QUE ES LA FAFG (Fundación Antropología Forense de Guatemala) - DOC

Document Sample
QUE ES LA FAFG (Fundación Antropología Forense de Guatemala) - DOC Powered By Docstoc
					QUE ES LA FAFG (Fundación Antropología Forense de Guatemala)

La FAFG es una institución no gubernamental, autónoma, técnico científica, sin
fines de lucro que contribuye al fortalecimiento del sistema de justicia y al
respeto de los derechos humanos; a través de la investigación, la
documentación, la divulgación, la formación y la sensibilización de los hechos
históricos de violaciones al derecho a la vida y de casos de muerte no
esclarecidos. Así mismo, la FAFG conduce peritajes e investigaciones
científicas aplicando las ciencias forenses y sociales, tanto a nivel nacional
como internacional.

La FAFG, apoya a la sociedad en la reconstrucción de la historia reciente y la
dignificación de las víctimas desde el análisis de las investigaciones realizadas,
aportando al proceso una mejora de calidad en aspectos relacionados a la
integridad del análisis, metodología, experiencia, credibilidad, confianza y
sostenibilidad. En tal sentido, realiza investigaciones antropológico forenses
para evidenciar las violaciones al derecho fundamental a la vida, y de esa
forma, contribuir a la lucha contra la impunidad y el proceso de pacificación que
inició con la firma de los Acuerdos de Paz.

A partir de la firma de la paz, las investigaciones que conduce la FAFG han
fortalecido al sistema de administración de justicia en la investigación de los
casos de cementerios clandestinos y han contribuido al esclarecimiento
histórico de los hechos violentos ocurridos durante el conflicto armado; así
mismo, se ha brindado atención psicosocial a las comunidades donde se
realizan las exhumaciones ayudando a las personas a superar esta etapa
dolorosa de sus vidas y a cerrar el círculo del duelo de sus familiares.

Todo lo anterior conforma un proceso enriquecedor y cuya integración
constituye por sí mismo un acto de resarcimiento y sobre todo de dignificación
de las víctimas a través de un entierro legal y de acuerdo a las costumbres y
tradiciones de cada una de las comunidades que existen en Guatemala.


QUÉ HACE LA FAFG


El objetivo de las investigaciones antropológico forenses que lleva a cabo la
FAFG es ayudar a las comunidades y a los familiares de la víctimas para que
recuperen los restos de sus familiares para darles un entierro legal y según sus
costumbres; al mismo tiempo, disminuir los cementerios clandestinos donde
yacen las víctimas del conflicto armado interno.

Entre los factores importantes del proceso de las investigaciones antropológico
forenses esta la identificación de las osamentas que se exhuman debido a que
esta identificación puede ser la base para una acusación penal y también, para
contribuir a la resolución de problemas civiles que tengan los familiares de las
víctimas (actas de defunción, matrimonios, herencias, pensiones, etc.). Por otra
parte, se validan los testimonios de testigos y sobrevivientes a través de las
investigaciones antropológico forenses, ya que es una forma de corroborar los
hechos ocurridos durante el conflicto armado interno, además es una forma
científica y legal de darle valor a los testimonios. Así mismo, también se
comprueban y ratifican los hechos registrados en otras investigaciones como el
REMHI

Debido a que las comunidades donde se realizan investigaciones antropológico
forenses son comunidades que fueron muy afectadas por el conflicto armado
interno se hace necesario incorporar acompañamiento psicosocial a los
familiares y miembros de las poblaciones donde se realizan las investigaciones
antropológico forenses; debido a que se complementa la posibilidad de
reconstruir la historia desde lo individual, lo colectivo y lo comunitario, además
de abrir espacios de participación en donde se resignifique la visión de vida de
las comunidades.

Desde el aspecto legal de este proceso, se contribuye con el sistema de justicia
al atender los procesos legales de exhumación que son solicitados por los
familiares de las víctimas y por las comunidades, también vale la pena
mencionar que las exhumaciones se consideran como un acto de reparación
en sí mismo y al realizar el mayor número de investigaciones antropológico
forenses, las comunidades son beneficiadas en ese acto de reparación.

