Docstoc

Juris Comit Pari 2

Document Sample
Juris Comit Pari 2 Powered By Docstoc
					Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------




                                Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    26491- DJ - RHMS
Fecha      :    24/06/2002
TÃtulo      :   ASOCIACION CHILENA DE SEGURIDAD

Fuentes Legales :


Vigencias:
Concordancias:             Circular N° 1.822, de 2000 y Oficios Ord. N°s. 21.120 y 24.683, de 2002, de esta
                           Superintendencia.




      Ha recurrido a esta Superintendencia una Empresa, reclamando en contra de esa Mutual, ya
que por Resolución N° 25.280, de 27 de noviembre de 2001, resolvió no dar lugar a la rebaja de
la cotización adicional diferenciada, manteniéndola en un 0,43% - más la cotización básica
de la Ley N°16.744 - hasta el 31 de diciembre de 2003.

     Expone que lo anterior se ha fundamentado "...por no tener constituido Comités Paritarios
en los locales ubicados en Copiapó (actualmente trabajan 5 personas), ValparaÃso (actualmente
trabajan 5 personas) y Concepción (actualmente trabajan 31)...", pero que si tiene "...un Comité
Paritario centralizado en las oficinas de Santiago. Indica que el motivo por el cual no tiene
constituido Comité Paritario en los lugares mencionados "...se debe a que la representación por
parte del empleador en cada local es de dos personas, jefes de local y el resto del personal se trata
de Operadores - Cajeros...", por lo que a su juicio "...no se cumple el requisito de constitución.".

      Requerida esa Asociación, informó que, mediante su aludida Resolución N° 25.280,
resolvió en la forma antes indicada, ya que la recurrente no acreditó al 31 de octubre de 2001, en
la forma establecida en la Circular N° 1.920, de 2001, de esta Superintendencia, el cumplimiento
a la obligación de tener en funcionamiento, cuando proceda, el o los Comités Paritarios de
Higiene y Seguridad. En todo caso, indica que, de acuerdo a la tasa de siniestralidad total de la
Empresa (54), le habrÃa correspondido una cotización adicional de 0,34%.

     Hace presente, además, que el 10 de octubre de 2001 la recurrente constituyó Comité
Paritario de Higiene y Seguridad en su casa matriz de Santiago, dejando de hacerlo en sus
sucursales de Copiapó, Viña del Mar y Talcahuano donde también debÃa constituirlos y que
hasta la fecha la Empresa no ha dado cumplimiento a la normativa reglamentaria contenida en el
citado artÃculo 8 del D.S. N° 67, de 1999.

      Sobre el particular, esta Superintendencia informa que la citada Resolución CERL N°
18.923, de 2001, mediante la cual esa Mutual fijó en este caso la cotización adicional
diferenciada de 043%, no se ajusta a las instrucciones impartidas por esta Superintendencia en el
Punto 6.5.- "Notificaciones", de la Circular N° 1.822, de 2000, en lo que dice relación con las
empresas que, producto de la aplicación de las tablas contenidas en el citado decreto, tendrÃan
derecho a una rebaja o exención de la cotización adicional.

     En efecto, en el tercer párrafo del citado Punto 6.5, se establece textualmente que "Asimismo
los Servicios de Salud y las Mutualidades notificarán a las entidades empleadoras que no
cumplan con alguno de los requisitos a que se refiere el artÃculo 8° para la procedencia de la
exención o rebaja de la cotización, la resolución que señale cuál es el requisito no cumplido,
indicándole que podrán acreditar su cumplimiento antes del 1° de enero siguiente para los
efectos de acceder a la rebaja de la cotización en los términos señalados en el punto 7.". Sin
embargo, en la Resolución en cuestión, esa Mutualidad no le informa a la Empresa recurrente
que disponÃa hasta el 31 de diciembre de 2001 para acreditar el cumplimiento del requisito que en
dicha Resolución se señala, esto es, "...constitución del Comité Paritario de Higiene y
Seguridad.".

      Sin perjuicio de lo anterior, debe señalarse que la normativa que reglamenta la constitución
y funcionamiento de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad (artÃculo 1° del D.S. N°
54, de 1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social) es clara en disponer que tales
Comités deben organizarse en toda empresa, faena, sucursal o agencia en que trabajen más de
25 personas y que si la empresa tuviere faenas, sucursales o agencias distintas, en el mismo o en
diferentes lugares, en cada una de ellas deberá constituirse tal Comité.

       Con el objeto de superar la omisión señalada, se instruye a esa Mutualidad, para que
dentro del plazo de 10 dÃas hábiles, contados desde la fecha de emisión del presente Oficio,
notifique nuevamente a la Empresa afectada con tal omisión, de los resultados del proceso de
evaluación. La notificación deberá efectuarse en la forma señalada en el punto 6.5 de la citada
Circular N° 1.822 y contener, a lo menos, la tasa efectiva que se obtuvo de la aplicación de las
tablas contenidas en el D.S. N° 67, de 1999, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social y él o
los requisitos especÃficos precisos no cumplidos al 31 de diciembre de 2001 para acceder a la
exención o rebaja de la tasa de cotización vigente a noviembre de 2001.

      Además, en dicha notificación, deberá otorgarse a la Empresa un plazo de 30 dÃas
contado desde la fecha en que la Empresa sea notificada, para que ésta proporcione a esa
Mutualidad los antecedentes que acrediten el cumplimiento de los requisitos necesarios para
acceder a la exención o rebaja de la cotización adicional diferenciada, asesorándola respecto de
la forma de dar cumplimiento a tales requisitos.

     La exención o rebaja a que haya lugar, producto de este proceso excepcional para acreditar
requisitos y en armonÃa con lo que al efecto establece el referido D.S. N° 67, regirá a partir del
1° de marzo del presente año.

---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    29369 - DJ - MISS
Fecha      :    10/07/2002
TÃtulo      :   PARTICULAR

Fuentes Legales :
Vigencias:
Concordancias:




     Esa empresa se ha dirigido a esta Superintendencia, reclamando en contra de la Resolución
CERL 19100, de la Mutual de Seguridad que les comunicó que no daba lugar a la rebaja de la
tasa de cotización adicional diferenciada determinada en el marco del D.S. 67, por no tener en
funcionamiento el Comité Paritario de Higiene y Seguridad y no tener contratados los servicios
profesionales de un experto en prevención de riesgos.

     Al respecto, señala que si bien ello es efectivo, por cuanto durante el perÃodo de
evaluación no contó con Comité Paritario ni los servicios de un Experto en Prevención de
Riesgos, luego de dicha notificación se dio cumplimiento a estos requerimientos.

