Conferencia Camara de Arbitraje2

Document Sample
Conferencia Camara de Arbitraje2 Powered By Docstoc
					ACCESO A LA JUSTICIA Y MEDIOS ALTERNATIVOS DE RESOLUCION DE CONFLICTOS
Por el Dr .Raul Sapena Brugada Ex Ministro de la Corte Suprema de Justicia Ex Ministro de Educacion

Nuestra Constitución trata el “acceso a la justicia” entre las ”igualdades” garantizadas por la constitución .Artículo 47. De las garantías de la igualdad. El Estado garantizará a todos los habitantes de la República: 1) la igualdad para el acceso a la justicia, a cuyo efecto allanará los obstáculos que la impidiesen; 2) la igualdad ante las leyes; Etc En el documento de sustentación del tema de una Cumbre de Presidentes de Corte en Tenerife España, se lee “Desde la perspectiva del ciudadano o del usuario, el acceso a la justicia, como derecho de acción, es la facultad que tiene toda persona de poder acudir ante los órganos jurisdiccionales, para ser protegidos cuando se han violado sus derechos o para garantizar la plena vigencia o eficacia de los mismos. Se trata entonces de ubicar aquellos factores que inciden en que el derecho de acceso al servicio de la justicia no sea igual para todos los ciudadanos y caracterizar los diferentes grupos de población en el ejercicio del mismo.” Facultad, derecho de acción , garantías constitucionales, son la versión jurídica de acceso a la justicia , pero lo que nos preocupa , cuando incluimos la posibilidad de usar métodos alternos, es un dato de la realidad y de la situación social de un país que se refiere al número o al porcentaje de personas que tiene acceso a la justicia ( de cualquier tipo) . Y como somos un país en vía de desarrollo, podríamos agregar “personas que tienen acceso a la justicia y antes no la tenían” .Este sentido, si no me equivoco, equivale a evaluar la eficiencia de las normas que protegen la igualdad para el acceso a la justicia y a las medidas que buscan allanar los obstáculo. Prefiero referirme a ese sentido y así debe entenderse mi alocución. Quiero leerles el texto del formulario de una encuesta hecha y practicada , en el Paraguay, por el Centro de Documentación y Estudio auspiciado y controlado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos con sede en Costa Rica. En una larga serie de preguntas relativas a problemas frecuentes, deudas a cobrar, desalojos,

