Docstoc

Primeros auxilios - DOC

Document Sample
Primeros auxilios - DOC Powered By Docstoc
					               GENERALIDADES DE PRIMEROS AUXILIOS

Los primeros auxilios son los cuidados inmediatos, adecuados y provisionales que pueden
brindarse a un lesionado en el lugar donde ocurre el accidente, incluyen una evaluación
primaria del grado de la lesión y una intervención temporal mientras el lesionado es
trasladado a un centro asistencial.
Teniendo esto en cuenta, los primeros auxilios podrían ser administrados por cualquier
persona y van encaminados a ser temporales.
 No obstante, es importante que antes de adquirir cualquier noción de primeros auxilios se
entienda que el propósito es tratar de brindar una ayuda inmediata y adecuada, y esto
incluye conocer el número de emergencia local
El propósito de los primeros auxilios es aliviar el dolor y la ansiedad del herido o enfermo y
evitar el agravamiento de su estado. En casos extremos son necesarios para evitar la muerte
hasta que se consigue asistencia médica.
Los primeros auxilios varían según las necesidades de la víctima y según los conocimientos
del socorrista. Saber lo que no se debe hacer es tan importante como saber qué hacer,
porque una medida terapéutica mal aplicada puede producir complicaciones graves.


Los principios básicos a tener en cuenta al aplicar los primeros auxilios son:


       Llamar a un médico o a una ambulancia; al numero de
        emergencias
        Inspirar confianza
        Determinar posibles peligros en el lugar del accidente y ubicar a la víctima en un
        lugar seguro, proporcionando seguridad emocional y física.
        Alejar a los curiosos; además de viciar al ambiente con sus comentarios pueden
        inquietar más al lesionado.
        Aflojar la ropa apretada.
        Dar siempre prioridad a las lesiones que pongan en peligro la vida tales como:
      a. hemorragias,
      b.   ausencia de pulso y/o respiración,
      c.   envenenamiento y
      d.   conmoción o shock


Examinar al lesionado; revisar si tiene pulso, si respira y cómo lo hace, si el conducto
respiratorio (nariz o boca) no está obstruido por secreciones, la lengua u objetos extraños,
observar si sangra, si tiene movimientos convulsivos, entre otros.
 Si está consciente, interrógarlo sobre las molestias que pueda tener. El pulso se puede
tomar fácilmente en la arteria radial de la muñeca, (o en la arteria carotida en el cuello).
 Con las yemas de los dedos índices y corazón, localice el área en la muñeca junto al tendón
extensor del pulgar (aproximadamente 2cm arriba de la muñeca).
No apriete tanto que obstruya el flujo, no utilice el pulgar porque su propio pulso alteraría
la medición.
Cuente las pulsaciones durante 15 segundos y multiplique por 4. (60-80 adultos, 100-120
niños y 140 recién nacidos).


                                     Colocar al paciente en posición cómoda, no darle nada
                              de comer o beber, prevenir el shock manteniéndolo abrigado
                              y si es necesario colocando un cojín bajo sus piernas. En caso
                              de vómito, sangrado por boca o nariz o secreciones colocar la
                              cabeza a un lado.
                                      No levantar a la persona a menos que sea
       estrictamente necesario, si es así tratar de inmovilizar lo más posible el cuello y la
       columna.
       Controlar la hemorragia si la hay, elevando el segmento y haciendo presión.
       Controlar la respiración del herido, contando su frecuencia (15-20 por minuto en el
       adulto, 26-30 en los niños y 30-40 en recién nacidos)
       No hacer más de lo que sea necesario, hasta que llegue la ayuda profesional.
       Medición del pulso
       Tome nota de los signos y procedimientos realizados, de los datos del paciente y del
       lugar al cual es trasladado.
                                  SIGNOS VITALES

Se denominan signos vitales, a las señales o reacciones que presenta un ser humano con
vida que revelan las funciones básicas del organismo.
Estos signos se pueden observar, medir y vigilar para evaluar el nivel de funcionamiento
físico de un individuo

Los Signos Vitales son:

      Respiración
      Pulso
      Reflejo Pupilar
      Temperatura
      Presión arterial

Al prestar primeros auxilios es importante valorar el funcionamiento del organismo y
detectar las alteraciones que son frecuentes en caso de accidentes; para ello es necesario
controlar la respiración y el pulso.