Al mismo tiempo, se brinda apoyo y credibilidad al sistema de justicia poniendo
a disposición del Ministerio Público peritos en antropología forense que puedan
hacer una investigación técnica y profesional, cuyos resultados objetivos
contribuyan a la investigación del Ministerio Público; y al mismo tiempo, dar el
reconocimiento necesario a las ciencias forenses y a las disciplinas afines que
contribuyen a la aplicación del sistema de justicia.

Desde la firma de los acuerdos de paz, con mayor énfasis, el trabajo que
realiza la FAFG apoya los procesos de democratización y pacificación para que
de alguna manera se contribuya a luchar contra la impunidad que ha existido
en el país y que las personas puedan hacer uso del sistema legal. Así mismo,
que haya un reconocimiento oficial de las violaciones a los derechos humanos
que sucedieron durante el conflicto armado interno y con base en este
reconocimiento, se pueda llegar a una reconciliación nacional. También vale la
pena destacar que el seguimiento de las recomendaciones de la CEH
conforman de un proceso de pacificación y reconciliación en el país.

En consecuencia del carácter científico de la institución, se hacen
publicaciones de los estudios realizados por medios escritos y/o, electrónicos, y
algunas veces se transmiten por los diferentes medios de comunicación, con lo
cual se promueve el estudio de la antropología forense, la arqueología, la
antropología física, entre otras ciencias.

En el mismo sentido con esto se contribuye a que las personas conozcan la
historia reciente del país, específicamente aquella que tuvo que ver con el
conflicto armado interno y con esto contribuir a la sensibilización de la
población con respecto a estos hechos. Así mismo, para que a nivel nacional e
internacional se conozcan los hechos para que no vuelvan a repetirse.
Creación y Evolución


En 1990 y 1991 los grupos surgidos en contra de la violencia y la impunidad
(CONAVIGUA, CERJ, GAM, entre otros) inician una serie de demandas para
que se investiguen cementerios clandestinos producto del conflicto armado
interno, con el objetivo de encontrar a sus familiares desaparecidos. Algunos
de estos casos son atendidos por los médicos forenses del Organismo Judicial,
pero no se logró el seguimiento necesario, por lo que en 1992 logran contactar
al Dr. Clyde Snow quien a través de la American Association for the Advance of
the Sciences (AAAS) llega a Guatemala con un equipo internacional
conformado por miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense
(EAAF) y del Grupo de Antropología Forense de Chile (GAF) realizando las
primeras exhumaciones y capacitando un grupo de arqueólogos y antropólogos
guatemaltecos que conforman a partir de esa fecha el Equipo de Antropología
Forense de Guatemala (EAFG).

El objetivo del EAFG era colaborar a poner un alto a la violación al derecho a la
vida y lucha activa en contra de la impunidad. Paralelamente se produce un
avance en las negociaciones de los acuerdos de paz entre la URNG y el
gobierno. Estas acciones facilitaron los procesos de las denuncias de
cementerios clandestinos y las investigaciones de los mismos durante cinco
años. En 1997 el EAFG se transforma en la Fundación de Antropología
Forense de Guatemala (FAFG).

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH), solicita a la FAFG la
investigación de 4 casos para poder sustentar con evidencia material los
testimonios que se recuperaran en su investigación.(Agregar un link para los 4
casos).

De acuerdo al informe de la CEH que considera que ¨La exhumación de los
restos de las víctimas de enfrentamiento armado y la localización de los
cementerios clandestinos y ocultos, dondequiera que se encuentre, es un acto
de justicia y reparación en sí mismo y un paso fundamental para emprender el
camino de la reconciliación, la FAFG plantea un proyecto a largo plazo sobre la
base de dichas recomendaciones. (Agregar un link con las recomendaciones
de la CEH, política activa de exhumaciones).

Actualmente la FAFG ha ampliado su capacidad para dar respuesta a la
creciente demanda de las comunidades y familiares de las víctimas del
conflicto armado, e integra las investigaciones antropológico forenses y los
componentes de acompañamiento legal y psicosocial.