      Señala que basa su reclamación en lo dispuesto por el inciso final del artículo 8 del D.S. 67
que establece que "sin perjuicio de lo anterior, las entidades empleadoras que no puedan acceder
a la rebaja o exención de la cotización adicional por no haber dado cumplimiento a lo requerido
en el inciso anterior y que lo hagan con posterioridad pero antes del 1° de enero del año
siguiente, tendrán derecho a que la tasa de cotización adicional determinada en el Proceso de
Evaluación se les aplique a contar del 1° del tercer mes siguiente a aquel que hayan acreditado
el cumplimiento de todos los requisitos y hasta el 31 de diciembre del año siguiente."

    Requerida la Mutual de Seguridad informó que esa empresa con fecha 28 de diciembre de
2001 presentó la reconsideración de la Resolución 19.100, de 26 de noviembre de 2001,
acompañando la documentación necesaria para optar a una rebaja de la cotización adicional.

     Agrega que dicha documentación incluyó declaración jurada ante Notario Público en la
que acredita que está en funcionamiento el Comité Paritario de Higiene y Seguridad, que ha
contratado a un experto en prevención de riesgos, que está vigente el Reglamento Interno de
Orden, Higiene y Seguridad y que ha informado a los trabajadores de los riesgos a los que están
expuestos; copia del acta de constitución del Comité aludido y copia del contrato con el experto
en prevención de riesgos.

     Por Resolución CERL/26673, de 5 de febrero de 2002, se rechazó la solicitud de
reconsideración formulada, toda vez que la constitución del Comité Paritario de Higiene y
Seguridad y la contratación del experto en prevención de riesgos se concretaron fuera del perÃ-
odo evaluado. El Comité aludido se constituyó el 27 de diciembre de 2001 y el experto fue
contratado el 11 de diciembre de 2001, cuando esta exigencia debÃa ser cumplida desde julio de
1998.

    Sobre el particular, esta Superintendencia manifiesta que aprueba lo actuado por la aludida
Mutual, por cuanto se ajusta a derecho.

     En efecto, la disposición que esa empresa interpreta en su favor, lo que persigue es abrir un
nuevo plazo para acreditar el cumplimiento de los requisitos establecidos en la misma norma, es
decir, se refiere a las empresas que no hayan acreditado ante el Organismo Administrador al 31 de
octubre del año en que se realiza el Proceso de Evaluación que cumplen con los requisitos que
a continuación indica, dándole una nueva oportunidad.

     Lo anterior, se corrobora con lo establecido en el artÃculo 10 del citado D.S. 67 que exige a
las entidades empleadoras que puedan acceder a rebaja o exención el envÃo de las copias de las
actas de constitución de todos los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad que se hayan
constituÃdo por primera vez o renovado en los dos últimos PerÃodos Anuales en la entidad
empleadora y una declaración jurada ante Notario del representante legal de ésta, suscrita
también por los miembros de dichos Comités, en que se certifique el funcionamiento de cada
uno de los Comités Paritarios existentes en la entidad empleadora en los correspondientes PerÃ-
odos Anuales.

     Por su parte, la letra c) del artÃculo 8 exige que el cumplimiento de las disposiciones
establecidas en los TÃtulos III,V y VI del D.S. 40, de 1969, se verifique respecto de las medidas
adoptadas al efecto en los últimos dos PerÃodos Anuales considerados en el Proceso de
Evaluación.

    La interpretación armónica de dichas disposiciones permite determinar que tanto a octubre
como a diciembre del año en que se realiza el Proceso de Evaluación los requisitos que a esa
empresa se le han exigido cumplir, consistente en tener constituÃdo y en funcionamiento su
Comité Paritario y contar con un Experto en Prevención de Riesgos Profesionales, se deben
haber cumplido en los dos últimos perÃodos anuales considerados en el Proceso de Evaluación.

    Ahora bien, resolver en contrario llevarÃa al absurdo de establecer una exigencia mucho
mayor para las empresas que acreditan el cumplimiento de los requisitos para acceder a rebaja o
exención en octubre del año en que se realice la evaluación.
     Finalmente, cabe señalar que sin duda la rectificación que ha efectuado esa empresa en
materia de sus falencias en prevención de riesgos, surtirán sus efectos en un nuevo proceso de
evaluación.

---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    11448 - DJ- MISS
Fecha      :    15/03/2002
TÃtulo      :   CENTRAL ABASTECIMIENTOS LO VALLEDOR

Fuentes Legales :
Vigencias:
Concordancias:




     Ha recurrido a esta Superintendencia un particular, en su calidad de Jefe del Departamento
de Prevención de Riesgos de esa empresa, exponiendo que el Comité Paritario de Higiene y
Seguridad de la misma no funciona adecuadamente, por lo que solicita la autorización para dejar
nulo el actual comité y llamar a votación para conformar uno nuevo.

    Posteriormente, se ha dirigido a este Servicio el Administrador General de la Comunidad Feria
Lo Valledor, poniendo en conocimiento que el recurrente ha dejado de prestar servicios para esa
empresa a contar del 4 de enero de 2002.

     Requerida la Asociación Chilena de Seguridad informó que el análisis de los antecedentes
le ha permitido concluir que el Comité Paritario de esa empresa ha tenido una constitución
aparentemente irregular al tenor de las disposiciones del D.S. N° 54, de 1969, del Ministerio del
Trabajo y Prevision Social.

      En efecto, según consta del "Acta de elección de representación de los trabajadores al
Comité Paritario de Higiene y Seguridad", de fecha 1° de junio de 2000, los dÃas 30 y 31 de
mayo de ese año, "mediante circular y avisos colocados en cada una de las dependencias de
cada Area se dieron a conocer los nombres de los representantes de la empresa ante el Comité
paritario y se convocó para el dÃa de hoy 1° de junio de 2000 a elección de los representantes
de los trabajadores".

      Agrega la entidad informante que no hay constancia en dicha acta de que los representantes
de la empresa hayan sido designados por ella con la antelación prevista en el artÃculo 4° inciso
primero del D.S. 54, pero lo que más llama la atención, según dicha Acta, es que para el dÃa
1° de junio de 2000 se convocó a elección de los representantes de los trabajadores,
contraviniéndose asà el plazo de no menos de 15 dÃas para la convocatoria a elección que
señala el artÃculo 5° del mismo decreto supremo.

