Docstoc

otras_charreria

Document Sample
otras_charreria Powered By Docstoc
					1
                                          2




           Directorio




      Lic. Juan José León Rubio
Gobernador del Estado de Aguascalientes



   Sr. José Antonio Reynel Betanzos
   Coordinador General de Asesores



     Mtro. Víctor Moreno Ramos
  Coordinador de Educación y Cultura



         Diseño e Impresión
       Dirección de Informática
   3




Índice


Presentación                                                     Capítulo VIII. Patria, mujer y caballo: Escaramuza charra
Introducción
                                                                 Capítulo IX. Allá en la hacienda y los ranchos
Capítulo I. Política deportiva del Gobierno del Estado           I. Las haciendas de Aguascalientes
(1998-2004)                                                            Por: Juan Humberto Cervantes Moreno
I. Plan Estatal de Desarrollo 1998-2004                          II. El rancho y el ranchero
II. Acciones de Gobierno del Estado                              III. Jaripeos
     1. Obra pública deportiva para los aguascalentenses         IV. El Encierro
     2. Nuevas instalaciones
III. Aguascalientes, sede de eventos deportivos                  Capítulo X. El deporte nacional en Aguascalientes
IV. Rehabilitación y transformación de la Villa Charra           I. Contexto socioeconómico
                                                                 II. Asociación Nacional de Charros de Aguascalientes
Capítulo II. Las actividades físicas y deportivas en la          III. Asociación de Charros de Aguascalientes: 12 de oc-
época colonial                                                        tubre de 1946
I. Antecedentes                                                        1. Reunión histórica
II. Influencia del Medievo, Renacimiento e Ilustración                 2. Primera directiva
III. Charrería y jaripeo                                         IV. Primer acto y primer festejo
IV. Las corridas de toros                                        V. Segundo acto
                                                                 VI. Primera reina
Capítulo III. Los Altos, la cuna mítica                          VII. Primera salida
                                                                 VIII. Fecha inolvidable: 12 de octubre de 1946
Capítulo IV. Historia de la charrería en México                  IX. Primer terreno
I. Conceptos de charro                                           X. Primeros coleaderos
II. Figura del charro                                            XI. Donación de terreno y colocación de la primera piedra
III. Charros de antaño: rurales, chinacos y los nuevos charros   XII. Marco jurídico 1950
IV. La ganadería, la hacienda y el herraje del ganado            XIII. Primeros benefactores
V. Tipología de la vida del rancho                               XIV. Primera visita de la Federación Nacional de Charros
VI. Los menesteres del charro                                    XV. Primera competencia
                                                                 XVI. Primer evento en el Rancho del Charro
Capítulo V. Deporte Nacional
                                                                 Capítulo XI. Bodas de Plata: 1946-1971
Capítulo VI. Las Asociaciones                                    I. Eventos conmemorativos
I. La Asociación Nacional de Charros                             II. Comida por el XXV aniversario
II. Nacimiento                                                   III. Misa en la capilla de Guadalupe
III. La Federación                                               IV. Cena en Viñedos Ribier
IV. Charros notables                                             V. Jaripeo de gala
V. Tres visiones artísticas del tema campirano                   VI. Presidentes
      1. Luis G. Inclán y su gran vitalidad                      VII. Las reinas
      2. Castro, la excelencia del detalle                       VIII. Primera Escaramuza Femenil
      3. México, Posada y el charro                              IX. Reconocimientos
                                                                 X. Homenajes
Capítulo VII. Escuela y transmisión de la charrería              XI. Preseas
                                                                                                                   4




Capítulo XII. XXX Congreso y Campeonato Nacional            XI. Octavo Campeonato Nacional Charro por Invitación
Charro 1980                                                     San Marcos 2002
I. Vocalía                                                  XII. Primer Campeonato Nacional Charro Copa México
II. Integrantes charros 1980                                    2003
III. Expresidentes
                                                            Capitulo XVIII. Belleza y mexicanidad: las reinas cha-
Capítulo XIII. Bodas de oro: 1946-1996                      rras
I. Eventos                                                  I. Primera Reina de los Charros 1946
II. Charreadas conmemorativas                               II. Reinas por designación
III. Mañana se cumplen 50 años de entusiasta labor charra   III. Reinas por coronación
IV. Homenaje al Profr. J. Refugio Esparza Reyes             IV. Reina por las Bodas de Plata
V. Asociaciones                                             V. Reina del XXX Congreso y Campeonato Nacional
                                                                 Charro 1980
Capítulo XIV. Las Escaramuzas de Aguascalientes             VI. Reinas contemporáneas
I. La Asociación Femenil: primera Escaramuza                VII. Reina por las Bodas de Oro 1946-1996
      1. Primeros actos y festivales                        VIII. Reinas de transición de siglo XX-XXI
      2. Entrega de reconocimientos
II. Escuela y tradición en la Villa Charra                  Capítulo XIX. El primer lienzo charro
      Por: Víctor Muñoz González                            I. Antecedentes
III. Escaramuza “Las Pavas”                                 II. La primera catedral: Rancho del Charro
      Por: Victoria Topete Mier                             III. La charrería universitaria
IV. Escaramuza “La Sanmarqueña”                                   1. Traspaso del Lienzo Charro a la Universidad
      Por: Alejandra Alonso Ibarra
V. Escaramuza “Las Palomas”                                 Capítulo XX. La Villa Charra
      Por: Julieta Jiménez Castillo                         I. Construcción
VI. Escaramuza “Las Nazarenas”                              II. Marco jurídico y administrativo
                                                            III. Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes”
Capítulo XV. La gloria deportiva de la charrería
                                                            Capítulo XXI. El cuaco
Capítulo XVI. Historia hemerográfica                        I. El caballo en la historia
                                                            II. El caballo
Capítulo XVII. Reseña contemporánea                         III. Caballos y jinetes famosos
I. Charros de Aguascalientes cambia de mesa directiva       IV. Pintas de caballo
II. Feria Nacional de San Marcos 1990                       V. Caballo ideal para la charrería
III. Campeón Charro Completo de la zona Centro-Bajío
IV. Arranca el 4o. Campeonato Nacional 1993                 Capítulo XXII. Las suertes en la charrería
V. Torneo Charro en la Feria Nacional de San Marcos 1995    I. Antecedentes
VI. Torneo Nacional de Escaramuzas, Aguascalientes 2000     II. La fiesta charra
VII. Torneo Charro Constitución 2000                        III. El Lienzo
VIII. Día del Charro                                        IV. Suertes de la charrería
IX. Torneo Milenario del Fénix                              V. Colofón de la fiesta charra
X. Torneo de la Amistad 2001, Aguascalientes
   5




Capítulo XXIII. Folklore y literatura                3. Desfile deportivo del 20 de noviembre
I. La poesía                                         4. Desfile de Primavera del 25 de abril
II. La música
III. Los corridos                                 Capítulo XXVII. Testimonios
IV. El cine y la música                           I. Leoncio Jiménez Díaz
V. Refranes y dichos                              II. Don Roberto Ibarra Mora
VI. Leyendas hechos verso y prosa                 III. Javier Rodríguez Urzúa
VII. Plegaria del caballo                         IV. Gabriel Arellano Guerra
VIII. El Credo charro                             V. Asunción Poblano Olmos
      1. Los mandamientos del charro              VI. Don Chon Poblano
      2. Mandamientos del lazador y el coleador         Por: Verónica Yadira Tiscareño López
      3. Brindis del charro                       VII. Fernando Topete Ceballos
      4. A mi padre charro                        VIII. José Luis Ibarra Rodríguez
      5. A mi nieto                               IX. José Aurelio Ponce Guzmán
      6. Tipos de charros                         X. Tradición, familia y charrería: familia Berúmen Ramírez
      7. Sinónimos de charro                      XI. Guillermo Ochoa Aréchiga
      8. A los jueces de la charrería             XII. Lucrecia Magdalena Rodríguez Muñoz
IX. Tequila, comida y música                      XIII. Carolina Berúmen, sangre de campeona
                                                  XIV. José Luis Osornio Ríos
Capítulo XXIV. El ajuar y el atuendo charro       XV. José Guadalupe de Luna López
I. El ajuar charro                                XVI. Manos de seda: Angelita Ramos
II. El atuendo charro                                   Por: Ramón y Víctor Moreno Ramos
III. Atuendo de faena                             XVII. Añoranza de una vida campirana
IV. Atuendo de media gala                               Por: Eliseo Ruvalcaba Ruvalcaba
V. Atuendo de gala                                XVIII. Mundo charro
VI. Atuendo de gran gala                                Por: José Rivera Mota
VI. Atuendo de etiqueta                           XIX. La charrería: cuestión de enfoques
                                                        Por: Víctor Manuel Rodríguez García
Capítulo XXV. Las celebraciones religiosas        XX. Un charro cristero: Salvador Lara Puente
     Por: Verónica Yadira Tiscareño López         XXI. Los charros de Encarnación de Díaz: parte del lega-
I. La boda charra                                        do charro de Los Altos de Jalisco
II. XV años                                             Por: Anett Álvarez Ramírez
III. Primera comunión
                                                  Capítulo XXVIII. Reseña Bibliográfica
Capítulo XXVI. Presencia de los charros             Por: Carlos Torres Carrillo
I. Peregrinaciones y cabalgatas
     1. Virgen de Guadalupe                       Capítulo XXIX. Congreso y Campeonato Nacional
     2. Virgen de la Asunción                     Charro 2004 "Felipe González González"
     3. Cabalgata a San Juan de los Lagos
II. Los desfiles                                  Bibliografía, archivos hemerográficos y créditos foto-
     1. El desfile charro                         gráficos
     2. Desfile cívico del 16 de septiembre
6
7
8
   9




Presentación


         Las actividades campiranas en Aguascalientes, a     aniversario de la creación de la Asociación de Charros
través de su historia, han tenido gran preponderancia, a     de Aguascalientes, se le impone el nombre de un desta-
tal grado que desde la presencia del ganado caballar,        cado gobernador, el profesor J. Refugio Esparza Reyes.
ovino y caprino, y en la época de la Colonia, los hom-              El Gobierno del Estado de Aguascalientes, en apo-
bres del campo fueron convirtiéndose en peritos en el        yo y promoción del deporte nacional en la entidad,
manejo y conducción de los animales.                         remodeló y rehabilitó la Villa Charra "Profr. J. Refugio
         Además, los ranchos y las haciendas propiciaron     Esparza Reyes", con el propósito de contar con la villa
el desarrollo de la ganadería, con lo que importantes        más moderna y amplia que sirve de marco para la reali-
ganaderos y hacendados, junto con sus rancheros, peo-        zación, en el mes de octubre, del Congreso y Campeo-
nes y caporales, fueron conformando los elementos de-        nato Nacional Charro 2004 "Felipe González González".
portivos de lo que hoy llamamos la charrería.                       En este marco, el deporte nacional de la charrería
         Fue en siglo XX, cuando la charrería logra afian-   tiene un nuevo, hermoso y digno escenario para llevar a
zarse entre los rancheros y hacendados y muchos de           cabo tan importante acontecimiento, por lo que este
esos hombres bragados practicaron en el campo esta           trabajo El deporte nacional en Aguascalientes y la Vi-
actividad. Es hasta entrada la década de los años 40's,      lla Charra "Profr. J. Refugio Esparza Reyes", constituye
cuando un puñado de personas decidieron fundar la pri-       un esfuerzo por documentar los aspectos más represen-
mera Asociación de Charros de Aguascalientes y en los        tativos de la historia de la fiesta de la charrería en Méxi-
años 60's nace la primera Escaramuza femenil.                co y de Aguascalientes, con lo que hacemos eco de que
         En el Lienzo "Rancho del Charro", construido en     somos un estado que respeta, preserva y difunde la tra-
los años 40's, es cuando realmente se practica y desarro-    dición de nuestro deporte nacional.
lla la charrería, con gran empuje de parte de los charros.
En 1980 se construyó la Villa Charra como la segunda                      Lic. Juan José León Rubio
catedral de la charrería en Aguascalientes y en el LX               Gobernador del Estado de Aguascalientes
10
11
12
   13




Introducción


                                                                      Charro, el Gobierno del Estado de Aguascalientes,
                                                                      de manera conjunta con la Asociación de Charros
                                                                      de Aguascalientes, están llevando a cabo la rehabi-
                                                                      litación y remodelación de la catedral del deporte
                                                                      nacional: la Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza
                                                                      Reyes”.
                                                                              Por tal motivo, la Coordinación de Asesores
                                                                      del C. Gobernador del Estado de Aguascalientes
                                                                      asume el compromiso de rescatar y documentar
                                                                      los hechos y testimonios más importantes de la his-
                                                                      toria de la charrería en México y la entidad, a tra-
                                                                      vés de la edición del presente trabajo de investiga-
                                                                      ción realizada por el Mtro. Víctor Moreno Ramos
                                                                      llamada El deporte nacional en Aguascalientes y
                                                                      la Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes”.
                                                                      Todo ello, pretende describir los acontecimientos
        El deporte mexicano en la actualidad está domi-          históricos más sobresalientes de la charrería en nuestro
nado por dos factores que es importante señalar. Por
una parte, el paradigma del movimiento olímpico a tra-
vés de las competencias que se realizan cada cuatro años
y en que el papel de nuestros atletas deja mucho que
desear, así lo hemos visto desde el siglo pasado, con la
muy baja cosecha de medallas conquistadas. Por otra
parte, el deporte de masas se sobrepone a los deportes
que practican la élite de alto rendimiento y que sólo
asisten a las olimpiadas; es decir, el fútbol, el béisbol y el
básquetbol, que tienen un pleno desarrollo debido a los
intereses económicos que hay detrás de ellos, con los
cuales las masas son manipuladas y el deporte se con-
vierte en mero espectáculo. Para orgullo nuestro, duran-
te el siglo XX, México y Aguascalientes ven nacer, cre-
cer y desarrollarse el deporte nacional por excelencia: la
charrería.
        En ese contexto, podemos destacar que la cha-
rrería está envuelta en sarape, en sombrero bordado, en
atuendos de colores, en donde la gallardía del charro
hace de las suertes con el cuaco su mejor arte y compe-
tencia. Esto significa que dentro del deporte de la cha-
rrería se conjugan tradición, fiesta, familia y el folklore
más mexicano que pueda existir en el país.
        Debido a que, en octubre de 2004, Aguascalien-
tes es la sede del Congreso y Campeonato Nacional
                                                                                                                   14




estado, basado en la investigación y testimonios               Lic. Alfredo Morales Shaadi, Director General del Inade
vivenciales de los actores que protagonizaron las mejo-        y al Presidente de la Asociación de Charros de Aguasca-
res épocas de la charrería en el siglo XX.                     lientes, Don Víctor Gallardo Escalante por su valiosa co-
        La presente obra, fue realizada gracias al esfuer-     laboración y permitirnos trabajar en los diferentes espa-
zo conjunto del Mtro. Víctor Moreno Ramos, a la Lic.           cios de la Villa Charra.
Aurelia Ruvalcaba Olmos, Ing. Jaime A. Ramírez Álvarez,                 La presente obra se construyó gracias a los me-
Lic. María Concepción Espinoza Ortiz, Ing. Alejandro           dios impresos como “El Sol del Centro de Aguascalien-
Almaraz Silva y Lic. José Antonio Álvarez Navarro. De          tes”, “El Heraldo de Aguascalientes” y “El Hidrocálido de
manera muy especial, al Sr. José Antonio Reynel                Aguascalientes”; además, de los documentos
Betanzos, Coordinador General de Asesores del C. Go-           hemerográficos del Archivo Histórico del Estado de
bernador, por su siempre apoyo incondicional para llevar       Aguascalientes, el Archivo General Municipal de Aguas-
a cabo este trabajo.                                           calientes, la revista “Turisteando en Aguascalientes”, la
        Se agradece a las siguientes personas por su apo-      Coordinadora de Turismo del Estado de Aguascalientes,
yo, la facilitación de textos y de material fotográfico para   la galería de trofeos de la Asociación de Charros de
la realización de este trabajo: al Sr. Ángel Hernández         Aguascalientes, el salón de trofeos de la Villa Charra
Arias, Director del Archivo Histórico del Estado de Aguas-     “Profr. J. Refugio Esparza Reyes”, y las revistas “Charre-
calientes; al Ex Director del Archivo General del Munici-      ría, el deporte nacional”, “Lienzo”, “Patria y tradición de
pio de Aguascalientes, Lic. José Refugio Barbosa; al Mtro.     la charrería”, “Charrazo, me gusta el deporte charro”,
Carlos Torres Carrillo, catedrático de nuestra Alma Mater;     “Fiesta y tradición, familia charra”, además de los boleti-
   15




                                                              Patricia Poblano de Tiscareño, Pamela Poblano, Francis-
                                                              co Antonio Poblano, Brenda Poblano Martínez, Aurelio
                                                              Ponce Guzmán, José Rivera Mota, Lucrecia Magdalena
                                                              Rodríguez Ibarra, María de los Ángeles Rodríguez Mu-
                                                              ñoz, Verónica Yadira Tiscareño López, Fernando Topete
                                                              Ceballos, Victoria Topete Mier, Verónica Topete Mier,
                                                              Eliseo Ruvalcaba Ruvalcaba, Guadalupe de Luna López y
                                                              señora María del Refugio González Viuda de Luna.
                                                                      Se agradece de manera especial a la Lic. María
                                                              Concepción Espinoza Ortiz por su apoyo en la revisión
                                                              del texto final y estamos en deuda con Jaime A. Ramí-
                                                              rez Álvarez, José Antonio Álvarez Navarro, María Con-
                                                              cepción Espinoza Ortiz y Alejandro Almaraz Silva, to-
                                                              dos miembros del personal de informática de la Coor-
                                                              dinación General de Asesores del C. Gobernador. Fi-
                                                              nalmente, a nuestra colaboradora Azucena de Jesús
                                                              Guizar Delgado, la incansable prestadora de servicio
                                                              social.




nes “Patria y tradición de la charrería” de la Federación
Mexicana de Charrería y “La suerte, charrería, toros y
ferias”.
         Se hace también un patente agradecimiento a
las siguientes personas por proporcionar el material foto-
gráfico y biográfico de sus padres, hijos, familiares y se-
res queridos de la gran comunidad charra de Aguasca-
lientes: Alejandra Alonso Ibarra, Gabriel Arellano Gue-
rra, María del Carmen Arellano Espinosa, Rubén Berúmen
de la Cerda, Carolina Berúmen Ramírez, Juan Humberto
Cervantes Moreno, Martha Cuéllar, Víctor Gallardo
Escalante, Cristina Gallardo Ponce, Brandon Alexis
González Tiscareño, Roberto Ibarra Mora, José Luis Ibarra
Rodríguez, María Julieta Jiménez Castillo, Aurelia Martí-
nez de Poblano, Familia Moreno Ramos, Víctor Muñoz
González, Martha de Lira de Muñoz, Asunción Poblano
Olmos, Irma Poblano Cervantes, Magdalena de Poblano,
16
   17




Capítulo I

Política deportiva del Gobierno del Estado (1998-2004)

I. Plan Estatal de Desarrollo 1998-2004

        La propuesta de gobierno está plasmada en el Eje
2 relativo a la Educación y Formación Integral del Plan
Estatal de Desarrollo 1998-2004, cuyo objetivo estratégi-
co es la de enriquecer, impulsar y sostener un sistema
estatal de educación, cultura y deporte dando énfasis a
la formación valoral, que sea capaz de brindar oportuni-
dades de desarrollo integral a todos los ciudadanos, crean-
do en ellos el compromiso de prepararse y crecer, tanto
para su propio beneficio como el de la sociedad, logran-
do así que el sistema estatal de educación sea un mode-
lo a seguir a nivel nacional (PED, 1979:45). Para lograr
esto se tiene como estrategia general la de promover
intensamente la participación social, responsable y soli-             En ese sentido, se pretende lograr que Aguasca-
daria, en todos los programas y acciones en materia de        lientes sea un equipo sano a través de la promoción, el
educación, cultura y deporte, que favorezcan la forma-        mejoramiento y fortalecimiento de los niveles de salud
ción integral de las personas, para dar cumplimiento a        y bienestar de la población, induciendo la práctica masi-
las metas de este sector (Id. 1999).                          va de actividades físico-recreativas y deportivas e inte-
                                                              grar selecciones representativas del estado, elevando la
                                                              calidad del deporte competitivo estatal.

                                                              II. Acciones de Gobierno del Estado

                                                              1. Obra pública deportiva para los aguascalentenses

                                                                     Las acciones del Gobierno del Estado de Aguas-
                                                              calientes en el sexenio 1998-2004, están encaminadas a
                                                              consolidar la infraestructura física y fortalecer la presen-
                                                              cia deportiva de la entidad tanto en el ámbito nacional
                                                              como internacional, que para tal efecto se ha realizado
                                                              un conjunto de acciones para lograr tal propósito. A con-
                                                              tinuación se mencionan los aspectos más relevantes de
                                                              las acciones deportivas emprendidas en la administra-
                                                              ción del Sr. Felipe González González.

                                                              2. Nuevas instalaciones

                                                                     En el año 2000 se construyó el Velódromo en el
                                                              cual se han llevado a cabo las competencias de ciclismo
                                                              de corte nacional e internacional como los “Seis días de
                                                              México”, la “Vuelta de las Américas”, la “Copa del mun-
                                                                                                                18




do de pista” y el mundial de ciclismo. También fue inau-    porte ráfaga en el mes de junio de 2004. Finalmente,
gurado el Gimnasio “Pedro Torres Sánchez” para la prác-     también se rehabilitó el Parque Acuático Valladolid.
tica del boxeo en Aguascalientes. Una gran obra pública
deportiva lo constituye la reconstrucción, remodelación     III. Aguascalientes, sede de eventos deportivos
y rehabilitación del que fue objeto el Centro Deportivo
Ferrocarrilero “Tres Centurias”, el cual fue inaugurado            Aguascalientes ha sido, en los últimos años, sede
por el Presidente de la República, Lic. Vicente Fox Que-    de relevantes eventos deportivos nacionales e interna-
sada, en marzo de 2004. Destaca la reconstrucción del       cionales, entre los que sobresalen los siguientes: el “Cam-
histórico Parque de Béisbol “Alberto Romo Chávez” con       peonato Nacional de Charrería”, la “Primera Vuelta de
su respectivo “Salón de la Fama del Béisbol de Aguasca-     las Américas” en ciclismo, etapa Aguascalientes; la “Ca-
lientes”, reinaugurado en mayo de 2004, todo en bene-       rrera Panamericana“, el “Campeonato Nacional de Cart”,
plácito para el rey de los deportes en el estado.           la “Copa México”, la “XIV Copa de Gimnasia”, el “Final
        Por otra parte, fue remodelada y rehabilitada       Tour de Baloncesto” de equipos universitarios, los “XVI
integralmente la cancha de básquetbol “Hermanos             Juegos Nacionales de la Tercera Edad”, el “IX Torneo
Carreón”, evento en el cual, el basquetbolista integrante   Nacional de Squash”, el “Campeonato Nacional de Esca-
de la NBA, Eduardo Nájera, llevó a cabo clínicas del de-    ramuzas”, las conferencias a cargo del licenciado Arturo
   19




Brizio Carter, la participación de la selección
de baloncesto de Olimpiadas Especiales en
Irlanda con la obtención del tercer lugar, la
participación de la selección de deportistas es-
peciales en Portugal y Argentina en donde se
representó a México, el “Campeonato Nacio-
nal de Sordos”; la “Copa Mustang de
Automovilismo”, la “Exposición de Autos An-
tiguos”, así como el hecho deportivo en el
cual Luis Rikarday, de 52 años, fue el primer
aguascalentense en cruzar el Canal de la Man-
cha.
        En el 2003, se desarrolló la “Copa Davis
México - Antillas Holandesas”, la “Copa del
Mundial de Ciclismo”, el torneo “Nuevos Va-
lores Acuática - Nelson Vargas”, el programa deportivo        mes de marzo de 2004, estarán en la Liga Mexicana los
“Feria Nacional de San Marcos”, el “Torneo Internacio-        “Rieleros de Aguascalientes”, para lo cual se rehabilitó
nal de Frontenis” del Club Campestre, la “Copa Gober-         el Parque “Alberto Romo Chávez”, en donde se jugará
nador” de tenis en Pulgas Pandas, la “Semana Interna-         nuevamente el rey de los deportes. Asimismo, en el
cional de las Ciencias y el Deporte”, pláticas de valores a   mes de mayo, se rehabilitó la Cancha de básquetbol
cargo del señor Ricardo Torres Nava, el “Campeonato           “Hermanos Carreón” y para octubre será reinaugurada
Mundial de Ciclismo”, los “Juegos Nacionales                  la catedral de la charrería, la Villa Charra “Profr. J. Refu-
Interuniversidades Tecnológicas”, el “Torneo Regional de      gio Esparza Reyes”.
Charrería” y este año, se llevará a cabo el “Congreso
Nacional de la Charrería”.                                    IV. Rehabilitación y transformación de la Villa Charra
        Además, no debemos dejar de mencionar el
“Campeonato de Baloncesto Profesional” con el equipo                 Con un ritmo acelerado se están llevando acabo
“Panteras de Aguascalientes”, campeón nacional duran-         los trabajos de ampliación y remodelación de la Villa
te el año 2003 y el fútbol profesional de primera división    Charra de Aguascalientes “J. Refugio Esparza Reyes”, que
con el Club del Necaxa y del Atlético Cuauhtémoc de la        con una millonaria inversión estatal, será un digno esce-
Tercera División con sede en Aguascalientes. Para el          nario del Congreso Nacional de Charrería a realizarse
                                                              durante el mes de octubre próximo.
                                                                     El señor Salvador Reyes, administrador de la Villa
                                                              Charra informó que “los trabajos están a cargo de la
                                                              Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado, y
                                                              los avances presentados cumplen en tiempo con lo pla-
                                                              neado, aunque existe el temor de que la lluvia que está
                                                              azotando a la ciudad y la región, podría ocasionar alguna
                                                              demora. De ser así”, dijo Don Salvador Reyes, “enton-
                                                              ces se asignarán tantos trabajadores como sean necesa-
                                                              rios porque se tiene el compromiso de que la Villa esté
                                                              totalmente terminada para la segunda quincena de sep-
                                                                                                                  20




tiembre, dado a que el Congreso se efec-
tuaría en octubre improrrogablemente”
(Hidrocálido, 8-junio-2004:C).
        Manifestó también que reciente-
mente estuvo en la ciudad el Presidente
de la Federación Mexicana de Charrería,
Dr. Jorge Rivera, acompañado del Presi-
dente de la Federación de Charros de
Aguascalientes, Dr. René Ruiz Ponce, para
supervisar el avance de la obra, eviden-
ciando su satisfacción y la confianza de
que la Monumental Villa Charra de Aguas-
calientes estará terminada en tiempo y
forma, con la seguridad de estará conver-
tida, con toda seguridad, en el magno es-
cenario que, en todo México, tendrá la
charrería.
        El secretario de Obras Públicas del
Estado de Aguascalientes, Ing. Carlos
Manuel Aguilar Riestra, está directamen-
te a cargo de los trabajos, con su equipo de colaborado-    - La rehabilitación de la Villa Charra tendrá una capaci-
res que han trazado los planos, y que se encargan diaria-      dad para dar acomodo a un mínimo de 6 mil perso-
mente de dirigir las obras. Se desconocen los aspectos         nas.
técnicos que se conjugan para las modificaciones que        - Se están ampliando las tribunas del lado oriente, algo
están haciéndose a la Villa Charra, sin embargo sobresa-       que será sumamente importante.
len los siguientes:                                         - Se ha quedado la estructura del techo que cubría las
                                                               tribunas, porque ahora, ya con la ampliación del gra-
                                                               derío, se colocará una “veloria” de unos setenta me-
                                                               tros que cubrirá totalmente, no sólo las tribunas, sino
                                                               el mismo ruedo del lienzo, lo que permitirá además
                                                               de efectuar eventos de charrería, organizar otro tipo
                                                               de eventos como conciertos y espectáculos bajo te-
                                                               cho, con la máxima comodidad para el público.
                                                            - Al incluir la ampliación de la tribuna del lado oriente, se
                                                               aplicará una plancha de material que sostendrá la tri-
                                                               buna metálica, misma que será desmontable para cuan-
                                                               do el caso lo requiera.
                                                            - Dentro de la importante transformación de la Villa Cha-
                                                               rra, se modificarán e instalarán corraletas más funcio-
                                                               nales para el resguardo de los caballos y desde luego
                                                               que también se atenderá el piso del ruedo, en donde
                                                               se instalarán dos modernos sistemas de drenaje para
   21




   evitar los encharcamientos que, cuando se producen,       gen al deporte más mexicano, como también se definirá
   representan un peligro para los caballos en la celebra-   la sede para el Congreso y Campeonato Nacional del
   ción de eventos de charrería.                             año 2005.
- Serán colocados barandales en las tribunas, para seguri-           Lo más importante es que, independientemen-
   dad del público y también, como un renglón impor-         te de la realización del Congreso Nacional en esta
   tante, se colocarán modernos e higiénicos baños y sa-     ciudad, la Villa Charra quedará como un gran patrimo-
   nitarios.                                                 nio de los aguascalentenses y con ella, se consolidará
- Finalmente, nos comentó Salvador Reyes, que todos          la extraordinaria infraestructura deportiva que se tiene
   los miembros de las distintas organizaciones charras      en todos los niveles, algo que muy pocos estados de la
   de Aguascalientes, reconocen el esfuerzo que ha rea-      República pueden presumir.
   lizado el Gobernador del Esta-
   do, por tal motivo, como un jus-
   to acto de reconocimiento, se
   decidió que el Congreso Nacio-
   nal Charro de octubre lleve el
   nombre de “Felipe González
   González”.
         Desde luego destacó que,
a este gran evento por el que
Aguascalientes estuvo luchando
durante bastante tiempo, está ase-
gurada la participación de Asocia-
ciones de todo el país, quienes
estarán disputándose los primeros
lugares del máximo evento nacio-
nal; además de que, durante el
Congreso, se realizarán varias se-
siones en donde habrán de
afinarse los reglamentos que ri-
22
   23




Capítulo II
                                                                          La tradición lúdica europea trastocó con sus jue-
Las actividades físicas y deportivas                                      gos y diversiones, de la natural y libre y alegría de
en la época colonial                                                      los juegos de nuestras culturas americanas.

I. Antecedentes                                                        El cristianismo, durante la época medieval, con-
                                                               denó los juegos de carácter físico, agonístico o de culti-
        Las actividades físicas y deportivas, incluyendo el    vo al cuerpo por considerarlos paganos. Aunque existe
ocio, que se desarrollaron durante la época de la Colo-        diferente concepción sobre el cuerpo entre el deporte
nia de la Nueva España, dieron origen a la charrería y al      griego y romano, pues para los primeros, era competen-
jaripeo. Se puede señalar que las personas que vivieron        cia entre atletas; mientras que para los segundos, era
desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, heredaron los jue-      entretenimiento público. Sin embargo, ambos estimula-
gos y pasatiempos de índole medieval, renacentista y la        ron las nobles competencias localistas, además de exal-
ilustración, así como la propagación de ideas educativas       tar ciertas actividades pacíficas, como las justas y torneos
de pedagogos que escribieron tratados sobre la forma-          caballerescos. Para los nobles fueron los enfrentamien-
ción del carácter, el tipo de juegos y las actividades físi-   tos a caballo, combates con espadas, actividades guerre-
cas y deportivas que eran las más convenientes para los        ras en torneos de caza y equitación, mientras que para
niños, jóvenes y adultos. Una, fue la creación netamente       el pueblo, a imitación de la nobleza, se divertía con mu-
localista como la charrería; y otra, la influencia esencial-   cha afición a los juegos de pelota poco reglamentados.
mente española, como en las corridas de toros.                         En el Renacimiento predominaron los principios
                                                               placenteros y de alegría por el estudio y un retorno a los
II. Influencia del Medievo, Renacimiento e Ilustración         clásicos grecolatinos, así como una mirada al hombre,
                                                               de ahí la máxima de “estudia lo que tu naturaleza te
                                                                                                             24




                                                          (1374-1446) quien construyó la Giocosa o Casa de Jue-
                                                          gos, centro destinado a la educación de los jóvenes; cons-
                                                          tituyen, así, el eslabón renacentista entre la gimnasia
                                                          griega de la antigüedad y el College inglés de los tiem-
                                                          pos modernos.

                                                          III. Charrería y jaripeo

                                                                   Teniendo como base el anterior contexto históri-
                                                          co, deportivo y pedagógico, en la Nueva España se vie-
                                                          ron nacer las actividades físico-deportivas comúnmente
                                                          llamadas como la “charrería” y el “jaripeo”. Con el esta-
                                                          blecimiento del nuevo sistema de producción implanta-
                                                          do por los colonizadores españoles, en la explotación de
                                                          minas, la agricultura y ganadería, dio como origen las
                                                          encomiendas, las haciendas y pequeños ranchos, propi-
                                                          ciando con ello el nacimiento de actividades físicas o
                                                          deportivas como la charrería y el jaripeo, que no es otra
                                                          cosa que la equitación y el rodeo a la mexicana. Estas
                                                          dos prácticas estuvieron estrechamente vinculadas en-
                                                          tre sí y constituyeron una mezcla de disciplina deportiva
                                                          y espectáculo. En las páginas de la historia de México es
                                                          posible señalar que la charrería y el jaripeo tuvieron su
                                                          origen en las haciendas de la Nueva España, donde los
reclama”. También, continuaron desarrollándose las mis-   encargados de cuidar al ganado (arrieros o charros) fue-
mas actividades medievales y surgen los juegos de pelo-   ron perfeccionando las faenas propias de su actividad
ta como el antecedente del fútbol,
pero los torneos caballerescos continua-
ron con su apogeo con una suaviza-
ción en la violencia, debido al contex-
to histórico-social del humanismo rei-
nante. En este sentido, los escritores
humanistas y propiamente los pedago-
gos como Maffeo Vegio (1407-1458)
con De educatione liberarum clarisque
eorum moribus, León Batista Alberti
(1404-1472) con Tratado Della Fami-
lia, Enea Silvio Piccolomini (1405-1464)
quien escribió tratados sobre la caza y
equitación; educación corporal De Li-
berorum educatione escrito por
Ladislao de Hungría y Fitorino Da Feltre
   25




(lazar, colear, jinetear) y las combina-
ron con las suertes de la tauroma-
quia (banderillear, rejonear) hasta de-
rivar en auténticas suertes, típicamente
de corte nacional, por lo que tales ac-
tividades físico-deportivas, empezaron
a tener un mayor gusto y difusión en
todo México durante el siglo XIX
(Océano, 1999:878).
        En este sentido, la historia de
la charrería se remonta a la primera
sociedad colonial (1521-1570), cuan-
do la Corona Española otorgó conce-
siones de tierra y tributo a los con-
quistadores. Al respecto, las “enco-
miendas” y “mercedes” consistieron
en el otorgamiento de tierras y la con-
signación de un grupo de indígenas a un español -el           ejemplar era muy costoso. El caballo se convirtió en un
encomendero- que tenía derecho a recibir tributo y ser-       elemento muy útil para la vida de la Colonia, ya que era
vicio de los indios a cambio de doctrina y protección. Las    necesario para recorrer las grandes distancias, así como
mercedes de tierras fueron destinadas a la agricultura,       para desempeñar el papel del tributo vinculado a los
ganadería y minería. A las tierras se les llamó caballerías   deberes del encomendero. Al mismo tiempo que el ca-
o “peonadas”, mientras que a las de ganado, “estancias”.      ballo, pasaron a la Nueva España las primeras cabezas de
Según el personaje y la extensión que se les otorgaba,        ganado vacuno, porcino y lanar. El auge de la ganadería
una estancia de ganado mayor, comprendía mil 750 hec-         era palpable a mediados del siglo XVI; tal desarrollo tie-
táreas; las de ganado menor 775 y la caballería de tierra,    ne su explicación en la serie de ordenanzas y disposicio-
40 hectáreas de extensión. En pocos años, la introduc-        nes virreinales que favorecieron la organización de la
ción inicial de las diversas especies de ganado, se trans-    ganadería, así como la abundancia de pastos y tierras
formó en una fabulosa población animal.                       dedicadas a esa labor (PPD, 2002:18).
        De igual manera, “colear” era llevar a cabo fae-              Entre las organizaciones creadas para reglamen-
nas de derribar reses, yeguas, mulas y burros y el            tar la ganadería encontramos la institución de la “mesta”,
“coleador” era el jinete que las hacía, según Luis Inclán     cuyos miembros eran los propietarios de estancias y ga-
(Aranda, 1969). Por lo que “charreada” es sinónimo de         nado; así nació el rodeo como la expresión más mexica-
jaripeo, que es la práctica de alguno de los deportes         na de la mesta. Las ocupaciones campiranas no eran fá-
concernientes al jaripeo, tal y como establece Inclán en      ciles de llevarse a cabo, se necesitaba de arrojo y destre-
el siglo XIX (Id., 1969:192), en donde el autor precisa       za para realizar los “herraderos”, “tuzaderos” o el rodeo,
señalar que el jaripeo o charreada es el conjunto de ejer-    que en esa época sólo tenía el objetivo de reunir al ga-
cicios del deporte nacional mexicano, tales como lazar,       nado. Cuando en la Nueva España se extendió el uso de
colear, jinetear animales brutos y “florear” la reata (Id.,   caballos, sin distinción de castas debido a las necesida-
1969:200).                                                    des y actividades propias del campo, surgieron los ante-
        El ganado caballar fue el primero en hacerse pre-     cedentes de la charrería; es decir, cuando se realizaban
sente, aunque en número escaso al principio porque cada       las faenas de herrar, capar, curar y tuzar.
                                                                                                                  26




         Durante el siglo XVII, la palabra “hacienda” signi-   IV. Las corridas de toros
ficaba haber o riqueza personal, y se fue aplicando para
designar una propiedad territorial de importancia. La ha-              Las corridas
cienda pasó a ser la unidad económica por excelencia           de toros tienen su
en Nueva España, convirtiéndose en un núcleo                   nacimiento y desa-
autosuficiente que atraía población de pueblos indios y        rrollo en España,
de población dispersa. Esta forma de producción perma-         que con el paso
nece vigente durante los siglos XVII, XVIII y XIX, acrecen-    del tiempo, fueron
tando su auge en el Porfiriato (1877-1911). En ellos, apa-     adquiriendo mu-
rece una especialización del trabajo organizado a partir       cha aceptación y
de oficios y jerarquías como son:                              popularidad, hasta llegar a convertirse en una gran fiesta
a) el vaquero, era el trabajador más sencillo, rudo, fuer-     brava, tal y como se le conoce en ese país; inclusive,
    te; usaba sombrero de palma, camisa de nudo, cha-          llegando a construir amplios y grandes escenarios espe-
    queta de cuero, chaparreras y siempre calzaba es-          ciales de tradición como son las plazas de toros.
    puelas.                                                            En la Nueva España, la llamada “fiesta brava”, na-
b) el caporal, era el responsable de todos los animales y      ció y se desarrolló con motivo de grandes celebraciones
    bajo sus órdenes estaban los vaqueros. Tenía conoci-       religiosas y paganas. Por ejemplo, se dice que la primera
    mientos empíricos de veterinaria y auxiliaba a los         corrida de toros en suelo mexicano, según coinciden
    vaqueros en las faenas.                                    diversas fuentes, se efectuó el 24 de junio de 1526, día
c) el amansador, era el que tenía a su cargo a los caba-       de San Juan Bautista, para festejar el retorno del con-
    llos, producto de los criaderos con
    que contaban algunas haciendas.
d) el administrador, era la persona
    de mayores conocimientos y te-
    nía a cuidado todos los aspectos
    de la hacienda. Era tan buen agri-
    cultor como ganadero y también
    conocedor de las faenas
    vaquerizas.
e) el hacendado era de dos clases;
    uno, era quien vivía la mayor par-
    te del tiempo en el campo, al cui-
    dado de todo lo relativo a la ha-
    cienda, y el otro que vivía en la
    ciudad y sólo visitaba la finca en
    cortas temporadas. Los dos tipos
    eran charros (Id, 2002).
         De este conjunto de indivi-
duos nació la charrería y la convirtie-
ron de una labor utilitaria en el de-
porte más mexicano.
   27




                                                                               incendio en 1820. No obstante las prohi-
                                                                               biciones temporales por parte de autori-
                                                                               dades religiosas o civiles, la fiesta brava
                                                                               se desarrolló considerablemente duran-
                                                                               te el periodo, creando ganaderías en di-
                                                                               ferentes puntos del territorio que, dando
                                                                               lugar al toreo, se profesionalizó al formarse
                                                                               cuadrillas de “a pie” y a caballo con
                                                                               lidiadores nacidos en la Nueva España,
                                                                               por lo que se expidieron los primeros ban-
                                                                               dos para reglamentar la actividad.
                                                                                       También se establecieron las
                                                                               “becerradas”, para el aprendizaje y la prác-
                                                                               tica de quienes desearan ser toreros. De
                                                                               esa época destacan los nombres de los
                                                                               matadores Tomás Venegas el “Gachupín
                                                                               Toreador”, Pedro Montero, Gómez el
                                                                               “Zamorano” y Miguel García, oriundo de
quistador Hernán Cortés de su expedición a las Hibueras.      Querétaro y considerado la primera figura americana de
Tres años más tarde, las autoridades virreinales instituye-   la fiesta brava.
ron la fiesta brava al ordenar que anualmente se conme-               Así fue como nacieron las actividades físicas y
morara a San Hipólito con una corrida de toros. Pasados       deportivas, las cuales estuvieron supeditadas a la influen-
23 años, un primo del propio Cortés, Juan Gutiérrez           cia de quien conquistó y colonizó estas tierras, en parti-
Altamirano, fundó en la hacienda de Atenco una de las         cular, por la mezcla de las idiosincrasias de cada pueblo,
primeras ganaderías de reses bravas. A partir de 1535, la     lo que dio origen a tan vasta fiesta, costumbre y tradi-
llegada de cada nuevo virrey se festejaba solemnemen-         ción en lo que sigue perdurando hasta la fecha: las corri-
te con corridas de toros y, salvo escasas excepciones,        das de toros, la charrería y el jaripeo.
ellos eran los principales promotores e in-
cluso practicantes de dicha actividad.
        Aunque, como en la Península, los
primeros aficionados pertenecían a la aris-
tocracia civil y religiosa, al poco tiempo la
fiesta cobró arraigo en el pueblo. Los indí-
genas muy pronto empezaron a “capear” y
en diversas poblaciones empezaron a rea-
lizarse pequeñas corridas con motivo de
celebraciones religiosas. En un principio, las
corridas tenían lugar en ruedos improvisa-
dos, como el del “Volador”, de tal suerte,
que el primer caso de carácter permanen-
te fue la Real Plaza de Toros de San Pablo,
construida hacia 1788 y destruida por un
28
   29




Capítulo III
Los Altos, la cuna mítica

        Para Palomar Vera, en su “Imaginario Nacional”      sarrollo de la región de Los Altos. La existencia en esa
ubica a Los Altos de Jalisco como la cuna mítica de la      zona de “ranchos” donde la propiedad quedó dividida
charrería mexicana. En ese sentido, esta cultura ranchera   desde la Colonia, dedicados en su mayoría a la crianza
ha ejercido una notable influencia en la conformación       de ganado, ha hecho de la región, entre otras cosas, la
de la identidad mexicana y en la imagen de México           principal cuenca lechera de la entidad y una de las más
como nación hacia el exterior. Y es, en función de esto     importantes en el país. Su llamada “economía ranchera”
que se afirma, origen de los charros en la zona de Los      parte de una división del trabajo fundamentada en las
Altos de Jalisco, región agreste dedicada, más que nada,    relaciones familiares y en la preponderancia del régimen
a labores ganaderas, donde la agricultura resulta difícil   de propiedad privada, junto con la fuerte presencia del
debido a la precariedad del te-
rreno, a la escasez de recursos
tecnológicos, y a las formas de
propiedad y tenencia de la tie-
rra (Palomar Vera, S/f:18).
        La propiedad privada,
con características particulares,
es una fuerza histórica en la
región. La reforma agraria, in-
troducida durante el gobierno
de Lázaro Cárdenas, fue pron-
tamente absorbida por las con-
diciones locales; de los tres re-
gímenes de propiedad: priva-
do, comunal y ejidal; los dos
últimos existen formal, pero no
significativamente. Los Altos es
planteada por los estudiosos
como una región de frontera,
cuyos intereses están encami-
nados a crear y defender terri-
torios políticos específicos. Los
límites de una comunidad se
construyen justamente para es-
tablecer una distinción, y solo
en algunos casos las fronteras
pueden ser objetivas en térmi-
nos aparentes, más bien exis-
ten en las mentes de los miem-
bros de la comunidad.
        La historia de la charre-
ría del Estado de Jalisco, está
íntimamente vinculada al de-
                                                                                                                30




sinarquismo que practica, que ha desactivado el poten-       cionalidad; si bien se enorgullece en guardar importan-
cial agrarista de la región. De acuerdo con los estudios     tes diferencias con el resto del país, varios autores han
particulares sobre Los Altos; la mayor parte de la fuerza    hecho referencia a esta doble distinción: gran especifici-
de trabajo que no emigra, está, por lo general, más inte-    dad en sus características y, al mismo tiempo, la produc-
resada en seguir trabajando sus tierras en aparcería, que    ción de figuras que se han proyectado como representa-
en recibir otras en usufructo por vía de la Reforma Agra-    tivas en todo el espacio nacional (Palomar Vera, 2000:18-
ria. Un porcentaje considerable de los probadores, son       19).
los pequeños propietarios, o bien trabajando para algún
familiar que lo es. Otros elementos locales son la ausen-
cia de comunidades indígenas, la presencia dominante
del catolicismo, los titubeos de los alteños en tomar par-
tido en las grandes luchas nacionales y la tradicional re-
sistencia regional a integrarse a procesos más amplios.
Entre los rasgos de identidad de esta comunidad se en-
cuentran muchos relacionados con la manera en que se
definen los charros: hombres de bien, de palabra, de
honor, recios, trabajadores e individualistas.
        Por último, dicha autora destaca que Los Altos se
ha constituido, pues, en la cuna de un prototipo de na-
31
32
   33




Capítulo IV

Historia de la charrería en México

I. Conceptos de charro                                       a) el charro es aquel hombre de a caballo que practica
                                                                el deporte-arte de la charrería, distinto por su incon-
        En cuanto a la raíz etimológica de la palabra, se       fundible indumentaria y regia personalidad, noble,
pueden apreciar las siguientes acepciones: por un lado,         generoso, audaz y valiente hasta la temeridad, que
el charro mexicano trae su origen desde Salamanca, Es-          con gallardía representa al mexicano, orgulloso de
paña, en donde designan, con tal nombre, al aldeano de          su origen y que gusta de jugarse la vida misma en
esos contornos (Rincón Gallardo, 1960:3). Lepe (1972:94)        defensa de sus tradiciones, honor, familia y patria.
menciona que la palabra “charro” proviene del vasco “zar”,   b) el charro es el hombre que practica el riesgoso de-
que significa viejo o usado, atendiendo al aldeano de           porte de la charrería, humilde y sencillo pero seguro
Salamanca, España y que se aplica también a las prendas         de sí mismo, enemigo declarado de implorar favores
de vestir con demasiados adornos; en México, “al hom-           y de comprar amistades, chapado a la antigua y que
bre de a caballo del campo”. En cambio, en la voz del           siempre se comporta con la serenidad que da la ma-
tarasco, el charro denomina al conjunto de ejercicios y         durez, sin por ello dejar de ser bromista, juguetón,
suertes de lazar, colear y jinetear que ejecutan los cha-       cuentista y dicharachero, que gusta de expresarse
rros (Enciclopedia Británica de México, 1993:2028).             con máximas, sentencia o en verso y prosa.
        Por lo anterior, se desprende que la palabra cha-    c) el charro es el hombre que practica la equitación a la
rro también puede adquirir varias definiciones como las         usanza nacional y que en su ambiente de compañe-
que nos describe Becerril (1994:3):                             rismo, hermandad, respeto y ayuda mutua, goza los
                                                                                                                34




   éxitos ajenos tanto como los propios y se preocupa y
   siente los fracasos de los que lo rodean.
d) el charro es el hombre de a caballo, astuto, hábil y
   bizarro, que no obstante de practicar un deporte tan
   difícil y riesgoso, en el que se requiere carácter indo-
   mable, destreza y fuerza controlada, no por ello deja
   de ser responsable, cariñoso, sentimental y de mane-
   ras finas y elegantes; y
e) los charros representan a los hombres de caballo,
   honestos, responsables, con sentido del humor y
   amantes del desenfado.

II. Figura del charro

      Estamos en el umbral del siglo XXI y el palpable        manera vertiginosa, la imaginación sobre la posible veni-
desarrollo de la tecnología computarizada despierta, de       da de un mundo dinámico y demasiado modernizado.
   35




En un breve repaso por las imágenes que han llenando          siones de tierra, fueron los mayormente beneficiados
el presente siglo XX, saltan a la vista las repercusiones     con la economía rural, para la cual requirieron de una
del nacionalismo posrevolucionario que dio a México el        gran cantidad de trabajadores. Básicamente, las hacien-
perfil de una nación moderna. En este marco ideológico        das prósperas emplearon varios centenares de peones
surge, entre otras, la peculiar figura del charro como un     permanentes, un tanto de eventuales y, en menor canti-
símbolo de mexicanidad.                                       dad, disponían de arrendatarios y de aparceros que se
        En este sentido, Guillermina Sánchez Hernández        encontraban en los límites de las haciendas esparcidos
(1999) destaca que la figura del charro puede apreciar-       en rancherías o congregaciones y en pequeños caseríos.
se desde dos perspectivas: la histórica y la antropológica.   El agro mexicano giró durante varios siglos en torno a la
La primera se remite a la época de la Colonia, cuando se      economía de las haciendas, con predominancia de aque-
originaron las haciendas de economía mixta, agrícola-         llas criadoras de ganado mayor, donde surgió una signifi-
ganadera y la de otras unidades menores como las es-          cativa escala de trabajadores protagonistas de hechos
tancias y los ranchos. En cambio, el punto de vista de la     que darían origen al charro y a la charrería. Quizás en
segunda, tiene que ver con cuestiones de identidad na-        ello tuvo mayor injerencia la población de libre movili-
cional. Al profundizar sobre la perspectiva histórica, es     dad como los arrendatarios, aparceros y rancheros (Sán-
de suma trascendencia recordar que los terratenientes         chez Hernández, 1999:11).
poseedores de ganado y propietarios de grandes exten-
                                                                                                                       36




III. Charros de antaño: rurales, chinacos y los nuevos
     charros

         En la centenaria historia y fiesta de la charrería es
posible identificar numerosos casos de charros que con
su ejemplo, honor y labor de promoción de tan distin-
guido deporte, se les puede denominar como los cha-
rros de antaño.
         Según Guillermina Sánchez Hernández (1999) un
excelente ejemplo lo da Federico Gamboa en 1940, en
una carta dirigida al Marqués de Guadalupe y charro
aristócrata Carlos Rincón Gallardo, publicada en “El libro
del charro mexicano”, obra de este último. Para el caso,
y refiriéndose al escritor Luis G. Inclán (1816-1875), ran-
chero por nacimiento y varias veces administrador de las         Guadalajara de principios del siglo XIX e hizo referencia
diferentes haciendas, dice: “creció y se formó dentro del        al ranchero rico: “usaba vestido de cuero o de género de
más propicio ambiente, para pronto graduarse de consu-           lana, mangas o sarape de estambre de Saltillo, que alcan-
mado jinete, dominador de potros salvajes, y su hábil            zaba el precio de una onza de oro, botas de montar
arrendador de ganados y que sé yo cuanto primeros más...         llamadas de campana con ataduras de cuero o fuertes
cual la inmensa mayoría de nuestros charros que a fuer-          cintas de color, sombrero de ancha falda ” (Id, 1999).
za de revolcones y caídas – no es jinete el que no cae- ,                Como podrá apreciarse, ambas descripciones son
paso a paso y tumbo a tumbo llegó a maestro en el viril          del siglo XIX y las características atribuidas a los persona-
oficio”.                                                         jes, delinean perfectamente la figura del charro difundi-
         El notable historiador Luis Pérez Verdía, en su his-    da en el siglo XX. Los trabajadores de las haciendas que
toria particular de Jalisco (1911), describió la ciudad de       dejaron grata memoria escrita de aquellas faenas cam-
                                                                                peras, finalizadas en festejo, han señalado
                                                                                los rodeos como una de ellas. Sobre ello,
                                                                                desde mediados del siglo XVI se tiene no-
                                                                                ticia en México de la práctica de los ro-
                                                                                deos en temporal de lluvias, con el propó-
                                                                                sito de separar el ganado de los distintos
                                                                                propietarios. Conforme lo reglamentado en
                                                                                1574, el rodeo era una batida circular que
                                                                                hacían los vaqueros montados en sus ca-
                                                                                ballos para bajar el ganado de las serranías
                                                                                y concentrarlo en un punto donde harían
                                                                                la selección de los animales ayudados, de
                                                                                largas puyas con punta de hierro similares
                                                                                a la garrocha. Los animales con marcas y
                                                                                orejones, se los repartían entre los distin-
                                                                                tos señores de ganado, y los de marca des-
                                                                                conocida eran entregados a los represen-
   37




tantes de las autoridades virreinales como bienes mos-        amenizada por un conjunto de mariachi de alguno de
trencos.                                                      los ranchos próximos. Entre los de a caballo no faltaban
        Asimismo, Domingo Lázaro de Arregui, en su            los desafíos de tirar una botella al suelo y, a carrera ten-
obra “Descripción de la Nueva Galicia” publicada en 1621,     dida, levantarla sin caer del caballo (Sánchez Hernández,
da noticia de realización de rodeos en tierra caliente        1999:13-16).
para poder curar las crías afectadas por el gusano, y se-              Dicha autora destaca que los “Rurales” y
ñala que “el modo de criar, guardar, juntar y curar estos     “Chinacos” constituyen un antecedente histórico del
ganados, todo es a caballo, en yeguas que se consumen         charro; así, el charro en el siglo XX, designó a los experi-
en esto muchísimas” (Id., 1999). Todavía en las dos pri-      mentados jinetes diestros en las acciones de lanzar, co-
meras décadas del siglo XX tenían lugar los rodeos, en-       lear y jinetear cuando manejaban el ganado para las dis-
tonces nombrados también jaripeos, aunque estos últi-         tintas faenas vaqueras. Más tardíamente, se generó el
mos sólo eran la parte final de aquellos, es decir, la con-   charro con el guerrillero liberal de la época jurista. A
centración de los ani-                                                                                mediados del siglo
males en el corral ma-                                                                                XIX el problema del
yor para iniciar la se-                                                                               bandolerismo, esen-
lección de dos pe-                                                                                    cialmente los asaltos
queños corrales                                                                                       en los caminos, obli-
anexos y realizar las                                                                                 gó al gobierno del
tareas de conteo,                                                                                     presidente Benito
herraje y capazón, en-                                                                                Juárez a la creación
tre otras acciones, que                                                                               de una guardia de
multiplicaba la partici-                                                                              seguridad. Por decre-
pación de experimen-                                                                                  to del 6 de mayo de
tados jinetes, muy há-                                                                                1861 se formó una
biles en el manejo de                                                                                 policía rural federal
las reatas para las la-                                                                               popularmente cono-
zadas de los animales.                                                                                cida con el nombre
        A los jaripeos                                                                                de “Los Rurales”.
se invitaba a connota-                                                                                Combatían en gru-
dos charros, expertos                                                                                 pos irregulares al lado
en las lides de lanzar, colear y jinetear el ganado. Tam-     de los liberales entre 1857 y 1867, y fueron nombrados
bién, participaban los señores hacendados y el espectá-       “chinacos” porque vestían pobremente y disponían de
culo era presenciado por los familiares de éstos y por la     un equipo rústico. Esta policía dependía del Ministerio
población ranchera de los alrededores. Regularmente,          de Gobierno y estaba bajo las órdenes de un inspector
para dar de comer a toda esa concurrencia, eran sacrifi-      general.
cados cuatro novillos y se preparaba una suculenta carne               Dicha policía rural tenía a su cargo la vigilancia de
acompañada de las populares tortillas recién echadas en       los caminos, así como la de los juegos de azar de las
comal. No faltaba el tequila en botellas bules que se         ferias pueblerinas y participó como destacamento del
acostumbraba beber “a boca de botella”, y que ésta pa-        ejército federal en la lucha contra la inversión extranjera.
saba de mano en mano; la singular bebida era traída de        Hacia finales del siglo XIX los Rurales vestían traje de
las tabernas de las haciendas cercanas que lo producían.      charro y eran muy populares y temidos. Adquirieron fama
La música daba el último toque a la fiesta campirana,         cuando, en 1901, un contingente tomó parte de la ex-
                                                                                                                 38




posición de búfalo, en Estados Unidos, donde causaron                 Como puede apreciarse, la historia del charro y la
gran expectación por su singular apariencia; sobresalien-     charrería fue gestándose en el México campirano de los
do, en aquél entonces, el jalisciense general Francisco       siglos XVI al XX, lo que dio origen a los nuevos charros.
Ramírez, quien fungía como inspector general. En suma,        En ese sentido, Sánchez Hernández (1999) señala que
estos montados dieron origen a la leyenda del valiente        la interpretación del charro como símbolo de mexicanidad
jinete del campo, protagonista importante en los movi-        tiene que ver con los acontecimientos desprendidos de
mientos armados; pero, ¿cómo fue que el charro se con-        la revolución armada de 1910. Entre 1918 y 1920, en los
virtió en el prototipo del mexicano por excelencia y el       discursos políticos culturales, hubo la preocupación de
símbolo de identidad nacional?. Varios factores se conju-     reunir afirmaciones nacionalistas que justificaran la mo-
garon para lograr el milagro de esa síntesis de               vilización popular, uno de los caminos fue la revolución
mexicanidad: el rescate del jinete del campo con sus          de todo aquello considerado expresión de lo mexicano.
atributos de fuerza, amor a la Patria, a las mujeres, a       En este proyecto participaron activamente los artistas que
Dios y al caballo como elementos representativos del          rescataron todas las expresiones de lo típico mexicano;
orgullo del mexicano; el legendario chinaco defensor de       también los medios de comunicación reconocieron que
la soberanía del país, valiente hombre de a caballo de        la identidad nacional pasa por las mayorías, por lo que se
extracción rural; y el aristócrata terrateniente de elegan-   puso de moda destacarlas tanto en el radio como en el
te vestimenta, gran conocedor de la equitación a la           cine.
mexicana y promotor de la charrería como deporte (Sán-                Así, lo representativo de la mexicanidad se creo
chez Hernández, 1999:16-17).                                  para la identificación y el reconocimiento del nacionalis-
   39




mo, esto es, “la mexicanidad de los mexicanos”; en ese        te, al logro del incremento en general de todo lo que
contexto, el charro, como síntesis de diversos elemen-        significa prosperidad. Hojeando las páginas de la histo-
tos, se convirtió en símbolo de nacionalidad. La creación     ria, seguramente encontraremos la confirmación de es-
de las asociaciones charras, en los inicios de la década      tas aseveraciones y será fácil comprobar cómo, a la par,
de los años 20, garantizó la supervivencia de los charros     hombro con hombro, con los más altos valores humanos
urbanos, practicantes de las suertes de la charrería en los   de la República, siempre se han encontrado a charros
lienzos de las ciudades y otras poblaciones menores. Por      ocupando su lugar de hombres de bien, de ciudadanos
tanto, el nuevo charro es el jinete, no necesariamente        concientes de sus deberes y sus derechos. No es por
del campo, que realiza como competencia las suertes           una simple casualidad, por emoción de carácter románti-
del jaripeo, una practica deportiva. Concluye la autora       co o de leyenda popular, que la apuesta y gallarda figura
Sánchez Hernández (1999), en lo dicho por Gerardo             del típico jinete ha llegado a ser el símbolo y el emble-
Murillo, el “Dr. Atl”, en su libro “Las artes populares de    ma de la nacionalidad mexicana, sino como resultado de
México” (1922), que la equitación mexicana constituye         colocar justamente, en el sitio que merece, a quien ha
una de las manifestaciones más típicas de la República;       sabido ganarse la simpatía y el afecto popular, por dere-
el espíritu popular, ha condensado en el hombre que           cho propio.
monta a caballo –en el charro- el espíritu nacional por               Es fácil entender y deducir que la vida que el
experiencia.                                                  ranchero lleva en el campo acometiendo faenas rudas y
                                                              a veces peligrosas, teniendo que defenderse y bastarse
IV. La ganadería, la hacienda y el herraje del ganado         a sí mismo, siempre en contacto directo con la naturale-
                                                              za, su magnificencia y sus bellezas, con los potros cerreros
        En México, el hombre de a caballo del campo,          y los novillos bravos, hagan de él un hombre decidido y
por antonomasia, era el charro, pues según Lepe (1972)        arrojado, pero a la vez cuidadoso de sortear los peligros
en las antiguas haciendas y ranchos de importancia, agrí-     y problemas con buen juicio, con lo que fue construyén-
colas o ganaderas, existían varias categorías de ranche-      dose una moral de charro.
ros, un bien definido escalafón
que, por razón de sus conoci-
mientos, experiencias, antigüe-
dad y merecimientos, se le asig-
naba, a cada quien, el empleo a
desempeñar. Al especular con
vistas a la influencia de la charre-
ría en las fuentes de progreso,
en relación con los aconteci-
mientos que marcan el desenvol-
vimiento de México en sus dife-
rentes actividades y aspectos
como el político, el social, el eco-
nómico, el comercial, el militar y
el deportivo, la charrería, el con-
glomerado de hombres de a ca-
ballo del campo, ha participado
e influido directa o indirectamen-
                                                                                                                   40




        Ese campestre y diario vivir, despierta en el cha-   se acordarán quienes conocieron de cerca la vida del
rro cierto romanticismo que lo hacen soñador y senti-        rancho y de las haciendas o poblaciones rurales, a saber:
mental, sin embargo, en un arrebato de cólera, es capaz      el caporal, el arrendador, el vaquero y el arriero.
de volverse agresivo y hasta cruel, o de comportarse, al             El “caporal” era, por lo general, el más viejo o de
sentirse enamorado, como un sumiso y a la vez ardiente       mayor antigüedad, con más experiencia y capacidad, el
galanteador, aficionado a expresarse con música y can-       hombre de confianza que se movía entre todos con la
ciones. El trato y convivencia constante con el caballo,     dignidad que le daba en ser, como su nombre lo indica,
animal cuyas características psicosomáticas son de no-       la cabeza del grupo de jinetes, arrendadores y vaqueros
bleza y de lealtad legendarias, se refleja sin duda alguna   principalmente, que constituían el personal montado de
sobre el carácter y la psicología de este caballero de la    una finca ganadera.
llanura y de la serranía, del rancho y de la población,              Después venía, por su rango, el “arrendador” que
haciéndolo reflexivo, desarrollándose instintivamente su     casi siempre se designaba a un vaquero que por sus
sentido de dignidad y de responsabilidad. En el desem-       particularidades, facultades y muchas habilidades, se en-
peño de sus labores peculiares, tiene, en muchas ocasio-     cargaba del amanse y arrendamiento de los potros desti-
nes, que obrar rápidamente y por iniciativa propia, ya       nados a la silla; con cuánta satisfacción y no poco orgullo
que como anda lejos, en el campo, en el potrero o por        contemplaba los que habían salido de sus manos y de
los cerros, no hay tiempo para ir a consultar a quien más    sus piernas, listos para rendir servicios y aún, para contri-
sabe o puede mandar, en relación con lo que conviene         buir al lucimiento en charreadas y festejos de quienes
hacer, en vista de tal o cual caso o problema, por otra      los montaban con tales propósitos; en consecuencia,
parte, hay que decidir de inmediato. Estas fortuitas y       gozaba de ciertas prerrogativas y consideraciones, y se-
apremiantes circunstancias, hacen que los hombres de a       gún el número de bestias que tenía bajo su cuidado, se
caballo del campo vayan adquiriendo un instintivo y muy      le destinaban dos o tres vaqueros para que lo auxiliaran,
acertado sentido de responsabilidad, a la par que agili-     principalmente para atenderlas, asearlas y demás labo-
dad para pensar dentro de sus posibilidades mentales y       res. De entre los arrendadores, muchas veces se esco-
culturales, para decidir juiciosamente las determinacio-     gían los caporales, por razón del puesto que ocupaban,
nes que mejor convengan. Sería exagerado asegurar que        por la experiencia que adquirían y por los conocimientos
sea infaliblemente acertado en sus decisiones, pero aun-     que iban acumulando. El hecho de enseñar a otros, aun-
que empírico, la práctica y la experiencia lo lleva, la      que estos fueran seres irracionales, potros en este caso,
mayoría de las veces, a ser útil y buen elemento de          hace que el arrendador asimile, con esa práctica y sin
trabajo. Esto es también lo que ha impulsado al charro,
en muchas ocasiones, a tomar la iniciativa, o bien para
secundar los movimientos sociales y libertarios del país
(Lepe, 1972:95-97).

V. Tipología de la vida del rancho

       Para Lepe (1972:97), existe un aspecto político y
social que debemos considerar cuando hablamos de la
vida del rancho, que tiene que ver con el rango que
tenían las personas que trabajaron en el rancho y las
haciendas, pues entre los charros existe, o quizá es más
propio decir existió, un bien definido escalafón del cual
   41




darse cuenta, ciertos conocimientos que, aún siendo em-       pos oportunos-, y muchos otros quehaceres, todos bajo
píricos, le forman un criterio más amplio en el diario        el mando y directa vigilancia del caporal. Estos modes-
convivir con sus semejantes. Los buenos arrendadores,         tos, pero auténticos charros, recorren los montes y serra-
por lo general, son hombres reflexivos y callados, que        nías, no hay nada que los arredre y siempre están pen-
entienden los asuntos y problemas con más facilidad;          dientes de las bestias que tienen a su cuidado; para ellos,
esto, agregado a la diaria práctica de sus actividades, les   su caballo es su amigo predilecto, el compañero de la-
daba una mayor experiencia. Por otra parte, no hay que        bores, su eficaz instrumento de trabajo, es con quien
olvidar, porque esto es una auténtica verdad, que el tra-     comparten las alegrías y las penas, en la soledad de las
tar con el caballo enseña al hombre muchas cosas, siem-       llanuras y el campo. Los vaqueros integraban grupos más
pre y cuando él esté capacitado para comprenderlo.            o menos numerosos al mando de un caporal, y en las
       Mientras tanto, el “vaquero” era el peón de a ca-      haciendas ganaderas, que en otros tiempos eran muy
ballo en este escalafón, el hombre que ejecuta todas las      extensas, existían tantos grupos como potreros o mana-
faenas campiranas, particularmente las que se relacio-        das había que cuidar.
nan con los cuidados y manejo del ganado caballar, mular             Por último, estaba el “arriero”, pues al mencionar
o bovino, como cambiar las manadas de un potrero a            este nombre, se debe pensar en todo lo que significa;
otro, herrarlas o marcarlas con el hierro distintivo de la    dicho así simplemente, puede parecer como un elemento
hacienda, curarlas, tuzarlas, castrarlos, separar las hem-    de poca importancia y carente de significado social; sin
bras de los machos o de las crías –desahijar en los tiem-     embargo, su papel fue de una gran importancia. Siem-
                                                                                                                      42




                                                                                                   Respecto a la silla vaque-
                                                                                           ra mexicana, es hija de la espa-
                                                                                           ñola y nieta de la árabe. Los con-
                                                                                           quistadores trajeron los prime-
                                                                                           ros caballos, de origen arábigo;
                                                                                           y de ellos, Bernal Díaz del Cas-
                                                                                           tillo nos da una reseña: “en el
                                                                                           lienzo de Tlaxcala y la colección
                                                                                           de códices publicados por la
                                                                                           Junta Colombiana en 1892, se
                                                                                           pueden ver hasta las marcas de
                                                                                           los hierros quemadores y notar
                                                                                           la particularidad de que, enton-
                                                                                           ces, los caballos se herraban al
                                                                                           lado de la garrocha, mientras
                                                                                           que nosotros siempre hemos
                                                                                           puesto el hierro al lado del mon-
                                                                                           tar, o de subir. La razón por la
                                                                                           cual marcamos así, o como se
                                                                                           dice en términos ganaderos, al
                                                                                           ‘lado del criador’, es cuando se
pre llevó una vida agitada, con no pocas peripecias y          corre el ganado de los corrales; para verlo o lazarlo, se le
llena de penalidades. En realidad, no formaba parte de la      hace pasar de derecha a izquierda, por ser más cómodo
vida y del personal de las haciendas, ni estaba ligado a       lazar corriendo en ese sentido que en el contrario; pues
todos ellos; no obstante, el arriero fue, para la charrería,   ‘mecateando’ así, es más fácil amarrar ‘a cabeza de silla’,
lo que podemos llamar, un comerciante de a caballo,            y al manganear, caen sobre el lado de la garrocha, dejan-
dedicado especialmente a traer y llevar mercancías.            do libre, para recibir el hierro, el de la garrocha, el lado
Fungía también como un diligente correo, un eficaz in-         del presado, porque cuando alguno necesita herrar sus
termediario, hábil agente de compras y ventas entre las        animales, y no tiene marca propia, pide prestada alguna,
haciendas y los poblados, incluyendo finos potros y bue-       y entonces es de rigor que la ponga al lado de la lanza”
nos caballos de silla; por lo tanto, desempeñó un papel        (Rincón Gallardo, 1960:3-4).
de gran importancia y fue un factor decisivo en el desa-               El Márques de Guadalupe, Don Rincón Gallardo
rrollo y florecimiento de nuestro país, particularmente        (1960) señala que el caballo, animal desconocido para
de la gente del campo.                                         nuestros naturales, se multiplicó rápidamente en los in-
                                                               mensos agostaderos del territorio nacional, y llegó a ser
VI. Los menesteres del charro                                  indispensable al hombre de campo. Los primeros cha-
                                                               rros fueron los hacendados ganaderos y cerriles. El pri-
       Rincón Gallardo (1960) desarrolla de manera pre-        mero que coleo, fue un picador español, quien persi-
cisa el origen del charro mexicano y sus menesteres.           guiendo un torete, en campo abierto, le ‘pepenó’ el rabo
Tenemos que, el charro mexicano, trae su origen desde          y tirando de él, a pulso, derribó al cornudo. De este
Salamanca, España, en donde designan con tal nombre            hecho surgió la suerte de “colear”, que fue imitada por
al aldeano de esos contornos.                                  otros jinetes, y vino a dar en ejercicio nacional. Más ade-
   43




lante se coleó ‘a cabeza de silla’, después ‘a rodilla’, de    nos de Apan, los Montaños; en el Mezquital de los
ahí ‘arcionado alto’, finalmente a ‘arción bolera’, ama-       Monroyes, los Espinosa; por tierra fría, los Cervantes; por
rrando bajo, en la tibia, entre la pantorrilla y el estribo,   Jalisco, los Rincón Gallardo y otros muchos.
como se hace hoy en día, o como se debe hacer. Por                     Por otra parte, dada la utilidad del caballo en sus
Jalisco se acostumbran las coleas ‘a la charrada’, que se      diversas y difíciles disciplinas en el campo, al recorrer las
hace tomando la cola, y con fuerza de carrera sin soltar-      enormes extensiones que abarcan las haciendas, lo mis-
la, se apea al jinete del caballo, y da el tirón al toro. El   mo para juntar y arrear el ganado, se hicieron nuevos
autor de la ‘bolea’ fue un tal Aguilera, picador del Virrey    menesteres. A medida que los terratenientes fueron crian-
Iturrigaray, quien a pocos días fue invitado a los Llanos      do sus ganados, tanto caballar como vacuno, en estado
de Apan, por Don Eugenio Montaño, Don Nicolás                  de libertad, fue imponiéndose la necesidad de lazar, ji-
Saldierún, un tal Casulla.                                     netear, amansar, arrendar, etc.; y para coger a las bestias
        Destaca Don Rincón Gallardo que de los Llanos          salvajes, los charros se valieron de la “reata”, en cuyo
de Apan, pasó el uso de la bolera al Mezquital, en el          manejo se volvieron peritos. En consecuencia, tuvo que
Distrito de Tula. Por allá, tres charros fueron los que más    modificarse la silla para practicar las nuevas suerte, po-
sobresalieron por su agilidad y elegancia al colear y tres     niéndole al fuste, en vez del borren delantero, cabeza; y
jinetes que, durante unos cuarenta años, colearon en           en lugar de borren trasero, “teja”, que tan buenos servi-
diferentes puntos, en lienzos y en el campo abierto, arries-   cios ha dado. El cabezón y la serreta españoles fueron
gando sus vidas frecuentemente, conservándose muchos           sustituidos por el bozal de cerda o de reata, que se usa
años vigorosos. Los tres campeones del Mezquital fue-          al arrendar. Se inventaron los vaquerillos de piel de chi-
ron: Don José Antonio Olguín, Don José Luis Monroy y           vo, con pelo y todo, que se sujetan con tientos a las
Don Pedro Lombardo, los veteranos de ese rumbo. Cada           pajuelas del fuste, colgado uno a cada lado; y que tiene
familia supo sostener la reputación adquirida: en los Lla-     sendos bolsones interiores, en que resguarda de la lluvia
                                                                                                 y del sol la reata, y en los
                                                                                                 que se llevan las manillas,
                                                                                                 y además prendas que el
                                                                                                 charro necesita. También
                                                                                                 se inventó la ‘anquera’,
                                                                                                 que es descendiente de
                                                                                                 la gualdrapa, como una
                                                                                                 enagüilla de cuero grue-
                                                                                                 so, “timbre”, que cubre el
                                                                                                 anca del potro y que va
                                                                                                 ribeteada alrededor de su
                                                                                                 parte baja con zarcillos o
                                                                                                 brincos calados con pri-
                                                                                                 mor, de los cuales cuel-
                                                                                                 gan algunos adornitos lla-
                                                                                                 mados         “higas”      y
                                                                                                 “coscojos”, y el conjunto,
                                                                                                 “ruedo”, al que los ranche-
                                                                                                 ros vulgares, y no sin ra-
                                                                                                 zón, denominan “ruidos”.
                                                                                                                     44




                                                               cuanto iba yo a ser víctima de su brutal acomedida, sa-
                                                               qué violentamente el machete, y con un tajo de revés le
                                                               abrí la frente al furioso animal, que retrocedió enseguida.
                                                               ¿Qué habría hecho un jinete montado a la europea en
                                                               semejante lance?”. Asimismo, el estribo mexicano tiene
                                                               también su origen arábigo y español. El estribo árabe
                                                               cubre bastante el pie para protegerlo; el estribo español
                                                               la cubre más y los charros mexicanos agregaron a sus
                                                               estribos las tapaderas, de cuero de timbre forrado de
                                                               suela, que cubre los pies de todo en todo, resguardán-
                                                               dolos de la lluvia, del frío, de las espinas, de las patadas,
                                                               de las cornadas, y en las caídas de los caballos.
                                                                        En relación con la chaqueta y el calzón salmanti-
                                                               nos, pasaron a su vez a nuestros charros, quienes los
                                                               fueron modificando y adornando con botonaduras y bor-
                                                               dados artísticos. La chaqueta conserva su nombre, pero
                                                               a los calzones se les llamaba “pantaloneras” cuando son
                                                               cerrados y “calzoneras” cuando se abotonan. Mientras
                                                               tanto, “el sombrero charro primitivo fue muy parecido la
                                                               que hasta la fecha usan los picadores en las plazas de




La anquera tiene por fin principal quitarle las costillas al
potro, amansarlo, asentarle el paso, apostarle la cola, ayu-
dar a la educación del tercio posterior, y defenderlo de
las cornadas de los toros, con quienes los charros suelen
bregar (Rincón Gallardo, 1960:5-6).
        Llama la atención que la silla mexicana, para nues-
tro medio, es muy superior a cualquiera otra del mundo
entero. Se lleva en ella el machete, de gran utilidad para
abrir camino entre los breñales, para cortar leña, y aún
sirve como arma. “Unos cuantos días, iba yo de rúa en
mi cuaco el ‘Sueño’, por un campo en donde a la sazón
andaba paciendo algunas yeguas, y un genitor con ellas.
Mi caballo entero, por cierto, relinchó a son de galantear
a las señoras facas, y el rival, que con ellas estaba, obe-
deciendo a su instinto, se me dejó venir cual fiera en
celo. No me quedó mas recurso que esperarlo, y en
   45




toros, y el de copa alta arriscada, lo usó por primera
vez, mi tío Don Pedro Romero de Terrenos y Gómez
de Parada, quien, si no fue un gran charro, sí fue una
gran figura que decolló por su elegancia única, aun-
que un tanto extravagante”. El freno que nosotros
reputamos mexicano y charro, el de berbada de ar-
golla, es en realidad árabe.
        En cuanto a las espuelas españolas se fueron
transformando en las nuestras, que hoy se dividen
en dos estilos a saber: las “jinetas”, taloneras con sus
casquillos y sus grandes rodajas; y las “coleadoras”,
taconeras de casquillejos cortos y rodajas pequeñas.
Las “chaparreras” son los zahones españoles, un tan-
to modificados, ya que los charros tuvieron que alar-
garlos para protegerse las espinillas al colear, suerte
desconocida en la Madre Patria, agregándoles, ade-
más dos rozaderas, una en cada pierna, para resistir
las “chorreadas” de las reatas. El sarape y el jorongo
nos vinieron de la manta española; el “jorongo” es
una capa charra, descendiente de ferruelo y hasta la
faja española heredó el charro, quien la llamada “ce-
ñidor”.
        Por último, podemos concluir que “el charro
es noble, leal y valiente hasta la temeridad. Con de-
leite se juega la vida por quedar bien ante las muje-
res hermosas que los cautivan. Es hospitalario y sen-
timental; toca la guitarra con amor, canta y baila con




                                                           alegría y donaire; le atraen los ejercicios fuertes y peli-
                                                           grosos, en que la vida se pone al tablero y depende de la
                                                           destreza, de la fuerza y de la serenidad. El charro tiene
                                                           fama del jugador, en donde las carreras de caballos y las
                                                           peleas de gallos, son sus juegos predilectos, en los cua-
                                                           les le apuesta hasta la camisa. Se hechiza con las muje-
                                                           res bonitas de quienes es travieso con los caballos bue-
                                                           nos y con los revólveres finos. Por tradición es símbolo
                                                           genuino nacional, en la historia ha surgido su bizarra es-
                                                           tampa. El charro ha sido, es y será, la representación
                                                           simbólica de mi adorada Patria”, así lo describe Don Car-
                                                           los Rincón Gallardo (1960:8).
46
47
48
   49




Capítulo V

Deporte Nacional

        Palomar Vera
menciona que, como
deporte, la charrería tie-
ne una historia de me-
nos de un siglo, si bien,
es heredera de una lar-
ga tradición cultivada
durante siglos por un
sector de la sociedad
rural dedicado a las ac-
tividades agroganade-
ras. Con la llegada de
los charros a las ciuda-
des como consecuencia
del nuevo orden que
trajo el reparto agrario
–producto de la Revo-
lución Mexicana– al po-
ner fin a los grandes la-
tifundios y haciendas,
aquel sector convirtió sus actividades productivas tradi-           En ese sentido, el charro se convirtió así en un
cionales en un deporte –las faenas del campo elevadas        jinete que, con el propósito de competir y hacer gala,
al rango de las artes– y una fiesta, reproduciendo así sus   ejecuta suertes como lazar, colear y jinetear. Hábil, por
gustos y diversiones en el ámbito urbano (Palomar Vera,      su experiencia campirana en la doma del caballo y en el
2000:10).                                                    manejo del ganado mayor, el charro adquiere mayor
                                                                          destreza mediante la practica deportiva y
                                                                          perfecciona las suertes. Fue alrededor de
                                                                          1920 cuando comenzaron a construirse, en
                                                                          las urbes, los “lienzos charros”, espacios crea-
                                                                          dos especialmente para esta actividad y se
                                                                          inicia el proceso de la institución de los
                                                                          charros en asociaciones con reglamentos y
                                                                          estatutos que formalizan su práctica.
                                                                                  Asimismo, el hecho paradójico de
                                                                          que la charrería, como deporte, haya naci-
                                                                          do en el contexto urbano y sólo después se
                                                                          haya extendido a las ciudades medias y a
                                                                          los pueblos –donde es más intensa su prác-
                                                                          tica como actividad consustancial a las la-
                                                                          bores agroganaderas–, habla de cómo una
                                                                          tradición de origen rural, de alguna mane-
                                                                          ra, es devuelta al campo transformada, ne-
                                                                                                                          50




cesariamente distinta en su definición y realización. Esto
hace suponer que los significados y contenidos son más
complejos de lo que aparentan; es en las ciudades don-
de se ven obligados a producir artificial e intensivamente
un mundo cuyo significado está bajo la permanente ame-
naza del de un contexto que se le opone y con el que
tiene que establecer constantes negociaciones.
        Así, la fiesta charra es un espectáculo de gran
colorido que ofrece a los participantes fuertes emocio-
nes dentro, detrás y alrededor del lienzo. Podríamos pen-
sar en ella como el corolario de una tradición compleja
donde se ponen en juego los distintos elementos que
han confluido para dar vida al mundo charro. Los ele-
mentos discursivos que actúan en la fiesta charra pare-
cen recrear el juego cultural de significados provenien-
tes de diversas fuentes: los relativos a la identidad nacio-
nal y regional, a las diferencias jerárquicas, a la reafirmación
de una ética y una estética especifica y, de manera im-
portante, los atributos a la diferencia sexual a cada uno
de los sexos y a las relaciones entre ambos. En este or-
den la disciplina y el control, desarrollan una función
fundamental, en donde los límites entre los diversos ele-          La belleza plástica y estética, lo viril y pintoresco de las
mentos son muy claros y rigurosamente respetados (Pa-              suertes charras llegó hasta las plazas y lienzos, construi-
lomar Vera, 2000:10-11).                                           das especialmente en las poblaciones y ciudades. Los
        Por su parte, Lepe (1972) señala que en la cha-            charros designan con el nombre de “lienzo” a una pared
rrería, como deporte nacional, existen diversos ejerci-            o barda, a favor y con la ayuda de la cual, practican el
cios y faenas campiranas, principalmente aquellas que              ejercicio de ‘colear’, el cual consiste en que yendo el
los vaqueros practicaban a diario como obligación o una            novillo y el charro en carrera, éste jala de la cola de la res
necesidad, las cuales se mencionaron antes, además de              y la tira al suelo. Un ejercicio parecido, en su resultado,
jinetear bestias berreras, potros, novillos, lazar, colear y       se practica en España, el cual se llama “acoso y derribo”.
algunas otras. A medida que se fueron perfeccionando y             Es, pues, la charrería hecha deporte, divertimiento y lo
convirtiendo en más habilidosas y espectaculares, las prac-        que se practica hoy día. Su organización y desarrollo
ticaban como diversión los jinetes, rancheros y                    empezó por pequeños grupos de amigos que se reunían
pueblerinos; por lo tanto, cada vez que había una                  de una manera informal para charrear, a lo que ellos
charreada o un jaripeo acudían de los lugares cercanos             llaman “travesear”; vinieron después las asociaciones y
para presenciarlos o para tomar parte en ellos, constitu-          finalmente, en 1933, se fundó la Federación Nacional
yendo esto un motivo de entusiasmo y alegría; en estos             de Charros. Integraron el pie veterano las cinco asocia-
casos, las desarrollaban en corrales y plazas, no a campo          ciones que entonces existían en la ciudad de México, D.
abierto como en el diario bregar del trabajo cotidiano.            F.; en la actualidad se cuenta con más de 250 agrupacio-
Con frecuencia se concertaban competencias entre los               nes dentro de la República y en los Estados Unidos de
vaqueros y caporales de una hacienda o ranchería y otra,           Norteamérica; aunque también ha llegado la charrería a
lo cual le daba más importancia e interés a las charreadas.        España (Lepe, 1972:100).
   51




Capítulo VI
Las Asociaciones

I. La Asociación Nacional de Charros

        Según la revista “Fiesta y Tradición, Familia Cha-
rra” (1989), destaca que los antecedentes históricos de
la fundación de la “Asociación Nacional de Charros” los
podemos encontrar durante los años de 1910 a 1920;
muchos hombres ‘de a caballo’, de ascendencia
campirana, se fueron a radicar a las principales ciudades
y capitales del país. La vida del campo estaba casi parali-
zada y su nueva organización había desplazado a
esforzados y recios varones que, en la ciudad, añoraban
los días felices de sus andanzas campiranas. Todos estos
hombres amaban la charrería, porque la habían vivido
desde su primera edad, y porque la practicaron en su
lucha por la vida. Al triunfo de nuestra revolución y al
normalizarse las actividades en el país, las mismas auto-
ridades auspiciaban festivales charros, que sólo consis-