Procedimientos FAFG

El trabajo de la FAFG se organiza de forma que exista un proceso continuo en
el cual cada fase de la investigación antropológica forense es desarrollada bajo
la responsabilidad de una dirección específica; y cada una de las direcciones
crea sus procesos para el logro de los objetivos generales de la FAFG. Dichos
procesos se describen a continuación

Las investigaciones antropológico forenses que se realizan son solicitadas por
el Ministerio Público (MP), ante las denuncias presentadas por individuos,
comunidades, grupos populares, así como por el propio Ministerio Público. Al
ser autorizadas por el Juzgado de Primera Instancia, se inicia el proceso de la
investigación y se coordina con todas las partes, entre otras: organizaciones
populares, personas de la comunidad, MP, Juzgado de Paz, equipos de
acompañamiento psicosocial, etc.

La Investigación Antropológico Forense, ayuda a la ubicación, recuperación,
análisis e identificación de restos óseos humanos; esto es posible a través de
sus cuatro fases cuyo producto final es la elaboración de un informe pericial en
el cual se incluyen todos los datos obtenidos a través de la investigación.

La investigación se inicia con la preparación y recopilación de datos la cual
abarca aspectos de Arqueología Forense y Antropología Social. Después que
el MP informa a la FAFG que la investigación ha sido aprobada, se inician los
trámites legales que se requiere para la investigación, comenzando con el
nombramiento de peritos, quienes junto a fiscales del caso, testigos, grupos de
apoyo, y de acompañamiento psicosocial realizan la inspección ocular, la cual
consiste en el reconocimiento del lugar y la localización de probables
cementerios clandestinos, sobre base de testimonios y de observación del
terreno. La información recopilada es utilizada posteriormente para la
excavación del sitio. A los antropólogos y arqueólogos de la FAFG se les
nombra peritos a través de un discernimiento de cargo, que es un documento
legal solicitado por el MP con el cual se indica los datos requeridos de la
investigación y quienes lo firman serán los responsables legales del caso en
todo momento.

A través de las entrevistas antemortem, que se hace a familiares cercanos que
puedan facilitar la mayor información sobre sus familiares desaparecidos, se
establece un perfil osteológico de las víctimas, ya que con raras excepciones
se cuenta con registros hospitalarios o de clínicas dentales de las víctimas. Las
entrevistas antemortem consisten en un cuestionario orientado a reconstruir la
historia osteológica de la víctima. Esta entrevista es realizada por un
antropólogo social registrando la información en fichas antemortem. Asimismo,
se realizan las entrevistas testimoniales para obtener una historia general de
los hechos ocurridos con testigos claves. Para la realización de la investigación
documental se busca en archivos municipales, eclesiásticos y otros existentes
en una comunidad, todo tipo de información escrita para poder reconstruir
hechos, fechas, documentos personales, etc. Antes de iniciar la exhumación
los antropólogos sociales realizan un taller en el cual se explica a las personas
de la comunidad cual será el trabajo a realizar.

Se hace una investigación de escena que es parte de la fase de Arqueología
Forense y se inicia con la ubicación de fosas, en las áreas previamente
señaladas por testigos y familiares al MP y arqueólogos de la FAFG, y se hace
con el fin de detectar posibles fosas a través de alteraciones en el terreno por
medio de trincheras exploratorias. Al ubicarse las fosas se procede a la
excavación, estableciendo los bordes para determinar la dimensión de las
mismas, confirmando la presencia de restos óseos humanos, y analizando el
relleno, alteraciones, etc., que se puedan observar. De esta forma se ubican
evidencias óseas y artefactuales, procediendo a la limpieza y registro de las
fosas. Se procede a la documentación a través de mapas, dibujos, fichas de
exhumación, fotografías, etc., debido a que todo el contexto es alterado por la
misma excavación se hace un registro detallado con el fin de llegar a
reconstruir la escena lo más exacto posible. Después de la documentación se
realiza la exhumación de restos óseos, los cuales son embalados en bolsas de
papel dentro de cajas de cartón debidamente identificadas con la nomenclatura
asignada. Toda la evidencia es trasladada al laboratorio de la FAFG. Esta fase
es realizada por el grupo de antropólogos designados al caso y coordinada por
la dirección de Arqueología Forense y apoyada por la Policía Nacional Civil.