     Hace presente que podrÃa aducirse que por tratarse del primer Comité Paritario que se
constituÃa en la empresa, los plazos antes referidos no le eran aplicables, pues, de acuerdo con el
tenor literal de las normas antes citadas, ellos están concebidos para la constitución de un nuevo
Comité Paritario, sucesor de uno anterior. Sin embargo, a juicio de esa Asociación, este
argumento debe ser desestimado porque los plazos que establece el D.S. 54 se conciben en
función de la necesaria publicidad que debe darse a la constitución de un Comité paritario de
Higiene y Seguridad para que los beneficiarios del organismo, esto es, todos los trabajadores de la
entidad empleadora de que se trate, puedan definir condiciones de los candidatos y materializarlas
en personas concretas y determinadas, que las reúnan de la mejor forma posible.

     Por otra parte, agrega que las Actas mecanografiadas que se acompañan, no señalan
fecha de celebración de las sesiones a que se refieren y las manuscritas, si bien indican que el
Comité Paritario se reunió con alguna regularidad entre agosto de 2000 y noviembre de 2001,
porque no consta que haya celebrado sesiones en febrero, marzo, abril, junio, septiembre y
octubre del mismo año, es lo cierto que aparecen asistiendo a esas sesiones, como
representantes de los trabajadores, personas que no figuran elegidas como tales en el Acta de la
Sesión Constitutiva.

     A su vez, el Presidente del Comité Paritario señala en la declaración que acompaña,
que a la reunión del dÃa 6 de noviembre de 2001 no asistió ningún representante de la
empresa, lo que implica que ella no fue válida al tenor de lo dispuesto en el inciso primero del
artÃculo 17 del D.S. 54, agregando que en diciembre de 2001 se solicitó a la Secretaria del
Comité, quien, a su vez, es Jefe de Personal de la empresa, una reunión, pero que no se obtuvo
respuesta.

     En sÃntesis, a juicio de la Asociación informante, el Comité Paritario en referencia ha
tenido una constitución que no se ajusta a las normas del D.S. 54, que regulan esta materia, por
lo que estima conveniente dar cumplimiento a esas normas, para lo cual la Agencia San Miguel de
su Gerencia Regional Metropolitana le otorgará la asesorÃa correspondiente.

     Sobre el particular, esta Superintendencia manifiesta, en primer término, que de acuerdo
con lo establecido en el artÃculo 28 del D.S. 54 citado en fuentes, corresponde a la Dirección del
Trabajo el control del cumplimiento de las normas contenidas en ese reglamento para la
constitución y funcionamiento de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad en las
empresas, faenas, sucursales o agencias.

     Por ello y para los fines a que haya lugar, se remite el presente oficio a la citada Dirección,
que es el organismo competente para pronunciarse acerca de la validez de la constitución del
citado Comité o si procede efectuar un nuevo proceso destinado a efectuar los nombramientos y
elecciones de sus miembros.

     Lo anterior, sin perjuicio de la asesorÃa que el organismo administrador del seguro social
contra riesgos profesionales, en este caso la Asociación Chilena de Seguridad, pueda brindarles
para el correcto funcionamiento de su Comité Paritario de Higiene y Seguridad.

---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    9218-DJ-PPM
Fecha      :    11/03/2004
TÃtulo      :   CPHS EN FAENAS TRANSITORIAS

Fuentes Legales : Leyes N°s. 16.395, 16.744 y D.S. N° 67, de 1999, del Ministerio del Trabajo
                  y Previsión Social.
Vigencias:
Concordancias:             Oficio N° 3078, de 2004, de esta Superintendencia.




    Ud. en su calidad de representante legal de una Sociedad, se ha dirigido ante esta
Superintendencia, reclamando en contra de la Asociación Chilena de Seguridad, por cuanto no
habrÃa accedido a rebajar la tasa de cotización adicional que paga su empresa, teniendo como
fundamento para ello, lo prevenido en el artÃculo 8 del D.S. N° 67.

     Agrega que con fecha 22 de octubre de 2003, su empresa ingreso en las Oficinas de la citada
Asociación, SecretarÃa de Gerencia Regional de la VI Región, dentro de plazo toda la
documentación que exige la ley, no obstante ello, mediante Memorándum GRR-864/2003, cuya
copia acompaña, se les informó, en sÃntesis, lo siguiente "no es posible acceder a la rebaja de
la cotización adicional diferenciada", entregándoles como argumento que la empresa no contaba
con un Comité Paritario de Orden Higiene y Seguridad debidamente constituido. En este mismo
orden de ideas, precisa que la referida respuesta pasa por el argumento que durante el perÃodo
comprendido entre julio del 2000 a junio del 2003 se cotizó por más de 25 trabajadores,
situación que no desconoce, pero que en conformidad con el informe de asistencia del caso, es
posible advertir que el personal de planta no excede el número exigido para contar con el referido
Comité.

    Señala que atendida su situación, realizo las consultas del caso ante las Autoridades del
Trabajo, organismo encargado de la fiscalización del funcionamiento de dicho Comité, según lo
establecido en el inciso 2° del artÃculo 1° del Decreto N° 54, obteniendo como respuesta que
ha la formación del aludido Comité concurren los trabajadores de planta de las empresas y no
aquéllos que tienen la calidad de trabajadores temporales o por obra o faena, como ocurre en su
situación.

     Precisa, asimismo, que los trabajadores contratados con las caracterÃsticas antes
señaladas, esto es, por temporada, obra o faena, prestan servicios en la mayorÃa de los casos
por perÃodos no superiores a 60 dÃas en forma continua.

     De igual modo, precisa que con fecha 17 de noviembre de 2003, no obstante haber realizados
los correspondientes descargos, la citada Asociación mediante su Resolución N° 80938, les
informó, en sÃntesis, que no obstante por siniestralidad efectiva, esa entidad empleadora, habrÃa
podido acceder a rebaja o excención ello no resulta procedente, pues no cumplió con los
siguientes requisitos, a saber:

     a) Cuando proceda, tener en funcionamiento durante el periodo julio 2000 a junio 2003, el o
los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.
     b) Cuando proceda, tener en funcionamiento durante el perÃodo julio 2000 a junio 2003, el
Departamento de Prevención de Riesgos.

      En mérito de lo antes expuesto y, teniendo presente los restantes descargos formulados en
su presentación, como asimismo, en conformidad con la documentación acompañada, viene en
solicitar se ordene a la citada Asociación deje sin efecto la referida Resolución N° 80938 de
fecha 17 de noviembre de 2003, a fin de poder acceder a la rebaja de su cotización.

