Docstoc

Principio De Economia Politica Y Tributacion

Document Sample
Principio De Economia Politica Y Tributacion Powered By Docstoc
					                                        David Ricardo (1772-1823)

Hijo de un banquero judío que emigró de Holanda a Inglaterra, fue, ante todo y a plenitud, un inglés de su
tiempo. Y no solo por su conversión al cuaquerismo en el momento de su matrimonio, sino por su profunda
compenetración con la realidad inglesa de inicios del nuevo siglo.




A diferencia de Adam Smith, en cuyos trabajos se apoyó, Ricardo se preocupó sólo en segunda instancia
en averiguar las causas del crecimiento o, si se prefiere el origen de "la riqueza de las naciones". Aunque
también se podría decir que sus preocupaciones en torno al crecimiento lo llevaron a interesarse en primer
lugar en los factores que explican la distribución de la renta. Al autor de los "Principios de economía política
y tributación" (1817) lo inquietaba especialmente la tendencia de la baja de los beneficios. Tendencia a su
entender inevitable en la economía inglesa, pero que podía contrarrestarse con el desarrollo del comercio
exterior. No a la manera de Adam Smith, que destacaba el papel de las exportaciones de manufacturas en
la profundización de la división del trabajo. Sí a través de las importaciones de cereales baratos que
impedirían que suba el salario normal. Y, por ende, facilitarían el

ESTAS FUERON SUS PALABRAS

Para la prosperidad general, no puede considerarse nunca excesiva la facilidad que se de a la circulación e
intercambio de toda clase de propiedad, ya que es por ese medio que el capital de toda clase tiene la
posibilidad de encontrar el camino hacia las manos de aquellos que mejor lo emplearán en aumentar el
producto del país.

Valor y riqueza :   Obras

 The High Price of Bullion, A Proof of the Depreciation of Bank Notes, 1810.
 Observations on some Passages in a Article in the Edinburgh Review, on the Depreciation of the Paper
Currency, 1811.
 Reply to Mr. Bosanquet's Practical Observation on the Report of the Bullion Committee, 1811.
 An Essay on the Influence of a Low Price of Corn on the Profits of Stock showing the inexpediency of
Restrictions on Importation; with remarks on Mr Malthus' two last Publications" 1815
 Proposals for an Economical and Secure Currency, with Observations on the profits of the Bank of
England, as they regard the Public and the Proprietors of Bank Stock, 1816.
 On the Principles of Political Economy and Taxation , 1817.
 Notes on Malthus' Principles of Political Economy, 1820 (publ. 1928).
 "Funding System", 1820, Encyclopedia Britannica
 On Protection in Agriculture, 1822.
 Mr Ricardo's Speech on Mr Western's Motion, for a Committee to consider the Effects produced by the
Resumption of Cash payments, 1822.

                                                                                                     1
                              LOS LENGUAJES DE LA ECONOMÍA
                     Un recorrido por los marcos conceptuales de la Economía.

PARTE TERCERA: LOS MARCOS CONCEPTUALES DE LA ECONOMÍA.

CAPÍTULO 6.- CRECIMIENTO, ACUMULACIÓN Y TENDENCIAS PROFUNDAS: LA ECONOMÍA POLÍTICA.

Ricardo y los economistas posteriores

Una de las grandes lagunas del esquema ricardiano era la ausencia de una teoría de la demanda. Ricardo
aceptaba el cumplimiento de la ley de Say. Él y los economistas clásicos tenían que ser criticados en el
mismo momento en que los economistas volcasen su atención a los problemas conectados con la demanda.
Esta crítica, como expone Pasinetti (s.d.), no supuso una corrección de los planteamientos clásicos en ese
punto, sino que en vez de ello, supuso un desplazamiento a un tipo de problemas totalmente distintos: los
relacionados con aquellos bienes escasos y la generalización de su principio al conjunto de situaciones
económicas. Y esta nueva orientación propició el surgimiento de nuevos conceptos y, en general, de un
nuevo marco conceptual. Este tipo de problemas nuevos se asocia a situaciones en que los agentes
económicos intentan obtener ventajas a través del intercambio; y, atañe al problema de cómo lograr la mejor
asignación de unos recursos dados, es decir, cómo hacer uso de lo que está disponible. El problema
implicado es un problema de racionalidad, que puede expresarse mediante una función matemática a
maximizar bajo ciertas restricciones. Frente a los problemas abordados por los clásicos y, especialmente,
por Ricardo, son éstas cuestiones propiamente estáticas. Las cuestiones abordadas por los economistas
clásicos, la producción, responden a un contexto dinámico. La producción es el compromiso y la aplicación
del ingenio humano a crear y dar forma a los productos que desea. Pero, dado que haciéndolo y
experimentando el hombre aprende, está implícito en la naturaleza misma de llevar a cabo una actividad
productiva en la que descubrirán nuevos y mejores métodos de producción. Por supuesto que hallar nuevos
métodos toma tiempo, y toma tiempo de forma persistente. El economista se enfrenta aquí no ya al
problema de la racionalidad, sino a un proceso de aprendizaje. Cualquier formulación matemática de este
problema no puede dejar de ser función del tiempo, dado que el proceso avanza a pasos cortos y puede
parecer bastante despreciable en el corto plazo; pero, como se produce incesantemente, está
inevitablemente abocado a hacerse más pronunciado cuando más largo es el período considerado. No son
saltos en el tiempo de una situación de equilibrio a otra. El proceso de aprendizaje asociado en la
producción implica un movimiento persistente, no un cambio de una vez por todas, sino una tasa de
variación en el tiempo, un movimiento acumulativo e indefinido. Son, pues, dos tipos de problemas distintos
los que preocupaban a clásicos y marginalistas, de ahí que sus características conceptuales y su lenguaje
sean distintos. Una clara diferencia entre ambos es que su relevancia práctica con relación al tiempo es
opuesta. Uno tiene su relevancia en el corto plazo, y el otro en el largo plazo. “Esta oposición lleva con ella
profundas consecuencias para el análisis teórico, ya que normalmente induce al teórico a actitudes
diametralmente opuestas respecto al tipo de hipótesis a escoger.” (Pasinetti, s.d.). Por otra parte, Ricardo
fue el primero en introducir, a partir de un simple ejemplo de comercio entre Inglaterra y Portugal, el
concepto de ventajas comparativas. Posteriormente los economistas Heckescher y Ohlin intentaron dar
explicación de las ventajas comparativas. Ciertamente los supuestos de partida no son los mismos, pero no
difieren mucho las prescripciones que se derivan del modelo Heckescher-Ohlin respecto de aquellas otras
que emanan de la propuesta ricardiana. En ambos casos los beneficios del libre comercio para ambos
participantes se fundamentan sobre las ventajas relativas de costes entre países (productividad del trabajo -
Ricardo- o la dispar abundancia de factores productivos -Herckescher-Ohlin-. Por consiguiente, no puede
negarse que existan diferencias entre ambas, pero generalmente éstas han sido pasadas por alto, dando
con ello la impresión de una continuidad en las tradiciones doctrinarias. Lo cual no es totalmente correcto,
pero tampoco totalmente falso. No puede descartarse que el punto de partida para la elaboración teórica
sea una teoría ya existente con la cual se acabará enfrentando.



