Docstoc

LA POLÍTICA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA EN EL MARCO DEL DESARROLLO HUMANO Y LA DEMOCRACIA

Document Sample
LA POLÍTICA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA EN EL MARCO DEL DESARROLLO HUMANO Y LA DEMOCRACIA Powered By Docstoc
					Revista Venezolana de Ciencias Sociales
Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt - UNERMB
favilaf@cantv.net
ISSN (Versión impresa): 1316-4090
VENEZUELA




                                                          2006
                                        Egda Ortiz Mármol / Yaneth Rincón Leal
                     LA POLÍTICA SOCIAL EN AMÉRICA LATINA EN EL MARCO DEL DESARROLLO
                                             HUMANO Y LA DEMOCRACIA
                      Revista Venezolana de Ciencias Sociales, enero-junio, año/vol. 10, número 001
                            Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt - UNERMB
                                                  Cabimas, Venezuela
                                                      pp. 161-175




             Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal

                            Universidad Autónoma del Estado de México

                                       http://redalyc.uaemex.mx
                                                        Revista Venezolana de Ciencias Sociales
                                                      UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006, 161 - 175
                                                                             ISSN: 1316-4090



La política social en América Latina en el marco
del desarrollo humano y la democracia*

     Egda Ortiz Mármol**
     Yaneth Rincón Leal***

     RESUMEN ______________________________________________________

     El propósito de este artículo es analizar la política social en su relación con el desa-
rrollo humano y la democracia. Los conceptos son revisados teóricamente conside-
rando sus concepciones restringidas e integradas. Hoy, la relación mencionada se cen-
tra en la gente, el hombre, el ciudadano. En América Latina, las diferentes estrategias
de desarrollo han secundado tal aspecto, ante un agravamiento de la pobreza y la ine-
quidad. Concluimos que un cambio conceptual de Política Social conllevaría la concer-
tación social, que tenga como centro al ciudadano, a la gente, para consolidar la ciuda-
danía política y social con el objetivo de lograr la igualdad, el desarrollo y la consolida-
ción democrática.

     Palabras clave: Desarrollo Humano, Política Social, Ciudadanía, Democracia.




___________________________________________________Recibido: 12-10-05/ Aceptado: 30-03-06


*    Este artículo forma parte del proyecto de investigación “La Política Social en Venezuela
     durante el gobierno de Hugo Chávez”, registrado en el Consejo de Desarrollo Científico y
     Humanístico (CONDES) de la Universidad del Zulia.
**   Politólogo, Doctora en Ciencia Política, Profesora Investigadora del Programa Ciencias
     Económicas y Sociales, Núcleo Costa Oriental del Lago de la Universidad del Zulia.
     E-mail: ortizegda@telcel.net.ve
*** Economista, Doctora en Ciencias Gerenciales, Profesora Investigadora del Programa
    Ciencias Económicas y Sociales, Núcleo Costa Oriental del Lago de la Universidad del Zu-
    lia. E-mail: rincónym@cantv.net
162                                                 Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal



Social Policy in Latin America in the Context
of Human Development and Democracy

      ABSTRACT______________________________________________________

      This main purpose of this article is to analyze social policy in relation with human
development and democracy. This is done through a theoretical review considering
its restrictive and integrated conceptions. Today the above mentioned relationship is
centred on people, on mankind, and on the citizen. In Latin America different develop-
ment strategies have supported these aspects, in the face of worsening levels of pov-
erty and inequality. The conclusion is that a conceptual change in social policy would
lead to a social reality which centres on the citizen, and on people, in order to consoli-
date political and social citizenship for the purpose of attaining equality, development
and democratic consolidation.

      Key words: Human development, social policy, citizenship, democracy.

Introducción                                    conceptos de política pública y política
                                                social, desarrollo humano y democracia
      La política social ha experimentado
                                                en América Latina, con el objetivo de
en los últimos años una evolución im-
                                                cuestionarlos ante la realidad que ac-
portante en cuanto a sus orientaciones
                                                tualmente exige desafíos y cambios di-
y objetivos, casi siempre relacionada
                                                reccionados hacia el ciudadano.
con la política económica, como ele-
mento clave para el desarrollo de las na-
ciones, y la asistencia o protección so-        1. Fundamentación Teórica
cial, es decir, la legitimación de las de-      1.1. Políticas Públicas y Política
mocracias; y su vinculación con los de-         Social
rechos de ciudadanía.
      Hoy en día, la política social se so-          Existen dos escuelas de pensa-
mete a revisión, con el propósito de vin-       miento sobre las políticas públicas. Por
cularla con el hombre como el ciudada-          una parte, la escuela institucionalista
no, que pueda tomar decisiones que inci-        que enfatiza en la importancia del dise-
dan en su desarrollo humano; y ello en el       ño de las instituciones para el logro de
marco democrático. En América Latina,           los objetivos colectivos. La estructura
las diferentes estrategias de desarrollo        de las reglas de juego, las tradiciones y la
han secundado tal aspecto, ante un agra-        cultura influyen en las personas y gru-
vamiento de la pobreza y la inequidad.          pos, por lo que el diseño institucional
      Ante la premisa que debe ser la           tiene que adaptarse a las condiciones
gente el centro de su desarrollo social y       particulares de cada lugar. Por otra par-
político, se revisan en este artículo, los      te, la escuela de elección pública que

           Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia     163


toma como punto de partida, la idea de                    Montagut también destaca los ne-
que son los individuos y los grupos quie-           xos de la política social con la política
nes influyen en la naturaleza de las insti-         económica, que apunta al conflicto de
tuciones y su desempeño (Nelly, 2003).              los Estados capitalistas modernos, en
Al integrar los aspectos mencionados,               cuanto a hacer compatibles los objeti-
resultan tan importantes las institucio-            vos de la acumulación de capital con los
nes como los individuos y grupos.                   de protección social, es decir, la legiti-
     La política social puede referirse y           mación de las democracias; así como la
elaborarse tanto para el ámbito público             vinculación de la política social con los
como para el privado, aunque se desta-              derechos de ciudadanía. También los
que por su acción pública. En este senti-           análisis de la política social nos remiten a
do, Montagut (2003) afirma que toda                 diversas concepciones existentes sobre
democracia moderna debe poseer una                  la misma sociedad.
política social; lo que nos lleva a revisar               Las anteriores definiciones, indican
el concepto de política social tanto en el          la existencia de consenso sobre lo que
ámbito público como en el privado, se-              es el objeto de la política de bienestar,
gún sea restringido o integral.                     como mecanismo para la satisfacción de
                                                    las necesidades humanas, mas no existe
1.2. Concepto de Política Social                    un acuerdo sobre cuáles son esas nece-
     Una aproximación al significado de             sidades y cómo se satisfacen.
Política Social se encuentra al analizar la               El planteamiento sobre la satisfac-
palabra política por un lado, y por el              ción de las necesidades humanas se en-
otro, la palabra social; según Montagut             tiende, cuando a la luz de un estudio del
(2000), la palabra política se emplea               Banco Mundial sobre 192 países, se
para hacer referencia a cualquier estra-            concluye que sólo el 16% del creci-
tegia que gobierna una determinada ac-              miento económico se puede atribuir al
tuación dirigida hacia unos fines dados.            capital físico, un 20% viene del capital
Por su parte, el término social permite             natural, y 64% puede ser atribuido al
subrayar que el hombre es un ser social             capital humano y al social (Kliksberg,
y que todas las políticas, acciones de go-          2002). Las altas y continuadas inversio-
bierno o grupos son acciones sociales y             nes en recursos humanos, son logros de
por lo tanto inciden sobre la sociedad.             sociedades más avanzadas en materia
“La definición más corriente de política            de desarrollo social como Canadá, Ho-
social es aquella que la define como la             landa, Bélgica y otros países.
política relativa a la administración pú-                 La conceptuación de la política
blica de la asistencia social, es decir al          social es abundante y diversa, si se con-
desarrollo y dirección de los servicios             sidera que no hay acuerdo en cuanto a
específicos del Estado y de las autorida-           las necesidades y cómo satisfacerlas.
des locales, en aspectos tales como sa-             Según Cárdenas (2002), nos encontra-
lud, educación, trabajo, vivienda, asis-            mos con conceptuaciones globalizan-
tencia y servicios sociales” (Montagut,             tes, restringidas o restrictivas e integra-
2000: 20).                                          listas o integradas.

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
164                                                  Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


      Bajo la perspectiva globalizante, se       un proceso sistémico-integrado, es de-
considera política social, a cualquiera de       cir como dimensión esencial -junto a lo
las políticas públicas implantadas (eco-         económico, político y cultural- del De-
nómicas, culturales, ambientales, de se-         sarrollo Integral que promueve y garan-
guridad y defensa, y las políticas sociales      tiza la expansión, el crecimiento, la inte-
en sentido estricto) en función de lograr        gración y cohesión societal, así como el
el desarrollo social como proceso glo-           bienestar colectivo, o el mejoramiento
bal de desarrollo económico, político,           progresivo de la calidad de vida y la
social y cultural que tiene por objetivo el      construcción de moderna ciudadanía”
progreso societal y el bienestar de toda         (Cárdenas, 2002:105).
la población.                                          La anterior perspectiva, permite re-
      Desde la perspectiva restringida o         unir tanto el aspecto público como el
restrictiva, se considera a la política          privado de la política social, mediante la
social como diferente a la política eco-         construcción de ciudadanía y la corres-
nómica con su especificidad y autono-            ponsabilidad de los diversos actores so-
mía. Igualmente en términos generales,           ciales, siendo sus elementos claves: la in-
la consideran como “instrumento de in-           tegralidad, la equidad y la participación;
tervención redistributiva, asistencial,          por lo que se convierte en instrumento
correctiva e instrumento de promoción            del logro y promoción del Desarrollo
del Desarrollo Social, visto en forma            Social Integral visto como interrelación
restringida como aquel proceso que im-           entre el Bienestar, Equidad y democrati-
plica la remoción e intervención de las          zación (Cárdenas, 2002). Alrededor de
disfuncionalidades o problemas socia-            esta perspectiva coinciden organismos
les, y el mejoramiento de las condicio-          de desarrollo regional como CEPAL,
nes de vida de la población vulnerable o         PNUD, SELA, COPRE, entre otros.
en situación difícil, a través de la implan-           En tal sentido, deben destacarse,
tación de Programas Sectoriales en las           entonces, los siguientes aspectos: Por un
áreas consideradas básicas (salud, edu-          lado, la autonomía de la política social
cación, vivienda, seguridad y asistencia         como área de conocimiento y de acción,
social)” (Cárdenas, 2002: 98). La pers-          lo que plantea su interrelación con la
pectiva mencionada en la cita anterior,          economía, la política, la sociedad; por el
abarca definiciones de carácter restric-         otro lado, el que su concepción se ha
tivo-amplio y las de carácter restricti-         desplazado al punto de direccionarse
vo-específico, además de la definición           hoy hacia una perspectiva integral que es
técnico-política.                                compartida por diversos organismos.
      Desde la perspectiva integral o in-              Lo interesante y novedoso en su
tegrada, se considera “la Política Social        proceso teórico y práctico, es que tanto
como dimensión esencial (junto a la Po-          una concepción integral de política
lítica Económica) dentro de la estrategia        social como de democracia, se encuen-
o estilo de desarrollo que constituyen           tren en un campo común directamente
instrumentos básicos en la promoción y           relacionado con el ser humano y su bie-
avance del Desarrollo Social visto como          nestar. De aquí que, resulte obligada la

