultos, dentro y fuera del aula.

La mayoría respetaban las reglas de convivencia dentro del aula, sin embargo había niños que no las aceptaban; pero al mismo tiempo, los demás niños hacían cumplir las reglas establecidas. Así mismo desarrollaban la adopción de roles dentro del aula. Sabían reconocer las situaciones de éxito y de fracaso, pero también las situaciones de gratificación y de castigo. Dentro del grupo se formó un ambiente de aprecio hacia los compañeros, por lo que los niños respetaron y valoraron a cada uno de sus compañeros, sin discriminar a nadie, ya que todos se valoraron por igual pues siempre se fomentó la idea de que “todos somos amigos”, aún así existieron algunos casos en los que éstas características no se cumplieron.

Sin embargo, solían no respetar turnos en las participaciones de las actividades, por que todos querían ser primero.

Los niños se mostraban autónomos para tomar decisiones sobre sus necesidades, pero aún les faltaba fortalecer la responsabilidad por sus pertenencias y en algunos casos el respeto hacia las cosas ajenas y hacia sus compañeros. En su mayoría eran empáticos y se mostraban amigables y atentos hacia sus demás compañeros, ya fueran niños o niñas.

Cuando trabajaban en equipo, lo hacían de forma individual pues no compartían el material; por lo general se lo dividían y cada quien hacia la actividad de manera particular, al volvérseles a explicar en que consiste un trabajo en equipo, algunos niños actuaban como tal, sin embargo, la mayoría del grupo trabajaba individualmente. Cuando en el equipo existían varios niños líderes, el ambiente en el equipo se sentía un poco tenso ya que no lograban ponerse de acuerdo y existían muchas riñas por querer hacer cada quién las cosas a su manera.

13

Apoyándome en la descripción grupal llegué a detectar una problemática en el grupo, el trabajo en equipo era una total debilidad de los niños, ya que no lograban llegar a una organización ni a compartir materiales con sus compañeros, por lo que la actividad no resultaba favorable, al contrario, ya que cada niño realizaba la actividad de manera individual.

Para desarrollar este ensayo me ubiqué en la línea temática de Experiencias de trabajo, donde demostré por qué sometí a prueba mis fortalezas y debilidades en el diseño de actividades que apliqué como solución a la problemática por lo que el tema es “El desarrollo de la capacidad de trabajo en equipo, aplicando la estrategia de aprendizaje a través del juego en preescolar”. Esta línea temática implica diseñar, aplicar y analizar actividades didácticas que deben propiciar una solución. Para detectar los avances en el desarrollo de la capacidad de trabajo en equipo, como herramienta, seleccioné la estrategia de aprendizaje a través del juego, ya que de esta manera lo niños aprenden a “organizar su juego”, que poco a poco los hará concientes de que esta organización también se puede llevar a cabo dentro del trabajo cotidiano en la jornada escolar.

Para analizar mi práctica docente me apoyé del núcleo de la Educadora, ya que de esta manera, me enfoqué en lo que mi solución produce o estimula en el desarrollo de la capacidad de trabajo en equipo en los niños, dando así una salida favorable o desfavorable, basándome en mi propio desempeño e identificando los rasgos que caracterizan mi forma de intervención, así como los aspectos en que requiero esforzarme más para mejorarlas

Preguntas centrales

En este apartado se muestran las preguntas que orientaron el progreso de la elaboración de este documento, tomándolas como punto de partida, para llevar a cabo la investigación y así poder lograr el desarrollo del tema de análisis. Se

14

formularon veintidós preguntas pero, solo se seleccionaron tres donde se abarcan varios conceptos relevantes para su análisis.

1. ¿Cómo se da el proceso social y afectivo en el niño?

2. ¿Cómo desarrollar la competencia de trabajo en equipo mediante la intervención docente, utilizando la estrategia de aprendizaje a través del juego?

3. ¿Cómo trabajar la estrategia de aprendizaje a través del juego para desarrollar la competencia del trabajo en equipo?

Conocimientos obtenidos de la experiencia y de la revisión bibliográfica

El Programa de Educación Preescolar 2004 esta organizado a partir de competencias, una competencias “es un conjunto de capacidades que incluye conocimientos, actitudes, habilidades y destrezas que una persona logra mediante procesos de aprendizaje y que se manifiestan en su desempeño en situaciones y contextos diversos” (PEP ’04, p. 22). Dichas competencias se agrupan en seis campos formativos: Desarrollo personal y social, Lenguaje y comunicación, Pensamiento matemático, Exploración y conocimiento del mundo, Expresión y apreciación artísticas y por ultimo Desarrollo físico y salud. (PEP’04, p. 23)

En la currícula que constituye la formación inicial como Licenciada en Educación Preescolar, en el tercer semestre se encuentra la asignatura de Socialización y Afectividad en el Niño I y II. Rescato uno de los propósitos generales de esta materia que dice: “Estudiantes normalistas: Comprendan la relación que existe entre los procesos de socialización y afectividad, así como el papel activo del niño y la influencia que ejerce el entorno familiar y social en dichos procesos” (SEP, 2004). De este modo las futuras docentes podrán identificar formas de atención educativa que propicien el desarrollo de las competencias sociales y afectivas del niño ubicadas en el campo formativo de Desarrollo Personal y Social. 15

Para abordar esta temática es necesario establecer el concepto de “socialización”. En mi opinión, la socialización es un proceso, que lleva a cabo el niño, con ayuda de varios actores que lo rodean, como la familia, la escuela y la sociedad, proporcionando al niño oportunidades para aprender a conocer y reconocer su cultura, sociedad y desarrollo; de esta manera el niño reconocerá las características que la sociedad le exige, para ser un ser socialmente aceptado. “La socialización es un proceso, del cual el niño satisface sus necesidades y asimila la cultura, además la sociedad se perpetua y se desarrolla” (López, Félix, 1995, p. 100). Por lo tanto la socialización es un proceso, porque es un conjunto de acciones que se realizan para llegar a un fin. Félix López (1995) menciona tres procesos que ayudan a estudiar el proceso de socialización del niño. 

Procesos

mentales: es tener el conocimiento de valores, normas,

costumbres, personas, instrucciones y símbolos sociales. 

Procesos afectivos: es cuando el niño establece vínculos afectivos con padres, hermanos, amigos, etc. Estos en conjunto con la empatía y la amistad son las bases más sólidas en el desarrollo social del niño.



Procesos conductuales: la socialización implica la adquisición de conductas que son consideradas socialmente deseables, pero también aquellas que no son muy bien vistas por la sociedad. Para ésto es necesario que el niño adquiera un control de conducta para actuar en forma adecuada.

Cuando el niño llega a un grupo de preescolares, se da cuenta que él no es el único niño y que no existe una persona que se encargue de atenderlo exclusivamente a él, la atención de la educadora se comparte con todos los niños del salón, por lo que es difícil para él aceptar esta realidad. En algunos casos los niños no aceptan ésto; hacen hasta lo imposible por ser ellos los protagonistas de todos los sucesos que pasan dentro del aula, llamando así la atención de la educadora, pero muchas veces estas llamadas de atención no son socialmente aceptables (berrinches, peleas, no

16

acatando reglas, etc.), sin embargo otros niños que se adaptan llaman la atención de formas socialmente aceptable (buen comportamiento, muy participativo, etc.).

En ocasiones los niños aceptan las reglas mientras lleven a cabo su trabajo individualmente, pero llega un momento en que es necesario trabajar

colaborativamente con otros compañeros, es entonces cuando se presenta la dificultad ya que los niños no logran establecer buenas relaciones entre sus iguales o porque no comprenden lo que implica trabajar en equipo, o tal vez los niños están tan acostumbrados a trabajar individualmente que se les complica, compartir, organizarse y socializar con otros compañeros.

El trabajo en equipo, se lleva a cabo con la interacción entre compañeroscompañeros y adulto-niño. En esta actividad el equipo muestra metas, objetivos o productos a lograr. Según Vigotsky (Citado por por Bodrova, Elena, 2004) “los participantes deben estar comprometidos mentalmente o la actividad no se logrará ser compartida. Los niños deben comunicarse entre ellos, hablando, dibujando o de alguna otra manera” (p.146)

Se trata de crear un conflicto cognitivo, que ayude a los niños a romper esa barrera de individualización y que los impulse a necesitar de la colaboración de otros compañeros. Vigotsky menciona tres aspectos que influyen en el trabajo en equipo: “Se identifican tres enfoques en las tendencias educativas que toman la relación entre iguales como punto de referencia: la tutoría, el aprendizaje cooperativo y la colaboración entre iguales”. (Vigotsky citado por Bodrova, 2004, p.146)

Siendo estos enfoques los que orienten el buen desarrollo y significado del trabajo en equipo. Según Vigotsky (Citado por por Bodrova, Elena, 2004) “el maestro debe tomar parte en la actividad compartida de maneras distintas: como participante directo y como persona que propicia, plantea y crea las oportunidades para que la 17

actividad compartida se desarrolle con los demás” (p.150). El maestro debe escoger entre estos dos papeles a partir de las metas y contenidos de lo que se esta enseñado. Las preguntas del maestro pueden despertar el interés y dar lugar al aprendizaje, de modo que la participación directa puede producir un mejor aprendizaje. Debe tener en mente el concepto o meta, para así poder dirigir a sus alumnos.

Por lo que el trabajo en equipo se coordina por el educador, brindando a los niños el material y las instrucciones, para poder llevar a cabo el objetivo. Es decir que la actividad compartida sí tiene metas u objetivos establecidos para llegar a un producto o solución, pero en necesaria la orientación del trabajo y, en ocasiones, una atención más directa con el grupo.

Las relaciones entre el alumno y el profesor son un factor determinante en el aprendizaje escolar. En esta relación el maestro es un agente educativo encargado de transmitir el conocimiento, así mismo el niño construye su propio conocimiento mediante un complejo proceso interactivo en el que intervienen el alumno y el profesor.

Los maestros deben participar en el trabajo en equipo, comprometiéndose con el diálogo educativo. Diálogo educativo es un concepto que Vigotsky introduce al trabajo docente, describiendo que “en un diálogo educativo los niños expresan lo que entienden acerca de lo que el maestro le dice y del concepto presentado, puede incluir diálogo, representaciones escritas y dibujadas así como el habla”. (Vigotsky, Citado por Bodrova, Elena, 2004, p.151)

Jere, Brophy (2000) menciona que una tarea importante del educador dentro de la actividad compartida es que, “el maestro debe verificar los avances, cerciorarse de que lo hagan bien y brindar el apoyo si es necesario. Debe dar las instrucciones y los medios para trabajar” (p.43)

18

Cuando un niño no se logra integrar al trabajo en equipo es debido a que el mismo equipo lo rechaza, no comprenden sus ideas o simplemente el niño no está comprometido con el objetivo. Jere, Brophy (2000) alude que “El trabajo en equipo implica modelos de aprendizaje colaborativo que exijan a los niños trabajar juntos para poder obtener un producto grupal” (p.43). Y los niños reaccionan de acuerdo a las respuestas de sus compañeros de equipo y a las motivaciones que se le brinden, dando como resultado un trabajo en equipo positivo y no un trabajo individual con simulación de trabajo en equipo. “Los preescolares se comportan de acuerdo a las normas éticas solo con los compañeros o adultos. Dentro de las motivaciones éticas de la conducta existen las motivaciones sociales, el deseo de ser útil a los demás. Es decir que para poder integrar a los niños a un trabajo colaborativo, es necesario motivarlos y hacerles ver que su colaboración es importante en esta actividad, aumentando su confianza y mejorar sus relaciones con sus iguales”. (Mujia, 1990, p. 151)

El trabajo en equipo proporciona el desarrollo de varias capacidades y habilidades sociales y cognitivas. Produce beneficios afectivos y sociales como promover un mayor interés en la temática, el aumento de actitudes positivas e interacciones sociales entre los alumnos. “El aprendizaje colaborativo crea condiciones para

logros cognitivos y metacognitivos al involucrar al niño en diálogos que lo obligan a hacer explícita su forma de procesar la información relacionada con la tarea y sus estrategias para resolver problemas”. (Jere, Brophy, 2000, p.41)

Las formas de aprendizaje colaborativo buscan que los alumnos se ayuden mutuamente para alcanzar logros individuales, para alcanzar metas en equipo, uniendo esfuerzos y compartiendo tareas. Vigotsky (Citado por Bodrova, Elena, 2004) señala que “la actividad compartida obliga a los participantes a aclarar y elaborar su pensamiento y así mismo usar el lenguaje” (p.147)

19

Debido a que en el trabajo en equipo los niños realizan una comunicación e interacción con varios compañeros, los niños tienden a realizar dibujos, hablan o escriben para otras personas, que valoran y reconocen su esfuerzo para llevar a cabo el logro de una meta, lo que hace sentir al niño motivado para seguir trabajando, y a su vez aumenta su autoestima y confianza en sí mismo. Dando así una motivación a los niños para realizar un buen trabajo.

Para comunicarse con otra persona el niño debe ser claro y explícito, la idea debe convertirse en palabras y hablar hasta que la otra persona termine. Ésta es una regla específica para el trabajo en equipo, sin embargo muchas veces los niños no comprenden que existen los turnos y la organización, y quieren ser ellos los protagonistas dentro de toda la actividad. Una vez acatada esta regla el niño regula su conducta. Regular y ser regulados ocurre en diferentes niveles, en diferentes actividades compartidas. Además de que pueden llegar a la autorregulación por medio de la regulación exterior, que son las reglas establecidas dentro del aula.

Este tipo de actividad tiende a motivar a los niños y estimularlos para coordinar sus respectivos papeles además de promover los elementos fundamentales en sus habilidades individuales. Ayuda al niño desarrollar todas las habilidades necesarias para complementar un proceso: planear, controlar, seguir paso a paso su conducta, la corrección entre iguales. Asimilar un papel para revisar, dirigir o corregir. Tomando como base la organización de cada grupo o equipo. “Regular los sentimientos depende de hacer muy frustrantes, preocupantes o incómodos a los niños. Sin embargo los infantes son incapaces de modular la expresión de los sentimientos abrumadores, tampoco integran sus emociones, de manera adecuada a la construcción de las interacciones sociales, ni muestran emociones cuyo objeto sea enfocar y sostener la atención” (National Research Council and Institute of Medicine, 2004, p. 22)

20

Dentro del trabajo en equipo los niños se involucran con otros compañeros y de esta forma se pueden dar los monitores, que son los niños que explican o ayudan a otros compañeros.

El concepto de Zona de Desarrollo Próximo fue introducido por

Vigotsky. Es la

distancia entre el nivel actual de desarrollo de un alumno, determinado por la capacidad del individuo de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la supervisión de un adulto o de un compañero más capaz.

Ahora ¿Qué relación existe entre la zona de desarrollo próximo y el trabajo en equipo? pues mucha porque, como ya lo mencioné, en el trabajo en equipo existen compañeros que ayudan a otros compañeros, pero también el maestro que coordina la actividad compartida, es el que verifica, auxilia y coordina la actividad.

Una forma de tratar de implementar el trabajo en equipo es con ayuda de la estrategia aprendizaje a través del juego. “Una estrategia es el arte de dirigir y coordinar las acciones y de obrar para alanzar un objetivo”. Y rebajando este concepto a esta particularidad, se puede decir que la estrategia de aprendizaje a través del juego es la acción de coordinar o dirigir una actividad implementado el juego y el objetivo es lograr un aprendizaje. Según la definición del diccionario el juego, del latín oicus que significa diversión, broma. Huizinga (1972) : "El juego es una acción o actividad voluntaria que se desarrolla sin interés material, realizada dentro de ciertos límites fijos de tiempo y espacio, según una regla libremente consentida pero completamente imperiosa, provista de un fin en sí misma y acompañada de un sentimiento de tensión y alegría". Rosa Guitar (1999), menciona que el juego “es una actividad natural de niñas y niños, que les propicia placer, satisfacción y diversión. Por lo tanto es una actividad motivadora en si misma. Además, es un medio del que disponen para experimentar

21

cosas nuevas, para probar nuevas habilidades, para ejercitar y poner en acción habilidades propias… Permite, por lo tanto, desarrollar capacidades de toda clase (habilidades intelectuales, físicas, emocionales, sociales…) (p.7)

El juego individual es aquél donde cada participante busca divertirse y/o vencer el reto por medio de sus propias estrategias y utilizando sus capacidades y cualidades (físicas y cognitivas) Éste implica oposición a un adversario, aceptar y acatar las reglas establecidas, pensar en los demás y lograr una meta buscando estrategias.

