Docstoc

Compa�ias de teatro

Document Sample
Compa�ias de teatro Powered By Docstoc
					Las


      Las Compañías
      de Teatro en
      Argentina




           Trabajo Práctico
                               Agustina Morales 1011429
      Estructura Económica
         de la Industria del   Análisis de las Compañías de Teatro en la Argentina y su
            Entretenimiento    delimitación en el mercado del entretenimiento.



                09/06/2010
Introducción al Teatro

             “El teatro alberga y condensa la historia de una época, de un país, de un universo mental de
             una civilización, en ocasiones. Por lo que registra o por las omisiones que se advierten. El
             teatro es un documento entrañable, y en él se cristaliza y mantiene el transcurrir del tiempo
                                                                                                          1
             social de manera más viva y clara que en muchos de los estudios históricos especializados”.

El teatro ha sido por excelencia la experiencia más cautivante y seductora de todas las formas de
entretenimiento que he vivido. No solo por el acto teatral, sino también por todo lo que el mismo
encierra. La oscuridad de la sala, la ansiedad ante la apertura del telón, las ansias de ver una
representación que tiene lugar tan cercana a nuestros ojos que sentimos que podemos tocarla,
atrapándonos, sintiéndonos cómplices directos de lo que en el escenario sucede.

Los cuerpos en el escenario que se deslizan de un lado al otro, ese lugar real que ocupan frente a
nosotros. El poder de la voz que alcanza hasta la última butaca, voz que nos rasga permitiéndonos
sentir cosas que no habíamos sentido.

El teatro es una forma única de expresión por el trabajo artesanal del actor, un actor despojado de
todo, con su cuerpo como única herramienta, un actor que frente a sí mismo interpreta, comunica
y se entrega a su público sin más, con su personaje a cuestas, con lo poco y con lo mucho que eso
representa.

El teatro tiene lo mágico del vivo, y parece que allí reside su diferencia con otras formas de
entretenimiento. El teatro existe en el momento y en el lugar en que se desarrolla, y nunca más
podrá volver a ser de la misma manera en que tuvo lugar la vez anterior. Cada gesto diferente,
cada respiración más agitada, cada verso diferido, cada respuesta en el publico se modifican con el
pasar de las representaciones. Y es allí donde cada función tiene su propia vida, y recorre su
propio camino, que al abrirse el telón, todavía es indefinido.




1
 ORDAZ, Luis. Personalidades, personajes y temas del teatro argentino. Serie homenaje al teatro argentino.
Tomo 1. 1ª ed. Buenos Aires: Inteatro, 2005. 65 p. ISBN: 987-9433-29-7
Elaboración del trabajo


Cuando nos ponemos del otro lado del escenario, y nos sentamos en la butaca, nos adentramos en
un mundo de ficción que muchas veces logra conmovernos y nos incita a creer en mundos
ficcionales, en mundos que no son. Pero como buenos espectadores establecemos una suerte de
complicidad con el actor que nos permite creer en esos mundos, involucrarnos en la historia y
hasta identificarnos con ella.

Como espectadora y fiel seguidora del teatro (en todas sus formas) surgió en mí la necesidad de
saber más sobre la magia que rodea al teatro, con todo ese proceso previo que desemboca en la
obra final. Este trabajo no intenta descubrir ni detallar la pre-producción de una obra teatral, sino
que a partir de una premisa principal, lograr un desarrollo que clarifique (o al menos lo intente)
algunos aspectos a tener en cuenta cuando nos enfrentamos al desarrollo teatral de cualquier
índole. Esa premisa es el desarrollo de las compañías teatrales en la Argentina.

De modo que este trabajo se nutre no solo de la investigación en base a distintas bibliografías, sino
también de personalidades que están inmersas en este mundo del que hablábamos
anteriormente, personalidades detrás del telón que día a día apoyan, enriquecen y acompañan el
teatro en nuestro país. Por su gran responsabilidad y dedicación sobre el tema, he utilizado su
conocimiento para poder enriquecer este trabajo.

Para la realización del mismo, utilicé como referencia la clase de Teatro dictada por
Dèbora Staiff y una entrevista que realicé en “La casa del teatro” a Raúl Brambilla,
director del “Instituto Nacional del Teatro” (ver anexo).
Primera Aproximación


Antes que nada, sería bueno preguntarse si el teatro es industria o no lo es.

Según el diccionario la industria “es el conjunto de procesos y actividades que tienen como
finalidad transformar las materias primas en productos elaborados, de forma masiva”2.

El concepto de “industria” hace un anclaje más en lo seriado, en lo repetido, en materias primas
que sufren un mismo proceso por el cual se obtiene un mismo producto repetidas veces.

