osteoporosis_herbalife

Document Sample
osteoporosis_herbalife Powered By Docstoc
					                         LA OSTEOPOROSIS Y HERBALIFE

Aporte de Eduardo Schin. Médico, Distribuidor de Herbalife.

Villaguay. Entre Rios.

schin@clavis.com.ar

______________________________

Qué es?

Por qué aparece?

Y la leche?

El calcio !!

Para evitar la osteoporosis...

Conclusión.


Una de las mayores causas del deterioro del bienestar general en los adultos
mayores tiene su raíz profunda en la OSTEOPOROSIS.

El efecto deformante sobre el sistema osteoarticular, y las consecuencias de las
fracturas de los debilitados huesos deterioran la calidad de vida de manera
dramática.

Muchos ancianos pierden movilidad, independencia y por lo tanto autoestima y
seguridad.

Si la salud es un sistema inseparable de factores que construyen el bienestar, la
pérdida de calcio se ha transformado en las ultimas décadas en una de las
amenazas mas importantes a ese sistema.

Suele decirse que la osteoporosis es una enfermedad silenciosa, ya que desde
que comienza la desmineralización de los huesos hasta que se hace evidente con
una fractura, no presenta síntomas fácilmente reconocibles. Esto hace que
muchas personas vivan indiferentes a los grandes riesgos que con lleva la
osteoporosis, aun cuando podrían prevenirse de la perdida del calcio.

En efecto, se trata de una enfermedad del sistema esquelético, caracterizada por
la disminución de la masa ósea y deterioro estructural del tejido que la compone.
El hueso esta en un constante trabajo de renovación, que supone la eliminación
del tejido viejo y la producción de tejido nuevo.
En este proceso intervienen respectivamente dos clases de células: los
osteoclastos y los osteoblastos, entre los cuales se da un equilibrio en estado de
normalidad. Para asegurar ese equilibrio, intervienen las hormonas sexuales.

He aquí la clave de la osteoporosis: con el avance de la edad, la producción de
estas hormonas decae. Esto se da de manera brusca y dramática en la mujer al
llegar la menospausia y el impacto de esta pérdida de función hormonal se siente
en la estructura tejido óseo, que se vuelve con el tiempo más porosa y débil. Es
por eso que la osteoporosis ataca preferentemente a las mujeres, lo cual no quiere
decir que los varones estén exentos de riesgo. En ellos, la perdida de la función
hormonal es más paulatina y se produce a mas largo plazo pero inexorable.

Cuando existe una predisposición y la persona no se ha preocupado por prevenir
la perdida de calcio, las consecuencias pueden ser muchas y deterioran todas
ellas la calidad de vida:

1-Hay una paulatina perdida de talla que puede llegar a varios centímetros en
pocas décadas.

2-Se producen deformaciones en los huesos, incidiendo en el delicado equilibrio
del esqueleto y, por lo tanto, en el sistema de articulaciones, músculos y órganos
que el sustenta.

3-Los huesos se vuelven mucho mas frágiles, y se fracturan aun por golpes y
caídas leves, las fracturas mas frecuentes son las caderas, muñecas y los
aplastamientos vertebrales.

Lo que cada día comemos tiene una gran influencia sobre nuestros huesos. Los
niveles normales de proteína, no afectan el calcio óseo, sin embargo en la
actualidad sabemos que algunos tipos de proteínas purificadas generan perdida
de calcio. Especialmente la caseína, la lactoalbumina y la clara de huevo,
productos todos ellos muy utilizados en ciertas bebidas dietéticas y que pueden
agotar las reservas corporales de calcio, si son utilizados como fuente principal de
proteína en la dieta.

La elevada ingestión de proteínas, usual en muchos deportistas y también en
ciertos regímenes dietéticos extrae el calcio de nuestro cuerpo como si fuera una
esponja. Dichas personas deben ser muy conscientes de su necesidad de tomar
calcio.