El juego grupal es la mejor idea para integrar al grupo en forma natural y entretenida. Se trata de una rivalidad con picardía, entre distintos equipos, en donde el premio es solo simbólico y lo importante es divertirse.

El juego libre es el que se lleva a cabo de manera libre, es decir que los niños juegan sin que se les imponga o proporcionen ideas para poder jugar, ya que los niños se organizan para escoger los materiales, roles y situación.

El juego dirigido es el que se distingue por ser encaminado por un coordinador, el cual les dará indicaciones de lo que deben realizar y cómo se debe realizar, seleccionado materiales, tiempos y situaciones o problemáticas.

A lo largo de mi formación he logrado reconocer al juego como la acción que provoca en los niños una motivación e interés, que es provocado por la propia iniciativa de los niños. El juego, además de ser divertido, se utiliza para lograr aprendizajes en los infantes.

Rosario Ortega (1992) menciona que el juego y el aprendizaje están estrechamente relacionados, ya que provoca interés y motivación. “El juego infantil como una actividad de gran potencialidad para el desarrollo y el aprendizaje. […] Instrumento de intervención e investigación educativa en la 22

escuela infantil y primaria. […]Constituye un escenario pro social, permite a los niños indagar en su propio pensamiento, poner a prueba sus conocimientos y desarrollarlos progresivamente en el uso interactivo reacciones y conversaciones entre iguales” (Ortega, 1992, p. 205)

Durante el juego el niño se muestra tal y como es, expresa ideas propias y conoce las ideas de otros compañeros. Dentro del juego libre, el niño representa situaciones que conoce o que vive cotidianamente, realizando una comparación entre sus demás compañeros. Pero cuando se trata de un juego con reglas, los niños reflexionan que tienen ciertos criterios que los rigen para llevar a cabo el juego, de este modo el niño juzga las acciones de sus compañeros, para verificar que asimilen las reglas establecidas.

En ocasiones el niño necesita de herramientas para llevar a cabo su juego (materiales o juguetes), sin embargo éstos no son necesarios para llevar a cabo un juego. En el juego los niños no asimilan que trabajan, pero por medio de éste los niños aprenden, conocen y comprenden conocimientos de su mundo.

El juego sociodramático, es aquél en el que el niño juega libremente con los recursos que tenga disponibles, dejando ver roles que conoce o que le interesan (papá,

mamá, maestro, perro, etc.) Rosario Ortega (1992), pero siempre reflejando lo que es él en realidad, dejando a un lado las apariencias y la idea de un buen comportamiento. Expresando ideas, conocimientos, representando situaciones, estados de ánimo y visión que tienen acerca de lo que la sociedad requiere de ellos. “Para intervenir didácticamente desde el juego […] el profesor debe considerarse […] un ser humano creativo, cargado de intencionalidad y dispuesto a comprender una situación humana compleja, a jugar dentro de ella, mejorando la compresión y el desarrollo del pensamiento en general y las ideas que en ella circulen, en particular” 23 (Ortega, 1992, p. 115)

Para poder utilizar el juego como herramienta pedagógica, es necesario primero “jugar” con los niños, en sus juegos espontáneos; después observar, anotar y analizar los juegos para poder comprender las acciones y reacciones de los niños y, por ultimo, investigar la mejor forma de utilizar el juego para poder enseñar a los niños. Y sobre todo tener la conciencia de que cuando hablamos de “juego” es porque los niños realmente van a “jugar”, y no sólo que la educadora juegue y los niños vean. Ya que de esta manera la acción no es significativa y mucho menos procesada por el niño.

En mi punto de vista el juego con enfoque pedagógico, tiene que poner al niño en conflicto cognitivo y social, ya que si el niño no tiene un reto, el juego por muy bien que esté planeado, no será de la atracción del niño. En cambio cuando existe un reto, motivación y un juego en realidad, el niño se siente fascinado y con gusto. Y así, no solo favorecerá su competencias cognitivas; sino también sociales, ya que convivirá y exigirá la convivencia con otros compañeros.

Como conclusión puedo rescatar que la estrategia de aprendizaje a través del juego, es una forma de atender a los niños por un medio lúdico, que presentará un reto y motivación para lograr un objetivo de una forma divertida, emocionante y en un ambiente fascinante y entretenido; proporcionado en él un conocimiento de diferente índole.

Escuela y ubicación geográfica

El Jardín de niños Luis Moya se encuentra localizado en la Colonia Ejido Simón Díaz, sobre la calle E.U. de Brasil #94, perteneciente a la Secretaria de Educación del Gobierno del Estado, corresponde a la zona 01, y su clave es 24DJND216P. Cuenta con cinco grupos: 2”A”, 2”B”, 3”A”, 3”B” y 3”C”; la población asistente al Jardín de niños es de 150 alumnos aproximadamente. El personal docente ésta conformado por cinco educadoras, cada quien a cargo de un grupo, dos intendentes, que en ocasiones participan como auxiliares, y una directora sin grupo. 24

Además de las cinco aulas que se encuentran frente a frente, se cuenta con un espacio definido como dirección, dos zonas de baños; para niños y niñas, también se tiene una bodega de 2.5 x 4m aproximadamente, anexa a ésta se encuentra la biblioteca que también es de 2.5 x 4m aproximadamente (Anexo B). Cuenta con una cancha frente a la dirección y en la parte trasera de los salones se encuentra la zona de juegos. (Anexo C y D) Frente al Jardín se encuentra la primaria “Leyes de Reforma”, que cuenta con turno matutino y vespertino, ésta escuela esta totalmente bardeada. Además cerca del Jardín de Niños se localiza una iglesia. A unas cuantas cuadras se encuentra el panteón Españita y un supermercado “Bodega Aurrerá” sobre Prolongación Av. Constitución. Además a dos cuadras se encuentra un Centro Médico y una Casa cuna de Gobierno

Como ya lo mencioné la colonia donde se encuentra localizado el Jardín de Niños es el Ejido Simón Díaz. La mayor parte de las calles están pavimentadas, sin embargo, todavía hay algunas calles cercanas al Jardín de Niños sin pavimentar, las casas que se encuentran en esta colonia, por una parte reflejan una economía media y por otro lado una economía baja, a un costado del Jardín se encuentra una casa que no está en muy buenas condiciones y estuvo en remodelación, lo cual causó un gran peligro para los niños, ya que las tablas no estaban fijas. La colonia cuenta con los servicios necesarios: teléfono, luz, agua potable, drenaje y pavimentación.

Las colonias vecinas a ésta son: San Leonel, Colorines, Villas Españita y Satélite Francisco Madero. (Anexo F)

Los niños que asisten al Jardín muestran situaciones familiares muy diversas, en su mayoría son familias estables, pero en otros casos se manifiestan casos de familias disfuncionales, divorcios, separaciones, abandono y pobreza. Donde los niños son los afectados, ya que muestran conductas no aceptadas y en ocasiones se muestran 25

distraídos o desnutridos. Los padres de familia cuentan con una edad aproximada entre los veintiocho y los cuarenta y cinco años, carecen de empleos fijos o son mal pagados o incluso tienen a su cargo un negocio propio para un mejor sustento familiar. La edad promedio de las madres de familias se encuentran entre los veintidós a los cuarenta y cinco años, en su mayoría son amas de casa, sin embargo la situación economía obligó a algunas a tener un empleo y dejar a sus niños a cargo de otros familiares. Estas situaciones afectan el rendimiento o desarrollo escolar del niño.

Sin embargo los padres se muestran respetuosos y brindan apoyo y participación en las actividades escolares.

26

DESARROLLO DEL TEMA 1. El proceso social y afectivo en el grupo de 3º”c”

El proceso social y afectivo, es un concepto que es manejado por muchos autores, pero yo retomaré a Feliz López como unos de los principales autores que fundamentan este ensayo. Félix López (1995), menciona que “la socialización es un proceso, del cual el niño satisface sus necesidades y asimila la cultura, además la sociedad se perpetua y se desarrolla” (p.100). En mi opinión, el proceso social y afectivo, es un conjunto de acciones que debe realizar el niño para llegar a un fin que es integrarse a una sociedad; con ayuda de varios actores, propiciando al niño oportunidades para aprender a conocer y reconocer su cultura, sociedad y desarrollo; de esta manera el niño reconocerá las características que la sociedad le exige, para ser un ser socialmente aceptado.

Para estudiar este proceso es necesario considerar que el niño vive en un contexto social y para adaptarse a él, tiene que construir muchos aprendizajes imposibles de enumerar. Por lo que Félix López (1995), establece estudiar el proceso social y afectivo, a partir de tres procesos: procesos mentales, afectivos y conductuales. Favoreciendo así un mejor análisis del grupo.

El grupo que atendí esta integrado por 22 niños, que están dentro de los cuatro y cinco años de edad. Para algunos niños este ciclo escolar significó otro año cursado y para otros niños se vio como una primera experiencia en preescolar.

Ahora bien como ya lo mencioné, para analizar mi grupo me basé en los tres procesos propuestos por Félix López.

Dentro del proceso mental (Félix López, 1995), la mayoría de los niños mostraban entender y ejecutar las normas establecidas dentro del aula, sin embargo, otros niños se mostraban ajenos a estas normas, ya que no les importaba en lo mínimo 27

obedecerlas, a pesar de que las normas siempre estuvieron visibles para ellos (Texto-imagen)

A principio del ciclo escolar durante mis primeras semanas de observación, la maestra realizo los acuerdos que se debían aplicar en el aula, estos acuerdos los realizó junto con los niños, además colocó una imagen alusiva a cada regla, por lo que los niños reconocieron o infirieron lo que la regla escrita decía. Y los mismos niños leían (inferían) las reglas a los demás compañeros.

Cada vez que un niño no cumplía un acuerdo, los niños lo acusaban conmigo o con la educadora y siempre recurrimos al cartel para mostrar a los niños los acuerdos y mostrarles los dibujos y la oración.

En cuanto a los valores, traté de propiciar que los niños mantuvieran un respeto mutuo, sin embargo, como ya lo mencioné, algunos niños siempre mostraron desobediencia y falta de respeto hacia sus compañeros ya que la mayoría de las veces se encontraban peleando entre ellos o con otros compañeros, siempre sin causa alguna, aparentemente, aunque poco a poco al irlos conociendo fui descubriendo el motivo de sus acciones. Y yo no me daba cuenta pero en ocasiones yo provoqué que se rompiera ese ambiente de orden y trabajo, como me dijo una vez una maestra….”No existen niños traviesos, existen actividades que no son retadoras”. “Hoy decidí aplicar una actividad de pensamiento matemático, llamada La Escalera, que consiste en poner un objeto en cada casilla y contarlos para saber cuantos hay pero es en equipos y los niños batallaron mucho para trabaja en equipo, por lo que no se mantuvo el ambiente de orden y trabajo, así que suspendí la actividad…” (DTD 2008-2009, p. 41)

En esta actividad mi intervención propició que no se logrará el propósito, ya que no supe dar la explicación a los niños y no esperé a que todos me atendieran, además 28

de que les dí todas las instrucciones juntas y no esperé a que ellos las asimilaran y comprendieran, por lo que la actividad terminó siendo un caos, ya que los niño se terminaron peleando por el material y ni siquiera pudieron organizarse, por lo que decidí suspender la actividad, porque de nada servía que yo siguiera con la actividad si los niños, no sabían lo que estaban haciendo.

En una ocasión la directora me recomendó dar las instrucciones por partes y siempre preguntar a los niños si las comprendieron, y este consejo fue muy útil en otras actividades.

En el proceso afectivo la relación que tenían con sus compañeros, en su mayoría, presentaban ejemplo de sinceridad, honestidad y respeto, tomaban decisiones por si solos sin embargo, su autonomía no se encontraba del todo desarrollada, ya que en algunos aspectos dependían mucho de su madre, pues no tenían responsabilidad de sus cosas y de los materiales. Se mostraban poco empáticos hacia sus compañeros, aunque poco a poco fueron estableciendo la empatía hacia otros compañeros. Esto debido a que fueron favoreciendo su concepto de amistad.

Por aquél mes de noviembre, cuando hacia mucho frió, los niños asistían con mucha ropa abrigadora, pero al final de la mañana terminaban sin suéteres ni chamarras, y a la hora de salida, fue un conflicto encontrar la chamarra de cada quien ya que no tenían nombre o simplemente no se acordaban donde la habían puesto, ahí me di cuenta de que los niños no tenían responsabilidad de sus pertenencias. (DTD, 20082009, p. 79). Poco después traté de implementar como estrategia un cesto donde los niños colocaran sus prendas, sin embargo, aun así los niños seguían descuidando sus cosas. Así que tuve que pensar en otra forma de hacer que los niños fueran responsables de sus prendas. (DTD. 2008-2009, p. 87)

Utilizando el cesto, fue más sencillo que localizaran donde dejaron sus pertenencias y fue para mi más fácil repartir las prendas al final de la jornada.

29

Dentro del proceso conductual (Félix López, 1995), los niños mostraban acciones que, infiero yo, le son permitidas en sus hogares, como los berrinches, corajes, desorden, desobediencia, etc., esto en la minoría del grupo, ya que en varias ocasiones, algunos niños presentaron estas acciones dentro del aula.

Durante el desarrollo de algunas actividades, me enfrenté a algunos niños que querían hacer lo que ellos querían o simplemente querían hace las cosas a su manera, sin embargo, se enfrentaron a una problemática contra “mi” su maestra, uno de estos niños en una ocasión quería que le prestara un material, sin embargo, no era el tiempo ni la ocasión, por lo que no lo permití, su reacción fue un berrinche, se tiró al piso y comenzó a llorar, ante esta actitud, me di la vuelta y seguí con la clase, pero creo que la educadora entorpeció el proceso de aprendizaje de una pauta, ya que corrió hacia el y lo consoló, después al hablar con la educadora, le pedí que no lo hiciera, de lo contrario el niño volvería a utilizar esta herramienta de chantaje. La segunda vez que quiso hacer el berrinche, platique con el niño y al ver que nadie lo consoló, se puso de pie y mejor se puso a trabajar.

Los niños que presentaban esta conducta no deseable poco a poco fueron adquiriendo las pautas de conducta para integrare al trabajo con el grupo.

En su mayoría, se mostraban respetuosos, atentos, ordenados y en ocasiones hasta perfeccionistas, ya que sus padres siempre les exigían ser buenos en lo que realizarán dentro del aula. Además existía varios lideres por parte de unos cuantos niños y esto provocaba discusiones por querer ser siempre el primero, sin embargo poco a poco pudieron aceptar la participación de otros niños.

Ahora bien los niños se mostraban participativos, les agradaba mucho platicar y ser escuchados, platicaban de cualquier tema y era fácil entablar conversaciones con ellos, todos platicaban con todos, aunque tuvieran diferente carácter. Por esto mismo se les dificultó mucho respetar turnos y atender a sus compañeros, ya que como

30

siempre querían ser los primeros, no daban oportunidad a los demás compañeros para participar en las actividades.

Gozaban de dialogar sobre sus sentimientos y emociones, de experiencias y de su familia, aunque en algunos casos, los niños se mostraban tímidos y aferrados a no hablar de su familia, sin embargo poco a poco fueron desarrollando la confianza para expresar sus ideas y experiencias familiares.

En una actividad de lenguaje oral, los niños me platicaron sobre las actividades que realiza con sus padres, ya que esa semana estaba abordando la situación didáctica de la familia; los niños empezaron a participar pero fue un caos ya que todos empezaron a hablar al mismo tiempo, la educadora intervino así que los niños guardaron silencio. Al volver a pedir la participación, otra vez todos empezaron a hablar, así que les expliqué, la importancia de hablar y escuchar; respeto al turno y que si querían participar tenían que levantar la mano y de esta forma yo les daría la palabra. Al intentarlo de nuevo, los niños levantaron la mano y cedí la palabra a una niña y ella empiezo a platicarme de su familia, pero los demás empezaron a interrumpir, así que les advertí que si interrumpían a un compañero ya no los dejaría participar, de esa manera los niños respetaron el turno de sus compañeros; no por mucho tiempo, ya que después de un rato los niños volvieron a interrumpir. (DTD 2008-2009, p. 12)

Tiempo después apliqué otra actividad de lenguaje oral sobre unas adivinanzas, ya que a ellos les agradaban mucho éstas y más cuando ellos mismos las “leen” a sus compañeros.

