Las nuevas tecnologías en la educación y la deficiencia by kje19725

VIEWS: 18 PAGES: 8

									 Las Nuevas Tecnologías en la Educación y la Deficiencia Auditiva

Dr. Miguel Mª Reyes Rebollo
(mmreyes59@wanadoo.es)
Universidad de Sevilla
Dra. Dña. Carmen Siles Rojas
(csiles@us.es)
Universidad de Sevilla

1. Introducción.

La atención que se le ha de prestar a la deficiencia auditiva en el
Sistema Educativo es una de las más recientes líneas de actuación que
se vienen siguiendo en la educación; por lo que planteamos los recursos
tecnológicos como instrumentos didácticos capaces de suplir esa
diferencia, y de esta forma, estos sujetos con déficit auditivo puedan
sentirse miembros activos en el aula. Las nuevas tecnologías como
recursos educativos se presentan en la actualidad como medios idóneos
para poder desarrollar una adecuada y equitativa educación en
atención a la diversidad.

2. Las Nuevas Tecnologías como recursos para poder ofrecer al
alumnado deficiente auditivo una educación igualitaria.

Desde los comienzos de la atención a la diversidad, la atención a los
niños deficientes se ha diversificado en cada una de las minusvalías de
una forma muy compleja. Los deficientes sensoriales entre los que se
encuentra el niño con problemas de audición tienen una serie de
características que han pasado del tópico (tozudez, desconfianza y
malhumor, entre otros) a una psicología diferenciada que cada vez
establece de forma más precisa el perfil psicolingüístico del sujeto sordo
(Reyes, Ipland y Barrero 1998). Esta superación del tópico hace que la
pedagogía del deficiente auditivo se oriente a partir de unos criterios
técnicos.

El oído es el órgano de la audición, se divide en tres partes: oído externo
(desde el pabellón auditivo hasta la membrana timpánica), oído medio
(desde la membrana timpánica hasta ventana oval) y oído interno, lugar
donde se sitúa el órgano de Corti -pieza clave del procesamiento
auditivo-.

Existe una amplia corriente de opinión en favor de la integración del
niño sordo en la escuela de normooyentes, que se ha visto reflejada en
el Real Decreto de Ordenación de Educación Especial (6 de marzo de
1985). Sobre la base de eliminar las barreras sociales que separan al
sordo de una sociedad que utiliza para comunicarse unos medios de los
que él carece, dicha integración es a priori un objetivo deseable, sin
embargo, existen determinadas circunstancias que dificultan este deseo
generalizado. El antes mencionado Decreto se ve en la obligación de
matizar su entusiasmo por la integración, al introducir frases tales
como las personas disminuidas utilizarán servicios excepcionales más
que en casos estrictamente imprescindibles , ... se beneficiarán hasta
donde sea posible del sistema ordinario de la comunidad . En la
actualidad existen evidencias significativas de la influencia de los
estímulos ambientales sobre la formación de las características
intelectuales, psíquicas y sociales del niño. Ya no es posible aceptar las
obsoletas teorías genéticas puras que hacían depender tan sólo de la
herencia cromosomática el posterior desarrollo de la personalidad.

La educación del niño deficiente auditivo ha de seguir el proceso de
todos los niños tanto en el plano de las relaciones afectivas y sociales
como en el plano de la pedagogía, en particular de la pedagogía escolar.
Una guía de los padres, una adaptación protésica, una vigilancia
médica y ortofónica son indispensables para conseguir que el desarrollo
del niño sea óptimo (Veit y Bizaguet, 1985). En particular la escolaridad
debe ser una escolaridad normal. Tan sólo estas condiciones conducen
a una integración real del sujeto sordo y a un devenir profesional y
social perfectamente integrado en el mundo de los oyentes.

En un aula inclusiva donde se ha de atender a una diversidad (Arnáiz,
1996), es obligación de los miembros de la comunidad educativa el que
se desarrolle en todos los alumnos un proceso de enseñanza-
aprendizaje lo más constructivo y efectivo posible, independientemente
en este caso, de la deficiencia auditiva que los sujetos presenten; se
debe procurar el poder facilitar al alumnado una equitativa educación
por lo que planteamos como recursos innovadores y ergonómicos, el
buen uso de las nuevas tecnologías.

