Conversando con los testigos de Jehova - 05

Document Sample
Conversando con los testigos de Jehova - 05 Powered By Docstoc
					De: A: CC: Asunto: Fecha:

"c... sanchez" <casari...@...com> salvestrada@yahoo.com.mx aaron_anderson...@....com ES UNA LASTIMA QUE PIENSE ASI DE LOS T.J Fri, 17 Sep 2004 19:04:48 -0500

SALUDOS. Con mucha pena ,colega, me dirijo a usted para darle mi total crítica sobre su página"SIN DIOSES", que lamentablemente tuve que leer, y quedar totalmente sorprendido de la total "ignorancia" que tiene usted sobre la obra mundial de los TESTIGOS DE JEHOVA,quienes en mi país gozan de una buena reputación por su labor abnegada y desinteresada en la lucha por la integracion familiar y su programa de alfabetización,dando aliento y esperanza con la palabra de DIOS,empleando la biblia y humanizando a la sociedad que esta cada vez venida a menos,pues ellos(al igual que mi persona),realizan su labor de evangelizaciòn de casa en casa "sin costo alguno" y respetando la libertad de cada uno de los conciudadanos.El echo de que usted no concuerde con sus creencias no le da derecho de coaccionar a los hijos de ellos en la escuela a que transijan su fe ni mucho menos los intimide y luego usted se jacte de "sus logros "con ellos , pues en ese caso usted, esta desconociendo la libertad de culto y los de rechos universales de la persona humana.Por descencia usted debe dejar bien en claro en su"pagina" que ES SU OPINION, y no la verdad de las cosas, cuando , después de todo, usted NO pertenece a nuestra hermandad mundial. RECTIFIQUESE...! atentamente C. SANCHEZ (PERU)

----------------------------------------------From: To: Subject: Sent: Salvador Estrada Esparza salvestrada@yahoo.com.mx "c... sanchez" <casari...@...com> Re: ES UNA LASTIMA QUE PIENSE ASI DE LOS T.J Domingo, 19 de Septiembre de 2004 09:20:30 p.m.

El señor SÁNCHEZ escribió:
“SALUDOS”.

SEE responde: Igualmente señor Sánchez.
1

El señor SÁNCHEZ escribió:
“Con mucha pena ,colega,...”

SEE responde: No se apene “colega” señor Sánchez; no tiene porqué. ¡Eso sí!, usted solito se “apena”1: ¿Qué remedio hay para que una persona se apene ella solita? Pues que ella solita se desapene.¡Ande, inténtelo! Eleve su autoestima. ¡Ánimo!, estoy seguro que lo puede lograr. Por otra parte, usted me llama “colega”. No sé porqué. Como yo solito no me “apeno” con usted, estoy completamente seguro de que por ese lado no somos “colegas”. ¿Será porque usted es miembro (al igual que yo) del gremio de los profesores? Por su redacción y errores ortográficos que usted solito posee, no lo parece. Me deja usted intrigado: ¿De qué somos “colegas”?
El apenado “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“me dirijo a usted para darle mi total crítica sobre su página"SIN DIOSES",...”

SEE responde: Vaya, por fin. Uno que asegura que me va a dar su “TOTAL crítica”. La espero señor Sánchez. Veremos más abajo en qué consiste su “TOTAL crítica”. No me vaya usted a salir con pequeñeces, con frases hechas, con cómodas calificaciones-descalificaciones sin fundamento alguno. Por sus palabras, se entiende que va a “criticar TOTALMENTE” mi opúsculo, esto es, va a cuestionar TODOS los puntos y tópicos insertos en el escrito en comento. ¡Deme luz, señor Sánchez! Si estoy errado en mi investigación sobre la Sociedad capitalista al servicio del imperialismo norteamericano, denominada “Watch Tower”, $.A., mucho se lo he de agradecer. Usted afirma que el sitio de “SinDioses” es mi página. Bueno, yo considero ese estupendo sitio como mío, en el sentido de identidad, no de
1

— No me culpe: usted se autoapena.

