Docstoc

Más Allá del Libre Comercio

Document Sample
Más Allá del Libre Comercio Powered By Docstoc
					Más allá del Libre Comercio:
         Seguridad Esencial
II
      Bryan González Hernández




Más allá del Libre Comercio:
         Seguridad Esencial




      Heredia, Costa Rica
             2008




              III
© Bryan González Hernández
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial
Primera edición 2008

Premio Ensayo de Ciencias Sociales 2007
Facultad de Ciencias Sociales. Programa de Pensamiento
Social Alternativo


382
G642m
González Hernández Bryan
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial / Bryan
González Hernández -- Heredia, C.R. : CIDCSO-UNA, 2009.
153 p.; 20cm

ISBN 978-9968-9938-2-1

1. COSTA RICA. 2. LIBRE COMERCIO 3. NUEVO ORDEN
ECONÓMICO INTERNACIONAL


Edición a cargo de
Juan Gómez Meza
Instituto de Estudios Latinoamericanos



Hecho el depósito de ley

Se permite reproducir parcial y totalmente cualquier parte de
este libro, citando la fuente original. Se prohíbe cualquier uso,
contra la humanidad, la paz o la naturaleza, de cualquier parte
de este libro. Disponible en:
http//:seguridadesencial.blogspot.com




                              IV
    Para Daniela




V
VI
                 Contenidos


Agradecimientos………………………………….…..1

Introducción………………………………………...…7

Sobre la retórica difusa:
De la Seguridad Nacional a la
Seguridad Esencial……………………………….…21

La Geopolítica de los Tratados de Libre
Comercio…………………………………………..…51

El Nuevo Orden Jurídico Internacional.....….…….93

Excurso: Costa Rica y la “Dictadura
Democrática”…………………...…………………..115

Referencias…………………………………………133




                       VII
VIII
 “La ley, en su majestuosa igualdad,
prohíbe al rico como al pobre dormir
   bajo los puentes, mendigar en las
                  calles y robar pan”.

                    Anatole France




           IX
                Bryan González Hernández
      Ganador Premio de ensayo pensamiento
                            alternativo 2007

Bryan González Hernández (1984). Licenciado
en Relaciones Internacionales con énfasis en
Política Internacional; Magíster en Estudios
Latinoamericanos con énfasis en Cultura y
Desarrollo, Universidad Nacional de Costa Rica
(UNA).      Es   coordinador     del     proyecto
Geoestrategia Latinoamericana en el siglo XXI
del Instituto de Estudios Latinoamericanos
(IDELA). Se especializa en geopolítica, política
internacional, imperialismo, desarrollo, guerra y
seguridad, entre otros temas. Todos ellos
enfocados hacia América Latina. Ha escrito
varios artículos y ensayos, disponibles
ingresando al weblog:
http//:leavingwonderland.blogspot.com




                       X
             AGRADECIMIENTOS

       Este ensayo podría ser catalogado como
continuación de mis investigaciones en torno al
tema del imperialismo, en especial, de lo que
algún día iba a ser mi segundo libro Religión,
Terror    y     Globalización:     esencia    del
imperialismo, trabajo que aún se mantiene
inédito, y de cierta manera inconcluso. Todo
este trabajo investigativo inicia desde mi primer
libro Sobre la Guerra Preventiva, publicado
como documento de estudio de la Escuela de
Relaciones Internacionales de la Universidad
Nacional de Costa Rica (UNA).

       Al igual que mis trabajos anteriores, este
ensayo se caracteriza por lo que considero un
fuerte contenido crítico, y es una especie de
llamada de atención a la academia y a la
sociedad en general. Ya no se puede creer
ciegamente en que todo se guía únicamente
por cuestiones económicas, no podemos ser
tan reduccionistas, y menos adoptar ese
discurso que se nos envía desde la metrópolis
para no contemplar todo el espectro de la
Política Internacional.
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

        Más allá del Libre Comercio: Seguridad
Esencial surgió por la insistencia, “regaños” y
recomendaciones de mi gran amiga, Daniela
Álvarez Keller, quien estuvo presente en todo
el desarrollo de esta investigación, desde los
vagos planteamientos intercambiados en unas
“tardes de café” hasta la corrección del texto
definitivo y la aportación de comentarios
atinentes. Fue ella quien me insistió en que
participara en el concurso de ensayo de la
Facultad de Ciencias Sociales de la
Universidad Nacional, y quien me recomendó
que presentará este ensayo y no el de
“Religión, Terror y Globalización: Esencial del
Imperialismo”. Por su inmenso apoyo, y por
inspirarme a escribir este ensayo, he decidido
dedicarle esta primera entrega, esperando que
demuestre, aunque sea de forma escueta, el
gran cariño y agradecimiento que le tengo.

        Es a Eduardo Saxe Fernández a quien
le debo mi agradecimiento, ya que desde el
inicio de mi vida universitaria actuó, además de
amigo, como un guía, escuchó mis
planteamientos, revisó mis escritos, me mostró
los puntos débiles de los mismos, me
recomendó libros y corrientes de pensamiento.
Un profesor que, a diferencia de muchos, no se
aferró a alguna especie púlpito, que tiende a
separar a los profesores de los estudiantes.
Por el contrario, se aferró a la idea de que los



                      2
                    Bryan González Hernández

estudiantes también tenemos algo que decir, y
debemos ser escuchados. Ser su asistente no
sólo me mostró cual es el rol de un intelectual
en la sociedad, que no es el de “dioses del
Olimpo”, aislados del resto de la humanidad y
pertenecientes a un remedo de “aristocracia
académica”, sino el de socializar el
conocimiento, mostrar a la sociedad que ante
una cultura unidimensional adoradora de
Tanatos      hay    que    crear     alternativas
multidimensionales, cargadas de un ímpetu
“dionisiaco”, un apego a la vida y al planeta en
que vivimos. Por tanto, no existen palabras
para agradecerle todo el apoyo y consejos que
me brindó en todos estos años.

        Debo agradecer también el apoyo
recibido de mis padres, Ana Patricia y Gerardo
y mis hermanos, Jonathan y Oscar, ya que me
facilitaron la posibilidad de acceder a estudios
universitarios, y de postgrado, oportunidad que
se desvanece cada vez más para quienes
deseamos seguir estudiando, debido a los
lineamientos del Banco Mundial de privatizar
los estudios de postgrado en las universidades
públicas, con el objetivo de crear mano de obra
especializada pero barata, neoesclavos.

        Reconozco el apoyo de compañeros y
amigos, quienes se sentaron a escucharme y
facilitarme encuentros con distintas personas




                        3
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

para dar a conocer mis planteamientos, Jeff
Brenes, Indira González, Rebeca lazo y Gabriel
Rivas Ducca, son algunos de ellos, quienes
han llegado a conocer mi discurso de memoria.

        Agradezco también a Marco Méndez,
amigo y joven intelectual, por sus comentarios
críticos, y por actuar en muchas ocasiones
como interlocutor, en especial en los temas
geopolíticos. A Francisco Robles, Juan Gómez,
Charleene Cortés, Sergio Yépez, Alfredo
Montero, Antonio Barrios y Armando Solano,
entre muchos otros que escapan a mi memoria.
A todos ellos les agradezco su amistad, apoyo
y paciencia. También al profesor Jaime
Delgado Rojas, quien leyó un primer borrador y
quien hizo comentarios atinentes al mismo. Al
Director     del     Instituto   de    Estudios
Latinoamericanos (IDELA), Rodolfo Meoño, por
el apoyo e importancia brindada a los
estudiantes de la Maestría, además por su
preocupación por la excelencia académica del
Instituto. Y a los profesores del IDELA, Rafael
Cuevas Molina y Mario Oliva, entre otros.

      Por último, pero no menos importante, a
John Saxe-Fernández en México, Carlos Taibo
en España y François Houtart, Bélgica, por su
amistad y apoyo, en primera instancia. Y en
segundo lugar, por la información y
comentarios que me brindaron.



                      4
                    Bryan González Hernández

      Debo recalcar que, pese a ese gran
apoyo que recibí, lo que aquí escribo es
enteramente responsabilidad mía.

       A todos ellos, y a otros, les agradezco su
influencia personal y/o teórica, y por compartir
conmigo trincheras en esta resistencia mundial
contra el imperialismo.

                         Heredia, Abril de 2008




                        5
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial




                      6
                   Bryan González Hernández




                Introducción
      La        verdadera      esencia        del
neoliberalismo no es el libre mercado. Por el
contrario, se ha caracterizado por la
explotación de recursos naturales y humanos
de los países del “Tercer Mundo” en beneficio
de las metrópolis, a través de acuerdos
leoninos comerciales, políticas dictadas por los
Organismos       Financieros     Internacionales
(OFIs), o cuando el caso lo amerite, a través de
incursiones militares.

        “El neoliberalismo se ubica como una
reflexión desde un capitalismo de mercado
puro, y de régimen republicano (...) al mismo
tiempo,      dentro     del   capitalismo,   el
neoliberalismo representa una posición que
tiende a no aceptar premisas o postulados
histórico-sociales, afirmando más bien que el
mercado es una entidad de la naturaleza, que
funciona de forma natural, y que pertenece, por
ejemplo, con la familia monogámica patriarcal,
a formas heredadas biogenéticamente en el
desarrollo de la humanidad y en tal sentido
igual a como funciona un grupo animal social, o
procesos bioquímicos o astronómicos” (Saxe,
E. 1999: 91).



                       7
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



        Claro está que el mercado, junto a la
familia monogámica patriarcal y entidades
divinas “voyeuristas”, no poseen referente
histórico alguno en los períodos de la
formación de la especie humana. Su única
relación la encontramos a través de la etología
que nos permite comprender que “la estrategia
de acumulación forma parte de un
comportamiento animal que perdura en el
mundo de los primates humanos; un mundo en
el que algunos continúan acumulando poder y
riqueza siguiendo pautas etológicas y atávicas,
condenando así, como cualquier otro animal, a
grupos enteros de nuestra propia especie a la
pobreza (y al exterminio, BGH)” (Carbonell;
Sala, 2002:76).

       El neoliberalismo en la actualidad, ha
diferido de sus principios liberales originales,
los cuales se enmarcaban dentro de un
contexto en pro del sector social de los
diferentes países en que se desarrolló
originalmente.

       Este ensayo se propone estudiar la
relación simbiótica del neoliberalismo y su
doctrina del libre mercado con la guerra, a
través del concepto de la “liberalización




                      8
                       Bryan González Hernández

competitiva”1, que se encuentra plasmado en
los “Tratados de Libre Comercio” (TLC),
haciendo especial énfasis en el Tratado de
Libre Comercio entre Centroamérica, República
Dominicana y Estados Unidos (CAFTA-DR, por
sus siglas en inglés), debido a su importancia
geoestratégica, tanto por sus recursos
estratégicos como por la necesidad de
consolidar una “zona tapón” que impida la
expansión del nuevo populismo sudamericano.

      Para efectos de este ensayo, es
importante destacar que las teorías a utilizar

1
  Política utilizada por la administración Bush que busca
una apertura de los mercados mundiales a las
compañías        estadounidenses,      además    de    un
fortalecimiento de las leyes orientadas al libre mercado,
que le permitan a los EE.UU. mantenerse en el centro
del poder de este sistema. Para Simon Evenett y Michael
Meier este tipo de política persigue tres tipos de
objetivos claramente definidos: “First, to induce a
competition for access to the large U.S. market, thereby
encouraging foreign countries to open their economies to
U.S. companies and farmers. Second, to encourage the
adoption abroad of U.S.-style market-friendly business
laws and regulations, or at least the adoption of
regulations that U.S. businesses can accommodate more
easily. These two objectives are to be accomplished
through mutually-reinforcing and sequential bilateral,
regional, and multilateral trade initiatives. The third
objective is to encourage other nations to support
U.S. foreign policy and military objectives, and more
broadly, what might be termed U.S. values.” Evenett;
Meier, 2006: 2)




                            9
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

serán, por un lado, el realismo político para
comprender el espectro de la guerra, la
seguridad y la deslegitimación del Derecho
Internacional por parte de Estados Unidos
(EE.UU.). Esta teoría es importante porque es
el referente teórico utilizado, en gran medida
por la Administración Bush. Por otro lado, las
teorías del imperialismo, deben ser rescatadas
para comprender, a cabalidad, el accionar de la
política exterior estadounidense.

        De ahí que, para efectos de este ensayo
y para que no haya una mala interpretación,
aclaro que no considero a EE.UU. como un
Imperio debido a que estratégicamente se
encuentra muy débil. Esto se constata en su
crisis económica, división política y social, la
pérdida de influencia en gran medida producto
del surgimiento de retadores regional a su
hegemonía, y por último, su incapacidad de
salir victorioso en dos teatros bélicos frente a
dos países totalmente devastados, los casos
de Afganistán e Irak2.

     Sin embargo, sí considero a EE.UU.
como una potencia imperialista, es decir, con

2
  Para un estudio serio sobre la debilidad de EE.UU.
véase el libro de Saxe Fernández, “Colapso Mundial y
Guerra” en especial el capítulo “aspiración imperialista
de EE.UU., debilidades estratégicas, guerra y colapso
mundial”.



                        10
                       Bryan González Hernández

aspiraciones imperiales, debido a que sus
políticas revisionistas buscan una ruptura del
statu quo establecido y modificar las relaciones
de poder en el sistema internacional.

        Los TLC van más allá de ser simples
acuerdos comerciales y, por el contrario,
cumplen una función estratégica en las
políticas exteriores y de seguridad de varias
potencias. En el caso de EE.UU., sus
defensores sostienen que “ninguno de los TLC
negociados      por   los  EE.UU.       persigue
estrictamente razones económicas. En cada
caso, hay únicas preocupaciones políticas,
diplomáticas o estratégicas que hacen al
posible “socio” de un TLC, atractivo”3.

       Es importante tener presente la
estrategia militar de EE.UU., -que está
integralmente relacionada con la doctrina del


3
  “None of the FTAs the United States has negotiated
was pursued strictly for economic reasons. In each case,
there are unique political, diplomatic or strategic
concerns that make the potential FTA partner attractive”.
Este tipo de argumentos se encuentran a lo largo de los
documentos de los Think Tanks neoconservadores
(neocons). En este caso, esta cita se encuentra en el
proyecto para un TLC con Taiwán, planteado por el
Project for a New American Century (PNAC). En Greg
Mastel, “Project Paper for a US-Taiwan Free Trade
Agreement” www.newamericancentury.org




                            11
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

“libre mercado”-, en América Latina, cuyo
principal objetivo es instalar y sostener
regímenes de poder que promuevan las
políticas de “libre mercado” y socavar los
movimientos sociales y los gobiernos que
buscan o plantean modelos alternativos de
desarrollo.

       Esta estrategia militar, afirma Petras, “ha
operado en múltiples niveles, tomando en
cuenta los diferentes contextos políticos, pero
todos convergen en el mismo objetivo: a)
narcointervención, que es básicamente una
actividad encubierta de contra-insurgencia para
establecer una constante presencia militar en
Sudamérica (Bolivia, Perú, Colombia, etc.); b)
combate de baja intensidad, en América
Central, un eufemismo de una ofensiva militar
expandida e intensa de las fuerzas armadas y
de los escuadrones de la muerte para militares
aliados en contra de los movimientos políticos y
sociales de la región; c) intervención militar
directa en gran escala, que incluye fuerzas
armadas estadounidenses (Grenada, Panamá)
o sustitutas (Nicaragua), con el propósito de
destruir el régimen, sus instituciones estatales
y sus estructuras socioeconómicas, e instalar
un dócil gobierno títere, y d) convergencia
ideológica rutinizada (en el resto de América
Latina)     para    prevenir        levantamientos
populares” (1997:20).



                      12
                        Bryan González Hernández



        Otro elemento que se debe tener
presente para comprender los TLC, en especial
los realizados con EE.UU., es que no son
supranacionales, ni siquiera fomentan la
supranacionalidad.      En     el    caso    de
Centroamérica, el TLC con EE.UU. socava
todo esfuerzo integracionista que se alcanzó en
años      anteriores,  destruyendo     toda   la
institucionalidad desarrollada por los procesos
de integración, como es el caso de la Corte
Centroamericana de Justicia, que se verá
obsoleta producto de los “paneles de
resolución de conflictos” que se encuentran
estipulados en el capítulo 10 del Tratado4.

       Posee, además, un carácter leonino,
siendo su esencia prácticamente (neo)
colonialista. Por ello, más que buscar un tipo

4
  En este capítulo se establece que si alguna de las
empresas inversionistas se declara como perjudicada
por las medidas tomadas por el Estado tiene dos vías
para reclamar con la posibilidad de elegir cualquiera de
las dos; puede recurrir a los Tribunales de Costa Rica o
puede ir a un centro de arbitraje internacional. El Estado
afectado, por el contrario, está obligado a comparecer
ante ese centro. Entre los centros de arbitraje
internacional se encuentran, el CIADI (Centro
Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a
las Inversiones), que es del Banco Mundial, o bien la
CNUDMI (Comisión de las Naciones Unidas para el
Derecho Mercantil Internacional), de las Naciones
Unidas.




                            13
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

de integración entre “las partes”, conduce a
una especie de anexión, producto de la
reducción de la soberanía de los Estados más
débiles, que terminan guiándose por los
designios de Washington y aplicando en sus
territorios el “USA Patriot Act5” y con ello
creando      un    Nuevo     Orden     Jurídico
Internacional, basado en el derecho interno de
EE.UU.

       El “libre comercio” se podría interpretar
como la continuación de las “políticas de
puertas abiertas” seguidas por los EE.UU. que
busca una apertura total al comercio y la
inversión, especialmente en los países
“subdesarrollados”.



5
  Cuyo significado es Uniting and Strengthening America
by Providing Appropriate Tools Required to Intercept and
Obstruct Terrorism (Unir y fortalecer a EE.UU. para
proporcionar los instrumentos adecuados que permitan
frenar y obstaculizar al terrorismo). Esta Acta fue
aprobada en octubre de 2001 por el Senado -98 votos
frente a 1- y por el Congreso –de sus 435 miembros sólo
se opusieron 66-, con esta ley “el fiscal general recibió
poderes plenos en lo que respecta a la detención y el
encarcelamiento, en su caso sin proceso legal alguno,
de personas. El Estado, por otra parte, pasó a disfrutar
de capacidades ilimitadas en lo que se refiere al control
de las comunicaciones y los datos informáticos, al
tiempo que se alteraban las normas aplicadas a la
desclasificación de documentos” (Taibo, 2005: 84)



                         14
                    Bryan González Hernández

       Magdoff sostiene que “el marco legal
necesario a la política de puerta abierta con
respecto a la inversión de capital ha sido
incorporado durante la posguerra a los
acuerdos multilaterales, tales como el firmado
por las veinte naciones americanas en 1948 en
Bogotá, y a los tratados bilaterales
modernizados sobre amistad, comercio y
navegación”. Estos últimos tratados, continua
el autor, “contienen una cláusula de inversiones
que     cubre     el    derecho     del    capital
norteamericano de participar libremente en
negocios, la no discriminación contra los
inversionistas de los EE.UU., la no interferencia
en cuestiones de propiedad, las operaciones
administrativas      de     los    inversionistas
norteamericanos       y    otras   disposiciones
protectoras similares“(Magdoff, 1969:148)

         Para garantizarse la viabilidad y
aprobación de este tipo de tratados leoninos,
los EE.UU. “han aceptado introducir cierta
flexibilidad en los tratados con países
subdesarrollados para acomodarlos a las
necesidades      políticas  de    los   grupos
gobernantes, pero insisten en contar con tales
tratados y utilizan la ayuda económica como
arma para obtener otros acuerdos de
protección de las inversiones norteamericanas”
(1969: 148). Es importante traer a colación las
afirmaciones de la Oficina de las Colonias de




                        15
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Gran Bretaña que durante la Segunda Guerra
Mundial, observaba que “los norteamericanos
están dispuestos a dejar que sus subordinados
sean independientes políticamente mientras
sigan atados económicamente a ellos y no
vean    ninguna    inconsistencia   en   eso”
(Chomsky, 1988:20)

       Resulta interesante rescatar las palabras
de Alexander Hamilton, quien en 1791
comentaba sobre los peligros que puede
acarrear el comerciar con grandes potencias:
“EE.UU. no está en posición de comerciar con
Europa sobre una base igualitaria, y la
exigencia de reciprocidad lo conduciría a
confinarse a sí mismo a la agricultura, y a
abstenerse de las manufacturas. Una
necesidad constante y creciente, por parte de
EE.UU., de las mercancías europeas, y sólo
una demanda parcial y ocasional de las suyas
como respuesta, no podría sino exponerlo a un
estado de depauperación comparado con la
opulencia a que le permiten aspirar sus
ventajas políticas y naturales”. Hamilton brinda,
además, una solución para evitar las
desventajas que acarrean estos tratados
leoninos: “Si Europa no adquiere nuestros
productos, en condiciones adecuadas a
nuestros intereses, el remedio natural es
reducir, tan pronto como sea posible, nuestras




                      16
                    Bryan González Hernández

compras a ella” (citado en Wionczek, 1964:
XIX, énfasis BGH).

        Sin Embargo, han pasado más de 200
años desde que Hamilton advierte sobre estos
peligros y la situación mundial actual dista
mucho de la situación de aquella época. Son
los EE.UU. los que imponen las políticas
comerciales que le permitan sostenerse en el
centro del poder de la red imperialista, y el
Estado que pretenda resistirse a su
dominación, será objeto de intervenciones
militares.

