Población, Medio Ambiente y Crecimiento Económico ¿Tres Piezas

Document Sample
Población, Medio Ambiente y Crecimiento Económico ¿Tres Piezas Powered By Docstoc
					             Población, Medio Ambiente
             y Crecimiento Económico:
             ¿Tres Piezas Incompatibles
              del Desarrollo Sostenible?


                             Carlos Mario Gómez Gómez




En este trabajo se realiza un recorrido a través de algunas de las discusiones actuales sobre el
  desarrollo sostenible, poniendo el énfasis en aspectos como el crecimiento económico, la
 escasez, la degradación del medio ambiente y el crecimiento demográfico, relacionándolos
                                   desde la óptica económica.
   El autor defiende la importancia del modo de adaptación de la sociedad a los problemas
     planteados por la escasez relativa, ya que el mayor crecimiento actual no se traduce
   necesariamente en menores posibilidades de crecimiento en el futuro, ni la abundancia
 de recursos naturales constituye siempre una ventaja relativa para el desarrollo económico
                                          de los países.




 Lan honetan gaur egun garapen jasangarriaren inguruan puri-purian dauden eztabaidetako
batzuk jorratzen dira, hazkunde ekonomikoa, eskasia, ingurugiroaren narriadura eta hazkunde
     demografikoa bezalako alderdietan arreta berezia jarriz, eta horiek guztiak ikuspegi
                                  ekonomikotik elkar-lotuz.
    Autoreak azpimarratzen du eskasia erlatiboak planteaturiko arazoen aurrean gizarteak
  egokitzeko duen moduak garrantzi berezia duela, ez baitago erlazio negatiborik hazkunde
    ekonomikoaren eta ingurugiroaren gaineko eraginaren artean, eta baliabide naturalen
 ugaritasunak ez baitu abantaila erlatiborik suposatzen herrialdeen garapen ekonomikorako.
                                                                           cesos complejos que caracterizan la evolución
I. INTRODUCCIÓN                                                            de la civilización humana: el crecimiento demo-
                                                                           gráfico, el agotamiento de los recursos naturales
                                                                           y el crecimiento económico. Al aumentar la po-
    El estudio sobre la posibilidad de hacer com-                          blación, la presión creciente sobre unos recursos
patible el crecimiento económico, simultánea-                              productivos escasos disminuye la productividad
mente, con el crecimiento demográfico y con la                             media del trabajo y esto, a través de su efecto
conservación del medio ambiente tiene una lar-                             sobre la producción de alimentos, terminará por
ga tradición en el pensamiento económico, que                              conducir a una situación de estancamiento en la
se remonta a los orígenes de la propia discipli-                           que, tal vez demasiado tarde, se reducirá también
na. Así, por ejemplo, aunque los economistas                               la tasa de crecimiento de la población. Como
clásicos fueron defensores acérrimos de la libre                           consecuencia, en el futuro se alcanzará un nivel
competencia, también compartieron una visión                               estable de la población que “disfrutará”, al mis-
pesimista sobre la posibilidad de mantener nive-                           mo tiempo, de un medio ambiente degradado y
les elevados de bienestar en el largo plazo.                               de un ingreso próximo al nivel de subsistencia.
                                                                               Aunque no para la economía ambiental,
     Tal vez el autor que mejor reflejó esta visión
                                                                           para algunos autores el razonamiento maltu-
pesimista fue Thomas Robert Malthus. Durante
                                                                           siano mantiene su vigencia como forma de
los primeros años de la revolución industrial en
                                                                           analizar el problema de “los límites al creci-
Inglaterra, Malthus sostuvo que, con la expan-
                                                                           miento económico”. Evidentemente, los concep-
sión económica, un número creciente de seres
                                                                           tos maltusianos no han sobrevivido sin adap-
humanos ejercerá una presión cada vez mayor
                                                                           tarse. Malthus, por ejemplo, utilizaba una visión
sobre la tierra de cultivo, obligando a la agricul-
                                                                           minimalista del medio ambiente, propia de su
tura a intensificar la presión sobre las tierras cul-
                                                                           época, que necesariamente ha debido ser refi-
tivadas y a incorporar nuevas tierras de una cali-
                                                                           nada con el paso del tiempo. Durante los años
dad cada vez más pobre. Aunque Malthus creía
                                                                           70, los Informes del Club de Roma sobre los
que, en el corto y mediano plazo, la mayor liber-
                                                                           límites del crecimiento reemplazaron la tierra
tad de mercado y el avance de la división del tra-
                                                                           de cultivo por la base de recursos no renovables.
bajo podían servir para aumentar la oferta de ali-
                                                                           En dichas teorías, sobre las que volveremos
mentos per cápita, también pensaba que esto
                                                                           más adelante, se concluye que la dotación de
aceleraría el crecimiento demográfico y, tarde o
                                                                           recursos naturales, y no solamente la tierra de
temprano, los rendimientos marginales decrecien-
                                                                           cultivo, impone un límite efectivo al crecimiento
tes de la agricultura terminarían por imponerse,
                                                                           económico. Según el Club de Roma, el crecimien-
disminuyendo la productividad y los salarios has-
                                                                           to de la población y de la producción reducen la
ta niveles próximos al de subsistencia.
                                                                           productividad marginal del trabajo a medida que
    Así, en el peor, y a la postre más conocido,                           se agotan los recursos de buena calidad y los
de los escenarios anticipados por Malthus, el                              restantes se utilizan de un modo cada vez más
crecimiento demográfico dependía sólo del po-                              intensivo.
tencial de crecimiento biológico estimulado por
                                                                               Más recientemente, la discusión se ha cen-
la mejora en las condiciones de vida de la clase
                                                                           trado en una definición aún más amplia del
obrera. Este crecimiento demográfico sólo se
                                                                           medio ambiente y de su degradación. Más allá
detendría en un estado avanzado, ya en la fase
                                                                           de la tierra de cultivo y de los recursos naturales
de rendimientos decrecientes de la agricultura,
                                                                           singulares, en la actualidad el punto de interés
como consecuencia de desastres masivos, ham-
                                                                           es la calidad ambiental en sí misma, ya se trate
brunas, guerras o epidemias. En definitiva, la
                                                                           de la abundancia de bosques tropicales, de la
tensión entre el crecimiento poblacional, impul-
                                                                           calidad del aire o de la composición de la atmós-
sado por “el instinto de reproducción” y la exis-
                                                                           fera. Aparte de ser todos ellos bienes útiles y
tencia de unos recursos naturales dados, repre-
                                                                           necesarios para la producción, también se les
sentados en la “avaricia de la naturaleza”, haría
                                                                           considera bienes cuya calidad se degrada como
imposible el crecimiento sostenido en el largo
                                                                           consecuencia del crecimiento. Así, por ejemplo,
plazo y todo ello conduciría a un estado estacio-
                                                                           la presión demográfica puede considerarse una
nario a todas luces indeseable desde el punto
                                                                           causa importante de la deforestación, ya que al
de vista colectivo.
                                                                           aumentar la demanda de tierra de cultivo, lleva a
    Este punto de vista maltusiano nos ofrece la                           la destrucción de las masas forestales nativas(1).
primera visión simple y comprensiva de tres pro-                           También el crecimiento demográfico, y la expan-

(1) En el siguiente apartado desarrollaremos más en detalle esta visión contemporánea del medio ambiente.