2

propiedad. El sitio le corresponde a otros auténticos COLEGAS de diferentes nacionalidades, que son los que lo crearon y lo administran. Además, qué bueno que me lo recuerda. Es tanto, pero tanto lo que tengo que hacer, que tiene bastante tiempo que no lo visito. A ver si más tarde lo hago. ¡Qué cosas! ¡No visito a los camaradas por no tener los espacios temporales suficientes para ello, pero sí dejo de lado tareas para atender el correo que me envían los TJ! Espero que los compañeros de “SinDioses” lo comprendan, y que usted, señor Sánchez, lo valore (aunque no me preocupa esto último).
El crítico y apenado “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...que lamentablemente tuve que leer,...

SEE responde: ¡Vaya con el señor Sánchez! Primero se “apena” usted solito, y ahora me sale con que se “lamenta”, también, usted solito.2 Pues: ¿Qué tiene señor Sánchez? ¿Se encuentra usted bien de sus facultades mentales? ¿Se da usted cuenta de lo que está diciendo?: ¡Se “apena” y se “lamenta” solito! ¿Ya fue con el médico? Usted debe saber que hay especialistas para esos desórdenes. Le sugiero que acuda con alguno. Probablemente lo ayuden a curarse, pues no es lógico que una persona se “apene” y se “lamente” solita. Nuevamente me deja intrigado señor Sánchez. ¿Cómo lo ha tratado la vida? ¿Qué le han hecho? ¡Cuénteme! Afirma, señor Sánchez que “tuvo que leer” (“lamentándose” por ello) “mi página"SIN DIOSES". Señor Sánchez, usted es todo un verdadero estuche de incógnitas. Primero se “apena” (usted solito), luego se “lamenta” (usted solito), y ahora, me sale con que “tuvo que leer”, es decir, que usted “solito” se vio en la necesidad de hacerlo. ¿Por qué señor Sánchez, por qué se vio en dicha necesidad? También se desprende de su comentario, que usted solito se vio obligado a hacerlo. ¿Por qué señor Sánchez, por qué se vio obligado a ello? Lo más sorprendente es: ¿qué anda haciendo usted por esos lares, donde se ve en la necesidad, en la obligación, de leer con “pena” y “lamentación”? ¿Le gusta ese sitio? Parece que no. Si no le gusta, ¿por
2

— No me culpe: usted se autolamenta.

3

qué se mete donde va a “tener que leer apenado y lamentándose? ¿No será usted, señor Sánchez un masoquista? ¡Se imagina señor Sánchez, una persona que se “apena” solita, se “lamenta” solita y, aunado a ello, padece de masoquismo! No le gusta, no es un sitio hecho para usted (más no cerrado para nadie), pero, se “auto-obliga” a leerlo. Claro que si usted está investigando para tener data, sí se está intelectualmente obligado a informarse de aquí, de allá y de todas las partes posibles, para poder tener evidencias que fundamenten su dicho. Esto no quiere decir que uno se “apene”, ni se “lamente”, pues un investigador serio es, antes que otra cosa, un ser imparcial y objetivo, dejando sus puntos de vista a un lado, sus prejuicios, sobretodo. Aunado a ello, dicho investigador, no se “apena”, ni se “lamenta” con ello, más bien, le causa placer su tarea. ¿Ve usted, señor Sánchez, la diferencia? Una cosa es “sufrir” con la tarea, “lamentándose” por esto, y otra muy distinta es el hacerlo con gusto. Yo no me “apeno” ni me “lamento” al investigar el fenómeno sectario (sectota católica de por medio). Al hacerlo, se va dando uno cuenta del porqué del mundo fenoménico y cómo hay que actuar ante ello.
El crítico, apenado y lamentador “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...y quedar totalmente sorprendido...”

