Docstoc

zonificacion ecoligica del paisaje a

Document Sample
zonificacion ecoligica del paisaje a Powered By Docstoc
					                                 Zonificación
                             ecológica del paisaje




P   A R Q U E S   N   A C I O N A L E S   N   A T U R A L E S   D E   C   O L O M B I A
Parques Nacionales Naturales de Colombia
Zonificación ecológica del paisaje
Colección Planeación del Manejo de los Parques Nacionales Naturales
ISBN 958-97771-4-7




Directora General
Parques Nacionales Naturales de Colombia
Julia Miranda Londoño
Subdirectores Técnicos - Supervisores
Técnicos del Proceso Planeación del Manejo
César Augusto Rey Ángel 2005
Luis Fernando Gómez 2004
Emilio Rodríguez 2002-2004
Coordinadores del Grupo
de Planeación del Manejo
Marco Pardo 2004-2005
Sandra Sguerra 2003-2004                            Coordinación editorial
Subdirectora Administrativa                         Marcela Galvis Hernández
Nuria Consuelo Villadiego Medina                    Diana Gaviria Quigley
Asesor de Comunicaciones                            Autores
Luis Alfonso Cano Ramírez                           Helman Bermúdez
                                                    Maureen Irina Montenegro
Directora Ejecutiva
Corporación para la Protección                      Corrección de estilo
Ambiental, Cultural y el Ordenamiento               Mario Germán González
Territorial – Corpacot                              Diseño y diagramación
Marysabel Rincón Pulido                             Clemencia Peña Trujillo
                                                    Beatriz Peña Trujillo
Coordinadora General Programa
de Fortalecimiento Institucional                    Ilustraciones
Diana Gaviria Quigley                               Tatiana López Maldonado
Coordinadora Temática del Proceso                   Impresión
de Planeación del Manejo Programa                   Panamericana Formas e Impresos S.A.
de Fortalecimiento Institucional                    Bogotá, Colombia
Betty Pedraza 2002-2003                             2005
                                          Contenido




Prefacio                                                        9
Presentación                                                   13
Introducción                                                   17
Capítulo 1
Aspectos Conceptuales                                          21
Los conceptos de ecología del paisaje y paisaje                25
La jerarquía o escala del paisaje                              29
Paisaje y ecosistema                                           35
Los factores formadores del paisaje                            40
Componentes del paisaje                                        42
El paisaje y la actividad humana                               48
El cambio del paisaje en el tiempo                             52
Indicadores ecologicos del paisaje                             54
Análisis del contexto paisajístico                             55
Representatividad                                              56
La conectividad del paisaje                                    58
La fragmentación del paisaje                                   62
Heterogeneidad y dinámica                                      65
Consideraciones espaciales para el diseño de área protegidas   65
    Capítulo 2
    Proceso Metodológico para la zonificación,
    caracterización y evaluación ecológica del paisaje                                       71
    Etapa preliminar                                                                         76
    Alcance de la caracterización ecológica                                                  77
    Presentación y análisis del proyecto con los actores claves                              79
    Identificación de los niveles o jerarquías de organización biológica para el análisis    79
    Revisión de fuentes cartográficas e información pertinente y disponible                  79
    Definir la escala espacial y temporal del análisis                                       80
    Elaboración del mapa preliminar de unidades del paisaje                                  81
    Planeación de la etapa de recolección de datos en campo                                 110
    Articulación de las fuentes de información a bases de datos                             111
    Etapa de campo -diagnóstico de las unidades del paisaje-                                112
    Los actores locales y el proceso de caracterización                                     113
    Perfiles topográficos generales en los sitios de muestreo seleccionados                 113
    Etapa final                                                                             118
    Procesamiento final de información                                                      118
    Análisis de la zonificación ecológica del paisaje                                       120
    Conclusiones                                                                            152
    Bibliografía                                                                            155




4
                                  Índice de figuras




26 Figura 1. El modelo de planificación del manejo en las áreas del SPNN y el aporte de
   la zonificación ecológica (adaptado de Ospina y Pardo, 2002)
27 Figura 2. Paisaje de la Sierra Nevada de Santa Marta (Modelo de elevación del terreno,
   grupo SIG, Unidad de Parques Nacionales Naturales, Bogotá D.C., 2004)
30 Figura 3. Esquema de una estructura jerárquica (Villa, A. 2003)
31 Figura 4. Jerarquías de organización biológica y sus relación con escalas geográficas
   (Tomado de TNC, 2000)
32 Figura 5. Escalas de trabajo y homogeneidad del paisaje
33 Figura 6. Tipos de resolución
39 Figura 7. Significado del paisaje (adaptado de Philipps A. 2002)
41 Figura 8. Factores formadores del paisaje y sus interrelaciones (Adaptado de Zonneveld,
   1979 por Etter, 1991, citado por Villa, A. 2003)
43 Figura 9. Relación fenosistema (cobertura y geoforma) y el criptosistema (factores
   formadores del paisaje/ecosistemas) (Adaptado de Etter, 1991)
47 Figura 10. Esquema de los elementos estructural-funcionales del paisaje
51 Figura 11. Relación entre los tipos de paisaje-ecosistemas y el grado de intervención
   humana (adaptado de Villa, A. 2003)
58 Figura 12. Porosidad y conectividad de las matrices (tomado de Etter, 1991)
62 Figura 13. Funciones de los corredores (adaptado de Villa, A. 2003)


                                                                                             5
    74 Figura 14. Los valores objeto de conservación relacionados con las unidades del paisaje
        o ecosistemas
    74 Figura 15. La espacialización de las amenazas (presiones y efectos) a nivel de las unidades
        del paisaje o ecosistemas
    78 Figura 16. Proceso metodológico general para la zonificación y caracterización ecológica
        y evaluación del contexto paisajístico
    86 Figura 17. Sistema Jerárquico de clasificación de fisiográfica de los Paisajes (Andrade,
        1994 citado por UPTC, 2005)
    88 Figura 18. Esquema conceptual de los Factores Formadores de los Ecosistemas/paisajes
        terrestres adaptado de Romero, M. (2002)
    93 Figura 19. Sistema de clasificación para análisis de componentes utilizado en el PNN
        Pisba (UPTC, 2005)
    98 Figura 20. Esquema del procedimiento metodológico de integración de información
        para la obtención del mapa de paisaje/ecosistemas de los Andes. (Rodríguez, N. et al.
        2004)
    98 Figura 21. Esquema de la estructura leyenda del mapa de unidades/ecosistemas PNN
        Nevado del Huila. Tomado de Uaespnn, 2005 (c) ajustado del mapa de ecosistemas
        de los Andes (Rodríguez, N. et al. 2004)
    104 Figura 22. Esquema general de la leyenda del mapa de unidades del paisaje del SFF
        Iguaque (Fandiño, M. 1996)
    105 Figura 23. Esquema para la elaboración de la unidades ecológicas del paisaje/ecosistema
        marino a partir de la integración de la geomorfología, la cobertura y el uso actual.
    107 Figura 24. Modelo DTM (elaborado por el PNN Gorgona) que ilustra los elementos
        para la definición de las unidades del paisaje marino del PNN Gorgona
    107 Figura 25. Esquema que muestra los elementos para la delimitación de las unidades
        del paisaje marino
    110 Figura 26. Ejemplo de un transecto y sitios de muestreo planificados para campo RNN
        Puinawai y Nukak. (Etter, et al, 2001)
    121 Figura 27. Esquema de los elementos que conforman el análisis del componente
        paisajístico (Junta de Andalucía, 2002)
    147 Figura 28. Etapas de un proceso de zonificación de áreas marinas protegidas y su
        identificación y delimitación en las posibles categorías de manejo (Invemar, et al. 2003)


6
                                   Índice de tablas




38 Tabla 1. Niveles de organización biológica e indicadores jerárquicos para su análisis
   de condición
44 Tabla 2. Patrones estructurales básicos del paisaje (adaptado de Etter, 1991)
45 Tabla 3. Clasificación de los procesos ecológicos (adaptado de Etter, 1991)
46 Tabla 4. Relaciones de los proceso ecológicos con el paisaje (Adaptado de Etter, 1991,
   Zonneveld, 1989, Villa, 2003)
47 Tabla 5. Elementos estructurales-funcionales del paisaje (adaptado de Etter, 1991)
50 Tabla 6. Tipos de paisajes con relación a la actividad humana (adaptado de Etter,
   1991)
53 Tabla 7. Tipos de cambio en el paisaje (adaptado de Etter, 1991)
54 Tabla 8. Descripción general de los indicadores pasivos y activos del paisaje (adaptado
   de Etter, 1991)
60 Tabla 9. Tipos de corredores ecológicos (Junta de Andalucía, 2002)
64 Tabla 10. Efectos de la fragmentación en paisajes y especies
81 Tabla 11. Escalas de análisis preliminar propuestas dependiendo del tamaño del área
   protegida
83 Tabla 12. Tipo de sensor remoto a utilizar según la escala de trabajo seleccionada
91 Tabla 13. Algunas de las unidades del paisaje del PNN Sanquianga ajustadas de IGAC,
   1999


                                                                                             7
    109   Tabla 14. Leyenda parcial mapa de unidades del paisaje del PNN Corales
    122   Tabla 15. Procedimiento metodológico para el análisis del contexto paisajístico
    125   Tabla 16. Procedimiento metodológico para el análisis del diseño del área
    139   Tabla 17. Categorías y criterios para establecer el estado de conservación de un paisaje-
          ecosistema (Fonseca y Sarmiento, 2004)
    140   Tabla 18. Resultados obtenidos del análisis estado de conservación en un área de la
          Macarena (Fonseca y Sarmiento, 2004)
    142   Tabla 19. Resultados del análisis de la métrica para la totalidad del paisaje del PNN
          Pisba
    143   Tabla 20. Resultados del análisis de la métrica para la cobertura vegetal por su génesis
          (UPTC, 2005)
    143   Tabla 21. Ejemplo de resultado del análisis de la métrica en los tipos de cobertura
          vegetal en áreas naturales en el bioma de páramo
    145   Tabla 22. Criterios para la clasificación de áreas prioritarias para preservación y
          restauración
    148   Tabla 23. Valoración de las funciones de los ecosistemas y la clasificación del grado de
          importancia (Invemar, 2003)
    151   Tabla 24. Zonas de manejo en el AMP según valoración de criterios de zonificación
          (Invemar, 2003)




8
                                        Prefacio




           os planes de manejo de los parques son una herramienta fundamental para la
           planeación de las actividades orientadas a la conservación de la biodiversidad.
           Por esta razón, es motivo de orgullo para Parques Nacionales Naturales contar
con planes de manejo de todas sus áreas, los cuales son el resultado del esfuerzo adelantado
por los funcionarios durante los últimos cuatro años. Esta tarea fue desarrollada gracias al
apoyo de varios proyectos de cooperación internacional, y muy especialmente del Progra-
ma de Fortalecimiento Institucional del Sistema de Parques Nacionales Naturales, finan-
ciado con recursos de la cooperación neerlandesa.

En la presente colección “Planeación del manejo de los Parques Nacionales Naturales”, se
presentan los documentos que contienen los conceptos y metodologías que se utilizaron
para realizar la planeación del manejo de los parques nacionales. Con su publicación se
pretende documentar la amplia discusión que se promovió entre los funcionarios y contra-
tistas de la Institución, dentro del proceso de elaboración de los planes de manejo y brin-
dar elementos de juicio a los funcionarios de la Unidad de Parques para que continúen


                                                                                               9
     mejorándolos constantemente en el futuro. Así mismo se espera que el proceso y los resul-
     tados puedan ser interesantes para otros planificadores del Sistema Nacional de Áreas
     Protegidas en Colombia y otros países.

