Las letras de Manuela Las letras de Manuela Gobierno

Document Sample
Las letras de Manuela Las letras de Manuela Gobierno Powered By Docstoc
					3    Las letras
    de Manuela
Las letras de Manuela
Gobierno del Ecuador
                                                                                 ´
                                                                        Manuela Saenz
         Rafael Correa Delgado
         Presidente de la República del Ecuador

         Raúl Vallejo Corral
         Ministro De Educación

         Gloria Vidal Illingworth
         Subsecretaria General de Educación

         Mery Gavilanes Betancourt
         Directora de Educación Popular Permanente


Ministerio de Educación del Ecuador
Dirección: San Salvador E6-49 y Eloy Alfaro
Teléfono: (593)02 396 1300 / 396 1400 / 396 1500
Correo Electrónico: info@educacion.gov.ec
Quito-Ecuador

Dirección del Programa: Mery Gavilanes
Coordinación Editorial: Luis Monteros

Autor: María Gracia Fonseca

Diseño Gráfico: Grupo ABC, Renato Salazar

Fotos: Archivo de la Comisión Permanente de Conmemoraciones Cívicas.
      Colección de la Fundación Manuela Sáenz , entregada en comodato
      a la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador.

Agradecimientos: UNICEF
                 Carlos Ashton Donoso

ISBN:

Primera edición: 1 de Agosto de 2007
Imprenta:
Nº de ejemplares:

Impreso en Ecuador



                                                                           Manuela Sáenz, condecorada como Caballeresa del Sol
                                                                                                           Autor: Antonio Salas
                                                                                                            Año: cerca de 1827
                                                                                       Colección privada: Carlos Ashton Donoso
    BIOGRAFÍA                                                                          En 1823, Manuela desbarató a caballo un motín realista en Quito y falleció su
                                                                                       padre en España, casi en la pobreza. Partió a Lima y se reencontró con
                                                                                       Bolívar, y reanudaron su relación. Comenzó a servirle de secretaria y guardia-
    La Libertadora del Libertador                                                      na de su archivo personal y de sus secretos.
    Nació en Quito el 9 de diciembre de 1795 y         Una biografía es la
    fueron sus padres el español Simón Sáenz           narración de la vida de         Lima estaba rodeada por el ejército realista y Bolívar salió a combatir. Manuela
    y la quiteña Joaquina Aizpuru.                     una persona desde que           lo siguió junto a las tropas y estuvo en la batalla de Junín con la infantería.
                                                       nace hasta que muere            Luego acompañó a las fuerzas de Sucre el 9 de diciembre 1824, cuando los
    Su juventud fue libre, hermosa y aventurera.       o hasta la actualidad.          realistas fueron derrotados en Ayacucho, sellando la libertad de Sudamérica.
    Vivía con su madre y dos esclavas y amigas,
    llamadas Jonatás y Jonás, en una hacienda                                          En 1826, Bolívar se embarcó rumbo a Colombia. Manuela permaneció en
    donde aprendió a montar a caballo. A los 16 años pasó a un convento donde          Lima hasta 1827, cuando se sublevó una parte de la tropa y ella entró al
    le enseñaron todo cuanto se requería para brillar en el hogar y en sociedad.       cuartel vestida de coronel para arengar a las tropas. Fue tomada prisionera
                                                                                       y expulsada con sus dos fieles negras.
    Cuando Manuela tenía 22 años, su padre arregló un matrimonio con el inglés
    Jaime Thorne, de 40 años de edad. Los problemas surgieron de inmediato:            Siete meses después estaba en Bogotá al lado de Bolívar. La oposición cre-
    Manuela era sensible y extrovertida. Su marido, serio y callado. Es decir, todo    cía y tramó la muerte del Libertador. Así, la noche del 25 de septiembre de
    lo contrario.                                                                      1828, los conspiradores asaltaron el palacio de San Carlos pero encontraron
                                                                                       solamente a Manuela, que poco antes había obligado a Bolívar a escapar a
    Hacia 1819 viajaron a Lima. Allí Manuela hizo una gran amistad con Rosita          medio vestir por una ventana alta. Ella los enfrentó con valentía. A la maña-
    Campusano, una guapísima dama guayaquileña. Ella y Manuela se compren-             na volvió el Libertador al palacio y le dijo: “Eres la Libertadora del Libertador”
    dían en todo y luchaban por el ideal de la libertad.                               y luego lo repitió varias veces, de suerte que Manuela Sáenz ha pasado a la
                                                                                       historia con ese glorioso y honorífico tratamiento.
    En 1820 arribó el batallón realista Numancia mientras Lima estaba cercada
    por las fuerzas patriotas del Protector José de San Martín. Manuela, Rosita        En 1830, Bolívar dimitió la presidencia y abandonó Bogotá para partir al exte-
    y otras damas convencieron a los oficiales del Numancia para que se pasa-          rior, pero la muerte le llegó en la quinta de San Pedro Alejandrino, frente al
    ran a la causa patriota y, por ello, el 23 de enero de 1822, San Martín las pre-   Caribe que tanto amó, el 17 de diciembre.
    mió con la Orden del Sol.
                                                                                       Manuela había permanecido en la capital y al saberlo quiso suicidarse. Poco
    Manuela regresó a Quito justo a tiempo para presenciar el 16 de julio la entra-    después fue expulsada de Colombia y se trasladó con Jonatás y Jonás a
    da de Bolívar. Esa noche asistió ella, de 27 años, al baile de gala y fue pre-     Jamaica. En 1835, regresó a Ecuador pero en un abuso de fuerza fue des-
    sentada al Libertador. Enseguida lo atrajo con su hermosura, conversación y        terrada por orden del presidente Rocafuerte.
    gracia. Bolívar viajó a Guayaquil para reunirse con el general San Martín, para
    luego encontrarse con Manuela en una hacienda cercana a Babahoyo. Más              Se estableció en Paita, al pie del mar y del desierto. Paupérrima, se sostenía
    tarde, Bolívar partió a la campaña de Pasto.                                       de la confección de dulces. A veces recibía visitas sentada en una hamaca,