El hecho de integrar las nuevas tecnologías al aula como recurso capaz
de atender a la diversidad, en este caso concreto, a la atención de la
deficiencia auditiva, se debe a los factores que confluyen en estas
herramientas tecnológicas:

2.1. Ergonómicos.

El término Ergonomía tiene múltiples definiciones formales que en
general giran en torno a la etimología del propio término compuesto por
la raíz ergos (actividad, trabajo) y nomos (leyes, principios); vocablo que
se está convirtiendo hoy en día en abusivo. La Asociación Española de
Ergonomía (AEE) se constituyó en 1964, y define el concepto como: la
ciencia aplicada de carácter multidisciplinar que tiene como finalidad la
adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las
características, limitaciones y necesidades de sus usuarios, para
optimizar su eficacia, seguridad y confort.

La ergonomía debe ser un vehículo que nos ayude a normalizar
nuestras relaciones con los deficientes, en este caso con los sujetos
sordos, así como para un buen rendimiento productivo. Para Farrer y
otros (1997, cit. en Reyes y Siles, 2002) las variables ergonómicas
incluyen las áreas de configuración física (hardware): herramientas,
máquinas, equipos multimedia, etc.; la configuración lógica (software):
códigos, señales, procedimientos, lenguajes, etc.; y la configuración
organizacional de las condiciones de trabajo (orgware): comunicación,
coordinación y la estructura de la organización. La ergonomía se puede
definir como: la tecnología de las facilitaciones del trabajo.

La deficiencia auditiva no debe suponer un obstáculo que dificulte la
educación del individuo, no hemos de ponerle trabas a la formación de
los alumnos sino intentar encontrar soluciones para que todos puedan
construir un proceso educativo ajustado a cada individuo; y uno de los
elementos que nos puede aportar una nueva vía para acomodar la labor
educativa de los profesionales, así como de las familias, son las nuevas
tecnologías; puesto que según estos últimos autores citados, éstas son
un compendio de hardware, software y orgware.

La ergonomía aplicada a colectivos de población especiales no tiene un
enfoque distinto al de otras aplicaciones: siempre trata de adaptar el
entorno a las características de las personas (Reyes y Siles, 2002). Esta
cita la podemos concretar en el caso que estamos tratando en este
artículo, la deficiencia auditiva; la necesidad que existe de ajustar el
Sistema Educativo a los sordos, a lo que planteamos como táctica de
solución: la integración en la enseñanza de las nuevas tecnologías.

2.2. Innovadores.

La investigación en los últimos tiempos está generando bastantes
progresos en las diferentes instituciones sociales; se han de encontrar
soluciones a los problemas que se planteen en la sociedad, así como
generar nuevos conocimientos. Al desarrollo de las nuevas tecnologías,
la investigación ha contribuido en los últimos tiempos con grandes
adelantos, podemos observar cómo no hace tiempo, el ordenador tenía
un gran tamaño y el alto coste económico de éstos, sin embargo,
actualmente podemos contar con unos equipos media de avanzada
capacidad y con una accesibilidad para un alto número de la población.

La innovación, la imaginación y la creatividad son tres factores que
confluyen en las nuevas tecnologías puesto que son dispositivos. Y
como instrumentos innovadores presentan una serie de características
(Area, 1997): Interactividad , que permite la posibilidad de dialogar con
el programa, utilizando potentes funciones de búsqueda, indagación,
experimentación, etc. que superan las posibilidades de recursos más
tradicionales; Modularización de la información , por cuanto se puede
acceder a ella desde diferentes puntos del sistema; y por último, Acceso
multiusuario , independientemente de factores espacio-temporales,
pudiendo ser utilizado un mismo programa multimedia por muy
diferentes personas.
Ante las dificultades que se pueden presentar en el aula debido a que la
enseñanza ha de establecer un determinado ajuste hacia el sujeto con
deficiencia auditiva, debemos de contar con un extenso abanico de
estrategias y recursos para adaptar el currículum al alumno (García
Pastor, 2000), para ello, la innovación y la creatividad habrán de estar
al servicio del Sistema Educativo para que se pueda contar con un flujo
constante de nuevos proyectos en beneficio de la atención hacia el
sujeto deficiente auditivo para que éstos puedan educarse en una
igualdad de oportunidades.