                                                              tían en exhibiciones o vagas remembranzas de lo que
                                                              había sido esplendorosa fiesta, hasta pocos años antes.
                                                                      En 1921, se celebró una fiesta charra en el Hipó-
                                                              dromo de la Condesa, en la Ciudad de México, por cuenta
                                                              y orden de la Secretaría de Guerra y Marina, para con-
                                                              memorar la Batalla del 5 de mayo. Asistieron como invi-
                                                              tados el Lic. Ramón Cosío González y Enrique Munguía
                                                              cuando, por un incidente desagradable, decidieron reti-
                                                              rarse y encaminaron sus cabalgaduras hacia el Bosque
                                                              de Chapultepec. En el camino comentaron la constante
                                                              improvisación de los festivales charros, la imposibilidad
                                                              de que individualmente hubiera quién se echara a cues-
                                                              tas la organización y la triste realidad de ver cómo los
                                                              charros y sus prácticas estaban a punto de extinguirse.
                                                                      El Lic. Cosío González y el Sr. Enrique Munguía,
                                                              tuvieron entonces la idea de agruparse con otros ami-
                                                              gos, a fin de intentar una asociación que, aparte de per-
                                                                                                                       52




mitirles las prácticas charras, les diera oportunidad de        Ramón Cosío González a que formulara un proyecto de
iniciar una campaña mexicanista. Después de haber con-          Estatutos para presentarlo el sábado siguiente. El Lic.
cretado esa idea, convinieron en que el señor Munguía           Ramón Cosío González presentó el proyecto de Estatu-
invitara al señor Marcos E. Raya, quien aceptó celebrar         tos y, a iniciativa del Sr. Munguía, se acordó mandarlo al
una plática en el Casino Francés, ubicado entonces en la        Sr. Carlos Rincón Gallardo, con invitación para que for-
casa No. 9 de las calles de Motolinia, al miércoles si-         mara parte de la Asociación. El Sr. Munguía se encargó
guiente, a las seis de la tarde. A la cita asistieron el Lic.   personalmente de esta invitación, durante un almuerzo
Cosío González, el Sr. Munguía y un enviado del Sr.             que había en el restaurante que había en Chapultepec.
Raya, pues éste se excusó de no poder asistir.                  El Sr. Rincón Gallardo opinó favorablemente a cerca de
        En esta reunión se acordó citar, por medio de la        lo propuesto, pero manifestó que él no ingresaría a la
prensa, a los charros de la capital, para una reunión que       Asociación, por las razones que entonces expresó.
se celebraría el sába-                                                                                          La Directiva
do siguiente, a las sie-                                                                               Provisional cumplió
te de la noche. La re-                                                                                 satisfactoriamente
unión se celebró en                                                                                    su función y el 4 de
la casa de comercio                                                                                    junio de 1921, que-
del Sr. Raya, situada                                                                                  dó constituida la
en la esquina de Av.                                                                                   “Asociación Nacio-
16 de septiembre y                                                                                     nal de Charros”,
Bolívar, a la que asis-                                                                                como “Asociación
tieron los señores Lic.                                                                                Deportiva Naciona-
Ramón           Cosío                                                                                  lista”.
González, Enrique                                                                                               Los fundado-
Munguía, Rodolfo                                                                                       res acordaron que el
Mena, el Lic. Gabriel                                                                                  objeto de la Asocia-
García Rojas, Elías                                                                                    ción sería impulsar,
Antillón y Zózimo                                                                                      por cuantos medios
Bretón. En la junta se                                                                                 lícitos tengan a su al-
acordó constituir la                                                                                   cance, los ejercicios
Asociación y, a inicia-                                                                                físicos que tengan
tiva del Sr. Munguía,                                                                                  como base la equi-
se nombró una Directiva Provisional encargada de los            tación mexicana, traje, costumbres y arte nacionales, pres-
trabajos de organización, que se integró como sigue:            tando al efecto todo su apoyo moral a las asociaciones
presidente, Sr. Marcos E. Raya; vicepresidente, Lic. Ra-        nacionales charras y propugnar por su fundación. A la
món Cosío González; secretario, Lic. Gabriel García Ro-         naciente asociación se le fijó una duración de 99 años, a
jas; prosecretario, Héctor López y vocales, Rodolfo Mena,       partir del 4 de junio de 1921, fecha en que quedó cons-
Elías Antillón y Sózimo Bretón.                                 tituida, señalando su domicilio social en la Ciudad de
        El Lic. García Rojas, Regidor del Ayuntamiento          México. En el mismo acto de su constitución, se estipuló
en aquella época, manifestó que tenía dos amigos cha-           que serían socios fundadores, las personas que se inscri-
rros, Manuel Paredes Arroyo y Luis de León y Morales, a         bieran antes del 31 de diciembre de 1921. En días ante-
quienes se nombró como vocales, aceptando desde en-             riores a la constitución de la Asociación ingresaron como
tonces ser socios. En la misma junta se comisionó al Lic.       socios los señores Andrés Aguilar, Vicente Pliego, Dr.
   53




José Legorreta, Gral. Miguel Orozco Camacho,
Lic. Alfredo B. Cuéllar, Teodoro Pereda, Cosme
Hinojosa, Roberto Pesqueira y Federico Calcá-
neo.
         En la primera elección de Directiva, re-
sultó electo primer Presidente de la Asociación
el Sr. Lic. Ramón Cosío González; por acuerdo
de la Asamblea de Constitución, se insertaron
avisos en los diarios para informar al público el
inicio de la “Asociación Nacional de Charros A.
C.” La publicación de haberse constituido la aso-
ciación sirvió para que la Comisión Organizado-
ra de las Fiestas del Centenario de la Consuma-
ción de la Independencia, encabezada por el
Mayor Emiliano López Figueroa, se interesara para que,       habiéndoseles hecho los anticipos necesarios. También
como número de los festejos, se diera una fiesta charra.     se contrató en Cocula un grupo de mariachis. El Lic. Cosío
         Dando cuenta en Junta Directiva, se nombró una      González y el mismo señor Munguía contrataron a An-
comisión para organizar el jaripeo, recayendo los nom-       drés Becerril, a su hermano Audómaro y a José Velázquez.
bramientos en las personas de los señores Marcos E.                 Un poco antes del día del festival, el señor Raya
Raya, Enrique Munguía y Lic. Ramón Cosío González,           informó al Lic. Cosío González, que ya tenía el plano
agregándose al Sr. Carlos Rincón Gallardo, a proposición     para las tribunas, el ruedo y el lienzo, pero que no tenía
del Mayor López Figueroa. Los comisionados se distribu-      terreno donde levantarlo, ni un ingeniero que lo cons-
yeron los trabajos en la siguiente forma: Don Marcos E.      truyera en tan corto tiempo. El Lic. Cosío González con-
Raya, encargado de la construcción del lienzo; Enrique       siguió que un primo suyo, el Ing. Antonio Gutiérrez Sola,
Munguía y el Lic. Ramón Cosío González, encargados           se comprometiera a la construcción y que su amigo
de contratar los charros; y Carlos Rincón Gallardo, encar-   Basilizo Romero le prestara un terreno, junto a las torres
gado de conseguir las yeguas y novillos.                     inalámbricas (sic) de Chapultepec.
         El Sr. Rincón Gallardo compró cincuenta yeguas             Por fin llegó el día de la fiesta y la concurrencia
y consiguió cincuenta novillos en arrendamiento para la      resultó superior al cupo de las tribunas, la fiesta fue un
fiesta. El Sr. Munguía contrató al Sr. Miguel Aceves         éxito para la Asociación, pues todos los diplomáticos
Galindo y a un señor que llamaban “El Zurdo”, el prime-      quedaron muy complacidos. El Mayor López Figueroa,
ro como lazador y el segundo como coleador y lazador,        con gran gentileza y en atención al buen éxito del festi-
                                                             val, donó a la Asociación las cincuenta yeguas y las cons-
                                                             trucciones que por cuenta de la comisión se habían le-
                                                             vantado.
                                                                    A poco, algunos charros de Pachuca, invitaron a
                                                             los miembros de la Asociación Nacional de Charros, para
                                                             que asistieran a unas fiestas en su honor, organizadas
                                                             para el 1º de enero de 1922. Un grupo muy numeroso
                                                             de charros de la Nacional salió a Pachuca, llevando una
                                                             banda de música. Los charros de Pachuca atendieron a
                                                             sus invitados con su característica esplendidez. Al regre-
                                                                                                                 54




sar a México, el Sr. Raya, que había tenido un disgusto      nicó inmediatamente con el Teniente Coronel Garza,
con Enrique Munguía, renunció a su carácter de miem-         logrando evitar la demolición y que se volvieran a colo-
bro de la Asociación, retirándose también los señores        car las tablas que habían sido desclavadas. Algún tiempo
Pesqueira, Hinojosa y otros de su amistad.                   después, la misma Secretaría mandó un considerable nú-
        Después de las Fiestas del Centenario de la Con-     mero de gente que, en un momento, desbarató la plaza,
sumación de la Independencia, el periódico del Ing.          llevándose la madera al Campo Marte, donde hicieron
Palavicini promovió los festejos de la “India Bonita” y la   unas tribunas. Como la Asociación quedó sin lugar para
Asociación fue invitada para escoltarla. Con las yeguas      sus prácticas, se obtuvo que Adalberto Peralta, socio jun-
que habían regalado a la Asociación, se organizaron se-      to con su hermano Crisóforo, prestaran un terreno en la
manalmente festivales de práctica en el lienzo, que tam-     Colonia de los Doctores, donde se continuaron las prác-
bién era donativo. El Lic. Cosío González, había arregla-    ticas dominicales hasta que las yeguas ya no sirvieron,
do que las yeguas estuvieran pastando en terrenos de la      dándoselas a los señores Roqueñi en pago de los pastos
Hacienda de Cartagena, propiedad de los señores Ra-          de la finca Cartagena. En los primeros meses de 1922 a
fael y Luis Roqueñi, y cada semana se traían quince o        raíz de la separación de los amigos del Sr. Raya, se for-
veinte para las prácticas. Los sábados de cada semana,       mó un club de charros encabezado por Carlos Rincón
se facilitaba el redondel a los miembros del Estado Ma-      Gallardo, del que formaron parte algunos miembros de
yor del General Obregón, a solicitud del Teniente Coro-      la Asociación Nacional de Charros, entre ellos el señor
nel Eduardo Garza.                                           José Legorreta, Carlos Teodoro Pereda, César Rodríguez
        Un día, la entonces Secretaría de Guerra y Mari-     “El Chícharo”, el Dr. Reynaldo Delffis, Juan Vélez y otros,
na, ordenó se desmantelara la plaza y como el Lic. Cosío     habiendo construido un lienzo para colear en un terreno
González recibiera oportunamente la noticia, se comu-        de la colonia Cuauhtémoc. No obstante los quebrantos
                                                                                           sufridos por esas separacio-
                                                                                           nes, la Asociación siguió
                                                                                           funcionando y durante el
                                                                                           año de 1922, el Presidente
                                                                                           comisionó al Vocal Manuel
                                                                                           Paredes Arroyo, para que
                                                                                           fundara Asociaciones her-
                                                                                           manas en diversos estados
                                                                                           de la República.
                                                                                                    Ante tales aconteci-
                                                                                           mientos surgen otras aso-
                                                                                           ciaciones charras; para el
                                                                                           año de 1923 el vocal comi-
                                                                                           sionado Manuel Paredes
                                                                                           Arroyo, fundó las asociacio-
                                                                                           nes hermanas de Guadala-
                                                                                           jara, Puebla, San Juan del
                                                                                           Río, Querétaro y Morelia,
                                                                                           las cuales se consideraban
                                                                                           filiales de la Asociación Na-
                                                                                           cional de Charros. La “Aso-
   55




ciación de Charros de
Guadalajara” tuvo
como primer presiden-
te a Manuel Cañedo,
dueño de la Hacienda
“El Cabezón y Anexas”,
y como vicepresidente
al Lic. Silvano Barba
González. En julio de
1923 se constituyó la
“Asociación Regional
de Charros de Puebla”,
nombrándose como
delegado a Arturo
González y su directi-
va, que tomó posesión
el 12 de octubre del
mismo año; formándo-
se como sigue: el pre-
sidente, Gral. Gauden-
cio González de la Lla-
ve; el secretario, Arturo González; el tesorero, Ángel        asociaciones en Durango y en otros estados, que habían
Peláez y las vocales, Arturo Gutiérrez, Gral. Tirso Sán-      operado en la época de la Revolución, así como la “Aso-
chez L., Rafael Contreras e Ignacio Sánchez. En 1924, la      ciación de Charros de Aguascalientes” en 1946.
comisión que encabezaba el señor Paredes Arroyo, or-                  En la precaria situación en la que se encontraba la
ganizó la “Asociación de Charros de San Juan del Río,         Asociación, se pidió un carro de madera, siendo Manuel
Querétaro”, quedando como presidente, Julián Yarza;           Muñoz, alto empleado de los Ferrocarriles, quien obtu-
secretario, Bernardo Fernández Terán; tesorero, Jaime         vo que se entregara la madera pagando únicamente el
García y vocales, Salvador Gómez, Víctor Corchado,            flete. Con el producto de esa madera, la Asociación dio
Rodolfo Muñoz, Luis Gómez y José Valencia, llamado            una gran fiesta en el Hipódromo de la Condesa, frente a
“El Güero”. Su Comisión de Honor y Justicia quedó cons-       las tribunas nuevas, debido a la gentileza del Ing. José G.
tituida por los señores Mateo Ordaz, José Gómez, Pe-          de la Lama, quien le permitió que se dieran allí varias
dro Septién, Julián Ruiz y Francisco González Escandón.       fiestas. Posteriormente, asignó un lugar en la esquina
En el año de 1925, la Nacional asesoró la formación de        sur oriente del Hipódromo, con frente a la Calzada de
la “Asociación Nacional de Charros de Querétaro”, la          Insurgentes, en donde se levantaron unas tribunas y se
que presidió la siguiente Mesa Directiva: presidente, Gral.   construyeron un redondel y un lienzo para colear, hasta
Antonio Guerrero; secretario, Miguel Michaus; tesorero,       que se hizo el fraccionamiento y tuvieron que dejar el
Ezequiel Segura y vocales, Manuel Segura, Miguel Do-          lugar, ya pasados algunos años.
mínguez, Benjamín Muñoz, Manuel Ordóñez y Andrés                      Como a los primeros presidentes de la Asocia-
Araujo. También contribuyó a formar diversas asociacio-       ción Nacional de Charros tenemos a los siguientes: en
nes como delegado de la Asociación Nacional de Cha-           1923 fue electo a Crisóforo B. Peralta y como vicepresi-
rros, el Sr. Gral. Luciano A. Peralta, quien fundó algunas    dente el Lic. Cosío González. En 1924 fue nuevamente
                                                                                                               56




electo presidente el Lic. Cosío González y vicepresiden-    sultó electo el Gral. Jesús Jaime Quiñónez como presi-
te, el Dr. Francisco Martín Sánchez. En 1925 fue electo     dente, quien se reeligió para 1931. Por gestiones ante el
Manuel Paredes Arroyo y durante su gestión mandó como       entonces Presidente de la República, Sr. Ing. y Gral.
vicepresidente honorario al Lic. Cosío González. En 1926    Pascual Ortiz Rubio, consiguió que se le concediera a la
estaba en México el Gral. Roberto Cruz, quien fue elec-     Asociación el usufructo de la llamada “Casa de la Hormi-
to presidente y como vicepresidente, el Gral. Miguel        ga”, cercana a la actual Residencia de los Pinos. En esta
Orozco Camacho. En 1927 fue reelecto presidente el          casa se tuvieron las oficinas de la Asociación, por algún
Gral. Roberto Cruz y como vicepresidente, Marcos E.         tiempo, y se dieron bailes que se organizaban cada mes,
Raya, quien había reingresado, y fue precisamente en        los cuales, aparte de que tenían alguna originalidad típi-
ésta época cuando se lanzó una convocatoria de un con-      ca, constituyeron una ayuda económica de mucha im-
curso para la “Estatua del Charro”. Se dieron algunos       portancia.
festivales a fin de recaudar fondos, y con ellos, y con             Durante la actuación del Gral. Quiñones como
dinero del propio Gral. Cruz, se compró un terreno en lo    presidente de la Asociación, es de mencionarse la gira
que era la Ciudad Militar, donde se construyó un lienzo     de las huestes de la Nacional, que tuvieron brillante ac-
de madera.                                                  tuación en Chicago, durante la Feria Mundial, así como
        Cuando en 1929 se levantó en armas el Gral.         otra gira que se hizo en la ciudad de Houston, Texas. En
Cruz, tenía carácter de presidente de la Asociación y era   los periodos de 1932 y 1933, fungió como presidente
secretario el Gral. Antonio Gómez Velazco, siendo vice-     de la Asociación Rafael Gil, quien tuvo mucho interés
presidente Marcos M. Raya, quien asumió la presidencia      por organizar una exposición permanente de objetos re-
durante unos
cuantos días,
pues habiendo
presentado su
renuncia, se le
aceptó inmedia-
tamente. Enton-
ces el Gral.
Gómez Velazco
llamó a su alre-
dedor a antiguos
miembros de la
Directiva y entre
ellos, al Lic.
Cosío González,
que tenía desde
1925 el carácter
de vicepresiden-
te honorario de
la Asociación.
En las eleccio-
nes para el perio-
do de 1930, re-
   57




gionales. La idea se comunicó por circulares a todas las     hombres de a caballo y magníficos charros, de dar a co-
Asociaciones que entonces existían en la República y se      nocer, de manera organizada, las prácticas charras que
recibieron bastantes donativos de objetos típicos y de       de las zonas rurales habían traído con tanto amor y orgu-
artesanía charra, que se exhibieron en la famosa “Casa       llo las ciudades, que por aquel entonces (1921), estaban
de la Hormiga”.                                              comenzando a crecer con rapidez.
        Con el devenir de la historia de la Asociación Na-            El anhelo de los charros por agruparse en una
cional de Charros, poco a poco se va gestando y consti-      asociación se hizo realidad cuando, según Don Ramón
tuyendo ahora la Federación Nacional de Charros. Du-         Cosío González, el charro Don Enrique Munguía sufrió
rante la gestión de Don Rafael Gil precisamente, el 16       un menosprecio al asistir a una fiesta oficial en el ex –
de diciembre de 1933, se constituyó la Federación Na-        hipódromo de Peralvillo. A raíz de este desaire, Don
cional de Charros, organismo en quien delegó la Asocia-      Enrique convocó a los charros de la capital por medio de
ción Nacional de Charros la dirección de la charrería or-    la prensa, a una junta que tenía como finalidad integrar
ganizada del país, resultando electo como primer presi-      una asociación de charros y construir un lienzo. A dicha
dente, el Lic. Silvano Barba González, miembro de la         junta asistieron, entre otros, el Lic. Ramón Cosío González,
Asociación Nacional de Charros.                              Don Rodolfo Mena, Don Elías Mantillón y Antillón y Don
        En la organización de la Federación Nacional de      Sósimo Bretón.
Charros, la Asociación tomó parte muy activa, así como                Así, la Asociación Nacional de Charros se fundó
sus más distinguidos miembros, entre ellos el Lic. Ra-       el 4 de junio de 1921, formándose la mesa directiva con
món Cosío González, el Lic. Alfredo B. Cuéllar, Jesús A.     las siguientes personas: como presidente, el licenciado
Tostado y Marcos E. Raya. La Asociación Nacional formó       Ramón Cosío González (encargado de redactar los esta-
parte de este organismo durante muchos años, aportó a        tutos de la charrería); como vicepresidente, Crisóforo B.
su asociación más de treinta asociaciones regionales.        Peralta; como secretario, Alfredo B. Cuéllar; como teso-
        Para formar la Federación Nacional de Charros,       rero, Fernando de la Garza; como prosecretario, Sósimo
hubo una convocatoria previa de la Confederación De-         Bretón y como vocales, Ricardo Mondragón, César Ro-
portiva Mexicana, la que transmitió a los charros del país   dríguez, Enrique Torres Ovando, Manuel Muñoz y Ma-
un acuerdo del Gral. Abelardo L. Rodríguez, entonces         nuel Paredes Arroyo.
Presidente de la República con el siguiente texto del 29              Se precisó que el objetivo social de la asociación
de agosto de 1933: “El señor Presidente de la República,     sería la de impulsar, por cuantos medios lícitos se ten-
en su empeño decidido de impulsar a todos los depor-         gan a su alcance, los ejercicios físicos que tengan como
tes, por conducto del Ing. Juan de Dios Bojórquez, Presi-    base la equitación mexicana, traje, costumbre y artes
dente del Consejo Nacional de Cultura Física, en un acto     nacionales, prestando al efecto, todo su apoyo moral a
de justicia y acendrado patriotismo, ha tenido a bien re-    las asociaciones charras y pugnar por su fundación (Chá-
conocer a la charrería como el deporte genuinamente          vez, 1991:51-52).
nacional y ha ofrecido todo el apoyo y ayuda moral para               Por otra parte, según Palomar Vera, menciona que
resurgir las típicas costumbres que nos legaron nuestros     los antecedentes históricos de la institucionalización de
antepasados” (revista “Fiesta y Tradición”, año 1 no. 5,     la charrería en México se debió al interés de los charros
julio 1989: 8–14).                                           por constituirse en asociaciones, que tiene que ver con
                                                             un menosprecio que sufrió uno de los suyos, Enrique
II. Nacimiento                                               Munguía, durante una fiesta oficial en su ex-hipódromo
                                                             de Peralvillo de la ciudad de México. Este desaire llevó a
      Chávez (1991) destaca que la primera asociación        Munguía a convocar, a través de la prensa, a los charros
de charros nació ante la necesidad y el deseo de varios      de la capital una junta para integrar una asociación y
                                                                                                                    58




construir un lienzo. El fruto de aquella reunión fue la       versión señala a los charros de Guadalajara, no fundada
fundación de la “Asociación Nacional de Charros” en           como asociación formal, sino como agrupación en 1920,
1921. Mas allá de su verdad, esta anécdota ilustra el         por Silvano Barba, Inés Ramírez y Andrés Zermeño en-
espíritu reivindicativo de los charros y su deseo de prote-   tre otros. Esta disputa encierra otra relativa al origen mis-
ger y conservar la tradición contra el paso del tiempo,       mo de la charrería, en las identidades regional expuestas
los cambios de contexto y las modificaciones de un sig-       en juego en la figura de charro. El Estado de Hidalgo,
nificado ante otros sectores de la población. Así pues, se    por ejemplo rivaliza con el de Jalisco, y aún dentro de
puede decir que la institucionalización de la charrería       éste, la zona de Los Altos se afirma como la auténtica
también tiene que ver con la necesidad de un grupo            cuna de la charrería (id.,2000).
socioeconómico especifico por asegurar su sobrevivencia
como tal (Palomar Vera, 2000:11).                             III. La Federación
        Al igual que en otros terrenos en los que se jue-
ga una herencia simbólica, en una charrería existe una               Según Chávez (1991), la Federación Nacional de
disputa respecto a cuál fue la primera asociación. Para       Charros se fundó ante la preocupación de los charros
los charros del centro del país, esta fue la Asociación       por la expansión de su arte, el orden y el respeto a los
Nacional, formada el 4 de junio de 1921, entre otros,         estatutos. En diciembre de 1990 se celebró su aniversa-
por Ramón Cosío González y Crisóforo B. Peralta. Otra         rio número 57, habiéndose realizando su creación en los
   59




                      siguientes términos: “en la ciudad de   incorporándose a la Confederación Deportiva Mexica-
                      México a los 16 días del mes de di-     na. Por su parte, Pascual Ortiz Rubio decretó que el traje
                      ciembre de 1933, siendo las dieci-      charro sería símbolo de mexicanidad, lo que investía a
                      nueve horas, se reunieron en las ofi-   quienes lo portaban con una especie de obligación de
                      cinas de la Confederación Deportiva     hacerlo con dignidad y honor. Mientras que Manuel Ávila
                      Mexicana, en la avenida Juárez No.      Camacho y otros presidentes posteriores participaron en
                      88, despacho 202, las siguientes per-   la consolidación de las instituciones charras al tejer nexos
sonas con objeto de celebrar la asamblea para la consti-      políticos con ellos, incorporando a sus directivos en ac-
tución de la Federación de Charros” (Chávez, 1991: 54).       tos protocolarios o de representación oficial y apoyar la
         A tan relevante acontecimiento concurrieron a la     construcción de lienzos o donar terrenos para este fin.
fundación del organismo federativo 43 asociaciones cha-       La existencia de este vínculo hizo, por otra parte, que los
rras y la directiva estuvo constituida por el presidente,     charros comenzaron a ser una asamblea nacional dispu-
Lic. Silvano Barba González; secretario, Leovigildo Islas
Escárcega; tesorero, Miguel Morett; señor abanderado,
Raúl Maldonado Aspe; vocales, David Montes de Oca,
Pablo Bush, Lic. Ramón Cosío G., general Gregorio
Méndez y doctor Ramón Pintado.
         En marzo de 1933, el Presidente de la República,
el general Alberto L. Rodríguez, promulgó la Ley Depor-
tiva, que dio lugar a que la Charrería quedara considera-
da oficialmente como deporte nacional, en lo que influ-
yeron los charros organizados con el apoyo de promi-
nentes funcionarios públicos. Simultáneamente, el de-
porte charro quedó incorporado a la Confederación De-
portiva Mexicana (Id., 1991:55).
         En ese sentido, podríamos señalar que en esta
institucionalización tuvieron una participación fundamen-     tada por las diferentes tendencias políticas. Otro elemento
tal algunos presidentes de la República, como Abelardo        que tiene cierto peso en esta consolidación, es que los
L. Rodríguez que promulgó la Ley Deportiva, en cuyo           charros son considerados la tercera fuerza de reserva
marco la charrería se asumió como deporte nacional,           para el ejército nacional, lo cual revela otra función cu-
                                                              yos resabios quedan en la pistola y forman parte del
                                                              traje de charro, aunque, significativamente, se lleve des-
                                                              cargada (Palomar Vera, 2000: 19).
                                                                      Para el año de 1991, la Federación de Charros
                                                              contaba con más de 650 asociaciones que militan bajo
                                                              un consejo directivo central. Entre otros, este organismo
                                                              tiene como objetivo fomentar y dar a conocer la charre-
                                                              ría dentro y fuera del territorio nacional. Desde su crea-
                                                              ción, diversos eventos de esta naturaleza, han sido pre-
                                                              sentados en diferentes puntos del mundo, como
                                                              Sudamérica, Estados Unidos, Canadá y Europa; es decir,
                                                              la afición a la charrería ha progresado considerablemen-
                                                                                                                    60




te y no sólo se le estima o comprende en nuestro país,
sino también en el extranjero. Por otra parte, este orga-
nismo ha colaborado desde su inicio con el gobierno
mexicano en los desfiles deportivos y militares del 16 de
septiembre y 20 de noviembre, y también ha cooperado
cuando las autoridades han ofrecido festivales charros a
visitantes ilustres y Jefes de Estado (Chávez, 1991:55).

IV. Charros notables

        “San Sebastián de Aparicio, Luis G. Inclán,
Ponciano Díaz, Ernesto Icaza Sánchez, Carlos Rincón Ga-
llardo, Andrés Becerril, Rafael Ramos, Guillermo Pérez,
Vicente Pliego Carmona, Felipe Chávez, Antonio Gil,
Daniel Goñi, Alfonso Rincón Gallardo, Javier Rojo Lugo,
Carlos Pascual López, Rafael Moreno Valle, Everardo
Camacho” (Chavéz, 199:59-65). Asimismo, a ésta lista
debemos añadir a los destacados charros fundadores de
la Federación Mexicana de Charros.

V. Tres visiones artísticas del tema campirano

        El antecedente más directo del charro es el
“chinaco”. Ambos, por su significado, constituyen un
tema importante en la iconografía nacionalista mexicana
del siglo XIX. Consumada la Independencia, la personali-
dad del charro, aguerrido y poderoso, domina las fuerzas
de la naturaleza para acrisolar gran parte de la riqueza       ellos mismos se autorretrataron vestidos de charro como
de nuestro recién nacido país. Por su virilidad, no exenta     testimonio de simpatía (Pérez Escamilla, 1999:19).
de toques machistas, por su gallardía, por su atuendo de               Antes de pasar a analizar las tres visiones artísti-
ostentosa vanidad y por su actitud espectacular que lle-       cas del tema campirano, se debe considerar la postura
ga a lo fanfarrón, el charro es identificado como el proto-    de Claudio Linati en relación a su descripción que hace
tipo de lo mexicano. En general, pintores, grabadores,         de la figura del charro. Claudio Linati, introductor de la
poetas y músicos lo retrataron con minuciosidad cercana        litografía en México, demostró gran capacidad y preocu-
a la admiración, ya que además de su personalidad exó-         pación sociológica al realizar en 1928, con el pretexto
tica, de componentes destacados de nuestro conjunto            de dejar un testimonio de los trajes civiles, religiosos y
etnológico, resulta fascinante a los ojos de los mexica-       militares de la época, un acucioso estudio estético de la
nos y de los extranjeros. Para los llamados “artistas viaje-   indumentaria de los mexicanos que, en última instancia,
ros”, el charro es sin duda el “hombre a caballo” de           refleja la información de nuestra nación como entidad
América. Rugendas, Linati, Philips, Nebel, Egerton, Pingret    independiente y soberana. En imágenes de gran belle-
y Pierson pintaron o litografiaron prodigiosas estampas        za, plasma la lucha de poder entre el clero, la milicia y
definitorias del personaje; es más, en algunas ocasiones,      los terratenientes. Linati señala la presencia del charro y
   61




lo consagra como paladín de la libertad en su inigualable    o gavilla de charros. En su libro “Las charrerías”, estable-
interpretación del charro-guerrillero, que muchos han        ció el código más avanzado, aún ahora vigente, de la
identificado como Hermenegildo Galeana, combatien-           práctica de la charrería. Dedicó especial atención al des-
do en la lucha de Independencia. En otras ocasiones re-      cribir a su caballo ‘Chamberín’, al que consideraba el
presenta al “ranchero” o “criollo hacendado” (Id.,1999).     animal más prodigioso del mundo.
        Sin embargo, como consecuencia de la seculari-               Casimiro Castro representa a Inclán apuesto, po-
zación de la sociedad, los artistas mexicanos del siglo      deroso, dueño de sí mismo, del paisaje y de la situación,
XIX trabajaron, con espontaneidad y con mucho amor, el       montado en ‘Chamberín’ y ataviado con el traje “ritual”
costumbrismo. En este género fue muy importante la           del charro, de reminiscencia mudéjar, tan solemne como
representación de la charrería en todos sus aspectos: fae-   el que usaban los monarcas y los religiosos del alto cle-
nas de campo, jaripeos, fiestas, bailes, etc., durante los   ro. Luis G. Inclán es un personaje congruente con su
cuales los charros rivalizaron para consagrar su poder en    época y su vida. Carece de sofisticación, no tiene gran-
la doma del caballo y en el sometimiento del toro. Los       des dotes de dibujante, pero representa lo que mira a su
costumbristas más importantes fueron Serrano, Morales,       alrededor, no como un simple espectador, sino como el
Alfaro e Icaza. “Sin caer en la puerilidad de tratar de      hombre de campo deseoso de compartir con gracia y
establecer cual fue el mejor, personalmente inclino mis      veracidad sus sentimientos, sus aficiones y hasta sus
preferencias hacia Casimiro Castro, Luis Gonzaga Inclán      pasiones (Pérez Escamilla, 1999:21).
y al genial José Guadalupe Posada”.
                                                                    2. Castro, la excelencia del detalle
       1. Luis G. Inclán y su
gran vitalidad                                                                                 “Considero que Casimiro
                                                                                      Castro, además de extraordina-
        Luis G. Inclán, charro de                                                     rio dibujante, litógrafo y acuare-
pura cepa, nació en la hacien-                                                        lista, es, por su amor a lo mexi-
da de Coapa, en Tlalpan, enton-                                                       cano, el artista más definido de
ces perteneciente al Estado de                                                        mediados del siglo XIX. Consa-
México. Dedicó su vida a la                                                           gró a la ciudad de México, a los
crianza de caballos, a la crea-                                                       volcanes, a la catedral metropo-
ción, edición, impresión e ilus-                                                      litana y al charro como símbolos
tración de libros y al ejercicio                                                      mexicanos. En el libro por exce-
de la charrería. Esta última cir-                                                     lencia del siglo pasado ‘México
cunstancia influyó poderosa-                                                          y sus alrededores’, con frecuen-
mente en su obra artística, au-                                                       cia incluye al charro como ele-
téntica y además espontánea.                                                          mento principal de las composi-
Inclán, conocido en el México                                                         ciones referidas a la nacionalidad.
de mediados del siglo XIX como                                                        Si buscáramos la corresponden-
“el grande de la fiesta charra”,                                                      cia literaria de Castro, sin duda
dejó en su novela “El coronel                                                         alguna serían las poesías de
Astucia, el jefe de los herma-                                                        Guillermo Prieto. Ambos tienen
nos de la hoja”, una obra clási-                                                      un trasfondo común: el patriotis-
ca del tema campirano que re-                                                         mo en cuanto al deseo de exal-
lata las aventuras de un grupo                                                        tar lo mexicano para el bien co-
                                                                                                                    62




                                                                tica mexicana decimonónica. Al igual que otras bebidas,
                                                                el pulque mexicano impone pautas en el arte, aunque
                                                                con la diferencia de que, mientras que el vino y la cerve-
                                                                za de Europa y las bebidas de arroz de Oriente estimu-
                                                                lan la corteza cerebral, la nuestra exalta los sentidos. El
                                                                arte mexicano es por ello muy sensual, así lo expresa en
                                                                el texto “Sin pulque no hay Posada”, del catálogo que
                                                                presentó el MUNAL. Es sorprendente el hecho de que
                                                                al reunir imágenes de los charros de Posada encontra-
                                                                mos, no obstante lo mucho que se ha dicho y escrito de
                                                                ellos, un personaje inédito y original en su iconografía.
                                                                Tomando como punto de partida, una fotografía de Hugo
                                                                Brehme, Posada presenta como cumbre del revolucio-
                                                                nario y del charro a Emiliano Zapata, campesino que lu-
                                                                cha por el respeto a los derechos de los trabajadores de
                                                                la tierra (Pérez Escamilla, 1999:24-25).
                                                                         En suma, para Pérez Escamilla (1999) como Inclán,
                                                                Castro y Posada, representan los artistas que con sus
                                                                obras relacionadas con el charro, son fundamentales para
                                                                comprender al personaje, que si bien fue abordado por
                                                                artistas como Icaza, Serrano, Morales, Alfaro y Arrieta,
                                                                nunca encontró una representación tan nítida de ese ser
mún, a través del conocimiento de nuestra esencia. Cas-         humano y eminentemente vital de la sociedad mexica-
tro es quien le da al charro –a su vida, a sus diversiones      na.
y a su trabajo- una mayor dignidad en un marco de au-
tenticidad e independencia. Hace del charro un ser tras-
cendente que ha logrado traspasar fronteras y épocas”
(Pérez Escamilla, 1999: 22).

       3. México, Posada y el charro

        Nuestro artista José Guadalupe Posada, el inago-
table, siempre nos ofrece nuevas interpretaciones por la
riqueza y la profundidad de su obra en la que ocupa un
lugar principal el charro. Le da vida lo mismo como cala-
vera fanfarrona y fandanguera, bailando en los panteo-
nes, cortejando a la mujer, desafiando a un tigre en la
estampa conocida como “El valiente de Guadalajara”,
que asumiendo un aspecto aguerrido como el corrido
“Macario Romero” y otros. También representa al charro
en la pulquería con un vaso de neutle, bebida por exce-
lencia de todas las clases sociales y definitoria de la plás-
   63




Capítulo VII
Escuela y transmisión de la charrería

         Las escuelas de charrería que existen tanto en la
capital como en la provincia, tienen como primordial ob-
jetivo incluir a sus discípulos las normas básicas de la
charrería. En éstas se imparte enseñanza charra, bailes
regionales y, en general, todo lo relacionado con trajes,
artes y costumbres nacionales. Los alumnos también ob-
tienen conocimientos sobre la historia de la charrería:
sus orígenes, desarrollo, finalidades actuales y futuras.
En ese sentido, el instructor de la escuela deberá impar-
tir a los alumnos las siguientes nociones en el arte de
charrear (Chávez, 1991:56):
1. Primeras orientaciones con la reata, remolino a am-
     bos lados.
2. Primeras clases a caballo, aprender a sentarse correc-
     tamente.
3. Potrear con reata larga, enredar la reata desde el
     caballo empezar a remolinear y mandarla con alguna
     referencia de ambos lados.
4. Jineteo de becerros, pialarlos a pie y a caballo y dete-
     nerlos, cabecearlos.
5. Preparar reatas, engazarlas, hacer escobetillas estirar
     reatas y hacer rozaderas.
6. Calificar las suertes charras, llevarlos a competencias
     y mostrarles los pormenores para que puedan ir cali-
     ficando.
         Inculcarles que el hombre de a caballo debe te-
ner una conducta intachable.
64
65
66
   67




Capítulo VIII
Patria, mujer y caballo: Escaramuza charra

         A partir de un lema charro, “Patria, mujer y caba-
llo”, se interpreta el papel de la mujer en un deporte “de
hombres”. Alejada de toda referencia erótica y voluntad
de competencia, ella tiene la alta encomienda de pre-
servar la tradición; no se trata, sin embargo, de un terre-
no inmóvil (Palomar Vera, 2000: 41).
         Luis Ortega, charro profesional y hombre de ex-
cepcionales aptitudes, tiene el mérito de haber inventa-
do la escaramuza charra. En Houston, Texas (1950), vio
a un grupo de muchachas y muchachos, vestidos de tra-
jes vaqueros, que al compás de una melodía ejecutaban
diversos movimientos en el área del rodeo. Al regresar a
México, habló con los directivos de la asociación, propo-
niendo formar un grupo de niños y niñas que recibieran
entrenamiento para crear un espectáculo como el que           muy elementales. Con el tiempo, conforme se iba ga-
tanto le había llamado la atención. Cuando el grupo que-      nando madurez y seguridad, se fueron modificando y
dó formado, hicieron algunas presentaciones en la capi-       haciendo cada vez más complejos; algunos ejercicios se
tal y una gira por el occidente de la República. La mayo-     ejecutaban a toda velocidad, otros requerían exactitud.
ría de las personas aceptaron al grupo con gusto; sin         Este grupo de niñas se convirtió súbitamente en la parte
embargo, los charros de abolengo se opusieron a que           más bella y estética, la cual llenó de alegría, movimiento
los niños anduvieran alternando en ejercicios ecuestres       y plasticidad el lienzo. Como un ballet, sólo que a caba-
que, para su gusto, resultaban demasiado femeninos. Por       llo, dio colorido no solamente a las tribunas, sino a la
ese motivo “El carrusel”, como se llamó, se reorganizó        arena gris, al ejecutar con gallardía y arrojo una rayada o
exclusivamente con un grupo de niñas: Guadalupe               unos lados, como el mejor charro. El grupo empezó a
Camacho, Susana Mondragón, Lilia López, Gloria y Mar-         presentarse domingo a domingo en la sede de la Aso-
garita del Castillo Q. e Hilda Rivero, y a partir de enton-   ciación y posteriormente en los lienzos de otras asocia-
ces se le llamó “escaramuza charra” (Chávez, 1991:90).        ciones del país, así como en el extranjero. Actualmente,
         Al principio, en las presentaciones de la escara-    cada una de las asociaciones cuenta cuando menos con
muza charra se ejecutaban una serie de movimientos            un grupo de escaramuzas que, con su presencia y actua-
                                                              ción, engalanan el ya de por sí bello deporte charro
                                                              (Id.,1991).
                                                                      En 1953 nace, en el Rancho del Charro de la Ciu-
                                                              dad de México, la escaramuza “Un Ballet Ecuestre”, don-
                                                              de las damas jinetes, ataviadas con traje de Adelita, de-
                                                              muestran su dominio sobre la cabalgadura realizando
                                                              diversas y bellas maniobras. La escaramuza ha cobrado
                                                              gran popularidad y constituye una hermosa representa-
                                                              ción que enriquece el espectáculo con gran colorido.
                                                              Actualmente, ya es competencia y son 300 grupos que
                                                              tratan de colocarse en los eventos nacionales.
68
69
70
   71




Capítulo IX

Allá en la hacienda y los ranchos

I. Las haciendas de Aguascalientes                            calientes, su Código Municipal, prevé el control de las
    Por: Juan Humberto Cervantes Moreno                       construcciones catalogadas con valor histórico, requirien-
                                                              do para ello, la autorización conjunta con el INAH.
        1. Marco general
                                                                     2. Determinantes y condicionantes
          El proyecto del rescate integral de los cascos de
las Ex-haciendas, como parte de las políticas de desarro-             Para que el proyecto este congruente con la rea-
llo urbano establecidas en el Estado, tiene su fundamen-      lidad social y económica. No es suficiente con calcular
to y respaldo jurídico dentro del Programa Estatal de De-     el número posible de usuarios y sus características socio
sarrollo Urbano de Aguascalientes 1997, como parte de         - económicas, pues se debe estudiar, además, sus cos-
las estrategias al comprender el inventario y catálogo de     tumbres e interacción social, que vienen a reflejar su
monumentos, así como de las acciones de regeneración          comportamiento, sus gustos, expectativas, formas de so-
de los centros históricos. Por su parte, el Código Urbano     cialización y patrones de comportamiento presentes y
para el Estado de Aguascalientes, declara de utilidad pú-     futuras.
blica la conservación y mejoramiento, así como la pro-                El diseño del proyecto debe identificarse además
tección del patrimonio cultural de los centros de pobla-      con el lugar, respetando sus patrones de interacción so-
ción, y le otorga a la                                                                          cial con los puntos de
SEDESO, las atribu-                                                                             contacto comunitarios,
ciones para la elabo-                                                                           para fomentar la segre-
ración y ejecución de                                                                           gación y favorecer el
los programas y pro-                                                                            cuidado y manteni-
yectos de conserva-                                                                             miento del proyecto.
ción, mejoramiento y                                                                            Se deben considerar
crecimiento, que se                                                                             además las característi-
vienen a considerar                                                                             cas del terreno, su ubi-
como programas par-                                                                             cación, las condicio-
ciales, así como la ins-                                                                        nantes del plan o pro-
talación de la Comi-                                                                            grama local, sus restric-
sión del Patrimonio                                                                             ciones sobre el terreno,
Cultural que también                                                                            el clima, la vegetación,
es presidida por la                                                                             etc.
misma dependencia.                                                                                       Se debe deter-
          De igual for-                                                                         minar el mercado que
ma, los Municipios                                                                              podrá abarcar el pro-
forman parte tam-                                                                               yecto contemplando el
bién de la Comisión                                                                             mercado libre y priva-
del Patrimonio Cultu-                                                                           do, indicando costos y
ral, a través de sus Co-                                                                        cantidades del servicio,
mités Municipales de                                                                            las diferentes modalida-
Desarrollo Urbano y                                                                             des de uso, expectati-
Rural, y en el caso del                                                                         vas de compradores,
Municipio de Aguas-                                                                             promotores privados y
                                                                                                                 72




públicos. El considerar la proximidad física es un factor   idea de cómo resolver los diversos aspectos del tema,
determinante para propiciar el roce social donde los es-    los siguientes elementos a considerar:
pacios bien definidos con acciones libres, favorece el        - Los valores arquitectónicos a salvaguardar.
significado de pertenencia originando el cuidado de la        - Qué expresión cultural se ofrece como testimonio
comunidad y del mismo usuario.                                  de un pasado.
                                                              - Remediar la presencia de elementos perjudiciales.
       3. Lineamientos programáticos                          - Localización de espacios posibles o detectados como
                                                                foros, plazas, monumentos, fuentes, alamedas, cen-
        A fin de poder responder a un conjunto de deter-        tros comerciales, recreativos y educativos, entre otros.
minantes y condicionantes, es necesario estudiar y eva-       - Fechas conmemorativas, celebraciones religiosas y
luar las que más beneficios sociales y económico apor-          civiles.
ten, mediante la precisión de cualidades del proyecto.        - Usos del suelo de los inmuebles.
Asimismo, se debe definir el curso de acción sobre va-        - Formas de los edificios, altura, plantas.
rias alternativas comparables entre sí, negociar a su vez     - Edad y estado.
con las dependencias involucradas, su visto bueno y apo-      - Otras construcciones
yo, para así definir el lineamiento programático a seguir     - Medios de comunicación; transporte público local y
del proyecto, así como el tipo de factibilidad determina-       foráneo.
do por el segmento que se abarca, su volumen determi-         - Propietarios
nado por la demanda, su costo determinado por los pre-        - Características de la imagen urbana, identificando
cios de venta y el tipo de equipamiento de acuerdo a los        nodos, acentos, bordes, etc.
usuarios posibles.                                                  Así, tomando como base el análisis de la organi-
                                                            zación de actividades que engloba el proyecto, se
       4. Conceptos de diseño                               conceptualiza la relación funcional que deben guardar
                                                            las actividades entre si y la frecuencia o intensidad de
     El proyecto del rescate de las haciendas puede         cada relación.
comprender, entre otros conceptos que nos den una
   73




        5. Marco teórico-conceptual

        El Estado puede heredar a su
pueblo un patrimonio cultural, re-
creativo, educativo y comercial de
gran beneficio social con el proyec-
to del rescate de los cascos de las
ex-haciendas, ya que representan la
cultura material y simbólica de una
época donde la tenencia de la tierra
y la riqueza, estaban en manos de
un bajo porcentaje de la población
del país, mismas que eran otorga-
das por el Virrey de la Nueva Espa-
ña y que a la postre y como conse-
cuencia de tiempos adversos para
los mismos hacendados, se fueron
desmembrando las propiedades con
la venta y expropiación de fraccio-
nes, dando posteriormente lugar a
la pequeña propiedad y con ello
                                       después, a la propiedad comunal y social conocida como
                                       ejido y sus agraristas como producto de la Revolución
                                       Mexicana.
                                               En la actualidad los cascos de las ex-haciendas en
                                       el Estado, se conservan aún en un porcentaje considera-
                                       ble y se consideran como un vestigio de la evolución
                                       política y social de la vida rural de aquellos tiempos y
                                       como un concepto necesario para comprender y apre-
                                       ciar el proceso de desarrollo histórico social y urbano de
                                       un centro de población.
                                               De aquí la importancia del proyecto, ya que abar-
                                       cará un rescate del tiempo evolucionado en la arquitec-
                                       tura de la época pasada y una opción para una imagen
                                       deseada de un centro de población que acepta el pasa-
                                       do y amplía el futuro, al darle su sentido de identidad y
                                       pertenencia a nuestra entidad.

                                              6. Antecedentes históricos

                                               La región que ocupa el hoy Estado de Aguasca-
                                       lientes, tiene sus más remotos antecedentes en una pe-
                                                                                                                74




queña villa que sirvió de avanzada y resguardo para via-     ejidos para las colonias, así como tierras comunales para
jeros que se dirigían hacia las nacientes minas del norte    los ganados.
y fue denominada como la Villa de Nuestra Señora de                  Situada en el centro de una gran planicie, con un
las Aguas Calientes, que contaba con todos los elemen-       clima dulce y agradable, con las condiciones geográficas
tos necesarios para el desarrollo de una floreciente po-     que le permitieron convertirse en un centro ganadero y
blación con la existencia de manantiales de agua calien-     después en un productor agrícola, aún cuando la calidad
te y de ríos de temporal con tierras productivas, donde      de la tierra no era buena pero en el agua en contraste
Juan de Montoro, Gerónimo de la Cueva y Alonso de            era abundante, era Aguascalientes, en aquella época,
Alarcón entre otras personas, obtuvieron de Felipe II, rey   una pequeña ciudad de cerca de 15,000 habitantes, lle-
de España, una Cédula Real por medio de la cual se les       na de huertas, limpia, de casas bajas y de calles anchas y
dieron mercedes de tierra y autorización para fundar así     bien empedradas, residencia fija de los ricos hacenda-
la Villa en 1575, consistiendo en un radio de 5 leguas,      dos de la región y un centro de paso obligado para los
lotes para continuar la Iglesia, la Casa de Gobierno y       transportes de productos mineros de Zacatecas y de las
   75




fértiles tierras del Reino de Nueva Galicia. Sin embargo,      las para que estas fueran redituables, pero la mano de
al principio, el temor a los indios chichimecas impedía        obra escaseaba, por lo que promovieron el poblamiento
su completo desarrollo, pues asolaban la región, así como      de la región, atrayendo con dádivas la instalación de co-
las restricciones impuestas por la corona para desplazar       lonos españoles e indígenas, solo que a los indígenas a
a los nativos de su lugar de origen, lo que provocó que        cambio se les pedían servicios en sus tierras; resolviendo
se admitiera en 1604 la congregación indígena de San           este problema, formaban así las bases para los tres siste-
Marcos junto a Aguascalientes. En esta época, a fines          mas de apropiación que originaron las haciendas gana-
del siglo XVI y principios del XVII, las tierras de la zona,   deras y mineras y posteriormente agrícolas, como los
por mercedes o por simple posesión, dejaron de perte-          ranchos y las comunidades, destacando entre ellas las
necer a la corona y pasaron a manos de particulares;           propiedades de los Rincón Gallardo por sus característi-
este proceso de posesión se avino a los lineamientos           cas y extensión, así como por su importancia que esta
castellanos que permitían el cultivo del campo a todo          familia tuvo en la historia de la región.
aquel que lo necesitara sin importan quién fuese el due-               Durante esta época, los grandes terratenientes
ño, siendo el único requisito para usufructuarlas, el de-      en virtud de la escasez de mano de obra, presionaban a
mostrar que las tierras se aprovechaban, haciendo un           los labradores y pequeñas comunidades que paulatina-
pago muchas veces simbólico de ellas, creando así las          mente se fueron estableciendo, explotándolos y
primeras propiedades rurales en Aguascalientes.                escatimándoles el agua para sus parcelas, optando en
         Los primeros beneficiados con este sistema en         ocasiones por comprar esclavos negros, siendo el siglo
virtud de su facilidad y sencillez, fueron los centros ga-     XVIII de prosperidad y bonanza para los grandes latifun-
naderos que, al ocupar por completo la zona central del        dios y contando, para 1794, con 25 haciendas y 144
reino, se crearon las grandes estancias, que posterior-        ranchos, repartidos en 4 partidos, 14 en Aguascalientes,
mente se conocieron como haciendas. Por su parte, la           5 en San José de Gracia, en San José de la Isla una
explotación minera provocó una gran demanda de pro-            hacienda, y en el partido de Asientos, 5 haciendas. Las
ductos agrícolas, resultando por ello redituable y atra-       fincas rústicas producían, a finales del siglo XVIII, un total
yente la explotación del campo, de tal manera que para         de 16,153 fanegas de maíz, 5,320 de frijol y 3,210 car-
los grandes propietarios, no valía mucho el poseer esas        gas de trigo, entre 2,550 reses y 1,820 potros, mostran-
grandes extensiones legalizadas o no, pues dada su abun-       do así la Villa, capital entonces de la Subdelegación de
dancia, valían poco. De aquí que era necesario cultivar-       la Intendencia de Zacatecas, un aspecto bastante pro-
                                                                                                                  76




metedor de prosperidad y tranquilidad pero tomando           este suceso realmente sirvió más como una salida dada
como base la explotación de los peones, agricultores y       a la burguesía criolla, a los españoles y al alto clero, que
mineros.                                                     como un medio de encontrar nuevas condiciones de
        En la época de la guerra de Independencia, la        vida para los sectores que lucharon por ello.
ciudad de Aguascalientes, conocida todavía como la Vi-               La producción agrícola en los ochentas aumentó
lla de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Ca-        a tal grado que el mercado se saturó y, con la expulsión
lientes, dependía de la provincia de Zacatecas y era su      de la Compañía de Jesús, las explotaciones mineras de
primera autoridad civil y militar, Don Felipe Terán, abue-   Asientos cesaron; posteriormente, Aguascalientes se
lo de Don Jesús Terán Peredo, quien después de consu-        independizó de Zacatecas con el nombramiento en 1835
mada la independencia dejó la Delegación, con un sal-        al hacendado Pedro García Rojas para Gobernador, sin
do favorable de su administración pública para la Villa.     embargo de 1836 a 1860 se sucedieron 26 cambios de
        Ya para 1808, se empezó a sentir la revolución       gobierno, semiparalizaron las grandes explotaciones agrí-
de la Independencia y en 1810 surge el levantamiento         colas, ganaderas y mineras, por lo que algunos hacenda-
de Don Miguel Hidalgo, obligando a abandonar Aguas-          dos decidieron cambiar de residencia y otras, fracciona-




calientes, unas cuantas familias distinguidas, dando lugar   ron sus propiedades registrándose así en 1837, 75 ha-
a una época (1810-1821) de inestabilidad y reajuste de       ciendas más (100 en total). Así, a raíz del triunfo de los
la sociedad del México independiente, desencadenan-          liberales y de la promulgación de un decreto donde la
do escasez y elevados precios de los cereales, así como      ley podía grabar progresivamente el valor de las fincas
un aumento demográfico considerable y por consiguien-        rústicas a tal grado que esto parecía una especie de des-
te, el desempleo. Sin embargo, con la etapa de Inde-         pojo, el poderío de las grandes haciendas se frenó, men-
pendencia del país, comenzó el regreso de los españo-        guando su desarrollo, lo cual sin mas remedio, tuvieron
les a su patria, teniendo como dato que, el acta que         que aceptar y amoldarse al nuevo régimen de gobierno;
declaraba la Independencia nacional, fue firmada en          sin embargo, con el pretexto de fomentar el desarrollo
Aguascalientes el 6 de julio de 1821, en medio de so-        del país, aparecieron posteriormente nuevos métodos
lemnidades religiosas y fiestas populares, donde Valentín    de explotación, como la expropiación de cofradías y tie-
Gómez Farías, enarboló la nueva bandera trigarante. Pero     rras comunales para beneficio de las haciendas vecinas,
   77




iniciando así un nuevo auge, viviendo de esta manera
una de sus mejores épocas, ya que los hacendados ocu-
paban, al mismo tiempo, los principales cargos públicos
como diputaciones y gobernaturas, propiciándose ellos
mismos condiciones de desarrollo como la exención de
impuestos y demás facilidades, desarrollándose todo éste
reflorecimiento bajo la protección de la dictadura de
Porfirio Díaz.
        A fines del siglo XVII, la mayoría de los latifundios
estaban legalizados y las principales haciendas eran la
Hacienda de Pabellón, Hacienda de Cieneguilla, La Can-
tera, El Saucillo de San Antonio, Santa María de Gallar-
do, Palo Alto y Ciénaga Grande.
        Ya para mediados del año de 1884, se inauguró
en la ciudad de Aguascalientes una línea ferroviaria que        en 1929, y no para crear más campesinos, de manera
vino a integrar al Estado al sistema nacional para fomen-       que el campesino pasara a ser un auténtico agricultor.
tar el comercio de las haciendas de la región; sin embar-              La historia cuenta que la Revolución no tuvo como
go, durante esta época de esplendor, surge un nuevo             intención destruir las haciendas, sin embargo, a lo sumo,
problema para ellos, con el abaratamiento de la tierra          sólo de exigirles mayor productividad, presionándolos de
orillando a los hacendados a fraccionar sus propiedades         tal manera que muchas de las haciendas se tuvieron que
y, en virtud de que la tierra se devalúo aún más, algunas       fraccionar aún más el resto de sus propiedades, lo que
haciendas desaparecieron, teniendo de esta manera re-           vino a contribuir a la quiebra de todas aquellas que aún
gistradas para 1910 tan solo 31 haciendas y 474 ranchos,        sobrevivían, al ser sustituidas por los ejidos, que vinieron
69 menos de las que se consideraban en 1837, a lo cual          a surgir como un fruto de las circunstancias y como un
se comenzaban a escuchar rumores e inconformidades              fenómeno político-social, llamado Revolución Mexicana,
de la explotación y tiranía de los grandes terratenientes.      dando con esto fin a la época de esplendor de las gran-
        Con el paso del tiempo y después de vivir su            des haciendas del país y del Estado.
segunda época de mayor esplendor y de haber soporta-
do los embates anteriores de la etapa de la Independen-                7. Las haciendas en Aguascalientes
cia de México, las haciendas recibieron un segundo y
definitivo golpe con el movimiento de la Revolución                      A continuación se mencionan las principales Ha-
Mexicana, que ocasionó el llamado reparto agrario que           ciendas que han sido identificas en los Municipios del
vino a dar origen a la creación de los ejidos, fulminando       Estado de Aguascalientes:
la propiedad de las haciendas al dividirse ésta entre los       Aguascalientes:
agraristas y recibiendo en cambio, los hacendados, una              - La Cantera
indemnización simbólica por dichas afectaciones, lo cual            - Agostaderito
fue el comienzo del inicio del fin.                                 - Cieneguilla
        Aunado al proceso de extinción de los grandes               - San José de Buenavista
latifundios se presentaron circunstancias como la de que            - San Bartolo
el Estado vino quedando dentro de un proyecto de riego              - Ojocaliente
con el objetivo de fomentar la agricultura comercial de             - El Soyatal
los agricultores mediante la construcción de la Presa Calles        - Peñuelas
                                                                    78




   - Jaltomate                       - Viudas del Poniente
   - Santa María de Gallardo         - Molinos
   - Cañada Honda (José Ma. M.)   Calvillo:
   - San Ignacio                     - La Primavera (El Temazcal)
   - San Pedro del Llano             - San Diego de la Labor
   - La Escondida                    - San Tadeo
   - Las Trojes (de Alonso)          - La Trinchera
   - Morcinique (H. Nueva)           - La Vaquería (Gaztambide)
   - Montoro                         - San Nicolás
Asientos:                         Cosío:
   - Las Pilas                       - La Punta
   - Ciénega Grande                  - Natillas (Cosío)
   - El Tule (Tulillo)            Jesús María:
   - Pilotos                         - Gracias a Dios
   - San Rafael                      - Milpillas
   79




    - San José de Guadalupe (Las Bóvedas)      - El Cotón
    - El Chichimeco                         Pabellón de Arteaga:
    - Los Cuartos                              - Ojo Zarco
    - Tapias Viejas                            - Santiago
    - San Miguel de Venadero                   - San Luis de Letras
    - San Lorenzo                           Rincón de Romo:
    - La Guayana                               - San Blas (Pabellón de Hidalgo)
    - La Estancia                              - Estancia de Mosqueira
El Llano:                                      - El Saucillo
    - La Tinaja                                - San Jacinto
    - Los Sandovales                        San Francisco de los Romos:
    - La Campana                               - La Unión de Guadalupe
    - Mirandilla                               - Loretito
    - Boca de Ortega                           - Chicalote
    - Palo Alto                                - San Ángel
                                                                                                                      80




   - El Mezquite                                              pectadores. Las suertes del jaripeo son: lazar a pie o a
   - La Trinidad                                              caballo, colear, jinetear reses o bestias caballares brutas,
   - Puerto de la Virgen                                      florear la reata, pialar, manganear, torear a caballo y otras
   - La Escondida                                             varias (Lepe, 1972: 209).
San José de Gracia:
   - Ciénega Gallardo                                         IV. El Encierro
   - Paredes
   - La Congoja                                                       Un homenaje a los ganaderos de Aguascalientes
   - Sta. Rosa de Lima                                        quedó plasmado para siempre en la obra escultórica “El
Tepezalá:                                                     encierro”, la cual está ubicada actualmente en la Expoplaza
   - Carboneras                                               de esta ciudad capital.
   - Las Pilas                                                        El monumento escultórico “El encierro” fue diseña-
   - Mesillas                                                 do y realizado por el artista de Guadalajara, Jal., Jorge de la
                                                              Peña Beltrán e inaugurada en 1992 por el Gobernador Ing.
II. El Rancho y el ranchero                                   Miguel Ángel Barberena Vega. Dicha escultura fue elabo-
                                                              rada de bronce y con la técnica denominada “a barratoza”,
                       “Al buen ranchero, hasta el lindero”   la cual mide 24 metros de largo por 10.5 de ancho.
                             (Rincón Gallardo, 1945: 278).            La escultura consta de 7 toros y un caporal quienes
                                                              escenifican el camino al encierro de los animales. Cada
        El ranchero es el campesino que vive en el ran-       toro pesa una tonelada y el caporal 1.7 toneladas. Este mo-
cho. Además, la palabra “ranchero” tiene dos acepcio-         numento escultórico tiene como finalidad el de rendir un
nes; por una parte, es la persona u hombre de a caballo       homenaje a los ganaderos de Aguascalientes. Cabe seña-
nacido y criado en el rancho, por otra parte, es el caballo   lar que cada toro tiene el hierro de las ganaderías locales.
de campo, acostumbrado y adiestrado a los trabajos del
campo; es un potro asustadizo y me-
droso que viene del rancho y a quien
le asustan las cosas de la ciudad (Lepe,
1972: 274).

III. Jaripeos

        Para Don Carlos Rincón Gallar-
do el “jaripeo” tiene la acepción del
ejercicio de charrear. Es la fiesta o tra-
bajo en que los charros lanzan, colean
y jinetean en México (1945: 213). El
jaripeo es una charrada o charreada. Se
le define como el conjunto de ejerci-
cios ecuestres charros, ejecutados para
manejar el ganado en las fincas gana-
deras, o bien, como diversión para ejer-
citarse los jinetes y distraer a los es-
   81




Capítulo X

El deporte nacional en Aguascalientes

I. Contexto socioeconómico

        La Villa de la Asunción de las Aguas Calientes
contó en un su origen con modestísimas y primitivas
capillas, pero el siglo XVIII contempló la transformación
de aquellos piadosos recintos en verdaderos templos y
vio surgir iglesias que hoy decoran además, el panorama
arquitectónico de la ciudad.
        El principal incentivo económico de la región fue
la ganadería. La comarca se pobló con estancias para
ganados “mayores y menores”, en las extensas y mal
medidas “mercedes” primero y después “composiciones”        día Mayor de Aguascalientes, con sementeras en las am-
de tierras que se otorgaron pródigamente por el gobier-     plias haciendas, ya conformadas, con cuyos productos se
no colonial, al vecindario, paulatinamente creciente de     abastecía principalmente a los “Reales de Minas” del
españoles, ya peninsulares o criollos, influyentes de su    norte, muy especialmente de la región de Zacatecas, a
tiempo, puesto que los pueblos o congregas de indios        la que nuestra entidad proveía de granos, tales como
quedaban apenas confinados a su “sitio de ganado ma-        maíz y frijol además de chiles.
yor” que les servía como “fundo” a cada pueblo a título             Como aspecto extensivo de la agricultura, surgió,
de ejidos, sumamente precarios por cierto. A medida         aunque de manera incipiente, el cultivo de la vid, desde
que se lograba la pacificación de estas comarcas respec-    los mismos y primeros años de la fundación de la villa.
to de los belicosos e indómitos indios chichimecas que      Este cultivo se hacía exclusivamente en forma de huer-
tuvieron constantemente amagada la paz y tranquilidad       tas, dentro del perímetro urbano y suburbano de la po-
durante muchos años, hasta los albores del siglo XVII,      blación, por lo que, Aguascalientes consiguió cultivar la
surgió la agricultura como actividad importante, saturán-   vid y elaborar vinos de mesa y aguardientes (Topete del
dose grandes extensiones de la jurisdicción de la Alcal-    Valle, 1980:86-87).
                                                                                   Con el desarrollo de la ganadería,
                                                                           en la que sobresalieron Aguascalientes y
                                                                           Lagos, en el último tercio del siglo diecio-
                                                                           cho, se presentó como era natural, la in-
                                                                           dustria conexa de la curtiduría o peletería,
                                                                           y así surgieron numerosos talleres en la
                                                                           porción suroeste del entonces pequeño
                                                                           poblado aguascalentense, produciéndose
                                                                           pieles de buena calidad que abastecían los
                                                                           mercados regionales y aún metropolitanos.
                                                                           Además, en el siglo XIX tuvo lugar el desa-
                                                                           rrollo de la minería, industria textil y pos-
                                                                           teriormente la instalación de los talleres
                                                                           del ferrocarril.
                                                                                   El charro y criador de toros de lidia,
                                                                           Don Gabriel Arellano Guerra comentó al-
                                                                           gunos antecedentes y evolución histórica
                                                                                                                82




de la charrería en Aguascalientes, destacando los siguien-    durante todo el
tes: al fundarse la Villa de Nuestra Señora de la Asun-       tiempo que exis-
ción de las Aguas Calientes, y quedar en un punto estra-      tió. Debido a los
tégico para el movimiento comercial y de gobierno, la         acontecimientos
Villa hizo que esto trajo por consecuencia el desarrollo      históricos que
de dos actividades, la arriería y la ganadería, actividades   ocurrieron du-
que perduraron con la llegada del ferrocarril en 1890 y       rante la Guerra
hasta nuestros días.                                          Cristera y sus
                                                              consecuencias
II. Asociación Nacional de Charros de Aguascalientes          en Aguascalien-
                                                              tes y la región, la
        Barrón (1971) señala que el primer organismo de       Asociación Na-
charros de Aguascalientes fue creado en los años 20,          cional de Cha-
pues existen noticias que en 1922 se fundó la llamada         rros dejó de ope-
Asociación Nacional de Charros de Aguascalientes. Al          rar y la charrería
respecto, se carecen del lugar, prácticas y nombres de        permaneció dor-
personajes de la charrería de ese tiempo, excepto la clá-     mida desde
sica fotografía de aquel año. Sin embargo, Don Francis-       1924 a 1946. En 1946 el entonces Gobernador del Esta-
co Azuela fungió como secretario de dicho organismo           do, Ing. Jesús María Rodríguez, comisionó a Don Fran-
                                                              cisco Azuela para reorganizar a los charros y crear un
                                                              nuevo organismo deportivo de la charrería.
                                                                       Por su parte, Arellano Guerra (1996) menciona
                                                              que los herederos de aquellos arrieros y ganaderos se
                                                              transformaron en hacendados y organizaron en 1921, lo
                                                              que fue la Primera Asociación Nacional de Charros de
                                                              Aguascalientes, estando al frente de ello personajes como
                                                              el entonces gobernador Don Rafael Arellano Valle. De
                                                              aquella agrupación del año 1921, mencionó además a
                                                              Gabriel y a Rafael Arellano Guinchard, Francisco Macías
                                                              Peña, Narciso y Julio López Rangel, Jesús Jáuregui de
                                                              Anda, Celestino Rangel y su hijo, Tato Herón Calderón,
                                                              Gregorio López Olmos, Salvador Arellano Serrano, Luis
                                                              López Padilla, Jesús Azuela, Indalecio y Samuel González,
                                                              así como Jesús Aranza (Tríptico, 1996).

                                                              III. Asociación de Charros de Aguascalientes: 12 de
                                                              octubre de 1946

                                                                    Arellano Guerra (1996) destacó que la primera
                                                              agrupación de charros se transformó en los años 30, que-
                                                              dándose algunas personas aficionadas a la charrería.
   83




        1. Reunión histórica                                 IV. Primer acto y primer festejo

       El 15 de agosto de 1946 se reunieron en el local              El primer acto que organizaron los integrantes de
de los usuarios de la Presa “Abelardo Rodríguez”, sitio      la naciente Asociación de Charros de Aguascalientes,
en el No. 24 de las calles de Victoria, Roberto Padilla,     fue un Desfile Charro y de China Poblana el 16 de sep-
Francisco Azuela, Leoncio Jiménez, Roberto Ibarra Mora,      tiembre de 1946, así como el primer festejo, el día 12
Jesús Cuéllar Rojo, Alfredo Díaz de León, Amancio            octubre de ese mismo año, de ahí que se haya conside-
Muñoz de la Torre y Javier Cuéllar, siendo ellos los 8       rado ese día como día del aniversario de tal asociación.
primeros socios Fundadores de la Asociación de Charros       En relación con el primer acto de la Asociación de Cha-
de Aguascalientes (Barrón, 1971).                            rros de Aguascalientes, nos cuenta Barrón (1971): “con-
                                                             sistió en una cabalgata desde la Alameda hacia el tem-
        2. Primera directiva                                 plo de Guadalupe en que se ofició una misa, encabeza-
                                                             da por un trailer que facilitó José Dávila, en que viajaba
       La primera Mesa Directiva de la Asociación de         la Banda Municipal” (Barrón, 1971).
Charros de Aguascalientes fueron: Leoncio Jiménez Díaz,
presidente; Jesús Cuéllar Romo, secretario, Roberto Ibarra   V. Segundo acto
Mora, tesorero; Arturo Díaz de León, primer vocal;
Amancio Muñoz de la Torre, segundo vocal; Javier                    Respecto al segundo acto de la Asociación, fue la
Cuéllar, tercer vocal (Barrón, 1971).                        realización de un jaripeo formal y completo en la Plaza
                                                                                                                84




de Toros San Marcos, el 12 de octubre de 1946. Don          Posteriormente lo hicieron a Loreto, Fresnillo, Maravi-
Refugio Muñoz facilitó el ganado y los participantes fue-   llas, León; todo ello para recabar fondos para la construc-
ron Leoncio Jiménez, Alfredo Díaz de León, Roberto          ción del Lienzo del Rancho (Barrón, 1971).
Ibarra Mora quien presentó una máscara a pie; con 4
manganas José Montoya; en floreo Javier Cuellar y una       VIII. Fecha inolvidable: 12 octubre de 1946
máscara a caballo, Antonio Casillas. Las jineteadas estu-
vieron a cargo de Ezequiel Rodríguez, Antonio Veloz y               Es precisamente en el año de 1946, cuando Don
Gregorio González. Finalmente, por la noche, se desa-       Roberto Ibarra, el licenciado Leoncio Jiménez Díaz, Ja-
rrolló un baile en el Palacio de Gobierno (Barrón, 1971).   vier Cuéllar, Antonio Ibarra, Jesús Azuela y Alfredo Díaz
                                                            de León decidieron darle mayor auge a la práctica de la
VI. Primera reina                                           charrería y gracias al entusiasmo de Don Manuel
                                                            Ordóñez, cumplen con su primer evento público, un 12
       La Asociación de Charros de Aguascalientes de        de octubre de 1946, para sí tener esta última fecha como
1946 designó a la señorita Graciela Cuéllar como la pri-    la del inicio formal de la vida de la hoy Asociación de
mera “Reina de los Charros Díaz”, quien participó en el     Charros de Aguascalientes, A. C.
primer desfile charro del 16 de septiembre y en el pri-             Asimismo, expresó que el grupo de las últimas
mer jaripeo (Barrón, 1971).                                 personas señaladas, se unieron nuevos elementos y tomó
                                                            fuerza no nada más para el grupo, sino el interés por
VII. Primera salida                                         practicar las suerte campiranas y dentro de éste nuevo
                                                            grupo mencionó, entre otros, al ingeniero Javier Rodrí-
     La primera salida de la Asociación de Charros de       guez Urzúa, a Don Moisés Escalera, Antonio Casillas,
Aguascalientes fue al Municipio de Rincón de Romos.         Ricardo Pasillas, J. Asunción Poblano, Amancio Muñoz
   85




de la Torre, Abel Jiménez, Nicolás Quin-
tero, Juan Ramos Macías, Antonio Re-
yes, Faustino Zermeño, Javier Cuéllar, Fran-
cisco Ibarra Mora, Javier Jiménez, Pedro
Loera, Benjamín y Jesús Muñoz, entre
otros (Tríptico, 1996).

IX. Primer terreno

       Para mediados de 1947 la Asocia-
ción de Charros de Aguascalientes adqui-
rió un terreno al oriente de los Talleres
del Ferrocarril, donde actualmente se lo-
caliza el Instituto Mendel, para construir
un lienzo charro, esto debido a que los
charros de ese entonces, llevaban a cabo sus entrena-        $1 en sol. Una parte de lo que se recaude será para el
mientos en el carril norte de la parte final de la Calzada   fondo olímpico de la competencia internacional de Lon-
Revolución o Alameda (Barrón, 1971)                          dres” (El Sol del Centro, 26 de abril de 1948). Otro even-
                                                             to, en los años 50, tuvo lugar el sábado 27 de abril de
X. Primeros coleaderos                                       1959.
                                                                     El Sol del Centro celebró su 14º aniversario con
        El primer coleadero que hizo la Asociación de        un jaripeo de gala, en la Plaza de Toros San Marcos, con
Charros de Aguascalientes fue en el año de 1948, orga-       la participación de niños charros, entre ellos Mariano
nizado por su presidente, Don Roberto Ibarra Mora. Di-       Ramos, y charros profesionales. En el transcurso del jaripeo
cho coleadero se organizó en el Estadio Municipal en         el compositor Juan S. Garrido recibe un homenaje por
honor al Gobernador del Estado, Ing. Jesús María Rodrí-      su canción “La pelea de gallos”, la que se considera el
guez (Barrón, 1971), quien prestó los caballos de pura       himno de la Feria de San Marcos.
sangre para cubrir las yeguas de la Asociación, y que los            Por su parte, la niña Silvia Pérez R., “la muñequita
charros tuvieran mejores caballos (Barrón, 1971).            de cristal”, cantó esta canción en honor de su autor, quien
        “El viernes 26 de abril de 1948 tuvo lugar la bri-   estuvo presente en los tendidos. El Lic. Joaquín Cruz
llante fiesta charra en el coso San Marcos, en honor del     Ramírez, director del periódico, le entregó a Garrido una
Soldado, hoy. En este jaripeo competirán charros de San      copa de plata a manera de homenaje, que el compositor
Luis Potosí, México, Lagos y Aguascalientes, sin faltar en   levantó en alto. De igual manera, y a nombre de la Aso-
la competencia el peligroso salto de la muerte, que eje-     ciación Nacional de Charros, el Sr. Everardo Camacho
cutará el valiente y ameritado charro de Aguascalientes      también reconoció la labor del músico, entregándole otra
Ezequiel Rodríguez. En esta fiesta charra, será presenta-    copa de plata. (El Sol del Centro, 28 de abril de 1959).
do el jinete y gran floreador de sólo nueve años de edad,
Roberto Castorena Jr., originario de Rincón de Romos. A      XI. Donación de terreno y colocación de la primera
dicha charreada asistieron Lolita Romo, reina de los cha-    piedra
rros de Aguascalientes y Alicia Díaz de León, reina de las
fiestas de primavera. Se jinetearán 12 yeguas brutas y               Barrón (1971) en su crónica deportiva de la cha-
cuatro toros ladinos. El costo es de $2.50 en sombra y       rrería, hace mención que en 1948 se designó a Roberto
                                                                                                                  86




Ibarra Mora como presidente de la Asociación de Cha-          Leoncio Jiménez Díaz, Andrés Martín Pedroza, Jesús
rros de Aguascalientes, quien junto con otro charros su-      Muñoz, Ricardo Pasillas Quintero, Asunción Poblano
pieron aprovechar el respaldo de las autoridades que les      Olmos, Nicolás Quintero Ruiz Esparza, Juan Ramos Muro,
brindaron para impulsar la charrería, y sobre todo el do-     Antonio Reyes González, Javier Rodríguez Urzúa,
nativo que ofreció de parte del Gobernador del Estado,        Faustino Zermeño Martínez, Javier Cuéllar Díaz, Javier
Ing. Jesús María Rodríguez, al otorgar los terrenos para      Cuéllar Romo, Juan José Cuéllar Romo, Alfredo García
la construcción del Lienzo Charro, y cuya primer piedra       Chávez, José Gutiérrez Martínez, Antonio Ibarra Mora,
la colocó el Gobernador, el Profr. Edmundo Gámez              Francisco Ibarra Mora, Javier Jiménez Díaz, Amancio
Orozco, en 1949.                                              Muñoz de la Torre, Rafael Muñoz Franco, José Villalobos
        Tuvieron que pasar 16 años para que la Asocia-        Sandoval, Pedro Lara Martínez y Benjamín Muñoz
ción de Charros de Aguascalientes tuviera un lugar dig-       Esquivel.
no para llevar a cabo sus suertes, pues los charros vivie-           El Consejo Directivo lo formaron: presidente,
ron sin tener un lugar adecuado no digamos ya, dónde          Roberto Ibarra Mora; secretario, Lic. Leoncio Jiménez
presentar eventos, sino dónde poder dedicarse a la prác-      Díaz; tesorero, Jesús Cuéllar Romo (q.e.p.d.); vocales,
tica del deporte de su mayores amores y así, como ya lo       Javier Cuéllar Díaz, Alfredo Díaz de León y Amancio
hemos mencionado, frecuentemente los veíamos en               Muñoz de la Torre; y el abanderado, Alfredo Muñoz de
acción en carril sin tránsito, al fin de la Calzada Revolu-   la Torre. Lo anterior consta en el acta No. 1292 del Pro-
ción (Barrón, 1971).                                          tocolo del Notario No. 6, Lic. Manuel Ballesteros, fecha-
        Al Presidente de la Asociación de Charros de          da el 25 de febrero de 1950.
Aguascalientes, Ing. Javier Rodríguez Urzúa, le corres-              El día 28 de agosto del mismo año, en sesión
pondió la planeación y ejecución de las obras de la cons-     extraordinaria, la H. XXXIII Legislatura del Estado Libre y
trucción del Lienzo Rancho del Charro y su trabajo que-       Soberano de Aguascalientes, según decreto No. 141,
dará como una de las más importantes aportaciones a la        autoriza al Ejecutivo del Estado para que seda en propie-
fiesta de la charrería en Aguascalientes.                     dad a la Asociación de Charros de Aguascalientes, A. C.,
                                                              una fracción de terreno del Estado, con una superficie
XII. Marco jurídico 1950                                      de 9,102.20 m2. La donación es condicionada a que se
                                                              destine únicamente a las actividades propias de la Aso-
        Con relación a los elementos jurídicos
que dieron constitución a la Asociación de Cha-
rros de Aguascalientes tenemos lo siguientes
aspectos: el día 4 de febrero de 1950 se solici-
tó ante la Secretaría de Relaciones Exteriores,
permiso para formar una Asociación de charros
y el 22 del mismo mes y año se obtuvo el cita-
do permiso con el folio No. 1458.
        El día 25 de febrero de 1950 se formó,
conforme a derecho, la Asociación de charros
de Aguascalientes A. C., firmando el acta cons-
titutiva las siguientes personas: Ricardo Cam-
pos Enríquez, Martín Campos Padilla, Antonio
Casillas George, Teófilo Chávez González, Ro-
berto Ibarra Mora, Abel Jiménez Delgado,
   87




ciación, y lo publica en el Periódico Oficial No. 36 fe-    tocolo del Notario No. 6, Lic. Manuel Ballesteros, fecha-
chado el día 3 de septiembre del mismo año.                 da el 4 de octubre de 1950 (Rangel Crespo, 15-octubre-
        El día 21 de septiembre de 1950, el licenciado      1980:15).
Leoncio Jiménez Díaz, a nombre de la Asociación, como
Secretario de la misma, ante la Secretaría de Relaciones    XIII. Primeros benefactores
Exteriores, solicitó permiso para adquirir gratuitamente
en propiedad, un lote de terreno con la extensión super-            Los benefactores de la construcción del Lienzo
ficial ya antes señalada, ubicado en la Colonia de los      “Rancho del Charro” tuvieron una importante labor de
Héroes, manzana No. 389 y 392 de la Cuarta Demarca-         promover e impulsar el deporte nacional en Aguasca-
ción de esta ciudad.                                        lientes, ejemplo de ello fueron las aportaciones de Don
        El día 4 de octubre de 1950, siendo Gobernador      Nazario Ortiz Garza que donó 5 mil pesos; con aporta-
del Estado el Ing. Jesús María Rodríguez, y Secretario      ciones decorosas del Profr. Enrique Olivares Santana, Fran-
General de Gobierno el Lic. Guillermo Andrade Enciso,       cisco Guel Jiménez y Carlos Macías Arellano. No se debe
donan en propiedad a la Asociación de Charros de Aguas-     dejar a un lado, la organización de múltiples eventos
calientes, A.C., representada por el señor Roberto Ibarra   locales y regionales que se hicieron para recabar fondos
Mora, y el Lic. Leoncio Jiménez Díaz, como presidente y     para solventar la construcción de la primera catedral de
secretario de la misma, el lote de terreno ya antes men-    la charrería en Aguascalientes: “Rancho del Charro” (Ba-
cionado. Lo anterior consta en el acta No. 1378 del pro-    rrón, 1971).
                                                                                                                 88




XIV. Primera visita de la Federación Nacional de Cha-        XV. Primera competencia
rros
                                                                      La primera competencia que los charros de Aguas-
        La primer vez que visitó Aguascalientes la Aso-      calientes realizaron de manera foránea y como la Aso-
ciación Nacional de Charros tuvo lugar el 26 de abril de     ciación de Charros, fue en Querétaro y, en 1953, nos
1952, presidida por Everardo Camacho. El evento se de-       visitó la primera Asociación foránea, de Celaya, Gto. (Ba-
sarrolló en el Plaza de Toros San Marcos con un rotundo      rrón, 1971).
éxito desde el punto de vista económico y por la serie
de conferencias que hizo tan distinguido huésped a nues-     XVI. Primer evento en el Rancho del Charro
tros charros, logrando con ello ser un impulsor de la cha-
rrería en la entidad. Inclusive, Don Everardo Camacho               Fue el 25 de abril de 1962, en el día clásico para
fue nombrado Presidente Honorario Vitalicio de la Aso-       Aguascalientes, cuando se presentó el primer evento
ciación de Charros de Aguascalientes. Cabe señalar que       charro en el Lienzo, que contaba con dos gradas en la
en dicha ocasión se le rindió un homenaje al compositor      parte central, llevándose a cabo un coleadero interestatal.
Juan S. Garrido, creador de la música y letra, “La pelea
de gallos” (Barrón, 1971).
89
90
91
92
93
94
95
96
   97




Capítulo XI

Bodas de plata: 1946-1971

I. Eventos conmemorativos

         Fueron muy concurri-
dos los eventos de la Aso-
ciación de Charros de
Aguascalientes por sus 25
años de fundación. Al res-
pecto, la prensa local seña-
ló que en la charreada, los
“clasificados” se impusieron
a los “novatos”. La Misa, fue
oficiada por el Señor Obis-
po.
         “Ante un gran núme-
ro de personas, el día de
ayer la Asociación de Cha-
rros de Aguascalientes fes-
tejó sus 25 años de vida, con la celebración de una com-     festejar, de esta manera, a sus miembros, en la cual rei-
petencia charra que tuvo lugar en el Lienzo del Charro       nó un entusiasmo desbordante, lleno de convivialidad
de la propia Asociación, en la cual tomaron parte todos      en el que se puso de manifiesto la gran armonía en que
los miembros pertenecientes a la agrupación. Muy inte-       vienen trabajando en pro de la charrería en el seno de la
resante resultó la charreada, en la que compitieron los      Asociación hidrocálida.
charros novatos contra los ya clasificados que represen-            “Con su habilidad característica, ‘Toño’ Poblano
tan a la Asociación en las competencias formales, resul-     se dispone a ejecutar una mangana durante su actuación
tando con una mayor cantidad de aciertos y puntos los        en la charreada de aniversario de la Asociación de Cha-
clasificados, que supieron aprovechar al máximo su ex-       rros de Aguascalientes que ayer se llevó a cabo en el
periencia, que fue el motivo fundamental de que se sir-      Rancho del Charro en donde, el equipo de clasificados,
vieron para lograr derrotar a los novatos. Una gran canti-   haciendo gala de su experiencia, acumularon la mayor
dad de personas se dieron cita en las graderías del lien-    puntuación para superar al de novatos, que dieron la
zo para presenciar el jaripeo, para hacer patente el ho-     pelea haciendo posible que se obtuviera un resonante
menaje a los charros hidrocálidos, que han sabido soste-     éxito en el festejo”.
nerse a lo largo de veinticinco años y mantener ininte-
rrumpidamente lo que los pioneros de la charrería deja-      III. Misa en la capilla de Guadalupe
ron para Aguascalientes” (Sol del Centro, 13-octubre-
1971).                                                              Llena de gran solemnidad fue la misa que ofreció
                                                             el señor Obispo de Aguascalientes, Salvador Quezada
II. Comida por el XXV Aniversario                            Limón para los charros que aún se encuentran en activo
                                                             dentro de la Asociación, y para aquellos que se han ale-
       Inmediatamente después de que finalizó la             jado un poco del deporte, Misa que tuvo lugar en la
charreada, en el mismo terreno en donde se encuentra         capilla de Guadalupe, en punto de las siete y media.
el Lienzo, fue servida una comida, que fue ofrecida por      Monseñor dirigió un pequeño sermón a todos los miem-
la propia Asociación de Charros de Aguascalientes, para      bros de la Asociación, instándolos para que continuaran
                                                                                                                  98




                                                              Viñedos Ribier. El ambiente que ahí reinó, fue en verdad
                                                              lleno de amistad, en donde la alegría que demostraban
                                                              los miembros de la Asociación dejaba ver una gran sa-
                                                              tisfacción por haber podido llegar a veinticinco años inin-
                                                              terrumpidos de vida, y por los grandes augurios que se
                                                              avecinan, pues en los futuro, se presentan años de gran
                                                              actividad y satisfacciones, que dan lugar a asegurar que:
                                                              “¡Aguascalientes tendrá charrería para rato!”.

                                                              V. Jaripeo de gala

                                                                      “El próximo domingo tendrá lugar en la Plaza de
                                                              Toros San Marcos, un jaripeo de Gala por la celebración
                                                              oficial de las bodas de plata de la Asociación de Charros
por el camino que hasta ahora han seguido en bien del         de Aguascalientes, al efectuarse una estupenda charreada,
deporte y de la juventud, a la cual hizo un llamado para      enfrentándose los charros hidrocálidos contra los Médi-
que se dieran a la práctica, ya no de la charrería, sino de   cos Veterinarios Universitarios de la Capital de la Repú-
cualquier deporte, pues es el camino para mantenerse          blica. Un magnífico jaripeo será el que tendrá lugar el
vigorosos y llenos de salud.                                  domingo venidero en el Coso de San Marcos, organiza-
       En general, todos los miembros de la Asociación,       do con motivo de los 25 años de la fundación de la
como son dirigentes, integrantes de los equipos, los ni-      Asociación de Charros de Aguascalientes que, el martes
ños de la escuela de charrería, además de las chamacas        12 de octubre pasado, se cumplieron” (Sol del Centro,
integrantes de la Escaramuza Charra, y en general las         14-octubre-1971).
familias de todas estas personas,
estuvieron presentes en la solem-
ne misa oficiada por el señor
Obispo de Aguascalientes Mon-
señor Salvador Quezada Limón
(Id, 1971).