       No se puede creer ingenuamente que
estos tratados de libre comercio, sí fomentarán
la competencia igualitaria entre las empresas
de cada una de las partes. Este tipo de
tratados, y prácticamente al igual que todo el
derecho, no son descriptivos, es decir, no
describen la realidad per se, por el contrario,
son prescriptivos, con ello, se afirma como
debería ser la realidad. En este tipo de tratados
se sostiene que se dará la posibilidad de la
libre competencia de forma igualitaria entre las
partes, sin favorecer a las empresas nacionales
más que las extranjeras –por ello se aduciría
que las empresas extranjeras deberán tener un
trato igual o mejor que las nacionales-. Con
todo ello, se pretende que una empresa
centroamericana luchará en igualdad de




                        17
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

condiciones con una norteamericana, cuyos
capitales son, en muchos casos, superiores
incluso a los de otros países.

       En consecuencia, esta igualdad de
tratamiento entre las partes equivale a una
igualdad de oportunidades para las firmas
norteamericanas en cuanto explotar los
recursos estratégicos centroamericanos y una
igualdad de oportunidades para las empresas
centroamericanas de explotar los recursos
estratégicos en territorio norteamericano. El
sólo hecho de pensar que sucederá así, ya es
absurdo, y los gobernantes centroamericanos
que lo expongan de esta forma a sus
respectivos pueblos, se caracterizan por una
fuerte demagogia y una esencia dictatorial6.

      No es de sorprender que las
negociaciones de estos tratados, al menos en
el caso centroamericano, se desarrollaran de
forma secreta. Es hasta el 2004 que se da a
conocer el texto del tratado producto de una
cláusula de confidencialidad exigida por el

6
  Vale la pena rescatar las afirmaciones del presidente
de Costa Rica, Oscar Arias, quien en reiteradas
ocasiones saca a relucir su discurso demagógico, como
en el caso de afirmar que “quienes antes iban a los
trabajos en bicicleta, con el TLC, podrán llegar montados
en un Mercedes Benz, o más recientemente, la
posibilidad de que las pequeñas pulperías podrán
competir con los grandes supermercados.



                         18
                    Bryan González Hernández

gobierno de EE.UU.7. Tras los atentados del 11
de septiembre de 2001, se contempla una
afición del gobierno estadounidense por la
“diplomacia secreta” -característica de las
viejas potencias imperiales- abolida al finalizar
la Primera Guerra Mundial en los “catorce
puntos” del presidente Woodrow Wilson.

       Se debe recordar, además, que con la
aprobación del Acta Patriota “retornan EE.UU.
y el mundo, a un tiempo cuando los gobiernos
legalmente hacían recurso a la “guerra sucia”
para combatir el terrorismo, incluyendo
contratar     miembros     de     las   mismas
organizaciones “insurgentes” o del mundo del
crimen. Eso fue prohibido en EE.UU. a raíz de
las    actividades    del    presidente   Nixon
(Watergate) al final de la Guerra de Vietnam,
pero ha sido reinstaurado en la legislación en
estos días junto con otra serie de medidas que
amplían las prerrogativas de los cuerpos de
seguridad, inteligencia y judicial, con la
consecuente reducción de un conjunto de
libertades civiles y cívicas” (Saxe, 2002: 16).
Esto viene a generar la transición de un Estado
cuasidemocrático a un Estado netamente
neofascista.



7
  Tomado del documental “Costa Rica Sociedad
Anónima”




                        19
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

       La relación entre el libre comercio y la
seguridad nacional que este ensayo pretende
estudiar, no se encuentra en lo referente a la
fabricación de armas en países como Costa
Rica y la posible comercialización de
armamento militar. Por el contrario, se enfocará
en el artículo 21.2 del Capítulo de Excepciones
del CAFTA-DR, llamado “Seguridad Esencial”,
cuyo concepto no ha sido definido aún, con lo
cual se caracteriza por ser ambiguo.
Posteriormente a tratar de comprender el ya
complejo concepto de “Seguridad Esencial”, se
podrán responder varias de las interrogantes
que surgen de un TLC con EE.UU.: ¿Cuál es el
Interés de EE.UU. de negociar Tratados de
Libre      Comercio,     en     especial     con
Centroamérica? En el caso de Costa Rica,
¿para qué se negociaron precios de armas de
guerra para un país sin ejército? Y en última
instancia, ¿Será que la industria de la guerra
busca nuevos mercados? O ¿Será que la
riqueza del “libre comercio” necesita ser
custodiada de unos cuantos que no se
beneficiarán de él?8




8
 Preguntas formuladas en el documental “Costa Rica
Sociedad Anónima”.



                      20
                    Bryan González Hernández




        Sobre la Retórica Difusa:
        De la Seguridad Nacional
         a la Seguridad Esencial

      La noción de “Seguridad Nacional” es
parte de una gama de concepciones de
carácter orwelliano, invertidas ideológicamente
con el fin de justificar la implementación de
políticas revisionistas por parte de una potencia
a nivel mundial. De ahí que es necesario, en
primer lugar, definir qué es Seguridad Nacional
para comprender y tratar de definir la ambigua
noción de Seguridad Esencial, presente
actualmente en los Tratados de Libre
Comercio.

       Es imperativo dudar que el concepto de
seguridad significa “sentirse libre de amenazas
o peligros” (Tivyev, L. citado por Aguilera,
2004: 133). Por el contrario, hay que tener
presentes que “la guerra es sustituida por
conceptos como “seguridad” que normaliza,
naturaliza, cotidianiza, positiviza y justifica la
guerra; -invierte los valores y se la emplea para
suprimir la repulsión que se siente por el
asesinato como fundamento ontológico. Pero




                        21
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

“la verdad” es que la guerra continuó siendo el
centro de los procesos internacionales” (Saxe,
E. 2005:1).

       La noción de Seguridad Nacional ha
permitido justificar la organización de
regímenes no democráticos y represivos,
mediante el argumento de “la existencia de una
amenaza muy grave, con una naturaleza a la
vez de riesgo proveniente del exterior de los
países, multifacética y sin límite en el tiempo,
que busca por medio de la violencia armada
someter a las naciones bajo su ataque”
(Aguilera, 2004:135). En la Alemania nazi, esa
amenaza se reflejaba en el judaísmo y en el
comunismo, en la guerra fría era el comunismo
y actualmente es el terrorismo.

        También se sostenía que el régimen
democrático era incapaz de hacerle frente a las
amenazas externas e internas que atentan
contra las naciones, por lo que aquellos
sectores de la nación que entendían el riesgo,
entre los cuales figuraban principalmente los
militares, deberían de asumir la conducción
total del Estado y dar una lucha en defensa de
la seguridad nacional, lucha que no podría
tener cuartel, y que por ello no se enmarcaba
en el Estado de Derecho ni respetaba el
Derecho Internacional Humanitario (Aguilera,
2004: 135).



                      22
                    Bryan González Hernández



        La seguridad nacional es una específica
ideología de dominación para la cual los
referentes tradicionales de la política: bien
común, orden público y seguridad nacional,
están determinados por los preceptos de la
guerra permanente y absoluta que conduce a
la militarización como instrumento privilegiado
de reproducción de las normas de existencia
social y, como inevitable corolario, al Estado de
Excepción Permanente y al terror como
mecanismo       para   el    mantenimiento      o
consolidación de un gobierno (Gallardo, 1989:
3)

       Las doctrinas de seguridad nacional
tienen como efectos, en primer lugar, la
inseguridad colectiva sobre la base de la
liquidación sistemática de toda búsqueda del
consenso que implique a otros -la oposición-
que son considerados por esta doctrina como
enemigos absolutos. En segundo lugar, la
desnacionalización     acelerada    con     sus
corolarios económico-sociales y culturales.

       La creación de gobiernos represivos
eran importantes para la etapa de desarrollo
neoliberal que “exigiría un Estado Fuerte,
represor de los movimientos sociales,
encargado de garantizar las inversiones y
acelerar la acumulación” (Rouquié, 1984:17).




                        23
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



       Históricamente se ha entendido que “las
principales amenazas a la seguridad son de
naturaleza militar (el riesgo sería en contra de
la integridad territorial, la soberanía y el
bienestar de la población) y que corresponde al
Estado (representado por el gobierno) la
gestión de la defensa” (Aguilera, 2004: 134).

        Chomsky asevera que “las acciones
agresivas y militares de todos los estados se
justifican invariablemente como medidas de
«defensa»” (1988:156). Sin embargo, “la
seguridad      es,    cuando    mucho,      una
preocupación trivial para los planificadores de
la seguridad” (1988:155). Se contempla a lo
largo de la historia, que detrás de la “retórica
defensiva” existen políticas revisionistas de
intervención     y    control   de     regiones
estratégicas9. En la actualidad, “la política
9
  Reacuérdese la invasión a Polonia por parte de la
Alemania nazi. El argumento principal de la propaganda
alemana para justificar una posible invasión a Polonia,
fue la persecución polaca de las minorías alemanas.
Alemania buscaba anexionarse los territorios de Danzig
y del Corredor polaco pero, ante la negativa de Polonia
de cederle esos territorios, provoca que la fase final de la
preparación del ataque contra Polonia: El autoatentado:
un miembro de las SD (Sicherheitsdienst, Servicio de
Seguridad del Partido) simuló un ataque “polaco” a la
emisora de radio alemana de Gleiwitz, que se completó
con cadáveres (de presos del campo de concentración)
en uniforme polaco (Watt, 1997 citado en González,



                          24
                      Bryan González Hernández

internacional y de seguridad amenazan la
seguridad de los Estados Unidos” –y la del
mundo entero, BGH- (1988:157).

        De lo anterior se desprende que la
“política de seguridad nacional” de EE.UU. no
consiste en la seguridad misma de los EE.UU.,
ni la de ninguno de sus aliados, excepto, claro
está, el de “asegurar un ambiente mundial
favorable para la industria, comercio,
agroindustria e instituciones financieras de los
EE.UU.” (Chomsky, 1988:24)

        De ahí que “lo que es importante para la
comunidad comercial, y al sistema de los
negocios como un todo, es que la opción:
inversión extranjera (y comercio extranjero)
permanezca abierta. Para que esto adquiera un
significado el sistema de empresa privada
requiere, como mínimo, que los principios
políticos y económicos del capitalismo
prevalezcan     y     que    queden     abiertas
completamente las puertas para el capital
extranjero en todo momento” (1969:23). En
otras palabras, para “abrir una puerta y


2005:18). Este acto llega a justificar su estrategia de
guerra preventiva:, (1) de esta manera busca imponerse
ante el hegemón en decadencia, Inglaterra; (2)
establecer lo que sería el Reich Alemán en toda Europa
y (3) crear un régimen internacional que le beneficiara
(González, 2005:18).




                           25
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

mantenerla abierta se requiere una vigilancia
eterna y la fuerza de voluntad. Dicho de otra
manera lo que se necesita es la fuerza y la
persistencia, de parte de las naciones más
avanzadas, para controlar la política y la
economía de las naciones menos avanzadas”
(1969: 23-24).

        Magdoff sostiene que “los medios
tradicionales están aún disponibles y se les
usa. Aún están entre nosotros el método de la
invasión y el empleo de la fuerza militar;
únicamente se han hecho anticuadas las
racionalizaciones. Una flota armada que cubre
todo el globo y una extensa red de bases
militares pesan mucho en el resto del mundo.
Se ha puesto mucha confianza en las más
nuevas técnicas, quizá no completamente
nuevas, pero aplicadas en escala más vasta y
con mayor sofisticación que en el pasado:
asistencia militar para apoyar a gobiernos
“dignos de confianza” contra la revolución;
ayuda económica para fortalecer un clima
favorable para el capital y las importaciones
extranjeras; y, un clima favorable para el capital
y las importaciones extranjeras; y además la
ubicua CIA” (1969:24).

      Definida la noción de Seguridad
Nacional, debemos contextualizarla en el
marco de los Tratados de Libre Comercio



                      26
                    Bryan González Hernández

(TLC). Prácticamente todo TLC trae en las
disposiciones legales, en el capítulo de
excepciones generales, un artículo referente a
la “Seguridad Nacional” y su fundamento se
encuentra plasmado en los artículos XX y XXI
del GATT. Específicamente en el artículo XXI
del GATT se dice:

       No    deberá    interpretarse  ninguna
disposición del presente Acuerdo en el sentido
de que: (…) c) impida a una parte
contratante la adopción de medidas en
cumplimiento de las obligaciones por ella
contraídas en virtud de la Carta de las
Naciones Unidas para el mantenimiento de
la paz y de la seguridad internacionales
(énfasis BGH).

       De este artículo se desprende que, en
materia de seguridad nacional, ninguna parte
del tratado podrá actuar al margen de lo
estipulado en la Carta de las Naciones Unidas,
que debe ser entendida no sólo como el
documento constituyente de la ONU, “donde se
determinan los derechos y las obligaciones de
los Estados Miembros, sino que codifica los
principios fundamentales de las relaciones
internacionales, desde la igualdad soberana de
los Estados hasta la prohibición de la utilización
de la fuerza en las relaciones internacionales”
(ONU, 1998:3).




                        27
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



       En la Carta de Naciones Unidas, en lo
referente a la Seguridad se expresa en su
artículo 51:

       “Ninguna disposición de esta Carta
menoscabará el derecho inmanente de
legítima defensa, individual o colectiva, en
caso de ataque armado contra un Miembro
de las Naciones Unidas, hasta tanto que el
Consejo de Seguridad haya tomado las
medidas necesarias para mantener la paz y
la seguridad internacionales. Las medidas
tomadas por los Miembros en ejercicio del
derecho     de   legítima   defensa    serán
comunicadas inmediatamente al Consejo de
Seguridad, y no afectarán en manera alguna
la autoridad y responsabilidad del Consejo
conforme a la presente Carta para ejercer en
cualquier momento la acción que estime
necesaria con el fin de mantener o
restablecer la paz y la seguridad
internacionales” (énfasis BGH).

        En otras palabras, los Estados Miembros
de Naciones Unidas, debían abstenerse de
utilizar la fuerza en caso de ataque armado, sin
el consentimiento del Consejo de Seguridad.
Así, con esa remisión directa a la Carta de las
Naciones Unidas, se pretendía, al menos
teóricamente, eliminar cualquier portillo legal de



                      28
                   Bryan González Hernández

este artículo de excepciones de los Tratados
de Libre Comercio.

       Es hasta el año 2000, en que vemos
plasmado en los TLC el artículo de Seguridad
Nacional. Desde el TLC entre Israel y EE.UU.
en 1985, que en su artículo 7, se afirma
solamente que, el “Article XX and XXI of the
GATT are hereby incorporated into and made a
part of this Agreement”. Prácticamente todos
los Tratados de Libre Comercio, en sus
artículos de excepciones generales, eran una
copia fiel al artículo XXI del GATT. Sin
embargo, para el 2000, el artículo deja de
poseer un nombre concreto. Esto se puede
constatar, por ejemplo, en el TLC entre EE.UU.
y Jordania. Pese a ese cambio, aun se
mantenía el contenido del artículo XXI del
GATT.

       Si nos ubicamos temporalmente, en el
año 2000, por ejemplo, se pueden contemplar
hechos que van a marcar toda la política
internacional. Desde 1999 un grupo de
neoconservadores de la era Reagan,
autoproclamados como el Proyecto para el
Nuevo Siglo Americano (PNAC, por sus siglas
en inglés) comienzan a tener mayor
protagonismo. En el documento titulado
“Rebuilding America’s Defenses: Strategy,
Forces and Resources for a New Century”,




                      29
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

suscrito en septiembre de 2000, se manifiesta
que EE.UU. en la actualidad no tiene rival a
nivel mundial y que gracias a ello EE.UU. debe
preservar y extender su poderío para
consolidarse en un futuro10. Así, producto de
ese poder sin igual, EE.UU. debía prepararse
para posibles ataques al territorio nacional.

       También deben tenerse presentes los
“trabajos académicos” –que igualmente deben
ser considerados como propaganda política
para desvirtuar a los demócratas- de los
neoconservadores (neocons) que en los
albores de las elecciones presidenciales del
2000, enfatizaban en la necesidad de
modernizar      las     fuerzas     armadas
estadounidenses. Estas, producto de los
“dividendos para la paz” que ofrecía la
administración Clinton, habrían entrado en
decadencia y se corría el peligro de que
EE.UU. no saliera victorioso ante la nueva
guerra que se estaba confabulando –en
realidad que ellos, los neocons, estaban
confabulando-.


10
   Textualmente se afirma que “what we require is a
military that is strong and ready to meet both present and
futures challenges; a foreign policy that boldly and
purposefully promotes American principles abroad; and
national leadership that accepts the United States’ global
responsibilities”. En Rebuilding America’s Defenses.
Presentación del PNAC.



                         30
                      Bryan González Hernández

        También en el 2000, en EE.UU., George
Bush hijo, llega a la presidencia por medio de
unas elecciones cuestionadas y cuyo gobierno
parecía destinado al fracaso y a un pronto
olvido. Los descalabros financieros que se
desataron a poco de su asunción, como la
quiebra de Enron (su principal contribuyente en
la campaña electoral, seguido por Exxon Mobil)
y el estallido de la burbuja económica de los
felices 90’, no hicieron más que profundizar la
situación. Sin embargo, un hecho traumático y
funesto, como fue el ataque a las torres
gemelas y el pentágono, la mañana del 11 de
septiembre      de     2001,    harían    variar
significativamente     el    rumbo     de    los
acontecimientos (Slavin, 2005:117-118).

        Los atentados del 11 de septiembre
pueden ser considerados como el acto
justificador para la política exterior imperial de
Estados Unidos soñada por el PNAC. Es a
partir de esos actos que se proclama el USA
Patriot Act (Uniting and Strengthening America
by Providing Appropriate Tools Requiered to
Intercept and Obstruct Terrorism) -semejante a
la Ley de Incendio del Reichtag-11 y se
establece la Estrategia para la Seguridad
Nacional, estrategia que se encuentra
enmarcada en la Doctrina Bush, o guerra

11
  Ley creada en la Alemania Nazi (1933-1945) en la cual
se le confieren poderes plenipotenciarios a Hitler.




                           31
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

preventiva. Se crea la Seguridad de la Patria
(Homeland     Security), que    podría   ser
catalogada como la viva imagen de la Policía
del Pensamiento orwelliana y la GESTAPO12,
por la semejanza de sus funciones: vigilar y
castigar.

       “En éste marco de situación el gobierno
de EE.UU. busca imponer leyes anti-terrorista a
la medida de sus intereses, para el control de
las organizaciones y grupos que considera
enemigos. Presiona a gobiernos de otros
países para que las aprueben junto a leyes de
control social, para que todos aquellos que no
concuerdan       con    sus     políticas,   sean
considerados       terroristas,     abiertos    o
encubiertos, calificando a quienes lo son y
quienes pueden llegarlo a serlo”13.

      Para el 2003, la Administración Bush se
lanza a la invasión de Irak, sin el apoyo de
Naciones Unidas, actuando con ello al margen



12
   Geheime Staatspolizei (policía secreta del estado):
policía política del régimen nazi de Alemania, fundada en
1933 por Göring y dirigida desde 1934 por Himmler. Sus
principales funciones era la de vigilar a los enemigos
internos y la de posteriormente castigarlos.
13
   Pérez Esquivel, A. 2005. La Ley antiterrorista y el
terrorismo de Estado. En Red Voltaire, sitio web:
http://www.voltairenet.org/article124430.html



                         32
                       Bryan González Hernández

del Derecho Internacional, al cual terminó por
desconocer.

        Resulta interesante que para el 2003,
pese a que Chile rechaza la invasión a Irak,
EE.UU. firma un TLC con el país suramericano.
Es importante rescatar este tratado, porque en
él, el artículo de excepciones de seguridad,
presenta una leve variación al llegar a poseer
de título: “Seguridad Esencial”. Sin embargo, el
contenido del artículo, mantenía prácticamente
la esencia del artículo XXI del GATT. El artículo
23.2 Seguridad Esencial del TLC EE.UU.-Chile
dice:

       Ninguna disposición de este Tratado se
interpretará en el sentido de:

      (b) impedir a una Parte que aplique
cualquier medida que considere necesaria para
el cumplimiento de sus obligaciones de
conformidad con la Carta de las Naciones
Unidas con respecto al mantenimiento y
restauración de la paz y la seguridad
internacionales, o para proteger sus intereses
esenciales en materia de seguridad (énfasis
BGH)14.

     Como se puede constatar, aún en el
2003 se conservaba la importancia del
14
 http://ctrc.sice.oas.org/Trade/chiusa_e/chiusaind_e.asp




                           33
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

cumplimiento de la Carta de Naciones Unidas.
Sin embargo, para el 2004, esto cambiaría. De
forma secreta se negocia un TLC entre
Centroamérica, República Dominicana y
EE.UU. (CAFTA-DR), característico de la
“diplomacia secreta” que imperó hasta inicios
del siglo XX. Vale decir que a diferencia de
tratados que otros países han realizado con
EE.UU., en el CAFTA-DR, más que una
negociación lo que imperó fue una imposición,
en la que prácticamente los países
centroamericanos y República Dominicana
ceden su soberanía sobre gran parte de su
territorio a EE.UU. Así, en el anexo 2.1.g.III; de
dicho tratado EE.UU. determina como su
territorio:

       “Cualquier zona que se encuentre
más allá de los mares territoriales de EE.UU.
dentro de la cual, de conformidad con el
Derecho Internacional y con su derecho
interno, EE.UU. podrá ejercer derechos en lo
que se refiere al fondo y al subsuelo
marinos y a sus recursos naturales15”
(énfasis BGH).



15
   En cuanto a la desprotección del territorio marino
nacional véase las afirmaciones de Guillermo Quirós en:
http://www.universidadsanjuandelacruz.net/referendum.h
tm



                        34
                   Bryan González Hernández

      Sin embargo, es más sorprendente, por
su ambigüedad, el artículo 21.2, titulado
Seguridad Esencial, del CAFTA-DR. Donde se
expresa:

       “Ninguna disposición de este Tratado se
interpretará en sentido de: a) Obligar a una
parte a proporcionar ni a dar acceso a
información    cuya    divulgación   considere
contrarias a sus intereses esenciales en
materia de seguridad; o b) Impedir que una
Parte aplique medidas que considere
necesarias     para     cumplir    con     sus
obligaciones respecto al mantenimiento o
restauración de la paz y seguridad
internacional, o para proteger sus intereses
esenciales en materia de seguridad (énfasis
BGH).