                                                                                                    2
             Diccionario de Economía Política de Borísov, Zhamin y Makárova

                               RICARDO, DAVID (1772-1823):


economista inglés, uno de los fundadores de la economía política clásica burguesa de su país. Defendió
los intereses de la burguesía en el período en que ésta era aún una clase progresiva, en lucha contra el
feudalismo. En su primer trabajo económico “El precio del oro” (1809), Ricardo sentó las bases de su
teoría cuantitativa del dinero. En su obra fundamental, “Principios de economía política y tributación”
(1817). Ricardo culmina la economía política clásica burguesa. Al criticar la teoría del valor de Adam
Smith (ver), Ricardo demuestra: 1) que no se debe confundir el trabajo invertido en la producción de la
mercancía con el trabajo que se compra en la mercancía, 2) que el valor sólo se halla determinado por el
trabajo invertido, 3) que la determinación del valor por el tiempo de trabajo conserva su plena vigencia
bajo el capitalismo. Consideró el salario y la ganancia como dos partes del valor creado por el trabajo y
llegó a la conclusión de que la disminución del salario eleva la ganancia y su elevación reduce esta última.
Descubrió, pues, en esencia, la oposición de intereses entre el proletariado y la clase de los capitalistas.
Demostró que la renta no está en contradicción con la ley del valor; al contrario, sólo se explica partiendo
de dicha ley. Pero Ricardo admitía únicamente la renta diferencial y rechazaba la renta absoluta. Su teoría
de la renta perdió en importancia, además, porque Ricardo la relacionó con la denominada “ley de la
fertilidad decreciente del suelo’’, Ricardo era un ideólogo de la burguesía, aunque no ocultaba las
contradicciones del capitalismo. Las consideraba naturales y defendía las relaciones burguesas como
forma única y eterna del desarrollo de las fuerzas productivas. La doctrina de Ricardo constituye la cumbre
del pensamiento científico a que ha llegado la economía política burguesa. Mas, según expresión de
Engels, se estrelló contra “dos puntos”; 1) Ricardo entendía que los obreros no venden a los capitalistas la
fuerza de trabajo, sino el trabajo, y por este motivo no pudo explicar el origen de la plusvalía ni, por
consiguiente, de la ganancia partiendo de la teoría del valor por el trabajo. 2) Ricardo no pudo explicar la
divergencia entre el valor y los precios de producción, el proceso en que se forma la cuota media de
ganancia; consideraba que esto se halla en contradicción con la realidad capitalista. Marx tuvo en alta
estima los principios científicos de la teoría de Ricardo, a la vez que criticó sus errores

                                       Adam Smith (1723-1790)

 La publicación del libro "Investigación sobre la Naturaleza y Causas de la Riqueza de las Naciones" de
Adam Smith en 1776, es considerado el origen de la Economía como ciencia. Los clásicos escribieron
en una época en la que la industria estaba conociendo un desarrollo sin precedentes. Su preocupación
principal fue el crecimiento económico y temas relacionados como la distribución, el valor, el comercio
internacional, etc. Uno de sus objetivos principales fue la denuncia de las ideas mercantilistas restrictivas
de la libre competencia que estaban aún muy extendidas en su época. Para Adam Smith, el Estado debía
abstenerse de intervenir en la economía ya que si los hombres actuaban libremente en la búsqueda de su
propio interés, había una mano invisible que convertía sus esfuerzos en beneficios para todos.

Nació en Kirkcaldy, Escocia. Su padre, inspector de aduanas, murió poco antes de su nacimiento. A los 14
años ingresa en la Universidad de Glasgow donde se convierte en discípulo del profesor de filosofía moral
F. Hutchison. Después ingresa en la Universidad de Oxford donde permanece seis años. En 1748 ocupa
un puesto de profesor de literatura en la Universidad de Edimburgo y en 1751 pasa a la de Glasgow donde
substituye a Hutchison en la cátedra de Filosofía Moral. Adam Smith estaba inicialmente interesado en la
ética. En el libro "Teoría de los Sentimientos Morales" se encuentra la base de su filosofía liberal y su
definición del orden natural de la sociedad. Consigue el puesto de preceptor del hijo del duque de
Buccleugh con el que inicia en 1763 un viaje de más de dos años por el continente europeo que le permite
conocer a F. Quesnay y R.J. Turgot. En 1768 consigue el empleo de Comisario de Aduanas (como había
sido su padre) en Edimburgo, puesto que ocupará el resto de su vida y que no pareció estar en
contradicción con su espíritu librecambista. Es precisamente en esta época, ya alejado de la vida
académica, cuando escribe "La Riqueza de las Naciones". En su obra se detecta la influencia de su amigo
personal Hume y de R. Cantillon.

                                                                                                    3
Anécdota
Cuando tenía tres o cuatro años, y mientras estaba jugando a la puerta de la casa de su tío Mr. Douglas en
Strathenry, Adam Smith fue raptado por una banda de gitanos. Las gestiones de su tío permitieron que el niño fuera
recuperado y los gitanos detenidos poco después en Leslie-wood

ESTAS FUERON SUS PALABRAS

Pero es sólo por su propio provecho que un hombre emplea su capital en apoyo de la industria; por tanto,
siempre se esforzará en usarlo en la industria cuyo producto tienda a ser de mayor valor o en
intercambiarlo por la mayor cantidad posible de dinero u otros bienes... En esto está, como en otros
muchos casos, guiado por una mano invisible para alcanzar un fin que no formaba parte de su intención. Y
tampoco es lo peor para la sociedad que esto haya sido así. Al buscar su propio interés, el hombre a
menudo favorece el de la sociedad mejor que cuando realmente desea hacerlo.