IV. Cena en Viñedos Ribier

       Después de que terminó
la misa, todos los presentes y, en
general, todos los allegados a los
charros, asistieron a una cena que
fue ofrecida por la Compañía
Vinícola de Aguascalientes, para
homenajear al charro hidrocálido
por sus bodas de plata como
agrupación deportiva en activo,
banquete que fue servido en
   99




VI. Presidentes                                                reinas de la Asociación de Charros de Aguascalientes
                                                               han participado en jaripeos, coleaderos, festivales y
       En las bodas de plata de la Asociación de Charros       charreadas, a fin de hacerse de fondos para la construc-
de Aguascalientes, rindieron un homenaje a los hom-            ción del Lienzo Rancho del Charro, beneficencia social,
bres que con su trabajo engrandecieron el deporte na-          asilos, construcciones de templos, campañas pro-navidad
cional en la entidad, nos referimos a sus presidentes que      para hijos del agente judicial y el policía, etc. (id, 1971)
ocuparon tan distinguida institución, entre los que so-
bresalen las siguientes personas: Leoncio Jiménez Díaz,        VIII. Primera Escaramuza Femenil
Roberto Ibarra Mora, Ricardo Pasillas Quintero, Teófilo
Chávez, Antonio Reyes, Enrique González Medina, José                   Para Barrón (1971) la fundación de la primera Es-
Manuel Valdés, Jesús Martínez, Nicolás Adame, Octavio          caramuza Charra Femenil tuvo lugar en 1963, cuando el
Alba Romo, Eustacio Álvarez, Javier Rodríguez Urzúa,           3 de septiembre el presidente de la Asociación de Cha-
Gabriel Arellano Guerra, Roberto Cuellar, Javier Cuéllar       rros de Aguascalientes, el Ing. Javier Cuéllar Díaz organi-
Díaz y Jesús Cuéllar Romo (Barrón, 1971).                      zó el “Grupo Femenil de Charrería”. Su presentación se
                                                               realizó un baile en el Club de Leones el 14 de septiem-
VII. Las reinas                                                bre, en donde ejecutaron bailables rancheros y el tradi-
                                                               cional jarabe tapatío. La primera Escaramuza Femenil
        De acuerdo al desarrollo histórico de la Asocia-       contaba, en ese entonces, con 26 amazonas, quienes
ción de Charros de Aguascalientes en sus primeros 25           fueron instruidas por Roberto Ibarra Mora. Ellas debuta-
años, se han elegido “reinas por designación” a Graciela       ron en Encarnación de Díaz, Jal., el 3 de abril de 1964 y
Cuéllar Díaz (1946), Lolita Romo (1948), Alma Tiscareño,       en Jerez, Zac., el 6 de abril de ese mismo año. Para el 18
Graciela Femat, Emma Flores, Velia Dávila, Martha Ibarra       de abril de 1964 se presentaron con 12 actos en el Jaripeo
e Irma Quesada (1966). Mientras que fueron elegidas a          de Gala en la Plaza de Toros San Marcos, todo ello con
partir de 1963 se eligió a la primera “reina por corona-       una majestuosa actuación.
ción” y con su respectivo baile. Según Barrón (1971)
esta innovación tuvo lugar durante la presidencia de la
Asociación de Charros de Aguascalientes en 1963, Ja-
vier Cuéllar, al realizar el baile de coronación de la reina
María de los Ángeles Ibarra, siendo el Profr. Enrique
Olivares Santana, el Gobernador, que hizo el honor de
hacerlo, al colocarle el sombrero charro y le entregó el
fuete, símbolos del reinado en la charrería. El baile se
efectúo en el Club de Leones; además, independiente-
mente del baile de coronación de la Reina de la Feria
Nacional de San Marcos, se vienen realizando el “Baile         IX. Reconocimientos
Charro” en la verbena abrileña, así como el “Baile de la
Feria de la Uva”.                                                     Desde la fundación de la Asociación de Charros
        En ese sentido, María de los Ángeles Ibarra (1963)     de Aguascalientes, el 12 de octubre de 1946 a la fecha,
fue la primera reina coronada, le siguieron Tita López         este organismo se ha ganado el reconocimiento y respe-
Alanís (1964), Lucrecia Magdalena Rodríguez Muñoz              to nacional por larga trayectoria. Pues han salido figuras
(1966), Guadalupe Rivera Río (1969) y María del Car-           aguascalentenses que ocupan cargos importantes en la
men Márquez Martínez (1971). Además, las primeras              Federación Nacional de Charros como Don Gabriel
                                                                                                              100




Arellano Guerra que funge como Vocal Ejecutivo; Javier     los Rincón Gallardo, Duque de Regla y Márquez de
Cuéllar Díaz que es el Delegado Especial y el Dr. Juan     Guadalupe; primer Presidente Honorario a Don Francis-
José de Alba, Delegado de Relaciones Exteriores. Ade-      co Azuela Sarabia; Secretario Vitalicio a Martín Campos;
más de los triunfos que han resonado a nivel nacional de   Jesús Cuéllar Romo, primer Secretario de Actas; Ing. Al-
Roberto Cuéllar, primer lugar nacional en colas, logrado   berto Arellano, José Manuel Cuéllar, José Luis Ibarra Mora.
en 1970 durante el Congreso y Campeonato Nacional          Además, recibieron homenaje a los benefactores de la
Charro; el de Javier Cuéllar, tercer lugar nacional en     charrería Don Refugio Muñoz, Don Antonio Ibarra y
manganas a pie, en Congreso de Guadalajara (Barón,         S.G.M la Reina Martita Ibarra (Barrón, 1971).
1971).
                                                           XI. Preseas
X. Homenajes
                                                                   Por el respaldo moral y económico que brindó a
       A continuación se nombran a las siguientes per-     los charros de Aguascalientes, el Gobernador del Esta-
sonalidades que fueron homenajeadas en el aniversario      do, Profr. Enrique Olivares Santana, la Federación Mexi-
XV de la Asociación de Charros de Aguascalientes y que     cana de Charrería decidieron otorgarle la “Espuela de
dejaron huella en la charrería de nuestro estado: Ing.     Plata”, el máximo galardón que dicha organización otor-
Jesús María Rodríguez Flores, Presidente Honorario de      ga a muy connotas personalidades en el mundo.
la Asociación de Charros de Aguascalientes; a Don Car-
101
102
103
104
   105




Capítulo XII

XXX Congreso y Campeonato Nacional Charro 1980

I. Vocalía

        La Vocalía de la Federación
Nacional de Charros en Aguascalien-
tes estuvo conformada en el año de
1980, año de la inauguración de la
Villa Charra y la realización del XXX
Congreso y Campeonato Nacional
Charro “José López Portillo” del 21
de octubre al 2 de noviembre de
1980, estaba conformada por las si-
guientes asociaciones:
  - Asociación de Charros de Aguas-
    calientes, A.C.
  - Asociación de Charros de Rincón
    de Romos, A.C.
  - Asociación de Charros Abraham
    Castoreña, A.C.
  - Asociación de Charros de Jesús
    María, A.C.
  - Asociación de Charros de Calvillo,
    A.C.
  - Asociación de Charros de Vista
    Alegre, A.C
  - Asociación de Charros de El
    Sabinal, A.C.                                          II. Integrantes Charros 1980
  - Asociación de Charros Aniversario de Aguascalien-
    tes, A.C.                                                      A continuación se describen los nombres de inte-
  - Asociación de Charros Cerreteros de Venaderos, A.C.    grantes que conformaron la Asociación de Charros de
  - Asociación de Charros Lanceros de Aguascalientes,      Aguascalientes en el año de 1980, todo ello en el con-
    A.C.                                                   texto de la inauguración de la Villa Charra de Aguasca-
        En ese entonces el Vocal lo presidía Gabriel       lientes y la celebración del XXX Congreso y Campeona-
Arellano, el Delegado Dr. Juan José de Alba y las Rela-    to Nacional Charro. Entre los charros de ese entonces
ciones Públicas Fernando Topete (Reglamento de Com-        tenemos a los siguientes, todo ellos encabezados por el
petencia, 1980:1). Hasta el año de 1980, la Asociación     presidente Mario G. Márquez; el secretario Roberto
de Charros de Aguascalientes contaba con ochenta y         Cuéllar y el tesorero Luis Arellano R. (Pergamino con-
ocho socios activos, con sus respectivas familias, supe-   memorativo,1980):
rándose continuamente social y deportivamente. La di-          Ing. Gustavo Acevedo Cruz
rectiva de 1980 estuvo encabezada por Mario Márquez            Gustavo Acevedo Guash
Martínez como presidente y Fernando Topete Cevallos            Ernesto Alonso de Alba
como vicepresidente (Rangel Crespo, 1980:15).                  José Álvarez Tostado
                                                               Gabriel Arellano Guerra
                                                             106




                             Antonio Delgado Medina
                             Manuel Díaz Adame
                             Alberto Díaz de León González
                             Enrique Díaz de León Valdivia
                             Jesús Díaz Esparza
                             Saúl Díaz García
                             Juan Manuel Díaz Ramos
                             Julio Díaz Torre
                             Moisés Escalera García
                             Pedro Franco Alba
                             Víctor Gallardo Escalante
                             Rodolfo Gil Eudave
                             Daniel Gómez Benítez
                             Víctor Gómez Gutiérrez
                             Antonio Andrade Ruiz
                             Margarito Gómez Orozco
                             Luis Gómez Rodríguez
                             Ángel González Álvarez
                             Enrique González Careaga
                             Antonio González Carrillo
                             Alfonso González García
                             Carlos González Gutiérrez
                             Rafael González Rangel
                             Javier Gutiérrez Hurtado
                             Ramiro Gutiérrez Hurtado
                             Humberto Gutiérrez Montañez
                             Flavio Guzmán Díaz
                             José Manuel Herrera Jiménez
Luis Arellano Reyes          Roberto Ibarra Mora
José Cruz Armas Alemán       José Luis Ibarra Rodríguez
José Manuel Becerra          Diógenes de Lasse y Peón
Martín Becerra               Luis López Padilla
Claudio Bernal Tiscareño     Roberto de Luna Jiménez
Felipe Camarena Anievas      Arturo Macías Calvillo
Federico Carlos Zamora       Raymundo Macías Guerrero
Antonio Casillas George      Efraín Márquez Martínez
Antonio Casillas Muñoz       Mario E. Márquez Martínez
Manuel Cortina Pizarro       Ing. Víctor Martín Quintero
Carlos de la Cruz Carrillo   Juan de Dios Martínez Álvarez
Germán Cuéllar Díaz          Hilario Martínez Macías
Roberto Cuéllar Díaz         Martín Martínez Salce
Héctor Dávila Villalpando    Fernando Mercader Jurado
107




Amancio Muñoz de la Torre        Rodolfo Rocha Salcedo
J. Jesús Muñoz González          Víctor Rodríguez Cabello
Víctor Muñoz González            Alberto Rodríguez Muñoz
Alfredo Muñoz Hernández          Javier Rodríguez Muñoz
José Muro Morán                  José Luis Rodríguez Muñoz
J. Jesús Pasillas Galindo        J. Jesús Rodríguez Ruvalcaba
Ricardo Pasillas Quintero        Javier Rodríguez Urzúa
Antonio Poblano Cervantes        Lorenzo Salado Salce
Francisco Poblano Cervantes      Juan Salce Zermeño
Asunción Poblano Olmos           Antonio Sánchez López
Aurelio Ponce Guzmán             Sergio Serna Dávila
Víctor Ponce Guzmán              José de la Serna Valdivia
Eligio Ramírez de la Torre       Darío Silva Villarreal
Miguel Ángel Álvarez Flores      Fernando Topete Cevallos
Alfonso Rincón Gallardo          Ignacio de la Torre Padilla
Alfonso Rincón Gallardo Jr.      Guillermo de la Torre Pérez
Ignacio Rivera Río Muñoz         J. Jesús Valadez Macías
Manuel Rivera Río Muñoz          Rutilio Vargas Becerra
José Rocha Salcedo               Adrián Velázquez Macías
                                 Francisco Villalobos de la Serna

                              III. Expresidentes

                                      A partir de la fundación de la Asociación de Cha-
                              rros de Aguascalientes en 1946, más de una veintena
                              de presidentes han dirigido los destinos de tan prestigia-
                              da institución deportiva.
                                      La presidencia de la Asociación de Charros de
                              Aguascalientes la ocuparon hombres bragados y cabales
                              que con su decisión hicieron posible la creación de ésta
                              noble organización deportiva. Al respecto, tenemos que
                              el señor Roberto Ibarra, quien señaló que en el año de
                              1946 se reunieron Leoncio Jiménez, Jesús y Javier
                              Cuéllar, Alfredo Díaz de León, Ignacio Muñoz, Francisco
                              Azuela y el propio Ibarra para platicar sobre la formación
                              oficial de una Asociación de Charros de Aguascalientes
                              tomando en cuenta que la agrupación de la Asociación
                              Nacional había venido a menos en los últimos tiempos.
                                      Llegaron al acuerdo de hacer su presentación el
                              12 de octubre de 1946 en la Plaza de Toros San Marcos,
                              en donde, con gran éxito obtuvieron el respaldo de los
                              aficionados y de grandes artistas de esa época.
                                                                                                           108




         El primer presidente fue el señor Leoncio Jiménez       1986, 1989-1991
y el segundo el señor Roberto Ibarra, los cuales compra-      - Ricardo Pasillas Quintero
ron unos terrenos atrás de las vecindades de los Ferroca-     - Teófilo Chávez
rriles Nacionales de México con la intención de realizar      - Antonio Reyes
allí un lienzo.                                               - Enrique Gonzáles Medina
         Sin embargo, no fue sino hasta que llegó el Go-      - Juan Manuel Valdés
bernador del Estado, Ing. Jesús María Rodríguez Flores        - Jesús Martínez
(1944-1950), quien les autorizó construir un lienzo en        - Octavio Alba Romo
las actuales instalaciones que están frente al Inade, el      - Eustacio Álvarez
cual les proporcionó en propiedad, siempre y cuando           - Javier Rodríguez Urzúa (varias veces)
siguieran impulsando la charrería en nuestro estado du-       - Roberto Cuéllar
rante los años venideros y en tanto fueran parte de la        - Javier Cuéllar Díaz
Asociación de Charros de Aguascalientes.                      - Jesús Cuéllar Romo
         Recuerda el señor Roberto Ibarra que la primer       - Carlos González
reunión la tuvieron en 1946 y allí fue donde comenzó la       - Pedro Franco
larga historia de esta agrupación de la cual ha nacido el     - Jesús Díaz
resto de las asociaciones en la entidad en un 90%, aun-       - Víctor Martín Quintero (1977)
que en estos momentos se les considera como asocia-           - Víctor Rodríguez Cabello
ciones hermanas (Hidrocálido 6-septiembre-1996).              - Mario Márquez Martínez
         La Asociación de Charros de Aguascalientes dio       - José de Jesús Muñoz
a conocer en 1996 la lista de expresidentes de la agru-       - Juan José de Alba
pación, en los 50 años que tiene de existencia (Id., 1996),   - Fernando Topete Ceballos (1980)
además se añaden otros:                                       - José Luis Ibarra (1989-1990)
   - Leoncio Jiménez Díaz                                     - Clemente González Gutiérrez (1984), Presidente
   - Roberto Ibarra (varias ocasiones)                           UPA 1988-2001
   - Gabriel Arellano Guerra:1962-1964, 1968-1972, 1980-      - José Luis Osornio Ríos (1990-1991, 1992, 1993-1994)
   109




  - Enrique González Medina
  - Antonio Díaz Leos
  - Francisco Poblano Cervantes (1996)
  - Rubén Berúmen de la Cerda (1995 y 1999)
  - Ing. Gustavo Jiménez Peredo (1997): “en 1995 for-
    me parte de la Asociación de Charros de Aguasca-
    lientes. En diciembre de 1996 me entregaron la pre-
    sidencia de esta Asociación, siendo presidente du-
    rante 1997; en enero de 1998 entregué dicha presi-
    dencia al señor Roberto Ibarra Mora”.
  - Roberto Ibarra Mora 1998-2004
  - Ing. Gustavo Jiménez Peredo; posteriormente, en
    diciembre del 2002, tomó nuevamente la presiden-
    cia de la Asociación de Charros de Aguascalientes,
    concluyendo ésta en Marzo del 2003.
  - Víctor Gallardo Escalante (2000-2002, 2003 a la fe-
    cha)
        Se lamenta no poder mencionarlos en el orden
cronológico de sus gestiones y su labor al frente de la
Asociación de Charros de Aguascalientes. Cabe resaltar
que René Ruiz Ponce es el actual Presidente de la Unión
de Presidentes de Asociaciones de Charros del Estado
de Aguascalientes en el período de 2001-2005.
110
111
112
113
114
115
116
   117




Capítulo XIII

Bodas de oro: 1946-1996

I. Eventos

        “Ayer, en rueda de prensa, se confirmó el adelan-
to que hace un mes les había dado este diario, del pro-
grama de festejos que habrá para celebrar el 50 aniver-
sario de la Asociación de Charros de Aguascalientes. Es-
tos eventos servirán para recordar todos los triunfos que
se han tenido durante este tiempo y en su caso, ha lo-
grado reunir, por primera vez en un solo comité organi-
zador, a los 20 presidentes con que ha contado esta
agrupación en toda la historia” (Cobos, 1996:E).
        Variados temas fueron los que se trataron duran-
te la conferencia de prensa que se realizó en el Hotel
Andrea Alameda y en la cual se contó con la presencia
de los señores Gabriel Arellano, presidente del comité          - Área cultural: la Orquesta Sinfónica de Aguascalien-
organizador de los festejos por las boda de oro de la             tes ha preparado una serie de conciertos con música
Asociación Estatal de Charros (1966-1996); Francisco              mexicana y será dirigida por los mejores directores
Poblano, actual presidente de la Asociación; Fernando             que hay en la actualidad en esta materia.
Topete, expresidente; Víctor Rodríguez Cabello, direc-          - Área social: dos bailes de gala para conmemorar esa
tor de relaciones públicas del mismo comité; Roberto              ocasión, el primero de ellos, el sábado a partir de las
Ibarra, segundo presidente en la historia de la agrupa-           10 de la noche, en donde será obligatoria la asisten-
ción y Juan Andrea, en su calidad de anfitrión de la rue-         cia con el traje de charro de gala o bien con smoking
da de prensa.                                                     para los invitados especiales. Aquí será entregada, a
        El señor Gabriel Arellano señaló que este evento          todos los expresidentes y sus familias, medallas con-
tendrá celebraciones en cinco vertientes o áreas bien             memorativas de la ocasión para agradecer el esfuer-
específicas, que a continuación se describen (Hidrocálido,        zo de haber puesto en alto el nombre de esta Aso-
6-septiembre-1996):                                               ciación.
  - Área cívica: izamiento de la bandera con la presencia       - Área deportiva: una gran cantidad de competencias
    del Gobernador del Estado, Lic. Otto Granados Roldán,         a realizarse desde este domingo 8 de septiembre de
    en tanto que el Presidente Municipal ha ordenado la           1996 hasta el 12 de octubre con la presencia de los
    colocación del bando municipal para que toda la po-           mejores conjuntos charros del país, incluyendo a “Ca-
    blación conozca detalladamente el programa de fes-            pilla de Guadalupe”, “El Roble Nuevo León” y otras
    tejos del 50 aniversario de esta agrupación.                  asociaciones más como son la Asociación Nacional
  - Área religiosa: misa que será oficiada por el Obispo          que fue el primer rival que enfrentaron en su historia
    de la Diócesis, Don Rafael Muñoz Núñez, el cual               y la de San Luis Potosí, que fue el segundo.
    está invitando a todos los aficionados, expresidentes,      - Develación de placa: en honor al Profr. J. Refugio
    exintegrantes, integrantes en activo y familiares de          Esparza Reyes quien contribuyó para la construcción
    quienes de alguna manera tuvieron algo que ver con            de lo que actualmente son las instalaciones de la
    la Asociación de Charros de Aguascalientes en su              Villa Charra a la cual pedirán le sea modificado su
    historia, por lo cual se considera que la Catedral será       nombre para ponerle el de dicho exgobernador.
    insuficiente en esa ocasión para albergar a todos los             Por otra parte, es importante indicar que en esas
    asistentes.                                               fechas se estarán celebrando los primeros 20 años de la
                                                                                                                 118




Asociación de Charros de Vista Alegre y de esta forma
la charrería en el Estado estaría de fiesta durante ese fin
de año.

II. Charreadas conmemorativas

       “El programa de festejos por las bodas de oro,
arrancaron el domingo 8 de septiembre a partir de las
cuatro de la tarde, en que se tendrá a la Asociación de
Charros “La Potosina” de San Luis Potosí enfrentándose a
la Asociación de Charros de Aguascalientes; mientras que,
por la noche del 15, se tendrá un baile de gala en el
Andrea Alameda en lo que parece ser una serie de feste-
jos sensacionales que, sin duda, marcarán la pauta de
una celebración a lo grande por el aniversario de oro de              “El 14 de septiembre de 1996, el Día del Charro,
la Asociación de Charros de Aguascalientes” (Hidrocálido,     habrá una charreada entre los equipos de la Asociación
6-septiembre de 1996:16).                                     de Charros de la Potosina de San Luis Potosí y la Asocia-
       Por su parte, el Sol del Centro dio a conocer los      ción de Charros de Aguascalientes, a las 16:00 horas, en
festejos conmemorativos del 50 Aniversario de la Aso-         la Villa Charra. Asimismo, recordó que Aguascalientes,
ciación de Charros de Aguascalientes: “Don Gabriel            en sus primeros años de charrería competitiva, tuvo a los
Arellano Guerra, presidente del comité organizador de         hermanos charros potosinos por clásicos contendientes”.
dichas festividades, quien ayer en rueda de prensa, en la             “Extraoficialmente se ha corrido el rumor que para
que estuvo acompañado por los también centauros Don           el mismo día 14 habrá un concierto de mariachi en la
Roberto Ibarra Mora, Fernando Topete Cevallos, Víctor         majestuosa Villa Charra. Para el día 15 de septiembre,
Rodríguez y Cabello, así como por Francisco Poblano           habrá honores a la bandera; una charreada a cargo del
Cervantes, actual presidente de la Asociación de Charros      equipo representativo de la Asociación de Charros la
de Aguascalientes”.                                           Nacional y una selección de la Asociación de Charros de
                                                              Aguascalientes. También, se tendrá la actuación especial
                                                              de la Escaramuza Sanmarqueña, cuya competencia será
                                                              en honor de Don Roberto Ibarra Mora”.
                                                                      “El mismo día 15 de septiembre a las 22:00 ho-
                                                              ras, con la asistencia de todas las reinas elegidas en la
                                                              Asociación de Charros de Aguascalientes en los 50 años,
        Arellano Guerra indicó que el comité organiza-        habrá baile popular en la explanada de la Villa Charra así
dor de los festejos del 50 Aniversario de Asociación de       como entrega de preseas por el presidente de la Federa-
Charros de Aguascalientes está integrado por las 20 per-      ción Mexicana de Charrería A. C.; Álvaro Vergara. El carnet
sonas sobrevivientes que han ocupado el puesto de pre-        musical a cargo de la Orquesta de ‘Beto’ Díaz y el mariachi
sidentes de la Asociación, quien después de hacer un          los Reyes en el Hotel Andrea Alameda salón Palace, todo
pequeño relato de la vida de la charrería en Aguasca-         será bajo estricta etiqueta rigurosa”.
lientes, se refirió a cada uno de los eventos que habrá               “Mientras que el día 16 de septiembre, en la Villa
dentro del programa del 50 Aniversario de la Asociación       Charra, a las 16:00 horas, habrá una Feria de Escaramu-
de Charros de Aguascalientes.                                 zas. Los festejos se reanudarán hasta el día 10 de octu-
   119




bre, a las 9:00 horas con el izamiento del lábaro Patrio y     III. Mañana se cumplen 50 años de entusiasta labor
el arreamiento a las 18:00 horas. Habrá audición de la         charra
Banda Municipal y además un festival de danza, palabras
de la señora Verónica Topete, con el tema de la partici-               Sin lugar a dudas una de las fechas más importan-
pación de la mujer en la charreada; también participará        tes de la historia del deporte en Aguascalientes es la
Paco Martínez con una poesía Charra, en la Plaza de la         referente a la bodas de oro del nacimiento de la Asocia-
Patria”.                                                       ción de Charros de Aguascalientes 1946-1996. En ese
        “Para el día 11 de octubre a las 21:00 horas, se       contexto, el Sol del Centro documentó que “es un día
realizará un concierto de Gala de la Orquesta Sinfónica        especial para la charrería aguascalentense la fecha de
de Aguascalientes, con mosaico mexicano, en el teatro          mañana 12 de octubre de 1996, pues se celebran 50
de la Ciudad. En dicho evento, el Gobernador del Esta-         años justos de haber dado en forma organizada y con
do, Lic. Otto Granados Roldan hará entrega de preseas a        desbordado entusiasmo el primer paso para ver en la
ex presidentes de la Federación Mexicana de Charrería y        actualidad, no una, sino un número alto de asociaciones
ex presidentes de la Asociación de Charros de Aguasca-         en el Estado y no ‘dormidas’, sino en plena actividad”.
lientes, preseas a ex presidentes de Asociación estatal                Hubo, tiempo atrás, el intento de organizarse los
post mortem”.                                                  amantes de practicar las suertes campiranas en un grupo
        “El 12 de octubre se llevará a cabo un misa so-        que se diera a conocer ante el público, pero en aquel
lemne a las 12:00 horas en la Catedral. A las 16:00 horas,     primer intento no se pudo llegar lejos pero se arregló el
se realizará una competencia charra con los equipos de         terreno para colocar la base charra. Era el interés por
Xicotepec capilla de Guadalupe y la Asociación de Cha-         practicar las suertes campiranas fuera de los potreros de
rros Aguascalientes, con la actuación de la Escaramuza         ranchos y haciendas, para así, los coterráneos pudieran
‘Las Palomitas’, la competencia será en honor de Don J.        disfrutar de la destreza de los hombres de a caballo, que
Asunción Poblano”.                                             llevó a un nuevo grupo de entusiastas aguascalentenses
        “Para el día 13, otra competencia charra a las 11:00   a unirse y darle debida forma a la actividad campirana en
horas, con los equipos ‘El Roble’, ‘Triangulo de los Are-      donde un 12 de octubre decidieron hacer su primera
nas’ y Asociación de Charros de Aguascalientes; una ac-        presentación oficial ente los aguascalentenses.
tuación de ‘Las Pavitas’, cuyo evento será en honor a                  El acontecimiento fue un 12 de octubre de 1946,
Don J. Refugio Esparza Reyes”.                                 era tal el entusiasmo de cada una de aquellas bases de
                                                                                  práctica de las faenas campiranas, que
                                                                                  integraron su mesa directiva. Pronto
                                                                                  aquél reducido número de charros vio
                                                                                  como se les unían otros amigos igual
                                                                                  de entusiastas y a la tarea se dieron de
                                                                                  cabalgar, sí, pero cual debe ser, con la
                                                                                  vista al frente sin voltear la vista atrás y
                                                                                  fue así como tomaron determinaciones
                                                                                  que terminaron por darle un giro total
                                                                                  a la charrería.
                                                                                          Aguascalientes tiene un lugar
                                                                                  especial en la historia de México por
                                                                                  aquella famosa Convención con la que
                                                                                  se buscó encontrar la paz en el país,
                                                                                                                  120




ponerle término a la guerra fraticida. Si los hombres que     IV. Homenaje al Profr. J. Refugio Esparza Reyes
buscaban el destino del país se reunieron en Aguasca-
lientes, también de este estado surgieron acuerdos para               Como evento final del 50 Aniversario de la Fun-
darle otro rumbo a situaciones competitivas, pero no de       dación de la Asociación de Charros de Aguascalientes
guerra de balas como las de los revolucionarios, sino         (1946-1996), el día 13 a las 14:00 horas, en la Villa Cha-
dentro de la rama de la competencia deportiva.                rra, se develó la placa en honor del profesor J. Refugio
        Aguascalientes también lugar especial tiene en        Esparza Reyes, exGobernador del Estado Aguascalien-
cuanto al rumbo que se dio al básquetbol y también            tes; y desde ese momento la catedral de la charrería
primerísimo sitio ocupa en el rumbo que se le dio a la        aguascalentense llevó el nombre de quien ordenó fuese
charrería. En aquellos primeros años de vida de aquel         construida.
entusiasta grupo, base de la Asociación de Charros de                 Al respecto, se tiene la crónica de los hechos a
Aguascalientes, se buscó que el Campeonato Nacional           través de una charreada, homenaje al Profesor J. Refu-
de Charrería fuera eso, una justa para todos y no para        gio Esparza Reyes. Sin embargo, la prensa señalaba que
uno cuantos.                                                  “y la triste historia volvió a repetirse. Hace 16 años no
        “Pasaron los años y entre lo que parecía una fami-    estuvieron todos los charros del país en el Campeonato
lia unida, la de los charros, en Aguascalientes se dio otro   y Congreso Nacional Charro de 1980, por cuyo motivo,
cambio brusco al rumbo de la charrería, de esto último        el entonces Gobernador J. Refugio Esparza Reyes, apro-
han transcurrido 15 años con 11 meses y días. Hoy todo        bó la construcción de la Villa Charra. Ayer en la charreada-
parece indicar ir por el camino correcto en el mundo de       homenaje al fundador del cómodo y práctico escenario
la charrería y que bien que así sea, cuando se cumplen        charro, otro desaire y la charreada fue familiar, única-
sus 50 años de actividad positiva la Asociación de Cha-       mente con centauros de casa, los fuereños no se presen-
rros de Aguascalientes, en la que siempre ha habido di-       taron. Un desaire de esa naturaleza, imposible de imagi-
rectivos entusiastas y charros de gran calidad competiti-     narlo, pero las situaciones se repiten y sucedió. Para sa-
va” (Sol del Centro, 11-octubre-1996).                        car el compromiso, charreó el equipo juvenil de la Aso-
                                                                              ciación de Charros de Aguascalientes que
                                                                              consiguió sumar 303 puntos, y el de mayo-
                                                                              res, de la propia Asociación de Charros
                                                                              Aguascalientes en la que, a sus 50 otoños,
                                                                              Aurelio Ponce se la jugó en serio como ji-
                                                                              nete de yegua” (Sol del Centro, 14-octu-
                                                                              bre-1996:D8).
                                                                                      En lo destacado del festejo familiar
                                                                              charro fue la cala de Alfonso Ruiz para 27
                                                                              puntos, Mayores; en colas Víctor Martín 31
                                                                              puntos y con 30 terminó Rubén Berúmen.
                                                                              En jinete de toro, González Pérez, Juveni-
                                                                              les, 19 puntos para enseguida hacerse notar
                                                                              Rubén Berúmen con un lazo de cabeza de
                                                                              26 puntos y José Luis Ibarra en el pial co-
                                                                              bró 18 unidades más 6 de tiempo. En el
                                                                              jineteo de yegua, Aurelio logró sacarle
                                                                              once puntos a la greñuda y su antagonista
   121




                                                         cobró 2, ambas de 21 puntos; y para aumentar la suma,
                                                         Víctor Martín consiguió mangana a caballo de 25 pun-
                                                         tos. Se llegó el paso de la muerte, y bien Gonzalo Pérez,
                                                         pero con todo y su juventud y “colmillo” bien adquirido
                                                         en los lienzos de charrería, su paso fue de 21 puntos,
                                                         superado por Osvaldo Vázquez, quien al momento de
                                                         saltar, cuarteó, le reparó la yegua bruta y cosechó 26
                                                         puntos.
                                                                 Por su parte, para el presidente de la Asociación
                                                         de Charros de Aguascalientes, Francisco Poblano, fue el
                                                         momento de dirigir la palabra durante la ceremonia es-
                                                         pecial celebrada en el casino de la Villa Charra donde se
                                                         rindió pleno reconocimiento al profesor Esparza Reyes.
                                                         Con mucha atención vio el profesor J. Refugio Esparza
Gonzalo Pérez 17, imponiéndose la juventud. Rubén        Reyes que en las medallas conmemorativas del 50 Ani-
Berúmen volvió a hacerse notar en las manganas a pie y   versario de la Asociación de Charros de Aguascalientes
                                                                                                                  122




se encierra todo un trabajo de charrería durante 50 años.              A continuación se mencionan las principales aso-
“Las Pavitas” reaparecieron en la fiesta charra, en un gesto   ciaciones que ha tenido Aguascalientes a lo largo sus
de reconocimiento de la charrería aguascalentense, a la        casi 70 años de existencia. Se tiene a los pioneros de la
labor desempeñada por el profesor J. Refugio Esparza           fiesta y deporte nacional en la entidad como son la Aso-
Reyes durante su gestión de Gobernador del Estado.             ciación de Charros de Aguascalientes (1946) y la Asocia-
       Mientras que el Gobernador Otto Granados                ción Femenil de Charros (1963). Para el año de 1980
Roldán fue una de las personalidades que recibieron la         existían la Asociación de Charros de Aguascalientes,
medalla conmemorativa del 50 Aniversario de la Asocia-         Asociación de Charros de Rincón de Romos, Asociación
ción de Charros de Aguascalientes. “Diploma de honor           de Charros Abraham Castoreña, Asociación de Charros
le fue entregado al licenciado Otto Granados Roldán,           de Jesús María, Asociación de Charros de Calvillo, Aso-
Gobernador del Estado, por el apoyo definitivo que brin-       ciación de Charros “Vista Alegre”, Asociación de Cha-
dó para los festejos del 50 Aniversario de la Asociación       rros “El Sabinal”, Asociación de Charros “Aniversario de
de Charros de Aguascalientes” (Sol del Centro, 14-octu-        Aguascalientes”, Asociación de Charros “Cerreteros de
bre-1996:D8).                                                  Venaderos” y Asociación de Charros “Lanceros”. Para el
                                                               año 2000 se tenían identificadas a las Asociación de Cha-
V. Asociaciones                                                rros de Aguascalientes, “Puente Negro” de Rincón de
                                                               Romos, “Regionales” de Jesús María, “Labriegos” de Je-
        A lo largo de la historia de la charrería en Aguas-    sús María, “Los Muñoz” de la Colonia Fátima, “Los He-
calientes han surgido diversas asociaciones y otras han        rreros” de Pabellón de Arteaga, “El Niágara”, “El Sabinal”,
desaparecido, sin embargo, todas y cada una de ellas           “El Refugio de Peñuelas”, “La Guadalupana” de Calvillo,
han llevado en el alma y el corazón, en sus venas y en su      entre otras más.
labor diaria, el lema deportivo que inspira el deporte na-
cional: “Patria y Tradición, Honor y Espíritu Deportivo”.
123
124
125
126
   127




Capítulo XIV
Las Escaramuzas de Aguascalientes

         Se conoce como “escaramuza charra” al conjun-        ejecutando vistosas, variadas y arriesgadas evoluciones;
to de ejercicios ecuestres que, a manera de carrusel,         plenas de gallardía e intrepidez, sin perder por ello sus
realiza al galope un grupo de niñas y señoritas vestidas      encantos ni el atractivo de su exquisita belleza y femini-
de rancheras mexicanas y montadas al estilo mujeril o         dad (Becerril, 1994:2).
como amazonas. El número, todo belleza, ritmo y maes-                 Las escaramuceras son las jóvenes hermosas, fres-
tría, se ejecuta al compás de las notas de “Las Coronelas”.   cas, vigorosas, llenas de ternura y sobradas de entrega y
Las evoluciones ágiles, audaces y valientes, dan al es-       valor, que ponen las notas de belleza y armonía en los
pectador la impresión de estar observando un ballet lle-      lienzos charros, con sus escalofriantes evoluciones y gi-
no de colorido (Chávez, 1991:90).                             ros plenos de gracia, destreza y ritmo, como comple-
         La escaramuza charra designa el grupo femenil        mento sobresaliente de las actividades charras (Id,1994).
ecuestre en donde se conjugan formando un todo: ju-
ventud, belleza, alegría, ritmo, valor y destreza. Implica    I. La Asociación Femenil: primera Escaramuza
la nota de belleza, elegancia, ritmo, emoción, alegría y
sobresalto, por sus hermosas, cuánto peligrosas evolu-               Según el Sol del Centro, el 2 de septiembre de
ciones realizadas con gracia, donaire, entrega y valor. En    1963 tiene lugar un acontecimiento histórico para Aguas-
ese sentido, la escaramuza charra está integrada por          calientes, pues la mujer de campo y del deporte nacio-
niñas, señoritas y damas charras montadas a mujeriegas,       nal como es la charrería, vio nacer la primer Escaramuza
                                                                                                                  128




de la Asociación Femenil de Charros de Aguascalientes                 1. Primeros actos y festivales
con 17 miembros.
        La constitución eligió a su mesa directiva que pre-             A raíz de la constitución de la Asociación Feme-
sidió, por primera vez, la Srita. Virginia Ibarra Rodríguez.   nil de Charros de Aguascalientes en 1963, la Escaramu-
El propósito de la Asociación es integrar la Escaramuza        za Femenil comenzó a practicar e instruirse en el noble
de Aguascalientes. Su presentación se realizó el 14 de         deporte nacional que es la charrería, aunque se debe
septiembre de 1963 a través del Baile Charro en un             señalar, no era con fines competitivos, sino principalmente
salón del entonces Club de Leones. Se dice que las             de carácter
damitas recibieron clases de bailes típicos y números                   Ejemplo de ello tenemos en primer lugar, el Clá-
con sus respectivos corceles.                                  sico Jaripeo de Lujo de la Feria Nacional de San Marcos,
        Resulta relevante mencionar los nombres de la          llevado a cabo en la Plaza de Toros San Marcos en abril
Mesa Directiva la Asociación Femenil de Charros de             de 1964, en honor a la esposa del Presidente de la Re-
Aguascalientes, destacando los siguientes: Virginia Ibarra     pública, la Profra. Eva Samano de López Mateos.
Rodríguez, presidenta; Marcela Olivares Guevara, secre-                 En dicho jaripeo las 8 chamacas integrantes de la
taria; Martha Casillas Díaz, tesorera; y como vocales María    Escaramuza Femenil, dieron una pequeña muestra del do-
Teresa Casillas Díaz, Patricia Olivares Guevara y María        minio adquirido sobre los pencos, al lanzarse al ruedo en
Elena Ibarra Rodríguez (Sol del Centro, 3-septiembre-          forma vertiginosa, hostigando al máximo a sus cabalgadu-
1963).                                                         ras, para después rayarlas en un palmo de terreno. Ensegui-
        La primer actuación de la Escaramuza Femenil de        da, en perfecta formación, atravesaron el anillo, haciendo
la Asociación de Charros de Aguascalientes tuvo lugar          derroche de gallardía y donosura, para presentar sus respe-
en la Feria Nacional de San Marcos en el año de 1964.          tos a la usanza charra, a quienes presidían el acto.
129




             Las damitas que conformaron aquella Escaramu-
      za era poseedoras de una indiscutible prosapia charra y
      belleza muy mexicana como Virginia Ibarra, Marta
      Cuéllar, María de los Ángeles Ibarra, María de los Ánge-
      les Macías, Marta Martín, Irma Quesada, Tita López Alaníz
      y Elenita Hicks. Al final del evento, la distinguida invita-
      da entregó a la Escaramuza Femenil un hermoso trofeo
      por su destacada actuación (Sol del Centro, 28-abril-1964).
             En segundo lugar, la Escaramuza Femenil de las
      Asociación de Charros de Aguascalientes se preparaba a
      principios del año de 1964 para reaparecer. Los aficiona-
      dos de la fiesta charra estuvieron presentes en la despe-
      dida del matador de toros, Alfonso Ramírez “El Calesero”
      al momento de partir plaza, luciendo hermosos vestidos
      y, aunque no ejecutaron ninguna de las suertes charras
      que tanta fama les ha dado, el público les aplaudió y
                                                                                                                 130




esperó con paciencia velas actuar. En ese entonces, el        Irma Quesada, Chela Ibarra, Marta Cuéllar, Tita de Luna
equipo estuvo integrado por las señoritas Martha Cuéllar      y Elvira Arellano. Todas ellas ejecutaron con maestría los
como capitana; María de los Ángeles y Graciela Ibarra;        abanicos, las pasadas, el peine, la estrella, las cargas de
Irma Quesada como reina de la Asociación; Lucrecia Ro-        caballería con patadas romanas, el anillo de matrimonio,
dríguez, Rita de Luna, Luz Elvira Arellano, Sara Luz Ávila    el culebrón, todo ello como se estila en estos espectácu-
y Eloisa González. Todas ellas practicaron el deporte na-     los, pero muy bien ejecutados (Sol el Centro, 27-abril-
cional en el Lienzo del “Rancho del Charro” y recibieron      1966).
invitaciones para presentarse en Durango y Ciudad                     Según nos cuenta la amazona Lucrecia Magdale-
Juárez (Sol del Centro, 18-febrero-1966).                     na Rodríguez Urzúa, la Escaramuza Fundadora pertene-
                                                              cieron las hijas de Don Roberto Ibarra Mora, Virginia
       2. Entrega de reconocimientos                          Ibarra (capitana) y sus hermanas, María de los Ángeles y
                                                              Graciela Ibarra; Martha Cuéllar y Tere Cuéllar, que ense-
         El presidente de la Federación Nacional de Cha-      guida se salió porque uno del público grito un piropo no
rros, Francisco Maldonado Azpe, otorgó en abril de 1966,      muy agradable para ella: “con esa gordita y un jarro de
al director Lic. Joaquín Cruz Ramírez, del diario el Sol      atole”. Además, Tita López Alanis, Irma Quezada, María
del Centro, la Espuela de Plata por su impulso a la cha-      Elena Hicks, Martha Martín, María de los Ángeles Macias
rrería local.                                                 y María del Carmen Colín. La primera Escaramuza de
         Además, recibieron preseas los charros locales Ro-   Aguascalientes, que data del año de 1963, tuvo como
berto Ibarra y Javier Cuéllar por la organización de la       su primer a Instructor a Roberto Ibarra Mora, el primer
charrería de Aguascalientes. En dicho acto, el Presbítero     presidente y socio fundador de la Asociación de Charros
Jesús Barajas de León, en calidad de secretario de Actas      de Aguascalientes.
y Acuerdos de la Federación Nacional, hizo una reseña                 Asimismo, la segunda Escaramuza surgió de ma-
tanto histórica como de las suertes de la charrería mexi-     nera natural, pues empezaron a casarse algunas de las
cana. En cuanto a la Escaramuza Femenil de Aguasca-           integrantes de la primera, y ya no se ajustaban 8; por lo
lientes, el Pbro. Barajas dijo “¡qué se metan los feos y      que renunció el instructor Don Roberto Ibarra, entrando
salgan las mujeres bellas...!”, y entraron en acción las      al quite Javier Rodríguez. Luego se invitó a Luz Elvira
chamacas de la Escaramuza Femenil. Salieron rayando           Arellano, Dalia de la Parra y se siguió, pero luego de un
sus pencos tras hostigarlos con el fuete, para presentar-     tiempo, se desintegro esta memorable Escaramuza.
se de este modo ante el público, al que saludaron a la                “Pasado el tiempo, y no quedado conformes con
usanza charra. Después se dedicaron a bordar filigrana        ello, empezamos, Javier (‘Kiko’) Rodríguez, Chela Ibarra,
en el ruedo; a realizar maravillas, manejando los caba-       Lucrecia Rodríguez Muñoz (siendo la reina de la Asocia-
llos, mostrando precisión, gracia y valor. Los nombres de     ción de Charros), a tratar de recuperar los sombreros y
aquellas primeras amazonas fueron María de los Ánge-          las albardas que eran propiedad de la Escaramuza y a
les Ibarra, Eloisa González, Lucrecia Rodríguez, la reina     buscar nuevos elementos, hasta que se logró completar
                                                              la segunda Escaramuza de la Asociación de Charros de
                                                              Aguascalientes, siendo las integrantes: Lucrecia Rodríguez
                                                              Muñoz (capitana), Graciela y Martha Ibarra Rodríguez,
                                                              María de los Ángeles Rodríguez Muñoz (mi hermana),
                                                              Yolanda Hernández Álvarez, Patricia, Blanca y Adriana
                                                              Álvarez Quesada, y Orietta Ramírez”.
                                                                      Ellas tuvieron su primera actuación en el Jaripeo
                                                              de Gala en la Plaza de Toros San Marcos, el 26 ó 27 de
   131




abril, en donde la primera y segunda Escaramuza, eran       lo, colorido y belleza sin igual. “En dicho escenario”, nos
un espectáculo y torneo de exhibición.                      menciona Lucrecia Rodríguez Muñoz que “después del
        En el año de 1980, cuando se desarrolló en Aguas-   Congreso en 1980 nos desintegramos”, refiriéndose a la
calientes el XXX Congreso y Campeonato Nacional Cha-        segunda Escaramuza de la Asociación de Charros de
rro, surge un reglamento en el que las Escaramuzas pue-     Aguascalientes, y fue cuando nacieron las Escaramuzas
den competir de manera estatal, regional, nacional y por    “Las Pavitas”, “Las Palomas”, “Las Pollitas”, “La
exhibición, dejando atrás toda una época de espectácu-      Sanmarqueña”, “Esencia Charra”, “Las Nazarenas” de
                                                                                                                   132




Jesús María, “Flor del Sabinal”, “Las Adelitas” de Calvillo    testigo de fracasos, así como de grandes triunfos.
y “Las Golondrinas” de la Presa del Niágara.                           En la Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Re-
       Con el paso del tiempo nacen nuevas Asociacio-          yes” de Aguascalientes, que en la administración del Sr.
nes de Charros en Aguascalientes y en consecuencia,            Gobernador Felipe González González (1998-2004) se
de grupos de Escaramuzas, destacando sobre todo la Es-         realizó por primera vez en la historia de la charrería de la
caramuza de “Vista Alegre” cuya capitana era Brenda de         entidad en septiembre del año 2002 el Campeonato
Alba de Alba, Carla Tostado, Ivón Martín, Perla Tostado,       Nacional de Charros y Escaramuzas de Campeones Esta-
Erika Ruiz, Karla Gil, Lorena Parga y Paloma Guzmán; la        tales, organizado por el Presidente de la Unión de Aso-
Escaramuza “Las Adelitas” de Calvillo; la Escaramuza “Las      ciaciones del Estado de Aguascalientes, Dr. René Ruiz
Pavas” y “Las Pavitas”; la Escaramuza “Las Palomas”, la        Ponce y es presente que en esta Villa Charra, éste pri-
Escaramuza “Las Nazarenas” de Jesús María, la Escara-          mer Campeonato Nacional de Campeonas Estatales de
muza “Flor del Sabinal” y Escaramuza “Golondrinas” de          Escaramuzas “La Sanmarqueña”, logró obtener el pri-
la Presa del Niágara, todas ellas activas desde los años       mer lugar venciendo por un punto a la Escaramuza del
90 y recientemente, la Escaramuza “La Sanmarqueña”.            Pedregal del D.F., con una puntuación, en ese entonces,
                                                               de 322 puntos.
II. Escuela y tradición en la Villa Charra                             En la Villa Charra, la Asociación de Charros de
     Por: Víctor Muñoz González                                Aguascalientes, con sus Escaramuzas “Las Pavas”, “Las
                                                               Palomas” y “Sanmarqueña” ha dejado toda una escuela,
        La monumental Villa Charra “Profr. J. Refugio Es-      en la que hoy se ven “Las Pavas” de ayer que han dejado
parza Reyes” desde los años ochentas ha dejado en
Aguascalientes una gran huella; edificado para preser-
var, fomentar, conservar, acrecentar el más puro de nues-
tros deportes: la Charrería.
        Muchos han sido los acontecimientos que ha vi-
vido esta Villa Charra, pero sin lugar a dudas, uno de los
más relevantes, es que en ella se vio nacer las Escaramu-
zas y una generación de niñas que se convirtieron en el
orgullo de la charrería hidrocálida, en el orgullo de Aguas-
calientes. Lo anterior se debe a que en esta Villa, se
enseñaron las principales suertes y rutinas que realizan
las escaramuzas; dicen muchos charros que éstas niñas
aprendieron primero a montar y luego a caminar. Cuán-
tas horas de prácticas, cuántos días de esfuerzos, cuán-
tos años de trabajo en esta Villa tuvieron que pasar, para
llegar a colocarse como las mejores escaramuzas del país,
y así lo han demostrado, tres grandes equipos “Las Pa-
vas”, “Las Palomas” y la bicampeona nacional
“Sanmarqueña”.
        Parecería fácil mencionar tantos triunfos que han
tenido éstas grandes escaramuzas, pero es testigo la Vi-
lla Charra que, lo mismo haga frío, calor, llueva, truene o
relampaguee, las prácticas continúan; además ha sido
   133




su lugar a un equipo de niñas: “Las Pavitas”; que son las
que están forjando el futuro de la charrería en Aguasca-
lientes.
         En la Villa Charra tanto niñas como jóvenes traba-
jan con mucha disciplina las Escaramuzas que, si bien,
pueden estar practicando a las 7 de la mañana como a
las 9 de la noche, y como son varios equipos y casi todas
son estudiantes de preparatoria, secundaria y profesio-
nal, que tienen que compartir el tiempo de prácticas en
la Villa Charra los martes, jueves y sábados. Los martes y
jueves empiezan a las 5 de la tarde “Las Pavitas”, a las 7
de la noche continúan “La Esencia Charra” (“Las Doñas”),
equipo de reciente creación de señoras que en un tiem-
po actuaron con “Las Pavas” o “La Sanmarqueña”; sigue
el horario con “Las Palomas” a las 9 de la noche y, de
10:30 a 12:00 de la noche termina “Sanmarqueña”.
         Gran esfuerzo y mucho sacrificio tienen que ha-
cer estos equipos de escaramuzas, pues vienen llegan-
do a sus casas, las últimas alrededor de la 1 de la maña-
na para iniciar el seguimiento de sus labores muy tem-                 Otra gran escaramuza que se ha forjado en la
prano; pero así es cada martes y jueves y el sábado ini-      Villa Charra y también entrenada por el Ing. Víctor Mu-
cian sus prácticas a las 7 de la mañana. Todo este esfuer-    ñoz González, son “Las Palomas”, niñas que inician con
zo, todo este trabajo, toda esta dedicación, se ha ido        el nombre de “Pollitas” para adoptar el de “Palomas”,
premiando por los grandes logros de las Escaramuzas de        quien ha puesto su nombre en alto mediante la obten-
la Asociación de Charros de Aguascalientes, ya que en         ción de los primeros lugares nacionales, tal y como lo
más de 50 años de charrería en el Estado, es su “Escara-      demuestran en los años 2001 y 2002 al imponer el
muza Sanmarqueña”, que logra conquistar por primera           récord histórico de puntuación de 323.5 en 2001 y 327.5
vez los primeros lugares nacionales en la historia de la      en el 2002; así como sus grandes terceros lugares nacio-
charrería en Aguascalientes.                                  nales en Ciudad Juárez 2001 y Lagos de Moreno 2003.
         Ejemplo de ello, tenemos el primer Campeonato                 Sin embargo, es el año 2003 en donde la Escara-
Nacional de Escaramuzas en Morelia, Mich., en el año          muza “La Sanmarqueña” logró imponer, por primera vez,
1999, tal y como consta en la primera placa de bronce         récord histórico nacional de puntuación en el Campeo-
colocada en la Villa Charra que dice: “La Unión de Aso-       nato Estatal realizado en la Villa Charra, en mayo del
ciaciones del Estado de Aguascalientes otorgan este re-       2003, con 335 puntos, superándolo ellas mismas en la
conocimiento a su Escaramuza Sanmarqueña por haber            final del Campeonato Nacional Charro en Lagos de
obtenido el Campeonato Nacional de Escaramuzas en             Moreno, Jal., con 336 y así obtener el primer lugar.
Morelia, Mich., 1999. Sus integrantes: capitana, Martha                Es “La Sanmarqueña”, la única Escaramuza en la
Jazmín Muñoz de Lira; Laura Alisma Muñoz de Lira, Ceci-       historia de la charrería mexicana que ha conquistado la
lia Martínez de Lira, Rosalba Guerra Ibarra, Laura Elena      triple corona o los tres grandes Campeonatos Naciona-
Ibarra Fonseca, Larissa Ibarra Fonseca, Yolanda Carolina      les de Escaramuzas, a saber:
Berumen Ramírez y Yuleny Martín Zertuche. Instructor:            - Campeonato Nacional Abierto de Escaramuzas, en
Ing. Víctor Muñoz González”.                                       diciembre 2002, Guadalajara, Jal.
                                                                                                                       134




  - Campeonato Nacional de Escaramuzas de Campeo-              Oración de la Adelita:
    nas Estatales, septiembre 2002, Villa charra Aguasca-              Señor: a tus pies estamos postradas, venimos vestidas
    lientes, Ags.                                              de adelitas y a nuestro lado están con nosotras nuestras familias
  - Campeonato Nacional en el Congreso y Campeona-             y amigos. Venimos a pedirte, Señor, que nos acompañes en
                                                               cada una de nuestras actuaciones charras. Así como te pedi-
    to Nacional Charro, Morelia, Mich., 1999 y Lagos de
                                                               mos, que hoy tu vengas a cabalgar con nosotras.
    Moreno, Jal., 2003.
                                                                       Señor: sabes que nuestras vidas están en peligro, pero
        Por lo tanto, hablar del deporte nacional en Aguas-
                                                               no tememos, señor, tú estás con nosotras, te pedimos por
calientes, de la charrería, necesariamente se tendrá que       nuestras hermanas charras que juntas hacemos de la fiesta un
hablar, por un lado, de la Villa Charra “Profr. J. Refugio     gozo y tú, Señor, te sientas orgulloso.
Esparza Reyes” como una de las escuelas más importan-                  Cuando ya todo haya terminado, el Lienzo queda en
tes del país; por otro lado, en la triada deporte, tradición   un solo silencio. Señor: ahí te damos las gracias por habernos
y enseñanza, siendo la Villa Charra, la catedral del de-       dejado llegar al final de esta faena, y deseamos, Señor, que
porte nacional en Aguascalientes.                              mañana, cuando volvamos a cabalgar por estos ruedos, Tú
                                                               estés con nosotros cabalgando, para que seas nuestro juez y
                                                               compañero. Amén.
135
136
137
138
139
140
141
142
143
                                                                                                               144




III. Escaramuza “Las Pavas”                                  tíos Gabriel y Lupita Arellano, les encantó la idea y fui-
     Por: Victoria Topete Mier                               mos formando y estructurando la que hoy, hasta la fe-
                                                             cha, es una de las Escaramuzas federadas más antiguas
        “En diciembre de 1980, acabábamos de tener el        de México, pues tenemos 23 años sin dejar de estar
XXX Congreso Nacional Charro, aquí en Aguascalientes y       dentro de la Federación Nacional de Charros. Fue así
donde estrenamos la Monumental Villa Charra, siendo          como empezamos a practicar, siendo instructora la Sra.
el presidente de la Asociación de Charros de Aguasca-        Magdalena Pérez Gavilán de Sánchez ‘la Tía Charra’, quien
lientes, el señor Fernando Topete Ceballos. Nosotras, Vic-   fue integrante de la Escaramuza de la Nacional. Comen-
toria y Verónica Topete Mier, sus hijas, empezamos a creer   zamos en enero de 1981, con todo el entusiasmo y sin
en la idea de formar una Escaramuza; ya con el permiso       importar que unas iban en silla de hombre otras en al-
y apoyo de mi papá, nos dimos a la tarea de invitar a        barda y otra a pelo, y con caballos recién traídos del
hijas de socios que quisieran participar. Hablamos           potrero y como se pudo”.
con nuestras primas Marilupe, Meche y Carmenchu                      “En ese momento, montábamos Victoria y
Arellano Espinosa, a las que apoyadas también por mis        Verónica Topete Mier, María Guadalupe, Mercedes y
   145




María del Carmen Arellano, Beatriz y Florencia Camarena               “Nuestro primer nacional lo tuvimos en Guadala-
Ávila, Ángeles Talamantes Barnola, Yolanda Dávila Pasillas,   jara, Jal., el mismo año de nuestra fundación Claro que
Adriana Dávila Ponce y Leticia Cruz Limón”.                   íbamos contra todos los pronósticos de triunfo, pero siem-
        “Era febrero de 1981, cuando ‘la Tía Charra’ no       pre tuvimos gente que nos apoyo pese a todo, y que
pudo seguir de instructora y fuimos a invitar al Sr. Don      aquí quisiera reconocer, como son: mi papá Fernando
Rodolfo Rocha. Nuestra primera actuación fue en la Villa      Topete Ceballos, mi tío Gabriel Arellano Guerra, José de
Charra, el 27 de abril de 1981, entrando 2 integrantes        Jesús Muñoz González «El Jarabes», Ing. Javier Rodríguez
nuevas, esto debido a que ocurrió un accidente y tuvie-       Urzúa, Don Víctor Rodríguez y Cabello, Ing. Víctor Mu-
ron que salirse otras dos. Las amazonas que entraron fue-     ñoz González”.
ron Gabriela Gómez Quezada y Yolanda Popoca de                        “En nuestro primer congreso quedamos en segun-
Muñoz, esposa del Sr. Pepe Chuy Muñoz, también cha-           do lugar nacional y las integrantes de ese equipo fueron:
rro de la Asociación Charra de Aguascalientes. Ese mis-       Victoria Topete Mier (capitana), Gabriela Gómez
mo día nos volvimos a presentar en Teocaltiche, Jal., sien-   Quezada, Yolanda Popoca de Muñoz, Verónica Topete
do ambas muy buenas presentaciones”.                          Mier, Adriana Dávila Ponce, Florencia Camarena Ávila,
        La Escaramuza «Las Pavitas» ha tenido varios ins-     Leticia Cruz Limón, Yolanda Dávila Pasillas, Carmenchu
tructores, los cuales han sido: «la Tía Charra», el Sr. Don   Arellano Espinosa y Raquel Díaz”.
Rodolfo Rocha, Sr. Don Fernando Ojeda, Sr. Víctor Ponce               “Este triunfo fue para nosotros muy meritorio, pues
Guzmán, Sr. Ramiro Delgado, Sra. Verónica Topete Mier,        teníamos que trabajar muy duro en nuestras rutinas ya
Sra. Maru García (quien fue también juez de la Federa-        que siempre nos caracterizamos por llevar mucha velo-
ción Mexicana de Charrería), el Sr. Salvador Orona, el        cidad y ejercicios peligrosos. De ahí se vinieron muchas
Sr. Víctor Muñoz González (muy reconocido instructor          presentaciones y triunfos, nos ganamos a mucha gente,
actualmente) y la señorita, Mercedes Arellano (actual         de todo nivel económico, desde el que vendía las pale-
Delegada del Estado).                                         tas en la Villa Charra, como altos dirigentes de la federa-
                                                                             ción y personalidades del gobierno; nos com-
                                                                             pusieron corridos, teníamos fechas separadas
                                                                             nada más para nosotros en diferentes ferias
                                                                             como la de Teocaltiche y Yahualica”.
                                                                                    “Fuimos las únicas invitadas al Congre-
                                                                             so de la Unificación de las Federaciones en
                                                                             la ciudad de Colima, donde la Gobernadora,
                                                                             de ese entonces, nos hizo actuar dos veces.
                                                                             Hemos acumulado dos segundos lugares na-
                                                                             cionales en Guadalajara (1981) y Querétaro,
                                                                             un tercero nacional en Irapuato (1980 y
                                                                             1983), dos cuartos lugares nacionales en
                                                                             Pachuca y Guadalajara, dos sextos, un sépti-
                                                                             mo y un noveno lugar, así como varios cam-
                                                                             peonatos estatales”.
                                                                                    La Escaramuza «Las Pavitas» tiene al-
                                                                             gunas cualidades especiales, ya que ha per-
                                                                             manecido 23 años consecutivos, y ha reali-
                                                                             zado diferentes actividades tanto sociales,
                                                                                                                  146




culturales, cívicas y religiosas, entre las que destacan, el   Yatzu Muñoz Márquez, Chelita Dondiego, Liliana Cedillo,
pedirle a la Virgen de la Asunción que fuera nuestra           Ana Lilia López Márquez, Laura López Márquez, Lizeth
capitana vitalicia y el Señor Obispo dejó que le impusie-      López Márquez, Cecilia Varela de Esparza, Julieta
ran una medalla; la impartición de catecismo, en las que       Mendieta Danielli, Lorena Castillo, Lorena Rodríguez
se prepararon a 43 niños para hacer la primera comu-           Muñoz, Hilda de la Torre, Alma Rodríguez de Careaga,
nión, en donde varios miembros de la Escaramuza fue-           Cecilia González de Luna, Mónica Ventura Ramírez,
ron las madrinas. También se hizo una pastorela, la cual       Carmen Laura Gil, Karla Gil, Ana Elena de Lara Cardona,
se presentó en varios lugares, como en el Centro de            Marel de Lara Cardona, Sofía Martínez Topete, Sol Sán-
Rehabilitación Social de varones, mujeres y niños, en el       chez Pérez, Adriana Castañeda Reyes, Lina Medina, Pinita
Club Rotario, en la televisión, además de la posada de         Delgado Gutiérrez, Rosy Delgado Gutiérrez, Olga Del-
los charros. También se realizaron rifas para beneficio        gado Muñoz, Alejandra Delgado Muñoz, Jessica Delga-
social, han sido invitadas por varios Gobernadores del         do Muñoz, Ana Delgado, Victoria Castañeda Topete, Eve
Estado para izar y arrear la Bandera, etc.                     García Peña, Claudia Carrillo, Gabriela Ruvalcaba, Claudia
        A continuación, han sido miembros de la Escara-        Castillo, Sagnite Salvatierra, Nighte Salvatierra, Cinthia
muza «Las Pavitas”, las siguientes personas: Victoria Topete   Plascencia, Erica Ruiz Romo, Laura Ferrer, Alejandra
Mier, Verónica Topete Mier, Marilupe Arellano Espino-          Alonso Ibarra, Cristy Gallardo Ponce, Rosy González y
sa, Meche Arellano Espinosa, Carmenchu Arellano Espi-          Lucero González.
nosa, Beatriz Camarena Ávila, Florencia Camarena Ávila,                Además de las 16 niñas que actualmente mon-
Avecita Durán, Yolanda Dávila Pasillas, Adriana Dávila         tan en la Escaramuza “Las Pavitas”, donde algunas ma-
Ponce, Leticia Cruz Limón, Ángeles Talamantes Barnola,         más de ellas también montaron, destacan las siguientes:
Gabriela Gómez Quezada, Yolanda Popoca de Muñoz,               Marilupe Valdés Arellano, Maricarmen Valdés Arellano,
Raquel Díaz Muñoz, Esthela Domínguez Rodríguez (“La            Paloma Muñoz Popoca, Chantal Esparza, Luisa Arellano
China”), Martha de Lira Muñoz, Leticia Rodríguez M.,           González, Paola García Cordero, Daniela Leaños,
Ma. de Los Ángeles Rodríguez, Marcela Hernández R.,            Kassandra Montes, Martha Castañeda Gutiérrez,
Angélica Muñoz Márquez, Patricia Muñoz Márquez,                Fernanda Castañeda Gutiérrez, Fernanda Jiménez Casti-
                                                                           llo, Andrea Rogero Hurtado, Jaqueline Hur-
                                                                           tado, Lupita Ortiz, Sofía Ponce Martínez y
                                                                           Adriana Ponce Martínez.
                                                                                    “Le doy gracias a Dios que puedo prac-
                                                                           ticar el deporte que llevo en la sangre, con el
                                                                           mejor grupo de mujeres, recibí el mejor re-
                                                                           galo que me dio mi papá, fue mi yegua ‘la
                                                                           onzita’ mi amiga, mi compañera
                                                                           inseparable, con la que obtuve primeros lu-
                                                                           gares en cala de caballo, recuerdos y expe-
                                                                           riencias que jamás olvidaré; murió el 22 de
                                                                           noviembre de 2003 y la sigo recordando con
                                                                           gran cariño”.
                                                                                    “Así pues, fuimos y somos el mejor
                                                                           equipo del mundo porque, hasta la fecha,
                                                                           seguimos todas con una gran amistad que
                                                                           perdurara por siempre”.
   147




IV. Escaramuza “La Sanmarqueña”                                       En las escaramuzas, las mujeres y las niñas lucen
    Por: Alejandra Alonso Ibarra                              sus cualidades de jinetes en los Lienzos Charros. Hoy
                                                              son un espectáculo que presentan mujeres bellamente
       Importancia de la Escaramuza                           ataviadas, que cabalgan en montura de amazona (senta-
                                                              das de lado), desarrollando al galope maniobras vistosas
        “La gracia y la belleza de la mujer charra se po-     que demuestran su elegancia y habilidad sobre el caba-
nen de manifiesto en esta parte del espectáculo, donde        llo.
coordinación y movimiento se combinan para lograr la                  La Escaramuza no sólo es parte medular de nues-
admiración del espectador”                                    tro deporte nacional, la charrería, sino que, desde sus
        Se conoce como “escaramuza charra” al conjun-         inicios, es el principal atractivo para el público en gene-
to de ejercicios ecuestres que, a manera de carrusel,         ral mexicano y extranjero. Uno de los roles de la mujer
realiza al galope un grupo de niñas vestidas de rancheras     mexicana en nuestra sociedad debe ser difundir y pre-
mexicanas y montadas al estilo mujeril o como amazo-          servar nuestra cultura que, desgraciadamente debido a
nas. Las evoluciones ágiles, audaces y valientes, dan al      la globalización y la dinámica del mundo actual, se está
espectador la impresión de estar observando un ballet         perdiendo. Hoy en día, las escaramuzas, además de ser
lleno de colorido.                                            un bellísimo espectáculo y una muestra de esas hermo-
        Aunque hay muchas suertes muy complejas, nun-         sas tradiciones que caracterizan al pueblo mexicano, son
ca falta una exhibición que es particularmente vistosa y      una dura disciplina deportiva que busca un respeto y
atractiva para el público en general: la escaramuza charra.   apego total a la vestimenta de la “adelita revolucionaria”
                                                                                                                     148




y la perfección en cada una de sus actuaciones; además          ramuzas y Campeona Nacional del Congreso y Cam-
de que requiere constancia y destreza de las caballistas        peonato Nacional Charro en 1999, éste último, en
para lograr la cadencia, precisión y armonía que caracte-       Morelia, Mich., y en el 2003, en Lagos de Moreno, Jal.
rizan a un equipo competitivo.                                           Así mismo, esta escaramuza no sólo ha viajado
                                                                por toda la República Mexicana, sino que ha traspasado
       La Sanmarqueña                                           las fronteras del país en representación de México, lle-
                                                                vando nuestro deporte nacional a grandes ciudades como
        Recientemente, un grupo de experimentadas               La Habana, Cuba y Los Ángeles, California.
caballistas apasionadas de la charrería, obtuvieron, por                 El amor que la Escaramuza Campeona Nacional
segunda ocasión, el título de Campeonas Nacionales;             le tiene a este gran deporte la ha impulsado a organizar
ellas son la Escaramuza “Sanmarqueña”, equipo que por           el primer “Circuito de la Amistad 2004”, con el fin de
el entusiasmo, capacidad, trayectoria y experiencia de          fortalecer los lazos entre las caballistas de la región, el
cada una de sus integrantes, ha despertando las mejores         cual tuvo su gran final en mayo pasado, en las instalacio-
expectativas dentro del ambiente charro nacional y ha           nes de la Villa Charra, resultando las indiscutibles triunfa-
logrado ganar los mejores campeonatos.                          doras.
                                                                Actuales integrantes:
       Estrellas de la charrería                                   - Instructor: Ing. Víctor Muñoz González.
                                                                   - Capitana: Alejandra Alonso Ibarra
        Dentro de sus múltiples presentaciones y com-              - Jazmín Muñoz de Lira
petencias, han ganado los mejores títulos a nivel nacio-           - Alisma Muñoz de Lira.
nal; uno de ellos ha sido obtener el Campeonato Estatal            - Larissa Ibarra Fonseca
por cinco años, así como ganar tres veces consecutivas             - Carolina Berumen Ramírez
el Torneo Nacional, por invitación, en la ciudad de Saltillo.      - Cecilia Martínez de Lira
        Cabe destacar que la Escaramuza “Sanmarqueña”,             - Rosalba Guerra Ibarra
ha sido la única en la historia de la charrería femenil que        - Yuleny Martín Zertuche
ha logrado ganar los tres campeonatos más importantes
a nivel nacional: Campeona Nacional de Campeonas Es-                   Los inicios 1999
tatales, Campeona Nacional del Torneo Abierto de Esca-
                                                                        Durante el año de 1999, la Escaramuza
                                                                “Sanmarqueña” dejó un antecedente histórico, al ganar
                                                                en mayo, el Campeonato Estatal Charro del Estado de
                                                                Aguascalientes, obteniendo el segundo lugar con 303
                                                                puntos. Para el mes de julio obtuvo el primer lugar con
                                                                312 puntos, en el Campeonato Regional Zona Centro-
                                                                Bajío en Morelia, Mich. En octubre, participó en el LV
                                                                Congreso y Campeonato Nacional Charro “Morelia 99”,
                                                                obteniendo el pase a la gran final de escaramuzas con
                                                                311 puntos, quedando Campeonas Nacionales en dicho
                                                                Congreso, con 316 puntos. Y para el 20 de noviembre
                                                                participó en el desfile deportivo del 20 de noviembre en
                                                                la Ciudad de México. La entrega del “Estandarte de Cam-
                                                                peonas Nacionales”, en las instalaciones de la Federa-
   149




ción Mexicana de Charrería, se realizó por parte del pre-   este torneo. Destacó, en el mes de octubre, con su par-
sidente de la misma, el señor Javier García Sánchez.        ticipación en el LVI Congreso y Campeonato Nacional
                                                            Charro “Pachuca 2000” como Campeonas Nacionales.
       Papel protagónico 2000

       La trayectoria de la Escaramuza “La Sanmarqueña”
de Aguascalientes va definiendo su papel protagónico
en el contexto nacional de la charrería mexicana, esto lo
demostró en el mes de febrero, al obtener el primer
lugar con 310 puntos en el Primer Torneo Nacional de
Escaramuzas Pro-Dignificación de la Mujer Charra “Jor-
ge Rivera Castañeda”, en Aguascalientes, Ags. En sep-
tiembre, participó en el 7° Encuentro Internacional del
Mariachi y la Charrería en Guadalajara, Jal., obteniendo
el primer lugar con 307 puntos y una réplica en escultu-
ra de “La Estampida”, elaborada por el Mtro. Jorge de la
Peña, la cual se donó al Gobierno del Estado de Aguas-
calientes para el Museo de la Charrería del Estado; sien-
do la primera Escaramuza campeona en la historia de
                                                                                                                 150




       Abriendo caminos hacia la consolidación 2001                  Mujer a caballo, un sol que brilla, 2002

        La Escaramuza “La Sanmarqueña” sigue abriendo                 La presencia de la mujer a caballo como un sol
caminos hacia su consolidación en el año de 2001, así lo      que brilla en los escenarios y Lienzos Charros de México
demostró, en el mes de marzo, en el Torneo de Aniver-         y de Aguascalientes, se vio reflejado por la competitividad
sario de la Asociación de Charros de Saltillo “Pilar Barba”   protagónica de la Escaramuza “La Sanmarqueña” en los
2001, en Saltillo, Coah., obteniendo el primer lugar con      diversos torneos que hubo en el año 2002, sobresalien-
319.50 puntos. Para el mes de mayo, en el Campeonato          do los siguientes:
Estatal Charro del Estado de Aguascalientes, en la mis-         a) en abril, en el Torneo de Aniversario de la Asocia-
ma ciudad, obtuvieron el primer lugar con 316.50 pun-              ción de Charros de Saltillo “Enrique González Treviño
tos; y en diciembre, durante la Feria de Escaramuzas por           2002”, en Saltillo, Coah., obtuvieron el primer lugar
Invitación “Perla de Occidente 2001” en Guadalajara,               con 314 puntos,
Jal., pasaron a la gran final y en primer lugar, con 315        b) en abril, en la Feria de Escaramuzas por Invitación
puntos, calificación que se promediaría con la obtenida            “Iusacel y Lienzo Charro San Marcos 2002” en Aguas-
en la final, la cual fue de 313 puntos, obteniendo el              calientes, Ags., obtuvieron el primer lugar con 319
primer lugar con 314 puntos en promedio.                           puntos,
  151




                                                                 La gloria deportiva de la mujer 2003

                                                                  La gloria deportiva de la mujer aguascalentense
                                                          se manifestó en el año 2003, con una puñado de muje-
                                                          res representadas por la Escaramuza “La Sanmarqueña”,
                                                          las cuales obtuvieron el Campeonato Nacional en Lagos
                                                          de Moreno, Jal.; además, se pueden mencionar otros
                                                          torneos en el que participaron, en donde obtuvieron gran-
                                                          des triunfos de relevancia, entre los que destacan los
                                                          siguientes:
                                                            a) en febrero, con su participación en la Feria de Esca-
                                                               ramuzas del Torneo de la Amistad 2003, celebrada
                                                               en la Villa Charra de Aguascalientes, obteniendo el
                                                               primer lugar con una puntuación de 332 puntos,
                                                            b) en marzo, durante su participación en el Torneo “An-
                                                               drés Becerril Arzate” de Aniversario de la Asocia-
c) en mayo, en el Campeonato Estatal Charro del Esta-          ción de Charros de Saltillo, celebrado en Saltillo,
   do de Aguascalientes, en Pabellón de Arteaga, ob-           Coah., obteniendo el primer lugar, con una puntua-
   tuvieron el primer lugar con 314 puntos,                    ción de 326 puntos,
d) en septiembre, durante la participación en el Primer     c) en mayo, cuya participación fue en la Feria de Esca-
   Campeonato Nacional de Campeones Estatales en               ramuzas del IX Torneo Charro por Invitación “San
   Aguascalientes, Ags., obtuvieron el primer lugar con        Marcos 2003”, en la Villa Charra de Aguascalientes,
   una puntuación de 322 puntos. Primer y única esca-          obteniendo el primer lugar con 324 puntos,
   ramuza campeona en esta modalidad,                       d) en junio, el Estatal de Escaramuzas en la Villa Charra
e) en octubre, en su participación en el LVIII Congreso        de Aguascalientes, obteniendo el primer lugar con
   y Campeonato Nacional Charro Zacatecas 2002,                335 puntos y clasificando, también en primer lugar,
f) en noviembre, con su participación en el Torneo             al Campeonato y Congreso Nacional Charro “Lagos
   Revolución de la FMCH, en la ciudad de Irapuato,            de Moreno 2003”,
   Gto., obtuvieron el primer lugar con una puntuación
   de 313.5 puntos,
g) en diciembre, durante la participación en el Primer
   Campeonato Nacional Abierto de Escaramuzas “Perla
   de Occidente 2002” en Guadalajara, Jal., obtuvie-
   ron el pase a la final en primer lugar con una pun-
   tuación de 321.5 puntos,
h) en diciembre, con su participación en la Final del
   Primer Campeonato Nacional Abierto de Escaramu-
   zas “Perla de Occidente 2002” en Guadalajara, Jal.,
   obtuvieron el primer lugar con una puntuación de
   321 puntos. También primera Escaramuza campeo-
   na en la historia de este torneo.
                                                                                                                  152




                                                              noviembre, les fue entregado el estandarte oficial de “Cam-
                                                              peonas Nacionales 2003” en la Federación Mexicana de
                                                              Charrería, por manos del Dr. Jorge Rivera Castañeda, ade-
                                                              más de la invitación para participar en el desfile deportivo
                                                              de la ciudad de México, D. F.

                                                                     Van por más 2004

                                                                       En el año 2004, la Escaramuza “La Sanmarqueña”
                                                              espera obtener magníficos resultados durante el próxi-
                                                              mo Congreso y Campeonato Nacional Charro, a reali-
                                                              zarse en la tierra de la gente buena, Aguascalientes, en
                                                              la Villa Charra “J. Refugio Esparza Reyes”.
  e) en agosto, en el “Torneo Millonario Tequila Hacien-               La preparación comenzó con una serie de com-
      da Vieja”, en el Lienzo Charro “Rancho Santa María”     petencias en el mes febrero, en participación en la “I
      de la Asociación de Charros “Rancho Santa María”        Fase del Circuito de Escaramuzas de la Amistad 2004”,
      en Tlajomulco de Zúñiga, Jal., obteniendo el primer     celebrado en el Lienzo Charro de San Juan de los Lagos,
      lugar con una puntuación de 322 puntos. Fue la pri-     obteniendo el segundo lugar con una puntuación de
      mera Escaramuza campeona en la historia de este         328.50 puntos; en marzo, en la participación en el Tor-
      torneo,                                                 neo de Aniversario de la Asociación de Charros de Saltillo
  f) en septiembre, en el 10º Encuentro Internacional del     “Juan Rayas”; en abril, durante su participación en la “II
      Mariachi y la Charrería en el Lienzo Charro de la       Fase del Circuito de Escaramuzas de la Amistad 2004”,
      Unión Ganadera Regional de Jalisco en Guadalaja-        celebrado en el Monumental Lienzo Charro de Zacate-
      ra, Jal.,                                               cas, Zac; y en el mes de mayo, en la participación en la
  g) en septiembre, durante su participación en el II Cam-    “III Fase y Final del Primer Circuito de Escaramuzas de la
      peonato Nacional Abierto de Escaramuzas en la Vi-       Amistad 2004” celebrado en la Villa Charra de Aguasca-
      lla Charra de Aguascalientes,                           lientes, obteniendo el primer lugar con un promedio de
  h) en septiembre, realizó un viaje a Los Ángeles,           326.33 puntos.
      California, E.U.A., con motivo de la Feria de Pomona,
      Cal., y promocionar la Feria Nacional de San Mar-
      cos; teniendo un total de 9 participaciones en el
      hipódromo de Pomona, Cal.
          Sin embargo, en el mes de octubre de 2003 fue
donde la Escaramuza “La Sanmarqueña” logra obtener im-
portantes triunfos a nivel nacional, tal y como ocurrió en
su participación en el LIX Congreso y Campeonato Nacio-
nal Charro “Lagos de Moreno 2003” obteniendo una pun-
tuación de 329 puntos y el pase a la gran final en tercer
lugar; en la final de escaramuzas del LIX Congreso y Cam-
peonato Nacional Charro “Lagos de Moreno 2003”, obtu-
vieron una puntuación de 336 puntos y el título de Cam-
peonas Nacionales 2003. Mientras tanto, para el 20 de
153
154
155
156
157
158
159
160
   161




V. Escaramuza “Las Palomas”                                    - Pamela Poblano de Lara
    Por: Julieta Jiménez Castillo                              - Brenda Poblano Martínez
                                                               - Patricia Guadalupe de Luna Muñoz
       La Escaramuza “Las Palomas” está adscrita a la                Todo el año de 1995, participaron en diferentes
Asociación de Charros de Aguascalientes, A.C. Entre sus      exhibiciones en charreadas y ferias de escaramuzas, como
principales actividades, torneos, actuaciones y triunfos     una escaramuza infantil.
obtenidos por sus integrantes a lo largo de su historia se
pueden destacar los siguientes (Jiménez, 2004):                     Campeonato Regional 1997

       Primera actuación 1995                                        En el año de 1997, participó la Escaramuza “Las
                                                             Palomas” en el Campeonato Regional en León Guana-
        El 18 de Junio de 1995 fue la primera actuación      juato, participando como escaramuza infantil, con las si-
de esta escaramuza siendo el “Día del Padre” y tenien-       guientes integrantes:
do como integrantes a:                                         - Maria Julieta Jiménez Castillo
  - Maria Julieta Jiménez Castillo                             - Tania Paola Jiménez Castillo
  - Cristina Gallardo Ponce                                    - Vanesa Rodríguez Rangel
  - Vanesa Rodríguez Rangel                                    - Pamela Poblano de Lara
  - Daisy Morales                                              - Brenda Poblano Martínez
                                                               - Victoria Castañeda Topete
                                                               - Yadira Maciel Reyes
                                                               - Miriam Díaz

                                                                    Nuevas integrantes 1999

                                                                     A partir de 1999 se integraron nuevas amazonas
                                                             a la Escaramuza “Las Palomas”, además del instructor,
                                                             con los siguientes integrantes:
                                                               - Instructor: Ing. Víctor Muñoz González
                                                               - Capitana: María Julieta Jiménez Castillo
                                                               - Tania Paola Jiménez Castillo
                                                               - Pamela Poblano de Lara
                                                               - Brenda Poblano Martínez
                                                               - Ariana Romo Sánchez
                                                               - Carmenchu Arellano Espinoza
                                                               - Ericka Ruiz Romo
                                                               - Laura Ferrer Camorlinga

                                                                    Además, en el mes de julio 1999, participaron en
                                                             el Campeonato Regional Zona Centro-Bajío, en Morelia,
                                                             Mich., y en el mes de octubre, en el LV Congreso y
                                                             Campeonato Nacional Charro “Morelia 99” quedando
                                                             en noveno lugar nacional.
                                                                                                                 162




       Más participaciones 2000                                     La cosecha triunfadora 2001

       El año 2000 se puede caracterizar como un año                 El 2001 adquiere un significado especial para la
en que hubo importantes participaciones estatales, re-       Escaramuza “Las Palomas” debido a comienzan a darse
gionales y nacionales, entre las que sobresalieron las si-   los primeros lugares en las competencias. Los triunfos se
guientes:                                                    deben a la alegría de sus mujeres, la disciplina y el traba-
 a) en febrero, la participación en el Torneo Constitu-      jo con lo hicieron en los distintos torneos en donde se
    ción de la Federación Mexicana de Charrería en           presentaron.
    Aguascalientes, Ags.,                                            En el mes de abril, lo hicieron en la tradicional
 b) en abril, participaron en el Campeonato Estatal Cha-     feria de escaramuzas por invitación, en la Feria Nacional
    rro del Estado de Aguascalientes, en Pabellón de         de San Marcos en Aguascalientes, Ags., y en mayo, du-
    Arteaga, obteniendo el primer lugar con 314 pun-         rante el Campeonato Estatal Charro del Estado de Aguas-
    tos,                                                     calientes, obteniendo el segundo lugar.
 c) en el mes de octubre, la participación en el LVI Con-            Sin embargo, la suerte apareció en el mes de
    greso y Campeonato Nacional Charro “Pachuca              julio, en el Campeonato Regional Charro en Aguasca-
    2000”, quedando dentro de los diez primeros luga-        lientes, Ags., donde obtuvieron el primer lugar, con una
    res.                                                     puntuación de 327, permitiendo su calificación con pase
                                                             al Campeonato Nacional Charro, en Ciudad Juárez, Chih.,
   163




en el 2001. El 11 de octubre, participaron en el
LVII Congreso y Campeonato Nacional Charro
“Ciudad Juárez 2001”, obteniendo una puntua-
ción de 307 y el pase a la gran final en quinto
lugar. Al día siguiente, llegaron a la Final de
Escaramuzas del LVII Congreso y Campeonato
Nacional Charro “ Ciudad Juárez 2001”, con una
puntuación de 302 puntos, quedando en tercer
lugar nacional.