La determinación de la temperatura y la presión arterial se realiza a nivel institucional

El control de la respiración y el pulso, además de ser necesario para determinar los cambios
que se presenten como consecuencia del accidente, orientan al personal de salud para
iniciar el tratamiento definitivo.

LA RESPIRACIÓN CONSTA DE DOS FASES:
La inspiración y la espiración
Durante la inspiración se introduce el oxigeno a los pulmones proveniente de la atmósfera
y en la espiración se elimina bióxido de carbono.

En la respiración además de los órganos del aparato respiratorio, intervienen la contracción
de los músculos del tórax y los movimientos de las costillas. Por eso en caso de lesiones a
este nivel, es indispensable el control de este signo vital.

Cifras normales de la respiración
Hay factores que hacen variar el número de respiraciones, entre ellas:

      El ejercicio; la actividad muscular produce un aumento temporal de la frecuencia
       respiratoria.
       El sexo; en la mujer la respiración tiende a ser más rápida que en el hombre
      La hemorragia; aumenta la respiración
      La edad; a medida que se desarrolla, la persona la frecuencia respiratoria tiende a
       disminuir.

Cifras normales son:
Niños de meses        30 a 40 respiraciones por minuto
Niños hasta seis años 26 a 30 respiraciones por minuto
Adultos               16 a 20 respiraciones por minuto
Ancianos              menos de 16 respiraciones por minuto

Procedimiento para controlar la respiración
Para controlar la respiración, debe contar los movimientos respiratorios, tomando la
inspiración y la espiración como una sola respiración.

      Coloque al lesionado en posición cómoda (acostada), en caso de vómito con la
       cabeza hacia un lado.
      Afloje las prendas de vestir.
      Inicie el control de la respiración observando el tórax y el abdomen, de preferencia
       después de haber tomado el pulso, para que el lesionado no se de cuenta y evitar así
       que cambie el ritmo de la respiración.
      Cuente las respiraciones por minuto utilizando un reloj con segundero.
      Anote la cifra para verificar los cambios y dar estos datos cuando lleve al lesionado
       a un centro asistencial o llegue el médico.

PULSO
Es la expansión rítmica de una arteria, producida por el paso de la sangre bombeada por el
corazón.
El pulso se controla para determinar el funcionamiento del corazón. El pulso sufre
modificaciones cuando el volumen de sangre bombeada por el corazón disminuye o cuando
hay cambios en la elasticidad de las arterias; tomar el pulso es un método rápido y sencillo
para valorar el estado de un lesionado.

Cifras normales del pulso
El pulso normal varia de acuerdo a diferentes factores; siendo el más importante la edad.

Bebés de meses 130 a 140 Pulsaciones por minuto
Niños           80 A 100 Pulsaciones por minuto
Adultos         72 A 80 Pulsaciones por minuto
Adultos mayores 60 o menos pulsaciones por minuto

Sitios para tomar el pulso
El pulso se puede tomar en cualquier arteria superficial que pueda comprimirse contra un
hueso.
Los sitios donde se puede tomar el pulso son:

      En la sien (temporal)
      En el cuello (carotídeo)
      Parte interna del brazo (humeral)
      En la muñeca (radial)
      Parte interna del pliegue del codo (cubital)
      En la ingle (femoral)
      En el dorso del pie (pedio)
      En la tetilla izquierda de bebes (pulso apical)
      Los más comunes son el pulso radial y el carotídeo.

Recomendaciones para tomar el pulso

      Palpe la arteria con sus dedos índice, medio y anular. No palpe con su dedo pulgar,
       porque el pulso de este dedo es más perceptible y se confunde con el suyo.
      No ejerza presión excesiva, porque no se percibe adecuadamente
      Controle el pulso en un minuto en un reloj con segundero
      Anote las cifras para verificar los cambios.

Manera de tomar el pulso carotídeo
En primeros auxilios se toma este pulso porque es el de más fácil localización y por ser el
que pulsa con más intensidad.