SEE responde: ¡No le digo señor Sánchez! ¡Se “apena”, se “lamenta”, se “obliga” y, ahora me sale con que se “sorprende”, y además “TOTALMENTE”! Pues, ¿qué tiene señor Sánchez?; en tan poca lectura ya está manifestando ¡un cuadro patológico esquizoide! Sin descartar, claro está, su masoquismo dentro del mismo paquete. ¿Se molestaría si gentilmente le invito a que recurra a un siquiatra? Tal vez a un desprogramador des-sectarizante. O, a ambos.
El crítico, apenado, lamentador y sorprendido “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...de la total "ignorancia" que tiene usted sobre la obra mundial de los TESTIGOS DE 4

JEHOVA,...”

SEE responde: Viniendo esto de quien viene: ¿Qué se puede esperar? Un “culto”esquizoide-masoquista dando un calificativo-descalificador a un “colega”. Sin embargo, veamos qué es lo que el señor Sánchez va a probar, para mostrar esa ignorancia, de la cual, usted, señor Sánchez dice que poseo.

El culto, crítico, apenado, lamentador y sorprendido “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...quienes en mi país gozan de una buena reputación por su labor abnegada y desinteresada...”

SEE responde: ¡Sí, señor Sánchez! Yo “desconocía” ese dato. Yo “ignoraba” que los TJ “gozaran en su país de una buena reputación”. También “ignoro” si en otros países gocen de ello. Ahora pregunto señor Sánchez: ¿Qué instrumento metodológico utilizó para medir en su país la “buena reputación que gozan los TJ”? ¡Ande! No sea egoísta y deme aunque sea sólo una muestra de su medición. De lo contrario, el “culto-colega” señor Sánchez, no sólo va a quedar como el auténtico ignorante, sino que, además, va a quedar como un mentiroso. En su carta, no encontré nada que corrobore su apriorística y aventurada afirmación. Por lo tanto, a su paquete, le vamos a añadir un peso más: la mentira. ¡Hombre, con semejante “buena reputación”, no me explico como su país entero no se ha “simbolizado” en su Asociación Jehovista! Por otro lado, que su labor sea “abnegada”, sí le doy crédito, ya que, EN MI PAÍS, también existen diversos cultos que hacen lo mismo, como “Las hermanitas de la caridad”, los “pentecostales”, los “Gedeones”, “La Luz del Mundo”, “Amistad Cristiana”, y pare usted de contar, señor Sánchez, a todo un universo de “abnegados-iluminados”, contando, claro está, con los “illuminatti-abnegatti” de la Asociación de los TJ, ya que están en esos grupos sociales porque realmente creen que están en la “verdad”
5

(ignorancia de por medio). Sin embargo, dudo mucho que tengan “buena reputación”, pues, por lo menos, en la prensa y noticiarios varios, de vez en vez, aparecen noticias de sus constantes enfrentamientos por ver quién es más creyente, cuál es la “adoración verdadera”, quién queda mejor con “Dios”, con el “Señor”, representado por los regímenes totalitarioteocrático que priva en los diferentes cultos, de los “ungidos del Becerro de Oro”. Además, también de vez en vez, hay testimonial del desprecio que algunas personas sienten de los TJ por la muerte de menores incapaces al negarles su derecho a la vida, debido a no dejarlos que les transfundan el vital y necesario líquido sanguíneo. Yo, señor Sánchez, no tengo parámetros ni metodologías para asegurar si los TJ gozan o no de buena o mala reputación, y dudo mucho que alguien la tenga, sólo poseo las evidencias que los “mass media” proporcionan y, que usted, señor Sánchez, puede consultar de múltiples maneras. Sin embargo, afirmar que su labor sea “desinteresada”, eso sí que se lo puedo refutar de cabo a rabo. Todo, absolutamente todo lo que el ser humano hace, lo hace por interés, independientemente el tipo de éste. Si los TJ realizan una labor “abnegada”, ¿cuál puede ser el interés de ello, sino la procura de la ayuda al prójimo? Claro, eso si efectivamente fuera el caso. Independientemente del polo y grado de interés que adopte dicha “abnegación”, lo cierto es que el motivo de dicho “sacrificio”, es para ganar más adeptos para su Asociación Civil. Es (con mayúsculas y categórico) ABSOLUTAMENTE FALSO que la Asociación se mueva “desinteresadamente”. Primero, con el anzuelo de su “abnegada ayuda”, “ayudan”, propaganda en mano, a que la gente vaya adoptando y adaptando otra forma de vida. Después, ya entra de lleno la Sociedad WT, no ya con propaganda, sino con publicidad de sus productos, barnizada con “destellos celestiales soteriológicos”. Pero mercancía al fin y al cabo. Véalo de este modo: El interés de los TJ es captar clientela vía “abnegada” propaganda; después, el interés de la WT, es convertir esa propaganda en publicidad vía lucro, bajo la forma de “alimento espiritual”. “Alimento espiritual” para el consumidor, millones de dólares para el empresario transnacional yanqui. Ése, señor Sánchez, es su verdadero y “desinteresado” interés de la base y de la cúpula, respectivamente. El que usted lo quiera ver a su solipsista y dogmático modo, no implica razón en su mira. Sí así fuera, de otras cosas estuviéramos hablando. Además, como
6