       Paso arrollador de “Las Palomas 2002”

        El año 2002 representó para la Escara-
muza “Las Palomas” un año de éxitos, de carác-
ter arrollador en las distintas competencias rea-
lizadas el 27 de abril en la Feria de Escaramuzas por     mer lugar con una puntuación de 325, quedando en
Invitación “Iusacell y Lienzo Charro San Marcos 2002”     primer lugar en la tabla de calificaciones con pase al
en Aguascalientes, Ags, obteniendo el tercer lugar; el    Campeonato Nacional Charro de Zacatecas 2002, así
26 de mayo, en el Campeonato Estatal Charro del Esta-     como la participación en el LVII Congreso y Campeona-
do de Aguascalientes, en Pabellón de Arteaga, obtenien-   to Nacional Charro “Zacatecas 2002” en el mes de octu-
do el segundo lugar; en julio, durante el Campeonato      bre.
Regional Charro en San Luis Potosí, obteniendo el pri-
                                                                                                                164




       Paso firme 2003                                       Moreno 2003” obtuvieron una puntuación de 330 pun-
                                                             tos y el pase a la final en segundo lugar; el 24 de octu-
        Durante el año 2003, la Escaramuza “Las Palo-        bre, en la Final de Escaramuzas del LIX Congreso y Cam-
mas” logran afianzarse en las clasificaciones y participa-   peonato Nacional Charro “Lagos de Moreno 2003”, ob-
ciones en los distintos torneos, esto debido a que se        tuvieron una puntuación de 331, quedando en tercer
mantiene con paso firme hacia su consolidación. Así lo       lugar; y el 7 de diciembre, en el XV Torneo de Escaramu-
demostraron el 23 de febrero en la Feria de Escaramu-        zas de Perla de Occidente, en la ciudad de Guadalajara,
zas del Torneo de la Amistad 2003, en la Villa Charra de     obtuvieron una puntuación de 331, quedando en segun-
Aguascalientes, obteniendo el segundo lugar; el 1 de         do lugar.
mayo, durante la Feria de Escaramuzas del IX Torneo
Charro por Invitación San Marcos 2003, obtuvieron el                Hacia la consolidación 2004
tercer lugar; el 1 de junio, en el Campeonato Estatal de
Escaramuzas en la Villa Charra de Aguascalientes, obtu-              A partir de lo anterior, se desprende que la tra-
vieron el segundo lugar con 329; el 7 de septiembre, en      yectoria histórica de la Escaramuza “Las Palomas” adscri-
el II Campeonato Nacional Abierto de Escaramuzas en          ta a la Asociación de Charros de Aguascalientes, pinta
la Villa Charra de Aguascalientes, obtuvieron una pun-       para el año de 2004 su consolidación, comenzando el
tuación de 318 y el pase a la final en quinto lugar; el 7    11 de febrero con su participación en la Feria de Escara-
de septiembre, en la final del II Campeonato Nacional        muzas del Torneo de la Amistad 2004, en la Villa Charra
Abierto de Escaramuzas, obtuvieron el segundo lugar          de Aguascalientes, con el segundo lugar; continuando
con una puntuación de 323; el 18 de octubre, en el LIX       su participación, en el Primer Circuito de la Amistad en
Congreso y Campeonato Nacional Charro “Lagos de              su primera fase en San Juan de los Lagos, la segunda en
                                                                                         Zacatecas y la final el 1 de
                                                                                         mayo en Aguascalientes, que-
                                                                                         dando en segundo lugar del
                                                                                         circuito con 326 puntos; y el
                                                                                         13 de junio, su participación
                                                                                         en el Campeonato Estatal rea-
                                                                                         lizado en el Municipio de San
                                                                                         Francisco de los Romo, con el
                                                                                         primer lugar y una puntuación
                                                                                         de 327 puntos
                                                                                                 Esperamos que el Con-
                                                                                         greso y Campeonato Nacional
                                                                                         Charro, llevado a cabo en oc-
                                                                                         tubre de 2004, abra nuevas ex-
                                                                                         pectativas y motivaciones para
                                                                                         el instructor e integrantes de
                                                                                         la Escaramuza “Las Palomas”,
                                                                                         para salir adelante en sus pro-
                                                                                         yectos, en especial, hacia me-
                                                                                         jores triunfos.
   165




VI. Escaramuza “Las Nazarenas”                                tuvo que comprar su vestimenta y su albarda, así que
                                                              tuvieron que ahorrar y hacer muchos sacrificios.
         En el Municipio de Jesús María, en el año de 1997,           La primera competencia fue el Campeonato Esta-
el Sr. Flavio Guzmán y la Asociación de Charros Regio-        tal, en el cual participaron con gran entusiasmo e ilusión
nales, tuvo la idea de formar una escaramuza, comen-          de obtener una calificación, la cual les diera un lugar
zando a integrarla con la Srita. Mary Verdín, reina de los    dentro de las grandes escaramuzas; éste se llevo a cabo
charros, que a su vez, invito a amigas y conocidas que        el día 12 de abril de 1999. Después del Campeonato
tuvieran caballos y ganas para conformar la escaramuza,       Estatal, seguía el Campeonato Regional, el cual se lleva-
logrando la integración de Antonia Montes, Aurelia Ver-       ría a cabo en la ciudad de Morelia, Michoacán; para asis-
dín, Elvira Herrera, Laura Elena Ramos, Carmen Rubio,         tir a esta competencia las chicas tuvieron que trabajar
Cecilia Ávila, y Mayra Grises. Dentro de la escaramuza,       buscando patrocinadores y haciendo rifas, pero no tuvie-
un elemento importante son los padres de la escaramu-         ron suerte, porque las puertas que tocaban se cerraron,
za, ya que ellos se encuentran cada día, detrás de cada       aunque su espíritu de competencia las hizo salir adelan-
una de ellas, apoyando en lo que se necesite.                 te y lograron asistir y obtener como calificación 270.50
         Iniciaron a practicar con los caballos que tenían    puntos, desgraciadamente quedando fuera del Campeo-
que trasladar y no eran auténticamente charros; además,       nato Nacional.
las chicas no tenían albardas y artículos de charrería, así           Durante la competencia surgieron muchas adver-
que tuvieron que trabajar arduamente para comprar los         sidades, como el clima, ya que llovió bastante como para
elementos esenciales y no lujosos. Los integrantes traba-     que el Lienzo quedara tan inundado que ninguna esca-
jaron con gran esfuerzo durante un año tres meses para        ramuza pudiera participar, pero las chicas no podían que-
presentarse en su coronación el día 26 de febrero de          darse en Michoacán por falta de recursos económicos,
1999, teniendo ya decidido, entre las integrantes, el         así que tuvieron que firmar una carta en donde los orga-
nombre de “Las Espuelitas”. Para debutar, cada chica          nizadores no se hacían responsables de los accidentes
                                                                                                               166




que pudieran ocurrir debido a las condiciones del Lien-     las hermanas Cuéllar y Verónica Adame y se integraron,
zo. Después de varios meses de lo sucedido en el Re-        para completar la escaramuza, la Sra. Sandra Gómez de
gional en Morelia, las integrantes de la Escaramuza se      Ramírez, Gloria Navarro Hernández y Elvira Anahy Me-
separaron, debido a que varias de ellas estaban estudian-   dina. Ya con el cuadro completo, participaron en el Esta-
do y su tiempo no les permitió continuar.                   tal el 27 de mayo de 2002, en donde nuevamente tu-
       Después de un año y seis meses de no practicar,      vieron que recaudar fondos por medio de charreadas,
se volvió a integrar la Escaramuza pero esta vez con el     ferias de escaramuzas, rifas, patrocinadores, etc., para
nombre de “Las Nazarenas”, esto para darle honor al         comprar arreos iguales, sombreros, botas, y todo lo ne-
patrono de la capilla de Jesús María. Las chicas que con-   cesario. Finalmente, en el Estatal Charro del 2002, obtu-
formaron al inicio esta escaramuza fueron: Laura Elena      vieron la calificación de 279.5 puntos.
Ramos Rancel, Carmen Rubio, Elvira Herrera, Mayra Grisel            El 27 de julio del 2002, asistieron las integrantes
Ramos Rangel, Anita de los Santos, María Ruiz Esparza,      de la escaramuza al Regional en la ciudad de San Luis
Teresa Valdez Juárez, Verónica Adame García, Alejan-        Potosí, en el cual se pidió apoyo a la Presidencia Munici-
dra, María Luisa y Patricia Cuéllar.                        pal que aportó para los fletes de los caballos y dio el
       Estas chicas practicaron durante varios meses para   alquiler de un autobús en donde viajaron las integrantes
volver a presentarse como “Nazarenas” y así lo hicieron     de la escaramuza con sus familiares; al cabo de un año
un año después; al cabo de un tiempo se desintegraron       de duro trabajo y preparación con varios obstáculos como
   167




la falta de luz en el Lienzo de Jesús María para practicar,    tuvieron la calificación de 315, quedando en cuarto lu-
las integrantes participaron con mucho entusiasmo, en          gar de 15 escaramuzas participantes.
el Campeonato Estatal 2003 en Aguascalientes quedan-                   Las integrantes de la Escaramuza “Las Nazarenas”
do en tercer lugar. Después participaron en el Campeo-         son personas sencillas, las cuales han trabajado durante
nato Regional 2003 en la ciudad de Zacatecas, en don-          ya mucho tiempo que, aunque en todos esos años se les
de por mala suerte, pudieron haber quedado en primer           presentaron muchas adversidades, siempre estuvieron
lugar con 330, pero por un error, con un choque, obtu-         tratando de seguir y mejorar, con su espíritu de lucha,
vieron la calificación de 301, quedando nuevamente fuera       las ganas de progresar y el intento por ser cada día me-
del Nacional.                                                  jores; esto las ha sacado adelante, logrando por mérito
         Iniciando el año de 2004, las chicas no podían        propio, por primera vez, su pase al Campeonato Nacio-
practicar porque el Lienzo de Jesús María no estaba en         nal de Escaramuzas. Esta oración las acompaña y, gracias
condiciones y, para practicar, se trasladaban a caballo a      a ella, han logrado cumplir una más de sus metas, el
un Lienzo que quedaba aproximadamente a 30 minutos             pase al Campeonato Nacional.
de Jesús María. En mayo del mismo año, participaron en
el Campeonato Estatal en el Lienzo de San Francisco de         “Señor: hemos trabajado muy duro y te ofrecemos nuestro
los Romo obteniendo la calificación de 289; al término         esfuerzo y riesgo. Cabalgaremos con el alma y el corazón
del Estatal, las chicas se propusieron subir de calificación   en la mano, confiamos en tu bendición para nosotros y
para el siguiente Campeonato Regional, el cual se lleva-       nuestros caballos, sabiendo que tú estas presente y que
ría a cabo en San Francisco de los Romo nuevamente.            estamos protegidas por el manto de la Guadalupana”.
Ellas se mentalizaron y trabajaron arduamente y así, ob-
168
169
170
   171




Capítulo XV

La gloria deportiva de la charrería

         La historia de la charrería en Aguascalientes es
posible encontrarla a través de los numerosos torneos
nacionales, regionales y estatales en donde los charros y
las escaramuzas han participado y asistido a lo largo de
su historia. Muchos de ellos, ganados a pulso, sangre y
dolor en cada una de las suertes de la charrería; y otros,
por medio de la enjundia, la disciplina, el coraje y la
práctica constante de sus miembros.
         En la Villa Charra “J. Refugio Esparza Reyes” exis-
te una sala de gala, en que se encuentran un conjunto
de trofeos, reconocimientos, diplomas, fotos y otros ob-
jetos que dan pleno testimonio histórico de lo que ha
sido el deporte nacional, obtenido por un puñado de
mujeres y hombres de la charrería de Aguascalientes.
         A continuación se describe una relación de los
principales triunfos obtenidos por los charros y escara-
muzas de Aguascalientes, aunque es importante señalar
que no son todos, ya que muchos de ellos lo tienen sus
respectivos campeones, campeonas, triunfadores y per-          - Asociación de Charros de Aguascalientes, adherida a
sonas allegadas al deporte de la charrería de la entidad.        la Federación Mexicana de Charros A. C., otorga el
  - Trofeo corona extra al vencedor. Feria de Teocaltiche,       presente testimonio de reconocimiento a Manuel
    Jal., octubre 1964.                                          Fajer por su colaboración en este IV Congreso y Cam-
  - Asociación de Charros de Aguascalientes 83, adheri-          peonato Mexicano Charro Aguascalientes 83. Presi-
    da a la Federación Mexicana de Charros A. C., otor-          dente, Carlos González Gutiérrez. Vocal de la Fede-
    ga el presente reconocimiento al Sr. Capitán Ramón           ración, Pedro Franco Alba. Secretario, Ernesto Alonso
    Martínez López por su colaboración en este IV Con-           de Alba.
    greso y Campeonato Mexicano Charro Aguascalien-            - Asociación de Charros de Aguascalientes 83 adheri-
    tes 83, Presidente, Carlos González Gutiérrez. Vocal         da a la Federación Mexicana de Charros A. C., otor-
    de la Federación, Pedro Franco Alba. Secretario, Er-         ga el presente testimonio reconocimiento al Dr. Jor-
    nesto Alonso de Alba.                                        ge Rivera por su colaboración en este IV Congreso y
                                                                 Campeonato Mexicano Charro Aguascalientes 83.
                                                                 Presidente, Carlos González Gutiérrez. Vocal de la
                                                                 Federación, Pedro Franco Alba. Secretario, Ernesto
                                                                 Alonso de Alba.
                                                               - Asociación de Charros de Aguascalientes 83, adheri-
                                                                 da a la Federación Mexicana de Charros A. C., otor-
                                                                 ga el presente testimonio reconocimiento a Don Juan
                                                                 Romo García por su colaboración en este IV Congre-
                                                                 so y Campeonato Mexicano Charro Aguascalientes
                                                                 83. Presidente, Carlos González Gutiérrez. Vocal de
                                                                 la Federación, Pedro Franco Alba. Secretario, Ernesto
                                                                 Alonso de Alba.
                                                                                                             172




                                                              sente diploma a la Asociación de Charros de Aguas-
                                                              calientes por su valiosa colaboración para el mayor
                                                              lucimiento de los festejos de nuestra tradicional Fe-
                                                              ria Aguascalientes Ags., Abril de 1988.
                                                            - Reconocimiento a la Asociación de Charros de Aguas-
                                                              calientes A. C., por su contribución al fortalecimien-
                                                              to de la conciencia cívica de la población de Aguas-
                                                              calientes, a través del programa honores a la bandera
                                                              en la plaza de la Patria realizado interrumpidamente
                                                              durante todos los jueves del presente año. Aguasca-
                                                              lientes, Ags., 28 de diciembre de 1989. Sufragio y
                                                              no-reelección, Ing. Miguel Ángel Barberena Vega,
                                                              Gobernador Constitucional del Estado.
                                                            - El Patronato de la Feria Nacional de San Marcos otor-
                                                              ga el presente Testimonio de Reconocimiento al Sr.
                                                              José Luis Osornio Ríos, Presidente de la Asociación
                                                              de Charros de Aguascalientes por su valiosa partici-
                                                              pación en los festejos de nuestra tradicional Feria,
                                                              Aguascalientes, Ags., abril de 1991.
                                                            - El Patronato de la Feria Nacional de San Marcos otor-
                                                              ga el presente Testimonio de reconocimiento a Sr.
                                                              José Luis Osornio Ríos, presidente de la Asociación
                                                              de Charros de Aguascalientes, por su valiosa partici-
                                                              pación en los festejos de nuestra Tradicional Feria,
- El Patronato de la Feria Nacional de San Marcos otor-       Aguascalientes, Ags., abril de 1991.
  ga el presente reconocimiento a la Asociación de          - Torneo de Feria Nacional de San Marcos 1991, 2do.
  Charros de Aguascalientes por su brillante participa-       Lugar Asociación de Charros de Aguascalientes A.C.
  ción en los festejos tradicionales de nuestra Feria Na-     Asociación de Charros de Aguascalientes. Asociación
  cional de San Marcos. Jorge Duran Valadéz, Aguas-           de Charros de Salvador Muñoz. Asociación de Cha-
  calientes, abril 1984.                                      rros de Vista Alegre.
- Campeonato Estatal del Estado. Federación de Cha-         - El Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, otor-
  rros A. C. Primer lugar por equipo, Aguascalientes,         ga el presente testimonio a la Asociación de Charros
  Ags., 26 de mayo de 1986.                                   de Aguascalientes, en reconocimiento a su invaluable
- La Subsecretaría de Fomento Industrial, Comercio y          labor en beneficio de nuestra tradicional feria. Aguas-
  Turismo, a través de la Dirección General de Turis-         calientes Ags., abril de 1993. Dr. Alfonso Pérez Romo,
  mo del Estado de Aguascalientes, otorga el presente         Presidente. Lic. Otto Granados Roldan, Gobernador
  reconocimiento a la Asociación de Charros de Aguas-         Constitucional del Estado. Ing. Guillermo Hidalgo
  calientes, A. C., por su participación en la primera        Trujillo, Gerente General.
  muestra de paellas, abril 1987.                           - Trofeo Domeq, primer lugar por equipo en el Cam-
- Primer Torneo Charreada la Amistad Aguascalientes           peonato Estatal Charro de Aguascalientes ’93.
  Ags., 13 de febrero 1988, 1er. lugar.                       “Domeq, mano a mano en la Charrería”.
- El Patronato de Feria de San Marcos otorga el pre-        - Escuela Carmela León de la Asociación Ignacio León
 173




  Órnelas A. C., otorga diploma por el tercer lugar por     René Ruíz Ponce, secretario; M. V. Z. Juan José de
  su apreciable participación en la primera competen-       Alba de Alba, vocal de actividades deportivas; Sr. José
  cia amistosa, Irapuato 1994.                              Luis Ibarra Rodríguez, presidente de la Unión de Aso-
- La Asociación de Charros Vista Alegre y la Unión de       ciación del Estado de Aguascalientes.
  Asociaciones del Estado de Aguascalientes, otorgan      - Trofeo Domeq al primer lugar por equipo. Campeo-
  el presente reconocimiento a la Asociación de Cha-        nato Estatal del Charro Aguascalientes 1995. “Domeq
  rros de Aguascalientes Ags., por su 1er. lugar por        mano a mano con la charrería”.
  equipos en el Campeonato Estatal de Charros 1995,       - Club Rotario Aguascalientes San Marcos otorga el
  Vista Alegre, Aguascalientes Ags., 21 de mayo de          presente reconocimiento a la Asociación de Charros
  1995. Don Juan José del Alba Martín, presidente; Dr.      de Aguascalientes A. C. con motivo del cincuenta
                                                            aniversario de su fundación y exitosa trayectoria
                                                            Aguascalientes, Ags., noviembre 1996, el presidente
                                                            José A. López Cuéllar y secretario Alejandro González
                                                            Esparza.
                                                          - Torneo Charro Lic. Jesús González Cortázar, XLV
                                                            Aniversario Tapatío de Charros, 3er. Lugar por equi-
                                                            po, noviembre de 1996.
                                                          - El Patronato de la Feria Nacional de San Marcos, otor-
                                                            ga el presente testimonio de reconocimiento a la
                                                            Asociación de Charros de Aguascalientes por su va-
                                                            liosa participación en la Charreada en beneficio a las
                                                            obras de la parroquia de Nuestra Señora de
                                                            Guadalupe de Maravillas, Jesús María, Ags., 18 de
                                                            febrero de 1996, Luis E. Aguilera Villalobos, párroco.
                                                          - Presidencia Municipal de Aguascalientes en Acción,
                                                            el H. Ayuntamiento de Aguascalientes, otorga el pre-
                                                            sente reconocimiento a la Asociación de Charros de
                                                            Aguascalientes por 50 años de ser valuarte en la pro-
                                                            moción y difusión de la más mexicana de nuestras
                                                            fiestas “La Charrería”, Ing. Alfredo M. Reyes
                                                            Velásquez, Aguascalientes, Ags., 10 de octubre de
                                                            1996.
                                                          - Asociación de Charros de Aguascalientes, A.C. 50
                                                            Aniversario. La Asociación de Charros de Aguasca-
                                                            lientes A.C., lo invita a usted y a su apreciable familia
                                                            a los eventos que con motivo de su 50 aniversario se
                                                            realizaran:
                                                               a) Entrega de preseas a fundadores y dirigentes
                                                                  charros.
                                                               b) Gala de música mexicana con la Orquesta
                                                                  Sinfónica de Aguascalientes.
                                                               c) Gran cena baile de coronación de la reina.
                                                                                                         174




     d) Entrega de preseas a las exreinas.
     e) Carnet musical.
     f) Charreadas del 14 de septiembre al 13
        de octubre.
- La Federación Mexicana de Charrería A. C.,
  otorga el presente reconocimiento por ha-
  ber obtenido el 1er. lugar de Escaramuza en
  el Campeonato Estatal de Aguascalientes,
  Ags., mayo de 1996. “Patria y Tradición”,
  “Honor y Espíritu Deportivo”. Álvaro Vergara
  Martínez, presidente; Juan Palomino
  Logorreta, secretario; José Luis Ibarra, presi-
  dente de la Asociación de Unión de Cha-
  rros. Escaramuza Sanmarqueña: Vicky
  Strzelecki Alisma Muñoz de L., Cecilia Mar-
  tínez de L., Daisy Morales, Carolina Berumen
  R., Verónica de Luna M., Yuleni Martín Z. Certeza      - DIF León, otorga el presente reconocimiento a los
  para el campo. Lic. Carlos Tobilla Palomar, Director     Charros de Aguascalientes por su participación en la
  General.                                                 “Gran Fiesta Charra”, León, Gto., mayo 1996.
                                                         - Torneo de la Amistad ’97. Tercer lugar. Píales en el
                                                           Lienzo Aguascalientes, Ags., febrero 1997.
                                                         - Asociación de Charros Unidos del Bajío, otorga el
                                                           presente reconocimiento a Charros de Aguascalien-
                                                           tes por su participación en la Feria León 1997.
                                                         - Primer lugar por equipo, Torneo de la Amistad 1997,
                                                           sede Villa Charra, Asociación de Charros de Aguas-
                                                           calientes.
                                                         - Trofeo Domeq, Escaramuza Campeona en el Cam-
                                                           peonato Estatal Charro, Aguascalientes 97, “Domeq
                                                           mano a mano en la charrería”.
                                                         - Campeonato Superior Guadalajara. Lienzo Charro
                                                           Jalisco. 1er. lugar Escaramuza Campeona, 8 de febre-
                                                           ro de 1998.
                                                         - Campeonato Superior Guadalajara. Lienzo Charro
                                                           Jalisco. 2do. lugar Escaramuza, 8 de Febrero de 1998.
                                                         - Federación Mexicana de Charros A.C., otorga el pre-
                                                           sente reconocimiento por haber obtenido el 3er. lu-
                                                           gar en escaramuza en el Campeonato Regional Zona
                                                           Centro-Bajío. San Luis Potosí S.L.P., junio 1998. “Pa-
                                                           tria y Tradición” “Honor y Espíritu Deportivo”. Ing.
                                                           Francisco Javier García Sánchez Presidente, Lic. Pa-
                                                           blo Cerón Malchain Secretario.
 175




- Se otorga el presente Reconocimiento por el primer            Jazmín Muñoz de L., Carolina Berumen de R., Alisma
   lugar por equipo en su valiosa participación en el           Muñoz de L., Cecilia Martínez de L., Rosalba Guerra
   Torneo de la Amistad ’98.                                    I., Larissa Ibarra F., Yuleny Martín Z., Laura Ibarra F.,
- Campeonato Regional 1998 zona centro bajío San                Campeonato Regional Charro Centro Bajío ‘99
   Luis Potosí Escaramuza Sanmarqueña. Instructor: Ing.       - Federación Mexicana de Charrería A. C., 3er. lugar
   Víctor Muñoz G.; Capitana: Laura Ibarra F., Carolina         por equipo
   Berumen R., Chepina Berumen R., Cristy Gallardo            - Campeonato Estatal Charro Aguascalientes 99.
   G., Alisma Muñoz de L., Cecilia Martínez de L. , Jaz-
   mín Muñoz de L., Larissa Ibarra F.
- La Federación Mexicana de Charrería AC. Otorga el
   presente reconocimiento por haber obtenido el pri-
   mer lugar Escaramuza en el Campeonato Estatal de
   Aguascalientes. Aguascalientes, Ags., mayo 1998.
   “Patria y Tradición”, “Honor y Espíritu Deportivo”. Ing.
   Francisco Javier García Sánchez, presidente, Lic. Pa-
   blo Cerón Malchain, secretario. Escaramuza
   Sanmarqueña. Instructor: Ing. Víctor Muñoz G.; capi-
   tana: Laura Ibarra F., Chepina Berumen R., Carolina
   Berumen R., Alisma Muñoz de L., Cecilia Martínez
   de L., Jazmín Muñoz de L., Yuleny Martín Z., Larissa
   Ibarra F.
- La Unión de Escaramuzas del Estado de Aguascalien-
   tes, integrado por “Las Espuelitas”, “Las Palomas”, “Las
   Pavitas” y “Vista Alegre” otorgan el presente Reco-
   nocimiento a sus compañeras de la Escaramuza
   “Sanmarqueña” por haber obtenido el 1er. lugar en
   el LV Congreso y Campeonato Nacional Charro en
   Morelia, Michoacán. Capitana: Jazmín Muñoz de Lira;
   integrantes: Laura Ibarra Fonseca, Larissa Ibarra
   Fonseca, Rosalba Guerra Ibarra, Yuleni Martín
   Zertuche, Alisma Muñoz de Lira, Cecilia Martínez
   de Lira, Carolina Berumen Ramírez.
- Instructor: Víctor Muñoz González. Este logro es prue-
   ba fehaciente de la superación individual y de con-
   junto, con base en la prudencia, tenacidad y la per-
   fección, cualidades que ustedes poseen, deseándo-
   les la acrecienten toda su vida. “Felicidades”, Aguas-
   calientes, Ags., 1º de noviembre de 1999.
- Federación Mexicana de Charrería A.C. Primer Lugar
   Escaramuza. Reproducción del Original al Óleo. Pro-
   piedad del Instituto Cultural Domeq. Escaramuza
   Sanmarqueña. Instructor Víctor Muñoz G., capitana:
                                                                                                            176




- Primer lugar, 1ra. de Escaramuza, “Raulin Cabral”,      - Escaramuza “Las Palomas” de Aguascalientes, Fede-
  Zacatecas ’99 “Real de Plata”.                            ración Mexicana de Charrería. Primer Lugar Escara-
- Segundo lugar, 1ra. de Escaramuza, “Raulin Cabral”,       muza: Chepina Berumen R., Paola García, Marcela
  Zacatecas ’99 “Real de Plata”.                            Leaños, Pamela Poblano de L., Brenda Poblano M.
- Escaramuza Sanmarqueña, Asociación de Charros de          Jessica Valdez Martínez, Ariana Romo, Julieta Jiménez
  Aguascalientes, Señor Rubén Berúmen de la Cerda,          C., Tania Jiménez C., instructor: Ing. Víctor Muñoz
  presidente de la Asociación de Charros de Aguasca-        González.
  lientes, Campeona Nacional 1999. Rosalía Guerra         - Escaramuza “Las Pavitas”, cuarto lugar en Pachuca
  Ibarra, primer semestre en pedagogía, caballo “el         Hidalgo, 2000.
  chinaco”; Yolanda Carolina                                                    - Asociación de Charros, “Don Je-
  Berúmen Ramírez, primer se-                                                   sús Verdín” de Jesús María, Aguas-
  mestre L.A.E., yegua “la AA”;                                                 calientes, la Asociación de Charros
  Laura Alisma Muñoz de Lira                                                    Don Jesús Verdín le otorga el pre-
  Quito, semestre en bachillera-                                                sente reconocimiento a la Asocia-
  to, caballo “el Tirano”; Larissa                                              ción de Charros de Aguascalien-
  Ibarra Fonseca, primer semestre,                                              tes en su 54 Aniversario, fomen-
  Lic. en Pedagogía, caballo “el                                                tando la charrería en nuestro Esta-
  Retinto”; Cecilia Martínez de                                                 do; Miguel A. Verdín Medina, pre-
  Lira, quinto semestre de bachi-                                               sidente de la Asociación, 15 de
  llerato, caballo “el Federal”;                                                octubre del 2000.
  Yunely Martín Zertuche, quin-                                                 - Campeonato Estatal Charro
  to semestre de bachillerato, “el                                              Aguascalientes 2000.
  Alteño”; Martha Jazmín Muñoz                                                  - Asociación de Charros de Aguas-
  de Lira, estudiante de L.A.E.,                                                calientes A. C., Escaramuzas las
  yegua “la Ramona”; Laura Elena                                                “Palomas”, Tercer Lugar Nacional
  Ibarra Fonseca, noveno semes-                                                 2001, Campeona Estatal 2000,
  tre Lic. en Mercadotecnia, “el                                                Campeona Regional 2001-2002,
  Brujo”; Ing. Víctor Muñoz                                                     registrando las puntuaciones más
  González, Instructor.                                                         altas de la historia, a nivel nacio-
- Escaramuza Charra “Las Alacra-                                                nal con 322.75 y 325.50, respecti-
  nes” de Durango, Segunda Fe-                                                  vamente. Haneli Paola García Gue-
  ria de Escaramuza, Durango,                                                   rrero, capitana; Ariana Romo Sán-
  Dgo., septiembre de 1999.                                 chez, Jessica Valdez Martínez, Tania Jiménez Casti-
- “Espuelitas” de Jesús María, Ags., otorga el presente     llo, Brenda Poblano Martínez, Pamela Poblano de Lara,
  reconocimiento a la escaramuza “Palomitas” por su         Lorena Lizeth García Guerrero, Julieta Jiménez Casti-
  participación en la 1ª Feria de Escaramuzas en Jesús      llo, Marcela Leaños Díaz de León. Instructor: Ing.
  María, Aguascalientes, realizada el 16 de septiembre      Víctor Muñoz González
  de 1999. Paloma Guzmán, capitana, José Luis de Luna     - Por su participación en este Campeonato Estatal Cha-
  A., presidente; L.A.T. Bernarda de Alba de González,      rro 2000 “Real Fénix”, 2 de abril del año 2000, Rogelio
  Delegada de Escaramuzas del Estado de Aguasca-            Álvarez D., presidente, Francisco Rentaría B., vice-
  lientes; Mercedes Arellano Espinosa, Subdelegada de       presidente.
  Escaramuzas del Estado de Aguascalientes.               - Campeonato Regional Charro Zona Bajío 2001, pri-
 177




                                                               por su brillante participación en el pasado XVII Cam-
                                                               peonato Nacional del Charro, en Cd. Juárez Chih.,
                                                               donde obtuvieron un 3er. lugar a nivel nacional. Mu-
                                                               chas felicidades a cada una de sus integrantes. Aguas-
                                                               calientes, Ags., octubre de 2001.
                                                             - Federación Mexicana de Charrería A. C., Campeona-
                                                               to Estatal Charro, Aguascalientes 2002. Escaramuza
                                                               Campeona.
                                                             - Federación Mexicana de Charrería A. C., Campeona-
                                                               to Estatal Charro, Aguascalientes 2002, 2do. lugar por
                                                               equipo.
                                                             - Federación Mexicana de Charrería A. C., Campeona-
                                                               to Regional Charro, Zona del Bajío, Aguascalientes
  mer lugar escaramuza. Escaramuza “Las Palomas”               2002, 2do. lugar por equipo.
  puntuación 322.75. Julieta Jiménez, Brenda Poblano,        - Federación Mexicana de Charrería A. C., Campeona-
  Pamela Poblano, Ariana Romo, Marcela Leaños, Paola           to Regional Charro, Zona del Bajío, Aguascalientes
  García, Lorena García, Jessica Valdez. Instructor: Ing.      2002, 3er. lugar Escaramuza.
  Víctor Muñoz González.                                     - La Asociación de Charros “Real de Fénix” A. C., otor-
- “Arenitas Fundadoras”, otorga el 1er. lugar y agrade-        ga el presente reconocimiento por haber obtenido
  ce su participación a la VIII Feria y II Torneo de Esca-     el 2do. lugar por equipo en el Congreso y Campeo-
  ramuzas, Jalostatitlan, Febrero 18, 2001.                    nato Estatal Charro Aguascalientes 2002, “Patria y
- Campeonato Estatal Charro Aguascalientes 2001,               Tradición”, “Honor y Espíritu Deportivo”. Rogelio
  Primer Lugar Escaramuza.                                     Álvarez Villanueva, presidente; Álvaro González, se-
- Federación Mexicana de Charrería A. C., Torneo               cretario; Jorge Herrera, Tesorero.
  Revolución 2002, Escaramuza Campeona                       - Asociación de Charros de Aguascalientes A. C., en
  Sanmarqueña: Alejandra Alonso Ibarra, Rosalía Gue-           su primer Torneo de la Amistad celebrado en el Ran-
  rra Ibarra, Jazmín Muñoz de Lira, Carolina Berúmen           cho del Charro, otorga el presente reconocimiento
  Ramírez, Larissa Ibarra Fonseca, Yuleny Martín               por el 2do. lugar por equipo, en testimonio de su
  Zertuche, Alisma Muñoz de Lira, Josefina Berúmen             brillante participación en este magno encuentro, que
  Ramírez; Irapuato, Gto., noviembre, 2000.                    con su realización, simboliza la unificación de la cha-
- LVII Congreso y Campeonato Nacional Charro,                  rrería en el Estado de Aguascalientes. Aguascalien-
  Chihuahua 2001, la Federación Mexicana de Charre-            tes, Ags., febrero de 2002. Víctor Manuel Gallardo
  ría y el Comité Organizador de Cd. Juárez, otorga el         Escalante, presidente de la ACHA A.C.; Ing. Gustavo
  presente reconocimiento a Escaramuza “Las Palomas”           Jiménez, tesorero de la ACHA; Rubén Berúmen de
  de Aguascalientes, por haber obtenido el tercer lu-          la Cerda, vicepresidente de la ACHA; “Patria y Tradi-
  gar en la suerte de escaramuza, Cd. Juárez, Chih.,           ción” “Honor y Espíritu Deportivo”.
  octubre de 2001. Dr. Jorge O. Rivera Castañeda, pre-       - Escaramuza “Palomas” de Aguascalientes, Renault del
  sidente de la Federación Mexicana de Charrería A.            Sol, apoyando a la Charrería en México, 1er. lugar, X
  C., Dr. Leonardo Villar Calvillo, presidente del Comi-       Aniversario, 1 julio 2002.
  té Organizador del Congreso.                               - Charros del Sur, 2° Torneo Regional 3, 10, 17, 24 y
- Asociación Charra de Aguascalientes, otorga el pre-          31 de marzo del 2002, 1er. lugar.
  sente reconocimiento a su Escaramuza “Las Palomas”         - Campeonato Estatal Charro 2002, Asociación de
                                                                                                         178




  Charros “Real del Fénix”, otorga el presente recono-      cional de San Marcos 2003, Aguascalientes, Ags., del
  cimiento al primer lugar de Escaramuza “Las Palo-         1º al 4 de mayo del 2003. Dr. René Héctor Ruiz
  mas” de Aguascalientes.                                   Ponce, presidente, Unión de Asociación de Charros
- Federación Mexicana de Charrería, A. C. Primer Cam-       del Estado de Aguascalientes A. C.; Ing. Gustavo
  peonato Nacional Abierto de Escaramuzas Charras           Jiménez Peredo, presidente, Asociación de Charros
  2002. Alejandra Alonso Ibarra, Rosalba Guerra Ibarra,     de Aguascalientes A. C.; M.V.Z. Juan José de Alba
  Jazmín Muñoz de Lira, Carolina Berúmen Ramírez,           de Alba, Asociación de Charros Vista Alegre A. C.
  Larissa Ibarra Fonseca, Yuleny Martín Zertuche, Ali-    - Federación Mexicana de Charrería, 70 Años de Cha-
  cia Muñoz De Lira, Josefina Berumen Ramírez, Esca-        rrería Federada, II Campeonato Nacional de Escara-
  ramuza campeona Sanmarqueña. Guadalajara, Jalis-          muzas Charras 2003, 3er. lugar Escaramuzas
  co, diciembre de 2002. Dr. Jorge Rivera Castañeda,      - Federación Mexicana de Charrería, 70 Años de Cha-
  presidente; Ing. Arturo Marín Alcántara, secretario       rrería Federada, Campeonato Estatal Charro Aguas-
  general                                                   calientes 2003, 3er. por equipos.
- Federación Mexicana de Charrería A. C. Primer Cam-      - Federación Mexicana de Charrería, 70 Años de Cha-
  peonato Nacional de Campeonas Estatales, Aguasca-         rrería Federada, Escaramuza Campeona Nacional
  lientes 2002, Escaramuza Campeona.                        2003 en el LIX Congreso y Campeonato Nacional
- Escaramuza “Las Palomas” de Aguascalientes, Fede-         Charro, Don Ricardo Zermeño Cárdenas, Lagos 2003.
  ración Mexicana de Charrería A. C., Campeonato            Alejandra Alonso Ibarra, Alisma Muñoz de Lira, Caro-
  Regional Charro Zona Bajío 2002, Escaramuza Cam-          lina Berúmen Ramírez, Cecilia Martínez de Lira, Jaz-
  peona.                                                    mín Muñoz de Lira, Larissa Ibarra Fonseca, Rosalía
- Asociación de Charros de Aguascalientes A. C. y           Guerra Ibarra, Yuleny Martín Zertuche. Dr. Jorge O.
  Asociación de Charros Vista Alegre A. C., otorgan el      Rivera Castañeda, presidente; Ing. J. Arturo Marín
  presente reconocimiento a las Escaramuzas “Las Pa-        Alcántara, secretario general.
  lomas” por haber obtenido el segundo lugar en el        - Real del Fénix, Asociación de Charros Lienzo Charro
  treceavo Torneo de la Amistad 2003 en la Villa Cha-       “Jesús Álvarez”, La Asociación Real del Fénix A. C.,
  rra “J. Refugio Esparza Reyes”, “Patria y Tradición”,     otorga el presente reconocimiento a Escaramuza
  “Honor y Espíritu Deportivo”, Aguascalientes, Ags.,       Sanmarqueña por su presencia y participación en el
  febrero de 2003.                                                                       VI Torneo de Aniversario
- La Unión de la Asocia-                                                                 del Lienzo Charro “Jesús
  ción de Charros de                                                                     Álvarez. G”. Rancho El
  Aguascalientes, A. C.,                                                                 Fénix de Pabellón de
  la Asociación de Cha-                                                                  Arteaga, Ags., 20 de ju-
  rros de Aguascalientes                                                                 lio de 2003.
  A. C. y la Asociación                                                                  - Federación Mexicana
  de Charros de Vista                                                                    de Charrería, 70 años de
  Alegre A. C., otorga el                                                                Charrería Federada, Cam-
  presente reconoci-                                                                     peonato Estatal Charro
  miento a la Asociación                                                                 Aguascalientes 2003, Es-
  de Charros de Aguas-                                                                   caramuza Campeona.
  calientes durante el IX                                                                - Federación Mexicana
  Torneo Charro por In-                                                                  de Charrería, 70 años de
  vitación de la Feria Na-                                                               Charrería Federada, 3er.
 179




                                                             Sanmarqueña por haber obtenido el primer lugar en
                                                             el 13º Torneo de la Amistad 2003 en la Villa Charra
                                                             “J. Refugio Esparza Reyes”, “Patria y Tradición”, “Ho-
                                                             nor y Espíritu Deportivo”, Aguascalientes, Ags., fe-
                                                             brero del 2003.
                                                           - Asociación de Charros “Real del Fénix”, concede el
                                                             presente reconocimiento a la Asociación de Charros
                                                             de Aguascalientes, por su valiosa presencia y partici-
                                                             pación en el 3er. Torneo Milenario en el Lienzo Cha-
                                                             rro “J. Jesús Álvarez G.”, Rancho El Fénix, Ags., mar-
                                                             zo del año 2003. Rogelio Álvarez V., presidente y
                                                             Álvaro González H., secretario.
                                                           - Canirac Delegación Aguascalientes, otorga el pre-
                                                             sente reconocimiento al Ing. Gustavo Jiménez Peredo,
                                                             Presidente de la Asociación de Charros de Aguasca-
                                                             lientes, por su apoyo para la realización de la 102
                                                             junta de Consejo Nacional y Reunión Nacional de
                                                             Presidentes. Sr. Guillermo Torres Vega, presidente.
                                                             Aguascalientes, Ags., octubre 31 de 2003.
                                                           - Asociación de Charros de Aguascalientes, A.C., otor-
                                                             ga el presente reconocimiento a la Asociación de




  Lugar Nacional 2003, Escaramuzas Las Palomas, LIX
  Congreso y Campeonato Nacional Charro “Don Ri-
  cardo Zermeño Cárdenas”, “Lagos 2003”. María Julieta
  Jiménez Castillo, Tania Paola Jiménez Castillo, Pa-
  mela Poblano de Lara, Brenda Poblano Martínez,
  Ariana Romo Sánchez, Carmenchú Arellano Espino-
  sa, Erica Ruiz Romo, Laura Ferrer Camorlinga. Dr. José
  O. Rivera Castañeda, presidente; Ing. J. Arturo Marín
  Alcántara, secretario general.
- La Asociación de Charros de Aguascalientes A. C. y
  la Asociación de Charros Vista Alegre A. C., otorgan
  el presente reconocimiento a la Escaramuza
                                                                                                              180




                                                                              - El Honorable Ayuntamiento de
                                                                              Nochistlán de Mejía, Zacatecas 2001-
                                                                              2004, a través de las Regidurías de Cul-
                                                                              tura y Educación, otorga el presente re-
                                                                              conocimiento a “Escaramuza
                                                                              Sanmarqueña” de Aguascalientes, Ags.,
                                                                              por su invaluable apoyo y participación
                                                                              en Feria Nacional de Escaramuzas reali-
                                                                              zadas dentro del marco de las fiestas
                                                                              de octubre, Nochistlán 2001, con sin-
                                                                              cero agradecimiento y fraternidad,
                                                                              Nochistlán de Mejía Zacatecas, octubre
                                                                              de 2001. Moisés Órnelas Aguayo, Pre-
                                                                              sidente Municipal; Profa. Martha Elisa
  Charros de Aguascalientes, A.C. por haber obtenido           Ruvalcaba Quezada, Secretaria del H. Ayuntamien-
  el 3er. lugar en el 14° Torneo de la Amistad 2004 en         to; C.P. Juan José García Barrera, director de comuni-
  el Lienzo Charro “Rancho del Charro”, Aguascalien-           cación social; Prof. Álvaro García González, Regidor
  tes, Ags., febrero de 2004. Ing. Gustavo Jiménez,            de Cultura; Profa. María Hilda Ramos Martínez,
  presidente.                                                  Regidora de Educación.
- La Escaramuza “Carta Blanca”, sede de la 2da. Etapa        - La Asociación de Charros Real de Fénix A. C., otorga
  del Circuito de Escaramuzas de la Amistad Jalisco-           el presente reconocimiento a la Escaramuza
  Zacatecas–Aguascalientes, otorga el 2do. lugar por           Sanmarqueña por su participación en la 1ra. Fase del
  su valiosa participación. Zacatecas, Zac., 4 de abril de     Circuito Charro Copa México 2004, celebrada en el
  2004.                                                        Lienzo Charro “Jesús Álvarez G.” y el Rancho de Fé-
- Primer Circuito de Escaramuzas de la Amistad, las            nix, los días 26, 27 y 28 de marzo. Rogelio Álvarez
  Escaramuzas “Las Palomas” y “La Sanmarqueña” de              Villanueva, presidente; Álvaro González G., vicepre-
  la Asociación de Charros de Aguascalientes, otorga           sidente. Rancho el Fénix, marzo 2004.
  el primer lugar a Aguascalientes, Ags., abril del 2004.
- El H. Ayuntamiento de San Francisco de los Romos,
  Ags., 2002-2004, otorga el presente reconocimiento
  a la Asociación de Charros de Aguascalientes por su
  participación en el Campeonato Estatal de Charrería
  “Alfonso Durón Delgado” 2004, celebrado en el Lien-
  zo Charro Municipal de San Francisco de los Romo.
  “Nuestro compromiso es servir y juntos lo hacemos
  mejor”. Prof. Bernardo Calzada Ruiz, Secretario del
  H. Ayuntamiento; Prof. J Refugio Lara Martínez, Pre-
  sidente Municipal; C. Alejandra Jiménez Paz, Regidora
  de la Comisión de Educación Cultura y Deporte.
- Primer Circuito de la Amistad Escaramuza “Peregri-
  na”. Primera Fase del Torneo, 29 de febrero 2004,
  2do. lugar.
181
182
   183




Capítulo XVI
Historia hemerográfica

        A partir de un conjunto de notas
periodísticas, es posible reconstruir parte
de la inmensa historia de la Charrería en
Aguascalientes en lo que respecta a su
asociación, competencias, charros, esca-
ramuzas, reuniones de sus dirigentes, co-
ronación de su reina y sobre todo, tor-
neos estatales y realizados en la verbena
abrileña de cada año. Las siguientes no-
tas periodísticas recapitulan aspectos so-
bresalientes del deporte nacional en
Aguascalientes.
  - La Asociación de Charros de Aguas-
    calientes, participa con profunda pena,
    del sensible fallecimiento del Sr.
    Aurelio Ponce Ramírez, padre de
    nuestro socio, el Sr. Aurelio Ponce
    Guzmán, acaecido el día de ayer en
    la ciudad de México. Presidente, Ja-
    vier Cuéllar Díaz; secretario, Gabriel Arellano Gue-     festejo charro presentado el día de ayer por la Aso-
    rra. Aguascalientes, Ags., año de 1963.                  ciación de Charros de Aguascalientes y en el que
  - Aurelio Ponce Guzmán, alumno del Colegio Marista         compitieron contra “La Alteña”, de esta ciudad, en
    y charro que defenderá los colores azul y blanco del     charreada a beneficio de la Navidad de hijo del Poli-
    centro docente local, el próximo día nueve de febre-     cía Preventivo, (Sol del Centro, 10-diciembre-1973).
    ro y quien se consolida como toda una revelación en    - Por el cambio de directivos de la Asociación de Cha-
    el deporte nacional, enero 26–1964.                      rros de Aguascalientes, atractivo festival charro este
  - Magnifica jineteada de novillo durante el estupendo      día, hoy es el cambio de poderes en la Asociación de
                                                             Charros de Aguascalientes (Sol del Centro, 16-octu-
                                                             bre-1977).
                                                           - Charreada en Pro del DIF que se efectuará el día
                                                             domingo 31 en la Villa Charra ( Heraldo, 27-mayo-
                                                             1981).
                                                           - Grandes emociones se vivieron el día de ayer duran-
                                                             te la charreada en donde “Los Pavos” de la Asocia-
                                                             ción de Charros de Aguascalientes, se impusieron a
                                                             la Guadalupana de Jalisco, por 281 a 245. “Los Pa-
                                                             vos” que contribuyeron al lucimiento del festejo son:
                                                             Aurelio Ponce Guzmán, Rodolfo Rocha, Antonio Ca-
                                                             sillas junior, Víctor Martín y Efraín Márquez. (Sol del
                                                             Centro, 27-julio-1981).
                                                           - Listo el equipo de la Asociación de Charros de Aguas-
                                                             calientes para el Nacional, cuando restan diez días
                                                                                                          184




  aproximadamente para que tomen parte los repre-         - Cautivaron las integrantes de la Escaramuza Femenil
  sentantes de la Asociación de Charros de Aguasca-         local. En el festejo charro se impusieron a Encarna-
  lientes en el Campeonato y Congreso Nacional Cha-         ción de Díaz (Hidrocálido, 2-noviembre-1981).
  rro que tendrá lugar en la ciudad de Guadalajara (Sol   - El capitán de “Los Pavos”, Aurelio González en com-
  del Centro, 28-octubre- 1981).                            pañía del estupendo charro Pancho Poblano, estuvie-
- “Los Pavos” recibirán mañana al equipo de Encarna-        ron en el Hidrocálido para anunciar su salida a Gua-
  ción de Díaz. Vuelve al preciso Lienzo de la Villa        dalajara, lugar donde se celebra el Congreso Charro,
  Charra todo el esplendor de la fiesta más mexicana,       y en el cual representarán a los Charros de Aguasca-
  como lo es el de charrería (Hidrocálido, 31-octubre-      lientes. Mientras tanto, ayer hicieron gran papel ante
  1981).                                                    los charros de La Chona, Jalisco (Hidrocálido, 2-no-
- Discutido triunfo de La Chona sobre la Asociación de      viembre-1981).
  Charros de Aguascalientes, con puntuación final de      - Magnífico equipo de Aguascalientes irá al Congreso
  177-171. Cierran su preparación los charros de Vista      Nacional de Charrería. El gran evento dará comienzo
  Alegre (Sol del Centro, 2-noviembre-1981).                este sábado (Hidrocálido, 3-noviembre-1981).
- Gran triunfo de charros de casa, se impusieron a los    - Gran triunfo de charros de casa. Se Impusieron a los
  de Guanajuato y Jalisco en la última de Feria de San      de Guanajuato y Jalisco en la última de Feria
  Marcos, Aurelio Ponce fue el mejor del Campeona-          (Hidrocálido, 10-mayo-1982).
  to, además de que muy lucido resultó el evento de       - Aguascalientes se coronó en el Campeonato Charro.
  las Escaramuzas (Hidrocálido, 10-mayo-1981).              Sensacionalmente el equipo de la Asociación de
 185




  Charros de Aguascalientes logró coronarse como
  monarca dentro del campeonato charro de la Feria
  Nacional de San Marcos. Al cumplir ayer en la última
  de las charreadas de esta tradición en la verbena
  abrileña, en que acumuló hasta 267 puntos (Sol del
  Centro, 10-mayo-1982).
- Los charros locales se impusieron ayer a los Herma-
  nos Perrero, de León. El equipo campeón de la Aso-
  ciación de Charros de Aguascalientes, logró coro-
  narse campeón de campeones, al imponerse ayer en
  su Villa Charra ante el subcampeón Hermanos Pe-
  drero de León, Gto., y la jalisciense de Guadalajara,
  que siguieron conservando su mismo lugar logrado
  durante la pasada Nacional de San Marcos (Heraldo,
  7-junio-1982).                                            celebrar el campeonato obtenido con el esfuerzo y
- Esperamos su grata presencia en la Feria de 1983, en      coraje que distingue a los integrantes de la Asocia-
  el Patio Domeq de la Feria Nacional de San Marcos,        ción de Charros de Aguascalientes.
  Aguascalientes 1982, que ha tenido este año, al igual   - Los charros locales confiados en que ganarán el sába-
  que cada año, un gran éxito (Heraldo, 1983).              do a los de José Huerta. El maestro de Tetela de
- Emotiva ceremonia en el Lienzo Charro, abanderaron,       Ocampo, Joselito Huerta, matarán un novillo duran-
  anteayer, a los Charros de la Asociación de Aguasca-      te el gran evento charro de pasado mañana, en la
  lientes en lucido festejo.                                Villa Charra.
- La casa Domeq estuvo presente en el convivio ofre-      - Durante la competencia charra amistosa entre las
  cido a los triunfadores del Campeonato Nacional           Asociaciones de Encarnación de Díaz Jal., y Aguasca-
  Charro. La Asociación de Charros de Aguascalientes,       lientes, y el charro hidrocálido Javier Cuéllar, dio a
  A. C., demostró su gran calidad al imponerse a 37         conocer sus amplios conocimientos en la más mexi-
  asociaciones charras de toda la República Mexicana.       cana de las fiestas al pialar yeguas brutas sobre su
- La casa Domeq, entregó el Trofeo Presidente a la          fino potro. El periodo tuvo verificativo la mañana de
  Asociación de Charros de Aguascalientes, triunfado-       ayer en el Lienzo Charro.
  res del Campeonato Nacional Charro. Aspecto ge-         - Comienzan festejos hoy por los 50 años de la Asocia-
  neral del convivio ofrecido en la Villa Charra para       ción de Charros de Aguascalientes (Heraldo, 14-sep-
                                                            tiembre-1996).
                                                          - La Asociación de Charros Nacional, compite hoy en
                                                            Aguascalientes. (Sol del Centro, 15-septiembre-1996).
                                                          - Los charros de La Potosina ganaron y aguaron la fies-
                                                            ta a los de la Asociación de Charros de Aguascalien-
                                                            tes (Sol del Centro, 15-septiembre-1996).
                                                          - Don Roberto Ibarra Mora, habla de cómo nació la
                                                            Asociación de Charros de Aguascalientes. Al iniciar
                                                            el 50 Aniversario de la Asociación de Charros de La
                                                            Potosina, que ganan a Aguascalientes: 157-122 pun-
                                                            tos (Heraldo, 15-septiembre-1996).
                                                                                                            186




- Victoria de la asociación potosina sobre la de Aguas-    - Mañana inicia el grueso de los eventos por el 50
  calientes. (Hidrocálido, 15-septiembre-1996).              aniversario de la Asociación de Charros de Aguasca-
- Ya charrearon los Gavilanes y estrenaron el Lienzo         lientes (Hidrocálido, 9-octubre-1996).
  (Sol del Centro, 18-septiembre-1996).                    - Mañana se cumplen 50 años de entusiasta labor cha-
- Proponen cambiarle el nombre a la Villa Charra, lle-       rra (Sol del Centro, 11-octubre-1996).
  vará en adelante el nombre del Profesor José Refu-       - Los charros de Aguascalientes continuaron con los
  gio Esparza Reyes (Hidrocálido, 6-octubre-1996).           festejos del 50 aniversario (Hidrocálido, 11-octubre-
- Con motivo del 50 Aniversario de la Asociación de          1996).
  Charros de Aguascalientes, el próximo domingo 13         - Charreada en homenaje al profesor J. Refugio Espar-
  de octubre, en la Monumental Villa Charra, se lleva-       za Reyes (Sol del Centro, 14-octubre-1996).
  rá a cabo una charreada de gala con la participación     - J. Refugio Esparza Reyes, el nombre que en adelante
  de los equipos El Triángulo de Las Arenas, El Roble        llevará la Villa Charra (Hidrocálido, 14-octubre-1996).
  de N.L., y el anfitrión, la Asociación de Charros de     - La Villa Charra de Aguascalientes llevará el nombre
  Aguascalientes. El toque femenino estará a cargo de        del Prof. J. Refugio Esparza Reyes (Heraldo, 14-octu-
  la escaramuza de Las Pavas ( Heraldo, 9-octubre-1996).     bre-1996).
 187




                                                          - Con gran entusiasmo debutó la Escaramuza de Jesús
                                                            María (Hidrocálido, 12-abril-1999).
                                                          - Patria y tradición. Charrería (Boletín Oficial de la Fe-
                                                            deración Mexicana de Charrería, mayo-31-1999).
                                                          - Remozarán la Villa Charra. El Gobernador Felipe
                                                            González, después de haber coronado como reina
                                                            de la Asociación de Charros de Aguascalientes a Caro
                                                            I, el sábado 11 de septiembre por la noche, y de
                                                            haber compartido el pan y la sal con integrantes de
                                                            la familia charra de Aguascalientes, reconoció a la
                                                            gente que conserva las tradiciones de nuestro país y
                                                            anunció que próximamente, la Villa Charra será
                                                            remozada y transformada para que resulte moderna
                                                            (Sol del Centro 13-septiembre- 1999)
                                                          - Charros de Jalisco hace punta. En la charreada ves-
                                                            pertina, jineteo de novillo decidió la suerte de Capi-
                                                            lla de Guadalupe (Charrería 11-septiembre-1999).
- Con charreada conmemorarán el aniversario del Cen-      - Comentaron en reunión el resonante triunfo de la
  tro Agropecuario (Sol del Centro, 15-octubre-1996).       Escaramuza Sanmarqueña (Heraldo, 28-noviembre-
- Atractivo programa charro por el 421 aniversario de       1999).
  Aguascalientes (Heraldo, 19-octubre-1996).              - Roberto Diéguez Armas, se perfila para presidir la
- Entrada libre en exhibición de charreada el domingo       Federación Mexicana de Charros (Heraldo, 6-diciem-
  en la Villa Charra (Sol del Centro, 19-octubre-1996).     bre-1999).
- La escaramuza “La Sanmarqueña” participara en           - Patria y Tradición. Charrería (Boletín Oficial de la
  Apaseo, El Grande. (Hidrocálido, 20-octubre-1996).        Federación Mexicana de Charrería, febrero-29-2000).
- Exhibición de charreada hoy en la Villa Charra “Refu-   - Este fin de semana culmina el Torneo Charro San
  gio Esparza Reyes” (Sol del Centro, 20-octubre-1996).     Marcos 2000 (Heraldo, 29-abril-2000).
- Las escaramuzas se llevaron el aplauso (Hidrocálido,    - Patria y Tradición. Charrería (Boletín Oficial de la
  21-octubre-1996).                                         Federación Mexicana de Charrería, mayo-31-2000).
- Como “Vaca Hermanos”, se registró a la Dehesa de        - Triunfo rotundo de la Escaramuza Sanmarqueña. Las
  Bravo: Pedro Vaca. Habrá fiesta Charra en la Feria de     Pavitas, primer lugar en Jalisco (Heraldo, 16-septiem-
  las Calaveras.                                            bre-2000).
- El C.P. Jorge López Cuéllar entregó un reconocimiento   - Patria y Tradición. Charrería (Boletín Oficial de la Fe-
  especial al señor Francisco Poblano, Presidente de la     deración Mexicana de Charrería, septiembre-30-
  Asociación de Charros en Aguascalientes (Heraldo,         2000).
  11-noviembre-1996).                                     - Charros de la Biznaga serán los únicos en completar
- Tomó posesión Rubén Berumen de la Cerda como              la charreada suspendida (Heraldo, 27-abril-2001).
  nuevo presidente de la Asociación de Charros de         - Este domingo inicia el Campeonato Estatal de Cha-
  Aguascalientes (Heraldo, 21-diciembre-1996).              rrería (Heraldo 18-mayo-2001).
- Este domingo en la Villa Charra, Campeonato Estatal     - Charros de Granja La Luz, al Frente del Campeonato
  del Charro Completo. Además, el Torneo Estatal de         Estatal (Heraldo, 21-mayo-2001).
  Escaramuzas (Heraldo, 9-abril-1996).
188
   189




Capítulo XVII
Reseña contemporánea

         En la última década del siglo XX también es posi-       II. Feria Nacional de San Marcos 1990
ble encontrar datos relevantes que nos ayuden a recons-
truir la amplia historia de la charrería en Aguascalientes,               “Excelente organización del serial charro en la Feria
todo ello a partir de información recaba en las principa-        Nacional de San Marcos de 1990 por los charros de Aguas-
les revistas sobre este excelente tema, entre las que            calientes que preside José Luis Ibarra”.
destacan las revistas: “Charrería, deporte nacional”, pu-                 Además, se realizó una Feria de Escaramuzas, fi-
blicación editada a partir del año de 1984; la revista “Fiesta   nalizando estos maravillosos festejos el 6 de mayo de
y tradición de la familia charra”, publicación mexicana          1990, como cerrojazo de la Feria, en donde también se
editada desde los años 80’s.                                     organiza una bella Feria de Escaramuzas en la que parti-
                                                                 ciparon cinco grupos, que hicieron gala de valor y disci-
Imagen Charra                                                    plina, siendo sumamente ovacionadas en cada evolución.
   “Suerte que cortan el aliento                                 Los resultados de su amistosa competencia en la Villa
   y tejen estrellas que cazan torbellinos.                      Charra fueron los siguientes (Charrería, Deporte Nacio-
   Cordón de espíritu de mi tierra mestiza,                      nal, No. 68, 1990:13):
   mezcla de valentía, sentido y movimiento                         1° “Las Pavitas” de Aguascalientes.
   que conduce a la recreación de sueños
                                                                    2° “Las Tapatías” de Guadalajara.
   de sombrero y caballo con cósmica unión del hombre,
                                                                    3° “La Sanmarqueña” de Aguascalientes
   del mexicano que se burla de muerte.
   Ofrenda divina al sol, espacio, forma, color,
   cabalgando al ritmo del mariachi.
   Sensación de un ritual, de sentido infinito,
   que es luz y sombra, bandera y Patria,
   alma y cuerpo de México".
         (Charrería, Deporte nacional, No. 63, 1990:30).

I. Charros de Aguascalientes cambia de mesa directi-
va

        “Los charros de la Asociación de Aguascalientes,
tienen ahora nueva mesa directiva, la cual encabeza Don
José Luis Ibarra Rodríguez. La toma de protesta la hizo el
Presidente Municipal, Héctor del Villar, el 17 de diciem-
bre de 1990. En dicha ceremonia se llevó a cabo una
charreada y la participación de las Escaramuzas
Sanmarqueña, Las Pavitas y el debut de la Escaramuza
de niñas de 6 y 8 años”.
        “En su visita a Aguascalientes, el Presidente Car-
los Salinas de Gortari, recibió a Don Gabriel Arellano
Guerra, representante de los Asociación de Charros de
Aguascalientes, a fin de confirmar la sede del Congreso y
Campeonato Nacional Charro” (Charrería, Deporte Na-
cional, No. 63, 1990:39).
                                                                                                             190




  4° Escaramuza de Rincón de Romos, Aguascalientes
  5° Escaramuza de Calvillo, Aguascalientes.

III. Campeón Charro Completo de la zona Centro-Ba-
jío

       En la Villa Charra de Aguascalientes, Juan Jaime
Muñoz Ledo de Apaseo, el Grande; fue el campeón de
la zona Centro-Bajío, con lo que se ganó su boleto al
Nacional Charro. Le siguieron Napoleón Reséndiz de
Querétaro, José Galarza, Hermanos Rivera de Jacona y
Alfonso Ruiz de Charros de Aguascalientes. Por su par-
te, Pepe Galarza de la Asociación Hermanos Rivera de
                                                          Jacona, cuajando una de sus excelentes manganas a ca-
                                                          ballos.
                                                                  “Con acumulativas de 331 puntos en sus dos com-
                                                          petencias, Juan Jaime Muñoz Ledo es el campeón cha-
                                                          rro completo de la zona Centro-Bajío y va al nacional de
                                                          Puebla” (Charerría, Deporte Nacional, año VIII, No., 83:4).

                                                          IV. Arranca el 4º Campeonato Nacional 1993

                                                                 “¡Viva Aguascalientes...! Arranca el 4º Campeona-
                                                          to Nacional Charro Carta Blanca 1993 en Aguascalientes.
                                                          La tradicional, alegre y mundialmente conocida Feria
                                                          Nacional de San Marcos en la bella y progresista ciudad
                                                          de Aguascalientes, se ve enmarcada en este 1993 por la
                                                          realización del 4º Campeonato Nacional Charro ‘Carta
                                                          Blanca’, que organiza la Asociación de Charros de Aguas-
                                                          calientes, con el aval del Gobierno del Estado, del Patro-
                                                          nato de la Feria y de la Federación de Charros, así como
                                                          del patrocinio y supervisión de la Cervecería Cuahtémoc-
                                                          Moctezuma. Evento a realizarse del 15 al 18 de abril de
                                                          1993” (Charrería, Deporte Nacional, No. 100, 1993:30).

                                                          V. Torneo charro en la Feria Nacional de San Marcos
                                                          1995

                                                                 Aguascalientes: emocionante torneo charro en la
                                                          Feria Nacional de San Marcos, 1995. “Muy emocionante
                                                          resultó el Torneo Nacional Charro que se organizó el
                                                          mes de abril durante la internacionalmente reconocida
   191




‘Feria Nacional de San Marcos 1995’ en la ciudad de               na de Charrería, organizado por la Asociación de Cha-
Aguascalientes”.                                                  rros de Aguascalientes.
        “Al respecto, ‘Chacho’ Aceves del Roble, derri-                   En la competencia final, el pleito fue entre las
bando una redonda en el emocionante torneo organiza-              Itzaes del Estado de Guanajuato y la Sanmarqueña de
do por el Patronato de la Feria Nacional de San Marcos,           Aguascalientes, que por cierto, ya tenían pleito casado
en Agüitas. El primer lugar en piales en el Torneo Charro         desde hace varios años. Al final, las campeonas naciona-
de Aguascalientes, Pedro Vega, de los Regionales de               les refrendaron su supremacía, al llevarse el triunfo con
Tepepan que sumó 64 puntos” (Charrería, Deporte Na-               una calificación de 300 puntos contra 294.25 que ha-
cional, No. 132, 1995:4).                                         bían registrado las amazonas de Abasolo, Gto., mientras
                                                                  que el tercero y cuarto lugar fueron ocupados por las
“Corazón Charro”                                                  escaramuzas “Las Pavitas” y “Las Palomas de la Asun-
   Naciste para México y siempre vivirás en él                    ción”, respectivamente.
   porque tienes el color de la patria mía,                               Es por demás insistir en lo que todo el mundo
   ates tan fuerte, que el mundo entero te escucha                sabe y acepta: la mujer de a caballo cada vez es más
   y has logrado ser auténtico, leal y valiente.                  entusiasta, organizada e interesada en elevar el nivel com-
   Corazón charro, vivirá eterno
                                                                  petitivo del deporte charro femenino; esto no parece
   pues en cada mexicano, niño, joven y adulto,
                                                                  haberse escapado de la percepción de los candidatos
   serás motivo de existencia, de vivencias
                                                                  que pretendían el alto mando de la Federación.
   de nostalgias, retos e historias.
   Naciste para ser grande, con tinte indígena,                           El evento se desarrolló en tres competencias: dos
   de torrente criollo, con olor revolucionario                   el sábado, en la que participaron cinco escaramuzas en
   y con el sentimiento propio del deportista charro.             cada competencia; en la nocturna, una de ellas, “Las Pe-
   Eres tan valiente, que los jinetes en ti se inspiran           regrinas” de Lagos de Moreno, Jal., quienes actuaron
   para jugarle las piernas a cualquier potro o yegua bruta,      fuera de calificación por no completar el equipo.
   para que el pasador desafíe a la muerte en la primer pasada.           En el tercer y último ferial, actuaron cuatro esca-
   dejando en el ambiente un sentimiento de temor y valentía.     ramuzas, dos de ellas fueron descalificadas, “Los Laure-
   Eres tan sutil, que nuestras mujeres te lleven con orgullo,    les” de Loreto y “La Herradura del Fresno”, de Fresnillo,
   en esos vestidos de alegres colores, en cada espuela,          Zac.; mientras que las otras dos escaramuzas que sí
   en el estribo en que apoyan, en el sombrero ancho,
                                                                  merecieron calificación fueron “Las Palomas” con un re-
   en la rienda, en las arracadas,
                                                                  gistro de 288 puntos y por supuesto, “La Sanmarqueña”,
   en el moño tricolor de sus trenzas, en su esencia de mujer
                                                                  que resultaron triunfadoras en este desairado torneo.
   Corazón charro, sigue latiendo por México,
   para México, para la Charrería...
     (Charrería, Deporte Nacional, No. 125, 1995:33).

VI. Torneo Nacional de Escaramuzas, Aguascalientes
2000

       El primer Torneo Nacional de Escaramuzas Aguas-
calientes 2000, “Pro Dignificación de la Mujer Charra “,
tuvo una convocatoria para apenas trece equipos califi-
cados oficialmente y uno fuera de competencia. El evento
fue en apoyo al doctor Jorge Rivera Castañeda,
precandidato a la presidencia de la Federación Mexica-
                                                                                                               192




        De los equipos que estuvieron entre los diez pri-   once equipos participantes que, con una bendita suerte,
meros lugares, demostraron que saben de su oficio, dan-     el remolque le correspondió a “Las Pavitas” que habían
do una verdadera demostración de dominio sobre su           ocupado el tercer lugar del torneo y naturalmente que
cabalgadura y sobre todo, esas puntas como las que rea-     también se lo merecían.
lizaron Lucero González de “Las Pavitas”, Julieta Jiménez            “Nos da gusto llegar a saludar a los amigos y ami-
y Paola García de “Las Palomas” y por supuesto, las de      gas siempre amables y excelentes anfitriones de la bella
Jazmín y Alisma Muñoz de “La Sanmarqueña”. El accio-        ciudad, cuna de la Feria de San Marcos; las instalaciones,
nar fue en un galope preciso y cronométrico, sus giros y    el orden, caballerizas y el desempeño de las señoritas
evoluciones de los diez ejercicios, fueron aplaudidos con   jueces. Asimismo, nos da gusto ver que la aplicación del
verdadera emoción por el público que llenó la mitad del     Nuevo Reglamento se lleva a cabo cada vez con más
graderío.                                                   homogéneos. No cabe duda que el Reglamento ha ser-
        Las señoras jueces, Elsa de Jiménez y Cinthia       vido para mejorar; las competidoras lo han asimilado y
Vilchis, no tuvieron mucho problema para decidir la en-     se van alejando cada vez más las inconformidades. Sigan
trega de los primeros lugares, que se llevaron un remol-    así señoritas, ustedes y el público se lo merecen”.
que para dos caballos, el tercero fue rifado entre los               Las posiciones finales fueron las siguientes (Cha-
                                                                rrería, Deporte Nacional, No. 155, 2000:20, 21).
                                                                 1. La Sanmarqueña               300
                                                                 2. Las Itzaes                   294.25
                                                                 3. Las Pavitas                  293.25
                                                                 4. Las Palomas                  288.50
                                                                 5. Las Queretanas               264.50
                                                                 6. Las Herraduras               263.75
                                                                 7. Las Camperas                 263.25
                                                                 8. Mexquititlán                 259
                                                                 9. Las Arenitas                 242.75
                                                                 10. Las Regionales              237
                                                                 11. Las Espuelitas              exhibición
                                                                    Laureles y Herradura del Fresno: Descalificadas

                                                              VII. Torneo Charro Constitución 2000

                                                                      Con bello marco festivo de un público entu-
                                                              siasta y la Villa Charra como escenario, trascendió de
                                                              manera brillante el Torneo Charro Constitución 2000,
                                                              con el equipo de los “Tres Potrillos”, triunfador y sen-
                                                              sación del evento, muestra de poderío y consisten-
                                                              cia; asimismo, rancho “La Biznaga” y su sorprendente
                                                              actuación. Relevante resultó la fiesta que reunió a 22
                                                              extraordinarios equipos charros, estando brillantemen-
                                                              te los “Tres Potrillos” que llegaron e impusieron con-
                                                              diciones, 297 puntos al clasificar y 285 para triunfar,
                                                              significándose como el mejor al ingresar al ruedo y
   193




en calificación, luego sólo consistentes y cumplidores        hidrocálida. También en Azcapotzalco, con motivo del
que provocaron el alarido del apasionado y conocedor          cambio de mesa directiva, doña “Chata Kuri” estuvo al
público, que llenó hasta el tope el gran coso hidrocálido.    lado de doña Silvia Ramírez (esposa del nuevo presiden-
         El evento inició el miércoles 2 de febrero y fue     te de la “José Becerril”, don Enrique Tello de Meneses
en honor a un gran hombre, el exgobernador aguasca-           Peña); y de otras distinguidas señoras. Todavía se co-
lentense, profesor J. Refugio Esparza Reyes, creador y        menta la notable actuación que ofreció en Progreso de
firme apoyo a la charrería, para tener este bello escena-     Obregón, Hgo., el 5 de febrero, la sensacional Escara-
rio. En la parte competitiva, las puntuaciones fueron limi-   muza India Chicoasecíhuatl, a la que vemos en una ruti-
tadas, aplicando el reglamento con sus nuevas adecua-         na a toda velocidad y montadas a pelo.
ciones, en donde los charros de Irapuato sacaron la ca-              Por otra parte, hubo de paso el viernes, la inaugu-
beza con 257 unidades y resultando ganadores; “El Ro-         ración formal del evento, al que asistió con su investidu-
ble” con 206 y “Rancheros de Puebla” con 209 tantos.          ra de Gobernador Felipe González González, atestiguó
Así transcurrieron las charreadas y en la segunda justa,      y acordó el reconocimiento público que se le hizo a ese
“Charros de Puente Negro”, los anfitriones, cumplieron        gran hidrocálido, J. Refugio Esparza Reyes; en donde el
con 255 puntos; “Resurrección 2002” y “Charros de             público y autoridades se le entregaron y Don Javier García
Saltillo” con 224 totales.                                    Sánchez agradeció el apoyo a la charrería y dejó cons-
         La señora Herlinda Kuri de García Sánchez (“Chata    tancia de ello con una placa alusiva.
Kuri”), no podía faltar en la reunión de jueces y delega-            El sábado 5 y en plena celebración de la Constitu-
das charras, celebrada durante el Torneo Constitución         ción de 1917, se desarrolló la competencia de Charro
Aguascalientes 2000, en la señorial Villa Charra              Completo, en donde el triunfador fue el michoacano
                                                                                                                194




Enrique Ramírez, que defiende los colores de “Rancho         reconocimientos por parte de FMCH. También para el
Santa María”. Hubo una excelente actuación y 187 pun-        C. Gobernador de Aguascalientes, Felipe González, hubo
tos, superando a José Antonio “Chacho” Aceves, con           un reconocimiento que recibió de manos de Don Javier
144 totales, Francisco Cerón con 138 y Rubén Berumen         y del PUA, Clemente González.
con 100 totales.                                                      Escaseó su Majestad el Pial, pero hubo la reina de
         Para redondear la fiesta, también hubo Feria de     las suertes, las manganas, y bellísimas, como las que se
Escaramuzas, con ocho participantes, sensacional desem-      apreciaron. Se preocuparon los charros hidrocálidos por
peño y la nueva Santander con los honores en su haber,       la calidad del ganado caballar, con resultados óptimos,
teniendo 323.25 puntos, que trascendió sobre las “Itzaes”    sobre todo en las jineteadas. Haciendo uso del mache-
y su gran experiencia al alcanzar 315.75 puntos y, en        te, el Gobernador Felipe González, declaró inaugurado
tercer lugar “Camperas de Agronomía” con 312.75 pun-         el Torneo Constitución Aguascalientes 2000.
tos. El resto de participantes fueron: “Las Palomas” de la            Participaron en las premiaciones los aspirantes a
Asociación de Charros de Aguascalientes con 312.50;          la presidencia de la Federación, C.P. Roberto Diéguez
“Vista Alegre” con 304, “Las Pavitas” con 302, “La           Armas y el Dr. Jorge Rivera Castañeda. Un especial
Sanmarqueña” (Campeonas Nacionales) con 298 y                reconocimiento de parte del Gobernador, recibieron las
“Swissmex” con 259, dentro del marco festivo.                monarcas nacionales “Sanmarqueñas” de Aguascalien-
         Apoteótico fue el homenaje rendido al Profr. Re-    tes.
fugio Esparza Reyes, constructor de la Villa Charra en su             Finalmente, en dicho evento charro realizado en
tiempo de Gobernador; en donde le vimos levantar el          la Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes” de Aguas-
                                                             calientes, tuvo lugar el Informe 2000 del Presidente de
                                                             la Federación Mexicana de Charrería (Patria y Tradición.
                                                             Charrería. Boletín Oficial de la Federación Mexicana de
                                                             Charrería. Año 2 No. 20-21. Febrero 29 de 2000).

                                                             VIII. Día del Charro

                                                                     La Asociación de Charros de Aguascalientes se
                                                             vistió de gala y festejó por múltiples acontecimientos,
                                                             con los orgullosos charros y las bellas adelitas portando
                                                             el atuendo típico mexicano, celebraron su día, el 14 de
                                                             septiembre “Día del Charro”, 16 de septiembre, mes de
                                                             la Patria y los recientes eventos ganados por las escara-
                                                             muzas locales. En agradable ambiente, la gran familia
                                                             charra compartió y degustó una riquísima cena, entre
                                                             risas y música, confirmaron el amor por su Patria y sus
                                                             raíces por su deporte. Tan amena y mexicana reunión
                                                             fue marco Internacional del Mariachi y la Charrería, la
                                                             escaramuza “Sanmarqueña”, actuales campeonas nacio-
                                                             nales, reiteraron su calidad competitiva al obtener el lu-
                                                             gar de honor de este importante torneo, ya que se dis-
                                                             putaron el tan codiciado primer lugar con escaramuzas
                                                             de excelente nivel (Sol del Centro, 16-septiembre-2000).
   195




        Como la mejor exponen-
te, la “Sanmarqueña” deleitó al
público de la gran final con una
preciosa y perfecta actuación de
“La pelea de gallos”, interpreta-
da magistralmente por el mun-
dialmente famoso Mariachi Var-
gas, arrancando los aplausos y la
admiración del público conoce-
dor. Cabe mencionar que las
amazonas se hicieron acreedoras
a una escultura, creada por el re-
conocido maestro Jorge de la
Peña, toda una joya, réplica de
“La Estampida”, escultura situada
en conocida glorieta en la ciudad
de Guadalajara. Esta escultura fue
entregada al C. Felipe González González, Gobernador          premio a su brillante desempeño. El Ing. Víctor Muñoz
del Estado de Aguascalientes, como agradecimiento al          González y el señor Francisco Poblano, dirigieron elo-
apoyo que ha brindado a estas damas a lo largo de su          cuentes palabras a la concurrencia, reconociendo la dis-
brillante trayectoria, esperando ver, en un futuro, la pre-   ciplina, coraje y calidad de las escaramuzas aguascalen-
ciada escultura en alguno de los museos de nuestra ciu-       tenses como deportistas dentro del ámbito nacional.
dad.                                                                  La Asociación de Charros de Aguascalientes es
        Por otro lado, el mismo día, también en la ciudad     una asociación comprometida con su deporte, con Aguas-
de Guadalajara, en las instalaciones del Lienzo Charro        calientes y con su país, México. Terminaron invitando a
de Jalisco, durante los festejos de la celebración de di-     todos los asistentes a compartir el pan y la sal y, la convi-
cha Asociación, en reñida Feria de Escaramuzas, las fa-       vencia transcurrió en medio de charlas, remembranzas,
mosas y tenaces “Pavas”, se adjudicaron el primer lugar,      chistes, y claro, una cena deliciosa con los brindis de
obteniendo una albarda cada una de sus integrantes como       rigor. Fue una bonita velada en donde los integrantes de
                                                              la Asociación de Charros de Aguascalientes refrendaron
                                                              su amistad y el compromiso de luchar por seguir engran-
                                                              deciendo su Asociación, para orgullo de Aguascalientes
                                                              (Sol del Centro, 16-septiembre-2000).

