Pemex_ en la disputa por la nación

Document Sample
Pemex_ en la disputa por la nación Powered By Docstoc
					                                    Índice de Forum 174
Pemex, en la disputa por la nación
Patricio Cortés

Volver a la relativa independencia de EU
José Vilchis Guerrero

En peligro, el maíz mexicano
Patricio Cortés

En ebullición, el ―exitoso campo‖ de la Sagarpa y Lorena Ochoa
José Vilchis Guerrero

Errática, la CIA durante el 68
Pablo Cabañas Díaz

Phillip Agee
Fausto Fernández Ponte

¿No importa a Calderón pisotear la Constitución?
Rafael Luviano

La crisis que vivimos y los tres sobres
Jorge Meléndez Preciado

La reforma petrolera, el botín más próximo
Fausto Cantú Peña

El maíz y la rebelión
Eduardo López Betancourt

Tarascada a la ley laboral
Juan Chávez

La responsabilidad de Calderón
Feliciano Hernández

La número 500
Eduardo Ibarra Aguirre

Mancillada, la libertad de expresión
Sara Lovera

La formación del STERM
Gerardo Peláez Ramos

Infiernillo
Faustófeles

Nueva oficina castrense
José Francisco Gallardo Rodríguez

De nuestros lectores
Ombudsman y fuerzas armadas. Emilio España Krauss
El Ejército es vital. Marivilia Carrasco Bazúa
A Gallardo le asistía la razón. Rodolfo A. Morales Rincón
Nombre y prestigio incólumes. Jesús Morquecho Morquecho
Triunfo de Forum y Gallardo. Ramsés Ancira
Valentía e inteligencia. Raúl Domínguez Domínguez
Carmen Aristegui y los fans. Juan Amael Vizzuett Olvera
Joel Ortega Juárez y Forumenlinea. Magda Peña
Defiende a AMLO. Yolanda Robles Garnica
Critica la entrevista a Crespo. Manú Dornbierer
Tamaulipas y la narcopolítica. Pablo Martell
Acoso contra Razonesdeser. Nancy Azpilcueta
Difiere de Crespo. Yolanda Robles

Todos somos artistas: Aziz Gual.
Héctor Cortés Martínez

En cartelera
HCM

La marcha triunfal de Fidel
Lamberto García Zapata

La socialdemocracia
Carlos Cáceres R.

¡Más héroes, menos humanos!
Ana Isabel Sanz González
                          Pemex, en la disputa por la nación
Patricio Cortés
pcortesc@yahoo.com.mx