Pero el teatro niega la perfección y lo igualitario. Si retomamos aquella idea de que el teatro es un
hecho artesanal en donde la centralidad es el hombre y su cuerpo, es imposible aplicar una idea
donde el concepto tiene que ver con productos masificados en donde todos consumen lo mismo.
Cada público, cada actor, cada representación, cada obra tienen sus cualidades particulares que
están presentes en el hecho teatral y que por lo tanto lo modifican y alteran.

Citando a Raúl Brambilla “El teatro es una función social fundamentalmente artesanal. Nunca
podés trasladar el hecho en vivo” (y por este motivo no se podría hablar de industria)



Agentes Principales


Los agentes principales en las compañías teatrales son: los actores, el autor, el director y el
productor.

El público merece una aclaración aparte.

“Sin actores no hay teatro. Los actores si no tienen autor, se convierten ellos mismos en autores y si
no tienen productor pueden hacerlo igual. Lo esencial es el actor” Raul Brambilla.

Esta aclaración que hace Raúl es necesaria ya que a pesar de que los agentes principales pueden
ser muchos más y variar con respecto a las distintas actividades escénicas, el actor es
imprescindible en cualquier obra teatral que se quiera llevar a cabo. En producciones más
pequeñas, o en el teatro independiente, a veces no es posible contar con figuras diferenciadas que
se responsabilicen y desenvuelvan un único rol. Por lo tanto, las responsabilidades se reducen a un
pequeño grupo de personas. Para que una obra teatral tenga lugar, solo hace falta un actor que la
interprete, todo lo demás dependerá del producto teatral que se quiera representar.

En cuanto a las compañías de teatro, los integrantes de las mismas pueden variar pero la
compañía en sí seguirá siendo siempre la misma. Esto quiere decir que las compañías que se
formen van a tener un conjunto de características definidas que las acompañarán a lo largo de la


2
    Extraído de http://es.wikipedia.org/wiki/Industria
historia: la necesidad de hacer teatro y de crear y acompañar un proyecto común, una identidad
sólida que les pertenece, asumir entre todos el riesgo creativo, el concepto de trabajo en equipo,
el arraigo a esa compañía creyendo en ella y en los proyectos que abarque, entre otros. Mientras
que la compañía exista, seguramente se mantendrán en ella quienes la fundaron y acompañaron
su crecimiento. Entonces, la figura del director pasa a ser un protagonista importante ya que
forma parte de la historia de la compañía por lo que se encuentra ya sumergido en sus proyectos.
Por otro lado, los artistas que la integran son más itinerantes.

El público es también un agente principal porque será quien determine si la obra teatral cumplió
con sus expectativas o no. Sin público no hay representación, no hay teatro. En definitiva, todo
artista trabaja para que su talento sea visto y reconocido por otros. El artista trabaja por el amor al
arte, pero también trabaja para el público. Es importante que, frente a un proyecto, se piense a
qué público se dirigirá. Hoy en día, estas investigaciones sobre el target a quien va dirigido el
producto son más comunes, porque le permiten al productor centralizar su proyecto en
determinadas características y exigencias con las que se debe cumplir. Son los espectadores
quienes mantienen y alimentan la pasión del teatro.

Productos


El producto final que se obtiene es la obra teatral. Ya sea en el teatro oficial, en el comercial o en
el independiente, más allá de su envergadura, el dinero invertido o la cantidad de personas que
formen parte del proyecto, el producto siempre será la representación teatral frente a un público.

De acuerdo a esto, los derivados pueden ser innumerables: cd’s con la música utlizada, dvd’s del
espectáculo, remeras, pósters, algún objeto que haya aparecido en la obra, libros, revistas. En fin,
cualquier producto que se relacione con la obra y que le permita al público sentir que se “está
llevando una parte de la misma”.

Factores Condicionantes


“Los factores históricos son los primeros factores que condicionan el desarrollo teatral en el país, y
lo condicionan de distintos modos porque en capital es una cosa, en Córdoba es otra, en Rosario
otra y en Jujuy es otra” Raúl Brambilla.

Continuando con lo que dice Raúl, los factores históricos siempre dejan una impronta que dejara
sus huellas a lo largo de los años. La historia y el pasado no se pueden negar, no solo porque
forman parte de lo que somos, sino también porque marcan las bases sobre las que luego se
asentaran las tendencias, “las nuevas formas de hacer”, lo creativo y lo innovador. Además, un
país con historia dentro del teatro es muy distinto a un país que no tiene tradición en la escena ni
en la experiencia teatral. En Argentina, y sobre todo en Buenos Aires- es bueno hacer esta
diferenciación, porque como dice Raúl, las experiencias en teatro son muy desiguales a lo largo de
todo el país- el teatro es una forma cultural muy importante, reconocido mundialmente.
             La primera representación que conoció Buenos Aires fue la del gran acto oficial, que estaría a
             cargo de un hombre que (…) hacía 30 años que vivía en tierras americanas. El vizcaíno Juan
             de Garay tenía por entonces 45 años y llevaba cumplidas ya, en el norte inmediato,
             importantes misiones militares de posesión y dominio para la lejana Corona.