diría alguien, “podemos, si así gusta, poner en la categoría de los mamíferos a un cepillo de zapatos, pues tiene pelo, más no por ello le van a salir tetas”, ¿o sí, señor Sánchez?
El culto, crítico, apenado, lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado y desinteresado “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...en la lucha por la integracion familiar...”

SEE responde: Ahora me resultan luchadores, y además, son integradores de la familia. Lo único que le puedo contestar señor Sánchez, es que no cabe en mi cabeza tremenda contradicción entre sus “integradoras” palabras y las desintegradoras del “resto ungido”, o sea, sus jeferetes. Estos últimos, en varias publicaciones e, incluso, en el video (si mal no recuerdo) “La organización tras el nombre”, “invitan” a la gente de la “cristiandad”, a salirse de sus agrupaciones religiosas, pero, para que se unan a la suya. ¿Cómo se puede hablar de “integración” por un lado, si por otro conminan a la desintegración? Si eso sucede a escala general: ¿qué se puede esperar a escala particular? Señor Sánchez, sus patrones espirituales le están jugando trastadas, mientras usted “lucha” por la “integración”, la “novia de Cristo (alias el arcángel San Miguel”), lucha por la desintegración. ¿Por qué no, mejor, se ponen de acuerdo y luchan entre sí? Ya, el que gane, manejará una sola posición, de lo contrario, seguirán manejando un doble discurso, una, vaya pues, distorsión del “sancta-sanctórum”-mensaje.
El culto, crítico, apenado, lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador y luchador “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“... y su programa de alfabetización,...”

SEE responde: Muchas sectas, “alfabetizan”. La sectota católica también; es más, los
7

intelectuales, estudiantes y diversa gente de Cuba, hicieron toda una proeza en los sesenta y setenta del pasado siglo, alfabetizando a todo un pueblo. ¿Y? ... ¿Ellos también son TJ? Además, señor Sánchez, usted debe de exigir a su gobierno que luche (pues para eso le pagan y está obligado a ello) para erradicar ese mal. Debería usted de hablar y convencer con toda la gente que les guarda “buena reputación”, para que les echen una manita. ¿No lo cree así? Por otro lado señor Sánchez, no sea usted “tramposón”, ya que en el “programa” que usted comenta, no dice nada acerca de cómo está conformado su “silabario alfabetizador”. El título del folletín declara: “Aprenda a leer y escribir”. Sin embargo, entre “inocentes” sílabas de “da-do”, “ni-do”, “ra-na”, “ca-sa”, etc., se mezclan otras intenciones en forma de sílabas, también “cándidas”: “E-lías”, “Sa-ta-nás”, “es-to a-sus-ta”, “es-tu-dia”; “Dios”, “fe-cun-do”, “mun-do”, “ma-lo”, “mie-do”, “mo-rir”, “to-rre”, “mi-nis-te-rio”, “golpe”, “gue-rra”, “bus-ca”, “tes-ti-go”, “gui-ar”, “se-guir”, “se-gu-ro”, “pe-na”, “la-men-ta-cio-nes”, (¿conocido?, ¿aprendió a leer del silabario jehovista señor Sánchez?), etc., hasta llegar finalmente a la lectura en sí: “Sean santos en todo”, “No se unan a Satanás” ,3 “Daniel tiene la ley de Dios y la lee a todos sus nietos” (luego entonces, el señor Sánchez debe hacer lo propio, con la ayuda claro está, de las publicaciones de los “illuminatti”), “Los cananeos e Israel” (conforme al “destino manifiesto” de los yanquis, ellos son “Israel”, y nosotros4 los “cananeos”), “El Verbo es el vocero de Dios”, “..personas que desean vivir y alabar a Dios eternamente...”, “Los mansos heredarán la tierra” (obviamente con el pago semanal al contado), “La organización teocrática”, etc. No señor Sánchez, no sea usted tramposón, que detrás de la “abnegada y desinteresada” “ayuda a alfabetizar”, se encuentran soterradas intenciones de oscuros intere$e$.
El culto, crítico, apenado, lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
3 4