                                                                                                                                 245
      sión de las actividades productivas y de consu-       impacto ambiental del crecimiento económico, o
      mo, al aumentar la presión sobre la capacidad         las consecuencias sobre la biodiversidad y la
      de asimilación del medio ambiente, puede con-         calidad ambiental, de una presión demográfica
      siderarse la principal causa de la contaminación      creciente. Todo esto ha servido para matizar,
      del aire, del agua y del suelo. Si sustituimos el     cuando no para descartar definitivamente, algu-
      concepto original de Malthus, la tierra de cultivo    nas de las previsiones que pueden deducirse de
      agrícola de distintas calidades, por el conjunto      la teoría de los límites al crecimiento económico.
      complejo de servicios que presta la biosfera a            Sin duda alguna, en la economía ambiental,
      las actividades económicas, podremos utilizar la      el estudio parcial de los distintos problemas del
      misma línea de razonamiento para concluir que         crecimiento sostenido y sostenible se ha logrado
      las causas de la degradación del medio ambien-        a costa de renunciar a una teoría general. Sin
      te se encuentran tanto en la escala creciente de      embargo, cualquier síntesis teórica, así como
      las actividades económicas como en el creci-          cualquier respuesta a la cuestión de cómo se
      miento demográfico.                                   alcanza el desarrollo sostenible, debe ser el
          Para algunos, la consecuencia lógica de todo      resultado, y no el comienzo, de un proceso
      el razonamiento anterior es que el control demo-      colectivo de investigación que, al menos según
      gráfico es un instrumento importante para con-        la economía ambiental, todavía se encuentra en
      seguir la mejora en la calidad ambiental. El punto    proceso de elaboración. Por todo ello, no cabe
      de vista maltusiano enfatiza la incompatibilidad      concluir que, por oposición a las visiones más
      del crecimiento demográfico con la conserva-          ecológicas, la economía ambiental defienda
      ción de recursos y, a través de esta relación, la     posturas optimistas o considere que el creci-
      incompatibilidad también del crecimiento econó-       miento sostenido es posible ad eternum. Simple-
      mico, el crecimiento demográfico y la mejora en       mente en la economía ambiental todos estos
      la calidad ambiental. Una vez aceptado que dispo-     son temas de discusión que han de evolucionar
      nemos de una base limitada de recursos am-            en función de la investigación teórica y empírica.
      bientales, el crecimiento económico sostenido se          Con la vista puesta en la contraposición de
      convierte entonces en un imposible lógico. Toda       estas dos formas de razonamiento, la apoyada
      estrategia de desarrollo sostenible debe entonces     en el paradigma maltusiano y la que se susten-
      partir del reconocimiento explícito de los límites    ta en el punto de vista ambiental, en este traba-
      al crecimiento económico y, sin llegar a superar-     jo nos proponemos presentar algunas de las dis-
      los, se debe convenir en un nivel de bienestar y      cusiones actuales sobre el problema del
      un tamaño de la población que sean compati-           desarrollo sostenible. Así, en el apartado II pre-
      bles con un nivel de conservación natural que ga-     sentamos la discusión sobre el crecimiento eco-
      rantice, al menos, las mismas posibilidades para      nómico y la escasez de recursos naturales, una
      las generaciones futuras.                             materia importante para ganar perspectiva y
                                                            entender el modo de razonamiento de la econo-
         El conjunto de ideas anteriores resume los
                                                            mía ambiental. A continuación (apartado III), nos
      presupuestos básicos del enfoque del desarrollo
                                                            centramos en la relación entre el crecimiento
      sostenible presente, por ejemplo, en los infor-
                                                            económico y la degradación medioambiental para
      mes sobre los límites del crecimiento del Club
                                                            discutir el impacto ambiental del crecimiento
      de Roma (Meadows et al. 1972, 1992) y en las
                                                            demográfico (apartado IV). Seguidamente (apar-
      posiciones defendidas desde la llamada econo-
                                                            tado V) discutimos algunas hipótesis sobre la
      mía ecológica (Daly, 1992, Christensen, 1994,
                                                            relación entre crecimiento económico y creci-
      Georgescu-Roegen, 1997).
                                                            miento demográfico y, a continuación (apartado
          La economía ambiental ha seguido otros            VI), sometemos a examen la hipótesis, implícita
      derroteros. Sin descartar a priori la posible vali-   en el razonamiento maltusiano, de que los paí-
      dez de las predicciones pesimistas que puedan         ses con una mejor dotación de recursos natura-
      derivarse de un razonamiento de corte maltusia-       les cuentan con mejores perspectivas de pro-
      no, la investigación se ha centrado en explorar a     greso económico. El artículo finaliza con algunas
      fondo las interacciones entre las distintas varia-    conclusiones.
      bles del modelo, centrándose en objetivos de
      investigación más acotados y, ciertamente, menos
      generales. Así, por ejemplo, sin presuponer nada      II. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO Y
      más, muchos autores se han concentrado en                 EL MEDIO AMBIENTE
      investigar, exclusivamente, la relación entre el
      crecimiento económico y la escasez de recur-            El medio ambiente, definido en un sentido
      sos; otros han preferido tratar de identificar el     amplio, presta a los seres humanos un conjunto



246
de servicios indispensables para el crecimiento                            ce a lo que se conoce como la hipótesis de la es-
económico. La naturaleza aporta todos los                                  casez generalizada. A medida que se produce el
materiales y fuentes de energía indispensables                             crecimiento, se reduce la capacidad del medio
para la producción de bienes, asimila y capta los                          ambiente para satisfacer las nuevas demandas
vertidos y demás formas de contaminación que                               que surgen del sistema económico.
resultan de la producción y el consumo, aporta                                 En clara oposición a las ideas anteriores, la
valores de opción, de existencia, de recreación,                           opinión predominante en la economía ambiental
etc. que los seres humanos consideramos im-                                es que la escasez proviene precisamente del
portantes para nuestro bienestar, y también hace                           conflicto entre las diferentes demandas que pue-
de nuestro planeta un lugar adecuado para la                               de satisfacer la naturaleza. Así, por ejemplo, el
existencia de las múltiples formas de vida y de la                         uso de un bosque para la extracción de madera
propia civilización.                                                       supone renunciar, total o parcialmente, a otros
    Desde un punto de vista económico, el medio                            servicios ambientales relacionados con los valo-
ambiente es entonces un activo escaso sobre el                             res recreativos, paisajísticos o de reserva de la
que pesan muchas demandas contradictorias                                  biodiversidad. Del mismo modo, la extracción de
entre sí. Sin ninguna duda, si nuestras técnicas                           petróleo para satisfacer la demanda actual reduce
de producción fuesen inmutables y siempre de-                              las alternativas de la siguiente generación para
seásemos consumir más de los mismos bienes,                                satisfacer su demanda de energía, y la sobrex-
el crecimiento de la economía traería como con-                            plotación de un banco de peces se consigue a
secuencia inevitable el agotamiento de los re-                             costa de comprometer la disponibilidad futura
cursos y el deterioro cada vez mayor del medio                             del recurso y, en ocasiones, de la biodiversidad
ambiente. Estas ideas nos llevan directamente a                            en las zonas de pesca. Todas las situaciones
la cuestión de los límites al crecimiento econó-                           mencionadas tienen en común que en ellas con-
mico.                                                                      curren demandas contradictorias entre las que la
                                                                           sociedad debe elegir. Los problemas ya no sur-
    ¿Por qué el medio ambiente supone una limi-                            gen entonces de la escala o del tamaño de la
tación al crecimiento económico? Una respues-                              economía sino de las elecciones sociales o, en
ta lógica consiste en afirmar que el medio am-                             otros términos, del modo particular en que se
biente sólo puede satisfacer las demandas de la                            produce el crecimiento económico. Lo que se
economía hasta un cierto límite máximo. Si admi-                           cuestiona no es el crecimiento mismo sino el
timos esta respuesta simple, la discusión se                               camino por el que éste se consigue y, en ese
debe centrar en averiguar cómo evoluciona la                               sentido, nada impide a priori que el crecimiento
escasez de los servicios ambientales a medida                              a largo plazo sea posible y sostenible.
que crecen las actividades económicas. En ese
                                                                               Si aceptamos el punto de vista anterior,
sentido aparecen, al menos, dos posibilidades.
                                                                           debemos admitir que, antes que a un problema
     Una primera alternativa, afincada en la hipó-                         global de límites al crecimiento económico, nos
tesis maltusiana, sostiene que a medida que se                             enfrentamos a una gran variedad de problemas
produce el crecimiento, aumentan simultánea-                               particulares para los que cabe plantear solucio-
mente todos los impactos ambientales. Es decir,                            nes particulares. Así, por ejemplo, siempre que
con la expansión económica crecen, al mismo                                reconozcamos todas las fuentes de valor econó-
tiempo, las demandas de materiales, de ener-                               mico de un recurso o de un ecosistema, podre-
gía, de servicios de asimilación de vertidos, de                           mos encontrar una pauta adecuada de gestión,
servicios recreativos, de calidad ambiental, etc.                          de modo que dentro de los costes de oportuni-
(véase, por ejemplo, Christensen, 1989 y Daly,                             dad de satisfacer cada demanda específica (de
1992). Si asumimos estas ideas, deberemos de-                              gasolina, papel o pescado congelado, etc.), se
ducir inmediatamente que los problemas am-                                 tengan en cuenta todos los efectos que tales
bientales surgen de la escala de las actividades                           actividades producen sobre la naturaleza y, en
económicas. En ese sentido, Daly (1987), por                               definitiva, sobre nuestro bienestar. Si, además,
ejemplo, argumenta que el sistema de precios                               estos efectos se traducen en el sistema de pre-
es incapaz de resolver los problemas de esca-                              cios, tales precios servirán para compatibilizar
sez, aun en el caso de que los precios relativos                           los distintos usos y para generar incentivos para
sean adecuados. Los problemas sólo tendrían                                la conservación de la naturaleza (es decir, de
solución imponiendo límites cuantitativos a la                             reservas de crudo, de la biodiversidad, de los
utilización de los recursos y al crecimiento de la                         bosques de lento crecimiento, de los caladeros
población(2). Este conjunto de ideas nos condu-                            de peces, etc.).

(2) Una explicación crítica más detallada de este punto de vista se encuentra en GÓMEZ (1998).