             Varios días después de su llegada, al frente del numeroso elenco de segundones y extras con
             coloridas vestimentas de época y escoltado por un pendón y una bandera reales, subió hacia
             la Plaza de Armas, llamada Mayor (hoy Plaza de Mayo), en donde los utileros habían
             planteado el vigoroso tronco de árbol que simbolizaba el “rollo de la Justicia”.

             Una vez ocupado el escenario circular, que lo era, don Juan se colocó a la vera del rollo y
             realizo el accionar que luego recogerá el acta. Allí se expresa que Garay; en su tarea de actor
             principal, desenfundó su espada con destreza, dio varios mandobles al aire, cortó algunas
             briznas de hierbas y, con su voz engolada preguntó si había alguien que se opusiera al acto, y
             “…como nadie se opuso”, fundó la ciudad de Buenos Aires. Así consta. Si bien no cayó el
             telón final, porque el espectáculo se realizaba, como en los anfiteatros clásicos griegos, a
                            3
             cielo abierto.

Hacia fines del siglo XIX y principios del XX, ya teníamos tres géneros que nos identificaban como
argentinos (el sainete criollo-ganadero, la comedia costumbrista-urbana y el drama épico con
pregustación de tragedia) y luego la fundación del Teatro Nacional. Por supuesto que todavía
faltaba madurez y continuidad, pero la experiencia la irían trayendo los años.

Por otro lado, los factores económicos también influyen en cualquier sociedad a la hora de
consumir productos culturales. Cuando las economías se encuentran en crisis, el gran miedo de las
personas que trabajan en el ambiente del entretenimiento, es que las ganancias comiencen a
descender, producto de la baja en el salario de las personas. Por estas razones, se toman medidas,
como la disminución del precio de la entrada para que la baja de público no sea tan precipitada.

Los factores legislativos son cruciales en el mundo del entretenimiento ya que definen cómo será
la producción de obras creativas. Si las leyes no amparan una protección a la creación ni
retribuyen con dinero a los creadores de las mismas, la producción cultural se detiene. Por lo
tanto, las leyes deben fomentar la creación preservando a los artistas mediante la protección de
sus obras.

Lo que vive en un determinado momento una sociedad es clave a la hora de descubrir sus gustos y
hábitos de consumo. Los factores sociales que afectan (en mayor o menor medida, positiva o
negativamente) influyen en la manera en que la gente consumirá o no determinados productos.
Este factor se relaciona directamente con el estudio que se hará del espectador para desarrollar
una obra teatral o cualquier producto de entretenimiento.

La tecnología se adelanta más rápido que la mente de cualquier persona, por eso debe ser un
aliado del hombre. El hombre debe aprender a utilizarla volcándola en cosas creativas y
funcionales. En el teatro sucede lo mismo, los avances tecnológicos se ponen a disposición de las

3
 ORDAZ, Luis. Personalidades, personajes y temas del teatro argentino. Serie homenaje al teatro argentino.
Tomo 1. 1ª ed. Buenos Aires: Inteatro, 2005. 11 p. ISBN: 987-9433-29-7
necesidades de la escena misma para facilitarnos cosas, conseguir nuevos efectos, lograr más
dinamismo, entre otras cosas.