        Es evidente cómo este artículo se
distancia completamente de lo estipulado en el
Artículo XXI del GATT. Es importante, además,
la supresión del carácter vinculante a la Carta
de las Naciones Unidas. Si nos apegamos a las
explicaciones que dio el Ministerio de Comercio
Exterior de Costa Rica (COMEX) para la
primera ronda de negociación, en cuanto a los
objetivos del capítulo de excepciones, dice:
“Identificar las situaciones específicas por
las     cuales    no    se     aplicarían   las
disposiciones del tratado en razón de existir




                       35
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

motivos de interés público, seguridad
nacional, balanza de pagos o medidas
tributarias16”.

        De ello, se podría deducir, que por
motivos de “Seguridad Nacional” por una de las
Partes, se dejarían de aplicar las disposiciones
del tratado, incluido la privacidad personal y de
los       datos      personales       en       las
telecomunicaciones, que se encuentran
garantizadas en el TLC en el artículo 13.2.4,
incisos a y b. En adición a esto debe
recordarse que “tras los terribles atentados del
11 de septiembre de 2001, la lucha contra el
terrorismo se ha convertido en la mejor
justificación para promover la actividad Comint
(Communications Intelligence, es el espionaje
de las comunicaciones, BGH) por motivos de
seguridad nacional (García Mostazo, 2003:21).

       Con ello, EE.UU., o cualquier gobierno
de un Estado parte del CAFTA-DR, podrían
alegar, por ejemplo, que los movimientos de
oposición atentan contra la “seguridad
esencial”, legitimando así persecuciones como
las que se realizan en los EE.UU., al amparo
del USA Patriot Act, donde, personas han sido
arrestadas y juzgadas como “terroristas”, sin

16
  Todos los documentos oficiales, al igual que el texto
CERTIFICADO del TLC se pueden descargar del sitio
web del COMEX: www.comex.go.cr



                        36
                       Bryan González Hernández

prueba alguna en tribunales militares y
posteriormente enviados a campos de
concentración como Guantánamo17.

        Este tipo de persecuciones políticas
fueron practicadas por el régimen nazi en
Alemania, mediante la creación de los campos
de concentración que al inicio tenían un
carácter de prisión preventiva para los presos
políticos, comunistas principalmente y después
judíos. Actualmente, se contempla en EE.UU.,
las persecuciones que viven la comunidad
árabe y musulmana, además de toda aquella
persona que muestre indicios de oposición al
gobierno de Bush.

      La validación de este argumento lo
encontramos en El Salvador, dónde el 21 de
septiembre de 2006, se aprueba por parte de la
Asamblea Legislativa la “Ley Especial Contra
Actos de Terrorismo”18, que presenta la misma
ambigüedad que el USA Patriot Act: no hay
una definición clara de terrorismo. De ahí que,
uno de los puntos manifestados por los

17
   Sobre el espionaje de las telecomunicaciones véase el
libro de Nacho García Mostazo, “libertad vigilada. El
espionaje de las comunicaciones”.
18
       Para      mayor     información:     http://boell-
latinoamerica.org/download_es/Ley_Antiterrorista_El_Sal
vador.pdf




                            37
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

defensores de Derechos Humanos en el
Salvador, es que con esta ambigüedad
“cualquier conducta que provoque inseguridad,
intranquilidad, alarma, temor o zozobra en las
personas, podría ser considerada como
terrorismo”19.

       El Salvador es uno de los primeros
países del CAFTA-DR - después de EE.UU.-
en consolidar el marco jurídico-político para la
represión de los movimientos sociales que se
oponen     a    las   políticas    revisionistas
estadounidenses para el control y la
explotación de recursos estratégicos.

       En el contexto de esta ley anti-terrorista
en El Salvador, se han creado “listas negras”
por parte de la Policía Nacional Civil (PNC),
“lista que es compartida con los agentes
Estadounidenses que son los instructores en la
Academia Internacional de Policía (ILEA) y con
el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE)
en San Salvador. Esta lista es compartida con
otras agencias como el FBI y con militares en
la base militar de Comalapa, así como con los
agentes      dentro    de      la    Embajada


19
 Adital. “Ley provoca rechazo”. 26 de septiembre de
2006. En el sitio
web:http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&c
od=24606



                        38
                       Bryan González Hernández

estadounidense en la Colonia Santa Elena; en
esta misma lista se encuentran jóvenes
estudiantes  de     organizaciones   de    la
Universidad Nacional y líderes de derechos
humanos, así como del sector religioso,
campesino y obrero”20.

        Otro elemento, para tomar en cuenta, es
que la ambigüedad del término “Seguridad
Esencial” es de tal magnitud, que no existe
definición alguna, salvo como software contra
virus. Fuera del campo de la informática, no
existe tal cosa. De ahí que producto de esa
ambigüedad, una Parte, en realidad la única
parte que tiene la capacidad de realizar tales
acciones, es decir EE.UU., puede alegar a que
Costa Rica, al proteger los recursos marinos,
atenta contra la “Seguridad Esencial”
estadounidense, al no permitirle la explotación
de las reservas de hidratos de metano, y por
ello, se apoderará de ellas por medio de la
fuerza militar. Esto puede parecer ciencia
ficción, pero la mayoría de las incursiones
militares estadounidenses más allá de la



20
   Flores, F. Aplicarán ley anti-terrorista a vendedores
ambulantes en El Salvador. 4 de junio de 2007. En el
sitio-Web:
http://chichicaste.blogcindario.com/2007/06/00405-
aplicaran-ley-antiterrorista-a-vendedores-ambulantes-en-
el-salvador.html




                           39
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

retórica, ocultan un interés específico: el control
de recursos estratégicos.

        También en virtud de sus “obligaciones
respecto al mantenimiento o restauración
de la paz y seguridad internacional, o para
proteger sus intereses esenciales en
materia de seguridad”, ninguna parte del
tratado podrá oponerse a las incursiones
militares que emprenda EE.UU. en cualquier
parte del mundo.

       En un informe comparativo realizado por
servicios técnicos para la Asamblea Legislativa
de Costa Rica, se concluye, erróneamente,
que, las definiciones presentes en el texto del
CAFTA-DR, en específico el capítulo de
Excepciones, son similares a los Tratados de
Libre Comercio con Chile y Canadá. Es
desacertada dicha comparación, debido a que,
en lo referente a la Seguridad Esencial
presente en el CAFTA-DR, se presenta una
definición totalmente ambigua que excluye,
como se ha demostrado anteriormente, las
obligaciones contraídas en la Carta de
Naciones Unidas, elemento que sí se
encuentra estipulado en los tratados de Chile y
Canadá, en los cuales, los artículos de
Seguridad     Nacional     no   presentan     la
ambigüedad presente en el CAFTA-DR, y, por




                      40
                      Bryan González Hernández

el contrario, son especificas las situaciones a
las que son aplicables el artículo21.

       Aventurándome en la definición de
Seguridad Esencial, de acuerdo a la ya definida
Seguridad Nacional, podría afirmar que,
Seguridad Esencial, es el derecho inalienable o
exclusivo de EE.UU. del control y explotación
de recursos estratégicos, a través de sus
empresas transnacionales, y protegidas por
sus ejércitos, que le permitan a EE.UU.
sostenerse como centro de poder en el sistema
internacional.

       De ahí que, Seguridad Esencial no debe
ser comprendida como el proceso de
securitización mediante el cual se buscaba la
adaptación y el control de las situaciones de
vulnerabilidad       producto        de         la
“interdependencia” que caracteriza al sistema
internacional. Por el contrario, debe ser
entendida como la potenciación de esas
vulnerabilidades con el fin de llevar a cabo el
proyecto imperial estadounidense, produciendo
con ello un retorno al realismo maquiavélico o
Realpolitik, en cuanto a que el fin justifica los
medios.

21
    Para consultar este informe comparativo para la
Asamblea Legislativa de Costa Rica, véase el sitio web:
http://www.asamblea.go.cr/servicios_tecnicos/w_dst/cont
enido/investigaciones/mcafta/matriz_tlc/21.pdf




                           41
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



        Seguridad Esencial engloba, por tanto,
las    nociones     de    seguridad    nacional,
alimentaria, energética, sanitaria, económica,
política, comercial, financiera, entre otros; no
para librar a EE.UU. de las amenazas que se
generan en el sistema internacional, sino para
mantener a EE.UU. en el centro del poder de la
red imperialista, eliminando a cualquier otro
adversario o retador hegemónico y convertir al
mundo en el área de dominación de EE.UU.

       Un claro ejemplo de lo antes citado, es
el dilema actual en cuanto al enfrentamiento
entre seguridad energética y seguridad
alimentaria en relación a la producción de
etanol.    Se      ha    sostenido    que    “el
cuestionamiento primigenio de orden ético a
este plan -Plan Twenty in Ten, anunciado por el
presidente Bush, BGH-, lo constituye el hecho
de que no esté destinado a modificar el patrón
de consumo energético de los EE.UU., sino
todo lo contrario, no es mas que una búsqueda
de nuevas opciones que le aseguren su
perpetuación, en este caso, con la sustitución
de la quema de combustibles fósiles por la
quema de biocombustibles producidos en
países latinoamericanos de gobiernos “amigos”
de los EE.UU. Ello explica el origen de muchos
otros cuestionamientos en torno a la viabilidad
ecológica, económica y social del plan,



                      42
                        Bryan González Hernández

particularmente para los países más pobres de
América Latina llamados a sostener el plan
estadounidense ante su incapacidad material
para hacerlo”22.

       En el campo económico-social el efecto
se encontraría “en el encarecimiento de
alimentos, en primer lugar porque el destino del
maíz sembrado no es la industria alimentaria
sino las plantas de etanol. Esto producirá un
encarecimiento no solamente del maíz como

22
   Etanol: ¿panacea económica y ecológica? Editorial
publicado en la revista Puentes Vol. 8. N. 2. mayo 2007.
http://www.ictsd.org/monthly/puentes.      El      editorial
muestra como en “Algunos datos suficientemente
preocupantes dan cuenta del sostenido incremento en
los precios que experimentaran por ejemplo el maíz: un
20% para el 2010 y un 41% para el 2020. Semillas
oleaginosas como la soya, la colza y el girasol: un 26 por
ciento para el 2010 y un 76 por ciento para el 2020 y el
trigo un 11% para el 2010 y un 30% para el 2020. Dichas
situaciones ya empiezan a experimentarse en algunos
países, como en el caso de México que debió acudir al
Acuerdo para Estabilizar el Precio de la Tortilla, alimento
base de la dieta del mexicano desde hace milenios, que
se ha visto encarecido ante un panorama inédito y no
previsto para las autoridades mexicanas, que además,
para marzo del 2008, enfrentaran la total liberalización
del mercado del maíz en virtud del Tratado de Libre
Comercio de América del Norte. Otro país que desde ya
se esta viendo sorprendido por los altos precios del
maíz, es Nicaragua, cuyos productores de pollo están
viendo encarecidos sus insumos para el engorde de los
animales”.




                             43
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

producto de consumo final, sino también de
todos aquellos productos alimenticios que lo
utilizan como insumo, tal vendría a ser el caso
de la carne de pollo o cerdo”. Con ello, “por
garantizar la seguridad energética de los
EE.UU. se estaría atentando contra la
seguridad alimentaria de los países
latinoamericanos” (Ídem, énfasis BGH).

       Es a través del portillo legal que abre la
noción de Seguridad Esencial que EE.UU. “no
sólo debe asegurar el acceso a esas reservas
del exterior; también deben dar pasos para que
las entregas a Estados Unidos no se vean
impedidas por guerras, revoluciones o
desórdenes       civiles.  Estos      imperativos
gobernarán la política del país hacia todas las
regiones de importancia en cuanto a suministro
energético, en particular el golfo Pérsico, la
cuenca del mar Caspio, África y América
Latina” (Klare, 2002:2).

        No sería de sorprender que amparados
en la cláusula de Seguridad Esencial, las
grandes corporaciones estadounidenses no
sólo encuentren un mecanismo para la
protección militar de sus intereses y
subsidiarias en la región, sino también la
posibilidad de recurrir al espionaje de las
comunicaciones       para     obtener   fines
económicos.



                      44
                      Bryan González Hernández



       Es importante traer a colación a la
Oficina de Enlace de Inteligencia, creada por la
Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus
siglas en inglés), la CIA y el Departamento de
Comercio de EE.UU. Esta oficina “instituyó un
mecanismo formal por el que podía utilizarse la
información obtenida por la NSA en apoyo de
los intereses económicos y comerciales de
EE.UU.” (García Mostazo, 2003: 141)

       Una de las empresas estadounidenses
beneficiarias de este tipo de actividad es
Raytheon      Corporation.   Gracias    a    la
intercepción de llamadas telefónicas, por parte
de la NSA, entre la firma francesa Thomson-
CSF y el Gobierno de Brasil en 1994
concerniente al SIVAM, sistema de vigilancia
por satélite con un valor de 1.300 millones de
dólares para la selva tropical amazónica, sin
embargo, el contrato se le adjudicó a
Raytheon. Esta empresa además “presta
servicios de ingeniería y mantenimiento a la
estación de interceptación de satélites
“Echelon” que tiene la NSA en Sugar Grove”
(García Mostazo, 2003: 142). La fama de
Raytheon23 se encuentra en el campo de la

23
    Raytheon también se caracteriza por actos de
corrupción, como los descritos en la sitio web
http://www.corpwatch.org/article.php?list=type&type=13
donde se destaca que “The company has paid millions of




                          45
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

fabricación de misiles, de los que sobresalen
los Tomahawk y los Patriot. Además para la
invasión a Irak fue la creadora de las GBU-28,
mejor     conocidas     como    “Bunkerbuster”,
dotadas de cabezas mejoradas BLU-113
capaces de penetrar varios metros de
hormigón armado. La BLU-113 es la cabeza
“perforadora” convencional más poderosa
jamás creada. Es importante tener presente
que las GBU-28 pueden ser también equipadas
con las B61-11 que es la “versión nuclear” de
las BLU-113.

      Este tipo de armas que pasan como
“convencionales”, debido a la ambigüedad de
las categorizaciones, son en realidad armas


dollars in fines for illegal activities. In October 1994,
Raytheon paid $4 million to settle government charges
that it had inflated the cost of a $71.5 million radar
contract. In October 1993, Raytheon paid out $3.7 million
to settle U.S. government charges that it had inflated the
cost of Patriot missiles. The year before the company
paid out $2.75 million for overpricing missile test
equipment. In March 1990, Raytheon pleaded guilty in
federal court to Judge Albert Bryan, Jr. in Virginia for
illegally obtaining secret Air Force budget and planning
documents. The company paid a million dollars in fines.
In October 1987, the Justice Department signed on to a
$36 million lawsuit originally filed by a former Raytheon
employee, which alleged that Raytheon submitted false
claims for work done on missiles”. De ahí que no sería
de extrañar que Raytheon posea algún vínculo con los
gobiernos centroamericanos.



                         46
                        Bryan González Hernández

nucleares que cínicamente el Pentágono
califica como “de baja radiación”. Se
caracterizan por ser elaboradas de minerales
de uranio empobrecido. Resulta interesante,
que Raytheon posea ya representación en
Costa Rica, y que, además, esté planeando la
compra de terrenos en Paquera, para instalar
un plantel24. Es importante tener presente que,
en las listas de desgravación arancelaria de
Costa Rica en el CAFTA-DR, se incluyan
“minerales de uranio y sus concentrados” (folio
935); Uranio enriquecido en U 235 y sus
compuestos” (folio 941).

        Retornando a la cláusula de Seguridad
Esencial en el CAFTA-DR, no deja de
sorprender el que en un tratado “comercial” se
encuentre estipulado -o al menos se abra un
portillo- el espionaje o demás actividades
clandestinas. Esto se constata en el folio 2554
del tratado, en la lista de desgravación
arancelaria de EE.UU. que expresa: “A solicitud
del Departamento de Estado: artículos de
ciudadanos de países extranjeros para
presentación del Presidente o Vicepresidente
de     EE.UU.”   (98070050)     y    “grabados,
impresiones fotográficas o películas expuestas,
cintas       de      video,       publicaciones

24
   Véase “Altos Ejecutivos de la industria militar fundaron
empresa en Costa Rica desde 1998” en www.informa-
tico.com. edición # 120. 9/10/06




                             47
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

gubernamentales en “micromedia” para uso de
cualquier agencia gubernamental de EE.UU.”
(98080010). Entiéndase por “cualquier agencia
gubernamental de EE.UU.”, a la NSA, la CIA y
al FBI, entre otras.

        Podría enmarcarse en la cláusula de
Seguridad Esencial la gran cantidad de armas
y demás artículos para fines militares
estipulados en las listas de desgravación
arancelaria del tratado. Las armas estipuladas
van     desde      “lanzacohetes,   lanzallamas,
lanzagranadas, lanzatorpedos y lanzadores
similares” (folio 1057) hasta “tanques y demás
vehículos blindados de guerra, incluso con su
armamento” (folio 1050) y “navíos de guerra”
(folio 1051). Esta gran cantidad de armas
servirán para sostener en el poder a los
regimenes satélites de EE.UU. en la región,
con la excusa de contrarrestar la amenaza
terrorista25 así como para controlar la
expansión del populismo.

25
    Palabra sumamente ambigua, utilizada y abusada
según lo considere conveniente Washington, en otras
ocasiones he explicado la inversión ideológica que sufre
el terrorismo. En el caso costarricense, por ejemplo, la
catalogación de terrorista es aplicada tácitamente por el
gobierno de Arias y los medios de comunicación
principalmente a los estudiantes universitarios,
movimiento que ha sido criminalizado por el régimen de
los Arias. Véase mi “inversión ideológica de la lucha
contra el terrorismo” capítulo que forma parte de



                         48
                        Bryan González Hernández



       Por todo lo anterior, Seguridad Esencial
podría catalogarse como la internacionalización
del USA Patriot Act y con ello los poderes
plenipotenciarios     del    poder     ejecutivo
estadounidense. En última instancia, La
Seguridad Esencial es Pax Americana26. Y esta
Pax Imperii es semejante, a “la Roma cuando
Tácito exclamó: «Roban, hacen carnicerías y a
eso lo llaman imperio. Y cuando crean una
desolación, a eso lo llaman pax romana27»”.




“Religión, Terror y Globalización: Esencia del
Imperialismo”. http://leavingwonderland.blogspot.com.
26
   Es decir, la paz en el mundo promovida y asegurada
por la diplomacia y los ejércitos de EE.UU. Con ello decir
paz mundial equivale a decir Pax Americana, porque
según los neoconservadores sin la concurrencia de
EE.UU. no es posible la paz (Soriano; Mora, 2005: 31). Y
se debe recordar que esa paz mundial promovida por los
EE.UU., es de carácter orwelliano, es decir “la guerra es
la paz”. De una esencia fuertemente maniquea, la pax
americana es el “están con nosotros o en nuestra
contra”.
27
     Citado en John Saxe-Fernández, 2006: 260.




                             49
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial




                      50
                   Bryan González Hernández




            La Geopolítica
  de los Tratados de Libre Comercio


      Para comprender la intencionalidad de
los TLC desde una perspectiva geopolítica, se
puede utilizar como marco referencial la teoría
de la Grand Area y su referente histórico las
Grossräume (grandes áreas).

      La noción de las Grossräume se
encuentra en la teoría nacional-socialista de la
Grossraumwirtschaft, expuesta por Karl
Haushoffer, contemplaba que la era de los
Estado-nación, como unidad económica, ya
había    pasado,    y   que     estos    debían
reemplazarse por la idea de las grandes áreas
(Grossräume) que presentaran una cierta
unidad geográfica y económica (Saxe, J,
2001:169). Sin embargo, lo que se pretendía
con dicha teoría era la creación de “bloques
económicos” o “áreas de influencia” en torno a
Estados industrializados, desde los cuales
dichos Estados, podrían aprovechar las
materias primas y los recursos de sus bloques
respectivos. Y como fin ulterior estos bloques




                       51
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

llegarían a constituirse como Lebensraum28
(espacio vital) de los estados de capitalismo
monopólicos o imperialistas.

       Desde esta teoría se concebía que
dichas    potencias  dominantes   de    las
Grossräume, poseían un Raumsinn (sentido de
espacialidad) es decir, para garantizar su
“Seguridad Nacional” podían expandirse en
todo el bloque que les correspondía. Si la
28
   Planteado por Ratzel al considerar al Estado como un
organismo vivo que necesita de recursos para sobrevivir,
posteriormente desarrollado por Haushoffer. El espacio
vital es un territorio suficientemente grande y vario en su
estructura económica para que los grupos humanos que
en él conviven tengan la posibilidad —siempre que
trabajen sistemáticamente en colaboración y provecho
recíprocos— de realizar una intensa producción de gran
envergadura, una moderna división del trabajo y el
intercambio de bienes y capitales precisos; es decir, lo
necesario para que puedan llegar a un nivel de vida
propio del siglo XX, logrando la independencia más
completa posible frente a la política económica de los
grandes capitalismos o de otros espacios vitales
grandes, acaparadores de las materias primas. El
espacio vital es un territorio suficientemente grande y
dotado de energías, víveres y materias primas
asequibles en todo momento y con seguridad, para
preservar a los pueblos integrantes de vivir como
“criaturas” inertes, sujetas a cualquier gran potencia de
hegemonía marítima o estar expuestos a una muerte
segura. Cada uno de los espacios vitales hoy existentes
ha sido construido por una fuerte potencia directora,
propugnadora del mismo tanto en lo “interno” como en lo
“externo”.



                          52
                         Bryan González Hernández

potencia dominante no se expandía, era
muestra de debilidad, y pronto se vería
amenazada por otra potencia que buscaba una
mayor acumulación de poder.