                                                Adam Smith, "La Riqueza de las Naciones", Libro IV, Cap. 2

             Diccionario de Economía Política                  de Borísov, Zhamin y Makárova

                                        SMITH, ADAM (1723-1790):


economista inglés, uno de los fundadores de la economía política clásica burguesa. Expresando los
intereses de la creciente burguesía industrial del período de la manufactura, Smith defendía la libertad de
comercio contra las limitaciones feudales y sometió a seria crítica la teoría y práctica del mercantilismo.
Hizo una exposición sistemática de la economía política en su trabajo “Investigaciones sobre la naturaleza
y causas de la riqueza de las naciones” (1776). Smith llevó adelante el análisis de la estructura de clase
de la sociedad burguesa diferenciando por primera vez a los trabajadores asalariados como una clase
especial y poniendo de manifiesto en esencia, la oposición de los intereses de dicha clase frente a los
intereses de los poseedores. De manera más consecuente que los fisiócratas, trasladó la investigación
económica de la esfera de la circulación a la esfera de la producción. Smith dio un gran paso de avance
en el desarrollo de la teoría del valor al señalar que lo que crea el valor es todo trabajo aplicado a la
producción. Mas por no comprender que el obrero no vende el trabajo al capitalista, sino la fuerza de
trabajo, no pudo explicar la formación de la ganancia mediante la teoría del valor por el trabajo. Por este
motivo consideraba cono ganancia verdadera sólo la que se obtenía en el estado primitivo de la sociedad,
mientras que en la economía desarrollada (burguesa) el valor de las mercancías, según Smith, se
compone de la ganancia, la renta y el salario. La idea de que el valor de las mercancías se compone de
los ingresos y no incluye el valor de los medios de producción consumidos (idea que constituye el
denominado “dogma de Smith”) no le permitía comprender la esencia de la acumulación del capital y de la
reproducción social. Smith consideraba que la producción capitalista puede desarrollarse sin obstáculos e
ilimitadamente. Por su falta de consecuencia, el método de Smith da origen a caracterizaciones múltiples y
contradictorias de las categorías económicas mas importantes. Así Smith formuló varias definiciones del
valor. Después de haber sido el primero en destacar el salario como ingreso especial, de trabajo, lo
consideró erróneamente como pago del trabajo, la justa idea de que la ganancia es un descuento del
producto creado por el obrero se combina en él con la interpretación de la misma como parte
independiente del valor de la mercancía con que se retribuye al capitalista por la anticipación del capital y
los riesgos. Smith ejerció gran influencia sobre todo el ulterior desarrollo de la economía política. La parte
científica de la doctrina de Smith, con la posterior elaboración de Ricardo, constituyó una de las fuentes de
la doctrina económica del marxismo. No obstante, allí donde Smith se apartó del método científico de
investigación, sentó las bases de diversas teorías de la economía política vulgar. Marx reelaboró
críticamente y utilizó todo cuanto de positivo había dado la economía política clásica burguesa.




                                                                                                         4
                         Thomas Robert Malthus (1766-1834)
Economista británico de la escuela clásica, discípulo de Adam Smith. Estudió en Cambridge donde se
graduó en matemáticas y se ordenó religiosamente como pastor de la Iglesia Anglicana. En 1805 fue
nombrado profesor de historia moderna y economía política del East India College, con lo que, de hecho, fue
el primer profesor de economía política de la historia.




El pesimismo de la escuela clásica queda expresado claramente por Malthus. La población y la riqueza
pueden crecer, pero hay un límite, alcanzado el cual, se llegará a un estado estacionario en el que la vida
será miserable, mera supervivencia.

Obras:

 " Ensayo Sobre El   Principio de La Poblacion " (1798).
                      "Naturaleza y Progreso de las Rentas" (1815)
                      "Las Leyes de Pobres" (1817)
                      "Principios de Economía Política" (1820)
                      "Definiciones de Economía Política" (1827).
                                                                                                  5
            Diccionario de Economía Política                de Borísov, Zhamin y Makárova

economista burgués reaccionario, fundador de la economía política vulgar en Inglaterra, sacerdote; por su
origen, pertenecía a la clase terrateniente y fue un ideólogo de la clase feudal. Sus obras principales son
“Ensayo sobre la ley de la población” (1789) y “Principios de economía política” (1817). Con miras a la
defensa de las clases dominantes, ante todo de los señores feudales, Malthus intentó explicar la
desigualdad económica, la miseria y la pobreza de las masas trabajadoras bajo el capitalismo recurriendo
a las leyes “naturales”, a las leyes “eternas” de la naturaleza. Afirmaba que la población se duplica cada
25 años, es decir, crece en progresión geométrica, mientras que los medios de subsistencia en el mejor de
los casos aumentan en progresión aritmética. Apoyaba su tesis sobre el aumento de la población
presentando el ejemplo de los Estados Unidos y haciendo por completo caso omiso de la inmigración; en
lo tocante al crecimiento de la producción de los medios de subsistencia aducía como ejemplo el de los
atrasados países coloniales. De su examen infería Malthus la conclusión de que la miseria y la penosa
situación de los trabajadores son una consecuencia de la superpoblación absoluta, es decir, se deben a
que los hombres se reproducen más rápidamente que el ritmo en que aumenta la cantidad de medios de
subsistencia. A su entender, los principales medios de evitar la falta de concordancia entre el crecimiento
de la población y el de los medios de subsistencia son las enfermedades epidémicas, el hambre, las
guerras, la renuncia al matrimonio y la limitación de la natalidad. Por el influjo de Malthus, se suprimieron
en Inglaterra los exiguos subsidios que se concedían a los pobres y se organizaron “casas de
trabajadores”. En su teoría de la realización, Malthus intentaba justificar la existencia de la clase de los
terratenientes sosteniendo que la ganancia se debe a que los precios de las mercancías superan al valor
de las mismas; de ello sacaba la conclusión de que se requiere un tipo especial de división del trabajo, de
suerte que el capitalista debe ocuparse de la producción y de la acumulación, mientras que el derroche de
la riqueza ha de ser cosa de la aristocracia terrateniente, de las personas que reciben asignaciones del
Estado, de la Iglesia, etc. Las concepciones de Malthus, sobre todo las relativas a la población, algo
modificadas, se han difundido ampliamente entre los economistas burgueses, defensores del capitalismo.
Los malthusianos modernos (ver Neomalthusianismo) utilizan las ideas pseudocientíficas de Malthus para
defender la “teoría” racial, para justificar la permanente desocupación masiva, para exaltar las guerras y
las medidas del capital monopolista contra el movimiento obrero y contra la lucha de liberación nacional de
los pueblos oprimidos por el imperialismo. Los clásicos del marxismo-leninismo han sometido a una crítica
demoledora las concepciones maltusianas. Han demostrado que en la sociedad humana no existe una ley
“eterna” y extrahistórica de la población, que a cada modo de producción le son inherentes leyes de
población propias, y que la existencia de una superpoblación relativa (pero no absoluta) bajo el capitalismo
es una consecuencia de la ley general de la acumulación capitalista (ver). Como pone de manifiesto la
experiencia de la construcción del socialismo en varios países, el desarrollo de las fuerzas productivas, el
progreso científico y técnico permiten asegurar la existencia acomodada de la población del globo
terráqueo y su incremento. Y si en el mundo capitalista, las masas trabajadoras sufren duras privaciones,
la culpa de ello recae por entero en el régimen capitalista.