                                                                                                                               247
         En definitiva, el análisis económico defiende                              va, sobre la base ambiental y de recursos pesan
      un concepto de escasez relativa (y no generali-                               distintas demandas específicas y contradictorias
      zada). El añadido de relativo se justifica por tres                           entre sí. Estas demandas, en principio, pueden
      razones básicamente:                                                          ser corregidas mediante la utilización de un con-
                                                                                    junto de precios sombra, que se derivan de los
          – En primer lugar, los recursos naturales son
                                                                                    distintos análisis a que da lugar la gestión de re-
      escasos con respecto a nuestros deseos y a las
                                                                                    cursos naturales, y que se pueden implementar
      demandas que esperamos satisfacer con ellos.
                                                                                    a través de instrumentos específicos de la políti-
      Estos deseos no son inmutables, como lo
                                                                                    ca ambiental(3).
      demuestra, por ejemplo, la mayor sensibilidad
      actual respecto al medio ambiente, comparada                                      Según la economía ambiental, mientras no
      con la que existía en los años 70.                                            tengamos una teoría que nos indique claramen-
                                                                                    te los límites del progreso técnico, de la sustitu-
          – En segundo lugar, los recursos naturales                                ción de materiales o de los cambios en las prefe-
      son más o menos escasos con respecto a otros                                  rencias sociales, no podremos deducir que existe
      bienes a partir de los cuales podemos satisfacer                              un límite absoluto al crecimiento económico y,
      las mismas demandas. Así, por ejemplo, el pe-                                 mucho menos, que la mejora en los niveles de
      tróleo es un recurso escaso con relación a las                                bienestar es incompatible con la conservación
      demandas previsibles de transporte de todas las                               de los recursos naturales y ambientales.
      generaciones futuras. Sin embargo, a medida
      que aumenta la escasez física, la sociedad tiene
      la posibilidad de reducir la escasez económica.                               II.1. ¿Sirve de algo la evidencia empírica?
      Entre las posibilidades que pueden llevarse a
      cabo, podemos citar: el aumento del conocimien-                                   Difícilmente podemos esperar que una dis-
      to que tenemos sobre el medio ambiente a tra-                                 cusión abstracta, como la planteada en torno al
      vés de la exploración de las reservas de mine-                                concepto de escasez y al problema de los límites
      rales; el desarrollo de fuentes alternativas de                               del crecimiento, pueda resolverse de un modo
      producción de los mismos servicios; el aumento                                definitivo. Sin embargo, en el campo de la eco-
      de la eficiencia en la utilización de los recursos                            nomía ambiental se ha prestado una cierta aten-
      a través, por ejemplo, de motores más eficientes                              ción a la posibilidad de que la escasez sea un
      en el uso de gasolina, de más papel reciclado,                                fenómeno generalizado y la evidencia disponible
      granjas piscícolas; el desarrollo de fuentes alter-                           ha generado un cierto consenso a favor de que
      nativas de energía, etc.                                                      se trata de una hipótesis poco plausible.
                                                                                        De aceptar las previsiones de un razona-
          – En tercer lugar, la escasez del medio am-
                                                                                    miento maltusiano deberíamos esperar que, a
      biente también es relativa a la capacidad que
                                                                                    medida que crece la economía y aumenta la
      tiene la sociedad, la economía, de satisfacer a
                                                                                    población, aumenten los precios relativos de los
      partir de él las demandas de las personas. Por
                                                                                    recursos naturales, que serían cada vez más
      ejemplo, en el caso del petróleo, la escasez es
                                                                                    escasos, y disminuiría el precio relativo de la
      función de la tecnología de exploración, que per-
                                                                                    mano de obra, cada vez más abundante. Esta
      mite ampliar las reservas conocidas; de la tec-
                                                                                    es precisamente la hipótesis que quiso contras-
      nología de extracción, que abarata o encarece
                                                                                    tar William Nordhaus (1992), en un estudio críti-
      la disponibilidad del recurso para la producción;
                                                                                    co de los informes del Club de Roma. En dicho
      de la tecnología de producción, que aumenta y
                                                                                    trabajo se reúne la evidencia disponible sobre la
      abarata la eficiencia de las cadenas de refino;
                                                                                    evolución de los precios del petróleo y el carbón,
      de la tecnología de uso, que aumenta la distan-
                                                                                    de 8 minerales y los de la tierra de cultivo y de
      cia que puede recorrer un motor a gasolina con
                                                                                    la madera desde 1870 hasta 1989. Estas largas
      relación al volumen utilizado o que reduce el
                                                                                    series temporales muestran que los precios de
      potencial contaminante de la combustión, etc.
                                                                                    los recursos energéticos, en contra de lo espera-
          En definitiva, cuando definimos la escasez                                do, disminuyeron hasta la quinta o la sexta par-
      como un fenómeno económico, vamos mucho                                       te (es decir, a un ritmo promedio anual del 1,6
      más allá de una realidad física que se limita a                               por ciento) en los 129 años. A pesar de las varia-
      informarnos sobre el volumen y la calidad de las                              ciones temporales en distinto sentido, los pre-
      reservas disponibles de cada cosa y en cada                                   cios de los minerales también disminuyeron a un
      momento. Según la hipótesis de escasez relati-                                ritmo medio anual entre 1,3 y 2,9 por ciento en

      (3) Para esta discusión es suficiente con una definición general del concepto de escasez relativa aunque también es importante aclarar que no se tra-
          ta de un concepto que pueda ser objeto de una definición única. Para una interesante discusión sobre las distintas acepciones véase, HANLEY
          (1996, cap. 8 y 9)




248
el mismo período; el precio relativo del suelo en                              mann se queda en afirmar que los recursos ener-
los Estados Unidos cayó en el último siglo a un                                géticos de baja calidad se están agotando, eli-
ritmo promedio de 0,8 por ciento anual y, sor-                                 minando con ello las posibilidades de continuar
prendentemente, el único material que experi-                                  el tipo de desarrollo que hemos conocido hasta
menta una tendencia sostenida al alza (1,5 por                                 el momento.
ciento anual) es un recurso renovable: la made-
ra. Estos datos indicarían que los recursos natu-                                  Paradójicamente, las únicas cifras que pare-
rales no se han hecho más escasos con respec-                                  cen estar claramente a favor de la tesis de la
to al trabajo, como cabría esperar según la                                    escasez generalizada consisten en evidencia mi-
hipótesis de la escasez generalizada. Es decir                                 croeconómica. Así, por ejemplo, Pimentel et al.
que, como concepto para explicar el comporta-                                  (1973) sostiene que mientras que el total de ener-
miento anterior de la economía, la idea de una                                 gía directa utilizada para la producción de una
escasez generalizada puede carecer de base em-                                 tonelada de trigo en los Estados Unidos dismi-
pírica.                                                                        nuyó un 15 por ciento entre 1959 y 1970, cuan-
                                                                               do se tiene en cuenta la energía utilizada indi-
    Otro tipo de evidencia en el mismo sentido                                 rectamente en tractores, fertilizantes y demás
se puede encontrar en la evolución del uso de                                  insumos, se llega a la conclusión de que el uso
energía por unidad de producto. Por ejemplo,                                   total de energía por tonelada de trigo aumentó
Kaufmann (1992), un crítico del análisis econó-                                un 3 por ciento. Este tipo de evidencia, y otra
mico, muestra cómo la cantidad de energía por                                  similar que se ha elaborado para la agricultura
unidad de producto ha disminuido en los últimos                                comunitaria, sólo tiene el valor de un ejemplo y
40 años en Francia, Alemania, Japón y el Reino                                 no permite concluir que el crecimiento económi-
Unido (en este caso no existe la posibilidad de                                co sólo sea posible con un consumo creciente
elaborar series homogéneas de mayor duración).                                 de energía y materiales. Para apoyar el argu-
En el marco de la economía ambiental, esta dis-                                mento de la escasez generalizada, lo relevante
minución se atribuye tradicionalmente a dos fac-                               es el balance energético global. No deja de ser
tores principales: al progreso técnico, que redu-                              paradójico que los defensores de la hipótesis de
ce la cantidad de energía necesaria por unidad                                 escasez absoluta se apoyen en información sec-
de producto, y al efecto de los precios reales,                                torial, que sólo aporta ejemplos imposibles de
que conduce a la sustitución de energía por                                    generalizar.
capital o trabajo, a medida que la primera se en-                                  En definitiva, la compatibilización entre el
carece (con las salvedades obvias que se dedu-                                 crecimiento económico y la conservación am-
cen de los datos de Nordhaus). Kaufman resal-                                  biental exige, para la economía ambiental, ar-
ta, sin embargo, que las causas mencionadas,                                   monizar las múltiples demandas de la economía
aunque tienen un efecto positivo, son menos im-                                sobre el medio ambiente, lo que sólo es posible
portantes respecto a otras dos razones. La pri-                                mediante el cambio en la estructura de produc-
mera de ellas es el cambio en la composición de                                ción y el avance de la tecnología. En principio,
los usos de la energía en beneficio de recursos                                al menos la experiencia de los últimos años así
energéticos de mejor calidad(4). En segundo lugar,                             lo confirma, esta es una meta que podría con-
también ha cambiado la demanda de bienes que                                   seguirse mediante el progreso técnico y la sus-
se ha trasladado hacia bienes menos intensivos                                 titución de bienes, guiados por las fuerzas del
en el uso directo de energía. Aunque Kaufmann                                  mercado y por instituciones sociales adecua-
sugiere que estas dos últimas causas no son                                    das.
compatibles con la economía ambiental, la ver-
dad es que no hay ninguna razón para que no lo                                     Nuestra discusión anterior lleva a una con-
sean. La primera es consecuencia del progreso                                  clusión que no es ni optimista ni pesimista con
técnico, resultado de la escasez de las fuentes                                respecto al futuro. Simplemente reconoce que el
tradicionales, que impulsa el progreso técnico                                 crecimiento económico actual no tiene por qué
en beneficio de fuentes más eficientes; la segun-                              traducirse necesariamente en menores posibili-
da sólo muestra un comportamiento de la                                        dades de crecimiento futuro y que, en cualquier
demanda que puede ser compatible con aumen-                                    caso, la sociedad puede plantearse el reto de
tos en los precios de la energía o con cambios                                 hacer compatibles el crecimiento económico y
de preferencias. Admitido esto, la crítica de Kauf-                            conservación de los recursos naturales.