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia     165


referencia al Desarrollo Social y la De-            da globalizante. En el sentido restringi-
mocracia con mediación del desarrollo               do, lo social es lo que se contrapone a
humano.                                             lo económico, como lo referido a:
                                                    (a) acciones de caridad y solidaridad
1.3. Desarrollo Social, Desarrollo                  social, bienestar humano; (b) estructu-
Humano y Democracia                                 ra social en relación a la estratificación,
     El desarrollo Social no escapa a               movilidad y participación de los acto-
concepciones restringidas y amplias; los            res o grupos sociales; (c) aumento y
distintos significados del término social           expansión de los bienes y servicios en
sustentan los conceptos de Desarrollo               educación, salud, vivienda y seguridad
Social. Para hacer referencia a las con-            social; atención por parte del Estado
cepciones de desarrollo social, se debe             de los grupos marginados, pobres o
indicar que ellas se explican hoy en día,           vulnerables; (d) conjunto de males,
ante una ruptura del pensamiento con-               problemas y patologías que aquejan a
vencional sobre el desarrollo, frente a la          la sociedad; y (e) lo residual, es decir, lo
idea de capital social.                             producido por las reformas o ajustes
     Según Kliksberg (2001), esta deno-             económicos (Cárdenas, 2002).
minación cobija cuatro áreas diferentes                   Cárdenas también nos expone la
interrelacionadas, con la acción del                concepción sistémica e integrada del
hombre en sociedad. Estas son:                      desarrollo social, el cual “es considera-
a) Área de clima de confianza al inte-              do como una dimensión esencial -junto
     rior de una sociedad.                          al desarrollo económico- de la estrate-
b) Área de asociatividad, o capacidad               gia o modelo de desarrollo, cuyo objeti-
     de generar todo tipo de formas de              vo es la expansión, el crecimiento, la in-
     cooperación con todo tipo de re-               tegración, cohesión social y, la promo-
     percusiones en el plano macroeco-              ción y garantía del bienestar colectivo o
     nómico.                                        el mejoramiento progresivo de la cali-
c) Área de conciencia cívica, expresa-              dad de vida” (Cárdenas, 2002: 10). Por
     da en las actitudes que las personas           lo tanto, el desarrollo social implica tan-
     de una sociedad tienen frente a as-            to desarrollo económico como desa-
     pectos que son de interés colectivo            rrollo social per se.
     o interés público.                                   El autor referido agrega además,
d) Área del capital social, referida a los          la definición de Modelo o Estrategia de
     valores éticos, los cuales son un              Desarrollo entendida como los pro-
     componente decisivo de la dinámi-              yectos de conducción económica, po-
     ca diaria de la actividad macroeco-            lítica, social y cultural que contienen
     nómica y política de una sociedad.             una propuesta sobre el comporta-
     Así, en un sentido amplio, lo social           miento, organización y funcionamien-
es lo perteneciente a la sociedad o co-             to de una sociedad; esto para lograr los
lectivo, según los paradigmas estructu-             objetivos de los actores sociopolíticos
ral - funcionalista y estructuralista-              en un tiempo y espacio determinado
marxista; la política social es considera-          (Cárdenas, 2002).

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
166                                                  Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


     Los objetivos del desarrollo social         libertad, así como también el creci-
consideran el bienestar colectivo y la ca-       miento de la desigualdad.
lidad de vida; éstos también nos remiten               Debe resaltarse que el autor antes
a los explicitados en la concepción inte-        mencionado, introduce el modelo de-
gral de Política Social y los cuales apun-       mocrático. En este sentido, plantea el
tan hacia la concepción de capital social        desarrollo como el aumento en las opor-
que Kliksberg nos expone.                        tunidades que los seres humanos tienen
     El bienestar colectivo y la calidad         para elegir, de manera que, desde la
de vida permiten hacer referencia, por           perspectiva del desarrollo humano, éste
supuesto, al Desarrollo Humano y los             resulta cualitativamente diferente de lo
Derechos Humanos, porque el Desa-                que se cree en la mayoría de los ámbitos.
rrollo Humano, en opinión de Gómez               En este sentido, desde el punto de vista
(2003), recoge las tendencias básicas de         del conocimiento, el paradigma del de-
nuestra época; aunque parezca obvio y            sarrollo humano significa una ruptura
retórico mejorar la vida de la gente. Si         ética (el desarrollo para la gente), una
se toma en serio esa proposición, ésta           ruptura teórica (el desarrollo de la gen-
resulta tener formidables implicaciones          te) y una ruptura metodológica (el desa-
éticas, políticas y programáticas.               rrollo por la gente) (Gómez, 2003).
                                                       Por tanto, el desarrollo humano al
1.4. El desarrollo humano en el                  relacionarse con la dignidad de las per-
ámbito social y democrático                      sonas y su desarrollo integral, puede
      Si Kliksberg se refiere al clima de        verse desde dos perspectivas, según
confianza social, asociatividad, concien-        Contreras (2003) y Gómez (2003).
cia cívica y valores éticos, para describrir     Contreras aborda la concepción de
el concepto de capital social, es decir pri-     desarrollo humano desde la perspectiva
mero la gente, Gómez (2003), también             de su carácter valórico, legal y normati-
refiere mejorar la vida de la gente con          vo; y desde su arraigo en las necesida-
implicaciones éticas, políticas y progra-        des o aspiraciones (Contreras, 2003).
máticas en cuanto al desarrollo humano.                Gómez por su parte, se refiere a la
      El comienzo de la nueva época en           recuperación de la ética, en la que sitúa
el desarrollo humano de América Lati-            el desarrollo humano en una posición
na, según Gómez (2003), presenta                 epistemológica diferente a la de otros
cuatro características. En primer lugar,         paradigmas. Basado en lo expuesto por
la formidable explosión del conoci-              Sen (1999), el desarrollo es entonces el
miento, traduciéndose en la transfor-            aumento de la libertad humana, y es ésta
mación de la vida y el trabajo; en segun-        la primera revolución fundamental del
do lugar, el aumento de la productivi-           desarrollo humano, la revolución ética.
dad de la fuerza de trabajo; tercero, la               Al introducirse el problema del de-
afirmación de la democracia como mo-             sarrollo, y específicamente el del desa-
delo prácticamente único de goberna-             rrollo humano, este autor concluye que
bilidad; y cuarto, el aumento de las             la clave del desarrollo es la gente, posi-
oportunidades de bienestar humano y              ción compartida como se ha señalado

