La Voluntad de Dios (PDF)

Document Sample
La Voluntad de Dios (PDF) Powered By Docstoc
					                                  La Voluntad de Dios
                                              Por: Hno. Manuel Vázquez

       [3]
         Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición
   espiritual en los lugares celestiales en Cristo, [4] según nos escogió en él antes de la fundación del
   mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, [5] en amor habiéndonos
   predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su
   voluntad, [6] para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, [7]
   en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, [8]
   que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, [9] dándonos a conocer
   el misterio de su voluntad, según su (a)beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, [10] de
   reunir todas las cosas en Cristo, en la (b)dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que
   están en los cielos, como las que están en la tierra. Efesios 1:3-10

   En una forma concentrada, podemos ver aquí un resumen sobre el plan de Dios con la esposa del cordero.
Ver 3: Reconocimiento del Padre y su promesa a través de su Hijo.
Ver 4: El Padre nos escogió desde antes de la creación para Él en santidad y perfección.
Ver 5: Por su voluntad para ser hijos de Él por medio de su hijo Jesucristo.
Ver 6: Para alabarle y por su gracia aceptos en Cristo.
Ver 7: Perdonados por el sacrificio y gracia de Cristo.
Ver 8: Dándonos la bendición del entendimiento de su Palabra.
Ver 9: En su complacencia, mostrándonos su voluntad y su importancia.
Ver 10: Aquí es donde podemos ver que “las cosas” que se salvan en Cristo son las almas. Así como el plan del
   fin es el arrebatamiento en la cual viene con las almas que están en los cielos (los muertos en Cristo) para
   buscar los cuerpos y las almas vivas quien viene a buscar en la tierra.

   (a) Beneplácito = (dicc.) aprobación, permiso, complacencia.
   (b) Dispensación = (dicc.) administración, plan, orden; En la Biblia Anotada de Scofield se define una
       dispensación como "un período de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a alguna
       revelación específica de la voluntad de Dios" (Ed. Española 1981, pág. 4)

    Teniendo en conocimiento del plan de Dios con nosotros los que queremos y anhelamos la salvación, es
necesario entender éste plan, esta dispensación. Observando el panorama del mismo, vemos como nuestro Dios
es quien por su amor y gracia nos da la libertad en escoger nuestro propio destino para Él y entonces Él
terminará la obra.


   7 Etapas del Cristiano Evangélico (hacedor de la Palabra)
   1. El Llamado                   Quien es el Padre quien nos llama
   1Pedro 5:10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que
hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
   1Tesalonisenses 5:24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

   2. El Perdón                     Quien es el Hijo, Jesucristo
   Colosenses 1:14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.
   Hechos 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo
para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

                                                                                                              1
   3. La Preparación                    Quien es el Espíritu Santo a través de la Palabra
   1Tesalonisenses 1:5 pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en
poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de
vosotros.
   Juan 14:26 Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará
todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
   2Timoteo 3:16-17 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para
corregir, para instruir en justicia, [17] a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para
toda buena obra.

   4. 1ra Transformación              De creyente a convertido
   Romanos 6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como
Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.
   2Co 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas
son hechas nuevas.
   Juan 1:12-13 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser
hechos hijos de Dios; [13] los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de
varón, sino de Dios.

    5. 2da Transformación           La Santidad
    Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
    1Ts 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo,
sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

    6. 3ra Transformación           La Perfección
    Mateo 5:48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.
    Filipenses 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la
perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

    7. Salvación            La bendición y recompensa
    Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues,
a preparar lugar para vosotros.
    2Pedro 3:13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales
mora la justicia.




Efesios 5:15-17 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, [16]aprovechando
   bien el tiempo, porque los días son malos. [17]Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la
   voluntad del Señor.