(4) En las medidas tradicionales del uso de energía se reducen las distintas fuentes a una unidad común convirtiéndolas en unidades de calor; sin
    embargo, la cantidad de trabajo que puede obtenerse de una unidad de calor equivalente no es constante entre las distintas fuentes; de modo que
    una parte del ahorro energético se debe realmente a una sustitución de fuentes de peor calidad (por ejemplo, el carbón) por fuentes de mejor cali-
    dad (por ejemplo, gas natural).




                                                                                                                                                         249
      III. CRECIMIENTO Y CALIDAD                                y de los vertidos tanto en cantidad como en va-
           AMBIENTAL: LA CURVA DE KUZNETS                       riedad y toxicidad. Cuando se alcanzan niveles
           AMBIENTAL                                            elevados de desarrollo son tanto el cambio de la
                                                                estructura productiva, hacia actividades de ser-
          Una vez admitido lo anterior, podemos plan-           vicios, intensivas en información, la mayor valo-
      tearnos una nueva pregunta: ¿puede el creci-              ración de la calidad ambiental por parte de las
      miento económico, particularmente en los países           personas y el desarrollo de instituciones encar-
      en desarrollo, sentar las bases para conseguir            gadas de proteger el medio ambiente, conducen
      una mejora de los problemas de degradación                a la estabilización y, eventualmente, mejora de
      ambiental? La esperanza de que la respuesta a             la calidad del medio ambiente.
      esta pregunta puede ser positiva se encuentra
      en un conjunto de hechos demostrados que ponen                 De acuerdo con esto, la relación entre el ni-
      en cuestión las hipótesis simples, según las cua-         vel de desarrollo, medido aproximadamente por el
      les el crecimiento económico conduce necesa-              nivel de renta per cápita y la calidad ambiental,
      riamente a una mayor degradación ambiental.               podría representarse mediante una curva en for-
                                                                ma de U invertida. A modo de ejemplo, la figura 1
          Por el contrario, existe una evidencia empíri-        presenta una curva aplicada a la relación entre
      ca importante que permite pensar que la mejora            las emisiones de SO2 y el nivel de renta per cápita.
      en la calidad ambiental puede hacerse compati-
                                                                    Si la hipótesis mencionada es cierta, podría
      ble con el crecimiento económico siempre que
                                                                implicar que, antes de ser una amenaza para el
      se supere un determinado nivel de bienestar en
                                                                medio ambiente, como sostiene por ejemplo los
      la sociedad. Esta hipótesis se conoce como la
                                                                informes del Club de Roma, el crecimiento econó-
      Curva de Kuznets Ambiental, y puede expresar-
                                                                mico de los países más pobres podría ser un me-
      se brevemente en los siguientes términos: en los
                                                                dio para crear las condiciones necesarias para un
      países con bajos niveles de desarrollo, la degra-
                                                                desarrollo sostenible.
      dación ambiental es limitada debido a que la pro-
      ducción se obtiene básicamente de actividades                 Los primeros indicios en ese sentido apare-
      agrícolas tradicionales, poco productivas, respe-         cieron en el Informe Sobre el Desarrollo Mundial
      tuosas de los equilibrios ambientales y con una           publicado en 1992 por el Banco Mundial con el
      gran proporción de deshechos biodegradables.              subtítulo: Desarrollo y Medio Ambiente. El estu-
      Cuando se acelera el proceso de crecimiento               dio que sirvió de base para tal informe fue ela-
      económico, la intensificación de la agricultura y el      borado por Shafik y Bandyopadhyay (1992) y se
      despegue de la industrialización conducen a un            apoyó en la información obtenida a partir de 10
      aumento acelerado de la extracción de recursos            indicadores diferentes de calidad ambiental para


               Figura 1.–Un ejemplo de la curva de Kuznets ambiental para las emisiones de SO2



             Kg SO2
            per cápita
           250



           200



           150



           100



             50



              0
                  0               5.000            10.000             15.000            20.000             25.000

                                                             PIB per cápita
      Fuente: Panayatou (1993).




250
149 países(5). Posteriormente se han publicado                                 generaciones más jóvenes se traduce en regu-
trabajos con conclusiones similares en Panaya-                                 laciones ambientales más eficientes y en una
tou (1993), Grossmann y Krueger (1994), Selden                                 oferta mayor de calidad ambiental.
y Song (1994), Cropper y Griffits (1994), y Chaud-
                                                                                   Una tercera causa, según algunos autores
huri, Subham y Alexander Pfaff (1998), entre otros.
                                                                               (por ejemplo, Stokey, 1998), se encuentra en que
     Sin embargo, la evidencia empírica no es su-                              la contaminación se reduce con el aumento del
ficiente para deducir conclusiones normativas;                                 ingreso debido a las posibilidades mayores de
también es necesario conocer las explicaciones                                 selección de tecnologías con distintos niveles de
plausibles de un fenómeno tan contradictorio y                                 impacto ambiental. En este caso el supuesto im-
contraintuitivo como el que supone la simultanei-                              portante es que, a partir de un cierto umbral de
dad del crecimiento económico y la reducción                                   renta per cápita, o de un determinado tamaño
del impacto ambiental de la actividad económi-                                 del mercado interno, los países pueden adoptar
ca. Algunas de las explicaciones plausibles, no ne-                            tecnologías más limpias que no son asumibles
cesariamente incompatibles entre sí, de la curva                               por países más pobres. Dentro de estas tecno-
de Kuznets ambiental son las que se detallan a                                 logías se encontrarían, por ejemplo, las que
continuación.                                                                  aprovechan las economías de escala para la
                                                                               generación de energía eléctrica, el saneamiento
    La explicación más general, presente en Arrow
                                                                               básico, el reciclado, los dispositivos de reducción
et al. (1995) indica que la compatibilidad entre la
                                                                               de emisiones, etc. Al tratarse de tecnologías caras,
mejora de los índices de calidad y el crecimien-
                                                                               que exigen un tamaño mínimo de producción y
to en las etapas avanzadas del desarrollo podría
                                                                               formas de capital humano altamente tecnificado,
ser la consecuencia del paso progresivo de eco-
                                                                               sólo estarán disponibles a niveles relativamente
nomías rurales “limpias” a economías industria-
                                                                               exigentes de desarrollo económico.
les “sucias” y, finalmente, a economías de servi-
cios “limpias”. En definitiva, es el cambio en la                                  En cuarto lugar, otros autores apoyan su
composición de la producción el que explicaría                                 razonamiento en los cambios inducidos en las
la forma de U invertida de la relación entre los                               preferencias y los patrones de consumo a medi-
indicadores de calidad ambiental y el nivel de                                 da que crecen los niveles de bienestar. Así, por
renta per cápita. El que esta explicación pueda                                ejemplo, Jaegger (1998) sostiene que, mientras
ser válida con carácter general, y no sólo para el                             predominen bajos niveles de consumo y produc-
conjunto de países privilegiados que han alcan-                                ción, la restricción ambiental es irrelevante ya
zado niveles elevados de bienestar, depende de                                 que la demanda de calidad del aire o del agua
que la mejora ambiental no se haya apoyado en                                  se puede saciar con los recursos disponibles.
la exportación, por parte de las economías avan-                               Sin embargo, a medida que crece la actividad
zadas, de sus actividades más contaminantes a                                  económica y el ingreso, aumenta la demanda de
los países más pobres (véase, por ejemplo, Suri                                calidad ambiental y la disposición de la sociedad
y Chapman, 1998). Si la parte decreciente de la                                a utilizar tecnologías limpias y a evitar o atenuar
curva se explica por este hecho, entonces no                                   los impactos ambientales de una actividad eco-
sería posible generalizar este tipo de evolución                               nómica creciente.
ambientalmente favorable a todas las economías.
                                                                                   Finalmente, Andreoni y Levinson (1998) de-
Por eso, más importante que la evolución de la
                                                                               rivan la curva de Kuznets ambiental de la rela-
estructura productiva, parece ser el cambio en los
                                                                               ción técnica que existe entre la producción cre-
patrones de consumo y gasto, que acompaña al
                                                                               ciente de bienes de consumo y el subproducto
crecimiento económico y el desarrollo de insti-
                                                                               de deterioro ambiental que éste produce. Estos
tuciones, particularmente de la política ambiental.
                                                                               autores explican con una interesante metáfora
    Una segunda explicación sostiene que con                                   su teoría sobre la curva de Kuznets ambiental:
el desarrollo económico se produce también el                                  “Cuando conducimos un coche, el bien que ob-
desarrollo de instituciones capaces de resolver                                tenemos (transporte) está acompañado por un
el problema ocasionado por las externalidades                                  mal (el riesgo de muerte) que podemos reducir
ambientales que genera la economía. Así, por                                   con un mayor gasto (en equipo de seguridad).
ejemplo, Jones y Manuelly (1995) utilizan un                                   No tiene nada de sorprendente que los pobres,
modelo de generaciones solapadas para ilustrar                                 que conducen muy poco, y los ricos, que invier-
cómo, con el paso del tiempo, la presión de las                                ten en coches más seguros, tengan tasas de


(5) Los diez indicadores de deterioro ambiental se referían a: falta de agua potable, falta de saneamiento urbano, concentración de partículas en sus-
    pensión, concentración de SO2, cambio en la superficie forestal, tasa anual de deforestación, oxígeno disuelto en ríos, coliformes en ríos, basura
    urbana per cápita, y emisiones de CO2 per cápita.