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia    167


por Bernardo Kliksberg. Por eso, desde              lugar el tema de la no-violencia. Bajo
el punto de vista teórico, nuestra hipó-            este principio aparece el valor funda-
tesis es simple: la mejor manera de lo-             mental del derecho a la vida, y estrecha-
grar el desarrollo es desarrollar a la gen-         mente ligado a este valor, el de la paz;
te (Gómez, 2003).                                   contrapuesto al antivalor de la guerra.
      Si el Desarrollo Humano implica la            En uno de sus institutos fundamentales,
gente, esta misma gente logra el desa-              el sufragio universal, la democracia se
rrollo según su dignidad como personas              inspira en el valor de la igualdad y por
y el logro de un desarrollo integral, con-          tanto, en la exclusión de discriminacio-
siderados como sus derechos humanos.                nes tradicionales entre los miembros de
Así, “la noción de derechos humanos                 una misma sociedad con respecto a la
está aparejada a la exigencia de justicia,          cultura, el sexo o las opiniones políticas
universalmente reconocida como una                  y religiosas.
herramienta de reivindicación de la dig-                 “El régimen democrático, como
nidad de la persona humana y como                   condición del ejercicio mismo de los
fuente para su liberación del temor y la            derechos políticos, debe asegurar,
miseria” (Contreras, 2003: 84-85).                  como se ha dicho, algunas libertades
      Según Contreras, luego de la gue-             fundamentales, como las de opinión,
rra fría y con la aparición del fenómeno            reunión y asociación, sin las cuales falta
de la globalización, es propicio hablar de          la dialéctica de las ideas que permite al-
derechos económicos, sociales y cultu-              canzar la decisión a la que se debe so-
rales ya que éstos articulan derechos               meter toda la colectividad mediante el
humanos, democracia y desarrollo, y se              control recíproco de las opiniones”
convierten en un nuevo paradigma o                  (Bobbio, 2002: 4-5). En este sentido, se
postura política ante el economicismo               entiende la concepción de Sen respecto
de los programas de ajuste estructural,             a la democracia “como un sistema vi-
y ante la ampliación de las brechas entre           gente y no sólo una condición mecánica
ricos y pobres.                                     (como el gobierno de la mayoría) toma-
      Precisamente, si el centro de la re-          da aisladamente dándole una importan-
lación entre política social, derechos              cia constructiva, además de su valor
humanos y democracia lo constituye el               para la vida de los ciudadanos y su im-
mejorar la calidad de vida de la gente,             portancia instrumental en las decisiones
resulta apropiado introducir ahora la               políticas” (Sen, 1999: 6-7).
definición integral de democracia, ya                    De igual forma, existe una defini-
que ésta no excluye la referencia a valo-           ción intermedia de democracia entre
res, y es el sistema político que más gana          una definición mínima y una definición
en términos del logro de mejorar la vida            máxima que integre reglas de procedi-
de los ciudadanos.                                  mientos, valores y políticas democráti-
      Para Bobbio (2002), se trata de que           cas (Quiroga, 2000).
estos valores se hagan explícitos; en la                 El sistema democrático permitiría
insistencia de que en la definición míni-           entonces, elegir a través de los procedi-
ma de democracia se ponga en primer                 mientos eleccionarios las políticas de-

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
168                                                  Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


