DEFINICION (DOC) by nikeborome

VIEWS: 244 PAGES: 13

									DEFINICION:

     Un terremoto es el movimiento brusco de la Tierra (con mayúsculas, ya que nos referimos al planeta), causado por la brusca
liberación de energía acumulada durante un largo tiempo.
     En general se asocia el término terremoto con los movimientos sísmicos de dimensión considerable, aunque rigurosamente su
etimología significa "movimiento de la Tierra".

 PLACAS: La corteza de la Tierra está conformada por una docena de placas de aproximadamente 70 km de grosor, cada una con
diferentes características físicas y químicas. Estas placas ("tectónicas") se están acomodando en un proceso que lleva millones de años
y han ido dando la forma que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta, originando los continentes y los relieves geográficos
en un proceso que está lejos de completarse. Habitualmente estos movimientos son lentos e imperceptibles, pero en algunos casos estas
placas chocan entre sí como gigantescos témpanos de tierra sobre un océano de magma presente en las profundidades de la Tierra,
impidiendo su desplazamiento. Entonces una placa comienza a desplazarse sobre o bajo la otra originando lentos cambios en la
topografía. Pero si el desplazamiento es dificultado, comienza a acumularse una energía de tensión que en algún momento se liberará y
una de las placas se moverá bruscamente contra la otra rompiéndola y liberándose entonces una cantidad variable de energía que
origina el Terremoto.

 FALLAS: Las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas se denominan fallas y son, desde luego,los puntos en que con
más probabilidad se originen fenómenos sísmicos. Sólo el 10% de losterremotos ocurren alejados de los límites de estas placas.

OTRAS CAUSAS DE TERREMOTOS: La actividad subterránea originada por un volcán en proceso de erupción puede originar un
fenómeno similar. También se ha estimado que una fuerza extrínseca, provocada por el hombre, podría desencadenar un
terremoto, probablemente en un lugar donde ya había una falla geológica. Es así como se ha supuesto que experimentos nucleares, o la
fuerza de millones de toneladas de agua acumulada en represas o lagos artificiales podría producir tal fenómeno.

HIIPOCENTRO (O FOCO)
        Es el punto en la profundidad de la Tierra desde donde se libera la energía en un terremoto. Cuando ocurre en la corteza de ella
(hasta 70 km de profundidad) se denomina superficial. Si ocurre entre los 70 y los 300 km se denomina intermedio y si es de mayor
profundidad: profundo (recordemos que el centro dela Tierra se ubica a unos 6.370 km de profundidad).

EPICENTRO
        Es el punto de la superficie de la Tierra directamente sobre el hipocentro. Es, generalmente, la localización de la superficie
terrestre donde la intensidad del terremoto es mayor. Las características de la falla, sin embargo, pueden hacer que el punto de mayor
intensidad esté alejado del epicentro

MEDICION DE TERREMOTOS

     Se realiza a través de un instrumento llamado sismógrafo, el que registra en un papel la vibración de la Tierra producida por el
sismo (sismograma). Nos informa la magnitud y la duración.
     Este instrumento registra dos tipos de ondas: las superficiales, que viajan a través de la superficie terrestre y que producen la
mayor vibración de ésta ( y probablemente el mayor daño) y las centrales o corporales, que viajan a través de la Tierra desde su
profundidad.

     Las ondas centrales a su vez son de dos tipos: las ondas primarias("P") o compresivas y las ondas secundarias ("S") o cortantes.
Lo interesante de estas ondas es que las "P" viajan a través del magma (zona de rocas fundidas) y llegan primero a la superficie ya que
logran una mayor velocidad y van empujando pequeñas partículas de material delante de ellas y arrastrando otro tanto detrás .

      Las ondas "S" en cambio, por ir más lentas van desplazando material en ángulo recto a ellas (por ello se les denomina también
"transversales").

     La secuencia típica de un terremoto es: primero el arribo de un ruido sordo causado por las ondas("P") compresivas, luego las
ondas ("S")cortantes y finalmente el "retumbar" de la tierra causado por las ondas superficiales.