                                                                                                                                                         251
      mortalidad más bajas en la carretera que las per-                   graves consecuencias globales, vía, por ejem-
      sonas de ingresos medios”.                                          plo, efecto invernadero, o irreversibles, vía, por
                                                                          ejemplo, pérdida de biodiversidad o de masas
           En síntesis, la curva de Kuznets ambiental                     elevadas de bosque tropical.
      se apoya en una evidencia empírica abundante,
      en todo caso para un conjunto limitado de con-
      taminantes y de indicadores de calidad ambien-
      tal, y en un conjunto de explicaciones plausibles                   IV. PRESIÓN DEMOGRÁFICA Y
      de la hipótesis central basada en que el creci-                         DEFORESTACIÓN: UN EJEMPLO
      miento en etapas avanzadas de desarrollo pue-                           DE LA CURVA DE KUZNETS
      de conducir a una mejora ambiental.
                                                                               Uno de los ejemplos más evidentes de las
          Sin embargo, todos estos resultados deben                       consecuencias negativas de la presión demo-
      asumirse con prudencia. El deseo de derivar                         gráfica sobre el medio ambiente se encuentra en
      consecuencias prácticas de la investigación eco-                    la deforestación de áreas importantes de bos-
      nómica puede dar lugar a conclusiones precipi-                      que tropical. El bosque tropical ocupa una posi-
      tadas. Este es, por ejemplo, el caso de Becker-                     ción importante por su valor económico, debido
      man (1992), para quien: “está demostrado que,                       a la gran cantidad de biomasa que contiene y a
      aunque el crecimiento económico en sus prime-                       que su conservación es condición necesaria para
      ras etapas conduce a la degradación del medio                       preservar la biodiversidad. Hoy en día, algo más
      ambiente, finalmente el mejor y probablemente                       del 30% de la superficie continental está cubier-
      el único modo de obtener un medio ambiente                          ta de masas forestales. Sin embargo, entre el 30
      aceptable es enriquecerse”. Más arriesgadas                         y el 50% de la superficie original se han destrui-
      aún son las conclusiones de Barlett (1994), para                    do, básicamente, con el fin de convertirla en terre-
      quien “toda la regulación ambiental existente, al                   nos agrícolas. En las regiones más densamente
      reducir el crecimiento económico, puede estar                       pobladas, como la Europa central, ha desapare-
      reduciendo la calidad ambiental”(6).                                cido el 70% de las masas forestales nativas.
                                                                          Haití, el país más densamente poblado del hemis-
           ¿Qué podemos entonces deducir de la curva                      ferio occidental, sólo conserva el 9% de su super-
      ambiental de Kuznets para el desarrollo sosteni-                    ficie boscosa y sólo el 6% de Africa está cubierto
      ble? En primer lugar, que todas las explicacio-                     por bosques tropicales que se encuentran ame-
      nes de la curva de Kuznets enfatizan la idea de                     nazados por el crecimiento demográfico.
      que el crecimiento económico no conduce, per
      se, a la mejora de la calidad ambiental. Al con-                         En términos generales son tres las fuentes
      trario de lo que afirman autores como Barlett, la                   de la deforestación: el deseo de convertir los
      política y las instituciones ambientales, que                       bosques y zonas maderables en pastos y tierras
      acompañan las transformaciones productivas de                       de cultivo, la extracción acelerada de madera
      la economía, son un elemento esencial en cual-                      para su uso como materia prima y la extracción
      quier explicación de los motivos por los que los                    de biomasa para utilizarla como leña. El creci-
      indicadores ambientales empiezan a decrecer a                       miento demográfico incrementa la demanda de
      partir de algún nivel relativamente elevado de                      tierras de cultivo, por ello, es esperable entonces
      vida. En segundo lugar, antes de derivar cuáles                     que la deforestación esté positivamente relacio-
      son las opciones de política económica y                            nada con el crecimiento de la población rural;
      ambiental que se derivan de la curva de                             además, el aumento demográfico incrementa la
      Kuznets, es importante entender mejor cuáles                        demanda de madera como combustible.
      son realmente los factores que intervienen en la                         Un estudio relativamente reciente de la FAO
      relación observada entre calidad ambiental y                        (1993) demuestra que el ritmo de la deforesta-
      nivel de ingreso. Tercero, en cualquier caso,                       ción en los países tropicales depende positiva-
      para la mayoría de los estudios realizados, los                     mente tanto del crecimiento demográfico como
      umbrales de ingreso per cápita a partir de los                      de la densidad de la población sobre el territo-
      cuales se puede, eventualmente, experimentar                        rio. Partiendo de esta premisa, la economía am-
      una mejora ambiental en los países en desarro-                      biental se ha preocupado por estudiar en qué
      llo se encuentran muy lejos de los niveles actua-                   sentido esta relación puede ser afectada por el
      les de ingreso; en consecuencia, la degradación                     desarrollo económico, y es aquí donde resulta
      ambiental que se produciría durante el período                      pertinente utilizar el análisis de la curva de Kuz-
      de transición puede alcanzar niveles que lleven                     nets presentada en el apartado anterior.

      (6) Para una crítica de este tipo de conclusiones véase, por ejemplo, STERN, CONSTANZA y BARBIER (1996) y ARROW, BOLIN, CONSTANZA,
          DASGUPTA, FOLKE, HOLLING, JANSON, LEVIN, MÄLER, PERRINGS y PIMENTEL (1995).




252
                         Tabla 1.–El modelo Crooper-Griffiths de Deforestación Tropical

                       Variable independiente                                        África                   América Latina

  Renta per cápita                                                                   3,90                          6,03
  Renta per cápita al cuadrado                                                    –410,05                       –556,29
  Tasa de crecimiento de la renta per cápita                                        –5,95     10–3              –193,00     10–2
  Precio de la madera tropical (miles de dólares)                                   –1,00     10–5                 1,92     10–4
  Tasa de crecimiento de la población                                                8,33     10–3                 1,96     10–2
  Densidad de población rural                                                        3,26     10–2                 3,63     10–2
  Número de observaciones                                                          862,00                        450,00
  R2                                                                                 0,63                          0,47
  Umbral de transición                                                          $4.760,00                     $5.420,00

Notas: La variable dependiente es la tasa anual de deforestación.
Fuente: Cropper y Griffiths (1994).



    Al contrario de lo que sugieren las visiones                              ingreso per cápita, pero se reduciría con el desa-
estáticas, la relación entre la presión demográfi-                            rrollo de fuentes alternativas de energía donde
ca y la deforestación no debe interpretarse como                              existen importantes economías de escala.
algo mecánico. El impacto del aumento poblacio-
nal sobre la deforestación dependerá del uso de                                  La discusión anterior es la base del trabajo
                                                                              empírico desarrollado por Cropper y Griffiths
tecnologías modernas en la producción agrícola,
                                                                              (1994) cuyos resultados se pueden ver resumi-
así como del ritmo al que se produzca el creci-
                                                                              dos en la tabla 1.
miento de la producción industrial y de las opor-
tunidades de empleo en los sectores no agríco-                                    Los resultados sugieren, en primer lugar,
las. También cabe esperar que la demanda de                                   que existe una relación entre el nivel de renta
madera se reduzca en las etapas avanzadas con                                 per cápita y la tasa anual de deforestación, que
el desarrollo de bienes sustitutivos. Lo mismo                                puede representarse, aproximadamente, como
ocurrirá con la demanda de madera como fuente                                 aparece en la figura 2. Los niveles de renta en
de energía, que aumentaría inicialmente con el                                los que se alcanza el máximo de la tasa de defo-


                            Figura 2.–La curva de Kuznets de la Deforestación Tropical
  Tasa de Deforestación anual
         1,63%

                                                                                                                AMÉRICA LATINA




         1,26%




                                                                                                     ÁFRICA




       Renta
   per cápita
                                                                     $4.760             $5.420                     $8.000
Fuente: Elaboración propia con base en Cropper y Griffiths (1994).