accidentes etc. Repite siempre las mismas preguntas alternativas: 1) Denunció a la policía 2) Recurrió a un abogado 3) Recurrió al Defensor de Reos Pobres 4) Recurrió a una persona con influencia 5)Arregló por cuenta propia 6) No hay nada que pueda hacerse 7)Otro…8) No contesta.”. La pregunta siguiente en todos los caso se refiere a la satisfacción sobre los resultados. La siguiente pregunta se refiere a si “se cumplen siempre las sentencias” o no, y de que depende: “1.Dinero y o influencia 2. Autoridad del Juez .3) Otro...NS/NC...”. Aunque tímidamente se incluyen los medios alternativos, pues “Otro” en la latín “Alter” es la raíz de Alternativo y Alterno .En la cita que hicimos de la Cumbre de Tenerife se hablaba sólo de la justicia jurisdiccional. Los textos norteamericanos, se refieren con mucho realismo al hecho de que los métodos alternos dejan las controversias “out of the courts” fuera de los tribunales o que las partes pueden evitar “los altos costos de litigación”. O desde el punto de vista de los Poderes Judiciales, un remedio para la sobrecarga de trabajo de los Tribunales. Pero por otra parte, los países donde más prosperan los medios alternativos de resolución de controversias son también los países con más alta litigiosidad judicial. Ambas actitudes, en suma requieren un cierto nivel cultural. Elegir el mejor medio para solucionar un conflicto no es fácil. Tampoco lo és escoger un sistema de Medios Alternos de Solución de Disputas, que sea accesible a la gente pobre. Durante 9 años fui Ministro de la Corte Suprema de Justicia y específicamente de la Sala Constitucional, donde llegan menos del 1% de los litigios de todo el país y observaba con curiosidad la abundancia de apellidos extranjeros No se puede decir que esos extranjeros, en su mayoría del interior del país, tengan mas “instrucción” que los paraguayos, pues al contrario casi ninguno de ellos tienen educación terciaria y universitaria. Y es que cultura e instrucción son dos cosas diferentes. Tampoco está probado que una cultura tan específica como la litigiosidad esté determinada en función de la pobreza. He notado, por ejemplo, que esta “cultura de la litigiosidad” es mucho mayor en los apellidos alemanes y eslavos que entre los japoneses y chinos y desde luego que entre los mennonitas (al menos tan prósperos como los otros). Hay mucha gente a la se le habla de “cultura” y piensan inmediatamente en cuantos cientos de años se necesita para establecer una pauta cultural (como la comida paraguaya o argentina, sus músicas etc.) . Pero yo no veo que el paraguayo tenga alguna fijación especial ni cultura alguna que le haga preferir a los jueces y fiscales sobre los cuales ha manifestado siempre su desconfianza. Y no me refiero a las recientes encuestas de percepción pública .En el propio “castellano paraguayo” las palabras mas denigrantes (para los extranjeros incomprensibles) son tomadas del lenguaje judicial : de una persona artera y demasiado lista se dice que es un “letrado” ( en España, un abogado) , los vocablos “individuo” y “sujeto” ( del leguaje de los partes policiales ) son usados como insultos que rebajan y humillan a los demás. Sospecho, leyendo el Martín Fierro que en la argentina sucede algo similar (la justicia es como un cuchillo, no lastima

2

al que lo tiene por el mango). La historia del Paraguay, dado su secular aislamiento y su particular mestizaje es una historia de dos grupos, de los cuales, el dominante sin embargo no tiene el origen aristocrático-español, como las 40 familias de otros países. La verdad que a la fecha de la independencia un pequeño grupo de hispano parlantes, entre los cuales los criollos habían llegado ya a ser encomenderos y ocupar altos cargos, no había logrado en modo alguno imponer su cultura y su lenguaje al resto del país que seguía siendo guaraní parlante . Y mucho menos sus instituciones, que se limitaban a las leyes de Indias y en general, la legislación española y algunas cedulas reales que daban cierta autonomía a los notables de la provincia, y una historia comunera que nos enorgullece . Lo que quiero significar es que no estamos luchando contra una cultura rígida y formalista, sino que vivimos, por el contrario, en una cultura todavía altamente informal que desconfía de todas las autoridades, y en especial , de los jueces y fiscales , que antes aplicaban leyes del conquistador español, luego la voluntad de algunos presidentes autoritarios y a partir de 1870 , una constitución y unos códigos adoptados y no adaptados de una nación extranjera, de un solo golpe y sin ningún conocimiento del pueblo.. La nueva codificación no tiene mas de 25 años y en los últimos años, se han promulgado leyes que penalizan hechos antes fomentados por el propio gobierno (que incluso daba préstamos para depredar bosques los cuales, para el congreso, eran prueba de utilización racional de la tierra ; las mercaderías importadas en tránsito al Brasil eran legales y se citaban con orgullo como fuentes importantes de impuestos). Antes de 1989 existía la costumbre de resolver los conflictos en la Policía, en un cuartel o una autoridad política. Y entonces cabe la pregunta: se parece esto a un pueblo con cultura rígida a la que será abandonar la justicia oficial. Yo no lo creo. Si abandonamos la costumbre de ofrecer otras alternativas a los que ya están en un litigio o están por entrar en uno, estoy seguro que se tendrá éxito. Pero hay otra pregunta más: RESOLVER CONFLICTOS ES O NO ÉS HACER JUSTICIA.? La respuesta es simple : No siempre lo es. Y esto es importante en el Paraguay donde la gente acostumbraba a resolver sus problemas en una Comisaría Policial, en un Cuartel o en la casa de un Jefe Partidario. Para que la resolución alterna de un conflicto sea UNA FORMA DE HACER JUSTICIA ( O DE OBTENERLA ) , es necesario que existan varias condiciones:     Que se parta de una situación original de igualdad. Que el árbitro o el mediador sea imparcial. Que haya sido elegido y aceptado por ambas partes Que la solución satisfaga, como diría John Rawls, alguna noción de justicia-no importa cuál pero que sea al menos sub grupálmente compartida y aceptada por las partes-