La arteria carotídea se encuentra en el cuello al lado de la tráquea, para localizarlo haga lo
siguiente:

      Localice la manzana de Adán
      Deslice sus dedos hacia el lado de la tráquea
      Presione ligeramente para sentir el pulso
      Cuente el pulso por minuto

Manera de tomar el pulso radial
Este pulso es de mayor acceso, pero a veces en caso de accidente se hace imperceptible:

      Palpe la arteria radial, que está localizada en la muñeca, inmediatamente arriba en la
       base del dedo pulgar
      Coloque sus dedos (índice, medio y anular) haciendo ligera presión sobre la arteria.
      Cuente el pulso en un minuto

Manera de tomar el pulso apical
Se denomina así el pulso que se toma directamente en la punta del corazón. Este tipo de
pulso se toma en niños pequeños (bebés).

      Coloque sus dedos sobre la tetilla izquierda
      Presione ligeramente para sentir el pulso
      Cuente el pulso en un minuto

REFLEJO PUPILAR

      Normalmente las pupilas se contraen al estímulo de la luz. Si ambas pupilas están
       más grandes de lo normal (dilatadas), la lesión o enfermedad puede indicar shock,
       hemorragia severa, agotamiento por calor, o drogas tales como cocaína o
       anfetaminas.
      Si ambas pupilas están más pequeñas de lo normal (contraídas), la causa puede ser
       una insolación o el uso de drogas tales como narcóticos. Si las pupilas no son de
       igual tamaño, sospecha de una herida en la cabeza o una parálisis.

Manera de tomar el reflejo pupilar

      Si tiene una lamparita pequeña, alumbre con el haz de luz el ojo y observe como la
       pupila se contrae.
      Si no cuenta con una lamparita, abra rápidamente el párpado superior y observe la
       misma reacción. No realice esta maniobra si hay señales de heridas u objetos
       extraños dentro de los ojos.
      Si no hay contracción de una o de ninguna de las dos pupilas, pudiera haber daño
       neurológico serio.

Los signos vitales normales cambian con la edad, el sexo, el peso, la tolerancia al ejercicio
y la enfermedad.
             ATENCIÓN DE PRIMEROS AUXILIOS EN PARO
                     CARDIORESPIRATORIO
Reanimación Cardiopulmonar (RCP)




El paro cardiorespiratorio es la interrupción repentina y simultánea de la respiración y el
funcionamiento del corazón. En determinadas circunstancias, puede producirse un paro
respiratorio y el corazón funcionará durante 3 a 5 minutos, luego sobreviene el paro
cardíaco. También puede iniciarse en un paro cardíaco, en cuyo caso, casi simultáneamente
se presenta el paro respiratorio.


Causas:
  * Paro Respiratorio
  * Ataque Cardíaco
  * Hipotermia
  * Shock
  * Traumatismo craneoencefálico o torácico
  * Electrocutación
  * Hemorragia severa
  * Deshidratación


Signos y Síntomas:
  * Ausencia de pulso y respiración
  * Piel pálida, sudorosa y fría, a veces cianótica (piel de tono azuloso por falta de
oxigeno).
  * Pérdida de conocimiento
   * Pupilas dilatadas parcialmente. A los 2 o 3 minutos, la dilatación es total y no
reaccionan a la luz lo que indica lesión cerebral.


Recomendaciones:
Realizar la RCP es vital para la supervivencia de la persona ante un paro cardiorrespiratorio
y las indicaciones generales son:


   1. Evaluar el estado de Conciencia. Para esto estimular a la persona táctil y
      auditivamente, tomándola suavemente de los hombros y preguntándole si se
      encuentra bien. En caso de no contestar, girarla pero estabilizando previamente la
                                       cabeza.


                                           2. Llamar a Urgencias, pídale a alguien que
                                       llame y no deje sola a la persona lesionada.


                                        3. Realizar hiperextensión de las Vías Aéreas. Es
                                    decir extienda la cabeza y el cuello suavemente hacia
                                    atrás de forma que se abra la boca y favorecer el flujo
       de aire. Observe el movimiento de tórax, escuche los ruidos respiratorios y sienta si
                              hay salida de aire.