     Sigue la exhortación que nos hace el apóstol Pablo. Tenemos que tener cuidado en cómo es nuestro caminar
en nuestra vida como cristianos hijos de Dios. Que aprendamos sabiamente la voluntad del Señor,
especialmente en el tiempo malo (ahora). Aquí él se refiere a la voluntad de Dios (Dios, Padre) al mencionar
la voluntad del Señor. La traducción de Reina Valera, tradujo la palabra Kurios en Griego en sustitución al
título de Elohim traducido como Dominus en Latín, Deus en Vulgata a Lord en Inglés y culminando a Señor en
Español. Otras escrituras dice: Adonai – en las escrituras Brit Xadasha Judía Ortodoxa; YHVH, (Yahweh) –
La Escritura de Verdad (Hebreo al Español) 1569; Dios – Castellano Antiguo y Peshita Español; God - Nuevo
Testamento Wycliffe 1385. Por lo tanto es: La voluntad de Dios Padre.
                                                                                                                2
   Una revelación dada por el Espíritu sobre su voluntad:
    Tras una intimidad personal con el Espíritu Santo, le pedía al Señor por sabiduría para poder ministrar a la
iglesia ya que tenía que predicar en un culto del ministerio de evangelismo. Ya el Señor me había puesto en mi
corazón el tema sobre su voluntad, pero como decía “el misterio de su voluntad” en la palabra, pues yo quería
saber sobre este secreto y su importancia. A Dios sea toda la gloria y toda la honra, Él nunca nos abandona, a
través de su inmenso amor, me contestó y puso en mi mente lo siguiente.

    “Imagínese un camino que te conduce al los reinos de los cielos. Ése camino, es como un pasillo con dos
puertas y por ambas, entras a los reinos de los cielos. Ambas puertas están cerradas, la de la izquierda
contiene una cerradura la cual necesitas una llave para abrir la puerta. Hacia la derecha existe una puerta de
seguridad, como la bóveda de un Banco que cuya cerradura es de combinación la cual solo si sabes la clave se
convierte en la llave que al ejecutarla correctamente puedes abrir dicha puerta.”
    “La puerta de la izquierda es el camino de los muertos en Cristo. La puerta de la derecha es el camino de
los arrebatados vivos en Cristo. A través de cada puerta, al abrirla entras en el reino de Dios, pero para esto
necesitas la llave. El de los muertos en Cristo, la llave es la sangre de Cristo vigente (pidiendo el perdón antes
de expirar). La de los vivos, ya que la recompensa es mayor, no existe una llave sino una clave secreta la cual
ejecutada correctamente, es como únicamente puedes abrir la puerta.”

    La recompensa es mayor, ya que ésta se compone de unas etapas de transformación iniciada por nosotros y
terminada por el Padre que es la santidad sin la cual nadie verá al Señor y la perfección quien el que comenzó la
obra la va a terminar. Quienes logren entrar, serán columnas en el templo de Dios.
    La combinación secreta se compone de unos números y pasos lo cual es la clave. Ésta combinación es la
voluntad de Dios y la clave está en su palabra, constituyéndose en uno de los misterios del reino de Dios. Si
juntas toda la clave (tener el conocimiento) y la ejecutas correctamente (eres obediente y hacedor) es como
únicamente podrás abrir la puerta.


   La recompensa mayor, por la mayor gracia dada por el mayor:
Santiago 4:6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

Juan 14:28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado,
   porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo.

1Juan 4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el
   que está en el mundo.

Hebreos 10:14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

1Pedro 5:4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de
   gloria.

Apocalipsis 3:10-11 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora
   de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. [11] He
   aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. [12] Al que venciere, yo lo
   haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi
   Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi
   nombre nuevo.

                                                                                                                   3
    Tenemos que tomar en serio este consejo que el apóstol Pablo nos dejó en la carta de los Efesios, por eso
vamos a ver el de quién, cómo, cuales, cuando y el porqué sobre la voluntad de Dios. Escudriñando las
escrituras es cómo podemos iniciar ésta exhortación. La palabra voluntad se encuentra 126 veces, así que solo
observaremos algunos versículos de mayor interés.


   1. Definición de Voluntad:

          Facultad de decidir y ordenar la propia conducta.
          Acto con que la potencia volitiva admite o rehúye una cosa, queriéndola, o aborreciéndola y
           repugnándola.
          Libre albedrío o libre determinación.
          Elección de algo sin precepto o impulso externo que a ello obligue.
          Intención, ánimo o resolución de hacer algo.
          Gana o deseo de hacer algo.
          Disposición, precepto o mandato de alguien.
          Acción de ser ejecutada en consentimiento.


   2. Exhortaciones:
Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
   entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

       No seas partícipe de las comodidades del mundo actual, dándole credibilidad a la modernización,
       modas y placeres de la carne; sino que en base al entendimiento a lo ya establecido en su palabra,
       ser transformado para que des en testimonio a la nueva criatura en ti, en acuerdo a lo que Dios
       estableció, gusta, quiere y espera en nosotros (su voluntad).