3



que se respeten los derechos elementales de la persona humana, principalmente el derecho a la defensa.



Yo desearía agregar,.por mi parte, el respeto al sentido cósmico originario de la justicia , y que subsiste en nuestro subconsciente atávico : LA COMPENSACION DEL DAÑO O DE LA DEUDA COMO FINALIDAD DE LA JUSTICIA. Y acá encuentro un grave problema en nuestro sistema jurídico jurisdiccional (no me refiero a las leyes sino a la práctica, sobre todo en el derecho penal). Por supuesto la justicia institucional no se olvida de la indemnización o compensación, pero cuando el juez ha curado la ruptura del orden jurídico

alcanza al máximo de su orgullo y autosatisfacción . Lo que originalmente era la finalidad principal, se transforma en la última y menos importante: la compensación del daño. Es fácil notar que con solo mencionar la “situación original de igualdad” se descartan las soluciones hechas frente a una comisaría o delegación policial , con una de las partes detenida y al borde de ser enviada a la prisión, un Jefe militar o Político . NO OBSTANTE, DEBO RECALCAR, aunque produzca escándalo, que RESOLVER CONTROVERSIAS Y HACER JUSTICIA SON COSAS DIFERENTES y que ,

independientemente de la necesidad humana de justicia, hay también una necesidad de que LOS CONFLICTOS Y LAS CONTROVERSIAS se resuelvan .A secas. Dejar los conflictos abiertos es como dejar una herida abierta. Hay varios grupos étnicos, que por su religión o sus costumbres otorgan al padre de familia o al familiar de más edad una discrecionalidad absoluta para resolver conflictos y no siempre producen aberraciones psiquiatritas. Al menos , no más que las familias liberales pero paradójicas donde la “doble constricción” de un padre que da una orden y una madre que da una distinta y contradictorias, o cualquiera de ellos diciendo una cosa y haciendo otra o dando ordenes paradójicas , producen casos tan graves como los que puede producir la familia autoritaria. (Los estudios sobre las llamadas “paradojas pragmáticas” pueden leerse en los resultados de Escuela de Palo Alto, California, Instituto de Estudios Psiquiátricos). Un conflicto abierto es una herida abierta en la conciencia moral de la sociedad. Es una “angustia” que se siente, que hace daño, y, desgraciadamente, aunque choque con nuestra moral y principios jurídicos termina automáticamente cuando la policía detiene o “mata” al “delincuente” entre comillas, aunque nuestros dogmas diga que se presume inocente. Es el lado sucio de la gobernabilidad que se pretende atribuir al Poder Judicial y a la Policía. La antigua psicología de las masas (Le Bon o Freíd no recuerdo) decía ya que la masa tiene un sólo veredicto: culpable y una sola pena aplicable: la de muerte. Sin embargo, un sistema procesal que resuelva rápidamente el conflicto, aunque no satisfaga la pena exigida, reduce la tensión social en un elevado porcentaje.