Empecé a leerles la adivinanza y ellos estaban muy motivados a participar por que el niño que adivinara se ganaría una estampita. Todos empezaron a gritar la respuesta, así que les dije, - si no levantan la mano, no les doy la palabra-, por lo que ignoré a los niños que me gritaban la respuesta y sólo le dí la palabra a los niños que levantaban la mano y esperaban a que le diera la palabra. Algunos niños se enojaron 31

porque yo no les hacía caso, pero les expliqué que si ellos gritaban la respuesta no valía y que ellos tenían que levantar la mano para cederles la palabra, entonces ya no gritaron la respuesta pero empezaron a levantar la mano diciendo: “Yo maestra”….”Yo”…”Yo…. Por lo que les empecé a decir: “el Yoyo no juega ni participa”, de esta manera los niños empezaron a respetar los turnos y se dieron cuenta de que de ésta forma yo les concedía la palabra para poder hablar. (DTD 2008-2009, p.150)

Se percibió el desarrollo de la autonomía, ya que tomaron decisiones por sí mismos, reconocieron situaciones de riesgo y lograron evitarlas, mostraban iniciativa al participar en las actividades y más en las de Pensamiento Matemático, pues en estas actividades logré un gran interés en ellos, ya que eran actividades retadoras. Mostraban confianza para participar en las actividades sin miedo a equivocarse, les agradaba mucho jugar con el material de manera libre cuando la educadora lo permitía.

Dentro de estos juegos mostraban ser compartidos hasta cierto punto, ya que sólo prestaban el material a uno o dos compañeros, dentro de sus equipos de juegos solo podían llegar a ser máximo tres miembros, pero siempre existía un líder que ordenaba y dirigía las acciones de los demás, es decir, el líder decidía que material prestar, por lo que a los demás niños sólo les quedaba aceptar.

Los niños presentaban gran dificultad de trabajar en equipo, debido a que existía mucho el liderazgo e individualismo por parte de algunos niños, lo cual causaba conflictos y no permitía que los niños pudieran organizarse, respetarse y establecer diálogos con sus compañeros.

Un día apliqué una actividad de memorama y expliqué las reglas a los niños, pero ellos tenían que organizarse para saber quién empezaría, sin embargo me percaté de que coloqué en un equipo a dos niños líderes y esto provoco un conflicto, ya que no se pudieron poner de acuerdo y empezaron a pelear y a quejarse del otro 32

compañero. Así que tuve que intervenir para asignar la organización al equipo y de esta forma los niños tuvieron que aceptar lo que yo decía, aunque este no era el fin, pero fue la única manera en que pudieron trabajar, sin conflictos. (DTD 2008-2009, p. 19).

En otras ocasiones los niños que no toleraban trabajar con sus compañeros decidían trabajar de manera individual con otro material. Sin embargo los niños poco a poco fueron desarrollando la capacidad de aceptar las decisiones de equipo y a trabajar como tal.

El grupo era diverso, ya que cada niño lleva su propio ritmo de aprendizaje, algunos son más ágiles que otros, sin embargo con ayuda del andamiaje, los niños que llevaban un ritmo más lento de aprendizaje pudieron lograr un avance rápidamente.

Al aplicar una actividad de Pensamiento Matemático llamada Bolas de helado; los niños tenían que contar las chispas de chocolate de las bolas de helado y encontrar el cono que tuviera el número (símbolo) que correspondiera al número de chispas de chocolate. Pude percatarme de que los niños se ayudaban entre sí, a algunos niños se les dificultaba contar y a otros encontrar el número (símbolo) correspondiente, pero como esta actividad la realice por equipos, los niños se ayudaron entre sí y noté que los niños que presentaban dificultad en conteo, mejoraron mucho con el apoyo de sus compañeros. Algunos niños se mostraron interesados en la ayuda de sus compañeros ya que a ellos les favoreció esa ayuda. (DTD 2008-2009, p. 123)

El grupo presentaba varias necesidades y dificultades a enfrentar en el campo afectivo y social, sin embargo, con la ayuda de las actividades y situaciones didácticas, los niños fueron desarrollando poco a poco su personalidad y conducta. Aunque algunos niños, siguieron presentado problemas de conducta, algunas actividades ayudaron a que se integraran al trabajo.

33

Había un niño que presenta necesidades educativas especiales, ya que no escucha en un oído y esto provocó que el niño no obedeciera y no se integrara a las actividades, además de que los mismos niños ya lo tenían etiquetado como niño travieso. Una vez realicé una actividad llamada el Circo del salón y él fue el presentador, los niños lo observaron trabajando y jugando con ellos, quitándose así la etiqueta que ellos tenían del “niño travieso”. Además el niño atendió y respetó por primera vez a sus compañeros.

Actividades como ésta ayudaron a varios niños a integrarse al grupo y favorecieron a que se diera la oportunidad de que los niños se conocieran e identificaran entre ellos mismo. Además de que los niños adquirieron pautas de conductas que necesitaban, para poder tener un ambiente de orden y trabajo y una buena convivencia con sus demás compañeros.

Ahora bien, existe alguna forma de que los niños convivan más; de una manera en la que el educador no les imponga patrones de conducta, sino que ellos mismos vayan descubriendo el comportamiento o actitudes que deben apilar pues, es una estrategia muy interesante; la estrategia de aprendizaje a través del juego.

2. La estrategia de aprendizaje a través del juego como intervención educativa

En mi proceso de formación en el programa de Taller de Diseño de actividades didácticas II de la Licenciatura de Educación Preescolar, se manejan seis estrategias de trabajo que se utilizan para llevar a cabo la plantación, estas son: Aprendizaje a través del juego, El ejercicio de la expresión oral, Trabajo con textos, La observación del entorno y fenómenos naturales, Resolución de problemas Experimentación. (SEP 2002-2003, p. 131-132) y por último

34

En este ensayo sólo me voy a enfocar en la estrategia de aprendizaje a través del juego. Se sabe que el concepto de estrategia es buscar la forma para llevar a cabo una acción.

La estrategia de aprendizaje a través del juego, a mi punto de vista, es la acción de coordinar o dirigir una actividad implementado el juego y el objetivo es lograr un aprendizaje. Rosa Guitar (1999), menciona que el juego “es una actividad natural de niñas y niños, que les propicia placer, satisfacción y diversión”, por lo que es una actividad motivadora, además es un medio para experimentar cosas nuevas, para probar nuevas habilidades, para ejercitar y poner en acción habilidades propias. Lo cual le permite “desarrollar habilidades intelectuales, físicas, emocionales y sociales” (p.7)

Pienso que el juego no sólo significa realizar una acción física; creo que el juego, va más allá de este tipo de formas, para mí el juego es una actividad en la que el niño puede también desarrollar capacidades cognitivas; pero aquí lo que importa es que sea una actividad donde el niño se muestre tal y como es, sin imponerles patrones específicos, quizás sí se pueden seguir algunas condiciones para poder hacer mejor la actividad (reglas). Rosario Ortega (1992) menciona que no todo se tenga que aprender lúdicamente, pero que si se pude realizar tareas en forma lúdica, resultando beneficios, para la personalidad del sujeto y el éxito de la tarea.

Durante esta actividad llamada juego, el niño debe presentar diversas emociones y a mi punto de vista creo que la más importante es la diversión. Ésta no es exclusivamente individual, también se puede llevar a cabo en forma grupal. Al estar planeando seleccioné el tipo de juego que más convenía, dependiendo del aprendizaje que quería favorecer en los niños.

El juego es un escenario cotidiano para el niño, es algo que para él es natural y espontáneo. El juego permite al niño descubrir, experimentar, tener comunicación 35

con sus iguales y poner en juego diversas habilidades. Tal como lo menciona Rosario Ortega (1992). “El juego infantil como una actividad de gran potencialidad para el desarrollo y el aprendizaje. […] Instrumento de intervención e investigación educativa en la escuela infantil y primaria. […]Constituye un escenario pro social, permite a los niños indagar en su propio pensamiento, poner a prueba sus conocimientos y desarrollarlos progresivamente en el uso interactivo reacciones y conversaciones entre iguales” (Ortega, 1992, p. 205)

La actividad lúdica permite al niño poner a prueba sus conocimientos y, a la vez, adquirir nuevos, además de que ayuda al niño a que establezca relaciones interpersonales con sus compañeros principalmente. Además que el juego resulta interesante cuando es realmente retador y divertido.

El recreo es el escenario principal para realizar esta acción. Durante este tiempo pude observar que los niños jugaron a: las escondidas, las atrapadas y congelados. Durante estos juegos me percaté de que existía un juntador, que era el que decidía quien jugaba y los demás niños aceptaban que este niño hiciera las reglas y las hiciera cumplir. Por lo que en varias ocasiones existieron las quejas: “maestra no me quieren juntar”.

De esta manera los niños seleccionaban con quién jugar y con quien no jugar. Por lo general los niños que tuvieron dificultad para integrarse a estos juegos, solo los niños con problemas de conducta; ésto debido a que los mismos niños los rechazaban ya que no obedecían las reglas del juego.

Otros juegos reglados y tradicionales como: El Lobo Lobito, Doña Blanca, 5 Lobitos y Encantados; son juegos que los niños implementaban solo en la rutina o en clase de Educación física y en estos juegos si se integraban todos los niños. 36

Durante el juego los niños expresaban sus ideas y conocieron a sus compañeros y ellos a la vez valoraron sus capacidades y emociones. En una ocasión apliqué una actividad llamada “Lo que siento con la música”, esta actividad consiste en escuchar varios géneros de música, y los niños dibujan el estado de ánimo que les provoca cada género musical. Me sorprendí mucho, por el resultado que obtuve con esta actividad, debido a que, a pesar de que mis alumnos hablaban mucho pero expresaban muy poco sus sentimientos, durante esta actividad los niños expresaron los verdaderos sentimientos que provocó la música en ellos. La actividad la trabajé con esta estrategia ya que los niños bailaron, conversaron y pusieron aprueba sus conocimientos y valoraron a sus compañeros. “Me gusto mucho la actividad por que muchos niños mostraron diversas reacciones con una sola canción, además de que logré identificar cual es el estado emocional actual de cada niño” (DTD 2008-2009, p. 37)

Rosario Ortega no habla del juego reglado, sin embargo éste de forma reglado también ayuda a los niños a adquirir conocimientos tanto concretos como conductuales, es por eso que también brindo ejemplos de juego reglado, a pesar de que la autora en que me enfilo no lo menciona.

Los juegos reglados, son muy interesantes y de mucho provecho para la adquisición de pautas. Como en una actividad a la que llamé “Buscando Mariposas”, la competencia que favoreció esta actividad pertenece a campo formativo Pensamiento matemático presentando como contenido: conteo. Esta actividad consiste en esconder en todo el Jardín varias mariposas de papel, organicé a los niños por equipos y salieron a buscar las mariposas del color que le tocó a cada equipo.

Este juego fue agradable, pero lo importante de éste, es que se marcaron conductas a realizar, en primer lugar solo pueden juntar las mariposas de su color, se tienen que ayudar mutuamente en el equipo, todos deben participar. La primera vez que aplique esta actividad lúdica, varios niños no acataron las reglas, pero la segunda vez que la apliqué, los niños las acataron por lo que pudieron respetar a los demás 37

equipos. Al final, el contenido que trabajé fue el conteo. Al reunir las mariposas, entramos al aula y cada equipo contó las mariposas que logaron reunir, el conteo se llevó a cabo por equipos, después cambié la dinámica del conteo. (DTD 2008-2009 p. 107)

Otro juego reglado es el tradicional juego del Rompecabezas, este juego lo aplique en varias ocasiones pero con diferente situación didáctica. Solo que le realice una pequeña modificación, el rompecabezas lo tuvieron que armar por equipos pero además las piezas que les di estaba revueltas y tuvieron que pararse a buscar sus piezas con otros equipos.

Las primeras veces los niños se peleaban por el material, ya que no lo querían prestar, pero poco a poco se fueron acostumbrando a las reglas del juego y fueron aprendiendo a respetar a sus compañeros y a prestar el material.

Rosario Ortega (1992), menciona que las reglas de los juegos suponen una expresión de la lógica con la que los niños creen que deben regirse los intercambios y los procesos interactivos entre ellos. Es decir que los niños asumen las reglas y toman conciencia de que éstas tienen un por qué dentro del juego.

Las competencias a desarrollar fueron diferentes en cada intervención de este juego. Como ya lo mencioné, el tipo de juego lo seleccioné dependiendo del propósito o competencia a desarrollar, y en una de las intervenciones la competencia que quise favorecer fue: “Comprende que hay criterios, reglas y convenciones externas que regulan su conducta en los diferentes ámbitos en que participa.” (PEP ’04. p. 53)

Seleccioné esta competencia ya que los niños debían, tomar en cuenta a los demás, conversar con los demás participantes al negociar el préstamo de material, además de respetar las reglas establecidas.

38

Ahora bien, el juego no solo pone a prueba el pensamiento y conocimientos del niño, sino también las relaciones que establece con sus compañeros, pero además, resaltan las competencias que favorecen el desarrollo de más competencias, en el mismo y otros compañeros, por ejemplo el andamiaje, que para mí fue muy útil en el trabajo con los niños, aunque tal vez los niños no me entendían a mi pero con ayuda de sus demás compañeros entendían mejor el concepto. Las “Bolas de Helado”, fue otra intervención en la que utilicé esta estrategia de aprendizaje a través del juego. En esta actividad tiene como competencia: “Utiliza los números en situaciones variadas que implican poner en juego los principios del conteo”. (PEP ’04 p. 76)

Seleccioné esta competencia debido a que los niños tuvieron que contar las chispas de chocolate que estaban en la bola de helado y encontrar el cono que tuviera el numero (símbolo), que correspondiera. Esta actividad fue al principio en forma grupal y los niños pasaron al pizarrón a colocar los conos, pero después les repartí por mesas cierto número de conos y bolas de helado, para que ellos lo hicieran por equipo de mesas. Hay algunos niños que presentaron dificultad en el contenido de conteo, y en esta actividad me di cuenta de que los niños mejoraron mucho, pero fue gracias al andamiaje, que se llevó a cabo entre los mismos compañeros, como estos niños tenían dificultad para realizar el conteo y a la vez encontrar el cono correspondiente, los demás compañeros de mesa les ayudaron a contar y a encontrar el cono que tenían el número correspondiente. “Pude observar que el andamiaje se percibió, ya que los niños más ágiles ayudaron a los niños que presentaron problema en el conteo o en relacionar la cantidad con el número (Símbolo)”. (DTD 2008-2009 p. 123) Hablando de conteo, recuerdo una actividad llamada “Los elefantes”, esta actividad fue una de las actividades que apliqué en la primera jornada de trabajo docente, esto debido a la necesidad de acercar y evaluar a los niños en el contenido de conteo. “…cantamos la canción de los elefantes y por cada elefante, los niños iban 39

colocando un elefante en la telaraña dibujada en el pizarrón, al final contamos otra vez todos los elefantes” (DTD 2008-2009 p. 31)

En esta actividad primero cantamos la canción de Los Elefantes (Un elefante se columpiaba, sobre la tela de una araña…..). Y les dibujé una telaraña en el pizarrón y cada vez que agregábamos un elefante más en la canción, un niño pasaba a colocar un elefante en la telaraña. Contamos hasta el número diez, ya que primero quise que los niños identificarán hasta el número diez, para después avanzar hasta otro número.

Los niños se divirtieron mucho porque cantaron y a la vez pudieron manipular el material para ir representando los que la canción decía. La actividad me ayudó mucho, los niños realmente pudieron contar hasta el número 10.

Además de que el juego favorece aprendizaje, también ayuda a los niños a comprender a otros niños estableciendo buenas relaciones entre ellos, igualmente a adquirir nuevas pautas de conducta y a respetar las decisiones o puntos de vista de otros niños. En una ocasión apliqué una actividad llamada “El dibujo compartido”, en este juego los niños se colocaron con una pareja y entre los dos tuvieron que realizar un dibujo, utilizando una sola hoja y un solo lápiz para ambos. Ese era el reto, cómo organizarse para poder realizar el dibujo, porque además entre los dos debían realizar el dibujo. A los niños les hacía falta aceptar las decisiones de otros compañeros y ser más compartidos.