2.3. Capaces de adaptarse a las características de cada individuo.

Son sucesivos los nuevos adelantos tecnológicos que se van
produciendo, por lo que vamos a exponer a continuación a través de
varios ejemplos (Alba,1994; Prendes y Munuera, 1997; Pascual 1998;
Sánchez Montoya, 1998; Aguaded, 1999; Barrero y Reyes, 2000; Toledo,
2001 y Cabero, 1999, 2002):

Para los sujetos deficientes auditivos son bastante frecuentes y útiles,
los equipos individuales de frecuencia modulada que permiten la
transmisión a distancia de información entre el docente y los audífonos
individuales de los alumnos, estos equipos para una mayor definición
del audio deben de ser modulados por F.M. para evitarlas interferencias
producidas por los objetos. Las aportaciones tecnológicas más
significativas en este apartado sobre la deficiencia auditiva van desde
dispositivos tecnológicos que permiten ampliar el volumen para superar
la hipoacusia del receptor hasta las nuevas herramientas tecnológicas
pensadas para la reeducación del habla o el desarrollo de estrategias
lingüísticas que faciliten la lectura y escritura de forma fluída.

Los programas de reeducación del habla, como el Visualizador fónico
están siendo utilizados para diversas funciones según Sánchez Montoya
(1998:281): Percibir las cualidades de las palabras articuladas (ritmo,
entonación...); corregir y mejorar la prosodia de la voz; hacer más
inteligente el habla; visualizar la prosodia favoreciendo la corrección;
educar la respiración; facilitar la comprensión y corrección de las
oposiciones fonéticas; representar la tensión articulatoria; ayudar a la
percepción de las cualidades físicas del sonido articulado; y por último,
entrenar en la segmentación silábica y fonética.

Los multimedia están ofreciendo también grandes posibilidades para la
elaboración de mensajes, donde el usuario puede llegar a elegir
diferentes escenografías, personajes o momentos históricos, para
desarrollar una secuencia comunicativa. En estos casos, frente a usos
más tradicionales como el cómic, ofrecen las ventajas de la creación de
narrativas específicas, y en diferentes contextos como podemos observar
en los programas informáticos del directorio de recursos para sujetos
con necesidades educativas especiales del Programa de Nuevas
Tecnologías del MEC. Ejemplo de ello lo tenemos en Enfoque
Multimedia de los Programas Metacognitivos de lectura: tecnología
educativa en la práctica (Barrero y Reyes, 2000); donde se analiza la
medida en que la naturaleza del material audiovisual influye en la
estructura del mensaje y el carácter de organizadores previos que tienen
los recursos tecnológicos de los mensajes escritos y sus imágenes,
planteándose la necesidad de mantener abiertas las líneas de
investigación existentes en cuanto a modelos de construcción de
programas metacomprensión.

También hemos de mencionar a la televisión educativa, puesto que ha
jugado un papel importante mediante la realización de programas
específicos para estos sujetos o la adaptación de programas dirigidos al
público en general (Aguaded, 1999). Asociado con las emisiones de los
programas de televisión, recientemente se ha desarrollado un programa
denominado SIMON , que es un presentador virtual en 3D, que traduce
al lenguaje de los sordos lo que dicen los locutores de televisión. El
personaje lee los subtítulos de los programas, un ordenador los traduce
al lenguaje de los sordos y el personaje los reproduce, apareciendo en
un rincón de la pantalla.