                                                              IX. Torneo Milenario del Fénix

                                                                    El Torneo Milenario que organizó la Asociación
                                                              de Charros “Real del Fénix” el 14 de enero de 2001,
                                                              correspondió el triunfo para los charros de “La Villita”,
                                                              con pizarra total de 194 puntos, seguidos por los de la
                                                              Hacienda de Huéjucar de José Solís con 183 puntos,
                                                              dejando en tercer lugar a los Gavilanes, con pizarra de
                                                                                                                196




179 puntos, y con un premio de siete y cinco mil pesos.             Por otro lado, las escaramuzas de Aguascalientes,
Atizapán de Zaragoza obtuvo 178, Aguascalientes 177,         “Las Pavitas”, “La Sanmarqueña” y “Las Palomas” le die-
Real del Fénix 156 y por último, Norte de Jalisco con 87     ron el colorido y alegría al evento, actuaron en las tres
puntos (Charrería, Deporte Nacional, No. 196, 2001:4).       charreadas, demostrando una vez más, el porqué están
                                                             ubicadas dentro de las 10 mejores del país, además del
X. Torneo de la Amistad 2001, Aguascalientes                 reciente triunfo en la ciudad de Jalostotitlán para “Las
                                                             Palomas” y “Sanmarqueña” al haber hecho el uno–dos
        El Torneo de la Amistad, organizado por la Asocia-   (Charrería, Deporte Nacional, No. 197, 2001:4-5).
ción de Charros de Aguascalientes, dio excelentes resul-
tados: primero, porque la familia charra del estado se re-   XI. Octavo Campeonato Nacional Charro por Invita-
unió a acompañar a los centauros de los nueve equipos        ción San Marcos 2002
que acudieron a la convocatoria; en segundo término,
porque el lienzo es un marco propicio para que el charro             El 21 de abril de 2002 se llevó a cabo la Inaugura-
demuestre a su novia, a sus padres, hermanos y familiares    ción del Octavo Campeonato Nacional Charro por Invi-
que son actores de un deporte donde el hombre se             tación, San Marcos 2002, en la Villa Charra “Profr. J.
dignifica, como fue el caso de Chuy Salcedo, de los Gavi-    Refugio Esparza Reyes”.
lanes, en la suerte del paso de la muerte, o del “Gordo”             Al respecto, el Gobernador del Estado de Aguas-
Delgado cuando estuvo perfecto en las manganas a pie         calientes Sr. Felipe González González mencionó que:
por parte de Jesús Verdín, por supuesto ante la algarabía            “Ciertamente me siento muy honrado por la cor-
del respetable que ocupó casi la mitad del lienzo.           dial invitación que nos hiciera llegar la Unión de Asocia-
   197




ciones de Charros del Estado de Aguascalientes a través       charros mas sobresalientes del país y de nuestro Estado,
de su Presidente, el Doctor René Héctor Ruíz Ponce,           este gallardo torneo que, de manera distinguida, forma
para que inauguremos, con el apoyo del Patronato de la        parte de nuestra tradicional Feria Nacional de San Mar-
Feria Nacional de San Marcos, este Octavo Torneo Cha-         cos. Como símbolo viviente de la mexicanidad, podría-
rro San Marcos 2002”.                                         mos definir al charro como el jinete o caballista que viste
        “Quiero decirles que desde hace nueve años, el        traje especial compuesto de chaqueta con bordados,
Patronato de la Feria y a iniciativa del Doctor Alfonso       pantalón ajustado, camisa blanca, corbata en forma de
Pérez Romo, se inicia aquí, en la tierra de la gente bue-     moño, botines lisos de una pieza y sombrero de ancha
na este Campeonato Nacional Charro, con el firme pro-         ala y alta copa, sin importar la condición económica o
pósito de unificar, fortalecer y conservar la charrería del   social, que practica el deporte de la charrería”.
Estado, dar a conocer su grado de competencia a nivel                 “En este sentido, la charrería, que es una de las
nacional, y además, facilitarle un espacio digno dentro       tradiciones mexicanas más representativas de nuestra
del marco de la Feria Nacional de San Marcos. Hoy, a          cultura en donde se exalta el valor, la intrepidez y la
nueve años de distancia, este Campeonato es una fuerte        hombría del charro; el brío y la estampa del caballo
atracción para las aproximadamente 900 asociaciones de        enmarcados en una fiesta de música y color, la podemos
charros profesionales de todo el país que, afiliados a la     definir como la práctica de la equitación y de las diversas
Federación Mexicana de Charrería, desean adquirir pres-       suertes contempladas en los estatutos de la Federación
tigio al competir con lo mejor de este deporte nacional       Mexicana de Charrería. El lema de su Federación: ‘Patria
en una fiesta de música y color”.                             y Tradición’, ‘Honor y Espíritu Deportivo’; encierran muy
        “Así, la sociedad de Aguascalientes y quienes nos     alto significado para todos nosotros, porque a través de
visitan en estas fechas, tendremos la oportunidad de dis-     la práctica de este deporte, orgullosamente nacional,
frutar, a través de las competencias realizadas por los       incentiva nuestras tradiciones y costumbres, colaboran-
                                                                                                                  198




                                                                                          Destacó el Gobernador que al-
                                                                                  gunos estudiosos de nuestra historia
                                                                                  ubican el origen de la charrería en
                                                                                  nuestro país entre los años 1521 y
                                                                                  1570, con las primeras sociedades co-
                                                                                  loniales, cuando la Corona Española
                                                                                  otorgó concesiones de tierra y tributo
                                                                                  a los conquistadores; el auge de la ga-
                                                                                  nadería era palpable a mediados del
                                                                                  siglo XVI derivado de la abundancia
                                                                                  de pastos y tierras dedicadas a esa la-
                                                                                  bor así como la serie de ordenanzas y
                                                                                  disposiciones virreinales que favorecie-
                                                                                  ron la organización de esa actividad.
                                                                                  Debido a las necesidades y activida-
                                                                                  des propias del campo, en la Nueva
                                                                                  España se extendió el uso de caballos
do, además, junto con los diversos sectores de la socie-       convirtiéndose en un elemento muy útil cuando se rea-
dad mexicana, en la promoción y el desarrollo de nues-         lizaban las faenas de herrar, capar, curar y lazar entre
tros estados y de todo el país”.                               otras, surgiendo así los antecedentes de las diversas suer-
        “Particularmente quiero felicitar a las damas, quie-   tes de la charrería, que en ellas se exalta el valor, la
nes además de participar con su arte, talento, personali-      intrepidez y la hombría del charro; el brío y la estampa
dad y belleza de manera relevante en el deporte de la          del caballo.
charrería, son un símbolo valioso y
respetuoso, que le da a este torneo,
gracia y distinción. Nuestros mejo-
res elogios y deseos para que duran-
te su participación, en las escaramu-
zas, pongan en alto el nombre de su
asociación, de su Estado, de la Fede-
ración Mexicana de Charrería y de
un gran sector de nuestras jóvenes
mujeres mexicanas. Ustedes, como
mujeres, asumen en estas competi-
ciones el gran compromiso de parti-
cipar activamente, para que también
se dé a conocer el propósito, la cul-
tura, costumbres, ambientes sociales,
y desarrollo de esta manifestación
que nos identifica desde hace mu-
cho tiempo, como parte y orgullo de
nuestro linaje”.
   199




        Durante el mandato del Presidente Pascual Ortiz      mo y el Patronato de la Feria, sigamos generando condi-
Rubio, se decretó que el traje de charro fuera considera-    ciones favorables que fomenten y faciliten el logro de
do como símbolo de nacionalidad y, el 14 de septiem-         sus objetivos. Quiero decirles a todas las asociaciones
bre, fue instaurado como el “Día del Charro”, siendo el      que nos visitan, que su presencia social a través de la
Presidente Don Abelardo Rodríguez, quien por decreto         charrería es tomada en cuenta con mucho entusiasmo
oficial, consideró a la charrería como el deporte nacio-     por la sociedad y el Gobierno porque son una vía impor-
nal. Torneos como éste, deben servir para fortalecer la      tante para promover y fortalecer continuamente la ima-
promoción y acercamiento de la sociedad hacia el cono-       gen de nuestra gran Feria Nacional de San Marcos”.
cimiento, gusto y la práctica de las suertes de la charre-           Finalmente, dio gracias a todos los charros regio-
ría; suertes entre las que se encuentran “La cala de caba-   nales y nacionales, hombres y mujeres que participan
llo”, “Los piales en el Lienzo”, la “Terna en el ruedo”,     con entusiasmo y gallardía en este Octavo Campeonato
“Jineteo en el novillo”, “Jineteo en yegua”, “Las manga-     Nacional Charro; “la sociedad y Gobierno de Aguasca-
nas” y el espectacular “Paso de la muerte”.                  lientes nos sentimos muy complacidos por esta deferen-
        “Nuestro Gobierno, se ha distinguido por impul-      cia y esperamos verlos nuevamente en septiembre por
sar la apertura de espacios de expresión y participación y   esta tierra, en la celebración del Primer Campeonato
el deporte de la charrería no podía ser la excepción, así,   Nacional de Campeones Estatales”.
el 20 de abril de 2001, inauguramos en esta tierra, la
Escuela de Charrería patrocinada por el Instituto Aguas-     XII. Primer Campeonato Nacional Charro Copa Méxi-
calentense del Deporte y la Unión de Asociaciones de         co 2003
Charros de Aguascalientes, y que a la fecha cuenta con
30 alumno”.                                                          El sábado 26 de abril de 2003, en la Villa Charra
        “Nuestro compromiso para con esta gran familia       “Profr. J. Refugio Esparza Reyes”, fue inaugurado el Pri-
de charros, es que a través de la Coordinación de Turis-     mer Campeonato Nacional Charro Copa México y el IX
                                                                                   Torneo de la Feria Nacional de San
                                                                                   Marcos. Al respecto el Gobernador
                                                                                   del Estado, Sr. Felipe González
                                                                                   González, mencionó que “me sien-
                                                                                   to muy honrado por la cordial invi-
                                                                                   tación que nos hiciera llegar la
                                                                                   Unión de Asociaciones de Charros
                                                                                   del Estado de Aguascalientes a tra-
                                                                                   vés de su Presidente el Doctor René
                                                                                   Héctor Ruiz Ponce, para que inau-
                                                                                   guremos, con el apoyo del Patrona-
                                                                                   to de la Feria Nacional de san Mar-
                                                                                   cos y el Instituto Aguascalentense
                                                                                   del deporte, la Tercera Etapa Elimi-
                                                                                   natoria del Primer Torneo Nacional
                                                                                   Copa México de Charrería; y la No-
                                                                                   vena Edición del tradicional Torneo
                                                                                   de Charrería, Feria Nacional de San
                                                                                   Marcos”.
                                                                                                                 200




        “Sean todos bienvenidos y considérense como en
su casa; su presencia es tomada en cuenta con mucho
entusiasmo por la sociedad y Gobierno de Aguascalien-
tes, porque el deporte nacional de la charrería es una vía
importante que fortalece continuamente la imagen de
nuestro territorio, nuestras costumbres y nuestra hospi-
talidad. Definida como la práctica de la equitación y de
las diversas suertes contempladas en los estatutos de la
Federación Mexicana de Charrería, esta actividad es una
de las tradiciones mexicanas en donde se exalta el valor
y hombría del charro; el arte y gracia de la mujer; y el     con las primeras sociedades coloniales entre los años
brío y la estampa del caballo, enmarcados en una fiesta      1521 y 1570, debido a las necesidades y actividades pro-
de música y color. Porque estos campeonatos son una          pias del campo, cuando se realizaban las faenas de he-
fuerte atracción para todos los charros profesionales del    rrar, curar y lazar, entre otras. Terminando el período
país que desean adquirir prestigio al competir con los       revolucionario, daba principio la reconstrucción nacional
mejores; quienes gustamos de esta práctica y quienes         y en los ranchos se continúo ejercitando la charrería,
nos visiten en los siguientes días, podremos disfrutar el    ahora no sólo como una necesidad, sino como un depor-
grado de destreza de las diversas suertes realizadas por     te; de esta manera, el 16 de diciembre de 1933, nace la
los charros y las escaramuzas más sobresalientes del país    institución que regiría las actividades del ya considerado
y de nuestro estado”.                                        deporte nacional. En este año, en que se cumplen se-
        Destacó que “para algunos estudiosos de nuestra      tenta años de charrería federada, ustedes deben confir-
historia, ubican el origen de la Charrería en nuestro país   mar con su activa participación, el compromiso de dar a
                                                                                              conocer el propósito, la
                                                                                              cultura, costumbres, am-
                                                                                              bientes sociales, y desarro-
                                                                                              llo de esta manifestación
                                                                                              que nos identifica, desde
                                                                                              muy antiguo, como parte
                                                                                              y orgullo de nuestro lina-
                                                                                              je”.
                                                                                                      “En Aguascalientes
                                                                                              “estamos haciendo rápida-
                                                                                              mente historia en lo que
                                                                                              se refiere a la celebración
                                                                                              de todo tipo de eventos
                                                                                              que cada vez son más re-
                                                                                              conocidos, tanto a nivel na-
                                                                                              cional como a nivel inter-
                                                                                              nacional. Porque nos esfor-
                                                                                              zamos en tener una cons-
                                                                                              tante elevación del nivel,
                                                                                              prestigio y renombre inte-
   201




gral de nuestro Estado y porque así nos lo permite las                “A todos los que contribuyeron para hacer posi-
instalaciones de la Villa Charra “Prof. J. Refugio Esparza   ble la celebración de estos dos campeonatos les deseo
Reyes”, con gusto apoyaremos a la Unión de Asociacio-        todo tipo de éxitos y les exhorto para que sigan ponien-
nes de Charros del Estado de Aguascalientes presidida        do en alto el lema de la Federación Mexicana de Charre-
por el Dr. Rene Héctor Ruiz Ponce para que el próximo        ría, ‘Patria y tradición’,’Honor y espíritu deportivo’”.
año llevemos a cabo, con mucho profesionalismo y en-                  Terminó su mensaje citando unas palabras del Doc-
tusiasmo, el LX Congreso y Campeonato Nacional Cha-          tor Jorge O. Rivera Castañeda, presidente de la Federa-
rro”.                                                        ción Mexicana de Charrería A.C.: «desde el centro mis-
        Asimismo, felicitó a todos los charros regionales    mo del ruedo, saludo a la charrería, saludo a toda la gen-
y nacionales que participan en esos dos campeonatos,         te de a caballo. A los que lo fueron y a quienes lo siguen
particularmente a las damas, quienes además de ser un        siendo, a los que todavía están afuera y a los que vienen
símbolo valioso y respetuoso que le da a este tipo de        detrás, seguramente coincidirán conmigo, son ellos, el
torneos belleza, gracia y personalidad; participan con su    capital más importante por conquistar para esta auténti-
arte, talento y en las alegres y vistosas escaramuzas.       ca tradición».
202
   203




Capítulo XVIII
Belleza y mexicanidad: las reinas charras

I. Primer Reina de los Charros 1946                          que Olivares Santana
                                                             el Gobernador que
       La Asociación de Charros de Aguascalientes de         hizo el honor de hacer-
1946 designó a la señorita Graciela Cuéllar como la pri-     lo, al colocarle el som-
mera “Reina de los Charros Díaz”, quien participó en         brero charro y el fue-
primer desfile charro del 16 de septiembre y en el pri-      te, símbolos del reina-
mer jaripeo.                                                 do en la charrería. El
                                                             baile se efectúo en el
II. Reinas por designación                                   Club de Leones.
                                                               - María de los Ángeles Ibarra de Alonso (1963) 1ª Rei-
  - María Elena Ponce Díaz de Carreón                             na coronada
  - Graciela Cuéllar Díaz (1946)                               - Tita López Alanís de Naranjo (1964)
  - Lolita Romo (1948)                                         - Irma Quesada de Martínez (1966)
  - Alma Tiscareño                                             - Lucrecia Magdalena Rodríguez Muñoz (1966)
  - Graciela Femat de Reynoso                                  - Guadalupe Rivera Río Muñoz (1969)
             La reina Graciela Femat de
    Reynoso, nace el 19 de enero de                          IV. Reina por las Bodas de Plata 1971
    1930, en Aguascalientes. Desde
    joven manifestó su interés por el                          - María el Carmen Márquez Martínez
    deporte nacional como es la cha-                                    Las primeras reinas de la Asociación de Cha-
    rrería, a tal grado, que llegó a con-                        rros de Aguascalientes, han participado en jaripeos,
    vertirse no sólo en una excelente                            coleaderos, festivales y charreadas, a fin de hacerse
    amazona, sino que fue Reina de                               de fondos para la construcción del Lienzo “Rancho
    la Asociación de Charros de Aguascalientes. Su es-           del Charro”, para beneficencia social, asilos, construc-
    poso fue el Lic. Felipe Reynoso Jiménez, quien ocu-          ciones de templos, campañas pro-navidad pro hijos
    pó la Presidencia Municipal de la capital en el perio-       del agente judicial y el policía, etc.; por su parte, la
    do 1975-1977. En 1975 asumió, la Señora Graciela             reina que estuvo en las bodas de plata de la Asocia-
    Femat de Reynoso, la presidencia del DIF Municipal,          ción de Charros de Aguascalientes (1946-1971) fue
    trabajando en sus dos grandes amores: la niñez y             S.G.M. María del Carmen Márquez Martínez.
    deporte.
En 1975:                                                     V. Reina del XXX Congreso Campeonato Nacional
  - Emma Flores de Rivera Río                                Charro 1980
  - Velia Dávila de la Serna
  - Martha Ibarra Mora                                         - Jazmín González Casab
  - Magdalena González                                         - Irma Poblano Cervantes (1980-1981)
                                                                        Irma Poblano fue la Reina de la Asociación de
III. Reinas por coronación                                        Charros de Aguascalientes durante el XXX Congreso
                                                                  y Campeonato Nacional Charro, que se celebró en
       Esta innovación tuvo lugar durante la presidencia          nuestra entidad en 1980, teniendo como marco la
de la Asociación de Charros de Aguascalientes en 1963             inauguración de la Villa Charra en ese mismo año. A
Javier Cuéllar, al realizar el baile de coronación de la          continuación se enuncian algunos datos de su perso-
Reina María de los Ángeles Ibarra, siendo el Profr. Enri-         na.
                                                                                                          204




       “Nací en la ciudad de Aguascalientes, Ags., el       Charra en el año de 1980. Durante mi reinado se
7 de marzo de 1958 y la afición por la charrería es         convivió con toda la familia charra, con las reinas de
desde niña, ya que siempre soñé con llegar a ser la         otras asociaciones, Club Rotario, Club Campestre, etc.
reina de la Asociación de Charros de Aguascalientes         En ese entonces el Presidente la Asociación de Cha-
y gracias a Dios, me lo concedió. Me acuerdo que            rros era Mario Márquez Martínez”.
fue un domingo, en el Lienzo del ‘Rancho del Cha-                   “Pertenecí a la Escaramuza Juvenil de Aguas-
rro’ donde se nos dio la oportunidad de participar          calientes y durante el tiempo que estuvimos las 10
con todas mis compañeras de la Escaramuza e hijas           integrantes, representamos a nuestra Asociación con
de los socios, donde nos dieron unas espigas de             todo nuestro corazón y cariño, ya que todas, en cada
elote al azar con un papelito que decía ‘Reina’ (que        actuación, poníamos lo máximo en cada movimien-
aún conservo)”.                                             to”.
       “Mi mayor orgullo y satisfacción como hija de            Cabe señalar que durante este periodo había 3
una familia de tradición, fue representar a la Asocia-   escaramuzas:
ción de Charros de Aguascalientes y participar en el      1) Escaramuza de “Las Señoras” integrada por Ma. del
Primer Congreso y Campeonato Nacional Charro, efec-          Pilar López de Márquez, Yolanda Popoca de Mu-
tuado en esta ciudad; e inaugurar la hermosa Villa           ñoz, María de los Ángeles Ibarra de Alonso, Alma
  205




   de González Careága, Ma. del Rocío Sandoval de                     “En cuanto a los valores que se requiere para
   Guzmán, Ma. del Refugio de Cortina, las hermanas          ser amazona”, nos responde Irma Poblano que “pri-
   Lucrecia, Ma. de los Ángeles y Rocío Rodríguez            meramente encomendarnos a Dios, nuestro Señor,
   Muñoz y Ma. del Carmen Márquez Martínez,                  antes de iniciar cualquier evento, el respeto a las
2) La “Escaramuza Juvenil” integrada por Lily Gómez          personas, al efectuar las suertes charras hacerlos con
   Gutiérrez, Ma. de Lourdes González Salce, Patricia        dedicación, empeño, entusiasmo y sobre todo que-
   y Marcela González Cassab, Mónica y Rebeca Mar-           rer y amar a la charrería”.
   tínez, Martha y Ma. del Consuelo González López,                   “Mi caballo favorito fue un mascarillo llamado
   Tatis de la Serna e Irma Poblano Cervantes y              ‘el gallo’, la suerte charra favorita fue la ‘cala de caba-
3) La Escaramuza infantil integrada por Lolita Gómez         llo’, ‘la escalera’ y ‘el abanico’; aunque la de más
   Gutiérrez, Weryin González Cassab, Anciri y Yuritsi       gusto eran las dos últimas, y la más fácil fueron las
   González, Ma. de los Ángeles Alonso Ibarra, Claudia       cruzadas dobles. El Lienzo o Villa Charra de preferen-
   y Ma. de Pilar Márquez López.                             cia ha sido la Villa Charra ‘Profr. J. Refugio Esparza
          “En la Escaramuza Juvenil participamos en los      Reyes’. Mi tradición charra favorita es el jaripeo de
  Congresos de Zacatecas y Guadalajara, presentacio-         gala en la plaza de toros, además de que mi atuendo
  nes con las asociaciones de León, Gto., Lagos de Mo-       favorito, es el traje de gala. El color de zarape preferi-
  reno, Capilla de Guadalupe, Jal., Jerez, Zac., Calvillo,   do es la ruana en blanco con negro, con botas cam-
  Ags. y otras ciudades”.                                    peras. El refrán y dicho de preferencia ‘échale vara’,
                                                                                 206




                                                        Brenda Poblano Martínez. Mis
                                                        participaciones han sido en las
                                                        cabalgata y peregrinaciones cha-
                                                        rras en la Romería de Nuestra
                                                        Señora de la Asunción, en el
                                                        trecenario del Señor del Encino,
                                                        en el desfile charro, en los con-
                                                        gresos nacionales charros, en la
                                                        Feria Nacional de San Marcos, en
                                                        los días 16 de septiembre y 20
                                                        de noviembre, entre otros”.
                                                                “Quiero dar mi más sin-
                                                        cero agradecimiento, por darme
                                                        la oportunidad de volver a recor-
                                                        dar los momentos más felices de
                                                        mi vida en el deporte nacional
                                                        más querido: la charrería”.

mientras que la palabra charra favorita es ‘Patria y
tradición’. La canción charra que más me gusta es “El
Jarabe Tapatío” y la fiesta charra de preferencia son
los bailes de coronación, las feria de escaramuzas y
los congresos charros. No tengo preferencia por nin-
guna escaramuza en particular, mi preferencia es por
todas”.
        “La primera comunión charra a la que asistí,
fue la de mi sobrino Francisco Poblano de Lara, ade-
más de mi hija, Margarita Guerra Poblano. Los prime-
ros XV años charros, fueron de mi sobrina Pamela
Ma. Alejandra Poblano de Lara y Brenda Poblano
Martínez y la boda charra, la de mis padres, J. Asun-
ción Poblano Olmos y Herlinda Cervantes Aguilar,
como también la de mis hermanos, Juan Antonio
Poblano Cervantes con Aurelia Martínez Rodríguez,
Francisco Poblano Cervantes con Magdalena de Lara
Rodríguez e Irma Poblano Cervantes con Ramón
Guerra Navarro”.
        “Mi mayor orgullo siempre ha sido mi papá
charro: Don J. Asunción Poblano Olmos; pero tam-
bién mis hermanos charros: Juan Antonio y Francisco
Poblano Cervantes, ahora junto con mis sobrinos Pa-
mela y Francisco Poblano de Lara y Juan Antonio y
   207




VI. Reinas contemporáneas                                VII. Reina por las Bodas de Oro 1946-1996

 - Verónica Topete Mier (1982, durante la escisión de      - Alejandra Martínez (1996)
   la Acha)                                                        Alexandra Martínez fue electa reina del 50
 - Marisela Franco Díaz                                     Aniversario de la fundación de la Asociación de Cha-
                                - Patricia González         rros de Aguascalientes en 1996.
                                Gutiérrez          de
                                Arellano (1985)          VIII. Reinas de transición de siglo XX-XXI
                                - Maria Guadalupe
                                Arellano Espinosa de       - Alisma Muñoz de Lira (1996)
                                Valdés (1988)                      Fue la primer reina de los Charros de Aguas-
                                                            calientes en su historia de menor edad, de tan sólo
                                                            14 años y con un período de 4 años.




 - María del Carmen
  Arellano Espinosa (1989)




                             - Ana Lilia López Márquez
                             (1991)
                             - Olga Delgado Muñoz
                             (1992)
                             - Josefina Berúmen Ramí-
                             rez




                                                           - Yolanda Carolina Berúmen Ramírez (1999)
                                                                   La coronación de S.G.M. Yolanda Carolina
                                                            Berúmen Ramírez como reina en 1999 de los cha-
                                                            rros de Aguascalientes, tuvo lugar en la Villa Charra
                                                            “Profr. J. Refugio Esparza Reyes” el sábado 11 de
                                                            septiembre de 1999. Al respecto, se tienen algunos
                                                            elementos históricos de gran importancia que desta-
                                                            can en dicho evento. La Asociación de Charros de
                                                                                                          208




                                                             Asunción” y “Las Sanmarqueñas”), con un grupo de
                                                             8 mujeres por cada escaramuza y 6 en banca. Como
                                                             evento principal de la Cena Baile de la noche del
                                                             sábado 11 de septiembre, destaca la coronación de
                                                             la reina elegida por los Charros de Aguascalientes
                                                             para 1999, que sería S.G.M Srita. Yolanda Carolina
                                                             Berúmen Ramírez.
                                                           - Cristina Gallardo Ponce, Reina de Charros de Aguas-
                                                             calientes 2001
                                                                     En un ambiente lleno de colorido y armonía,
                                                             manifestado por la presencia de la gran familia cha-
                                                             rra y cientos de invitados, en una noche de orgullo y
                                                             de emociones, Cristy Gallardo Ponce fue coronada
                                                             reina de la cincuentenaria Asociación de Charros de
                                                             Aguascalientes de manos del señor Felipe González
                                                             González, Gobernador del Estado, y del señor Cle-
                                                             mente González Gutiérrez, Presidente de la Unión
                                                             de Asociaciones de Charros del Estado.




Aguascalientes fue fundada el 12 de octubre de 1946.
El papa de Carolina era el Presidente de la Asocia-
ción de Charros de Aguascalientes, el Sr. Rubén
Berúmen de la Cerda; que desde siempre, la tradi-
ción de los charros en Aguascalientes se ha visto en-
noblecida por sus actividades, no sólo practicando el
deporte nacional por excelencia, sino por su interés
por fomentar los valores patrios, las costumbres del
campo y en el desarrollo de eventos de la charrería
mexicana. Los charros de Aguascalientes, conjunta-
mente con sus Escaramuzas Femeniles, sobresalie-
ron en los desfiles patrios y en la Romería de la Asun-
ción. Es por ello, que los charros constituyen la tradi-
ción viva de un pueblo y una nación que, en sus
raíces, lleva la sangre de charro. Cabe señalar que
actualmente cuenta con 74 charros activos y con tres
escaramuzas femeniles (“Pavitas”, “Palomas de la
209




        En su mensaje, el Gobernador del Estado, Sr.        Escaramuza “Las Pollitas”, entró en 1990 a la Escara-
Felipe González González, expuso a los charros que          muza “Las Palomas”, en donde duró cinco años de
“...de alguna manera me siento muy orgulloso vien-          capitana. También estuvo participando en la Escara-
do cómo se sigue conservando esta cultura que es la         muza “La Sanmarqueña” en 1997 y en la Escaramuza
charrería, la Asociación de Charros de Aguascalien-         “Las Pavas” hasta el año de 2001. Sus caballos favori-
tes, muestra el firme propósito de fomentar nuestro         tos han sido “El campeón”, “El siete leguas”, “La yan-
deporte nacional y donde la mujer participa de ma-          qui” y “El cantarito”, de quienes guarda enormes re-
nera relevante para darle gracia y distinción al arte”,     cuerdos y grandes satisfacciones.
agregó que “las mujeres que han sido reinas de esta                 Cabe resaltar que Cristina Gallardo Ponce, ac-
asociación representan dignamente a la mujer aguas-         tualmente es la única aguascalentense amazona que
calentense y ese es nuestro orgullo” (Charrería, De-        pertenece a la Escaramuza “Reina” de la Federación
porte Nacional, No. 197, 2001:6).                           Mexicana de Charros, en la que participan amazonas
        La trayectoria deportiva en la charrería de Cris-   del Estado de México, Pachuca, Tijuana, San Luis Po-
tina Gallardo, se remonta desde la niñez, cuando su         tosí, Culiacán y Estados Unidos de América. Además,
padre Don Víctor Gallardo la introdujo al mundo de          es la actual reina de la Unión de Asociaciones de
los caballos y la charrería. En 1988 se inició en la        Charros de Aguascalientes 2001-2005.
                                                                                                         210




          “Para mí fue un gran orgullo haber sido reina    1998 participé en la escaramuza en la categoría in-
  de la Asociación de Charros de Aguascalientes, ya        fantil en diferentes charreadas, así como en distintas
  que fue una gran responsabilidad representar a mi        competencias de escaramuzas. A partir de 1999 he
  asociación. Además, fueron dos años de convivencia       participado en diferentes competencias en la catego-
  con las escaramuzas y la propia asociación, por lo       ría juvenil, siendo campeona estatal en el 2000; se-
  cual agradezco la confianza depositada en mí; espero     gundo lugar estatal, campeona regional y tercer lugar
  no haberlos defraudado como tal. Fue un honor para       nacional en el 2001; segundo lugar estatal y campeo-
  mí, ya que sigo como Reina de la Unión de Asocia-        na regional en el 2002; segundo lugar estatal, tercer
  ciones del Estado de Aguascalientes (UPA) y es la        lugar nacional en el 2003 y campeona estatal y regio-
  primera vez que en Aguascalientes existe este cargo,     nal en el 2004. El 15 de marzo del 2003 me corona-
  lo cual es una doble responsabilidad ya que repre-       ron como reina de la Asociación de Charros de Aguas-
  sento, de toda la República, a mi Estado y a mi gente.   calientes, siendo la actual reina de esta asociación”.
  Por ejemplo, he tenido la oportunidad de conocer                 Por otra parte, el sábado 15 de marzo de 2003,
  muchos lugares de la República y me ha dejado mu-        el Gobernador del Estado, Sr. Felipe González
  chas satisfacciones, ya que siento que he dejado el      González encabezó la ceremonia de coronación de
  nombre de Aguascalientes muy en alto y es por ello       la Reina de la Asociación de Charros de Aguascalien-
  que quiero dar las gracias al doctor Jorge Rivera        tes Julieta I, en el Salón de Convenciones de
  Castañeda, presidente de la Federación Nacional de       Expoplaza.
  Charreria y al doctor Héctor Rene Ruiz Ponce, presi-
  dente de la Unión de Asociaciones del Estado de
  Aguascalientes, por haberme dado el nombramiento
  y la oportunidad de desenvolverme como reina de la
  Unión”.
          “Al pertenecer a la Escaramuza de Reinas de
  la Federación Mexicana de Charrería, siento una gran
  satisfacción, y que Jimena Samperio Retamoza, Rei-
  na Nacional, me haya dado oportunidad de pertene-
  cer a su Escaramuza y agradezco a Dios y sobre todo
  a mis papás, por el gran esfuerzo que han hecho y
  darme la oportunidad de pertenecer. Además, es un
  gran orgullo para mí, ya que soy la única reina de
  Aguascalientes que ha pertenecido a esta Escaramu-
  za y es una gran oportunidad de convivir con muchas
  amigas que están ahí, ya que estoy representando a
  mi Estado y he conocido a más compañeras charras y
  actuado en diferentes Lienzos de la República, tanto
  en campeonatos, como en ferias de escaramuzas”.
- María Julieta Jiménez Castillo (2003)
          “En 1995 inicié como integrante de la escara-
  muza ‘Las Palomas’ de la Asociación de Charros de
  Aguascalientes, teniendo mi primera actuación el 18
  de junio de este mismo año. Durante 1996, 1997 y
211




                                                                          el brío y la estampa del caballo,
                                                                          enmarcados en una fiesta de música y
                                                                          color. Es también aquí donde la parti-
                                                                          cipación de la mujer se manifiesta de
                                                                          manera relevante: en los vistosos tor-
                                                                          neos, luciendo en las diferentes estam-
                                                                          pas del fastuoso y audaz espectáculo
                                                                          de las escaramuzas; y como reina, es
                                                                          un respetuoso símbolo que proporcio-
                                                                          na gracia y distinción a todas las activi-
                                                                          dades de la Charrería.
                                                                                  En alusión a las mujeres, espe-
                                                                          cialmente, de las reinas, dijo que “es-
                                                                          toy cierto que todas las reinas que ha
                                                                          tenido su Asociación, han sido y son
                                                                          hijas de familias íntegras y trabajado-
        El Gobernador González González comenzó           ras, mujeres que con su cultura, personalidad, belle-
su menaje citando a Doctor Jorge O. Rivera                za, talento y dignidad, representan a un gran sector
Castañeda, Presidente de la Federación Mexicana de        de nuestras jóvenes damas de Aguascalientes. Hoy,
Charrería A.C.: «desde el centro mismo del ruedo,         Julieta I, asume como reina de esta asociación, el
saludo a la charrería, saludo a toda la gente de a ca-    gran compromiso de dar a conocer entre nuestra
ballo. A los que lo fueron y a quienes lo siguen sien-    sociedad, el propósito, la cultura, costumbres, am-
do, a los que todavía están afuera y a los que vienen     bientes y desarrollo de esta manifestación deportiva
detrás, seguramente coincidirán conmigo, en que son       y cultural que nos identifica desde hace muchos años,
ellos, el capital más importante por conquistar para      como parte y orgullo de nuestro linaje”.
esta auténtica tradición».                                        Manifestó que la presencia de la charrería es
        Resaltó que “verdaderamente me siento muy         tomada en cuenta con mucho entusiasmo “por la
honrado por la cordial invitación que nos hiciera lle-    sociedad y el Gobierno, porque ustedes son una vía
gar la Asociación de Charros de Aguascalientes, a tra-    importante para promover y fortalecer la imagen de
vés de su Presidente, el ingeniero Gustavo Jiménez
Peredo, para asistir a esta espléndida Fiesta de Coro-
nación de María Julieta Jiménez Castillo, como la Reina
de esta Agrupación. Gracias a toda la Mesa Directiva,
al ingeniero Gustavo, a su señora esposa y a todos
nuestros amigos charros que integran esta vigorosa
asociación, estoy muy complacido por esta cortesía”.
        Hizo mención que el 25 de febrero de 1950,
se constituye la Asociación de Charros de Aguasca-
lientes con el firme propósito de fomentar y practi-
car la charrería, una de las tradiciones mexicanas más
representativas de nuestra cultura y que en ella, se
exalta el valor, la intrepidez y la hombría del charro;
                                                                                                          212




nuestro territorio y son una apoyo al mejoramiento
continuo de los diversos eventos industriales, cultu-
rales y espectáculos que ofrecemos en nuestra tradi-
cional y ya próxima Feria Nacional de San Marcos.
Sabemos que su asociación realiza y participa en even-
tos deportivos de charrería en beneficio de los secto-
res de la sociedad mas necesitados, como son perso-
nas minusválidas, escuelas, iglesias, seminario e insti-
tuciones como el Sistema DIF Estatal”.
        En este sentido, destacó que “nuestro com-
promiso para con la Asociación de Charros de Aguas-
calientes, es que a través de la Coordinación de Tu-
rismo, el Patronato de la Feria, y el INADE, sigamos
generando condiciones favorables que fomenten la
práctica de la charrería, facilitando conjuntamente la
realización de torneos en beneficio de nuestra socie-
dad, pues debemos eliminar el paradigma de que la
charrería no necesita apoyos oficiales por ser deporte
de ricos. Sus competencias en torneos deben servir
para fortalecer la promoción y acercamiento de la
sociedad hacia el conocimiento, gusto y la práctica        zo’, la ‘terna en el ruedo’, ‘jineteo en el novillo’,
de las suertes de la charrería; suertes entre las que se   ‘jineteo en yegua’, las ‘manganas’ y el espectacular
encuentran la ‘cala de caballo’, los ‘piales en el Lien-   ‘paso de la Muerte’”.
                                                                   Asimismo, hizo un exhorto a todos los que
                                                           componen la Asociación de Charros de Aguascalien-
                                                           tes presidida por el Ing. Gustavo, para que manten-
                                                           gan el compromiso de brindar el mejor de los espec-
                                                           táculos a los aficionados y puedan cumplir en alto
                                                           grado uno de los principales objetivos de la Federa-
                                                           ción Mexicana de Charrería y de las asociaciones
                                                           charras, que sin duda, es generar el interés del públi-
                                                           co para que asistan a los Lienzos. “Vaya desde aquí,
                                                           mi saludo afectuoso, para Don J. Asunción Poblano
                                                           Olmos, a Don Ricardo Campos Padilla y a Don Teófilo
                                                           Chávez González, tres de los miembros fundadores
                                                           de esta Asociación, en quienes aún corre la savia de
                                                           la vida por sus venas”.
                                                                   Por último, se dirigió a Julieta I, “a quien le
                                                           deseo los mejores elogios y deseos para que durante
                                                           su reinado, participe activamente poniendo muy en
                                                           alto el nombre de esta Asociación, el de su familia y
                                                           el suyo propio”.
213
214
   215




Capítulo XIX
El primer Lienzo Charro

I. Antecedentes                                               el Lic. Leoncio Jiménez Díaz, Amancio Muñoz de la To-
                                                              rre, Jesús Cuéllar Romo, Javier Cuéllar Díaz, Francisco
       Los antecedentes de la práctica de la charrería es     Azuela y su servidor, al no acordarme de otros más. Cuan-
posible encontrarlos en las faenas de los campos, en lo       do empezamos a trabajar, no teníamos dónde practicar
ranchos y haciendas esparcidas por el territorio del Rei-     la charrería, nos íbamos con nuestros caballos a la Ala-
no de Nueva Galicia, de la entonces Villa de la Asunción      meda a tirar manganas y así empezamos, ya después
de las Aguas Calientes. Ya entrado el siglo XX, se obser-     comenzamos a salir a los pueblos. A los dos años de que
va que las suertes charras se practicaron en los camellones   nos organizamos, para el año de 1948, el entonces
de la Alameda y los coleaderos en el Estadio Municipal        Gobernador, el ingeniero Jesús Ma. Rodríguez, nos dio
de Aguascalientes.                                            una entrevista, dándonos el terreno en comodato por 99
                                                              años, en el cual se fue construyendo el viejo Lienzo Cha-
II. La primera catedral: Rancho del Charro                    rro. Cabe destacar que empezamos a charrear en ese
                                                              lugar sin que estuviera totalmente terminado, había úni-
       Tal y como quedó asentado por Don Roberto Ibarra       camente un pedazo de gradas y así empezamos a
Mora (1996) “fue por el año de 1946, cuando se empe-          charrear, esto a de haber sido como en 1949 o 1950,
zó a fundar la Asociación de Charros de Aguascalientes        donde empezamos y aquí estamos todavía (Heraldo,
por un grupo reducido de aficionados al caballo, que fue      1996)”.
                                                                                                                 216




                                                                                         guieran impulsando la charre-
                                                                                         ría en nuestro Estado durante
                                                                                         los años venideros y que fue-
                                                                                         ran parte de la Asociación de
                                                                                         Charros de Aguascalientes
                                                                                         (Hidrocálido 6-septiembre-
                                                                                         1996).
                                                                                                 Con el recorrer del
                                                                                         tiempo, el Lienzo Charro se
                                                                                         fue convirtiendo en la Catedral
                                                                                         de la Charrería en Aguascalien-
                                                                                         tes, ya que en dicho lugar se
                                                                                         llevaron a cabo los principales
                                                                                         festejos en la Feria Nacional de
                                                                                         San Marcos, competencias es-
                                                                                         tatales y regionales de los cha-
                                                                                         rros y de las escaramuzas. Lla-
        Sin embargo, desde la creación de la Asociación      ma la atención que en algunas haciendas famosas, ran-
de Charros de Aguascalientes en 1946, cuyos fundado-         chos y granjas, ya existían pequeños lienzos para llevar a
res destacan los señores Roberto Ibarra Mora, quien se-      cabo, tanto las faenas del campo, como de algunas com-
ñaló que en ese mismo año se reunieron Leoncio Jiménez,      petencias charras.
Jesús y Javier Cuéllar, Alfredo Díaz de León, Ignacio               Se observa, en los años 70 y finales de siglo XX, la
Muñoz, Francisco Azuela y el propio Ibarra para platicar     construcción de Lienzos Charros en los Municipios de
sobre la formación oficial de una Asociación de Charros      Aguascalientes, Jesús María, Calvillo, Lienzo Charro de
de Aguascalientes tomando en cuenta que la agrupa-           “Los Muñoz” en la Colonia Fátima, ya desaparecido; y el
ción de la Asociación Nacional había venido a menos en       nuevo lienzo de “Los Muñoz” cercano al Aeropuerto de
los últimos tiempos. Por unanimidad, acordaron llevar a      Aguascalientes. Aunque, muchas charreadas se desarro-
cabo, el 12 de octubre de 1946, una presentación de la       llaron en las Plazas de Toros de algunos de los munici-
charrería en la Plaza de Toros San Marcos, en donde con      pios de la entidad.
gran éxito, obtuvieron el respaldo de los aficionados y
de grandes artistas de esa época; y al mismo tiempo,         III. La charrería universitaria
dieron nacimiento a la Asociación de Charros de Aguas-
calientes.                                                          1. Traspaso del Lienzo Charro a la Universidad
        Aunque, el entonces primer presidente de la Aso-
ciación, Don Leoncio Jiménez y el segundo, el señor                 Durante el periodo del Dr. Alfonso Pérez Romo
Roberto Ibarra, compraron unos terrenos atrás de las ve-     (1978-1980) como rector de la máxima casa de estu-
cindades de los Ferrocarriles Nacionales de México con       dios, presidió la toma de protesta de la Mesa Directiva
la intención de realizar allí un Lienzo; fue con el Gober-   de la Asociación de Charros de la Universidad, en la que
nador del Estado, el Ing. Jesús María Rodríguez Flores       atestiguó la relevancia del papel de la Universidad Autó-
(1944-1950), quien les autorizó construir un lienzo en       noma de Aguascalientes en el cuidado, preservación y
las actuales instalaciones que están frente al Inade, el     transmisión del deporte nacional a las futuras generacio-
cual les proporcionó en propiedad siempre y cuando si-       nes, esto a través de las siguientes palabras:
   217




       “Compañeros estudiantes: quizá ustedes se pre-     los motivos que nos empujaron a respaldar a este entu-
gunten por qué una Asociación de Charros en la Univer-    siasta grupo de muchachos que nos llegó en demanda
sidad, aunque entiendo que ya muchas casas de estu-       de apoyo, precisamente cuando menos equipados o
dios, particularmente aquellas que están muy vinculadas   menos respaldados estábamos para dárselas. Sin embar-
con las enseñanzas agropecuarias las tienen; sin embar-   go, lo hemos hecho con muchísimo gusto, esperamos
go, quisiera hacer, aunque sea una breve exposición, de   darle un apoyo todavía mayor por varias circunstancias
                                                          que quisiera decirles, y a la vez dejárselas a estos
                                                          esforzados miembros de la directiva y a los demás que
                                                          forman parte de la Asociación de charros como una ta-
                                                          rea que desempeñar en la Universidad. Si nada más fue-
                                                          ra una actividad deportiva, probablemente no lo hubié-
                                                          ramos hecho, porque tenemos en este momento en la
                                                          Universidad, enormes carencias en el campo de los
                                                          deportes. De todos ustedes, es sabido de qué manera
                                                          no hemos podido obtener todavía los campos deporti-
                                                          vos, el suficiente número de instructores, el equipamiento
                                                          de los distintos grupos, etc.”
                                                                                                                  218




        “Apoyamos al grupo de los charros, porque nunca       tendría que verse reflejado forzosamente en el distintivo
he pensado que la charrería sea simplemente un depor-         del hombre del campo, y el hombre del campo tomó
te. Hay dentro de nuestra disciplina, de esta actividad,      una parte del atuendo del hombre de Salamanca. Ahí se
componentes culturales tan importantes, tan claros, tan       le llama charro al campesino, por eso en México tomó
vinculados a la mejor tradición mexicana, que me pare-        este nombre el charro”.
ce que en un momento en que esta actividad, tan ligada                “Por supuesto que los diversos pasos, con el tiem-
a la cultura nacional, está profundamente atacada,            po, la tradición, nuestras propias costumbres, nuestro
erosionada por los medios masivos modernos de comu-           propio ambiente, nuestro propio medio, los propios apor-
nicación, principalmente por el cine y la televisión, que     tes indígenas que han sido tan fuertes y tan ricos, tam-
han tomado la figura del charro mexicano como escar-          bién en Artes en México, le dieron su fisonomía definiti-
nio, que ha servido delante de los países extranjeros,        va. Ahora no nos parecemos a los charros de Salamanca,
simplemente como un vehículo de ridiculización de la          más que en el nombre, porque tenemos un charro
nacionalidad”.                                                auténticamente mexicano, desde su traje, su esencia, su
        “Compete, entonces, a las casas de estudio, res-      costumbre, su manera de ser y todo, de tal manera que
catar estas esencias y devolverlas al grado de dignidad       es una pieza perfectamente diferenciada de la cultura
que les corresponde. La charrería se ha desarrollado, en      mexicana. Pero en medio de todo esto, y junto o por
nuestro país, como se desarrolló en muchos países de          dentro de toda esta tradición, se ha venido cultivando a
Latinoamérica; una tradición formada por artesanías, por      través de los siglos en México toda una serie de artesanías
costumbrismo, por una serie de manifestaciones, no sólo       que están profundamente vinculadas a nuestra cultura.
instrumentales, sino espirituales, como pudo ser en Ar-       El hombre de campo en México, antes del advenimiento
gentina la imagen del gaucho; es decir, a partir del tipis-   de la mecanización agrícola, tuvo que valerse de sus pro-
mo se toman algunos componentes europeos, españo-             pias manos y de los medios que tenía a su alcance para
les y todavía vemos que los trajes de algunos de los          ir haciendo todos los elementos que le servían para efec-
países hispanoamericanos, entre la gente del campo, ras-      tuar todas aquellas labores de labranza, del manejo del
gos del traje español. Los españoles siempre han sido         ganado, etc., y así vemos cómo se ha desarrollado una
muy amantes de distinguirse en todas las cosas con tra-       serie de artesanías importantísimas, desde el labrado y
jes especiales; los militares españoles se llenan mucho       el repujado de diversos metales, hasta el uso del cuerno,
de bandas de varios colores y condecoraciones. Los des-       del hueso, de la madera, del pelo de animal, de las fibras
files de España son los más multicolores. El traje de tore-   vegetales, etc., las artesanías de tejido, una serie de co-
ro, sin ir más lejos, es todo un arte. En fin, toda esta      sas que van haciendo que uno medite en la figura del
enorme riqueza que no es más que un legado etnográfico,       charro como una persona que también desarrolla una
                                                                                         serie de habilidades que forman
                                                                                         actualmente la suerte de la cha-
                                                                                         rrería. Aparte de esas habilida-
                                                                                         des, hay un estrato cultural en
                                                                                         derredor del charro vinculado
                                                                                         con la etnografía nacional”.
                                                                                                 “Todo este legado es
                                                                                         importantísimo que lo investigue
                                                                                         la Universidad, que lo recoja,
                                                                                         que le siga su trazo hasta las
                                                                                         fuentes originales. Al universita-
   219




rio le compete saber de dónde partió la primera escuela,    tra, ni tampoco la vertiente artesanal, que es sumamen-
seguir a través de la misma historia hasta recoger aque-    te rica, que es también muy original; sino otra espiritua-
llas primeras escuelas de los conquistadores cuando tra-    lidad de tal manera, que es facilísimo distinguir cómo en
jeron el caballo a México, y buscar la evolución que ha     todas las asociaciones de charros, la gente siente orgullo
tenido y porqué ha evolucionado de esta manera, por-        por ponerse su vestido de charro. Se sienten diferente, y
qué se ha convertido en la escuela nuestra; y hacer lo      no diferentes en el sentido de parecer distinto, sino de
mismo con todos los instrumentos. No se les olvide a        saber que tienen que hacer algo diferente, portarse de
ustedes, que ya en este momento en el campo mexica-         una manera para ser digno del traje que se puso. Esto es
no, el charro ya no necesita tanto los instrumentos de      sumamente importante en la charrería. Es como algo que
madera, de hueso, de las reatas, sino de los tractores y    viene desde hace muchos años, de una nueva hidalguía,
las cultivadoras”.                                          de un honor que hace de esta manifestación uno de los
         “La Universidad debe ser actualmente la deposi-    guardianes más importantes de la cultura mexicana y
taria de la tradición, la depositaria de este conjunto de   quizá, el único que nos queda con un verdadero sentido
cosas culturales que no por volver atrás, no dejan de       nacional para defendernos de toda la avalancha de cultu-
vincularnos con las esencias de lo mejor que tenemos.       ras que nos están enajenando de nuestro pasado, de
Ahí está encerrada parte de nuestra personalidad, parte     nuestras esencias, de nuestro propio ser”.
de nuestra historia; está encerrado un mensaje para el               “Por todas estas razones, es por lo que hemos
porvenir”.                                                  considerado que una Asociación de Charros en la Uni-
         “No se trata solamente de la imagen del charro,    versidad, es una cosa que está en su lugar, está en su
no se ha desarrollado solamente una parte de suertes        casa, está donde debe estar, y está, no nada más para
interesantísimas, que es muy original, que es muy nues-     que hagan deporte, sino para que investiguen, para que
                                                               220




conserven las artesanías y sobre todo para que investi-
guen desde el punto de vista de la filosofía, de la sociolo-
gía, de la antropología, de todo, en qué consiste esta
hidalguía del charro mexicano, cuáles son sus caracterís-
ticas humanas y de personalidad más interesantes, qué
es lo que lo forma, para acabar de una vez por todas con
esta imagen denigrante que se ha hecho del mexicano
dentro de nosotros y en el extranjero. Con esta tarea
que no me parece fácil, y desde luego que es de una
alcurnia importantísima, les deseo el mejor de los éxi-
tos, y les prometemos, hasta donde nuestras posibilida-
des lo permitan, apoyarlos para bien de la cultura mexi-
cana” (Pérez Romo, 1978-1980: 206-208).
221
222
   223




Capítulo XX
La Villa Charra

I. Construcción

         Don Roberto Ibarra Mora, segun-
do presidente de la Asociación de Cha-
rros de Aguascalientes, recibió en el año
de 1996, un merecido reconocimiento por
la contribución que ha hecho y seguirá ha-
ciendo al deporte charro en la entidad. Su
vida como charro fundador de esta asocia-
ción, se remonta allá por el año de 1946.
Al respecto señala que “aquí, en Aguasca-
lientes, empezamos a fundar esta asocia-
ción un grupo reducido de aficionados al
caballo, que fue el Lic. Leoncio Jiménez
Díaz, Amancio Muñoz de la Torre, Jesús
Cuéllar Romo, Javier Cuéllar Díaz, Francis-
co Azuela y su servidor al no acordarme
de otros más” (Heraldo, 15-septiembre-
1996:6).
         “Cuando empezamos a trabajar, no teníamos dón-     charros en la entidad, nos referimos al Lienzo del Cha-
de practicar la charrería, nos íbamos con nuestros caba-    rro, en donde nos menciona, con respecto al reglamen-
llos a la Alameda a tirar manganas y así empezamos, ya      to o su aplicación, que había reglamento charro, porque
después seguimos en los pueblos. A los dos años de que      desde que existe la Federación se creo éste, que se ha
nos organizamos, en 1948, estaba de Gobernador del          ido modificando, desde luego, porque a evolucionado
Estado el ingeniero Jesús María Rodríguez, a quien nos      mucho la charrería. Diríamos que los animales como los
acercamos y nos dio el terreno en comodato por 99           caballos han evolucionado o han mejorado con referen-
años, en el cual se fue construyendo el viejo lienzo cha-   cia a su raza, para tener buenos caballos caladores. Han
rro.                                                        evolucionado y actualmente hay buenos arrendadores y
         Comenta Don Roberto Ibarra que la primera          que los preparan muy bien para hacer buen papel en
charreada que dieron en nuestro estado, nos señala que      todas las competencias charras (Heraldo, 15-septiembre-
al “recordar con exactitud, contestó, bueno empezamos       1996:6).
a charrear ahí sin que estuviera totalmente terminado,              Debido a mal interpretaciones de parte de la Aso-
había únicamente un pedazo de gradas y así empeza-          ciación de Charros de Aguascalientes, en relación con la
mos a charrear, esto a de haber sido como en 1949 ó         posesión de la Villa Charra, la asociación entabló una
1950, ahí empezamos a charrear y aquí estamos toda-         demanda en contra de la Universidad Autónoma de
vía” (Id.,1996:6).                                          Aguascalientes para recuperar el Lienzo el “Rancho del
                                                            Charro”. Parece ser que fue recuperado dicho inmueble
II. Marco jurídico y administrativo                         y la universidad se quedó sin lienzo. Por otra parte, el
                                                            Gobernador del Estado, Rodolfo Landeros Gallegos, en
      Para Don Roberto Ibarra Mora, uno de los funda-       uso de sus facultades, decidió y optó por señalar que la
dores de la Asociación de Charros de Aguascalientes y       Villa pasara a manos del Patronato de la Feria Nacional
promotor de la construcción de la primera catedral de       de San Marcos, tal y como está hasta el momento.
                                                            224




III. Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes”

        Teniendo como marco histórico el evento por el
50 Aniversario de la Fundación de la Asociación de Cha-
rros de Aguascalientes (1946-1996), el día 13 a las 14:00
horas, en la Villa Charra, fue develada una placa en ho-
nor del profesor J. Refugio Esparza Reyes, exgobernador
del Estado de Aguascalientes; y desde ese momento, la
catedral de la charrería aguascalentense llevó el nombre
de quien ordenó fuese construida. Se tiene conocimien-
to que, con su pertinente ayuda, impulsó y promovió,
junto con el Presidente de la Asociación de Charros de
Aguascalientes, la construcción de tan importante lugar
para la práctica del deporte nacional. Es decir, Goberna-
dor y Presidente acudieron con el entonces Presidente
de la República, Lic. José López Portillo para solicitar
apoyo en la construcción de la Villa Charra. Al respecto,
parece ser que el financiamiento fue tripartito, en que
hubo participación estatal, federal y con recursos de los
propios miembros de la Asociación de Charros de Aguas-
calientes.
225
226
227
228
229
230
231
232
   233




Capítulo XXI
El cuaco                                                      Cuando Dios creó al caballo, dijo a esta magnifica criatura: te he
                                                               hecho sin igual. Todos los tesoros en la tierra están en tus ojos.


I. El caballo en la historia                                        II. El caballo

        Hace 53 millones de años aproximadamente, apa-                      Para el Luis
reció el primer caballo, el ancestro de los actuales; se le         Inclán, mejor cono-
denominó “eohippus” que significa “caballo del amane-               cido como el “Des-
cer” y fue clasificado con el nombre científico de                  conocido”, autor
“hyracotherium” (Aguirre, 1991:7).                                  del primer tratado
        A lo largo de la historia de la humanidad, el caba-         de Charrería en
llo ha recibido diversos nombres en las diferentes civili-          México en el siglo
zaciones y culturas. Se enuncian algunos de los nom-                XIX, menciona que
bres más representativos que el caballo a recibido                  el caballo es un ani-
(Aguirre, 1991): corcel, alazán, bridón, palafrén, frisón,          mal solípedo do-
percherón, trotón, alfarra, jaco, jamelgo, penco, cuarta-           méstico, de mano del que se lleva estirando y de paso,
go, rocín, matalón, sotreta, chalate, gurrufeo, cuatropeo,          el de buena andadura (Randa, 1969:186). Mientras que
potro, tusón y cuaco. También recibe el nombre de                   para el Duque de Regla, Marqués de Guadalupe y
“mustang pony”.                                                     Villahermosa, Don Carlos Rincón Gallardo y Romero de
                                                                    Terreros (1960), la palabra caballo se deriva del nombre
                                                                    en que el hombre estriba. “El caballo también reconoce
                                                                    su generosidad, y cuando es caballo castizo y bien pen-
                                                                    sado, y sale holgado de la caballeriza, apenas cabe en
                                                                    toda una calle, ladeándose ya a una parte, ya a otra, y
                                                                    acomedido a querer correr o saltar, y metiendo la cabe-
                                                                    za en los pechos para parecer más bien enfrenado y
                                                                    hermoso. Y lo que más es, siente también la hermosura
                                                                    de los jaeces, cuando son tales y muestra con ellos de
                                                                    Alejandro Magno, escribe Eliano, que estando enjaeza-
                                                                    do, no sufría que cabalgase en el más que solo Alejan-
                                                                    dro; y al tiempo de cabalgar se abajaba para que más
                                                                    fácilmente subiese en él; más quitados los jaeces, sufría
                                                                    a cualquier mozo de los caballos” (Rincón Gallardo, 1960:
                                                                    8-9).
                                                                            Sigue describiendo al caballo, Don Rincón Gallar-
                                                                    do, al señalar que crío Dios este animal, más que para la
                                                                    guerra, para el trabajo, aunque él sirve para todo; y por
                                                                    eso le dio todas las propiedades que para esto se requie-
                                                                    ren. “Porque es animal soberbio, brioso, atrevido, fiel,
                                                                    belicoso y esforzado. En las cuales propiedades resplan-
                                                                    dece tanto el artificio de la divina sabiduría, que el mis-
                                                                    mo Señor que lo crío se pone a descubrirlas muy de
                                                                    propósito, hablando con el Santo Job, por estas palabras:
                                                                    ‘por aventura ¿serás tú poderoso para dar al caballo la
                                                                    fortaleza que yo le di? Con los pies cava la tierra, alegra-
                                                                                                                  234




se con su osadía y esfuerzo y sale al encuentro contra los    nemos tanto en el camino que nunca llegamos al termi-
hombres armados. No hace caso de los peligros, ni vuel-       no de él. Y lo que peor es, tomamos ocasión de la her-
ve atrás con temor de la espada. Sobre él sonará la alja-     mosura de un caballo para ir muy vanos y locos encima
ba, y blandeará la lanza y el escudo. Hirviendo y espu-       de él”.
mando sobre la tierra, no hace caso del sonido de la                  O como dijo el Bachiller graduado por la Univer-
trompeta. Alegrase cuando oye la bocina y desde lejos         sidad de Salamanca, a quien se refiere Cervantes en “El
barrunta la guerra, y la exhortación de los capitanes, y      Buscapié”: “de buen pelo, por lo cual muestra bien su
gritaba del ejercito. Todas estas son las palabras de Dios,   complexión gallarda y buena voluntad, son justos y for-
que tan de propósito des-                                                                    mados, con debida propor-
cribe las propiedades de                                                                     ción sus miembros: tiene li-
este animal”.                                                                                sos, negros y redondos los
        “Es el caballo el ani-                                                               cascos o vasos y a más, an-
mal él más vistoso y hermo-                                                                  chos, secos y huecos por de-
so de todos los animales de                                                                  bajo, la corona del vaso es
grandes cuerpos y de más                                                                     ceñida y pelosa, las cuarti-
hermosos y de diferentes                                                                     llas y ni muy caídas. Grue-
colores. Porque unos hay,                                                                    sas son las juntas, y por sus
donde la punta del pie has-                                                                  cernejas tiene grandes se-
ta la cabeza, tan blancos                                                                    ñales de fuerza. Las piernas
como la nieve; otros hay                                                                     son anchas y derechas, los
pintados de diversos colo-                                                                   brazos nervosos con canillas
res, otros bayos, de color de                                                                cortas iguales y justas, y muy
oro y otros diversos colores.                                                                bien hechas y las rodillas
Tiene sus galanas crines,                                                                    descarnadas, llenas y grue-
que sirven de penachos na-                                                                   sas, las espaldas son anchas,
turales. Y lo que más es, con                                                                largas y fornidas de cálidas
ser grande animal y tan fe-                                                                  hacia fuera, las mejillas del-
roz y tan orgulloso, es tan                                                                  gadas y descarnadas, las
domable y tan manso, y las                                                                   narices tan abiertas e hin-
veces como oveja, y así se                                                                   chadas que casi se mira en
deja sujetar del hombre y                                                                    ellas lo colorado de dentro,
obedece volviendo y revol-                                                                   la boca grande y toda la ca-
viendo, corriendo y parado,                                                                  beza seca y carneruna, des-
como su dueño quiere. Pues ¡cuán justo sería que apren-       cubriendo las dilatadas venas cualquier parte de ella” (Id,
diese el hombre de su caballo a obedecer a su criador,        1960:11).
pues el caballo así en todo y por todo obedece a él!                  Don Juan de Silva, Conde de Portalegre, previno
¡Cuán justo sería que pues este animal, por la Divina         a su hijo Don Diego, en las instrucciones que le dio al
Providencia, le sirve para los caminos, para los trabajos,    enviarle a la Corte: “cuanto a los ejercicios corporales,
para honrar y autorizar al que va en él, que diese gracias    cuatro son los más importantes y necesarios: hacerse
a que lo crío para todos estos servicios del hombre!. Para    buen hombre de a caballo, de ambas sillas, comenzando
nuestro corazón en los dones y olvidase del dador; ha-        por la jineta, jugar las armas diestramente y danzar con
biendo sido criados ellos para que fuésemos a él. Dete-       soltura”.
   235




III. Caballos y jinetes famosos                                    en la Olimpiada de Londres, montado por el General
                                                                   Mariles
          Puesto que el caballo, el más bello y noble de los     - Azteca: Caballo mexicano ganador del premio de las
animales de la creación; el montar a caballo es la mayor           Naciones en Nueva York
felicidad del hombre de campo. Aguirre (1991) y Becerril         - Inquetardis o incitatus: caballo de Calígula que ocu-
López (1994) mencionan a diversos caballos y jinetes               pó un curul en Grecia
más famosos del mundo, los cuales, la cultura, la música
y la leyenda se entretejen para dar vida la historia de        IV. Pintas de caballo
mitos e historias de caballos, entre los que destacan a
los siguientes (1994:182):                                             Para Diego Becerril López (1994), establece una
  - Pegaso: caballo mitológico                                 tipología del caballo, entre los que destacan los siguien-
  - Briagoberto Memelas                                        tes: alazán, bayo, colorado, grullo, oribasayo o güero,
  - Diablo: Taras Bulba                                        prieto, pretinto, rosillo, tordillo y señas diversas. Cada
  - Janto y Bailo: caballos que tiraban el carro de Aquiles    uno de ellos presenta una múltiple variedad de colores,
  - Bucéfalo: caballo de Alejandro Magno                       señas y pintas.
  - Bucéfalo: Munchaüsen
  - Babieca: caballo del Cid Campeador                         V. Caballo ideal para la charrería
  - La Rabona: Juan Velásquez de León
  - El Arriero: Bartolomé García                                       El caballo ideal para la charrería debe contar con
  - Rocinante: caballo de Don Quijote de la Mancha             versatilidad, nobleza e instinto para seguir al ganado, el
  - Marengo: caballo de Napoleón Bonaparte en la bata-         “Cuarto de Milla” es el caballo ideal para las faenas cha-
     lla de Waterloo                                           rras. El caballo de esta raza, esta apegado al charro, ya
  - Siete Leguas: yegua de Pancho Villa                        que especialmente las líneas del caballo, cuentan con
  - Tachebrum: Ganelón                                         un gran instinto vaquero y una gran estabilidad nerviosa,
  - Barbamosca: Linborín                                       a pesar de un brío oculto o nervioso, son tan necesarios
  - Gramimón: Baldabrum                                        cuando el charro va a ejecutar las suertes de este depor-
  - Salto perdido: Malcuidant                                  te (UAA, 2000).
  - Marmorio: Grandoine
  - Villantif: Roldán
  - Gañón: Marcio
  - Tencedor: Carlo Magno
  - Malacara: Tom Mix
  - White Flash: Tex Ritter
  - Stán: César Romero
  - Black Yack: Allan Rockie Lend
  - Pierre Blanc: Joë Hamman
  - Silver: Llanero solitario
  - Pinto: Toro
  - GurriónAnteburro y Orispelo: caballos de Maximiliano
  - Chamberín: Caballo de Don Luis Gonzaga Inclán
     Goicochea
  - Arete: caballo mexicano ganador de medalla de oro
236
237
238
   239




Capítulo XXII
Las suertes en la charrería

I. Antecedentes                                               San Sebastián de Aparición falleció en Puebla de los
                                                              Ángeles en 1602.
        Los antecedentes históricos de la fiesta charra los           A lo largo de la Colonia y en la época de la Inde-
podemos encontrar desde el momento mismo del des-             pendencia -recordemos que Miguel Hidalgo inició la re-
embarco, en Tabasco, de los 16 equinos que vinieron           belión montado a caballo- abundaron los hechos impor-
con las huestes de Hernán Cortés, la imagen del caballo       tante de nuestra historia en los que el hombre a caballo
y la del jinete formaron un binomio indisoluble en el         jugó un papel de vital importancia.
transcurrir histórico de México. Una vez superado el                  La faena de amansar y arrendar o hacer a la rien-
asombro-temor que causó en el ánimo de los indígenas          da los caballos que, como el ganado bovino, se habían
la presencia del caballo, éste se convirtió en el símbolo     multiplicado generosamente en estado semisalvaje en
de poder de una nueva sociedad. Durante los primeros          las grandes planicies, requería de hombres fuertes, dies-
años de la Colonia se prohibió a indios y a mestizos que      tros y entrenados: los arrendadores. Para separar el gana-
poseyeran o aún, que montaran a caballo. No obstante,         do que vagaba sin reconocer los límites de la hacienda
las grandes extensiones de las tierras agrícolas y ganade-    a la que pertenecía, se designaba un sitio llamado ro-
ras hicieron imposible que las faenas se realizaran a pie,    deo. Ahí se reunían para contar, reconocer y vender el
por lo que dicha prohibición fue cayendo en el olvido.        ganado mayor. Enseguida, los vaqueros marcaban a las
Indios y mestizos empezaron a montar a caballo y, en          bestias con el hierro del hacendado en sitios especial-
consecuencia, se ingeniaron para elaborar, con los me-        mente designados, ocasión que se convertía en una ce-
dios a su alcance, tanto los vestidos como los arreos que     lebración colectiva. Nacieron entonces los herraderos.
les permitían trabajar. Comienza así a perfilarse la figura   Algunos de estos animales eran elegidos para la agricul-
del charro.                                                   tura o el transporte y se procedía a caparlos para facilitar
        El antecedente más remoto de la fiesta charra lo      las labores.
encontramos hacia 1560, con el virrey
Luis de Velasco I, quien regularmente
organizaba fiestas de ochenta a caballo,
con jalces y bozales de plata, encerraba
70 y 80 toros bravísimos y gustaba pa-
sear los sábados por Chapultepec, don-
de tenía toros, en un toril muy bonito.
Se considera precursor de la charrería a
Sebastián de Aparicio, amansador, ga-
nadero, agricultor e instructor de las ac-
tividades relacionadas con la domesti-
cación y aprovechamiento de las bes-
tias para el tiro, la carga y la silla.
Sebastián de Aparicio nació en 1502 en
Galicia, España. Treinta años más tarde
llegó a la Nueva España, en donde se
desempeñó como agricultor, carretero
y constructor de caminos. Posteriormen-
te adquirió una hacienda en donde se
dedicó a la agricultura y a la ganadería.
                                                                                                                  240




                                                                                 II. La fiesta charra

                                                                                         La fiesta charra se inicia con el
                                                                                 desfile general de los charros partici-
                                                                                 pantes y de las Adelitas de alguna Es-
                                                                                 caramuza, quienes recorren en sus
                                                                                 corceles el ruedo y rinden honores a
                                                                                 la bandera. Enseguida se suceden, de
                                                                                 acuerdo al orden establecido, las dife-
                                                                                 rentes suertes (Chávez, 1999:32).
                                                                                         La charreada es uno de los es-
                                                                                 pectáculos de gran tradición y arraigo
                                                                                 en nuestro país, como bien lo señala
                                                                                 el Dr. Rodrigo Leyva de la Asociación
                                                                                 de Charros de Chilpancingo, dicho
                                                                                 como “charreada” o “jaripeo”. Esto sig-
                                                                                 nifica que no es amontonamiento de
                                                                                 hombres a caballo, ni peleas por jine-
         La actividad conocida como “oleadero” surgió         tear, ni racimos de reatas; es el espectáculo organizado,
como una necesidad, pues a menudo las haciendas te-           con suertes bien definidas, calificadas, en el que la des-
nían demasiado ganado; una vez que los animales esta-         treza llega hasta lo artístico y el valor y el arrojo son
ban separados, los vaqueros acostumbraban derribarlos         mejor apreciados.
tirándolos por la cola, surgía entre los jinetes un enfren-           Las charreadas se efectúan en su escenario o lien-
tamiento amistoso–deportivo. Muchas de las haciendas          zos, a lo que acude un nutrido público para admirar las
conformadas en los siglos XVI, XVII y XVIII perduraron        llamadas suertes. En el lienzo se cala al mejor caballo y
hasta el siglo pasado; sin embargo, gran parte de ellas       se demuestra hasta qué punto se puede educar a este
desaparecieron o quedaron irremediablemen-
te fraccionadas durante la Revolución y el re-
parto agrario. Se inicia entonces el éxodo ma-
sivo del hombre del campo hacia los centros
urbanos. Con nostalgia, tanto el antiguo ha-
cendado como sus caporales y vaqueros, bus-
can un lugar en donde recrear las faenas
campiranas que orgullosamente habían des-
empeñado en las haciendas, las estancias y
los ranchos, Así, nacen las Asociaciones y los
Lienzos Charros y la charrería se convierte en
deporte nacional y espectáculo sin preceden-
te. El espacio que utilizan los charros para pre-
sentar ordenadamente las suertes de la cha-
rrería es el “Lienzo” que consta del lienzo pro-
piamente dicho y de las corraletas (Id., 19).
   241




noble animal; ahí se confirma la
habilidad en la peligrosa suerte
de colear; en las manganas a pie
o a caballo, se expone el verda-
dero arte de lazar y en el paso
de la muerte el arrojo y el valor.
(Chávez Octavio, 1991: 67)
        Martha Ríos de Molina se-
ñala que la charrería, una de las
tradiciones mexicanas más genui-
nas, es parte de la cultura nacio-
nal. Se desarrolló con la ganade-
ría y con las faenas del campo,
siendo los primeros charros los
hacendados ganaderos y sus sir-
vientes. Su historia comienza
cuando, poco a poco, los indios
y mestizos se acercaron a los ca-
ballos y aprendieron con la facili-
dad que demostraron para adquirir otros muchos ele-            local usado por los charros deportistas, incluyendo rue-
mentos que no correspondían a su cultura (Ríos de              do, caballerizas y cualquier otra instalación que sirva para
Molina: 1999:35).                                              las actividades de la asociación. No obstante, en él hay
        Por otra parte, los términos referentes al mundo       que distinguir el lienzo, que es recto, y el ruedo conec-
de la charrería tienden a ser, por un lado, muy específi-      tado con el primero y que es, como su nombre lo indica,
cos y por otro lado, muy generales. Es decir, se define a      redondo; esto es, rodeado de tribunas donde se sienta
la charreada o charrada, jaripeo o charrería; a la fiesta de   el público. El lienzo debe tener características precisas,
los charros o a los dichos y hechos de los charros. Ade-       ya que el lucimiento de las competencias depende, en
más, se denomina el acto de charrear o charra, como lo         parte, de las buenas condiciones del sitio en que se lle-
mismo, al ejecutar ejercicios o actos propios de los cha-      van a cabo. A continuación se exponen algunas de las
rros; mientras que a la charrería o charrada, es lo que        características que, según el Reglamento Charro 1990,
atañe o pertenece a los charros y al charrazo como aquel       publicado por la Federación de Charros, A. C., deberá
charro grande (en sentido figurado), por su habilidad,         reunir todo Lienzo Charro (Chávez, 1991: 67-68):
destreza o arrojo en las prácticas ecuestres charras (Lepe,            El terreno del lienzo, demás de ser plano, debe
1972:94). Lo fantástico de la charrería, es que son com-       medir 60 metros de largo, por 12 metros de ancho míni-
petencias llamadas jaripeo o suertes charras.                  mo, cuyo partidero será de 1.80 metros de claro, con un
                                                               embudo de 70 centímetros de ancho y cajones de 1.80
III. El Lienzo                                                 metros de largo para manejar el ganado del coleadero,
                                                               en donde se acomode un lote de aproximadamente 10
       Lienzo charro se define como la pared, muro o           novillos, y que se prolongará hasta el ras del partidero; el
cercado que sirve a los jinetes charros de referencia o        claro del partidero estará cerrado con una puerta diago-
de base, para ejecutar algunos de sus ejercicios ecues-        nal abatible, cuyo punto de apoyo será la barda del lien-
tres (Lepe, 1972: 222). En ese sentido, el lienzo es el        zo; y un devolvedero cuyo ancho será de 2.30 metros.
                                                                                                               242




        También deberá tener corraletas, indispensables         a media plaza. Al pararse, el caballo se apoya en los
para manejar el ganado vacuno y caballar; de tres a seis        cuartos traseros, dejando en el piso la huella de sus
cajones para el jineteo, que estarán situados en el ruedo       patas a lo que se llama rayar o meter las patas. In-
a un lado del devolvedero; un ruedo de 40 metros de             mediatamente sigue la demostración llamada “dar
diámetro y su correspondiente desembarcadero para               los lados”, que consiste en hacerlo dar tres o más
los caballos de los charros y escaramuzas visitantes.           lados hacia un sentido y luego hacia el contrario.
        Asimismo, deberá contar con una caseta de jue-          Después de que el caballo a ha dado los lados, se
ces a la altura de los 60 metros, con equipo de sonido,         le hace cejar en línea recta hacia el partidero; esto
un pizarrón de calificaciones, un cronómetro colocado           es, se le hace caminar para atrás con naturalidad,
en parte visible que se active desde el palco de jueces;        con sólo templarle la rienda. Una vez terminada su
gradas para el público asistente y sus respectivas áreas        ceja, regresará al centro del cuadro a saludar al esti-
de estacionamiento para los charros competidores y pú-          lo charro.
blico visitante.                                                Dicha prueba es la demostración de la buena edu-
                                                                cación del caballo, que comprenderá brío, buen go-
IV. Suertes de la charrería                                     bierno, estribo, mansedumbre, andadora, postura de
                                                                cabeza y cola, velocidad, la manera de meter la
        A continuación se describen los aspectos más re-        patas y las huellas que haya marcado el caballo al
levantes que caracterizan las principales suertes de la         rayar en tres tiempos como máximo.
charrería según Octavio Chávez (1999: 28-32):                2. Piales en el lienzo.- Significa lazar al animal única-
  1. La cala de caballo.- Dicha suerte tiene como fin           mente de las patas traseras. En esta suerte no se
     demostrar al público, entre otras cosas, la buena          busca derribarlo, sino disminuir su velocidad hasta
     rienda y mejor educación del animal, que incluye           detenerlo completamente. En campeonatos oficia-
     brío, andadura, galope, carrera y mansedumbre. Des-        les habrá un pialador por cada equipo, mientras que
     pués de comprobar que no lleva ningún aditamen-            en competencias amistosas se recomienda que sean
     to que pudiera lastimar al caballo, el charro lleva a      tres por cada equipo. Cada pialador tendrá derecho
     éste al partidero. Una vez ahí y a una señal lo hace       a tirar tres veces y cambiar su colocación en el lien-
     arrancar a todo galope para detenerlo bruscamente          zo para tener las mismas oportunidades. Si al estar-
                                                                se realizando la suerte se llega a reventar la reata,
                                                                el pial no cuenta, pero si el pialador suelta la reata
                                                                porque la yegua se la quita, éste es descalificado,
                                                                excepto cuando la yegua entra al devolvedero. Los
                                                                piales son, en realidad, una de las más difíciles en-
                                                                tre todas las suertes que realizan los charros. La for-
                                                                ma en que sus competidores tiran sus piales es muy
                                                                variada y de la habilidad de éste depende la pun-
                                                                tuación. Como el propósito de esta suerte es lazar
                                                                exclusivamente las patas de la yegua, únicamente
                                                                califican aquellos piales en los que sólo entran las
                                                                patas en la lazada.
                                                                También se le conoce como piales al lienzo. La fae-
                                                                na consiste en lazar las patas traseras de un equino
                                                                que pasa a galope tendido por el lienzo del corral al
 243




                                                             equipo de coleadores será de tres o de cinco, de-
                                                             pendiendo del tipo de competencia. Cada coleador
                                                             tendrá tres oportunidades y se otorgará mayor pun-
                                                             tuación a todas las caídas que se efectúen en me-
                                                             nor terreno, anulándose las que se realicen fuera
                                                             del mismo.
                                                             El coleador espera su turno al contra lienzo; en el
                                                             preciso momento de recibir al toro, saludará tocán-
                                                             dose el ala del sobrero con el dorso de la mano
                                                             derecha. Simultáneamente, arrancará su caballo con
                                                             el fin de no dejarse ganar la carrera por el novillo, y
                                                             a toda velocidad dará unas palmadas en el lomo del
                                                             animal. Es decir, tiene la obligación de pachonearle
                                                             el lomo. A toda carrera y paralelamente al toro, el
   ruedo, el charro tiene que detener totalmente su          charro se agacha para agarrarle la cola y llevarla
   carrera después de haberlas lazado a una distancia        aproximadamente a la altura de la rodilla; en esta
   de cuatro metros como mínimo.                             posición, debe pasar la pierna, con todo y estribo,
3. El coleadero.- Es una de las suertes más espectacu-       por encima de la cola del novillo, enredándola fir-
   lares; es valiente, rápida, impetuosa y no exenta de      memente en la espinilla e imprimiendo mayor ve-
   peligro. Esta actividad surgió casi accidentalmente,      locidad a la carrera, jalará fuertemente para derribar
   pues a menudo, las haciendas aumentaban su ga-            así al animal.
   nado mayor, por lo que no bastaba con los cuida-          En suma, la suerte es ejecutada por tres charros;
   dos de los vaqueros. Se cuenta que en una ocasión,        uno de ellos laza la cabeza y otro las patas traseras,
   cuando se separó un toro de la manada, un vaque-          entre tanto, el último hace “sombra” impidiendo
   ro, enfadado corrió tras él en su cabalgadura co-         que se mueva el toro. Los lazos, en caso de fallar,
   giéndolo de la cola y jalándolo hasta que el bovino       se tiran en forma alternada.
   perdió el equilibrio. Se cayó y levantándose sumiso    4. Jineteada de toro.- Ésta suerte consiste en montar
   regresó a su punta. Los vaqueros que presenciaron         un novillo y permanecer en el lomo del animal has-
   la escena se divirtieron, así nació la suerte del         ta que haya dejado de reparar. Actualmente, para
   coleadero. Dentro de la charrería organizada, el
                                                                                                              244




   esta suerte se utiliza el llamado cajón, que se loca-        La terna al ruedo es ejecutada por tres charros; uno
   liza en la unión del lienzo y del ruedo, en donde se         de ellos laza la cabeza y otro las patas traseras, en-
   encierra el toro y se le pone el pretal. Una vez             tre tanto, el último hace “sombra” impidiendo que
   fuera, el novillo empieza a reparar; el toro hace            se mueva el toro. Los lazos, en caso de fallar, se
   cuanto le sea posible por tirar al charro que lleva          tiran en forma alternada.
   sobre su lomo y éste, a su vez, todo por permane-         6. Jineteo de yegua.- Al igual que en el jineteo de
   cer montado. Esta espectacular suerte termina cuan-          toros, el jinete debe permanecer en el lomo de
   do el animal deja de reparar y el charro se apea.            una yegua cerril hasta que deje de reparar. El cha-
   Esta suerte es un lance que consiste en montar un            rro cuenta con cuatro minutos para apretar la yegua
   toro y provocar un mayor cocoveo en las espuelas             y salir del cajón. Se sancionará también al jinete
   tratando de permanecer en el lomo sin descompo-              que aproveche la proximidad de la barrera para apo-
   nerse ni caer, hechos que le restarían puntos o lo           yarse o al apearse utilice cualquier otro auxilio. En
   descalificarían.                                             cambio, se considerará muy elegante bajarse suje-
5. Terna en el ruedo.- Como su nombre lo indica, los            tando la oreja de la yegua y con el pretal en la
   participantes de esta suerte siempre serán tres cha-         mano.
   rros. La terna está estrechamente unida a la jineteada
   de toros y deberá efectuarse en ocho minutos, que
   empiezan a contar desde el momento en que sale
   el toro del cajón con el jinete. El tiempo empieza a
   correr y termina cuando se limpia (se le quitan las
   lazadas). Una vez que el jinete se ha apeado del
   toro, los tres charros a caballo empiezan a lucir sus
   habilidades de lazadores. Primero se busca lazar la
   cabeza; una vez que se ha lazado al toro por la
   cabeza o por los cuernos se intenta, también por
   turnos, tirar el pial; es decir, sujetar al toro de las
   patas con la reata para finalmente derribarlo.




                                                             7. Manganas a pie y a caballo.- La mangana consiste
                                                                en lanzar únicamente las manos del animal cuando
                                                                éste pasa a toda velocidad o está parado. Se pue-
                                                                den tirar manganas hacia delante y hacia atrás, a la
                                                                derecha o por la izquierda.
245




 Estas suertes se realizan en equipo, el manganeador
 es auxiliado por tres arreadores. El charro tiene tres
 oportunidades para tirar manganas siempre diferen-
 tes. Se considera mangana sólo cuando la yegua no
 mete las patas o primero una mano y después la
 otra. El tiempo para la ejecución de las tres manga-
 nas es de ocho minutos a partir de que el juez
 autorice el inicio. El lanzador se colocará en el lugar
 del ruedo que mejor le parezca, a una distancia
 mínima de cuatro metros de la barrera, y los
 arreadores se encargarán de lograr que la yegua
 que se va a lazar pase entre la barrera y el
 manganeador. Si la yegua no pasa en esas condi-
 ciones y con la suficiente velocidad, no contará la
 oportunidad, siempre y cuando el lazador no rema-
 te su mangana (tirar a lazar). En cambio, la oportuni-       pueden ser a pie, que consisten en que el charro
 dad cuenta si al estar floreando la reata para ejecu-        deberá lazar una yegua de las patas delanteras o
 tar su suerte, la perdiera por cualquier causa, pase o       “manos” para derribarla, tirando su mangana a una
 no la yegua por el lugar conveniente. Se considera           distancia no menor de cuatro metros de la barda
 mangana consumada cuando al caer la yegua laza-              del ruedo, donde ira a galope tendido el equino a
 da y estirada, rinda costillar y paleta. Las manganas        derribar. Mientras que las manganas a caballo con-
                                                              sisten en realizar la misma faena de a pie, sólo que
                                                              montado en su cabalgadura. En ambos casos la cali-
                                                              ficación de la mangana depende del grado de difi-
                                                              cultad que le imprima el charro al floreo de reata,
                                                              previo a la presentación de la mangana, su cuaje y
                                                              derribo, en el que la yegua se deberá de rendir
                                                              para que cuente la ejecución, costillar y paleta al
                                                              piso.
                                                           8. El paso de la muerte.- Es probablemente una de las
                                                              suertes más peligrosas de cuantas se ejecutan en la
                                                              charrería. Consiste en que jinete, montado en pelo
                                                              un caballo domado y educado, corre paralelamente
                                                              a una yegua bruta que salida del cajón y, empare-
                                                              jándose con ella, se pasa del caballo en que va mon-
                                                              tado a la yegua. El jinete debe sostenerse única-
                                                              mente de las crines, tanto de su caballo, como de
                                                              la yegua a la que ha de pasar.
                                                              El charro que ejecutará esta faena será auxiliado
                                                              por tres ayudantes, quienes se encargarán de hacer
                                                              correr a la yegua alrededor del ruedo. El jinete dis-
                                                              pondrá de tres oportunidades para realizar esta suer-
                                                                                                             246




                                                           dades para realizarlas y es ayudado por tres compañeros
                                                           cuando es necesario arrear al animal.
                                                                  Finalmente, se debe tomar en cuenta que en la
                                                           charreada existe el arte del floreo de reata, la cual se
                                                           caracteriza como la exquisita sensibilidad del charro para
                                                           manejar la reata que ha hecho del floreo de reata un
                                                           verdadero arte, pleno de gracia y de dominio, producto
                                                           de arduos entrenamientos y de gran inspiración de los
                                                           que surgen mil filigranas.

                                                           V. Colofón de la fiesta charra

                                                                   La fiesta charra cierra con broche de oro cuando
     te. Su primera oportunidad será a puerta de cajón,    el charro y la china poblana ejecutan el Jarabe Tapatío.
     ayudado por sus arreadores. En el segundo y tercer    No obstante el alarde de habilidad y valor, el derroche
     intento, los arreadores le pasarán la yegua en el     de colorido y el entorno de alegría que caracterizan a la
     lugar en que él espera. Como la yegua no está acos-   fiesta charra, recordemos que la charrería, más que un
     tumbrada a llevar jinete alguno en su lomo, al mo-    espectáculo es una actitud, un modo de ser que ha tras-
     mento de ser montada se levanta sobre las patas,      cendido tiempos y espacios y que nos reconcilia con los
     brinca y repara, tratando siempre de librarse del     más auténticos aspectos de lo mexicano (Chávez, 1999:
     pasador, pero éste, a su vez, tratará de permanecer   28-32)
     montado, bien sujeto de las
     crines, hasta haber calmado
     al animal.
     En suma, el paso de la muer-
     te consiste en que el charro
     ejecutante, montando a pelo
     su cabalgadura, deberá brin-
     car a un caballo bruto que
     corre alrededor del ruedo a
     galope tendido, sujetándose
     únicamente de las greñas y
     con las piernas la panza del
     animal, para resistir los repa-
     ros de éste, debiéndose ba-
     jar hasta que deje de repa-
     rar.
        Se debe considerar que en
las suertes de la charrería a ex-
cepción de la cala de caballo y el
jineteo, en todas las demás fae-
nas el charro tiene tres oportuni-
247
248
   249




Capítulo XXIII

Folklore y literatura

        La charrería como la expresión artística y sublime      I. La poesía
de un riesgoso deporte heredado y preservado por hom-
bres valientes, fuente inagotable de emociones, mani-           Grandeza Mexicana.
festación de destreza y alardes con ribetes de preciosismo;            Bernardo de Balbuena, 1603
ambiente de compañerismo y cordialidad, en el que la
palabra es ley, la amistad jamás será condicionada y el         Ricos jaeces de libreas costosas
hábito no hace al monje. Como deporte que hermana               De aljófar, perlas, oro y pedrería
razas, culturas, folklore, música, poesía, pintura, ingenio     Son en sus plazas ordinarias cosas.
                                                                Pues la destreza, gala y bizarría,
y chispa; y como tal, representa el deporte con un inicio
                                                                Del medio jinete y su acicate,
incierto pero con un presente glorioso. El único deporte
                                                                En seda envuelto y varia plumería.
encadenado a la historia de México (Becerril, 1994:1-2).
                                                                El tostado alazán, que sin desgaire
                                                                Hecho de fuego en el color y el brío
                                                                Le compasa y da donaire.
                                                                El remendado overo, húmedo y frío
                                                                El valiente y galán rucio rodado,
                                                                El rosillo cubierto de rocío;
                                                                El blanco en negras moscas salpicando
                                                                El zaino ferocísimo y adusto,
                                                                El galán ceniciento gateado.
                                                                                 (Chavéz, 1991:98).




          Para don Octavio Chávez (1991) la charrería es
una tradición llena de folklore: tanto en la literatura, como
en la plástica y la música existen testimonios de la sensi-
bilidad del pueblo; también la historia registra hazañas
de personajes célebres y de caballos singulares que han
dejado huella desde tiempo muy antiguos. Como tradi-
ción popular, la charrería ha trascendido en las leyendas,
poemas, corridos, composiciones musicales, en el len-
guaje típico con los dichos y refranes y en todo lo que
representa el folklore de este arte tan mexicano. Los
testimonios artísticos se han dirigido al caballo, al caba-
llo, al jinete, a la campiña y en los enseres. De los anti-
guos tiempos nos quedan escenas de la charrería en el
campo, a través de los cuadros que célebres artistas re-
trataron. Asimismo, en la literatura han quedado diver-
sas muestras como las leyendas, los poemas, los relatos;
y en la música, los corridos, en los que la creación de lo
popular se ha hecho poema y canción (1991:95).
                                                                                                                  250




                                                              III. Los corridos

                                                                      La algarabía popular en la charreada se manifiesta
                                                              en sus alegres canciones, y en éstas se escuchan lo típi-
                                                              cos popurrís -que enlaza varias de ellas– y que son casi
                                                              siempre corridos populares. El corrido es un genero mu-
                                                              sical en el genero épico-lírico-narrativo, ya que es la for-
                                                              ma literaria sobre la que se apoya una frase musical,
                                                              relatando aquellos sucesos que pulsan poderosamente
                                                              la sensibilidad de la gente. Por lo que tiene de épico,
                                                              deriva del romance castellano y mantiene normalmente
                                                              la forma general de este, conservando su carácter narra-
                                                              tivo de hazañas, guerras y combates, creando así una
                                                              historia por y para el pueblo. Por lo que encierra de líri-
                                                              co, deriva de la copla y el cantar. El corrido es una más
                                                              de las manifestaciones de la cultura del pueblo. En nues-
                                                              tro país se difundió desde la época de la Independencia
                                                              y tuvo su mejor auge durante la Revolución Mexicana.
                                                              El acervo musical de este género popular ha hecho clási-
                                                              co algunos corridos como: “El cuaco lobo gatiado”, “El
                                                              caballo mojino”, “El caballo Canciller”, “El caballo canta-
                                                              dor”, “El siete leguas”, “Así es mi México” y de Juan

II. La música

       En el folklore nacional típico y popular, sobresale
la música hecha canto y poema para exaltar las tradicio-
nes. En las fiestas charras, la música es como la sal en la
comida; es el sabor, es la armonía al escuchar las mar-
chas, polacas, las dianas del triunfo, los guapangos, las
rapsodias y tantos sones regionales tocados por bandas,
mariachis u otros cancioneros. La manifestación artística
musical del pueblo es muy vasta; en el folklore charro se
le canta al campo, al rancho, a los destacados jinetes y
también a los briosos caballos. Ejemplos de estos son:
“Yo soy mexicano”, “Cocula”, “Flor de azalea”, “Traigo
un amor”, “No volveré”, de Manuel Esperón; “Rancho
alegre”, de Felipe Bermejo; “¡Viva México!”, de Pedro
Galindo; “La feria de las flores”, de Choco Monge; “Dos
arbolitos”, de Jesús Martínez Gil, y tantas otras cancio-
nes que el pueblo entona en esa tradición, que es la
charrería (Chávez, 1991:104).
   251




Carrasco, “Ponciano Díaz” y
“Juan Charrasqueado”. El colo-
rido de toda fiesta charra está
presente con la música y con
los elegantes trajes del charro
y de la mujer, quien usa el tra-
dicional de china poblana y el
popular de Adelita. Es costum-
bre coronar los eventos charros
con el baile más tradicional: “El
jarabe tapatío” (Id.,1991).