* Comprar tecnología sin cambiar el régimen de propiedad: Meyer * 70% del territorio no se ha
explotado, dice Galicia Yépez * Las empresas públicas dominan 70% de las reservas petroleras
globales: Saxe-Fernández * ―Se trata de darte a ti, como mexicano, la posibilidad de que inviertas‖,
asegura Döring
La lucha por el petróleo está en su clímax mundial como lo refleja la escalada militar estadunidense en Medio Oriente.
México no podía quedar exento y se están cocinando las reformas legales para abrirlo a la iniciativa privada. Incluso Lorenzo
Meyer declara: ―La disputa por la nación está hoy en el petróleo‖
          Las iniciativas de reforma energética no han cambiado mucho en los últimos sexenios. Básicamente dicen: es abrir
el sector al capital privado, ―sin privatizar Petróleos Mexicanos, ni Comisión Federal de Electricidad‖. En otras palabras, los
capitales internacionales podrían extraer petróleo y gas de nuestro subsuelo compitiendo con las paraestatales que se están
dejando morir. El argumento es: no hay los recursos para más infraestructura. No obstante, especialistas y la oposición
opinan que sí hay forma de rescatarlos, sin privatizar.
          John Saxe-Fernández, uno de los principales especialistas en la materia, dice a Forum: ―El apetito del alto capital
por el manejo del petróleo no es nuevo, esto se viene dando de manera muy intensa después de que asume el poder Miguel
de la Madrid en 1982, pero los intentos de privatizar y de colocar en manos de empresas extranjeras o nacionales la renta
petrolera viene incluso desde antes‖.
          Integrante del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, de la Universidad Nacional
Autónoma de México, el doctor Saxe-Fernández advierte: ―Hay una privatización de facto, inconstitucional en curso, sobre
todo acentuada en este gobierno tan de usurpación como el de Salinas De Gortari, tanto en materia petrolera como eléctrica,
porque hay más rentabilidad cuando se juntan los dos negocios que por separado y son gobiernos que están ahí para hacer
negocios, por su tasa de ganancia‖.
          El discurso es que no se va a privatiza nada, pero al mismo tiempo piensa abrir todo a la inversión privada, incluso
en el número 149 de Forum (octubre de 2005, páginas 10-12), Federico Döring siendo todavía diputado trató de justificar lo
impopular de la propuesta energética del Partido Acción Nacional: ―Por razones históricas y por desinformación, porque no
se trata de privatizar, ni de vender nada, se trata de darte a ti, como mexicano, la posibilidad de que inviertas en gas, luz y
energía, esa posibilidad hoy no la tienes‖.
          Saxe-Fernández opina frente a este tipo de afirmaciones: ―Esas observaciones, esos manejos de opinión pública,
están asumiendo que la población mexicana y las universidades están pobladas de deficientes mentales. No tienen
propuesta mayor, las propuestas que están planteando son inadmisibles‖.
          Por su parte el historiador Lorenzo Meyer afirmó en una reunión en el Ángel de la Independencia, el 13 de enero con
partidarios de Andrés Manuel López Obrador: ―La idea del 38, la que le da sentido a Pemex (Petróleos Mexicanos) es que
todo el proceso petrolero sea manejado desde el Estado con una visión de Estado, con una visión nacional y no como un
recurso más, sino que tiene la peculiaridad de ser estratégico y además tiene esa parte histórica, que lo hace ser como el
cimiento del nacionalismo mexicano frente a Estados Unidos y frente a Europa‖.
          Sobre el argumento de que no tenemos la tecnología para explotar ciertos yacimientos, cuestiona el analista: ―Los
priístas dijeron que necesitamos esa tecnología y solamente hay una manera de conseguirla: abriendo a las empresas
exitosas fuera de México para que ellas nos vengan a dar esa tecnología. ¿Pero es cierto? Por lo menos hay que poner una
interrogación. Hay quien señala que la tecnología se compra, no tiene porque traerse a una empresa y darle parte de la
riqueza petrolera. Se les puede pedir esa tecnología y decirles ¿cuánto y quién la ofrece? Ver el mejor postor y entonces
comprar la tecnología sin cambiar el régimen de propiedad‖.
          ―Lo que se necesita es devolverle a Pemex una buena parte de sus ingresos para que pueda invertir, comprar la
tecnología, no cambiar el esquema legal. Ésa es la discusión en este momento, aquí está el meollo de lo que va a ser la
diferencia entre izquierda y derecha en este año del 2008 y no sé hasta cuánto tiempo más, pero es la diferencia de lo que
queda del nacionalismo mexicano‖, añade.
          Desde el punto de vista técnico, el ingeniero Mario Galicia Yépez coordinador del Comité Nacional de Estudios de la
Energía, con más de 30 años de experiencia en Pemex, sostiene: ―Es una verdadera mentira que a través de los medios de
comunicación nos está manifestando el espurio presidente de la República y el director general de Pemex. La verdad es que
nuestros especialistas dicen que 70% del territorio nacional tanto en aguas someras como en tierra no se ha explotado.
¿Qué es lo que se pretende? Seguir entregando a los capitales privados para que hagan sus exploraciones en aguas
profundas‖.
          Añade: ―Desmantelaron el Instituto Nacional del Petróleo que es el que proveía a Pemex de esa tecnología y en todo
lo demás que se puede desarrollar; han despedido a personal calificado con mas de 20 años de experiencia, precisamente
para poder justificar ante el pueblo de México que no hay ni tecnología, ni materiales, ni recursos humanos para poder
tripular las plantas‖.
          Desmiente que no esté a la venta la tecnología para explotar el petróleo en aguas profundas: ―La tecnología es como
ir a comprar un refresco a la tienda y se la venden con su respectivo adiestramiento, vienen y se le aplica según sus
necesidades y asunto concluido. Petrobras, uno de los interesados, ellos mismos nos lo dicen: nosotros hemos aprendido de
ustedes‖
         Otro argumento, paradójicamente oficial, es que el Estado es mal administrador. Lorenzo Meyer refiere: ―Hay una
corrupción que no es nada más del sindicato, sino de todos aquellos con los que Pemex hace negocios, son fórmulas que la
clase política ha encontrado para beneficiar a sus miembros. Nadie puede negar que la corrupción es uno de los problemas