4   las letras de manuela                                                                                                                             las letras de manuela   5
     rodeada de sus fieles amigas negras y numerosos perros a los que puso los        POESÍA
     nombres de los generales enemigos de Bolívar.                                    Sobre el exilio y el olvido
                                                                                      La Insepulta de Paita                 Un poema es una obra
     Así vivió 22 años, hasta 1856, en medio de la soledad. En diciembre se
                                                                                                                            lírica que se compone de
     declaró una epidemia de difteria y el 23, a eso de las seis de la tarde, murió   Hay exilios que muerden y otros       textos escritos en versos
     posiblemente de asfixia. Su entierro fue muy pobre, como había sido su vida      son como el fuego que consume.        o en prosa y que trata,
     final y sus restos fueron entregados a una fosa común, de suerte que se per-     Hay dolores de patria muerta          casi siempre, sobre senti-
     dieron para la historia. Tenía solamente 61 años.                                que van subiendo desde abajo,         mientos o vivencias.
                                                                                      desde los pies y las raíces
                                                                                      y de pronto el hombre se ahoga,
         Tomado de: Rodolfo Pérez Pimentel, Diccionario Biográfico del Ecuador
                                                                                      ya no conoce las espigas,             ACTIVIDADES
                                                                                      ya se terminó la guitarra,            1. Recuerda la biografía
                                                                                      ya no hay aire para esa boca,         de Manuela que leyeron.
                ACTIVIDADES                                                           ya no puede vivir sin tierra          Subrrayen las partes del
                1. Lee la biografía de Manuela Sáenz nuevamente y                     y entonces se cae de bruces,          poema de Neruda en las
                subraya las palabras que te hayan resultado difíciles.                no en la tierra, sino en la muerte.
                                                                                                                            que les parezca que el
                Consúltalas en el diccionario.                                        Conocí el exilio del canto,
                                                                                                                            autor se refiere específi-
                                                                                      y ése si tiene medicina,
                                                                                                                            camente a ella.
                2. Recuerda los eventos más importantes de tu vida y                  porque se desangra en el canto,
                anótalos en el orden en el que sucedieron, junto con la               la sangre sale y se hace canto.
                fecha. Utiliza esta información para escribir tu propia               Y aquel que perdió madre y padre,     2. Contesta con tu grupo:
                biografía en una página. Léesela a tu grupo de trabajo.               que perdió también a sus hijos,       ¿Qué sentiste al leer los
                                                                                      perdió la puerta de su casa,          poemas? ¿Te parece que
                                                                                      no tiene nada, ni bandera,            expresan adecuadamente
                                                                                      ese también anda rodando              el exilio que vivió
                                                                                      y a su dolor le pongo nombre          Manuela? ¿Por qué?
                                                                                      y lo guardo en mi caja oscura.
                                                                                      Y el exilio del que combate           3. Lee el segundo poema
                                                                                      hasta en el sueño, mientras come,     y responde:
                                                                                      mientras no duerme ni come,           • ¿Por qué Adoum habla
                                                                                      mientras anda y cuando no anda,
                                                                                                                            de dos muertes? ¿Cuándo
                                                                                      y no es el dolor exiliado
                                                                                                                            ocurrió la primera y
                                                                                      sino la mano que golpea
                                                                                                                            cuándo la segunda?
                                                                                      hasta que las piedras del muro
                                                                                      escuchen y caigan y entonces



