Sabiduría emocional

Document Sample
Sabiduría emocional Powered By Docstoc
					Sabiduría emocional
En la medicina china, la principal causa de enfermedad es
la desarmonía emocional, que tensiona los órganos
internos y hace que estos comiencen a funcionar mal y
enfermen.
A la mayoría de las personas en la sociedad occidental no
se nos enseña a abordar de forma efectiva las llamadas
emociones negativas. Hay personas que expresan su ira,
su frustración y su crueldad directamente, haciendo daño
a los demás, verbal o físicamente. La mayoría de las
personas ve las emociones negativas como debilidades,
como defectos del carácter o, incluso, como pecados.
Como personas civilizadas, se nos enseña a rechazarlas,
a ocultarlas, negarlas o reprimirlas, a someternos a una
disciplina para no sentir estas perturbadoras energías.
Pero, claro está, estas energías no se marchan, sino que
se acumulan y se incrustan en nuestros órganos internos,
en nuestros músculos y en nuestra psique. De vez en
cuando, se escapan y nos avergüenzan con un súbito
ataque de ira, o bien toman la forma de un inesperado
ataque de depresión o de excesiva preocupación.
Sabotean nuestra vida, generando neurosis, adicciones y
enfermedades físicas. Y, silenciando nuestras respuestas
naturales ante las emociones negativas, silenciamos
también nuestras respuestas naturales ante las
emociones positivas. La vida puede parecer buena en la
superficie, cuando en realidad nos sentimos vacíos y no le
encontramos sentido a nada.
Taoísmo: todas las emociones son naturales

El taoísmo, esa filosofía vital china con cinco mil años de
antigüedad, junto con sus ramificaciones, el chi kung
(qigong) y la Medicina Tradicional China (MTC), tiene un
punto de vista diferente acerca de las emociones
dolorosas. Todas las emociones se contemplan como
formas de energía, y se aceptan como expresiones
naturales de nuestra existencia humana. Las emociones
aparentemente negativas son valiosos mensajes de
nuestra Alma; nos están diciendo que algo está fuera de
equilibrio y necesita un cambio. El taoísmo reconoce que
las emociones negativas no resueltas son perjudiciales,
pero no porque sean malas o pecaminosas.

La medicina occidental ve las bacterias y los virus como
causas primarias de enfermedad. En cambio, la MTC
contempla los desequilibrios del cuerpo, de la mente o del
Espíritu como las causas primarias de enfermedad; las
bacterias y los virus afectan sólo a las personas que están
ya de por sí debilitadas por sus desequilibrios
emocionales o físicos. La MTC divide las causas de la
enfermedad en tres categorías: internas, externas y las
demás.

En la medicina china, la principal causa interna de
enfermedad es la desarmonía emocional. El hecho de
aferrarse a la ira, a la tristeza, al miedo o a la
preocupación, o bien a variaciones de estas emociones,
tensiona al correspondiente par de órganos internos. Esto
hace que esos órganos comiencen a funcionar mal y
enfermen. Por favor, no olvides que el chi kung y la MTC
reconocen que cada órgano interno tiene una amplia área
de influencia a través de su meridiano (un sendero
energético), de su relación con todos los demás órganos y
sus meridianos, y de su específica función espiritual. Si
las emociones negativas siguen acumulándose, sin
transformarse, en un órgano concreto, la sangre, los
músculos, los tendones y demás órganos internos
circundantes se verán también afectados con el tiempo.

En la MTC, las causas externas de la enfermedad son el
resultado de situaciones climáticas extremas: un calor, un
frío, un viento, una humedad o una sequedad excesivos.
Un exceso de aire acondicionado o de calefacción central
seca también puede provocar una enfermedad.

Otras causas de enfermedad, además de las internas y
las externas, son las de una débil constitución, un
esfuerzo excesivo físico o mental, una actividad sexual
excesiva, una dieta pobre, un trauma, parásitos, venenos
o un tratamiento médico incorrecto.

Las emociones dolorosas también perturban el equilibro
del pH de la sangre, es decir, la proporción entre
alcalinidad y acidez de la sangre. La sangre se hace más
espesa y ácida, por lo que discurre con más lentitud y
pierde eficacia. La sangre ácida nos hace más
susceptibles a las infecciones y a las enfermedades.

A nivel espiritual, la negatividad bloquea todos nuestros
avances. La solución taoísta consiste en aprender de las
poderosas energías de las emociones problemáticas para
ponerles bridas y transmutarlas en energía de fuerza vital
positiva. De este modo, las toxinas de nuestra vida se
convierten en las medicinas de nuestro rejuvenecimiento,
de nuestra relajación y de nuestro desarrollo espiritual.

Reciente aceptación en Occidente de la sabiduría oriental


La medicina y la psicología occidentales están validando
ahora la sabiduría taoísta y sus antiguas prácticas. Los
científicos están estudiando y reconociendo el efecto
destructivo que tienen las emociones dolorosas cuando se
sustentan durante largo tiempo. En 1975 se creó una
nueva especialidad en medicina psicosomática, la
psiconeuroinmunología (llamada también
psicoinmunología). Esta disciplina estudia la interacción
entre los estados emocionales y el sistema inmunológico.
Su premisa básica es que el cuerpo y la mente son
inseparables. Los estudios de la neurocientffica Candace
Pert demuestran que todas las emociones son reacciones
bioquímicas que pueden perjudicar al cuerpo o curarlo. La
popular película What the Bleep Do We Know!? dramatiza
e ilustra algunos de las hallazgos de la Dra. Pert.