ESCALA RICHTER Y ESCALA MERCALLI

    Uno de los mayores problemas para la medición de un terremoto es la dificultad inicial para coordinar los registros obtenidos por
sismógrafos ubicados en diferentes puntos ("Red Sísmica"), de modo que no es inusual que las informaciones preliminares sean
discordantes ya que se basan en informes que registraron diferentes amplitudes de onda. Determinar el área total abarcada por el sismo
puede tardar varias horas o días de análisis del movimiento mayor y de sus réplicas. La prontitud del diagnóstico es de importancia
capital para echar a andar los mecanismos de ayuda en tales emergencias.
   A cada terremoto se le asigna un valor de magnitud (Richter) único, pero la evaluación se realiza, cuando no hay un número
suficiente de estaciones, principalmente basada en registros que no fueron realizados forzosamente en el epicentro sino en puntos
cercanos. De allí que se asigne distinto valor a cada localidad o ciudad e interpolando las cifras se consigue ubicar el epicentro.

 Representa la energía sísmica liberada en cada terremoto y se basa en el registro sismográfico.
Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un aumento de
energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que 100 veces mayor.

(El Doctor en física de la Universidad de Barcelona, Sr. Josep Vila, nos aporta que entre magnitud 2 y magnitud 4, lo que aumenta 100
veces sería la amplitud de las ondas y no la energía. La energía aumentaría un factor 33 cada grado de magnitud, con lo cual sería 1000
veces cada dos unidades)

Magnitud en Escala Richter Efectos del terremoto

 Menos de 3.5    Generalmente no se siente, pero es registrado
3.5 - 5.4 A menudo se siente, pero sólo causa daños menores
5.5 - 6.0   Ocasiona daños ligeros a edificios
 6.1 - 6.9  Puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas.
7.0 - 7.9 Terremoto mayor. Causa graves daños
8 o mayor     Gran terremoto. Destrucción total a comunidades cercanas.

 El gran mérito del Dr. Charles F. Richter (del California Institute for Technology, 1935) consiste en asociar la magnitud del
Terremoto con la "amplitud" de la onda sísmica, lo que redunda en propagación del movimiento en un área determinada. El análisis de
esta onda (llamada "S") en un tiempo de 20 segundos en un registro sismográfico, sirvió como referencia de "calibración" de la escala.
Teóricamente en esta escala pueden darse sismos de magnitud negativa, lo que corresponderá a leves movimientos de baja liberación
de energía.

Intensidad en Escala de Mercalli
(Modificada en 1931 por Harry O. Wood y Frank Neuman)
Se expresa en números romanos.
     Creada en 1902 por el sismólogo italiano Giusseppe Mercalli, no se basa en los registros sismográficos sino en el efecto o daño
producido en las estructuras y en la sensación percibida por la gente. Para establecer la Intensidad se recurre a la revisión de registros
históricos, entrevistas a la gente, noticias de los diarios públicos y personales, etc. La Intensidad puede ser diferente en los diferentes
sitios reportados para un mismo terremoto (la Magnitud Richter, en cambio, es una sola)y dependerá de
a)La energía del terremoto,
b)La distancia de la falla donde se produjo el terremoto,
c)La forma como las ondas llegan al sitio en que se registra (oblícua, perpendicular, etc,)
d)Las características geológicas del material subyacente del sitio donde se registra la Intensidad y, lo más importante,
e)Cómo la población sintió o dejó registros del terremoto.
Los grados no son equivalentes con la escala de Richter. Se expresa en números romanos y es proporcional, de modo que una
Intensidad IV es el doble de II, por ejemplo.