Mercado Interno


La realidad es que las compañías teatrales en Argentina no tienen un gran desarrollo. El Director
del Instituto Nacional del Teatro nos cuenta que esto se traduce, por un lado, en una pérdida del
trabajo en equipo. Para que una compañía funcione, debe contar con ciertas características que se
deben sostener a lo largo del tiempo, como el sentido de identidad, de desarrollo de ciudadanía y
de identificación. “Creo que se pierde la conformación de compañías porque es muy difícil de
sostener el colectivo teatral, el colectivo teatral se sostenía ideológicamente en una época en
donde era mucho más claro el sentido social”. Las personas aquí juegan un rol muy importante, ya
que –la conformación de compañías- depende de su propio impulso para desarrollar un espacio
de trabajo en el cual se pueda conformar una identidad y una energía apropiada para desarrollar
un proyecto en equipos de trabajo. Según Raúl, esta pérdida de trabajo en equipo se va
deshaciendo ya que los tiempos que corren marcan una forma de trabajo mucho más individual. Él
sostiene que actualmente, lo que le venden a las nuevas generaciones tiene que ver con un
producto televisivo, entonces nos acostumbramos a que se debe ascender más rápida y fácilmente
(y a la vez más fugaz), entonces ya nadie quiere trabajar desde “abajo” en, por ejemplo, una
cooperativa. Queda poca gente que sienta la necesidad de incorporarse a una cooperativa de
trabajo porque lo que le importa es hacer teatro. Y si no hay gente que sienta esta necesidad, no
habrá quien conforme ni impulse nuevos proyectos teatrales. “El ego del artista es muy grande, y
está bien que así sea, pero esto atenta sobre la formación de cooperativas”. Por otro lado,
Brambilla dice que en ciudades más grandes es más complicado que se formen nuevas compañías
ya que los artistas que quieren vivir solo del teatro, no se quedan en un solo grupo sino que
forman parte de distintas cooperativas. Pero el que esta en varios grupos termina sin estar en
ninguno, el sentido en si de compañía se pierde, y estamos de nuevo en donde empezamos.

En Argentina, las pocas compañías existentes son: La compañía de la comedia, en Córdoba; la
compañía de La Plata; “La hormiga circular”, de Río Negro. En Buenos Aires: “Libertablas”, “La
arena”, “Danza aérea”, “El ballet argentino”, “Grupo Catalinas”, “La isla”, “Periférico de objetos”,
“El choque urbano”, “De la guarda” (ahora “Fuerza Bruta”) y “El ballet contemporáneo”.

Raúl también señala, que, en general, no son reconocidas en el exterior por ser compañías, sino
más bien hay autores y directores que tienen renombre en otros países del mundo. Las compañías
conocidas en el exterior son “Fuerza bruta”, “El choque urbano” y “El ballet argentino”.
Mercado Externo


En el exterior, el desarrollo de compañías es muy distinto al desarrollado en Argentina. Hay
grandes compañías que tienen una gran tradición y que son reconocidas mundialmente como:
“Cirque du Soleil”, “Fura dels Baus”, “Compagnia TPO”, “Sunil Teatre”, entre muchas otras.

Si tomamos al “Cirque du Soleil”, podemos ver en esta compañía todas las peculiaridades de las
que hablábamos anteriormente. Guy Laliberté y Daniel Gauthier, eran dos canadienses con
experiencia como artistas callejeros que se propusieron reinventar el circo y fundaron el “Cirque
du Soleil”. De ser dos artistas callejeros, pasaron a ser dos empresarios de renombre que tienen
entre sus manos una de las compañías mas grandes del mundo. Su pasión, sus sueños, talento y
por sobre todo su trabajo, llevaron a su compañía a cautivar con sus historias a mas de 90 millones
de personas en mas de 200 ciudades de los 5 continentes. Actualmente, cuentan con 8
espectáculos en gira y 12 permanentes repartidos por todo el mundo. Entonces, un poco el
mensaje es, que todo se puede si se lo desea y si se trabaja para poder conseguirlo. La magia que
encierra el “Cirque du Soleil” (como tantas otras compañías) es una magia que en Argentina tal vez
se esté perdiendo, la magia de creer en algo y en hacer hasta lo imposible por conseguirlo. Es
interesante que los artistas argentinos aspiren alto, crean en su talento y en los proyectos que
puedan abarcar y logren vivir de su pasión, de aquello que mas les guste.

Financiamiento


Fuentes directas de financiación

      INSTITUTO NACIONAL DEL TEATRO
      Organismo rector de la promoción y apoyo de la actividad teatral en todo el territorio del país.
      Asimismo, se fomentan las actividades teatrales a través de concursos, certámenes, muestras y
      festivales; se otorgan premios y becas y se estimula la conservación y creación de espacios
      teatrales, a la vez que se difunde el conocimiento del teatro, su enseñanza, su práctica y su
      historia. 4


      FONDOS A LA CREACIÓN:

      IBERESCENA
      El Fondo Iberoamericano de ayuda Iberescena fue creado en noviembre de 2006 sobre la base
      de las decisiones adoptadas por la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno
      celebrada en Montevideo (Uruguay), relativas a la ejecución de un programa de fomento,
      intercambio e integración de la actividad de las artes escénicas iberoamericanas.