Muchos doctores en medicina y compañías de seguros
recomiendan ahora que sus pacientes reciban clases de
reducción del estrés, gestión de la ira, meditación, tai chi y
chi kung paramejorar su salud mental y física. Estos
métodos pueden ser de enormes beneficios.
Los Seis Sonidos Curativos y la Sonrisa Interior pueden
ser una especie de catalizadores que complementen otros
métodos de terapia, aunque también pueden utilizarse por
sí solos. Si los hacemos de manera regular, obtendremos
una evidente mejora en todas las áreas de nuestra vida.

Descripción de las herramientas de la sabiduría emocional

La práctica de los Seis Sonidos Curativos recurre a unos
sonidos específicos, a movimientos de brazos y a la
visualización de colores para liberarse de las emociones
negativas y para corregir los desequilibrios físicos en
determinados órganos internos. Por ejemplo, la ira no
resuelta se aloja en el hígado y en la vesícula biliar. Para
liberarse de la ira, ponemos nuestra atención en el hígado
y le preguntamos por el mensaje de la ira o de otro
desequilibrio que estemos experimentando. El mensaje
puede llegar de inmediato o puede venirnos
posteriormente. Luego, pronunciamos el sonido
SHHHHHH (el sonido que se utiliza para pedir silencio)
con el apropiado movimiento de brazo, y visualizamos la
ira como una especie de neblina grisácea de la que nos
liberamos y cae al suelo. Después, visualizamos una luz
verde que inunda nuestro hígado y que transforma la ira
en amabilidad. Esta técnica relaja y da energía
simultáneamente al hígado y a la vesícula biliar.
Repetimos cada sonido y cada movimiento de brazo entre
tres y seis veces. Con el transcurso del tiempo, la
realización de los seis sonidos en un orden que se ha ido
definiendo equilibraremos la temperatura y la energía de
todo nuestro organismo, nos proporcionará una mayor
concentración y un mayor arraigo, nos calmará y nos
relajará, mejorando con todo ello nuestra salud física. ¡Y
nuestra felicidad se incrementará exponencialmente!

La práctica de la Sonrisa Interior se inicia visualizando con
el ojo de la mente, y sintiendo, una imagen feliz y alegre;
después, trasladamos esa «energía sonriente» al cerebro,
al corazón, a los órganos internos y a la espina dorsal,
dándole las gracias a cada parte de nuestro cuerpo por su
función concreta, a medida que las recorremos. Con esta
técnica fomentamos el re-conocimiento y la gratitud por
nuestro maravilloso cuerpo. También promueve la
autoestima, al reprogramarnos conscientemente para
amarnos interior y exteriormente. Y, como consecuencia
de ello, desarrollamos un amor más puro por los demás,
atrayendo así más personas positivas y más
acontecimientos deseables a nuestra vida. La Sonrisa
Interior es sencilla, pero es muy profunda.

Espiritualidad práctica
Todos los sistemas espirituales resaltan la importancia de
cultivar las virtudes de la bondad, la paciencia, la
compasión y el amor incondicional. Pero muy pocos libros
nos dan fórmulas concisas y accesibles para liberarse de
las toxinas de la ira, la tristeza, el miedo o la ansiedad.
Las técnicas de Sabiduría emocional, fáciles de entender
y que se pueden implementar en un plazo de entre diez y
veinte minutos, nos permiten liberarnos de las emociones
problemáticas para transformarlas en una sensación
inmediata de calma y equilibrio. Con sólo practicarlas, se
ponen en nuestras manos las herramientas de la
transformación, potentes herramientas para reciclar
nuestro bagaje emocional y convertirlo en vitalidad,
alegría y paz interior.

Desde hace miles de años, el chi kung y la medicina china
vienen enseñando que el hecho de aferrarse a las
emociones negativas es la principal causa interna de
enfermedad; y han abogado por el uso de las posturas y
movimientos del tai chi y el chi kung, por la meditación y
por una dieta equilibrada para prevenir la enfermedad y
favorecer la curación. El clásico médico chino de antaño
cobraba de las familias por prevenir las enfermedades;
visitaba y hacía un chequeo a cada familia regularmente,
y se le pagaba mensualmente. No le pagaban cuando
alguien caía enfermo.

Nuestra salud física mejora cuando hacemos los Sonidos
Curativos y la Sonrisa Interior, y a medida que
transformamos nuestras emociones. Los órganos internos
se hacen más fuertes y eficientes, y notamos alivio en
síntomas físicos específicos, como dolores de cabeza,
inflamaciones de garganta, resfriados, indigestión,
insomnio, etc., haciendo un sonido relevante y sonriendo
después en la zona del malestar.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:283
posted:5/31/2011
language:Spanish
pages:7