ESCALA DE RITCHTER

  Grado I Sacudida sentida por muy pocas personas en condiciones especialmente favorables.
Grado II Sacudida sentida sólo por pocas personas en reposo, especialmente en los pisos altos de los edificios. Los objetos
suspendidos pueden oscilar.
Grado III Sacudida sentida claramente en los interiores, especialmente en los pisos altos de los edificios, muchas personas no lo
asocian con un temblor. Los vehículos de motor estacionados pueden moverse ligeramente. Vibración como la originada por el paso de
un carro pesado. Duración estimable
Grado IV Sacudida sentida durante el día por muchas personas en los interiores, por pocas en el exterior. Por la noche algunas
despiertan. Vibración de vajillas, vidrios de ventanas y puertas; los muros crujen. Sensación como de un carro pesado chocando contra
un edificio, los vehículos de motor estacionados se balancean claramente.
Grado V Sacudida sentida casi por todo el mundo; muchos despiertan. Algunas piezas de vajilla, vidrios de ventanas, etcétera, se
rompen; pocos casos de agrietamiento de aplanados; caen objetos inestables . Se observan perturbaciones en los árboles, postes y otros
objetos altos. Se detienen de relojes de péndulo.
Grado VI Sacudida sentida por todo mundo; muchas personas atemorizadas huyen hacia afuera. Algunos muebles pesados cambian de
sitio; pocos ejemplos de caída de aplanados o daño en chimeneas. Daños ligeros.
Grado VII Advertido por todos. La gente huye al exterior. Daños sin importancia en edificios de buen diseño y construcción. Daños
ligeros en estructuras ordinarias bien construidas; daños considerables en las débiles o mal planeadas; rotura de algunas chimeneas.
Estimado por las personas conduciendo vehículos en movimiento.
Grado VIII Daños ligeros en estructuras de diseño especialmente bueno; considerable en edificios ordinarios con derrumbe parcial;
grande en estructuras débilmente construidas. Los muros salen de sus armaduras. Caída de chimeneas, pilas de productos en los
almacenes de las fábricas, columnas, monumentos y muros. Los muebles pesados se vuelcan. Arena y lodo proyectados en pequeñas
cantidades. Cambio en el nivel del agua de los pozos. Pérdida de control en la personas que guían vehículos motorizados.
Grado IX Daño considerable en las estructuras de diseño bueno; las armaduras de las estructuras bien planeadas se desploman; grandes
daños en los edificios sólidos, con derrumbe parcial. Los edificios salen de sus cimientos. El terreno se agrieta notablemente. Las
tuberías subterráneas se rompen.
Grado X Destrucción de algunas estructuras de madera bien construidas; la mayor parte de las estructuras de mampostería y armaduras
se destruyen con todo y cimientos; agrietamiento considerable del terreno. Las vías del ferrocarril se tuercen. Considerables
deslizamientos en las márgenes de los ríos y pendientes fuertes. Invasión del agua de los ríos sobre sus márgenes.
Grado XI Casi ninguna estructura de mampostería queda en pie. Puentes destruidos. Anchas grietas en el terreno. Las tuberías
subterráneas quedan fuera de servicio. Hundimientos y derrumbes en terreno suave. Gran torsión de vías férreas.
Grado XII Destrucción total. Ondas visibles sobre el terreno. Perturbaciones de las cotas de nivel (ríos, lagos y mares). Objetos
lanzados en el aire hacia arriba.

HISTORIA DE LOS SISMOS OCURRIDOS EN VENEZUELA

A la llegada de los españoles se conservaba entre los aborígenes la tradición de una gran catástrofe que había echado al fondo del mar
parte de las tierras entre Araya y cabo Codera, siendo ésta la única mención sobre un probable terremoto precolombino en Venezuela.
Recientemente, los geólogos han constatado que durante los últimos milenios ha habido movimientos importantes en fallas geológicas
activas, seguramente asociados a fuertes sismos.

El primer terremoto que afectó la geografía venezolana después del descubrimiento de América ocurrio a las 10:30 HLV del 01 de
septiembre de 1530 con Mb 7,3, el cual destruyó el pequeño fuerte que Jácome de Castellón había hecho construir en la entonces
llamada Nueva Toledo (hoy Cumaná); además, "…abrióse la tierra por muchas partes… y por las aberturas manaba un agua como tinta
que hedía a piedra azufre, (...) se levantó la mar en altura de 4 estados (...) e inundóse la tierra…" siendo éste el primer probable
maremoto historiado de América.