4

Si hasta ahora no se nota, es evidente que los métodos alternos pueden servir para resolver conflictos y reducir la tensión social, lo mismo que los tribunales jurisdiccionales. LOS METODOS ALTERNATIVOS DE SOLUCIÒN DE DISPUTA. Desde el punto de vista lexicológico los métodos alternativos de resolución de disputas lo son ( es decir son ALTERNATIVOS) porque representan una alternativa al sistema formal del litigio judicial . Sin embargo se nos presentan los métodos alternativos solo como formas de aliviar el trabajo de los jueces. Y este es un subproducto, desde luego, lo suficientemente interesante como para que la sociedad dedique parte de su energía a ello. Pero, son nada mas que eso?. ¿No hay algo de “radical” en estos métodos, como lo sugiere Gabriela Melano MA ,de Costa Rica? Yo creo que si lo hay. En mucho se relaciona esto, como ya lo dijimos, con la pretensión de los sistemas oficiales de otorgar a un funcionario ya totalmente laico (desdivinizado) y además huérfano del el “poder popular” de las Asambleas (como la que juzgó a Sócrates en Grecia) facultades tales como calificar a la gente como inocentes y culpables,

acreedores y deudores morosos , propietarios e intrusos culpables y no culpables etc. Etc. El carácter radical del que habla Gabriela Melano yo lo interpreto muy concretamente como una nueva sensación subjetiva de derecho, que tendrían las personas , de manejar ciertas áreas de conducta que no interesan en principio a la sociedad en general , con prescindencia de esos conceptos y llegar a acuerdos consentidos y aceptados por ambas partes . Queda siempre por supuesto la salida final de recurrir a dichos estrados. En realidad hay áreas enteras de la conducta humana en sociedad donde estos métodos alternativos deberían tener prioridad y en algunos ya los tienen en la muchísimos países como los problemas entre socios dentro de una Asociación o Sociedad comercial o civil , donde el método mas lógico , antes de llegar a los tribunales es el arbitraje , hoy debe extenderse esto a numerosas formas de colaboración entre empresas. Pero lo mismo sucede con otros problemas perfectamente conmutativos donde no se violan normas de orden público, ni la fe pública, ni hay de por medio delitos de acción penal pública. Por supuesto cuando estas circunstancias últimamente citadas fracasan debe recurrirse al fallo judicial , pero en numerosos casos , los que incluyen la mayoría de los problemas entre marido y mujer, padres e hijos , es una intrusión casi insolente el método de la búsqueda de la verdad y la búsqueda de culpables e inocentes, acreedores y deudores, propietarios e intrusos por parte de funcionarios judiciales , antes de que las partes ejerzan un derecho que hoy se considera cada vez mas legitimo a confrontar sus percepciones subjetivas sobre la verdad, que en el fondo es lo que a ellos interesa .

5

Esto no disminuye en nada al sistema judicial sino que le saca un lastre de problemas donde jamás podrá dar la misma satisfacción que un arbitraje o una mediación. TODO PARTE DEL CONFLICTO Y EL CONFLICTO ES UN DATO PUESTO DE LA NATURALEZA HUMANA Hablamos permanentemente de la violencia , pero detrás de ella , salvo caso de conductas inconscientes u ofuscadas por el alcohol y las drogas, siempre se encuentra un CONFLICTO. Un conflicto es cualquier divergencia de intereses o puntos de vista mutuamente excluyentes, o que en la percepción de las partes sea excluyente o incompatible con la posición de la otra. Frente al Derecho Procesal mismo , el CONFLICTO es anterior y mucho mas amplio que el LITIGIO. Para que haya litigio judicial es necesario que una de las partes asuma una conducta específica, reclamando o pretendiendo algo ante el poder jurisdiccional (un juez en lo Civil y Comercial, por ejemplo) y la otra parte SE RESISTA. (Carnelutti), pero también es necesario que la parte demuestre que su pretensión se ubica dentro de una relación jurídicamente relevante . Esa relevancia jurídica supone un ordenamiento jurídico previo donde existan normas violadas por la otra parte, pues de otra manera no se puede mover al poder jurisdiccional. Cuando surge un conflicto, en el sentido mas amplio de la palabra arriba definido, y una o ambas partes no han decidido directamente la agresión y el intento de recuperar lo propio por la fuerza, o la acción judicial, que és , en realidad un sustituto de forma primitiva en que las personas pretendían sus derechos , surgen en realidad varias ALTERNATIVAS. La primera de ellas, que no interesa a la ley mas que por sus productos (contratos, transacciones etc.) es la NEGOCIACION. Las partes se ponen directamente en contacto, sin ayuda de nadie, y llegan a un acuerdo que se supone mínimamente satisfactorio para ambas partes. Esta forma de solución es usada continuamente, y cuando se documenta y crea una relación jurídica, puede producir algún tipo de relación contractual, escrita o no escrita. Pero no siempre resulta posible solucionar el conflicto por una simple negociación. La experiencia de la humanidad ha demostrado que la intervención de un tercero puede ser necesaria para solucionar un problema. Por otro lado suponer que entre la negociación entre las partes y el litigio judicial no hay ninguna solución alternativa o intermedia es casi tan salvaje como creer que las cosas solo se pueden solucionar por torneos caballerescos , combates o guerras, como en la Edad Media. Una forma ALTERNATIVA DE DE SOLUCION DE UNA DISPUTA que existió paralelamente al poder jurisdiccional durante siglos es el ARBITRAJE que consiste en por el caso a consideración de una especie de Tribunal privado nombrado de común acuerdo entre las partes. Esta era, desde luego, la forma de solucionar las disputas en la

