Comunicado sobre la fosa clandestina en Taxco by Dasyatis

VIEWS: 100 PAGES: 3

									 COMUNICADO SOBRE LA FOSA CLANDESTINA DESCUBIERTA
             EN EL MUNICIPIO DE TAXCO

Ante el descubrimiento por parte del Ejército Mexicano de una fosa clandestina
dentro de un respiradero en la mina de la Concha, en un voladero ubicado en San
Francisco Cuadra, cerca de Cacalotenango, municipio de Taxco de Alarcón, nos
dirigimos al Pueblo de Guerrero para manifestar lo siguiente:

1.- La existencia de esta fosa es apenas un botón de muestra de los recursos y
diversos mecanismos que han generado los responsables de la violencia social en
Guerrero y en país para tratar de esconder a sus víctimas y mantenerse en la
impunidad. La institucionalización de un estado policíaco-militar bajo el pretexto
de la lucha contra la delincuencia organizada es una realidad que padece el
pueblo mexicano. Con el ejército y policía federal en la calles se ha intensificado y
recrudecido la represión como política de seguridad, extralimitando
inconstitucionalmente el fuero a soldados y policías; con lo cual, el Estado otorga
total impunidad a los responsables materiales e intelectuales de este tipo de
crímenes.

2.- Nosotros no podemos afirmar, como lo han hecho diversos medios y algunas
autoridades, si esta es una “narcofosa” o no; lo que si llama nuestra atención es
que para llegar a ella se utiliza un camino muy transitado que llega incluso a un
centro turístico muy recurrido y se pasa por un Módulo de Vigilancia de la Policía
Municipal, lo que nos hace pensar que no es posible que haya pasado
desapercibido para las autoridades y que no hayan detectado el movimiento que
implica trasladar y depositar ahí la cantidad de cadáveres que se ha manejado en
los medios. Esto no puede explicarse si no es por la omisión, complicidad o
incapacidad de las autoridades

3.- Conforme a la información que se ha manejado en algunos medios de
comunicación, entendemos que el motivo de la difusión de la existencia de esta
fosa, se debió a que el Ejército Mexicano buscando a uno de sus miembros
desaparecido recientemente, localizó a un grupo delictivo, el cual le dio la
información de su existencia y ubicación, lo que nos indica que esta acción no es
resultado directo ni de la llamada “Guerra contra el narcotráfico” ni mucho menos
de la investigación para dar con el paradero de ciudadanos reportados como
desaparecidos, como es el caso de los que reclamamos en nuestro Comité. Ni
siquiera de la búsqueda en su momento del director del penal de Iguala,
finalmente ahí encontrado. Al respecto exigimos que se realice una investigación
seria y se transparente la información sobre los verdaderos responsables y no se
tiendan cortinas de humo para exculpar a nadie de quienes puedan resultar
responsables o estar coludidos.
4.- La afirmación que se ha hecho por parte de las autoridades en los medios,
acerca de que se trata de una “narco fosa”, implicaría que los cuerpos de las
víctimas ahí hallados corresponden a narcotraficantes y no a ciudadanos
inocentes desaparecidos como los que reclama en principio nuestro Comité. De
cualquier forma exigimos respeto para las víctimas ahí encontradas y que no se
les califique antes de saber quiénes son realmente y hasta conocer las causas de
su sacrificio.

5.- Por lo anterior, consideramos que el llamado de las autoridades a los familiares
de personas que se están reclamando como desaparecidos, es, por lo menos,
irreponsable porque los incrimina como delincuentes sin mayores pruebas. Es
indignante que el gobierno no solo no entienda o no quiera entender que no todos
los desaparecidos son delincuentes y que existe un fenómeno social que debe
reconocerse, atenderse y resolverse: la desaparición forzada y la ejecución
extrajudicial de ciudadanos inocentes. Por ello exigimos que se haga un manejo
serio y responsable de los restos encontrados, es necesario respetar a los
muertos y a los vivos que se han visto afectados en sus derechos fundamentales,
en especial de la libertad y de la vida y no exponer a sus familiares a la
estigmatización, criminalización ni a la agresión.

6.- Como familiares de las víctimas que reclama nuestro Comité, nos negamos a
poner en riesgo nuestra estabilidad emocional, exponiéndonos al trasiego
indiscriminado de restos humanos y a la sospecha, incriminación o aparente
aceptación de que buscamos delincuentes. En principio nosotros no buscamos
restos, buscamos a nuestros familiares y amigos vivos: ¡PORQUE VIVOS SE LOS
LLEVARON Y VIVOS LOS QUEREMOS!

7.- Como desde el inicio de nuestra lucha, emplazamos al Gobierno del Estado a
que de manera inmediata informe sobre el problema de la violencia, la inseguridad
pública y la violación de los derechos humanos en Guerrero, que incluya de
manera clara las acciones, compromisos y plazos para localizar a los
desaparecidos, así como la aprehensión y castigo a los culpables de los
asesinatos que denunciamos. Que de igual manera en éste informe señale las
acciones y compromisos para poner un alto definitivo a la violencia y a la
inseguridad y restablecer la paz social en base al respeto de los derechos
ciudadanos.

8.- En particular, como lo hicimos ya desde hace 3 años, exigimos que se realicen
los estudios de ADN a todos los miembros de nuestro Comité, así como estudios
científicos de los restos para cotejarlos de manera responsable cuando sea
necesario, pues nos interesa hacer patente que nuestros familiares pueden estar
vivos. Como lo hemos señalado en denuncias anteriores, esta no es la primera
fosa clandestina de la que se ha hecho pública su existencia y seguramente no
será la última. De nuestra parte seguimos esperando la información de los restos
encontrados cerca de un Centro Comercial del Sur de la ciudad de Chilpancingo
en el mes de diciembre del año pasado.
9.- Reiteramos nuestra petición de audiencia al Gobernador del Estado y nuestra
iniciativa de que se implemente un Plan de Búsqueda para dar con el paradero de
los ciudadanos desaparecidos y se haga justicia a las personas asesinadas que
por ahora reclamamos, que son Jorge Gabriel Cerón Silva, Ludwig Hernández
Cisneros, Rafael Ramírez Benítez, Pedro Salgado Mora, Cuauhtémoc Román
Navarro, Rodrigo Camacho Rodríguez, Artemio Soroa Brito, Dionisio Rodríguez
Jiménez, Víctor Manuel Rodríguez Jiménez, Inés Mendoza Salgado, Erick Isaac
Molina García, Ma. Guadalupe Tolentino Pérez, Diana Edith Sotelo Ramírez,
Odimando Espino Núñez, Roberto Crescencio Cruz, Roberta Naves Casarrubias,
Sergio Ramírez Miranda, José Guadalupe Delgado Martínez, Pedro Benítez Vara,
Jesús Bello Moreno, Salvador Nava Torres y Romeo González Castrejón y el
esclarecimiento de los asesinatos de Roberto Arcos Catalán, Carlos Edmundo
López Parra, Miguel Ángel Gutiérrez Ávila, Bertín y Alejandro García Cortes y
Rogelio García Valdovinos.



       ¡PORQUE VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

                    ¡DESAPARECIDOS PRESENTACION!

           ¡CASTIGO A LOS CULPABLES DE LOS ASESINATOS!

   ¡JUSTICIA, LIBERTAD Y RESPETO A LOS DERECHOS CIUDADANOS!



                                        Chilpancingo, Gro. a 4 de junio del 2010

								
To top