                                         Karl Marx, 1818-1883

Carlos Marx nació en Tréveris en 1818, hijo de un abogado judío. Estudió en Bonn y en Berlín y se doctoró
en Jena en 1841 con una disertación sobre la filosofía de Epicuro. En vista del trato de que fué objeto su
amigo, el profesor de Teología Bruno Bauer, y en atención a él, renunció a su intento de lograr una
cátedra de profesor agregado en Bonn. Marx fué primero colaborador y luego director de la Rheinische
Zeitung, hasta que, habiendo sido suprimido este periódico, pasó a París en 1843, y allí, junto con el
neohegeliano Ruge, esforzóse por editar los Anuarios francoalemanes. Fué también en Paris donde trabó
amistad con Federico Engels. Marx, que en sus estudios se había ocupado principalmente de la filosofía
hegeliana, tuvo en Francia ocasión de conocer el socialismo más de cerca. Expulsado del país a
instancias del Gobierno prusiano, trasladóse en 1845 a Bélgica, donde, en 1847, publicó contra Proudhon
la Misère de la philosophie y, en colaboración con Engels, escribió el Manifiesto del Partido comunista.

La revolución de 1848 llevó a Marx de nuevo a París y a Colonia, iniciando en esta última ciudad la
publicación de la Neue Rheinische Zeitung. Allí se agregó a su círculo Lassalle. Expulsado de Alemania y

                                                                                                    6
de Francia, Marx pasó a Londres en 1849. En la capital de Inglaterra dedicóse, junto con Engels, al
estudio de esta nación, la más avanzada socialmente (1), y de sus trabajos verificados en el British
Museum surgieron sus obras más importantes. La familiarización con las condiciones de trabajo de la
Gran Bretaña constituye el tercero de los momentos cruciales en la carrera ideológica de Marx. En 1864
pasó a ocupar un puesto destacado en la Asociación Internacional de Trabajadores, de reciente creación;
puesto que abandonó cuando el fracaso de la Commune de Paris, y la oposición interna de los grupos
anarquistas acaudillados por Bakunin le hicieron creer inútil la persistencia en la lucha.

Karl Marx, discípulo de Ricardo, vive la primera gran crisis del capitalismo industrial en la década de 1830
y la consecuente crisis política de 1848. Tiene por tanto que dar una explicación de esas convulsiones. La
teoría que elabora predice la evolución socioeconómica futura e invita a los trabajadores a participar
activamente acelerando la transformación del sistema. Partiendo de la teoría ricardiana del valor-trabajo,
deduce que el salario percibido por los trabajadores es exactamente el coste de producirlo. La plusvalía
es la diferencia entre el valor de las mercancías producidas y el valor de la fuerza de trabajo que se haya
utilizado.

 Las relaciones de producción en el sistema capitalista y la superestructura jurídica que emana de
ellas determinan que la plusvalía sea apropiada por la clase burguesa, los propietarios de los medios de
producción. Las fuerzas del sistema empujan a la clase dominante a una continua acumulación de
capital lo que provoca la disminución de la tasa de beneficios a la vez que la concentración del
capital en muy pocas manos. La progresiva mecanización crea un permanente ejército industrial de
reserva que mantiene los salarios al borde de la depauperación. La contradicción entre la concentración
de capital en pocas manos y la organización por la industria de masivas estructuras disciplinadas de
trabajadores provocará necesariamente el estallido de la revolución social y la "expropiación de los
expropiadores".

OBRAS

1844 Manuscritos económicos y filosóficos. - 1845 Tesis sobre Feuerbach. - 1845 Trabajo asalariado y
capital.      -     1848         (con    Engels)      Manifiesto      del       Partido     Comunista.
1850      (con    Engels)       Circular  del    Comité     Central     a    la      Liga   Comunista.
1851/1852 El dieciocho brumario de Luis Bonaparte. - 1858 [Simón] Bolívar y Ponte. - 1864-1877 El
Capital. - 1864 Estatutos Generales de la Asociación Internacional de los Trabajadores. - 1865 Salario,
precio y ganancia. - 1870/71 La Guerra Civil en Francia. - 1871 (con Engels) De las resoluciones de la
Conferencia de Delegados de la Asociación Internacional de los Trabajadores (Londres, 23 de septiembre
de 1871). - 1875 Crítica al Programa de Gotha.




             Diccionario de Economía Política de Borísov, Zhamin y Makárova
                                 MARX,                       CARLOS                        (1818—1883):
                                fundador del comunismo científico, gran revolucionario, maestro y jefe del
                                proletariado mundial, creador de la economía política proletaria. Marx
                                nació el 5 de mayo de 1818 en Tréveris, ciudad de la región del Rin, en
                                Alemania. En 1841 termina ya su formación universitaria. Pronto se libera
                                del influjo del idealismo imperante en aquel entonces. En 1842, a los
                                veinticuatro años de edad, fue nombrado jefe de redacción de la “Gaceta
                                renana”, en Colonia. Ya entonces sostiene la idea de que se ha de
                                suprimir la propiedad privada por vía revolucionaria, y desde las
                                posiciones de demócrata revolucionario pasa a las del comunismo. Marx
                                escribió que el trabajo en el periódico “ha dado los primeros impulsos a
                                mis estudios de las cuestiones económicas”, Marx pudo crear el
                                comunismo científico y la economía política proletaria tan sólo gracias a

