; ROJO, AMARILLO Y VERDE DE ALEJANDRO SARAVIA. ENTRETEJIENDO UN IMAGINARIO PLANETARIO EN LOS ALBORES DEL SIGLO XXI
Documents
Resources
Learning Center
Upload
Plans & pricing Sign in
Sign Out
Your Federal Quarterly Tax Payments are due April 15th Get Help Now >>

ROJO, AMARILLO Y VERDE DE ALEJANDRO SARAVIA. ENTRETEJIENDO UN IMAGINARIO PLANETARIO EN LOS ALBORES DEL SIGLO XXI

VIEWS: 42 PAGES: 29

Empleo el sintagma "incorporacin activa" para evitar, en la medida de lo posible, trminos como "integracin" o "asimilacin," que connotan una pasividad ms o menos absoluta por parte del subalterno. De ah, tambin, lo de "problemtica." Hasta no hace mucho, la nica va de "integracin" que se conceda a los recin llegados era la de adecuarse a los valores, lenguas, culturas e historias de la nacin de acogida, lo cual presupona que estas lenguas, culturas, valores, historias estaban ah, portentosamente inamovibles e inmunes a cualquier transformacin. Lo cual, dicho sea de paso, ni siquiera facilitaba su integracin ni la de sus descenthentes, incluso los ya nacidos en el pas de acogida, pues unos y otros seguan siendo percibidos como "diferentes."9 Contrariamente a lo que pudiera pensarse, el multiculturalismo, poltica (o retrica?) oficial del Canad desde mediados de los aos 1970, no modifica sustancialmente este axioma. Es cierto que se tolera e incluso fomenta la preservacin de la cultura de origen de los inmigrantes, por lo que la identidad de los "neocanathenses" no es, en principio, ni selectiva ni exclusiva, sino acumulativa e inclusiva. En trminos de lenguas, incluso se celebra el bi o multhingismo, siempre y cuando ste se limite a la esfera privada. Lo que aparece entonces irremisiblemente es el fenmeno ya no individual sino social de la diglosia (Ferguson 1959), por el cual la lengua - y, con sta, la cultura y la identidad - de origen de los neocanathenses tiende a restringirse a la esfera privada (familia) o semiprivada (grupos comunitarios), a la oralidad, a las publicaciones "tnicas." El principio de "integracin" del inmigrante a la "cultura de acogida" es de esta manera preservado, si no reforzado.Incluso podemos forzar un poco ms la nota - para proseguir con el smil musical - y preguntarnos, un poco a la manera del abogado del diablo o del pjaro de mal agero: se puede todava interpretar el tema "nacin" - -o cualquier otro - en clave histrica? Hasta qu punto es

More Info
To top