— Esto es, no se unan a los que no son de su grey. Todos los que no pertenecen a su culto son “satánicos”. — Los latinoamericanos.

8

“...dando aliento y esperanza...”

SEE responde: Claro, ¿qué más pueden ofrecer? En cambio, no la Asociación TJ, sí la cúpula de la WT, va a recibir mucho, lo que pasa es que en un principio sólo está invirtiendo (empleados desalariados de por medio). Después, lo que el “ayudado” recibió “gratis”, lo tendrá que reponer con su vida misma como neoesclavo, alimentando con sus “donaciones” y trabajo gratuito, al feroz chacal multinacional. Muy cierto señor Sánchez, ustedes engordan a la bestia de Brooklyn; éstos, les regresan “aliento y esperanza” a cambio: “Aquél que engaña, encontrará siempre gente que se deje engañar” (Maquiavelo).
El alentoso y esperanzado, culto, crítico, apenado, lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...con la palabra de DIOS,empleando la biblia...”

SEE responde: ...y el “Despertad”, la “Atalaya”, “silabarios”, casetes de audio, casetes de video, libros sobre las “mentiras” de los antropólogos, del fin del mundo, para los jóvenes, para los no tan jóvenes, folletos, volantes, periódico interno, etc., etc., etc.
El alentoso y esperanzado, culto, crítico, apenado, lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...y humanizando a la sociedad que esta cada vez venida a menos,...”

SEE responde:
9

Menos mal que usted no dijo “hominizando” (se lo dejo de tarea). Usted, señor Sánchez, pertenece a la capa selecta de TJ que he conocido. Poseen en su poder verdaderas panaceas que terminan con los diversos males. Ahora, para que las sociedades “vengan a más”, basta con “humanizarlas”, y como toque final, esto se logra, no luchando por la justicia social, no luchando por la aplicación del bien común, no por aumentos salariales (sin que suban los precios, claro), sino con “la palabra de Dios” (Biblia en mano) y toda la retahíla de publicaciones de la Watch Tower Bible & Tract Society. Vaya, ¿Por qué no lo habré notado? ¿Por qué, la deshumanizada humanidad venida a menos no lo habrá notado? Si de esa manera se logran prodigios, ¿se imagina señor Sánchez?, todo mundo vamos a leer la palabra de Dios impresas en las planchas de la Torre neoyorquina, compraremos sus publicaciones, enviaremos la masa monetaria hacia la intermediación capitalista del gobernante supremo Jesuscristo (invisible, claro) y, de esa manera, estaremos “humanizados y vendremos a más”, porque, de acuerdo a su lógica redaccional, recibiremos “aliento y esperanza” a cambio. Ahora resulta que los seres humanos lo son, porque se matan como burros a cambio de “aliento y esperanza” y, de esa forma, “vienen a más”. No hacerlo, hacer lo opuesto (luchar por “el pan nuestro de cada día”), contrario sensu, implica, estar “deshumanizados e ir a menos”.
El alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...pues ellos(al igual que mi persona),realizan su labor de evangelizaciòn de casa en casa "sin costo alguno" y respetando la libertad de cada uno de los conciudadanos”