                                                                                                   7
que el capitalismo y el movimiento obrero habían alcanzado un determinado nivel en su desarrollo. Hacia
la década de los años cuarenta, acabó de realizarse el paso del capitalismo de su fase manufacturera a la
de la gran industria maquinizada. El capitalismo no sólo dominó en Inglaterra, sino, además, en los
principales países de la Europa Occidental y en los Estados Unidos. Empezaron a agudizarse las
contradicciones inherentes a la naturaleza interna del capitalismo. En las condiciones creadas por la
revolución industrial, la estratificación de la sociedad se efectuaba cada vez más rápidamente: la
burguesía comenzó a transformarse en una fuerza reaccionaria; el proletariado aparece como fuerza
política independiente que lucha contra la clase burguesa en su conjunto. La Alemania de aquellos
tiempos, donde había, cristalizado una tensa situación revolucionaria, se convirtió en el nudo de todas las
contradicciones del capitalismo. A ello se debe, precisamente, que Alemania pasara a ser el centro del
movimiento revolucionario, la patria del comunismo científico. Marx y Engels examinaron con espíritu
crítico las doctrinas de sus antecesores y llevaron a cabo una revolución en la deuda social y la pusieron
al servicio de la clase más avanzada: el proletariado. Lenin escribió: “Marx fue el continuador y coronador
genial de las tres corrientes ideológicas fundamentales del siglo XIX pertenecientes a los tres países más
avanzados de la humanidad: la filosofía clásica alemana la economía política clásica inglesa y el
socialismo francés’’. Después de reelaborar críticamente todos los elementos científicos de la ciencia
social precedente, Marx y Engels efectuaron un cambio revolucionario en la filosofía y crearon la filosofía
proletaria. Habiendo llegado a la conclusión de que el ser social determina la conciencia social Marx
mostró que lo que determina fundamentalmente la estructura toda de la sociedad son las relaciones
económicas de producción entre los hombres, relaciones que, a su vez, dependen del estado de las
fuerzas productivas materiales. De ello infirió Marx la conclusión de que el análisis de las relaciones
económicas y de las leyes económicas objetivas que les son propias es de una importancia primordial.
Marx y Engels analizaron brillantemente las leyes económicas del capitalismo. Imprimieron un viraje
revolucionario a la teoría económica al crear la economía política proletaria auténticamente científica.
Como indica Lenin, la doctrina económica de Marx constituye el contenido esencial del marxismo. Marx
elaboró su doctrina económica en lucha contra la economía política burguesa y pequeñoburguesa,
partiendo de la asimilación crítica de todo cuanto había dado la historia precedente de las ciencias
sociales. Las concepciones económicas del joven Marx hallaron su reflejo en el libro “La Sagrada Familia”
(1845), escrito en colaboración con Engels. Se trata de un trabajo eminentemente filosófico, pero en él se
examinan también cuestiones de economía política. Precisamente en este libro Marx y Engels se
aproximan a la teoría del valor por el trabajo. En los años 1844—1846, Marx trabajó con ahinco en
cuestiones de economía política y escribió la “Crítica de la Política y de la economía política”. El
manuscrito no se ha conservado, sus borradores se editaron en 1932 en Alemania bajo el titulo de
“Manuscritos económicos y filosóficos”. Se examinan en este trabajo los problemas concernientes al
salario, a la ganancia, a la renta del suelo, a la propiedad, a la división del trabajo y algunos otros. Marx y
Engels escribieron aun otro trabajo importante: “La Ideología alemana” (1845—1846), de gran valor para
la formación de la economía política no sólo del capitalismo, sino, además, del socialismo. En 1847 Marx
escribió la obra “Miseria de la filosofía” como respuesta al libro de Proudhon “Filosofía de la miseria”. En
dicho trabajo de Marx, la economía política proletaria da un nuevo paso. Marx trató en él, por primera vez,
de la metodología de la investigación económica, es decir, elaboró los problemas de la aplicación del
materialismo dialético a la economía política; puso de manifiesto la esencia de las categorías económicas
de la economía política como expresión de las relaciones de producción; siguió investigando problemas
como el de la división del trabajo, el de la acumulación originaria del capital, el de las tres fases de
desarrollo del capitalismo, el del monopolio y la competencia el de la transformación de la lucha
económica en lucha política, y otros.

          Hace Marx una valiosa contribución al desarrollo de la economía política con su obra “Trabajo
asalariado y capital” (1849). Se formula en ella la ley del valor, se demuestra que esta ley actúa a través
de las fluctuaciones de los precios en torno al valor; se enuncia la definición clásica del capital como
relación de producción, se explica la esencia del fetichismo de la mercancía, etc. Corona la labor científica
de Marx y Engels en la década del cuarenta el “Manifiesto del Partido Comunista” (1848), escrito por los
dos conjuntamente y por encargo de la “Liga de los Comunistas”. En esta obra se exponen de modo
coherente bajo la forma de conclusiones clásicas los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por
los fundadores del marxismo en diversas esferas del conocimiento, en particular en el campo de la
economía política; se ofrece una concepción científica integral y un programa de acción combativo del