4
    Instituto Nacional del Teatro. Disponible en: http://www.inteatro.gov.ar/2008/
      Iberescena a través de estas convocatorias, pretende promover en los Estados miembros y por
      medio de ayudas financieras, la creación de un espacio de integración de las Artes Escénicas.5


      FONDO METROPOLITANO DE CULTURA
      Es un programa que tiene por objetivo el financiamiento total o parcial de proyectos,
      programas, actividades e iniciativas de fomento, ejecución, difusión y conservación de las artes,
      las ciencias, el patrimonio cultural en sus diversas manifestaciones y la infraestructura cultural.
      El Fondo Metropolitano de cultura cuenta con siete líneas de subsidios.6

      PROTEATRO
      El Instituto para la Protección y Fomento de la Actividad Teatral no oficial de la Ciudad de
      Buenos Aires (Proteatro) otorga subsidios para Salas, Grupos Teatrales Estables o Eventuales y
      Proyectos Especiales. 7

Fuente indirecta de financiación

      LEY DE MECENAZGO
      El régimen permite a las empresas y comercios que tributan en la Ciudad de Buenos Aires
      destinar parte de lo que pagan en concepto del Impuesto Sobre los Ingresos Brutos
      directamente a proyectos culturales declarados de interés por el Consejo de Promoción
      Cultural y aprobados por el Ministerio de Cultura. La clasificamos como fuente indirecta de
      financiación ya que es en base a un proceso de deducción impositiva de personas físicas y/o
      jurídicas, es decir, que implica que luego el que obtiene la aprobación del proyecto debe
      trabajar para conseguir los fondos.8


Leyes


Las leyes que regulan la actividad teatral se encargan de fomentar el teatro, además de sentar los
límites necesarios para el buen desenvolvimiento de las personas implicadas en el mismo.

 En el ámbito general, la LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL (Ley 11723) sistematiza y expone las
facultades y obligaciones de los autores para con sus obras. En teatro, el ente regulador es
Argentores, cuyo objetivo es “la protección legal, tutela jurídica y administración de los derechos


5
    Iberescena. Disponible en: http://iberescena.org/
6
 Fondo Metropolitano de cultura, las artes y las ciencias. Disponible en:
http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/fondo_cultura/
7
    Proteatro. http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/teatro/presentacion.php?menu_id=10291
8
 Ley de mecenazgo. Disponible en:
http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/mecenazgo/preguntas.php?menu_id=24305#a
de autor y, a través de estas acciones, el enaltecimiento de la producción del autor destinada al
teatro, cine, radio y televisión”9

En un ámbito más específico, LA LEY NACIONAL DEL TEATRO (Ley 24.800) “tiende a la satisfacción de
una necesidad general, cultural, de la Nación (…) es una ley de fomento del desarrollo teatral
entendido como beneficio general a la población, como una parte de los servicios públicos que
debe proveer el Estado (…) La ley Nacional 24800 crea, a estos fines, un Instituto Nacional del
Teatro <<como organismo rector de la promoción y a poyo de la actividad teatral>>”10.

Por otro lado, la LEY DE MECENAZGO se encarga principalmente de “fomentar el aporte privado a la
cultura a través de beneficios fiscales, inspirados en la idea de que el fomento de la cultura es una
inversión necesaria para el desarrollo social de la comunidad”11

Tendencias


Hoy en día, las tendencias están directamente ligadas al desarrollo de las nuevas tecnologías
existentes y de las que se están por desarrollar, como asi también de las expectativas del público.
A continuación, intentaremos realizar un listado de algunas de las tendencias que se pueden ver
sobre el escenario teatral:

          Recuperación de salas

          Venta de merchandising

          Hibridación de géneros

          Espectáculos con imágenes en 3D

          Espectáculos con agregados audiovisuales

          Uso de tecnologías mecánicas para cambiar la escenografía

          Salas teatrales que no responden a los modelos tradicionales (teatro a la italiana)

          Proliferación del teatro basado en el actor




9
    Pàgina oficial de Argentores. Disponible en: http://www.argentores.org.ar/
10
     Instituto Nacional del teatro: Ley Nacional del teatro, nº 24.800 y Decreto Reglamentario nº 991/97.
11
  Gobierno de la ciudad de Buenos Aires:
http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/mecenazgo/preguntas.php?menu_id=24305#b
Tendencias de las compañías teatrales:

      Participar de los distintos subsidios y ayudas que otorgan los distintos entes

      Participación de los artistas más efímera

      Participación del publico en el espectáculo

      Incorporación de distintos géneros (canto, danzas, actuación, números de destreza,
       etcétera)

      Requieren de artistas que posean mayores destrezas y aptitudes



   “El aspecto fundamental del teatro está en el hecho vivo, todo lo otro que puedas
     imaginar, ya sea digital o mecánico, está para apoyar el trabajo humano. Nunca
    reemplazarlo, si lo reemplaza completamente deja de ser teatro”. Raúl Brambilla
          ANEXO 1 - Entrevista


