El espiritu santo

Document Sample
El espiritu santo Powered By Docstoc
					   UNA
PROMESA …
En el discurso de la última cena
Jesús había dicho a los suyos:
                     ”Pero yo os digo la verdad:
                    Os conviene que yo me vaya;
                       porque si no me fuera,
                el Consolador no vendría a vosotros;
                 mas si me fuere, os lo enviaré. "
                               (Jn 16,7).




    Jesús une la venida del Espíritu con su partida.
      Pero, atento, no es una partida cualquiera:
            ¡Jesùs nos va donando la vida !
      Por tanto, la venida del Espíritu está ligada
        al don de la vida de Jesús por nosotros.
El primer gesto del
    Resucitado:




        Apareciéndose a los discípulos
            en el Cenáculo, Jesús
         sopló sobre ellos y les dijo:
          “Recibid el Espíritu Santo
                    (Jn 20,22).
¿Quién es el espíritu santo?
•Es la tercera persona de la trinidad
•Es la unión amorosa del padre y del hijo
•Es la fuerza de Dos que actúa en
nosotros cuando nos comprometemos en la
construcción del reino de Dios.
•El espíritu santo coopera con el padre y
el hijo desde el comienzo de la creación y
esta con ellos hasta la consumación de los
siglo.
         Fue el Espíritu
         de Dios quien,
          al principio de
         la creación, se
           mecía sobre
            las aguas.
Por Él,
Cristo fue
concebido                   Es enviado
En el                        sobre los
Seno de                     apóstoles y
la Virgen                     los guía
María.
                Agua:     Es condición esencial
                 para la vida, hace crecer y
                  desarrollarse, refresca y
                  purifica. No podemos vivir
                   sin ella ( Ez 36,25 ; Jn
                           7,37-38)

Fuego:     el fuego del espíritu es amor,
 ardor de corazón. Es calor de Dios que
alegra la vida y quita el miedo, es el que
impulsa y fortalece (Lc 12,49; Hch 2,3)
Paloma:     Es el amor, la paz. Es la humildad
  silenciosa. No es ruidosa ni busca llamar la
atención, es paciente y sencilla. Jesús la pone
como ejemplo para imitar “sean sencillos como
                    palomas”
Nube y luz:    La nube es presencia de Dios,
  cercanía de Dios con el ser humano. (Ex
      40,36-38;Lc 9,34-35;Hch 1,9)




Unción:   Es elección, servicio, es confirmar y
  sellar un pacto, fortalecer, pertenencia e
   identificación (Lc 4,18; 2 Cor 1,21-22)
Sello:  Es el carácter indeleble (imborrable)
de la unción. Es la marca de Dios (Ef 1,13)


Viento: Es el ruah-soplo- de Dios, con el
 que comunica su vida. (Gn 2,7,Hch 2,2)
   Es el gusto de Dios
 y de las cosas de Dios.
   Es saborear a Dios.
Es saber ver con los ojos
       del corazón.
Luz para entender el misterio de Dios,
         el misterio de Cristo,
      el misterio del ser humano,
       el misterio de la historia,
         el misterio de la vida.
     Luz para entender la Palabra
          y los signos de Dios.
        Prudencia a la hora de hablar y de escuchar.
Capacidad para tomar y ayudar a tomar decisiones acertadas.
                     Orientar, alentar.
Para superar miedos y comodidades,
para afrontar riesgos y dificultades.
Audacia para cumplir nuestra misión.
       Amor a Dios.
     Confianza en Dios,
un Dios que siempre es más.
   Confianza en su Amor.
    “El Espíritu
no quiere ser visto,
      sino ser
 en nuestros ojos
       la luz”.
  (Urs von Baltasar)
Los frutos del Espíritu santo
            son:
AMOR



  Nadie tiene un amor más grande que
  el que da la vida por sus amigos.
  GOZO

     Os he dicho
      estas cosas
 para que mi gozo esté
     en vosotros,
y vuestra alegría llegue
      a plenitud.
       Jesús
       se
       presentó
       en medio
       de sus
       discípulos
       y les dijo:



PAZ      PAZ
          A
      VOSOTROS
       PACIENCIA

Al sarmiento que da fruto,
el Padre lo poda y lo limpia
para que dé más fruto.
B   Yo soy
    el buen
O   Pastor.

N   El buen
    Pastor
D   da la vida
    por sus
A   ovejas.

D
        FIDELIDAD

Tu Palabra, Señor, es eterna,
más estable que el cielo.
Tu fidelidad de generación en generación…
   MANSEDUMBRE


Amaos los unos a los otros,
como yo os he amado.
HUMILDAD

         Todos aguardan
      a que les eches comida
           a su tiempo.
    Ven, Espíritu divino,
Manda tu luz desde el cielo.
  Padre amoroso del pobre;
Don, en tus dones espléndido;
 Luz que penetra las almas;
 Fuente del mayor consuelo.


 Ven, dulce huésped del alma,
Descanso de nuestro esfuerzo,
  Tregua en el duro trabajo,
 Brisa en las horas de fuego,
 Gozo que enjuga las lágrimas
  Y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
  Divina luz, y enriquécenos.
  Mira el vacío del hombre,
  Si tú le faltas por dentro;
  Mira el poder del pecado,
 Cuando no envías tu aliento.

   Riega la tierra en sequía,
   Sana el corazón enfermo,
   Lava las manchas, infunde
   Calor de vida en el hielo,
   Doma el espíritu indómito,
 Guía al que tuerce el sendero.
 Reparte tus siete dones,
Según la fe de tus siervos;
Por tu bondad y tu gracia,
Dale al esfuerzo su mérito;
Salva al que busca salvarse
 Y danos tu gozo eterno.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:49
posted:9/17/2010
language:Spanish
pages:29