Según Area (1997), en estos momentos las nuevas tecnologías que
podríamos identificar como las más destacables son las siguientes: la
televisión educativa (vía satélite); el multimedia educativo (CD-ROM,
compact disk interactivo); Internet (Webs educativas, e-mail, chats, ...);
las redes locales para la formación a distancia (videoconferencias); y el
material informático para el autoaprendizaje. Todos estos medios con la
capacidad de poder ser adaptados a los sujetos sordos para que puedan
desarrollar un proceso de aprendizaje funcional, constructivo,
significativo y efectivo, recordemos que se han de eliminar barreras que
impidan una completa formación del alumnado, por lo que se ha de
intentar encontrar nuevas soluciones a los problemas existentes y
buscar nuevos conocimientos para que la deficiencia auditiva no sea
causa de una incompleta educación. A través de los ejemplos expuestos
hemos podido observar el gran adelanto que ha supuesto las nuevas
tecnologías como recurso que se incorpora al aula para servir de ayuda
hacia una atención a la diversidad.

3. Qué ventajas e inconvenientes presentan.

Respecto a las ventajas que la utilización de las tecnologías de la
educación pueden ofrecer en estos contextos van a estar estrechamente
relacionadas con el tipo de necesidad educativa, en este caso concreto,
respecto a la deficiencia auditiva, y en consecuencia puede resultar
complejo la realización de un planteamiento general.

En este sentido López & López (1995:581-582) sitúan las siguientes
grandes ventajas para su incorporación: ... permiten la adaptación a
casos particulares, facilitan la individualización de la enseñanza,
posibilitan la repetición constante del mismo ejercicio hasta que el
sujeto adquiera la habilidad y la autocorrección inmediata, aumentan el
grado de autonomía e independencia de estas personas, permiten una
mayor rapidez y calidad de los trabajos lo que favorece la disminución
del sentido del fracaso.

Según Cabero (1999) podemos añadir a estas ventajas el hecho de
utilizar los sistemas simbólicos de los medios, de diseñarlos de tal
forma que pudieran interaccionar con los sujetos en función de sus
características cognitivas, y suplantar o facilitar el desarrollo de las
operaciones mentales que ellos por sus déficit cognitivos podrían tener
dificultades para su realización -entraríamos en la Z.D.P. de Vygotski-
para adaptar los recursos al alunado, una necesaria ergonomía.

En un estudio de Area (1997) encuentra una amplia lista de ventajas
que puede suponer el uso de los multimedia en educación, en un
intento de síntesis, se han recogido sólo aquellas que aparecen en la
mayoría de estos estudios: adaptación al ritmo individual del usuario,
adaptación a la diversidad, facilita el tratamiento y presentación de la
información, mejora del aprendizaje, secuenciación de las tareas de
aprendizaje, entre otras.

Las actuales líneas de investigación en este ámbito, tienden con una
óptica metacognitiva a concienciar al alumno sordo de sus posibilidades
y limitaciones reales, con objeto de que éste pueda elaborar proyectos
realistas para su propio progreso (Reyes, Ipland y Barrero, 1998). Este
es un enfoque distinto al tradicional, el sistema no es enseñar sino
optimizar los procesos de auto-aprendizaje desde una perspectiva
constructivista; así como resaltar la idea de que la educación del niño
sordo debe ser adaptada individualmente.

Grandes son los avances que se están produciendo en las nuevas
tecnologías, así como también, grandes son las ventajas que estas
herramientas presentan a la educación, en beneficio de una igualdad de
oportunidades, sin embargo, no todo es positivo , puesto que nos
encontramos en algunos casos con una serie de inconvenientes y
limitaciones , entre los que hemos de destacar los siguientes: la
utilización de los medios por el profesorado, viene claramente
condicionada por su presencia en los Centros; y su presencia no sólo
desde la óptica de la cantidad, sino también desde la calidad y
actualización de los equipos; añadir que esta dificultad no sólo debemos
percibirla referida exclusivamente al hardware sino también desde la
falta de software, y de software adaptados a los contenidos curriculares
y a las necesidades educativas, en este caso a las necesidades
educativas especiales que presentan los alumnos sordos.