centrales de Pemex ¿Pero la corrupción se va acabar si se privatiza? La empresa privada en México y en muchas otras
partes ¡vaya que sí es corrupta! El caso de Enron en Estados Unidos, es el paradigmático, una empresa en el ramo de la
energía realmente corrupta hasta el tuétano. Bueno, no hay garantía de que la empresa privada sea éticamente mejor que la
empresa pública y sí existe la empresa pública petrolera eficiente, es la de Noruega. Entonces el problema no está en la
naturaleza de la propiedad del petróleo‖.
         Sobre la lucha que viene, el doctor Meyer comenta: ―La discusión es si toca la Constitución como quieren algunos,
de una vez el artículo 27 y rájale. Darle el golpe para abrir al mercado, a la empresa privada, a Pemex, o nada más las leyes
reglamentarias. De todas maneras cualquiera de las dos cosas que se toquen es una decisión política fundamental‖.
         Carente de optimismo se pregunta: ¿Ahora tiene la izquierda la posibilidad de oponerse a eso? Pues lo vamos a ver
porque en el Congreso el PRI y el PAN tienen la mayoría para hacerlo, tienen a los medios de difusión, tienen al gran capital,
tienen el apoyo externo, lo están demandando desde fuera gobiernos, instituciones, multinacionales y las empresas
petroleras; y que según La Jornada están en negociaciones desde hace tiempo con las autoridades correspondientes‖.
         John Saxe-Fernández rompe otro mito de los privatizadores: ―Están diciendo, además, que en el mundo ésa es la
tendencia. Se equivocan, en el mundo son las empresas públicas las que dominan más del 60 o 70% de las reservas
petroleras‖.
         Descalifica la supuesta falta de recursos para invertir: ―Es otro engaño a la opinión pública, porque tenemos los
datos de que a pesar de que Petróleos Mexicanos es una empresa que aunque ha sido brutalmente agredida desde la
Secretaría de Hacienda con enormes impuestos (paga tres veces más al fisco que cualquier empresa petrolera
internacional), ha sido capaz de generar muy abundantes recursos. Todos los ingresos extras los están desviando al gasto
corriente, al despilfarro. Se ha calculado que con los ingresos extras se pueden perfectamente construir las tres refinerías y
con esas no tendrían que importar gasolinas‖.
         Para completar el cuadro denuncia sobre la importación de gas: ―Las propuestas de la alianza para la Seguridad y la
Prosperidad de América del Norte es hacer del país una estación de paso para que llegue el gas acá, sea procesado aquí
con todos los daños ambientales y luego enviado a los Estados Unidos‖.
         Por su parte, el gobierno legítimo de López Obrador hizo su propuesta de reforma energética basada en la viabilidad
financiera con los siguientes puntos:
         * Cobrar conciencia de nuestra identidad nacional.
         * Reducir el tamaño y el gasto corriente del gobierno para obtener ahorros por 200 mil millones de pesos
         * Que todo el excedente presupuestal petrolero, por encima del precio promedio, sea invertido en el desarrollo del
sector energético. Hoy sería de 200 mil millones de pesos. (Entre estos dos últimos puntos calculan obtener 400 mil millones
de pesos. Saxe-Fernández también lo considera viable y afirma tener datos que concuerdan).
         * Rescatar el carácter integral de Pemex, fusionando sus diferentes empresas subsidiarias en una sola. (Saxe-
Fernández coincide y expone: ―Todo el proceso de desmembramiento fue usado desde el Banco Mundial para llevar la
empresa a crear facilidades para su privatización. Toda buena empresa petrolera internacional crea un encadenamiento de
integración vertical desde el pozo hasta las actividades de petroquímica‖).
         * Cambiar la forma de contratación de los proyectos de in-versión de Pemex. El Instituto Mexicano del Petróleo debe
volver a jugar un papel importante en el desarrollo de tecnología y proveedores nacionales.
         * Prepagar el saldo de los Pidiregas con emisión de bonos en los mercados internacionales (deuda más barata) o
con reservas internacionales del Banco de México, logrando un ahorro en el costo de servicio de la deuda hasta de 2 mil
millones de dólares en la contabilidad consolidada del sector público.
         * Impulsar el desarrollo científico y tecnológico en materia energética, tanto de hidrocarburos como de fuentes
renovables.
         Con los recursos obtenidos por ahorros y mejores inversiones propone: ―invertir en proyectos urgentes, en particular
en la producción de crudo en campos existentes, principalmente en las aguas someras, en donde tenemos cuando menos
15 mil millones de barriles de reservas. Un esfuerzo sostenido en estos campos a lo largo de varios años nos daría
eventualmente la capacidad tecnológica y la capacidad de negociación en la compra de la tecnología que fuera necesario
adquirir afuera, para emprender exploración y producción en mayores profundidades. A la exploración de nuevos campos
podemos dedicar 30 mil millones de pesos y al desarrollo de yacimientos de gas natural 20 mil millones. La construcción de
refinerías, la modernización y ampliación de plantas petroquímicas y el aumento de gastos de mantenimiento por 20 mil
millones de pesos caben perfectamente en un presupuesto de 20 mil millones de dólares que sería el recorte de gasto que
proponemos, sin considerar los excedentes petroleros en los precios que actualmente tiene.
         Saxe-Fernández opina de este proyecto del gobierno legítimo: ―Es la propuesta que está contenida en la
Constitución, la que está aprobada por el constituyente de 1917 y por la nacionalización petrolera en 1938. Ha sido
profundamente viable por mucho tiempo hasta que llegaron desde adentro a atacar los fundamentos. El principal problema
no se genera en Petróleos Mexicanos, sino en la Secretaría de Hacienda y desde ahí se hace el ataque. Aplican un
esquema que viene inspirado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, es decir: los intereses de las grandes
compañías petroleras‖.
         Concluye el investigador: Pemex ―es la gallina de los huevos de oro y lo que este gobierno está haciendo es caldo
de gallina, cuando se consuma nos quedamos sin la renta petrolera‖.
                      Volver a la relativa independencia de EU
José Vilchis Guerrero
jvilchis1@yahoo.com