Durante el desarrollo de la actividad pude observar a varios niños muy divertidos, riéndose y conversando entre ellos. Me di cuenta de que algunos niños tuvieron dificultad para organizarse, ya que no sabían como hacer el dibujo. “El dibujo compartido es una actividad donde se forman parejas y a cada pareja se le proporciona una hoja y un color, y la pareja debe realizar un dibujo de un tema 40

seleccionado por los dos, pero los dos deben participar en la realización el dibujo” (DTD 2008-2009 p. 118)

Para poder organizarse expuse la situación con un niño y conmigo, después les pedí que me dieran sugerencias de cómo resolver éste conflicto:
      

N1: hay que dividir la hoja y que cada quién haga su dibujo. N2: No, porque los dos tienen que hacer el dibujo… ¿Verdad, maestra? P: sí, solo un dibujo entre los dos. N3: ¿Y si los dos niños agarran el color y hacen el dibujo? P: Puede ser. N4: ¿Y si yo hago una casita y ella los árboles? P: Pues también… Haber, entonces pueden empezar a hacer el dibujo. (DTD 2008-2009, p. 119, 12 de febrero de 2009)

Para poder llevar a cabo un verdadero reto, organicé las parejas y coloqué a dos niños que en muy pocas ocasiones se juntan en equipo y a otros que no se juntaban por el temperamento que presenta cada uno. Para uno de estos niños fue muy difícil enfrentarse a esta actividad, ya que estaba acostumbrado a trabajar individualmente y a tomar las decisiones, entonces en esta actividad, se enfrentó con un compañero que también tuvo el derecho de opinar y al principio de la actividad tuvo dificultad para ponerse de acuerdo, pero me dí cuenta de que se acopló fácilmente a la actividad y pudo trabajar muy bien; y entonces el niño aprendió a tomar en cuenta a sus demás compañeros.

En todas estas actividades mi rol ha sido dirigir y observar, en ninguna he intervenido o he participado con el mismo rol que los niños, es decir no he jugado. Pero Rosario Ortega (1992) menciona que es importante que el educador sepa jugar y que conozca la función del juego, ya que existen maestros que no toman en cuenta al juego como actividad pedagógica, solo enfocan a los niños a actividades rutinarias, que para los niños ya son aburridas y no los motivan.

41

Durante mis prácticas pude observar que para los niños es muy importante que el maestro participe en su juego, los ayuda a comprenderte y a que tú los comprendas, además que se dan cuenta de que tú también puedes llegar a ser un niño, si lo quieres. “Para intervenir didácticamente desde el juego […] el profesor debe considerarse […] un ser humano creativo, cargado de intencionalidad y dispuesto a comprender una situación humana compleja, a jugar dentro de ella, mejorando la compresión y el desarrollo del pensamiento en general y las ideas que en ella circulen, en particular” (Ortega, 1992, p. 115) El juego el “Lápiz”, es una actividad en la que presenté a los niños varios ritmos de música. Al niño que le tocará el lápiz tuvo que bailar algún tipo de ritmo, como él quisiera o como él creyera conveniente, dentro del juego también participé y eso motivó más a los niños a bailar.

Los niños se sintieron más cómodos al ver que yo también participé. Éste juego fue muy divertido; los niños mostraron interés. Al realizar la asamblea, ésta actividad la recordaron mucho los niños, y lo que yo quería con este juego, es que reconocieran los distintos ritmos de música y afortunadamente los niños lograron reconocerlos. “A continuación realicé el juego del lápiz, con este juego los niños tuvieron acercamiento a diversos ritmos de música y los bailaron como ellos creyeron conveniente. Al principio no hubo mucha participación ya que les dio pena, pero la maestra sacó unos premios y, ahora si, todos querían bailar”. (DTD 2008-2009 p. 21)

Como ya lo mencioné para el niño es importante la participación del maestro ya que se vuelve parte de ellos y no sólo un espectador o guía.

42

Creo también muy importante que nosotros como maestros juguemos con los niños porque tal vez lo que observamos no es suficiente, ya que estando dentro del juego nos percatamos de otras cosas que tal vez como espectadores no se pueden percibir.

Ahora bien el juego significa algo muy importante y agradable para el niño. Y el docente puede utilizar el juego como una herramienta pedagógica. La estrategia de aprendizaje a través del juego también puede ayudar a desarrollar competencias de forma grupal, porque suele pasar que el grupo presente alguna dificultad que se muestra en forma grupal, como la participación y organización en equipos, el préstamo de material y el establecer relaciones interpersonales.

3. La estrategia de aprendizaje a través del juego para desarrollar la competencia de trabajo en equipo.

En el juego sociodramático los niños representan situaciones cotidianas o familiares, de una manera natural y espontáneamente, en este tipo de juego, no es necesario un material especifico, ya que los niños pueden utilizar lo que encuentren a su alrededor. En tendencias de Rosario Ortega, ella maneja el concepto de juego sociodramático como aquélla actividad lúdica en la que el niño juega libremente con los recursos que tenga disponibles, dejando ver roles que conoce o que le interesan (papá, mamá, maestro, perro, etc.).

De acuerdo con Piaget (citado por Bodrova, 2004, p. 124), el juego tiene una etapa llamada juego simbólico que es cuando los niños hacen uso de representaciones mentales en las que los objetos pasan por otros objetos. De esta manera se da el juego dramático, donde los niños crean situaciones o papeles ficticios con gestos o lenguajes. Con este argumento se fundamenta el concepto que Rosario Ortega integra sobre el juego sociodramático.

43

Para que el niño pueda trabajar en equipo se le asigna o selecciona una consigna o un rol dentro del equipo y justamente en el juego sociodramático los niños seleccionan un rol.

Durante las diversas situaciones que los niños representaron los niños mostraron confianza al representar su rol, recetando el papel de cada compañero, apropiándose de su rol y respetando el acuerdo de que cada quien tenían un rol y una función dentro del juego, dicho rol no podía ser representado por otros compañeros.

Para los niños el respetar el rol de un compañero se es dificulto mucho al inicio del ciclo, sin embargo poco a poco fueron desarrollando la comprensión de que en el juego no solo podía existir solo una persona y que además todos los niños jugaban y que no existía un juntador y un desjuntados.

Durante las diferentes jornadas apliqué una serie de actividades empleando la estrategia de aprendizaje a través del juego donde me centre en el juego sociodramáico. La primera de estas actividades la titulé “La Casita, El Doctor, la Tiendita y la Repostería”. Esta actividad ésta situada en el campo de Desarrollo Personal y Social, ubicada en la competencia que dice: “Adquiere conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos, y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros” (PEP ’04, p. 53)

Al realizar esta actividad. Utilicé materiales diversos para cada situación, por ejemplo: La casita: lavadora, tendederos, pinzas, ropa, botellas de detergentes, burro de planchar y plancha, lavadero, escoba, trapeador, cubetas, cubiertos, platos, sartenes, mantel, tazas y mandil. El doctor: batas, estetoscopio, almohada, sábana, algodón, batelenguas, curitas, cajas de medicinas, jeringas, algodón, vendas y cinta. Repostería: Cortadores, plastilina, batidores, recipientes, cuchillos de plástico, cucharas y platos; gorros y mandiles. La tiendita: Cajas de productos comerciales 44

como: galletas, pan, leche, cereal, botellas, latas de refresco, atún y verduras, frutas, verduras, mandil, caja registradora con billetes de juguete y canastas. Organicé a los niños en cuatro equipos sin embargo, estas situaciones y espacios se trabajaron de manera simultánea y el tiempo asignado para este juego fue de 30 minutos.

Para iniciar la actividad invité a los niños a jugar con el material, ejerciendo diferentes situaciones, como: el doctor, la tiendita, la casita y la repostería. Mostré las consignas como: cuidar el material, no morder, chupar, comer o romper, respetarán el rol que tiene cada compañero y no se faltarán al respeto. Además de solo ubicarse en el espacio asignado y al dar la indicación de “recoger”, se tendrá que cumplir la consigna.

Las primeras veces que apliqué esta actividad los niños mostraban faltas a las reglas, ésto lo percibí ya que cuando los niños empezaron a jugar observé que los niños arrojaban el material y cuando era tiempo de guardar, tomaban el material y solo lo amontonaban en el lugar que lo habían recogido, pero no lo dejaban tal como lo habían encontrado, es decir ordenado. Algo que llamó mi atención es que los niños se trasladaban de una situación a otra, algunos niños que jugaban a la casita se pasaban con los niños que jugaban al doctor; y en las reglas que les establecí esto estaba prohibido, pero me dí cuenta de que no era lo correcto ya que los niños estaban representando una situación cotidiana y yo estaba dificultando esa experiencia cotidiana porque para ellos es lógico que si alguien en su casa se enferma debe asistir al doctor y es lo que ellos estaban reprensando en su juego, pero yo entorpecí la dramatización de experiencias cotidianas. Por eso los primeros días el juego sociodramático no sucedía como tal.

Así que tomé la decisión de eliminar la consigna de solo quedarse en la situación seleccionada. De esta forma observé que los niños se integraban de una mejor manera al juego y sobre todo con más libertad, además que en su juego ya no sólo existían tres o cuatro personas, si no que ahora todo el grupo pertenecía a una experiencia en la que cada quien fue fundamental para el juego. 45

Pero seguí teniendo una dificultad con otra regla, “recoger el material”, aunque con la libertad que brindé a los niños se volvieron más ordenados durante el juego, al término de éste los niños amontonaban el material por lo que opté por dar premios a los niños que guardaran y acomodaran el material después de usarlo, por lo que los demás niños se vieron en la necesidad de acatar la regla para obtener un “premio”. Después de un tiempo eliminé la estrategia del premio pues los niños ya habían asimilado la regla y ya no fue necesario que yo interviniera.

Durante el juego dejé que los niños seleccionaran la situación que querían representar y dejé que ejecutaran el juego sociodramático y traté de no intervenir en su juego. Mientras los niños jugaban yo me dediqué a observar sus acciones y desenvolvimiento de su personaje. En la planeación especifiqué, que después de 15 min. los niños cambiarían de material, pero después decidí no hacerlo así ya que los niños se mostraban motivados y representando una situación cotidiana que yo no quise interrumpir, por lo que dejé que los niños siguieran representando la misma situación y en otras ocasiones les dí la oportunidad de representar otras situaciones.

Durante el juego sociodramático los niños ejercieron el rol asignado por ellos mismos o por el equipo, y fue un poco difícil pero los niños lograron reconocer que las niñas y los niños pueden llegar a realizar las mismas actividades, ésto debido a que cuando los niños jugaban a la casita varios niños no querían jugar, debido a que no querían jugar a ser el papá, ni a cocinar, ni a planchar y a realizar otras actividades que por lo regular realizan las madres. Pero los niños fueron reconociendo estas actividades como algo normal y cotidiano, por lo que en otras ocasiones, los niños empezaron a adoptar estas actividades.

Las primeras veces que los niños practicaron el juego sociodramático, pude percatarme de que ellos no querían prestar el material y se lo dividían, pero, también observé que discutían por los roles, principalmente cuando jugaban al doctor.

46

(Discusión entre los niños por los roles)  Estudiante: Que les parece si él es el doctor y los demás podemos ser pacientes, dentro de cinco minutos cambiaos y a otro niño le tocará ser el doctor… ¿Cómo ven?  Ns: ¡Si!...  N1: ¡Pero yo sigo!  Estudiante: Ya veremos. (DTD 2008-2009, p. 110, 22 de enero de 2009)

Un día observé el juego del doctor (Anexo K), me percaté de que se encontraba jugando un niño que a principios de ciclo escolar, se mostró con muy poca capacidad para compartir con sus compañeros, además le gustaba ser el único en participar en las clases y no dejaba participar a los demás niños. Y también se encontraba otro niño que siempre se mostró impulsivo, y a estos niños siempre se les dificultó estar dentro de un equipo, ya que sus compañeros no los toleraban.

Sin embargo en el juego sociodramático, fue la primera vez que los observé compartiendo y estar de acuerdo. Jugaron sin ningún problema, pero cuando dí la instrucción de cambiar roles (para dar la oportunidad a otros compañeros) se suscito un conflicto ya que los dos niños eran doctores y a la hora de cambiar roles, querían seguir siendo doctores, sin embargo, los demás niños les reclamaron cambiar de papel, los niños se negaron, por lo que tuve que intervenir para hacer concientes a los niños de que no siempre vamos a tener lo que queramos y que en esta ocasión ellos ya habían tenido la oportunidad de ser doctores por lo cual les tocaba a otros compañeros. Los niños se mostraron molestos, sin embargo aceptaron las reglas del equipo y siguieron jugando. (DTD, 2008-2009, p. 121)

Cuando los niños jugaron a la repostería también se presentó, la problemática por seleccionar los roles. Pero de igual manera intervine para ver como poder resolver la problemática
     N1: yo hago la masa N2: no, yo la hago, tú no puedes N3: ¡Maestra se estar peleando! Estudiante: ¿Qué pasó?... ¿Por qué se están peleando? N1: es que no me da masa

47

   

Estudiante: haber, organícense y que a todos le toque la masa, otros pueden hacer el betún, otros los pasteles, y otros los hornean, pueden compartir el material. N2: Yo los adorno N1: Yo hago los pasteles N3: Yo los adorno. (DTD 2008-2009 p. 125, 18 de febrero de 2009)

En otra ocasión pude observar a un grupo de niños y niñas jugando a la casita. Observé que al juego se integro una niña que casi no hablaba y ella era mi preocupación ya que casi no se comunicaba con sus compañeros, pero para mi sorpresa, la niña entabló diálogos con su equipo. Además de que se desenvolvió con mucha facilidad, sin pena alguna y muy segura de sí misma.
     

Mamá: ¡Córrele, córrele, dame eso! Hija1: Ten aquí están los platos Mamá: ¿Quién quiere salchicha? Hija1: Voy a lavar los platos…. ¿Tu vas a hacer la comida?... Hija2: No, yo no porque estoy planchando… ¡hay!...Ya me queme Mamá: Yo la hago porque yo soy la mamá (DTD 2008-2009 p. 155, 18 de marzo de 2009)

Al terminar el tiempo, pedí a los niños que acomodaran el material y se colocaran en su lugar para después propiciar una asamblea, en la que los niños me hablaron sobre las experiencias que tuvieron al realizar el juego. Los niños me comentaron que les agradó jugar con sus demás compañeros y los materiales la situación que más les gusto fue la del doctor, también hablaron sobre las problemáticas que vivieron dentro del juego, por ejemplo que el hijo se enfermó y lo llevaron al doctor y le dieron medicamento. Lo que evalúe en esta actividad fue el desenvolvimiento de los niños ante un rol asignado por él mismo, observando sus acciones, emociones, sentimientos, además de que el niño también debía tomar en cuenta a sus demás compañeros, respetar las reglas y a sus mismos compañeros (Anexo L y M). Retomando la competencia, los niños tenían que adquirir conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros.

48

Seleccioné esta competencia debido a que antes de aprender a trabajar en equipo, quise que los niños tomaran en cuenta a su demás compañeros para organizar un juego, y logré que ellos reconocieran que sus compañero son importantes en la actividad, además de que también quise que ellos se sensibilizaran ante los

sentimientos y emociones de los compañeros y, como ya lo mencioné, los niños entendieron el comportamiento de sus compañeros al discutir por los diferentes roles, desarrollaron conciencia de justicia, por lo que apoyaron y entendieron a sus demás compañeros de juego.

Como ya lo señalé en algunas ocasiones los niños presentaron problema para organizarse y para seleccionar un rol, pero al platicarlo en la asamblea los niños entendieron que con discusiones no lograban nada, por lo que fueron adquiriendo conciencia de que en este tipo de juego se tenían que organizar y por lo tanto todos debían estar de acuerdo para poder jugar.

Hablando de la evaluación de los niños puedo decir, que al final, ellos lograron reconocer que sus compañeros también tienen derecho a participar en las mismas actividades que las niñas, logaron respetar sus propias opiniones y las de sus compañeros, lograron organizar su juego, para presentar una situación (Anexo I).