Al ingresar las evidencias a la FAFG son entregadas a la dirección de
Evidencia, la que se encarga de la cadena de custodia. Se inicia la fase de
Antropología Forense donde se inicia con la toma de radiografías para observar
cualquier dato de importancia que pueda ayudar a establecer patologías,
evidencia de fragmentos metálicos, etc., con el equipo de rayos X con que se
cuenta. Para facilitar el análisis las osamentas son lavadas y marcadas por
auxiliares de laboratorio. Para iniciar el análisis se solicita a evidencia todo lo
relacionado con la osamenta, y dependiendo del estado de la misma se
procede a la reconstrucción de huesos fragmentados para determinar la
presencia de traumas circunmortem (como traumas cortocontundentes, heridas
por proyectil de arma de fuego, etc.). En el análisis macroscópico se determina
sexo, edad, estatura, traumas ante o circunmortem, patologías, rasgos no
métricos y un registro dental.

Se hace una documentación fotográfica de cada osamenta, en la cual todos los
rasgos de importancia son registrados. Las fotografías son consideradas como
evidencia que podrían ser utilizadas en procesos legales. Se hace un informe
individual de laboratorio que contiene el resumen de todo lo observado en la
osamenta y es incluido en un expediente del caso.

La última fase es la del análisis de la información en la que se procesa todos
los datos de las tres fases anteriores y con base en la evidencia material, se
llega a conclusiones que determinan las consistencias o inconsistencias de
testimonios y archivo documental. El informe pericial final es entregado al
Ministerio Público, y sirve a las autoridades como base en casos, aportando
evidencias en procesos legales, y a la vez, para documentar hechos de
violencia, e identificación de las víctimas necesaria en la tramitación de partidas
de defunción. Una vez concluido y entregado el informe al MP se hace entrega
al MP de osamentas y evidencia, para que sea esta institución la encargada de
hacer entrega oficial de los restos a familiares o comunidades para la
inhumación.

Por último, antes de la inhumación se realiza un taller informativo, en el cual se
da un resumen a los familiares de las víctimas donde se explica que se
encontró y el contenido del informe pericial. Asimismo, se hace entrega a los
miembros de las comunidades un resumen del caso.


CÓMO ACEPTA UN CASO LA FAFG


Como consecuencias del conflicto armado interno se han registrado en
Guatemala un gran número de masacres, con cientos de víctimas que
quedaron enterradas en cementerios clandestinos en diferentes partes del país.
(Ver informes de la comisión para el esclarecimiento histórico CEH y
Recuperación de la Memoria Histórica REHMI).

En una investigación antropológico forense, se desentierran los restos
humanos, se establece la identidad de las víctimas, se identifican las causas de
muerte y se obtiene pruebas para ayudar al sistema de administración de
justicia para castigar a los responsables. Al finalizar la investigación los
familiares de las víctimas pueden de acuerdo a sus costumbres sepultar
dignamente los restos de sus familiares.

La denuncia es el relato de los hechos ocurridos, que pudieron culminar con la
muerte de una persona o de un grupo de personas, en la que se tiene que
señalar el lugar donde ocurrió el hecho, hacia el interior de Guatemala, se
refiere al nombre de la aldea, municipio y departamento; se tendrá que indicar
la fecha en la que sucedió el acto y si se tiene el nombre de los responsables,
también, o bien se puede señalar si fue un grupo de patrulleros, comisionados
militares, soldados o bien un grupo de guerrilleros.

La denuncia puede ser presentada por toda persona que ha tenido
conocimiento de la comisión de un delito y lo puede hacer, por escrito u
oralmente, ante la policía, juzgados o el Ministerio Público. (art. 297 Código
Procesal Penal).

Si la denuncia es presentada ante el juez o la policía, éste la remitirá al
Ministerio Público para que comience la investigación (arts.303 y 307 CPP). La
denuncia no tienen formalidades, el único requisito es la identificación del
denunciante, ya que la ley no permite la denuncia anónima, entendiendo que el
denunciante se presentara con su cédula de vecindad.

