26 by labatuta

VIEWS: 29 PAGES: 1

More Info
									Dina Páucar
De la Sima a la Cima
Nació en Huánuco y cargada de ilusiones, vino a la Gran Lima, donde
tuvo que desempeñar los trabajos más humildes para poder sobrevivir:
desde vendedora callejera informal, hasta empleada doméstica.


                                                                                       Famosa Cantante Vernacular
                                                                                       yó en un armonioso y espectacular
                                                                                       ¡bum!; pues de la nada, de ser una
                                                                                       desconocida sin atenuantes y de mi-
                                                                                       litar en los estratos más humildes y
                                                                                       bajos de la sociedad limeña, dio un
                                                                                       sideral salto a la estratosfera de esta
                                                                                       colectividad de ocho millones de
                                                                                       oyentes. Así, de la sima social, labo-
                                                                                       ral y económica, Dina Páucar se ha
                                                                                       elevado a la cima del éxito artístico,
                                                                                       social y económico.
                                                                                           Sus especiales condiciones y
                                                                                       sentimientos para expresar la músi-
                                                                                       ca andina, nuestro rico folclore, así
                                                                                       como su indomable espíritu y alegre
                                                                                       personalidad, han coadyuvado a la
                   Por                       famosa del Perú; sus triunfos musi-       fama que hoy la acompaña; y para
          Felipe Burga Delgado               cales desbordaron nuestras fronteras      que importantes cadenas
                                             y fueron el centro de la atención del         de prensa como la CNN y conno-
   En efecto, en esta gris Lima, pa-         arte vernacular regional.                 tadas disqueras internacionales, se
deció pobreza y limita ciones de todo            Hoy, sobre sus actuaciones, se        ocupen de esta exitosa huanuqueña
orden: fue discriminada individual,          ocupan las primeras planas de los         que sigue siendo tan sencilla como
social y económicamente. Mas ella,           diarios y revistas, así como las radios   cuando lavaba platos para subsistir.
siguió luchando y trabajando.                y programas de televisión de Lima y       Inclusive, la serie grabada para tele-
   Pero, en menos de lo que canta            provincias. Llegando a desplazar los      visión sobre su vida y su intento de
un gallo, esta tenaz y optimista lu-         chismes de Magaly Medina al lapi-         suicidio por amor, viene obteniendo
chadora, que alguna vez intentó              dario y frío piso del rating.             la masiva simpatía de los televiden-
suicidarse por amor, se convirtió en             Pero fue en el año 2003, espe-        tes vía Frecuencia Latina.
la cantante folclórica más exitosa y         cialmente, cuando Dina se constitu-           Cuando se le pregunta sobre el
                                                                                       cambio de su vida: éxitos, dinero,
                                                                                       fama, casa en el barrio residencial
  Laurita Pacheco                                                                      ‘La Molina’, película, etc., ella res-
                                                                                       ponde con sencillez: “Jamás me creí
  Record Guinnes                                                                       ni me creeré la última chupada del
                                                                                       mango”. ¡Qué buen título para una
      Nuestra excelente artista folclórica                                             de sus canciones!. No obstante que
  Laurita Pacheco, acaba de ingresar al                                                ya tiene destacados seguidores e
  libro de Record Guinnes al tocar en                                                  imitadores como la popular “Dinita”,
                                                                                       con la que ha cantado a dúo. Pero la
  su inseparable arpa expresivos temas                                                 sensibilidad de la Páucar se eviden-
  andinos durante 24 horas ininterrum-                                                 ció auténtica y públicamente, cuan-
  pidas en el señero Hotel Bolívar.                                                    do se desmayó y cayó al suelo al
      Con sus frescos y entusiastas 18                                                 acercarse por primera vez a su ídolo
  años de edad, vestida con los colores                                                Miriam Hernández, la cantante chi-
                                                                                       lena, de quien fue y es sencillísima,
  patrios y encomendada al Señor de                                                    e infantil “fan”, a pesar de su propia
  Huanta, culminó su musical hazaña con                                                gran fama artística.
  ese himno de la nacionalidad andina                                                      Como también se evidenció en
  llamado ‘El Cóndor Pasa’, Laurita reci-                                              las recientes marchas y reclamos de
  bió el reconocimiento y el aplauso de                                                los campesinos cocaleros que llega-
                                                                                       ron a Lima, a quienes ayudó desin-
  todo Lima, y las 24 regiones del país.                                               teresadamente con comestibles y fra-
                                                                                       zadas, que tanto necesitaban.


26 La Batuta Septiembre - Octubre 2004

								
To top