Ahora bien al valorar mi intervención reflexioné que en esta actividad mi intervención fue mínima ya que además de ser un juego sociodramático también es un juego libre en que los niños representaron situaciones cotidianas, que tal vez yo nunca me imaginé ver dentro del aula.(Anexo J)

Durante mi intervención presenté logros, dificultades y retos. Primero logré entablar conversaciones con los niños sin perjudicar su juego, cuando se presentaban problemáticas entablé pláticas con los niños en donde orienté hacia una posible solución, de este modo los niños pudieron organizarse y tomar en cuenta a los demás para poder jugar. Cuando me percaté de que los dos niños más pequeños del grupo no lograban integrarse y entablar diálogos con sus compañeros, tuve que 49

platicar con ellos tratando de convencerlos para jugar he incluso me integré al juego, de esta manera brinde confianza y seguridad a los niños.

Además tuve que intervenir para que los niños dejarán de etiquetar a dos de sus compañeros, sin embargo no era posible platicar a los demás niños las situaciones familiares de sus dos compañeros, las cuales eran causa de sus comportamientos. Por lo que tuve pláticas con todos los niños para hacerlos entender que algunas veces los niños no podían controlar su coraje o comportamientos pero que cada acción tiene una consecuencia, traté de convenceos de integrar a sus compañeros, pero también yo los integré a las actividades dándoles consignas especiales; pero abucé mucho de brindar consignas pues los mismos niños me reclamaron tanta atención brindada a sus dos compañeros, por lo que tuve que modificar mi intervención de tal modo que no se viera que yo tenía preferencia por algún niño.

Las dificultades que presenté en mis intervenciones fueron primeramente el querer imponer una regla que perjudicó el juego de los niños, ésto al no permitir que los niños jugaran con otros compañeros en diferentes situaciones. Además de que creía que para poder evaluar a los niños yo tenia que estar sólo de observadora, pero me di cuenta de que los niños se sentían intimidados, ya que sólo los observé, pero después decidí integrarme en los juegos y vivir la experiencia más de cerca y con más confianza por parte de los niños.

Los principales retos que tuve en mi intervención fue asimilar que el juego sociodramático, es justamente dramatizado y que los niños pueden dramatizar cualquier experiencia cotidiana, también fue un reto el lograr entender que en este tipo de juego yo no debo imponer patrones y que no puedo limitar a los niños en su desenvolvimiento ni en el desarrollo de las diferentes situaciones, y fue un reto ya que yo veía que los niños actuaban de tal manera que me hacían pensar que no sabían como desenvolver su rol y yo quería intervenir para explicarle al niño como actuar.

50

Este juego ayudó a los niños a comprender que todos son importantes y que se debe de tomar en cuenta a todos para poder realizar una actividad, ésto debido a que ellos mismos se dieron cuenta de que si no se organizaban el juego no era agradable y divertido. Esto ayudó a los niños a sensibilizarse ante los demás compañeros, de este modo lleva a cabo la competencia de trabajo en equipo ya es más fácil de desarrollar, ahora sólo era cuestión de poner a prueba estas capacidades que mostraron en esta situación en actividades que propician el trabajo en equipo. Pero más adelante relato actividades de esta índole.

La actividad anterior la llevé a cabo por varias semanas y en varios horarios de la mañana, pero conjuntamente realicé otras actividades donde también se llevó a cabo el juego sociodramático.

El juego sociodramático que expliqué anteriormente englobó varias situaciones, pero después efectué solo una situación, la de El doctor, esta actividad se encuentra ubicada en el campo formativo de Desarrollo Personal y Social, ubicada en la competencia que dice: Adquiere conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos, y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros (PEP’04, p. 53).

Esta actividad se llevó a cabo de forma grupal ya que todos participamos y dispuse con un tiempo de 30 minutos. Los materiales que utilizamos fueron: batas, estetoscopio, almohada, sábana, algodón, batelenguas, curitas, cajas de medicinas, jeringas, algodón, vendas, cinta, sillas y mesas

Primero cuestioné a los niños para saber si han asistido con el doctor, qué hace el doctor, cómo los atiende, qué personas están con el doctor y qué hacen antes de entrar a verlo. Esta experiencia todos los niños la han tenido y fueron varias respuestas las que me dieron, por ejemplo los niños que asisten con doctores particulares, me mencionaron que en el consultorio no había enfermeras, los niños, que asisten a los centros de salud, me describieron de otra forma el consultorio, pero 51

de igual manera los niños sabían cuál es la función del doctor así como cuando y porqué se debemos asistir con él. Entonces los invité a jugar al doctor, ellos accedieron.

Para empezar coloqué una lista de los roles necesarios para poder llevar a cabo el juego y los niños seleccionaron el papel que les gustó (doctor, enfermera, secretaria, encargada de farmacia, paciente). Como en otras ocasiones hubo discusión por querer el mismo rol, sin embargo yo seleccionaba a los niños que siempre tienen poca oportunidad de participación en roles principales. (Anexo N)

Conversación:  Estudiante: ¿Quién quiere ser doctor? (varios niños levantan la mano y solo escogí a tres)  N1: Maestra, yo también quiero  Estudiante: Lo siento solo necesito tres doctores. Pero puedes escoger otro papel…enfermero o paciente (DTD 2008-2009 p. 144, 5 de marzo de 2009)

Después acomodamos el aula, colocamos tres mesas que serian las camas, claro cada una con su respectiva sábana y almohada, colocamos una sala de espera y una mesa que es donde se registraban con la secretaria, también colocamos una mesa con unos pequeños estantes en los que se acomodaron los medicamentos y la farmacéutica.

Como cada niño ya tenia su rol, repartí lo materiales necesarios para cada personaje (Doctor: bata y estetoscopio) y cada niño se colocó en el lugar donde se desenvuelve su personaje, y así inició el juego.

Durante el juego observé que cada niño se apropió de su rol y eran muy estrictos al representarlo, por ejemplo la secretaria empezó a regañar a los hijos de los pacientes por no estar sentados o la farmacéutica que se molestaba porque no le llevaban la receta.

52

Todos se adueñaron de sus roles, desde la secretaria hasta el doctor. Observé que los niños actuaban como ellos han tenido la experiencia, y los pacientes expresaban síntomas que son comunes para ellos, dolores de cabeza, estomago, oído, etc. Pero también en este aspecto se vieron reflejados conocimiento que adquieren dentro de sus familias, ya que me percaté de que una doctora, recetó a su paciente tomar té de orégano. Y algunos niños lo vieron algo normal, pero los demás no sabían de que se trataba. (Anexo Ñ)
Conversación 1:  Doctor1: ¿Qué tiene?  Paciente: Tengo tos y dolor de caballo.  Doctor2: Acuérdense, para inyectarlo…  (Orlando se recuesta y uno de los doctores lo inyecta, mientras el otro doctor escribe una receta)  Doctor1: Tómese esto en la noche y en la mañana Conversación 2:  Doctor: ¿Qué te duele?  Paciente: La cabeza y la mano, me caí de las escaleras  Doctor: Enfermera véndalo. Yo lo inyecto…acuéstate  Paciente: ¡ahhh!  Doctor: se va a tomar esta medicina  Secretaria: Yo la escribo (la secretaria escribe la receta). Tenga, ve con ella para que te de tus medicinas. (El niño pasa con la farmacéutica) (DTD 2008-2009 p. 144, 5 de marzo de 2009)

Di fin a la actividad y pedí que guardaran los materiales y acomodaran el mobiliario. Los niños empezaron a aguardar los materiales y todos participaron, yo les ayudé a acomodar el mobiliario y dejar libre un espacio en el centro del aula, para llevar a cabo la asamblea.

Al terminar pedí a los niños que se sentaran en el piso en buena postura y formando un círculo, los niños obedecieron y para realizar la participación, utilicé el juego del lápiz, que es algo parecido al juego de la papa caliente, de este modo al niño que le tocó el lápiz participó expresando sus experiencias al estar jugando. Les pregunté si les gustó, si tuvieron problemas con sus compañeros, cómo los resolvieron y qué les pareció su papel dentro del juego. Los niños mencionaron estar contentos con su rol 53

y otros dijeron lo contrario, ya que no les tocó representar el personaje que ellos querían, mencionaron los problemas que se presentaron de los cuales me percaté pero no intervine ya que yo también formé parte del juego. Uno de los niños que le tocó ser paciente quería ser doctor por lo que le quitó el material a uno de los doctores, al platicar con los niños me comentaron que le quietaron el material y lo mandaron a que sentara, y lo que yo observé fue algo semejante sólo que los niños en lugar de hablar, le gritaron; por lo que también tuve que explicarles que para resolver los conflictos se necesitaba hablar claramente y no gritar ni agredir. Retomando la competencia “Adquiere conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos, y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros” (PEP’04, p. 53); a varios niños se les dificultó desarrollar la sensibilidad a los sentimientos y emociones de los compañeros, ya que en lugar de hablar claramente agredieron y no controlaron sus impulsos, por otra parte los demás niños lograron tomar en cuenta a los demás niños respetando sus roles y sus emociones ante el desarrollo del personaje. Y brindaron apoyo a los niños que lo necesitaron, como por ejemplo cuando una enfermera no sabía como poner una venda, los demás niños trataron de auxiliarla tal modo que lo pudo hacer sola.

Dirigiéndome a mi intervención, logré no involucrarme en la resolución de problemas de los niños, fui más especifica en la organización del grupo, ya que todos tenían un personaje y materiales para cada quién, por lo que ninguno podía cambian de rol, evitando así un conflicto. Logré integrarme al juego formando parte de ellos y no como observadora. Se me dificultó el uso del tiempo ya que los niños estaban muy motivados y divertidos, pero es obvio que no los iba a dejar jugar más del tiempo asignado. Fue un reto el no intervenir en las problemáticas que surgieron con los niños, porque yo quería ayudarlos a resolverla, pero dejé que ellos lo hicieran y al final, durante la asamblea, les di mi opinión sobre la solución que tomaron; que fue incorrecta.

54

Aprendí que puedo observar a los niños formando parte de su juego y no sólo como un observador que incluso llegue a intimidar a los niños. Ya que de esta manera pude observar las emociones y sentimientos que muestran al representar experiencias cotidianas, que tal vez son comunes en sus hogares. Además como menciona Vigotsky, el maestro debe formar parte de la actividad y una forma es siendo participante directo.

En paginas anteriores hablé sobre el juego sociodramático manejando cuatro situaciones, la casita, el doctor, el supermercado y la repostería y las manejé al mismo tiempo y sus resultados fueron satisfactorios, sin embargo me resultó más favorable realizar las situaciones por separado, por ejemplo la actividad lúdica

anterior fue la de el doctor, en la que noté más avances de los niños, más apoyo y comunicación entre los niños; por lo creo recomendable aplicar estas situaciones por separado ya que se obtienen mejores resultados y desenvolvimiento de los niños.

Otra de estas actividades fue El comercial, esta actividad está ubicada en el campo formativo de Desarrollo Personal y Social, con la competencia que dice: “Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo” (PEP’04, p. 53). En esta actividad me enfoqué más al trabajo en equipo utilizando el juego sociodramático.

Organicé a los niños por equipos de cuatro y el tiempo asignado para esta actividad fue de 30 minutos, sin embargo me llevé un poco más. Los materiales que utilicé fueron diversos accesorios: sillas, gorros, sombreros, zapatos, escoba, bastones, etc. y diferentes productos (cajas, botellas, envolturas).

Primero cuestioné a los niños sobre los comerciales, para saber si los identificaban y sabían reconocer cuál es su función. Fueron pocos los niños que lograron reconocer la función de éstos, por lo que tuve que explicarles en qué consiste un comercial y para qué servían, posteriormente los niños me hablaron sobre los diferentes comerciales que han visto en la televisión, próximo tomé un producto de los que 55

teníamos en el supermercado, recuerdo que era una caja de gelatina, así que empecé a cantar la canción de un comercial de gelatina y empecé a dramatizar el comercial, los niños estaban carcajeándose de lo que yo hacía. Después los invité a jugar a ser actores y a realizar un comercial como los que ven en televisión, los niños accedieron. Por lo que organicé los equipos y les dí un producto el cual anunciarían y le pedí que se pusieran de acuerdo para poder hacer su comercial, coloque los materiales junto al pizarrón (disfraces y accesorios) y les dí la indicación de que quien los ocupara los podía tomar.

Les dí un tiempo para que se organizaran y ensayaran, pero me percaté de que los niños no estaban haciendo nada, estaban callados y sentados, otros sí estaban entablando conversaciones con los integrantes de su equipo, pero me dí cuenta de que no era referente al comercial, por lo que decidí dar inicio al juego. Pregunté quien quería pasar primero y no hubo respuesta de los niños por lo que escogí a un equipo. El equipo pasó al frente y dije con voz alta: luces, cámara… ¡acción! Pero, para mi sorpresa los niños sólo se quedaron parados y sin hacer nada, entonces les dije que empezaran y ellos seguían parados sin hacer nada, en ese momento intervino la educadora para motivarlos a realizar el comercial, pero no hubo respuesta de los niños, les pregunté si sabían qué hacer y me contestaron que no, les pedí que tomaran asiento y pregunte a los demás equipos quien si quería hacer el comercial y un equipo levanto la mano, les pedí que pasaran al frente y se acomodaran, a ellos les tocó promocionar un yogurt, después dije: luces, cámara…¡acción!. Y los niños empezaron a platicar sobre el producto; que estaba rico, que era barato y uno de los niños dramatizo que lo tomaba y que se hacia fuerte.

Lo hicieron bien, cada participante tenían un papel y un diálogo dentro del comercial. Los cuestioné sobre su organización, dijeron que ellos inventaron el comercial y que cada quien escogió su papel, pero también les pregunté sobre sus diálogos y mencionaron que nadie les había dicho que decir, me di cuenta que el comercial de

56

este equipo fue improvisado en el momento, pero entre todos se apoyaron para poder dramatizarlo.

En cuanto a los demás equipos se abstuvieron de participar, pero seguí intentando motivarlos, aunque no obtuve resultado, por lo que opté por terminar la actividad. Me inquieté al ver que los niños no reaccionaban a las indicaciones pero es obvio que los niños no harían nada porque mi intervención no fue muy buena, o tal vez no haya sido buena, si no que debí utilizar otros recursos.

Pretendí evaluar el desenvolvimiento de un rol y la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, hacía su rol y la misma organización. Sin embargo como ya lo mencioné solo un equipo participó y desarrollaron estos aspectos de evaluación, no a la perfección debido a que tal vez era necesario más tiempo y más práctica para que se estableciera un verdadero y único rol para cada quien.

Creo que para que hubiera más participación de los equipos, debí implementar otro medio para que entendieran como hacer el comercial, por ejemplo, tal vez hubiera funcionado llevarles un video con varios comerciales y que ellos seleccionaran cuál dramatizar, de este modo ya hubieran tenido una idea debían decir y hacer. Por que ese fue el principal obstáculo para realizar la actividad, los niños no sabían que decir ni como hacerlo, por eso se quedaron callados y sin hacer nada. Además creo que debí orientar a los niños en cada equipo, para ayudarlos a decidir cómo hacer su comercial, aunque aún así necesitaba de otros recursos para que los niños entendieran mejor.

Uno de los logros que tuve durante mi intervención fue que logré dramatizar sin pena y con confianza, ya que si no lo hubiera hecho los niños no se hubieran motivado y no hubieran comprendido de lo que estaba hablando. En otras ocasiones el realizar este tipo de acciones me causaba pavor ya que no me sentía con la confianza de hacerlo, pero desde que logré integrarme al juego del niño, comprendí que para que 57

los niños entiendan tengo que predicar con el ejemplo. En cuanto a mis dificultades puedo decir que me faltó orientar a los niños y utilizar otros recursos para dar la explicación.

Hablando del trabajo en equipo, los niños que participaron se organizaron al inventar el comercial, sin embargo como ya lo mencioné, creo que hubiese sido conveniente más tiempo, ejemplos concretos y práctica, para que de esta forma cada niño se apropiara de su rol y se desarrollara esa competencia de trabajo en equipo, ya que en esta actividad solo improvisaron, pero no hubo una selección de personajes, una organización de personajes, tiempo y materiales.

Otra actividad que apliqué utilizando el juego sociodramático fue Dramatizando un cuento, ésta se ubica en el campo formativo de Desarrollo Personal y Social, con la competencia que dice: “Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo” (PEP’04, p. 53). Y efectivamente en esta actividad puse a prueba la organización de los equipos para dramatizar un cuento.