                                                                                                                                   253
      restación son 4,760 y 5,420 dólares per cápita      dad de la población en las zonas rurales sobre la
      respectivamente para Africa y América Latina.       tasa de deforestación. Así, el aumento de la den-
                                                          sidad de población en 1 persona por 10 hectáre-
          En segundo lugar, estos valores del ingreso
                                                          as aumentaría el ritmo de deforestación anual en
      per cápita son bastante más elevados que los
                                                          0,33 puntos porcentuales. En el caso de África,
      niveles actuales en cualquiera de las dos regio-
                                                          con una densidad de población media de 10 per-
      nes. Por ese motivo, no cabe ninguna duda de
                                                          sonas por kilómetro cuadrado, se alcanzaría una
      que el crecimiento económico, manteniendo el
                                                          máxima tasa de deforestación de 1,26% anual
      nivel de las demás variables, conducirá necesa-
                                                          con el nivel crítico de ingreso de 4.760 dólares
      riamente a un aumento en el ritmo de la defores-
                                                          per cápita. Sin embargo, esta tasa es sensible-
      tación de la selva tropical. Esta tasa sólo empe-
                                                          mente mayor en los países con mayores densi-
      zará a reducirse una vez que se alcance el nivel
                                                          dades de población rural. Por ejemplo, Kenia con
      máximo de renta per cápita. Así, la máxima tasa
                                                          30 personas por kilómetro cuadrado alcanzaría
      de deforestación anual en América Latina sería
                                                          una tasa tope de deforestación anual del 1,91%
      de 1,63% y haría falta que el nivel de renta per
                                                          y Malawi con el doble de densidad de población
      cápita alcanzara los 8.000 dólares para que la
                                                          alcanzaría el 3,21%. Para que este último país
      tasa de deforestación se redujera al 1,26% anual.
                                                          alcanzara el ritmo de deforestación que Kenia ob-
           En tercer lugar, como se deduciría de un       tiene con 4.760 dólares per cápita, se necesitaría
      enfoque “maltusiano”, la tasa de deforestación      que su renta per cápita llegara hasta 11.700 dó-
      está relacionada positivamente con el ritmo de      lares (véase la figura 3).
      crecimiento de la población. Sin embargo, este
                                                               En suma, antes de deducir que el control del
      efecto es pequeño y menos importante que el
                                                          crecimiento de la población es el único medio
      que resulta de otras variables como, por ejemplo,
                                                          para reducir el impacto de la economía sobre el
      la densidad de población. Así, una disminución
                                                          medio ambiente, este tipo de análisis conduce a
      de la tasa de crecimiento demográfico en un uno
                                                          pensar que los cambios en la estructura de la
      por ciento sólo disminuiría la tasa de deforesta-
                                                          economía, tales como el progreso de la indus-
      ción en poco menos que un 0,03 por ciento; de lo
                                                          trialización, de la producción urbana y reduc-
      que puede deducirse que las ganancias espera-
                                                          ción de la pobreza, pueden tener impactos mu-
      das de limitar el crecimiento demográfico son, al
                                                          cho más significativos. Dicho de otro modo, antes
      menos en este caso, muy limitadas.
                                                          que la presión demográfica es la falta de desa-
         En cuarto lugar, más importante que el creci-    rrollo la que explica la magnitud de la defores-
      miento demográfico es la influencia de la densi-    tación.


        Figura 3.–Impacto de la Densidad de Población Rural sobre la Tasa de Deforestación anual

       Tasa de Deforestación anual
             3,21%




             1,91%


                                                                                                  MALAWI
                                                                                                  (70 hab./km2)
             1,26%

                                                                                 KENIA
                                                                                 (30 hab./km2)




                                                                                                 ÁFRICA
             Renta                                                                               (10 hab./km2)
         per cápita
                                          $4.760                                                   $11.700




254
V. LAS LEYES DE POBLACIÓN: DE LA                      sonas cada año. Según las estimaciones de la Di-
   EXPLOSIÓN A LA TRANSICIÓN                          visión de Población de Naciones Unidas, el cre-
   DEMOGRÁFICA                                        cimiento demográfico se mantendrá a un ritmo
                                                      decreciente hasta mediados del próximo siglo
     El rápido crecimiento de la población mundial    cuando se alcance una población estable de alre-
es un fenómeno relativamente reciente en la histo-    dedor de 9.000 millones de habitantes.
ria de la humanidad. Se estima que hace 2.000
años la población mundial era de 300 millones.            El escenario anterior contrasta radicalmente
Durante mucho tiempo no hubo un crecimiento           con el panorama que se presagiaba durante los
apreciable del número de habitantes del planeta       años 70 y 80 cuando los mismos informes de las
y lo único reseñable fueron los cortos períodos       Naciones Unidas advertían sobre los problemas
de expansión seguidos de otros de declive cau-        de una explosión demográfica inminente que
sados por las guerras, el hambre o las epide-         saturaría, en un plazo relativamente breve de
mias. Tuvieron que pasar 1.600 años para que          tiempo, las posibilidades de ofrecer una calidad
la población se duplicara hasta los 600 millones.     aceptable de vida para todas las personas en
En el inicio de la revolución industrial en Europa,   todos los lugares del planeta. El crecimiento de-
en el año 1750, se calcula que el planeta alber-      mográfico, con ser una materia preocupante, no
gaba a 790 millones de personas y que hicieron        adquiere ya los perfiles dramáticos que plantea
falta 150 años para duplicar dicho número (al         un crecimiento exponencial.
mismo tiempo que la población europea pasó de            Al contrario que las previsiones básicas del
representar el 13 al 25 por ciento del total).        modelo maltusiano, las leyes de población no son
     En claro contraste con toda la evolución ante-   inmutables en el tiempo. Tampoco, a la luz de la
rior, la población mundial se duplicó dos veces       evolución de la población en los distintos países
durante el siglo que ahora termina. El crecimien-     durante los dos últimos siglos, podemos concluir
to demográfico se aceleró desde 1900 alcanzán-        que existe una correlación directa entre el creci-
dose los 2.500 millones en 1950. Realmente, el        miento económico y el crecimiento demográfico.
rápido crecimiento demográfico empezó en la                La tasa de crecimiento de la población es el
década de los 50, con la notable reducción de las     resultado de la diferencia entre la tasa de fertili-
tasas de mortalidad en los países menos desa-         dad y la tasa de mortalidad, y ambos factores
rrollados, lo que nos lleva a final del siglo XX a    evolucionan en el tiempo, dependiendo de múl-
una población de 6.000 millones de habitantes.        tiples condiciones naturales y socioculturales.
    La tasa de crecimiento demográfico, sin em-       Por oposición a las teorías maltusianas, la teoría
bargo, se ha reducido desde el máximo del 2%          de la transición demográfica sostiene que la his-
anual de los años 60 hasta los niveles actuales       toria de la población puede dividirse en cuatro
de 1,3%, lo que significa un aumento de la po-        etapas generales (Wrigley, 1969 y Tietelbaum,
blación mundial del planeta en 78 millones de per-    1984) que se ilustran en la figura 4.


                         Figura 4.–Las etapas de la Transición Demográfica

  45

                                                                                    Tasa de natalidad
  40
                                                                                    Tasa de mortalidad

  35


  30


  25


  20


  15


  10


   5


   0
           Etapa 1              Etapa 2                       Etapa 3                       Etapa 4




                                                                                                             255
          La primera etapa se caracteriza por una po-                             decisiones plenamente conscientes. De acuerdo
      blación relativamente estable como ocurrió, por                             con la teoría de la transición demográfica, esta
      ejemplo, durante el primer milenio de nuestra era.                          tercera etapa está relacionada con el inicio de la
      En esta fase tanto la tasa de natalidad como la                             revolución industrial. La urbanización y la indus-
      de mortalidad son elevadas y relativamente cons-                            trialización traen consigo muchas mejoras en la
      tantes, de modo que las pocas fluctuaciones que                             tecnología, que reducen la tasa de mortalidad
      experimenta el volumen de población se deben                                (particularmente infantil) y aumentan la salud
      a sucesos aleatorios tales como sequías, bue-                               reproductora. La diferencia fundamental entre la
      nas cosechas, epidemias, etc. Muchas familias                               segunda y la tercera etapa se encuentra en la
      pueden no tener el número de hijos que desean                               capacidad del desarrollo económico, y en parti-
      debido a la elevada tasa de mortalidad y a con-                             cular de la industrialización y la urbanización,
      diciones sanitarias deficientes.                                            para revertir la tendencia a la explosión demo-
          En esta etapa, en que el progreso técnico es                            gráfica de la etapa anterior.
      inexistente o muy lento, la sociedad puede estar                                 La cuarta etapa se refiere al punto en el que
      atrapada en una situación de pobreza donde la                               la tasa de crecimiento demográfico se estabiliza
      mejora ocasional en las condiciones de vida                                 en un nivel bajo, eventualmente igual a cero.
      puede tener efectos rápidos en la disminución                                   La teoría de la transición demográfica sos-
      de la mortalidad infantil y el aumento de la espe-                          tiene que la reducción del número de miembros
      ranza de vida y, en consecuencia, la renta per                              de la unidad familiar en las etapas avanzadas exi-
      cápita puede, paradójicamente, disminuir. Ade-                              ge, al menos, que se cumplan tres condiciones
      más de ello, la presión demográfica puede llevar                            (Coale, 1973):
      a que se reduzca el capital natural debido a la
      disminución de los ritmos de rotación de culti-                                  – Las decisiones de tener nuevos hijos deben
      vos, a la intensificación de la actividad agrícola,                                formar parte de un cálculo racional, con lo
      la erosión y la desertización(7).                                                  que las pautas de crecimiento demográfico
                                                                                         se liberan de los determinantes puramente
          Con el fin de mantener sus poblaciones, bajo                                   biológicos.
      estas condiciones adversas, las naciones se ca-
      racterizan por normas culturales e instituciones                                 – Las técnicas de reducción de la fertilidad
      que promueven activamente la natalidad. En esta                                    deben ser plenamente conocidas y estar
      etapa, se considera que la tasa de mortalidad                                      disponibles.
      está lejos del control social y hay una elevada                                  – La menor fertilidad debe percibirse como
      disposición a adoptar las tecnologías que contri-                                  algo ventajoso.
      buyan a reducirla.                                                              De acuerdo con esto, distintos autores sos-
          La segunda etapa se caracteriza por una                                 tienen que las ventajas del desarrollo industrial y
      reducción continua en la tasa de mortalidad, pro-                           urbano y de la modernización de la sociedad
      movida por la adopción de mejoras médicas,                                  consisten precisamente en hacer posible que se
      mientras que la tasa de fertilidad puede o no                               cumplan tales condiciones. El desarrollo aumen-
      decrecer. Lo importante de esta etapa es que la                             ta los niveles de ingreso, genera oportunidades
      evolución demográfica sigue dependiendo de                                  de empleo y de realización personal, permite la
      factores culturales relativamente estables here-                            incorporación activa de la mujer al mercado de
      dados de la etapa anterior. Por ese motivo, la re-                          trabajo, etc. Todos estos factores aumentan el
      ducción de la tasa de mortalidad, junto con la                              coste de oportunidad de tener hijos a una edad
      inercia de la tasa de natalidad, lleva al inicio de                         temprana y, al mismo tiempo, permiten la difu-
      la explosión demográfica que suele caracterizar                             sión de la información y la modificación de los
      a sociedades agrarias o de escaso desarrollo pro-                           patrones de comportamiento demográfico.
      ductivo en el sector urbano e industrial.                                       La teoría de la transición demográfica, apo-
          La tercera etapa refleja un cambio funda-                               yada en una evidencia empírica cada vez más
      mental en las pautas de conducta que puede lle-                             exhaustiva, ha servido en las últimas décadas
      var a la estabilización de la población. En ella, la                        para reconducir los puntos de vista más pesi-
      sociedad percibe como permanentes las reduc-                                mistas sobre la evolución de la población en el
      ciones en la tasa de mortalidad y, lo que es aún                            planeta. Sin embargo, el punto importante de la
      más importante, entiende ya la fertilidad y el nú-                          teoría de la transición demográfica se encuentra
      mero de hijos por familia como el resultado de                              en la diferencia entre las fuerzas que mueven la