mocráticas (política social, entre otras)             1960-1970 considera el Desarrollo
entre los gobiernos y la ciudadanía, lo               Social como condición del desa-
que conlleve valores implícitos compar-               rrollo económico; y la tercera fase
tidos socialmente.                                    entre 1970-1980 en la que se con-
     La adopción de una concepción in-                sidera el desarrollo social como
tegral de la democracia, permitiría su-               elemento central e importante del
perar concepciones parciales de este                  desarrollo.
sistema político, como la limitada al su-          • Estrategia Neoliberal: con im-
fragio y daría cabida a la conjunción de              plantación parcial en la década de
políticas democráticas, desarrollo y de-              los setenta en algunos países como
rechos humanos tan necesarios en los                  Argentina, Chile y Uruguay, y luego
países de América Latina.                             en la década de los ochenta en el
                                                      resto de la región, con estrategias
1.5. El contexto de la política                       de ajuste recesivo y luego de ajuste
social y la democracia                                estructural con crecimiento desde
latinoamericana                                       1985.
      Como se ha referido anteriormen-             • Estrategia neoestructural, que
te, la política social es adelantada en el            desde mediados de los ochenta in-
contexto de una estrategia de desarrol-               tenta aportar soluciones menos re-
lo social, por lo que es pertinente pre-              cesivas y regresivas a problemas in-
sentar un registro breve de éste en                   flacionarios y desequilibrio comer-
América Latina, considerándose su                     cial; se trataba de un enfoque esen-
complejidad tanto en lo conceptual                    cialmente de corto plazo. Sus pos-
como en la realidad.                                  tulados fueron revisados con el fin
      Cárdenas (2002), refiere las siguien-           de entroncar el corto y el largo pla-
tes estrategias y fases, que en forma re-             zo, y desde 1990 se renueva la pro-
sumida se presentan a continuación:                   puesta de la CEPAL, “Transforma-
  • Estrategia liberal oligárquica,                   ción Productiva con Equidad” que
      con dos fases: la primera que abar-             constituye un conjunto de orienta-
      ca desde 1830-1870 correspon-                   ciones sobre cómo los gobiernos y
      diente a la primera etapa del prima-            las sociedades civiles deben abor-
      rio exportador bajo el Estado oli-              dar el desarrollo, incorporándose
      gárquico; la segunda desde 1870                 deliberadamente una mayor com-
      hasta la década de los treinta, con la          petitividad internacional. Esta es-
      industrialización y urbanización y              trategia necesita y habrá de ocurrir
      demanda de la cuestión social.                  en un contexto democrático, plu-
  • Estrategia desarrollista, ubi-                    ralista y participativo
      cando en ésta tres fases: la primera            Por tanto, esta última estrategia
      de 1945-1960 en la que el desa-            “implica consolidar “la cultura del con-
      rrollo social es consecuencia natu-        senso y la concertación social”. Profun-
      ral del desarrollo o crecimiento           dizar la democracia y con ella la consoli-
      económico; la segunda fase de              dación de la ciudadanía política y social y

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia    169


el acceso a “la modernidad expansiva”               culación sistémica entre bienestar,
(representación y participación política            equidad y democratización “ (Cár-
de actores y sus demandas diversas, en              denas, 2002: 29).
un marco institucional y mayor equidad                    Este enfoque integrado supera la
en los resultados del desarrollo econó-             visión fragmentaria y economicista del
mico y social. (Lahera, Ottone y Rosa-              desarrollo, dando paso a los conceptos
les, 1994)” (Cárdenas, 2002: 27). Debe              novedosos de desarrollo humano y el
destacarse en cuanto a la democracia,               desarrollo sustentable, permitiendo a la
que la participación ciudadana resulta              vez reformular el enfoque del desarrol-
fundamental ante una concepción y                   lo social. En su revisión nominal y ope-
práctica integral de la democracia.                 racional de la definición del desarrollo
      La UNESCO por su parte, termina               social, Cárdenas (2002) plantea respec-
considerando a la democracia política,              to a la primera, como un complejo y sis-
el desarrollo económico y a la equidad              témico proceso que expresa la cultura y
un bloque unido, cuyo equilibrio es la              civilización de una sociedad, y que es
única garantía de un desarrollo social ar-          promovido e impulsado a través de po-
mónico y autosostenido. La dimensión                líticas económicas y sociales por el Esta-
cultural del desarrollo se funda en el ca-          do, el mercado y a través de la gestión
rácter pluridimensional e integrador de             social de la sociedad civil.
la cultura, en la interdisciplinariedad y                 Según la definición operacional
en la revalorización de la persona.                 “el desarrollo social es un proceso
      En resumen, se plantea un enfoque             de avances articulados en las di-
integrado de políticas públicas que con-            mensiones del bienestar, la equidad
cibe el desarrollo social como dimen-               y la democratización en una socie-
sión esencial del desarrollo integral,              dad determinada (Katzman R. y
considerado el ciudadano como centro,               Gerstenfeld P. CEPAL, 1990: 179)”
al igual que lo económico, político y cul-          (Cárdenas, 2002: 32).
tural con la promoción y garantía de la                   Debe resaltarse nuevamente, que
integración y cohesión societal.                    el aspecto distintivo en las actuales con-
      El objetivo central del enfoque in-           ceptuaciones de política social, desa-
tegrado consiste en “establecer y con-              rrollo y democracia de conceptos, y
solidar la Ciudadanía Social, Económica             prácticas previas, es la revalorización de
y Política, lograr para todos el acceso a           la gente, el hombre, el ciudadano como
los tres patrimonios básicos: el biológi-           centro de atención respecto al ámbito
co o desarrollo de condiciones físicas e            político, económico, social y cultural, y
intelectuales; el cultural a través de la           esto debido a aspectos como los que se
formación intelectual y laboral, acceso a           exponen a continuación.
la educación y la capacitación; la partici-               El debate sobre el desarrollo a nivel
pación y representación política en la              internacional se ha reabierto en los últi-
toma de decisiones; el económico me-                mos años, con nuevas orientaciones no
diante el acceso a los ingresos y activos           tradicionales que conlleva la crisis de las
económicos (CEPAL, 1990). Es la arti-               economías del sudeste asiático y los