Existen varias agrupaciones populares pro derechos humanos, que apoyan a
familiares de las víctimas para realizar las denuncias y les acompañan durante
todo el proceso.

Durante la investigación, el apoyo de los agraviados es imprescindible. Pueden
declarar como testigos, relatando detalladamente cómo ocurrieron los hechos,
pueden colaborar con los peritos en la identificación de las víctimas, pueden
reconocer a los autores en fila de personas.

En todo caso la víctima tienen derecho a que el fiscal le informe de los avances
de la investigación y le comunique la resolución que pone fin al caso.
Proyectos ejecutados o en ejecución por la FAFG

a) Proyecto de apoyo al trabajo del Equipo de Antropología Forense de
Guatemala. Donación de: AAAS (Asociación Americana para el Avance de las
ciencias). 1992, 1994 y 1995.
b) Proyecto “Compra de Vehículo y de equipamiento para antropólogos
forenses en Guatemala”. Donación de: MISEREOR 1994.
c) Proyecto de apoyo al trabajo del Equipo de Antropología Forense de
Guatemala. Donación de: MISEREOR 1995, 1996 y 1997.
d) “Estudio Histórico, Antropológico de las Masacres de Plan de Sánchez,
Chichupac y Río Negro”. Donación de: The American Association for
Advancement of Science, The General Service Foundation, MISEREOR, CECI,
AGAPE y PRODECA. 1995.
e) Proyecto “Estudio Histórico, Antropológico de las Masacres de Plan de
Sánchez, Chichupac y Río Negro”. Donación de: PRODECA. 1997 (segunda
edición).
f) Seminario-Taller de Investigación Antropológico Forense en el Proceso de
Paz. Donación: PRODECA. 1997.
g) Proyecto de apoyo al trabajo del Equipo de Antropología Forense de
Guatemala.
Donación de: PRODECA. 1995, 1996 y 1997.
h) Apoyo a la comunicación de la Fundación de Antropología Forense de
Guatemala. Donación de: AGAPE, 1996.
i) Proyecto de Osteología Humana Avanzada. Donación de: General Service
Foundation. 1996.
j) Proyecto de Histología (Cortes delgados en huesos para establecer edad).
Donación de: The John Merck Fund. 1997.
k) Proyecto de Apoyo a comunicación del Equipo de Antropología Forense de
Guatemala. Donación de: AGAPE. 1997.
l) Proyecto de Capacitación Especializada. Donación de: The John Merck Fund.
1998.
m) Proyecto de mejoramiento y ampliación del laboratorio del Equipo de
Antropología Forense de Guatemala. Donación de: AGAPE. 1998.
n) Investigación Histórica Antropológica Forense de la Masacre de Panzós, Alta
Verapaz. Donación de: Fondo de Gobernabilidad, Real Embajada de los Países
Bajos. 1998.
o) Proyecto Ixil. Donación de: Embajada de Suecia/UNOPS. 1998.
p) Apoyo y Seguimiento a Proyectos de la CEH. Donación de: Fundación Soros
Guatemala. 1998.
q) Comunicación para el trabajo de Campo. Donación de: AGAPE. 1999.
r) La Antropología Forense en Guatemala y su importancia en el Proceso
Democrático. Donación de: Fundación Soros Guatemala. 1999.
s) Proyecto Xolcuay. Donación de: OIM/USAID/SEPAZ. 1999.
t) Proyecto “Apoyo al trabajo de la Fundación de Antropología Forense de
Guatemala”. Donación de: AGAPE. 2000.
u) Proyecto “Seguimiento a las Recomendaciones de la CEH, Investigaciones
Antropológico Forenses en Guatemala”. Donación de: Embajada Real de los
Países Bajos/USAID/Fundación Soros Guatemala. 1999-2002.
v) Proyecto “Apoyo al trabajo de la Fundación de Antropología Forense de
Guatemala”. Donación de: AGAPE. 2001.
Apoyo a la Fundación de Antropología Forense de Guatemala, de la Embajada
de Reino Unido e Irlanda del Norte, 2002