La sal también roba calcio de los huesos. La dieta usual incluye veinte veces más
sal que la contenida en los alimentos naturales, veinte veces mas de la necesaria
para lograr una salud optima. El exceso de sodio altera el normal metabolismo del
calcio en diversas formas, repercutiendo todas ellas negativamente en otras
funciones corporales como la presión sanguínea y la formación de los huesos.
De modo que aléjese del salero y de las papas fritas.

¿Y las verduras? Generalmente en las tablas suelen aparecer las espinacas como
una de las más ricas en calcio, con un contenido medio de 120 a 150 mgr por
ración. Falso! Falso! Hace mas de 40 años que se sabe que la espinaca contiene
también un elevado nivel de unas sustancias denominadas OXALATOS que se
combinan con el calcio, de forma que el cuerpo no llega a absorber ni siquiera un
miligramo.

Por ello las espinacas no sirven como fuente de calcio. Mucho mas adecuadas
son el brócoli, la lechuga y las algas. Otros alimentos ricos en calcio son el
salmón, las sardinas, la soja , el tofu y la leche de soja. Sin embargo la mayoría de
las personas ingiere diariamente una cantidad de calcio mucho menor de los 1.200
miligramos necesarios para mantener el adecuado equilibrio de este nutriente.

¡ Pero incluso si tomamos el calcio suficiente, ello no es mas que una simple pieza
del rompecabezas óseo. En la composición de los huesos intervienen otras cosas
además del calcio.

Durante mucho tiempo, el consejo medico usual ha sido el siguiente: tome dos
vasos grandes de leche cada día. Tal cantidad de leche contiene 600 mg de calcio
y ¿qué mejor que la leche, no? ¡NO! Para La inmensa mayoría de la gente tomar
dos vasos de leche al día como prevención para la osteoporosis es totalmente
inútil.

¿cómo lo se? Muy fácil. Tras cuatro décadas de promoción y aumento constante
en el consumo de leche, la osteoporosis se ha convertido en epidémica. La leche
sencillamente no soluciona el problema.

La leche animal fue destinada por la milagrosa mano que guía a la naturaleza para
alimentar a los animales infantes, no a los adultos.

Al crecer nuestro cuerpo pierde gran parte de su capacidad para producir la
enzima LACTASA, necesaria para digerir la lactosa contenida en la leche. Tres de
cuatro adultos presentan algún tipo de intolerancia a la lactosa. Las personas que
no toleran la lactosa, en especial las mujeres, deberían abstenerse totalmente de
tomar leche. Se puede beber leche sin lactosa, pero no es lo ideal, ya que se
reduce en un 50% su contenido de calcio. De modo que mejor dejemos la leche de
vaca par quien realmente se beneficia con ella, LOS BECERROS.

En las escuelas de medicina se sigue enseñando que la disminución de la masa
ósea es una consecuencia directa de la edad. La tabla que se usa muestra como
la masa ósea se incrementa hasta los 30 o los 35 años, pasando a partir de ese
momento a disminuir un 1% cada año, acelerándose esta perdida hasta llegar a un
5% y un 8% en las mujeres después de la menopausia. Sin embargo la creencia
de que dicho deterioro óseo es inevitable es algo totalmente FALSO.
Pese a ello la gran mayoría de los médicos aceptan estas cifras, pues están
basadas en estudios meticulosos y repetidos. Hay que desechar todas las ideas
sobre lo inevitable de la perdida ósea que sobreviene con la edad y tenemos que
dedicarnos a aplicar estrategias adecuadas para hacer que nuestros huesos
crezcan fuertes y sanos y se mantengan en ese estado durante toda la vida.

La obsoleta enseñanza medica dice que todo lo que uno necesita para lograr
huesos fuertes es tomar suficiente calcio. Las compañías farmacéuticas y la
industria láctea se han gastado y gastan muchos millones de dólares para
mantener esta creencia, pues ello les supone cada año muchos miles de millones
de beneficios por la venta de complementos de calcio y productos lácteos. Pero
sin embargo pese a que la gente consume mucho calcio a través de estos
productos, la osteoporosis crece en forma alarmante.