                                                                                                      8
proletariado. Los trabajos de la década indicada inician el estudio de los problemas de economía política
sobre la base del nuevo método y presentan a la luz del materialismo dialéctico las categorías económicas
más importantes. En 1859 Marx publicó el libro “Contribución a la critica de la economía política”, en el que
se tratan circunstanciadamente los problemas de la mercancía y el dinero, del doble carácter del trabajo y
de la mercancía fuerza de trabajo, del capital constante y variable, de la teoría de la plusvalía. En 1863
redactó Marx un nuevo manuscrito voluminoso que constituye, por su contenido, un esbozo de los cuatro
tomos de “El Capital”. La parte fundamental de dicho manuscrito se ha publicado bajo el título de “Teorías
de la plusvalía”. El manuscrito no se editó en vida de Marx ni de Engels. Lo publicó en 1905—1910
Kautsky, quien se permitió introducir tergiversaciones revisionistas al redactarlo; tan sólo casi 100 años
después de haber sido escrito, este trabajo se ha editado en la U.R.S.S. tal como lo compuso Marx. En
1867 vio la luz el primer tomo de ”El Capital”. Marx trabajó mucho en la segunda edición de ese primer
tomo, preparó las ediciones alemana y francesa, mas no pudo realizar toda la labor necesaria para la
publicación de la obra entera, su principal trabajo científico. El colaborador y amigo más próximo de Marx,
Engels, llevó a cabo una labor ingente con el fin de preparar para la edición los tomos II y III de “El
Capital’’. El tomo II vio la luz en 1885; el III, en 1894, poco tiempo antes de la muerte de Engels. Con “El
Capital” se llevó a su término la transformación revolucionaria de la economía política y se creó la
economía política proletaria. El primer tomo de esta obra está dedicado al análisis del proceso de
producción del capital y versa sobre el problema cardinal de la investigación: el origen y la producción de
la plusvalía, la teoría de la cual “constituye la piedra angular de la teoría económica de Marx” (V.I. Lenin).
El segundo tomo está dedicado al análisis del proceso de circulación del capital. En el tercer tomo se
analizan la producción capitalista y la circulación en su conjunto, y las formas en que la plusvalía y las
relaciones del capitalismo se presentan en la superficie de la sociedad burguesa. El cuarto y ultimo tomo
contiene la historia crítica de la economía política. La investigación de las leyes de la producción
capitalista permitió a Marx determinar el lugar de esta última en la historia del desarrollo de la sociedad
humana, mostrar que es inevitable el hundimiento del capitalismo y su sustitución por el comunismo. Marx
demostró que el capitalismo prepara todas las premisas materiales de la revolución socialista a la vez que
crea a su propio sepulturero: el proletariado. La teoría de la revolución proletaria, socialista, y la doctrina
sobre la dictadura del proletariado constituyen las conclusiones fundamentales de toda la actividad
científica y revolucionaria de Marx. Los enemigos del comunismo han declarado en más de una ocasión
que, en la actualidad, el capitalismo analizado por Marx ha cambiado radicalmente de naturaleza, por lo
cual, afirman, las conclusiones de Marx han caducado. Mas la vida demuestra todos los días que el
carácter fundamental del capitalismo no ha variado, no han desaparecido sus contradicciones básicas ni la
explotación de los trabajadores. También hoy en día las ideas directrices de “El Capital” alientan a la clase
obrera de todo el mundo en la lucha revolucionaria y ejercen un influjo inmenso sobre todo el decurso de
la historia mundial. En “El Capital”, no sólo hallamos la explicación del pasado, sino, además, la previsión
científica del futuro, la caracterización de la actividad revolucionaria de las masas trabajadoras que
conduce al capitalismo a su inevitable hundimiento y a su sustitución por el comunismo. La victoria de las
ideas marxistas ha hallado su manifestación en la Gran Revolución Socialista de Octubre, en la formación
del sistema mundial del socialismo. Marx puso los cimientos de la economía política del comunismo. En
las obras de Marx y ante todo en su “Critica del programa de Gotha” (1875), se exponen los rasgos
fundamentales del comunismo. El nombre de Marx sobrevivirá a los siglos. “La doctrina de Marx es
todopoderosa porque es verdadera” (V.I. Lenin). Se apodera cada vez más de las masas populares y
constituye una grandiosa fuerza material. Ninguna doctrina, ninguna teoría ha desempeñado ni ha podido
desempeñar, en la historia de la humanidad un papel semejante. Después de la muerte de Marx y Engels,
Lenin elevó el marxismo a un nuevo estadio, lo desarrolló en su aplicación a las nuevas condiciones. La
doctrina grande y victoriosa, del marxismo-leninismo se enriquece con la nueva experiencia de la lucha de
los países que construyen el socialismo y el comunismo, de la lucha del movimiento obrero revolucionario
en los países capitalistas y del movimiento de liberación nacional contra el yugo del imperialismo. Los
partidos marxistas-leninistas, generalizando esta experiencia, aportan una nueva contribución a la teoría
marxista—leninista.




                                                                                                      9
                                William Stanley Jevons (1835-1882)

Economista, nacido en Liverpool de una rica familia de comerciantes que se arruinó antes de que pudiera
terminar sus estudios, por lo que tuvo que emigrar a Australia donde trabajó en la Casa de la Moneda de
Sidney.




Regresó a Inglaterra donde estudió lógica y economía y consiguió un puesto de profesor de Lógica,
Filosofía Moral y Economía en el Owens College de Manchester. En su objetivo de equiparar la Economía
con las ciencias naturales, Jevons utilizó un tratamiento matemático. A comienzo de la década de 1870,
simultáneamente a otros trabajos de Walras y Menger, publica una elaborada síntesis de las teorías del
consumo, del intercambio y de la distribución, asentando así las bases para la "revolución marginalista"
que le siguió. Considera que la utilidad sólo puede ser medida en términos ordinales y que la utilidad
proporcionada por un bien es inversamente proporcional a la cantidad de ese bien previamente poseída.
Establece claramente la diferencia entre utilidad total y lo que llamó "grado final de utilidad", que después
recibió el nombre de utilidad marginal. Afirmó que "el valor del trabajo debe determinarse a partir del valor
del producto y no el valor del producto a partir del valor del trabajo" contradiciendo así la teoría clásica de
la tradición ricardiana y marxista.




                    Estas fueron sus palabras

                    Uno de los más importantes axiomas es que a la vez que aumenta la
                    cantidad de cualquier bien que un hombre tiene que consumir, por
                    ejemplo la simple comida, la utilidad o beneficio que se deriva de la
                    última porción usada disminuye en grado. (W. S. Jevons, carta
                    enviada a su hermano en 1860)




                                  John Maynard Keynes (1883-1946)

Nace en Cambridge. Hijo de John Neville Keynes, estudia en Eton y en el Kings College de Cambridge. Se
gradúa en matemáticas y se especializa en economía estudiando con Alfred Marshall y A. Pigou. Entra
como funcionario del India Office en 1906. Permanece dos años en Asia hasta que en 1908 entra como
profesor de Economía en Cambridge, puesto que mantiene hasta hasta 1915. En 1916 ingresa en el
Tesoro británico donde ocupa cargos importantes. Representa a este organismo en la Conferencia de Paz
de París, puesto del que dimite en 1919 por estar en contra del régimen de reparaciones que se estaba
imponiendo a Alemania. Vuelve a Cambridge como profesor, simultaneando su trabajo docente con


                                                                                                    10
actividades privadas en empresas de seguros e inversiones lo que le proporciona importantes ingresos.
Critica la política deflacionista del gobierno y se opone inútilmente a la vuelta al patrón oro.




En la década de los años treinta los países de occidente sufrieron la más grave crisis económica conocida
hasta la fecha: la Gran Depresión. El marginalismo no estaba capacitado para explicar ese fenómeno. En
1936 J.M. Keynes publica su Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero, el libro que, sin duda
alguna, ha influido de forma más profunda en la forma de vida de las sociedades industriales tras la
segunda Guerra Mundial. Las decisiones de ahorro las toman unos individuos en función de sus ingresos
mientras que las decisiones de inversión las toman los empresarios en función de sus expectativas. No
hay ninguna razón por la que ahorro e inversión deban coincidir. Cuando las expectativas de los
empresarios son favorables, grandes volúmenes de inversión provocan una fase expansiva. Cuando las
expectativas son desfavorables la contracción de la demanda puede provocar una depresión. El Estado
puede impedir la caída de la demanda aumentando sus propios gastos.

