Docstoc

Revista la batuta 6

Document Sample
Revista la batuta 6 Powered By Docstoc
					2 La Batuta Noviembre 2005
Febrero 2007 La Batuta 3
4   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 5
6   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 7
8   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 9
10   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 11
12   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 13
14   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 15
16   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 17
Turismo e historia unen a Tumbes y Cajamarca
La Ruta de Pizarro
A 474 años de inicida su larga marcha a Cajamarca y secuestrar al Inca Atahualpa, las hue-
llas de Francisco Pizarro fueron retomadas como una nueva ofeta turística. Alfredo Miró Que-
sada, Darío Gastelo y Marco Roncal, siguieron durante 17 días el rumbo del conquistador.

                                                               1532.
                                                                   En 1941, este fascinante
                                                               pasaje de la historia desper-
                                                               tó el entusiasmo de Alejan-
                                                               dro Miró Quesada Garland,
                                                               entonces de 26 años, quien
                                                               decidió seguir los pasos de
                                                               Pizarro de Tumbes a Ca-
                                                               jamarca y que él llamó La
                                                               Ruta del Reencuentro que
                                                               hoy marca una alternativa
                                                               turística.
                                                                   Las crónicas e impre-       “Queríamos sentir el aire,
                                                               siones de Alejandro Miró        el calor, la altura y la sen-
                                                               Quesada fueron editadas         sación de lo desconocido.
                                                               por el diario El Comercio       Queríamos retar al cansan-




Por Felipe Burga Delgado                                       en 1992, bajo el título de La   cio, al hambre y a la aventu-
    La ruta seguida por Piza-   fácilmente los hubiera des-    Ruta del Reencuentro, libro     ra de ir a caballo, un medio
rro, iniciada en septiembre     trozado en una de las tantas   que en 1995 abrió el interés    de transporte del cual yo,
de 1532, es una página          quebradas andinas que hay      de Alfredo Miró Quesada         particularmente, no tenía ni
memorable en la historia de     en el recorrido.               para emular la expedición       la más mínima idea”.
la Conquista. Los cronistas          Pero Atahualpa, más       de Pizarro y de su tío Ale-         Organizar la expedición
que acompañaron a Pizarro       preocupado en la guerra ci-    jandro.                         que cubriría 750 kilómetros
-Xerez y Miguel de Estete-      vil con Huáscar, dejó seguir       “Mucho más jóvenes          de Tumbes a Cajamarca,
narraron las peripecias y       a Pizarro que pensó tomar      entonces -1995- llenos de       no fue fácil, pues la ruta
temores que embargaron          prisionero, junto con todos    emoción, y espíritu de aven-    comprende extensos desier-
al Conquistador y sus 168       sus hombres en la Plaza de     tura nos agrupamos alrede-      tos que comprenden Tum-
soldados mientras cruza-        Cajamarca. La historia, sin    dor del tema de La Ruta de      bes, Piura y la zona norte
ban los desiertos de Piura y    embargo, le tenía reservada    Pizarro. Nos cautivó la idea    de Lambayeque, zonas ricas
luego ascendían por la fría     una amarga sorpresa y, tras    de revivir parte de nuestra     en historia y formas de vida,
y accidentada cordillera.       una sangrienta masacre de      historia, conocer qué hicie-    por ser además área de in-
Más de una vez, temieron        soldados incaicos, Atahual-    ron y cómo se realizó esa       fluencia de importantes cul-
ser emboscados y, de ha-        pa cayó prisionero de Piza-    epopeya”, recuerda Alfredo      turas pre-incaicas como la
berlo decidido, Atahualpa,      rro el 16 de noviembre de      entre mapas y bosquejos.        Moche, Sicán y Vicus.