6

Edad Media, en las ciudades, ya que los Caballeros eran todos rurales. Las Hansas o corporaciones de comerciantes, proveían ese servicio a los comerciantes pero en la época de la codificación Napoleónica el Estado se apropió también, del Servicio de Solución de Disputas entre los Comerciantes. Pero las relaciones entre ellos, a diferencia del Derecho Civil que venía de los romanos, tenían y tienen pocas figuras cubiertas por el llamado “orden público”, y subsistió la costumbre de nombrar árbitros de distintos tipos, unos ceñidos a la misma ley de los jueces y otros con más o menos informalidad. Nuestro antiguo Codigo de Procedimientos Civiles , lo preveía expresamente. En su última modificación su redacción era casi completa . El Arbitraje, sigue siendo uno de los MEDIOS ALETERNATIVOS DE SOLUCION DE DISPUTAS y la principal necesidad que existía al redactar la ley 1879 era la de incluir el Arbitraje Internacional, que es , con mucho, la forma mas frecuente e importante de Arbitraje. El art. 1º de la Ley 1879/02 en su artìculo primero aclara y define su àmbito de aplicación: “Artículo 1°.-Ambito de aplicación. La presente ley se aplicará al arbitraje privado, nacional e internacional, sin perjuicio de lo dispuesto en los tratados suscritos y ratificados por la República del Paraguay. Las disposiciones de la presente ley se aplicarán únicamente si el lugar del arbitraje se encuentra en el territorio nacional. Lo dispuesto en los Artículos 11, 20 y 44 al 48 se aplicará aun cuando el lugar del arbitraje se encuentre fuera del territorio nacional.” La otra forma alternativa que no pertenece a una ley especial sino a los Códigos procesales , es la “CONCILIACIÓN” que es un intento del propio juez jurisdiccional de que las partes lleguen a un acuerdo voluntario. En la legislación laboral la conciliación jugó siempre un rol importante y en el nuevo Código Procesal Penal se la menciona varias veces .El art, 44 confiere a los jueces de paz la facultad de conocer “5) de la conciliación, cuando a ellos les sea propuesta;”. Mas adelante dice el mismo Código en su Artículo 311. “En los casos en que este código o las leyes especiales autoricen la extinción de la acción penal por la reparación del daño, el Ministerio Público podrá solicitar que se convoque a una audiencia de conciliación. El juez convocará a una audiencia a las partes dentro de los cinco días y, en su caso, homologará los acuerdos y declarará extinguida la acción penal”. En la práctica, al menos la conciliación de los jueces de Paz, no difieren mucho en su técnica de una mediación . Pero se debe recordar: la conciliación la hace el juez, la mediación, un “neutral y calificado”. ( art. 53 de la ley 1879/02). De todos modos no hay razones para que los jueces de paz no utilicen la metodología de la mediación que tiene bases cientificas multidisciplinarias. Hubo varios programas de la sociedad civil que enseñaron estos métodos a los jueces. LA MEDIACION La mediación es , en casi todos los paises del mundo , la estrella de los medios alternos de resolucion de disputa : En el ámbito familiar : negociaciones relativas a separaciones y divorcios; revisión de alimentos , guarda o educación de hijos ya