     Todos los libros fueron escritos por personas vinculadas a la Subdirección Técnica,
     encargadas de los temas que se presentan, o por otras personas que contaron con la
     supervisión directa de funcionarios de la Subdirección Técnica. Algunos requerirán
     un trabajo adicional en el futuro, a medida que la Institución aplique las metodologías
     y conceptos, y requiera actualizarlos. No obstante lo anterior, estos documentos cons-
     tituyen un punto de partida, que, ante todo, contribuye a la preservación de la memo-
     ria institucional.

     El primer documento, Aspectos conceptuales de la planeación del manejo en Parques Naciona-
     les, aporta los elementos conceptuales y metodológicos para la construcción e implemen-
     tación de los planes de manejo. Contiene las principales herramientas utilizadas para ade-
     lantar la elaboración de planes de manejo.

     El segundo tomo, Zonificación ecológica del paisaje, brinda criterios técnicos para la delimi-
     tación y caracterización de los ecosistemas, así como elementos para el análisis de contexto
     paisajístico y zonificación del manejo de las áreas.

     El tercer libro, Elementos para la planeación de áreas traslapadas, aporta elementos concep-
     tuales y metodológicos para abordar la planeación del manejo de las áreas que comparten
     territorios con los resguardos indígenas, y, por ende, exige la articulación entre la autori-
     dad ambiental y la autoridad indígena.


10
La guía de Análisis de estado y amenaza aporta los elementos para construir y definir el
diagnóstico situacional desde el punto de vista biológico y ecológico, como insumo princi-
pal para la identificación de las estrategias de manejo más adecuadas.

El documento Hacia el análisis de integridad ecológica en Parques Nacionales Naturales, avan-
za en la construcción de una línea base para la discusión sobre la viabilidad ecológica de las
áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales, teniendo en cuenta la combinación de
criterios biológicos y ecológicos que permitan, en los próximos años, determinar la efecti-
vidad del manejo a largo plazo de las áreas.

La guía de Caracterización de actores sociales presenta una primera aproximación, de Par-
ques Nacionales Naturales, al trabajo de descripción de los diferentes grupos humanos que
tienen alguna relación con los parques naturales, aspecto fundamental para la gestión de
la conservación.

El documento Elementos para la participación de Parques Nacionales en los planes de ordena-
miento y manejo de cuencas, aporta elementos para realizar el trabajo correspondiente a las
cuencas hidrográficas, promoviendo la participación social y la de las diferentes institucio-
nes relacionadas, guardando plena armonía con lo dispuesto en los planes de manejo de las
áreas protegidas.

La guía Formulación de planes de investigación en Parques Nacionales Naturales permite orien-
tar el desarrollo de la investigación científica en la diversidad biológica que se encuentra
en las áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales, con el fin de dismi-
nuir los vacíos de información identificados en la planeación del manejo. De igual forma,


                                                                                                 11
     brinda los elementos metodológicos para la construcción de los planes de investigación de
     las áreas protegidas.

     Sin duda esta colección resultará de enorme valor como herramienta de planeación y
     gestión de las áreas en los próximos años.

                                                                       Julia Miranda Londoño
                                                                                   Directora
                                                                          Parques Nacionales
                                                                      Naturales de Colombia




12
                                        Presentación




               l Congreso Mundial de Parques realizado en el año 2003 en Durban (Sudá-
               frica) resalta, entre otros aspectos, la necesidad de establecer un sistema
               mundial de áreas protegidas conectadas con los paisajes terrestres y marinos
circundantes. Manifiesta además, que la protección de la diversidad biológica no puede
asegurarse de modo sostenible únicamente con base en áreas aisladas, ya que muchos de
estos sistemas y especies coexisten con el desarrollo humano en entornos parcialmente
transformados, que actualmente no gozan de una protección formalmente definida. Se
propone como objetivo principal, un sistema que represente todos los socio-ecosistemas
del mundo, porque la protección a nivel de ecosistema es esencial para proteger a cada uno de los
componentes de un ecosistema, a saber: especies, hábitat y paisajes (IUCN, 2003).

Finalmente se destaca como una de las metas para el año 2015, que todas las áreas prote-
gidas deberán estar conectadas en sistemas ecológicos / ambientales terrestres y marinos
más amplios. En consecuencia la acción internacional debería orientarse a:


                                                                                                    13
        Fomentar enfoques integrados para idear sistemas de áreas protegidas que cubran una
        gama completa de oportunidades de conservación in situ de especies y hábitat en todas
        las escalas, promoviendo vínculos entre áreas terrestres, costeras y marinas. Adicional-
        mente, cuando sea posible, hay que tomar en cuenta la importancia de la participación
        de todos los interesados directos para enfrentar este reto.

        Cada autoridad debería restaurar los procesos ecológicos en zonas deterioradas, tanto en
        áreas protegidas como en los paisajes circundantes, para asegurar la integridad ecológica
        de las áreas protegidas.

        Las autoridades responsables del manejo de áreas protegidas y jurisdicciones adyacen-
        tes, en consulta con todos los grupos de interés pertinentes, deben considerar la posibi-
        lidad de aplicar, en la escala apropiada, medidas de zonificación al interior y alrededor
        de ellas, y estrategias de conectividad como redes, corredores ecológicos y corredores
        de circulación de agua dulce.

     En Colombia, la Unidad de Parques Nacionales Naturales ha asumido, desde la Política de
     Participación Social en la Conservación, un enfoque de gestión centrado en nuevas formas de
     incorporar principios que entreguen herramientas para solucionar problemáticas deriva-
     das de amenazas de origen humano sobre las áreas protegidas, provocando la pérdida de la
     biodiversidad, de los servicios ambientales y la degradación de valores naturales de signifi-
     cado cultural.

     Una de las acciones estratégicas planteadas por esta Política, es la de intensificar las accio-
     nes de conservación y manejo de las áreas protegidas, a través de la planificación y el


14
ordenamiento territorial. Este ordenamiento se hace con base en el conocimiento que
aporta la biología de la conservación, las expectativas de protección autónoma de sitios o
áreas naturales de especial significado mítico para los pueblos tradicionales, y además en
las demandas de bienes y servicios ambientales de la sociedad.

La Política establece que la planificación debe ser estratégica, y pretende ordenar la acción
sobre las áreas naturales retroalimentándose con procesos continuos de análisis y diagnós-
tico; estas estrategias deben estar contenidas en los planes de manejo de los niveles nacio-
nal, regional y local, con instancias participativas. Los resultados del proceso se deberán
manifestar en hechos de conservación evidentes en el paisaje.

Además, entre los principios que orientan la formulación de los planes de manejo se destaca
la integridad de los espacios, bajo la consideración de que las áreas protegidas afectan y son
afectadas por contextos mucho más amplios que las zonas declaradas legalmente como tales.

Haciendo caso a los anteriores argumentos, la Subdirección Técnica de la Unidad de Par-
ques, con el apoyo del Programa de Fortalecimiento Institucional, financiado con recursos
del Gobierno de Holanda, ha adelantado la construcción de conceptos y metodologías que
facilitan el proceso de formulación de los planes de manejo en las áreas del Sistema de
Parques Nacionales.

El componente diagnóstico / descriptivo de los planes de manejo brinda información sobre el
estado, amenazas y oportunidades para la gestión sobre los valores objeto de conservación de
las áreas (Ospina, M, 2003, Restrepo, 2003 y Pardo M. y Bermúdez H, 2003); también aporta
elementos para determinar la integridad de sus ecosistemas (Montenegro, 2005). Esta infor-


                                                                                                 15
     mación es el insumo para los análisis que dan forma a los componentes ordenamiento / pros-
     pectivo, zonificación del manejo, y al plan estratégico de acción. Todos estos componentes del
     plan de manejo apuntan al logro de los objetivos de conservación de las áreas.

     En los escenarios internacional y nacional presentados anteriormente, se sustenta la nece-
     sidad de que las áreas del Sistema cuenten con diagnósticos biofísicos y socioculturales,
     espacial y temporalmente integrados en las áreas y sus zonas de influencia. De esta manera
     se podrá identificar el estado y las presiones internas y externas que, en algunos casos, han
     generado la degradación de ecosistemas y el aislamiento ecológico de las áreas.

     Este documento presenta aspectos conceptuales y metodológicos de la caracterización eco-
     lógica del paisaje y los ecosistemas. La información registrada aquí es el resultado de los
     ejercicios de zonificación ecológica hechos durante el proceso de formulación de los planes
     de manejo en el año 2004.

     Esta herramienta permite hacer un análisis biofísico y socio-cultural de las áreas, de acuerdo
     con los usos dados al paisaje, cuyos planteamientos ayudarán a comprender el estado y las
     presiones que se ciernen sobre los paisajes y ecosistemas, y a tener una visión integrada de esa
     realidad y su contexto, de tal manera que se puedan determinar acciones para el manejo.

                                                                                          César Rey




16
                                      Introducción




               esde el año
               2001 la Subdi-
               rección Técni-
ca orientó el proceso de for-
mulación de los planes de
manejo 2005-2009 para las
Áreas del Sistema de Parques.
Dentro del componente des-
criptivo / diagnóstico se enfati-
zó en la necesidad de que las
áreas contaran con zonificaciones y ca-
racterizaciones ecológicas integradas que arrojaran un
diagnóstico de la realidad, y en las que se identificaran
los ecosistemas y aproximaciones a su funcionamiento.


                                                            17
     Esto facilita, de un lado determinar algunos valores objeto de conservación a nivel eco-
     sistémico e identificar los bienes y servicios ambientales que las áreas ofrecen para ase-
     gurar el desarrollo humano. De otro lado, más allá de sus límites y con el fin de que las
     áreas protegidas no se conviertan en islas de conservación dentro de una matriz de trans-
     formación, las caracterizaciones ecológicas deben permitir la identificación de los aspec-
     tos humanos y los usos que sobre los ecosistemas pueden convertirse en amenazas para
     la conservación.

     Señalados estos elementos, se pueden realizar las evaluaciones ecológicas que conduzcan a
     establecer la integridad del área protegida y brindar los elementos para la zonificaciones
     del manejo de las áreas.

     Una de las aproximaciones metodológicas utilizadas en esta tarea ha sido el análisis inte-
     grado del paisaje, cuyas teorías han sido orientadas por la ecología del paisaje. La metodo-
     logía ha sido aplicada en los últimos años en Colombia y en el mundo, en procesos de
     ordenamiento territorial, tanto para analizar el uso como la preservación de los recursos
     naturales. Este enfoque aborda el estudio del paisaje desde una lógica integral para diag-
     nosticar, planificar y gestionar el uso de la tierra, buscando conocimiento que aporte a la
     conservación.

     Algunas áreas del Sistema de Parques Nacionales ya han trabajado bajo este enfoque,
     cuyas experiencias hay que capitalizar y multiplicar a los parques que aun no han hecho un
     análisis integrado. Se trata de que gradualmente, mediante la identificación y alimenta-
     ción de vacíos de información se obtenga un conocimiento integral que aporte al manejo
     efectivo de las áreas.