Bien sea por la narración y descripción de sus efectos o por la interpretación de registros sismográficos, en los 4 siglos y medio
subsiguientes a 1530, se tiene conocimiento de varios miles de sismos con epicentro en territorio venezolano o en regiones adyacentes;
de ellos, unos 130 han ocasionado algún tipo de destrucción en localidades venezolanas.
Entre los más importantes, además del de 1530, se citan los siguientes.

El 25 de Diciembre de 1541 la primera ciudad que habían fundado los españoles llamada Nueva Cádiz en la isla de Cubagua fue
destruida por un terrible fenómeno natural de un terremoto y un maremoto simultáneos que asota las islas de Cubagua y Coche,
algunas casas cayeron, se vino al suelo el escudo de piedra del Ayuntamiento y las aguas inundaron las calles destruyendo la ciudad en
su totalidad y arrastrando los escombros hacia el mar. Luego piratas franceses la incendiaron lo poco que había quedado en pie en el
año de 1543 culminando la furiosa obra de la naturaleza.

El 03 de febrero de 1610, a las 3:30 p.m., Mb 7,0 en La Grita (Edo. Táchira);

"… casi ninguna persona pudo dar paso adelante ni atrás del lugar donde se halló, cuando comenzó con tanta fuerza a moverse la tierra
en todas partes, que hacía oleaje (...) los molinos se hundieron, los ríos y quebradas se secaron (...) embebiéndose el agua en las
aberturas de la tierra que se hicieron con el temblor en sus madres (...) y el siguiente día crecieron (...) en el valle de los Bailadores (...)
voló la mitad de un valentísimo cerro, como si fuera de pluma, y (...) quedó plantado en la mitad del valle…"

Hubo alrededor de 60 víctimas.

En 1629, la iglesia de Cumaná "…está cubierta de paja porque con el terremoto se cayó [el techo] y la torre de ella…".

El "…Día de San Bernabé, once de Junio [1641], entre las ocho y media y las nueve de la mañana, tembló la tierra grandemente y hizo
en esta ciudad de Santiago de León de Caracas y en su puerto de La Guaira un destrozo miserabilísimo (...) No hubo casa una ni
ninguna (...) que no viniese totalmente al suelo (...) o no hiciese tan grande sentimiento que se pueda en muchos tiempos vivir (...) La
iglesia mayor se abrió por diferentes partes, (...) cayó parte de la iglesia del Convento de Las Monjas, (...) cayó casi toda la iglesia de
San Francisco…". Arruinó la primera ciudad de Cúa y el número de víctimas se estimó entre 300 y 500.

Con epicentro hacia Pamplona (Colombia) el terremoto del 16 de enero de 1644 causó estragos en Mérida, Táriba, San Cristóbal,
Trujillo y otros lugares de la cordillera andina.

"…Luego a los 16 [días de enero de 1674] a las tres y media de la tarde hubo otro temblor tan grande (...) que si no se postraron, se
rindieron todos los templos, casas fuertes y demás de la ciudad, [Trujillo] (...) se desvolcanaron las serranías que cerraron los caminos
y corrientes de los ríos (...) esta ciudad [Maracaibo], padeció grandes temblores (...) la de Gibraltar, Trujillo y Mérida se
desvolcanaron.(...) El Tocuyo sufrió sus efectos. Daños importantes en Cumaná, (...) el Jueves cuatro del corriente [4.4.1684] a las
ocho de la noche (...) que conocidamente fue volcán por haber reventado, abierto y desquiciado de su centro la tierra en diferentes
partes brotando agua y arena aplomada que despedía olor de azufre (...) y también por haberse arruinado con dicho terremoto que
continuó muy a menudo".