IV. Cine y la música

        Carreño King es tajan-
temente, el charro que hoy ac-
túa en los lienzos. Tiene su an-
tecedente natural en el jinete
campirano de ayer; el charro
que vive en la mente de la mayoría; en cambio, debe           sus fronteras naturales y las hicieron vulnerables. Así fue
mucho a los cineastas, guionistas y compositores de la        como, en una encrucijada lingüística simbólica, tanto la
primera mitad del siglo XX. Fueron ellos quienes hicie-       figura como el término de charro vieron multiplicar sus
ron de la hacienda jalisciences la sede del México an-        interpretaciones llegando a extremos muy cercanos a la
cestral e idílico, de la canción ranchera, el credo rural y   parodia, como a abundantemente ilustra el autor (Mora-
del charro, el celoso guardián de la gran tradición mexi-     les Carrillo, 2000:71), es decir, surge el criollismo charro
cana. “Soy mexicano, mi tierra es bravía es plasma en el      entre la población urbana en los conglomerados de las
héroe del pasado del paraíso rural-ranchero, pues la can-     ciudades, las tiras cómicas de Abel Quezada, los alma-
ción dice: ¡Qué lindo es Jalisco, palabra de honor, Jalisco   naques tradicionales con imágenes y grabados de Jaime
nunca pierde!” (Carreño King, 2000:51).                       Saduni y los Hermanos Saninas, el mote de sindicalismo
        “Por mi raza hablará Jorge Negrete”, nos comen-       charro, entre otras consideraciones.
ta Juan José Doñan, “pues ¿quién iba decir que tras la
Revolución se elegiría como símbolo nacional una figura       V. Refranes y dichos
más bien emparentada con el ancien régimen?”. En un
texto que descree muchas premisas de la historia charra,               El vocabulario campirano también se trasladó a la
el autor plantea que es en la ficción cinematográfica y       ciudad cuando la charrería se presentó como espectácu-
musical, donde ocurre la fundación mítica del país. En        lo en los Lienzos Charros. Allí se escurre el lenguaje
ese sentido, la figura del charro como el símbolo por         popular con las expresiones de las suertes, al arrear al
antonomasia de lo mexicano es una invención del cine y        ganado, al montar los novillos, al tirar las lazadas, etc. En
del cancionero popular la realidad histórica del país         fin, la chispa de la fiesta charra son las sentencias que
(Doñan, 2000: 63-64).                                         refieren los refranes y esos dichos apropiados, que por
        Por otra parte, existen los otros charros que, con    algún detalle o aspecto se les dice tanto a jinetes como
su mudanza del campo a la ciudad, los charros trastocaron     a caballos (Chávez, 1991:110).
                                                                                                             252




        A continuación se describen un conjunto de di-       - No es lo mismo Gabino ven, que venga vino.
chos y refranes y algo más que el charro aguascalenten-      - No es rico el que tiene mucho, sino el que ajusta con
se Don Rubén Berúmen de la Cerda a recopilado a lo             lo que tiene.
largo del tiempo, los cuales resumen el ser, sentir y que-   - Explicación no pedida, acusación manifiesta.
hacer de la charrería (Berúmen, 2004):                       - Caballo de poca crin y charro de poco bigote, mata-
  - Veo mis huacales, y me acuerdo de mis gallinas.            lote.
  - Nomás eso me faltaba, que una descalza me viniera        - Charro que no alisa el copete o es catrín o es alca-
    a zapatear.                                                huete.
  - La zorra cambia de pelo, pero no de mañas.               - Para el hambre las semitas, para las tunas el gancho y
  - Puede más el vicio que la razón.                           para las mujeres bonitas un hombre con sombrero
  - Nunca falta una chinche en un petate.                      ancho.
  - El que no acepta tortilla en casa ajena, es porque no    - No se puede comer chicharrón y dejar vivo al marra-
    quiere brindar la propia.                                  no.
  - Quiero velas, no petróleo.                               - No se asusten culebras que no las vengo a matar,
  - Cuando yo tenía dinero me decían Don Tomas, aho-           vengo a sacarlas del agua, no se me vayan a ahogar.
    ra que estoy pobre me dicen Tomás, nomás.                - Dicen que el hombre soltero es un animal incomple-
 253




                                   to y el hombre casa-        bres según su edad: a los 20 por su inocencia, a los
                                   do es un completo           30 por su potencia, a los 40 por su experiencia, a los
                                   animal.                     50 por su solvencia, a los 60 por su herencia, a los 70
                                   - Aunque somos del          nos mandan al carajo por la pestilencia.
                                   mismo barro, no es lo     - Al pasar por un panteón, le dije a una calavera: si no
                                   mismo catrín que cha-       me lo quieres dar, enséñamelo siquiera.
                                   rro.                      - Semejanza de la mujer con el caballo: grande de
                                   - Comadre, cuando           pechos, ancha de ancas y mancita pa’ que se deje
                                   me muera, haga de           montar.
  mi barro un jarro, y si al beber en él, en los labios se   - No hay corazón tan tranquilo, como una bolsa sin
  le pega, no se olvide son los besos de su charro.            dinero.
- El que pa’ los 20 no valiente, el que pa’ los 30 no        - El que es ruin, ni de lo suyo es dueño.
  casado, el que pa’ los 40 no rico, ese gallo ya colgó      - Dime de que presumes y te diré de qué careces.
  el pico.                                                   - Si para mayo son los soles con esta guaripa tengo.
- Hay como me suda el anca y como me aprieta el              - La fruta en la mañana es oro, en la tarde plata y en la
  cincho, que habiendo tanta potranca nomás por una            noche mata.
  sola relincho.                                             - El viejo por no poder y el joven por no saber, se
- Caballo viejo mata potrillo.                                 dejan las cosas de hacer.
- El charro de cuero viste por ser lo que más resiste.       - A las mujeres: ni todo el amor, ni todo el dinero.
- El que pa’ los 30 no es casado o es joto o está bien       - Nadita, nadita me acuerdo de Juana.
  amancebado.                                                - Lo cortés no quita lo valiente.
- Conozca a la mujer, según su manera de ser: la que         - No te rías que es cosa seria.
  enamorada está; lo da, la que de honesta se precia;        - A lo que te truje, Chencha.
  lo presta, la que de amores no entiende; lo vende,         - Almuerza mucho, come más, cena poco y vivirás
  de todo esto se desprende, que toda mujer en el              más.
  acto de querer, lo da, lo presta o lo
  vende.
- Ablanda más un centavo que un kilo
  de cebo.
- Solo que la mar se seque, no me ba-
  ñaré en sus olas; sólo que el taco se
  tuerza, no haré sus carambolas.
- Sabe usted lo que da el hombre viejo
  a la mujer? Asco, vergüenza y dinero.
- El valiente vive hasta que el cobarde
  quiere.
- Vale más huarache flojo, que zapato
  que apriete.
- Para gato viejo, rata tierna.
- Vale más en la milpa, un canasto de
  estiércol que la bendición de un cura.
- Porqué las mujeres quieren a los hom-
                                                                                                               254




- Más sabe el diablo por viejo que por diablo.              - Ganar, hasta un cigarro, pero perder, ni una fumada.
- En lo más seguro, hay riesgo.                             - Flaco que no es por hambre, es más duro que el
- Un crudo inventó la misa para poderse curar y a mí          alambre.
  me da mucha risa, porque me supo engañar.                 - Aquí yaces y yaces bien, tú descansas y yo también.
- La que se casa con calvo tiene cruz, tiene calvario y     - Nunca hay que decir todo lo que piensas, pero siem-
  calavera de noche.                                          pre hay que pensar todo lo que dices.
- Billete cambiado se va como caballo desbocado.            - No es lo mismo cenar con alma, que almacenar.
- No todos somos buenos para todo, pero todos so-           - Aquí no hay miseria, pura necesidad.
  mos buenos para algo.                                     - No te revientes reata que es el último tirón.
- Al ojo del amo, engorda el caballo.                       - Cuánto tienes, cuánto vales.
- Cuando los hijos están chicos, se los quiere uno co-      - Enmendar un solo error, exige todo un siglo de labor.
  mer a besos y cuando crecen se arrepiente uno de          - Un paso en falso, una vez dado, nunca puede ser
  no habérselos comido.                                       rectificado.
- Si tu negocio es tu marido, cuídalo como es debido.       - De grano en grano, llena la gallina el buche.
- Por eso Dios no les dio alas a las víboras.               - Mientras hay vida, hay esperanza.
- Vale más gota constante, que chorro de repente.           - Las cosas no son caras cuando se necesitan.
- Es mejor chiquito y juguetón, que grandote y dormi-       - Es más fácil amansar que quitar mañas.
  lón.                                                      - Pa’ todo mal mezcal y pa’ todo bien, también.
- Dicha y mortaja del cielo baja.                           - Hay que sembrar para poder cosechar.
- Si hay miseria, que no se note.                           - Con amor y aguardiente nada se siente.
- Cuando el amor es parejo, nomás un pujido se oye.         - Cuando el río suena es que agua lleva.
- No te me ladeés maguey, porque se me tira el pulque.      - El que en la iglesia se vive, de la iglesia se mantiene.
- En tiempos de las trasquilas, hasta los chivos se pe-     - Cree el león que todos son de su condición.
  lan.                                                      - Sabe más quien mucho anda que quien mucho vive.
- Hay Dios y su santo nombre, cuántas mujeres habrá         - Ojos que no ven, corazón que no siente.
  por ahí diciendo: fuera mi marido ese hombre.             - Hay que tomar corona, aunque la mujer no coma.
- Las águilas andan solas y los cuervos en parvadas.        - El que oye consejo, llega a viejo.
- Lo viejo gurda lo nuevo.                                  - Dichosos los hombres que cambien el maíz por vino.
- Échale jocoqui a Juárez, que él también cuidó las         - Mi general, tomamos Agua Prieta y evacuamos Pie-
  chivas.                                                     dras Negras.
- Caballo que no sabe andar, que agarre ventaja.            - Pesa justo y vende caro y pasarás por honrado.
- Déjalo que corcorié, que ya agarrará su paso.             - De esas pulgas no brincan en mi petate.
- Hay potrancas orejonas, nomás les falta mi fierro.        - En cólera de perro y lágrimas de mujer, no hay que
- Gallo, caballo y mujer, por su raza has de escoger.                                          creer.
- No te fijes en las cluecas, fíjate en las que están                                          - Échale copal al santo,
  poniendo.                                                                                    aunque le jumiés las
- Más vale paso que dure, y no trote que canse.                                                barbas.
- Despacio, que voy de prisa.                                                                  - No todo el que chifla
- Vámonos muriendo ahorita, que están enterrando                                               es arriero.
  gratis.                                                                                      - Si hace calor, llévate
- Trayendo la carabina cargada, a un zorrillo se le tira.                                      cobija, si hace frío, con
- Un trote, en cualquier yegua se echa.                                                        más razón.
   255




  - Un paso adelante se puede encontrar la muerte; un           tos y frases, en particular una lista de narraciones, ensa-
    paso atrás se puede morir el arte.                          yos, canciones, novelas, poemas, coplas y cuentos relati-
  - Este día puedes disfrutarlo una sola vez en tu vida.        vos al cuaco o caballo, todo ello con el objeto de contar
  - La mentira prevalece, mientras la verdad aparece.           con un mayor conocimiento de tan distinguido animal.
  - Con todos, pleito, menos con las cocineras.                 A continuación se nombra dicha lista de las leyendas de
                                                                caballos hechos verso y prosa (Aguirre, 1991:111-118):
VI. Leyendas hechos verso y prosa                               a) Relinchaste al salir:
                                                                  - Cocán; narración de Anne Charlish
        Por lo noble, diestro, fiel, gallardo y bravo, el ca-     - Baja California desde el principio; ensayo histórico
ballo ha inspirado la imaginación del hombre, quien des-            de Cuauhtémoc León Diez
de tiempo muy remotos ha escrito leyendas en torno a              - Sacrificio del caballo; leyenda india
este animal. El caballo ha estado presente desde las más          - El caballo canelo; canción de Gilberto Parra
antiguas culturas. También en México se han escrito fan-          - La ruta de Hernán Cortés; ensayo histórico de Fer-
tásticas versiones sobre caballos y caballeros. El ingenio          nando Benítez
popular y la superstición le aplica atributos muy singula-        - El reverso de la conquista; ensayo histórico de Mi-
res, como los que ilustran los siguientes textos: “La de-           guel León Portilla
rrota del Tábano” y una breve leyenda árabe.                    b) Arrienda suelta:
        Por su parte, Sonia Aguirre (1991) nos presenta           - Lista de jinetes y caballos; compilado por Sonia Aguirre
en su libro “Carrusel de cuacos”, en donde describe di-           - Cuadernos de Gofa; Hugo Hiriart
ferentes aspectos sobre el caballo, como son pensamien-           - El caballo de Troya; Lecturas clásicas para niños, tomo I
                                                                                                                  256




   - El cantar de Roldán; poe-                                  - Los de abajo; novela de Mariano Azuela
     ma Anónimo del siglo XII                                   - El caballo prieto azabache; canción de José Albarrán
   - Caballo; poema de Efraín                                 g) A caballo tus ojos:
     Huerta                                                     - Tarumba; poema de Jaime Sabines
   - Poema del Mío Cid; poe-                                    - La Juanita; copla del decir popular
     ma anónimo del siglo XII                                   - El venadito; copla del decir popular
   - Don Quijote de la Man-                                     - Los ojitos que me quieren; canción de Manuel Cas-
     cha; novela de Miguel de                                     tro Padilla
     Cervantes Saavedra                                         - El caballo prieto; canción popular
   - Parábola; poema de                                         - Pedro Páramo; novela de Juan Rulfo
     Richard Wilbur                                             - Jinetes en el cielo; canción popular
c) Caballo que vuela:                                           - Acaso no matan a los caballos; novela de Horace Mc
   - Pegaso; poema de Rubén Darío                                 Coy
   - El caballo que vuela por los aires; cuento tradicional     - Martín Fierro; poema de José Hernández
     narrado por Luis Martínez Rivera                         h) ¡Ay! qué rechulo cuaco:
   - El caballo del diablo; poema de José Juan Tablas           - Canción del jinete; poema de Federico García Lorca
   - El unicornio; narración de Heinz Mode                      - Los tres Reyes Magos; novela de Michael Turnier
   - La metamorfosis; tratado de Olvidio                        - La Tigresa; cuento de B. Traven
   - El caballo marino; Leyenda china de Wang-Tai-hai           - Caballito de madera; poema de Paul Verlaine
d) La interminable tarea:                                       - Parábolas; poema de Antonio Machado
   - Frase célebre de Atila                                     - Alambre de púas; cuento de Horacio Quiroga
   - Las aventuras del barón de Münchhausen; novela de          - Canto a mí mismo; poema de Walt Whitman
     Gottfried Burger                                                                                         A continua-
   - La vida de los doce césares; ensayo histórico de                                                ción se describen
     Suetonio                                                                                        algunos pensa-
   - El muchacho persa; novela de Mary Renault                                                       mientos y frases
   - Miguel Strigoff; novela de Julio Verne                                                          alusivas al cuaco o
e) El caballo que alcanza, gana:                                                                     caballo según
   - Refrán del decir popular                                                                        Aguirre (1991):
   - Dos horas de balazos; canción de Salvador Flores                                                - Cuando Dios creó
   - El universo del Western; ensayo de George- Albert                                               al caballo, dijo a
     Astre                                                                                           esta magnifica cria-
   - El Zarco: novela de Ignacio Manuel Altamirano                                                   tura: te he hecho
   - El pezuñas de oro; canción de Benjamín Sánchez                                                  sin igual. Todos los
     Mota                                                                                            tesoros en la tierra
   - El caballo blanco; canción de José Alfredo Jiménez                                              están en tus ojos.
   - El canelo y el retinto; canción de Raymundo Barrios                                             - Apenas hubiste
f) Golpes lejanos:                                                                                   nacido, relinchaste
   - Los pasos de López; novela de Jorge Ibargüengoitia                                              al salir del mar. Tus
   - A Emiliano Zapata; con música de Tata Nacho                                                     brazos, dios brillas-
   - Poema de Pablo Neruda                                                                           te, parecen las alas
   - El siete leguas; canción de Graciela Olmos                                                      del gavilán.
 257




- Como un rayo luminoso surgió, mandando del cielo         VII. Plegaria del Caballo
  a coronarse de gloria vino el Caballo Canelo.
- De Los Altos de Jalisco, salió marcando su paso, con             “Amo mío: permíteme que formule ante ti mi ple-
  cuatro pezuñas de oro y una de Pegaso.                   garia: después del trabajo y de las fatigas del día, dame
- Donde sienta mi caballo los pies, no vuelve a nacer      albergue en una caballeriza apropiada y limpia. Cuida de
  hierba.                                                  alimentarme convenientemente y de mitigar mi ardien-
- Algunos montan a caballo para que no los muerdan         te sed; no puedo participarte cuando tengo sed o cuan-
  los perros.                                              do estoy enfermo. Pero si tu me atiendes, yo te puedo
- Le puse el nombre de Apache nomás porque fui su          servir más eficazmente, porque tendré más fuerzas. Si
  dueño y estando frente al mariachi baila un son aba-     dejo la pastura, manda examinar mis dientes. No permi-
  jeño. Era un caballo azabache con un perfil aguileño.    tas que me corten la cola, pues es mi única defensa
- Siete leguas, el caballo que Villa más estimaba, cuan-   contra las moscas y demás insectos cuyas picaduras me
  do oía silbar los trenes se paraba y relinchaba.         atormentan”.
- Con tres balazos de máuser, corriste Azabache sal-               “En el curso del trabajo, háblame; tu voz es para
  vando mi vida, lo que tu has hecho conmigo, caballo      mí más eficaz que las riendas y el fuete. Acaríciame y
  amigo, no se me olvida.                                  enséñame a trabajar con buena voluntad. No me fati-
                                                                                                               258




gues en las subidas, no me sofrenes en las bajadas. No
me cargues demasiado. De muy buena voluntad te sirvo
hasta donde alcanzan mis fuerzas”.
       “No olvides que estoy dispuesto a morir en tu
servicio, en cualquier momento. Mientras vivo, trátame
con la consideración debida a un criado fiel. Si no te
entiendo inmediatamente, no te desesperes ni me casti-
gues. Es fácil que no sea mi culpa. Examina mis riendas;
no sea que no transmitan correctamente tus órdenes
por estar atoradas y torcidas. Mírame las herraduras a ver
si me lastiman”.
       “Querido amo: Cuando la edad me haya hecho
débil, o esté inválido, no me condenes a muerte por
hambre. Júzgame y si fuere necesario mátame tu mis-
mo, para que mis sufrimientos sean menores. Sobre todo
cuando ya no te sea útil, no me condenes al tormento
del toreo. Perdona haber ocupado tu atención con ésta
mi humilde plegaria, que te ruego no olvides; yo te la
hago respetuosamente invocando a Aquél que nació en
un pesebre”.

VIII. El Credo charro
                                                             6. Que tenga muy buena andanza, brioso pasitrote o
       A continuación se describen algunos ejemplos de           tranco, prefiere una vista mansa que cuaco mon-
lo que se puede considerar como el credo que debe                dongo y bronco.
creer y practicar cualquier charro mexicano:                 7. Si te toca, hace la cala con cuaco bien adiestrado,
                                                                 de destreza hay que hacer gala, pero hacerla con
1. Los mandamientos del charro                                   cuidado.
       Por: Diego Onésimo Becerril López                     8. Si tu suerte con los piales siempre pasaras apuros,
                                                                 no es suerte pa’ colegiales, es para charros madu-
 1. Cuidarás que tú caballo este bien alimentado y en            ros.
     buena caballeriza, tenerlo bien cebado aunque em-       9. En la suerte de las colas, saluda como desplante,
     peñes la camisa.                                            desplante de gallardía, enaltece a tu deporte, de-
 2. Al enfrenar tú caballo arregla bien su copete, prefie-       porte lo es la charrería.
     re ser lacayo y no catrín, ni alcahuete.                10. Si novillo jinetearas, ponle siempre vedijero
 3. Pondrás el freno adecuado, pues dicen que el buen            corriéndole bien las piernas, pues si la arena besa-
     bocado hace al caballo avisado.                             ras, a fuerza de ser sincero, por mucho que le aguan-
 4. Pá no regar la polilla cuando quieras travesear, pro-        taras, te califican con cero.
     cura apretar la silla y a sí te podrás confiar.         11. Si te toca hacer la terna con novillo que no embiste
 5. Para que te dé el estribo, trátalo como a un amigo,          y que facilite la suerte, procura florear la de ixtle,
     pues para bien amansar y a un caballo educar, usa           por que hacer terna sin arte, como que no tiene
     más la suavidad, no demasiado castigo.                      chiste.
   259




 12. Si jineteando greñudas, te toca una rejega, aplícale
     las ayudas como si fuera tu suegra.
 13. Si las manganas a pie considera que es tu fuerte,
     no te estires a puro pulso, ni chorrees en los
     cuadriles, no hagas tirón de la flecha, ni hagas tirón
     del ahorcado, si presientes tener suerte, brinda el
     tirón de la muerte.
 14. En manganas a caballo, no tires nunca mangana si
     es de poder a poder, eso equivale hacer fama derri-
     bando a una mujer.
 15. Para el paso de la muerte se necesita valor, procura
     brindar tu suerte a tu amigo locutor (1994:118-119).

2. Mandamientos del lazador y el coleador
      Por: Don Carlos Rincón Gallardo                              los paso de la muerte.
                                                               10. Estudiaras las querencias de los toros.
 1. Cuidarás de apretar la                                     11. Al estar aguardando tu primer toro di: “En el nom-
     silla de tu caballo an-                                       bre de Dios”, ya que el sepulcro del jinete está
     tes de lazar.                                                 siempre abierto.
 2. No laces nunca con                                         12. Al arrancar darás al toro un manazo en el lomo y así
     reata envuelta por                                            sabrás si patea.
     otra persona; arrólla-                                    13. No metas potro a colear, si no eres viejo en el
     la tú para saber que                                          oficio y mucho de a caballo. Recuerda que “para el
     no hay vueltas enci-                                          viejo potro y para el muchacho, caballo viejo”.
     madas.                                                    14. Cuando no te toque, colea, procura estar en el
 3. Prefiere la reata mas                                          partidero, de modo que tu caballo, es muy quieto,
     bien gruesa que del-                                          vea salir al toro de los otros coleadores y advierta
     gada, con hembrilla                                           que no todos los toros que salgan sean para él (Cha-
     de jeme, rozadera                                             rrería, 2000:38-39).
     chica, y con la parte
     áspera del cuero para                                    3. Brindis del charro
     afuera.
 4. Al amarrar una man-                                       “Uso tosco sombrero y chaparreras y en hojas de maíz fumo
     gana, chorrea tan-                                       cigarro, dueño soy de un buen cuaco y bebo en jarro, el néctar
     teando el tirón.                                         de las verdes magueyeras”.
 5. Si tu remuda es desbarrigada, ponle pecho pretal.         “Lo mismo calo un cuaco en las laderas, que agarro un buen
                                                              pial en pleno cerro, sé esgrimir el machete y vestir charro y
 6. Al estar un compañero para tirar un peal, no te metas
                                                              morir por mi Patria en las trincheras”.
     a quitárselo, antes ayúdale. Tan bonita que es la
                                                              “Tengo además, por mi trabajo un techo, de adobe y carrizal
     educación y tan barata.
                                                              junto al barbecho donde mitigo mis penas y el hastío, y es mi
 7. No colearás en caballo sin dos riendas o ronzal.
                                                              gusto, después de un jaripeo, pasear con mi jarabe tapatío”
 8. Espuelas coleadoras calzarás y vestirás chaparreras.
                                                                        (Becerril López, Diego Onésimo, 1994:115).
 9. Luego de asegurar la montura, dárosle a tu cuaco
                                                                                                                      260




4. A mi padre charro                                            5. A mi nieto

Padre, hoy quiero agradecerte con respeto y gran fervor,        Cuando puedas leer este mensaje
el que me llame la gente hijo de un gran pialador.              es posible que yo ya me haya ido,
Recuerdo mis mocedades cuando me traías en ancas                pero me habré llevado en ese viaje
o haciendo barbaridades con novillos y potrancas.               el brillo de tus ojos y el sonido
Por eso, siendo muy niño me aficioné a tu deporte,              de tu inocente voz, como equipaje.
con entrega y con cariño tal vez queriendo imitarte.            Yo soy aquel que te intuyó el primero,
Organizabas los piales en los corrales del Coto,                el que al verte nacer cambió de estado.
todos charros muy confiables tú, montando brioso potro.         El que con chaparreras y sombrero
Salían muy de madrugada adentrándose en el cerro,               va montando el caballo colorado
para bajar la yeguada sin respetar pinta o fierro.              de la pintura grande del sillero.
Agarraban cualquier punta corriendo entre matorrales,           No es gesto de altanera bizarría
yeguas brutas o de yunta las metían a los corrales.             si clavo la mirada en lontananza...
Tú, pialando de piquete a yeguas achiflonadas,                  Es tan sólo una llama de alegría
¡Cómo gozaba la gente al ver las parabas!                       porque, antes de morir, llegará el día
Tirando a los cuatros metros jamás a mayor distancia,           de revivir con sangre mi esperanza.
nunca te viste en aprietos pialando con gran prestancia.        Esa sangre es la mía, la heredada
Eso sí, a canilla muerta, sacando humo del madero,              del padre de mi padre y de su abuelo.
en los diez, treinta o cincuenta, siempre fuiste muy certero.   Sencilla estirpe que jamás manchada
Ahora, ya estas retirado tal vez por tu gran edad,              supo mirar la vida sin recelo
aunque siempre acompañado, ¡Siento una gran soledad!            y ahora comienza en ti nueva jornada.
Por eso, con devoción y admirando tus redaños,                  No busques ni oro o plata en mi escarcela,
pido a Dios, de corazón, que me vivas muchos años.              lo que heredé en tu manita cabe.
           Tú hijo.                                             Te dejo algo mejor, la dulce y suave
            (Becerril López, Diego O., 1994:127-128).           hombría de bien que me formó en su escuela
                                                                                y mantendrá mi vida hasta que acabe.
                                                                                Cuando puedas usar mis chaparreras,
                                                                                cuando te queden justas mis arciones,
                                                                                cuando mi espuela fija en tus talones
                                                                                lleve el compás, en tardes domingueras,
                                                                                de un jarabe con giros retozones;
                                                                                cuando en tu joven labio apunte el bozo,
                                                                                domines el vigor de un cuaco entero,
                                                                                entres como señor al coleadero
                                                                                y rubores esconda algún rebozo
                                                                                porque te vieron bravo y caballero;
                                                                                entonces, sólo entonces, de mis sillas
                                                                                podrás seleccionar la que te guste.
                                                                                No pienses ni en bordados ni en hebillas.
                                                                                A la hora de elegir, elige el fuste
                                                                                que puedas dominar con tus canillas.
                                                                                Un charro es al nacer un caballero.
                                                                                Ante el mundo que envidia su figura
                                                                                ha de llevar seguro, no altanero,
   261




en la silla un machete, fino acero
y la mejor pistola en la cintura.
Uno y otra no deben ser motivo
para sentirte fuerte y dominante.
Si eres fuerte sé humilde y no agresivo,
si buscas amistad sé comprensivo,
si sabes dominar, se tolerante.
Austreberto Aragón, viejo espadero,
en su rústica fragua de Antequera
templó las hojas y grabó el letrero
de todos mis machetes; con cualquiera
podrás formar un círculo de acero.
Imítalos, mañana sé como ellos...
Limpio, resplandeciente en la contienda
encegueciendo el mal con tus destellos,
no doblándote nunca frente a ellos
y no hiriendo si causa que te ofenda.
Y cuando mi pistola esté en tus manos
no la saques sin causa y sin razones.
Está limpia de sangre, en ocasiones
es mejor despreciar a los enanos
que enterrar en su tumba sus baldones,
Yo ya no la veré, pero es mi anhelo
que, en fiesta nacional, como es costumbre,      6. Tipos de charros
con tu mirada retadora al cielo
vibre al verte pasar la muchedumbre,              - Por afición
cabalgando en la silla de tu abuelo.              - Por casualidad
                  (Don Delfín Sánchez Juárez).    - Por convicción
                                                  - Por curiosidad
                                                  - Por herencia
                                                  - Por inconciencia
                                                  - Por necedad
                                                  - Por necesidad
                                                  - Por ociosidad
                                                  - Por vanidad
                                                        (Becerril López, Diego O., 1994:127-128).

                                                 7. Sinónimos de charro

                                                  - Hombre de bien
                                                  - Buen hijo
                                                  - Buen esposo
                                                  - Buen padre
                                                  - Buen compañero
                                                                                                262




                                             8. A los jueces de la charrería

                                             A este público querido un favor quiero pedir,
                                             favor que siempre he pedido, que Dios pagará con creces,
                                             acompañen a aplaudir, aplauso bien merecido para los seño-
                                             res jueces.
                                             Por su labor tan callada, nunca bien reconocida,
                                             calificar la charrada, animarla y darle vida.
                                             Es un ingrata labor, labor de entrega y paciencia,
                                             buen criterio y experiencia de quien bien desempeña,
                                             que siempre demuestra amor, amor a la pachuqueña.
                                             Por eso señores jueces,
                                             por su encomiable labor y terminar felizmente,
                                             reciban los parabienes de su amigo el locutor
                                             y de esta bonita gente.
                                                      (Becerril López, Diego O., 1994:141).




- Buen vecino
- Buen amigo
- Buen anfitrión
- Buen perdedor
- Buen patriota
     (Becerril López, Diego O., 1994:133).




                                             IX. Tequila, comida y música

                                                    El tequila, la comida y la música son tres elemen-
                                             tos imprescindibles en el ser y quehacer de los charros
                                             mexicanos; en particular, el primero, es quien le da el
                                             sabor a la fiesta charra. La mexicanidad, por fortuna, tie-
                                             ne más de un rostro; cada región más de un matiz. Tie-
                                             rra adentro, además, las fronteras se diluyen discreta-
                                             mente en muchos hogares donde la cerámica poblana
                                             alterna con la chiapaneca, donde la mesa un día ofrece
                                             pozole y otro cochinita pibil; donde, en un solo marco,
                                             aparece el niño que bailó “Las perlitas” con su hermana,
                                             que bailó “La Sandunga”; donde una botella ámbar res-
   263




guarda el mezcal y otra transparente el
tequila. Sin embargo, son sólo ciertas imá-
genes y ciertas estrofas en las que recono-
cemos un vía rápida hacia el México del
pasado, esa patria que por muchas razones
identificamos como rural, ensoñadora y Bra-
vía (Charrería, 2000:X).
        A través de amplia gama de sones y
canciones existentes en el cancionero po-
pular mexicano, es posible identificar ver-
sos llenos de gran contenido acerca del fo-
lklore charro, entre las que podemos desta-
car, tenemos a los siguientes versos y estri-
billos de canciones (Charrería, 2000: X-XV):
   Yo soy mexicano y a orgullo lo tengo;
   nací despreciando la vida y la muerte,
   y si echo bravatas, también las sostengo.
   Mi orgullo es ser charro valiente y bragao
   traer mi sombrero con plata bordao                      y todas las mentiras
   que nadie me diga que soy rajao.                        de tu falso y cruel amor
       El México de muchos rostros, por fortuna tam-       traigo penas en el alma
                                                           que no las mata el licor
bién lo es de muchos sabores; pero al repasar estas
                                                           pero en cambio ellas si me matan
estrofas, al recordar esas imágenes, una esencia se hace
                                                           entre más borracho estoy .
presente, a veces sutil, casi siempre protagónicamente:
                                                           Que todos los mariachis de Jalisco
el tequila.                                                te vayan a cantar nuestra canción
    Y me gusta escuchar los mariachis,                     cuando estés recordando mi cariño,
   cantar con el alma sus lindas canciones,                cuando sientas que te hago falta yo.
   oír cómo suenan esos guitarrones                        Que no haya ni una gota de tequila
   y echarme un tequila con los valentones.                ni nada que consuele tu dolor,
   Soy charro de Rancho Grande                             y así, cuando reniegues de tu vida,
   y hasta el amor debo en jarro.                          que todos los mariachis de Jalisco
   y no hay potranca matrera                               te vayan a cantar nuestra canción.
   que me tumbe si me agarro.                              ¡ay, caray , caray! ,
   Ay, que mi Dios tan pantera                             qué bonita es mi tierra,
   cuando se viste de Charro...                            qué bonita, que linda es.
   Ay, que lindas,                                         Hizo Dios un sarape bordado con sol
   qué rechulas las fiestas de mi rancho                   y del cielo un sombrero de charro moldeó;
   con sus chinas, mariachis y canciones,                  luego formó las espuelas con lunas y estrellas
   y esos charros que traen sombrero ancho...              y así mi tierra vistió.
   qué bonitas sus hembras y su sol                        Estoy en el rincón de una cantina,
   rinconcito que guarda el amor mío.                      oyendo una canción que yo pedí
   Ay mi vida, tuyo es mi corazón                          me están sirviendo orita mi tequila
   Entre copas de tequila                                  ya va mi pensamiento rumbo a ti.
   yo lloro por tu traición,
264
265
266
   267




Capítulo XXIV
El ajuar y el atuendo charro

I. El ajuar charro

      El caballo o la yegua que
monta lleva silla de esqueleto o de
canteras, reata, freno y otros arreos
(UAA, 2000).

II. El atuendo charro

        De acuerdo al Reglamento
de Presentación del Atuendo Cha-
rro de 1980, es posible identificar
las siguientes generalidades al res-
pecto:
 Articulo 1.- El objeto de los concur-
              sos de presentación es
              fomentar y conservar el
              atuendo clásico del jine-
              te y su caballo, respe-
              tando las costumbres de la charrería en su                de mariposa (moño colgante), en colores se-
              más pura expresión.                                       rios, quedando proscritos los colores: Azul
 Artículo 2.- El charro deberá portar indefectiblemente                 celeste, lila, rosa, amarillo pálido y demás
              pistola (revólver).                                       matices impropios de la calidad varonil del
 Articulo 3.- La corbata del charro deberá ser en forma                 charro.
                                                           Artículo 4.- Deberá traer siempre en las cantinas de su
                                                                        montura: manilla, cuarta, tientos, rosaderas,
                                                                        navaja y en ningún caso, faltará machete y
                                                                        una buena reata.
                                                           Artículo 5.- La corbata, faja, mantilla, sarape, riendas,
                                                                        bozalillo o gargantón, cincho y cuarta, de-
                                                                        berán hacer juego entre sí (en dibujo y co-
                                                                        lor).
                                                           Artículo 6.- El cinturón, funda del revólver, chaparreras,
                                                                        correones, montura, cabezadas y demás
                                                                        arreos del mismo material, deberán hacer
                                                                        juego entre sí.
                                                           Artículo 7.- El herraje, freno, espuelas, etc., deberán
                                                                        hacer juego entre sí.
                                                           Artículo 8.- En caso de empate en el concurso, se otor-
                                                                        gará el premio al que presente el más clási-
                                                                        co conjunto, tomándose en cuenta la cali-
                                                                        dad de monturas, herrajes, etc.
                                                                                                                268




III. Atuendo de faena                                            bezadas y demás arreos del mismo material, lisos
                                                                 sin adornos, haciendo juego entre sí.
1) Sombrero. Liso, de fieltro o palma, con chapetas de       7) Silla. De cantinas o esqueleto, con herraje sencillo,
    cuerno, hueso o gamuza.                                      de media caña, calabrote o forrado.
2) Chaqueta. Lisa, de tela o gamuza, sin adornos; con        8) Espuelas, freno, herraje de la silla y demás arreos del
    botones y tres mancuernas de cuerno, hueso o ga-             mismo material, haciendo juego entre sí.
    muza en cada manga. La camisa blanca o de color,         9) Mantilla, sarape, riendas, bozalillo, cincho y cuarta.
    de cuello pegado y volteado. Sin chaqueta, camisa            Haciendo juego entre sí, incluyendo corbata y faja.
    estilo pachuqueña, blanca o de color, de cuello pe-      10) Cuando se usa silla de esqueleto, la reata deberá ir
    gado tipo militar o cuello pegado y volteado.                colocada en los tientos de adelante al lado derecho.
3) Pantalón. De corte charro, liso sin adornos; de tela o        La manilla, cuerno, rosaderas, y tientos deberán ir
    jerga, con tres mancuernas por lado en la parte su-          en los tientos de atrás, al lado izquierdo. La navaja
    perior, de cuerno, hueso o gamuza, haciendo juego            en el cinturón.
    con las chapetas del sombrero y botones de la cha-
    queta, cuando la use.                                    IV. Atuendo de media gala
4) Botines. Estilo Charro, lisos de una pieza, cafés o ba-
    yos.                                                     1) Sombrero. De fieltro o pelo, ligeramente adornado,
5) Corbata y faja. Colores serios.                               con chapetas de plata.
6) Cinturón (con o sin cartuchos), funda del revólver,       2) Chaqueta. De tela o gamuza, con broche y tres
    chaparreras, correones, montura (con machete), ca-           mancuernas de plata en cada manga, puede ir ador-
                                                                 nada con gamuza. La camisa blanca o de color, de
                                                                 cuello pegado y volteado.
                                                             3) Pantalón. De tela o jerga, con tres mancuernas de
                                                                 plata por lado en parte superior, haciendo juego con
                                                                 las chapetas del sombrero y botonadura de la cha-
                                                                 queta, puede ir adornado con gamuza.
                                                             4) Botines. Estilo charro, lisos de una pieza, cafés o ba-
                                                                 yos.
                                                             5) Corbata y faja. Colores serios.
                                                             6) Cinturón (con o sin cartuchos), funda del revólver,
                                                                 chaparreras, correones, montura (con machete), ca-
                                                                 bezadas y demás arreos del mismo material, pue-
                                                                 den ser: pespunteados de piel, chomiteados, cince-
                                                                 lados o ligeramente bordados en pita, haciendo jue-
                                                                 go entre sí.
                                                             7) Silla. De cantina, con herraje.
                                                             8) Espuelas, freno, herraje de la silla y además arreos del
                                                                 mismo metal, de espinazo o de cualquier otro tipo
                                                                 que esté dentro de esta categoría, haciendo juego
                                                                 entre sí.
                                                             9) Mantilla, Sarape, Riendas, Bozalillo, Cincho y cuarta.
                                                                 Haciendo juego entre sí, incluyendo corbata y faja.
   269




10) En las cantinas de la silla deberá
   llevar: tientos, manilla, cuerno,
   rosaderas y navaja. La reata deberá
   ir colocada de bajo de la cantina iz-
   quierda.

V. Atuendo de gala

1) Sombrero. Fino, de fieltro o pelo con
    galón bordado en pita o plata, con
    chapetas.
2) Chaqueta. De gamuza o casimir, con
    broche y tres mancuernas de plata
    en cada manga. La camisa blanca o
    de color, de cuello pegado y vol-
    teado.
3) Pantalón. De gamuza o casimir, con botonadura com-     7) Silla. De cantinas con herraje fino.
    pleta de plata, haciendo juego con las chapetas del   8) Espuelas, freno, herraje de la silla y demás arreos del
    sombrero y botonadura de la chaqueta.                     mismo material, debe ser herraje fino, ricamente in-
4) Botines. Estilo charro, cafés o bayos.                     crustado sobre hierro; haciendo juego entre sí.
5) Corbata y Faja. Colores serios.                        9) Mantilla, sarape, riendas, bozalillo o gargantón, cin-
6) Cinturón (con o sin cartuchos), Funda del revólver,        cho y cuarta. Deben ser de buena calidad, haciendo
    Chaparreras, Correones, Montura (con machete), ca-        juego entre sí, incluyendo corbata y faja.
    bezadas y demás arreos del mismo material, debe       10) En las cantinas de la silla deberá llevar: tientos, ma-
    ser ricamente bordados en pita, haciendo juego en-        nilla, cuerno, rosaderas y navaja. La reata deberá ir
    tre sí.                                                   colocada debajo de la cantina izquierda.

                                                                       VI. Atuendo de gran gala

                                                                       1) Sombrero. Fino de fieltro con galones o
                                                                       finos bordados en oro o plata, tipo
                                                                       pachuqueño, hacendado o San Luis mode-
                                                                       rado, con chapetas lujosas.
                                                                       2) Chaqueta. De gamuza o casimir, con lu-
                                                                       joso broche, con tres y hasta seis
                                                                       mancuernas del mismo metal en cada man-
                                                                       ga. La camisa blanca de cuello pegado vol-
                                                                       teado.
                                                                       3) Pantalón. De gamuza, casimir o
                                                                       cachiruleado, con lujosa botonadura, hacien-
                                                                       do juego con las chapetas del sombrero y
                                                                       botonadura de la chaqueta.
                                                                                                                  270




                                                               VII. Atuendo de etiqueta

                                                                       El atuendo de etiqueta será usado de noche, en
                                                               ceremonias y no deberá usarse a caballo.
                                                                1) Sombrero. Fino, de fieltro blanco, negro o gris, con
                                                                    galones de oro o plata y chapetas de plata.
                                                                2) Chaqueta y pantalón. De paño negro, con botonadu-
                                                                    ra de plata, con tres y hasta seis mancuernas en cada
                                                                    manga, haciendo juego con las chapetas del som-
                                                                    brero. La camisa de vestir, blanca de cuello pegado
                                                                    y volteado.
                                                                3) Botines. Estilo charro, lisos de una pieza, en charol o
                                                                    ante negro.
                                                                4) Corbata y faja. Color blanco.
                                                                5) Cinturón (sin carrillera), funda del revólver. De cha-
                                                                    rol o ante negro, lisos o bordados en oro, plata o en
                                                                    ambos metales.




4) Botines. Estilo charro, lisos de una pieza, cafés o ba-
    yos.
5) Corbata y faja. Colores serios.
6) Cinturón (sin carrillera), funda del revólver, correones,
    montura (con machete), cabezadas y demás arreos
    del mismo material, deben ser ricamente bordados
    en pita o hilos de oro y plata, haciendo juego entre
    sí (no debe usarse chaparreras).
7) Silla. Con vaquerilllos y fuste plateado.
8) Chapetas del sobreo, botonadura de la chaqueta y
    pantalón, fuste, herraje de la silla, puño del mache-
    te, cachas del revólver (con dragona), hebilla del cin-
    turón, espuelas, freno y demás arreos, debe ser
    herraje de plata o ricamente incrustado sobre hie-
    rro, haciendo juego entre sí.
9) Mantilla, sarape, riendas, gargantón, cincho y cuarta.
    De excelente calidad haciendo juego entre sí, inclu-
    yendo corbata y faja.
10) En las cantinas de la silla deberá llevar: tientos, ma-
    nilla, cuerno rosaderas y navaja. La reata deberá ir
    colocada de bajo de la cantina izquierda.
   271




 6) Revólver. Con cachas de oro, plata o nácar, con
     dragona.
        Éste traje se puede usar a caballo en casos espe-
ciales, como bodas y funerales (Reglamentos Generales
para Competencias, 1980).
        Los elementos y características del atuendo charrro
tienen su origen en Salamanca donde su vestimenta es
pantalón negro bastante ceñido, polainas, chaleco de
cuero de mediavaca oscuro y también, chaleco y cha-
quetilla igualmente de color oscuro, botonadura y filigra-
na bordada. El sombrero es el calañés, con gruesas to-
quillas y entorchados de oro y plata o de vivos colores
realizados por nuestros artesanos.
        La indumentaria del charro mexicano, es llevar
pantalones untados carente de polainas que le facilitan
montar, y la chaquetilla se adopta fácilmente a los movi-
mientos que hace para lazan, correr, etc. Luce zapatos
finos de una sola pieza y de color café, negro o caoba.
Si usa botas, lleva las llamadas federicas de tubo bajo y
bien lustradas. Según el evento es el atuendo, que con-
sisten en faena, de media gala, gala y de las grandes
ceremonias. Generalmente luce un sombrero de fieltro
o de palma, chaqueta de gamuza, tela o bien, blusa,
pantalón de gamuza con tres mancuernas a cada lado,
zapatos de una sola pieza de color café o bayos, corbata
en forma de mariposa y la funda del revólver.
272
273
274
   275




Capítulo XXV
                                                             Que no muera la tradición y la costumbre de un México que nos
Las celebraciones religiosas                                 vio nacer, que no mueran las tradiciones de nuestra patria y de
                                                             esta manera la tradición charra, con un nuevo matrimonio que
  Por: Verónica Yadira Tiscareño López
                                                             ha de dar fruto para bien de México en la Charrería

I. La boda charra                                                  peinado es completamente recogido y con arreglo de
                                                                   flores en la nuca (similar al arreglo que llevan las amazo-
        Dentro de las tradiciones mexicanas, una de las            nas en una presentación charra). En lo que compete al
más reconocidas y respetadas es la charrería y, dentro             novio, este lleva el traje charro de gala; el cual es negro
de ésta, existen diversos eventos o festividades, y del            con botonadura de plata, moño y fajilla blancos de des-
cual nos ocuparemos en este momento es de la “boda                 hilado, sombrero de pelo blanco o fieltro, además de
charra”, donde los conocedores se refieren a ella como             portar en la solapa de la cotona el azar similar al tocado
una boda elegantemente charra y preciosa.                          de la novia.
        En una boda charra es importante cuidar los deta-                   Esta boda charra se realiza en un lugar en particu-
lles, aún cuando no todo se encuentra al alcance de los            lar, uno de los más representativos en Aguascalientes es
organizares, como sería el caso de cuidar los vestidos de          la Villa Charra, la cual cuenta con una Capilla dedicada a
los invitados que no pertenecen a la familia charra, pero,         Nuestra Señora del Pueblito, llamada así, ya que era la
en lo general, estos invitados entienden poco de lo que            Virgen de los nativos del Estado de Aguascalientes, pero
se trata y por lo tanto hacen el intento de vestir cosas           dentro de la misma Capilla no se encuentra la Virgen en
representativas de las tradiciones mexicanas.                      el altar, por lo tanto este es arreglado de acuerdo al
        Ya en lo particular, los invitados charros portan          gusto de los contrayentes, que en general veneran a la
vestidos tradicionales y representativos de algunos otros          Virgen de Guadalupe por ser la patrona de los mexica-
estados, de este nuestro hermoso México, pero la gran              nos.
mayoría porta el traje charro de gala (en los hombres) y                    La Capilla es decorada con cadenas de papel y
el traje de Adelita (en las mujeres).                              papel picado, así como grandes flores también elabora-
        En cuanto a los novios, en lo que compete a la             das de papel y, como antes mencionaba, la Virgen
novia, su traje es el de una novia normal, solo que su             Guadalupana en el recinto, entre zarapes. En el altar, un
                                                                                                     mantel de deshilado y un
                                                                                                     cristo, en toda la capilla
                                                                                                     arreglos florales de nube
                                                                                                     y palmas, monturas y
                                                                                                     pacas de alfalfa o avena.
                                                                                                     Los reclinatorios son cu-
                                                                                                     biertos con sarapes, que
                                                                                                     incluyen los de los no-
                                                                                                     vios, papás y padrinos.
                                                                                                             Se trata de una
                                                                                                     misa normal, o sea, una
                                                                                                     celebración de un matri-
                                                                                                     monio como cualquier
                                                                                                     otro, solo que ésta es
                                                                                                     cantada, lo cual lo hace
                                                                                                     el mariache; el monagui-
                                                                                                     llo es un charro y las per-
                                                                                                     sonas que realizan las lec-
                                                                                                     turas y los salmos son
                                                                                                     personas que pertenecen
                                                                                                                  276




a la familia charra y portan los atuendos tradicionales        una valla levantando sus sombreros. Los invitados cami-
charros.                                                       nan detrás de la novia, los pajes que sostienen la cola
         Dentro de la tradición charra se acostumbra que       del vestido de la novia son una pareja de niños vestidos
el novio esté acompañado desde la puerta de su casa            con trajes charro y de adelita.
por otros charros, los cuales también portan el traje de              Para dar comienzo a la ceremonia religiosa, el
gala y todos a caballo se trasladan hasta la Villa Charra,     novio entra del brazo de su madre, entre una valla de
así mismo la novia es acompañada por las amazonas, las         sombreros realizada por los charros o las amazonas; des-
cuales van a caballo, sobre la albarda, y la novia va por      pués entran los padrinos (todos) y por último entra la
delante en una calandria adornada con flores de papel y        novia del brazo de su padre, el cual la entrega al novio.
palmas; la cual es jalada por un hermoso caballo blanco,              Ya ubicados todos en sus lugares, las amazonas y
además de ser manejada por un charro, el cual es acom-         los charros se colocan en las orillas de la Capilla forman-
pañado por una amazona.                                        do una valla para proceder a escuchar y participar de la
         Ya en la Villa Charra, el novio es acompañado por     ceremonia, que como antes decía, es una ceremonia de
los charros y llega hasta la puerta de la Capilla, donde       matrimonio como todas las otras; solo algo que mencio-
aguarda a que la novia llegue. Mientras tanto, la novia        nar es que las bendiciones se realizan con un pequeño
acompañada por las amazonas, llega a la Villa Charra y         ramo de flores blancas (nube), además de que los no-
dentro del Ruedo se para frente a la puerta que comuni-        vios entregan, después de los anillos y las arras al cele-
ca a la Terraza de la Villa Charra, donde la espera el         brante de la ceremonia, un cirio encendido, el cual se
papá, el cual la ayuda a bajar y la toma del brazo, para así   coloca sobre el altar y las ofrendas son: vino, hostias,
dirigirla hacia la Capilla mientras las amazonas le forman     pan, fruta, despensa y flores.
   277




        Otra cosa que distingue a la boda charra de otras      de la Villa Charra, donde se llevará a cabo una comida y
es que los arroceros son alusivos a la charrería como son:     la fiesta en general en honor del nuevo matrimonio, la
espuelas, sombreros, sarapes, etc., todo esto con arroz.       cual es amenizada por una banda, donde bailan los no-
        Al concluir la ceremonia, el nuevo matrimonio          vios el tradicional vals, la víbora de la mar, avientan el
entrega un arreglo floral a la Virgen Guadalupana y sale       ramo y la liga, tocan la marcha fúnebre, avientan al no-
de la Capilla entre la valla de sombreros, para ser recibi-    vio, lo desvisten y la novia ayuda a vestirlo, firman la
dos por una lluvia de arroz.                                   camisa del novio por parte de los hombres invitados a la
        Al igual que en otras celebraciones, los novios se     tertulia y finalmente el tradicional brindis, donde se les
toman fotografías de recuerdo con las personas que los         desea felicidad y buenaventura a los novios.
acompañan, mientras el mariachi continúa amenazando                    En cuanto al arreglo del casino, se colocan como
con canciones alusivas al nuevo matrimonio. Al término         centros de mesa, arreglos florales naturales como por
de las fotografías, se dirigen al ruedo de la Villa Charra,    ejemplo carretas con flores naturales, y en donde el pas-
donde suben a la Calandria para dar una vuelta al ruedo        tel tradicional, es una herradura.
acompañados por los charros y las amazonas, los cuales                 En general, como al comienzo refería, es un even-
van a caballo, todo esto entre aplausos y el acompaña-         to que debe contar con muchos cuidados pero lo único
miento del mariachi con la canción “La marcha de Zaca-         que se requiere, es el cumplir con las tradiciones que la
tecas”. Después, el nuevo matrimonio baja de la calan-         charrería y los cánones charros han impuesto a lo largo
dria y se ubica en las gradas para disfrutar de la charreada   de toda una vida de tradiciones. Por lo tanto, con la si-
organizada en su honor, por las asociaciones de charros        guiente frase sintetizamos la identidad de las tradiciones
y amazonas, los cuales son amigos de la nueva pareja.          charras en México y Aguascalientes: “que no muera la
        Da inicio la charreada cuando el caporal (máxima       tradición y la costumbre de un México que nos vio na-
autoridad en el Lienzo) da las palabras “en el nombre de       cer, que no mueran las tradiciones de nuestra Patria y de
Dios”. En esta exhibición se realizan todas las suertes,       esta manera la tradición charra, con un nuevo matrimo-
amenizadas por el mariachi.                                    nio que ha de dar fruto para bien de México en la charre-
        Después de la exhibición charra, se pasa al casino     ría”.
                                                                                                                  278




II. XV años                                                   III. Primera comunión

    Que no se acabe esa raza de traje cachiruleado, por el            Exactamente como en los anteriores se cumplen
     hombre que va adentro, viejo o joven, por el charro.     los requisitos, pero, en el caso del niño, éste va a caballo
                                                              y la niña en carreta y todo se realiza de la misma manera
       En los XV años, tanto como en la boda charra, se       que en una ceremonia de Primera Comunión conven-
cumplen con los requisitos anteriores, ya que la              cional, ya que cumplen con los requisitos de la vela, el
quinceañera también es acompañada por las amazonas,           libro y el rosario.
solo que ésta va en una carreta y ya en la fiesta es tradi-
cional que baile con su papá o hermano mayor, el “Jara-
be tapatío”, pero, como antes se mencionó, los requisi-
tos son los mismos.
   279




Capítulo XXVI

Presencia de los charros

        El creador dio vida al universo, la tierra, el sol, la   bres de la mexicanidad, la familia y sobre todo la identi-
luna, la naturaleza y los animales. La perfecta creación         dad como pueblo, aún más allende de los tiempos y las
fue el hombre que salió del barro y el soplo divino; mien-       fronteras.
tras que la mujer surgió de las costillas del hombre y así               La charrería tiene, en su esencia, un valor digno
surge la familia humana. Sin embargo, de los animales            de admirar y respetar por todos los deportistas, me refie-
más hermosos que Dios, creador, regaló a la humani-              ro a la religiosidad que tienen, practican y manifiestan
dad, sin duda fue el caballo. En todos los lugares del           en cada una de sus actividades, en el Lienzo Charro y en
mundo, el caballo fue domado, criado y domesticado               cada suerte que realizan en los torneos charros. En ese
para ayudar a los hombres a las faenas del campo. En             sentido, se aprecia en la charrería la presencia de los
México, nació, creció y se desarrollo una fiesta que lue-        valores religiosos, cristianos y católicos en sus estandar-
go se convirtió en deporte nacional: la charrería.               tes, banderas, villas, lienzos, peregrinaciones, cabalgatas
        Se dice que la historia de México se escribió bajo       y desfiles en donde participan de una manera especial.
la presencia del caballo. Es en la fiesta de la charrería        A continuación, es posible observar, entre las diferentes
donde se sintetizan los valores, las tradiciones y costum-       asociaciones y escaramuzas, la presencia del valor cris-
                                                                 tiano católico de los charros en los siguientes modelos:

                                                                 I. Peregrinaciones y cabalgatas

                                                                        1. Virgen de Guadalupe

                                                                         La Virgen de Guadalupe es la patrona de los cha-
                                                                 rros mexicanos, ya que ella representa, junto con ense-
                                                                 ña nacional, el principal estandarte que portan los cha-
                                                                 rros en todo evento oficial, deportivo y religiosos. Cada
                                                                 mañana del 11 de diciembre, todos los charros y escara-
                                                                 muzas van a cantar las mañanitas a la Virgen de
                                                                 Guadalupe a su parroquia.
                                                                         En la peregrinación que llevó a cabo en la hermo-
                                                                 sa mañana del 12 de diciembre, a las plantas de la patro-
                                                                 na de los charros de México y Aguascalientes, al Santua-
                                                                 rio y Parroquia de nuestra señora de Guadalupe, Don
                                                                 Rubén Berúmen, al concluir la misa, le hicieron llegar un
                                                                 papel con las siguientes palabras, cuya edición firma con
                                                                 las letras ADA:
                                                                    El charro Guadalupano
                                                                    Virgencita de Guadalupe
                                                                    aquí nos tienes galopando
                                                                    bajo el ala del jarano
                                                                    con el corazón en la mano.
                                                                    De nuevo venimos a la cita
                                                                    como en los años de antaño
                                                                    para rendirte homenaje
                                                                    como todo buen chinaco
                                                                                                280




                                                          porque soy un buen mexicano.
                                                          Eres el símbolo de nuestra historia
                                                          porque el corazón que llevamos
                                                          por viejo por joven siempre será
                                                          de hombre ... a caballo.
                                                                     (ADA).
                                                             Por otra parte, la actual Reina de la
                                                      Unión de Asociaciones de Charros de
                                                      Aguascalientes e integrante de la Escara-
                                                      muza Reina de la Federación Mexicana de
                                                      Charros, la amazona, Cristina Gallardo
                                                      Ponce, menciona que todo los charros y
                                                      escaramuzas, al momento de iniciar un tor-
                                                      neo o suerte, se encomiendan a la Virgen
                                                      de Guadalupe, ejemplo de ello, es la es-
                                                      tampa de dicha virgen en la pared del
                                                      contralienzo o en su caso, está una cruz.
                                                             Además, en el caso de la Villa Cha-
                                                      rra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes” de
                                                      Aguascalientes, existe en el lienzo, la figu-
El corazón que llevamos dentro           ra en cantera del Ángel de la Guarda, como protector
de hombre... a caballo
                                         de algún accidente en todo evento o torneo.
por viejo o por joven
siempre será de un buen charro.
                                                2. Virgen de la Asunción
Que sueña heredar a sus choznos
como todo buen revolucionario
de devoción franca y sincera                   La Virgen de la Asunción, como la patrona de la
sin estridencias y cambios.              Diócesis de Aguascalientes, es la capitana de la escara-
En el pasar de los años                  muza de “Las Pavas”, quienes, como prueba de su amor
y a través de las generaciones
el charro es el centauro del llano,
tú eres la leyenda de nuestros campos.
Hoy vi tu imagen reflejada
en los cielos, tanques y tajos
en el encanto de la montaña
y en mi sarape de gala,
En la adelita que sueñan
montando o cabalgando
en tus ojos brillaron
sus destrezas y virtudes.
Si visto el traje de gala
pachuqueña chaparreras
o pantalón campirano
por viejo o por joven siempre será,
   281




y cariño hacia ella, prendieron una medalla en agradeci-   sus venas corre sangre de familiares de Los Altos de
miento por su hazañas y bendiciones                        Jalisco.
       Una tradición de casi 50 años de los charros y              En las muchas cabalgatas a la Virgen de San Juan,
escaramuzas de Aguascalientes es ser parte esencial de     Jal., que la Asociación de Charros de Aguascalientes y
los contingentes de la Romería de la Asunción que se       de algunos charros en particular la llevaron a cabo, Don
realiza desde 1955 por las principales calles de la ciu-   Rubén Berumen encabezó la Cabalgata 2000 en agra-
dad. En la Villa Charra existe una imagen poco labrada     decimiento por los favores recibidos por el milenio y
de la Virgen de la Asunción.                               siglo XX; y el Presbítero Miguel Ocegueda, quien ofi-
                                                           ció la misa el 9 de enero de 2000, se expresó de los
      3. Cabalgata a San Juan de los Lagos                 charros y sus familias de la siguiente manera:
                                                              Cabalgata Charra 2000
       Otra tradición muy arraigada por los charros y         Monten el caballo de la vida
escaramuzas de Aguascalientes es realizar la cabalgata        con la rienda de la razón
a la Virgen de San Juan de los Lagos, Jal., aconteci-         puestas las espuelas de las virtudes
miento que se lleva a cabo hasta 4 cuatro veces al año.       sentados en la silla de la prudencia
Esto representa el amor que tienen a la virgen de aquel       y sin quitarse el traje de la fe charra,
lugar, como una reminiscencia de sus padres y que se          para cabalgar y charrear
transmite de generación en generación; además, en             en el lienzo de la vida eterna.
                                                                                                                  282




II. Los desfiles

       1. El desfile charro

        Desde los años 50 y
60, la Asociación de Charros
de Aguascalientes realizaba
una hermosa tradición que
hoy se ha perdido: el desfile
charro. El desfile charro tenía
lugar el día siguiente del día
clásico de la Feria Nacional
de San Marcos, teniendo
como marco las principales
calles del centro de la ciudad.
Actualmente, dicha tradición
dejó de llevarse a cabo, pues
desde 1975 se hace el “Des-
file de Primavera” o “Desfile
de la Feria”; sin embargo, no
perdamos memoria histórica
de tan distinguido desfile,
pues éste constituye el ante-
cedente del actual, que se realiza el 25 de abril.              por la actuación de la niñez y la juventud en la conme-
                                                                moración del aniversario de la Independencia de Méxi-
       2. Desfile cívico del 16 de septiembre                   co. A la par de ello, la Federación Mexicana de Charre-
                                                                ría, en especial, la Asociación de Charros de Aguasca-
        La historia de cualquier pueblo o nación que ha         lientes y sus respectivas Escaramuzas participan tradicio-
tenido guerra o intervenciones extranjeras tiene, por           nalmente en el desfile del 16 de septiembre.
cultura y tradición, salir a las calles a festejar determina-
do acontecimiento de gran importancia para la socie-                   3. Desfile deportivo del 20 de noviembre
dad. México, no es la excepción, pues desde que inició
la guerra de Independencia, la guerra de Reforma y la                  Pasada primeras décadas del movimiento arma-
Revolución Mexicana, han estado presente los desfiles           do de la Revolución Mexicana de 1917, en donde Méxi-
de tipo militar.                                                co comenzó a vivir tiempos de paz social y política, y en
        En tiempos de paz social y política en el siglo XX,     consecuencia un pujante desarrollo económico, la pre-
nació el desfile cívico-militar-escolar, cuyo propósito es      sencia de los charros cada vez tiene mayor preponde-
hacer acto de presencia ante la sociedad de las fuerzas         rancia en la sociedad, a tal grado que se crean más lien-
del gobierno, las cuales, con el paso del tiempo, se fue-       zos y asociaciones de charros por el país y el extranjero.
ron afianzando.                                                        Esto se debe a la presencia significativa que tu-
        Sin embargo, cada vez, las fuerzas militares en el      vieron los primeros charros de México y Aguascalientes
desfile del 16 de septiembre, se han ido sustituyendo           al participar en el Desfile del 20 de noviembre, cuyo
   283




carácter no sólo fue cívico-militar, sino de índole depor-
tivo, de ahí que la charrería, como deporte nacional, fue
teniendo más y más difusión y promoción por parte de
los gobiernos federal, estatal y municipal, todo ello en el
contexto del siglo XX.

       4. Desfile de Primavera del 25 de abril

        Uno de los desfiles que tienen ya una tradición
ganada por el gusto entre la sociedad aguascalentense
es, sin lugar a dudas, el “Desfile de Primavera” que se
realiza desde el día 25 de abril del año de 1975, esto
con el motivo de la Feria Nacional de San Marcos, en
donde las diversas asociaciones de charros y escaramu-
zas de Aguascalientes han tenido, desde entonces, una
entusiasta participación, embelleciendo con sus caballos,
atuendos, charros y hermosas mujeres tan memorable
desfile.
284
285
286
   287




Capítulo XXVII

Testimonios

I. Leoncio Jiménez Díaz                                    ce como “Lienzo Charro Aguascalientes”, a un costado
                                                           del Parque de Béisbol “Alberto Romo Chávez”; con
        En una breve semblanza de los primeros charros     una larga etapa de difícil situación, porque en la admi-
que tuvo Aguascalientes en el siglo XX, tenemos el         nistración de un Gobernador, éste le “donó” el Lienzo
testimonio del licenciado Leoncio Jiménez Díaz, que si     a los estudiantes universitarios, que por ese entonces,
no fue el primero, sí fue uno de los primeros presiden-    con su fogosa juventud, charreaban entusiastamente y
tes que tuvo la Asociación de Charros de Aguascalien-      lograban exitosas actuaciones, incorporándose
tes, quien dedicaba al buen desempeño de su cargo y        destacadamente a la gran familia charra de Aguasca-
responsabilidad, más horas de las debidas. El mismo        lientes.
licenciado Leoncio nos llegó a comentar que, cuando                “En su momento, todavía”, nos comentó el li-
tuvo su despacho arriba del restaurante Mitla, por la      cenciado Leoncio Jiménez Díaz, “la Asociación de Cha-
avenida Madero, “quien se mete a charrear y a mane-        rros de Aguascalientes interpuso una denuncia-deman-
jar los destinos de una asociación charra, tiene que       da reclamando la propiedad, misma que se comprobó
entregarse por completo, entender y complacer a sus        con la documentación legal; claro, los universitarios no
compañeros para que el más mexicano de los deportes        se iban a deshacer con facilidad de lo que ellos consi-
cobre carta de naturalización en nuestra ciudad”           deraron, entonces, una propiedad merecida, y el pleito
(Hidrocálido, 14-septiembre-1996).                         legal duró muchos, muchos años, hasta que finalmente
        Y vaya que sí lo logró, porque gracias a su con-   la misma justicia-ley hizo la ídem y reintegró el lienzo a
ducción y al apoyo de sus compañeros, llegaron a ad-       sus verdaderos propietarios, que conservan el inmue-
quirir en propiedad, hasta la fecha, el que hoy se cono-   ble a la fecha”.
                                                                                                                288




         Pero como suele suceder hasta en las mejores                “Don Roberto, ¿quisiéramos que nos diera some-
organizaciones, en el ambiente charro local surgieron        ra opinión sobre su vida como charro fundador de esta
envidias, aflorando las “grillas”, y el licenciado Leoncio   asociación, allá por el año de 1946?”. “Aquí en Aguasca-
Jiménez Díaz, no solo decidió dejar la presidencia de la     lientes empezamos a fundar esta asociación un grupo
Asociación, sino que se separó definitivamente de lo         reducido de aficionados al caballo, que fue el Lic. Leoncio
que tanto esfuerzo le había costado, porque entonces, a      Jiménez Díaz, Amancio Muñoz de la Torre, Jesús Cuéllar
manera de “brigada de choque” surgió otra asociación         Romo, Javier Cuéllar Díaz, Francisco Azuela y su servi-
que se llamó “Lanceros”, y el propio licenciado formó        dor, al no acordarme de otros más”.
otra, ¿la “16 de septiembre”?, con los compañeros cha-               “Cuando empezamos a trabajar, no teníamos dón-
rros que decidieron seguirle y respaldarlo.                  de practicar la charrería, nos íbamos con nuestros caba-
         Hace años que falleció el licenciado Leoncio        llos a la Alameda a tirar manganas y así empezamos, ya
Jiménez Díaz, que dejó huella en los cimientos de la         después empezamos a salir a los pueblos. A los dos años
Asociación; y nos comentan que, sin tener certeza abso-      de que nos organizamos, en 1948, estaba de Goberna-
luta, el primer presidente que tuvo la Asociación de Cha-    dor el ingeniero Jesús Ma. Rodríguez, nos acercamos a
rros de Aguascalientes se apellidó Azuela y remontán-        él y nos dio el terreno en comodato por 99 años, en el
dose más al pasado se tiene antecedentes de que la           cual se fue construyendo el viejo lienzo charro”.
primera Asociación de Charros en Aguascalientes se fun-              “Específicamente, señor, ¿cuál fue la primer
dó allá por el año de 1921. Nos aseguran que aún que-        charreada que dieron ahí?”. Al recordar con exactitud,
dan dos supervivientes de los que no supieron sus nom-       contestó: “bueno empezamos a charrear ahí sin que es-
bres (Hidrocálido, 4-septiembre-1996:3).                     tuviera totalmente terminado, había únicamente un pe-
                                                             dazo de gradas y así empezamos a charrear, esto a de
II. Don Roberto Ibarra Mora                                  haber sido como en 1949 ó 1950, ahí empezamos a
                                                             charrear y aquí estamos todavía”.
        Fue un verdadero
gusto platicar con Don Ro-
berto Ibarra Mora, segundo
presidente de la Asociación
de Charros de Aguascalien-
tes, que el día de hoy reci-
birá un merecido reconoci-
miento por la contribución
que ha hecho y seguirá ha-
ciendo, si el Creador se per-
mite, al deporte charro en
la entidad. Aún explícito en
sus contestaciones y por su-
puesto conocedor de la fies-
ta de la charrería en Aguas-
calientes, estas fueron las pa-
labras que dio en el año de
1996 al rotativo, El Heraldo
de Aguascalientes:
   289




        “Dentro de las suertes de la charrería, a usted
¿cuál fue las que más le gustaron o practicó?”. “Yo prac-
tiqué piales en lienzo y manganas a pie, eso fue mi fuer-
te, a lo que más me dedique dentro de las charreadas y
lo que más me gustó, también empecé a colear, pero vi
que no era mi camino”.
        “¿Y en la suerte de cala de caballo?”. “No, en aquel
tiempo no había los caballos preparados como los que
hay actualmente”.
        “¿Estaremos hablando que, en aquel tiempo, se
practicaban las suertes más recias o más fuertes, Señor?”.
“Efectivamente, era otro tipo de gusto, actualmente ya
se ha superado mucho la charrería”.
        “Con respecto al reglamento o su aplicación...”.
“Sí había reglamento charro, porque desde que existe la
Federación se creo éste, que se ha ido modificando, desde
luego, porque a evolucionado mucho la charrería”.
        “¿Diríamos que los animales como los caballos
han evolucionado o han mejorado con referencia a su
raza, para tener buenos caballos caladores?”. “Sí han evo-
lucionado y actualmente hay buenos arrendadores y que
los preparan muy bien para hacer buen papel en todas
las competencias charras”.
        “¿Dentro de sus recuerdos como charro activo,          ahora en el país, ¿cuál sería?”. “Ahorita tenemos muy
qué nos pudiera relatar?”. “Mire usted, nosotros cuando        buenos charros, que manejan la reata, por ejemplo, cuan-
ya estábamos organizados, llevamos muy buena amistad           do yo empecé a charrear, nunca me imaginé que fuera a
con Antonio Aguilar, él traía ya su espectáculo y dentro       ver lo que estoy viendo ahora con respecto al floreo que
de éste una parte de charrería, como siempre la ha traí-       realizan muchos charros en la suerte de manganas”.
do. En ese tiempo andaba el charro profesional Rafael                  “¿Su opinión respecto al festejo que este domin-
Ramos y nos invitaba a sus festejos, estuvimos con él en       go le tienen preparado?”. “Tengo entendido que me ha-
Morelia; tuve también un compadre que fue un gran              rán un homenaje, porque soy de los pocos que queda-
charro profesional, se llamaba Manuel Ordóñez, de              mos aquí en Aguascalientes, claro, usted sabe que para
Querétaro, él también me invitaba e íbamos ayudarle a          uno es un honor recibir siempre un homenaje de esta
hacer los festejos”.                                           categoría, que hayan pensado en eso, estar con toda mi
        “Dentro de los festejos a nivel nacional, ¿qué par-    familia y con todos los compañeros charros”.
ticipaciones tuvo usted y la Asociación?”. “Participamos               “¿Qué opina respecto a una escuela de charros
dentro de los festejos con las principales asociaciones        en el Estado?”. “Siempre hemos procurado tener una
que hay en el país, a México fuimos mucho a participar         escuela de charrería, desgraciadamente esta idea o este
con la Nacional de Charros, que fueron los primeros con        trabajo se corta por falta de elementos o por falta de
quienes tuvimos amistad primeramente, fuimos a Celaya,         gente quien esté dando las clases”.
San Luis Potosí y a otras partes a donde nos invitaban”.               “Con relación al homenaje que posteriormente
        “Su opinión con respecto a los charros que hay         le harán al Profesor. J. Refugio Esparza por haber cons-
                                                                                                               290




truido dentro de su Gobierno esta Villa Charra, ¿qué opi-    Corona”, así como de apoyos salidos de propia iniciativa
nión nos puede dar?”. “Yo creo que es muy merecido,          y de algunos charros de ese entonces”.
porque siendo profesor él, vio con mucha ilusión de no-             Destaca Lucrecia Rodríguez que el “Rancho del
sotros que tuviéramos este lugar donde estamos ahorita,      Charro” fue construido con el empuje y determinación
creo que es muy merecido el homenaje que se le va a          de Don Javier Rodríguez Urzúa, pues primero se levan-
hacer. Le comento que, en lo particular conozco mu-          taron las bardas que dieron forma al lienzo y anillo, lue-
chos Lienzo Charros en todo el país, pero creo que para      go un tramo de gradería, posteriormente un tramo de
mí, es el más bonito y el más completo, este lienzo          techo y así, poco a poco, se completo la primera cate-
charro de aquí, de Aguascalientes”.                          dral de la charrería en Aguascalientes. El proyecto que
                                                             hizo, no se llegó a concluir debido a razones desconoci-
                                                             das, pues contemplaba hasta un casino en forma.
                                                                    La familia de Don Javier Rodríguez Urzúa, esta
                                                             conformada por dos varones que desde pequeños ya
                                                             andaban en la charrería: Javier (“Kiko” como se le cono-
                                                             ce en el ambiente charro) y Alberto; y 4 mujeres, que
                                                             pertenecieron a la segunda Escaramuza que hubo en
                                                             Aguascalientes: Lucrecia, quien finalmente alcanzó a
                                                             pertenecer a la escaramuza fundadora, María de los
                                                             Ángeles, Leticia y Rocío.

                                                             IV. Gabriel Arellano Guerra

                                                                     A Don Gabriel Arellano Guerra junto con otros
III. Javier Rodríguez Urzúa                                  charros de la localidad, dieron nacimiento a la primera
                                                             catedral de la charrería en Aguascalientes por los años
        La amazona Lucrecia Magdalena Rodríguez Mu-          40: el “Rancho del Charro”. Ocupó la Presidencia de la
ñoz, miembro de la Asociación de Charros de Aguasca-         Asociación de Charros de Aguascalientes durante los
lientes, comenta que su señor padre, el Ing. Javier Rodrí-   periodos de 1962-1964, 1968-1972, 1980-1986 y 1989-
guez Urzúa (q.e.p.d.), fue socio fundador de la Asocia-      1991. Fue delegado de la Federación Nacional de Cha-
ción y fue presidente de la misma varias veces; pero         rros durante 1966-1970 y vocal de la misma en 1976-
fuera o no presidente, siempre luchó incansablemente         1970.
por impulsar la charrería en Aguascalientes, en particu-             Junto con otros charros distinguidos de Aguasca-
lar, por la construcción del Lienzo Charro llamado “Ran-     lientes, acompañó al Gobernador del Estado Prof. J. Re-
cho del Charro” el cual no era más que un terreno poco       fugio Esparza Reyes para solicitar al Presidente de la
indicado para una construcción grande como un lienzo,        República, José López Portillo, que apoyase con una par-
pues era de relleno sanitario.                               tida presupuestal, para la construcción de la majestuosa
        “Sin embargo, como mi papá era ingeniero topó-       Villa Charra.
grafo y con amor profundo por la charrería, fue poco a               Recibió el reconocimiento de la “Espuela de Oro”
poco juntando materiales para el lienzo. Ejemplo de ello,    que otorga la Federación Nacional de Charros en 1980.
realizó un jaripeo de gala que se llevaba a cabo en la       Fue Presidente del Congreso y Campeonato Nacional
Plaza de Toros San Marcos el 26 o 27 de abril, con patro-    Charro en 1980. En ese año fue distinguido entre todos
cinios de la embotelladora Coca-Cola, la cervecería “La      los charros federados para ponerle la Espuela de Oro a la
291
                                                                                                               292




Virgen de la Asunción en la Catedral de Aguascalientes,      V. Asunción Poblano Olmos
misma que sigue portando.
        También fue iniciador en 1988 de la tradicional              Nacido en Encarnación de Díaz, Jal., desde pe-
charreada anual del Seminario Diocesano del primero          queño fue aficionado a la fiesta más mexicana: la charre-
de mayo, además de miembro del Comité Organizador            ría. Su gusto por el deporte nacional comenzó al jine-
de la Romería de la Asunción, junto con el Pbro. Fernan-     tear, con su burrita, a una vaca y apoyar en las faenas
do Casas González.                                           cotidianas del campo. Quedó huérfano muy pequeño,
        Don Gabriel Arellano Guerra fue un amante del        de ahí que se trasladó, con su familia, a la ciudad de
deporte nacional en su tierra natal y a nivel nacional.      Aguascalientes en el año de 1930.
Empresario visionario, benefactor de muchas causas so-               Sus caballos favoritos fueron “Vagón” que le cos-
ciales, hombre cabal y ejemplar padre, tal y como lo         tó 15 pesos y la yegua “Peluda”. De joven iba a jinetear
manifiestan su esposa Doña María Guadalupe Espinosa          y practicar la charrería con otros charros a la Alameda,
Díaz de León y sus hijos Gabriel, Patricia, Rafael, Merce-   cerca del cuartel de los militares, junto a los camellones
des y María del Carmen.                                      de los frondosos árboles, quienes, se molestaron a tal
        Su herencia más importante de su vida quedó          grado, que los corrieron de dicho lugar. Luego se fueron
marcada para siempre en la transmisión de la tradición       practicar al Río de los Adoberos (Arrellanos), a la
de la charrería que hizo hacia su descendencia, valor        Magueyera, a la Estación y Peñuelas.
que siempre será recordado por su familia y la familia               Cada domingo, en estos lugares, aprendió los
charra de Aguascalientes.                                    piales, las manganas y sobre todo, a charrear a campo
   293




raso. Don Asunción Poblano comenta que fue amigo de          Rodríguez Flores, ofreciéndoles el terreno para construir
Alfonso Ramírez “El Calesero”, con quien entabló una         su lienzo, pero a cambio, ellos deberían de constituirse
amistad entrañable y sobre todo, a quien le reconoció        como Asociación debidamente legalizada, con presiden-
sus habilidades para el toreo.                               te, vicepresidente y vocales, así como obtener su reco-
        Don “Chon” Poblano, como se le conoce de cari-       nocimiento ante la Federación Mexicana de Charros,
ño en el ambiente de la charrería, se hace llamar el “Cha-   hecho que se logró gracias a tan significativo apoyo.
rro del Encino”, ya que tuvo una familia esencialmente               Don “Chon” Poblano compitió en diferentes lu-
de charros. Por ejemplo, Don “Chon” supo enseñar y           gares del país y el extranjero como charro completo, en
transmitir este hermoso deporte a su descendencia: Juan      especial, en los jaripeos de gala en la Plaza de Toros San
Antonio ganó varios campeonatos y llegó a ser charro         Marcos, donde se hacían llenos, pues la gente apreciaba
completo en el Torneo de la Viga, D.F., mientras que         mucho eso. Recuerda cuando se organizaron para una
Francisco correspondió con el mismo honor y capacidad        charreada en honor del diputado Aquiles Elourdy, quien
para la charrería. Sus nietos, Brenda y Pamela, Juan An-     le colocó la Banda de Honor como reconocimiento a su
tonio “Pato” y Francisco, los hijos de ambos, siguen los     trayectoria deportiva como charro.
pasos por el gusto de la charrería de su abuelo “Chon”               En relación con el Lienzo “Rancho del Charro”,
Poblano y de sus respectivos padres.                         éste fue evaluado en 33 mil pesos y se vendió en 53 mil
        Las hijas de Don “Chon” Poblano fueron Alicia,       pesos al Gobierno del Estado, el cual lo transfirió a la
Ma. de Jesús e Irma, quienes siguen los mismo pasos          Universidad Autónoma de Aguascalientes, hecho que
que su padre; por ejemplo, Irma fue la Reina de la Aso-      duró muy poco, debido a que es un deporte muy caro,
ciación de Charros de Aguascalientes en el año de 1980.      por lo que fue recuperado por la Asociación de Charros
        Don Asunción Poblano práctico la charrería en el     en los años 80’s.
Lienzo “Rancho del Charro”, lugar en donde defendió                  Las suertes charras favoritas de Don Poblano fue-
con gallardía y honor los colores de Aguascalientes. De      ron las jineteadas, las manganas y los piales; mientras
tal lugar, nos menciona que, mientras un grupo de 40         que las más difíciles, fueron las manganas. El Lienzo o
charros entrenaban en los camellones de la Alameda,          Villa Charra de su preferencia fue el “Rancho del Cha-
llegó el entonces Gobernador del Estado, Ing. Jesús María    rro”, lugar de grandes recuerdos y sus personajes cha-
                                                                                     rros en la historia de México han
                                                                                     sido los Becerril, Cuco Arrieta y los
                                                                                     Ordóñez de Querétaro, mientras
                                                                                     que sus personajes charros en la
                                                                                     historia de Aguascalientes, Rober-
                                                                                     to Ibarra Mora y Leoncio Jiménez.
                                                                                             Su tradición mexicana
                                                                                     siempre ha sido la charrería y su
                                                                                     atuendo favorito es el de vestirse
                                                                                     como charro con distintivos de pla-
                                                                                     ta y botas. El color de sarape pre-
                                                                                     ferido, es el rojo con rayas y su
                                                                                     canción charra es “Morenita linda”.
                                                                                     Su dicho más hablado, entre mu-
                                                                                     chos, es aquel que dice “Con este
                                                                                     tengo y me sobra”.
                                                                                                          294




                                                            2) Reconocimiento por la Unión Ganadera Regional
                                                             de Aguascalientes, 1988;
                                                            3) Reconocimiento por la Asociación de Charros de
                                                             Aguascalientes como Socio Vitalicio y trayectoria en
                                                             la charrería, 25 de abril de 1990;
                                                            4) Diploma de Honor por la Asociación de Charros
                                                             de Aguascalientes, perteneciendo a dicha agrupación
                                                             desde la fundación hasta la fecha, 12 de octubre de
                                                             1996;
                                                            5) Reconocimiento de la Asociación de Charros de
                                                             Aguascalientes como Socio Fundador, otorgándole
                                                             el diploma “Los cimientos del pasado son las fortale-
                                                             zas del presente”, durante los 56 años de la asocia-
                                                             ción de vida deportiva y social, que reconocen a Don
                                                             Asunción Poblano Olmos por su trayectoria de vida
                                                             institucional como precursor de nuestro deporte na-
                                                             cional, permitiendo que la Asociación sea baluarte
                                                             en el Estado: “hoy en día nos sentimos orgullosos de
                                                             usted, ya que sus méritos no pueden pasar
                                                             inadvertidos por los que en este momento tenemos
        Con orgullo nos cuenta que se casó de charro y       la responsabilidad de guiar los destinos de nuestra
que todavía conserva en su casa su ajuar charro, quien lo    Asociación, qué Dios lo bendiga por siempre, diciem-
cuida con gran cariño y recuerdo.                            bre de 2002-2003, el Consejo Directivo de la Asocia-
        Como todo buen charro, participó en numerosos        ción de Charros de Aguascalientes”.
cabalgatas, peregrinaciones y
desfiles charros. Ha recibido im-
portantes reconocimientos a ni-
vel estatal, regional y nacional,
entre los que destacan los si-
guientes:
 1) Pergamino Conmemorativo,
    sede el XXX Congreso y
    Campeonato Nacional Cha-
    rro, otorgado el 12 de di-
    ciembre de 1980 por la Aso-
    ciación de Charros de
    Aguascalientes en gratitud a
    los hombres de a caballo que
    fundaron la Asociación y que
    firmaron el acta constitutiva
    de la misma el 25 de febre-
    ro de 1950;
   295




VI. Don Chon Poblano                                            burrita que es su primer contacto con la charrería y la
    Por: Verónica Yadira Tiscareño                              cual prepara con los arreos y una silla; pero, al intentar
                                                                lazar a una vaca, (lo que logra) la burrita lo tumba sobre
        Don Asunción “Chon” Poblano Olmos fue socio             una malla de púas, lo cual no lo desanima, sino más
fundador de la Asociación de Charros de Aguascalien-            bien, lo anima a continuar y seguir intentando hasta lo-
tes. Charro de devoción, vocación, decisión y dedica-           grarlo y aprender todo lo referente a una buena lazada y
ción, no nace dentro de la tradición, pero desde niño la        la monta de un animal. A la edad de 12 años (3 de mayo
hace suya, viviendo y sintiendo a la charrería como un          de 1930) se traslada a vivir al Estado de Aguascalientes,
estilo de vida, lo cual se refleja en la Asociación a la cual   donde compra su primer caballo, el cual le costo $15.00
aún pertenece como Socio Honorario y dejando en esta            y lo llamo “El vagón”, que después de un tiempo trans-
tradición, una gran herencia que continua activa y por lo       currido se lo regala a su suegro; posteriormente, compra
cual sigue siendo reconocido y honrado.                         una yegua prieta llamada “La peluda”. Dedicándose du-
        Nace en Encarnación de Díaz, Jalisco, el 15 de          rante el resto de su vida a la compra-venta de ganado y
agosto de 1918. A los 5 años de edad se compra una              a su gran orgullo: la charrería.
                                                                                                                296




        En 1940 se caso con la señora Herlinda
Cervantes, con la que procreó a 6 hijos; 2 hom-
bres y 4 mujeres y los cuales le brindaron la
felicidad de 9 nietos y 13 nietas que aman la
tradición charra y siguen el camino que él, como
abuelo y padre, les heredo, ya que una sus
hijas fue Reina de la Asociación de Charros de
Aguascalientes, los dos hijos varones son cha-
rros y otra de las hijas se dedica a la prepara-
ción de fiestas charras y la costura de vestidos
regionales y típicos de la charrería. Entre los
nietos, se encuentras dos varones que conti-
núan con la tradición siendo charros y cuatro
nietas amazonas, de las cuales sólo dos siguen
vigentes dentro de la escaramuza “Las Palo-
mas” de Aguascalientes.
        También en 1940, a la edad de 22 años,
se enseña a lazar o pialar en un potrero en
Peñuelas, Aguascalientes, gracias a los seño-
res Doroteo Sandoval y Tiburcio López; así
mismo, estos le enseñan todas las suertes cha-
rras, donde considera que aprendió bien y en
forma la tradición charra, logrando todas las
metas que esperaba y se había formulado, en
donde alcanzaba a hacer hasta 150 pasadas
sin error y sin detener la soga. Esto le dio
como resultado que lo invitaran a participar en
las charreadas que se realizaban en los muni-
cipios del Estado y lo van uniendo a la socie-
dad charra que se encontraban dentro del mismo.              gusto y algo que les nacía, por lo tanto, el Sr. Goberna-
        Don “Chon” narra que en 1946 se forma la Aso-        dor les hizo la propuesta de que se organizarán y eligie-
ciación de Aguascalientes, fungiendo como presidente         ran un presidente, secretario y vocales, para formar así
de la misma el Sr. Leoncio Jiménez Díaz y como secre-        una asociación que pudieran registrar en la Ciudad de
tario, el Sr. Roberto Ibarra Mora; esto surge a conse-       México.
cuencia de que un grupo de 30 amigos se reúnen en la                 Una vez organizados y no teniendo lienzo, reali-
Alameda, el Río y la Magueyera a realizar suertes cha-       zaban sus presentaciones en la Plaza de Toros San Mar-
rras con sus caballos, pero siempre los corrían los solda-   cos, la cual llenaban en su totalidad en cada una de sus
dos, ya que ensuciaban y daba un mal aspecto a la ciu-       charreadas.
dad; pero, un buen día, paso el Gobernador de esos                   Años más tarde, Leoncio, uno de los agremiados
tiempos por el lugar donde se encontraban este grupo         a la asociación, lo invita a formar parte de una asociación
de amigos y les pregunto si de verdad les gustaba la         nueva, pero Don “Chon” no acepta argumentando: “he
charrería, a lo que contestaron que en verdad era un         hecho un juramento y soy firme a mi bandera como un
   297




soldado”. Durante su tiempo de vigencia en la charrería      go de los amigos y una fuente de sabiduría de lo que
tuvo muchos logros, por lo cual recibió reconocimien-        compete a la charrería que se ha vivido en Aguascalien-
tos, trofeos y buenos recuerdos; uno de los más signifi-     tes durante los últimos 58 años, único estandarte vivo
cativos es el participar en el espectáculo de Antonio        de estos fundadores de la charrería en este bello estado,
Aguilar, el cual se realizó en los Estados Unidos,           tan nuestro, como de todos.
específicamente en Ciudad Juárez, McAllen y Texas, para
lo cual se les proporcionó un carro de ferrocarril para      VII. Fernando Topete Ceballos
trasladar a los caballos, aún cuando este espectáculo solo
duro 15 días, pero fueron muy activos y con muy bue-                 La charrería nació por los años 20 por un grupo
nos recuerdos.                                               de personas que realizaban labores campiranas que, en
        En la actualidad, sólo funge como socio honora-      sus corrales y ranchos, practicaron las suertes del campo.
rio, ya que desde 1996 no realiza presentaciones, pero       Es hasta los años de la década de los 40, cuando se
es todo un personaje, ya que es considerado para la toma     funda la Asociación Nacional de Charros de Aguasca-
de decisiones que se realizan a favor de la charrería y      lientes.
sus pláticas sobre la misma son muy interesantes y lle-              Entre esos primeros charros había un grupo de
nas de recuerdos gratificantes.                              aficionados y sus hijos, que en la Alameda comenzaron
        Hombre de gran fuerza y valor, de sin igual ale-     a practicar organizadamente la charrería, sobresaliendo
gría y con ánimo de seguir vigente en la vida charra de      Leoncio Jiménez Díaz, Roberto Ibarra Mora, Asunción
Aguascalientes, es Don “Chon” Poblano, quien es ami-         Poblano, Teófilo Chávez, entre otros.
                                                                                                                  298




        El Gobernador del Estado de Aguascalientes, el      jandro, que compitió en jineteo de yegua en el Congre-
Ing. Jesús María Rodríguez Flores, en entrevistas que se    so Nacional, celebrado en Apaseo el Alto, Fernando y
tuvieron con él, y además siendo amante y admirador         José Antonio Topete.
de todos los sentires campiranos, simpatizó inmediata-              Por otra parte, nos señala Don Fernando Topete
mente con ellos, para poder dotar de lo necesario a que     Ceballos que la historia de la charrería en Aguascalien-
aquel grupo y que pudieran practicar su deporte.            tes ha tenido vaivenes, unos de esplendor y desarrollo,
        Dicho Gobernador les tramitó la donación de los     pero otros de sombras, como lo acontecido en los años
terrenos de lo que es el Lienzo “Rancho de Charro”,         80, cuando se dio la escisión interna en el organismo.
mandando la iniciativa al Congreso del Estado, y en su      Por ejemplo, menciona que cuando fue inaugurada la
resolutivo, se ordenó la publicación en el Periódico del    Villa Charra en 1980 por el entonces Presidente, José
Estado, como único requisito que no podría enajenarse y     López Portillo, él cometió el error de hacerlo de manera
se conservara la propiedad siempre y cuando se dedica-      privada, sin invitar y contar con la presencia de la verda-
ran a los fines exclu-                                                                              dera familia charra
sivos del deporte                                                                                   de Aguascalientes,
nacional que es la                                                                                  rompiendo así con la
charrería, condición                                                                                tradición charra y
que hasta la fecha                                                                                  ahondando más los
se ha cumplido.                                                                                     problemas al interior
        Cabe señalar                                                                                de la Asociación de
que la Asociación                                                                                   Charros de Aguasca-
de Charros de                                                                                       lientes.
Aguascalientes es la                                                                                        Para Don Fer-
decana en la enti-                                                                                  nando, resulta im-
dad, ya que de ella                                                                                 portante aclarar que
surgieron, con el                                                                                   los hombres que es-
paso de los años,                                                                                   tuvieron al frente de
otras asociaciones                                                                                  la Asociación de
como la de “El                                                                                      Charros, de los fun-
Sabinal”, “Vista Ale-                                                                               dadores y los que
gre”, Refugio de                                                                                    están en la actuali-
Peñuelas, Pabellón de Arteaga y Cosío, con los herma-       dad, ellos simplemente tuvieron su momento de hacer
nos Tristán.                                                lo pertinente, de haber cumplido una función en las
        En particular, la Asociación de Charros de “Vista   decisiones que debieron hacer, por lo que, todos han
Alegre”, nació de la presencia de tres niños, hijos de      contribuido, de una manera directa o indirectamente,
Juan José de Alba, Fernando J. Topete Ceballos y Ar-        en el engrandecimiento de la fiesta más mexicana de
mando González                                              todas: la charrería en Aguascalientes.
        Don Fernando Topete Ceballos comenta que tie-               Para Don Fernando Topete Ceballos, los valores
ne más de 40 años en el ambiente, el deporte y la prác-     que se requieren para ser charro son: la vocación, la vo-
tica de la charrería, gusto y amor que conserva debido a    luntad, la afición y el amor al sentir campirano. Sus caba-
que sus hijas, Verónica y Victoria, son miembros de la      llos favoritos fueron, “El pocho”, “La gitana”, “La onza”,
escaramuza “Las Pavas”, así como su señora esposa Ma.       “El cantador”, “El coyote”, “El fonapas”, “El barril”, “El pies
de la Luz Delgado Medina de Topete; y sus hijos: Ale-       de plata”, entre otros.
   299