      (7) Este tipo de explicaciones se encuentra presente en algunas teorías sobre el proceso de desertización del Sahel. Por ejemplo, en GRACIA, R.,
          Nature Pleads Not Guilty.




256
evolución de la población en las etapas 2 y 3. En      apoyar su desarrollo en una base más pobre de
la primera de ellas, las tendencias se explican        recursos. No obstante, la observación de la evo-
básicamente por las mejoras médicas y en la            lución económica de las distintas naciones pare-
sanidad y por los cambios en la pirámide de la         ce más bien apoyar la hipótesis contraria: que
población. Todos estos procesos pueden ocurrir         los países pobres en recursos crecen más rápi-
sin necesidad de la modernización de la econo-         do y que el apoyar el crecimiento en una dota-
mía y sin un cambio en las pautas de conducta          ción rica de recursos naturales, antes de ser una
de la población. La población sólo se estabiliza-      garantía, puede constituir un serio freno al pro-
rá si la transición demográfica nos lleva a la ter-    greso económico.
cera etapa, que requiere del desarrollo de la
                                                           Paradójicamente, los países pobres en re-
economía, de la industrialización, de la difusión
                                                       cursos naturales presentan a menudo una evo-
de la educación, etc. (véase, Teitelbaum, 1984).
                                                       lución económica más favorable que aquellos
Nuevamente, las causas del deterioro ambiental
                                                       mejor dotados por la naturaleza. Precisamente
no pueden entonces buscarse en la presión
                                                       esta aparente anomalía ha sido objeto repetido
demográfica, ya que las leyes de población no
                                                       de la investigación en historia económica. En el
siguen un comportamiento autónomo y, en una
                                                       siglo XVII, Holanda, pobre en recursos, superó
perspectiva histórica, son sólo una variable inter-
                                                       con creces a España, a pesar del influjo de oro
media del proceso de desarrollo económico (o
                                                       y materiales del Nuevo Mundo. En nuestro siglo,
de su ausencia).
                                                       Japón, con su escasa dotación de espacio, mine-
                                                       rales y fuentes de energía, ha alcanzado niveles
                                                       de bienestar muy superiores a los de cualquier
VI. CRECIMIENTO ECONÓMICO Y                            nación con mejores perspectivas para apoyar su
    “ABUNDANCIA” DE RECURSOS                           proceso de desarrollo en recursos localizados
    NATURALES                                          en su propio suelo. Incluso en el mundo de los
                                                       nuevos países industrializados, los mayores
    Una de las hipótesis centrales de las teorías
                                                       niveles de riqueza se alcanzan en países como
de los límites al crecimiento económico insiste
                                                       Corea, Taiwan, Hong Kong y Singapur muy por
en la necesaria relación directa entre la tasa de
                                                       encima de países ricos en recursos petroleros
crecimiento económico y la abundancia de
                                                       como México, Nigeria y Venezuela.
recursos naturales. De acuerdo con ello, cabría
esperar que aquellos países ricos en recursos              Recientemente, Jefrey Sach y Andrew War-
agrícolas, minerales y energéticos exhiban una         ner, del Center for Economic Policy Research de
tasa de crecimiento más elevada y disfruten, al        la Universidad de Harvard, han reunido datos de
menos mientras esto es posible, de niveles más         95 países en desarrollo en los que ponen en evi-
elevados de bienestar que aquellos que deben           dencia que existe una clara relación negativa


                 Figura 5.–Crecimiento económico y abundancia de recursos naturales

   Tasa de crecimiento
  del PIB por hab./activo
        5.711




       –3.635
             0.0064                                                                              0.5431

                                    Exportaciones primarias/PNB (1970-1995)
Fuente: Sach y Warner (1997).




                                                                                                           257
      entre la intensidad de las exportaciones de re-                               esta ventaja local y conseguir, por ejemplo, que
      cursos naturales y el ritmo de crecimiento eco-                               la industria del acero de Japón, sin disponer de
      nómico (ver figura 5). En ella se relaciona la tasa                           mineral de hierro ni reservas de combustibles
      media de crecimiento del PIB de los distintos                                 fósiles, se haya convertido en una de las prime-
      países en el período 1970-1990 con la intensi-                                ras del mundo. El abaratamiento del transporte,
      dad de las exportaciones primarias, obtenidas di-                             sin embargo, puede explicar que la dotación
      rectamente de los recursos naturales (medidas                                 local de recursos sea ahora menos importante
      también como porcentaje del PIB) del año inicial                              para el crecimiento económico, pero no que ésta
      de 1970. Las exportaciones primarias están for-                               se convierta en una desventaja o en un freno al
      madas por recursos agrícolas, minerales y com-                                crecimiento.
      bustibles. En promedio, los países que empeza-
      ron el período con una elevada intensidad de                                      En segundo lugar, algunos autores (por
      exportaciones primarias experimentaron una baja                               ejemplo, Gelb, 1988, Lane y Tornell, 1995 y Auty,
      tasa de crecimiento durante los veinte años pos-                              1990) basan su explicación en el efecto que
      teriores(8). De la figura parece deducirse que,                               sobre el sistema político tiene el hecho de que la
      aunque se cuente con una oferta abundante de                                  producción de recursos naturales genere eleva-
      recursos naturales, la explotación de éstos no es                             das rentas económicas (ingresos superiores a
      un buen camino para sentar las bases de un cre-                               los costes de producción debidos básicamente a
      cimiento sostenido(9).                                                        la abundancia relativa de recursos en el propio
                                                                                    suelo). Una posible consecuencia es la existencia
           Todo esto es claramente contraintuitivo y                                de burocracias ineficaces, corrupción y compor-
      problemático desde el punto de vista teórico. Lo                              tamientos sociales dirigidos a obtener el benefi-
      anterior no solamente contradice una consecuen-                               cio de tales rentas y a captar los ingresos públi-
      cia importante de los modelos de crecimiento                                  cos generados en los recursos naturales. Estas
      inspirados en el pesimismo sobre los límites al                               pautas de comportamiento tienden también a
      crecimiento, también contradice razonamientos                                 generar élites o grupos de presión, particular-
      económicos perfectamente plausibles y compa-                                  mente favorecidos por la distribución del gasto
      tibles con la teoría económica. Después de todo,                              público, que pueden frenar la innovación tecno-
      como sostienen Sach y Warner (1997): “los re-                                 lógica. También es posible que gobiernos con
      cursos naturales aumentan la riqueza y el poder                               una situación presupuestaria desahogada se
      de compra sobre el extranjero, de modo que es                                 embarquen en estrategias de desarrollo, promo-
      esperable que la abundancia de recursos aumen-                                vidas desde el Estado y apoyadas fuertemente
      te la inversión y el crecimiento económico. Muchos                            en la protección de la débil producción local,
      países ricos en petróleo han intentado utilizar sus                           generando, también por esta vía, privilegios y
      vastos ingresos para obtener una inversión di-                                rentas de situación que frenan el progreso tecno-
      versificada y dar un gran empujón a su desarro-                               lógico. En todos estos casos aparece una expli-
      llo industrial”.                                                              cación política de la que se desprende que el
          ¿Cuáles son entonces las posibles explica-                                comportamiento orientado a la generación de ren-
      ciones que puede ofrecer la teoría económica a                                tas conduce a niveles de inversión subóptimos
      esta relación negativa entre explotación de los                               en infraestructuras y bienes públicos, dificulta el
      recursos naturales y crecimiento económico?                                   progreso tecnológico y reduce las ventajas de la
                                                                                    competencia, convirtiéndose en un freno al cre-
          Una posible explicación, avanzada y descar-                               cimiento de los sectores productivos alternativos
      tada por Sach y Warner (1997), está en el aba-                                a la producción primaria.
      ratamiento de los costes de transporte ocurrido
      durante el último siglo. Así, por ejemplo, duran-                                 Otros autores proponen una tercera explica-
      te el siglo pasado el disponer en propio suelo de                             ción fundamentada en las características propias
      reservas abundantes de acero y carbón, los dos                                de los mercados mundiales de recursos natura-
      recursos básicos de la revolución industrial,                                 les. En la medida en que el crecimiento en los
      explican la ventaja comparativa que pudieron                                  países avanzados se apoya en el avance de la
      capitalizar el Reino Unido, Alemania y los                                    productividad y el desarrollo de las actividades
      Estados Unidos. En el siglo actual, el desarrollo                             transformadoras y de servicios, es esperable que
      del transporte es capaz de reducir notablemente                               la agricultura y las actividades extractivas de re-