18   La Batuta   Febrero   2007
                                                                 Preparación de largo aliento
                                                                      Planificar La Ruta de      implica la posibilidad de
                                                                  Pizarro fue una tarea de       mostrar al mundo bellos
                                                                  largo aliento, que empe-       parajes de nuestro territo-
                                                                  zó con la recopilación de      rio, situarnos como un país
                                                                  documentación, para lo         que comprende y se com-
                                                                  cual fue muy importante la     promete con su pasado y
                                                                  experiencia de Alejandro       que está dispuesto a vivir
                                                                  Miro Quesada, ex director      de la cariñosa atención a
                                                                  de El Comercio y conoce-       los turistas y visitantes y de
                                                                  dor del camino.                la muestra orgullosa de lo
                                                                      También fue muy im-        que ha sido su historia, de
                                                                  portante la elección de los    lo que es su presente y de lo
                                                                  caballos, que deberían ser     que puede ser su futuro”.
                                                                 fuertes e imponentes como       Anécdota aleccionadora
    Tras cruzar esta ruta           Al llegar a Cajamarca,       José Santos Chocano des-
bajo un sol aplastante, se      el 14 de diciembre, los ex-      cribía a las cabalgaduras         “Los expedicionarios éra-
debía ascender la cordi-        pedicionarios fueron aga-        de los conquistadores.          mos mestizos en mayor o
llera, en medio de un frío      sajados por las autoridades      Igual-
intenso, de quebradas y         locales, quienes expresaron      mente
hondonadas, propias de la       su agradecimiento por po-        se cuidó
accidentada geografía de        ner nuevamente sobre el          mucho el
los Andes. Si bien la ruta      tapete, un recorrido que         tener los
era áspera y extenuante,        podría convertirse en un         aparatos
los ánimos nunca decaye-        atractivo turístico para los     de      co-
ron entre el jefe de la expe-   amantes de la aventura.          munica-
dición, Alfredo Miró Que-       Así, el legado de Pizarro no     ción y de
sada y sus compañeros:          sólo será de historia, sino      posicio -
el geógrafo Darío Gastelo       de viable alternativa social,    namien-
y el experimentado jinete       cultural y ecoturística.         to más
PNP Marco Roncal.                   Por lo pronto, los pue-      adecua-
    Por la importancia e im-    blos de la cuenca del río        dos para
pacto turístico que tiene el    Zaña organizados tempra-         este tipo
proyectar la Ruta de Pizarro,   namente en la asociación         de travesías. Un cuarto in-     menor medida, y estábamos
el presidente Alan García       AMUCZA, ya vislumbran su         tegrante de la expedición,      muy delgados y quemados
recibió a los expediciona-      desarrollo basado en sus         desde una 4x4 especial,         por el sol –más parecíamos
rios en Palacio de Gobierno     valiosos ecosistemas, des-       estaba al tanto ´para dar-      marroquíes o turcos- la gen-
brindándoles una emotiva y      de el bosque Tropical del        les la ayuda inmediata si se    te nos preguntaba, antes de
simbólica despedida. El 28      Pacífico, en Tumbes, hasta       hubiera presentado algún        oírnos hablar; si éramos po-
de noviembre del 2006,          el bosque Seco Ecuatorial        percance, que felizmente        lacos, argentinos, españoles
Miró Quesada, Gastelo y         en Piura y Lambayeque,           nunca pasó.                     o checos; asombrándose al
Roncal iniciaron el recorri-    y Cajamarca, una de las               Pero ante todo, lo re-     saber que éramos limeños,
do en tres caballos, fieles     cuencas lecheras más pro-        cuerda ahora con satisfac-      puneños, peruanos todos.
compañeros que los lleva-       ductivas del país.               ción Alfredo Miró Quesada,      Todavía se piensa que los
ron por la misma senda que          Esperemos que esta           fue necesario someterse a       sueños o las aventuras son
siguieron el Conquistador y     avanzada emprendida con          un intenso entrenamiento        para otras latitudes; parece
sus hombres -62 jinetes y       entusiasmo, e iniciada con       físico, pues recorrer a caba-   que no se tiene conciencia de
106 infantes-. En el cami-      el beneplácito presidencial      llo 750 kilómetros requería     que los peruanos ya estamos
no, fueron recibidos por        a la idea transmitida por        Buenos músculos y perfecta      comenzando a sonar y que
pobladores entusiasmados        los promotores principales,      salud. Así fue que en los       queremos convertir nuestros
por la idea de ser parte de     COSAS y El Comercio, arri-       últimos meses, el jefe de       sueños en realidades”, sen-
un nuevo eje turístico.         be a buen puerto.                la expedición, de 55 años,      tencia Alfredo MQH.
    “Nuestros temores de            Con la avanzada de es-       agarró sus fierros y se puso
que La Ruta de Pizarro fue-     tos tres jinetes, la histórica   en forma, pero siempre con
ra complicada y nos trajera     ruta se vuelve un contem-        un mapa de Tumbes a Ca-
problemas, fueron comple-       poráneo tópico turístico.        jamarca, para formarse en
tamente infundados; aunque      Ojalá que nuevos opera-          la mente el camino que los
tuvimos dudas en un tramo       dores sigan la huella, no de     esperaba, a él y a sus expe-
y cambiamos la ruta en un       Pizarro, sino de Mincetur,       dicionarios.
pequeño segmento. Lo más        Promperú, Minintur, PNP      ,        Al hacer un balance del
probable es que Pizarro hi-     Embajada de España, Cla-         recorrido, Alfredo escribió:
ciera varios intentos de as-    ro, EPZ Energy, Aerocón-         “El abrir La Ruta de Pizarro
censo conforme fue dándo-       dor, Hoteles Costa del Sol       no solamente es realizar
se cuenta de la geografía”,     que ofrecieron un decisivo       una epopeya intelectual
dice Miró Quesada.              apoyo a la propuesta.            e íntimamente personal;


                                                                                                  Febrero 2007 La Batuta 19
20   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 21
22 La Batuta Noviembre 2005
Febrero 2007 La Batuta 23
24   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 25
26   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 27
28   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 29
30   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 31
32   La Batuta   Febrero   2007
Febrero 2007 La Batuta 33
34   La Batuta   Febrero   2007

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Tags: Revista, batuta
Stats:
views:70
posted:7/1/2010
language:Spanish
pages:36
Description: Revista la batuta 6