Durante la segunda guerra mundial Keynes se reincorpora al Tesoro. En 1944 encabeza la delegación
británica en la Conferencia de Bretton Woods de la que surgirán el Banco Mundial y el Fondo Monetario
Internacional. Muere dos años después, en 1946, en Sussex.

             Diccionario de Economía Política                de Borísov, Zhamin y Makárova

KEYNES,                           JOHN                          MAYNARD                          (1883-1946):
economista inglés que ha ejercido gran influencia sobre la ciencia económica burguesa actual; fue
profesor en la Universidad de Cambridge, presidente de una gran compañía de seguros inglesa, autor de
varios trabajos sobre problemas generales de la teoría económica, de la teoría del dinero y de la
circulación monetaria. El libro más difundido de Keynes es el titulado “Teoría general de la ocupación, el
interés y el dinero” (1936), en el que se expone la teoría del capitalismo regulado”. La esencia de la teoría
keynesiana estriba en que el Estado burgués, con el fin de conservar y consolidar el régimen capitalista,
debe intervenir activamente en la vida económica y asegurar elevadas ganancias a los monopolios
capitalistas más importantes. Para ello, a juicio de Keynes, hay que fundar y ampliar empresas capitalistas
a cuenta del presupuesto estatal, hay que prestar ayuda financiera a los monopolios. No es pequeño el
papel que confiere Keynes al desarrollo de las industrias de guerra con el fin de aumentar el empleo de la
población y disminuir el crecimiento del paro forzoso. Para llevar a cabo estas medidas, Keynes y sus
partidarios proponen elevar los impuestos que pagan los trabajadores, intensificar más aun el trabajo de
los obreros. Desde el punto de vista de Keynes, las crisis económicas pueden superarse regulando la
circulación monetaria. Para que se eleve la ocupación y se amplíe la producción, propugnaba Keynes que
el Estado asegurara el incremento de la rentabilidad del capital disminuyendo el salario real de los
trabajadores, redujera el tipo de interés, recurriera a la inflación, mantuviera una política de militarización

                                                                                                    11
de la economía a costa de los recursos estatales, aumentara los gastos con otros fines no productivos.
Entendía Keynes que el Estado burgués puede reducir el paro forzoso si se regula el consumo, la
inversión de capital en la producción y el nivel del tipo de interés. Keynes y sus partidarios (el inglés
Beveridge, los norteamericanos Hansen, Chase y otros) se han manifestado como apologistas del
capitalismo monopolista de Estado. Los keynesianos creen que para aumentar la producción y el empleo
de los obreros hay que asegurar altas ganancias y elevar el consumo no productivo de los capitalistas. Al
mismo tiempo, propugnan que el Estado burgués utilice a los desocupados en obras publicas, que han de
contribuir a que se incorpore fuerza de trabajo adicional y a que aumente la demanda de artículos de
consumo. La idea de Keynes sobre la organización de trabajos públicos obligatorios encontró su
aplicación práctica más completa en la Alemania hitleriana. Ahora bien, el que los capitalistas, según
recomiendan los keynesianos, aumenten el consumo personal de artículos de lujo no puede provocar
ningún aumento significativo de la demanda ni, por tanto, puede influir seriamente en el volumen de la
producción. Bajo el capitalismo, los consumidores fundamentales son las masas trabajadoras, y sólo es
posible aumentar en gran escala la demanda de bienes de consumo elevando el bienestar de las amplias
masas populares, cosa que el keynesianismo no prevé. Carecen de base científica las tentativas de los
keynesianos en el sentido de explicar por motivos psicológicos las crisis de superproducción, las
fluctuaciones de los precios en el mercado, etc., así como el asignar al tipo de interés un papel
extraordinario en la economía del mundo capitalista. Las concepciones económicas de Keynes figuran en
la base de la teoría de la “economía dirigida”, teoría difundida en el mundo capitalista y que han
incorporado también a su arsenal, los socialistas de derecha y los revisionistas.

                                 Joseph Alois Schumpeter (1883-1950)

Austriaco nacionalizado americano. Uno de los más prestigiosos e influyentes economistas del siglo
veinte. Es un erudito de la historia del pensamiento económico.

 Estudia los ciclos y los sistemas económicos. Aunque sus profesores (Böhn-Bawerk) pertenecieron a la
escuela austriaca, a lo largo de su vida evoluciona, se hace keynesiano y al final de su vida, influido por el
marxismo, predice la caída del sistema capitalista y el paso al socialismo.

                                      Nicholas Kaldor, 1908-1986

Nicholas Kaldor nació en Budapest. Estudió en el Model Gymnasium de Budapest y en la London School
of Economics. Fue profesor en ésta (1932-1947) y, posteriormente, en el Kings College de Cambridge.

Socialdemócrata y keynesiano, se especializó en desarrollo económico, siendo asesor de varios países
subdesarrollados. Fue también asesor económico del gobierno laborista y consejero del Tesoro.

Elaboró un modelo de crecimiento estable que complementaba el modelo de R.F. Harrod y E.D. Domar,
conciliando la tasa de crecimiento "garantizado" con la tasa de crecimiento "natural".

Su teoría de la distribución supuso una superación del óptimo paretiano. Consideraba que si un cambio en
la distribución de la renta permitía que los que se beneficiaban de él compensasen plenamente a los
perjudicados, el resultado sería un aumento del producto y del bienestar general.




                        Milton Friedman (1912-)               Premio Nobel 1976

Nacido en Nueva York, obtuvo el doctorado en la Universidad de Columbia en 1946. Profesor de la
Universidad de Chicago desde 1946 a 1976. Investigador del National Bureau of Economic Research de
1937 a 1981. Asesor económico del Presidente Nixon y presidente de la American Economic Association
en 1967. Friedman es el más conocido líder de la Escuela de Chicago y defensor del libre mercado

                                                                                                    12
debido, en parte, a que sus escritos son muy fáciles de leer por el hombre de la calle. Monetarista "de toda
la vida" se opuso al keynesianismo en el momento de máximo apogeo de éste, en los años cincuenta y
sesenta. Propone resolver los problemas de la inflación limitando el crecimiento de la oferta monetaria a
una tasa constante. Obtuvo el Premio Nobel "por sus resultados en los campos del análisis del consumo,
historia y teoría monetaria y por su demostración de la complejidad de la política de estabilización."