18
En el proceso de formulación de los planes de manejo se aplicaron las herramientas que
ofrece la ecología del paisaje, y hubo la oportunidad de socializar y analizar conceptos bajo
la mirada de las experiencias ya desarrolladas, y de algunas aproximaciones metodológicas
realizadas para las áreas con la información existente. Por ello, las 48 áreas que participa-
ron del proceso de formulación, cuentan de una u otra manera con aproximaciones inte-
gradas del paisaje, que han servido de base para el análisis de integridad ecológica, pros-
pectiva y zonificación del manejo.

A continuación se presentan algunos aspectos conceptuales y metodológicos aportados
por las experiencias antes señaladas, de manera que, a través de esta información se pue-
dan brindar orientaciones en las zonificaciones y caracterizaciones ecológicas de las áreas
del Sistema de Parques Nacionales.

Este documento consta de dos partes: la primera ofrece los elementos conceptuales funda-
mentales sobre caracterización ecológica y ecología del paisaje a partir de la literatura
existente. Esta información se constituye en el soporte teórico para delimitar y caracterizar
las unidades de paisaje y los elementos relacionados con el análisis de contexto paisajístico,
indispensable en la evaluación de la integridad ecológica de las áreas protegidas.

En la segunda parte se presentan los aspectos metodológicos para abordar la zonificación y
caracterización ecológica del paisaje / ecosistema, y se dan elementos para evaluar el con-
texto paisajístico de acuerdo con el análisis de criterios sobre los componentes del paisaje;
además se hacen ilustraciones con ejemplos a través de los casos de áreas protegidas que
han aplicado el enfoque.


                                                                                                 19
     Pero el tema no se agota aquí. La ecología del paisaje y el análisis integrado del paisaje son
     disciplinas relativamente nuevas, por lo tanto se trata de un campo del conocimiento en
     construcción. Si bien no se pretende dar por sentadas las teorías expuestas aquí, es impor-
     tante aclarar la utilidad de sus postulados en el manejo de las áreas, y los aportes que
     pueden hacer frente a los retos que tiene el país para insertar el tema de la conservación
     dentro de la realidad nacional, tal y como es visionado desde la Política de Participación
     Social en la Conservación, y responder a los retos que a nivel internacional se plasmaron en
     el Congreso de Parques en Durban.




20
    Capítulo 1
    Aspectos
conceptuales
              ste capítulo pre-    ción Técnica, que está basa-
              senta los aspec-     do en el esquema estado – pre-
              tos conceptuales     sión – respuesta, establece que
requeridos para abordar un         los objetivos de conservación
análisis integrado del paisaje/    son el propósito misional de
ecosistemas. Se aclara que exis-   todas las áreas del Sistema de
ten conceptos más avanzados        Parques Nacionales Natura-
disponibles en la literatura so-   les. Alrededor de los valores
bre el tema, pero estos solo se-   objeto de conservación, que
rán pertinentes para quienes se    le dan soporte a los objetivos
adentren en procesos de aná-       de conservación, se formula
lisis más complejos.               el análisis de estado, vulne-
  El modelo de planificación       rabilidad y amenazas del área
elaborado por la Subdirec-         protegida a fin de determinar


                                                                     23
     su nivel de riesgo. Este análi-   finir los objetivos de conser-    que pueda articularse a un
     sis contribuye a la formula-      vación -componente diag-          Sistema de Información (ver
     ción, implementación y se-        nóstico del plan de manejo-.      Figura 1.)
     guimiento de estrategias de          El análisis también apoya         La zonificación ecológica es
     manejo para el logro de los       el diseño de estrategias como     el proceso de subdivisión de
     objetivos de conservación1 .      la zonificación del manejo -      un territorio en unidades re-
         De acuerdo con el mode-       componente de ordenamien-         lativamente homogéneas, con
     lo, el objetivo de la zonifica-   to del plan de manejo-, la        características físicas (clima,
     ción y caracterización ecoló-     identificación de objetivos de    suelos, geoformas), biológicas
     gica es contar con informa-       gestión -componente estraté-      (coberturas vegetales, fauna)
     ción espacial y temporal de       gico del plan-, y contribuye a    y socioeconómicas (recursos
     los sitios en los que se en-      mantener o recuperar el es-       de valor económico, presen-
     cuentran los valores objeto       tado de los valores de conser-    cia humana y sus actividades).
     de conservación, su estado y      vación del área.                  La zonificación permite ade-
     las amenazas. La zonificación        Una vez hecho el análisis      más evaluar esas unidades con
     y caracterización ecológica       espacial, se pueden definir       relación al potencial de usos
     también determina los ele-        indicadores de estado y pre-      sostenibles para fines especí-
     mentos de vulnerabilidad y        sión; esto, a su vez aporta al    ficos de preservación (adap-
     riesgo, especialmente de los      monitoreo y a estructurar la      tado de Couto, 1994, citado
     ecosistemas, ayudando a de-       información de tal manera         en IGAC,1999).


     1
         El modelo de planificación forma parte del documento Guía Técnica para la formulación de planes
         de manejo, elaborado por la SUT y que hace parte de una colección de documentos sobre el tema.


24
                                      Los conceptos
                                     de ecología del
                                    paisaje y paisaje




               a ecología del    partir de la sumatoria de los   dan forma como los suelos,
               paisaje es el                elementos que le     el clima, la cobertura vege-
               marco teórico                                        tal, la litología o las ac-
para el estudio integrado del                                            tividades humanas.
paisaje. Se fundamenta en
los principios formulados por
la “Teoría General de Siste-
mas” (TGS) (Von Bertalan-
fy, 1968). Entre ellos se des-
taca que “el todo es más que
la suma de las partes”, es de-
cir, la realidad de un paisaje
debe concebirse y estudiar-
se de forma integral, no a


                                                                                                  25
                                                   Figura 1
           El modelo de planificación del manejo en las áreas del SPNN y el aporte
               de la zonificación ecológica (adaptado de Ospina y Pardo, 2002)

                                                                                                   Apoya
                                                                                                 definición,
       Objetivos de                                                Posibilidades                zonificación
                                         Vulnerabilidad
     conservación del                                                de éxito                   y estrategias
      área protegida                                                                             de manejo
                            Zonificación ecológica
                               Identificación y                                        Estrategias
                           caracterización integral,      Riesgo                     participativas
        Valores objeto       espacial y temporal                                   del manejo de AP
       de conservación
                           Posibilita la participación
                                                                                   Planes y proyectos
                                           Amenazas                                    colectivos


                            Apoya                                  Normas y
                          definición                          acuerdos de manejo
         Indicadores                      Indicadores
                        de indicadores
          de estado                        de presión
                                                                                    Indicadores de
                                                                                      respuesta
                                              Establece estructura
                                               para el sistema de
                                                  información                           Sistema
                       Estrategia                             Sistema               de seguimiento
       Identificación de monitoreo                        de información             y evaluación
         dinámica                                                                    de la gestión
         de cambio
         del paisaje
                                                           Efectividad
                                                           del manejo




26
  Desde esta perspectiva el    la interacción compleja de      con la resolución de escala
paisaje se define como una     clima, rocas, agua, suelos,     geográfica, y el tiempo (Et-
porción de espacio geográfi-   flora, fauna y el ser huma-     ter, 1991) (Figura 2). Este
co, homogéneo en su fisono-    no; el paisaje es reconocible   concepto es muy similar al
mía y composición, y estable   y diferenciable de otras por-   mencionado por Couto para
en el tiempo, que resulta de   ciones vecinas de acuerdo       zonificación ecológica.

                                         Figura 2
     Paisaje de la Sierra Nevada de Santa Marta (Modelo de elevación del Terreno,
       grupo SIG, Unidad de Parques Nacionales Naturales, Bogotá D.C., 2004)




           Unidades de paisaje




                                                                                              27
       Se puede decir que al ha-    mento de tiempo determi-          En conclusión, no se trata
     cer alusión a una porción de   nado, en el que es posible      de hacer análisis temáticos de
     espacio geográfico, se hace    realizar un análisis integral   información (v. gr. clima, geo-
     referencia a un área dentro    de las características biofí-   logía, geomorfología, suelos,
     de un territorio que tiene     sicas y humanas.                coberturas, usos, y otros) en
     características homogéneas       La unidad homogénea tie-      forma aislada, sino que, iden-
     o que en su forma y compo-     ne aspectos que la diferen-     tificando elementos visibles
     sición son similares. El pa-   cian de otras unidades adya-    en el paisaje, homogéneos a
     trón de estabilidad tempo-     centes, igualmente homogé-      primera vista, se puede deli-
     ral se refiere a que las ca-   neas pero con características   mitar esa homogeneidad y
     racterísticas de un paisaje    contrastantes en lo biofísico   hacer análisis biofísicos y cul-
     son observables en un mo-      y humano.                       turales de manera integrada.




28
                                      La jerarquía
                                  o escala del paisaje




               n asunto im-        conjunto de elementos            lo en conjunto, no por
               portante que        interrelacionados (todos         partes.
               debe tenerse        necesitan de todos para         El paisaje se compone de
en cuenta en el análisis del       funcionar)                    unidades ordenadas en es-
paisaje es el de la jerarquía y    El paisaje es holístico, es   tructuras sistémicas de jerar-
la escala. Su importancia ra-      decir, se refiere a que el    quías (Figura 3) que son bio-
dica en lo siguiente:              paisaje es todo lo que lo     lógicas, y en escalas espacia-
   El paisaje es sistémico, es     compone, para enten-          les y/o temporales. Además,
   decir, hace referencia al       derlo es necesario mirar-     existen varios niveles o jerar-




                                                                                                   29
     quías de organización bioló-     siempre guardando, en cada       ción biológica son agrupacio-
     gica relacionadas con esca-      nivel, una estructura sisté-     nes de los componentes bio-
     las espaciales; cada jerarquía   mica y ordenada.                 lógicos, de acuerdo con el
     contiene una organización          Yendo al detalle, para ilus-   grado de complejidad que tie-
     biológica que hace parte de      trar el tema de los compo-       nen en relación con su com-
     una jerarquía más grande y       nentes del paisaje, las jerar-   posición, estructura y fun-
     así sucesivamente, pero          quías o niveles de organiza-     ción. Así, a través de las je-
                                                                       rarquías se pueden identificar
                                Figura 3                               individuos y poblaciones en
       Esquema de una estructura jerárquica (Villa, A. 2003)
                                                                       las escalas más bajas, e ir es-
                                                                       calando en las jerarquías has-
                                                                       ta llegar a asociaciones más
                                                                       complejas como las comuni-
                                                                       dades y los ecosistemas.
            Unidad ordenada                                              Las jerarquías se ordenan
                                                        Jerarquías



                                           Estructura                  de manera que agrupen uni-
                                           Sistémica
                                                                       dades más funcionales con
                                                                       patrones definidos de compo-
            Unidad ordenada
                                           Estructura                  sición, estructura y función y
                                           Sistémica
                                                                       con la capacidad de interre-
                                                                       lacionarse de la siguiente ma-
            Unidad ordenada
                                                                       nera: (Primarck et al., 2001;
                                                                       TNC, 2000) (ver Figura 4):


30
1. Poblaciones -grupos de individuos de                                            3. Paisajes, donde se hace evidente una
                    la misma especie-.                                                         mayor complejidad frente a la compo-
                                                                                               sición y las interacciones entre los ti-
2. Comunidades y ecosistemas -grupos de                                                        pos de ecosistemas, -comunidades y sus
                    especies y comunidades, respectiva-                                        especies-. Aquí el efecto de las activi-
                    mente organizados con base en pará-                                        dades humanas juega un papel impor-
                    metros de estructura y función-.                                           tante en la definición de cada unidad.