        En última instancia ese Raumsinn
producía que las potencias dominantes
desarrollaran políticas revisionistas en sus
respectivas áreas de dominación                 o
“irradiación” (Ausstrahlung), con ello, podían
deponer gobiernos opositores y colocar (o
simplemente apoyar) gobiernos títeres. Claro
ejemplo de lo anterior podría ser el gobierno de
Vichy29, en Francia, implantado por los nazis
durante la Segunda Guerra Mundial, y
actualmente      las    dictaduras     “fascistas
            30
simpáticas” de Oscar Arias en Costa Rica;

29
     Régimen instaurado en Francia, de carácter
colaboracionista, establecido en julio de 1940, producto
del armisticio franco-alemán. De este documento, “se
decidió que los alemanes ocuparían los territorios
situados al norte del río Loira y la costa atlántica hasta la
frontera con España. Lo cual suponía que el 55% del
territorio francés (incluido París) pasaría a ser zona
ocupada, pero seguiría existiendo un Estado francés que
mantendría la administración de las colonias”. Tomado
de Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2003.
30
   Se caracterizan por ser gobiernos “electos” por una
minoría, prácticamente colocados en el poder, por
EE.UU., en el caso de Costa Rica, Oscar Arias da un
golpe técnico de Estado al buscar su reelección. Las
elecciones presentan irregularidades evidentes que los
órganos encargados de la transparencia electoral no




                              53
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Felipe Calderón en México; Alan García en
Perú; y Álvaro Uribe en Colombia, por citar
unos casos.

       Con la teoría de la Grossraumwirtschaft
“los economistas alemanes apuntaban a la
estrecha interconexión transnacional de
infraestructuras,   instalaciones    y    redes
productivas, energéticas, tecnológicas y
comerciales que abrazaban una vasta área
geográfica y hacían mutuamente dependientes
a las diversas zonas que formaban parte de
esa área geográfica31”. Claro está que toda esa

atienden (el caso de México y Costa Rica, son buenos
ejemplos). Por estas razones los catalogo como
“Dictaduras Democráticas”: juego de palabras de
carácter orwelliano, por el cual trato de explicar la
diferencia entre la realidad y la retórica demagógica de
gobernantes como Oscar Arias, en cuyos discursos la
paz y la democracia son simples fachadas. Se
caracterizan por ser neoliberales, y desde el inicio de su
gestión desarrollan estados policiales –reacuérdese los
pactos con las empresas de seguridad privada, y el
especial énfasis que le da la administración Arias a las
fuerzas policiales, por ende, si cuando el neoliberalismo
se militariza se convierte en neofascismo, considero que
cuando el neoliberalismo llega a un estado policial
(anterior al militar) se convierte en un fascismo
simpático. Véase mi “El Puño visible del Mercado.
Neoliberalismo y Guerra en América Latina”,
http://leavingwonderland.blogspot.com.
31
  Tomado de Campderrich, R. El Derecho, Política
Orden Internacional en la obra de Carl Schmitt:



                         54
                    Bryan González Hernández

interconexión se     dirigía   hacia   el   centro
metropolitano.

        Como antecedente histórico, vale la
pena tener presente que la doctrina de
seguridad nacional que se promulgó en
América Latina, representó para los EE.UU., su
Raumsinn, la posibilidad de expandirse sobre
todo el continente para contener al comunismo,
que había penetrado su Lebensraum mediante
los movimientos revolucionarios que surgieron
en América Latina. Una mayor injerencia de la
Unión Soviética (URSS) en América habría
significado una disminución de los recursos
explotados por los EE.UU. lo que podría haber
ocasionado su colapso.

        Es importante recordar que en
Haushofer el determinismo geográfico se
hallaba complementado por un determinismo
racial, de ahí que “no todos los pueblos tienen
la misma capacidad para dominar el espacio y
explotar sus cualidades en beneficio propio.
Esa capacidad se encontraba en Haushofer
racialmente determinada y justificaba la
posición subordinada de unos pueblos respecto
de otros pueblos” (Campderrich, 256). Como se
verá más adelante, este determinismo racial se
encuentra plasmado en los discursos de los

http://www.tesisenxarxa.net/TESIS_UB/AVAILABLE/TDX
-0731106-103240//RCB_TESIS.pdf p. 270




                        55
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

ideólogos estadounidenses para la estrategia
de control en el continente americano.

       Cabe rescatar otro de los elementos que
determinan la teoría de la Grossräume, y es la
concepción haushofferiana del Mitteleuropa,
popularizada por Friedrich Naumann en 1915, y
que denotaba con esta palabra la creación de
un superestado federado que abarcaría Europa
central y en el cual el peso decisivo lo
ostentaría el II Reich. En Haushofer
Mitteleuropa se identificaba con el área de
control directo de Alemania en Europa central y
oriental, cuyos contornos fueron variando
según       las     circunstancias    políticas”
(Campderrich, Loc. Cit).

       De ahí que la aplicación de la teoría de
las Grossräume por parte de los EE.UU., tiene
como objetivo la consolidación de lo que
podríamos llamar Mittelamerika, es decir, el
área de dominación directa estadounidense en
el continente americano, formada por América
Central y el Caribe, principalmente. Área que
se encuentra “amenazada” por el surgimiento
de retadores hegemónicos regionales, como es
el caso de Brasil y por la expansión de
movimientos populistas como en el caso de
Venezuela, Bolivia y Ecuador.




                      56
                    Bryan González Hernández

       En    cuanto    a     la  Grand     Area
estadounidense, surge de un estudio realizado
por el Council on Foreign Relations en la
década de los treinta, cuyo objetivo era el
“determinar si EE.UU. podría lograr un alto
nivel de autosuficiencia mercantil y en el área
de las materias primas, sin necesidad de
recurrir al Imperio Británico, al hemisferio
occidental o Asia” (Saxe, J. 2006:56).

       La conclusión a la que llegó el estudio
fue que “el hemisferio, de Alaska a la
Patagonia, debía unificarse con otro bloque,
una propuesta que sugiere una modificación y
ampliación del área sobre la que la Doctrina
Monroe ejercía su jurisdicción o zona de
influencia”, con ello, apunta Saxe-Fernández,
“la Grand Area desde la cual EE.UU. podría
lograr un nivel de autosuficiencia mayor que el
de Alemania en la Europa Continental,
indispensable para proyectar un nuevo orden
internacional en el periodo posbélico, incluía al
Imperio Británico y al Lejano Oriente”
(2006:57).

      Es importante la influencia que tendrá la
Grand Area sobre las conceptualizaciones de
la Seguridad Nacional en EE.UU. Al final de la
Segunda Guerra Mundial, en la noción de
seguridad nacional se incluyó: la importancia
de “una esfera de influencia estratégica dentro




                        57
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

del hemisferio occidental (del cual otros
poderes, especialmente europeos, iban a ser
excluidos y donde la «influencia estratégica»
incluye el control económico); la dominación de
los océanos Atlántico y Pacífico; un sistema
extenso de bases remotas para agrandar la
frontera estratégica y proyectar el poder
norteamericano; un sistema aún más extenso
de derechos de tránsito para facilitar la
conversión de aeropuertos comerciales al uso
militar; el acceso a los recursos y los mercados
de la mayor parte de Eurasia, la negación de
estos recursos a un presunto enemigo y el
mantenimiento de la superioridad nuclear”
(Leffler, M. citado en Chomsky, 1988:38).

       Del     primer     punto     de     esa
conceptualización de seguridad nacional de la
Guerra Fría -que actualmente no ha variado en
lo más mínimo- , se contempla ya la iniciativa
para la creación del Área de Libre Comercio de
las Américas (ALCA).

       James Petras afirma que el ALCA “es
una extensión del neoliberalismo hacia una
dominación política y no solo económica,
porque no se trata únicamente de bajar las
barreras arancelarias, puesto que muchos
países ya lo hicieron, sino que es también la
continuidad de las políticas de privatización”
(Petras, 2004:61)..



                      58
                     Bryan González Hernández



       Entonces el ALCA –continúa Petras-, “no
es más que el traslado del centro de decisión a
Miami, desde donde EE.UU. va a dictar las
condiciones de comercio, de privatización de
los servicios públicos y las condiciones para la
producción.      En      consecuencia,        esta
transferencia también significa que los
gobiernos de América Latina no tienen función
económica. De esta manera el ALCA terminará
copando las funciones estatales, consolidará
un poder político cuyo objetivo es la exclusión
de Europa y Japón como rompedores de
EE.UU., marginando también a los productores
de América Latina, absorbiendo además los
servicios de salud y educación que quedan en
manos de los gobiernos nacionales de los
países de esta región y como si esto fuera
poco, está la posibilidad de utilizar los ejércitos
latinoamericanos más allá de las fronteras –
como los gurkas en los famosos ejércitos de
Inglaterra-. Ello además posibilitaría el
reclutamiento de soldados de Suramérica a
partir de de los conflictos mundiales para
ponerlos a hacer trabajo bélico” (Petras, Loc.
Cit).

      Considero al ALCA como la mejor
representación práctica de la Grand Area y de
la Grossraumwirtschaft, debido a que “el ALCA
está hecho para maximizar la parte de EE.UU.




                         59
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

en los mercados y en los recursos
latinoamericanos. Ha sido elaborado para crear
una “Fortaleza América” contra la competencia
euro-asiática, y maximizar la extracción de
beneficios para financiar la creciente crisis en
EE.UU.” (Petras, 2004:83). Sin embargo, se
debe recordar que pese a que el ALCA no llegó
a consolidarse como tal, los EE.UU. aún
conservan la intención de crear esa “Fortaleza
América”, ello lo están realizando a través de
TLC con diferentes países de la región32.

       En cuanto al dominio de los océanos
Atlántico y Pacífico, es EE.UU., la potencia que
tiene la mayor capacidad de despliegue en
estos océanos lo que ha permitido la
movilización hacia casi cualquier punto sobre la
Tierra, en especial hacia el Medio Oriente,
además de la vigilancia constante que realiza a
lo largo del continente americano, creando con
ello una especie de escudo continental. Cabe
recordar, además, los ejercicios militares
conjuntos que realiza con otros Estados, con el
pretexto de “funciones sociales” de los militares
y entrenamiento a los ejércitos locales.


32
   También lo realiza a través de los Tratados de
Inversión Bilateral (BIT, por sus siglas en inglés), como
es el caso de Uruguay, con el que no puede firmar un
Tratado de Libre Comercio debido a que ese país
pertenece al MERCOSUR.



                         60
                    Bryan González Hernández

       El tercer punto es importante en cuanto
a que, en el caso América Latina, dentro de la
estrategia imperial de EE.UU. encontramos
desde la implantación de bases militares y la
realización de ejercicios conjuntos y navales
hasta el “complejo Plan Colombia”.

        Chalmers Johnson afirma que “en otra
época, se podía establecer la extensión del
imperialismo contando sus colonias. La versión
estadounidenses de la colonia es la Base
militar y si observamos los cambios en la
política mundial de Bases, podemos aprender
mucho en relación con la expansión de
nuestras “huellas” imperiales y el militarismo
que crece con ellas”33.

      En cuanto a los ejercicios militares,
Carlos Ernesto Motto afirma que “el Comando
Sur de EE.UU. organiza anualmente varios de
estos operativos (Nuevos Horizontes y
UNITAS) y su realización se concentra en la
primera mitad del año, territorialmente tienden
a concentrarse en América Central y el Caribe.
Estos operativos son llevados adelante por
miembros de las Guardias Nacionales de los
EE.UU. por unidades médicas y por batallones
de ingenieros de Marines, la Armada o la
Fuerza Aérea en conjunto con fuerzas del país

33
    El imperio Mundial: 737        bases militares
estadounidenses. Tomado de www.rebelion.org




                        61
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

anfitrión, suelen ocupar a centenares y hasta
miles de efectivos y durar hasta un
cuatrimestre completo34. Prácticamente los
objetivos fundamentales de estos operativos,
son vigilar a los movimientos sociales,
“ablandar” a los pueblos en donde se lleva a
cabo, y el cumplimiento de funciones
geoestratégicas como la protección de las
zonas de interés estadounidense.

        Sin ahondar en el cuarto punto, es
importante recordar que la Administración
Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA,
por sus siglas en inglés), es parte de las
ramificaciones defensivas del Pentágono, y que
muchas de sus investigaciones pertenecen al
campo militar. Las investigaciones realizadas
por la NASA en territorio costarricense, pueden
ser entendidas como de reconocimiento
territorial y de los recursos estratégicos que se
encuentran en el territorio nacional. Con ello, la
utilización del aeropuerto Juan Santamaría por
parte de la NASA, podría ser visto como de
carácter militar.

      El quinto punto, es de gran importancia
porque permitirá comprender la función
geoestratégica de los TLC, en cuanto a la
apropiación y control de recursos estratégicos


34
     Motto, Ibid.



                      62
                     Bryan González Hernández

en el Grand Area -reitero, hemisferio
occidental, antiguo imperio británico y Asia-, y
para el posicionamiento estratégico para
posibles intervenciones militares. Para esto, me
enfocaré en distintos TLC que ha firmado
EE.UU. a nivel mundial, explicando su
importancia geoestratégica y de sus recursos
naturales35. Recuérdese que todos los tratados
poseen en el capítulo de excepciones, la
cláusula de “Seguridad Nacional” y en tratados
más recientes “Seguridad Esencial”, que por su
ambigüedad abre portillos legales que pueden
ser utilizados para las proyecciones militares
estadounidenses.




35
   Los TLC que se utilizarán para esta investigación
serán: en el caso de América, se encuentran el TLCAN
en 1994 (Canadá, EE.UU., México); el CAFTA-DR en
2004 (Centroamérica, EE.UU. y República Dominicana);
TLC EE.UU.-Panamá en 2007; TLC EE.UU.-Colombia
en 2007; TLC EE.UU.-Perú en 2007; y TLC EE.UU.-
Chile en 2003. En Medio Oriente: TLC EE.UU.-Israel en
1985; TLC EE.UU.-Jordania en 2000; TLC EE.UU.-
Bahrein en 2004; TLC EE.UU.-Omán en 2005; TLC
EE.UU.-EAU en 2005; TLC EE.UU.-Marruecos en 2004.
En Asia Oriental, TLC EE.UU.-Singapur en 2003; TLC
EE.UU.-Corea del Sur en 2007; TLC EE.UU.-Taiwán
(proyecto); TLC EE.UU.-Australia en 2004.




                          63
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

América

       Agotado el anexionismo territorial como
medio de consolidar un proyecto nacional que
giró alrededor del principio de la especulación
con la tierra en su primera fase, afirma John
Saxe, EE.UU. ingresa prácticamente desde la
Guerra Civil (1861-1865) a una etapa de
construcción de una “esfera de influencia”
hemisférica    utilizando     instrumentos   de
proyección     económica       (Inversiones,  el
“anexionismo      comercial”,      manejos   de
empréstitos, etc.) con un constante apoyo de
sus fuerzas de proyección militar naval y
terrestre en México, Centroamérica y el Caribe
(1900-1910) y posteriormente en América del
Sur (1920-1930) (Saxe, J. 2006:45).

        Es necesario entender que las políticas
estadounidenses al pretender el control
absoluto del continente, no pueden permitir la
existencia de procesos o elementos que
escapen de su control, pues, el continente
funciona como plataforma para sus incursiones
militares, enfrentamiento con otras potencias, y
sus proyecciones globales.

       La utilización de un puño visible del
mercado se contempla a lo largo de la historia
intervencionista estadounidense en América
Latina. En 1786, Thomas Jefferson describió a



                      64
                   Bryan González Hernández

EE.UU. como “el nido, desde el cual, toda
América, norte y sur, va a ser poblada”. “Está
bien, continuó Jefferson, que el continente
permanezca en manos de la corona española
hasta que nuestra población esté lo
suficientemente adelantada para ganárselo,
pedazo a pedazo” (citado por Chomsky,
1988:29).

       Mientras formulaba el concepto que
condujo a la Doctrina Monroe, John Quincy
Adams describía al continente americano como
“nuestro propio dominio”; “el continente de
Norteamérica”, “esta es la ley de naturaleza”
(1988:29).

      A inicios del siglo XX, el entonces
presidente de EE.UU., Woodrow Wilson, padre
del idealismo político, esbozaba, con esa
esencia pacifista por la que la historia lo
recuerda, “nuestro peculiar deber es enseñar a
los pueblos coloniales el orden, el auto control
y la disciplina y el hábito de la ley y la
obediencia”. Sin embargo en la práctica, a lo
que hacía referencia era a “la obediencia a
nuestro derecho de robarles y explotarlos”
(1988:29-30).

        Continuando    con    los    referentes
históricos presentados por Chomsky, resultan
interesantes las afirmaciones del Secretario de




                       65
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Estado de la administración Wilson, Robert
Lansing, sobre la Doctrina Monroe: “En
defensa de la Doctrina Monroe, los EE.UU. se
guían por sus propios intereses. La integridad
de las otras naciones americanas es un
incidente y no un fin. Aunque esto puede
parecer basado sólo en el egoísmo, el autor de
la Doctrina no tenía ningún ideal más alto o
generoso cuando hizo la declaración” (1988:31.
énfasis BGH).

       Posteriormente, “al amparo de la
campaña propagandística del “Buen Vecino”,
silenciosa pero sistemáticamente, Roosevelt
giró instrucciones para el establecimiento y
desarrollo de mayores vínculos militares
bilaterales con los países latinoamericanos,
sentando las bases sobre las que se
desplegaría el poderío militar de EE.UU. hacia
Latinoamérica durante la Guerra Fría” (Saxe, J.
2006:48).

       En 1950, George Kennan apuntaba, en
una sesión informativa para embajadores en
América      Latina,  que    “una     de    las
preocupaciones principales     de la política
exterior estadounidense debía ser la protección
de nuestras materias primas, en un plano más
amplio, de los recursos materiales y humanos
que son nuestros por derecho legítimo. Para
proteger nuestros recursos, debemos combatir



                      66
                   Bryan González Hernández

una herejía peligrosa que, tal como señaló la
inteligencia      norteamericana,      estaba
proliferando en América Latina: la amplia
aceptación de la idea de que el gobierno tiene
la responsabilidad directa del bienestar del
pueblo” (citado en Chomsky, 1988:34).

       En casos más recientes, en los
“acuerdos de libre comercio” que EE.UU. ha
realizado en la región latinoamericana, como el
Área de Seguridad y Prosperidad de América
del Norte (ASPAN), donde “el gobierno de
Bush insiste en actuar por el lado de la oferta,
ya sea desregulando áreas ecológicas
protegidas en el Ártico, imponiendo, con la
excusa de la guerra contra el terrorismo,
esquemas leoninos como el de la Alianza
(ASPAN, BGH), centrados en la extracción de
combustibles fósiles de México y Canadá, o
bien utilizando de manera directa la fuerza
militar para lograr el acceso y control de
yacimientos gigantes –por ejemplo en Irak, y
según Rumsfeld, en Venezuela-, todo ello sin
mayor esfuerzo por el ahorro y la eficiencia,
especialmente en el área de transporte” (Saxe,
J; 2006:159).

       Para John Saxe Fernández, la Alianza
“es la más reciente expresión de esa aspiración
imperialista de agregar al manejo comercial,
financiero y de inversión la sombrilla de la




                       67
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

seguridad. El TLCAN (Tratado Libre Comercio
de América del Norte) es mucho más que un
mero asunto comercial. La metástasis del
TLCAN rápidamente se trasladó del comercio a
otros de sus objetivos centrales: el dominio
irrestricto sobre la Inversión Extranjera Directa
(IED), la estrategia monetaria, la instauración
de candados al nivel de seguridad nacional y el
manejo, administración y usufructo del espacio
geográfico mexicano y sus vastos recursos
humanos, minerales y combustibles fósiles”
(Saxe, J. 2006:179)

       En América Central, cabe recordar que
EE.UU. “ha enfocado sus propuestas
diplomáticas y las actividades militares en la
región, en especial con dos iniciativas: por una
parte la creación de una brigada de despliegue
rápido multinacional centroamericana36 y por
otra una armada multinacional caribeña. Tras la
firma del CAFTA-DR, en octubre del mismo
año, el entonces Secretario de Defensa de
EE.UU., Rumsfeld, presidió la conferencia
"Seguridad y Oportunidad Económica" en
Florida, en la que propuso la constitución de
una fuerza centroamericana permanente de
700 efectivos, como correlato a los acuerdos
económicos, que permitiese superar los riesgos

36
  Tomado del artículo de Motto, “Ejercicios militares de
EUA en República Dominicana. Un eslabón más de la
cadena imperial”. www.geopolitica.ws



                        68
                        Bryan González Hernández

a la seguridad en la región y afianzar los
negocios.

       En este sentido la Conferencia de
Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC)
ha avanzado en la conformación de Batallón de
Infantería formado por tropas de El Salvador,
Nicaragua, Guatemala, Honduras y Nicaragua.
Y en el caso caribeño esta iniciativa llamada
Amistad Duradera se encuentra en una primera
fase de implementación apuntando a “la
interoperabilidad   en     mando,      control,
comunicaciones e inteligencia (de) Jamaica,
República Dominicana, Panamá y las
Bahamas”37.

        Resulta    importante   rescatar    las
afirmaciones de Rumsfeld, pues expresan las
intenciones estadounidenses en la región “los
asuntos de seguridad siguen teniendo prioridad
máxima en el hemisferio, durante recientes
viajes a América Latina, los funcionarios de la
región le reiteraron su preocupación ante las
amenazas que plantean 'las pandillas violentas,
los traficantes de drogas, los contrabandistas
de drogas, los secuestradores de rehenes y los
terroristas'. Con frecuencia, los funcionarios
mencionaron la necesidad de extender el
imperio de la ley, particularmente en áreas


37
     Motto, Loc. Cit.




                           69
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

geográficamente remotas, para combatir las
actividades ilícitas”38.