Instituto Nacional del Teatro – Director Raúl Brambilla

INTRODUCCIÓN

    1. ¿Cuál es tu labor dentro del Instituto Nacional del teatro?
       Raúl Brambilla: Mi labor en el Instituto es la de Director Ejecutivo. Básicamente nos
       encargamos de las políticas del consejo, impulsar planes de subsidio y el fomento del
       teatro en todo el país.
    2. ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?
       RB: Estoy trabajando en tres: un plan de infraestructura de salas para el país, un circuito
       anual más importante de todo el país “el país en el país” y un circuito de teatro desde
       Jujuy hasta Ushuaia.
    3. Tu carrera comenzó como actor ¿A qué dificultades se enfrenta un actor cuando decide
       dedicarse completamente a su pasión, actuar?
       RB: Todas. No es un país que tenga elencos estables para insertarse. El trabajo del actor en
       teatro es bastante esporádico, es muy difícil vivir salvo que estés en una compañía
       estable. A medios como la televisión y el cine siempre es complicado llegar. Hace falta
       talento, pero una gran cuota de suerte. Es una maravillosa profesión y muy estresante a la
       vez. Hoy tener trabajo no es fácil para nadie, pero el actor sin trabajo es casi una condición
       histórica. Es más fácil no tener trabajo que tenerlo.

TEATRO EN BUENOS AIRES

    4. ¿Cuáles son los agentes principales que forman parte del ámbito teatral?
       RB: El teatro es una función social fundamentalmente artesanal. Nunca podés trasladar el
       hecho en vivo.
       Los agentes principales son el autor y el productor. También el director y los actores. Son
       todos esos factores juntos, no se puede prescindir de ninguno. Sin los actores no hay
       teatro. Los actores si no tienen autor, se convierten ellos mismos en autores y si no tienen
       productor pueden hacerlo igual. Yo lo invertiría. Lo esencial es el actor pero son mano a
       mano.
    5. ¿Qué factores determinan o condicionan el desarrollo teatral en Argentina?
       RB: Son muchos. Hablar de Argentina no es justo porque sería dar por sentado que este ha
       sido siempre un país federal con una distribución equitativa y no es así. Es un país muy
       distinto, la mayor concentración de riqueza, de desarrollo y de población está en Buenos
       Aires, esto ha ido en detrimento de las provincias, sobre todo de las provincias periféricas.
       Esto indica que evidentemente dentro del campo del teatro hay un menor desarrollo
       porque hay una menor tradición. Entonces, los factores históricos son los primeros
       factores que condicionan el desarrollo teatral en el país, y lo condicionan de distintos
       modos porque en capital es una cosa, en Córdoba es otra, en Rosario otra y en Jujuy es
    otra. No se puede medir todo con la misma vara. Y creo que el factor determinante para
    equilibrar esto, en estos diez años, es una gran tarea que queda para el futuro es el
    trabajo del Instituto. El Instituto lo que está tratando de hacer es fomentar teatro donde
    no lo hay y tratar de desarrollarlo en donde está incipiente. Al mismo tiempo, debe seguir
    apoyando en aquellos lugares en donde hay teatro, como en este caso.
6. ¿Cuáles serán los beneficios de la Ley de Mecenazgo en el ámbito teatral?
    RB: Si se aplica bien son interesantes como para cualquier otra rama del arte. Que las
    empresas puedan derivar impuestos en subsidios culturales me parece que es una muy
    buena idea. Si se aplica bien, me parece que las ventajas van a ser muchas.
7. Además de la Ley del teatro y la Ley de mecenazgo ¿qué otras leyes amparan y regulan
    la actividad teatral?
    RB: Fundamentalmente esas son las bases. Por extensión, también podés tener la ley de
    propiedad intelectual porque tiene mucho que ver con lo autoral. En teatro, el ente
    regulador es Argentores.
8. ¿Cuáles son los beneficios de tener una producción teatral sólida, amparada por leyes y
    medidas de fomento?
    RB: Muchísimos. Ayudan fundamentalmente a la producción. Producir teatro es caro, es