SEE responde: Señor Sánchez, usted me ha dado una buena idea: Como ya me harté de que cada TJ que me escribe, dice casi lo mismo, para no repetir mis respuestas, mejor voy a tratar de publicar estas cartas... para que, el despistado TJ que ande perdido por terrenos ignotos, lea bien antes de enviarme sus “críticas” y, por lo menos, diga otras tonterías diferentes. Esté usted muy pendiente, pues tan pronto me dé un tiempecillo, enviaré dichas
10

cartas. Por lo pronto, esto ya está respondido. Espere verlas pronto.
El evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“.El echo de que usted no concuerde con sus creencias no le da derecho de coaccionar a los hijos de ellos en la escuela a que transijan su fe ni mucho menos los intimide y...”

SEE responde: Eso también ya está respondido, que por cierto, uno de ustedes, ya no me volvió a escribir, pese a su ultimátum que me impuso (ya lo conocerá), y, otro más, sólo dijo algo así como que iba a tomar en cuenta mis respuestas. Ya lo leerá señor Sánchez, pierda cuidado. Eso sí, lo que no venga de respuesta, me lo hace saber para dársela. ¡No faltaba más!
El “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...luego usted se jacte de "sus logros "con ellos ,...”

SEE responde: Bueno, si en el escrito hay algo de ello: “modestia aparte”, señor Sánchez. Lo que yo no entiendo de ustedes señor Sánchez, es que no soportan el que otros se “jacten” de sus “logros”, pero ustedes, estadios mundanos rentados, sí lo hagan, multitud reunida en enorme conglomerado de ojos, orejas y pasión alienada. Pero en fin, no sea envidioso, usted no es el único que pueda sentirse orgulloso de algo. Aclarando que hay tremendas diferencias entre “algo” y “algo” para “jactarse”. Si usted es feliz, jactándose de ser un instrumento de la “intelligenttia” criminal,
11

terrorista, desintegradora de naciones y belicosa de “Jehová de los ejércitos” vía “Watch Towerlandia”, que son los EE.UU., camuflada de “píos abnegados, desinteresados y humanizados santos”, ése, señor Sánchez, es su derecho, y créame señor Sánchez que no le guardo nada de envidia, más bien, me causa un vómito de repulsión de saber que no sólo no es buen peruano, sino nada latinoamericanista y sí un traidor, “esclavo fiel y vil”, nada discreto, de los verdaderos dioses de este “orden de cosas que gobiernan el presente mundo”: “Mi$ter Capital made USA” (con oficinas y sucursales por todo el mundo. Para más información, sírvase ver el catálogo de donaciones “sugeridas”). Que usted, por su miopía cognoscente no lo advierta, es su muy soberano y particular problema. No cabe la menor duda de que le tienen atrapado hasta la médula.
El jactancioso,“incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...pues en ese caso usted, esta desconociendo la libertad de culto y los de rechos universales de la persona humana.”

SEE responde: Fíjese señor Sánchez que ya se le habían adelantado también con ese libelo. Ya me contagió: es una “pena” señor Sánchez. ¿Por qué no escribió antes? Por otro lado, si fuera yo el que violara la ley, ya tendría mi castigo. No es usted quién, señor Sánchez, el que me va a venir a dar “cátedra por entregas” en mi correo, de lo que son los derechos de los demás. Por cierto, ¿qué hay de las OBLIGACIONES de los TJ en cuanto al asunto del respeto a los símbolos patrios que marca la ley como OBLIGATORIO para TODOS? Señor Sánchez, no sea infantil, no intente ofender mi inteligencia pues para ese tipo estólido de comentarios que hace, mejor ni tomo en cuenta su correo. No está tratando con un idiota enfermizo que necesite de “aliento y esperanza” (falsos, además). Dispare con un calibre más grueso, no con aullidos dolientes de un ser que se desgarra las vestiduras (y
12