6   las letras de manuela                                                                                                                las letras de manuela   7
    sucede sangre y esto pasa:
    así es la victoria del hombre.            • Si escribieras un poema
                                              sobre Manuela, ¿escoge-
         Tomado de: Pablo Neruda, Cantos      rías como tema su exilio
                            ceremoniales      en Paita u otro momento
                                              de su vida? ¿Por qué?
    Tras la pólvora, Manuela
    En tu primera muerte tu sepulcro tuvo     4. Una de las cosas bellas
    una dirección, un número en una calle,
                                              de un poema es leerlo en
    una casa con una tienda con un letrero
                                              voz alta y disfrutar de su
    donde vendías encajes y pasteles que
                                              musicalidad. Lee ambos
    yo habría besado por encontrar tus
    manos.
                                              poemas con tu grupo de
    […] a la que llegaban viudas, marineros   trabajo. Intenten dar sig-                                                                          César Bravomalo
                                                                                                                              MANUELA SAENZ Y SIMON BOLIVAR
    y recuerdos de otra ciudad donde llo-     nificados a la lectura                                                                              Tinta sobre papel
                                                                                    Cuadro de la colección de la Fundación Manuela Sáenz, entregada en comodato
    vía. La segunda vez ya no hubo encajes    usando distintos tonos de                                        a la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador
    ni ociosidad ni cartas, no estuviste,     voz de acuerdo a la inten-
    lisiada por el recuerdo, amarrada a la    sidad dramática de las       EPISTOLARIO
                                                                           De Bolívar a Manuela y de Manuela a
    puerta: el viento te esparció, polvo o    palabras.                                                                               Un epistolario es una
                                                                           Bolívar
    memoria, por todos los caminos que                                                                                                colección de cartas.
    conozco, sin esqueleto ni ceniza que      5. Los migrantes, aunque     Huaraz, 9 de junio de 1824                                 Los hay de distintas clases,
    recoger y amar, no lámpara enterrada                                   Mi adorada:                                                según el tipo de cartas: por
                                              no están exiliados, tam-
    sino espectro de un amor ajeno, de que                                                                                            autores, por corresponsales,
                                              bién están lejos de la       Tú me hablas del orgullo que sientes de tu                 por temas o por fechas.
    dan fe estas páginas.
                                              patria. Escribe un peque-    participación en esta campaña. Pues
                                              ño poema sobre este tema     bien, mi amiga: ¡Reciba usted mi felicita-
         Tomado de: Jorge Enrique Adoum,                                   ción y al mismo tiempo mi encargo! ¿Quiere usted probar las desgracias de
                                              y compártanlo en grupo.
             …Ni están todos los que son                                   esta lucha? ¡Vamos! El padecimiento, la angustia, la impotencia numérica y
                                                                           la ausencia de pertrechos hacen del hombre más valeroso un títere de la
                                                                           guerra.

                                                                           ¡Tú quieres probarlo! Hay que estar dispuesto al mal tiempo, a caminos
                                                                           tortuosos a caballo sin darse tregua. Tu refinamiento me dice que mereces
                                                                           alojamiento digno y en el campo no hay ninguno. No disuado tu decisión y
                                                                           tu audacia, pero en las marchas no hay lugar a regresarse.

                                                                           A la amante idolatrada. Tuyo,
                                                                           Bolívar.