     Sobre el particular, cumplo con señalar a Ud. que esta Superintendencia, con el objeto de
resolver la reclamación formulada por esa empresa, mediante el Oficio citado en concordancias,
requirió de la Dirección del Trabajo el correspondiente informe y opinión en relación con la
situación que le afectaba.

     Al efecto, la citada Dirección mediante su Ordinario N° 818, de fecha 23 de febrero de
2004, informó que en conformidad con lo prevenido en el artÃculo 1° del D.S. N° 54, de 1969,
del Ministerio del Trabajo y Previsión Social: "En toda empresa, faena, sucursal o agencia en que
trabajen más de 25 personas se organizarán Comités Paritarios de Higiene y Seguridad,
compuesto por representantes patronales y representantes de los trabajadores, cuyas decisiones,
adoptadas en el ejercicio de las atribuciones que les encomienda la Ley N° 16.744, serán
obligatorias para la empresa y los trabajadores".

      Agrega que si la empresa tuviere faenas, sucursales o agencias distintas, en el mismo o en
diferentes lugares, en cada una de ellas deberá organizarse un Comité Paritario de Higiene y
Seguridad.

     Señala que el análisis armónico de las normas pertinentes de la Ley N° 16.744, del
Reglamento ya citado, particularmente en sus artÃculos 1°, 5° y 10°, permiten colegir que la
obligación de las entidades empleadoras en que trabajen más de 25 personas de constituir y
tener en funcionamiento los Comités Paritarios, no está limitada en caso alguno por la
naturaleza o duración de los contratos de trabajos existentes en la respectiva empresa, faena,
sucursal o agencia.

     Por ello, es improcedente distinguir para este fin, entre trabajadores de planta y temporeros,
aun cuando la duración de las labores de estos últimos no exceda de 60 dÃas, bastando por un
lado encontrarse trabajando en la respectiva empresa, faena, sucursal o agencia, para que los
trabajadores puedan tomar parte de la elección de sus representantes en el Comité; en tanto
que la exigencia de contar con un año de antigüedad en la respectiva empresa, faena, sucursal
o agencia, para ser miembro trabajador ante el Comité, no es aplicable si más de 50% de los
trabajadores tienen menos de un año de antigüedad, lo que claramente evidencia que nuestro
ordenamiento jurÃdico prevé la constitución de los Comités Paritarios, en toda clase de
empresa o faena, incluyendo las de temporada.

      Precisa, asimismo, que en relación con la jurisprudencia de la Dirección del Trabajo citada
por la recurrente, ella guarda relación con el invariable criterio sostenido por ese Servicio, en
cuanto a que no resulta procedente reunir las dotaciones de varias faenas para constituir
Comités Paritarios de Higiene y Seguridad en cada sucursal de la empresa o región.

     Puntualiza que sin embargo, claramente este criterio no es aplicable en la especie, toda vez
que en el perÃodo analizado (julio del año 2000 a junio del 2003) esa empresa y conforme la
documentación que le fuera remitida, habrÃa contado con personal que largamente excede a los
25 trabajadores, con lo que en cualquier caso habrÃa estado obligada a constituir un Comité
Paritario de Higiene y Seguridad.

    Por consiguiente, la opinión de esa Dirección del Trabajo es que esa empresa, debió
constituir un Comité Paritario de Higiene y Seguridad en el perÃodo ya referido.

      En mérito de lo antes expuesto y, teniendo presente le opinión vertida por la referida
Dirección del Trabajo, en su calidad de organismo competente para ello, esta Superintendencia
cumple con manifestar a Ud. que corresponde ratificar lo obrado en la situación de esa empresa
por la Asociación Chilena de Seguridad.

     Finalmente y en lo que dice relación con la obligación de contar con un experto en
prevención de riesgos, esta Superintendencia es del parecer que atendido el número de
trabajadores de esa empresa en los perÃodos involucrados, no cabe sino que concluir que ha
debido contar con dicho experto.




---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO
Identificación     :    16233 - DJ - PPM
Fecha      :    23/04/2004
TÃtulo      :   PRESIDENTE SINDICATO DE TRABAJADORES DE
MANUFACTURAS EBLEN S.A.

Fuentes Legales :     Leyes N°s. 16.395 y 16.744.
Vigencias:
Concordancias:




     Ud. se ha dirigido ante esta Superintendencia, reclamando en contra de la Empresa
Manufacturas Eblen S.A., cuyo representante legal, no ha respetado la normativa relacionado con
la constitución del Comité Paritario de Higiene y Seguridad.

     Agrega que la empresa no cumplirÃa con las normas mÃnimas de protección a los
trabajadores, a lo que se suma la falta de entrega de información sobre riesgos laborales,
medidas preventivas y métodos de trabajo, dentro de muchas otras falencias.

      Señala que la Inspección del Trabajo, realizó la correspondiente fiscalización a la citada
empresa, por las irregularidades en la constitución del referido Comité Paritario. En este mismo
orden de ideas, precisa que se presentó ante el SESMA la denuncia en relación con las
infracciones cometidas la que fue ingresada ante dicha Entidad, mediante folio 3124/03.

     No obstante lo anteriormente expuesto, las irregularidades han continuado, razón por la cual,
viene en solicitar la intervención de este Organismo Fiscalizador.

      A requerimiento de esta Superintendencia, el Instituto de Seguridad del Trabajo remitió el
informe que le fuera solicitado, haciendo presente en primer término que, según lo establece el
artÃculo 28 del D.S. N° 54, de 1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, corresponde a
la Dirección del Trabajo el control del cumplimiento de las normas contenidas en ese Reglamento,
para la constitución y funcionamiento de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad, sin
perjuicio de las atribuciones que competen a la Superintendencia de Seguridad Social y a los
organismos del sector salud.

     Ahora bien, y en lo que dice relación con su calidad de Organismo Administrador de la Ley
N° 16.744, cumple con remitir el correspondiente Informe Técnico - Legal SGP N° 123.2004,
elaborado por el Consultor en Prevención de Riesgos de su Gerencia Zonal Metropolitana, que da
cuenta de la verificación del cumplimiento de las disposiciones de la Ley y sus Reglamentos en la
empresa "Manufacturera Eblen S.A", e informes Técnicos de Resultados de Evaluación de
Ruido y de Iluminación, suscritos por el Asistente en Prevención de Riesgos de la misma Zonal.
      En este mismo orden de ideas, remite copia del Contrato del Experto en Prevención de la
citada Empresa, y su correspondiente credencial del Servicio de Salud; copia de comunicación
dirigida a la Inspección Comunal del Trabajo Santiago Sur Oriente, de fecha 4 de junio de 2003,
por la que informa la renovación del Comité Paritario, adjuntando el Acta respectiva; y copia del
Reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad.