    complicado. Aparte, el hecho de que haya subsidios para redes de teatro, para giras, para
    salas, hace que la actividad tenga oxígeno. Sin subsidios los números no cierran.
9. ¿Cuáles son las tendencias en el teatro, ya sea en Argentina o en el exterior?
    RB: Esto de las tendencias es cada vez más efímero. El mundo avanza muy rápido, las
    cosas cambian muy rápidamente y las tendencias duran muy poco. Mas que nada estamos
    en un momento cultural en que hay mixtura, el famoso remix que se hace en la música de
    algún modo también lo hereda el teatro porque hoy hablar de géneros tan determinados,
    esa clasificación que necesitan hacer los investigadores para ver hacia adónde enfocan, en
    el campo de la práctica es más complejo. Yo creo que hay una tendencia grande impuesta
    por las posibilidades y esta tendencia tiene más que ver con lo formal que con lo
    conceptual , con lo profundo, con lo contextuado y porque implica un teatro bastante
    desprovisto, un teatro liviano, liviano en el sentido de producción, no en el sentido de su
    contenido. Generalmente hay una gran proliferación del teatro basado en el actor tal vez
    en el concepto estético esté supeditado a las condiciones fácticas. Yo voy a un lugar y hago
    teatro de acuerdo a las posibilidades que tengo en ese lugar. Y esto también influye un
    poquito en un mayor desarrollo estético, una propuesta más profunda. Yo creo que la
    tendencia deviene un poco de las posibilidades.
10. Y con el advenimiento de las nuevas tecnologías ¿qué tendencias se imponen?
    RB: Hay claro una incorporación de tecnología, vos vas a ver una pieza en calle Corrientes,
    en donde antes entraban dos maquinistas a correr la escenografía, hoy la escenografía
    entra sola por nuevos mecanismos. Esto ayuda a tener nuevos hallazgos en las puestas.
    También he visto un espectáculo que tiene imágenes en 3D. Al teatro le cuesta un poco
    absorber tecnología de otras ramas, le cuesta encontrar el tiempo para que eso encaje. Es
    una actividad profundamente artesanal. Hace muchos años uno iba a ver una pieza en
    Nueva York y todas, absolutamente todas eran cortadas por la misma tijera,
       tecnológicamente hablando. Las comedias musicales las cosas entraban y salían solas y
       hoy lo tenemos acá también, claro. La incorporación de nuevas tecnologías no resulta
       fundamental. No hay ninguna tecnología que le cambie el aspecto fundamental al teatro.
       El aspecto fundamental del teatro está en el hecho vivo, todo lo otro que puedas imaginar,
       ya sea digital o mecánico, está para apoyar el trabajo humano. Nunca reemplazarlo, si lo
       reemplaza completamente deja de ser teatro. Cuando el teatro se parece mucho al cine
       decís: ¡por qué no hicieron una película?
   11. ¿En qué posición ve a la Argentina en cuanto a producción teatral con respecto al resto
       del mundo?
       RB: Hay una gran consideración por el teatro Argentino ya que tiene un nivel de
       producción altísimo.
   12. Gran parte de las producciones teatrales surgen en Buenos Aires ¿qué sucede con el
       resto del país?
       RB: Hay actividad teatral en todo el país con distinto desarrollo, distinta idea de público,
       con distinta inserción social. Buenos Aires es un lugar donde el teatro está completamente
       injerto dentro del tejido social, puede repetirse esto en un par de ciudades más, pero en
       ninguna otra. El resto hay que empujar para que se enteren de que hay teatro, trabajar
       mucho con la calidad, hay muy distintos niveles.
   13. Los proyectos para fomentar el teatro ¿De dónde surgen? ¿Quién los impulsa?
       RB: Nosotros tenemos el deber de pensar qué podemos hacer
       Generamos planes, subsidios, giras, festivales. Todo lo que se nos ocurre y nos resulte
       factible lo hacemos. La forma clave de que el teatro crezca es llegar al público. El público
       tiene que empezar a demandar teatro. Cuando el público empieza a demandar teatro
       quiere decir que en ese lugar el teatro está vivo.