8   las letras de manuela                                                                                                                              las letras de manuela   9
     Huamachuco, 16 de junio de 1824
     Mi querido Simón. Mi amado:

     Las condiciones adversas que se presenten en el camino de la campaña que
     usted piensa realizar, no intimidan mi condición de mujer. Por el contrario, yo
     las reto. ¡Qué piensa usted de mí! Usted siempre me ha dicho que tengo más
     pantalones que cualquiera de sus oficiales ¿o no? De corazón le digo: no
     tendrá usted más fiel compañera que yo y no saldrá de mis labios queja algu-
     na que lo haga arrepentirse de la decisión de aceptarme.

     ¿Me lleva usted? Pues allá voy. Que no es condición temeraria ésta, sino de
     valor y amor a la independencia (no se sienta usted celoso).
     Suya siempre,
                                                                                                                              Eduardo Kingman
     Manuela.                                                                                                                 MANUELA SÁENZ
                                                                                                                              Agua tinta sobre papel
                                                                                                                              Cuadro de la colección de la Fundación Manuela Sáenz,
            Tomado de: Manuel Espinoza Apolo, Simón Bolívar y Manuela Sáenz,                                                  entregada en comodato a la Universidad Andina Simón
                                                       Colección Memoria #3                                                   Bolívar, Sede Ecuador



                                                                                       NOVELA
         ACTIVIDADES                                                                   Memorial de la ciudad de los espejos
                                                                                                                                        Una novela es una obra
                                                                                                                                        de ficción extensa y
         Una carta personal es un documento que, cuando se escribe con sin-
         ceridad, permite conocer la personalidad y las intenciones de su              «Humanidad, recio ser, te admiro, no en
                                                                                                                                        escrita en prosa, en la
         autor. Aquellas escritas tanto por Manuela Sáenz como por Simón               el vencedor coronado de laureles sino en         cual se narra una secuen-
         Bolívar son especialmente valiosas para comprender las ideas que              el vencido», Herman Melville                     cia de hechos que pueden
         guiaron las acciones y pensamientos, la lucha y el amor de ambos                                                               ser reales o imaginarios.
         personajes.
                                                                                       […] Ya no me es permitido pedir algo más,
         1. Con el grupo de trabajo, identifica, en la biografía de Manuela, la        si conocí el amor en su compleja integridad, si toqué todas y cada una de
         época en que estas cartas fueron escritas.                                    sus cuerdas como una partitura imprescindible para los proscritos. Amasé
                                                                                       las esperas, devoré cada uno de los encuentros, fui para otra alma comple-
         2. Responder individualmente: ¿Has escrito o has recibido una carta           ta e insustituible, clara como un rotundo cántaro de greda, sencilla y volup-
         escrita a mano últimamente? ¿Quién era tu corresponsal? ¿Hubieras             tuosa en la floración de todos los trópicos del continente. Amé al hombre
         preferido comunicarte con esa persona a través de otro medio? ¿Por            para mí y fui amada al extremo de la locura y el repudio.
         qué?
                                                                                       Conocí la guerra, su sacrificio, el trepidar de los cañones, las cargas cerra-
         3. Escribir individualmente una carta a un amigo o amiga relatándole          das de caballería, el paso de vencedores, los milagros, la voluntad, las ban-
         sus impresiones sobre el papel de Manuela Sáenz en la historia de             deras, los clarines, el temblor de la piel bajo el galope de miles de centauros
         nuestro continente y sobre el significado que su persona debería tener
                                                                                       que hicieron a la libertad irrevocable. Su dolor, su muerte, las muertes, la
         para los ecuatorianos y ecuatorianas en la actualidad.
                                                                                       sangre india persiguiéndome las huellas de mis propias huellas.