En el terremoto de 1737 "tembló la tierra un mes entero; tan fuerte como ahora [se refiere a los efectos del terremoto de 1812 en
Caracas], pero no tan largo: que Barquisimeto fue destruido, que esta ciudad [Caracas] padeció algo: que el de 1766 fue más largo que
éste, aunque no tan fuerte…"

El día 21 de octubre de 1766 al amanecer, a las 05:00 HLV, Mb 6,3, una extensa área del noreste del continente suramericano fue
sacudida por movimientos sísmicos. La extensión del área afectada fue excepcional, pues alcanzaba a Maracaibo por el oeste, Cayena
al sureste, las islas de Guadalupe y Martinica al norte y el río Ventuari al suroeste; numerosos poblados de los actuales estados Sucre,
Monagas, Nueva Esparta, Anzoátegui, Miranda y Bolívar sufrieron daños severos.

Los habitantes acamparon en las calles hasta el año siguiente, pues "…los sacudimientos se repitieron en el transcurso de catorce
meses…"

En 1775, un ruinoso temblor en Trujillo, dañó la iglesia matriz y el monasterio Regina Angelorum.

En 1786 se tiene noticia de un ruinoso temblor en Mérida.

El 10 de septiembre de 1794 un temblor en Cumaná causó estragos en casas y edificios.

En caracas de nuevo se reportan daños en esta ciudad el 14 de diciembre de 1797 a las 19:30 HLV, Mb 7,0

El 26 de marzo de 1812 a las 16:37 HLV, Mb 7,0. día Jueves Santo, el país fue convulsionado por un terremoto destructor que causó
grandes estragos en Caracas, La Guaira, San Felipe, Barquisimeto, Santa Rosa, Mérida y otras poblaciones intermedias, con un total de
15.000 a 20.000 víctimas; algunos riachuelos cambiaron su curso en el valle de Caracas, manó agua fétida a borbotones y vastos
espacios fueron inundados.

En Valecillo se formó un nuevo lago y el río Yurubí quedó represado.
En la Gaceta de Caracas se plantea la conveniencia de fundar la nueva ciudad "…en la hermosa explanada de Catia en donde se respira
un aire puro…", y en relación con las construcciones se duda en mantener "…la que nos ha acarreado tantas desgracias, o la que se ha
adoptado por su seguridad y sencillez en Cumaná…". Con base en la descripción de sus efectos, ha sido interpretado como un sismo
triple. La primera ayuda internacional que recibió Venezuela a raíz del terremoto provino de los Estados Unidos de Norteamérica,
".....cuando el congreso reunido en Washington, decretó unánimente el envió de cinco (05) navíos cargados de harina, a las costas de
Venezuela para que se distribuyese a los habitantes más indigentes..." (Alejandro Von Humboldt, Capitulo XIV del libro titulado Viaje
a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente).

Se ha determinado mediante documentos historicos que fueron dos terremotos con 30 minutos de diferencia los ocurridos en la tarde
del 26 de marzo de 1812, el primero destruyo a Caracas y el segundo a Mérida donde llovia al momento del sismo.

En agosto de 1823 un ruinoso temblor se sintió en Cariaco, Marigüitar y poblaciones vecinas. Varias víctimas causaron movimientos
telúricos en Santo Domingo del cantón Mucuchíes el 12 de agosto de 1834.

Ruinoso temblor fue reportado en Santa Teresa del Tuy y Santa Lucía el 10 de septiembre de 1837.

Como consecuencia del terremoto del 26 de febrero de 1849 "…en aquella grande y hermosa villa [Lobatera] (...) no existe una sola
casa habitable y quizás más de las tres cuartas partes de los edificios cayeron desde sus cimientos…" La población aterrada se refugió
en una gran planicie inmediata, La Sabana, lugar donde fue levantada la villa de Michelena. También sufrieron daños La Grita, Táriba
y San Cristóbal.