                                  4. Realizar Diagnóstico de Paro Respiratorio si no hay
                              signos respiratorios.
                                  5. Realizar 2 insuflaciones Boca a Boca, primero
                              presione las fosas nasales hasta ocluirlas, luego selle con su
                              boca la del lesionado y exhale directamente, retírese y permita
                              que salga el aire por la nariz, hágalo de nuevo.
                              6. Realizar Diagnóstico de Paro Cardiorespiratorio, tome el
                          pulso a nivel radial en la muñeca o en la carótida en el cuello, si
                          no percibe el pulso declare el paro.
                          7.      Comience maniobra,
                          inicie las compresiones para
                          estimular al corazón,
continué con las insuflaciones. Para realizar las
compresiones entrelace las manos de forma que la
palma de una toque el dorso de la otra, ubique el talón
del la mano que esta debajo en la mitad inferior del esternón y aplique el peso de su cuerpo
con los brazos rectos en movimientos rítmicos hacia abajo.
 Aplique cinco compresiones en el pecho y realice una insuflación en la boca. Continué
hasta que el paciente se recupere o hasta que halla pulso de nuevo, si se recupera el pulso
pero no respira continuar con las insuflaciones, seguir hasta que llegue la ayuda.
               LA ASFIXIA Y LA MANIOBRA DE HEIMLICH

Cuando se bloquea el paso de aire en la garganta o en la tráquea, ocurre la asfixia. Se
requiere un tratamiento urgente para impedir la pérdida de conciencia o la muerte.

Tanto la asfixia, la enfermedad cardíaca y otros trastornos pueden hacer que el corazón y la
respiración paren.

 Para salvar la vida se debe restablecer la respiración de inmediato. Para saber reconocer y
cómo actuar en caso de que algún cercano, o nosotros mismos suframos un episodio de
asfixia.

En qué consiste un atoro y la asfixia
Se denomina "atoro" a la obstrucción provocada por un cuerpo u objeto extraño que
bloquea la garganta o la tráquea, impidiendo la entrada de aire a los pulmones. Éste puede
ser causado por cualquier objeto (un trozo de carne, un juguete pequeño, etc.), y la
obstrucción se clasifica dependiendo si es leve o severa.

                            Ahora, las señales que avisan si es que existe un atoro o
                           asfixia son:
                           Obstrucción leve: La persona tose intensamente, le cuesta hablar
                           y al respirar tiene un ruido similar a un silbido.
                           Obstrucción severa: la persona se toma el cuello con ambas
                           manos (signo universal de asfixia), hay tos muy débil o no puede
                           toser, no puede hablar, puede tener un color azulado-rojizo del
                           cuello hacia arriba.

                           Qué hacer
                           En ningún caso se le dé líquidos para beber a la persona que está
                           sufriendo de asfixia. Teniendo eso claro, proceda a los siguientes
pasos:

En caso de que la víctima sea mayor a 1 años de edad:
Si se trata de una obstrucción leve, no hay que dejar sola a la víctima, estimule a la persona
a toser con fuerza, evalúe si la tos es efectiva y si se elimina el cuerpo extraño.

En el caso de una obstrucción severa:
Si la persona está consciente, hay que realizar la Maniobra de Heimlich.
Si la persona esta inconsciente, pida ayuda e inicia maniobras de Reanimación
Cardiopulmonar (RCP).

En caso de que la víctima sea menor de 1 año de edad:
Victima consciente: Dele 5 golpes en la espalda, alternando con 5 compresiones al centro
del pecho hasta que elimine el cuerpo extraño, o hasta que pierda el conocimiento.
Victima inconsciente: Pida ayuda e inicia maniobras de Reanimación Cardiopulmonar
(RCP).
En qué consiste la maniobra de Heimlich y cuáles son los pasos
para realizarla
La maniobra de Heimlich consiste en aplicar una fuerte presión a la
altura del diafragma (boca del estomago) para producir un aumento
de la presión dentro del tórax, simulando una tos artificial. Esta
maniobra puede ser usada en mayores de 1 año en adelante, es
importante destacar que la maniobra debe ser realizada justo sobre
el ombligo y no en otro lugar porque las presiones tan bruscas
pueden dañar órganos.