gratuitamente además) por el “diktat” de la Torre. Sea capaz de humanizarse realmente, no ser parte de la boyada que a coro chillan: “¡coaccionador de infantes!”. No le queda señor Sánchez. Estamos en el siglo veintiuno, y usted todavía “razona” como un campesino medieval que sólo repite lo que su amo dice (literatura mercantil de intermedio, claro). Por cierto, viene a colación su “conocimiento de la libertad de culto”; lo que no atino a entenderle, es por qué no “conocen” la libertad de culto de otras organizaciones religiosas. Claro que a mí para nada me preocupa, sino que es usted el que lo menciona. No le queda señor Sánchez, no le queda. Le recuerdo señor Sánchez que en las escuelas públicas, la libertad de culto está vedada (por lo menos en mi país). Para eso, los “cultistas” tienen sus “centros de adoración verdadera”. Es como si una persona de otro credo o un (“¡qué horror!”) ateo, fuera a su Salón del Reino a manifestarse contra su fe. La ley humana es clara señor Sánchez, el derecho es bilateral: otorga, pero también obliga; sanciona, nunca su creencia, pero sí su inobservancia; no viene de mí o de usted, viene heterónomamente del Estado. Por lo tanto, señor Sánchez, cuando hable de derecho, sepa bien lo que está diciendo, porque para los versados en él, está usted diciendo puras estupideces.
El conocedor de la libertad de culto y defensor de los derechos universales de la persona humana, jactancioso, “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“Por descencia usted debe dejar bien en claro en su"pagina"...”

SEE responde: ¡Y dale con mi página!: Juan, Glenys y demás camaradas, noten que no soy yo el que se quiere apoderar de su sitio, el señor Sánchez me lo está obsequiando. ¡Que conste!
El obsequiador de un sitio ajeno, conocedor de la libertad de culto y
13

defensor de los derechos universales de la persona humana, jactancioso, “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“[Por descencia usted debe dejar bien en claro...] que ES SU OPINION,...

SEE responde: Señor Sánchez, ¿está usted bromeando? Prefiero tenerlo así a lo que en realidad es: No sabe usted leer.¿Ya ve? (no “Yahvéh”, no se haga ilusiones), si aprendió a leer del silabario jehovista, sólo le metieron lo que quisieron, pero no aprovechó la oportunidad de aprender correctamente. ¿¡Cuándo carajos dije que lo por mi escrito no era mi opinión!? Es más, cuando no sucede eso, así lo indico con los correspondientes pies de página. Señor Sánchez, discúlpeme, me había olvidado de su enfermedad. Excusas mil. En cuanto a la “decencia”, cae por su propio peso contra usted. ¡Si se diera cuenta de la “quemada” que se está dando, no le daría pena, sino vergüenza!
El decente, obsequiador de un sitio ajeno, conocedor de la libertad de culto y defensor de los derechos universales de la persona humana, jactancioso, “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...y no la verdad de las cosas,...”

SEE responde: Señor Sánchez, una de las cosas que más aborrezco es el que alguien se entronice con su monopolizada coraza de la “verdad”. Exacto, yo no poseo
14

la “verdad de las cosas”. Que vayan apareciendo evidencias de ella, fruto de la investigación, es otra cosa. Y no por ello se tenga la verdad, como también se esté en ella en algún caso en particular. Yo sólo muestro mi humilde opúsculo, y yo sí, debo admitir: LAMENTÁNDOME en situ, en no tener el tiempo suficiente para dedicarle casi un año a ello (por lo menos) para que mi trabajo quede como uno quisiera: más rigor. Por ejemplo, no pude tocar ni un ápice acerca de las falacias doctrinarias de la secta yanqui. Ni hablar, probablemente más adelante tenga la oportunidad de desenmascarar más detalladamente a sus amos. Por otro lado, los que aseguran tener la verdad de las cosas, sí que son indecentes y falsos. ¿Sabe usted quiénes aseguran tenerla? ¡Adivine! ¿No le dice nada el libro: “La verdad que lleva a la vida eterna”? También se lo dejo de tarea.
El poseedor de la verdad de las cosas, decente, obsequiador de un sitio ajeno, conocedor de la libertad de culto y defensor de los derechos universales de la persona humana, jactancioso, “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“...cuando , después de todo, usted NO pertenece a nuestra hermandad mundial.”