        Las suertes charras favoritas de Don Fernando         vas”. Finalmente, Don Fernando Topete Ceballos comen-
Topete Ceballos fueron las colas; mientras que la suerte      ta que, junto con Juan José de Alba, Mario Carreón
charra menos difícil fue el colear, para ello, su lienzo o    Ponce, Fernando Ojeda y otros distinguidos charros, fue-
Villa Charra de preferencia es el “Rancho de Aguasca-         ron los fundadores de la primer cabalgata charra a San
lientes”.                                                     Juan de los Lagos, allá por los años 70.
        Los nombres de charros completos preferidos son
Don Guadalupe Montoya, “El elegante”; Gregorio                VIII. José Luis Ibarra Rodríguez
Álvarez, “El cebollín”, el arrojado y gran charro Jesús
Martínez “El Kaiser”, Guillermo de la Torre, Tacho Álvarez,            José Luis Ibarra es uno de los presidentes de la
y muchos más.                                                 Unión de Asociaciones de los diferentes Estados de la
        Las reinas charras que recuerda con aprecio son       República Mexicana. Hombre dedicado a la charrería que,
Carmen Márquez, Magdalena González (tía del Gober-            con trabajo y compromiso, tratan de mantener la tradi-
nador del Estado, Sr. Felipe González González), María        ción y práctica de este deporte. Se pretende hacer un
Elena Ponce, Tita López Alaníz y Graciela Femat (madre        reconocimiento a cada presidente o vocal, como se les
del Gobernador Electo Luis Armando Reynoso Femat).            nombraba anteriormente, de cada unión; y para ese fin,
Como el personaje charro en la historia de México des-        se publicará la trayectoria que han tenido como charros,
taca, Don Fernando, a José Velásquez y los Becerril. En       el trabajo realizado en su Estado y los aspectos de la vida
cambio, el personaje charro en la historia de Aguasca-        personal de éstos hombres de a caballo:
lientes, están Enrique M. del Valle, Jesús Martínez “El          - Lugar y fecha de nacimiento de José Luis Ibarra Ro-
Kaiser”, Guadalupe Montoya, Gregorio Álvarez “El                   dríguez. Aguascalientes, Ags., el 22 de mayo de 1952.
cebollín”, y Guillermo de la Torre,                              - ¿Cuántas asociaciones agrupa la Unión que usted
        Su atuendo favorito es el de faena y media gala;           representa?. A 18 asociaciones.
el color de sarape preferi-
do, el rojo con negro y el
verde, blanco y oro y sus
botas favoritas, las de co-
lor miel, cafés y tabaco.
        Su refrán y dicho
de preferencia “los burros
del mismo pelo siempre
trotando juntos”, mientras
que su palabra charra fa-
vorita “échale compadre”.
Su canción charra “Cuan-
do salgo a los campos”, “El
huerfanito” y el “Caballo
mojino”.
        Don Fernando To-
pete tuvo como parientes
charros a Enrique M. del
Valle, así como a su esca-
ramuza predilecta “Las Pa-
                                                                                                               300




- Aparte de practicar la charrería, ¿a qué otra actividad    - ¿Cuál fue su motivación más importante para dedi-
  se dedica?. Comerciante. Soy director general de un          carse a la charrería?. El gusto a los caballos, faenas y
  centro de distribución de joyería.                           travesuras campiranas, y el orgullo y satisfacción de
- ¿Cómo se inicia en la charrería?. El amor a la charrería     practicar el deporte de nuestra Patria.
  me fue inculcado por mi padre, don Roberto Ibarra          - ¿Cuántos de sus familiares se dedicaron o se dedican
  Mora, fundador de la Asociación de Charros de Aguas-         a la práctica de la charrería?. Roberto Ibarra Mora (pa-
  calientes. Él se inició en este deporte a muy corta          dre), Antonio Ibarra Pedroza (abuelo), Francisco Ibarra
  edad, al igual que lo hicimos sus hijos. Desde que           Mora (tío), Rafael Ibarra Mora (tío), José Luis Ibarra
  tengo uso de razón, siempre anduve entre sogas y             Mora (tío), Virginia, Ma. de los Ángeles, Graciela,
  caballos, en las travesuras del campo, ya que mi abuelo      Rosalba y Martha (hermanas), todas ellas fundadoras
  tenía un rancho ganadero. Comencé a participar como          de la primera escaramuza en Aguascalientes, hace
  charro activo en la capital de Aguascalientes aproxi-        aproximadamente 30 años. José Luis, Larisa y Laura
  madamente a los 12 años de edad, actividad que he            (hijos), Rosalba Guerra Ibarra (sobrina), y Ma. de los
  realizado ininterrumpidamente hasta la fecha. Ade-           Ángeles Alonso Ibarra (sobrina).
  más, soy fundador del Colegio de Jueces de la Ciu-         - Ha obtenido premios, ¿cuáles, donde y porqué?, y
  dad de Monterrey, N.L., y he participado calificando         ¿cuál es su especialidad charra?. Sí, algunos en Cam-
  en competencias oficiales y campeonatos naciona-             peonatos Estatales en la ciudad de Monterrey, N.L.,
  les, a partir de 1974.                                       por primeros lugares en piales y manganas a pie. Otros
                                                               en competencias interasociaciones, en Monterrey y
                                                               Aguascalientes. He tenido reconocimientos como ins-
                                                               tructor de la Escaramuza “Tapatía” (Guadalajara) y
                                                               “Sanmarqueña” (Aguascalientes).
                                                             - ¿A que asociaciones ha pertenecido?. A la Asociación
                                                               de Charros de Aguascalientes, A. C.; la Asociación de
                                                               Charros “Cerro de la Silla”, A. C. (Monterrey, N.L.) y a
                                                               la Asociación Tapatía de Charros , A.C. (Guadalajara,
                                                               Jal.)
                                                             - ¿Cuáles son las metas u objetivos del programa de
                                                               trabajo que tiene en su Unión?. Subir el nivel depor-
                                                               tivo de nuestro charros y la realización de un mayor
                                                               número de campeonatos.
                                                             - ¿Qué propondría para el bien y progreso de la cha-
                                                               rrería?. Qué haya una mayor difusión de nuestro de-
                                                               porte en los diferentes medios de comunicación: pren-
                                                               sa, radio y televisión; además de difundir, a toda la
                                                               charrería, el respeto a nuestro público y que sean
                                                               más breves los tiempos muertos en nuestras compe-
                                                               tencias.
                                                             - ¿Qué ha hecho, o piensa hacer, como Presidente de
                                                               su Unión?. En este año, se han federado tres nuevas
                                                               asociaciones: “Vaqueros de Tapias”, “Puente Negro”
                                                               y “Superior”. Se han incrementado los campeonatos
   301




                                                                “es ser caballero dos veces, tal y como lo dice Manuel
                                                                Benítez Carranza”. Sus caballos favoritos han sido “El prín-
                                                                cipe y “El chaparro”, mientras que su suerte charra favo-
                                                                rita y de más gusto han sido las manganas, aunque más
                                                                difíciles son las jineteadas. El Lienzo o Villa Charra de
                                                                preferencia son la de Toluca, “López Mateos” de Ciudad
                                                                Juárez, Chih. y la Villa Charra de Aguascalientes.
                                                                        El nombre preferido de charro completo es su
                                                                padre, Don Roberto Ibarra Mora; el personaje charro en
                                                                la historia de México es Don Alfonso Rincón Gallardo y
                                                                el personaje charro en la historia de Aguascalientes, Don
                                                                Antonio Casillas.
                                                                        Para Don José Luis Ibarra la charrería constituye la
                                                                tradición de su preferencia favorita y aclara que su atuen-
                                                                do favorito de charro debe ser sencillo, el color de sarape
                                                                rojo y botas café. Su canción charra predilecta es “El
                                                                muchacho alegre” y el poema charro “Mi nieto”.
                                                                        Puesto que desciende de una familia charra, Don
                                                                José Luis Ibarra Rodríguez menciona que él se casó me-
                                                                diante la tradición de una boda charra. Siente un orgullo
    interasociaciones con una respuesta favorable por par-      del tamaño del mundo que su padre haya sido charro y
    te del Estado; por lo tanto, el nivel deportivo de nues-    su descendencia también lo sea: “siento orgullo y satis-
    tros charros ha ido en ascenso, esperando en este           facción de ver a mi familia charra”.
    próximo campeonato estatal, obtener mejores resul-
    tados tanto en participación de equipos, y puntuacio-       IX. José Aurelio Ponce Guzmán
    nes.
  - ¿Cuáles serian los apoyos que usted requiere para                  La trayectoria histórica de un charro aguascalen-
    que la charrería funcione o mejore en su estado y / o       tense completo, la encontramos en la figura de José
    en general en el país?. Apoyo económico para la             Aurelio Ponce Guzmán, quien desde la niñez se identi-
    solventación y financiamiento de competencias y tor-        ficó con el dominio de las suertes de la charrería y sobre
    neos. A nivel nacional estamos teniendo problemas           todo, por el amor y contacto profundo con el caballo,
    para el traslado de nuestros caballos en ciertos Esta-      pasión y trabajo que en la actualidad realiza en su ran-
    dos de la República Mexicana, sobre todo en el Esta-        cho y clínica-hospital en Guadalupe de Atlas, Municipio
    do de Jalisco, que colinda con el nuestro. Es necesa-       de Asientos; a tal grado que, Don Aurelio, es conocido
    ria también mayor correspondencia de la federación          como “El señor de los caballos”.
    hacia las asociaciones. Agilizar su entrega para que se
    reciba a tiempo, y no fuera de éste, como suele su-                Los inicios
    ceder (revista “Patria y tradición: charrería”, No. 14,
    Vol. 2 1995).                                                      Los inicios en la charrería de Don José Aurelio
         En otra entrevista realizada a Don José Luis Ibarra,   Ponce Guzmán se remontan en los años 60, en especial
nos comenta lo siguiente: “en cuanto a los valores que          cuando se comenzó a instruir y aprender de las faenas
se requiere para ser charro”, nos responde Don José Luis,       de la charrería y el conocimiento del caballo. Entre las
                                                                                                                   302




principales actividades realizadas por Don José Aurelio        cer sus amplios conocimientos en la más mexicana de
tenemos las siguientes:                                        las fiestas al pialar yeguas brutas sobre su fino potro. El
        “En la emotiva ceremonia en el Lienzo Charro,          periodo tuvo verificativo la mañana de ayer en el Lienzo
abanderaron, anteayer, a los Charros de la Asociación de       Charro”.
Aguascalientes con un lucido festejo en la Casa Domecq,                “Una nota de luto embarga a la familia charra local,
quienes estuvieron presentes en el convivio ofrecido a         cuando la Asociación de Charros de Aguascalientes, parti-
los Triunfadores del Campeonato Nacional Charro, y en          cipa con profunda pena el sensible fallecimiento del Sr.
donde se demostró su gran calidad al imponerse a 37            Aurelio Ponce Ramírez, padre de nuestro socio, el Sr.
asociaciones charras de toda la República Mexicana”.           Aurelio Ponce Guzmán, acaecido el día de ayer en la ciu-
        “El aspecto general del convivio ofrecido en la        dad de México. Presidente, Javier Cuéllar Díaz; secretario,
Villa Charra para celebrar el campeonato obtenido con          Gabriel Arellano Guerra. Aguascalientes, Ags., 1963”.
el esfuerzo y coraje, distingue a los integrantes de la                “La vida debe continuar, y Don Aurelio Ponce
Asociación de Charros de Aguascalientes”.                      Guzmán, alumno del Colegio Marista y charro, defendió
        “Durante la competencia charra amistosa entre          los colores azul y blanco del centro docente local, el próxi-
las Asociaciones de Encarnación de Díaz Jal., y la de Aguas-   mo día nueve de febrero y quien se consolida como toda
calientes, el charro hidrocálido Javier Cuéllar, dio a cono-   una revelación en el deporte nacional” (enero-26-1964).
   303




      Experiencia y disciplina

        “El trabajo basado en la disciplina,
se conjugaron para adquirir experiencia en
las lides de la charrería. Así lo demostró en
los años 70 y 80 cuando el charro José
Aurelio Ponce Guzmán, por ejemplo, rea-
lizó la magnifica jineteada de novillo du-
rante el estupendo festejo charro presen-
tado el día de ayer por la Asociación de
Charros de Aguascalientes y en el que com-
pitieron contra ‘La Alteña’ de esta ciudad,
en la charreada a beneficio de la navidad
del hijo del Policía Preventivo” (Sol del Cen-
tro, 10-diciembre-1973).
        “Por el cambio de directivos de la
Asociación de Charros de Aguascalientes, se realizó un           “Gran triunfo de charros de casa, se impusieron a
atractivo festival charro este día. Hoy es el cambio de   los de Guanajuato y Jalisco en la última de Feria, Aurelio
poderes en la Asociación de Charros de Aguascalientes”    Ponce fue el mejor del Campeonato, muy lucido resultó
(Sol del Centro, 16-octubre-1977).                        el evento de las escaramuzas” ( Hidrocálido, 10-mayo-
                                                          1981).
                                                                 En cambio, en la “charreada en Pro del DIF que
                                                          se efectuará en el día domingo 31 de mayo de 1981 en
                                                          la flamante Villa Charra” (El Heraldo, 27-mayo-1981).
                                                                 Posteriormente, hubo: “grandes emociones se vi-
                                                          vieron el día de ayer durante la charreada en donde ‘Los
                                                          Pavos’ de la Asociación de Charros de Aguascalientes, se
                                                          impusieron a la Guadalupana de Jalisco por 281 a 245.
                                                          En ese sentido ‘Los Pavos’ que contribuyeron al lucimien-
                                                          to del festejo, fueron Aurelio Ponce Guzmán, Rodolfo
                                                          Rocha, Antonio Casillas junior, Víctor Martín y Efraín
                                                          Márquez” (Sol del Centro, 27-julio-1981).
                                                                 “Listo el equipo de la Asociación de Charros de
                                                          Aguascalientes para el Nacional. Cuando restan diez días
                                                          aproximadamente para que tomen parte los represen-
                                                          tantes de la Asociación de Charros de Aguascalientes en
                                                          el Campeonato y Congreso Nacional al Charro que ten-
                                                          drá lugar en la ciudad de Guadalajara” (Sol del Centro,
                                                          28- octubre-1981).
                                                                 “El equipo de ‘Los Pavos’ recibirán mañana al equi-
                                                          po charro de Encarnación de Díaz. Vuelve al preciso lien-
                                                          zo de la Villa Charra todo el esplendor de la fiesta más
                                                                                                               304




mexicana, como lo es el de charreada” (Hidrocálido, 31-       Poblano anunciaron su salida a Guadalajara. lugar donde
octubre-1981).                                                se celebra el Congreso Charro, y en el cual representa-
        Por otra parte: “se dio un discutido triunfo de los   rán a los charros de Aguascalientes. Mientras tanto ayer
charros de La Chona sobre la Asociación de Charros de         hicieron gran papel ante los charros de La Chona, Jalis-
Aguascalientes, con puntuación final de 177-171. Cie-         co” (Hidrocálido, 2-noviembre-1981).
rran su preparación los charros de la ‘Vista Alegre’” (Sol            “Magnífico equipo de Aguascalientes irá al Con-
del Centro, 2-noviembre-1981).                                greso Nacional de Charrería. El gran evento dará comien-
        “Por su parte, los charros locales confiados en que   zo este sábado” (Hidrocálido, 3-noviembre-1981).
ganarán el sábado a los de José Huerta. El maestro de
Tetela de Ocampo y Joselito Huerta, matarán un novillo               Época de consolidación
durante el gran evento charro de pasado mañana, en la
Villa Charra”.                                                       Mientras, en el año de 1982: “se dio un gran
        Cabe destacar que Don José Aurelio se conside-        triunfo de charros de casa al imponerse a los charros de
ra uno de los fundadores de la Escaramuza Charra de           Guanajuato y Jalisco en la última de Feria” (Hidrocálido,
Aguascalientes. Al respecto: “se tiene la noticia de que      10-mayo-1982).
cautivaron las integrantes de la Escaramuza Femenil Lo-              En ese mismo año, Aguascalientes se coronó en
cal durante el festejo Charro quienes se impusieron a         el Campeonato Charro: “sensacionalmente, el equipo
Encarnación de Díaz” (Hidrocálido, 2-noviembre-1981).         de la Asociación de Charros de Aguascalientes logró
        “El capitán de los charros ‘Los Pavos’, Aurelio       coronarse como monarca dentro del campeonato Cha-
González, en compañía del estupendo charro Pancho             rro de la Feria Nacional de San Marcos, al cumplir ayer
   305




en la última de las charreadas de esta tradición en la       haber compartido el pan y la sal con integrantes de la
verbena abrileña, en que acumuló hasta 267 puntos”           familia charra Aguascalientes, ya que también recono-
(Sol del Centro, 10-mayo-1982).                              ció que la gente conserva las tradiciones de nuestro
        “Los charros locales se impusieron ayer a los her-   país, por lo que próximamente, la Villa Charra será
manos Pedrero de León. El equipo Campeón de la Aso-          remozada y transformada para que resulte moderna”
ciación de Charros de Aguascalientes, logró coronarse        (Sol del Centro 13-septiembre-1999).
campeón de campeones, al imponerse ayer, en su Villa
Charra ante el Subcampeón hermanos Pedrero de León,                 Presencia charra
Gto., y la jalisciense de Guadalajara, que siguieron con-
servando su mismo lugar, logrado durante la pasada Na-             Don Aurelio menciona que en el desfile del 16
cional de San Marcos” (El Heraldo, 7-junio-1982).            de septiembre, participaban los charros como Lic.
        “La Asociación de Charros de Aguascalientes hizo     Leoncio y Javier Jiménez Díaz, Don Salvador Muñoz,
la grata invitación para contar con su presencia en la       Don Juan Leal y el mismo Don Aurelio Ponce López
Feria Nacional de San Marcos 1983 en el Patio Domecq.
La Feria Nacional de San Marcos, Aguascalientes 1982,               Personajes que vestían de charro
ha tenido este año, al igual que cada año un gran éxito”
(1983).                                                               Entre los personajes que por las calles y en toda
        “El charro completo, Don José Aurelio Ponce          ocasión se le veía vestido de charro, sobresalen los se-
Guzmán, ve con mucha añoranza y alegría que será             ñores Celestino Rangel, “El Tato de Garabato”, “Algua-
remozada la Villa Charra por parte del Gobernador Fe-        cilillo”, charro Díaz de León, Don Jesús, Don Rafaelito
lipe González, esto en el contexto de la coronación de       González de Ojuelos, Jal., Baudelio Ornelas Ponce “Fe-
Reina de la Asociación de Charros de Aguascalientes a        rias” y Manuel Vega “Mamey Vega”, de Ojuelos, Jal.
Caro I, el sábado 11 de septiembre por la noche, y de
                                                                                                                306




       Arreadores                                             trasmite a sus hijos e hijas. Ejemplo de ello, su esposa,
                                                              Doña Yolanda Ramírez Vargas siempre ha estado en los
        Entre los principales arreadores de antaño se pue-    momentos amargos y de triunfo en la charrería de Don
den mencionar a Cruz Álvarez “Cruz Garras”, Eligio y          Rubén, apoyando a sus vástagos, como lo son Rubén
Aarón Ramírez, Antonio Casillas “El charrasqueado”, Moi-      Ángel, Velia Josefina, Yolanda Carolina, Jesús Félix y
sés Escalera, papá de “El Cebollín” Gregorio Álvarez, Don     Eduardo Daniel, quienes siguen los pasos de su papá, así
Juan Rocha e hijos, Don Pancho Rocha (Rosendo hijo),          como en la hechura, confección y tejido de los atuendos
Don Enrique Michaus, Don Flor “Viejito Educador”              de los trajes de charros, tanto para su amado esposo,
Camacho (Pabellón con la Luna), el señor Isaías, papá de      como para sus hijos.
Isaías (Don Lupe), Manuel Femat, Lucas, Chuy Nieto,                   Cabe señalar que Don Rubén tiene recopilado
Don José Muñoz Santa Rosa y Don Ramón Álvarez.                más de 600 dichos y refranes referentes a la vida cotidia-
                                                              na de la gente y del ambiente charro. A continuación se
X. Tradición, familia y charrería: familia Berúmen            describen algunos de los datos más representativos de
Ramírez                                                       la familia charra de Rubén Berúmen de la Cerda:
                                                                      La familia Berúmen Vargas ingreso a la Asocia-
        El charro completo, Don Rubén Berúmen de la           ción de Charros de Aguascalientes el 27 de enero de
Cerda, creció su niñez al lado de sus padres y tíos, en las   1986. “Para enero de 1989 ingresa mi hija Velia Josefina
duras faenas del campo, allá por las hermosas y verdes        a la Escaramuza ‘La Sanmarqueña’. Posteriormente, tuvo
praderas de Los Álamos, arriba del
cañón Juchipila, Zac. Como a siete
horas a caballo, levantándose de
madrugada a sembrar la tierra a tra-
vés de dos bueyes, allí aprendió a
conocer y comprender la naturale-
za y los animales.
        De joven recibió de sus pa-
dres el respeto, los valores mora-
les, amor por Dios y a sus seme-
jantes, en especial, el gusto por el
deporte nacional: la charrería.
Como charro completo, participó
en muchas charreadas, jugándose
la vida con su cuaco predilecto “El
Dandy”, pero siempre disfrutando
y llevando con orgullo el nombre
de la Asociación de Charros de
Aguascalientes.
        La charrería la lleva en la
sangre y hasta la fecha, es un apa-
sionado por tal actividad, tan es así
que dicho deporte no sólo lo prác-
tica con gran maestría, sino que lo
   307




su coronación como reina de los Charros, el 16 de abril     peonato Estatal de Charro Completo; en 1999 logró el
de 1993 hasta marzo de 1996”.                               sexto lugar en San Luis Potosí y el primer lugar regional
        Rubén Berumen estuvo como presidente de la          en Morelia; en el año de 2003 logró el tercer lugar en el
Asociación de Charros de Aguascalientes en los años de      Campeonato Regional en Aguascalientes; finalmente, este
1995 y 1999. Su hija Carolina ingreso a la Escaramuza       año de 2004, obtiene el cuarto lugar en el Campeonato
“Las Pollitas” y luego, a fines de 1989, a “La Sanmarque-   Estatal y el tercer lugar en el Campeonato Regional”.
ña”.                                                                También se debe destacar que, en equipo, Rubén
        Como presidente, logró que la Escaramuza “La        Ángel ha ganado varias veces el Campeonato Nacional
Sanmarqueña” obtuviera el Campeonato Nacional de            en manganas a pie, calas y lazo de cabeza. Además, en
Escaramuzas en 1999,                                                                           dos ocasiones ha sido ins-
en Morelia, Mich.; ade-                                                                        tructor de un grupo de
más de 8 campeonatos                                                                           niñas en clases de cha-
estatales y 4 campeona-                                                                        rrería, las cuales, muchas
tos regionales. Por pri-                                                                       de ellas, hoy son cam-
mera vez se logró obte-                                                                        peonas nacionales.
ner, para la Asociación                                                                                 Recientemente,
de Charros de Aguasca-                                                                         participando Ángel
lientes, un primer Cam-                                                                        Rubén en equipo, fueron
peonato Nacional en                                                                            campeones estatales en
1999 y posteriormente                                                                          1995, para ir al Nacional
también en el 2003.                                                                            en 1996. En el 2002 ob-
        “Mi hija Carolina                                                                      tuvieron el segundo lu-
fue coronada como Rei-                                                                         gar estatal y campeones
na de la Charros el 11                                                                         regionales, ocupando el
de septiembre de 1999                                                                          lugar 27 a nivel nacional
y el 25 junio de 2004                                                                          y en el 2003, vuelven a
ganó el concurso de                                                                            ser campeones estatales
‘Nuestra Belleza Aguas-                                                                        y se sitúan a nivel nacio-
calientes’”.                                                                                   nal en el lugar 49.
        “Mi hijo Ángel                                                                                  En el año de
Rubén ingresó al equipo                                                                        2004, obtuvieron el se-
de la Asociación de Charros de Aguascalientes en los        gundo lugar estatal y la invitación a Cintalpa, en el Esta-
años 90’s; él se ha distinguido como un charro, a tal       do de Chiapas, los charros de “La Esperanza”, ganaron
grado, que ha obtenido muchos triunfos muy importan-        todas las competencias durante los 4 días de eventos
tes como los siguientes: en el Campeonato Estatal de        charros.
Charro Completo, el 22 de mayo de 1994, ganó el pri-                “Como podrán apreciar en éstos éxitos, tanto a
mer lugar y el segundo lugar en el Campeonato Regional      nivel personal y de mis propios hijos e hijas, se conjugan
en Zacatecas; en el Campeonato Estatal de Charro com-       los principios de la tradición, la familia y la práctica del
pleto ganó el primer lugar el 22 de mayo de 1995 y el       deporte nacional como lo es la charrería; pues, para nues-
segundo regional en Durango; en el año de 1996 obtie-       tra familia es y será siempre la fiesta y deporte más boni-
ne el tercer lugar en el Campeonato Estatal de Charro       to con que cuenta nuestra tierra, que es México y Aguas-
Completo; en 1997 obtiene el segundo lugar en el Cam-       calientes”.
                                                                                                               308




       Finalmente, Don Rubén Berúmen de la Cerda            cincuentona Asociación de Charros de Aguascalientes,
recuerda grandes momentos que ha vivido no sólo en          no les va a resultar del agrado, pero deben de entender
las competencias en los Lienzos Charros, sino también       que no se trata del mejor o peor de sus competidores,
las cabalgatas a la patrona de los charros que es la Vir-   sino que mediante este personaje, se hace un reconoci-
gen de Guadalupe, a la Virgen de San Juan, a la Virgen      miento pleno a cada una de las personas que pertene-
de la Asunción, así como los desfiles del 16 de septiem-    cieron y pertenecen a la Asociación de Charros de Aguas-
bre y del 20 de noviembre, en las que, junto con sus        calientes.
amigos y compañeros de la Asociación de Charros de                   Algunos de los charros competidores represen-
Aguascalientes, portan con orgullo en su cuaco, el traje    tantes de los colores de la Asociación de Charros de
de charro.                                                  Aguascalientes, se han hecho dentro de la propia orga-
                                                            nización, otros hay que sus primeros pasos los dieron
                                                            fuera y luego dieron brillo a la Asociación de Charros de
                                                            Aguascalientes A. C.; en este último de los casos, cabe
                                                            Guillermo Ochoa Aréchiga, quien a los 12 años y única-
                                                            mente por gustarle los caballos, se inició en la charrería
                                                            deportiva, pero su incursión en lienzos y ruedos no fue
                                                            por arrojo, sino que primero fue a la escuela en busca de
                                                            aprender lo que se debe o no hacer para cobrar puntos,
                                                            ser un vencedor y destacar.
                                                                     Don Guillermo tiene dos templos para vivir la cha-
                                                            rrería, los recuerdos de programas, fotos y recortes de
                                                            notas que conserva en la casa paterna, y los trofeos, que
                                                            están en el hogar que integró, para que sus hijos se
                                                            sientan orgullosos y sea, en voz baja o alta, de presumir
                                                            ante las visitas. Dicen que nadie es profeta en su tierra,
                                                            tal vez por ello el debut, ya en una competencia formal,
                                                            no fue en Aguascalientes, sino en Lagos de Moreno,
                                                            Jalisco, en una competencia charra infantil, un jueves 29
                                                            de julio de 1976. El 12 de octubre, cuando con mucho
                                                            orgullo se conmemora el 50 aniversario de la Asociación
XI. Guillermo Ochoa Aréchiga                                de Charros de Aguascalientes, para este sencillo pero
                                                            sincero homenaje se ha tomado al charro Guillermo
       El destacado periodista deportivo Guillermo Morán    Ochoa Aréchiga quien representa a centauros competi-
Romo (1996), en su crónica sobre la charrería, destacó      dores como administrativos de dicha agrupación, se debe
que el homenaje sobre el 50 Aniversario de la Asocia-       dejar en claro que la primera actuación en Aguascalien-
ción de Charros de Aguascalientes, y ante la imposibili-    tes de este infantil charro tuvo lugar hace 20 años, o sea,
dad de platicar con cada uno de los que han ocupado la      un 10 de octubre de 1976, por una fecha tan significati-
presidencia como también de cada charro que ha salido       va también dentro de la charrería local, la bendición de
en busca de darle el triunfo, se consideró prudente que     “Vista Alegre”, y el aniversario de su escuela de charre-
para muestra de ese orgullo y lealtad por poner en alto     ría, a cuyo frente estaban Don Fernando Ojeda Ibarra.
el nombre de la A.Ch.A. bastaría un botón. Un botón                  De aquella escuela, el grupo “A” lo integraban
que de seguro para los mismos integrantes de la             Juan José de Alba de Alba, Alberto y Pepe Pedroza, José
   309




                                                                       Entre esos jinetes estaba Guillermo Ochoa
                                                               Aréchiga, quien también en los lienzos charros, supo lo
                                                               que es salir en camilla y con los huesos rotos. La primera
                                                               competencia de Guillermo Ochoa la vivió en Lagos de
                                                               Moreno y la primera fractura se la trajo también en una
                                                               incursión por tierras del vecino Estado de Jalisco, regresó
                                                               de Teocaltiche con la clavícula derecha fracturada. Otra
                                                               fractura, como si se tratase de nivelar las cosas, la sufrió
                                                               en la clavícula izquierda, sucedió dentro de un Campeo-
                                                               nato Estatal Charro efectuado en Jesús María, justo en el
                                                               Lienzo Xanacatique. Pero la fractura que si lo puso a
                                                               meditar en olvidarse del desempeño de jinete de brutas
                                                               y greñudas, fue el que sufrió en el Campeonato Nacio-
                                                               nal celebrado en Pachuca y así lo comentó el propio
                                                               charro: “A todas las greñudas les jugaba las piernas para
                                                               sacudirles las garrapatas con ganas, por lo tanto, cuando
                                                               salí en los lomos de la yegua, hice lo anterior y en los
                                                               reparos de clavadas cabeceaba, fue así que con la tabla




de Jesús Ojeda y Guillermo Aréchiga. Por los triunfos
que en los lienzos sumaba Guillermo Aréchiga, llegó a
ser nominado el “deportista de la semana”, misma que
en las páginas de “El Sol del Centro” hacía el entonces
acreditado reportero deportivo Guillermo Morán Romo.
Y no fue nominado como deportista de la semana por
llamarse Guillermo, sino porque se trataba de un charro
que salía a jugársela, y en serio, por ello lo invitaron a
cruzar por tierras veracruzanas.
        Entre los títulos conquistados a nivel nacional está
el de jinetes de yegua, que ganó en el Campeonato
Nacional Charro celebrado en Zapopan, Jalisco, en el
año de 1984. Debido a lo anterior, fue invitado para
visitar Cuba, donde les correspondió a los charros mexi-
canos participar después de los hombres de campo cu-
banos, y todo novillo o caballo que sacudía a un cubano,
era exigido por José Huerta Rivera, presidente de la Fe-
deración, para sus jinetes, y así, los visitantes mexicanos
la prendieron y fuerte en Cuba.
                                                                                                               310




del cuello me golpeó la tabla y me la acarició con triple     remachar el triunfo con el paso de la muerte y conquis-
fractura”. ¿Así de sencillo se resuelven los problemas en     tar la codiciada presa ante competidores del Distrito Fe-
charrería?. “Bueno, intensos dolores tenía, buscaba la caí-   deral y Baja California Norte. En esa charreada ya no
da y nada conseguía, continuaba agarrado al pretal y aque-    tenía caso arriesgar nada, estaba asegurado el triunfo,
llo no tenía para cuando acabar porque con todos los          pero Guillermo ejecutó el paso. Pero si lo anterior suce-
esfuerzos por ser despedido, caía bien montado y la gen-      dió en el año de 1987, es bueno aclarar que el charro
te aplaudía y aplaudía y a mí me llevaba.... claro que la     también está hecho de materia especial, para que, una
yegua en su lomo”.                                            vez recuperado de las fracturas, olvidarlas e ir por más:
        Ahí, aunque no lo quiera reconocer el charro, bajó    “apenas el pasado domingo en Venadero, Guillermo
en cuanto al número de actuaciones, unos dicen que le         Ochoa Aréchiga se jugó el físico al ejecutar un paso no
pegó el amor y condición hubo de que vistiera de cha-         de 21 puntos, sino de 25, o sea que cuarteó y los
rro, pero sin jugársela para que, a cambio, hubiera boda,     arreadores lo dejaron solo”.
pero sucede que mientras que aceptaba o no la dura                    Si a cada uno de los socios de la Asociación de
condición, aún tuvo tiempo para representar a Aguasca-        Charros de Aguascalientes se les preguntase porqué ese
lientes en la charreada famosa del Trofeo Guadalupano         amor a la charrería, es seguro que cada respuesta debe-
y formar parte del equipo de colas, encargándose de           rá ser distinta, porque resulta increíble que esa pasión
   311




por charrear o montar a caballo haya nacido de haber
quedado fascinado, cuando se era niño, de los caballitos
del carrusel (Sol del Centro, 11-octubre-1996:3).

XII. Lucrecia Magdalena Rodríguez Muñoz

       La escaramuza fundadora

        Lucrecia Rodríguez Muñoz señala que: “la esca-
ramuza fundadora, si mal no recuerdo, pertenecieron las
hijas de Don Roberto Ibarra Mora; Virginia Ibarra (capita-
na) y sus hermanas, María de los Ángeles y Graciela Ibarra;
Martha Cuéllar y Tere Cuéllar, que enseguida se salió,
además de Tita López Alanis, Irma Quezada, María Elena
Hicks, Martha Martín, María de los Ángeles Macías, Ma-
ría del Carmen Colín, María Guadalupe y Eloisa González       guimos, pero finalmente, luego de un tiempo, se
Caréaga y Sara Luz Ávila”. La primera escaramuza de           desintegró esta memorable escaramuza”.
Aguascalientes que data del año de 1963 tuvo, como su                 Pasado el tiempo y no quedando conformes con
primer a instructor, a Roberto Ibarra Mora, el primer pre-    ello, empezaron, Javier (‘Kiko’) Rodríguez, Chela Ibarra y
sidente y socio fundador de la Asociación de Charros de       Lucrecia Rodríguez Muñoz (siendo la reina de la Asocia-
Aguascalientes.                                               ción de Charros), a tratar de recuperar los sombreros y
                                                              las albardas que eran propiedad de la escaramuza y a
       Segunda Escaramuza                                     buscar nuevos elementos, hasta que se logró completar
                                                              la Segunda Escaramuza de la Asociación de Charros de
       “Cuando empezaron a casarse algunas, y que ya          Aguascalientes, siendo sus integrantes: Lucrecia Rodrí-
no se ajustaban 8, entre ellas yo, cuando nos íbamos a        guez Muñoz (capitana), Graciela y Martha Ibarra Rodrí-
incompletar de nuevo, Don Roberto renuncio como ins-          guez, María de los Ángeles Rodríguez Muñoz (herma-
tructor, y lo suplió, Javier Rodríguez, mi hermano; luego     na), Yolanda Hernández Álvarez, Patricia, Blanca y
invitamos a Luz Elvira Arellano, a Dalia de la Parra y se-    Adriana Álvarez Quesada, y Orietta Ramírez.
                                                                      “Nuestra primera actuación fue en el Jaripeo de
                                                              Gala en la Plaza de Toros San Marcos el 26 ó 27 de abril,
                                                              en el que hubo normalmente un lleno total, personas
                                                              hasta en el burladero”.
                                                                      “Por un problema personal con la Asociación de
                                                              Charros, el señor Eustacio Álvarez, sacó de pronto a sus
                                                              3 hijas, Patricia, Blanca y Adriana (de 9 años), y al quedar-
                                                              nos incompletas para el evento más importante, entró a
                                                              completarnos María de los Ángeles Ibarra (que fue de la
                                                              escaramuza fundadoras, estando ya casada); luego entró
                                                              Cristina Ramírez, Esperanza del Consuelo y Olga Rodrí-
                                                              guez Santos, Esthela Morones, María del Carmen Márquez
                                                              y Pilar López; después al salirse Orietta y Cristina Ramí-
                                                                                                                 312




rez (no eran hermanas ni parientes solo coincidencia), y     cala de caballo completa de exhibición; afortunadamen-
Esthela Morones, entraron mis otras hermanas: Leticia y      te, entonces, no había reglamento y nuestro interés era
Rocío Rodríguez Muñoz”.                                      eso, dar espectáculo y que les llamara la atención a las
                                                             personas ir a vernos”.
       Misión de la escaramuza                                       “Mientras fui la reina de los charros, luego de par-
                                                             tir plaza con los charros para dar inicio a las competen-
       “Hago hincapié en que, en ese entonces, la esca-      cias, hacia la cala de exhibición y por lo mismo podía
ramuza era un espectáculo y se hacían las evoluciones        amenazar al caballo que estuviera reguileteando con la
sincronizadas pero con mucha velocidad, todas arrancá-       vara, para que diera mas vueltas y más rápido, por eso
bamos del partidero con los caballos a toda velocidad        eran más aparatosas mis calas que las de los charros com-
para dar la punta, y algunas hacíamos la cala completa       petidores, que la tenían que hacer después de mí y sin
de caballo. Cabe señalar que ahora entran solo las que       amenazar. La crónica radiofónica desde el micrófono, la
no haya riesgo de que metan puntos malos y que no se         hacia más de emoción a la mía, que había sido mejor, y
vayan a salir del cuadro y las demás se van caminando a      les echaba tierra a los charros. Además, siempre había
empezar la actuación y muchas de las pocas que dan la        mariachi y un señor, Rubén Macías, que estaba en la
punta, no arrancan a toda velocidad, lo mismo que ac-        Asociación (aunque no charreaba), pero cantaba muy bien
tuaciones lentas al fin que para ellas lo que cuenta es la   y en ocasiones también alguno de los charros de fuera,
puntuación y no dar espectáculo. Algunas hacíamos la         quienes bailábamos el ‘Jarabe Tapatío’ o algún otro zapa-
                                                                         teado como fin de fiesta”.
                                                                                 “Aunque no participábamos en el Lien-
                                                                         zo de aquí de Aguascalientes, en otras ciuda-
                                                                         des si nos invitaban, pero nos reservaban para
                                                                         el tradicional Jaripeo de Gala de la Plaza de
                                                                         Toros en la Feria Nacional de San Marcos, al
                                                                         que asistían personas de nuestra mejor socie-
                                                                         dad, lo mismo que al baile charro que se ha-
                                                                         cía el mismo día del jaripeo y que igualmen-
                                                                         te era tradicional”.

                                                                                Otros tiempos

                                                                                “Pero desgraciadamente se acabaron
                                                                        esos tiempos, aunque les puedo asegurar que
                                                                        fue una época hermosa, también en lo que
                                                                        se refiere al equipo de charros, el cual era un
                                                                        equipo muy unido y muy fuerte, un equipazo
                                                                        que por mucho tiempo estuvo invicto sin per-
                                                                        der una sola competencia de domingo a do-
                                                                        mingo, tanto aquí en Aguascalientes, como
                                                                        en las otras ciudades y automáticamente siem-
                                                                        pre estaba lleno nuestro querido Lienzo Cha-
                                                                        rro”.
   313




       Otros elementos de la Escaramuza

         “Años después, al salirse Yolanda Hernández,
Martha Ibarra y Pilar López, entraron Alicia e Irma Poblano,
Martha y María del Consuelo González López, y como
instructor de la escaramuza, el M.V.Z. Alberto Rodríguez
Muñoz mismas que se salieron un poco antes del Con-
greso y Campeonato Nacional Charro de 1980, aquí en
Aguascalientes, y mientras unas entraban y otras salían,
las seis Rodríguez seguimos firmes, las cuatro Rodríguez
Muñoz, y las dos Rodríguez Santos, y entraron a comple-
tarnos Yolanda Popoca y Alma Rodríguez; hasta ahí llegó
la Segunda Escaramuza de la Asociación de Charros de
Aguascalientes”.

       Desintegración y nacimiento de otras escara-
       muzas

        Teniendo como contexto el XXX Congreso y Cam-
peonato Nacional Charro de Aguascalientes en octubre
de 1980, las Escaramuzas dejaron de tener un papel en
la fiesta y charreadas de espectáculo, pues a partir de
entonces hay nuevo reglamento, el cual propició que las        campeonatos nacionales en Morelia, Mich., en 1999 y
Escaramuzas competieran. En dicho escenario, nos men-          Lagos de Moreno, Jal., en 2003. La misma campeona
ciona Lucrecia Rodríguez Muñoz que después del Con-            nos comenta con sus propias palabras lo que es la cha-
greso en 1980 nos desintegramos, refiriéndose a la 2ª          rrería y la práctica del deporte nacional en Aguascalien-
Escaramuza de la Asociación de Charros de Aguasca-             tes: “Escaramuza..., que qué ha significado para mí la es-
lientes, y fue cuando nació la Escaramuza “Las Pavitas”,       caramuza? me pregunta mi papá... Entonces me decido
de la que siguieron formando parte Ma. de los Ángeles,         a ver unas fotografías del Nacional de Lagos, y compartir-
Leticia y Rocío Rodríguez Muñoz, y Esperanza del Con-          les uno de mis más grandes amores... ‘la escaramuza’.
suelo Rodríguez Santos, (4 de las leales Rodríguez, yo         Empezó como un pasatiempo y se convirtió en pasión,
ya no), Victoria y Verónica Topete, Mary Lupe y                disciplina, coraje, unión, amistad, respeto, entrega, mu-
Carmenchu Arellano, la Chata Castañeda, Olga y Ale-            cho corazón y paciencia; son algunos de los sentimien-
jandra Delgado, etc.                                           tos que se viven al estar ahí, al vivir la tradición, al formar
                                                               parte del más mexicano de los deportes, todo esto se
XIII. Carolina Berúmen, sangre de campeona                     refleja en diez minutos de actuación. Diez minutos tra-
                                                               ducidos en ‘victoria’ y lo digo así: ‘victoria’, porque aun-
         Hablar de Carolina Berúmen Ramírez es referir-        que no siempre obtenga un primer lugar, siempre seré
nos a la niña que comenzó a domar el caballo, su amigo         ganadora, ¿porqué?, por que he ganado muchos amigos
fiel; a la hija que busca nuevos horizontes de supera-         y amigas, porque disfruto al máximo cada una de mis
ción; a la amazona que conquistó el título junto con sus       presentaciones y mis entrenamientos, porque gozo el
compañeras en la escaramuza “La Sanmarqueña” en los            contacto con mi caballo, porque recibo el apoyo de mis
                                                                                                                314




papás, hermanos, amigos, la asociación, etc., porque es-             Su atuendo favorito es el de faena, con su color
toy más cerca de Dios y a él le agradezco la oportunidad     bayo, preferido en el sarape y botines charros como cal-
de vivir mis mejores momentos, disfrutando mis éxitos y      zado favorito. Su canción charra preferida es “Los
aprendiendo con cada caída”.                                 barandales del puente” y su escaramuza es “La Sanmar-
        “Imagínense... ¿qué más le puedo pedir a la vida?,   queña”.
si alrededor de mi escaramuza tengo todo: mi familia,                Don José Luis tiene hermanos charros, entre ellos,
mis amigos, mi caballo, a Dios y mucho éxito. Definitiva-    el Ing. Antonio Osornio Ríos, quien tiene gusto por las
mente cerca de la charrería estoy más cerca de la felici-    cabalgatas, mientras que a sus hermanos, el Ing. Oscar y
dad...” ¿A poco no?                                          el Ing. Rodrigo Osornio Morales, por las peregrinaciones
                                                             charras.
XIV. José Luis Osornio Ríos
                                                             XV. José Guadalupe de Luna López
        En entrevista a uno de los expresidentes de la
Asociación de Charros de Aguascalientes, Don José Luis               Don José Guadalupe de Luna López nació en San
Osornio Ríos, nos comentaba que él ocupó dicho cargo         Miguel el Alto, Jal., el 15 de septiembre de 1924 y mue-
de 1990-1991, 1992 y 1993-1994.                              re el 5 de abril de 1991. Sus padres fueron Pedro de
        Los valores que requiere para ser charro, consis-    Luna Brizuela y María Piedad López Reynoso. Proviene
ten en que es el deporte nacional, siendo su caballo         de una familia dedicada a las labores del campo, pues
favorito “El Benito”, tienen gusto por todas las suertes     desde niño manifestó su gusto por las faenas campiranas
charras. Para él, el Lienzo Charro de preferencia es la      y por los caballos, hasta que puedo comprar su primer
Villa Charra “Profr. J. Refugio Esparza Reyes” de Aguas-     cuaco, una yegua que llamó “Lucero” con la cual apren-
calientes y el nombre de charro completo es Nilo Aceves.     dió y desarrolló las suertes charras. Tuvo su carnicería en
La reina charra que admira es Josefina I; en cambio, el      la esquina de Rivera y F. Díaz, por el rumbo del Barrio
personaje charro en la historia de México es Don Alfon-      de Guadalupe.
so Rincón Gallardo, mientras que el personaje charro en              Don José Guadalupe fue un contemporáneo de
la historia de Aguascalientes es Antonio Poblano.            los fundadores de la Asociación de Charros de Aguasca-
                                                             lientes, como lo fueron también Roberto Ibarra Mora,
                                                             Jesús Martínez “El Kaiser”, Javier Cuéllar, Pedro Franco,
                                                             Clemente González, “Chon” Poblano, Gabriel Arellano
                                                             Guerra, entre muchos más. Junto con ellos compartió la
                                                             pasión por la charrería, allá en el naciente Lienzo “Ran-
                                                             cho del Charro”, el cual fue construido por los años 40’s.
                                                                     También, hizo migas con los charros como José
                                                             Luis Ibarra, Rubén Berúmen, Francisco y Antonio Poblano
                                                             y Víctor Gallardo Escalante, con quienes jugó las suertes
                                                             de la charrería como las preferidas de él: las manganas a
                                                             pie y colas en el lienzo,
                                                                     Durante la presidencia de la Asociación de Cha-
                                                             rros de Aguascalientes de los periodos de Gabriel
                                                             Arellano Guerra, Roberto Ibarra Mora y Clemente
                                                             González; Don José Guadalupe de Luna López participó
                                                             en la mesa directiva, principalmente como maestro de
   315




                                                                                                 La familia Moreno Ra-
                                                                                        mos tiene sus antecedentes en
                                                                                        las tierras de Jalisco. Víctor Mo-
                                                                                        reno Rodríguez proviene de Los
                                                                                        Altos de Jalisco, de Teocaltiche,
                                                                                        Jal., cuyos padres fueron María
                                                                                        y Máximo. Mientras que
                                                                                        Angelita Ramos Cabral proce-
                                                                                        de de la tierra de Colotlán, Jal.,
                                                                                        cuyos padres fueron Francisco
                                                                                        y Cleofás. Del matrimonio de
                                                                                        Angelita y Víctor nacieron José,
                                                                                        Ofelia, Martha, Ramón, Magda-
                                                                                        lena, Juan, Mario, Francisco,
                                                                                        Víctor, Jorge Antonio, Roberto,
                                                                                        Julieta, Jaime e Indalecio. Como
                                                                                        podrá apreciarse, es una familia
                                                                                        tradicional y muy numerosa,
                                                                                        como se decía en el siglo XX.
                                                                                                 Angelita y Víctor provie-
ceremonias, cronista deportivo y juez, además de escri-      nen de familias tradicionales y dedicadas al trabajo: “ejem-
bir notas sobre la charrería para el periódico “El           plo de ello, el oficio que desempeñó nuestra madre
Hidrocálido”.                                                Angelita: hechura de sombreros”.
        En 1954 emigró a los Estados Unidos, allá en los             “La familia de mi mamá, compuesta por María
Ángeles, California. En Pico de Rivera, California fundó     Guadalupe, Josefina (enfermera), Leonila, Teresa,
la Asociación de Charros de dicho lugar, todo ello con el    Ernestina y Angelita; al igual que la familia de mi padre,
objeto de propagar el deporte nacional más allende de        compuesta por Ramón, Guadalupe, Gumecinda, Jacinta
nuestras fronteras. Tuvo tanto éxito dicha Asociación que    y Víctor, huyeron de Colotlán y Teocaltiche respectiva-
fue reconocida en todo los Estados Unidos; prueba de         mente en los tiempos sangrientos de la Revolución Chis-
ello, fue la invitación que recibió de parte del Club Cul-   tera, en los años 20’s y se trasladaron a Aguascalientes,
tural Mexicano, para dirigir el “Grito de Dolores” por el    al mismo barrio de Guadalupe, allá por la calle de Rivera
163 aniversario del inicio de la Independencia Nacional      (Antonio Arias Bernal)”.
en Santa Fe Springs, California, en el año de 1973.                  “Nos cuenta nuestra tía Ernestina que nuestra
                                                             madre, Angelita, y dicha tía, trabajaron en el año de 1936
XVI. Manos de seda: Angelita Ramos                           en la fábrica de sombreros ‘La Perla’, cuyos dueños eran
   Por: Ramón y Víctor Moreno Ramos                          un señor de apellido Vicente Rocha y su señora esposa,
                                                             Josefina”.
   Comadre, cuando me muera,                                         En la fábrica de sombreros “La Perla”, trabajan al-
   haga de mi barro un jarro.                                rededor de 60 trabajadores. Esta fábrica estaba ubicada
   Si tiene sed, en él beba                                  en la calle de Carrillo Puerto (actualmente, Venustiano
   y si en los labios se le pega                             Carranza), en donde se fabricaban toda clase de som-
   son los besos de su charro.                               breros de ala ancha, destacando los hechos de palmilla y
                                                                                                                 316




charros. La palmilla era traí-
da de San Francisco del Rin-
cón, Gto., y ya tejida, le da-
ban la forma y medida a
base de la plancha y con
sustancias elaboradas con
azufre.
         En cambio, los som-
breros más laboriosos, eran
los hechos de telas, a base
de bordados diversos y de
materiales como forros, ta-
filetes, toquilla, barbiquejo
y chapetones. También se
le añadía adornos de
grecas y lentejuelas, todos
hechos a mano.
         “Indudablemente,
el arte y oficio que nuestra
madre Angelita realizó du-
rante su juventud, nos hace sentirnos muy orgullosos de               “Los atuendos de la charrería de Aguascalientes
ella, pues ella contribuyó en la confección de sus pren-      del siglo XX, tuvieron el sello hermoso y artístico de las
das al incipiente desarrollo de la industria y tradición de   manos de nuestra madre, cuya pasión por amar, trabajar
la charrería mexicana y la de Aguascalientes”.                y educar a sus hijos estuvo presente a lo largo de su vida;
                                                              en la crianza y ejemplo de mujer quedará marcado para
                                                              siempre en los corazones de sus hijos, al saber que ella
                                                              bordó el sombrero del charro mexicano”.

                                                              XVII. Añoranza de una vida campirana
                                                                 Por: Eliseo Ruvalcaba Ruvalcaba.

                                                                      “Mi vida en el campo ha sido muy bonita, de niño
                                                              fui sembrador, con mi papá y a veces con otras personas.
                                                              Me acuerdo que una vez, cayó un rayo donde andaba
                                                              sembrando y me aventó el aire como unos cien metros
                                                              de lejos de donde estábamos y ya ni fui a sembrar des-
                                                              pués. Luego fui vaquero, hasta los 15 años dejé de cui-
                                                              dar, cada año llevábamos las reses y los caballos para
                                                              herrar. Nos juntábamos de unos seis y hasta ocho; las
                                                              reses las herrábamos a pie, y las bestias a caballo; nos
                                                              divertíamos cuando íbamos al cerro a herrar las yeguas,
                                                              nos íbamos desde en la mañana y regresábamos en la
   317




noche todo el día a caballo. Lazábamos allá en el monte      mi familia vivan sin matarse tanto en el trabajo; mi vida
y podíamos pasar el día entero sin comer a veces y nos       en el campo ha sido muy bonita, porque yo allá me crié
divertíamos mucho, lazando, montando y jineteando            y no estudié. Para estar en la ciudad, se necesita tener
como también a veces nos llevábamos buenos sustos y          un poco de estudios o no tener vergüenza para poderse
buenas quemadas con la soga”.                                desenvolver mejor, mi vida en el rancho ha sido dura.
        “Cuando murió mi abuelo Sebastián Ruvalcaba,         Pobre toda mi vida, pero bien felices hasta que empecé
mi papá, Don Tomás Ruvalcaba Flores se quedó encar-          a salirme de la casa para trabajar fuera; fue mi vida más
gado de repartir sus animales a toda la familia, y para      triste, porque siempre que estoy lejos, extraño mi fami-
montar las yeguas duramos todas unas secas, lazando y        lia, mi rancho, mi casa, mis animales, mi vida en el cam-
amansando caballos, yeguas y potrillos. Cuando empecé        po y mi trabajo en la labor. Mis caballos favoritos eran el
a trabajar con yunta de no-                                                                 prieto y la potranca, que
villos o toros, que es lo mis-                                                              nunca les puse nombre.
mo, entonces madrugába-                                                                     Mis valores: la honradez, la
mos mucho para darle de al-                                                                 moral y el ahorro”.
morzar a la yunta, y en la                                                                          “Lo que me dice mi
noche a darles de cenar. Se                                                                 papá cuando le pregunto
trabajaba mucho, pero yo he                                                                 sobre su pasión por el ran-
sido feliz en el campo más                                                                  cho, ese pedazo de tierra
que en Estados Unidos. Des-                                                                 que heredó de su mamá
pués empezamos a trabajar                                                                   Agustina Ruvalcaba Macías,
con caballos, ya fueron me-                                                                 esa casita de adobe que
nos las madrugadas pero                                                                     hizo con sus propias ma-
siempre mucho trabajar.                                                                     nos, esa tierra que flore-
Ahora trabajo con burros y                                                                  ció con el sudor de su fren-
ya no me levanto a echar-                                                                   te y esos animales que fue-
les de cenar, les echo ya                                                                   ron el sustento de mi fa-
tarde y suelto temprano,                                                                    milia por años y aún aho-
además de que ahora ya hay                                                                  ra. Esas tierras abandona-
potreros y antes no había”.                                                                 das por años por la falta de
        “Antes, nuestros                                                                    remuneración, porque mi
transportes eran los caballos y los burros, todo el tiempo   papá quería ofrecernos algo mejor y tuvo que irse de
limitados, pero éramos más felices. Me refiero a que ‘éra-   mojado a trabajar a los Estados Unidos para darnos estu-
mos’, conformes a lo que teníamos, ahora tenemos más         dios. Mi papá lo ha dado todo por su familia, aún a través
y queremos más. Yo estoy conforme con lo que Dios            de la distancia, nos supo inculcar buenos valores y princi-
me ha dado, lo principal: mi familia, que me la dio tan      pios, nunca dejó de velar por nosotros ni nos descuidó, y
bonita y le echaron ganas a estudiar, que se portaron        estuvo en comunicación constante con cada uno de sus
bien dondequiera que anduvieron, estoy muy orgulloso         hijos, y a mi mamá nunca le faltó, a pesar de la distancia
de mi familia; yo lo que le pedía a Dios era que me diera    y la soledad”.
licencia de darles escuela, para que no batallaran como               “Recuerdo aquellos campos en primavera, cuan-
yo, y me la dio, estudiaron los que quisieron”.              do empezaban las lluvias, mi papá sacaba los caballos y
        “He andado por ahí, buscando el modo de vivir        los preparaba para la siembra, preparaba las semillas, los
mejor, no he logrado vivir mejor, pero sí que algunos de     sombreros y el lonche y nos íbamos a caballo o caminan-
                                                                                                                 318




do según al barbecho que fuéramos                              susto que nos llevamos; otro fue una vez que mi herma-
a sembrar; eran cinco de mi papá y                             na Lucy y yo nos aferramos a ir con mi papá al cerro, él
uno de mi abuelo Tomás, en el Ran-                             de allá traía la leña para prender el fogón, porque enton-
cho del Arroyo Grande, a éste indis-                           ces no teníamos estufa de gas, y traía cargas de leña para
cutiblemente, nos íbamos a caballo,                            una buena temporada, se llevaba un carretón de madera
pues era el más retirado”.                                     jalado por el caballo y mientras él cargaba el carretón
         “Después de la siembra, era                           nosotras juntábamos manzanillas, soltaba al caballo un
tirar el abono, cortar la hierba. Hasta                        rato y lo llevaba a bañar. Y de regreso me caí, quedando
ahí le ayudábamos a mi papá toda la                            abajo del carretón y la rueda pasó por arriba de mi pie,
familia y también a desemillar cala-                           pero no pasó a mayores y en otra vez, íbamos al Arroyo
bazas nos sentábamos todos, mi                                 Grande a tirar abono en los caballos, mi hermana Rosa-
mamá, mis hermanas y yo, con nues-                             rio y yo, con un caballo que tenía poquito de haber com-
tras cubetas; y jugábamos parejas, a                           prado mi papá, le decíamos ‘El potrillo’, era mañoso, no
ver quién las llenaba primero. Mi papá                         era tan mansito como ‘El prieto’ y algo lo asustó, que no
se encargaba de partir las calabazas                           nos esperábamos y nos caímos las dos y mi papá lo montó
y acomodarlas, para que nos queda-                             y lo corrió por todo el potrero hasta que se cayó de
ran cerca, todo esto era muy divertido, siempre había          cansado con todo y mi papá arriba y de regreso mi her-
una plática amena y chascarrillos, nos reíamos de la nada,     mana Lucy que venía montada en el burro se cayó tam-
éramos felices, creo que la razón es porque estábamos          bién, llegamos festejando con mi mamá que ese había
juntos, eso era lo que disfrutábamos tanto. Las demás          sido el día de los caídos, ya para estas alturas nos reía-
labores, como pizcar, cortar hoja, despuntar, cortar frijol,   mos de lo que nos había pasado. Y esa fue la última vez
etc., lo hacía él sólo. Entonces éramos cuatro hermanas,       que montamos, mis hermanas y yo, nos fuimos a vivir al
todas mujeres, Simona la más grande, le seguía Rosario,        pueblito más cercano Mechoacanejo, Jal., para poder
luego yo, y la más chica era Lucy; la pasábamos bien, a        estudiar la Secundaria”.
pesar del cansancio, siempre nos
reíamos mucho y disfrutábamos
del trabajo y el estar juntos. A
veces, soltábamos la yunta para ir
a comer a la casa, y regresábamos
en la tarde, si estábamos cerca, y
llevábamos lonche ó mi mamá
nos llevaba de comer ahí mismo,
bajo la sombra de algún mezquite,
comiendo con nosotros”.
         “Me acuerdo del caballo ‘El
Prieto’, así le decíamos, creo que
es el que mi papá más ha queri-
do, tenía poquito de haber naci-
do mi hermano, el número cinco
de la familia y el tan esperado va-
rón, y mi papá luego lo subió al
caballo y se le cayó, fue el primer
   319




       “A mi hermano Beli, que era el más chico hasta         Ahora que todos hicimos nuestras vidas, cuando nos lo-
entonces, le costó mucho trabajo adaptarse al cambio;         gramos reunir y disfrutar otra vez el estar juntos, nos
acostumbrado a la libertad y a la vida del campo, se nos      gusta ir al rancho a los elotes, a un día de campo, a las
escapaba saliendo de la escuela, se regresaba al rancho       tunas o simplemente a recorrer aquellos campos donde
caminando, como siete kilómetros de distancia y había         crecimos, donde están nuestras raíces y nuestra cuna,
que ir a buscarlo con el abuelo Leobardo Olmos, papá          donde están las bases de lo que somos ahora, de lo que
de mi mamá que tenía su rancho junto al de nosotros,          mi papá nos supo transmitir con su vida a través de su
que se quedaba con ellos siempre que tenía oportuni-          ejemplo cotidiano”.
dad los fines de semana y en vacaciones, ya que le ayu-
daba al abuelo a sembrar y a todas las labores del cam-       XVIII. Mundo charro
po. Le gustaba mucho montar a caballo, lo recuerdo co-           Por: José Rivera Mota
rriendo a todo galope junto a la casa de los abuelos,
hasta que ellos también se vieron obligados a vender sus              El maestro, periodista y cronista del deporte na-
animales, su casa y sus tierras y cambiarse a vivir a         cional en el Heraldo de Aguascalientes, José Rivera Mota,
Mechoacanejo, no recuerdo haberlos visto más tristes          describe los acontecimientos más importantes de la cha-
que cuando dejaron su amado terruño”.                         rrería en la entidad en el año de 2004, sobresaliendo las
       “Poco a poco, mi mamá y mis hermanos nos fui-          siguientes:
mos acostumbrando a la nueva vida, mi papá trabajando
fuera con visitas esporádicas y cortas y nosotros estu-            1. Rubén Viramontes de Nochistlán, ganó el
diando, luego nacieron mis hermanos más chicos: Nena                  pialadero de Feria
y Hugo. A ellos ya no les tocó la vida del campo, ya nada
más cuando vamos de visita, o a los elotes”.                         Fueron pocos pialadotes y lamentablemente, tam-
       “Mi papá sí va todos los días a trabajar al rancho y   bién poco público, en el tradicional pialadero de Feria,
sigue viendo por sus animales y su huerta, sigue sem-         en su edición vigésima sexta que se organiza por la Aso-
brando y sigue amando su tierra, con su vida campirana.       ciación de Charros de “Vista Alegre” y que, por supues-
                                                                                       to, se llevó a cabo ayer por la
                                                                                       tarde en la Villa Charra “Profr.
                                                                                       J. Refugio Esparza Reyes”. Úni-
                                                                                       camente estuvieron 19
                                                                                       pialadores que llegaron desde
                                                                                       Zacatecas, de Nayarit, del Ran-
                                                                                       cho “El Quevedeño” y por su-
                                                                                       puesto de Aguascalientes.
                                                                                               Al final de los tres tiros
                                                                                       reglamentarios de los 19
                                                                                       pialadores, se dio un empate en
                                                                                       primer lugar entre Rubén
                                                                                       Viramontes de Nochistlán, Za-
                                                                                       catecas y Don Efrén Castañeda
                                                                                       de “Vista Alegre”, ya que am-
                                                                                       bos registraron 24 puntos cada
                                                                                       uno por un pial de piquete; se
                                                                                                                    320




tuvo que desempatar como lo marca la competencia de            darán las últimas dos charreadas del X Torneo Charro por
piales, con un pial más, que en su oportunidad, Don            Invitación de San Marcos 2004, que se organizaron con
Efrén tuvo menos 2 por haber chorreado, no siendo pial,        motivo de la verbena abrileña, cerrando con el también
mientras que Rubén se fue con cero, declarándose el            tradicional coleadero de Feria. Rubén Viramontes de
triunfador y llevarse como premio 950 pesos de la polla,       Nochistlán fue el triunfador en la tradicional pialadero de
mientras que Don Efrén se quedaba con el segundo lu-           Feria. Hoy las dos últimas charreadas de X Torneo Charro
gar y un premio en efectivo de 570 pesos; el tercer            por Invitación, cerrando con el coleadero”.
lugar fue para Don Benjamín Viramontes, con pizarra                    “De ahí que a las 12:00 horas, entren los charros
final de 22 puntos por un pial con adicional por distancia     de Irapuato de Don Gerardo Rico, Venancio Ugalde del
y premio de 380 pesos.                                         Distrito Federal y ‘Vista Alegre’; luego a las 16:00 horas
        Aparte de estos pialadotes, que se adjudicaron         los que cerrarán las charreadas de la Feria Nacional de
los lugares de honor, también chorrearon piales, el Dr.        San Marcos 2004, serán ‘La Potosina de Charros’ de Don
René Ruiz y Salvador Muñoz de 20 tantos cada uno,              Bernardo Meade, Carlos Rincón Gallardo del Distrito
Sacramento Almendariz con uno de 17 y Marco Anto-              Federal, del bueno amigo Lic. Zenil y ‘Vista Alegre’, aho-
nio Robles Rivera con uno de 16 puntos. Aquí cabe re-          ra ya un equipo de respeto. Luego por la noche se dará
saltar que a pesar de que no llegaron los pialadores que       el tradicional coleadero de Feria para así cerrar las activi-
se esperaba, lo más loable es que no se acabó esta tradi-      dades y escuchar las ‘Golondrinas’ de la Feria de San
ción.                                                          Marcos 2004”.
        “Para hoy las ultimas dos charreadas y el coleadero.           “Por su parte, los Charros de Aguascalientes esta-
Como todo lo que bien inicia, bien termina, para hoy se        rán hoy en Jacona. Gustavo Jiménez nos confirmó que
   321




                                                                   2. En San Pancho, inicia el Campeonato Estatal
                                                                       Charro 2004

                                                                     “Si no hay algún otro equipo que quiera incluirse
                                                             para participar en Campeonato Estatal; el próximo do-
                                                             mingo dará inicio el Campeonato Estatal Charro 2004
                                                             con dos charreadas, todo bajo la organización de la Aso-
                                                             ciación de Charros de ‘Rancho Victoria’ que preside Don
                                                             Alberto Arteaga en el Lienzo de San Francisco de los
                                                             Romo. Así es de que, con el apoyo del Presidente Muni-
                                                             cipal, Profr, J, Refugio Lara Martínez, las instalaciones del
                                                             recién inaugurado Lienzo de San Pancho se abrirán para
                                                             dar paso al campeonato estatal, mismo que ha sido pro-
                                                             gramado para los días, 16, 23, 29 y 30 de mayo con
                                                             charreadas por equipos y charros completos, y el domin-
                                                             go 13 de junio la feria de escaramuzas”.
                                                                     “Como en casi todos los campeonatos estatales
                                                             los equipos, participantes deberán llevar los toros para el
                                                             coleadero en peso reglamentario y sus yeguas para la
                                                             suerte de manganas, ya que las potrancas para los piales
                                                             y los toros de reparo, los pondrá la asociación sede. De
                                                             esta manera el domingo 16 de mayo a las 12:00 horas,
                                                             las acciones la abren los Campeones Estatales Charros
                                                             de ‘La Esperanza’ de Rubén Berúmen, Leobardo Delga-
                                                             do y el Dr. Carlos Ruiz con el equipo ‘Benjamín’, de los
hoy a partir de las 12:00 horas sostendrán una charreada     charros de Pabellón. A las 16:00 horas entrarán ‘Nueva
en Jacona, Michoacán, contra el equipo de ‘Resurrec-         Hacienda del Niágara’ de los señores Martínez, ‘Puente
ción’ de Don Francisco Gutiérrez, por lo que estarán en      Negro’ de Carlos González y ‘Charros de Jesús María’ de
estas tierras tratando de poner en alto la charrería de      Don Jesús Herrera”.
nuestro estado”.
        “En otra información, quien está en duda es
Miguelito Pérez, jinete de Charros de Jacona, ya que en
el rodeo que se dio el viernes por la noche, montó un
toro de muchos kilos y lo derribó, quedándose un rato
en el piso por el fuerte golpe que recibió. Agregando
que los triunfadores del rodeo fueron en la monta de
toro Francisco Torres de Guanajuato, con 75 puntos; en
la monta de caballo con montura, Gonzalo Pérez de
Aguascalientes con 69 y en la monta de caballo con pretal,
Martín González de Chihuahua con 69 puntos” (9-mayo-
2004).
                                                                                                                    322




        “Para el domingo 23 de mayo, dos grandes                el equipo de ‘Vista Alegre’ de Juanjo de Alba y los ‘Capo-
charreadas, a las 12:00 horas entran ‘Real del Fénix’, ‘Cha-    rales’ de Calvillo, teniendo como marco la actuación de
rros de Aguascalientes’ y ‘Regionales’ de Jesús María. A        tres escaramuzas, ‘Las golondrinas’, ‘Nazarenas’ y ‘Las
las 16:00 horas, la última charreada por equipos, será          Adelitas’ del Valle de Calvillo”.
entre ‘Caporales’ de Calvillo, ‘Vista Alegre’ y los anfitrio-            “Hoy, en el Lienzo Charro de Puebla, iniciarán las
nes de ‘Rancho Victoria’. Por otra parte, se destaca que        acciones de la IV Fase del famoso Circuito de Excelencia,
en el Lienzo Monumental de Puebla inician las acciones          información que oportunamente nos están haciendo lle-
de la IV Fase del Circuito de Excelencia. Suerte para los       gar Alfredo Alanis y Carlos Sánchez. A las 11:30, inician
charros de ‘Real del Fénix’ que                                                            ‘Hacienda de Guadalupe’, ‘Ca-
se presentan este día”.                                                                    ñón del Huajuco Oro’ y ‘Gana-
        “La escaramuza ‘Las                                                                deros de Veracruz’. A las 15:30
Nazarenas’ de Jesús María, es-                                                             horas, el turno será para ‘Real
tará presente en la charreada del                                                          del Fénix’, Ags., ‘Charros de
domingo en Calvillo. Todo listo                                                            Cuauhtémoc’ y ‘Fuerza Mexi-
para que este domingo inicie el                                                            quense’. Por la noche, entran
Campeonato Estatal en el Lien-                                                             Rancho ‘El Quevedeño’, ‘Coro-
zo de San Pancho, bajo la orga-                                                            na La Laguna’ y ‘Charros de Ja-
nización de los charros de ‘Ran-                                                           lisco’”.
cho Victoria’. Donde realmente                                                                      “Para el sábado, a las
se espera las acciones de prime-                                                           11:30, participarán Rancho ‘La
ra, será en los charros comple-                                                            Biznaga’, ‘Nacional de Charros’
tos. Para el sábado 29 de mayo                                                             y ‘Agaveros y Ganaderos de
a las 16:00 horas, el turno será                                                           Arandas’; a las 15:30, el turno
para Humberto Rivera de ‘Vista                                                             será para ‘Valle de Santiago’,
Alegre’, Roberto ‘Pipo’ Martín del                                                         ‘Alacranes’ de Durango y ‘Capi-
Campo de ‘Real del Fénix’ y Sal-                                                           lla de Guadalupe’. A las 19:30
vador Muñoz de ‘Vista Alegre’”.                                                            horas, ‘Charros de Huichapan’,
        “Para el domingo 30, a las                                                         Rancho ‘Santa María’ y ‘Charros
12:00 horas, entrarán Fernando                                                             de Tlalixtac’, Oaxaca”.
Pedroza de ‘Charros de Aguas-                                                                       “Luego, el último día de
calientes’, Marco Antonio Casi-                                                            actividades, el domingo a las
llas de ‘Real del Fénix’, Marco                                                            11:30, el turno será para ‘Cha-
Antonio Robles Rivera de ‘Vista Alegre’ y el actual cam-        rros de Puebla’, ‘Charros de Tracomsa’ y Rancho ‘Nuevo
peón estatal Rubén Berúmen de ‘La esperanza’. Luego,            de Tepa’. En la última charreada, el turno será para ‘Ha-
a las 16:00 horas, el turno será para Rafael Leaños de          cienda de Tamariz’, ‘Tres Potrillos’ y ‘Tequila Don Rober-
‘Charros de Aguascalientes’, Miguel Zamora de ‘Real del         to’, Jalisco” (14-mayo-2004).
Fénix’, Oscar Ávila de ‘Vista Alegre’ y Jorge Herrera de
‘Rancho Victoria’, simplemente ni a quien irle, porque               3. Charros de “La Esperanza” cumplió y se puso
todos son muy buenos”.                                                   al frente en el Estatal Charro 2004
        “Por otra parte, informó Pepe Hurtado que el
domingo 16 en el Lienzo de Calvillo, a partir de las 14:00             En la primera jornada del Campeonato Estatal Cha-
horas, habrá una gran fiesta charra, entrando charreando        rro 2004 “Alfonso Durón Delgado”, aparte de los depor-
   323




                                                                                        lleva este nombre el campeo-
                                                                                        nato estatal del 2004. Gracias
                                                                                        por darle a la Patria este en-
                                                                                        tusiasmo de la charrería”. En
                                                                                        su momento, el Dr. René
                                                                                        Ruiz Ponce, ‘PUA’ de los cha-
                                                                                        rros del Estado, declaró inau-
                                                                                        gurado el campeonato esta-
                                                                                        tal, deseando suerte para to-
                                                                                        dos los participantes.
                                                                                                A pesar de no contar
                                                                                        con manganas a pie y un pial
                                                                                        ya hecho de Leobardo Del-
                                                                                        gado, los charros de “La Es-
                                                                                        peranza”, aún campeones es-
                                                                                        tatales, terminaron con una
                                                                                        pizarra de 293 puntos, para
                                                                                        colocarse al frente del cam-
                                                                                        peonato estatal, seguido de
tivo, habrá que enfatizar el trabajo bastante organizado   “Presa del Niágara I” con 218 tantos y de los “Benjami-
que tuvieron los charros de “Rancho Victoria”, bajo la     nes” Charros de Pabellón, que sumaron 71 puntos, sin
conducción de su presidente Don Alberto Arteaga, sus       piales, casi sin puntos en el coleadero, el pial de terna,
hijos y su esposa, porque tuvieron todo a la orden del     manganas a caballo y el paso.
día, para que los charros desarrollaran lo
mejor en las faenas. Pero más aún, habrá
que anotar el apoyo del Profr. J. Refugio Lara
Martínez, Presidente Municipal de San Fran-
cisco de los Romo, de su equipo de trabajo,
de seguridad y de la Asociación de Charros
de San Pancho que apoyaron a los de “Ran-
cho Victoria”.
        El acto inaugural fue sencillo: después
del desfile de los equipos, entró la escolta
formada por charros de este municipio, se
interpretó el Himno Nacional, se despidió a
la bandera y luego el Profr. Lara Martínez, en
su mensaje expresó: “quiero agradecer a la
familia charra de Aguascalientes su presencia
por darle vida este Lienzo Charro que se cons-
truyó en mi periodo en cumplimiento de una
petición, una petición que se la cumplí a Don
Alfonso Durón Delgado y que, orgullosamente,
                                                                                                                 324




        “La Esperanza” sumó por la cala de Carlos Ruiz       suerte. “La Esperanza”, aún campeones estatales, se pu-
de 21, Leobardo Delgado agarró dos piales pero, en uno       sieron al frente del estatal con 293 tantos. De estos, 101
tuvo menos dos para quedar con 18 tantos; en donde se        fueron en el coleadero; “Chuy” Díaz Ramos de “Presa
despacharon con la cuchara grande fue en el coleadero,       del Niágara I”, se vio bien con dos manganas a caballo.
sumaron 101, entre Carlos Ruiz con 27, Rubén Berúmen                Lo mejor de la “Presa” fue la cala de Félix Pérez
con 36 y Salvador Muñoz con 38. José Francisco Muñoz         con 17, un pial de “Chuy” Sosa de 20, que en colas,
se llevó una jineteada cara de 28 tantos, el cabecero de     sumaron 23; Gilberto Murillo jineteó el toro para 18,
Leobardo le dio 22 en segunda oportunidad, con el pial       Ricardo Díaz colocó el lazo de 14 y el pial fue de “Chuy”
de Rubén Berúmen de 17. Javier López cobró 18 en la          Díaz con 23. Luego, Manuel Aguilar jineteó la yegua
yegua en su turno, Rubén Berúmen agarró dos manga-           para 10, con una mangana a pie de 25 de Efraín Díaz y
nas a caballo para 41, terminando con el paso de “Chava”     dos a caballo de “Chuy” Díaz de 47 totales, terminaron
Muñoz de 22 unidades.                                        con el paso de Efraín Díaz de 22 unidades.
        Por su parte, “Puente Negro” inició con la mejor            En la vespertina, el mejor fue “Puente Negro”
cala del estatal de Nino Puente, pero al final no tuvieron   con 189 puntos. En una charreada accidentada por la
                                                                            caída de dos charros cuando estaban arrean-
                                                                            do, el equipo de “Puente Negro” sumó 189
                                                                            puntos, seguido de “Nueva Hacienda del
                                                                            Niágara” con 143 y de “Charros de Jesús
                                                                            María”, quienes sin piales y bastante mal
                                                                            en el coleadero, también sin manganas, pu-
                                                                            dieron registrar esa pizarra. “Puente Negro”
                                                                            inició con la cala de Nino Puente de 27,
                                                                            en colas derribaron cuero para 82 tantos,
                                                                            entre Carlos González con 36, Matías
                                                                            Marín con 21 y Nino Puente con 25. Juan
                                                                            Carlos Quezada jineteó y cobró 26 en el
                                                                            toro, en la terna únicamente les valió el
                                                                            cabecero de Jorge Castorena de 20, “Willy”
                                                                            Quezada cobró 10 en la yegua, una man-
                                                                            gana de Jorge de 18 y sin el paso.
                                                                                    Finalmente, “Nueva Hacienda” sumó
                                                                            por la cala de Juan Ricardo Díaz de 20, un
                                                                            pial de José Luis Palos de 20; en el
                                                                            coleadero sumaron 41. El lazo de José de
                                                                            Jesús Martínez de 11 y el pial de Gabriel
                                                                            Montoya de 20. José Díaz cobró 16 en la
                                                                            yegua y por último una mangana a pie de
                                                                            “Juanito” Díaz de 18 unidades (17-mayo-
                                                                            2004).
                                                                                    “Dos últimas charreadas por equi-
                                                                            pos en el Estatal Charro 2004: para el próxi-
                                                                            mo domingo 23, en el Lienzo de San Fran-
   325




                                                                                 Sus charros tienen la capacidad para
                                                                         sumar puntos en esto de las suertes charras,
                                                                         como lo es caso de su presidente, Rogelio
                                                                         Álvarez en la cala y en la suerte de colas; de
                                                                         Miguelito Zamora en los piales y en los lazos
                                                                         de terna; del “Pipo” Martín del Campo como
                                                                         coleador; de Gustavo Rivera también como
                                                                         coleador, en los lazos de terna y las manganas
                                                                         a pie; de Marco Antonio Casillas en los lazos
                                                                         de terna y en las manganas a caballo y por
                                                                         supuesto sus dos grandes jinetes, Pablo Cen-
                                                                         teno en la yegua y “Paco” Torres en la jineteada
                                                                         de toro y el paso de la muerte.
                                                                                 “De los dos equipos que irán con ‘Real
                                                                         del Fénix’, honestamente habrá que aplaudir-
                                                                         les por hacer charrería y que los puntos que
                                                                         registren serán dignos de anotarlos. Ahora bien
cisco de los Romo, continuarán las acciones del Cam-          por la tarde abrirá la última charreada el equipo de Juanjo
peonato Estatal con las dos últimas charreadas por equi-      de Alba, ‘Vista Alegre’, los ‘Caporales’ de Calvillo y los
pos. A saber, en Aguascalientes, al no haber final, el cam-   anfitriones de ‘Rancho Victoria’ de Alberto Arteaga. Y es
peón estatal se saca con la máxima puntuación que rea-        que ‘Vista Alegre’ puede darles un susto a los equipos
lice el equipo en su charreada de presentación. ‘Real del     punteros que para cuando se presente, ya sabrá lo que
Fénix’ debe recuperar el título, pero ‘Vista Alegre’ tam-     tiene que hacer para superarlos, por lo que también se
bién puede marcar la diferencia”.                             pueden convertir en protagonistas”.
         “Sin duda que la expectación para la charrería lo-           “La inclusión de los jóvenes Rivera, Humberto y
cal y nacional es la presentación del equipo de Rogelio       Marco Antonio, parientes de Gustavo Rivera de ‘Real
Álvarez, ‘Real del Fénix’, que la hará en la charreada ma-    del Fénix’ y de ‘Toño’ Flores, fortaleció al equipo espe-
tutina, llevando como testigos a los ‘Charros de Aguasca-     cialmente en la terna, en las jineteadas y en el paso,
lientes’ que preside Don Víctor Gallardo Escalante y los      además de que, como pialadotes, se pueden alternar
‘Regionales’ de Jesús María de Don Juan Rubio”.               Jorge Huerta y Humberto y si conforman buen equipo
         “El domingo continúan las acciones del Campeo-       en el coleadero que sume puntos, sin duda que tienen
nato Estatal con las dos últimas charreadas por equipos.      muchas posibilidades de estar entre los primeros”.
La expectativa es porque debe superar los 293 puntos                  Así se clasificaron los equipos participantes, des-
que registró el equipo de ‘La Esperanza’, aún campeo-         pués de dos charreadas en el estatal, ubicándose de la
nes estatales y así recuperar el título, más no se debe       siguiente manera: 1) La Esperanza, 293; 2) Presa del
descartar a ‘Vista Alegre’ porque también trae lo suyo.       Niágara I, 218; 3) Puente Negro, 189; 4) Nueva Hacien-
Que si tiene con qué, no hay ninguna duda, ya que ac-         da del Niágara, 143; Charros de Jesús María, 127; Cha-
tualmente, es uno de los equipos protagonistas del país,      rros de Pabellón, 71 puntos.
especialmente en los dos circuitos grandes, la ‘Copa Mé-              En cuanto a los mejores en las faenas individuales
xico’, evento que promueve la Federación Mexicana de          sobresalen los siguientes: en cala, Bernardino Puente de
Charrería y el de ‘La Excelencia’ organizado para albergar    “Puente Negro”, con 27 puntos; en piales, Jesús Sosa de
a los mejores grupos de charros del país”.                    “Presa del Niágara” y José Luis Palos de “Nueva Hacien-
                                                                                                                326




da” con 20; en colas, Salvador Muñoz de “La Esperanza”      como los equipos grandes de los que con orgullo forma
con 38; en jinete de toro, José Francisco Muñoz de “La      parte. Así, se llevan nuevamente el campeonato estatal,
Esperanza” con 28; en lazo de cabeza, Leobardo Delga-       ya que el año pasado, en una tarde de inspiración se lo
do de “La Esperanza” con 22; en pial de ruedo Jesús         ganaron los charros de “La Esperanza”. En esta charreada
Díaz Ramos de “Presa del Niágara” con 23; en jinete de      estuvieron presentes los “Charros de Aguascalientes”
yegua, Javier López de “La Esperanza” con 28; en man-       quienes sumaron 202 tantos y los jóvenes “Regionales
ganas a pie, Efraín Díaz de “Presa del Niágara” con 25;     de Jesús María” con 175 puntos, quienes ejecutaron las
en manganas a caballo, Jesús Díaz de “Presa del Niágara”    faenas de colas, jineteada de toro y terna con toros de
con 47 y en paso, Salvador Muñoz de “La Esperanza”          presencia y kilos de más de los que marca el reglamento
con 22 puntos (21-mayo-1004).                               (24-mayo-2004).
                                                                    Rogelio Álvarez y su equipo de “Real del Fénix”,
     4. Real del Fénix campeón del Estatal Charro           como se esperaba, recuperaron el título de campeón
        2004                                                estatal, en donde su cala fue de 37 puntos. Otro de los
                                                            charros destacados de “Real Fénix” fue Miguel Zamora,
       “‘Real del Fénix’ campeón estatal con 383 pun-       quien chorreó dos piales y ejecutó el cabecero de 27
tos”. No hubo duda, el equipo sensación de “Real del        puntos. Por “Vista Alegre”, “Chava” Muñoz Reynoso,
Fénix” recuperó con creces el título estatal charro en su   quien ejecutó un lazo de cabeza de 28 tantos, para ga-
edición 2004, al registrar 383 puntos; es decir, charreó    nar la ultima charreada y colarse al tercer lugar del Cam-
                                                            peonato. Por la tarde, en una charreada de altibajos, la
                                                            ganó “Vista Alegre”, con registro de 226 puntos, segui-
                                                            do de “Rancho Victoria” con 225 tantos, ya que dejó ir el
                                                            tercer lugar en el paso de la muerte, quedando al final
                                                            los “Caporales” de Calvillo con 165 unidades. De esta
                                                            manera, “Real del Fénix” fue el único que se ubicó en la
                                                            calificación de excelente, por lo que, con toda propie-
                                                            dad, se ganaron el título y el derecho de estar en el
                                                            nacional del presente año; en segundo lugar se ubicaron
                                                            los charros de “La Esperanza” con 293 tantos y en terce-
                                                            ro se coló “Vista Alegre” con 226 unidades.
                                                                    Los puntos de “Real del Fénix” se registraron por la
                                                            mejor cala estatal de Rogelio Álvarez con 37 puntos; en
                                                            los piales, Miguelito Zamora chorreó dos de 20 cada uno;
                                                            en el coleadero con toretes muy cómodos sumaron 103
                                                            puntos, entre Roberto Martín del Campo con 35, Rogelio
                                                            Álvarez con 4, también mejor individual y Gustavo Rivera
                                                            con 27 unidades. “Paco” Torres jineteó caro el toro para
                                                            28 tantos, seguido del cabecero de Miguelito Zamora de
                                                            27 y el pial en segunda instancia de Gustavo de 20 tantos.
                                                            Pablo Centeno cobró 18 en la yegua, seguido de cuatro
                                                            manganas, dos a pie de Gustavo Rivera y dos a caballo de
                                                            “Toño” Casillas de 44 tantos cada uno, terminando con el
                                                            paso de “Paco” Torres de 22 unidades.
   327