Uno de los pocos temblores que ha ocasionado daños en Maracaibo sucedió el 03 de mayo de 1849 a las 06:00 HLV, Mb 6,6 Hizo
venir abajo algunas casas con pérdidas de vidas; afectó el noreste de Colombia.

Nueva destrucción en Cumaná y sus alrededores ocurrió el 15 de julio de 1853 a las 2:25 HLV, Mb 6,3 simultánea con agrietamientos
en terrenos de Caigüire y Sabana del Peñón y hundimientos en la costa de hasta 15 metros.

El mar se retiró de la bahía de Puerto Sucre dejando en seco un cuarto de milla y luego se levantó a la altura de 5 mts. precipitándose
sobre la costa y destruyendo el muelle. (Maremoto/Tsunami)

El 17 de agosto de 1874, ocurre un temblor ruinoso en El Pilar (Edo. Sucre).
El 18 de mayo 1875, a las 11:15 HLV, Cúcuta es destruida por un severo terremoto cuyos efectos destructores se extendieron a los
Andes venezolanos, en particular a San Antonio, Ureña, San Juan de Colón, Lobatera y Michelena, así como a La Mulata, San
Cristóbal, La Grita y otros pueblos. Perecieron algunas personas y hubo muchos heridos.

El 12 de abril de 1878, alas 21:00 HLV, Mb 6,3 en los valles del Tuy, Charallave, Cúa, Ocumare, Yare, Santa Lucía y otras
poblaciones sufrieron daños como consecuencia de un fuerte temblor.

El 7 de marzo 1879, otro temblor arruinó varias casas en Curiepe.

El 10 de enero de 1888, un temblor en el oriente ocasiona daños en Güiria. Y el 17 de noviembre del mismo año, Guanare sufrió
estragos como consecuencia de un temblor ruinoso.

El Gran Terremoto de los Andes venezolanos, el 28 de abril de 1894 a las 22:15 HLV., Mb 7,0 arruinó Santa Cruz de Mora, Zea,
Mérida, Tovar, Mesa Bolívar, Lagunillas, Chiguará y otros pueblos.

El total de víctimas fue de 319 y muchos heridos.

En muchas partes se secaron los manantiales, para brotar en otros sitios distantes.

En tramos del ferrocarril Santa Bárbara - El Vigía, los puentes y vías se doblaron y tomaron la forma de una ese. Grandes
deslizamientos y aparición de grietas se produjeron en la desembocadura del río Mocotíes en el Chama; en Bobures, Gibraltar y Santa
María, manaron chorros de agua durante algún tiempo.

El 04 de noviembre de 1888, un temblor ocasionó cierta destrucción en Carache.

El día jueves 07 de junio de 1900, (fase lunar creciente 65%) un temblor local destruye casas en Casanay y Cariaco.

El día viernes 29 de octubre de 1900, a las 4:42 HLV, Mb 7,0 (fase lunar creciente 33%) la región norcentral del país es sacudida por
un fuerte terremoto: Macuto, Caraballeda, Naiguatá, Carenero, Higuerote, Guatire, Guarenas y muchos pueblos más sufrieron los
efectos de este sismo.

En Caracas dejó 20 casas caídas, 21 muertos y más de 50 heridos; se presentaron fenómenos de licuefacción en áreas de Barlovento.
Algunas casas se derrumbaron en Mapararí (Edo. Falcón), el 22 de marzo de 1910.

El último terremoto destructor en Cumaná ocurrió el 17 de enero de 1929 a las 7:32 HLV (fase lunar creciente 46%) las descripciones
de sus efectos son similares a las de 1530 y 1853.

Se observaron agrietamientos en el terreno por varios kilómetros de longitud. Los daños se extendieron a Cumanacoa, San Antonio de
Maturín, San Antonio del Golfo, al muelle de Cariaco, Arenas y Santa Fe.

El día sábado 16 de marzo de 1929, (fase lunar creciente 38%) se agrietaron y cayeron casas en Río Claro y pueblos cercanos del
estado Lara.