10   las letras de manuela                                                                                                                                las letras de manuela       11
     Sustenté la gloria en mis hombros de mujer enamorada y me elevé en la acla-         DESCRIPCIÓN
     mación, en el aplauso, supe del halago, de las medias frases del esbirro, del       Dos momentos en la vida de Manuelita          Una descripción es un
     beso de los traidores signándome entre multitudes.                                  El esplendor                                  texto que delinea, explica y
                                                                                                                                       figura una cosa, represen-
     Abracé la derrota, me revolcó el odio, ola de sal y saliva, la venganza, la envi-   Manuelita no confesaba su edad.               tándola
     dia ilimitada de los espíritus mezquinos, la encarnizada persecución por tron-      Cuando la conocí parecía tener de 29 a        a través del lenguaje, de
     char el tallo de una flor que ya había sido despetalada por todos los vientos.
                                                                                         30 años; estaba entonces en todo el           modo que quien la lee
                                                                                         esplendor de su belleza no muy clásica:       adquiera una idea clara de
     ¿Es que queda algo más? No, ni vestigio, ni palabra, ni destino. Todo ha sido
                                                                                         bella mujer, ligeramente rolliza, de ojos     lo que se está describiendo.
     dicho.
                                                                                         pardos, mirada indecisa, tez blanca y
     Por eso Paita para la muerte, sin amor, sin rencor, anodina, incógnita, como        sonrosada y cabellos negros. Su manera de ser era bien incomprensible; tan
     una ola agonizante entre las olas, solo los cansados ojos contemplan el vér-        pronto lucía como una gran señora, o como una ñapanga cualquiera; baila-
     tice del tiempo para captar el espejismo en el que emergen de las arenas            ba con igual perfección el minuet o la cachuca (el cancán).
     monstruosas las siluetas de los que recorrieron trechos de mi camino y que
     hoy me buscan en la tristeza para prometerme el encuentro final, la contem-         […] Manuelita siempre estaba visible; en la mañana llevaba una bata de cama
     plación en metales pulidos y brillantes de esta alma que se ocultó en cuerpo        que tenía su atractivo; sus brazos, generalmente desnudos que se guardaba
     mortal, para un día, en su tierra y en su hora, renacer en canciones, en cas-       muy bien de disimular; bordaba mostrando los más lindos dedos del mundo;
     cadas portentosas o en la simple palabra de un niño que anuncie un nuevo            hablaba poco, fumaba con gracia y su manera era modesta. Daba y recibía
     día. […]                                                                            noticias; durante el día salía vestida de oficial y en la noche sobrevenía la
                                                                                         metamorfosis […] usaba colorete y sus cabellos siempre estaban artística-
                                                  Tomado de: Marcela Costales,
                                                                                         mente arreglados; tenía mucha vida, era alegre sin mucha gracia y a veces
                                              Memorial de la ciudad de los espejos
                                                                                         usaba expresiones bastante arriesgadas.
                                                                                                      Tomado de: Juan Bautista Boussingault, Memorias, capítulo XII
         ACTIVIDADES
         1. La novela a la que pertenece este fragmento está narrada en                  El ocaso
         primera persona. Eso quiere decir que la autora quiso que los lec-              […] En el sillón de ruedas, y con la majestad de una reina sobre su trono,
         tores la leyésemos como si fuera un documento escrito por Manuela               estaba una anciana que me pareció representar sesenta años a lo sumo.
         misma.
         Seleccionar individualmente un párrafo del texto y rescríbanlo gru-
                                                                                         Vestía pobremente, pero en aseo, y bien se adivinaba que ese cuerpo había
         palmente en tercera persona, es decir, como si el narrador estuviera
                                                                                         usado en mejores tiempos gro, raso y terciopelo.
         fuera de la acción. Observen el siguiente ejemplo:

         • Sustenté la gloria en mis hombros de mujer enamorada y me elevé               Era una señora abundante en carnes, ojos negros y animadísimos, en los
         en la aclamación.                                                               que parecía reconcentrado el resto de fuego vital que aún le quedara, cara
         • Sustentó la gloria en sus hombros de mujer enamorada y se elevó               redonda y mano aristocrática.
         en la aclamación