                                                               Figura 4
                          Jerarquías de organización biológica y su relación con escalas geográficas
                                                  (Tomado de TNC, 2000)

                     Regional                                                                                              Escala regional
                     >405.000 hectáreas,                                                                                      Especies
                     migran largas distancias                      ○   ○   ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○   ○   ○



                     Gruesa                                                                          Escala gruesa
                     8.000 a 405.000 hectáreas,                                            Sistemas, comunidades y especies
                     sistema de ríos del 4o orden y mayores,                   ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○
Escala geográfica




                     lagos > 1.000 hectáreas                                                      Escala intermedia
                                                                                           Sistemas, comunidades y especies
                     Intermedia                                                                ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○       ○


                     400 a 20.200 hectáreas,                                                                                   Escala local
                     sistemas de riachuelos del 1º al 3º,                                                                        Sistemas,
                     lagos de 100 - 1.000 hectáreas                                                                            comunidades
                     Local                                                                                                       y especies
                     <800 hectáreas, < 16 kilómetros
                     de río, lagos < 100 hectáreas




                                                                                                                                                                                                                                               31
       Por otra parte, la Figura 5     ejemplo muestra cómo, so-        sis desde una escala general
     ejemplifica el tema de análi-     bre una porción del territo-     –amplia– hasta una escala
     sis de escala en el paisaje. El   rio, se pueden realizar análi-   de mayor detalle.

                                                 Figura 5
                     Escalas de trabajo y homogeneidad del paisaje (Etter, 1991)




       La escala determina el ni-      nos espaciales o geográficos     berturas dentro del mapa, en
     vel de detalle o generaliza-      y en términos temporales;        donde es evidente la presen-
     ción que debe abordarse a la      estos niveles de abordaje,       cia de jerarquías o niveles de
     hora de identificar y anali-      combinados, determinan el        organización biológica. Esta
     zar los componentes indivi-       grado de profundidad en el       escala se mide de acuerdo
     duales o sistemas ecológicos      que suceden patrones, ca-        con la resolución o unidad de
     complejos y sus interrelacio-     racterísticas o tendencias de    menor tamaño identificable
     nes en un área determinada        cada sistema ecológico.          dentro de un mapa. En otras
     (Kay, 1993). La escala se           La escala geográfica o es-     palabras, entre más pequeño
     puede determinar en térmi-        pacial determina zonas o co-     sea el elemento que se quie-


32
re identificar en un mapa,       y verticales, esto se debe al        Por otra parte, la escala
mayor debe ser la resolución     gran tamaño de la cuadrícu-      temporal permite conocer y
para poder observarlo en de-     la o pixel. Pero si la resolu-   monitorear el estado y trans-
talle. Como ejemplo, tome-       ción es mayor, el tamaño de      formación de cualquier je-
mos un círculo. Si la resolu-    las cuadrículas que forman la    rarquía o nivel de organiza-
ción de la fotografía es baja,   figura es más pequeño, y se      ción biológica en el tiempo,
los bordes de la figura geomé-   necesitan más cuadrículas        ya sean cambios diarios, es-
trica se verán segmentados       para darle forma, el resulta-    tacionales, anuales, e inclu-
como si el contorno fuera for-   do es una apariencia más ní-     so evolutivos (p.ej. sucesión
mado por líneas horizontales     tida. (Figura 6).                natural, migraciones, ciclo
                                                                  de vida). La escala temporal
                            Figura 6                              se define cuando se conocen
                     Tipos de resolución
                                                                  los tiempos en que suceden
                                                                  los procesos ecológicos y los
                                                                  impactos sobre los sistemas
                                                                  ecológicos 2 , cuando son
                                                                  afectados por amenazas na-
                                                                  turales o antrópicas.

                                                                  2
                                                                      Entiéndase por sistema eco-
                                                                      lógico los niveles de organi-
          Baja resolución              Alta resolución                zación biológica que inclu-
                                                                      yan comunidades, ecosiste-
                                                                      mas o paisajes.


                                                                                                      33
       La extensión, a su vez, es      cíprocas entre los factores o     No existe entonces una
     un criterio para determinar la    componentes del paisaje;        escala única e ideal para es-
     escala temporal, ella determi-    los niveles son muchos, y       tudiar todos los patrones y
     na el rango de tiempo en el       con ellos las escalas desde     procesos ecosistémicos si-
     que se evaluarán o monito-        las que se analiza también      multáneamente; por ello,
     rearán los cambios y tenden-      son variadas.                   para el análisis del paisaje
     cias en los sistemas ecológi-       A continuación se presen-     deben desarrollarse aproxi-
     cos objeto de evaluación.         tan las escalas desde lo ge-    maciones paralelas en varias
     Para la Unidad de Parques la      neral a lo local:               escalas, desde donde se pue-
     extensión de un estudio está         Nivel 1 (general):           dan comprender los ecosis-
     limitada por condicionantes          Escala planetaria o          temas de manera global y sis-
     administrativas. Sin embargo         global                       témica. Esto implica identi-
     sería más eficiente que la pla-      Nivel 2: Escala              ficar e implementar instru-
     nificación se basara en la tasa      continental                  mentos de medición y análi-
     de cambio de los componen-           Nivel 3: Escala regional     sis adecuados a cada nivel de
     tes biológicos objeto de estu-       (biomas)                     estudio (Etter, A. et al. 2001).
     dio y en los procesos ecológi-       Nivel 4: Escala
     cos asociados, de acuerdo            subregional (asociación
     con el tipo de preguntas que         de paisajes)
     se quieran responder en una          Nivel 5 (detallado):
     evaluación ecológica.                Escala local
       Según lo anterior, en cada         (ecosistemas o unidades
     nivel existen relaciones re-         del paisaje)


34
                              Paisaje y ecosistema




Fandiño, (1997) establece     del ecosistema como una      mas) necesita considerar
que la contribución más im-   unidad mapeable. La carac-   todos los elementos posibles
portante de la Ecología del   terización de un paisaje y   o factores en interacción, en
Paisaje es la comprensión     sus componentes (ecosiste-   un espacio y tiempo concre-


                                                                                           35
     to, con sus variaciones es-       siguiente: la biodiversidad
     paciales. Esta argumenta-         abarca desde la variabilidad
     ción establece que al deli-       genética en una especie, hasta
     mitar unas unidades del pai-      el conjunto de formas de vida
     saje, ellas pueden corres-        -la biota- de una región deter-
     ponder a ecosistemas. En-         minada del globo. Conceptual-
     tendemos ecosistema como          mente su amplitud, riqueza y
     “un complejo dinámico de co-      complejidad no son fáciles de
     munidades vegetales, anima-       aprehender, de ahí la necesidad
     les y de microorganismos y su     de definir niveles de biodiver-
     medio no viviente, que inte-      sidad (IAvH, 1997). Ver Fi-
     ractúan como una unidad           gura 4 y Tabla 1.
     funcional” (iAvH, 2000).            De acuerdo con los nive-
       Desarrollando un poco           les o jerarquías de organiza-
     más el enfoque de paisaje         ción biológica, el paisaje es-
     como un conjunto compues-         taría en un nivel de organi-
     to por ecosistemas y estos, a     zación regional y estaría com-
     su vez, por niveles de orga-      puesto por tipos de ecosiste-
     nización biológica inferior, el   mas. En una escala superior
     paisaje sería un nivel jerár-     al paisaje se encuentran, en-
     quico superior al del ecosis-     tonces, las unidades biogeo-
     tema. Para sustentar el an-       gráficas y los grandes biomas
     terior argumento veamos lo        o grandes ecosistemas.


36
  Como se ha mencionado,         área, tal como es percibida por
igual que en el análisis del     las personas, cuyo carácter es el
paisaje, un ecosistema lleva     resultado de la acción y la inte-
implícita la dimensión espa-     racción de factores naturales y/
cial, de ahí que la diversidad   o humanos” (Concejo de Eu-
de ecosistemas identificables    ropa, 2000, citado por Phili-
en un territorio dependa de      pps, A. 2002). En este aspec-
la escala espacial que se ana-   to, el paisaje es mucho más
lice. Entre más general sea      que una serie de atributos pu-
el análisis -menor escala-,      ramente físicos: el aspecto vi-
menor será la cantidad de        sual del paisaje es solo la cara
ecosistemas identificables y     exterior de las complejas in-
mayor su nivel de compleji-      teracciones humanas y natu-
dad. El nivel de complejidad     rales (Figura 7). Además, en
comprende los patrones de        muchas partes del mundo el
heterogeneidad que resultan      paisaje puede tener importan-
de asociar ecosistemas más       tes valores espirituales asocia-
específicos (iAvH, 1997).        dos a las comunidades. Ade-
  En relación con el concep-     más, el paisaje incluye no solo
to de “paisaje” vale la pena     ambientes terrestres (landsca-
mencionar que la Conven-         pe, término en ingles) sino tam-
ción Europea del Paisaje         bién los costeros y marinos
(ELC) lo define como “un         (seascapes, término en inglés).


                                                                     37
                                                            Tabla 1
       Niveles de organización biológica e indicadores jerárquicos para su análisis de condición

  Nivel de                                                         Atributo
 organización
  biológica
                       Composición                          Estructura                                  Función
 Paisaje        Identidad, distribución,         Índice de diversidad de tamaños de    Índices de persistencia y perturbación de
                diversidad, riqueza y            fragmentos o parches de hábitat.      unidades de paisaje (control de erosión,
                proporción de tipos de           Distribución de frecuencia de         capacidad limpiadora de agua, suelo y aire,
                parches a través del paisaje.    fragmentos.                           control de pestes).
                Cantidad total de hábitat        Relación perímetro / área, efecto     Relaciones tróficas entre hábitat.
                interior en unidad de paisaje.   borde / zona interior.                Tasa de transferencia de nutrientes, energía
                Perímetro total de fragmen-      Dimensión fractal e índices de        y materia entre diferentes comunidades y
                tos y efecto borde.              forma del parche.                     unidades del paisaje (p.ej. capacidad de
                                                 Índices de fragmentación, densidad    producción de O2 y retención de CO2).
                                                 de parches y distancia entre ellos.
 Ecosistema/    Identidad, frecuencia,           Fisionomía, densidad de comunida-     Identificación de funciones ecológicas:
 Comunidad      diversidad, riqueza y            des y diversidad horizontal           frugivoría, dispersión de semillas, poliniza-
                abundancia de ecosistemas,       Dimensión espacial de elementos       ción, herbivoría, depredación, producción
                comunidades y especies en        estructurales y parches               primaria.
                diversos hábitat                 Distribución de frecuencia de         Tasa de reciclaje de nutrientes.
                Diversidad de tamaños y          tamaños de fragmentos                 Intensidad, frecuencia y variabilidad de
                edades de especies en una                                              disturbios.
                comunidad
 Especie/       Presencia / ausencia,            Distribución y dispersión de          Procesos demográficos (tasas de natalidad,
 Población      abundancia absoluta y            especies en la región.                mortalidad, reclutamiento y migración,
                relativa de las especies.        Estructura de sexos y edades.         fecundidad, fertilidad).
                Identidad, diversidad,           Distribución de frecuencias de        Vulnerabilidad.
                frecuencia, riqueza y            estados serales.
                abundancia de especies en        Patrones de abundancia.
                diversos hábitat.
                Proporción de especies
                endémicas, amenazadas y en
                peligro.
                Relación de especies exóticas
                y nativas.
 Individuo/     Diversidad de alelos.            Heterocigosis.                        Tasa de intercambio genético entre
 genes          Presencia / ausencia de alelos   Polimorfismo fenotípico.              poblaciones.
                raros                                                                  Síntomas de deriva genética.
                                                                                       Proporción por endo / exogamia.