El día lunes 14 de marzo de 1932, (fase lunar creciente 48%) ocurre el último sismo importante en los Andes meridionales.

La Grita, Tovar, El Cobre, Seboruco, Pregonero, Rubio, San Pedro del Río, Queniquea y otros pueblos de la cordillera sufrieron las
consecuencias y, aun cuando destruyó casas, hubo pocas víctimas.

Destrucción de 22 viviendas en Humocaro Alto el día miércoles 02 de septiembre de 1942, (fase lunar menguante 53%).

Daños en Pedernales el día domingo 23 de diciembre de 1945, (fase lunar menguante 72 %)

El día jueves 03 de agosto de 1950 a las 5:00 HLV, Mb 6,6 (fase lunar menguante 67%) un temblor local ocasionó daños en San
Antonio del Táchira, Colón y Ureña.

Nuevamente el día jueves 03 de agosto de 1950, a las 17:50 HLV., Mb 6,6 (fase lunar menguante 67%) en el distrito Morán del estado
Lara, son destruidos numerosos pueblos por el llamado terremoto de El Tocuyo. Esta ciudad, Humocaro Alto, Guaitó, Paraíso de
Chabasquén y otras muchas sufrieron severamente; las pérdidas fueron estimadas en miles de viviendas, equivalentes a unos Bs.
500.000.000; por lo menos hubo 15 muertos y 80 heridos.

Poblaciones del municipio Aricagua, distrito Libertador en el estado Mérida sufrieron daños por temblores locales en noviembre de
1956 y junio de 1959.
El día viernes 04 de octubre de 1957, a las 0128 HLV, Mb 6,6 (fase lunar creciente 71%) el oriente venezolano es sacudido
nuevamente y numerosas poblaciones del distrito Arismendi (Edo. Sucre) tales como Río Caribe, San Juan de las Galdonas y otras,
sufrieron daños importantes.

El día lunes 19 de julio de 1965 (fase lunar menguante 62%) se agrietaron unas 100 casas por efecto de un temblor en el estado
Trujillo; el templo colonial de San Miguel de Burbusay, monumento nacional, sufrió daños.

El día viernes 09 de septiembre de 1966, a las 19:39 HLV, Mb 5,0 (fase lunar menguante 37%) el 50% de las viviendas de Churuguara
sufrió algún tipo de daño; hubo 100 heridos y más de 500 familias quedaron sin techo como consecuencia de un fuerte movimiento
sísmico a las 2:45 p.m.

El día sábado 29 de julio de 1967 a las 6:24 HLV., (fase lunar menguante 49%) un sismo con foco en Colombia provocó daños en San
Cristóbal, estado Táchira con un balance de 2 muertos.

El 29 de julio de 1967 las 20:05 HLV, (fase lunar menguante 49%) del mismo día, Caracas fue sacudida con un sismo de 6,5 grados en
escala de Ricther, con una duración de 35 a 55 segundos según la zona de Caracas, dejo un balance de 236 muertos, 2.000 heridos y
daños materiales en exceso de Bs. 450.000.000 (10.465.116 dólares USA).

Por las características de sus edificaciones, este evento atrajo hacia Caracas especialistas de todo el mundo y ha servido de referencia
en normas modernas para la construcción de edificaciones antisísmicas.

La península de Paria es afectada por un temblor el día viernes 20 de septiembre de 1968, fase lunar menguante 12%) causando daños
en Macuro, Güiria e Irapa, con balance de 2 muertos y varios heridos; y daños menores en Tucupita y Puerto Ordaz.

El día miércoles 12 de junio de 1974, a las 12:25 HLV, Mb 5,6 (fase lunar menguante 51%) otro sismo, con epicentro algo más al
occidente que el anterior, provoca daños en Casanay, Cariaco y El Pilar.