12   las letras de manuela                                                                                                                          las letras de manuela   13
     Nuestra conversación esa tarde fue estrictamente ceremoniosa. En el acen-        ENSAYO
     to de la señora había algo de mujer superior acostumbrada al mando y a           Presencia y polémica en la Historia           Un ensayo es un escrito
     hacer imperar su voluntad. Era un perfecto tipo de la mujer altiva. Su palabra   A manera de resumen                           didáctico, generalmente
     era fácil, correcta y nada presuntuosa, dominando en ella la ironía. […]                                                       breve, que contiene las
     La pobre señora hacia muchos años que se encontraba tullida. Una fiel cria-      […] Lo que puede sacarse en claro es          reflexiones de un autor
     tura la vestía y desnudaba, la sentaba en el sillón de ruedas y la conducía a    que Manuela fue un ser excepcional            sobre un tema, mediante
     la salita.                                                                       pero, por lo mismo, confundió en su           el cual se pretende per-
                     Tomado de: Ricardo Palma, Tradiciones peruanas completas         época y continúa haciéndolo hasta la          suadir al lector sobre una
                                                                                      fecha a la mayoría de escritores que          posición a través de la
                                                                                      intentan reconstruir su personalidad. La      exposición de argumen-
         ACTIVIDADES                                                                  ideología dominante les ha impedido un        tos a favor o en contra.
         Estas descripciones fueron escritas por dos personas que                     acercamiento claro, libre de los esque-
         conocieron a Manuela en distintas etapas de su vida. Ambos                   mas que la sociedad establece, especial-
         escritores intentan caracterizarla de manera real, mostrando                 mente, cuando se trata del comportamiento femenino.
         aspectos que podrían juzgarse tanto positivos como negativos.
         Otro aspecto que tienen en común los dos textos es que los                   Lo lamentable es que todo este conjunto de calificativos y de apreciaciones
         escritores no pudieron dejar de incluir rasgos de la personalidad            conducen a crear un personaje desfigurado, una Manuela de leyenda, una
         de Manuela.                                                                  heroína mítica.

         1.Seleccionen una de las imágenes de Manuela que se encuen-                  Manuela, sujeto histórico
         tran en esta cartilla. Obsérvenla con atención y escriban su                 Como hemos visto […], aún cuando los autores estén influidos por los ras-
         propia descripción. Intenten enriquecer el texto a través de                 gos ideológicos que tienden a disminuir las acciones de las mujeres, de sus
         detalles que no sean visuales; para ello, háganse preguntas                  obras se desprende la importancia de la actuación política de Manuela
         como: ¿a qué se parecía el timbre de su voz?, ¿ qué textura tenía            durante las luchas libertarias y los albores de la República de Colombia.
         la ropa que llevaría puesta? o ¿tendría un olor particular y cómo
         sería este?, entre otras.                                                    Sin embargo, oficialmente, su trabajo no ingresa a la Historia nacional.

                                                                                      Pese también a que Manuela es fuente de inspiración para poetas, pintores
                                                                                      y literatos y que la libre interpretación de su vida ha motivado airadas polé-
                                                                                      micas, la mayoría de los ecuatorianos la conocen solamente por haber sido
                                                                                      la amante de Bolívar.

                                                                                      Es hora pues, de abrir la mente a la verdad, de romper los estereotipos que
                                                                                      se han creado en torno a las acciones políticas de las mujeres y que […] las
                                                                                      reconozcan como sujetos históricos que han contribuido en el desarrollo



14   las letras de manuela                                                                                                                        las letras de manuela   15
     social y político de los pueblos y no como entes pasivos sujetos a las deci-
     siones de los hombres.

     No quisiéramos terminar sin antes referirnos al hermoso cuento infantil
     Manuelita, la bella de Raúl Pérez Torres, en cuyo último párrafo se lee:
     «Ahora, cada vez que miro las estrellas, me acuerdo de las ofensas que reci-
     bió la Manuelita por defender la libertad». Y nosotros acotamos, que las ofen-
     sas no se han terminado, que los textos para niños y jóvenes no recogen su
     nombre, que aún se la oculta y se la disminuye, y esa también es una forma
     de ofender.
                                  Tomado de: María Mogollón y Ximena Narváez,
      Manuela Sáenz, Presencia y polémica en la Historia, Biblioteca de Historia
                                                           Ecuatoriana, volumen 15


          ACTIVIDADES
          Ahora que han leído varios tipos de textos sobre Manuela, se
          habrán formado su propia opinión sobre ella.

          1. Escriban individualmente un texto corto en el que expongan
          sus reflexiones al respecto de este personaje.

          • Primero, escriban una introducción donde expliquen el tema.

          • Luego, desarrollen sus argumentos. Para sustentarlos,
          incluyan citas y referencias extraídas de sus lecturas sobre
          Manuela.

          • Finalmente, cierren su trabajo con un párrafo de conclusión,
          donde resuman el punto de vista que desarrollaron en el texto.




16   las letras de manuela

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:1637
posted:4/16/2009
language:Spanish
pages:10