       Esa “necesidad de extender el imperio
de la ley”, sólo puede enmarcarse en la noción
de “Seguridad Esencial”. Con ello, el
mecanismo que se aplicará para contrarrestar
esas “amenazas” será mediante la entrada en
vigencia del USA Patriot Act en los países
latinoamericanos, siendo uno de los aspectos
más preocupantes la criminalización y posterior
persecución que se lleguen a dar de los
movimientos sociales. En la Estrategia de
Seguridad Nacional del 2006, el gobierno Bush,
sostiene fervientemente esa “necesidad de
extender el imperio de la ley” cuando señala
que "nuestra estrategia para el hemisferio
empieza con profundizar nuestras relaciones
claves con Canadá y México, con base en
valores compartidos y políticas cooperativas
que pueden ser extendidas por todo el
hemisferio39.

38
  Rumsfeld aplaude reformas democráticas en América
Latina En:
 http://usinfo.state.gov/esp/Archive/2005/May/06-
578816.html. énfasis BGH.
39
  Brooks, D. Bush los vecinos mas cercanos deben ser
estables, por seguridad de EE.UU. En La Jornada. 17
de marzo de 2006 en:
http://www.jornada.unam.mx/2006/03/17/032n1mun.php.
En el texto de la Estrategia se lee: “These principles
guide our relations within our own Hemisphere, the



                       70
                        Bryan González Hernández



        Magdoff sostiene que “los países
latinoamericanos pequeños que producen
utilidades    relativamente     escasas    son
importantes para la política general de los
EE.UU. porque es importante el control sobre
toda la América Latina. Dentro de este contexto
el control y la influencia son necesarios, no
solamente para impedir la expropiación del
capital norteamericano y para inmunizar al país
contra la revolución social, sino hasta porque
su voto en la ONU o la OEA es importante para
el plan general de dominación de los EE.UU.”
(1969:17).

      Para      lograr     la     alineación
centroamericana      a     los     intereses
geoestratégicos estadounidenses, Washington

frontline of defense of American national security. Our
goal remains a hemisphere fully democratic, bound
together by good will, security cooperation, and the
opportunity for all our citizens to prosper. Tyrants and
those who would follow them belong to a different era
and must not be allowed to reverse the progress of the
last two decades. Countries in the Hemisphere must be
helped to the path of sustained political and economic
development. The deceptive appeal of anti-free market
populism must not be allowed to erode political freedoms
and trap the Hemisphere’s poorest in cycles of poverty. If
America’s nearest neighbors are not secure and stable,
then Americans will be less secure”. Es importante tener
presente la política de contención al populismo que ha
surgido en América del Sur.




                            71
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

se ha encargado de colocar en el poder
gobiernos con fuertes tendencias dictatoriales
al mejor estilo del gobierno colaboracionista de
Vichy, como ha sucedido en Costa Rica. Por
ello “no es extraña la «alineación» de los
gobiernos del CAFTA-DR a los proyectos
estadounidenses, y su obsecuencia y
permisividad en acciones de “seguridad
nacional” como la instalación de bases militares
en la región, el apoyo en la “lucha contra el
terrorismo”, inclusive, el acompañamiento en la
ocupación de Irak con envío de tropas
centroamericanas y dominicanas, aunque en la
actualidad, solo el gobierno salvadoreño
mantiene presencia militar en aquel país”40.

       En cuanto a la apropiación de recursos
estratégicos, América Latina es, como se
mencionó anteriormente, de vital importancia
para EE.UU. México posee recursos minerales
como plata, carbón, hierro, oro, cobre, plomo,
azufre, mercurio y zinc. Reservas abundantes
de petróleo y gas natural, con algunos de los
depósitos más grandes del mundo localizados
cerca de la bahía de Campeche. Y por último,
la gran riqueza en biodiversidad que

40
    Moreno, R. “Transnacionales, TLC y Seguridad
Nacional”:
http://www.bilaterals.org/article.php3?id_article=1627&va
r_recherche=seguridad%2Besencial&lang=es




                         72
                   Bryan González Hernández

caracteriza a todo el continente. En el caso
Centroamericano, existen yacimientos de
minerales como oro, plata, plomo cinc, cobre,
hierro, gas natural, hidratos de metano -de la
cual Costa Rica posee grandes reservas a nivel
mundial-, níquel, petróleo y bauxita.

       Para la apropiación y extracción de los
recursos estratégicos centroamericanos se han
desarrollado planes de “integración” de
infraestructura como es caso del Plan Puebla-
Panamá (PPP) y el Corredor Biológico
Mesoamericano (CBM), que forman también
parte de la estrategia imperial de EE.UU. El
PPP tiene varios componentes. “el primero es
un intento del capital estadounidense de
controlar la Cuenca del Pacífico mediante
corredores interoceánicos, para tener acceso al
mercado asiático. Este plan neoeconómico
incluye la expulsión de millones de campesinos
de sus tierras para emplearlos en las industrias
que serán creadas en el paso de estos
corredores, sobre todo maquiladores, donde se
ensamblará mercancía estadounidense (…)
que transitará velozmente entre los centros
dinámicos de la economía mundial” (Tablada;
Hernández, 2003:48).

       De acuerdo con Carlos Tablada y
Gladys Hernández, “el objetivo fundamental de
todas las inversiones es conectar en un 85% la




                       73
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

infraestructura por carretera –y otras vías- al
mercado estadounidense llamado el “Corredor
Estratégico”, desde la ciudad de Matamoros en
la frontera con los Estados Unidos, en el
Estado de Tamaulipas, pasando por el litoral
del Golfo de México y cruzando los Estados de
Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán y
Quintana Roo. Todo esto, continúan los
autores, facilitaría la prospección geológica,
inversión y explotación por parte de las
transnacionales estadounidenses, de los ricos
yacimientos de petróleo, gas, agua y
biodiversidad de esta región” (Tablada;
Hernández, 2003:49).

        En el caso del CBM, que en 2001, es
reconocido por el Banco Mundial (BM) y el
Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
como parte del PPP, se caracteriza por
asentarse “en una zona estratégica para la
apropiación       de       la      biodiversidad
latinoamericana”. En cuanto a los recursos
energéticos en esta región, debe hacerse notar
que por la parte de México es la zona de donde
“se extrae más del 90% de la producción
petrolera mexicana, y también allí se encuentra
la mayor parte de la capacidad de generación
eléctrica del país”. Igualmente que “todos los
países centroamericanos involucrados en este
Corredor Biológico tienen reservas petroleras
probadas. El plan mejorará el control sobre las



                      74
                    Bryan González Hernández

mismas, e incluye la construcción de una serie
de    gasoductos,     como     el   gasoducto
Mesoamericano”       (Tablada;     Hernández,
2003:50).

        Barahona apunta que “más allá del
diseño original del PPP, ya se anuncia que
seguirá avanzando hacia el sur, en la medida
en que el megamercado también avance. Un
personaje que siempre ha interpretado con
fidelidad los designios estadounidenses, el
presidente colombiano Álvaro Uribe, en enero
del 2004 expresaba lo siguiente: “Queremos
una total integración de Colombia al Plan
Puebla Panamá. Eso empezaría con la línea de
interconexión eléctrica entre Colombia y
Panamá, cuyos primeros estudios nos
entregarán en el mes de abril y el segundo
proyecto sería la construcción del gasoducto
con la expectativa de que no solamente una
Colombia con Panamá, sino también con
Venezuela. Es necesario unir el continente
desde      EE.UU.   hasta      la  Patagonia”.
Interpretando a Uribe, continua Barahona,
bastará con cambiar el significado de la última
“P” del PPP, para que se transforme en Plan
Puebla Patagonia” (Barahona, 2004: 428-429,
énfasis del autor).

       Este Plan Puebla Patagonia se está
llevando a cabo a través de la Iniciativa para la




                        75
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Integración de la Infraestructura de la Región
Suramericana (IIRSA). Este proyecto surge de
una propuesta del BID, la Corporación Andina
de Fomento (CAF) y el Fondo para el
Desarrollo    de     la   Cuenca     del   Plata
(FONPLATA). Debemos tener presente que se
recurre al IIRSA producto del estancamiento
del ALCA, y que de este modo el IIRSA es un
instrumento importante de este proyecto de
“libre comercio”. El BID y la CAF presentaron la
iniciativa en el año 2000 en la Reunión de
Presidentes de América del Sur en Brasilia.

       IIRSA se presenta como una iniciativa
multinacional, multisectorial y que abarca
diferentes disciplinas o tipos de infraestructura.
También oficialmente se dice que habrá
mecanismos de coordinación entre los
gobiernos,     las    instituciones    financieras
multilaterales (léase el BID, la CAF, el
FONPLATA, etc.) y el sector privado.

       Su principal objetivo: la explotación de
recursos naturales de los lugares más
recónditos a partir de corredores de desarrollo
los cuales también pueden ser visto como
corredores      de      infraestructura.     Es
perfectamente presumible que este plan o
instrumento genere un aumento de la deuda de
los países latinoamericanos con el fin de




                      76
                   Bryan González Hernández

beneficiar la extracción a las grandes
transnacionales de los recursos naturales.

      Es importante destacar que, afirma
David Álvarez Dieppa, el “IIRSA no centra sus
esfuerzos en un eje en específico, en cambio,
si no, va hacia varios pedazos, como
construyendo    el   mapa     de    un   gran
rompecabezas”.

       Todos los proyectos vienen aparejados
de un fuerte impacto ambiental, el principal –
según Álvarez Dieppa- es la hidrovía que unirá
los ríos Orinoco, Amazonas y el Plata, el cual
puede ser viabilizado como una salida al
Caribe de los recursos naturales -incluyendo el
agua- e introducirla hacia EE.UU. por la cuenca
del Mississippi.

       Por todo lo antes mencionado, no resulta
válido creer en ese “romanticismo neoliberal
trasnochado” en el que cae la derecha
costarricense, como es el caso de Eduardo
Ulibarri, quien con su “análisis reposado”
concluye que, “tanto por su carácter comercial,
como por sus demás implicaciones, el TLC
puede ser un instrumento de desarrollo,
estabilidad, mayor justicia y bienestar en el
área” (2004: 404). Ni los TLC ni el PPP junto al
CBM sumado al IIRSA, pueden ser
interpretados     como      mecanismos       de




                       77
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

integración, y muy por el contrario, recuerdan
más a un Anschluss (anexión) continental al
mejor estilo nacionalsocialista.

       Es de vital importancia tener presente el
factor geoestratégico de un TLC con América
Central y República Dominicana en cuanto a
que se crea en la región una especie de “zona
tapón” con el objetivo de contener los
movimientos populistas suramericanos. El
énfasis de la presión se ejerce sobre
Venezuela, país que prácticamente se
encuentra rodeado por los aliados de EE.UU.
encontrándose vigilado desde República
Dominicana y por el patrullaje realizado por
EE.UU. con la excusa de la “lucha antidrogas”.

       Por su carácter de puente que une a las
dos Américas, desde Centroamérica se
custodia el canal de Panamá, lo cual sirve
como base para refuerzos del Plan Colombia y
para las proyecciones militares sobre
Venezuela. Se puede contemplar también una
especie de triángulo o “zona de dominación” en
toda la Cuenca del Caribe, desde Florida (sede
del    Comando      Sur)    hasta   República
Dominicana, abarcando la región caribeña de
México y toda Centroamérica.

     En el caso de Colombia el Plan
Colombia cumple una estrategia “dominó”. Este



                      78
                        Bryan González Hernández

plan “implica primero, la derrota de la guerrilla,
luego, rodear y presionar a Venezuela y
Ecuador antes de moverse hacia el aumento
de la desestabilización interna. El objetivo
estratégico es lograr la reconsolidación del
poder en el norte de Sudamérica, asegurarse
acceso irrestricto al petróleo y aplicar la
ideología de “no existe alternativas a la
globalización” en el resto de América Latina”
(Petras, 2004:187)41.

       “Washington considera la guerrilla y los
movimientos populares en Colombia como la
principal amenaza a su “imperio” en América
Latina. Una victoria -afirma Petras- de las
fuerzas populares en Colombia establecería un
sistema socioeconómico alternativo al modelo
neoliberal dirigido por EE.UU. Además
alentaría a los países vecinos a romper con la
tutela de EE.UU., demostrando que la lucha de
masas puede vencer al imperio. Colombia tiene
petróleo, gas, agricultura e industria en un país
de 40 millones de habitantes –una capacidad
suficiente    para    resistir   las    presiones
económicas de EE.UU.-. Finalmente, una
41
   Petras afirma que “la creencia de que el poder de
EE.UU. es intocable, de que sus dictados están más allá
del alcance del Estado-Nación (que la retórica de la
globalización fortalece), ha sido un factor fundamental en
el fortalecimiento del dominio material de EE.UU.
(explotación económica, construcción de bases militares,
etc.) (2004:187)




                            79
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

alianza colombiano-venezolana-cubana sería
una       fuerza       económica-política-militar
formidable, capaz de resistir la agresión
imperial y ayudar a otros países en la región
que quieran moverse hacia la transformación
social” (Petras, 2004:86).

       Por su posición geográfica, Colombia es
de gran importancia para las proyecciones de
EE.UU. sobre la Amazonia, región rica en
biodiversidad y recursos acuíferos. También
desde Colombia se vigila a Venezuela y sus
proyecciones en la región andina, además de
que junto a Perú han prácticamente aislado a
Ecuador, que bajo el gobierno de Correa ha
negado la renovación del convenio para la
base militar de Manta, pieza clave para el Plan
Colombia.

       En lo que respecta a Perú, como se
menciona anteriormente, conjuntamente con
Colombia, ha aislado prácticamente a Ecuador
de otros países con gobiernos caracterizados
por una tendencia populista. Perú se
caracteriza por poseer yacimientos de petróleo,
cobre, plata, hierro, oro, plomo y zinc, además
de contar con una región amazónica rica en
biodiversidad. Por ello, la cláusula de
“Seguridad Esencial” que se encuentra en los
TLC de EE.UU. con Perú y Colombia permite la
apropiación de sus respectivas regiones



                      80
                       Bryan González Hernández

amazónicas con miras a la Amazonia brasileña.
Sin embargo, Perú, es de gran importancia
para las proyecciones estadounidenses sobre
el altiplano boliviano, que, de acuerdo a la
teoría geopolítica de MacKinder, vendría a ser
el Heartland o “zona del corazón” de América
del Sur.

        Con ello, si se controla el altiplano
boliviano, se puede controlar todo América del
Sur, y como ya EE.UU. controla América del
Norte y Central -en su conjunto el World Island
o “isla mundial” de acuerdo con MacKinder- se
podrá controlar al mundo. .Reitero, el dominio
de la plataforma continental americana, le
garantiza a los EE.UU. las incursiones
militares, enfrentamiento con otras potencias y
sus     proyecciones    mundiales    para     la
                             42
consolidación del Grand Area .

       Tras la descripción geoestratégica
realizada, señalando la ubicación de los TLC
realizados por EE.UU. en el continente
americano, puede observarse una línea que va
desde Alaska, pasando por Canadá, el mismo

42
   Sobre la teoría de MacKinder y la geoestrategia en el
continente americano, en         especial   la región
latinoamericana, es desarrollada extensamente y con
mayor profundidad por Eduardo Saxe Fernández en el
marco de su proyecto Geoestrategia Latinoamericana,
2007.




                           81
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

EE.UU., México, Centroamérica, el Caribe,
Colombia, Perú y Chile. Se debe sumar,
además, el Tratado Bilateral de Inversión con
Uruguay.
      Esta línea representa prácticamente un
“cordón sanitario” que busca contener el
movimiento populista suramericano, además
de poseer funciones de vigilancia contra
Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador, Brasil y
Argentina, países que ante una posible
agresión estadounidense, planifican en función
de resistir y rechazar las intervenciones
estadounidenses (Saxe Fernández, 2007) el
mencionado “cordón sanitario” se regiría por el
propósito de controlar la Amazonia, y con ella,
el acuífero Guaraní, una de las mayores
reservas de agua potable del mundo; las
reservas petrolíferas del Orinoco en Venezuela,
la industria del gas natural en Bolivia, los
yacimientos de hidratos de metano que posee
Costa Rica, que posee más de 200 mil
kilómetros llenos de hidratos, que en un futuro
próximo sustituirá al petróleo y al carbón como
combustible43.

43
   Sobre los hidratos de metano, y la desprotección que
se le da al territorio marino costarricense, es relevante la
investigación del oceanógrafo Guillermo Quirós, en el
sitio web:
http://www.universidadsanjuandelacruz.net/referendum.h
tm y links relacionados. Es importante también los
estudios realizados por EE.UU. sobre los recursos
costarricenses, en:



                          82
                        Bryan González Hernández



Medio Oriente

      Siguiendo el mismo método de ubicación
geográfica de los TLC realizados por EE.UU.
para contemplar sus proyecciones estratégicas,
encontramos en el Medio Oriente, varios
países, entre ellos Israel, Bahrein, Jordania,
Marruecos, Oman, y Emiratos Árabes Unidos,
además de la iniciativa para la consolidación
del Área de Libre Comercio del Medio Oriente
(MEFTA, por sus siglas en inglés) para el
201344.

      En el caso de Israel está situado en la
costa oriental del mar mediterráneo limitando al


http://publications.iodp.org/scientific_prospectus/301T/30
1TSP.PDF
44
   Son relevantes las afirmaciones de Robert Portman,
sucedor de Robert Zoellick, como representante
comercial de los EE.UU.; quien afirmó con relación al
MEFTA: “The MEFTA countries are incredibly important
so I do not want to the diminish the importance of a
Bahrain [FTA] or an Oman [FTA] where we have real
export opportunities, but also we have a larger interest in
political stability and the promotion of prosperity and
democracy in an important region. So our FTAs are not
always strictly commercially based. Sometimes there are
larger issues”. Citado en Evenett, S; Meier, M. 2006. An
interim assessment of the u.s. trade policy of
"competitive liberalization".
http://www.evenett.com/working/EvenettCompetitiveLiber
alization13Sept2005.pdf




                             83
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

norte con el Líbano, al noreste con Siria, al este
con Jordania y al suroeste con Egipto. Se
extiende, en su parte más meridional, hasta el
golfo de Aqaba, parte del mar Rojo. Israel
posee yacimientos de minerales como el cobre,
hierro, fosfato, manganeso, granito, mármol,
mica, feldespatos, yeso, arcilla. Posee, además
depósitos de petróleo y gas natural.

        Israel es de importancia para los
EE.UU., porque “mientras continúe el
enfrentamiento militar -Israel-Palestina, BGH-,
Israel será totalmente dependiente de los
EE.UU., y por lo tanto, un estado altamente
militarizado, con tecnología avanzada, que
sirve a los intereses estratégicos de los
EE.UU., como gendarme del Medio Oriente,
disponible en tanto “Estado mercenario”, para
cumplir     las   misiones    estadounidenses”
(1988:149). Con ello, “desde principios de los
años        sesenta,     los      planificadores
estadounidenses consideran a Israel cada vez
más como una «pieza estratégica» que sirve
como barrera al «nacionalismo radical árabe»”
(1988:148-149). De ahí que Israel sea una
pieza clave dentro de la estrategia
estadounidense para el control de los recursos
de Irán, como lo fue en el caso de Afganistán e
Irak.




                      84
                   Bryan González Hernández

        También se encuentra el Reino de
Bahrein. Estado insular ubicado al suroeste de
Asia, se encuentra constituido por un
archipiélago al sur del Golfo Pérsico, entre la
península de Qatar al este y la costa de Arabia
Saudita     al   oeste.     Posee    yacimientos
petrolíferos y reservas de agua. Por su parte,
los Emiratos Árabes Unidos (EAU), se localizan
a lo largo de la costa central de la península
Arábiga, limitando al norte con Qatar y el golfo
Pérsico, al este con el golfo de Omán y al sur y
oeste, con Arabia Saudita. Entre los recursos
estratégicos de los EAU están sus ricos
yacimientos de petróleo y gas natural situados
en la parte suroriental de la península Arábiga.

        Omán limita al norte con el golfo de
Omán, al este y al sur con el mar Arábigo, al
suroeste con Yemen, al oeste con el desierto
de Rub al-Jali, que prácticamente se
caracteriza por ser la frontera con Arabia
Saudita, al noroeste con los Emiratos Árabes
Unidos. Debe tenerse presente que pertenece
a Omán la península de Masadam, ubicada en
territorio de los Emiratos Árabes Unidos, que
controla el paso por el estrecho de Ormuz, de
gran importancia estratégica, donde se unen el
golfo Pérsico y el golfo de Omán. Su principal
recurso es el petróleo.




                       85
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

       Jordania, situado al suroeste de Asia,
limita al norte con Siria, al este con Irak y
Arabia Saudita al igual que al sur, también en
el sur limita con el golfo de Aqaba y al oeste
con Israel. Sus principales recursos son potasa
y fosfato. De vital importancia para la invasión
a Irak. En el caso de Marruecos, situado al
norte de África en la región del Magreb -de
gran importancia estratégica en la región por
sus recursos hídricos-, limita al norte con el
mar Mediterráneo, zona estratégica por
encontrarse allí el estrecho de Gibraltar; limita
al este y sureste con Argelia, al sur con el
Sahara Occidental y al oeste con el océano
Atlántico.

        Se puede contemplar cómo al negociar
TLC con estos países, EE.UU. prácticamente
ha cercado a Irán siendo importante la
ubicación estratégica de Bahrein, EAU y Omán,
que se encuentran cruzando el golfo Pérsico,
frente a las costas iraníes. Omán es de gran
valor estratégico, en cuanto al control del
estrecho de Ormuz. Como se apuntó
anteriormente, Israel tiene la importancia de
una “pieza estratégica” para los intereses
estadounidenses en la región. Cabe recalcar la
importancia de doblegar a Irán, en cuanto al
control de sus recursos petrolíferos y para el
establecimiento del oleoducto BTC (Bakú,
Tbilisi y Ceylan), a cargo del British Petroleum



                      86
                    Bryan González Hernández

(BP), que transportaría petróleo desde el mar
Caspio hasta el mar Mediterráneo.