Para realizar esta actividad utilicé como materiales los siguientes: un cuento seleccionado por los niños en este caso “Los tres lobitos”, diversos accesorios: sillas, gorros, sombreros, zapatos, escoba, bastones, etc. diferentes disfraces o accesorios de disfraces (por ejemplo orejas de conejo).

Este día nos tocó visitar la biblioteca de la escuela pero antes de ir, les mencioné a los niños que realizaríamos ésta actividad, por lo que entre todos seleccionaríamos un cuento. Al llegar a la biblioteca los niños empezaron a examinar algunos libros y los que más les agradaban me los fueron pasando, solo me dieron cinco libros, entonces lo tomé a votación y los niños seleccionaron dos libros como ganadores y para poder decidir cuál dramatizar decidí leerles los cuentos, de este modo para los niños fue más fácil decidir cuál cuento dramatizar. Ganó el cuento titulado “Los tres cerditos”, este cuento es el tradicional cuento de los tres cerdito y el lobo feroz. Se 58

terminó el tiempo de estar en la biblioteca, así que nos dirigimos al aula donde volví a leer el cuento para sacar la lista de los personajes, y resultaron nueve personajes.

Organicé dos equipos y les pedí a los niños que ellos escogieran los roles, pero les dejé en claro que no quería discusiones, entonces cada equipo se empezó a organizar y era obvio que resultaría riñas, sin embargo, los niños no me informaron de éstas y no me tomaron en cuenta para su organización.

Cuando se terminó el tiempo para organizarse, les dije a los niños que hicieran lo posible por aprenderse sus diálogos, ellos me cuestionaron sobre el papel que representaría, y les explique que yo sería narrador, y les expuse la función de éste.

Durante tres días leí el cuento hasta el punto en que los niños se lo aprendieron, así que en el cuarto día, realizamos la presentación, como no es una actividad en la que yo quería que los niños se lucieran frente a un público, utilicé materiales y vestuarios sencillos. Primero coloqué las sillas en forma de media luna, coloqué los disfraces y accesorios a un lado del pizarrón para que el equipo que fuera pasando los tomara.

Los equipos pasaron y se mostraron confiados ya que el cuento se lo sabían y además yo como narradora auxilié un poco a los niños que olvidaron su diálogo. Se divirtieron, ya que el cuento no exige acciones estrictas o el cumplimiento de estas, por ejemplo recuerdo que el cuento decía que los tres cerdito se sentaban a comer en casa del hermano mayor y los niños dramatizaron la situación un poco diferente, se sentaron en el piso y utilizaron un mantel y una canasta y empezaron platicar de la casa del hermano mayor, los niños no se limitaron a las acciones que dictaba el cuento; dramatizaron su personaje como ellos comprendieron la lectura. Cada niño actúo el papel que le tocó o seleccionó. Cuando les pregunté quien había repartido los roles ellos me comentaron que cada quién escogió el que quiso.

Para dar fin a la actividad realicé una asamblea en la que los niños hablaron sobre el cuento, el mensaje que les dejó y los más importante: hablaron de su experiencia al 59

dramatizar un cuento; a pesar de que no fue una presentación con exceso de lujos y perfección. Me expresaron su alegría por el personaje que desarrollaron.

Los niños tuvieron más oportunidad de desarrollar su imaginación ya que utilizamos poco recursos, la escenografía la formamos con papeles de diferentes texturas y algunos dibujos, pero los niños lograron identificar cada escena y sobre todo lo disfrutaron y me di cuenta de esto ya que tiempo después organice otra dramatización también de un cuento pero en esta ocasión para un festival y ahora yo seleccioné los personajes para cada niño y les exigí materiales específicos, además de que fueron necesarios ensayos continuos; Me percaté de que los niño se estresaban ya que algunos no estaban satisfechos con su personaje e incluso se preocupaban por los disfraces y la escenografía que hicieron ellos, claro, pero

fueron tantas cosas especificas que al final los niños solo dramatizaron para cumplir con un festival y no por diversión.

Por lo que la dramatización de Los tres cerditos para los niños fue agradable y sobretodo divertido ya que ellos lo hicieron con tranquilidad y confianza. En esta actividad, donde los niños dramatizaron “Los tres cerditos”, me percaté que fue bueno no exigirles ni limitarlos porque como ya lo mencione con el otro cuento los niños se estresaron y actuaban más por compromiso y ni siquiera disfrutaban del cuento porque ya los tenia artos ya que no fue un cuento que ellos seleccionaron como el de “los tres cerditos”.

En los niños evalué el desarrollo de la competencia de trabajo en equipo ya que en esta actividad los niños necesitaron de la colaboración de otros compañeros para poder lograr una meta que fue la dramatización del cuento, además que los niños se comprometieron con sus demás compañeros para poder desarrollar la actividad, reconocieron que necesitaron de otros compañeros y también fue importante tomar en cuenta sus opiniones para poder estar todos de acuerdo. De están manera la competencia tuvo un avance.

60

Al analizar mi intervención me percaté de que les di mucha libertad a los niños para realizar la actividad, ya que ellos seleccionaron el cuento y entre ellos se organizaron para asignar los roles, pero no los dejé del todo libre ya que guié la actividad y les díje que es lo siguiente en realizar y ellos lo realizaron solos, Vigostky habla de un maestro como la persona que plantea y crea las oportunidades, por lo que en esta actividad sólo presenté a ellos la situación y ellos solos la realizaron. Fue un desafío para mí no intervenir mientras los niños llevaban a cabo sus representaciones ya que yo me apropié de las acciones que mencionaba el cuento que realizaban los personajes, pero me di cuenta de que los niños hacían la dramatización sin límites, por lo que fue un reto no reclamarles ciertas acciones o situaciones en su dramatización.

Aprendí a dejar que los niños tomaran decisiones por sí solos y a confiar en ellos para realizar una actividad en la que yo solo actúe como guía y a ser accesible y no colocar límites en el desarrollo de los personajes.

Otra actividad de juego sociodramático en la que puse a prueba su competencia de trabajo en equipo fue la de El circo del salón. En esta actividad trabajé la competencia de “Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo”(PEP’04, p. 53). En el campo formativo de Desarrollo Personal y Social El interés por ésta actividad surgió a raíz de que les conté un cuento llamado “Puro circo”, este cuento habla de una niña que quiere ir al circo, pero sus papás no la quieren llevar, por lo que ella empieza a hacer su propio circo con las cosas que hay en su casa (cazuelas, tendederos, llantas, etc.) la niña realiza varios actos para convencer a sus papás de que la llevaran al circo pero sus padres no le hacen caso. Al final la niña se dio cuenta que se divirtió haciendo todos esos actos por lo que decide realizar un cartel en el que anuncia funciones de circo todos los días. Por lo que los niños se inquietaron y empezaron a hablarme sobre las diversas

61

experiencias que han tenido al ir al circo, como los noté tan motivados he interesados, les propuse realizar un circo dentro del aula y los niños accedieron. “El día de hoy apliqué una actividad de juego sociodramático, llamada El Circo del salón, durante la semana los niños y yo nos organizamos para poder realizar una pequeña función de circo, al inicio de la semana les leí un cuento sobre un circo, después ellos escogieron los papeles que representarían: malabarista, payaso, domador, mago, etc. Así que hoy los niños asistieron disfrazados y con sus respectivos materiales. Realizamos la función de circo y me sorprendí de ver que los niños se mostraron muy interesados y cada vez que pasaba un niño al frente a realizar su acto se mostraba centrado e interesado… ahora, analizando el juego sociodramatico, cada niño cumplió su rol y respetó el de sus compañeros”. (DTD, 2008-2009, p. 101)

Esta actividad esta ubicada en el campo formativo de Desarrollo Personal y Social, con la competencia que dice: “Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo”. Igualmente se puso a prueba la capacidad de trabajo en equipo, sólo que ahora, esta actividad se llevó cabo de forma grupal y se realizó en un tiempo de 30 minutos. Los materiales que utilice fueron disfraces de león, gato, tigre, domador, mago, etc. tablas, palos, aros, pelotas, cajas, sillas y cuerdas.

Inicié cuestionando a los niños sobre los personajes que encontramos en un circo, y los niños empezaron mencionar a algunos, pero como no sabían sus nombres me decían lo que la persona realiza dentro del circo, por ejemplo, el que se cuelga de una cuerda, es el acróbata. Coloqué los nombres de los diferentes personajes en el pizarrón, después pregunté a cada niño qué personaje quería ser, por lo que ellos seleccionaron su propio personaje (domador, trapecista, malabarista, payaso, etc.), pero en actividades pasadas algunos niños no se sentían conformes con su personaje ya que querían otro diferente, sin embargo, durante el desarrollo de la actividad ellos fueron apropiándose del personaje. 62

Cuando los niños tuvieron su personaje le expliqué en que consistía el acto que iban a realizar, les presté los materiales necesarios para que practicaran, platique con los padres de familia para que estuvieran enterados de la actividad y del acto que realizarían sus hijos, por lo que les pedí que los niños ensayaran en su casa su acto.

Mientras llegaba el día de la presentación, realizamos pequeños ensayos en los que los niños se mostraron entusiasmados. Al principio no querían participar, pues les daba pena, pero se fueron acostumbrando. Algunos actos fueron en forma de equipo, por lo que los niños se tuvieron que poner de acuerdo para realizarlo, por ejemplo el equipo de payasos se tuvieron que poner de acuerdo para representar una situación como ellos no sabían qué hacer los orienté con algunos actos que pudieran realizar, ellos decidieron como hacerlos y quién los realizaría.

Al niño que le tocó ser domador tuvo que organizarse con los niños que representaron ser animales, para poder realizar un acto ya que entre ello se pusieron de acuerdo para ver que es lo que realizarían los animales. (Anexo Q)

Para realizar el programa pedí la opinión de los niños, de éste modo ellos escogieron quién pasaría primero. El día de la presentación los niños llegaron disfrazados y con sus instrumentos. Al iniciar la jornada pedía a los niños que me ayudaran a acomodar las sillas, pero primero les pregunté como acomodarlas, a lo que ellos contestaron que en forma de círculo y lo hicimos pero, los niños, se dieron cuenta de que los actores no podrían entrar, además les di unas cajas que previamente ellos forraron, pregunté a los niños como acodarlas y ellos dijeron que en círculo pero dejando una entrada; lo hicimos y pregunté a los niños si estaban conformes y me contestaron que sí, pero ahora el problema era acomodar las sillas; uno de los niños expresó que las acomodáramos en forma de la mitad del círculo para dejar entrar a los personajes, lo hicimos y los niños se dieron cuenta que de esta manera si se podía entrar a la pista, próximo ambientamos el salón con diferentes dibujos alusivos al circo y con tiras de papel . 63

Cuando el salón estuvo listo decidí iniciar la función por lo que los niños salieron del aula y la niña taquillera se colocó en la puerta para recoger lo boletos. Mientras los niños entraban, coloqué un poco de ambientación musical. (Anexo T). Cuando los niños entraron pedí que el presentador sé colocara al frente para dar la bienvenida.

Después de dar la bienvenida iniciamos con el primer acto que fue el del mago, donde un niño apareció un conejo de su sombrero, los niños que formaron parte del público se emocionaron y aplaudieron con mucha alegría a su compañero.

A varios niños les tocó realizar acto individuales y presentaron un poco de pena porque ni recordaban que realizar pero pedí a los niños darle ánimos y aplausos para que el niño se animara a realizar su acto.

En las presentaciones de equipo, los niños se mantuvieron apoyados de sus compañeros, por ejemplo los malabaristas tuvieron ciertas dificultades con los malabares pero entre ellos se ayudaron para poder realizarlos. (Anexo S)

Todos los niños se mostraron respetuosos al trabajo de sus compañeros, si hubo risas, pero no burlas.

Cuando se terminó la función los niños se mostraron felices y querían volver a hacerlo pero, por cuestiones de tiempo y planeación, les propuse que fuera en otra ocasión; los niños accedieron. Empezamos a recoger lo que utilizamos las cajas y decoraciones, después acomodamos el aula y ellos se quitaron los disfraces (los que podían) después realicé una asamblea donde cuestioné a los niños sobre su experiencia al participar en el circo. Los niños mencionaban que estuvo muy “padre”, les pregunté si tuvieron algún problema para organizarse con sus compañeros; una niña menciono que ella sí, porque otra compañera no quería realizar lo que le tocaba pero luego lo hizo. Se expresaron divertidos y contentos.

64

Hablando de la evaluación y reflexión de esta actividad los niños lograron reconocer que es necesario tener confianza en sí mismo para poder realizar ciertas actividades y que el trabajo en equipo es necesario para apoyarse unos a otros. Los niños mostraron respeto por el trabajo de otros compañeros y se logró favorecer el trabajo en equipo, ya que varios niños realizaron actos por equipos por lo que los niños se tuvieron que apoyar y romper esa barrera de líder e individualismo. Pudieron ponerse de acuerdo en su mayoría, ya que algunos niños seguían en su postura de ser los actores principales, sin embargo poco a poco se dieron cuenta de que se necesitaba del apoyo de todos para poder realizar el acto del circo.

Para poner en conflicto a los niños organicé los equipos dependiendo de las personalidades de cada uno, de esta manera los niños pudieron experimentar con diversos compañeros y no sólo con sus amigos. Y para mi sorpresa los niños, al principio, mostraron disgusto ya que no falto el niño que no se ajustaba a la organización, sin embargo, los mismos niños fueron logrando tener más comunicación con los integrantes de su equipo y pudieron organizarse para realizar el acto seleccionado. (Anexo O y P)

Para mi fue un reto el organizar la actividad, ya que para empezar no sabía como hacerla, por lo que tuve que ir al circo que por coincidencia, estaba presentándose en la ciudad. Tomé nota de los actos y video de algunos, fui muy observadora en los detalles, para lograr organizar bien la actividad.

La dificultad que presenté en mi intervención fue auxiliar a los niños en sus actos ya que tenia que apoyar a más de un equipo a la vez durante los ensayos, pero la educadora me auxilió un poco al ayudarle a otros equipos.

Logré intervenir lo justo en las actividades de los niños, ya que mi miedo durante esta actividad fue imponerles actitudes y no darles la libertad de escoger y actuar a su manera. Aprendí que los niños son tan capaces que pueden llegar a realizar lo que tu menos te esperas, por ejemplo uno de los niños que siempre se mostró 65

individualista, fue mi preocupación; pensando en qué iba a pasar con él si no se lograba integrar al trabajo e equipo, pero en ésta actividad lúdica, en donde ellos no vieron exigencia de un trabajo, si no más bien de un juego, los niños se mostraron más accesibles y compartidos, por lo que al niño se le facilitó más integrarse al equipo.

Continuando con las actividades de juego sociodramático, ahora hablaré sobre la actividad llamada, El Supermercado, esta actividad, fue planeada como cierre de una Unidad Didáctica del Supermercado. Está ubicada en el campo de Desarrollo Personal y Social, con la competencia que dice: “Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo”(PEP’04, p. 53).

Los materiales que utilizamos fueron: mesas, sillas, dos cajas registradoras, dinero de juguete y envolturas de diferentes productos, botellas, cajas, etc. Contamos con tiempo de 40 minutos para realizar la actividad, sin embargo, nos llevamos un poco más de tiempo mientras acomodábamos.

De igual manera coloqué una lista de las personas que trabajan en un supermercado, según el conocimiento de los niños, porque eso ya lo habíamos visto durante la semana. Los niños seleccionaron el personaje que quisieron representar.

Para realizar la activad necesitamos de varios preparativos, como el material, por lo que realicé otras actividades que no involucraron el juego sociodramatico, sin embargo, forman parte de los preparativos para llevar a cabo la actividad lúdica.

Al planear la actividad me di cuenta de que necesitaba muchos materiales que tal vez no podría reunir, por lo que pedí ayuda de los padres para recaudar diversas envolturas y envases, afortunadamente los padre me apoyaron, aunque después de realizar la actividad no sabia qué hace con todo ese material reciclado.