7

mayores ; a; conflictos entre padres y adolescentes.Empresas y otras organizaciones: prevención o resolución de conflictos intra e inter-empresariales u organizacionales. En otros paises se utiliza mucho para casos de accidentes de automóvil y otros siniestros a cargo de Compañía de Seguros anos. Desde luego desde hace mucho tiempo en Derecho Marítimo.En el MERCOSUR. En el derecho laboral: conflictos colectivos e individuales. En el area de Medio Ambiente: diálogo con órganos públicos, comunitarios y judiciales. Ambito comunal : mas o menos al mismo tiempo que en el Y por

Poder Judicial , se comenzó a tratar el tema en la Municipalidad de Asunción.

supuesto se utiliza en las cancillerías de casi todos los países. Un lugar que clama a gritos por una mediación institucionalizada son las escuelas colegios y Universidades. El año 2002, el 24 de abril, se promulgó la Ley 1879/02 de Arbitraje y mediación. . Para señalizar las fronteras entre los litigios judiciales y el trabajo de los mediadores, dicha ley intenta definir su ámbito. Artículo 54.-Asuntos mediables. Podrán ser objeto de mediación todos los asuntos que deriven de una relación contractual u otro tipo de relación jurídica, o se vinculen a ella, siempre que dichos asuntos sean susceptibles de transacción, conciliación o arbitraje “. La realidad, sin embargo, es mas amplia, porque este artículo trata de los casos en los que se ha creado una “relación jurídica” que por definición es una relación jurídicamente significativa y la mediación puede ser aplicada a una variedad de casos en los cuales esto no sucede como se verá en la mediación el campo escolar y cualquier otro que las partes quieran someter a mediación. En cuanto al derecho laboral, aunque es prematuro preopinar, aparentemente puede aplicarse el Artículo 55.-Efectos de la audiencia de mediación. Si antes de sustanciarse la audiencia de conciliación prevista en las normas procesales las partes decidieran recurrir a la mediación, el informe escrito del mediador o del Centro de Mediación en el que exprese que las partes han concurrido al menos a una audiencia de mediación, tendrá los mismos efectos legales que la audiencia de conciliación establecida en dichas normas procesales. Concretamente, en lo que respecta a la mediación, el art. 65 De la Ley 1879 dice: “El mediador deberá ser persona de reconocida honorabilidad, capacitación e imparcialidad y su labor será la de dirigir libremente el trámite de la mediación guiado por los principios de imparcialidad, equidad y justicia. Por otra parte, la mediación es voluntaria: Artículo 53.-Definición. La mediación es un mecanismo voluntario orientado a la resolución de conflictos…” y una de las partes puede simplemente no asistir a la audiencia en cuyo caso se da por terminada la mediación. También puede no llegar a ninguna solución dentro de la audiencia. Artículo 62.-Terminación. El trámite de la mediación concluye por: a) la suscripción de un acta de mediación que contenga el acuerdo alcanzado por las partes según lo previsto en el Artículo 61. b)la suscripción de un acta por medio de la cual el mediador y las partes dejan constancia de la imposibilidad de alcanzar una mediación. Y c) la certificación expedida por el centro ante el cual se presentó la solicitud de mediación, en el sentido de que existió imposibilidad de celebrar la audiencia por la ausencia de una o más de las partes citadas a la audiencia.