El día miércoles 05 de marzo de 1975, a las 08:49 HLV, Mb 5,6. (fase lunar menguante 49%) Guanare sufre algunos daños como
consecuencia de un temblor moderado. Exactamente un mes después, otro fuerte temblor, más al norte, afectó la región de Atarigua,
San Pablo y Maracas en el estado Lara, con un balance de 4 muertos y 20 heridos.
Daños leves por temblor local en Mapararí, Churuguara y El Tural el día lunes 17 de noviembre de 1980 a las 16:50 HLV, Mb 4,3.
(fase lunar creciente 66%) Nueve días después, en San Antonio, Ureña y otras poblaciones del estado Táchira, un temblor moderado
ocasionó daños menores en viviendas y algunas iglesias.

A fines de noviembre de 1980, comienza una serie de temblores frente a las costas de Aragua; de los 2.000 temblores registrados por
las estaciones sismológicas hasta el fin de ese año, el del día martes 02 de diciembre de 1980 (fase lunar menguante 33%), fue el de
mayor magnitud ocasionando daños menores en la iglesia de Cuyagua.

El día domingo 18 de octubre de 1981, a las 04:30 HLV, (fase lunar menguante 66%) un sismo de amplitud moderada y con epicentro
en territorio colombiano, ocasionó daños en la zona fronteriza colombo-venezolana: en la carretera San Cristóbal - El Piñal, un
deslizamiento de tierra causa la muerte de más de 200 personas, en el caserío San Josesito cerca de El Palmar de la Copé (Edo.
Táchira), Epicentro preliminar: Latitud: 07° 44' 00'' Norte / Longitud: 72° 27' 09'' Oeste, Profundidad: Entre 50 a 60 kilómetros
aproximadamente, Localización: Entre San Cristóbal y Cúcuta, Hora de Ocurrencia del sismo: 00 Horas 30 Minutos 45.5 Segundos
Hora Local Venezolana (04Horas 30 Minutos 45.5 Segundos G.M.T.), S H.L.V., Intensidad: Entre grado 7 y 7.5 en la escala Mercalli
modificado, el grado máximo indicado fue observado solamente en algunos sitios debido a condiciones locales, Magnitud: 5.5 en
escala Richter (determinado por FUNVISIS y Observatorio, instalados), Aceleración del Suelo: Cuatro (04) Acelerógrafos de Funvisis
instalados en la "Presa La Honda" y "Presa Las Cuevas", se activaron, por lo que se presume que la aceleración del suelo, supero el 1%
de la gravedad en esos
sitios.

El día domingo 30 de abril de 1989, (fase lunar menguante 34%) un fuerte temblor de tierra originó daños en edificaciones y alarma en
la población de Boca de Tocuyo y Chichiriviche (Edo. Falcón), observándose eyecciones de arena y agua negra y fétida, que en
algunos casos afectó viviendas (fenómeno de licuación de suelos), siendo registrados más de 2.000 sismos menores en las semanas
siguientes. J.G2

El día miércoles 09 de julio de 1997, 15:23 HLV, Mb 6,9 (fase lunar creciente 49%) un fuerte sismo sacudió el estado Sucre, el
epicentro tuvo lugar en la Península de Paria en las coordenadas: latitud norte 10 grados 45,3 minutos y longitud oeste 61 grados 45,7
minutos, con una profundidad focal de 47,19 kilómetros y una magnitud estimada mayor a 6,9 grados Richter, duración de 51
segundos posteriormente ocurrieron varias replicas del movimiento inicial a las siguientes horas: A las 04:40 HLV, con magnitud de
4,7 grados Richter; a las 16: 54 HLV (20:54 GMT) con magnitud 5,33 grados Ritchter; a las 18:13 HLV (22:13 GMT) con magnitud
mv-vs-mw de 6,8 grados, otros movimientos sísmicos se dejaron sentir el día jueves 10 de Julio de 1997, a las 03:35 HLV (07:35
GMT) y 03:52 HLV (07:52 GMT), la población de Cariaco fue la que más sufrió y donde los daños fueron considerables
aproximadamente 83 personas fallecidas y más de 500 heridos, es sismo fue bautizado como el Terremoto de Cariaco.

								
To top