Asia Oriental

       En este extremo de Asia, encontramos
países como Singapur, Corea del Sur, Taiwán,
y por su cercanía con la región, Australia.

       Singapur se ubica en el sureste de Asia,
al extremo meridional de la península de
Malaca, de importancia estratégica por el
estrecho del mismo nombre. Limita al Norte
con Malasia, divididos por el estrecho de Johor;
en el sur limita con el archipiélago de Riau, en
Indonesia, separados por el estrecho de
Singapur; que une al océano Índico, en el
oeste, con el mar de la China meridional, al
este.

       Por su parte, Corea del Sur, se
encuentra ubicado al noreste de Asia, limita al
norte con Corea del Norte, al este con el mar
del Japón; al sureste y sur con el estrecho de
Corea, que lo separa de Japón, y al oeste con
el mar Amarillo. Posee yacimientos de carbón
(antracita), hierro y grafito, oro, plata, cobre,
plomo, tungsteno, cinc y uranio.

      Taiwán, se encuentra separada de la
China continental por el estrecho de Taiwán,




                        87
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

limita al norte con el mar de la China Oriental,
al este con el océano Pacífico y al sur con el
mar de la China Meridional. Posee yacimientos
de carbón, oro, plata, cobre, mármol y gas
natural.

       Dentro de la proyección estadounidense
en Asia Oriental, se percibe a Taiwán como
una puerta de entrada a la región, además de
la simbiosis entre el capital norteamericano y la
tecnología taiwanesa con el propósito de
consolidar a las empresas estadounidenses en
la región.

       En el marco del proyecto para un
Tratado de Libre Comercio con Taiwán
planteado por el Project for a New American
Century (PNAC) se muestra a Taiwán como el
mejor ejemplo de la democracia implantada
gracias a EE.UU. y con ella la apertura de
mercados, además de que se afirma que
Taiwán puede servir de ejemplo para las
intenciones estadounidenses en la China
continental45

45
  En el documento del PNAC elaborado por Greg Mastel
se afirma que “Taiwan is a strong demonstration case
that the U.S. prescription of democracy and free markets
can succeed. The very existence of a thriving Taiwan is a
powerful example for other countries and a possible
model for reform in mainland China”. En Greg Mastel.
Project Paper a US-Taiwan Free Trade Agreement. P.
11. www.newamericancentury.org



                         88
                    Bryan González Hernández



       Australia se ubica al sureste de Asia,
entre los océanos Índico, al oeste y sur, y
Pacífico, al este. Limita con varios mares de los
grandes océanos ya citados, al noroeste se
extiende el mar de Timor, al norte el mar de
Arafura y el estrecho de Torres, al noreste el
mar del Coral y al sureste el mar de Tasmania.
Posee yacimientos de bauxita, carbón
butiminoso, hierro, níquel, oro, plomo, zinc,
plata, lignito, petróleo, gas natural, además
posee una de las mayores reservas del mundo
de uranio y de fácil extracción.

       Después de localizar a los países con
los que EE.UU. ha suscrito un TLC en Asia
Oriental, se hace evidente como ha rodeado
prácticamente a China, con la posibilidad de
controlar los pasos estratégicos como el
estrecho de Malaca, entre otros. De gran
importancia es la posición de Taiwán que se
ubica frente a las costas chinas, de ahí la
importancia de que Taiwán se mantenga como
“provincia rebelde”.

       También se debe tomar en cuenta el
papel de Japón como “pieza estratégica” para
EE.UU. como aliado para contener a China y
vigilar a Rusia en su extremo asiático
(Vladivostock). En ese sentido es de interés
hacer notar la decisión del Primer Ministro




                        89
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

japonés Shinzo Abe de restablecer las Fuerzas
Armadas japonesas, prohibidas por la
constitución,     intención   alentada     desde
Washington y que sugestivamente ya se
planteaba cuando Japón decide apoyar la
lucha contra el terrorismo y la invasión militar a
Irak46. Con ello, se puede percibir un retorno al
Japón nacionalista de la Segunda Guerra
Mundial y su importancia de “pieza estratégica”
dentro de la teoría de la Grossraumwirtschaft
en la que Japón controlaba la “esfera de
coprosperidad del Este Asiático”.

Otras regiones

       Es importante tener presente la
estrategia de contención contra Rusia, por
ejemplo, elaborada por EE.UU. a través de
Tratados Bilaterales de Inversión (BIT, por sus
siglas en inglés) con varias Repúblicas ex
soviéticas como es el caso de Albania,
Bulgaria, Croacia, estos al sureste de Europa;
República Checa, Europa Central; Estonia, al
Noreste de Europa; Georgia, en la región
transcaucásica de Asia Occidental; entre otros.
Con ello se logra rodear prácticamente a Rusia
tanto en su extremo europeo como en el
asiático, vigilado por Japón.

46
   Sobre la militarización de Japón, Ramonet, I. 2006.
Nuevo Japón. En Le Monde Diplomatique edición
colombiana. Año V. número 51. noviembre 2006.



                       90
                       Bryan González Hernández



       También es importante tomar en cuenta
que EE.UU. ha instado a las repúblicas ex
soviéticas a unirse a la Organización del
Tratado de Atlántico Norte (OTAN), lo cual, es
percibido por Rusia como una amenaza a su
seguridad nacional que se manifiesta en los
intentos de otros Estados tanto de resistir al
fortalecimiento de Rusia como uno de los
centros de influencia en el mundo multipolar, al
igual que de impedirle realizar sus intereses
nacionales y debilitar sus posiciones en
Europa, Oriente Próximo, Transcáucaso, Asia
Central y en la región Asiático-Pacífica47.




47
   Doctrina de Seguridad Nacional. 2000.
http://russiatoday-
es.strana.ru/security/defence/3706.html




                           91
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial




                      92
                        Bryan González Hernández




               El Nuevo Orden
            Jurídico Internacional

        Los atentados del 11 de septiembre de
2001 no sólo marcan el inicio de una nueva era
dominada por la Realpolitik48, sino también, el
fin de una era de incertidumbre donde el
estudio de las relaciones internacionales
estuvo dominada por teorías como el
neorrealismo, neoliberalismo y el globalismo49
48
   "Política de la realidad", es la política exterior basada
en intereses prácticos más que en la teoría o la ética.
49
   “El neoliberalismo se ubica como una reflexión desde
un capitalismo de mercado puro, y de régimen
republicano (...) al mismo tiempo, dentro del capitalismo,
el neoliberalismo representa una posición que tiende a
no aceptar premisas o postulados histórico-sociales,
afirmando más bien que el mercado es una entidad de la
naturaleza, que funciona de forma natural, y que
pertenece, por ejemplo, con la familia monogámica
patriarcal, a formas heredadas biogenéticamente en el
desarrollo de la humanidad y en tal sentido igual a como
funciona un grupo animal social, o procesos bioquímicos
o astronómicos” (Saxe, E. 1999: 91). “La globalización
denotaría un conjunto de procesos de renovada
internacionalización del capital a finales del siglo XX. El
globalismo, a su vez, sería una interpretación sesgada
de esa globalización, que pone de relieve únicamente
sus aspectos positivos, y que la considera como




                             93
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

y por ende del fenómeno de su estudio, mejor
conocido como la globalización.

        El recurso a la Realpolitik se contempla
en declaraciones como las del analista Robert
Kaplan, días después de los atentados del 11
de septiembre de 2001. “Ya no podemos
darnos el lujo del comportamiento honorable en
política exterior, ahora que la presunción de
seguridad nacional ya no existe… la necesidad
de mantener el poder y la seguridad deben
venir primero. Nuestros valores vendrán
después” (citado por Bosoer, 2005:95).Ese
mundo de las maravillas económicas que tanto
defienden los idealistas económicos, ha dejado
ya de existir, si es que alguna vez existió.
Después de los atentados del 11 de
Septiembre de 2001, culmina la globalización.

      Lo que se desarrolló en la década de los
noventa, fue el imperialismo suave, es decir, la
tendencia por la cual se trata de “influir”

inevitable e incontrolable, y como solución a todos los
problemas de la humanidad” (...) “Tanto el neoliberalismo
como el globalismo se definen como constructos
ideacionales excluyentes de todo otro constructo, se
puede no encontrar alternativas, y en tal caso la lógica
interna del neoliberalismo y del globalismo tenderá a
hacer que se consideren no solamente como marcos
interpretativos últimos (o primeros según se quiera), sino
también como consecuentes e incontrastables” (1999:
155).



                         94
                        Bryan González Hernández

(dominar, controlar) por medio de mecanismos
como la cultura y el comercio50 a otros
Estados. Y, aunque sea ejecutada por
mecanismos suaves, su objetivo es el mismo
que aquél del imperialismo duro o militar: la
conquista de territorios y recursos para la
metrópoli. Globalización fue el nombre con el
cual se pretendió ocultar, normalizar,
naturalizar,  justificar   y   suavizar  esa
dominación.

      Tras los atentados terroristas del 11 de
septiembre de 2001 en EE.UU. y el 7 de
octubre de 2001 –inicio de la ofensiva militar
estadounidense contra el “Tercer Mundo”- se
puede encontrar la transición del imperialismo


50
    El imperialismo suave estaría formado por el
imperialismo cultural el cual “no pretende la conquista de
un territorio o el control de la vida económica, sino el
control de las mentes de las personas como herramienta
para la modificación de las relaciones de poder entre dos
naciones” (Morgenthau, 1986: 86); y por el imperialismo
económico el cual “resulta no tan directo y por lo general
no tan eficaz como el militar. Tendencia a romper el statu
quo para modificar las relaciones de poder entre la
potencia imperialista y las otras naciones, realizarlo no
mediante conquistas territoriales sino a través de
dominio económico. Si una nación no puede o no desea
conquistar territorios a los efectos de establecer su
dominio puede lograr el mismo fin ejerciendo su dominio
sobre quienes dominan su territorio” (Morgenthau, 1986:
84-85)




                            95
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

suave     al  duro,          impregnado     por    el
neomercantilismo51           y    un    cristianismo
apocalíptico.

       Según Bosoer, “tras el fatídico 11-s
2001, el presidente Bush terminó de
compenetrarse con esta visión de que había
que “sacar la guerra afuera”, adaptar el
establishment militar a los nuevos tipos de
amenazas y desplegar “urbi et orbi” el poderío
estadounidense amenazado por la entropía
sistémica” (2005:95).

         Esta transición se corrobora en el paso
de una agenda internacional económica, de
cooperación y de supremacía del Derecho
Internacional, que imperó en la década de los
noventa, a una agenda dominada por el campo
militar.

     Esto no quiere decir, de acuerdo con
Ceceña, “que el mercado desaparezca como

51
  James Petras afirma que “el concepto de imperialismo
neoliberal no es válido. Estamos en una transición ya
consumada      del    neoliberalismo   al   imperialismo
neomercantilista, donde EE.UU. quiere monopolizar a
América Latina a partir del ALCA –y demás acuerdos
comerciales,       BGH-,      propuesta      sumamente
neomercantilista, para profundizar su penetración en
América Latina y proteger sus propios mercados,
industrias, agricultura; que no es competitiva, ni con
América Latina, ni con Europa o Asia” (Petras, 2004:50).



                        96
                     Bryan González Hernández

disciplinador, quiere decir que la dimensión
militar se sobrepone al mercado desplazándolo
de su carácter de eje ordenador, que la visión
del mundo adopta un contenido particularmente
militarizado, y que es a partir de la visión militar
que la totalidad no sólo se reordena sino que
cobra un nuevo sentido”52.

       Así, todo cambia su contenido: las
reuniones bilaterales y/o multilaterales llegan a
poseer cláusulas militares; la economía pasa a
ser economía de guerra, las fluctuaciones en
las finanzas van a estar determinadas por las
tensiones bélicas que se gestan en diferentes
regiones del mundo; la formación de alianzas
tienen un propósito estratégico, quedando en
un bando, la formación de una coalición que le
permitirá    al   ya    decadente       hegemón
consolidarse como imperio universal mientras
que en el otro bando, la concreción de bloques
de contención imperial.

        En cuanto a la deslegitimación por parte
de EE.UU., de las bases del Derecho
Internacional (DI), no se pretende, por el
momento, socavar la totalidad de las normas
jurídicas internacionales, en especial aquellas
que legitiman o que puedan ser utilizadas para
el cumplimiento de su “destino imperial”. Ello se

52
  Ceceña, A. “los paradigmas de la militarización en
América Latina”. En www.geopolitica.ws




                         97
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

muestra en “una de las características más
notorias de la política hegemónica de los
EE.UU. es la de contornear aquellas
instituciones internacionales que no endosan
sus posiciones” (Pérez-Prat. 2005: 165).

        No puede afirmarse, sostiene Pérez-
Prat, “que EE.UU. pretenda desconocer por
principio el DI, sí en cambio que practica una
aproximación hegemónica que se caracteriza
por su presencia por el DI como una materia
prima que puede ser construida y moldeada de
acuerdo con sus cambiantes opciones
políticas” (2005:169).

       Sin embargo, para EE.UU. el actual
sistema internacional, ya no permite sus
aspiraciones imperialistas, por lo tanto hay que
prescindir de él. Richard Perle, uno de los más
influyentes neoconservadores (neocon) de
EE.UU., afirmó que “solo nos quedan las
coaliciones de los países dispuestos a
intervenir, debemos reconocer que son, a falta
de algo mejor, la mayor esperanza de ese
nuevo orden mundial, y la verdadera alternativa
a la anarquía del lamentable fracaso de la
ONU” (citado por Bosoer, 2005: 96. énfasis
BGH).

      Fracaso, no desde el punto de vista de
“impedir la invasión a Irak” para mantener la



                      98
                   Bryan González Hernández

paz y seguridad internacional, según su carta
constitutiva, sino, desde el punto de vista
pragmático y militarista de los neocons
estadounidenses: no haber apoyado, o al
menos legitimado la invasión.

       Realizando una revisión histórica, este
pragmatismo militarista de no reconocimiento
del Derecho Internacional, fue utilizado,
también por la Alemania nazi contra la
Sociedad de Naciones, organismo que
“lesionaba” los intereses alemanes por no
legitimar la expansión al Lebensraum que
“pertenecía” a Alemania. Expansión “necesaria”
y considerada como “legítima defensa” por
Alemania, para la protección del pueblo
alemán.

        El Pacto de Munich, en el que se le dio
posibilidad a Hitler de apoderarse de los
Sudetes, región de la entonces Checoslovaquia
que limita con Alemania, sería un gesto, Hitler
percibiría como una debilidad de la Comunidad
Internacional y como una oportunidad para
retar a Gran Bretaña a la hegemonía mundial.
De manera equivalente, la luz verde dada por
Naciones Unidas para que EE.UU. atacase a
Afganistán en “legítima defensa”, fue percibido
como un signo de debilidad y sometimiento a
los designios de Washington, y con ello, la
oportunidad de retar al actual hegemón en




                       99
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

decadencia que paradójicamente son los
mismos EE.UU., para consolidar una nueva red
imperialista mundial53.

       En este sentido debe recordarse que a
diferencia del viejo imperialismo europeo en los
albores de la edad moderna, el nuevo
imperialismo se caracterizó por: un cambio en
el énfasis central de la rivalidad en el modelado
del mundo a la lucha por impedir la contracción
del sistema imperialista; el nuevo rol de los
EE.UU. como organizador y líder del sistema
imperialista mundial; y el surgimiento de una
tecnología cuyo carácter es internacional
(Magdoff, 1969: 48).

        Este nuevo imperialismo surge tras la
revolución rusa. Esto porque “antes de la
segunda guerra mundial los rasgos principales
eran la expansión del imperialismo hasta cubrir
el globo y los conflictos entre potencias por la
redistribución de territorio y esferas de
influencia. Después de la revolución rusa se
introdujo un nuevo elemento en la lucha
competitiva: el impulso de reconquistar la parte
del mundo que se había desligado del sistema
imperialista y la necesidad de impedir que otros

53
  Sobre esta paradoja de reto al hegemón a través de la
guerra preventiva, véase mi “Sobre la Guerra
Preventiva”. Documento de Estudio # 26. Heredia: ERI-
UNA.



                        100
                    Bryan González Hernández

abandonaran la red del imperialismo (Magdoff,
Loc. Cit.).

        Sin embargo, esta red imperialista
entrará en crisis. Tras la crisis petrolera de los
años setenta, la hegemonía estadounidense y
con ella la red imperialista que giraba en torno
a ella comenzó a declinar. Las actuales guerras
llevadas a cabo por EE.UU. tienen como
propósito la apropiación de los recursos
estratégicos, el reforzamiento de la red
imperialista con una tendencia jerárquica más
vertical que le permita, a EE.UU., superar sus
crisis de poder y con ello consolidarse como un
imperio mundial.

        Es aquí donde entra en juego un nuevo
contractualismo. Para sostener la hegemonía
estadounidense, se debe ya sea crear una
nueva red imperialista mundial o al menos
revitalizarla, por que con ella se establecería un
nuevo orden jurídico internacional. Para ello se
recurre a la doctrina schmittiana de un nuevo
orden internacional.

       Con esto se pretende, consolidar un
sistema donde la guerra sea posible. Este
nuevo sistema, socavando la llamada
“globalización”, se conformaría por el
surgimiento      de   grandes     espacios




                        101
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

(Grossräume), y con ello, un nuevo orden
político-jurídico internacional.

        De acuerdo con Schmitt, “el orden
internacional puede ser concebido como una
peculiar ordenación del espacio en el sentido
de una cierta distribución del espacio terrestre
entre entidades jurídico-políticas distintas. La
Tierra se puede hallar repartida entre unidades
políticas de idéntica o diferente naturaleza,
mayores o menores, o puede, en pura
hipótesis, ser abarcada por una única entidad
global” (Campderrich, 261). En este sentido,
apunta Campderrich, “la dimensión de la
“revolución espacial” schmittiana se refiere
justamente al surgimiento de una nueva
distribución y organización políticas del espacio
en el sentido que acabamos de indicar. Los
grandes espacios son, según Schmitt, la nueva
forma de distribución y organización políticas
del espacio terrestre” (Íbidem)

        Sin embargo, Schmitt se enfoca más en
otra dimensión de la “revolución espacial”: “El
cambio del campo semántico (...) consiste en
que el campo semántico matemáticocientífico-
natural-neutral unido hasta ahora al concepto
de espacio es abandonado. En lugar de una
dimensión vacía, en la cual se mueven objetos
corporales,      aparece       un      espacio
interrelacionado    de     desarrollo,   como



                      102
                     Bryan González Hernández

corresponde a un Reich lleno de historia y
conforme a la historia”54. Es decir, según
Campderrich “el III Reich se hace valedor de
una nueva concepción político-espacial que
está desplazando a la concepción espacial de
la filosofía y la doctrina jurídica y política
modernas” (Campderrich, 262).

       Visto desde el punto de vista
estadounidense, para poder mantenerse en el
centro del poder de la red imperialista, EE.UU.
debe buscar la consolidación de un nuevo
orden internacional, en primera instancia
aplicado a su Grand Area luego a nivel
mundial, asumiendo EE.UU. un rol de centro
imperial. En suma, un IV Reich que desplace el
ordenamiento político y jurídico actual. Según
el pensamiento neocon, la única vía posible es
la Realpolítik. A través de la estrategia de
guerra preventiva se pone en jaque a todo el
Orden Jurídico Internacional actual, debido a
que obligaría a los demás a Estados
emprender una nueva carrera armamentista,
por la posibilidad de una guerra, generando
con ello un estado de guerra permanente.


54
   Schmitt, C., Völkerrechtliche Gro raumordnung mit
Interventionsverbot für raumfremde Mächte, Duncker
Humblot, Berlín, 1991. Citado por Ramón Campderrich.
Op. Cit. P. 262.




                         103
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

        De acuerdo con Saxe Fernández, “esa
ilegalidad militar arbitraria va acompañada por
una legalidad internacional en el campo
económico (la Organización Mundial del
Comercio, OMC) (2005:132). Esto se llevará a
cabo mediante la consolidación de un ius
cogens emergente o norma imperativa de
derecho     internacional      general. Resulta
interesante cómo esa nueva normativa jurídica
se está realizando a través de los Tratados de
Libre Comercio.

        Sin embargo, continúa Saxe Fernández,
“la implicación derivada de pretender destruir y
“deslegitimizar” al derecho es, necesariamente,
su sustitución por el “crimen”. Cometer un
crimen sería entonces lo “legítimo” en el
sistema internacional, y también en los ámbitos
estatales y psicosociales. De donde se siguen
varias       consecuencias       nefastas       y
autodestructivas, incluyendo: que la política, la
economía, la sociología y la psicología se
articulan mediante corporaciones autoritarias
excluyentes y violentas, mafiosas” (Íbidem).

       De acuerdo a la Convención de Viena
sobre el Derecho de los Tratados de 1969,
“una     norma    imperativa    de    derecho
internacional general es una norma aceptada y
reconocida por la comunidad internacional de
Estados en su conjunto como norma que no



                      104
                    Bryan González Hernández

admite acuerdo en contrario y que sólo puede
ser modificada por una norma ulterior de
derecho internacional general que tenga el
mismo carácter” (Artículo 53).

        Al surgir una nueva norma imperativa de
derecho internacional general, de acuerdo a la
Convención de 1969, “todo tratado existente
que esté en oposición con esa norma se
convertirá en nulo y terminará” (artículo 64).
        Se puede interpretar, por consiguiente,
que la nueva contractualización generará una
nueva      norma     imperativa     del    derecho
internacional general basada en el derecho de
propiedad privada sobre la de Derechos
Humanos, que consecuentemente dejaría de
tener efecto porque se ha perdido la condición
de humano. La explicación a esto es que
termina por imponerse una Lex Mercatoria, es
decir, la mercantilización total de la vida misma.

