CRECER EN RECIPROCIDAD lady by villadeleyva

VIEWS: 5 PAGES: 2

									                  CRECER EN RECIPROCIDAD: PASAR DEL YO AL NOSOTROS



                                                                    Lady Giovanna Ávila Arias
                                                                    Pedagogía y comunicación
                                                                                 Lic. Teología



Este ensayo pretende resaltar la importancia de reconocer que no se puede hablar de una
verdadera enseñanza si no hay comunicación, ella es la manifestación de la persona como
individuo, es un medio de intervención eficaz que reúne los la mayores posibilidades de
influencia educativa, para ello es necesario propiciar un adecuado contacto entre estudiante y
docente, entablar el dialogo que contribuya al crecimiento integral del mismo, teniendo en
cuenta que un aula puede llegar a ser una comunidad que se defina como un grupo de
personas enlazadas entre sí de modo orgánico, por su voluntad y afirmándose recíprocamente.
Una comunidad en la que la persona se adhiere, libremente a personas y valores personales.



Teniendo en cuenta lo anterior se puede hablar del aula como una ambiente de aprendizaje
participativo y democrático, en el que se puede despertar el interés y la atención de los
estudiantes mediante una buena escucha, una adecuada empatía, lenguaje del cuerpo idóneo,
lenguaje verbal respetuoso, etc. A continuación haremos la profundización de cada uno de
estos aspectos.

La comunicación exige un aprendizaje, si queremos comunicarnos lo primero que tenemos que
hacer es saber escuchar. Escuchar es distinto de oír. Oímos sonidos, ruidos o palabras, los
oímos, aun sin querer, cuando alguien o algo los emite. Escuchar es un acto propio y exclusivo
del ser humano. Es decir, que escuchar es un acto consciente, voluntario y libre. Supone una
volición: hay que querer escuchar, hay que querer acoger y captar el mensaje emitido por
aquel a quien escuchamos.

Estos son los tipos de escucha:

       Valorativa: Hace referencia a los valores y al deber; lo que es mas importante en la
        vida, lo que se debe hacer, se suele aconsejar o incluso dar ordenes al otro.
       Interpretativa: Es aquella que trata de desvelar al otro los “verdaderos” motivos de su
        conducta, que generalmente aparecen como inconscientes o semi-inconscientes.
       Exploradora o investigadora: La adoptamos cuando necesitamos mas datos para
        hacernos una idea de lo que le pasa al otro. Es una actitud neutra mientras no
        forcemos al otro con nuestras preguntas.
       Consoladora: produce respuestas tranquilizadoras que tratan de reducir la angustia o
        el sufrimiento de la otra persona.
       Identificativa: Se identifica con el otro, no le ofrece soluciones; tampoco le ayuda a
        buscarlas. pero es una presencia calidad y le acompaña en el sentimiento.
       Comprensiva o empática: significa entender los problemas del otro, captar sus
        sentimientos ponerse en su lugar, confiar en su capacidad para salir adelante, respetar
        su libertad respetar su intimidad. Aceptarles como es y no querer ver solo nuestros
        problemas.
Otro aspecto importante es la empatía, es decir la actitud de la verdadera comunicación:
captar la realidad, y las situaciones de la otra persona desde ella misma, desde su enmarque,
desde su “hábitat”, desde su modo de ser. Es ponerse en el lugar del otro saliendo de sí. Es
ponerse en los zapatos de la otra persona. Es un movimiento que lleva a ponerse en el punto
de vista de la otra persona, para ver como esta viendo ella y porque lo mira sí. Existen tres
condiciones para ponerse en el lugar del otro:
La congruencia: consiste en estar en contacto con nosotros mismos, con lo que sentimos y
pensamos. Me facilita situarme en un plano de libertad y de individualidad frente al otro. Al
ser consciente de mí mismo, no seré arrastrado por la situación o por el otro a hacer o decir
cosas que realmente no siento.

Aceptación incondicional del otro: Acepto al otro como es, trato de aceptarlo como es aquí y
ahora, no mas adelante , cuando sea mayor o cuando cambie , o cuando tenga mas prestigio.

Esfuerzo para cambiar el mundo interior del otro: sus sentimientos sus posibilidades y sus
limitaciones. Ponerse en el lugar del otro, pero sin dejar de ser uno mismo.

Por otra parte es fundamental el lenguaje, que se puede dar desde la comunicación verbal y
no verbal; nosotros nos comunicamos desde el lenguaje hablado: preguntamos, respondemos,
contamos explicamos. También priman en este tipo de lenguaje cualidades como la claridad,
la brevedad, la naturalidad, y la corrección gramatical. La comunicación no verbal es aquella
con la que nos comunicamos a través de gestos, expresión facial, la actitud corporal, la
tonalidad de la voz. Según las investigaciones sobre comunicación, los humanos somos mas
elocuentes mediante el lenguaje no verbal que por medio de la comunicación verbal.

Cada uno de los elementos mencionados anteriormente son fundamentales para una
adecuada comunicación en el aula, en este proceso es importante que el estudiante sea
acogido como persona, que cada uno aprenda el yo desde el nosotros, afirmándose así en el
compromiso con los otros. En el aula cada uno debe interesarse por la presencia de los otros
como “otros yo”. Es imposible vivir comunitariamente al margen de las personas. Por eso ni la
fusión de la masa ni el individualismo de las personas permiten la comunidad. Dos fuerzas han
de han de conjugarse en el aula : la del crecimiento personal, la de la libertad y realización de
cada uno, la autenticidad y adhesión a los otros. Las personas se realizan dándose,
comunicándose a otros, y por la comunicación se abre a la comunidad. Así la persona genera
un buen desarrollo interpersonal, (docentes, estudiantes) mediante un doble dinamismo de
acogida y dialogo constructivo.




                                             BIBLIOGRAFIA

         CARMELITAS MISIONERAS. Un nuevo estilo de relaciones. Visita Pastoral. 2006-2012

								
To top