Las evidencias científicas actuales muestran INEQUÍVOCAMENTE QUE LOS
COMPLEMENTOS DE CALCIO SENCILLAMENTE NO SIRVEN PARA NADA.

El motivo por el que no funcionan es muy simple: para que el calcio- o cualquier
otro nutriente- pueda ser aprovechado por el organismo debe forzosamente
interactuar con otros nutrientes.

TODOS LOS NUTRIENTES QUE INTERVIENEN EN UN PROCESO
CONCRETO, DEBEN ESTAR PRESENTES EN CANTIDADES QUE SE
EQUILIBREN UNAS A OTRAS.

Si durante meses tomamos grandes cantidades de un solo nutriente, por ejemplo
el calcio, lograremos un pequeño incremento en la densidad ósea, pero dicho
incremento no será en absoluto normal ni sano. También tendremos un
incremento de placas en las arterias, una calcificación patológica de los tejidos
blandos y un enorme aumento de calcio en la orina.

Ante el exceso de calcio el cuerpo intenta almacenarlo donde puede, a fin de
mantener el nivel de calcio en la sangre en una proporción equivalente al nivel de
otros minerales. Cuando comprendamos la compleja combinación de nutrientes
necesarios para la construcción de los huesos nunca jamas tomara ya
complementos de calcio, ni de ningún otro nutriente solo.

De modo que si se van a tomar complementos de calcio, lo lógico es también
tomar también todos los demás nutrientes que intervienen en la formación de los
huesos: vitamina D, cinc, cobre, manganeso, fluor, sílice y boro.

El magnesio incrementa la absorción por el organismo del calcio que tomamos en
la dieta y su retención en los huesos. Sin el magnesio adecuado los huesos
pierden calcio aceleradamente.

Sin embargo tomar complementos con todos los minerales citados, incluso con
vitamina D, sigue sin ser suficiente para lograr los huesos fuertes, pues la vitamina
C, por ejemplo, aumenta la absorción de calcio hasta en un 100%. Hoy se sabe
que el calcio interactúa con la mayoría de los restantes 58 nutrientes esenciales
que componen el cuerpo humano.

En definitiva se puede afirmar que los complementos de vitaminas y minerales
múltiples generan incrementos en la densidad ósea mucho mayores que los
logrados con calcio y vitamina D, y que cuanto mayor es el numero de nutrientes
esenciales que se añaden, mejores son los resultados logrados.

Un adecuado estilo de vida y una nutrición completa que incluya a todos los
nutrientes, cada día, es el único camino para lograr una salud
optima.(HERBALIFE)

Con las grandes deficiencias nutritivas que tanto el gobierno como las autoridades
medicas han ido consintiendo, no es raro que la población se este quedando sin
HUESOS.

UN ESTILO DE VIDA INADECUADO DESTRUYE TAMBIEN LOS HUESOS.

Los estilos de vida inadecuados son tan responsables de la osteoporosis como la
deficiente alimentación..

La ingestión moderada de alcohol, no tiene que afectar a los huesos. Pero cuando
su consumo es excesivo si lo hace y mucho. El efecto del alcohol es que acidifica
el cuerpo. La acidez destruye los huesos, pues el cuerpo se ve obligado a tomar
de ellos minerales alcalinos a fin de evitar que el ph de la sangre se vuelva ácido,
pues ello comenzaría a quemar las células. A esto hay que sumarle que los
antiácidos existentes en el mercado contiene aluminio, y el aluminio destruye los
huesos, porque agotan el fósforo del cuerpo y alteran el equilibrio y la interacción
calcio-fósforo que es lo que mantiene la vida del hueso.