       En este contexto, el pensamiento
imperante es que “el mercado, en fin, es la
condición del desarrollo, y tanto, que creador
de riquezas, es también fuente del progreso
social”. Para el “pensamiento económico
contemporáneo, toda economía verdadera
debe ser comprendida como una economía de
mercado (…) y las teorías económicas que no
se ajusten con el paradigma del interés privado
y del mercado, son percibidas como




                        105
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

infracciones a la lógica del pensamiento y de
los     procesos    económicos”    (Assmann-
Hinkelammert, 1993; citado por Houtart,
2001:34, énfasis del autor)

        Esta norma imperativa, se basará, o al
menos así se podría interpretar, en el derecho
interno estadounidense. Es decir, el proyecto
estadounidense es el de internacionalizar su
derecho interno. Se deduce de ello, que al
mejor estilo del imperio romano, se creará un
ius civile o derecho particular, es decir
exclusivo para los ejércitos, ciudadanos (de
primera       categoría)      y      empresas
estadounidenses y un ius gentuim o derecho
general para el resto de las “personas”,
ejércitos y empresas del mundo.

       Esto se contempla en el capítulo 10 del
CAFTA-DR y en el texto de la Implementation
Act cuya sección 102.a.1 dice: “La Legislación
de los EE.UU. prevalece en caso de conflicto.
No han de surtir efecto ninguna disposición del
Acuerdo, ni la aplicación de la misma a
cualquier persona o circunstancia, que sea
inconsistente con cualquier ley de los EE.UU.”
(Citada en Mora, 2006:22, énfasis BGH).

      En el texto de la Implementation Act, en
cuanto a la interpretación, se detalla que “No
debe interpretarse que nada de lo dispuesto en



                      106
                    Bryan González Hernández

esta Ley: (A) enmienda ni modifica ninguna ley
de Estados Unidos, ni; (B) limita cualquier
autoridad que haya sido conferida por cualquier
ley de Estados Unidos, a menos que esta ley lo
disponga      específicamente     así55.  Caso
contrario, sucede en Costa Rica donde los
artículos 7 y 105, “aceptan que todo acuerdo o
convenio internacional que se denomine
«tratado público», debidamente aprobado por
la Asamblea legislativa, «tendrán desde su
promulgación o desde el día que ellos
designen, autoridad superior a las leyes»”
(artículo 7; Mora, 2006:23, énfasis BGH).

       Debe tenerse presente que ante la crisis
del paradigma político de la modernidad, el
espacio-tiempo nacional estatal se verá
subsumido por el espacio-tiempo local y global.
Con ello, y por la necesidad de la libre
explotación unilateral de recursos estratégicos,
conocida de forma “bonita” como “Libre
Comercio”, requiere de la eliminación de uno
de los principales elementos fundantes del
pensamiento político de la modernidad: la
soberanía.



55
  Proyecto de Ley HR3045IH, para dar vigencia al
Acuerdo de libre comercio República Dominicana-
Centroamérica-Estados Unidos. 23 de junio de 2005,
Cámara de Representantes de los EE.UU.




                        107
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

        Si históricamente se concebía que “la
soberanía se basaba en una fuerza armada
suficiente para rechazar a los invasores, y la
fuerza armada se adaptaba a la forma de un
poder estatal centralizado” actualmente, un
Estado es soberano en la medida en que
“posea un centro político cuyas decisiones
predominen sobre la voluntad de todas las
autoridades subordinadas; es soberano
respecto del mundo exterior en la medida en
que pueda imponer su autoridad jurídica. Si se
ve invadido por la fuerza armada, y no logra
resistir, su autoridad desaparece junto con su
soberanía, y esto ocurre cualesquiera sean su
estructura social, su trama jurídica, su fachada
constitucional     o   su   régimen     político”.
(Lichtheim, 1972: 11-15).

       Es importante rescatar, además, las
palabras de Maquiavelo sobre la soberanía,
donde en el capítulo XXI, del Príncipe, titulado
“Qué debe hacer un príncipe para distinguirse”,
con respecto a las alianzas apunta que “debe
guardarse de establecer alianzas con alguien
más poderoso que él a no ser que le obligue la
necesidad. La razón de ello estriba que en
caso de victoria te conviertes en su prisionero y
los príncipes deben evitar en la medida de lo
posible hallarse en manos de otros”.




                      108
                    Bryan González Hernández

       Se entiende de ello que, por ejemplo,
Costa Rica sede toda su soberanía, debido a
que el Tratado de Libre Comercio lesiona la
integridad territorial, y el bienestar de la
población. De ahí que prácticamente Costa
Rica deja de ser un Estado-Nación -pierde su
carácter de soberano- ya que se somete a la
soberanía de EE.UU. Costa Rica, en última
instancia pasaría a ser un “Estado-
(neo)colonial”, Estado por ser necesaria la
administración colonial -recuérdese el Gobierno
de Vichy en Francia-, y el apoyo como “Estado-
Nación”     aparente,      a    las     políticas
estadounidenses ante las Organizaciones
Internacionales.

       Al reproducirse esto a escala mundial,
porque no es exclusivo del CAFTA-DR, se
contempla la emergencia de esta norma
imperativa del derecho internacional general y
con ella un nuevo Orden Jurídico Internacional
que reestablecerá la red imperialista en su fase
tardía, y sostendrá a EE.UU. en el centro del
poder mundial.      Desde     la     perspectiva
estadounidense, “pueblos y gobiernos tendrán
que cambiar su manera de ver el mundo, «de
una perspectiva basada en Naciones Unidas
y el Derecho Internacional a otra basada en
la identificación» con la agenda de
Washington”. La exhibición de fuerza -por
parte de EE.UU.- les enseña que deben dejar




                        109
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

de lado «toda consideración seria del interés
nacional» a favor «de los objetivos
estadounidenses»” (Sanger y Weisman 2003;
Owen 2003, citados por Chomsky, 2004:35,
énfasis BGH).

        Resulta entonces evidente la esencia de
la cláusula de Seguridad Esencial para el
surgimiento de una nueva norma imperativa del
Derecho Internacional. Al omitirse del texto de
los Tratados de Libre Comercio, las
obligaciones contraídas por los Estados en la
Carta de Naciones Unidas, lo que se pretende
es ese “cambio en la manera de ver el mundo”,
que giraba en torno a Naciones Unidas y al
Derecho Internacional, a un nuevo orden
jurídico político basado en las aspiraciones de
Washington. Además los portillos para la
utilización de la fuerza que se presentan en las
cláusulas de Seguridad Esencial, permiten esa
“exhibición de fuerza” aleccionadora para que
los Estados se olviden de “toda consideración
seria del interés nacional” y adecuen, por el
contrario, sus políticas a favor de los objetivos
estadounidenses, es decir, la consolidación del
imperio.

      Siguiendo una línea de realismo político,
se observa que EE.UU. practica una política
imperialista. Esto porque las políticas
imperialistas están orientadas “a la ruptura del



                      110
                    Bryan González Hernández

statu quo y a la modificación de las relaciones
de poder entre una o varias naciones”
(Morgenthau, 1986:70). El statu quo resultante
de la segunda posguerra creó el actual sistema
internacional que orbitaba en la “eliminación del
recurso a la guerra” para el mantenimiento de
la paz y seguridad internacional. Sin embargo,
la crisis de la hegemonía estadounidense
requiere del recurso de la guerra para
consolidarse como imperio socavando todos
los esfuerzos logrados por Naciones Unidas y
el Derecho Internacional.

        Frente a una política imperialista,
continuando con la línea realista, se pueden
tomar diferentes medidas entre las cuales
encontramos 3: la contención, la concesión y el
temor.
        El imperialismo, cuyos fines son la
destrucción del esquema de poder existente,
debe ser combatido al menos con una política
de contención que, en defensa del esquema
existente, reclame un cese de la agresión
ulterior, a la expansión o a cualquier otra
modificación del statu quo por parte de la
potencia imperialista.

      Actualmente podemos observar, como
se afirmó anteriormente, que las demás
potencias del sistema internacional, al notar los
planes megalómanos de la administración




                        111
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Bush II, y conociendo el atractor56 al cual los
EE.UU. está encaminando al sistema, han
iniciado la formación de bloques de contención,
que catalogo como “Bloques de Contención
Imperial”, más de carácter militar que
económico. Esto lo podemos ver reflejado, en
las alianzas de Venezuela, Brasil, Bolivia,
Ecuador, Argentina, Uruguay y Cuba, y en los
acercamientos de este bloque suramericano
con Rusia, la UE, China e India. Igualmente el
apoyo brindado a Siria e Irán, por parte de los
gobiernos ruso y venezolano.

       Todas estas acciones seguidas por
estos bloques de contención, tienen como
objetivo encaminar al Sistema Internacional


56
   Atractor es una singularidad en el "espacio de acción"
donde ocurre un fenómeno, hacia el cual convergen las
trayectorias de una dada dinámica, que encuentran en
su atractor una condición local de mínima energía. La
existencia de un atractor se puede detectar observando
la disipación de algún tipo de energía. El atractor
(puntual) de un péndulo oscilando libremente es su
punto más bajo. Además de atractores puntuales, hay
atractores cíclicos (o ciclos límites) y atractores caóticos
o atractores extraños (el conjunto límite de una
trayectoria caótica). El atractor de algunos sistemas
complejos coincide con su estado de autoorganización.
El atractor de algunos sistemas orientados a satisfacer
una meta, es la meta misma.
http://club.telepolis.com/ohcop/atractor.html




                          112
                    Bryan González Hernández

hacia otro posible atractor:        un   sistema
internacional equilibrado.

        Cabe mencionar que “el imperialismo
plantea un problema que comparte con toda
política exterior, aunque de un modo mucho
más agudo. Se trata del problema de la
determinación de la verdadera naturaleza de
una política exterior tras sus coberturas
ideológicas. Raramente los actores de la
escena internacional presentan la política
exterior que llevan a cabo como lo que en
realidad es. Una política imperialista casi nunca
revela    su     verdadero    rostro     en    los
pronunciamientos de quienes la implementan”
(Morgenthau, 1986:97).

       Ante este tipo de imperialismo y
capitalismo salvaje que se trata de imponer, es
necesaria la creación de una contrahegemonía.
Esto porque “si la función de la hegemonía es
la de distribuir la racionalidad y la legitimidad
de la economía del mercado, aquella de la
contrahegemonía        será     demostrar      su
irracionalidad y su ilegitimidad” (Hinkelammert,
1995; citado por Houtart, 2001:34)




                        113
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial




                      114
                       Bryan González Hernández




           Excurso: Costa Rica
      y la “Dictadura Democrática”


       Podría considerarse que el elemento
que uniría toda esta maraña detrás de la
Seguridad Esencial, es por un lado, la
conformación de una Fuerza de Respuesta
Rápida (FRR) multinacional centroamericana y
por el otro una armada multinacional caribeña,
propuestas por el entonces Secretario de
Defensa de EE.UU., Rumsfeld en apoyo a los
acuerdos económicos, que permita superar los
riesgos a la seguridad en la región y afianzar
los negocios.

       Si bien, el gobierno de Arias rechazó la
propuesta de Rumsfeld de la creación de las
FRR con el argumento de “al menos en el caso
costarricense, se topa con el impedimento
constitucional de que este país no puede
involucrarse en ese tipo de medidas”57 este
gobierno se ha caracterizado por una tendencia

57
   Meléndez, J. “Costa Rica se revela ante EE.UU.”. En
El Universal. México. Lunes 2 de octubre de 2006.
http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?
id_nota=51728&tabla=internacional




                           115
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

hacia la conformación de un Estado policial,
etapa predecesora del Estado de guerra.

        Esta tendencia del régimen de Arias se
constata en la “alianza estratégica” que pactó
con empresas de seguridad privada que será
“el principio de la contundente victoria contra la
delincuencia” según llegara a afirmar el
ministro de seguridad Fernando Berrocal58. Sin
embargo, tal como se ha afirmado en páginas
anteriores,     debemos     preguntarnos      qué
entiende este gobierno por delincuentes, ya
que, por ejemplo, el movimiento estudiantil de
las     universidades     públicas     ha    sido
criminalizado por este gobierno, con lo cual
cabe igualmente preguntarse, ¿es esta “alianza
estratégica” un mecanismo para la represión
del criminalizado movimiento estudiantil?

       Mejor prueba de la represión policial
contra     el    movimiento    estudiantil, y
prácticamente contra toda la oposición al TLC
se contempla en la lucha que emprendió la
policía contra los manifestantes en la marcha
contra el TLC del 14 de septiembre de 2006 en
Cartago, donde también se realizaron



58
  Véase “dudas en torno a alianza de seguridad entre
gobierno y empresas”. En www.informa-tico.com. Edición
#119 02/10/06.



                       116
                      Bryan González Hernández

detenciones     arbitrarias           contra       los
             59
manifestantes .

        Se incluye, además, el contingente
policial que acompaña al presidente Arias a
todos los actos públicos, “ni los recintos
eclesiásticos se salvaron de esa política
coercitiva: en la norteña ciudad de San Carlos
varios cientos de policías rodearon la Catedral,
limitaron el acceso a esta y catearon a los
asistentes a una misa en la que coincidirían
con el mandatario. Tanta fue la afrenta, que
hasta el obispo Sancasimiro condicionó la
realización del oficio religioso al levantamiento
de los retenes y el cese del hostigamiento a los
feligreses”60. Sin embargo, el gobierno
defendió las medidas de seguridad que
consistió en cerrar 200 metros de vías
aledañas a la Catedral en presencia de 150
oficiales, con el argumento de que “un grupo de
adversarios al Tratado de Libre Comercio



59
     Comisión costarricense de Derechos Humanos
(CODEHU) en www.derechoshumanoscr.wordpress.com
60
   Costa Rica Solidaria. “Oscar Arias del Nóbel a la
Militarización” en http://www.anep.or.cr/boletin/ la
represión policial del gobierno de Arias es resumida de
forma cronológica en: Frentes Comunitarios de Lucha
contra el TLC. “Oscar Arias militariza y usa aparatos
represivos en Costa Rica”. En el sitio web:
http://www.anep.or.cr/boletin.




                           117
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

(TLC) con Estados Unidos están siguiendo a
Arias por el todo el país”61.

       El gobierno de Arias ha destinado gran
parte de los recursos al sector de seguridad.
En 2006 destinó $30 millones al Ministerio de
Seguridad para la “reparación” de diversas
delegaciones policiales en el país. Este
Ministerio, además, recibió ¢1.100 millones en
donación por parte del gobierno de Taiwán,
para la compra de nuevas unidades. Se
anunció que para el 2007 el presupuesto para
la seguridad crecería en un 35%62.

        Sin embargo, es medular, en relación a
la cláusula de Seguridad Esencial, el
fortalecimiento     del    Departamento       de
Inteligencia y Seguridad Nacional (DIS) y de la
Unidad Especial de Intervención que forman
parte del Ministerio de la Presidencia, a cargo,
actualmente, del hermano del presidente Arias,
Rodrigo Arias.

       De acuerdo al decreto presidencial Nº

61
   Hernández, C. “Obispo Sancasimiro criticó excesivo
plan de seguridad”. En La Nación. Noticias nacionales.
Miércoles    27   de   septiembre    de    2006.   En
www.nacion.com
62
    Aguilar, N. “Gobierno destina $30 millones a
comisarías”. En La Nación. Noticias Nacionales. Martes
26 de septiembre de 2006. En www.nacion.com.



                       118
                        Bryan González Hernández

32522-MP en relación al reglamento de
organización y funcionamiento de la DIS63 este
es un órgano de consulta del Presidente de la
República y adscrito, como se mencionó
anteriormente, al Ministerio de la Presidencia
(artículo    1).     Es    decir,   responden
exclusivamente a los hermanos Arias64. Sobra
mencionar lo estipulado en el artículo 2 del
reglamento, que hace referencia al carácter
secreto de los procedimientos utilizados, en
relación a terceras personas, para el éxito de
las investigaciones.

       El presupuesto que se le asignó a esta
cartera para el 2007 fue de ¢4.496,7 millones,
63
  Publicado en la Gaceta #146 del 2005. Puede ser
consultada en el sitio web:
http://historico.gaceta.go.cr/2005/07/ALCA_29_07_2005.
html
64
   Por ello resulta impactante la noticia sobre la agresión
de un agente de la DIS al diputado de oposición José
Joaquín Salazar, el 21 de agosto de 2007, quien
denunció “la detención ilegal, violación de libertad de
tránsito y agresión verbal y física que el pasado sábado
18 de agosto a las 11:30 a.m. sufrió en Zarcero por parte
de oficiales de seguridad pública quienes adujeron
“órdenes superiores” para impedirle al legislador el
ingreso al Edificio Municipal donde se realizaba un acto
oficial del Presidente de la República”. Es sorprendente
por la afirmación de “ordenes superiores”, debido a que,
como ya se especificó, la DIS responde al presidente de
la república y al ministro de la presidencia. Véase
“Policía de Arias agrede a Diputado del PAC”
www.anep.or.cr/leer.php/1746#




                             119
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

equivalente al 0,2% del monto total del
Presupuesto Nacional para el 2007. Este
monto es superior en ¢636,2 millones, o sea un
16,5%, respecto al monto presupuestado para
el 2006. De este presupuesto el 32,9%, es
decir, ¢1.483 millones se destinan al
Departamento de Inteligencia y Seguridad
Nacional, superado únicamente por el
Programa de Administración Superior que
consume el 44,9%, ¢2.019,3 millones65.

       Según el informe “Audiencia 202-2007”
realizado por el Ministerio de la Presidencia en
relación al presupuesto de esa cartera para el
2007, dirigido al departamento de análisis
presupuestario de la Asamblea Legislativa66, el
presupuesto para la DIS creció en un 21% en
relación al 2006.De acuerdo con el informe
entre los “productos propuestos” como metas
anuales de la DIS se encuentra el “Servicio de

65
   El Programa de Administración Superior se encarga
de “productos”      como la Coordinación del Instituto
Costarricense sobre Drogas; Normativa reguladora de
las políticas gubernamentales; Estabilidad Nacional;
Programa Escuela Iberoamericana de Gobierno y
Políticas Públicas; Seguimiento a las políticas públicas
para la persona joven.
66
   Toda la información relacionada a esta cartera se
toma del sitio web:
http://www.asamblea.go.cr/presupuesto/informes/estudio
s_presupuesto_2007/Audiencia%20202-
2007%20Ministerio%20de%20la%20Presidencia.doc



                        120
                       Bryan González Hernández

Información en materia de Seguridad
Nacional”, que junto al rubro de las
“Investigaciones Realizadas” (operativos) no se
pueden cuantificar para los Principios de
Programación67 presupuestaria, pese a que al
rubro de las investigaciones realizadas, para el
2005 se cuantificó en 5.800 operativos. Es
paradójicamente durante la administración
Arias que dichos rubros no son cuantificables.

       En cuanto al destino del presupuesto
para la DIS, el 72,2% del total, es decir,
¢1.129,5 millones se emplean para el pago de
la planilla que se mantuvo invariable en 152
puestos, para los años 2006 y 2007. El resto
del presupuesto se divide entre pago de
Seguros (¢56,0 millones); combustibles y
lubricantes (¢40,0 millones); membresía para
pertenecer a la INTERPOL (¢28,0 millones); y
por último, “¢20,0 millones en la subpartida
Cuentas Especiales (Gastos confidenciales)
para apoyar y atender funcionarios de
organismos internacionales, en el área de
inteligencia, que visitan el país para
actividades de prevención de amenazas a la
seguridad del Estado” (énfasis BGH)

67
   Por “Principios de Programación” se entiende, de
acuerdo al informe, “los presupuestos deberán expresar
con claridad los objetivos, las metas y los productos que
se pretenden alcanzar, así como los recursos necesarios
para cumplirlos, de manera que puedan reflejar el costo”.




                            121
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



       Se podría suponer que por funcionarios
extranjeros de organismos internacionales del
área de inteligencia, se habla de agentes de la
CIA, FBI y el NSA, entre muchos otros. Podría
hacerse un vínculo cada vez más fuerte entre
estas agencias de inteligencia con la DIS en el
marco de un TLC con EE.UU., todo ello en
nombre de la Seguridad Esencial contra las
amenazas al “patio trasero” estadounidense.

       En relación a la Unidad Especial de
Intervención, es importante rescatar que de
acuerdo al decreto presidencial Nº 32523-MP
referente al reglamento de organización y
funcionamiento de este órgano, en su artículo 1
se estipula que este es “un cuerpo policial
especializado en operaciones de alto riesgo
contra actividades de terrorismo y narcotráfico”
al servicio de la Presidencia de la República y
del Ministerio de la Presidencia (Artículo 2) y
cuyo objetivo principal es “la protección de la
vida de las personas o de los bienes
estratégicos o de alto valor nacional” , que se
encuentra estipulado en el Capítulo IV de sus
atribuciones, de las que resaltan diferentes
incisos del artículo 17:

a)   Proteger a los miembros de los
supremos poderes y dignatarios (…)
Además, protegerá a los dignatarios que



                      122
                    Bryan González Hernández

visiten el país, esto en coordinación con
otros cuerpos policiales que intervengan; y
únicamente durante el tiempo que resulte
estrictamente necesario, a fin de preservar su
poder de respuesta ante otras situaciones
que pudieran presentarse (énfasis BGH).

c)    Intervendrá en operativos de alto
riesgo derivados del terrorismo, del
narcotráfico y en aquellas situaciones de
evidente o sumo peligro para la vida de las
personas o para proteger los bienes
estratégicos o de alto valor nacional, de
conformidad con las normas legales y
operacionales que la necesidad justifique. La
condición de alto riesgo podrá ser invocada
por el órgano estatal que solicita la
participación de la Unidad Especial de
Intervención, sin embargo, tal calificación será
en definitiva a discreción y responsabilidad del
Director General de la Unidad, que planteará el
asunto ante sus superiores jerárquicos para
obtener la autorización que indica el artículo 20
de la Ley General de Policía (énfasis BGH).