SEE responde: Ajá. No pertenezco a su “hermandad mundial”. ¿Y? No le comprendo que quiere decir con ello. ¿Eso es malo? ¿Quiere decir o darme a entender, que por NO pertenecer a su tropilla, por eso no conozco la “verdad de las cosas”? ¿Quiere decir que requisito “sine qua non” se necesita estar en su redil de la “verdad” para: “¡ipso facto!”, me transforme en un “illuminatti”, poseedor del fruto del “árbol de la ciencia del bien y del mal”? Señor Sánchez, ¿se imagina?, si seguimos su lógica, tenemos que: “Armstrong necesitó ir a la Luna para cerciorarse de una vez y para siempre que ésta no era de queso”, pero, como yo, simple mortal, no soy astronauta, motivo por el cual, no puedo ir a la Luna, estoy condenado de
15

una vez y para siempre a vivir con esa atormentadora duda: “¿Es de queso la Luna?” Y todavía, señor Sánchez, tiene la desfachatez de llamarme “colega”. Amén de su pésima escritura, me avergonzaría que usted fuera un maestro y que eso nos convirtiera en “colegas”. Déjeme alucinar un rato con las siguientes palabras: “Dios santo, si éste es un profesor, ¡cómo estarán sus alumnos!: ¡Dios los libre!” Vergüenza, señor Sánchez, vergüenza le debería de dar y asco a mí si usted en realidad es un profesor.
Para finalizar, el perteneciente a la hermandad mundial, rectificador y poseedor de la verdad de las cosas, decente, obsequiador de un sitio ajeno, conocedor de la libertad de culto y defensor de los derechos universales de la persona humana, jactancioso, “incoaccionador”, evangelista de casa en casa sin costo alguno y respetuoso de los derechos de los demás, alentoso y esperanzado, humanizado y venido a más, culto, crítico, apenado y lamentador, sorprendido, mentiroso, abnegado, desinteresado, integrador, luchador, alfabetizador y tamposón “colega”, señor SÁNCHEZ escribió:
“RECTIFIQUESE...!” atentamente C. SANCHEZ (PERU)”

SEE responde: Rectificaré, mi buen señor Sánchez, siempre y cuando me señale en qué diablos debo de “rectificar”, pues ya se acabó su carta y jamás señaló nada en concreto. Usted “criticó”-condenó con calificativos-descalificativos, pero para el regular lector le queda claro que no hay nada en su escrito en lo que yo pueda “rectificar”. Lo siento mucho en no poder darle gusto a sus personales caprichos. Por otro lado, señor Sánchez, se está usted dirigiendo a mí, no a gente de su congregación. Así que, en lo sucesivo, cuando se dirija a su servidor, sea más prudente, pues “mis” calificativos hacia usted vienen fundados en su propio discurso y, algunos, se los tomé de prestado, que en última instancia, le sientan bien. Cuando quiera proponerme algo, hágalo como eso, una propuesta y no intente marcarme su “diktat”, al que lo tienen acostumbrado sus titiriteros. No estamos en su grey para que se
16

comporte como si lo estuviera. Si a usted ya le cayó encima el “Comité judicial” de su congregación, no se desquite con otros. Denúncielo civil o penalmente; la ley lo protege a usted; ¡Ah!, y no olvide mi recomendación: Vaya a ver al siquiatra, lo necesita mucho, de veras. Atte: SEE.

-----------------------------------------------

SEE espera respuesta del señor Sánchez:

Ya no hubo respuesta...

17


				
DOCUMENT INFO
Description: Cartas de simpatizantes o miembros activos del grupo religioso de los llamados Testigos de Jehova hacia el Profesor-Investigador Salvador Estrada Esparza. Todo en base a su documento titulado: Testigos de Jehova y su Estructura Interna. Un analisis minucioso sobre esa asociacion religiosa en Mexico.