Lo mejor es variar la dieta y tomar menos alimentos ácidos, así eliminamos la
acidez como la necesidad de tomar antiácidos.

Otros medicamentos usuales y muchas veces innecesarios que afectan
negativamente a los huesos son: cortisona, glucocorticoides, hormonas tiroideas,
los anticonvulsivos, la heparina, el metrotexato. Pedir al medico que los cambie, si
los esta tomando.-

Uno de los más graves problemas de nuestro estilo de vida es el sofá. Es
MORTAL para los huesos. Durante toda nuestra vida, los huesos están siendo
constantemente remodelados, según la tensión que por la actividad ejerzamos
sobre ellos. Pero no cualquier tipo de actividad sirve. Cada día mueren millones de
células óseas. Para poderlas sustituir, los huesos necesitan que se ejerza una
cierta tensión sobre los puntos microscópicos en los que las fibras de la medula
ósea se entrelazan, de un modo muy parecido a como lo hacen las vigas de un
puente. Al presionar esos puntos se produce una especie de "chispa"
electromecánica, que estimula el crecimiento de nuevas células óseas. Sin esa
presión no hay chispa y termina por no haber hueso.

Los tratamientos médicos usuales, demuestran muy claramente como la falta de
ejercicio destruye al hueso. Desde los años 60 sabemos que la estancia en cama
puede ser fatal. En diez semanas de cama, el paciente pierde entre un 20 y un
30% de su masa ósea.

Sin embargo los médicos no se dieron cuenta de la absoluta necesidad del
ejercicio diario hasta que llego el momento de situar un hombre en el espacio.

Pese a la juventud y la desbordante salud de los primeros astronautas y al hecho
de que pedaleaban cada día mientras estuvieron en órbita, sus huesos se
redujeron notablemente.

Pedalear es maravilloso para el sistema cardiovascular, pero si exceptuamos los
huesos largos de las piernas, su repercusión sobre el esqueleto es mas bien poca.

Durante el resto de las actividades de los astronautas, la falta de gravedad no
suministra ninguna de las presiones que la medula ósea necesita para
desencadenar el crecimiento de nuevas células.

En la actualidad los programas de ejercicio que siguen los astronautas son mucho
mas adecuados para el mantenimiento de los huesos. Pero el ciudadano de a pie,
por supuesto los desconoce. El ciudadano medio no hace ejercicio, en lugar de
ello ve la televisión entre 5 a 8 Hs, cada día. No es de extrañar que este perdiendo
huesos.

Muchos textos y folletos sobre osteoporosis recomiendan caminar o correr, o
simplemente se refieren al ejercicio de un modo muy vago, como si cualquier
actividad sirviese. Ya hemos visto como el ciclismo, el correr, el caminar o los
aeróbicos no sirven, pues básicamente ejercen tensión sobre los huesos largos de
las piernas., nadar tampoco es recomendable, es maravilloso para el sistema
cardiovascular.

Hay que mover peso, aunque no es en absoluto necesario disponer de un equipo
complejo. El simple hecho de tomar con las dos manos un bote de pintura y
levantarlo sobre nuestra cabeza, estimula ya a todos los huesos importantes del
cuerpo. Y esa estimulación es la que genera huesos densos y sanos.

El entrenamiento con pesas no solo mantiene la musculatura, sino que incrementa
la masa muscular, suministrando mayor cantidad de glutamina al sistema
inmunológico.

Conclusión: si desea usted una vida larga y sana tendrá que mover algún peso, y
por supuesto seguir un programa de nutrición celular de HERBALIFE, recomiendo
2 a 3 batidos por día con tres medidas cada batido y fibras y plantas tres veces por
día, con un mínimo de 6 meses, para obtener resultados, lo primero que
desaparecerá, como por arte de magia, son los dolores óseos.

¡GRACIAS HERBALIFE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Colaboración de Dr. EDUARDO SCHIN, para todos lo D.I. de HERBALIFE.