       Para la realización de operativos y de
acuerdo a la especificidad de sus funciones, el
artículo 18 de este órgano estipula que “deberá
contar con la previa y expresa autorización
del Presidente de la República” (énfasis
BGH).




                        123
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



        De lo anterior resultaría interesante el
vicio que se daría si, en un caso hipotético, el
resultado del referéndum presentara ciertas
irregularidades,   como     sucedió     en    las
elecciones presidenciales de 2006, que
generarían cierto malestar en la población y la
presidencia de la república invocara la
“condición de alto riesgo” para la intervención
de la Unidad Especial de Intervención ante una
aparente “amenaza terrorista”        que atenta
contra la vida de “personas y bienes de alto
valor nacional”. Dicha intervención, he aquí el
vicio, “deberá contar con la previa y expresa
autorización del presidente de la república”.

       De acuerdo al informe “Audiencia 2002-
2007”, en relación al presupuesto para el
Ministerio de la Presidencia, ¢650,3 millones se
destinaron a la Unidad Especial de
Intervención, presupuesto que presentó un
incremento del 34% en comparación al
asignado para el 2006. De este, el 59,6%, es
decir ¢387,4 millones, se destinaron al pago de
la planilla que se ha mantenido invariable para
los tres años anteriores en 45 puestos. Se
incorporan además egresos relacionados al
mantenimiento de edificios y locales (¢30,0
millones); alimentos y bebidas (¢8,0 millones),
rubro asignado por las funciones y horarios
realizados; y edificios (¢45,0 millones).



                      124
                   Bryan González Hernández



       En relación a los “productos” esperados,
se detallan 2: “Seguridad Nacional” y
“Seguridad Nacional (operativos realizados)”.
Sin embargo, el informe presenta la misma
cuestión que en el programa de la DIS, no
pueden ser cuantificables, pese a que los
operativos realizados en materia de Seguridad
Nacional, para el 2005, sumaron 160
operativos.

       No sería de extrañar la degeneración del
régimen de Arias en una dictadura,
posiblemente no de la misma magnitud que las
dictaduras de seguridad nacional que se
implantaron, con apoyo de EE.UU., en América
Latina durante la guerra fría, pero sí con el
mismo objetivo: contener la movilidad social
contra      las      políticas     revisionistas
estadounidenses.

       Según Elizabeth Fonseca, Diputada por
parte del Partido Acción Ciudadana “el 3 de
setiembre del 2005 cuando era candidato Arias
declaró a la Prensa Libre: “las reformas
importantes como el Plan Fiscal y el TLC no
avanzan. Bajo esa premisa, creo que es mejor
evitar el caos y la anarquía y promover la
tiranía en la democracia, es decir, un mandato




                       125
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

claro, con un líder que sabe qué es lo quiere y
quiénes le pueden ayudar a conseguirlo”68.

        Calza perfectamente el título de
Dictadura Democrática al régimen de los
hermanos Arias, que culmina con el proceso de
oligarquización descrita por Saxe Fernández
desde 1995. De ahí que, la aprobación de la
reelección presidencial abre “las puertas para
una nueva ronda del clásico caudillismo y, con
ello, la posibilidad del tipo de crisis políticas ya
superadas en 1948” (1995:4). Producto de la
aprobación de la reelección, “la oligarquía se
asienta en el poder con una de las peores de
sus tradiciones políticas” (2005:316). Dictadura
en cuanto, gobierno de/por/para pocos, asalta
al poder mediante un golpe técnico de Estado:
la reelección presidencial. “La prohibición a la
reelección presidencial fue establecida para
impedir la formación de oligarquías. La vigencia
de la reelección también señala la oficialidad
del régimen neo oligárquico” (Íbidem).

      Esta dictadura se autoproclamará como
“esencial” para alcanzar el “desarrollo” del país.
Sus políticas serán dogmas que deberán ser

68
   Fonseca, E. “Gobierno aspira a la tiranía en la
democracia”. Comunicado de Prensa del Partido Acción
Ciudadana (PAC). Martes 26 de septiembre de 2006. Se
puede     leer   en     los     boletines     del   ANEP:
http://www.anep.or.cr/boletin/ (énfasis de la autora)



                         126
                       Bryan González Hernández

acatados al pie de la letra. Producto de ello, y
en relación al tratado de libre comercio, la
oligarquía costarricense padece de “TLCfilia”69.
Sin embargo, para mantener un bajo perfil
internacional, acorde a los “estándares”
estadounidenses, esta dictadura se presentará
como “democrática”. Ellos, el gobierno, creen
en la democracia, por eso, los opositores al
TLC, pueden manifestarse “libremente”, eso sí,
manifestaciones pacíficas, promovidas y
garantizadas por el mismo gobierno, y NO, por
los manifestantes. Por tanto, Costa Rica es
“Democrática”. La represión policial, la censura
a la opinión pública contraria al TLC, la
criminalización al movimiento estudiantil
universitario, son cuentos chinos, pura
fantasmagoría.

      En este punto es importante tener
presente la explicación de Marcuse a las

69
   He llamado TLCfilia a ese apoyo incondicional por
parte de diferentes grupos hacia el TLC. Pero no es
cualquier apoyo, pues ha llegado a niveles casi
patológicos     sorprendentes.      Han      desarrollado
prácticamente un culto al TLC, tan idéntico -y enfermo- a
los dogmas religiosos, de NO discusión sobre el tema, la
descalificación (aún no se a llegado a un tipo de
Inquisición, en la cual se eliminan a los opositores al
dogma), la degradación y censura de todos aquellos que
ven en el TLC no como un mecanismo para el desarrollo
de los países de la región, sino como una viva
representación del imperialismo económico.




                            127
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

trasgresiones del lenguaje. “Nombres como
«libertad», «igualdad», «democracia» y «paz»
implican, analíticamente un grupo específico de
atributos que se presentan inevitablemente
cuando el nombre se escribe o se menciona
(…) las trasgresiones del lenguaje más allá de
la cerrada estructura analítica se convierten en
incorrecciones o en propaganda (…) en este
mundo del lenguaje público, el lenguaje se
mueve mediante sinónimos o tautologías; en
realidad, nunca avanza hacia la diferencia
cualitativa” (1972:118).

       El objetivo de esta trasgresión al
lenguaje es la de hacer inmune a la
contradicción a todo el discurso de dominación.
En el “universo del discurso en el que los
opuestos se reconcilian tiene una firme base
para     tal   unificación:   su    provechosa
destructividad” (1972:119). Por tanto, el uso y
abuso por parte de la Administración Bush, y
uno de sus aliados inmediato, el régimen de
Arias, de palabras como democracia, tienen
como fin último, la eliminación de todo lo
“democrático”.

       Esta trasgresión del lenguaje, para la
eliminación de todo lo “democrático” se
encuentra plasmada de una forma clara y
cínica en el Memorándum con fecha de 29 de
julio de 2007, enviado por el vicepresidente



                      128
                    Bryan González Hernández

Kevin Casas y el diputado oficialista Fernando
Sánchez, para el presidente Oscar Arias y el
ministro de la presidencia Rodrigo Arias. En el,
mediante una campaña de estimulación del
miedo se expresa que “es crucial convertir al SÍ
en equivalente con la democracia y la
institucionalidad (es lo que decía Eduardo
Ulibarri: hay que ir llenando al SÍ de un
contenido de valores) y al NO en equivalente
de la violencia y la deslealtad con la
democracia. Aquí hay algo muy importante:
esta campaña ya dejó de ser racional y, en
consecuencia, sobre el contenido del TLC. Así,
el argumento de la defensa de la democracia
es el único recurso que nos queda para
movilizar la emoción de la gente que está a
favor del TLC. En este momento la gente que
está a favor no sólo no tiene motivación alguna,
sino que se siente intimidada por la motivación
que muestra la gente del NO. Hay que
entender una cosa: nadie está dispuesto a
"morir" por el libre comercio, pero tal vez sí por
la democracia. Hay que darle una motivación
ética y no sólo instrumental al SI”.

      Se constata de lo anterior, la validación
de una práctica recurrente de esta
administración y difundida reiteradamente por
los medios de comunicación, aliados del
régimen. Me refiero al terrorismo de Estado,
que en última instancia no sólo servirá para la




                        129
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

aprobación del TLC con EE.UU., sino para la
consolidación de una dictadura de seguridad
nacional, con la excusa de una creciente
intromisión   foránea      de    grupos  “anti-
democráticos” en el territorio nacional.

        Ahora Bien, retomando la negativa a la
participación en las FRR, recordemos que
como Costa Rica es “democrática”, el gobierno
de Arias rechaza la incorporación de Costa
Rica a las FRR por respeto a la Constitución
Política,    cuando      esta    es    pisoteada
innumerables veces por todo el régimen de
Arias: desde el hecho mismo de reelegirse para
presidente     a    través    de    la  decisión
“inconstitucional” de la Sala Constitucional,
hasta las declaraciones del Tribunal Supremo
de Elecciones (TSE) en contra la autonomía
universitaria y la libertad de cátedra que se
encuentran precisamente enmarcadas en la
Constitución Política de Costa Rica.

        No debe olvidarse, además, que el
artículo 12 de la Constitución Política de Costa
Rica, aparte de proscribir el Ejército como
institución permanente, también afirma que
“sólo por convenio continental o para la
defensa nacional podrán organizarse fuerzas
militares”, portillo que perfectamente podría
utilizar el gobierno para garantizar la seguridad
nacional -de la potencia del norte- y para



                      130
                    Bryan González Hernández

defender la “democracia” que ha sido
trasgredida por terroristas, a saber, la voluntad
popular.

        Ahora bien, apegándonos al incipiente
respeto a la Constitución de este régimen, y
por el daño a la imagen internacional de
Premio Nóbel de la Paz que posee Arias,
resultaría poco probable la adhesión de Costa
Rica a las FRR, mas no de otros proyectos
militares estadounidenses. Menciono como
ejemplos la “Lucha contra las Drogas”,
estrategia militar para el patrullaje defensivo de
la plataforma continental, operativos de
inteligencia y contrainsurgencia en el conflicto
colombiano o incluso la promoción de la
“democracia” en Cuba.




                        131
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial




                      132
                         Bryan González Hernández




                      Referencias
Aguilera, G. 2004. Enfoques Históricos a la Seguridad
        en      Centroamérica. En Universidad para la
        Paz. 2004. Educar para la Seguridad. San
        José: UPAZ.

Álvarez Dieppa, D. Intereses geo-económicos y
       recursos naturales. Cuba: AUNA.

Antillón, A. et al. 2005. Informe Final de carácter general
         no vinculante al presidente de la república sobre el
         tratado de libre comercio entre Centroamérica,
         República Dominicana y EE.UU. Informe de los
         Notables. San José: EUNED.

Barahona, A. 2004. El proyecto de EE.UU. que determina
      el       contenido del TLC. En Florez-Estrada, M;
      Hernández        (eds.) 2004. TLC con EE.UU.:
      contribuciones para el debate. ¿Debe Costa
      Rica aprobarlo?. San José: Instituto           de
      Investigaciones Sociales, UCR.

Blechman, B. 1996. Política y Seguridad Nacional.
      México, D.F.: Ediciones Gernika.

Bosoer, F. 2005. Slavin, P. Et al. 2005. Terrorismo Siglo
       XXI. Mar del Plata: Ediciones Suárez.



                              133
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial



Carbonell, E; y Sala, R. 2002. Aún no somos humanos.
      Trad. Culí, R. Barcelona: Ediciones Península.

Chomsky, N. 1988. Nuestra pequeña región de por
     aquí: Política de Seguridad de los EE.UU.
     Managua: Editorial Nueva Nicaragua.

_______ 2004. Hegemonía o Supervivencia: El
      dominio mundial de EE.UU., trad. Restrepo,
      C.J. Bogotá: Editorial Norma.

Comblin, J. 1989. Doctrina de Seguridad Nacional II.
       San José: Editorial Nueva Década.

Editorial. Etanol: ¿panacea económica y ecológica?
         publicado en la revista Puentes Vol. 8. N. 2. Mayo
         2007.

Ferrajoli, L. 2005. Por una Esfera Pública del Mundo.
         Soriano, R. y Mora, J.J. eds. 2005 El Nuevo
         Orden Americano. España: Editorial Almuzara.

Gallardo, H. 1989. Presentación. En Comblin, J. 1989.
        Doctrina de Seguridad Nacional II. San José:
        Editorial Nueva Década.

García Mostazo, N. 2003. Libertad Vigilada. El
      espionaje de las comunicaciones. Barcelona:
      Ediciones B.




                         134
                       Bryan González Hernández

González, B. 2005. Sobre la Guerra Preventiva.
       Documento de Estudio # 26. Heredia: ERI-
       UNA

_______ . 2007. Religión, Terror y Globalización:
      Esencia del Imperialismo. Mimeografiado.

_______. 2007. El puño Visible del Mercado.
      Neoliberalismo y Guerra en América Latina.
      Mimeografíado.

Hinkelammert, F. 2003. Solidaridad o Suicidio
       Colectivo. Heredia: Ambientico Ediciones.

_______ 2003. El Asalto al poder mundial y la
      violencia sagrada del imperio. San José: DEI.

Houtart, F. 2001. Mercado y Religión. San José: DEI.

Lichtheim, G. 1971. El Imperialismo. Trad. Santos, F.
        Madrid: Alianza Editorial.

Magdoff, H. 1969. La Era del Imperialismo. Política
       Económica Internacional de EE.UU. Trad.
       Arrigorriaga, R. México D.F.: Editorial Nuestro
       Tiempo.

Marcuse, H.1972. El Hombre Unidimensional. 9ª ed.
      Trad. Elorza, A. Barcelona: Editorial Seix Barral.




                           135
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Mora, H. 2006. Doce Ensayos por la Dignidad
      Nacional, la Soberanía y el Derecho al
      Desarrollo (No al TLC). San José: DEI

Morgenthau, H. 1986. Política entre las naciones. 3ª Ed.
      Trad. Olivera, H. Buenos Aires: GEL

Naciones Unidas. 1998. ABC de las Naciones Unidas.
       Nueva York: Departamento de Información
       Pública de las Naciones Unidas.

_______. 1969. Convención de Viena sobre el
      Derecho de los Tratados. UN Doc
      A/CONF.39/27.

Pérez-Prat, L. 2005. Poder y Derecho Internacional: ¿un
       orden mundial imperial y desjuridificado?. En
       Soriano, R. y Mora, J.J. eds. 2005 El Nuevo
       Orden Americano. España: Editorial Almuzara.

Petras, J. 2003. El Nuevo Orden Criminal. Trad. Livov,
        G.      Buenos Aires: Libros del Zorzal.

_______ 2004. Imperio vs Resistencia. La Habana:
      Casa Editorial Abril.

_______1997. Neoliberalismo en América Latina. La
      izquierda devuelve el golpe. Buenos Aires:
      Homo Sapiens Ediciones.




                        136
                        Bryan González Hernández

Ramonet, I. 2006. Nuevo Japón. En Le Monde
     Diplomatique edición colombiana. Año V.
     número 51. Noviembre 2006.

Rouquié, A. 1984. El Estado Militar en América Latina.
       Trad. Zadunaisky, D. México D.F.: Siglo XXI
       Editores.

Saxe Fernández, E. 1999. La Nueva Oligarquía
     Latinoamericana. Heredia: EUNA.

_______ 1995. Mama Chepa: Presidenta y Reina de
      Costa Rica. Heredia: Impresiones Alejandrinas.

_______ 2005. Colapso Mundial y Guerra. San José:
      Editorial Amo al Sur.

_______ 2002. Militarización de la Crisis Mundial. Heredia:
      Documentos de Estudio (Nueva Época) N. 15.
      Heredia: ERI-UNA.

Saxe-Fernández, J. 2006. Terror e Imperio. La
      hegemonía política y económica de
      EE.UU. México D.F.: Random        House
      Mondadori.

Saxe Fernández J. y Petras J. 2001. Globalización,
      Imperialismo y Clase Social. Buenos Aires:
      Grupo Editorial Lumen.




                             137
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Slavin, P. Et al. 2005. Terrorismo Siglo XXI. Mar del
         Plata: Ediciones Suárez.

Soriano, R. y Mora, J.J. 2005. Diccionario
       Neoconservador Americano. En Soriano,
       R. y Mora, J.J. eds. 2005 El Nuevo Orden
       Americano. España: Editorial Almuzara.

Tablada, C. y Hernández, G. 2003. Petróleo, Poder y
       Civilización. La Habana: Editorial de Ciencias
       Sociales.

Taibo, C. 2005. ¿Hacia Dónde nos lleva Estados
       Unidos? Barcelona: Ediciones B.

Ulibarri, E. 2004. El TLC y las estrategias regionales. En
          Florez-Estrada, M; Hernández (eds.) 2004. TLC
          con EE.UU.: contribuciones para el debate.
          ¿Debe Costa Rica aprobarlo? San José:
          Instituto de Investigaciones Sociales, UCR.




                         138
                       Bryan González Hernández




                Referencias Internet
Aguilar, N. “Gobierno destina $30 millones a comisarías”.
En La Nación. Noticias Nacionales. Martes 26 de
septiembre de 2006. En www.nacion.com.

Brooks, D. Bush los vecinos mas cercanos deben ser
estables, por seguridad de EE.UU. En La Jornada. 17 de
marzo de 2006 en:
http://www.jornada.unam.mx/2006/03/17/032n1mun.php

Campderrich, R. El Derecho, Política Orden Internacional
en la obra de Carl Schmitt: En:
http://www.tesisenxarxa.net/TESIS_UB/AVAILABLE/TDX
-0731106-103240//RCB_TESIS.pdf

Ceceña, A. los paradigmas de la militarización en América
Latina. En www.geopolitica.ws

Comisión costarricense de Derechos            Humanos
(CODEHU) en:
www.derechoshumanoscr.wordpress.com

CorpWatch. Raytheon Co.
http://www.corpwatch.org/article.php?list=type&type=13




                            139
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Costa Rica Solidaria. “Oscar Arias del Nóbel a la
Militarización” en http://www.anep.or.cr/boletin/

Doctrina de Seguridad Nacional de Rusia. 2000.
http://russiatoday-es.strana.ru/security/defence/3706.html

Evenett, S; Meier, M. 2006. An Interim Assessment Of
The U.S. Trade Policy Of "Competitive Liberalization".
Documento digital descargable en el sitio web:
http://www.evenett.com/working/EvenettCompetitiveLiber
alization13Sept2005.pdf

Flores, F. Aplicarán ley anti-terrorista a vendedores
ambulantes en El Salvador. 4 de junio de 2007. En el sitio
web: http://chichicaste.blogcindario.com/2007/06/00405-
aplicaran-ley-antiterrorista-a-vendedores-ambulantes-en-
el-salvador.html

Fonseca, E. “Gobierno aspira a la tiranía en la
democracia”. Comunicado de Prensa del Partido Acción
Ciudadana (PAC). Martes 26 de septiembre de 2006.En
ANEP: http://www.anep.or.cr/boletin/

Fracción PAC. “Policía de Arias agrede a Diputado del
PAC”. Martes 21 de agosto de 2007. En
www.anep.or.cr/leer.php/1746#

Frentes Comunitarios de Lucha contra el TLC. “Oscar
Arias militariza y usa aparatos represivos en Costa Rica”.
En: http://www.anep.or.cr/boletin.




                         140
                        Bryan González Hernández

Hernández, C. “Obispo Sancasimiro criticó excesivo plan
de seguridad”. En La Nación. Noticias nacionales.
Miércoles 27 de septiembre de 2006. En
www.nacion.com

Informa-tico. “dudas en torno a alianza de seguridad entre
gobierno y empresas”. Edición #119 02/10/06. En
www.informa-tico.com.

_______ “Altos Ejecutivos de la industria militar fundaron
empresa en Costa Rica desde 1998”. Edición # 120.
9/10/06. En. www.informa-tico.com.

Johnson, C. El imperio Mundial: 737 bases militares
estadounidenses. Tomado de www.rebelion.org

Klare, M. 2002. Petropolítica global Implicaciones del Plan
Energético de Bush en el extranjero. En:
http://www.jornada.unam.mx/per-nota.html

La Gaceta. #146 del 2005. En:
http://historico.gaceta.go.cr/2005/07/ALCA_29_07_2005.h
tml
“Ley provoca rechazo”. 26 de septiembre de 2006. En
Adipal, sitio web:
http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=2
4606

Mastel, G. 2003. “Project Paper for a US-Taiwan Free
Trade Agreement”. En www.newamericancentury.org




                             141
Más allá del Libre Comercio: Seguridad Esencial

Meléndez, J. “Costa Rica se revela ante EE.UU.”. En El
Universal. México. Lunes 2 de octubre de 2006.
http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?i
d_nota=51728&tabla=internacional

Ministerio de la Presidencia. Audiencia 202-2007. en
http://www.asamblea.go.cr/presupuesto/informes/estudios
_presupuesto_2007/Audiencia%20202-
2007%20Ministerio%20de%20la%20Presidencia.doc

Moreno, R.“Transnacionales, TLC y Seguridad Nacional”:
http://www.bilaterals.org/article.php3?id_article=1627&var_
recherche=seguridad%2Besencial&lang=es

Motto, C. Ejercicios militares de EUA en República
Dominicana. Un eslabón más de la cadena imperial.
www.geopolitica.ws

Pérez Esquivel, A. 2005. La Ley antiterrorista y el
terrorismo de Estado. En Red Voltaire, sitio web:
 http://www.voltairenet.org/article124430.html

PNAC. 2000. Rebuilding America’s Defensas: Strategy,
Forces and Resources for a New Century.    En:
www.newamericancentury.org/RebuildingAmericanDefen
ses.pdf

TLC Centroamérica-República          Dominicana-EE.UU.
www.comex.go.cr




                         142

				
DOCUMENT INFO