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
170                                                  Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


graves problemas sociales en América             be que en buena parte de los años no-
Latina. El nuevo debate contiene como            venta experimentaron altas y sosteni-
tema central el papel de la equidad.             das tasas de crecimiento de su Produc-
      Según Kliksberg, esta discusión            to Interno Bruto (PIB) (Argentina, Chi-
debe colocarse en el debate latinoame-           le, Brasil, entre otros) y donde, sin em-
ricano, en el cual es relevante por los          bargo, se ha notado un simultáneo in-
continuos procesos de incremento de              cremento del desempleo y una amplia-
inequidad; al respecto, los modelos              ción de la brecha entre ricos y pobres”
convencionales de análisis de los pro-           (Bodemer y Steinhauf, 2003:10).
blemas de la región y, de igual forma, la             Debido a que las discusiones sobre
producción de políticas para superar-            equidad y desarrollo, no han formado
los, se han mostrado limitados y con alta        parte de la corriente central del debate
falibilidad, encontrándose errores y de-         sobre políticas económicas de América
saciertos tanto en los modelos de los se-        Latina en las últimas décadas, y la pau-
senta como en los de los ochenta                 perización de la agenda ha limitado
(Kliksberg, 1999).                               fuertemente la posibilidad de generar
      Lo expuesto se ilustra con lo ocu-         políticas alternativas; es hora dice
rrido en el plano económico en la re-            Kliskberg de reubicar la cuestión de la
gión. Durante los años setenta hubo una          inequidad en el centro de los esfuerzos
expansión económica que termina en               por el desarrollo (Kliskberg, 1999).
1981; esta expansión va acompañada de                 Ante tal situación, en América Lati-
una distribución del ingreso que reduce          na están surgiendo ideas alternativas
la pobreza. En los ochenta, “la década           para enfrentar la crisis y los problemas
perdida” comienza la recesión y em-              sociales, planteándose que no es verdad
peoran los índices de pobreza, pero en           que haya una sola manera de actuar en
los noventa se produce un aumento del            materia económica y social. Se requie-
PIB con una situación de pobreza que             ren ahora políticas sociales orgánicas y
no mejora, con índices de alrededor del          sostenidas, con un cambio conceptual
33% de la población de la región, mos-           de ésta (Kliskberg, 2002).
trándose un modelo distinto de desa-                  En el mismo sentido, según Fleury,
rrollo que es el de crecimiento sin distri-      se ha producido un profundo cambio en
bución (Fleury, 1999).                           las políticas sociales en la región, con
      Lo anteriormente expuesto, explica         posibles fuertes consecuencias en el di-
que en los inicios del nuevo milenio, se-        seño de la relación Estado/ sociedad, y
gún Bodemer y Steinhauf “pareciera ha-           con respecto a temas como la inequi-
berse roto la creencia de que el creci-          dad y la ciudadanía (Fleury, 1999).
miento económico por sí sólo, podría                  Este autor, menciona las dos es-
motorizar el desarrollo de sociedades            trategias de combate de la exclusión y
con menores tasas de desocupación y              de la ineficiencia del sector público, al
más equitativa en la distribución del ingre-     aumentar la eficiencia a través de la
so socialmente producido. Son numero-            privatización de los servicios y el au-
sos los países de América Latina y el Cari-      mento de la equidad a través de la fo-

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia       171


calización de los programas públicos. Al            la inequidad, se refiere a las siguientes:
revisar algunos casos de países latino-             (a) inequidades en las capacidades de
americanos, como Chile, Brasil y Co-                funcionamiento, debiéndose desplazar-
lombia luego de las décadas de los                  se el foco desde los análisis de ingreso al
ochenta y noventa, considera que la fo-             conjunto de factores que determinan
calización no garantiza derechos, y que             las capacidades de funcionamiento ade-
los programas focalizados no “constru-              cuado de las personas y las familias;
yen” ciudadanos, no se transforman en               (b) inequidades en el acceso a activos; y
derechos de ciudadanía.                             (c) inequidades en el acceso a una edu-
     “El desafío contemporáneo es                   cación de buena calidad.
cómo conseguir que las políticas socia-                   Al plantear que “la equidad es en-
les simultáneamente busquen la igual-               frentable, no responde a determinis-
dad, (porque nadie quiere la desigual-              mos históricos insalvables, y además de
dad) pero que, dentro de este objetivo,             encararla responde al ideario de cual-
la igualdad, consigan también la canali-            quier democracia que debe garantizar
zación de recursos para los que están               igualdad de oportunidades, ella es, se-
excluidos” (Fleury, 1999:80).                       gún lo han verificado numerosas investi-
     Por lo tanto, se trata de construir            gaciones recientes, un motor funda-
una nueva relación entre el Estado, el              mental para el crecimiento” (Kliskberg,
mercado y la sociedad; en otras pala-               1999:52), el autor postula estrategias
bras, una nueva relación entre lo políti-           apropiadas para abordar el problema
co, lo social, lo económico y lo cultural.          en América Latina, entre las que men-
Y esta nueva relación debe centrarse en             ciona las siguientes:
la gente, en el ciudadano que pueda de-             a) La creación de capital humano,
cidir, basado en valores democráticos                     aparece como un punto central de
que no excluyan sino que incluyan a la                    un modelo de desarrollo renovado
mayor cantidad de ciudadanos.                             y de mejoramiento de la equidad,
     De allí que, ante el derrumbe de la                  con efectos positivos a nivel perso-
visión del “modelo del derrame” se esté                   nal, familiar y de las naciones, y vital
abriendo paso a la jerarquización de la                   para la productividad y la competi-
política social y a su gran cambio con-                   tividad.
ceptual. El Banco Mundial por su parte,             b) La creación de capital humano se
plantea que sin desarrollo social parale-                 realiza en dos grandes marcos: uno
lo no habrá desarrollo económico satis-                   es el sistema educativo, otro es la
factorio; y otras investigaciones recien-                 familia. Se trata de dos marcos que
tes hablan de los efectos virtuosos de la                 interactúan.
inversión social y la equidad en el creci-          c) El capital social ha devenido a fin de
miento.                                                   siglo en una categoría fundamental
     En este sentido, Kliskberg desagre-                  en los análisis sobre el desarrollo.
ga la inequidad, busca respuestas res-                    El capital social de una sociedad
pecto a los problemas económicos y so-                    comprende, aspectos como valo-
ciales de América Latina. Al desagregar                   res compartidos, normas sociales,