Hebreos 13:20-21 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de
   las ovejas, por la sangre del pacto eterno, [21] os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su
   voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por
   los siglos de los siglos. Amén.


   3. Jesús la ejecutó:
Juan 5:30 No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no
   busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.
Juan 6:38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Gálatas 1:3-4 Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, [4] el cual se dio a
   sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro
   Dios y Padre,




                                                                                                                4
   4. Hay que pedirle que nos enseñe:
Salmos 143:10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de
   rectitud.

       Tenemos que pedirle a Dios mismo en reconocimiento de su grandeza para que su Espíritu Santo
       (Tu buen espíritu) nos guíe en el camino de santidad hasta alcanzar la perfección (guíe a tierra
       de rectitud).

Juan 7:17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi
   propia cuenta.
Colosenses 1:9-10 Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros,
   y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, [10]
   para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y
   creciendo en el conocimiento de Dios;

       Si queremos hacer su voluntad, tenemos que conocer lo que Dios quiere de nosotros a través de
       lo que ya está escrito en su palabra. Desde nuestro comienzo en Cristo, tenemos que pedir que
       seamos capacitados completamente en la voluntad de Dios, para así ser dignos y agradables al
       Él.


   5. La voluntad del Padre:
Daniel 4:35 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el
    ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?
Juan 6:39-40 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo
    nada, sino que lo resucite en el día postrero. [40] Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo
    aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
Romanos 8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a
    la voluntad de Dios intercede por los santos.
1Tesalonisenses 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;
1Tesalonisenses 5:18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo
    Jesús.
Filipenses 2:13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
1Pedro 2:15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los
    hombres insensatos;

       Al hacer el bien dando testimonio de nuestra nueva criatura en Cristo, el que se cree que está
       bien mientras está mal, puede ver en nosotros su error.


   6. Tenemos que hacer su voluntad:
Lucas 11:2 Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
   Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
1Pedro 3:17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que
   haciendo el mal.


                                                                                                                5
1Pedro 4:19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel
   Creador, y hagan el bien.
1Pedro 4:1-2 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo
   pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, [2] para no vivir el tiempo que
   resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.


   7. Beneficios:
Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la
   voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mateo 12:50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y
   hermana, y madre.
Lucas 22:42-43 diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
   [43]
        Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle.
Juan 4:34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.
Juan 9:31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad,
   a ése oye.
1Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él
   nos oye.
Hebreos 10:36 porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis
   la promesa.
1Juan 2:17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
Santiago 1:18 El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus
   criaturas.



CONCLUSIÓN:

        Solamente escudriñando las escrituras es cómo podemos aprender sobre nuestro Dios. Cuando
empezamos a conocerle y a entender sobre su voluntad incluyendo sus estatutos, mandamientos, leyes y
conductas para que lo nos apliquemos a nosotros mismos, entramos en su voluntad. Este querer y hacer nos
conduce a ser hijos obedientes de Dios que es la fórmula de romper la iniquidad para entrar en la santidad de
Dios. Entonces nuestro Padre nos santificará por completo y nos perfeccionará antes del arrebatamiento para ser
limpios, emblanquecidos, purificados, sin manchas y sin arrugas ya que es la única forma que podemos
participar del arrebatamiento vivo. Este proceso no es fácil pero sí es posible porque ya está escrito. Así que no
podemos turbar de nuestros padecimientos porque es parte de la transformación por nuestro alfarero, Dios
Padre. Como recompensa, una herencia incorruptible en los reinos de los cielos con la salvación de vuestras
almas por toda la eternidad. Todo esto gracias a nuestro Salvador Jesucristo, el cordero de Dios quien derramó
su sangre por nosotros, en obediencia a la voluntad del Padre para hacer el autor de nuestra salvación. Así que
con la ayuda de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, si hacemos su voluntad nuestra voluntad,
obtendremos la corona de vida. Que Dios te bendiga; a Dios sea toda la Gloria y toda la Honra, por los siglos de
siglos, Amén.


    Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu
voluntad existen y fueron creadas. Amén. Apocalipsis 4:11


                                                                                                                 6

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Stats:
views:183
posted:8/28/2010
language:Spanish
pages:6
Description: Un Peque�o estudio sobre la Voluntad de Dios para con nosotros.