     Finalmente, informa que su adherente no debió acreditar el cumplimiento de las
disposiciones citadas en el reciente Proceso de Evaluación del D.S. N° 67, por cuanto en
consideración a su tasa de siniestralidad efectiva, mantuvo un 0,34% de cotización adicional
diferenciada, a que se encontraba afecta.

     Ahora bien, en conformidad con lo indicado en su presentación, es posible establecer que los
problemas que se han generado al interior de la empresa en que trabaja, se deben al
incumplimiento por parte de ésta de la normativa relacionada con la constitución del
correspondiente Comité Paritario de Higiene y Seguridad, como asimismo, de una serie de
falencias, tales como falta de entrega de información sobre riesgos laborales, medidas preventivas
y métodos de trabajo.

      En este mismo orden de ideas, consta que en su calidad de Presidente del Sindicato N° 2 de
la citada empresa, ha efectuado ante la correspondiente Inspección del Trabajo y del SESMA, las
denuncias del caso, las que han sido tramitadas.

      Precisado lo anterior, cabe hacer presente que los Comités Paritarios de Higiene y
Seguridad de las empresas del sector privado no son fiscalizados por esta Superintendencia sino
por la Dirección del Trabajo, de acuerdo con lo establecido en el artÃculo 28 del D.S N° 54, de
1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, Reglamento para la Constitución y
funcionamiento de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.

     Ahora bien y en conformidad con los antecedentes e informes remitidos por el Instituto de
Seguridad del Trabajo, se ha podido establecer que éste ha obrado correctamente, como
asimismo, ha dado cumplimiento con la normativa que le corresponde aplicar, esto es, la contenida
en la Ley N° 16.744, lo que avala lo indicado por Ud., en orden a que no han tenidos problemas
con el aludido Instituto sino que con su empleadora.

     Con todo y con el objeto de salvar las deficiencias que Ud. dice se han detectado al interior de
la empresa, como asimismo, con el objeto de que los trabajadores tomen conocimiento de la
normativa contenida en la citada Ley N° 16.744, podrá solicitar al referido organismo
administrador, la correspondiente asesorÃa en dicha materias, la que se deberá canalizar a
través del Comité Paritario de Higiene y Seguridad, del Experto en Prevención de Riesgos, o
bien, del empleador.

      En este mismo orden de ideas y en el evento que los estamentos antes indicados se negaren
injustificadamente a la realización de la correspondiente asesorÃa, como asimismo, en el evento
de mantenerse las irregularidades por Ud. denunciadas, si lo estima pertinente, podrÃa solicitar la
realización de una nueva fiscalización por parte de la citada Dirección del Trabajo y del Servicio
de Salud del Ambiente de la Región Metropolitana, según corresponda.

      Por lo tanto, esta Superintendencia estima atendida su presentación y clarificada la
interrogante que la motivo.

---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    40090-DJ-BVSA - LHRM
Fecha      :    14/10/2004
TÃtulo      :   SEC. REGIONAL MINISTERIAL TRABAJO Y P. S. VI REGION

Fuentes Legales :            Leyes N°s 16.395 y 16.744.
Vigencias:
Concordancias:               Ord. N°3069, de 2003, de esta Superintendencia.




     Esa SecretarÃa ha solicitado un informe al tenor de la presentación que formulara el
Delegado Sindical de una empresa en la que manifiesta su desacuerdo a la autorización que este
Servicio dio para que la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción y la
Asociación Chilena de Seguridad creasen una estructura hospitalaria en la sexta Región.

     Al respecto, cabe hacer presente que dichas Mutualidades han venido planteando a este
Servicio que en los 15 últimos años han variado las condiciones que deben enfrentar por:
disminución de la siniestralidad de sus empresas adherentes, disminución de las cotizaciones
que se perciben y los avances que ha experimentado la tecnologÃa de salud. Todo ello se ha
traducido en bajas de tasas de ocupación hospitalaria y en una estructura de costos rÃgidos con
gran importancia de los costos fijos.

     En el contexto indicado, propusieron a esta Superintendencia un modelo denominado
"Hospitales Regionales", tendiente a optimizar la gestión del sistema mutual, a través de la
racionalización del uso de la infraestructura de salud que poseen en las distintas regiones del
paÃs, que apunta a reducir la sobrecapacidad en salud cerrada, aprovechar sinergÃas entre las
mutuales, hacer más lÃquida la inversión que hoy tienen en activo fijo, aumentar la oferta de
salud para la población de las áreas geográficas pertinentes, hacer más razonable la inversión
que hay en esta infraestructura y aumentar el uso de las instalaciones.
      En razón de que de los antecedentes recabados y analizados se desprendÃa la necesidad
de efectuar una acción de cambio, que permitiese a ambas mutualidades la racionalización de su
infraestructura hospitalaria en las ciudades de Antofagasta y La Serena, este Servicio por el
Ordinario N°3069, de 30 de enero de 2003, autorizó a dichas mutuales para constituir una
sociedad anónima cerrada, con participación igualitaria de ambas entidades, destinada a la
explotación a través de sociedades operadoras, de los hospitales y clÃnicas que los socios les
entreguen en usufructo.

    Respecto a los planteamientos contenidos en la presentación del dirigente sindical, cabe
hacer presente que:

    a) En el punto 1), bajo el tÃtulo "Desarrollo del Proyecto", indica:
     "Los hospitales de las mutualidades existentes en cada ciudad serán comprados por
HOSEG S.A.". Al respecto, cabe señalar que, tal como se indicó precedentemente, el modelo
aprobado por este Organismo es el de Hospitales Regionales, y una de las principales diferencias
con HOSEG es que en este modelo no hubo traspaso o enajenación de los inmuebles de ambas
mutualidades, ya que solamente se autorizó su usufructo.

     En efecto, la situación de la HOSEG (que fue constituida el 31 de diciembre del año 1991)
fue completamente diferente al modelo de Hospitales Regionales.

     En efecto, las mutuales aportaron a HOSEG su propiedad en los hospitales de Puerto Montt y
ValparaÃso. En cambio, en el modelo Hospitales Regionales las mutuales entregan los hospitales
en usufructo a una Sociedad Inmobiliaria integrada exclusivamente por ellas. Asimismo, a través
de una reducción del patrimonio de HOSEG recuperan la propiedad de los Hospitales en Puerto
Montt y ValparaÃso.