8

En cuanto al valor de la mediación, cuando se ha arribado a una solución , la ley es categórica : Artículo 61.- Efectos. El acuerdo de mediación obliga a las partes desde el momento que ellas y el mediador suscriban el acta de mediación que lo documente, y tendrá los efectos de cosa juzgada desde el momento en que el juez competente lo homologue. Si el acuerdo de mediación tuviera lugar existiendo un juicio pendiente, será competente para homologarlo el juez de la causa, y la homologación producirá además el efecto de terminar el proceso. Si el acuerdo de mediación fuera parcial, se dejará constancia de ello en el acta de mediación y las partes podrán discutir en juicio las diferencias no mediadas.” Antes de que salga esta ley la Corte Suprema había firmado un convenio con la Cámara y Bolsa de Comercio y la Oficina de Mediación ha comenzado su trabajo con la gradualidad propia de las cosas nuevas, pero ya existe. En dicho Reglamento se da una definición mas técnica que la de ley pero substancialmente la misma: “es un procedimiento no adversarial para la resolución de conflictos , en el cual un tercero neutral ,que no tiene poder sobre las partes, en adelante , el Mediador , ayuda a las partes a comunicarse y negociar para llegar oportunamente un acuerdo mutuamente aceptable.” El procedimiento de mediación surgido de esa Acordada, como no podía ser de otra forma pues de otro modo no tendría facultades la Corte, se aplica los conflictos judiciales objeto de los litigios derivados a la Oficina de Mediación por los juzgados afectados a la implementación del Servicio de Mediación. El reglamento detalla asuntos tan importantes como la confidencialidad del procedimiento, las Reglas de conducta de los mediadores, si se llega a un acuerdo, el Juez homologa el proceso y en caso este continúa sin que las partes puedan sufrir por ello perjuicio alguno. Con respecto al futuro de la carrera del mediador dependerá mucho de una reglamentación o ampliación de la Ley , la cual es muy escueta .Vale la pena mencionar que que el Articulo 58.- Solicitud. Dice; “Las partes podrán recurrir conjunta o separadamente a la mediación, mediante la presentación de una solicitud escrita al mediador que elijan o al Centro de Mediación que determinen parece muy obvio leyendo la ley que ese mediador debe pertenecer a un Centro de Mediación y resulta también difícil imaginar que un Estudio Jurídico tenga, como dependencia, un centro de mediación pues ambos se crearían recíprocamente conflictos de intereses. Por otra parte no esta definida quién ni como se remunerará el trabajo del Mediador y que forma jurídica tendrá el Centro de Mediación el que aparece dotado de cierta personalidad jurídica puesto que asume obligaciones y compromisos , así como deberes tales como mantener archivos etc. En el Art. 66 se habla de “su directiva o sus funcionarios” referido al Centro y en el art. 67 ya citado referente a la reacusación del mediador se distingue el mediador , el Centro y el Director del Centro, lo que hace suponer un ente grupal como una sociedad simple o una persona de capacidad restringida .

9

Para Sara Cobb, psicóloga social, mediar no es arbitrar u “ordenar” entre las partes en conflicto sino ingresar a un sistema (con el “tercero” incluido) de búsqueda de acuerdos mínimos, en el cual se transparente un meta-sistema: l....que permita la salida o el logro de esos acuerdos. “ Por mi parte destaco, porque es importante, la mención de la autora de que el sistema creado incluye al mediador (con su carácter, su personalidad, sus prejuicios) por muy neutral e imparcial que quiera ser. Ni aun comportándose con la filosofía que enseña una obra muy interesante para cualquier mediador o facilitador de grupos (El Táo de los Lideres, de................). Una buena selección de los mediadores ( y no solo por los diplomas o certificados sino por su personalidad) me parece fundamental . CONCLUSION Los métodos alternos de resolución de disputa tienen un gran futuro, sobre todo , porque en muchos aspectos , no es un área uni sino multidisciplinaria y puede proveer un oficio importante a personas de distinta extracción académica ( prácticamente de todas). La Cámara de Arbitraje y Conciliación del Paraguay es pionera en esta materia , pero hay mucho campo para trabajar. Todo depende de nosotros.

10


				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:6
posted:6/9/2009
language:Spanish
pages:10