38
                                Figura 7
          Significado del paisaje (adaptado de Philipps A. 2002)


PAISAJE   =              Naturaleza              MÁS               Gente



PAISAJE   =               El Pasado              MÁS           El Presente




                Atributos Físicos (Escenario,              Valores asociados
PAISAJE   =                                      MÁS
               Naturaleza, Herencia histórica)           (sociales y culturales)




                                                                                   39
                                      Los factores
                                      formadores
                                      del paisaje




                    a configura-                     espacio geográfico, influi-
                    ción o expre-                      dos por la materia, la
                    sión que ad-                         energía y la informa-
     quiere un paisaje es el re-                           ción en el tiempo.
     sultado de los factores que                              Figura 8.
     intervienen en su forma-
     ción (Clima, geomorfolo-
     gía, hidrología, suelos, lito-
     logía (rocas) / materiales
     parentales, vegetación y
     actividades humanas) (Vi-
     llareal, et al.2004). Las in-
     teracciones entre elemen-
     tos cambian a través del


40
                  Figura 8                           vegetal y uso       geoforma y la cobertura. La pri-
      Factores formadores del paisaje y              de la tierra); el   mera, se refiere a la forma de
      sus interrelaciones (Adaptado de
      Zonneveld, 1979 por Etter, 1991,               criptosistema se    la superficie terrestre, es de-
          citado por Villa, A. 2003)                 refiere a las ca-   cir el relieve, la longitud e in-
                                                     racterísticas y     clinación de la pendiente y el
                   PAISAJE
                                                     procesos del        tipo y densidad de los valles
 GEOFORMA                         COBERTURA
                   CLIMA                             paisaje que no      por donde drena el agua. La
                                                     son visibles (v.    cobertura hace referencia al
              VEGETACIÓN HOMBRE
M. E. I                                              gr. ciclos de nu-   recubrimiento de la superfi-
                   SUELO
  –
                                                     trientes, régi-     cie terrestre, tanto natural
                             FAUNA
  t
          HIDROLOGÍA                                 men hidrológi-      como cultural: fisonomía y
              LITOLOGIA   RELIEVE                    co, erosión, se-    composición de la cobertura
                                  Adaptado de        dimentación,        vegetal (formas de vida do-
                                  Zonneveld (1979)
                                                     entre otros).       minantes, sus maneras de
   El paisaje / ecosistemas,            Estos dos conceptos son          asociación y estratificación);
tiene dos grandes caracterís-        fundamentales, ya que el aná-       cobertura animal para el caso
ticas en su formación: se lla-       lisis de un paisaje se inicia       de los corales en los paisajes
man el fenosistema y el cripto-      identificando y delimitando         marinos; coberturas cultura-
sistema (González, B., 1981)         sus unidades a partir de las ca-    les (cultivos, edificaciones,
(Figura 5).                          racterísticas externas visibles,    infraestructura, otras) y co-
   El fenosistema agrupa todos       es decir el fenosistema.            berturas naturales no bióticas
los patrones visibles del pai-          Las unidades del paisaje se      (hielo, agua, rocas, suelos
saje (geoforma, cobertura            componen de dos partes: la          desnudos, otras). Figura 9.


                                                                                                             41
                                         Componentes
                                          del paisaje




                    ara conocer el
                                       La Estructura estudia las relaciones espaciales y las configu-
                    paisaje inte-
                                       raciones de los ecosistemas de acuerdo con la composición
                    gralmente es
                                       y distribución de energía, materia y especies. En otras pala-
     necesario aproximarse a él
                                       bras, es la arquitectura del paisaje (ver Tabla 2).
     en función de tres aspectos:
     la estructura, el funcionamien-   El Funcionamiento estudia las interacciones entre los
     to y la temporalidad.             factores formadores del paisaje y los elementos del paisa-
                                       je, las intensidades y direcciones de los flujos de energía,
                                       materia y especies (ver Tablas 3 a 5).

                                       El Cambio o Temporalidad estudia los patrones de cam-
                                       bio en las dinámicas del paisaje a través del tiempo, es
                                       decir, cómo se comportan la estructura y el funciona-
                                       miento en el tiempo. (ver Tabla 7).



42
                                       Figura 9
Relación fenosistema (cobertura y geoforma) y el criptosistema (factores formadores del
                   paisaje / ecosistemas) (Adaptado de Etter, 1991)




                                                                                          43
                                                              Tabla 3
                     Clasificación de los Procesos Ecológicos (adaptado de Etter, 1991)
    Proceso                                                           Descripción
   Ecológico
Climáticos      Se presentan en niveles jerárquicos superiores. Hacen parte de los fenómenos globales que determinan la estruc-
                tura y funcionamiento del paisaje.
                Determina el grado de alteración en las rocas, disección de geoformas, tipo de actividades de la vegetación, los anima-
                les y el hombre. Variables: precipitación, temperatura, brillo solar, evaporación, humedad, vientos, entre otras
Geológicos      Procesos de naturaleza endógena (internos de la tierra). Actúan desde los niveles jerárquicos superiores determi-
                nando las condiciones generales del relieve, materiales parentales (rocas).
                Interactúan con los procesos climáticos determinando variaciones que se manifiestan en el tipo de relieve y el
                grado de transformación de los materiales. Tipos: volcanismo, sismicidad, diagénesis, el metamorfismo, acreción,
                subducción y diapirismo de lodos.
Geomorfológicos Están condicionados por procesos climáticos y geológicos. Responsables del modelado superficial de la corteza
                terrestre y de la velocidad con que esta se transforma.
                Sus manifestaciones se pueden observar en diferentes escalas espaciales: regional (macrorrelieve), local (meso-
                rrelieve) y lo puntual (microrrelieve). Ej. Meteorización, erosión, sedimentación, remoción en masa.
Hidrológicos    Están relacionados con los procesos geomorfológicos. Dependen de los materiales y relieves generados por los
                procesos endógenos y climáticos. Se representan en las características de almacenamiento y naturaleza de las
                aguas superficiales y subterráneas. Ej. Disolución, suspensión, condición de drenaje, capacidad y recarga de
                acuíferos.
Pedológicos     Determinados por las procesos climáticos, geológicos e hidrológicos. Son procesos locales, actúan condicionados
                por procesos de mayor jerarquía y en espacios y lapsos de tiempo relativamente menores.
                Estos procesos están representados en fenómenos como la adición, traslocación, transformación y pérdida de
                materiales en el suelo; se conocen con nombres como lixiviación, podsolización, ferralitización, salinización,
                gleización y otros.
Oceanográficos Procesos marinos relacionados con la dinámica de las aguas oceánicas influenciada por el régimen climático, espe-
                cialmente el comportamiento del viento que juega un papel primordial en la formación de las corrientes y el oleaje.
                Aspectos como la temperatura y salinidad del agua determinan también esta dinámica.
Bióticos        Procesos de origen animal y vegetal. Están condicionados por procesos climáticos, geológicos y geomorfológicos;
                operan en escalas espaciales y temporales menores pero pueden influir en el desarrollo o velocidad de procesos de
                mayor escala espacial y temporal (p.e geomorfológicos).
                En estos procesos están la actividad de las plantas y animales como agentes transformadores del paisaje y se
                manifiestan a través de la cobertura como indicador visible. Ej. Producción y acumulación de biomasa, alimen-
                tación, nidación, reproducción y migración.
Culturales      Son los mayores modificadores de la estructura y funcionamiento del paisaje. Están determinados por las activi-
                dades humanas y condicionados por las características climáticas, geológicas y geomorfológicas de una región. La
                intensidad y velocidad de los cambios producidos son significativamente mayores, hasta el punto de acelerar o
                retardar la acción de los procesos naturales. Ejemplos: fertilización, mecanización, quemas, deforestación, fores-
                tación, mercadeo, construcción y cultivos, entre otras.



                                                                                                                                      45
                                                Tabla 4
          Relaciones de los proceso ecológicos con el paisaje (Adaptado de Etter, 1991,
                                 Zonneveld, 1989, Villa, 2003)

            Relaciones                                      Descripción
     Relaciones Topológicas    Los procesos ecológicos que se dan dentro de una unidad del paisaje
     (Heterogeneidad vertical) (reciclaje de nutrientes, acumulación de biomasa, algunos procesos
                               de evolución de suelos, otros), generan relaciones entre los factores
                               formadores.




     Relaciones Corológicas     Los procesos ecológicos que se dan entre unidades del paisaje (ero-
     (Heterogeneidad            sión, sedimentación, locomoción, otros). Estas relaciones son res-
     Horizontal)                ponsables, en gran medida, de la transformación de los paisajes ya
                                que se relacionan con la exportación de materia y flujos de energía
                                entre los ecosistemas.




46
                                                 Tabla 2
                Patrones estructurales básicos del paisaje (adaptado de Etter, 1991)

             Patrón Estructural                                   Descripción
     Patrón Estructural Equipotencial   Determinada por la posición geo-astronómica y/o altitudinal del
     (La posición de la tierra)         planeta (variaciones latitudinales y altitudinales).
                                        La Posición de las regiones en los diferentes puntos del globo y la
                                        altura del relieve establecen las condiciones climáticas y determi-
                                        nan las características de zonalidad.




     Patrón estructural vectorial       Está determinado por la dirección de las corrientes de materia y
     (La Gravedad)                      energía, e influido por la fuerza de gravedad que condiciona movi-
                                        mientos de intercambio.




     Patrón estructural Celular         Interrupciones o discontinuidades en las características generales
     (El Suelo)                         del paisaje, principalmente en el sustrato. Los cambios en litolo-
                                        gía (rocas), topografía y el suelo son ocasionados por condiciones
                                        naturales o intervención humana.




44
                                               Tabla 5
         Elementos estructurales-funcionales del paisaje (adaptado de Etter, 1991)

 Elemento                                            Descripción
Matriz        Es el elemento más extenso e interconectado de un paisaje y la unidad dominante en su
              funcionamiento. Ejerce el mayor grado de control sobre la dinámica del paisaje. Figura 10
Parches       Son superficies irregulares de tamaño variable, diferentes de lo que los rodea e internamen-
              te mantienen un grado de homogeneidad.
              Están inmersos en una matriz de características contrastantes en su fisonomía y composición.
              Sus propiedades dependen del tamaño, forma y patrón de heterogeneidad.
              Tipos de parches: perturbación, remanente, recursos ambientales, parches introducidos.
              Figura 10
Corredores    Son franjas o bandas angostas y alargadas, de forma y dirección variables que atraviesan
              una matriz, y tienen condiciones fisonómicas y de composición bien diferentes de ella.
              Unen o separan elementos dentro de una matriz geográfica.
              Los corredores naturales están relacionados con redes de drenaje, vías de migración animal
              o con condiciones particulares del suelo por diferencias litológicas (fallas o contactos) o
              hidrológicas.
              Los corredores culturales se reconocen por características relacionadas con infraestructura
              y actividades de transporte, límites de propiedad. Figura 10


                                              Figura 10
               Esquema de los elementos estructural-funcionales del paisaje

                                                      Matriz

                                                                  Parche

                                                                  Corredor

                                                                  Parche

                                                                  Parche




                                                                                                             47
                                             El paisaje y la
                                           actividad humana




                    os humanos se                                         mas de uso, la densidad po-
                    articulan espa-                                       blacional y la estructura so-
                    cial y funcio-                                        cial (sistemas de producción,
     nalmente a la base biofísica                                         extracción y asentamiento)3
     de los ecosistemas mediante                                          (Etter, 1991).
     los recursos que utiliza y el                                          Desde el enfoque de la
     mundo simbólico que crea                                             ecología del paisaje, se re-
     alrededor de estos. Los efec-                                        conoce a las actividades
     tos de las actividades huma-                                         desarrolladas por el hom-
     nas sobre el paisaje depen-                                          bre como uno de los facto-
     den de la tecnología, las for-                                       res relevantes en la forma-


     3
         En la actualidad, al interior de la Unidad de Parques se está usando el concepto de “sistemas de
         alteridad”, aproximadamente equivalentes a los sistemas de producción, ver (Camargo, 2004).