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
172                                                  Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


     cultura, tasa de asociacionismo, es         sus posiciones económicas y sociales”,
     decir capacidad de construir con-           según Enrique Iglesias presidente del
     certaciones, etc.                           Banco Interamericano de Desarrollo
d) Privilegiar la educación, la familia y        (BID)” (Camino y Vásquez, 2004:1).
     el capital social, requiere una am-               Según la Comisión Económica para
     plia concertación hacia dentro de           América Latina y el Caribe (CEPAL), en
     las sociedades latinoamericanas, y          los últimos seis años, 23 millones de lati-
     de cambios de valores y actitudes.          noamericanos dejaron de ser de clase
e) El Estado tiene que cumplir un rol            media para pasar a ser pobres. Esto ex-
     central en la promoción de los Pac-         plica que América Latina se haya con-
     tos Nacionales, y en su instrumen-          vertido en la región con más inequidad
     tación efectiva.                            del mundo.
f) Un campo crucial para el mejora-                    En el mismo sentido, el informe ti-
     miento de la equidad es el del em-          tulado Panorama Social de América La-
     pleo.                                       tina de la CEPAL para el año 2004, anali-
     Al finalizar su revisión de las estra-      za la situación social de la región, aun-
tegias, Kliskberg plantea generar desde          que muestra que el índice de la pobreza
la democracia concertaciones sociales            se ubicaría en un 1% por debajo del va-
para superar la inequidad (Kliskberg,            lor para 2003, lo que equivale a una me-
1999). Y es que precisamente, Calde-             jora para cerca de dos millones de per-
rón (1999) al referirse a la relación en-        sonas.
tre el aspecto social y el político en la re-          Según el trabajo, en el crecimiento
gión, argumenta que con el incremento            económico avizorado para este año,
de la pobreza y de las desigualdades se          hay una levísima mejora, situándose la
pone límites “duros” a los procesos de           cantidad de pobres en la región en 224
gobernabilidad democrática y se colo-            millones de personas, de los cuales 98
can límites “blandos” a los procesos de          millones viven en condiciones más ex-
desarrollo del capitalismo o al proceso          tremas aún, es decir son indigentes. De
de globalización. Es decir, la democra-          esta manera, se alcanzan valores histó-
cia y la transformación económica pue-           ricos como los de 2001, pero se está
den fracasar por motivos sociales (Cal-          aún lejos de poder revertir la acentuada
derón, 1999). Estos motivos sociales se          caída de dichos niveles en los últimos
ven expresados en los casi 91 millones           tres años. Además otro dato fundamen-
de personas que se convirtieron en po-           tal, para América Latina surge de anali-
bres en los últimos 20 años, y en la desa-       zar la distribución del ingreso, la más
parición de la clase media.                      desigual del orbe (CEPAL, 2004).
     “Lo nuevo es que ha cambiado la                   Ante esta situación desesperada de
naturaleza de este fenómeno (la mise-            la mitad de la población, se puede abrir la
ria) en América Latina, al añadirse a los        puerta a cualquier tentación totalitaria,
sectores tradicionales de pobreza los            ya que la mayoría de los latinoamerica-
“nuevos pobres”, constituidos por                nos, 54,7%, estaría dispuesta a aceptar
aquellos grupos que la crisis desplazó de        un Gobierno autoritario si resolviera sus

            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia     173


problemas económicos, según el infor-               considerados en la actualidad, por su
me de la ONU sobre Democracia en                    carácter pluridimensional e integrador
América Latina (Camino y Vásquez,                   de la cultura, la interdisciplinariedad y la
2004).                                              revalorización de la persona mediante
      Los datos mencionados refuerzan               un enfoque integrado, que supera la vi-
el planteamiento de Calderón sobre la               sión fragmentaria y economicista del
posibilidad del fracaso económico y po-             desarrollo, introduciendo nuevos con-
lítico por motivos sociales, por lo que             ceptos de desarrollo humano, sustenta-
recobra importancia las nuevas concep-              ble y social.
ciones de la política social, el desarrollo              El nuevo debate sobre el desarro-
social y de la democracia.                          llo contiene la importancia de la equi-
                                                    dad, que ha estado ausente en los deba-
Conclusiones                                        tes de América Latina, y en los que se-
                                                    gún Kliskberg, debe reubicarse la ine-
     Los conceptos de política social,              quidad como centro de esfuerzos por el
desarrollo social y humano y de demo-               desarrollo y la democracia. En este con-
cracia se mueven entre las perspectivas             texto, el autor se refiere al requeri-
restringidas y las integradas, siendo sus           miento de políticas sociales orgánicas y
objetivos la satisfacción de las necesida-          sostenidas, con un cambio conceptual
des humanas; éstas están relacionadas               de éstas.
al bienestar colectivo y la calidad de                   A decir de Calderón los procesos
vida, a fin de garantizar sus derechos y el         democráticos y de transformación eco-
desarrollo humano y social.                         nómica se verían afectados y/o limita-
     En este sentido, y en la actualidad el         dos por motivos sociales. En este senti-
desarrollo humano y el capital social tie-          do, las condiciones de pobreza genera-
nen implicaciones éticas, políticas y pro-          lizada, y la inequidad se convierten en
gramáticas como así lo expresa Gómez;               una alerta para que los países de Améri-
por lo que la gente, el ciudadano rela-             ca Latina introduzcan cambios de estra-
cionaría la política social, los derechos           tegias económicas y sociales, que inci-
humanos y la democracia.                            dan en la superación de los déficits de-
     Distintas estrategias de desarrollo            mocráticos, con el objetivo de fortale-
se han adelantado en América Latina,                cer los procesos democráticos, siem-
desestimándose la importancia de los                pre considerando al ciudadano, a la gen-
aspectos político (democracia política),            te, como centro de las decisiones de
económico (desarrollo económico) y                  políticas públicas en la región.
social (equidad); estos aspectos son