        Lo mejor de los “Charros de Aguascalientes” fue     mientras que los de “Rancho Victoria” se quedaron con
la cala de Mario de Luna de 25 y un pial de “Pancho”        225 tantos, ya que contaron con piales, manganas a pie
Poblano de 20, pero en el tercero le quitaron la reata      y el paso de la muerte, pero eso sí, con una buena terna,
para menos 6; en el coleadero sumaron 55, el mejor fue      más de ochenta unidades en el coleadero y con dos
“Chuy” Salcedo con 27. Humberto Rogero jineteó el           manganas a caballo; por último los “Caporales” de Calvillo
toro para 13, la yegua para 11 y el paso fue de 16. Los     registraron 165 puntos, merced a una cala de 17, suma-
lazos de terna baratos, el cabecero de Fernando Pedroza     ron 58 en el coleadero, dos buenas jineteadas de
de 19 y el pial de “Rafa” Leaños de 8. Dos manganas,        Epigmenio Delgado, la de toro de 23 y la de yegua de
una a pie de Fernando de 25 y otra a caballo de “Pan-       15, además de los lazos de terna que les dio 41 tantos.
cho” Poblano de 16 unidades. En la ultima charreada,                Por “Vista Alegre” caló Edgar de Alba para 27, en
“Vista Alegre” la ganó con 226 tantos. El equipo de “Vis-   colas sumaron 80, entre René Ruiz con 34, Edgar de
ta Alegre” se llevó la última charreada con 226 puntos,     Alba con 24 y Pepe Solís con 22; Israel Esparza jineteó el
seguido de “Rancho Victoria” con pizarra de 225 tantos      toro para 17, el cabecero fue de “Chava” Muñoz de 28
y de los “Caporales” de Calvillo con 145 puntos.            y el pial de Marco Antonio Robles de 16, “Toño” Flores
        “Vista Alegre”, a quien le habíamos pronosticado    cobró 10 en la yegua, una mangana a caballo de “Chava”
que podían acercarse a los punteros, no pudieron, toda      de 25 totales y el paso de Marco Antonio de 17 tantos
vez que no contaron con piales, ni con manganas a pie,      (24-mayo-2004).
                                                                                                                328




     5. Se rectificó la pizarra de “Rancho Victoria”         de 28 tantos, sin piales, en coleadero sumaron 83 unida-
                                                             des, entre Julio Martín con 38, “Toño” Pérez con 23 y
        Después de un justo reclamo por parte de los         Francisco Rentería con 21 para sumar 110 puntos. Al
charros de “Rancho Victoria”, quienes al final de la         cerrar el ruedo Juan Carlos Verdín cobró 18 en el toro,
charreada los jueces, le habían cantado una pizarra final    seguido de una extraordinaria terna por el lazo de cabe-
de 225 puntos, para quedar en el cuarto lugar, supera-       za de Jorge Herrera de 25 totales y del pial de ruedo de
dos por “Vista Alegre” con un punto dentro del Cam-          Julio Martín de 27 unidades, marcando su pizarra 180
peonato Estatal Charro 2004 “Alfonso Durón Delgado”,         tantos. En jineteada de yegua, Juan Carlos cobró 11 uni-
solicitaron revisión de su hoja de calificaciones, después   dades, “Pancho” Rentería no agarró manganas únicamen-
del reclamo a los jueces y en consecuencia de los “dimes     te 4 de tiempo, Jorge Herrera manganeó a caballo para
y diretes”; el Dr. René Ruiz Ponce, “PUA” de los charros     40 totales y así totalizar 235 puntos, sin el paso. Los
del estado y Juan José de Alba, secretario, recogieron las   puntos de “Vista Alegre” se otorgaron por la cala de
hojas para analizarla detalladamente, resultando que ha-     Edgar de Alba de 27, en colas sumaron 80, entre René
bía error en la suma, por lo que al final, se declaró que    Ruiz con 34, Edgar de Alba con 24 y “Pepe” Solís con
“Rancho Victoria”, en su pizarra, debería de marcar 235      22; Israel Esparza jineteó el toro para 17, el cabecero fue
puntos, calificación suficiente para adjudicarse el tercer   de “Chava” Muñoz de 28 y el pial de Marco Antonio
lugar, dejando a “Vista Alegre” con el cuarto sitio (25-     Robles de 16; “Toño” Flores cobró 10 en la yegua, Oscar
mayo-2004).                                                  Ávila no agarró manganas a pie, sumo 6 de tiempo, pero
        Los dirigentes de los charros del estado declara-    “Chava” Muñoz cuajó una mangana a caballo de 25 to-
ron que “Rancho Victoria”, su pizarra debería de marcar      tales y el paso de Marco Antonio de 17 tantos.
235 puntos, en lugar de 225 que se había cantado. Así:               Así quedaron los equipos finalmente: 1) Real del
el “Rancho Victoria” pasa a ocupar el tercer lugar en        Fénix, campeón estatal del 2004 con 383 puntos; 2) La
este campeonato estatal. Con base a nuestro registro         Esperanza con 293; 3) Rancho Victoria con 235; 4) Vista
sustentado en las calificaciones que los jueces estuvie-     Alegre con 226; 5) Presa del Niágara I con 218; 6) Cha-
ron dando después de ejecutada cada faena, “Rancho           rros de Aguascalientes con 202; 7) Puente Negro con
Victoria” obtuvo sus puntos por la cala de Víctor Ramírez    189; 8) Regionales de Jesús María con 175; 9) Caporales
   329




de Calvillo con 165; 10) Nueva Hacienda del Niágara           llo, Jesús Díaz de “Presa del Niágara” con 47; en paso,
con 143; 11) Charros de Jesús María con 127 y 12) Cha-        Salvador Muñoz de “La Esperanza”, Efraín Díaz de “Pre-
rros de Pabellón con 71 puntos.                               sa del Niágara I”, Jesús Herrera de “Charros de Jesús
        Los mejores en las faenas individuales fueron: en     María” y Pablo Centeno de “Real del Fénix” con 22 pun-
cala, Rogelio Álvarez del “Real del Fénix” con 37 pun-        tos cada uno (25-mayo-2004).
tos. En piales, Miguel Zamora del “Real del Fénix” y Sergio
Romo de “Regionales de Jesús María”, con 40 cada uno.              6. Este fin de semana, el turno para los charros
En colas, Rogelio Álvarez del “Real del Fénix” con 41; en              completos (28-mayo-2004)
jinete de toro, José Francisco Muñoz de “La Esperanza”
y Francisco Javier Torres de “Vista Alegre” con 28 cada              “Después de consumadas las charreadas por equi-
uno. En lazo de cabeza, Salvador Muñoz de “Vista Ale-         pos del Campeonato Estatal Charro 2004, ‘Alfonso Durón
gre” con 28; en pial de ruedo, Julio Martín López de          Delgado’, en el nuevo Lienzo de San Francisco de los
“Rancho Victoria” con 27; en jinete de yegua, Javier López    Romo, bajo la organización de la Asociación de ‘Rancho
de “La Esperanza” y Pablo Centeno de “Real del Fénix”         Victoria’ de Don Alberto Arteaga, sin dejar de mencionar
con 18 puntos cada uno. En manganas a pie, Gustavo            el gran apoyo del Profr. J. Refugio Lara Martínez, Presi-
Rivera de “Real del Fénix” con 44; en manganas a caba-        dente Municipal; siguen las charreadas de charro com-
                                                                                                               330




pleto, que para el caso se anotaron 11 charros del esta-     son Humberto Rivera y ‘Chava’ Muñoz Reynoso. Defini-
do, por lo que se han programado tres charreadas, una        tivamente no hay favorito, porque si ‘Pipo’, quien por
mañana sábado por la tarde y dos el domingo, a las doce      experiencia se debe considerar favorito, los jóvenes de
del mediodía y a las cuatro de la tarde. Para mañana         ‘Vista Alegre’ tienen con qué y saben ejecutar perfecta-
sábado, a partir de las 16:00 horas, entraran en compe-      mente las siete suertes de una competencia de charro
tencia Humberto Rivera de ‘Vista Alegre’, Roberto ‘Pipo’     completo”.
Martín del Campo de ‘Real del Fénix’, ex campeón na-                 “Para el domingo a las 12:00 horas, el turno será
cional y Salvador Muñoz también de ‘Vista Alegre’”.          para Fernando Pedroza de ‘Charros de Aguascalientes’,
        “Rubén ‘El Cheyen’ Berúmen, estará defendien-        Marco Antonio Casillas de ‘Real del Fénix’, subcampeón
do su título de charro completo este fin de semana. De-      nacional; Marco Antonio Robles Rivera de ‘Vista Alegre’
finitivamente una charreada bastante interesante, prime-     y el campeón estatal Rubén Berúmen de Charros de ‘La
ro porque estará charreando ‘Pipo’ Martín del Campo, ex      Esperanza’. Otro enigma, ¿a quién le va? El buen ‘Fer’, no
campeón nacional que, por sus años, ya tiene un colmi-       es la primera vez que entra a una justa de charro com-
llo bien retorcido, al lado de dos jóvenes charros de gran   pleto, en su actual equipo de ‘Charros de Aguascalien-
calibre, especialmente en el manejo de la pita, como lo      tes’, pialea, entra en terna y en las manganas a caballo,
   331




pudiera ser el menos favorito, pero que si puede, puede.        mencionar a Jorge Herrera de ‘Rancho Victoria’ que se
Ahora bien ‘Toño’ Casillas, otra carta fuerte de ‘Real del      puede convertir en protagonista, porque ya lo hizo una
Fénix’, que como se ve, quiere también el título de cha-        vez. ‘Rafa’, en ocasiones se enreda y el ‘Salamanca’ Ávila
rro completo; no hay duda que de esto sabe más que              también sabe ejecutar las suertes charras. Por último,
nadie, ‘Toño’ se encumbró a la fama como charro com-            después de los charros completos, el escenario estará
pleto en el Nacional de Ciudad Juárez, donde llegó casi         listo para la feria de escaramuzas que ha sido programa-
solo y con pocos recursos y en su presentación registró         da para el domingo 13 de junio a partir de las 13:00
un puntaje para estar en la gran final, que si no ha sido       horas (28-mayo-2004).
por el apoyo de su actual jefe, Rogelio Álvarez, a lo me-
jor ahora no fuera parte de la historia. Como todo mun-         XIX. La charrería: cuestión de enfoques
do sabe, en la gran final por la decisión parcial de los           Por: Víctor Manuel Rodríguez García
jueces ‘Toño’ obtuvo el subcampeonato, ante la impo-
tencia de los ‘Charros de Aguascalientes’ y el desconten-               La tradición campirana de México no se puede
to de más de cinco mil personas que abarrotaron el lien-        concebir si no es entendiendo el significado de la cha-
zo”.                                                            rrería. Se habla de que los frailes enseñaron a los indíge-
         “Marco Antonio Robles Rivera de ‘Vista Alegre’,        nas a montar a caballo y que estos desarrollaron, en los
es otro joven charro que proviene de una gran familia           llanos de Apan, Hidalgo, una serie de habilidades rela-
charra, que debe estar entre los primeros lugares. Y que        cionadas con el manejo de ganado mayor.
decir del ‘Cheyen’ Berúmen, actual campeón estatal, tie-                Lo cierto es que en todo el territorio de lo que
ne con qué y puede llegar adjudicarse, por tercera vez,         fue la Nueva España, se desarrollaron grandes haciendas
el título estatal y no dejar que ‘Real del Fénix’ se lleve el   que requerían verdaderas legiones de trabajadores que
carro completo. Por la tarde entrarán Rafael Leaños de          hacían su trabajo predominantemente a caballo, a lomo
‘Charros de Aguascalientes’, Miguel Zamora de ‘Real             de mula o burro.
del Fénix’, Oscar Ávila de ‘Vista Alegre’ y Jorge Herrera               A principios del siglo XX, Don Carlos Rincón Ga-
de ‘Rancho Victoria’; simplemente, ni a quien irle. Sin         llardo, un enamorado de las tradiciones mexicanas, se
duda que otro fuerte favorito es el charro colimense            preocupa por plasmar lo que él observo toda su vida
Miguelito Zamora de ‘Real del Fénix’, por su experien-          como un oficio más: el del vaquero; en una figura típica
cia, gran pialador y manejador de la reata; sin dejar de        y representativa de nuestro país, que se transformara en
                                                                                                                 332




                                                                                           y parte de la región del llano
                                                                                           en Aguascalientes. Estas vi-
                                                                                           vencias fueron el caldo de
                                                                                           cultivo para formar las bases
                                                                                           de lo que, hoy en día, es el
                                                                                           deporte de la charrería.
                                                                                                  Base importante de
                                                                                           este deporte lo es también el
                                                                                           manejo de toro de lidia. Los
                                                                                           vaqueros que manejan a cam-
                                                                                           po abierto este ganado, que
                                                                                           apremia y presiona constan-
                                                                                           temente a quien invade sus
                                                                                           terrenos, exige a quien lo
                                                                                           hace una precisión extra, en
                                                                                           comparación a quienes mane-
                                                                                           jan ganado manso o caballar.
                                                                                                  Aquellos vaqueros que
                                                                                           orgullosamente usaban el
                                                                                           sombrero charro y sus
una organización con reglamentos y estatutos que evo-           chaparreras, tenían unas manos maravillosas, manos que
lucionaran un oficio lleno de arte y tradición en un de-        con gran rapidez atinaban el lazo que, en muchas oca-
porte.                                                          siones, salvaba la vida de algún compañero. Usaban el
        Así nace la Asociación Nacional de Charros, de la       machete para levantar la reata cuando caía al suelo e
cual se desprendería, más tarde, la formación de la Fe-         inmediatamente
deración Nacional de Charros. Don Carlos Rincón Ga-             ponían las vueltas
llardo publica en los años veinte, “El libro del charro         en la cabeza de la
mexicano”; compendio en donde Don Carlos describe               silla. Los extranje-
cómo debe ser un charro y él por qué de cada suerte. El         ros, en su mayoría
libro nace de la inspiración que le motivo a su autor el        norteamericanos
haber pasado largas temporadas, desde su niñez, en las          y españoles que
haciendas de la familia; poseedores del mayorazgo de            constantemente
Cienega de Mata; haciendas aledañas al Estado de Aguas-         v i s i t a b a n
calientes y que se fraccionaron después de la revolución        “Peñuelas”, coin-
de 1910. Don Carlos recogió vivencias, anécdotas y en-          cidían en decir
señanzas de lo que fueron los trabajos que se realizaban        que los vaqueros
en las grandes haciendas a finales del siglo XIX, época         mexicanos eran
en que las haciendas mexicanas tuvieron su mayor auge.          los mejores jine-
        Aún siendo el hijo del patrón, el “señorito” como       tes del mundo.
se les llamaba respetuosamente por los peones a los                      Verdade-
hijos del “Amo”, Don Carlos, recorrió a caballo jornadas,       ros centauros, en
de sol a sol, por las vastas llanuras del nordeste de Jalisco   mi niñez me sor-
   333




prendía ver como aparentaban ser un solo cuerpo hom-
bre y caballo, sus movimientos en perfecta armonía uno
de otro, tanto física como emocional. Porque solo estan-
do en el campo bravo se puede sentir la sensación de
paz que tiene el toro en sus terrenos, paz que al mo-
mento de invadirlos, se transforma en situaciones de vio-
lencia y caos, lo cual ha cobrado numerosas víctimas
humanas.
        La charrería ha dejado de ser un arte, perdió el
romanticismo característico que la envolvía, aquellos
jaripeos llenos de colorido sin la presión de una califica-
ción, ya no existen. Hoy en día se ha transformado lo
que fue un deporte de caballeros, en una actividad alta-
mente competitiva. La competencia acarrea desperso-
nalización, todo en aras de ganar el primer lugar, de
acumular puntos a cualquier precio. Esto ha traído a es-
cena, a los charros profesionales que cada día aumentan
en calidad y cantidad.
        Curiosamente todo esto ha alejado al público de
las gradas, descontando los campeonatos nacionales que
siempre cuentan con una buena asistencia. El resto del        siempre cariñoso y respetuoso con ellos. Al morir su pa-
año los lienzos charros de la nación muestran una peno-       dre, aumentó su cariño y solicitud por su madre. Fue
sa soledad. Años antes, el público no buscaba los ré-         alumno del Seminario de Durango, pero al pasar la fami-
cords, sólo asistía a los lienzos charros a disfrutar de un   lia por una situación económica difícil, tuvo que dejar el
espectáculo netamente mexicano y lo hacia en grandes          plantel; no dejó, sin embargo, de estar cerca y al servi-
cantidades. La charrería se tiene que replantear, más que     cio de la Iglesia. Además de su trabajo como empleado
una competencia encarnizada para ver quien es el cam-         de confianza en la mina “El Conjuro”, ayudaba mucho al
peón, se tiene que volver a las bases, al sentido de es-      señor Cura en su labor pastoral, tanto por su testimonio
pectáculo, un espectáculo en donde el espectador se           de vida intachable como por su apostolado cristiano.
sienta atraído y asista a reconocerse a sí mismo y a reco-            Fue secretario de la Liga Nacional de la Defensa
ger su identidad pisoteada por la globalizacion.              de la Libertad Religiosa y presidente de la Acción Cató-
                                                              lica. En la reunión de jóvenes, cuando el señor Cura ex-
XX. Un charro cristerio: Salvador Lara Puente                 presó sus deseos de martirio y preguntó quién sería ca-
                                                              paz de acompañarlo, Salvador con generosidad se ofre-
       Salvador Lara Puente fue                               ció, aunque sin ningún alarde sino con sencillez cristiana.
uno de los tres jóvenes sacrifi-                              Poco antes de su sacrificio, en una velada que hubo en
cados junto con el Sr. Cura Luis                              Chalchihuites, Salvador declamó la poesía titulada “Mar-
Bátiz. Nació en la parroquia de                               ciano”, que describe la inocencia del cristiano acusado
El Súchil, Durango, el 13 de                                  de incendiar Roma. Salvador, con mucho sentimiento,
agosto de 1905. Hijo del Sr. Fran-                            como posesionado del contenido, parecía decir nueva-
cisco Lara y de la señora Ma. So-                             mente: “Si mi delito es ser cristiano, haces bien en ma-
ledad Puente Granados, fue                                    tarme porque es cierto”.
                                                                                                                 334




                                                              verdadera intención: asesinarlos por el delito de ser ca-
                                                              tólicos. Salvador y David contemplaron la muerte heróica
                                                              de su párroco y de su amigo Manuel, después de recibir
                                                              del señor Cura la absolución. Luego los condujeron a
                                                              unos 160 pasos, hacia la falda de los cerros, por el cami-
                                                              no de Canutillo. Los jóvenes iban rezando. Salvador, de
                                                              21 años, en la plenitud de la vida, se colocó frente al
                                                              pelotón y con la noble frente en alto, gritó al unisono de
                                                              David: “Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe”. Una
                                                              descarga de fusilería segó sus vidas. Luego el “tiro de
                                                              gracia” destrozó casi sus rostros.
                                                                      La juventud y heroísmo de Salvador impresiona-
                                                              ron a los verdugos, quienes al verlo muerto dijeron: “Qué
                                                              lástima haber matado a este hombre tan grande y tan
                                                              fuerte”. Los familiares y los fieles fueron avisados de que
                                                              pronto se presentaría el temido general Eulogio Ortíz
                                                              con intenciones de colgar los cadáveres para escarmien-
                                                              to de los demás cristianos, por lo que, apresuraron el
                                                              sepelio. Salvador fue velado en la casa de su madre,
                                                              quien llena de fortaleza aceptó la voluntad de Dios y
                                                              con valentía, increpó a los soldados. Sus restos fueron
                                                              enterrados en el panteón municipal.




       El 14 de agosto de 1926, después de su trabajo,
descansaba tranquilamente en su hogar. Así pasó la no-
che, ignorando que al señor Cura Bátiz lo habían apre-
hendido los soldados; al día siguiente recibió la noticia y
fue a unirse con sus compañeros para deliberar la forma
de salvar al Sr. Cura; cuando llegaron los soldados y des-
pués de aprehender a Manuel Morales, gritaron su nom-
bre y él respondió con entereza: “¡Aquí estoy!“.
       El teniente Maldonado engañó a todos diciéndo-
les que solamente iba a conducir a los reos a Zacatecas
para que rindieran declaraciones; la madre de Salvador,
doña Soledad, confió en Dios y en la palabra del militar,
por lo que infundió ánimo a su hijo, lo bendijo y le recor-
dó cuánto era la causa que se defendía.
       A Salvador le tocó viajar junto a David Roldán en
un carro que supuestamente los conduciría a Zacatecas;
pero al llegar al Puerto de Santa Teresa se descubrió la
   335




XXI. Los charros de Encarnación de Díaz: parte del            das por mantener su tradición con buenos jinetes, leales
legado charro de Los Altos de Jalisco                         competidores y miembros activos todos de esta gran
   Por: Anett Álvarez Ramírez                                 familia charra que se convierte en una comunidad frater-
                                                              nal a pesar de sus fuertes competencias.
         Si bien es cierto que la charrería en México tiene           Como bien dice la historiadora Tania Carreño, en
como su cuna el Estado de Hidalgo, también es cierto          su libro “Yo soy mexicano, mi tierra es bravía”, que des-
que el Estado de Jalisco es una de las entidades de nues-     de la década de 1920 hasta la de 1950, se fue gestando
tro país donde más se vive esta tradición mexicana, de        la imagen del charro como símbolo de identidad nacio-
manera muy especial en Los Altos de Jalisco donde sus         nal en los ámbitos del teatro, de la revista, la publicidad
habitantes, identificados con las labores del campo, han      y sobre todo en el cine nacional.
hecho de gran trascendencia                                                                        Esa mística, que por
este elemento cultural que es                                                              muchos años se imprimió por
la charrería. En Los Altos, mu-                                                            medio de nuestro cine sobre
cha gente aún sigue vincula-                                                               el mundo charro, hoy llega a
da a la ganadería, por lo que                                                              nuestros días como una heren-
es común que la charrería se                                                               cia cautivadora a nuestros hi-
mezcle con la vida cotidiana,                                                              jos, esa etapa post-revolucio-
aunque también se realizan                                                                 naria nos conlleva, obligada-
muchas fiestas charras con las                                                             mente en nuestro pensamien-
reglas respectivas.                                                                        to a esa relación hombre-ca-
         Esta forma cultural de                                                            ballo, pero sobre todo y en
ser de nuestro país y en espe-                                                             gran medida a la valentía y al
cial de nuestra región, debe                                                               código de honor que distingue
ser rescatada como una ver-                                                                a un charro del hombre co-
tiente cultural que permita se-                                                            mún.
guir acrecentando el valor de                                                                      Nos cuenta Cristina Pa-
nuestro deporte nacional.                                                                  lomar, en su libro “La Charre-
         Este libro, en el que                                                             ría en el imaginativo nacional”,
hoy participamos, nos da la po-                                                            que el interés de los charros
sibilidad de repensar una de                                                               por constituirse en asociacio-
las herencias culturales de Mé-                                                            nes tiene que ver en gran
xico que necesariamente nos                                                                medida a un menosprecio que
conlleva a extraer sus valores                                                             recibiera uno de los charros de
morales, estéticos y simbólicos que encierra el encanto       Enrique Munguía, durante una fiesta oficial en el ex hi-
de la charrería. Pues no debemos de olvidar que una           pódromo de Peralvillo, de la Ciudad de México. Este
imagen que nos da identidad en el plano internacional         desaire llevó a Munguía a convocar, a través de la pren-
es la figura del charro, esa carga del símbolo mexicano       sa, a los charros de la capital a una junta para integrarse
que nos obliga a todos a mantener nuestra tradición.          como asociación y construir un lienzo. El fruto de aque-
         De igual forma, en la actualidad, existen cientos    lla reunión fue la fundación de la Asociación Nacional
de asociaciones de charros en los cuales, en un inicio,       de Charros en 1921. Este hecho, como lo destaca Palo-
los convoca el interés y su afición por dicho deporte,        mar, es una anécdota que nos permite ilustrar el espíritu
pero que también son personas preocupadas y ocupa-            reivindicativo de los charros y su deseo por proteger y
                                                                                                                   336




conservar la tradición contra el paso del tiempo, los cam-               Nos cuenta Cristina Palomar que esta
bios de contexto social y las modificaciones o significa-       institucionalización de la charrería proclive al Estado de
dos ante otros sectores de la población.                        Jalisco se debió en gran medida a la participación funda-
        Al igual que en otros terrenos, en los que se jue-      mental de algunos presidentes de la República. Abelardo
ga una herencia simbólica, en la charrería existe una dis-      L. Rodríguez promulgó la Ley Deportiva, en cuyo marco
puta respecto a cual fue la primera asociación. Para los        la charrería se asumió como deporte nacional, incorpo-
charros del centro del país, esta fue la Asociación Nacio-      rándose a la Confederación Deportiva Mexicana. Pascual
nal, formada el 4 de junio de 1921, entre otros, por Ra-        Ortiz Rubio decretó que el traje de charro sería símbolo
món Cosío González y Crisóforo B. Peralta. Otra versión         de la mexicanidad, lo que investía a quienes lo portaran,
señala a Charros de Jalisco, de Guadalajara, fundada, no        con una especie de obligación de hacerlo con dignidad
como asociación formal, sino como agrupación en 1920,           y honor. Manuel Ávila Camacho y otros presidentes pos-
por Silvano Barba, Inés Ramírez y Andrés Zermeño, en-           teriores, participaron en la consolidación de las institu-
tre otros. Esta disputa encierra otra relativa al origen mis-   ciones charras al tejer nexos políticos con ellos y apoyar
mo de la charrería, en la que están involucrados los sen-       las construcciones de lienzos o donar terrenos para este
timientos regionalistas de las diferentes asociaciones y        fin. La existencia de este vínculo hizo, por otra parte que
la dinámica de las identidades y regiones puestas en            los charros comenzaron a ser una especie de emblema
juego en la figura del charro.                                  nacional disputada por las diferentes tendencias políti-
        El Estado de Hidalgo, por ejemplo, rivaliza con el      cas.
de Jalisco, y aún dentro de éste, la zona de Los Altos se                La creación de la Federación Nacional de Charros
afirma como la auténtica cuna de la charrería.                  se hizo necesaria al quedar subordinada a la Confedera-
   337




ción Deportiva Mexicana, que exigía que cada deporte          convoca a la familia y en ella se encuentran expresadas
formara una federación con todas las asociaciones o clu-      todos los integrantes de la familia, desde los niños hasta
bes afines. Su fundación tuvo lugar el 16 de diciembre de     los abuelos.
1933. Fueron nombrados Silvano Barba González –Secre-                 Dentro de este entorno y muy en especial,
tario de Gobernación, figura notable en la política tapatía   retomamos este papel de los charros de Los Altos de Jalis-
y charro de Los Altos- como presidente y Leovigildo Islas     co por medio de este testimonio que realizamos a través
como secretario. Años después, la directiva encargada por     de una entrevista a Don Sergio Álvarez Aranda, Presiden-
Ricardo Soberón, se propuso hacer de la charrería el eje      te de la Asociación de Charros de Encarnación de Díaz.
en torno al cual se mantuviera un sentimiento de her-                 Debemos aclarar que Don Sergio Álvarez es una
mandad, por ello se elaboraron entonces reglamentos y         persona poco proclive a las entrevistas, pues su propia
normas de suertes charras, orientándose a conservar la        personalidad esta muy alejada del protagonismo que qui-
tradición.                                                    zá a otros les sobra. En un principio resultó un tanto com-
        Bajo este contexto podemos entender el papel que      plicado convencerlo, pues su sencillez no procura de so-
ha desempeñado los charros de Los Altos de Jalisco en el      bresaltar a su persona, sino que lo pudimos convencer en
legado de la charrería en México, más allá de las disputas    la medida que le explicamos lo importante que era la
de donde se iniciara nuestra tradición y cuál es la primera   realización de este tipo de documentos que nos permi-
asociación existe el compromiso por seguir preservando        ten hoy enriquecer el valor cultural de nuestro deporte
este legado cultural mexicano, no en vano la charrería        nacional.
                                                                                                               338




                                                                                 Fue en ese mismo año de 1962 que
                                                                         el Municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco
                                                                         -por aprobación hecha por el Congreso del
                                                                         Estado de Jalisco- donó el terreno donde aho-
                                                                         ra está construido el Lienzo Charro Alame-
                                                                         da que, sin temor a equivocarme, es uno de
                                                                         los lienzos con más tradición y más belleza
                                                                         de Los Altos de Jalisco. El Lienzo Charro se
                                                                         encuentra ubicado a un costado del Parque
                                                                         Nicolás Moreno, parque al que muchas per-
                                                                         sonas recordarán por su belleza y tradición;
                                                                         realmente el nombre que se le dio al Lienzo
                                                                         Charro fue perfecto, tomando en considera-
                                                                         ción que el mismo se encuentra rodeado de
                                                                         un sinnúmero de árboles.
                                                                                 El ser charro implica la posibilidad de
                                                                         desempeñar la actividad más representativa
                                                                         del mexicano, ser orgullosamente mexica-
                                                                         no, el entorno cultural en donde se despe-
                                                                         ñó la charrería suponía la integridad, valen-
                                                                         tía y honestidad de los que la practicaban,
                                                                         valores que hasta el día de hoy se requieren
                                                                         para ser Charros.
                                                                                 Actualmente, su caballo favorito y, en
                                                                         general, el caballo más adecuado para la prác-
                                                                         tica de la charrería es cuarto de milla, es el
                                                                         mejor atleta ecuestre. Está compuesto por
        Antes de comenzar la entrevista el señor Álvarez   el pura sangre inglés y el Mustang salvaje (traído por los
ve con agrado y satisfacción que el Gobierno del Estado    españoles). Para la charrería, como ya se dijo, es el me-
de Aguascalientes proporcione su respaldo moral y apo-     jor caballo ya que está muy bien balanceado en sus ca-
yo económico en forma desinteresada, para mantener         racterísticas de altura, longitud y profundidad. Además
el deporte de la “La Charrería”, difundiéndolo sobretodo   de que, desde la cabeza a las patas; así como su muscu-
entre la niñez y la juventud, honrando y enalteciendo de   latura, cumple con las exigencias atléticas de velocidad,
esa forma a “La Charrería”; deporte que para el señor      resistencia, fuerza y flexibilidad, requisitos que son indis-
Álvarez es la actividad más representativa del mexicano.   pensables en la charrería, presentando los más altos ren-
        La asociación de Charros de Encarnación de Díaz,   dimientos.
Jalisco, es constituida en el año de 1962, aunque, sin              Es un caballo de muy buen genio, de rápido apren-
estar constituidos como asociación, existía un grupo de    dizaje y alto sentido de la charrería. Para este tipo de
personas que practicaban la charrería, entre ellos, se     caballo, los animales vacunos no constituyen un enemi-
encontraba el señor Tito Díaz, el ‘Chato’ Alba, el Cura    go ni un animal extraño y por lo cual son capaces de
Parada, entre otros, gente de a caballo que desde niños    entablar una buena relación de especies. Son los caba-
montaban y practicaba las suertes charras.                 llos atletas más mansos que se conocen. Pudieran haber
   339




otros ejemplares más mansos aún, pero que no sirven          Aguascalientes), José Solís, Gerardo Díaz y un servidor
para trabajos deportivos o recreativos, que es lo que el     (Encarnación de Díaz, Jalisco) por Calvillo no lo recuer-
charro busca.                                                do, suerte charra que en esa ocasión fue ganada por
        Fue en el año del 1963 cuando comenzó a prac-        Don Sergio Álvarez Aranda.
ticar la charrería dentro de la Asociación de Charros de            Pero debemos decir, que los piales en el lienzo o
Encarnación de Díaz, siempre al lado de su tío Salvador      también llamada en el ambiente charro como la suerte
Álvarez y la suerte que más practicaba era el coleadero      de los “dedos mochos”, es la suerte charra de su prefe-
y el paso de la muerte.                                      rencia, ya que en ella se ve la fortaleza y destreza del
        El coleadero, es una de las suertes charras más      charro al detener la carrera de una yegua, lazándola de
espectaculares. En esta suerte la finalidad es derribar un   los cuartos traseros, en donde no se busca derribar al
toro en plena carrera, el charro lo jala de la cola con la   animal, sino únicamente detener su carrera.
mano, dependiendo de la puntuación de la distancia del              La charrería es un deporte de riesgo, no pode-
terreno en donde se efectúe la caída del toro así como       mos decir que hay suertes charras fáciles, todas las suer-
también la forma en que cae el toro.                         tes charras tienen un grado de dificultad y riesgo. Para la
        Recuerda que hace ya varios años, se realizó un      persona que es charro de corazón, no puede hablar de
cuadrangular de charrería entre Lagos de Moreno, Aguas-      que alguna suerte charra no sea de su agrado, todas las
calientes, Calvillo y Encarnación de Díaz, Jalisco, com-     suertes charras son emocionantes.
petencia que estuvo muy reñida en la suerte del                     Todo lienzo debe medir las dimensiones estable-
coleadero, compitiendo, entre otros, El ‘Canónigo’           cidas en el Reglamento Charro, por lo tanto, es igual
Zermeño, Vicente Márquez, ‘Tuchito’ Vega (Lagos de           cualquier lienzo, pero es cierto que el lienzo que el cha-
Moreno), Víctor Martín, ‘El Jarabe’ y Germán Cuéllar (por    rro siempre va a preferir es el propio, tomando en cuen-
                                                                                                                340




ta que ahí es donde realizan las prácticas y por tanto, se           Su tradición charra favorita son las fiestas de “La
conoce en forma perfecta el terreno.                         Candelaria” en Encarnación, que se desarrollan desde
       Para él una reina charra muy significativa ha sido    hace aproximadamente cuatro décadas, y que se distin-
y sigue siendo Ana Iveth Álvarez Ramírez, (quién falle-      guen por sus tradicionales charreadas, en donde se ob-
ciera el pasado 3 de julio) persona que en su corta vida,    serva la gran afición charra que existe en esta ciudad,
siempre vio a la charrería como un deporte espectacular      ”es muy agradable ver el Lienzo Charro Alameda –que
y el único cien por ciento mexicano, “era una persona        por cierto es uno de los pocos lienzos con tanta vegeta-
que disfrutaba las charreadas, siempre portó el traje cha-   ción- con tanta asistencia familiar lleno, que disfrutan de
rro debidamente… me hubiera gustado que ‘La Gorda’ –         la charrería, es tradición de cada año la competencia
como la llamábamos- estuviera en este momento con-           entre los equipos de Encarnación de Díaz, Jalisco, Her-
migo y saber el gusto que le hubiese dado el saber que       manos Pedrero y Capilla de Guadalupe, quiénes a pesar
el Gobierno del Estado de Aguascalientes está dejando        de sus múltiples compromisos, año con año, participan
huella en el próximo Congreso Nacional Charro 2004”          en forma desinteresada de las fiestas de La Candelaria”.
afirma Don Sergio.                                                   También resalta el compromiso de charrear con
       El personaje charro en la historia de México de su    los equipos de Aguascalientes, “con quienes hay una
preferencia, es sin duda Emiliano Zapata, jinete experi-     gran empatía además de que con ellos, al menos, lleva-
mentado y gusto grande por la charrería y en la historia     mos a cabo de cuatro a ocho charreadas por año que
de Encarnación, destacan Daniel Díaz Jiménez, y Salva-       nos permiten practicar y mantenernos en forma. Pues
dor Álvarez Alba, pilares de la charrería en La Chona,       aún y cuando la charrería hoy se ha profesionalizado, el
quienes dejaron como herencia a sus descendientes el         practicarla desde el ámbito familiar, hace muy interesan-
gusto y afición por la charrería.                            te el compromiso del equipo y de la competencia y eso
   341




                                                             caballo de la hacienda, sólo al patrón se le ensilla”, “El
                                                             corazón no envejece, el cuero es el que se arruga”. Su
                                                             palabra charra favorita: “atórenle”, su canción charra fa-
                                                             vorita: “El herradero” y su poema predilecto: “Toro vie-
                                                             jo”.
                                                                     Familias charras: Álvarez Moran, Álvarez Ramírez,
                                                             Díaz López, Álvarez González, Díaz Muñoz, Álvarez
                                                             Martín, Díaz Macias.
                                                                     Uno de sus mayores orgullos es que ha logrado
                                                             inculcar esta gran tradición a su familia, que junto con su
                                                             compadre, el doctor Daniel Díaz, hoy promueven que
                                                             sus familias, así como sus esposas Emérita Ramírez y
                                                             Patricia López, los apoyen en el cuidado y promoción de
                                                             la charrería desde el seno familiar con los hijos.
                                                                     Por parte de Don Sergio, sus hijos Gustavo y
                                                             Sergio Álvarez Ramírez; por parte del doctor Daniel Díaz,
                                                             sus hijos Daniel y Alejando Díaz López, además de los
                                                             hijos de Don Tito Díaz, Rodolfo y Noel.
                                                                     Don Sergio destaca también la participación de
                                                             los charros de Encarnación en las cabalgatas y peregrina-

en gran medida hacemos con nuestros vecinos de Aguas-
calientes”.
        Su costumbre charra favorita ha sido siempre con-
vivir con la familia después de la charreada y para él, el
traje charro representa la tradición del arte de charrear
definiendo perfectamente la identidad del mexicano
como hombre seguro, tranquilo y orgulloso de sus raíces
ancestrales. Actualmente existen cinco tipos de trajes y
su uso depende de la circunstancia de que se trate, el
traje charro más usado es el de faena ya que es requisito
portarlo en toda competencia charra.
        Para Don Sergio en lo particular, no importa tan-
to el color del sarape o jorongo, para el charro el sarape
es indispensable, pues además de ser cobertor contra el
frío, también lo llega a ser contra el agua, pues la lana
(que es de lo que están hechos) hace resbalar la lluvia,
el sapare puede ir en el cuerpo del charro o bien, colo-
cado en la montura, justo atrás de la teja, y el botín
charro color miel es su preferido.
        Algunos refranes y dichos de su preferencia son:
“No te me revientes reata que es el ultimo tirón”, “El
                                                               342




ciones charras en las que han participado y de las cuales
ya son parte de una tradición, no sólo en La Chona, sino
en todos Los Altos de Jalisco, como lo son la cabalgata a
Nuestra Señora de la Virgen de San Juan, la tradicional
peregrinación al Templo de la Virgen de Guadalupe el
12 de diciembre, realizándose por la tarde una charreada
a beneficio del templo; sin faltar los desfiles charros ofi-
ciales del 16 de septiembre y 20 de noviembre en los
cuales, todos los charros de México están considerados
oficialmente como reserva armada del ejercito mexica-
no.
        Nos confirma Don Sergio el agradecimiento por
el legado de la charrería que hoy se impulsa desde el
Gobierno de Aguascalientes, no sin antes decirnos que
un trabajo de esta índole exige entender que está en
nuestras manos el preservar nuestro pasado histórico,
refrendándolo con un presente vigoroso y actuante como
lo es la charrería y nosotros podemos entender que, a
pesar del mundo globalizado que hoy vivimos, el charro
sigue siendo un símbolo emblemático que se mantiene
como el más emblemático de las tradiciones en el con-
texto del universo nacional.
343
344
   345




Capítulo XXVIII
Reseña bibliográfica
   Por: Carlos Torres Carrillo

        Los escritos y publicaciones sobre el tema de la
charrería se asocian con la evolución misma de esta acti-
vidad. Los conquistadores introducen al caballo en las
tierras americanas, junto con los otros animales de tiro.
En ese momento se inicia la historia de la charrería y de
ahí, a nuestros días.
        En general, reconocemos que en un principio han
sido los mismos hombres de a caballo quienes han deja-
do testimonio sobre sus experiencias y conocimientos
de la charrería. De esta manera, los escritos proceden
de los expertos practicantes y con ello expresan su sen-
timiento y afición a este noble arte.
        Por otra parte, si bien los escritores interesados
en la actividad charra han realizado un esfuerzo conside-
rable por ampliar y difundir su conocimiento, aún es ne-
cesario enriquecer la bibliografía en particular. La mayo-
ría de las obras se encuentran todavía en la etapa de
compilación o bien, de reseña sobre lo escrito anterior-
mente. Ante esto, es indispensable una mayor profundi-
zación en nuevas fuentes para el avance de los estudios




                                                             de la charrería, los cuales surgirán conforme los investi-
                                                             gadores se acerquen a las fuentes de primera mano,
                                                             como los archivos con documentación más específica.
                                                             Asimismo, los enfoques novedosos permitirán enrique-
                                                             cer y acrecentar el contenido de las obras sobre la mate-
                                                             ria.
                                                                     En términos generales, la bibliografía existente
                                                             trata aspectos costumbristas, campiranos y folklóricos, y
                                                             comprende también literatura en prosa y en verso. So-
                                                             bre esta última, contamos con ejemplos como: “El cha-
                                                             rro campa te digo”, de Guillermo Prieto; “Guadalupe La
                                                             Chinaca”, de Amado Nervo; “Alma charra”, de Luis Tijerina
                                                             Almaguer; “Versos de Mariana”, de Carlos Aldana;
                                                             “Charrerías (Que no soy charro)”, de Alfredo Cuéllar; y
                                                             “Poemas y corridos”, “El romance de Aquino Aguilar” y
                                                             “La escaramuza”, de Delfín Sánchez Juárez.
                                                                     Desde tiempos coloniales, ya se encuentran es-
                                                             critos de memorable precisión que permiten recuperar
                                                                                                                    346




                                                                bajo la responsabilidad de Manuel Toussaint. Éste llama
                                                                a Inclán con justo mérito “Tratadista de los asuntos de
                                                                charrerías”. Entre sus obras destaca “Reglas”, con que un
                                                                colegial puede colear y lazar, originalmente publicadas
                                                                en 1860, en la cual Inclán establece “las prevenciones
                                                                generales para disponerse a colear...”. Sin duda, se trata
                                                                de una lectura obligatoria para los jinetes charros que
                                                                buscan aprender el buen manejo de este arte desde su
                                                                inicio, para lo cual, el autor señala: “se afianzará el som-
                                                                brero, se abrochará la chaqueta para evitar un atorón
                                                                con la cadena del reloj, o perder lo que lleve en las
                                                                bolsas del chaleco, tomará entre los dedos la cuarta, tem-
                                                                plará la rienda, y dándole aviso al caballo, estará en dis-
                                                                posición de correr”.
                                                                        También incluye las instrucciones para remolinar,
                                                                para las manganas, apialar y muchas otras artes de la
                                                                charrería. Dentro de esta compilación se encuentra
                                                                “Los recuerdos de Chamberín”, de 1860, con la memo-
                                                                rable definición: “Siempre el caballo ha logrado un lugar
                                                                muy distinguido, y entre los brutos ha sido el más noble
                                                                que se ha hallado”, refiriéndose a su caballo preferido e
                                                                iniciando su relato con acontecimientos ocurridos en
                                                                1830.
                                                                        Alfredo B. Cuéllar, considerado el iniciador de la
                                                                literatura charra contemporánea, dedica su libro
                                                                “Charrerías”, publicado en 1928, a los charros anónimos
los orígenes de la práctica campirana, así como el mane-        de la Colonia y de la Intervención Francesa: “A esos hé-
jo del caballo y del ganado en la Nueva España. Entre           roes ignotos... A esos charros ignorados que juntos for-
otros, el “Tratado de caballería de la jineta y de la brida”,   man el tipo representativo de México”. La obra incluye
de Juan Suárez de Peralta, publicado en Sevilla en 1580.        un prólogo escrito por Eduardo Zamacois, en el que rea-
        Un segundo momento destacado surge en el si-            liza una definición del charro típico: “alto, fibroso y cen-
glo XIX, con publicaciones como la de Domingo Revilla,          ceño, y tiene el perfil corvo, como hecho para cortar el
“Los Rancheros”; o del mismo autor su artículo “Escenas         aire a grandes velocidades, de las aves de rapiña, el mi-
del campo”, publicado en 1846 en la Revista Científica y        rar lejano de los ojos acostumbrados a escudriñar vastos
Literaria de México. Probablemente la obra más repre-           horizontes...”. El libro se divide en dos partes, la primera
sentativa del siglo XIX pertenece a Luis Gonzaga Inclán.        se compone de versos como “La tehuana”, “Mi sombre-
Nacido en 1816, el autor vivió desde su infancia en el          ro” y muchos otros. También incluye escritos de Rafael
ambiente propicio para desarrollar el interés por la cha-       Heliodoro Valle y de Jesús de Núñez y Domínguez, entre
rrería, ya que su padre fue administrador de una hacien-        otros. En la segunda parte, el autor agradece a su maes-
da. Sus escritos más importantes se publicaron en el si-        tro Carlos Rincón Gallardo los datos que le proporcionó
glo XIX en su propia imprenta. La mayor parte se reúne          para desarrollar diversos ensayos como “La tradición”,
en “El libro de las charrerías”, que fue editado en 1940        “Los charros”, “Los primeros caballos”, “La época virreinal”.
   347




Cuéllar dedica un capítulo a los charros durante la Inter-   tanto para darle al tratadito algo de interés y amenidad
vención Francesa e intercala los versos más famosos de       de que carecería por ser mío... ”. Además de sus obras,
la época; compila escritos de diversos autores sobre el      escribía, semana a semana, artículos periodísticos en los
tema charro en los que destaca el interés por retomar el     que esculpió la figura del charro moderno de acuerdo
aire nacionalista, romántico y campirano del ambiente        con sus ideas, ajustándolas al recuerdo y normas de su
charro. Incluye notas publicadas en diarios de México,       época y clase social.
en su mayoría de los años veintes, del siglo XX, para                José Álvarez del Villar dedica una buena parte de
ilustrar la importancia de las celebraciones y festejos      su vida a escribir sobre el tema charro. En 1949 publica
charros.                                                     su obra “Historia de la charrería”; posteriormente, en los
         La obra de Don Carlos Rincón Gallardo, “El Cha-     años sesentas y setentas, procura reunir información más
rro Mexicano”, publicada en 1939, es considerada una         documentada y completar algunas lagunas del conoci-
importantísima aportación a la literatura ecuestre y entre   miento en los estudios charros. Entre sus obras se en-
sus propósitos declarados se encuentran los siguientes:      cuentran “Orígenes del charro mexicano”, publicada en
“Tiene cuanto con lo charro se relaciona y allende algu-     1968. Se trata de una investigación en la cual se citan
nos agregados para enriquecer los conocimientos hípi-        múltiples fuentes que sintetizan el conocimiento históri-
cos... inserto también, muchas reglas y aforismos árabes     co del tema. En la búsqueda de profundización sobre los
                                                             orígenes, Álvarez del Villar publica su obra “Raíces de la
                                                             tauromaquia charra”; en ella intenta forjar el panorama
                                                             de las corridas de toros como se vieron en los primeros
                                                             años de la dominación española, busca recrear el naci-
                                                             miento de los jaripeos en el campo mexicano, así como
                                                             de otras manifestaciones “taurómacas” que no descien-
                                                             den directamente de las habilidades hispánicas, sino que
                                                             se gestaron en el ámbito ranchero nacional. En este li-
                                                             bro, Álvarez del Villar recurre a información bibliográfica
                                                             amplia, desde tratados clásicos de caballería hasta docu-
                                                             mentos coloniales, y realiza consultas en acervos extran-
                                                             jeros. Se trata de un libro bien documentado, con ame-
                                                             nos detalles y descripciones sobre el tema. Recupera
                                                             una buena lista de lecturas provenientes del siglo XIX
                                                             para referirse a la tauromaquia e incluye un anexo de
                                                             notas y comentarios sobre la bibliografía, un glosario de
                                                             términos y un refranero. Hacia finales de los setentas, el
                                                             autor publica su obra “Hombres y caballos en México:
                                                             historia práctica de la charrería”, que se traduce al inglés
                                                             por Margaret Fischer.
                                                                     En 1987 el doctor José Valero Silva, catedrático
                                                             universitario, es el encargado de elaborar “El libro de
                                                             charrería”, como un homenaje a los 175 años de inde-
                                                             pendencia nacional y a los 75 de la gesta revolucionaria.
                                                             Aborda la historia de la charrería en dos momentos
                                                             cruciales: desde sus orígenes hasta el siglo XX y de 1921
                                                                                                            348




en adelante; incluye un glosario de términos y numero-     bre objetos charros. De Guillermina Sánchez, “La cha-
sas ilustraciones a color.                                 rrería en México”, publicado por el Instituto Nacional de
        En 1995, el arquitecto Luis Ortiz Macedo presen-   Antropología e Historia.
ta la obra “Ernesto Icaza, el charro pintor”, acerca del           Entre las revistas encontramos el número 26 de
quehacer pictórico de uno de los más interesantes ilus-    Artes de México; “Charrería”, dirigida por Romeo del
tradores de la charrería mexicana. Su libro conduce al     Castillo; “México Charro”, de Antonio Álvarez Pulido;
lector, mediante un ameno recorrido, por la investiga-     “México ecuestre”, de José I. Lepe, y “México charro”,
ción pictórica mexicana marginal al academicismo.          de Enrique Pérez de León Jr.; patrocinado por la Federa-
        Entre las obras de consulta se encuentra el Dic-   ción Nacional de Charros. Finalmente, sólo queda men-
cionario de asuntos hípicos y ecuestres de José I. Lepe.   cionar que el tema de la charrería es tan importante,
Por su parte, Leovigildo Islas Escárcega reúne “Los        que incluso en la red Internet existen numerosas direc-
refraneros: vocabulario campesino nacional”, que enri-     ciones para buscar información y establecer comunica-
quecen el conocimiento del lenguaje y la mentalidad        ción.
campirana. Ambas obras son fundamenta-
les porque en ellas se encuentra una gran
variedad de descripciones de vestuarios,
armas, caballos, bovinos, pelajes y corna-
mentas, así como transcripciones de regla-
mentos, normas y procedimientos para
calificar la ejecución de las suertes charras.
        En esta breve y somera reseña bi-
bliográfica, no podemos dejar de mencio-
nar la obra de José Ramón Ballesteros, “Los
orígenes y evolución del charro mexica-
no”; de Octavio Chávez, “La charrería tra-
dición mexicana”, con un prólogo de Al-
fonso Rincón Gallardo, y la de Juan Sán-
chez Navarro, “La doma mexicana: el arte
de arrendar un caballo criollo”, que inclu-
ye espléndidas ilustraciones. En 1993, la
Federación de Charros A.C. publica “Bre-
ve historia de la charrería”, de Juan Ignacio
Rodríguez Cervantes, y recientemente el
“Libro de la charrería”, editado por el Gru-
po Pulsar.
        Entre los libros publicados por mu-
seos, se encuentran “La charrería”, del Mu-
seo Nacional de Artes e Industrias Popula-
res; y el “Catálogo de herrajes”, del Mu-
seo Nacional de Historia. En otro ámbito,
los “Catálogos de subasta” de la Casa Louis
G. Morton, que incluyen ilustraciones so-
349
350
351
352
   353




Capítulo XXIX
Congreso y Campeonato Nacional Charro 2004
"Felipe González González"
        Todo esta preparado, mejor de lo que se espera-      charreadas eliminatorias, tres por día, en horarios de
ba, para que este próximo día 15 de octubre de inicio el     12:00, 16:00 y 20:00 horas, mismas que continuación se
LX Congreso y Campeonato Nacional Charro Aguasca-            presenta el programa oficial de esta magna fiesta que
lientes 2004, en las remozadas y bellas instalaciones de     luego de más de 20 años regresa a la ciudad de la tierra
la nueva Villa Charra, donde estarán compitiendo los         buena.
mejores 102 equipos y 64 escaramuzas del país, así como              Los cuartos de final se realizarán el viernes 29, en
también el de charro completo.                               los mismos horarios de las competencias anteriores, la
        La información nos fue proporcionada gentilmente     semifinal será el sábado 30, mismo horario también y las
por la Lic. María Eugenia García Acosta, quien es la res-    finales por equipos, escaramuzas y charro completo es-
ponsable de la Coordinación de Prensa y Relaciones Pú-       tán programadas para el domingo 31 de octubre, ¡Suer-
blicas de este magno evento charro; serán 34 las             te para todos y que gane el mejor!

                Calendario del LX Congreso y Campeonato Nacional Charro Aguascalientes 2004

                  Fecha Hora           Equipos               Estado       Escaramuza    Estado
                 Vie15  12:00 Luis Hernández                Hgo.      La Marqueza       Hgo.
                              Santa Elena                   Jal.      Realeza Campirana Mex.
                              Ignacio Martínez              Hgo.
                        16:00 Cuauhtémoc B                  NL        Margaritas “A”        Jal.
                              El Capiro                     Mex.      Nazarenas             Ags.
                              Regionales                    Jal.
                 Sáb 16 11:00                    Inauguración Campeonato
                        12:00 Charros de Jalisco        Jal.    Sanmarqueña                 Ags.
                              Ch. de Aguascalientes     Ags.    Xinantécatl                 Méx.
                              Dorado                    Mor.
                        16:00 Pedregal Verde            D.F.    Real del Valle              Méx.
                              Tracomsa                  N.L.    Quetzalli                   Gto.
                              Carlos Franco A.          Jal.
                        20:00 Tlaxcala 1                Tlax.   Cihualpilli                 Jal.
                              La Villita                Jal.
                              Apaseo El Grande          Gto.
                 Dom 17 12:00 El Roble                  N.L.    Sureñas                     D. F.
                              Yautepec                  Mor. Margaritas B                   Jal.
                              Tres Amigos               Jal.
                        16:00 Rancho Nuevo              Jal.    Fiesta Charra               N. L.
                              Fiesta Charra             N. L.   Silvia Balleza              Gto.
                              Guadalupana               Tamps.
                        20:00 Resurrección              Mich. Rancho Totolapan              D.F.
                              Rancho San José           Méx.
                              Hda. La Purísima          Coah.
                                                                                 354




 Fecha Hora             Equipos           Estado      Escaramuza       Estado
Lun 18 12:00 Alacranes                   Dgo.      Rancho Nuevo        Méx..
             La Chicharra                Gto.      Guadalupanas        D.F.
             Hnos. Ortega                Zac.
       16:00 Morelia                     Mich.     Charra del Tuitán   Zac.
             Vallarta                    Jal.      Villa del Carbón    Méx.
             La Noria                    Hgo.
       20:00 Irapuato                    Gto.      Monarca             Mich.
             Gabriel Valenzuela G.       Hgo.
             Valle de Saltillo           Coah.
Mar-19 12:00 El Jaralito                 SLP       Escencia Charra     Ags.
             Vista Alegre                Ags.      Águila Real         Zac.
             Tres Potrillos B            Jal.
       16:00 Herradura V. de Coss        Zac.      Tapatías            D. F.
             Charros de Puebla           Pue.      Ixkelotla           Tab.
             Sebastián Curiel            Méx.
         20:00 Ch. Completos                           Siete Leguas       Jal.
               Paco Cerón, Alejandro Martínez,
               Oscar Padilla y Rafael Valenzuela
               Peña

                      Insurgente Pedro moreno
Mie 20 12:00     Amigos de Taretán        Jal.     Carta Blanca        Zac.
                 Ojo de Agua              Jal.     Verde Antquera      Oax.
                 Rancho Santa Inés 1      Gro.
         16:00   Tlalixtac                Pue.     Adelitas            Méx.
                 Aculco Hnos. Osornio     Oax.     Alazanas            Tamps.
                 Santa Cruz del Valle A   Méx.
         20:00   Jauja                    Jal.     Esc. Swissmex       Jal.
                 Los Ramón de Sto. Cristo Col.
                 Reg. Valle de Santiago   Coah
Jue 21   12:00   Real del Fénix           Gto.     Rarámuris           Chih.
                 Valle de Señora          Ags.     La Costeña          Tamps.
                 Tequila Don Roberto      Gto.
         16:00   Las Galindas             Jal.     Gral MAC            Méx.
                 Reg. de Tolcayuca        Hgo.     Las Coronelas       Chih.
                 Charros Completos        Hgo.
         20:00 Eugenio Reséndiz, J Luis            Tamaulipecas        Tamps.
               Regalado, Nacho López y Juan
               Luis Blanco
               Los Augustos
355




       Fecha Hora            Equipos          Estado       Escaramuza      Estado
      Vie22  12:00 Vencedores del Desierto   Camp.     Potrancas          EUA
                   Charros de Saltillo       Chih.     Soles del Desierto Chih.
                   Refugio Arrieta           Coah.
             16:00 Mexicali                  Hgo.      Algodoneras         Dgo.
                   San Antonio Tecax         BCN       Internacional       Coah.
                   Ganaderos de Ver.         Yuc.
             20:00 Domingo Ordóñez           Ver.      Superior            Hgo.
                   Los Pinos                 Tab.
                   Cuenca del Papaloapan     EUA
      Sáb 23 12:00 ILO Mágnum                Oax.      Pedregal            D. F.
                   Hda. de Guadalupe         Gto.      Reencuentro         Chih.
                   Hacienda Tamariz          N.L.
             16:00 U. de Dallas              Pue.      Alteñitas de Gdl.   Jal.
                   Emiliano Zapata           EUA       Charra de la Laguna Dgo.
                   San José del Valle        EUA
             20:00 Palma Delgadita           Nay.      Los Olivos          Jal.
                   Corona de La Laguna       Zac.
                   Metropolitna              Dgo.
      Dom 24 12:00 Hda. de la Flor           D. F.     Tit. de Mexicali    BCN
                   Charros Jericó            Mex.      Yaotlalli           D.F.
                   Rancho Santa María        Chis.
             16:00 El Estribo                Jal.      Nueva Santander     Tamps.
                   Cuauhtémoc A              Jal.      Peregrinas          Jal.
                   Guadalupana               N. L.
             20:00 Cañón del Huajuco oro     BCN       Sta. Rosa Juvenil   N. L.
                    Reg. de Parral rojo      N. L.
                   Capilla de Guadalupe      Chih.
      Lun 25 12:00 Compadres                 Jal.      Campeona            EUA
                   Mezquital del Oro         EUA       Reg. de Tijuana     BCN
                   San Cayetano              EUA
             16:00 Fiesta Charra             Méx.      Rancho Grande       D.F.
                   El Marquéz                Gto.      Las Nayaritas       Nay.
                   Campeón                   Gro.
             20:00 Rancho El Quevedo         EUA       Perla de Occidente Jal.
                   Santa Isabel              Nay.
                   Rancho La Biznaga         Q. Roo
                                                                                                    356




                Fecha Hora           Equipos             Estado       Escaramuza      Estado
               Mar-26 12:00 Conejos de Kankabchen       Méx.      Peregrinas         Yuc.
                            Reg. de Nopala              Yuc.      La Tapatía         EUA
                            Tres Potrillos              Hgo.
                      16:00 San Marcos                  Jal.      Espuelas           EUA
                            Rancheros de Tijuana        Chis.     Arrieras de Uman   Yuc.
                            Charros completos           BCN
                        20:00 Mere López, Chuyito félix,          Ranchera de la Villa EUA
                              Gerardo Gallardo y Pillín Rivera
                            Polotitlán I
               Mie 27 12:00 Caporales del Pedregal      Méx.      Palomas           Ags.
                            Caporales del Triunfo       EUA       Charra de Tecomán Colima
                            Fuerza Mexiquense           Sin.
                      16:00 Juan Morales                Méx.      De Caliente        BCN
                            La Noria B                  Hgo.      Hacendadas         Yuc.
                            charros completos           EUA
                        20:00 Miguel Becerril, Camp. EUA,     Vista Alegre           Ags.
                              Carmelo Martínez y Juan Soltero
               Jue 28
               Vie 29                             Cuartos de Final
               Sáb 30                               Semifinales
               Dom 31             Finales charro Completo, Escaramuzas y Equipos

       Revista “Charrazo” cubrió en FMCH el sorteo, sin embargo, según acuerdos entre CDN de la FMCH y PUAS
asistentes al sorteo, el calendario podrá sufrir modificaciones.
   357




Bibliografía


1. Ada (1999), “El Charro Guadalupano”, poema, México.            18. Bielefeld, J. (1989), “Educación física para adultos”,
2. Aguilar Cuesta, Gil (1995), “Corazón Charro”, Revista                Enciclopedia Internacional de Educación, Tomo II,
      “Charrería, Deporte Nacional”, Año XII, No. 125,                  Ministerio de Educación y Ciencia, Editorial Vicens-
      Aguascalientes, México.                                           Vives, España.
3. Aguilera Hernández, Ma. Guadalupe (2004), “Nues-               19. Boletín Charro, “Charrería, deporte mexicano” (2000),
      tra gente y nuestra historia: la charrería”, Revista              mecanografiado, Universidad Autónoma de Aguas-
      “Turisteando” No. 31, Año 2, mayo de 2004, Coor-                  calientes, México.
      dinadora de Turismo del Estado de Aguascalien-              20. Bonilla M., J. Cruz (2004), “Transforman la Villa Cha-
      tes, México.                                                      rra, millonaria inversión para dejarla como nueva
4. Aguirre, Sonia (1991), “Carrusel de cuacos”, Selec-                  para el Congreso Nacional”, El Hidrocálido, martes
      ción de Textos, Colección Ítacate, Libros del Rin-                8 de junio de 2004, Aguascalientes, México.
      cón, Secretaría de Educación Pública, México.               21. Carreño King, Tania (2000), “Yo soy mexicano, mi
5. Altamirano, Manuel. I., (2000), “El Zarco”, en Charre-               tierra es bravía”, en Revista libro No. 50, Artes de
      ría, Revista libro No. 50, Artes de México, Edición               México, Edición especial, México.
      especial, México.                                           22. Cervantes Moreno, Juan Humberto (2004), “Las ha-
6. Alvarado, Roberto, (1997), “Música”, en Revista “Patria              ciendas en Aguascalientes”, Aguascalientes, México.
      y tradición, Charrería”, Vol. IV., No. 32, México.          23. Comisión Nacional del Deporte (2000), “El deporte
7. Aranda Pamplona, Hugo (1973), “Luis Inclán, el desco-                mexicano en el siglo 20”, Secretaría de Educación
      nocido”, Gobierno del Estado de México, México.                   Pública, México.
8. Arellano Guerra, Gabriel, (2004), Datos biográficos,           24. Cosío Villegas, D. Et. al. (1974), “Historia Moderna
      Aguascalientes, México.                                           de México: República restaurada”, “La diversión
9. Arellano Espinosa, Carmen (2004), Datos biográficos,                 compensatoria”, Colegio de México, México.
      Aguascalientes, México.                                     25. Charrería (2000), Revista libro No. 50, Artes de Mé-
10. Arizaga Ocegueda, Miguel (2000), “Cabalgata 2000”,                  xico, Edición especial, México.
      poema, San Juan de los Lagos, Jal., México.                 26. Charrería (2000), “Tequila, el sabor de la fiesta cha-
11. Asociación de Charros de Aguascalientes (1996),                     rra”, Revista libro No. 50, Artes de México, Edición
      Tríptico relativo a la historia de la charrería en Aguas-         especial, México.
      calientes 1946-1996, Aguascalientes, México.                27. Charrería (1990), “Charros de Aguascalientes cambia
12. Asociación de Charros de Aguascalientes (2004),                     de mesa directiva”, Revista “Charrería, Deporte
      Galería histórica de la charrería en Aguascalientes               Nacional”, Año VII, No. 63, Aguascalientes, México.
      1946-2004, Aguascalientes, México.                          28. Charrería (1990), “Satisfactorios resultados del serial
13. Barrón, Saturnino (1971), “La charrería en Aguasca-                 charro en la Feria de San Marcos en Aguascalien-
      lientes”, Sol del Centro, Aguascalientes, México.                 tes”, Revista “Charrería, Deporte Nacional”, Año
14. Berúmen de la Cerda, Rubén (2004), “Datos biográficos               VII, No. 68, Aguascalientes, México.
      de un charro completo”, Aguascalientes, México.             29. Charrería (1983), “Juan Lara, un andaluz muy charro,
15. Berúmen Ramírez (2004), “Tradición, familia y cha-                  autor de pinturas de Domecq”, Revista “Charrería,
      rrería en la familia Berúmen Ramírez”, Aguasca-                   Deporte Nacional”, Año I, No.3, México.
      lientes, México.                                            30. Charrería (1997), “Música”, Revista “Charrería, De-
16. Berúmen de la Cerda Rubén (2004), “Dichos y re-                     porte Nacional”, Año IV, No. 31, México.
      franes en la charrería”, Aguascalientes, México.            31. Charrería (1993), “Viva Aguascalientes..! Arranca el
17. Berúmen Ramírez, Carolina (2004), Datos biográfi-                   4º Campeonato Nacional Charro ‘Carta Blanca’”,
      cos, Aguascalientes, México.                                      Revista “Charrería, Deporte Nacional”, Año X, No.
                                                                                                                   358




      100, México.                                                     calientes”, 3 de septiembre de 1963, Aguascalien-
32. Charrería (1993), Enciclopedia Británica de México,                tes, México.
      Enciclopedia de México, Tomo IV, E.U.A.                   47. El Sol del Centro (1963), “La Escaramuza Femenil de
33. Chávez, Octavio (1991), “El caballo, en la charrería:              las Asociación de Charros a punto de reaparecer”, 3
      tradición mexicana”, Instituto Mexiquense de Cul-                de septiembre de 1963, Aguascalientes, México.
      tura, México.                                             48. El Sol del Centro (1964), “Magnífico resultó el jaripeo
34. Chávez, Octavio (1991), “Antecedentes de la cha-                   dedicado al Sol”, 28 de abril de 1964, Aguascalien-
      rrería, en la charrería: tradición mexicana”, Instituto          tes, México.
      Mexiquense de Cultura, México.                            49. El Sol del Centro (1966), “Gráficas de los eventos cha-
35. Chávez, Octavio (1991), “La charrería en la actuali-               rros”, 27 de abril de 1966, Aguascalientes, México.
      dad, en la charrería: tradición mexicana”, Instituto      50. El Sol del Centro (1966), “Valor, belleza y colorido
      Mexiquense de Cultura, México.                                   en el jaripeo de ayer”, 27 de abril de 1963, Aguas-
36. Chávez, Octavio (1991), “La charreada, en la charre-               calientes, México.
      ría: tradición mexicana”, Instituto Mexiquense de         51. El Sol del Centro (1966), “Desfile charro”, 27 de abril
      Cultura, México.                                                 de 1966, Aguascalientes, México.
37. Chávez, Octavio (1991), “El folklore de la charrería,       52. El Sol del Centro (1948) “Brillante fiesta charra en el
      en la charrería: tradición mexicana”, Instituto                  coso San Marcos en honor del Soldado, hoy”, 26
      Mexiquense de Cultura, México.                                   de abril de 1948, Aguascalientes, México
38. Chávez, Octavio (1991), “Artesanía charra, en la cha-       53. El Sol del Centro (1959) “Celebra su 14º aniversario
      rrería: tradición mexicana”, Instituto Mexiquense                con jaripeo de gala en la Plaza de Toros san Mar-
      de Cultura, México.                                              cos”, 28 de abril de 1959, Aguascalientes, México.
39. Chávez, Octavio (1991), “Glosario, en la charrería:         54. El Sol del Centro (1996), “La Escaramuza de Vista
      tradición mexicana”, Instituto Mexiquense de Cul-                Alegre actuará el domingo”, 23 de mayo de 1996,
      tura, México.                                                    Aguascalientes, México.
40. Chávez, Octavio (1999), “La fiesta charra en México         55. El Sol del Centro (1996), “Rueda de prensa del Co-
      en el tiempo”, México desconocido/INAH, Año 4,                   mité de festejos del L aniversario de la Asociación
      No. 28, México.                                                  de Charros de Aguascalientes”, 5 de septiembre
41. DIF Municipal de Aguascalientes (2001), “Una le-                   de 1996, Aguascalientes, México.
      yenda de amor”, Aguascalientes, México.                   56. El Sol del Centro (1996), “Mañana se cumplen 50
42. Doñan, Juan José (2000), “Por mi raza hablará Jorge                años de entusiasta labor charra”, 11 de octubre de
      Negrete”, en Revista libro No. 50, Artes de Méxi-                1996, Aguascalientes, México.
      co, Edición especial, México.                             57. El Sol del Centro (1971), “Muy concurridos los even-
43. De Lara Rangel, María Eugenia (1999), “Acerca de                   tos de la Asociación de Charros de Aguascalientes”,
      los libros y escritos sobre charrería”, en México en             13 de octubre de 1971, Aguascalientes, México.
      el tiempo, México desconocido/INAH, Año 4, No.            58. El Sol del Centro (1971), “Cena de gala en la finca
      28, México,                                                      de Ribier anoche por los 25 años de la Asociación
44. De Luna López, José Guadalupe (2004), Datos bio-                   de Charros local”, 13 de octubre de 1971, Aguas-
      gráficos, Aguascalientes, México.                                calientes, México.
45. Enciclopedia Hispánica (1992), “Deporte”, Enciclo-          59. El Sol del Centro (1971), “El domingo, en la Plaza de
      pedia Británica, Publisher, Inc. E.U.A.                          Toros, Jaripeo de lujo”, 14 de octubre de 1971,
46. El Sol del Centro (1963), “Fue fundada la Escaramu-                Aguascalientes, México.
      za de la Asociación Femenil de Charros de Aguas-          60. El Heraldo(1996), “Don Roberto Ibarra habla de cómo
   359




      nació la Asociación de Charros de Aguascalientes”,               tónoma de Aguascalientes.
      15 de septiembre de 1996, Aguascalientes, México.          75. Guerrero Ortiz, Jorge (1983), “Juan Jaime Muñoz
61. El Heraldo (1996), “La Villa Charra de Aguascalien-                Ledo de Aguascalientes al nacional charro”, Revis-
      tes llevará el nombre del Profr. J. Refugio Esparza              ta “Charrería, Deporte Nacional”, Año VIII No. 83,
      Reyes”, 14 de octubre de 1996, Aguascalientes,                   México.
      México.                                                    76. Gretel H. De Valdéz (1983), “Instrucción básica de
62. El Hidrocálido (1996), “J. Refugio Esparza Reyes, el               escaramuzas”, Revista “Charrería, Deporte Nacio-
      nombre que en adelante llevará la Villa Charra”,                 nal”, Año VIII, No. 83, México.
      14 de octubre de 1996, Aguascalientes, México.             77. Ibarra Rodríguez, José Luis (2004), Datos biográficos,
63. El Hidrocálido (1996), “Breve semblanza Leoncio                    Aguascalientes, México.
      Jiménez Díaz”, 4 de septiembre de 1996, Aguas-             78. Inclán, G. Luis (2000), “Astucia, en Izar”, Leticia (1989),
      calientes, México.                                               Primer seminario de jueces de escaramuzas, Re-
64. Enciclopedia Océano de México (1999), “Deportes”,                  vista Charrería, Deporte Nacional, Año VI, No. 61,
      Tomo 4, España.                                                  México.
65. Enriquez González, César (1987), “Exterior y califica-       79. Izar, Leticia (1989), “Primer seminario de jueces de
      ción de caballos”, Universidad Autónoma de Aguas-                escaramuzas”, Revista “Charrería, Deporte Nacio-
      calientes, México.                                               nal”, Año VI, No. 61, México.
66. Escaramuza “Palomas” (2004), Asociación de Cha-              80. Jiménez Peredo, Gustavo (2004), datos biográficos,
      rros de Aguascalientes, Aguascalientes, México.                  Aguascalientes, México.
67. Federación Mexicana de Charrería (2000), “Sensa-             81. Jiménez Castillo, María Julieta (2004), datos biográfi-
      cional Torneo Constitución 2000 en la Villa Charra               cos, Aguascalientes, México.
      de Aguascalientes”, Boletín Oficial de la Federa-          82. La música en México (2000), Revista México en el
      ción Mexicana de Charrería, febrero 29 de 2000,                  tiempo, Año 5, No. 38, México.
      México.                                                    83. Lejarazu Rubín, Dinorah (1989), “Historia y evolu-
68. Gallardo Escalante, Víctor (2004), Datos biográficos,              ción de la charrería”, Revista “Fiesta y tradición,
      Aguascalientes, México.                                          familia charra”, Año I, No. 10, México.
69. Gallardo Ponce, Cristina (2004), Datos biográficos,          84. Lejarazu Rubín, Dinorah (1997), “Historia y evolu-
      Aguascalientes, México.                                          ción de la charrería”, Revista “Charrería, Deporte
70. Garatuza (1993), “El relincho, la voz del cuaco en la              Nacional”, Año IV, No. 31, México.
      suerte, charrería, toros y ferias”, Vol. II, No. 30, fe-   85. Lejarazu Rubín, Dinorah (1997), Historia y evolución
      brero de 1993, México.                                           de la charrería, Revista “Patria y tradición: charre-
71. García Savala, S. (1995), “Emocionante torneo cha-                 ría”, Vol. IV, No. 32, México.
      rro en la Feria Nacional de San Marcos 95 en Aguas-        86. Lepe, José I. (1972) “Diccionario enciclopédico so-
      calientes”,                                                      bre asuntos ecuestres e hípicos”, Editorial Porrúa,
72. Gran Enciclopedia Larousse (1988) “Deporte”, Vol.                  México.
      7, Editorial Planeta, España.                              87. López Becerril, Diego Onésimo (1994), “La charrería
73. Gómez, Arturo (1998), “Pelea de gallos, óleo”, Re-                 en verso y prosa”, Norte 66-A, No. 7924, Colonia
      vista “Charrería, Deporte Nacional”, Año V, No.                  Salvador Díaz Mirón, México, D. F., 07400, México.
      50, Aguascalientes, México.                                88. Morán Romo, G. (1996), “Mañana se cumplen 50
74. Gómez Serrano, J. (2002), “Los españoles en Aguas-                 años de entusiasta labor charra”, Sol del Centro,
      calientes durante la época colonial”, Colegio de                 11 de octubre de 1996, Aguascalientes, México.
      Jalisco, Fomento Cultural Banamex, Universidad Au-         89. Morales Carrillo, Alfonso (2000), “Los otros charros”,
                                                                                                                 360




     en Revista libro No. 50, Artes de México, Edición        101. Palomar Verea, Cristina (2000), “La charrería en el
     especial, México.                                             imaginario nacional”, Revista libro No. 50, Artes
90. Moreno Ramos, Víctor, et.al. (2000), “Centuria de              de México, Edición especial, México.
     logros y afanes, Aguascalientes siglo XX”, Coordi-       102. Palmar Verea, Cristina (2000) “Patria, mujer y caba-
     nadora de Turismo del Estado de Aguascalientes,               llo”, en Revista libro No. 50, Artes de México, Edi-
     Coordinación de Asesores del Gobierno del Esta-               ción especial, México.
     do de Aguascalientes, México.                            103. Pérez Escamilla, Ricardo (1999), “Tres visiones artís-
91. Moreno Ramos, Víctor (2004), “La génesis del de-               ticas del tema campirano: Castro, Inclán y Posada,
     porte en Aguascalientes: el Centro Deportivo Fe-              en México en el tiempo”, México desconocido/
     rrocarrilero”, Coordinación de Asesores del C. Go-            INAH, Año 4, No. 28, México.
     bernador de Aguascalientes, México.                      104. Pérez Romo (1980), “La universidad como deposi-
92. Moreno Ramos, Víctor, (2004), “El rey de los depor-            taria de las tradiciones más nobles”, Memoria 1978-
     tes y el Parque Alberto Romo Chávez”, Coordina-               1980, Universidad Autónoma de Aguascalientes,
     ción de Asesores del C. Gobernador de Aguasca-                México.
     lientes, México.                                         105. Pliego Jiménez, Antonio (1993), “Antonio Ávila, es-
93. Municipio de Aguascalientes, (1992), “La obra públi-           cenas charras en el paisaje mexicano”, Revista “Cha-
     ca en el Municipio de Aguascalientes 1921-1951,               rrería, Deporte Nacional”, Año X, No. 101, Aguas-
     primera parte”, Catálogo de referencias                       calientes, México.
     hemerográficas, Talleres Gráficos del Estado, Aguas-     106. Poblano Olmos, Asunción (2004), Datos biográfi-
     calientes, México.                                            cos, Aguascalientes, México.
94. Municipio de Aguascalientes, (1992), “La obra públi-      107. Poblano Olmos, Irma (2004), Datos biográficos,
     ca en el Municipio de Aguascalientes 1957-1992,               Aguascalientes, México.
     primera parte”, Catálogo de referencias                  108. Primera página de deportes, (2002) “Charrería, el
     hemerográficas, Talleres Gráficos del Estado, Aguas-          deporte nacional”, Año 3, No. 61, Aguascalientes,
     calientes, México                                             México.
95. Muñoz González, Víctor (2004), “La Villa Charra, es-      109. Ponce Guzmán, Aurelio (1980), “Pergamino con-
     cuela y tradición”, Datos biográficos del Instructor          memorativo 1980”, Aguascalientes, México.
     de Escaramuzas en Aguascalientes, México.                110. Ponce Guzmán, Aurelio (2004), Datos biográficos de
96. Nájera Sandoval, Adrián (2002), “La charrería en Aguas-        un charro aguascalentense, Aguascalientes, México.
     calientes”, en Suplemento editado por la Coordina-       111. Reglamento de competencia (1980), Federación
     dora de Turismo del Estado de Aguascalientes, No.             Nacional de Charros, XXX Congreso y Campeona-
     22, enero 2002, Aguascalientes, México.                       to Nacional Charro “José López Portillo”, Aguasca-
97. Nazarenas (2004), Datos históricos de la Escaramuza            lientes, México.
     “Las Nazarenas” de Jesús María, Aguascalientes,          112. Rangel Crespo (1980), “La Asociación de Charros de
     México.                                                       Aguascalientes”, Revista “Charrería, Deporte Nacio-
98. Ochoa Aréchiga, Guillermo (1996), “Mañana se cum-              nal”, No.9, Año I, 15 de octubre de 1980, México.
     plen 50 años de entusiasta labor charra”, Sol del        113. Reglamento charro 1990, Federación de Charros,
     Centro, 11 de octubre de 1996, Aguascalientes,                A.C., México.
     México.                                                  114. Reglamentos generales para competencias (1980),
99. Oración de la Adelita                                          Federación Nacional de Charros, México.
100. Osornio Ríos, José Luis (2004), Datos biográficos,       115. Reglamento Oficial para Damas y Escaramuzas Cha-
     Aguascalientes, México.                                       rras (2003), Federación Mexicana de Charrería,
   361




      México.                                                       lo demás, en México en el tiempo”, México des-
116. Reveles, Antonio (1997), “Arreos”, Revista “Patria y           conocido/INAH, Año 4, No. 28, México,
      tradición: charrería”, Vol. IV., No. 32, México.        131. Rodríguez, Juan Ignacio (1989), “Breve historia del
117. Rodríguez Muñoz, Lucrecia Magdalena (2004), Da-                sarape”, Revista “Fiesta y tradición charra”, Año I,
      tos biográficos de la familia Rodríguez Muñoz,                No. 5, julio de 1989, México.
      Aguascalientes, México.                                 132. Ruiz Velasco, Marcela (1995), “El Señor de los Caba-
118. Revilla, Domingo (2000), “En los llanos de Apán”,              llos”, Dr. Rubén Anguiano, Revista “Charrería, De-
      en Revista libro No. 50, Artes de México, Edición             porte Nacional”, 28 de agosto de 1995, México.
      especial, México.                                       133. Ruvalcaba Ruvalcaba, Eliseo (2004), Datos Biográfi-
119. Ríos de Molina, Martha (1999), “El hombre del cam-             cos, Mechoacanejo, Jal., México.
      po y su vestimenta, en México en el tiempo”, Méxi-      134. Sánchez Juárez, Delfín (1997), “A mi nieto”, en
      co desconocido/INAH, Año 4, No. 28, México,                   Revista “Patria y tradición: charrería”, Vol. IV., No.
120. Rincón Gallardo y Romero, Carlos (1945), “Diccio-              32, México.
      nario ecuestre”, Editorial Porrúa, México.              135. Sánchez Hernández, Guillermina (1999), “El charro
121. Rincón Gallardo y Romero, Carlos (1960), “El libro             mexicano, en México en el tiempo”, México des-
      del charro mexicano”, Editorial Porrúa, México.               conocido/INAH, Año 4, No. 28, México.
122. Rincón Gallardo, Alfonso (2000) “En la hacienda de       136. Sánchez Juárez, Delfín (s/f), “A mi nieto”, poesía,
      antaño”, Revista libro No. 50, Artes de México,               México.
      Edición especial, México.                               137. Sol del Centro (1996), “Charreada homenaje al Profr.
123. Rincón Gallardo, Carlos (2000), “Álbum de suertes              J. Refugio Esparza Reyes”, 14 de octubre de 1996,
      charras”, en Revista libro No. 50, Artes de México,           Aguascalientes, México.
      Edición especial, México.                               138. Suárez y Farías, María Cristina (1999), “El sarape,
124. Rincón Gallardo, Carlos (2000) “Mandamientos del               en México en el tiempo”, México desconocido/
      lazador y el coleador”, en Revista libro No. 50, Ar-          INAH, Año 4, No. 28, México,
      tes de México, Edición especial, México.                139. Tiscareño López, Yadira Verónica, et. al. (2004), “La
125. Rivera Mota, J. y José Luis Valdés (2000), “Torneo             Boda charra, testimonio familiar”, Aguascalientes,
      Nacional de Escaramuzas Aguascalientes 2000”, Re-             México.
      vista “Charrería, Deporte Nacional”, Año XVIII, No.     140. Tiscareño López, Yadira Verónica, et. al. (2004), “La
      185, México.                                                  primera comúnión charra, testimonio familiar”,
126. Rivera Mota, J. (2001), “Torneo Milenario del Fé-              Aguascalientes, México.
      nix”, Revista “Charrería, Deporte Nacional”, Año        141. Tiscareño López, Yadira Verónica, et. al. (2004), “Los
      XVII, No. 196, México.                                        XV charro, testimonio familiar”, Aguascalientes,
127. Rivera Mota, J. (2001), “Torneo de la Amistad 2001             México.
      de Aguascalientes”, Revista “Charrería, Deporte Na-     142. Tiscareño López, Verónica Yadira (2000), “La Villa
      cional”, Año XVII, No. 197, Aguascalientes, México.           Charra J. Refugio Esparza Reyes y la charrería en
128. Rivera Mota, J. (2001), “Cristy Gallardo, Reina de             Aguascalientes”, Reporte de visita, Universidad Au-
      Charros de Aguascalientes”, Revista “Charrería, De-           tónoma de Aguascalientes, México.
      porte Nacional”, Año XVII, No. 197, Aguascalien-        143. Topete del Valle, A. (1980), “Estampas de Aguasca-
      tes, México.                                                  lientes”, Edición FONAPAS, Aguascalientes, México.
129. Rivera Mota, José (2004), “Noticias de charrería, mayo   144. Topete del Valle, A. (1973), “Aguascalientes, guía
      de 2004”, Mundo charro, Aguascalientes, México.               para visitar la ciudad y el estado”, Aguascalientes,
130. Rosado, Enrique (1999), “Jorge, el charro cantor... y          México.
                                                                                                        362




145. Topete Cevallos, Fernando (2004), Datos biográfi-
     cos, Aguascalientes, México.
                                                                Créditos fotográficos
146. Topete Mier, Victoria, (2004), Escaramuza “Las
     Pavitas”, Aguascalientes, México.                          - Alejandra Alonso Ibarra
147. Vallejo y Zamá, Rosa Ma. (1984), “Caballo, chinaco,        - Ángeles Rodríguez Muñoz
     charro en timbre postal”, Revista “Patria y tradición”,    - Asunción Poblano Olmos
     No. 12, Vol. 1, noviembre de 1984, México.                 - Aurelia Martínez de Poblano
148. Vargas Roa, Manuel (1986), “El caballo en Améri-           - Aurelio Ponce Guzmán
     ca”, Revista “Lienzo”, No. 26, México.                     - Brandon Alexis González Tiscareño
149. www.ica.gob.mx                                             - Brenda Poblano Martínez
150. www.mundocharro.com                                        - Carolina Berúmen Ramírez
151. www.federacionmexicanadecharros.com.mx                     - Cristina Gallardo Ponce
152. www.aguascalientesgrafico.com                              - Familia Moreno Ramos
153. www.nacionalcharrosags2004.com                             - Fernando Topete Ceballos
                                                                - Francisco Antonio Poblano
                                                                - Gabriel Arellano Guerra
                                                                - Guadalupe de Luna López
                                                                - Irma Poblano Cervantes
                                                                - José Luis Ibarra Rodríguez
                                                                - José Rivera Mota

Archivos hemerográficos                                         - Juan Humberto Cervantes Moreno
                                                                - Lucrecia Magdalena Rodríguez Ibarra
                                                                - Magdalena de Poblano
  - Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes              - María del Carmen Arellano Espinosa
  - Archivo General Municipal de Aguascalientes                 - María Julieta Jiménez Castillo
  - Revista “Turisteando en Aguascalientes”, Coordina-          - Martha Cuéllar
    dora de Turismo del Estado de Aguascalientes                - Martha de Lira de Muñoz
  - Galería de trofeos de la Asociación de Charros de           - Pamela Poblano
    Aguascalientes                                              - Patricia González Gutiérrez
  - Salón de trofeos de la Villa Charra “Profr. J. Refugio      - Patricia Poblano de Tiscareño
    Esparza Reyes”                                              - Refugio González Viuda de López
  - Sol del Centro de Aguascalientes                            - Roberto Ibarra Mora
  - El Heraldo de Aguascalientes                                - Rubén Berúmen de la Cerda
  - El Hidrocálido de Aguascalientes                            - Verónica Yadira Tiscareño López
  - Revista “Charrería, Deporte Nacional”                       - Verónica Topete Mier
  - Revista “Lienzo”                                            - Víctor Gallardo Escalante
  - Revista “Patria y tradición de la charrería”                - Víctor Muñoz González
  - Revista “Charrazo, me gusta el deporte charro”              - Victoria Topete Mier
  - Revista “Fiesta y tradición, familia charra”
  - Boletín “Patria y tradición de la charrería”, de la Fede-
    ración Mexicana de Charrería
  - Boletín “La suerte, charrería, toros y ferias”

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Categories:
Stats:
views:3931
posted:6/3/2010
language:Spanish
pages:362