Documentación de la Supervisión en la psicoterapia by sij18839

VIEWS: 22 PAGES: 4

									                                                                                                     RET
                                                                                                    revista de toxicomanías




                     Documentación de la Supervisión
                           en la psicoterapia
                                              Peter Bridge, Loy O. Bascue
                             Resumen                              Si se trabaja para una universidad o escuela profe-
                                                             sional, es posible que la designación de supervisor sea
     El proceso de supervisión de la psicoterapia es una
                                                             vista de manera equivocada ya que se trata de una tarea
compleja red de consideraciones personales, profesiona-
                                                             que ha de realizarse pero que puede quitar tiempo que
les y legales. La documentación escrita por el supervisor
                                                             podría dedicarse actividades más valoradas como la
es un método de registrar lo que ocurre durante la super-
                                                             solicitud de subvenciones y la elaboración de escritos.
visión. Este ensayo analiza el Formulario de Registro de
                                                             Además, es probable que en los programas de posgrado
la Supervisión (FRS) como posible modelo para este
                                                             los supervisados sean, por lo general, terapeutas nove-
tipo de documentación y proporciona seis pautas adicio-
                                                             les, a quienes se supervisa por periodos de tiempo bre-
nales para promover la uniformidad en el registro de las
                                                             ves y que representan una variedad de intereses teóricos
actividades de supervisión.
                                                             que a menudo no son coherentes con las habilidades del
     No parece ser posible determinar de manera preci-       supervisor.
sa lo importante que es la practica de la supervisión de
la psicoterapia dentro de los muchos servicios propor-            Pero dentro de la comunidad profesional, la deno-
cionados por los psicólogos. La literatura actual da un      minación de supervisor es en gran medida elogiosa. Ser
claro soporte a la afirmación que la supervisión es,         llamado para supervisar en una escuela de posgrado, o
como mínimo, una de las principales actividades profe-       a profesionales con menos experiencia que valoran la
sionales (Holloway, 1987; Newman, 1981). Un artículo         reputación y habilidades del supervisor, o ser supervi-
reciente de Hess (1987) ofrece quizás el argumento más       sor en una asociación profesional como la Asociación
firme a favor de la importancia para los psicólogos de       Americana de Terapia Matrimonial y Familiar
la supervisión. En concreto, identifica tres factores que    (AAMFT, American Association for Marriage and
dan crédito a la noción que la supervisión es una activi-    Family Therapy); todas ellas son cosas que significan,
dad importante. En primer lugar, cita dos estudios de        como mínimo, un pequeño cumplido.
psicólogos que documentan que, en términos de tiempo
                                                                   La importancia y la complejidad de la supervisión
empleado, y de entre las actividades analizadas, la
                                                             se reflejan tanto en la literatura clínica como en la de
supervisión se encuentra entre las diez primeras; en
                                                             investigación. El texto sobre la supervisión del psicoa-
segundo lugar, argumenta que la formación en psicote-
                                                             nálisis realizado por Ekstein y Wallerstein (1958) hace
rapia ha sido coherentemente incluida como componen-
                                                             treinta años es probablemente un punto de referencia en
te importante de los planes de estudios de posgrado pre-
                                                             la literatura en tanto que reunió material sobre la teoría
sentados en cada conferencia sobre formación de la
                                                             y la técnica de supervisión de la que probablemente era
APA (American Psychological Association) desde
                                                             la teoría de tratamiento dominante del momento. El
1947; y en tercer lugar, afirma que en 1982 apareció la
                                                             texto todavía se cita en la literatura como representati-
primera revista profesional dedicada a la supervisión
                                                             vo de la perspectiva psicoanalítica de la supervisión. En
(The Clinical Supervisor).
                                                             el transcurso de estos años han surgido muchos más
     En conjunto, el peso de esta información indica         libros y artículos sobre el tema de la supervisión. Las
que la supervisión es una actividad profesional muy          últimas tendencias en este tipo de literatura incluyen,
estimada. De hecho, no parece ilógico suponer que la         entre otros, material sobre técnicas y sobre la influencia
mayoría de psicólogos tomarían como un cumplido ser          de la tecnología audiovisual aplicada a la supervisión,
considerados supervisores de psicoterapia, sobretodo         la emergencia del desarrollo de modelos de supervisión
                                                             (Worthington, 1987), la utilización de manuales de pre-
por la idea de que la denominación de supervisor impli-
                                                             paración para la supervisión (Luborsky, 1984) y la
ca competencia y quizás incluso una mayor habilidad
                                                             influencia del género sobre las dinámicas de supervi-
como terapeuta.

RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 45 - 2005                                                                            27
RET
revista de toxicomanías



sión (Munson, 1987). Sin embargo, un área que no ha                 El resto del FRS se divide en tres secciones. La pri-
recibido demasiada atención en la literatura referente a       mera sección incluye la información identificativa del
la supervisión es la responsabilidad del supervisor. Esto      paciente que se supervisa y las preocupaciones que el
es, la responsabilidad del supervisor de guardar esos          supervisado ha mencionado acerca de dicho paciente.
registros y documentos que podrían utilizarse para             Puesto que puede que se discuta más de un caso, los
explicar de manera sistemática las intenciones y accio-        espacios permiten poner en la lista a más de un pacien-
nes de una relación de supervisión. Los psicólogos son         te, con los comentarios del supervisado anotados al
sensibles a la importancia de guardar los registros de         lado de cada paciente. Naturalmente, la información del
los pacientes, clientes o incluso de las organizaciones        paciente puede registrarse de manera anónima si el
para las que trabajan, pero no ha sido hasta hace poco         supervisor así lo desea. Esta primera sección del FRS
que ha surgido la preocupación por la responsabilidad          también permite que el supervisor anote uno o más
del supervisor (Slovenko, 1980). Actualmente es sabido         objetivos para cada sesión de supervisión.
que los supervisores son ética y legalmente responsa-
                                                                    La segunda sección del FRS corresponde a la acti-
bles de sus acciones (Huber y Baruth, 1987), pero hay
                                                               vidad de supervisión y permite que el supervisor docu-
poca información y materiales disponibles que analicen
                                                               mente su opinión sobre lo acontecido durante la super-
de manera sistemática la responsabilidad potencial de
                                                               visión. La primera categoría dentro de esta sección sirve
los supervisores o que proporcione a éstos herramientas
                                                               par la identificación de cualquier documento relaciona-
que sirvan para documentar de manera sistemática lo
                                                               do con el caso que pueda ser revisado, anotaciones anti-
que ocurre durante la supervisión. En 1988, Bridge y
                                                               guas del caso, registros anteriores, informes de tests psi-
Bascue desarrollaron en Formulario de Registro de la
                                                               cológicos u otros materiales; el FRS permite la docu-
Supervisión (FRS) para registrar las actividades de
                                                               mentación de los materiales implicados en la supervi-
supervisión (Bridge y Bascue, 1988). Siguiendo la
                                                               sión. Esta sección también sirve para la identificación de
misma línea, el propósito de este ensayo es recomendar
                                                               cualquier cuestión teórica comentada durante la supervi-
e ilustrar un modelo de documentación de supervisión
                                                               sión, las observaciones del supervisor sobre el proceso
revisando el FRS. Aunque algunos supervisores puedan
                                                               de interacción entre el supervisor y el supervisado y la
preferir desarrollar su propio formulario de registro, o
                                                               opinión del supervisor acerca del grado de autoconcien-
incluso hacer el registro de manera redactada, una revi-
                                                               cia de la propia personalidad por parte del supervisado o
sión del FRS servirá para identificar y ejemplificar una
                                                               sobre los factores estilísticos que pueden afectar al trata-
perspectiva del contenido y estilo considerados impor-
                                                               miento. El último elemento de esta sección se ocupa de
tantes para este tipo de documentación.
                                                               la evaluación del tratamiento y permite al supervisor
      El formulario de registro de la supervisión              registrar su juicio sobre la calidad y la adecuación del
                                                               tratamiento proporcionado por el supervisado.
     La tabla 1 muestra el FRS. El formulario es un
documento de una página diseñado para ser rellenado                 La última sección del FRS es para las recomenda-
por el supervisor al final de cada sesión de supervisión.      ciones del supervisor y está diseñada para incluir la
El FRS puede ser puede ser igualmente efectivo para el         documentación de cualquier tipo de recomendación que
registro de la supervisión de la terapia individual, la
                                                               el supervisor haga acerca del tratamiento del paciente o
terapia de grupo o la terapia matrimonial y familiar, pero
                                                               de la formación y preparación del supervisado. Las
es más apropiado para el registro de la supervisión de un
                                                               recomendaciones de tratamiento pueden hacer referen-
sólo supervisado. El FRS tiene un diseño ateórico para
que los supervisores puedan adaptarse a toda una serie         cia a un cambio en la frecuencia de las sesiones, a
de orientaciones ateóricas. Como puede observarse en la        aspectos concretos en los que deba centrarse el trata-
tabla 1, la esquina superior derecha del formulario se         miento, o a la consulta a miembros de la familia u a
utiliza para registrar la fecha de la sesión de supervisión,   otros profesionales. Las recomendaciones de formación
el nombre del supervisado y el número de la sesión de          pueden incluir lecturas u otras actividades formativas.
supervisión. Registrar el número de cada sesión permite        La última categoría de esta sección es un espacio pro-
al supervisor mantener un registro del número de reu-          porcionado para cualquier información adicional que el
niones llevadas a cabo para la supervisión.                    supervisor quiera documentar y puede incluir los planes


28                                                                                RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 45 - 2005
                                                                                                   RET
                                                                                                  revista de toxicomanías




          FORMULARIO DE REGISTRO DE LA SUPERVISIÓN

                                                         Fecha:
                                                         Supervisado:
                                                         Sesión:


                                           IDENTIFICACIÓN DE LA INFORMACIÓN


                   Supervisión        Caso:             PREOCUPACIONES DEL SUPERVISADO:




         ACTIVIDAD DE LA SUPERVISIÓN                     RECOMENDACIONES DE LA SUPERVISIÓN

         1. Documentos de soporte                        1. Tratamiento:
                   a. Registro del caso:
                   b. Registro audiovisual:
                   c. Otros:
         2. Aspectos teóricos:




                                                         2. Formación:
         3. Observaciones sobre el proceso:


                                                         3. Otros comentarios:
         4. Autoconciencia del terapeuta:



         5. Evaluación del tratamiento:




de seguimiento del caso o la revisión de registros a        necesario que todas las categorías se rellenen tras cada
medida que estén disponibles.                               sesión de supervisión ya que en ocasiones algunas cate-
                                                            gorías no serán relevantes. Si los supervisores desarro-
    Puesto que el FRS tiene una sola página, hay un
                                                            llan su propio formulario, los requerimientos de espacio
espacio limitado para cada categoría. Además, no es
                                                            pueden cambiar en función de sus necesidades persona-

RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 45 - 2005                                                                          29
RET
revista de toxicomanías



les y de estilo. Atendiendo a que el FRS se limita a un           3. La documentación de la supervisión debería
solo supervisado, los supervisores que dirijan sesiones      incluir las impresiones del supervisor sobre la calidad
de supervisión de co-terapia o grupos de supervisión         actual del tratamiento y la de la supervisión, con el fin
pueden necesitar otro modelo distinto al FRS.                de confirmar que el supervisor conoce las actividades
                                                             del tratamiento concienzudamente.
                    Recomendaciones
     Tal vez no sea necesario decir que a los superviso-          4. La documentación de la supervisión debería
res se les considera legal y éticamente responsables de      incluir el registro de las recomendaciones ofrecidas al
sus acciones. Además, un estudio de la literatura actual     supervisado durante la supervisión tanto sobre el trata-
concerniente a la supervisión de la psicoterapia sugiere     miento como sobre las formativas o de preparación.
que a través del concepto legal de responsabilidad sub-      Probablemente, para reducir la posibilidad de ambigüe-
sidiaria, también se les considera responsables de las
                                                             dad, lo mejor es registrar estas dos áreas por separado.
acciones de aquéllos a quienes supervisan (Huber y
Baruth, 1987); Slovenko, 1980). Según esta doctrina,              5. Se recomienda hacer saber al supervisado que
una persona con un cargo de autoridad como el de             las sesiones están siendo documentadas. Por ejemplo,
supervisor puede ser considerada como la responsable         cuando se forma la relación de supervisión y se desarro-
del tratamiento del paciente resultante de las acciones      llan los objetivos, puede mostrarse al supervisado el
de los terapeutas a quienes supervisa. En efecto, Huber      contenido y la manera en que se registrará la documen-
y Baruth (1987) citan informes de tres áreas específicas
                                                             tación. Los supervisores pueden plantearse hacer copias
en las que los supervisores han sido considerados legal-
                                                             de los registros para los supervisados para que puedan
mente responsables: fracaso al proporcionar supervi-
                                                             revisar las impresiones y las recomendaciones del
sión, finalización del tratamiento por parte del terapeu-
ta sin causa justificada, y conducta sexual inapropiada      supervisor.
del terapeuta.                                                                       Resumen
     En general, las complejidades legales y éticas de la         La intención de este artículo era proporcionar pau-
supervisión de psicoterapia resultan del hecho que el        tas específicas para la documentación de la supervisión
proceso representa una confluencia de necesidades y          de la psicoterapia. Hemos revisado el modelo FRS
derechos de tres entidades: el paciente, el terapeuta y el   como ejemplo de un método para registrar lo aconteci-
supervisor. Para los supervisores que trabajan para ins-     do durante la supervisión. Algunos supervisores pueden
tituciones, su jefe representa una cuarta entidad que        preferir desarrollar su propio formulario o hacer el
añade aun más complejidad a la ecuación. Dicha con-          registro de manera redactada. Independientemente de la
fluencia pone de manifiesto la importancia de la exis-       forma o estilo utilizados, la documentación de la super-
tencia de documentación clara y adecuada.                    visión es una actividad imperativa. La coherencia y la
Independientemente de la forma o estilo, se recomien-        precisión del registro de lo acontecido durante la super-
dan las siguientes pautas de registro:                       visión, así como las impresiones y recomendaciones del
                                                             supervisor, pueden servir como testimonio documental
     1. El registro de la supervisión debería documen-
                                                             de la conducta, las expectativas profesionales y la res-
tarse de manera coherente, como ocurre con otras acti-
                                                             ponsabilidad explícita tanto del supervisor como del
vidades profesionales.
                                                             supervisado. En este sentido, la documentación sirve
     2. El registro de la supervisión debería incluir la     también de manera indirecta para proteger los intereses
anotación de cualquier documento revisado, como la           del paciente.
historia clínica previa, cintas de video o audio y los
informes de evaluación, con el fin de dejar constancia
de que el supervisor ha tenido en cuenta todo el mate-
rial al hacer recomendaciones sobre el tratamiento o la
formación del supervisado.


30                                                                             RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 45 - 2005

								
To top