     Conforme al artÃculo 764 del Código Civil el usufructo “es un derecho real que consiste
en la facultad de gozar de una cosa con cargo de conservar su forma y sustancia, y de restituirla a
su dueño, si la cosa no es fungible; o con cargo de volver igual cantidad y calidad del mismo
género, o de pagar su valor, si la cosa es fungible―.

      En el modelo Hospitales Regionales las atenciones médicas otorgadas a los trabajadores
afiliados, quienes hubieren sufrido un accidente laboral o se les hubiese diagnosticado una
enfermedad de origen profesional, seguirán a cargo de los profesionales de las propias
mutualidades.

    Asimismo, en las sociedades que administran la infraestructura hospitalaria de las
mutualidades, éstas tienen, al menos, un 51% del capital social.

     b) En cuanto a la procedencia jurÃdica del modelo en estudio, cabe hacer presente que el
D.S. Nº285, de 1969, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social, que contiene el Estatuto
Orgánico de las Mutualidades, previene que éstas son Corporaciones regidas por el TÃtulo
XXXIII del Libro I del Código Civil, que tienen como fin administrar, sin ánimo de lucro, el seguro
social contra riesgos de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.
     En consecuencia, se trata de personas jurÃdicas, dotadas de capacidad legal y que,
precisamente, en el ejercicio de la misma, han celebrado el contrato de sociedad en comentario.

     Tanto los Estatutos de la Asociación Chilena de Seguridad, como los de la Mutual de
Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción permiten a sus respectivos Directorios
celebrar contratos de sociedad.

     En efecto, el artÃculo 45, letra k) de los Estatutos de la Asociación Chilena de Seguridad
faculta a su Directorio para: "...formar, constituir o integrar sociedades...".

     Por su parte, el artÃculo 42, letra j) de los Estatutos de la Mutual de Seguridad de la Cámara
Chilena de la Construcción permite a su Directorio: "...formar, constituir e integrar corporaciones
de derecho privado, asociaciones o comunidades...".

      Asimismo, no existe impedimento legal ni reglamentario para que las Mutualidades de
empleadores celebren contratos de sociedad, dentro del marco de sus objetivos, es decir, la
administración del seguro contra riesgos profesionales. Asimismo, la condición de existencia que
les impone la letra b) del artÃculo 12 de la Ley Nº16.744, en cuanto a disponer de servicios
médicos adecuados "...en común con otra Mutualidad", se cumple, si para ello celebran un
contrato de sociedad; ello máxime si los socios sólo son estos Organismos.

     En efecto, la circunstancia que estas Mutualidades deban disponer de servicios médicos
adecuados, propios o en común, con otras Mutualidades no significa necesariamente que, en
el caso de carecer de los primeros, tengan que pactar comunidad, por lo que pueden, como lo
han hecho, conforme a sus Estatutos celebrar un contrato de sociedad; para luego, a través de
los servicios médicos de que disponga la compañÃa asà constituida, otorgar a sus afiliados las
prestaciones médicas que correspondan.

     Ahora bien, como se ha dicho, por ser las Mutualidades personas jurÃdicas, están dotadas
de capacidad legal, la que ejercitan a través del organismo regular correspondiente, esto es, su
Directorio. De este modo, resulta legal y reglamentariamente procedente la constitución de la
sociedad anónima cerrada en referencia, por lo tanto, en este materia no existe un vacÃo legal.

      c) Respecto de la aseveración formulada en cuanto a que la fiscalización de esta Entidad
serÃa "escasa", cabe hacer presente que conforme a lo dispuesto en el artÃculo 30 de la Ley N°
16.395, Orgánica de este Servicio, a la Superintendencia de Seguridad Social le corresponde
realizar la fiscalización de las instituciones que se dediquen al seguro sobre accidentes del
trabajo. Es la autoridad técnica de control de la Instituciones de Previsión sometidas a su
fiscalización, entre las cuales se encuentran las entidades administradoras de este seguro social.
El control de este Organismo comprende los aspectos médico social, financiero, actuarial, jurÃ-
dico y administrativo, estando facultado para impartir instrucciones sobre estas materias, las que
son obligatorias. Le compete emitir instrucciones para el mejor otorgamiento de los beneficios a los
imponentes; fijar la interpretación de las leyes y reglamentos que rigen este seguro social y
ordenar que se ajusten a esta interpretación los entes administradores de la Ley N° 16.744.
    De este modo, el inciso quinto del artÃculo 12 de la Ley N° 16.744, señala que las
Mutualidades de Empleadores estarán sometidas a la fiscalización de esta Superintendencia,
que ejerce estas funciones en conformidad a sus leyes y reglamentos orgánicos, pudiendo
impartir las instrucciones obligatorias que sean necesarias para el cumplimiento de lo indicado.

     En el modelo Hospitales Regionales en referencia, esta Superintendencia, en uso de sus
facultades fiscalizadoras, instruyó a ambas Mutualidades que en su ejecución debÃan respetar,
como mÃnimo: a) los estándares de calidad de la atención médica, hospitalaria y de hotelerÃa,
asà como el número de camas disponibles garantizadas para pacientes de la Ley N°16.744, y b)
los protocolos médicos de atención que se tuvieron presente en la evaluación del proyecto en
referencia.

      Se indicó, además, que dichos estándares y protocolos, en ningún caso, podÃan ser
inferiores, a lo menos, a los mejores estándares hoy vigentes para ambas Mutualidades.

     Asimismo, este Servicio arbitrará las medidas conducentes a cautelar, especialmente, el
cumplimiento real de los ahorros operacionales de ambas mutualidades que sustentan la bondad
del modelo Hospitales Regionales.

     Para tal efecto, se requirió a las aludidas mutualidades que debÃan remitir:

a) Trimestralmente un informe en formato de estado financiero; y
b)     Anualmente un informe elaborado por auditores externos independientes donde se aborden
los aspectos financieros, económicos y de gestión de los resultados obtenidos por ambas
mutualidades.

    Por otra parte, y previo a la puesta en marcha del modelo en referencia, a fin de garantizar el
éxito del mismo, se instruyó a dichas mutualidades a:

-    Informar la puesta en marcha del proyecto a sus empresas adherentes; y
-    Establecer procedimientos de coordinación administrativa entre el operador y cada
mutualidad.

     Por otra parte, cabe hacer presente que la función de fiscalización sobre los empleadores
para verificar si cumplen y cómo cumplen con las obligaciones derivadas de la aplicación de la
Ley N° 16.744, y de las demás leyes que los obligan a adoptar providencias para mantener la
seguridad y la higiene en los lugares de trabajo, que corresponden al Estado en general, en
nuestro paÃs se entrega a diversas entidades gubernamentales en razón de sus funciones
especÃficas, entre otros : los Servicios que integran el Sistema Nacional de Servicios de Salud, el
Servicio Nacional de GeologÃa y MinerÃa, el Servicio AgrÃcola y Ganadero, la Dirección General
del Territorio MarÃtimo y de Marina Mercante, y la Dirección del Trabajo.