      (8) Esta evidencia es significativa aún después de controlar otras variables que pueden estar correlacionadas con la intensidad de las exportaciones
          primarias. Para un análisis detallado véase el trabajo original de SACH y WARNER (1997).
      (9) Son muchos los trabajos publicados sobre el pobre desempeño de los países que han tratado de apoyar su proceso de desarrollo en la explota-
          ción de sus riquezas abundantes de recursos naturales. Véase, por ejemplo, NEARY y VAN WIJNBERGEN (1986), GELB (1988), AUTY (1990) y
          BERGE et al. (1994).




258
cursos naturales pierdan importancia relativa con         Además de constituir un pobre estímulo para
el paso del tiempo. Esto habrá de traducirse en      las fuentes del crecimiento económico, las acti-
una tendencia al deterioro de los términos de        vidades económicas basadas en la explotación
intercambio de los productos básicos y las mate-     de los recursos naturales pueden resultar, en
rias primas (Prebisch, 1950 y Singer, 1950) con      esta perspectiva, claramente perjudiciales para
respecto a los bienes manufacturados. Así, el in-    el desarrollo de los países. Esta es, por ejemplo,
tento de apoyar el crecimiento en la producción      la hipótesis central de la conocida teoría de la
de tal categoría de bienes se puede ver frustrado    “enfermedad holandesa”. De acuerdo con esta
por la caída de los precios mundiales.               teoría, la existencia de un sector importante
    Relacionado con lo anterior están las expli-     dedicado a la explotación de los recursos natu-
caciones que parten de la constatación bien co-      rales, que surge, por ejemplo, de una situación
nocida de la elevada volatilidad de los precios      favorable en los precios mundiales, afectará a la
mundiales de los recursos naturales. Esto se tra-    distribución del empleo en la economía entre los
duce en una mayor incertidumbre sobre los nive-      sectores de bienes comercializables y no comer-
les de ingreso de los países exportadores, que       cializables. Esta reasignación del trabajo puede
se traslada a todos los demás sectores produc-       reducir notablemente la tasa de crecimiento eco-
tivos que abastecen los mercados locales redu-       nómico. Así, por ejemplo, Matsuyama (1992)
ciendo la inversión en ellos. Así, por ejemplo, se   demuestra que la reasignación del trabajo a
suele insistir en que la década de los 70 se         favor del sector primario reduce la tasa de acu-
caracterizó por unas expectativas demasiado          mulación de capital humano en el conjunto de la
optimistas con respecto a la evolución futura de     economía. La razón se encuentra en que, al
los precios de las materias primas; esto alentó      mismo nivel de rentabilidad financiera, la renta-
una inversión pública excesiva en proyectos,         bilidad social de la inversión industrial es mayor.
que a la postre se revelaron como ineficaces         La inversión en el sector primario reduce el cre-
con el cambio de tendencia de los precios mun-       cimiento inducido de la economía a través de las
diales. Por cualquiera de los dos caminos mencio-    externalidades tecnológicas (donde estos efec-
nados, el deterioro o la volatilidad de los térmi-   tos externos son inferiores o inexistentes). Del
nos de intercambio, la abundancia de recursos        mismo modo, Matsuyama (1992) demuestra que
terminó por generar una escasa inversión priva-      la liberalización comercial de una economía
da y un gran despilfarro de la inversión pública.    intensiva en el uso de la tierra y de recursos
Por ello, las economías ricas en recursos natu-      naturales puede reducir la tasa de crecimiento al
rales terminaron con una dotación de capital         trasladar empleo en favor de las actividades pri-
más inadecuada que las demás.                        marias. Resultados similares, aunque en un
                                                     contexto ligeramente diferente, pueden encon-
    Con un enfoque más general que el de las         trarse en el trabajo mencionado de Sach y
explicaciones anteriores, la teoría del desarrollo   Warner, cuya explicación teórica se apoya en un
sostiene que el motor del progreso económico         modelo de enfermedad holandesa.
se encuentra realmente en la creación y evolu-
ción de un cúmulo de actividades económicas              Todas estas teorías, junto con una abundan-
que deben avanzar de un modo coordinado a            te evidencia empírica, sirven para concluir que,
medida que se desarrolla el mercado interno y        al contrario de lo que cabría esperar siguiendo
que éste se integra en el mercado mundial (véa-      una visión mecánica del crecimiento, la utiliza-
se Hirschman, 1958; Murphy, Schleifer y Vishny       ción intensiva de la naturaleza no supone ningu-
1988 Krugman 1993). En ese sentido, la fuente        na ventaja para el crecimiento económico.
del desarrollo económico se encuentra en la divi-
sión y especialización creciente del trabajo que,
a su vez, genera la necesidad y el estímulo para     VII. CONCLUSIONES
la acumulación de capital humano. Aunque este
proceso puede estar liderado por un sector eco-           En el trabajo hemos tratado de hacer un re-
nómico, los sectores primarios, y particularmente    paso a la compleja interrelación entre tres varia-
las actividades extractivas, se suelen considerar    bles fundamentales del desarrollo sostenible: el
malos candidatos. Estas actividades generan poca     crecimiento económico, el crecimiento demográ-
demanda de producciones complementarias en           fico y la conservación del medio ambiente. Aunque
el ámbito local y, en la medida en que se orien-     las visiones más simples, inspiradas en la teoría
tan a satisfacer una necesidad externa, tampoco      de los límites del crecimiento, insisten en la in-
contribuyen al desarrollo de la infraestructura      compatibilidad de estos tres componentes, la
necesaria para reducir los costes de producción      investigación económica más reciente nos per-
de la industria local.                               mite llegar a las siguientes conclusiones.



                                                                                                           259
          1. Más importante que los límites cuantitati-         3. Aunque el crecimiento demográfico puede
      vos o físicos, la discusión sobre los límites del    acarrear consecuencias negativas sobre el medio
      crecimiento económico debe concentrarse en el        ambiente, éstas dependerán del nivel de desa-
      modo en que la sociedad se adapta y responde         rrollo económico de los países. En particular, en
      a los problemas planteados por la escasez rela-      el caso de la deforestación, la influencia del cre-
      tiva de las funciones económicas del medio           cimiento demográfico es irrelevante cuando se
      ambiente. La teoría económica de la escasez          le compara con la importancia de los niveles de
      relativa permite ordenar y entender tales pautas     renta per cápita, la densidad de población rural
      de desarrollo económico mejor que la hipótesis       y otros indicadores de desarrollo económico.
      alternativa de la escasez generalizada. Esta últi-
      ma teoría no tiene capacidad de explicar lo que          4. Las tendencias de crecimiento demográfi-
      ha sido el impacto del crecimiento económico         co no tienen un comportamiento autónomo sino
      sobre el medio ambiente y sólo es una hipótesis      que están claramente relacionadas con los nive-
      de lo que puede ser la evolución futura.             les de desarrollo relativo. Más que una teoría de
                                                           la explosión demográfica, las teorías y los hechos
           2. Para una familia importante de indicado-     observados apoyan la hipótesis de una tenden-
      res de calidad ambiental, no existe una relación     cia hacia un nivel estable de la población futura.
      negativa entre el crecimiento económico y su         La transición demográfica, sin embargo, sólo
      impacto sobre el medio ambiente. Tales impac-        puede ser la consecuencia de la modernización
      tos deben verse menos como la consecuencia           económica.
      del tamaño de la actividad económica y más
      como el resultado de un nivel de desarrollo de          5. Al contrario de lo que cabe esperar, la
      los países. Superado un cierto umbral de desa-       abundancia de recursos naturales no constituye
      rrollo, es posible que el crecimiento económico      una ventaja comparativa para los países y pue-
      resulte compatible con la mejora en la calidad       de convertirse en un freno para el desarrollo
      del medio ambiente.                                  económico.




260