48
ción de los paisajes cultu-     mano directamente ligadas         de intervención humana en
rales. De acuerdo con ello      con el concepto de uso del        la naturaleza.
existen cinco tipos de pai-     paisaje, que es un atributo o       La posibilidad de integrar
sajes relacionados con el       factor formador de la cober-      de manera adecuada la in-
tipo, grado e intensidad de     tura vegetal. En la Figura 11     formación socio - económi-
la actividad humana en          se observa la relación que        ca en el análisis de uso del
una porción del espacio         existe entre los tipos de pai-    paisaje en áreas rurales, re-
geográfico (Forman y Gor-              sajes / ecosistemas y el   quiere de una base especial
don, 1986). Estos pai-                                  grado     que facilite delimitar y ca-
sajes son: naturales o                                              racterizar los agroecosis-
silvestres, maneja-                                                  temas, los sistemas de
dos, cultivados o                                                    producción y los sistemas
agroecosistemas,                                                     de extracción. Para este
suburbanos y urba-                                                  fin resulta imprescindible
nos (ver Tabla 6).                                                un análisis espacio - tempo-
  La caracteriza-                                                 ral de unidades de paisaje
ción y cartografía                                                con énfasis en la cobertura
de la cobertura vegetal                                           vegetal (natural y antropo-
actual en cualquier espa-                                         génica) ya que es a través de
cio, requiere tener en cuenta                                     este aspecto que se materia-
las actividades de origen hu-                                     lizan las formas de uso.




                                                                                                  49
                                                       Tabla 6
          Tipos de paisajes con relación a la actividad humana (adaptado de Etter, 1991)

     Tipos de paisaje                                         Descripción
     Naturales o     Relacionados con sistemas de conservación o de no intervención humana. No están pre-
     silvestres      sentes los procesos culturales o su actividad no es ecológicamente significativa.
                     La matriz es altamente interconectada, rodea una serie de elementos en forma de parches
                     y corredores pero en baja densidad. La mayoría de los corredores son drenajes, poseen
                     altos niveles de biomasa, una productividad neta baja y la diversidad biológica está en su
                     máxima expresión.
     Manejados       Relacionados con sistemas extractivos extensivos, en los que se afecta la composición pero
                     no el funcionamiento básico del ecosistema silvestre.
                     La matriz se mantiene como elemento muy extenso pero menos interconectado que en el
                     anterior; disminuye la biodiversidad de la matriz porque dominan especies aprovechables
                     por la selección que los humanos realizan de ella. Aparecen corredores lineales de sistemas
                     de comunicación (vías de extracción, caminos) y se incrementan el número de parches.
     Cultivados o    Dominan los paisajes con sistemas de producción agrícola, pecuaria, plantaciones forestales
     agroecosistemas o mixtas; predominan las actividades agropecuarias y el reemplazo de las especies nativas; se
                     presentan en mosaico con aglomeraciones de viviendas y parches de paisajes manejados.
                     Dominan elementos de tipo parche y corredor, la matriz original disminuye hasta reducir-
                     se a parches aislados. La complejidad del sistema de corredores se incrementa por la pro-
                     liferación de vías de comunicación, canales, cercas vivas y otros. Disminuye la cantidad
                     de parches de perturbación y se incrementan los parches introducidos (cultivados), la
                     producción neta tiende a maximizarse junto con la cantidad de entradas al sistema como
                     fertilizantes; en consecuencia la biodiversidad disminuye en forma notoria y hay un incre-
                     mento en la pérdida de nutrientes.
     Suburbanos      Sistemas de asentamiento, de producción agrícola, pecuarios y mixtos. Se presenta un
                     mosaico de parches heterogéneos de conjuntos residenciales, cultivos, vegetación semi-
                     natural manejada y vegetación natural.
                     Se desarrollan alrededor y en conexión con centros urbanos; se incrementan los corredo-
                     res lineales y la complejidad de las redes de corredores. Se minimiza el área de la matriz y
                     su conectividad, y la parcelación del paisaje llega a su máximo.
     Urbanos         Sistemas de asentamiento de alta concentración de población y servicios.
                     La matriz es de construcciones urbanas con algunos parches dispersos de vegetación manejada.
                     Dominan los corredores lineales formados por las calles y los parches formados por agru-
                     paciones de edificaciones y parques.



50
                                       Figura 11
Relación entre los tipos de paisaje-ecosistemas y el grado de intervención humana
                           (adaptado de Villa, A. 2003)


                                                                    Naturaleza




       Intervencion humana
       Silvestres   Manejados Cultivados Cultivados      Suburbano Urbano
                              tradicional tecnificado

                             Tipos de ecosistemas (paisajes)




                                                                                    51
                                      El cambio del paisaje
                                           en el tiempo




                   n paisaje es un    funcionamiento en un lapso      se pueden diferenciar básica-
                   sistema con        de tiempo determinado; está     mente dos tipos de cambio en
                   equilibrio di-     directamente relacionado        función de su repercusión
     námico cuya estabilidad de-      con el cambio de estado de      sobre el sistema: cíclicos y uni-
     pende de su resistencia o ca-    una o más de sus variables, y   direccionales (ver Tabla 7).
     pacidad de contrarrestar los
     efectos de inestabilidad (ca-
     pacidad homeostática), y de la
     capacidad para volver al
     equilibrio una vez que ha
     sido perturbado (resiliencia).
       El cambio del paisaje se re-
     fiere a la variación que sufre
     su estructura, composición y


52
                                       Tabla 7
               Tipos de cambio en el paisaje (adaptado de Etter, 1991)

     Tipo de cambio                                 Descripción

Cambios cíclicos            Cambios en los que el sistema es alterado y vuelve a un
                            estado igual o muy similar en virtud de fenómenos naturales.
                            Dependiendo de su duración pueden ser en ciclos
                            estacionales, anuales, multianuales o milenarios.

Cambios unidireccionales El sistema alcanza niveles progresivos de estabilidad que no
                            implican volver al estado original, a menos que ocurran
                            perturbaciones en el sistema.
                            De acuerdo con su duración pueden ser cambios
                            sucesionales de hasta cientos de años (sucesiones vegetales,
                            primarias o secundarias, sucesiones de uso de la tierra) y
                            cambios evolutivos de miles a millones de años (evolución
                            de la biota, geomorfológica del paisaje).




                                                                                           53
                                               Indicadores
                                          ecológicos del paisaje




                   os indicadores         que se ven en un paisaje y             con los que están altamente
                   ecológicos son         permiten deducir o detectar            relacionadas y que determi-
                   las propiedades        los procesos que no se ven,            nan el estado del paisaje.

                                                       Tabla 8
     Descripción general de los indicadores pasivos y activos del paisaje (adaptado de Etter, 1991)
        Tipo de                                               Descripción
       indicador
     Indicadores      Geoformas y aspectos físicos del paisaje que permiten deducir procesos como:
     Pasivos           Litológicos (rocas): densidad del drenaje y la rigidez del modelado del paisaje.
                       Morfodinámica actual de procesos: erosión, sedimentación y remoción en masa mediante
                       identificación de formas de relieve (cárcavas, surcos, nichos de desprendimiento,
                       acumulaciones de masas de tierra con formas específicas).
                       Condiciones hidrológicas o de permeabilidad, a través de la interpretación de tonos, texturas
                       y localización relativa de objetos del paisaje en imágenes de fotografía aérea.
     Indicadores    Relacionados con organismos vivos de los que se deducen características ambientales que
     Activos o      determinan la supervivencia. La cobertura vegetal es el principal bioindicador, y es la base
     bioindicadores sobre la que se estudian los atributos de los individuos, comunidades, grupos fitosociológicos
                    y otros. La fauna es una indicadora muy sensible de las condiciones ambientales.



54
                                  Análisis del contexto
                                       paisajístico




             esde una mira-      tegidas (Chávez, 2002). En       objeto de conservación. Para
             da más ecológi-     escalas mayores, variables       establecer los límites de un
             ca, asociada a      sociales, económicas e inclu-    área protegida debe analizar-
las figuras de ordenamiento,     so político-administrativas      se el contexto en el que se
las áreas protegidas funcio-                                      encuentra, porque de ello
nan a partir de las relacio-                                      depende su funcionalidad y
nes y procesos entre el área                                      los procesos ecológicos. En
y su entorno; por ejemplo,                                        este aspecto el contexto pai-
dinámicas naturales como la                                       sajístico debe contemplar la
emigración e inmigración de                                       disponibilidad de hábitat y
poblaciones naturales y el in-   pueden afectar las dinámicas     recursos para la superviven-
tercambio de energía y ma-       de los ecosistemas y la viabi-   cia de los valores objeto de
teria, se suceden más allá de    lidad de las áreas protegidas    conservación en el largo pla-
los límites de las áreas pro-    para mantener sus valores        zo (Poiani & Richter, 2000).