      Lo señalado precedentemente ha hecho necesaria una coordinación entre los organismos
fiscalizadores involucrados, en lo referente a la aplicación de las normas de prevención de
riesgos contenidas en la Ley N° 16.744, como también en los planes generales que posibilitan
aumentar el grado de cumplimiento por parte de los empleadores de las normas sobre prevención
de riesgos en sus empresas.

     En atención a lo anterior, este Organismo ha innovado su operar emprendiendo, en conjunto
con otras reparticiones públicas, la realización de actividades orientadas a resguardar una
correcta administración del Seguro Social de que se trata.

     d) En cuanto a la aseveración: "En realidad concreta el Directorio es casi exclusivamente de
administración empresarial, pues no existen mecanismos transparentes para la elección de los
representantes de los trabajadores. Estos últimos no tienen una vinculación real con los
trabajadores a nivel de base, ni con los comités paritarios de las empresas. Además, no se rinde
cuenta de gestión, ni de proyección de la labor de estas entidades".

     Al respecto, cabe hacer presente que la elección de los representantes de los trabajadores
en los directorios de las Mutualidades de Empleadores, se encuentra expresamente regulada por
la Ley.

    En efecto, las normas que regulan esta materia se encuentran establecidas en su Estatuto
Orgánico contenido en el D.S. N° 285, citado en fuentes y en sus Estatutos particulares.

     El artÃculo 9 del D.S. N° 285 establece que las Mutualidades de Empleadores serán
administradas por un Directorio integrado por igual número de representantes de los adherentes y
de los trabajadores que presten servicios a los empleadores adheridos a la Mutualidad.

     Por su parte, el artÃculo 13 del citado Estatuto Orgánico dispone que los directores
representantes de los trabajadores serán designados, en votación directa, por los representantes
de los trabajadores en los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad de las empresas adheridas
a la Mutualidad.

     El artÃculo 14 de dicho Estatuto Orgánico establece que los directores laborales deberán
reunir los requisitos exigidos por el artÃculo 376 del Código del Trabajo para ser elegido director
de sindicato; pertenecer a alguna de las empresas adheridas a la Mutualidad por más de un año,
y haber formado parte de alguno de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad por más de
un año.

En uso de sus facultades fiscalizadoras, este Organismo Fiscalizador, a modo de ejemplo, por los
Ordinarios N°s 14490, 32220 y 41834, todos del 2003, ha impartido instrucciones tendientes a
garantizar la administración paritaria en las Mutualidades de Empleadores existentes en el paÃs,
de modo tal que los requisitos para ser elegido Director en representación de los trabajadores no
importen discriminaciones arbitrarias.

      Finalmente, esta Superintendencia hace presente que se encuentra a disposición del referido
dirigente sindical, quien si tiene cualquier otra inquietud la plantée directamente a este Servicio,
como usualmente lo hacen distintos dirigentes sindicales y directores representantes de los
trabajadores en las Mutualidades.

---------------------- Remitido por Secundina M Cortez/SUSESO con fecha 14/04/2005 09:02 a.m. ---------------------------



                                 Base de Datos Jurisprudencia SUSESO




Identificación     :    45856-DJ-EVS/MISS
Fecha      :    17/11/2004
TÃtulo      :   CONTRALOR GENERAL DE LA REPÚBLICA

Fuentes Legales :            Leyes N°s 16.395, 16.744 y 19.234.
Vigencias:
Concordancias:




      Esa ContralorÃa ha remitido a esta Superintendencia copia del Dictamen N°37.953 de 28
julio del presente año, en el cual se pronuncia respecto de la consulta efectuada por el
Comandante en Jefe del Ejército referente a la procedencia de tener que constituir Comités
Paritarios de Higiene y Seguridad al interior de organismos militares, y especialmente en
Hospitales Militares, respecto de su personal afecto a la Ley N°16.744.

     Esa ContralorÃa ha concluido en sÃntesis que las normas contenidas en la Ley N°16.744,
no son aplicables al personal de planta, de la reserva llamada a servicio activo, ni a los alumnos de
las Escuelas Institucionales de las Fuerzas Armadas.

     Agrega, que en otro orden de consideraciones, en relación con los servidores de las Fuerzas
Armadas que tienen la calidad de contratados o a jornal, ha concluido que por aplicación del artÃ-
culo 8° de la Ley N°18.458, el personal a contrata regido por el artÃculo 2°, letra c), del decreto
con fuerza de ley N° 1, de 1968, de la SubsecretarÃa de Guerra, y el personal a jornal de las
Fuerzas Armadas, de conformidad con el artÃculo 56 del decreto N° 587, de 1972, "Reglamento
del personal a jornal y de los obreros a trato", en el supuesto de sufrir un accidente del trabajo o
una enfermedad profesional, tienen derecho a todos los beneficios y prestaciones que en estos
casos establece el Estatuto del Personal de las Fuerzas Armadas, tal como los demás
funcionarios castrenses que son imponentes de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional.

     Por lo anterior concluye que tampoco respecto de dichos funcionarios, cabe la aplicación de
las normas contenidas en la Ley N°16.744.

      Finalmente señala que con respecto a los trabajadores a trato de conformidad con el artÃ-
culo 24°, del decreto con fuerza de ley N°1, de 1997, de SubsecretarÃa de Guerra, y el artÃculo
87°, del decreto N°587, de 1972, del Ministerio de Defensa Nacional, constituyen servidores
cuyo régimen jurÃdico está contenido Ãntegramente en el Código del Trabajo, y en
consecuencia, les son aplicables las normas de la Ley N°16.744.

      En relación con los trabajadores afectos al Código del Trabajo antes citados, señala que
el artÃculo 66 de la Ley N°16.744, prescribe que en toda industria o faena en que trabajen más
de 25 personas deberán funcionar uno o más Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.

      Sin embargo, manifiesta esa Entidad Contralora que atendido que los roles constitucionales y
legales de las Fuerzas Armadas son muy precisos y determinados, no resulta posible entenderlas
incluidas en los conceptos genéricos de "industria o faena", para establecer la obligatoriedad de
Constituir Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.