LAS COMPAÑÍAS TEATRALES EN BUENOS AIRES

   1. ¿Cuáles son las compañías más conocidas en Argentina?
      RB: No tiene casi compañías. Ya van desapareciendo los grupos conformados. Compañías
      estables hay algunas que dependen del estado, no más. Pero no son las más conocidas a
      nivel nacional. Más bien hay nombres, más que grupos. Se ha perdido un poco de la
      conformación de compañías. Esto también tiene que ver con los tiempos, los tiempos
      marcan esa forma mucho más individual.
      Creo que se pierde la conformación de compañías porque es muy difícil de sostener el
      colectivo teatral, el colectivo teatral se sostenía ideológicamente en una época en donde
      era mucho más claro el sentido social. Hoy, lamentablemente, yo no digo en este país,
      digo que en el mundo el llamado progreso y el llamado… hay que tener cuidado con todo
      eso porque se va perdiendo la noción de solidaridad y la noción de trabajo en equipo. El
      trabajo en cooperativa es esencial para el desarrollo de los grupos de teatro. No hay 3 o 4
      grupos o 10 en todo el país.
      Las compañías deben tener sentido social, identidad, desarrollo de ciudadanía y de
      identificación.
     Es complicado, cuando a vos te venden el mundo de hoy como un producto televisivo,
     esto sucede en las nuevas generaciones que decías “yo quiero estar ahí en ese mundo
     televisivo” entonces no se ponen a trabajar “desde abajo” con una cooperativa en un
     trabajo que tiene mucho más que ver con un sentido social que con que yo empiece como
     actor. Incorporarme a una cooperativa de trabajo cuando en realidad lo que me importa
     es hacer teatro. Y quiero tener un equipo q haga teatro y no me interesa ser una estrella
     yo. Esto ha sido así, hoy está muy acentuado. Esto atenta el trabajo. El ego del artista es
     muy grande, y está bien que así sea, pero atenta creo que las condiciones del mundo de
     hoy (y hay que trabajar mucho sobre eso) atentan sobre la conformación de las formación
     de cooperativas.
     Para ciudades más chicas tal vez sea más posible. En ciudades más grandes es mas difícil
     porque en la medida que la gente quiera vivir de eso, quedarse en un solo grupo es
     complicado. Entonces se dividen los trabajos, y hoy actores que hacen 3 o 4 obras al
     mismo tiempo en distintos días, es muy difícil controlar un grupo de ese modo. Si está en
     un grupo está en 4 grupos, y entonces no estas en ninguna. No hay un desarrollo por
     detrás puntual de hacer esa obra.
2.   ¿Cómo se financian? ¿Qué tipos de apoyo reciben? ¿A quién pueden acudir estas
     compañías para recibir apoyo?
     RB: Hay compañías que dependen totalmente del estado, como la compañía comedia en
     Córdoba o como la de la Provincia en buenos aires. Después hay otras cooperativas de
     trabajo, por ejemplo “La hormiga circular”, de Rio Negro, viven de eso y es una
     cooperativa de trabajo independiente, se financian ellos mismos. Digamos, tienen
     financiamiento del Estado y nuestro, la sala tiene subsidio y también tienen subsidio como
     actividad de grupo. Esto no les alcanza. Pero ellos generan toda una red de trabajo.
     Entonces, hacen funciones en los colegios, en su propio teatro, etcétera. Ellos son un gran
     ejemplo, eso se llama realmente una cooperativa de trabajo.
     Acá en Buenos Aires está la gente de “Libertablas”.
     Estas compañías tal vez, sin el apoyo del Estado, podrían solventarse por si mismas pero
     requiere muchísimo trabajo y muchísima dedicación.
3.   ¿De qué manera se hacen reconocidas en el ambiente teatral?
     RB: Trabajando, presentando espectáculos, manteniéndose en cartel, haciéndose un
     prestigio, llegando al público, haciendo cosas de calidad.
4.   ¿Qué dificultades encuentran a la hora de emprender un proyecto propio?
     RB: Emprender un proyecto propio es muy difícil. Lo primero son los problemas
     económicos (conseguir subsidios), luego sostener a la gente en mismo grupo, y además
     dificultades prácticas (conseguir lugares para ensayar, para hacer funciones).
     El que esta trabajando en esto sabe que son dificultades normales, que hay que
     enfrentarlas y superarlas.
5.   Estas compañías ¿tienen una presencia importante en el resto del mundo?
     RB: Compañías conformadas no, hay autores y directores que tienen renombre en el
     exterior.
6.   ¿De qué manera se puede incentivar la creación de compañías en Argentina?
RB: En primer lugar, tratando de que la gente de teatro se entere de estas compañías que
te acabo de mencionar como cooperativas de trabajo, que pueden vivir de eso, que
pueden tener apoyo del Estado como tales y que de algún modo se vaya detrás de ese
modelo. La decisión siempre viene de la gente. También depende la necesidad de formar
cooperativas de trabajo y de formar compañías, si no las tenés, y pretendes formar una
carrera individual, nunca vas a formar parte de la compañía. Incentivar es importante para
mostrar los beneficios de pertenecer a un grupo. Creo q estos grupos que te mencioné
anteriormente pueden hablar de lo que ha sido el resultante de su trabajo.
Y si esto se puede trasladar a los demás, y sobre todo jóvenes mucho mejor. La compañía
requiere mucho esfuerzo de trato humano.
Al mismo tiempo también te da una identidad, te da una contención, y además se aprende
algo que es fundamental: trabajar en equipo. El teatro es trabajo en equipo, así seas el
actor mas individualista del mundo. Cuando montás una obra, tenés un equipo. Así hagas
un monólogo. Tenés el que hace las luces, el que monta el escenario, siempre hay un
equipo. Es un trabajo artesanal que no se puede hacer solo. Si integrás una compañía
desde joven te ayuda a entender esto de entrada. Hacerlo solo es imposible.

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:28
posted:6/9/2010
language:Spanish
pages:16