                                                                                                  55
       La delimitación y caracte-      evaluación de las áreas pro-      ficos, paisajes u otros siste-
     rización de las unidades de       tegidas existentes y la crea-     mas ecológicos contempla-
     paisaje a partir del estudio de   ción de nuevas áreas (Fan-        dos en un área o territorio
     la geoforma y las coberturas,     diño-Lozano, 1996; Franco         mayor determinado y aclara
     conlleva a la identificación      et al; Van Wyngaarden & M.        dudas sobre la extensión de
     y descripción iniciales de los    Fandiño - Lozano, 2002).          cada ecosistema y la presen-
     elementos de conectividad y       Un análisis de contexto pai-      cia de hábitat adecuados
     fragmentación que contribu-       sajístico se sustenta en el uso   para asegurar la sobreviven-
     yan al análisis del contexto                                        cia de los valores objeto de
     paisajístico de los valores                                         conservación (Junta de An-
     objeto de conservación.                                             dalucía, 2002; Matallana et
       A partir de esta línea base,                                      al., 2002; Restrepo, 2003).
     es posible analizar la presen-                                        Sin embargo, el término
     cia de corredores y áreas con                                       representatividad puede con-
     las condiciones ecológicas                                          fundirse con el concepto de
     necesarias para el intercam-      de los criterios que a conti-     representación. Representa-
     bio y flujo de los procesos       nuación se describen.             ción es la contribución que
     ecológicos que mantengan la                                         cada componente biológico o
     integridad del sistema. Algu-     Representatividad                 ecológico hace a la conforma-
     nos trabajos adelantados a          La representatividad res-       ción de un sistema ecológico
     nivel nacional dan fe de la       ponde a interrogantes sobre       completo, espacio protegido
     importancia que estos crite-      el rango o variación de eco-      o figura de ordenamiento.
     rios están tomando para la        sistemas, distritos biogeográ-    Para entender mejor el térmi-


56
no, pensemos en el porcen-       criterio debe ser visto no so-   mentos y relaciones. Como
taje de los ecosistemas del      lamente a la luz de la con-      insumos importantes para
país que corresponde a bos-      tribución de ecosistemas         este análisis, que han sido
que seco tropical o a páramo.    dentro de áreas protegidas,      utilizados en la formulación
  Por otra parte, la represen-   sino en combinación con          de los planes básicos de ma-
tatividad define cuánto de       otros criterios que permitan     nejo, están el mapa de eco-
ese bosque seco tropical re-     estimar la viabilidad ecoló-     sistemas de Andrés Etter
presentado en el país, está      gica de dichos ecosistemas.      (Instituto Humboldt, 2003)
actualmente incluido en                                           y el de participación nacio-
áreas protegidas. Siempre en                                      nal de biomas y ecosistemas
la valoración se requiere es-                                     desarrollado por Germán
tablecer la escala comparati-                                     Corzo en la Unidad de Par-
va de referencia (p.ej. nivel                                     ques Nacionales Naturales
nacional, regional o local).                                      (Corzo, 2004).
  La UICN y la WWF esta-                                            La representatividad coro-
blecieron que la meta mun-       La representatividad puede       lógica, por su parte, es una
dial de representatividad de     ser vista de dos maneras: 1.     medida de la extensión de
biomas en áreas protegidas       la representatividad topoló-     patrones corológicos forma-
para el año 2000 debía ten-      gica es la proporción de un      dos por una combinación es-
der al 10%, cifra que a la fe-   ecosistema o comunidad           pecífica de ecosistemas / co-
cha ha sido superada, alcan-     destinada a ser protegida        munidades representados en
zando un 11,5% a nivel           como un todo para mante-         un sistema de áreas protegi-
mundial. Sin embargo, este       ner la organización de ele-      das. Ejemplos de este tipo de


                                                                                                  57
     representatividad se calcula-   de materiales (p.ej. movi-      corrientes de agua) o es-
     ron en el SFF Iguaque y PNN     mientos migratorios, disper-    tructurales del paisaje. En el
     Nevados (Fandiño-Lozano,        sión de semillas, propágulos    caso de las especies y pobla-
     1996; Van Wyngaarden &          o esporas, polinización, flu-   ciones considera su tamaño,
     M. Fandiño - Lozano, 2002).     jos de nutrientes) e indivi-    comportamiento y movi-
                                     duos entre ecosistemas, co-     mientos diarios o estaciona-
     La conectividad                 munidades, especies o po-       les, los movimientos de dis-
     del paisaje                     blaciones (ver Figura 12).      persión juvenil, las migra-
       La conectividad es una        Este concepto integra las       ciones o los movimientos
     cualidad del paisaje que in-    nociones de corredor y ba-      para escapar de perturba-
     dica cómo responden los         rrera, y depende de los as-     ciones (Chávez, 2002; Jun-
     procesos o flujos ecológicos    pectos físicos (i.e. viento,    ta de Andalucía, 2002).

                                              Figura 12
                 Porosidad y conectividad de las matrices (tomado de Etter, 1991)




58
  La conectividad se esta-      del paisaje (p.ej. corrientes    mientos (concepto funcio-
blece a partir de corredores    de agua), o por la influen-      nal); como una unidad que
en cualquier tipo de espa-      cia humana (p.ej. corredo-       desempeña una función de
cio, lineal o no, cuyo obje-    res de conservación) (Jun-       hábitat para especies, o como
tivo es mantener la conti-      ta de Andalucía, 2002).          espacios naturales con algún
nuidad del paisaje y minimi-      Los corredores ecológicos      tipo de protección legal, por
zar o eliminar los efectos      se entienden de diferentes       su valor o por su función co-
negativos a su estructura       maneras (ver Figura 13):         nectiva, y definidos para evi-
por fragmentación. Una ca-      como un elemento del paisa-      tar el aislamiento de los espa-
racterística clave de los co-   je lineal o alargado, muy dis-   cios naturales protegidos
rredores ecológicos es que la   tinto de las unidades vecinas    (concepto legal o de gestión)
intensidad de los flujos de     (concepto estructural); como     (Junta de Andalucía, 2002).
materia y energía es mayor      una ruta preferente de disper-   En la Tabla 9, se presenta una
que en el resto del territo-    sión o migración en la que una   relación de los tipos de corre-
rio. Los corredores resultan    especie encuentra protección     dores de acuerdo con su ori-
del funcionamiento natural      para realizar sus desplaza-      gen y estructura.




                                                                                                   59
                              Tabla 9
     Tipos de corredores ecológicos (Junta de Andalucía, 2002)

                   Tipos                              Descripción
                de corredor
              Corredor         Son sistemas de refugio para distintas especies, en
              de ribera        los que se puede asegurar la conservación de
                               ecosistemas acuáticos y la conectividad fluvial. Su
                               estructura y funcionamiento pueden ser distintos en
                               diferentes tramos del río, o en distintos tipos de río,
                               de acuerdo con las propiedades de alta fluctuación o
                               distribución localizada, superficie reducida e
                               importancia para los flujos de los ecosistemas
                               acuáticos.
              Corredores       Dependen de las relaciones espaciales entre
              lineales         coberturas vecinas, en las que su función
                               amortiguadora suaviza la tensión que hay entre los
                               lados de la frontera. Algunos elementos lineales
                               pueden ser flujos eólicos, lineales de vegetación,
                               tapias de piedra, vías pecuarias, o tipos de cobertura
                               como la vegetación natural y cultivada.
              Corredor         Son paisajes bien conservados, de buen tamaño. Las
              amplio           relaciones múltiples espaciales de un paisaje pueden
                               favorecer a las especies que utilizan más de un
                               hábitat.
              Puntos           Son series de fragmentos de hábitat con poca dis-
              de paso          tancia entre ellos, que se encuentran dispuestos de
              o corredores     forma que muchas especies puedan realizar movi-
              discontinuos     mientos cortos entre los fragmentos y desplazarse a
                               través de la matriz. Algunos puntos de paso pueden
                               ser acuáticos (p.ej. lagunas, charcas), o forestales
                               (p.ej. bosques pequeños, árboles aislados, y manchas
                               dispersas de matorral).



60
  La conectividad puede cal-      (i.e. ríos, caños), la conecti-   rriente de agua entrante a un
cularse a partir de la propor-    vidad solo se da generalmen-      lago; en el segundo caso, un
ción total de ríos en un terri-   te aguas abajo, a menos que       río actúa como corredor para
torio, por tipos o categorías     las especies tengan la habili-    el salmón cuando se despla-
de ríos y riberas o corredores    dad de nadar contra la co-        za aguas arriba para desovar.
forestales, o distinguiendo       rriente. Por ejemplo, en el         Por otra parte, los ecosis-
entre los tramos incluidos en     primer caso hay flujo cons-       temas marinos son concebi-
la red que atraviesan algún       tante de nutrientes en la co-     dos como enormes espacios
espacio protegido y zonas no                                        conectados, donde las espe-
protegidas. Por su parte, los                                       cies pueden moverse y dis-
puntos de paso pueden eva-                                          persarse libremente, gracias
luarse a través del desarrollo                                      a la presencia de corrientes
de modelos de rutas de mi-                                          marinas. En estos sistemas la
gración o dispersión de espe-                                       prioridad de gestión debe
cies, basándose en informa-                                         centrarse en el control de
ción previa sobre los requeri-                                      actividades de explotación
mientos de hábitat de ciertas                                       de poblaciones en el área de
especies focales, selecciona-                                       distribución, y en la conser-
das por su importancia o re-                                        vación de puntos críticos de
presentatividad (Junta de                                           paso (p.ej. zonas de alimen-
Andalucía, 2002).                                                   tación de ballenas; zonas de
  En ambientes acuáticos,                                           reproducción de tortugas)
como los ecosistemas ícticos                                        (Vreugdenhi, 2003).


                                                                                                    61
     La fragmentación                corredores y barreras. Las        pecuarias intensiva, vías de
     del paisaje                     barreras pueden ser natura-       transporte). En este último
       La fragmentación y la co-     les, originadas en el funcio-     caso, las barreras producen
     nectividad son conceptos        namiento y estructura natu-       la interrupción de los flujos
     opuestos en el contexto de      ral del paisaje (p.ej. alinea-    ecológicos por la ruptura de
     la ecología del paisaje, pero   ciones montañosas, grandes        la continuidad del hábitat,
     hacen parte integral de las     ríos), o por la influencia hu-    dando lugar a la fragmenta-
     relaciones que hay entre        mana (e.g actividades agro-       ción del paisaje.

                                                  Figura 13
                     Funciones de los corredores (adaptado de Villa, A. 2003)

                                 Hábitat: estructura                   Filtro: penetración
                                 espacial del ambiente                 selectiva de materiales,
                                 que permite a las                     energía y organismos
                                 especies vivir,
                                 reproducirse,
                                 alimentarse y morir
                 Hábitat                                    Filtro

                                 Barrera: bloqueo de                   Fuente: sitio donde
                                 materiales, energía y                 las salidas de materiales,
                                 organismos                            energía y organismos
                                                                       exceden las entradas


                 Barrera                                    Fuente

                                 Conectividad: es la                   Receptor: un sitio
                                 capacidad del sistema de              donde las entradas de
                                 transportar materiales,               agua, energía, materiales
                                 energía y organismos                  y organismos exceden las
                                                                       salidas

                 Conectividad                               Receptor




62
  La fragmentación ha sido        querimientos de hábitat me-      to, algunos autores han ano-
definida por Forman (citado       nos exigentes (Junta de An-      tado que sistemas naturales
en Junta de Andalucía,            dalucía, 2002). Por ejemplo,     con menos del 60% de hábi-
2002), como un proceso di-        para aves como el cóndor de      tat natural presentan proble-
námico en el cual un hábi-        los Andes, la fragmentación      mas en su funcionalidad
tat queda reducido a frag-        del bosque andino no repre-      (Junta de Andalucía, 2002).
mentos o islas pequeñas, más      senta barreras tan drásticas,      La fragmentación se pue-
o menos conectadas entre sí,      como puede representarlo         de medir a partir del núme-
dentro de una matriz de há-                                        ro de fragmentos, su tama-
bitat diferentes al original.                                      ño y la distancia entre ellos;
Algunos de los efectos pro-                                        sin embargo la fragmenta-
ducidos tanto en el paisaje                                        ción no es la misma en ni-
como en las especies asocia-                                       veles de organización bioló-
das a éste se explican en la                                       gica inferiores, como por
Tabla 10 (Junta de Andalu-                                         ejemplo especies pequeñas y
cía, 2002; Restrepo, 2003):       para algunas ranas endémicas     sus hábitat. Regresando al
  La fragmentación opera en       de este ecosistema. Sin em-      ejemplo del cóndor de los
diferentes escalas para distin-   bargo, la funcionalidad de       Andes, la fragmentación del
tas especies y distintos hábi-    cada fragmento dependerá de      bosque andino no represen-
tat: un paisaje fragmentado       las características y grado de   ta barreras tan drásticas,
para una especie puede no         conectividad con el paisaje      como si puede representarlo
serlo para otra con más ca-       que lo rodea, así como del       para la rana endémica de
pacidad de dispersión o re-       tamaño y forma. Al respec-       este ecosistema.