                        Paul A. Samuelson (1915-)             Premio Nobel 1970

Paul Anthony Samuelson es un economista americano, nacido en Gary, Indiana. Obtuvo el Premio Nobel
de Economía en 1970, por el trabajo científico a través del cual ha desarrollado la teoría económica
estática y dinámica y contribuido activamente a elevar el nivel del análisis en la ciencia económica. Es
autor del manual de economía más vendido de la historia, que, además de hacerlo extraordinariamente
rico, ha servido para formar muchas generaciones de economistas de todo el mundo. Además de
pedagogo y divulgador, tiene muchas aportaciones originales. Está especialmente interesado en los
aspectos dinámicos de la economía. Su principal mérito es quizá haber realizado la llamada "síntesis
neoclásica", es decir, la fusión en un conjunto coherente de la economía de Keynes con la de sus
predecesores.

                       James Tobin (1918-2002)                 Premio Nobel 1981

Economista norteamericano, obtuvo el Premio Nobel de Economía en 1981 por su análisis de los
mercados financieros y sus relaciones con las decisiones de gasto, empleo, producción y precios. Nacido
en Champaign, Illinois, Tobin obtiene el doctorado en Harvard y enseña en Harvard y Yale. Asesor del
Presidente Kennedy. Ha sido también asesor de la Reserva Federal. Fue director de la Cowless
Foundation.Destacado postkeynesiano, mantuvo profundas polémicas con Milton Friedman y los
monetaristas más radicales de la llamada Escuela de Chicago. Tobin recomendaba la puesta en práctica
de políticas orientadas al pleno empleo, una mayor competencia, estrictos controles de las tensiones
monopolistas y la fuerte inversión en educación, ciencia, tecnología e infraestructura, pero su
keynesianismo era más sutil y complejo que las popularizaciones al uso. Tobin se centraba en el análisis
de las compensaciones que reciben los inversores cuando buscan equilibrar el riesgo, los beneficios y la
liquidez. En 1972 propuso que los Gobiernos recaudaran una tasa sobre las operaciones con divisas,
como medio para disuadir la especulación desestabilizadora. Veía esta tasa como una forma de ayudar a
fomentar el libre comercio, ya que garantizaba a los países que podían abrir sus mercados sin exponerse
a movimientos perjudiciales de 'dinero caliente'. Esa propuesta es la que han recogido los movimientos
anti-globalización con el nombre de "tasa Tobin" convirtiéndola en un símbolo de la lucha contra el libre
comercio. Como Tobin declaró: 'El aplauso más sonoro proviene del lado equivocado'.

                    Franco Modigliani (1918-2003)                 Premio Nobel 1985

Economista italiano nacionalizado estadounidense en 1946. Tue profesor de Economía en las
Universidades de Columbia, Illinois, Carnegie I.T., Northwestern y el Massachussets I.T.

Alumno de Jacob Marschak, en su tesis doctoral de 1944 propone lo que va a ser el núcleo de la síntesis
neokeynesiana de la macroeconomía de postguerra. En 1953 propone, junto a Richard Brumberg, las
bases del modelo del ciclo vital para explicar la función agregada de consumo, pero con la prematura
muerte de Brumberg, es Modigliani quien recopila la información acumulada y a quien se le suele asociar
el modelo en exclusividad. Contribuye a la teoría del dinero con el teorema Modigliani-Miller de 1958 en
el que se afirma que un inversionista racional considerará solamente la rentabilidad futura de la empresa y
no el monto de su deuda ni su estructura. El modelo del ciclo vital de los ahorros trata de explicar el
comportamiento de los ahorros personales, partiendo de que el propósito de ahorrar a lo largo del ciclo de
vida de una persona es mantener un estándar de vida razonablemente fijo. Como los ingresos personales
típicamente suben en los años de juventud, alcanza su pico en la madurez y comienzan a declinar, hasta
llegar a ser muy bajos en el retiro, el deseo de mantener un consumo relativamente fijo conduce, según
Modigliani, a que la gente joven ahorre y los ancianos desahorren. Opuesto inicialmente a la moneda
                                                                                                  13
común europea, el euro; fue luego sin embargo uno de sus máximos valedores. Nacido el 18 de junio de
1918 en Roma, Modigliani perdió a su padre Enrico, pediatra, a los 13 años. En su discurso de aceptación
del Nobel dijo de aquel momento: "el mundo entero pareció derrumbarse." Cuando a los 17 años acabó
sus estudios en el Liceo Visconti, su familia esperaba que estudiara también medicina, como su padre.
Pero, por sentirse débil ante "los sufrimientos y la sangre", decidió estudiar Derecho. En su segundo año
en la Universidad ganó una competición con un ensayo sobre un tema de Economía lo que le animó e
hizo decidirse a profundizar en el estudio de esta ciencia. Su amistad con estudiantes antifascistas le
convirtió en un ferviente opositor de Mussolini. En 1938 es invitado a visitar París por la familia de su
futura mujer, Serena Calabi, con la que se casa en mayo de 1939. En París amplía sus estudios en la
Sorbona, pero encuentra el ambiente académico muy poco estimulante. En junio de 1939 regresa a Roma
para la lectura de su tesis doctoral. En agosto de ese mismo año, junto con su mujer, emigra a los Estados
Unidos, llegando a Nueva York pocos días antes del inicio de la segunda guerra mundial. Toda su carrera
a partir de ese momento se desarrolló en los Estados Unidos. Falleció en Nueva York el 25 de septiembre
de 2003.

                                Rudiger Dornbusch (1942-2002)

Rudi Dornbusch fue coautor con Stanley Fischer de uno de los manuales de Macroeconomía más
utilizados en todo el mundo. Especializado en economía internacional y en crisis económicas, colaboró
con el Fondo Monetario Internacional y prestó una atención especial a las economías latinoamericanas
durante muchos años. Nacido en Krefeld, Alemania, estudió en la Universidad de Ginebra y se doctoró en
Economía en la Universidad de Chicago en 1971. Fue profesor en las universidades de Rochester (1972-
73) y Chicago (1974-1975) hasta que en 1975 entró en el MIT en el que permaneció el resto de su vida. A
mediados de los 70 publicó una serie de artículos seminales sobre la teoría de determinación del tipo de
cambio en el corto y en el largo plazo. Entre sus muchos premios y honores destacamos aquí sus
nombramientos en Perú como Profesor Honorífico de la Universidad del Pacifico, en 1989 y su Doctorado
Honorífico por la Universidad Católica de Lima, en 1998.




                                                                                                14

				
DOCUMENT INFO
Description: Principio De Economia Politica Y Tributacion document sample