            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
174                                                      Egda Ortiz Mármol y Yaneth Rincón Leal


Referencias Bibliográficas
Bobbio, Norberto (2002). Democracia 1-6. Red Filosófica. Recuperado el 09/11/2003, , recu-
    perado del sitio web: http://www.redfilosofica.de/bobbio2002.html.
Bodemer, Klaus y STEINHAUF, Andreas (2003). “De la desigualdad a la inclusión social: refle-
    xiones y para la Asociación Eurolatinoamericana/ Caribeña”, en Bodemer, Klaus (Editor).
    Políticas públicas, inclusión social y ciudadanía. Red de Cooperación Eurolatinoame-
    ricana-Recal, Institutos de Estudios Iberoamericanos-IIK, Nueva Sociedad. Primera Edi-
    ción. Editorial Nueva Sociedad. Caracas, Venezuela.
Calderon, Fernando (1999). “Inequidad en América Latina: un tema clave”, comentarista de
    Kliskberg, Bernardo en Política Social: Exclusión y Equidad en Venezuela durante
    los años Noventa. Alvarez, Lourdes, Del Rosario, Helia Isabel y Robles, Jesús. Fondo de
    Inversión Social de Venezuela-Fonvis, Centro de Estudios del Desarrollo Universidad
    Central de Venezuela, Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales-Ildis. Edito-
    rial Nueva Sociedad. Caracas, Venezuela.
Camino, Andrés y VÁSQUEZ, Federico (2004). “América Latina en el Siglo XXI: Estado, Desa-
   rrollo y Ciudadanía” en Resumen Periodístico Pobreza en América Latina. Celag. Dia-
   rio Reforma, Sección Internacional, AFP, 1/VI/p.30-A.
Cárdenas, Nersa (2002). Conceptualización. Factores y Procesos del Desarrollo Social y
    la Política Social en América Latina Hoy. Ediluz, Maracaibo, Venezuela.
CEPAL (2004). Estudio Económico de América Latina y el Caribe, 2003-2004. Recupera-
   do el 3/25/2005 del sitio web: www.econosur.com/docoi/cepal-social-2004.htm.
Contreras, Adalid (2003). “La integralidad entre derechos humanos, democracia y desarrollo”
    en Democracia y Desarrollo Humano. Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro
    Gual Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Serie de Investigación,
    No. 8. Caracas, Venezuela.
Fleury, Sonia (1999). “Política Social, equidad y exclusión en América Latina en los años noven-
     ta” en Alvarez, Lourdes, Del Rosario, Helia Isabel y Robles, Jesús (Coordinadores) Política
     Social: Exclusión y Equidad en Venezuela durante los Años Noventa. Fondo de In-
     versión Social-Fonvis, Centro de Estudios del Desarrollo Universidad Central de Vene-
     zuela, Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales-Ildis. Editorial Nueva Socie-
     dad. Caracas, Venezuela.
Gómez, Hernando (2003). “El Desarrollo Humano y las Tendencias Globales de Nuestra Épo-
   ca” en Democracia y Desarrollo Humano. Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pe-
   dro Gual Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Serie de Investiga-
   ción No. 8. Caracas, Venezuela.
Kelly, Janet (2003). “El Estado, las instituciones y la gente” en Kelly, Janet (coordinadora) Polí-
     ticas Públicas en América Latina Teoría y práctica. Ediciones IESA. Caracas, Vene-
     zuela.



            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006
La política social en América Latina en el marco del desarrollo humano y la democracia    175


Kliksberg, Bernardo (1999). “Inequidad en América Latina: un tema clave” en Alvarez, Lourdes,
     Del Rosario, Helia Isabel y Robles, Jesús (Coordinadores). Política Social: Exclusión y
     Equidad en Venezuela durante los Años Noventa. Fondo de Inversión Social de Ve-
     nezuela-Fonvis, Centro de Estudios del Desarrollo Universidad Central de Venezuela, Ins-
     tituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales-Ildis. Caracas, Venezuela.
Kliksberg, Bernardo (2001). El Capital Social. Editorial Panapo. Universidad Metropolitana.
     Caracas, Venezuela.
Kliksberg, Bernardo (2002). Hacia una Economía con Rostro Humano. Universidad del Zu-
     lia (LUZ), Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), Fondo de Cultura Eco-
     nómica (FCE). Maracaibo, Venezuela.
Montagut, Teresa (2000). Política Social Una introducción. Editorial Ariel SA Sociología.
   1era. Edición. España.
Quiroga, Hugo (2000). “¿Democracia procedimental o democracia sustantiva? La opción por un
    modelo de integración”. Revista de Ciencias Sociales, LUZ. Vol. VI. No. 3. Sept.-Dic.
Sen, Amartya Kumar (1999). Democracy as a Universal Value. 1-10. National Endowment
     for Democracy and The Johns Hopkins University Press. Recuperado el 28 de Enero de
     2004 del sitio de la web: http://muse.jhu.edu/demo/jod/10.3sen.html.




            Revista Venezolana de Ciencias Sociales, UNERMB, Vol. 10 No. 1, 2006

				
DOCUMENT INFO