                                                                                                    63
                                                Tabla 10
                         Efectos de la fragmentación en paisajes y especies

             Efectos de la fragmentación                      Efectos de la fragmentación
                   sobre el paisaje                      sobre las poblaciones de vida silvestre
     Disminución de la superficie del hábitat y / o   Cuando disminuye la disponibilidad de
     pérdida de hábitat específicos. Los procesos     superficie del hábitat, se produce una pérdida
     de fragmentación involucran la pérdida de las    en el tamaño de las poblaciones que lo
     cubiertas naturales por usos antrópicos del      ocupan.
     territorio (p.ej. urbanísticos, industriales,
     infraestructura, agricultura).
     Reducción del tamaño de los fragmentos por       La reducción de los fragmentos produce un
     la división en trazos de menor tamaño de         aumento en la relación área – perímetro, lo
     superficies más o menos amplias. A medida        que a su vez aumenta la permeabilidad de los
     que aumenta la pérdida de superficie del         fragmentos a los efectos de los hábitat perifé-
     hábitat, disminuye la conectividad y se hace     ricos (p.ej. inmigración de especies exóticas)
     más intenso el efecto borde.
     Aislamiento de los fragmentos en el paisaje      El aislamiento de los fragmentos y el conse-
     provocado por la destrucción de superficies      cuente aumento de la distancia entre ellos,
     naturales y el aumento de la distancia entre     dificulta el intercambio de individuos y la
     los trozos de hábitat natural.                   progresiva desaparición de las especies
                                                      acantonadas en los fragmentos. Este fenóme-
                                                      no permite que sólo las especies más resisten-
                                                      tes o generalistas logren mantenerse,
                                                      mientras las más sensibles quedan relegadas a
                                                      los fragmentos de mayor tamaño.




64
Heterogeneidad                    explotan nichos diferentes.     con procesos ecológicos (i.e.
y dinámica                        En consecuencia hay una         tasas de colonización y ex-
  La heterogeneidad del           mayor diversidad global         tinción) e intensidad y per-
paisaje está relacionada con      (Junta de Andalucía, 2002).     sistencia de las perturbacio-
la conservación de los pro-         Para entender la hetero-      nes que los afectan (Chávez,
cesos ecológicos que se de-       geneidad y dinámica de los      2002; Kay, 1993). Pero la
sarrollan en su interior, y es-   ecosistemas hay que recono-     heterogeneidad del paisaje
pecialmente con la distribu-      cer que estos son sistemas      no es inmune a la fragmen-
ción de la biodiversidad.         abiertos, poco estables y       tación; un paisaje muy he-
Esto equivale a la riqueza de     mantienen comunidades           terogéneo y equitativamen-
usos de suelo y tipos de ve-      que también son dinámicas,      te distribuido pero altamen-
getación que coexisten en         con intercambio permanen-       te fragmentado, necesaria-
una unidad de paisaje, y a su     te de materia y energía e in-   mente ve disminuida la ri-
grado de complejidad.             fluenciadas por alteraciones    queza de especies.
  En general, la diversidad       externas que afectan su es-
de especies es mayor en los       tructura y funcionamiento
                                                                  Consideraciones
paisajes más heterogéneos,        (Chávez, 2002).
                                                                  espaciales para el
porque la coexistencia entre        La heterogeneidad, visible    diseño de áreas
diferentes usos del territorio    en el tiempo y el espacio, se   protegidas
por especies, supone una          expresa en una mayor diver-       Varias de las estrategias de
mayor riqueza y complejidad       sidad de tipos de hábitat y     conservación in situ conoci-
de ecosistemas y permite la       oferta ambiental para la vida   das, concluyen que es nece-
coexistencia de grupos que        silvestre. Esto tiene que ver   sario proteger espacios sufi-


                                                                                                   65
     cientemente extensos para       cuando sus fronteras son       el efecto borde (Chávez,
     mantener la diversidad de       muy abruptas. Algunos de       2002; Junta de Andalucía,
     especies, genes y caracterís-   los impactos producidos por    2002), son:
     ticas de los sistemas natura-
                                                     Efectos físicos. Cambios en las condicio-
     les (Poiani & Richter, 2000;
                                                     nes ambientales al interior del área por mo-
     TNC, 2000). Sin embargo,
                                                     dificaciones en el microclima, variaciones
     la delimitación de áreas para
                                                     de la insolación y efectos del viento, llu-
     la conservación generalmen-
                                                     vias o heladas, entre otros.
     te no puede incluir todos los
     ecosistemas o paisajes que se                   Efectos biológicos directos. Cambios en los

     desearían proteger. En este                     componentes biológicos de los sistemas na-

     sentido, la configuración es-                   turales, de manera que, si bien algunas pue-

     pacial del área protegida                       den verse afectadas negativamente, otras

     dada por la designación de                      pueden verse favorecidas dando lugar a es-

     sus límites debe ser evalua-                    pecies características de zonas de transición.

     da juiciosamente, ya que                        Efectos biológicos indirectos. Cambios en
     ésta determina la probabi-                      la composición y estructura del área y la di-
     lidad de que el área se vea                     námica de las interacciones entre especies
     afectada en mayor o menor                       en las proximidades del borde. Por ejemplo,
     grado por el efecto borde. El                   más biomasa producto de la incidencia de
     efecto borde se define como                     la luz, atrae herbívoros e insectos y aumen-
     el resultado de la interac-                     ta el número de aves nidificantes, que a su
     ción entre dos ecosistemas                      vez, atraen depredadores y parásitos.


66
  El efecto borde puede ver-    de la superficie total del área,   procesos ecológicos y la per-
se disminuido si se manejan     sino la proporción de la su-       manencia de los componen-
adecuadamente algunos de        perficie total de hábitat uti-     tes biológicos. Así, el tama-
los descriptores de la confi-   lizados (Junta de Andalucía,       ño de un área debe respon-
guración espacial que se        2002; Restrepo, 2003).             der a unos requerimientos
mencionan a continuación.         La definición del tamaño         mínimos que garanticen las
                                de un área debe basarse en         necesidades de tamaños mí-
Tamaño
                                el cuestionamiento sobre           nimos viables de poblaciones
  Cuanto más pequeña sea
                                cuánta superficie es necesa-       (Vreugdenhi, 2003). De esta
un área, más vulnerable será
                                      ria para permitir el de-     manera, cuanto más exten-
a los agentes externos, y los
                                                sarrollo de los    sa sea un área, mayor será la
efectos y tensiones que ocu-
                                                                   probabilidad de superviven-
rran en sus límites se re-
                                                                           cia de las especies,
flejarán en su interior,
                                                                                comunidades y
especialmente sobre
                                                                                 ecosistemas
las especies que
                                                                                           que
habitan los eco-
tonos. Este crite-
rio debe conju-
garse con la re-
comendación
de tener en
cuenta no solo
la proporción


                                                                                                   67
     ésta contiene (Junta de An-       ejemplo, áreas de forma alar-    en términos de su superficie
     dalucía, 2002; TNC, 2000).        gada y delgada tienen pro-       y FORMA en razón a su pe-
       Sin embargo, para especies      porcionalmente mayor perí-       rímetro estará dado por la
     como las migratorias que tie-     metro que aquellas que tie-      fórmula:
     nen grandes requerimientos        nen formas cuadradas o re-
                                                                        Índice Área – Perímetro =
     de hábitat, no siempre es po-     dondeadas; esto significa que
                                                                                   área / perímetro
     sible proteger todo su rango      las áreas con un diseño cer-
     de distribución. En este sen-     cano al circular tienen me-        Así, un área redondeada,
     tido, la prioridad se centrará    nor susceptibilidad a ser        tendrá un índice equivalen-
     en conservar sectores que re-     afectados por perturbaciones     te al 0,316, y por tanto un
     presenten importancia en          externas, ya que el área ex-     menor efecto borde. Cual-
     términos de su ciclo de vida,     puesta (perímetro) es menor      quier valor menor a este im-
     como por ejemplo, sitios de       que si el área tuviese otra      plicará una mayor suscepti-
     descanso en rutas migrato-        forma. Aún así, el uso de este   bilidad al efecto borde.
     rias, puntos de alimentación      descriptor debe ir acompa-         El gradiente altitudinal y
     o reproducción, o corredores      ñado del análisis de los otros   características del paisaje
     estrechos sujetos a fuertes in-   analizados, ya que si el área    como cuencas o límites de
     tervenciones.                     no posee un tamaño adecua-       otras figuras de ordena-
                                       do, no es garantía de que los    miento, pueden ayudar en
     Forma                             procesos que se dan en su in-    la selección de límites para
       La forma del área es un         terior no se sigan dando.        demarcar un área protegi-
     indicador clave a la hora de        Una manera de combinar         da; sin embargo, cuando al-
     analizar el efecto borde. Por     los descriptores TAMAÑO          gunos de los límites, sean


68
arcifinios o no, presentan       ministrativos definidos para     el páramo y el bosque alto
numerosos pliegues duran-        el área.                         andino, donde el primero ac-
te su representación en car-                                      túa como principal provee-
tografía (p.ej. cotas en te-
                                 Gradiente altitudinal            dor de agua del segundo, es-
rrenos muy escarpados,             El gradiente altitudinal,      tableciéndose así relaciones
cursos de ríos), pueden in-      especialmente en áreas pro-      o flujos corológicos que ga-
fluir negativamente en el        tegidas localizadas en zonas     rantizan la permanencia y
cálculo de la relación área      con relieve, juega un papel      funcionamiento de ecosiste-
– perímetro y en consecuen-      determinante en la distribu-     mas en razón de mosaicos
cia sobreestimar el efecto       ción y diversidad de los eco-    inter-dependientes. En tér-
borde.                           sistemas y especies, y en los    minos de especies de fauna,
  En estos casos, es conve-      flujos corológicos y topoló-     procesos como la migración
niente tener en cuenta que       gicos entre sistemas. En otras   no solo se establecen en ran-
el análisis de efecto borde      palabras, en un gradiente al-    gos latitudinales sino altitu-
debe considerar paralela-        titudinal determinado se dis-    dinales. El gradiente altitu-
mente el estado de los eco-      tribuyen ecosistemas y aso-      dinal en este sentido, debe
sistemas no solo al interior     ciaciones de fauna y/o flora     ser considerado a la hora de
sino fuera del área protegi-     que establecen tanto relacio-    definir áreas a fin de garan-
da, ya que la continuidad de     nes entre aquellas que ocu-      tizar la conservación de si-
una matriz o corredores bien     pan una misma cota, como         tios de reproducción y ali-
conservados disminuirá los       con aquellas de cotas veci-      mentación (p. ej. sitios de
efectos del cambio brusco        nas. Un ejemplo de esto, se      desove de bocachico, área de
entre los límites político-ad-   observa en la relación entre     alimentación del cóndor).


                                                                                                   69

				
DOCUMENT INFO
Description: ecologia, OT, ordenamiento territorial, zonificacion ecologica, zonificacion ecologica economica, ZEE, ecologia del paisaje, zonificacion ecologia del paisaje, problemas ambientales, introduccion a la gestion ambiental