Según Valle (1996) existen una serie de dificultades que podemos
encontrarnos para la integración de las nuevas tecnologías y los
recursos audiovisuales en los Centros, entre las que sitúa las dos
siguientes: la falta de infraestructura, y la escasez de los productos
didácticos. Otra de las limitaciones con las que suelen contar los
Centros Educativos, es la falta de material tecnológico debido al gran
presupuesto económico que supone, del cuál no dispone el Centro.

Un inconveniente que suele presentarse en el profesorado, es la falta de
formación en nuevas tecnologías y debido a ello, el rechazo que puede
provocarse hacia estos innovadores medios. Otra limitación es que la
escuela como institución social tiene tendencia al inmovilismo, en los
Centros se rechaza inicialmente cualquier nueva tecnología y estrategia
de enseñanza (Cabero, 2002).

Por último resaltar otras dos limitaciones, el especialista en el aula y el
trabajo en equipo con el docente: ningún niño es igual a otro, y esto es
más cierto cuando nos referimos a los privados de audición, cuya
graduación hace intervenir factores diferenciales entre unos y otros, la
integración del niño sordo en clases normales no puede ser realizada de
forma indiscriminada pero se ha de contar con un /os especialista /s
en audición para que trabajen en colaboración con el profesor- tutor del
aula, aquí encontramos ambos problemas, el hecho de que el
especialista vaya al aula y trabaje con el alumnado deficiente auditivo -
aún estamos recorriendo el camino para que esto suceda-, y la falta de
tiempo que el docente suele presentar para trabajar en grupo junto al
especialista (docente y especialista han de trabajar en equipo para que
el hardware y el software puedan ser adaptados a estos sujetos sordos).
Estas limitaciones tendrían que ser superadas a través de un mayor
presupuesto económico aportado a la educación para la compra de más
materiales, una educación permanente del profesorado donde se les
enseñe la importancia del trabajo en equipo y la formación en
conocimientos por el bien del proceso educativo de sus alumnos, y el
hecho de contar con especialistas en nuevas tecnologías para que
puedan poner al día los contenidos que se lleven a cabo en el aula; la
comunidad educativa ha de disponer de una actitud positiva para con
sus miembros, por lo que hemos de encontrar soluciones y superar
limitaciones. Todo cambio ha de ser posible, ningún inconveniente ha
de estancar la educación de un alumno.

4. Referencias bibliográficas.

AGUADED, I. (1999). La educación en medios de comunicación en el
ámbito europeo: un movimiento para el siglo XXI . Pixel-Bit. Revista de
medios y educación, nº 12, pp.13-32.
ALBA, C. (1994). Utilización didáctica de recursos tecnológicos como
respuesta a la diversidad . En SANCHO, J. M. (Coord.). Para una
tecnología educativa. Barcelona: Horsori.
AREA MOREIRA, M. (1997). Futuro imperfecto: nuevas Tecnologías e
igualdad de oportunidades educativas . Ponencia presentada en la XX
Escuela de Verano de Canarias. La Laguna: Dpto. de Didáctica e
Investigación Educativa y del Comportamiento. Universidad de La
Laguna.
ARNÁIZ, P. (1996). Las escuelas son para todos . Siglo Cero Vol. 27 (2).
BARRERO GONZÁLEZ, N. y REYES REBOLLO, M. M. (2000). Enfoque
multimedia de los programas metacognitivos de lectura: tecnología
educativa en la práctica . Pixel Bit. Revista de Medios y Educación nº 15
(Junio 2000). Secretariado de Recursos Audiovisuales y Nuevas
Tecnologías. http://www.sav.us.es
CABERO ALMENARA, J. (Coord.) (1999). Medios audiovisuales y nuevas
tecnologías para la formación en el S. XXI. Murcia: D.M.
CABERO ALMENARA, J. (Dir.) (2002). Las TICs en la Universidad.
Sevilla: MAD. Colección Universitaria, Ciencias de la Educación.
 FARRER y otros (1997) en REYES REBOLLO, M.Mª. y SILES ROJAS, C.
(2002). Formación e integración socio-laboral de las personas con
necesidades especiales. Sevilla: Kronos.

								
To top