66

Al seguir con los preparativos del juego, necesitamos hacer más real el ambiente, por lo que por equipos los niños realizaron los carteles de los diferentes departamentos dentro del supermercado. Durante esta actividad los niños mostraron apoyo y organización ya que el cartel debió cumplir ciertas características (texto, imagen y decorado) y los niños se organizaron para cubrir cada una de ellas. Pude observar que en los equipos los niños se dividieron las acciones, unos niños escribieron, otros dibujaron los diseños alusivos al cartel y otros decoraron con recortes. (Anexo U)

Me alegró ver que los niños se organizaron para realizar el cartel y que no se presento ninguna discusión en ningún equipo; me acerqué a observar a los quipos y los cuestiones sobre las decisiones que tomaron: ¿Quién dibuja?.... ¿Quién escribe? Y ¿Por qué?... ¿El quiso o ustedes le dijeron? Los niños en su mayoría me mencionaron que ellos mismos escogieron qué hacer, pero todos se mostraban de acuerdo. Se encontraban compartiendo materiales, conversando entre ellos; aceptaron responsabilidades.

Pero antes los niños y yo seleccionamos el nombre del supermercado. Cerca del Jardín se encuentra un supermercado llamado “Bodega Aurrera”, por lo que los niños decidieron aplicar ese nombre para nuestro supermercado. Y, justamente, al equipo que le tocó realizar este cartel que se coloco fuera del aula, colocaron el texto y diversas imágenes pero además dibujaron el personaje representativo de este supermercado.

Siguiendo con los preparativos, los niños organizaron los productos en cada departamento, le fui dando cierta cantidad de productos a cada equipo y ellos organizaron los productos donde ellos creyeron conveniente. Al terminar, los niños se sentaron al centro y empecé a revisar cada departamento con su apoyo y ellos mismos fueron verificando que el producto correspondiera al departamento; si un producto no correspondía lo colocábamos en una canasta para después acomodarlo en su lugar. Después de que el aula estaba totalmente ambientada pedí que los niños se colocaran en sus posiciones (ejemplo: el cajero en la caja). Los demás 67

niños que formaron parte de la clientela, salieron del salón y pedí a los niños guardias que cerraran la puerta y cuando estuviera listo la abrieran para iniciar el juego, los niños abrieron la puerta, los clientes empezaron a entrar e inicio el juego.

Durante el juego, pude observar que los niños se apropiaron de su personaje que se respetaban entre ellos. Cada niño estableció una personalidad para su personaje, me percaté de que algunos niños, que tal vez dentro de las actividades sugeridas en la práctica escolar, no lograron establecer diálogos con sus compañeros, dentro de esta actividad desarrollaron un lenguaje sencillo pero con confianza con sus compañeros. Además establecieron diálogos que para ellos es común se presienten en el supermercado tal vez al verlo en sus madres, como el ponerse a platicar con la comadre o vecina. Igualmente los niños acudían conmigo para darme alguna queja o que les resolviera algún conflicto, sin embargo, les advertí que en ese momento, no había maestra ya que yo también forme parte de la clientela. (Anexo V)
Conversación 1:  Cajero: ¿Es todo lo que va a comprar?  N: Si. (El cajero registra los productos)  Cajero: son $500 pesos  N: Aquí está… ¿No me va a dar feria?  Cajero: No, porque no tengo  N: Bueno….Gracias Conversación 2:  N1: Comadrita… ¿Cómo está?  N2: Bien, ando comprando la fruta  N1: Yo ando comprando el pan  N2: Ya me voy porque tengo que ir al kinder por el niño. Conversación 3:  Panadero1: ¡Se está quemando el pan!  Panadero2: ¡Sácalo!... ¡Sácalo!  N1: ¡Maestra! ya se les quemó el pan  Estudiante: Yo no soy maestra, soy una compradora… ¿Cómo le van a hacer?  Panadero1: Ya lo tiramos, aurita hacemos más (DTD 2008-2009 p. 137, 27 de febrero de 2009)

68

Los niños se mostraron interesados y me sorprendí al ver que todos respetaron el rol que seleccionaron, respetaron a sus compañeros y los niños que estuvieron a cargo de un departamento se apoyaron para atender a los clientes. (Anexo W)

Para dar fin a la actividad, pedí a un niño que diera la indicación de que el supermercado iba a cerrar, por lo que todos los niños se apresuraron a comprar y salieron de la tienda, después cerraron el supermercado. Los niños que quedaron dentro acomodaron algunos materiales, después entramos los demás y ayudamos a acomodar todos los materiales. A terminar pedí que se sentaran en el piso y realicé una asamblea.

Durante la asamblea los niños estuvieron muy inquietos ya que todos querían hablar sobre lo que jugaron. Me comentaron que les agradó el juego, les gustó su

personaje, aunque al principio no todos estaban conformes con el personaje que les había tocado. Me empezaron a relatar sus experiencias, como cuando se les quemó el pan a los panaderos y tuvieron que hacer más. Las actitudes que observé en los niños fueron de agrado y diversión, ya que cada niño tuvo una experiencia diferente dentro del mismo juego.

El desenvolvimiento de los personajes varió en cada niño, pero se mostró un avance en el desarrollo de varias competencias en cada uno. Dentro de la competencia se maneja el apoyo mutuo, los niños lograron establecer apoyo mutuo y trabajo en equipo durante los preparativos para realizar la actividad lúdica, tal vez algunos niños no estuvieron de acuerdo en algunos roles asignados, pero los aceptaron y desarrollaron, se entablaron lazos de amistad con demás compañeros ya que no convivieron con el mismo círculo de amigos, si no con todos sus compañeros.

Mi intervención fue directa ya que los orienté, ayudé y brindé la oportunidad para trabar en equipo en los preparativos de la actividad, pero durante el juego, dejé que los niños se desenvolviera sin intervenir y siendo parte de su juego. Logré desarrollar mi papel de docente dependiendo de la actividad que desarrollaron los niños. La 69

dificultad que presenté en mi intervención fue retenerme en no intervenir en el juego de los niños y dejar que ellos resolvieran sus conflictos por si solos, además dejar que ellos desenvolvieran su rol dentro del juego y observe que algunos niños, al principio el juego, no sabían qué hacer y para mí fue una dificultad orientarlo sin establecerle un molde.

Un reto fue lograr que los niños me entendieran el desarrollo del juego relacionándolo con los conocimientos que anteriormente habían a adquirido, igualmente fue un reto planear y organizar la actividad de tal modo que los niño se sintieran dentro del supermercado, por lo que fue difícil pensar en ambientar el aula y en los materiales.

En las actividades de preparación, los niños ejercieron un trabajo en equipo en donde se les exigió una tarea específica y, como menciona Vigostky, los niños tienen que establecer diálogos con sus compañeros, de cualquier forma. Además los niños lograron romper con la barrera de individualismo y liderazgo, dando oportunidad a otros compañeros de participar.

En las actividades antes mencionadas los niños adquirieron un rol dentro de un equipo, aceptando distintos roles independientemente del tipo de actividades que se requerían, reconociendo que sus compañeros también son importantes dentro de su equipo y que su participación es primordial. Aunque al inicio tuvieron dificultades para dar oportunidad de desenvolvimiento a otros compañeros.

Pero a la vez los niños adquirieron autonomía, al controlar sus impulsos y respetar la decisión del equipo, aceptaron compartir responsabilidades y aceptaron mantener un compromiso dentro del grupo. Brindaron apoyo a sus compañeros y dieron sugerencias reconociendo que utilizando un dialogo pueden organizarse.

Todo esto se logró con actividades lúdicas, que contaron con actitudes orientadas para llevar a cabo un trabajo en equipo el cual, en el grupo, estaba deficiente. Pero 70

además se desarrolló un poco el proceso conductual mencionado por Félix López (1995), ya que los niños aprendieron a controlar sus impulsos y temperamento, para lograr una mejor convencía con sus compañeros.

Otro aspecto que se logró desarrollar dentro del grupo, con ayuda del juego sociodramático, fue el establecer diálogos entre los compañeros con diferentes personalidades haciendo a un lado las etiquetas y los prejuicios sobre la personalidad de los compañeros ya que, dentro de la actividad lúdica, éstos no existían. Niños que tal vez no hablaban por miedo a equivocarse o por pena, desarrollaron diálogos de confianza dentro de esta actividad. Propiciando así confianza para seguir un diálogo son sus compañeros fuera del juego.

La actividad lúdica favoreció el proceso social de los niños pero lo más importante es que ellos desarrollaran la competencia de trabajo en equipo, lo cual se logró y ésto lo afirmo por lo antes ya mencionado.

Reconozco que al principio de las actividades lúdicas tuve algunos errores como no dar claramente las instrucciones o percatarme que fueran comprendidas por los niños pero con ésta experiencia logré mejorar mí desenvolvimiento como guía del proceso enseñanza- aprendizaje.

Por todo esto, el desarrollo de mi práctica donde logró mejorar día a día aunque, aún cuando ya sea una profesionista, nunca dejaré de aprender pues cada grupo de alumnos y, aún cada alumno, siempre será diferente.

71

CONCLUSIONES Al llegar al grupo de 3”C”, me percaté de que los niños presentaban una gran

dificultad al organizarse y trabajar en equipo, por lo que decidí atender esta problemática. La capacidad de trabajo en equipo es muy importante para el desarrollo personal del niño y la adquisición de nuevos cocimientos.

En primera instancia, el trabajar en equipo, implica que el niño ponga en juego su conducta y su personalidad, Mugía (1990) menciona que los niños se comportan de acuerdo a las normas éticas solo con compañeros y adultos, sin embargo en el grupo puede observar que los niños no mostraban estas acciones con sus compañeros, por lo que tuve que implementar una estrategia en la que los niños no se vieran obligados por mí a cumplir las reglas de convivencia con su equipo.

El aprendizaje a

través del trabajo en equipo, favorece el desarrollo de logros

cognitivos y sociales, ya que al niño le implica ajustar su conducta y sus normas a las que se tiene que amoldar o aprender dentro del equipo, además de que el niño establece relaciones interpersonales. Los aprendizajes que el niño adquiere son variables, pero algo importante es que el niño se apoya de los demás compañeros para comprender los aprendizajes y desarrollar o mejorar habilidades.

La estrategia de aprendizaje a través del juego ayudó a que diera solución a la problemática ya mencionada, pero además la utilicé para brindar a los niños otros aprendizajes.

Esta estrategia es muy útil y los niños adquirieron aprendizajes que de otra forma hubiese sido difícil explicar o trabajar, además se desarrolla de una manera lúdica y divertida para los niños.

72

Cuando desarrollé actividades utilizando esta estrategia, los niños mostraron más interés por las actividades y pude percatarme de que los aprendizajes fueron más significativos para ellos.

Al aplicar esta estrategia con este tipo de juego, me percaté de que los niños utilizaban reglas que ellos mismos imponían, pero también hacían que sus compañeros las obedecieran.

El juego sociodramático lo trabajé en equipos, y como yo no intervine para imponerles las reglas del juego, los niños orientaron la realización del juego; esto ayudo a los niños a adquirir reglas y normas de una manera en la que no fueron impuestas directamente, pero el mismo niño fue adquiriendo conciencia de que debía acatar las reglas para poder ser aceptado en el juego.

Hablando de mi intervención docente fue difícil no imponer a los niños el juego, ya que ellos lo dirigieron según las experiencias que han tenido. Además también fue difícil organizar los equipos ya que el grupo tenia etiquetados a algunos niños y nadie quería jugar con ellos, sin embargo, poco a poco los niños etiquetados, fueron adquiriendo conciencia de la conducta que debía, y poco a poco los demás niños fueron integrándolos al grupo y a los equipos de juego.

La estrategia de aprendizaje a través del juego fue de mucha utilidad para desarrollar la capacidad de trabajo en equipo, sin embargo, también ayudó a los niños a adquirir y desarrollar nuevas habilidades y capacidades, no sólo en el campo de desarrollo afectivo social.

Al aplicar la situación didáctica que me permitió dar solución a la problemática detectada, me percaté de que al realizar el juego sociodramático en pequeños equipos, los mismos niños fueron rechazando a otros que presentaban problemas de conducta, provocando en estos infantes un aislamiento y estimulando más conductas antisociales, esta problemática de etiquetar y rechazo fue otra problemática que 73

detecte en el grupo, sin embargo las situaciones didácticas que aplique en las jornadas de trabajo con la estrategia de aprendizaje a través del juego para desarrollar la capacidad de trabajo en equipo me ayudaron a sobre llevar esta ultima problemática detectada, sin embargo creo que para integrar a estos niños se deben de llevar una secuencia didáctica que favorezcan especialmente la integración.

Durante la elaboración del presente documento, como dificultad por no tener el hábito de la lectura, fue complicado enfocarme a analizar los textos escritos, sin embargo, con la práctica constante logré desarrollar esta habilidad consiguiendo así la comprensión de los textos bibliográficos analizados.

El principal reto que enfrenté durante la elaboración de este ensayo, fue el organizar mis ideas para poder expresarlas por escrito debido a que tenía tantas cosas que expresar pero, en ocasiones, los borradores no presentaban ilación en la redacción, además analizar y comprender las ideas teóricas sin apropiarme de ellas también significó un reto esto debido a que, en las primeras redacciones que realicé, no podía expresar mis ideas acerca de los textos de los autores por lo que significo un reto apoyarme en los argumentos teóricos pero respetando la idea esencial del autor.

Dentro de los avances que tuve se encuentra el desarrollo de uno de los aspectos del perfil de egreso. Primero, en las habilidades intelectuales específicas, como reflexión al narrar, describir, analizar y expresar mis ideas pude desarrollar mi habilidad para comprender el material bibliográfico que requerí para realizar el análisis de este ensayo, además, pude relacionar lo que los autores mencionaban conjuntamente con mi práctica docente, dando así una mejor reflexión de lo que escribí.

Para dar tratamiento a la problemática que presenté dentro del grupo, fue necesario diseñar situaciones didácticas que apoyaran la solución. Por lo que puse a prueba mi capacidad para desarrollar mis competencias didácticas, que también es un rasgo del perfil de egreso. Durante su planeación aprendí a diseñar, organizar y poner en 74

práctica estrategias para poder abordar situaciones didácticas que fueran adecuadas al nivel de desarrollo de los niños. Además de que logré establecer un clima de orden y trabajo con los niños durante la práctica, pero también un ambiente de confianza, autoestima, orden, respeto, creatividad y curiosidad; del mismo modo logré desarrollar mi observación para poder detectar la problemática y otras necesidades que presentaron los niños durante el ciclo escolar, aplicando así diversas estrategias para mejorar o desarrollar sus habilidades y capacidades.

Además logré interiorizar el concepto de preescolar como una institución democratizadora que brinda oportunidades a los niños para desarrollar sus habilidades cognitivas, físicas y sociales. Cumpliendo así otro rasgo del perfil de egreso: dominio de los propósitos y contenidos básicos de la educación preescolar.

Logré establecer relación con mis compañeras practicantes y educadoras del plantel para llevar un trabajo en equipo dentro del Jardín; implementando valores de respeto, humanidad, solidaridad, tolerancia, honestidad y sinceridad. Durante las jornadas de trabajo logré reconocer mi intervención ante los niños y los padres, aunque con estos últimos fue difícil que comprendieran que el trabajo de una educadora no es enseñar a los niños a leer ni encargar planas y planas de tarea. Con lo antes mencionado fortalecí otro rasgo del perfil de egreso: Identidad, profesión y ética.

Y en el último rasgo del perfil de egreso: Capacidad de percepción y respuesta a las condiciones sociales del entorno de la escuela; logré reconocer la diversidad de las familias y de la cultura de los niños, respetando sus formas de vida, pero también intervine para ayudar a los padres a entender y mejorar la relación con sus niños, establecí relación con los padres de forma cooperadora y orientadora para el mejoramiento de las habilidades de sus hijos.

El llevar a cabo este ensayo fue con un enfoque formativo, reflexivo y analítico ya que ayudó a que desarrollara capacidades y poner a prueba varias habilidades. 75

Igualmente pude dar solución a una problemática presentada dentro de mi grupo de práctica. Por lo que me queda seguir indagando y analizando mi trabajo docente para mejorar mi intervención en cada grupo en el que me encuentre y, si es necesario; y que pienso siempre lo será, orientar y dar solución a las problemáticas que se presenten dentro del grupo, dando así una oportunidad a cada niño de ser cada día un ser más capaz.