     Concluye, que como del tenor literal de la norma contenida en el artÃculo 66 de la Ley
N°16.744, fluye con claridad que, para estos fines, el legislador, al referirse en cada caso a los
entes afectos a la obligación en examen, ha regulado sujetos claramente delimitados, sin que ese
precepto pueda aplicarse por la vÃa de la analogÃa a entidades de distinta naturaleza, como serÃ-
a en este caso a las Fuerzas Armadas, por lo cual sólo cabe concluir que las Instituciones
Armadas se encuentran exentas, por su naturaleza jurÃdica, de la obligación de constituir
Comités Paritarios de Higiene y Seguridad, conforme lo establecido en el artÃculo 66 de dicha
ley.

      Sobre el particular, esta Superintendencia cumple con expresar que comparte el criterio
adoptado por ese Organismo Contralor, al señalar que no resulta aplicable al personal afecto a
las disposiciones contenidas en el Decreto con Fuerza de Ley N°1, de la SubsecretarÃa de
Guerra, en el Decreto con Fuerza de ley N° , del Ministerio del Interior, ambos de 1968, en el
Decreto con Fuerza de Ley N°1, de 1980, de la SubsecretarÃa de Investigaciones y en las Leyes
N° 18.948 y 18.961, la Ley N° 16.744, sobre accidente del trabajo y enfermedades
profesionales.

      Por otra parte, esta Superintendencia debe manifestar a esa ContralorÃa que no coincide con
el criterio sustentado respecto del personal contratado por Instituciones de las Fuerzas Armadas
afecto al Código del Trabajo.

     Lo anterior, por cuanto esa Entidad Contralora ha señalado que dichos trabajadores no se
encuentran amparados por el artÃculo 8° de la Ley N° 18.458, y en el evento de sufrir un
accidente del trabajo o enfermedad profesional, están plenamente afectos a las normas de la Ley
N° 16.744.

    Sin embargo, agrega que atendido los roles constitucionales y legales de las Fuerzas
Armadas que son muy precisos y determinados, no resulta posible entenderlas incluidas en los
conceptos genéricos de "industria o faena", para establecer la obligatoriedad de Constituir
Comités Paritarios de Higiene y Seguridad.
      A juicio de esta Superintendencia, no resulta procedente estimar que las Instituciones de las
Fuerzas Armadas, en su rol de empleador del personal contratado con fondos propios, quede
excluido de la obligación de constituir Comités Paritarios de Higiene y Seguridad, conforme lo
dispuesto en el artÃculo 66 de la Ley N°16.744, toda vez que dicho texto legal se aplica en su
totalidad a ese personal.

     Al respecto, cabe tener presente que la Ley N°19.345, que incorporó al personal de la
Administración Civil del Estado al seguro contra riesgos de Accidentes del Trabajo y
Enfermedades Profesionales de la Ley N°16.744, en su artÃculo 6°, dispuso que el Reglamento
del artÃculo 66 de la Ley Nº16.744, establecerá la forma como habrán de constituirse y
funcionar, en las entidades empleadoras señaladas en el artÃculo 1º de esa Ley, los
 Departamentos de Prevensión de Riesgos y los Comites Paritarios de Higiene y Seguridad.

     Por su parte, el artÃculo 66 establece que "en toda industria o faena en que trabajen más de
25 deberán funcionar uno o más Comités Paritarios de Higiene y Seguridad".

     A su turno, el Reglamento para la Constitución y Funcionamiento de los Comités Paritarios
de Higiene y Seguridad contenido en el D.S. 54, de 11 de marzo de 1969, del Ministerio del
Trabajo y Previsión Social, precisa que "en toda empresa, faena, sucursal o agencia en que
trabajen más de 25 personas se organizarán Comités Paritarios de Higiene y Seguridad,
compuestos por representantes patronales y representantes de los trabajadores, cuyas decisiones,
adoptadas en el ejercicio de las atribuciones que les encomienda la Ley N°16.744, serán
obligatorias para las empresas y los trabajadores".

     Por otra parte, cabe tener presente que el artÃculo 25 de la Ley N°16.744 establece que
"para los efectos de esta ley se entenderá por "entidad empleadora" a toda empresa, institución,
servicio o persona que proporcione trabajo; y por "trabajador" a toda persona , empleado u obrero
que trabaje para alguna empresa, institución servicio o persona", de manera que la obligación
para la constitución y funcionamiento de los Comités Paritarios de Higiene y Seguridad debe
entenderse que recae en toda entidad empleadora que cuente con más de 25 trabajadores y
desde ningún punto de vista estimar que se restringe a las industrias o faenas en sentido estricto.

     En efecto, para el Seguro Social en estudio resulta una de las funciones más relevantes la
prevención de riesgos profesionales.

    Por ello, los organismos administradores están obligados a desarrollar actividades
permanentes de prevención de riesgos.

     Precisamente constituyen instrumentos que coadyuvan activamente a la prevención de
riesgos dentro de la empresa, la dictación del Reglamento Interno de Higiene y Seguridad y la
Constitución y funcionamiento de Comités Paritarios de Higiene y Seguridad y la creación del
Departamento de Prevención de Riesgos, cuando corresponda.

    Asimismo, los artÃculos 184, 210 y siguientes del Código del Trabajo establecen que "el
empleador estará obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la
vida y la salud de los trabajadores, manteniendo las condiciones adecuadas de higienes y
seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y
enfermedades profesionales" y "las empresas o entidades a que se refiere la Ley Nº16.744,
están obligadas a adoptar y mantener medidas de higiene y seguridad en la forma, dentro de los
 términos y con las sanciones que señala esa ley".

      De lo anteriormente reseñado, queda claro que las entidades empleadoras, sean ellas
instituciones públicas o privadas, están obligadas a proteger la vida y seguridad de sus
trabajadores o funcionarios y adoptar todas las medidas de prevención de los riesgos de sufrir
accidentes del trabajo o contraer enfermedades profesionales.

     En consecuencia, y en mérito de lo expuesto, se solicita a la ContralorÃa General de la
República reconsiderar lo dictaminado en su oficio Nº37953 de 28 de julio de 2004, en lo que
respecta a que las Fuerzas Armadas y especialmente Hospitales Militares no están obligados a
constituir Comités Paritarios de Higiene y Seguridad para el personal contratado con fondos
propios y que está sujeto a las normas del Código del Trabajo.

     Esto, atendido los fundamentos esgrimidos y las normas legales citadas, en las cuales queda
claramente establecido que dichas Entidades deben constituir Comités Paritarios de Higiene y
Seguridad para el personal antes mencionado.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Tags:
Stats:
views:222
posted:7/11/2010
language:Spanish
pages:20