Para realizarla sigue los siguientes pasos:
1. Ubíquese detrás de la víctima.
2. Coloque sus brazos bajo los brazos de la persona y abrázalo, llevando sus manos a la
altura del ombligo.
3. Recline a la victima hacia adelante y asegúrese que la cabeza quede hacia abajo.
4. Coloque una mano empuñada 4 dedos por sobre el ombligo, justo en la línea media del
abdomen.
5. Coloque la otra mano abierta sobre la mano empuñada.
6. Ahora apriete fuerte hacia adentro y hacia arriba, a fin de producir una especie de tos
artificial.
7. Repita la maniobra hasta que se elimine el cuerpo extraño o hasta que la victima pierda el
conocimiento.

En mujeres embarazadas y en personas obesas no es posible hacer la compresión en la zona
del ombligo, en este caso los pasos son los mismos pero las manos se deben ubicar en el
centro del pecho sobre el hueso del esternón.

En niños menores de 1 año, siga los siguientes pasos:

1. Siéntese, coloque al niño boca abajo sobre tus piernas y sostenga su cabeza con una
   mano, asegúrese que la cabeza quede ligeramente más abajo que las piernas.

2. Dele 5 golpes firmes entre los omóplatos con la palma de la otra mano.

3. Gírelo, colocándolo boca arriba, sostenga su cabeza con una mano, ubique sus dedos
   índice y medio en el centro del pecho y comprima fuerte 5 veces.

4. Cada vez que lo gire, revise rápidamente la boca, si el objeto es visible y fácil de
   retirar, sáquelo con sus dedos, en caso contrario sigua con las maniobras.

5. Repita la maniobra hasta que se elimine el cuerpo extraño, o hasta que el niño pierda la
   conciencia.
       Actitud frente al paciente accidentado. Rescate y
       Traslado

Recomendaciones generales

      Mantenga la calma
      Coloque al enfermo en una posición cómoda (por ejemplo tumbado)
      Si sabe lo que ocurre aplique las medidas oportunas.
      Apartar la víctima del peligro o el peligro de la victima
      Aplicar los cuidados lo antes posible.
      No mueva el cuello o la columna vertebral.
      Solicitar asistencia medica Urgente
      Notifique la situación:
       Llamada telefónica ( si considera necesario el traslado al Hospital).

Sobre todo, no se deje llevar por los nervios, evite que el propio accidente se convierta en
uno peor, no ponga en peligro la vida de terceros ni la propia, evalúe en que situación se
encuentran todos los accidentados (si respiran, si tienen pulso….atienda primero a quienes
tengan paros cardiacos o respiratorios), sea prudente (haga lo que esté seguro) y ante la
duda, no haga nada y llame a un médico y relátele todos los detalles.

Si presenció el accidente no se vaya, es muy importante darle a conocer al médico los
detalles del accidente.

Tenga en cuenta la forma en que respira el accidentado. De no hacerlo, practique
respiración artificial. Si no hay pulso, se debe hacer masaje cardíaco de inmediato. Si tiene
pulso, desajuste la ropa de la persona en el cuello, cintura y pecho.

Examine heridas y hemorragias. En los lugares con perdida de sangre, efectúe una firme
presión. Si presenta fracturas, no lo mueva pues podría ser fatal para la recuperación.

Trate de serenar a la victima, y en lo posible no lo deje solo.

Existen situaciones críticas, identificadas en la valoración inicial, que requieren una
evacuación inmediata una vez diagnosticadas.

Detectada esta situación, se seguirá de la inmediata adopción de medidas de soporte vital
Estas decisiones hay que tomarlas en un ambiente que no es el idóneo, por tanto, requiere
personal entrenado para realizarlas

Siempre que nos sea posible aplicaremos las medidas de estabilización

Las situaciones a tener exclusivamente en cuenta y que obligarían a tomar decisiones
inmediatas, son:
   Obstrucción de vía aérea que no se resuelva por métodos mecánicos (apertura y
    limpieza).
   Situaciones que presenten inadecuada ventilación como las heridas torácicas
    succionantes, volet costal, neumotórax a tensión, o un traumatismo torácico cerrado.
   Parada cardio-respiratoria traumática presenciada
   Shock de la causa que sea.
   Traumatismo craneoencefálico con descenso del nivel de conciencia y/o focalidad
    neurológica.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:99
posted:5/20/2011
language:Spanish
pages:13