Por lo que solo me resta decir que, aunque en este documento desarrollé muchas capacidades y otras las favorecí, eso no me hace estar exenta de seguir investigando cada día y seguir construyendo nuevos aprendizajes y nuevas capacidades y habilidades. Como alguien una vez dijo: “Quien nada duda, nada sabe”, ya que nunca se tiene el suficiente conocimiento y práctica. Como docentes y formadores de futuros ciudadanos, debemos estar en constante preparación, actualizándonos para ir con el progreso científico y tecnológico y estar siempre dispuestos a aprender de quienes nos rodean pues también de nuestros niños se aprende algo cada día

76

BIBLIOGRAFÍA  Bodrova, Elena y Deborah J. Leong (2004), “Tácticas: el uso de actividades compartidas”, “El juego como actividad conductora”, en Herramientas de la mente, México, SEP (Biblioteca para la actualización del maestro), pp.1-5 y 918. pp. 122-134 (en prensa).  Brophy, Jere (2000), “Aprendizaje colaborativo”, en La enseñanza, México, SEP (Biblioteca para la actualización del maestro. Serie Cuadernos), pp. 4143.  Coll, César y Rosa Colomina (1995), “Interacción entre alumnos y aprendizaje escolar”, en J. Palacios, A. Marchesi y C. Coll (comps.), Desarrollo Psicológico y Educación, I. Psicología de la Educación, Madrid, Alianza (Psicología), pp. 335-339.   Diario de Trabajo Docente 2008-2009 Guitart Aced, Rosa (1999), “El juego: fuente de aprendizaje y herramienta educativa”, en Jugar y divertirse sin excluir. Recopilación de juegos no competitivos, Barcelona, Graó, pp. 7-12   Laurousse, Diccionario Manual Ilustrado López, Félix (1995), “Desarrollo social y de la personalidad”, en Jesús Palacios et al. (comps.), Desarrollo psicológico y educación, I. Psicología Evolutiva, Madrid, Alianza (Psicología, 30), pp. 99-112 [primera edición en español, 1990].  Meece, Judith (2000), “Cómo conocemos a otros y nos relacionamos con ellos”, en Desarrollo del niño y del adolescente. Compendio para educadores, México, McGraw-Hill/sep (Biblioteca para la actualización del maestro), pp. 299-306 [primera edición en inglés: Child and Adolescent Development for Educators, 1997].  Mújina, Valeria (1990), “Condiciones para el desarrollo de la personalidad del preescolar” y “Fomento de las motivaciones de la conducta y formación de la autoconciencia infantil en la edad preescolar”, en Psicología de la edad

77

preescolar. Un manual completo para comprender y enseñar al niño desde que nace hasta los siete años, Madrid, Visor (Aprendizaje, 1), pp. 139-145 y 147-153.  National Research Council and Institute of Medicine (2004), “El desarrollo de la regulación personal”,en Jack P. Schonkoff y Deborah A. Phillips (eds.), Avances recientes en el conocimiento de los niños en edad preescolar. El desarrollo de la regulación personal. El cerebro en desarrollo, Sergio Bojalil Parra (trad.), México, SEP (Cuadernos sobre desarrollo y aprendizaje infantil, 1), pp. 5-9 y 16-29.   Orientaciones académicas para la elaboración del documento recepcional, Licenciatura en educación preescolar Plan 1999, ed. 2002-2003, pp. 5, 11 Ortega Ruiz, Rosario (1992), “Juego investigación e intervención educativa”, en El juego infantil y la construcción del conocimiento, Sevilla, Alfar (Alfar Universidad, 67. Serie: Investigación y ensayo), 1992, pp. 205-237   Programa de Educación Preescolar 2004, SEP Taller de diseño de actividades didácticas II, ed. 2002-2003, Licenciatura en Educación Preescolar, Secretaria de Educación Publica, SEP, pp. 131-132

78

ÍNDICE DE ANEXOS Alumnos de 3º”C” Anexo A…………………………………………………………………….…………… Croquis del Jardín de niños Anexo B…………………………………………………………………….…………… Interior del Jardín de niños Anexo C………………………………………………………………….……………… Anexo D…………………………………………………………………………………. Croquis de las calles y colonias aledañas al jardín Anexo F…………………………………………………………………………………. Actividades para introducir a los niños al trabajo con sus demás compañeros Anexo G…………………………………………………………………………………. Anexo H…………………………………………………………………………………. Niños en el juego sociodramático Anexo I…………………………………………………………….…………………….. Anexo J………………………………………………………………..………………… Niños en el juego sociodramático Anexo K…………………………………………………………….…………………… Anexo L………………………………………………………………………………….. Anexo M…………………………………………………………………………………. Jugando al doctor Anexo N……………………………………………………………….………………… Anexo Ñ………………………………………………………….……………………… El circo del salón Anexo O…………………………………………………….…………………………… Anexo P………………………………………………………….……………………… Anexo Q……………………………………………………………….………………… Anexo R…………………………………………………………….…………………… Anexo S……………………………………………………………….………………… VIII VIII VIII VIII IX VII VII VI VI VI V V V V IV III III II I

79

Anexo T……………………………………………………………………….…………. El supermercado Anexo U……………………………………………………………………………….… Anexo V…………………………………………………………………………………. Anexo W…………………………………………….…………………………..………. Ficha de intervención Juego sociodramático: la casita, el doctor, la repostería y la tiendita …………… Dramatizando un cuento……………………………………………………………….

IX

X X X

XI XII

El comercial……………………………………………………………………………... XIII El supermercado……………………………………………………………………….. El circo del salón……………………………………………………………………….. El doctor ………………………………………………………………………………………………… XIV XV XVI

80

Anexo A Alumnos de 3”C”

81

Anexo B

Croquis del jardín de niños

Zona de Juegos

Baños 3”C” Dirección 3”A” 3”B”

Juegos

Cancha

2“A”

2”B”

Bodega

Biblioteca

Entrada

82

Anexo C

Anexo D

Interior del Jardín de niños

83

Anexo F

Croques de las calles y colonias aledañas al jardín

84

Actividades para introducir a los niños al trabajo con sus demás compañeros

Anexo G Niños en el juego sociodramático

Anexo H

Anexo I

Anexo J

85

Niños en el juego sociodramático

Anexo K

Anexo L

Anexo M

86

Jugando al doctor

Anexo N

Anexo Ñ

87

El circo del salón

Anexo O

Anexo P

Anexo Q

Anexo R

88

Anexo S

Anexo T

89

El supermercado

Anexo U Realizando los cáteles en equipo

Anexo V

Anexo W

90

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: Juego sociodramático: la casita, el doctor, la repostería y la tiendita COMPETENCIA: Adquiere conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos, y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros. RECURSOS: 4 equipos, 30 min. Aprox. La casita: lavadora, tendederos, pinzas, ropa, botellas de detergentes, burro de planchar y plancha, lavadero, escoba, trapeador, cubetas, cubiertos, platos, sartenes, mantel, tazas y mandil. El doctor: batas, estetoscopio, almohada, sabana, algodón, batelenguas, curitas, cajas de medicinas, jeringas, algodón, vendas y cinta Repostería: Cortadores, plastilina, batidores, recipientes, cuchillos de plástico, cucharas y platos; gorros y mandiles. La tiendita: Cajas de productos comerciales como: galletas, pan, leche, cereal. Botellas y latas de refresco, atún y verduras. Frutas y verduras. Mandil, caja registradora con billetes de juguete y canastas ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO DESARROLLO CIERRE Invitaré a los niños a jugar con Dejaré que los niños selecciones Una vez que se haya terminado el material, ejerciendo diferentes la situación que quieran el tiempo, pediré a los niños situaciones, como: el doctor, la representar, dejaré que ejecuten que acomoden el material y se tiendita, la casita y la repostería. el juego sociodramático, y de coloquen en el lugar, para así, Mostrare a los niños las presentarse algún problema o proporcionar un tiempo para consignas seleccionadas. riña orientaré hacia una posible compartir, las experiencias que 1. El material se respetará, no solución, sin interrumpir o vieron, al realizar el juego. morder, chupar, comer y modificar su juego. En este romper el material. tiempo observaré sus acciones y (instrucciones de uso del desenvolvimiento, ante las material) diversas situaciones. Se les 2. Se respetara el rol que tiene darán 15 minutos para jugar, cada compañero y no se después pediré que cambien de faltaran al respeto material, para representar otra 3. Solo se ubicaran en el situación. espacio asignado Al dar la indicación de “recoger”, se tendrá que cumplir la consigna ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES

91

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: Dramatizando un cuento COMPETENCIA: Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo. RECURSOS: Equipos, 30 min. Aprox.  Un cuento seleccionado por los niños  Diversos accesorios: sillas, gorros, sombreros, zapatos, escoba, bastones, etc.  Diferentes disfraces. ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO DESARROLLO Primera sesión: Segunda sesión: Llevaré a los niños a la Cada niño ya tiene su papel, biblioteca y leeremos algunos ahora leeré de nuevo el cuento libros, después pediré que me y cuestionaré a los niños para muestren los que mas les gusto, saber que es lo que hace cada de estos seleccionaremos uno y personaje, entonces pasará un después los invitaré a jugar a equipo al frente y yo leeré el que somos actores y cuento una vez más, dramatizáremos el cuento. Por indicándoles lo que deben de lo que leeré de nuevo el cuento decir, para que cada niño sepa y platicáremos de lo que trata. lo que su personaje debe decir. Ya estando en el salón, realizaré De tarea les daré su guión para una lista de los personajes que que lo ensayen en su casa, para están en el cuento, después poder trabajar en la siguiente organizaré a los niños por sección. equipos (dependiendo el número de personajes), después pediré a los niños que se organicen para seleccionar los personajes.

CIERRE Tercera sesión: Ahora colocaré las imágenes del cuento en el pizarrón para que los niños sepan lo que sigue. Pasaré a un equipo al frente y los niños se pondrán los disfraces o accesorios, después empezaré a leer el cuento y ellos dirán los guiones de su personaje, de este modo dramatizarán el cuento.

ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES

92

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: El comercial COMPETENCIA: Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo. RECURSOS: Equipos, 30 min. Aprox.  Diversos accesorios: sillas, gorros, sombreros, zapatos, escoba, bastones, etc.  Diferentes productos (cajas, botellas, envolturas) ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO DESARROLLO Primera sesión: Segunda sesión: Primero cuestionaré a los Después de que los niños ya niños para saber que estén disfrazados pasaré a comerciales conocen y que un equipo al frente y es lo que anuncian en los dramatizarán el comercial comerciales. Después que recuerde o uno dramatizaré un comercial y a inventado. continuación invitaré a los niños a ser actores, de este modo realizáremos los comerciales, así que organizaré a los niños por equipos y escogerán un comercial.

CIERRE Para finalizar, realizáremos una asamblea para saber las experiencias de los niños al trabajar en equipo para dramatizar un comercial.

ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES

93

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: El supermercado COMPETENCIA: Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo. RECURSOS: Todo el grupo 30 min. Aprox.  Envoltura de diferentes productos, botellas, cajas, etc.  Dos cajas registradoras  Dinero de juguete  Mesas y sillas ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO Previamente explicaré como funciona un supermercado. Después invitaré a los niños organizar un supermercado, para poder jugar dentro del aula. Además les encargaré envolturas, botellas y cajas de diferentes productos. DESARROLLO Primera sesión: Primero decidiremos que departamentos colocar para poder organizar los productos y así mismo seleccionar el nombre que tendrá nuestro supermercado. Una vez seccionados, organizaré equipos y cada uno estará encargado de realizar un cartel de un departamento, en dicho cartel, los niños escribirán el nombre del departamento y colocarán o dibujaran imágenes aluciabas. Como es un trabajo en equipo, cada integrante deberá tener una consigna a realizar para poder realizar el cartel. Segunda sesión: Colocaré una lista de los roles necesarios para poder llevar a cabo el juego (cajero, empaquetador, vigilante, encargado de departamento, etc.). Cuestionaré a los niños para que seleccionen el papel de su elección. Una vez recopilados los materiales y hechos los carteles, se dará por equipos una cantidad de productos recaudados y cada equipo estará encargado de acomodar los productos en el departamento correspondiente. Cuando los materiales ya estén acomodados, los niños pasarán a tomar la posición que su rol requiere y daré inicio al juego. ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES CIERRE Daré fina a la actividad y entre todos guardáremos el material que utilizamos. Para después realizar una asamblea donde cuestionaré a los niños sobre las experiencias que presentaron durante el juego, las situaciones y conflictos que se dieron y como dieron solución a estos problemas.

94

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: El circo del salón COMPETENCIA: Aprende sobre la importancia de la amistad y comprende el valor que tienen la confianza, la honestidad y el apoyo mutuo. RECURSOS: Grupal, 30 min. Aprox.  Disfraces de: león, gato, tigre, domador, mago, etc.  Tablas, palos, aros, pelotas, cajas, sillas y cuerdas. ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO DESARROLLO Primera sesión Colocaré una lista de los personajes Contare a los niños el cuento necesarios para poder realizar el circo llamado “Puro circo”, (mago, trapecista, payasos, malabarista, platicáremos sobre lo que domador y animales). Los niños sucede en éste y después les seleccionarán el papel que sea de su propondré organizar un circo agrado, en varios roles pueden integrarse dentro del aula. varios niños. Segunda sesión Una vez que los niños tengan su rol, explicaré el acto que debe realizar cada uno, por ejemplo los malabaristas, tendrán que hacer malabares con las pelotas, primero con una y después con dos. Daremos pequeños ensayos para que los niños vallan apropiándose de su papel, además de que practicarán los actos en su casa. Tercera sesión Entre todos acomodáremos las sillas y mesas, y decoráremos el aula, y seleccionaremos el área donde se realizarán los actos. Cuando los niños estén listos con sus disfraces, mostraré el programa del circo y daré inicio a la función. Primero saldrá el presentador quien seguirá el programa para exhibir a su demás compañeros. ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES

CIERRE Daré fina a la actividad y entre todos guardáremos el material que utilizamos. Para después realizar una asamblea donde cuestionaré a los niños sobre las experiencias que presentaron durante el juego, qué les pareció y como fue trabajar en equipo con varios compañeros par llevar a cabo un acto.

95

BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR FICHA DE INTERVENCIÓN

NOMBRE DE LA ALUMNA: Yanira Elizabeth Jiménez Zapata JARDÍN DE NIÑOS: Luís Moya Grado: 3º Grupo: “C” NOMBRE DE LA ACTIVIDAD: El doctor COMPETENCIA: Adquiere conciencia de sus propias necesidades, puntos de vista y sentimientos, y desarrolla su sensibilidad hacia las necesidades, puntos de vista y sentimientos de otros. RECURSOS: Equipos, 30 min. Aprox.  Batas, estetoscopio, almohada, sabana, algodón, batelenguas, curitas, cajas de medicinas, jeringas, algodón, vendas y cinta  Sillas y meas ESTRATEGIA DE TRABAJO: Aprendizaje a través del juego SECUENCIA DIDÁCTICA INICIO DESARROLLO Cuestionaré a los niños sobre si Colocaré una lista de los roles han asistido al Doctor, qué hace necesarios para poder llevar a el doctor, cómo los atiende, qué cabo el juego y los niños personas están con el doctor y seleccionarán el papel que sea que hacen antes de entrar a de su agrado (doctor, verlo. enfermera, secretaria, encargada de farmacia, paciente) Después acomodáremos el aula, como sea necesario, colocaremos unas camas con ayuda de algunas sabanas y organizáremos las cajas de medicinas y también la sala de espera. A continuación daré el material necesario a cada niños (Doctor: bata y estetoscopio) y cada niño se colocará en el lugar donde se desenvuelve su personaje. Y daré inicio al juego. ASPECTOS A EVALUAR Desenvolvimiento del niño ante un rol que le fue asignado por el mismo, esto por medio de la observación del lenguaje que usa, la comunicación de sus emociones y sentimientos, adquisición de confianza, tomar en cuenta a los demás, respeto hacia las reglas, hacia su rol y la misma organización. OBSERVACIONES

CIERRE Daré fin a juego y los niños guardarán el material, después los reunirán circulo y los cuestionaré sobre la experiencia que tuvieron al jugar al doctor, qué fue o que sintieron representando su papel, qué problemas surgieron, cómo los resolvieron y recalcaré la importancia de respetar su personaje y respeta a los demás.

96


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:66245
posted:7/16/2009
language:Spanish
pages:95