* Estados Unidos no necesita del TLCAN para hacer lo que quiere: Noemí Levy * El gobierno reza para
que no haya recesión * Los legisladores deben impulsar las salvaguardas y la OMC: Basave *
Organizar a la sociedad para enfrentar los retos de 2008
México debería recuperar independencia económica frente a Estados Unidos para poder negociar el Tratado de Libre
Comercio de América del Norte (TLCAN), afirmó Noemí Levy, investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad
Nacional Autónoma de México, para despejar la cuestión de cuáles serían las consecuencias económicas de no revisar el
tratado comercial con Estados Unidos y Canadá y si habría una catástrofe al seguir perdiendo empleos en nuestro país.
         ―Las habilidades de negociación dependen de las personas que lo hagan. Peor no le puede ir a México. La
distribución del ingreso empeoró, no hay buenos empleos; el gobierno reza para que no haya recesión. Estados Unidos no
necesita tratado para hacer lo que quiere. Nuestro país debería volver a la relativa independencia con Estados Unidos no
alineándose tanto con dicho país.
         Los famosos deseos de navidad y año nuevo que tendrían canadienses y estadunidenses para modificar el TLCAN
nadie los conoce. Está raro. También causa extrañeza el hecho de que no se han utilizado por el gobierno mexicano los
mecanismos que incluye el TLCAN para defenderse en caso de que sus socios incumplan, como ya ocurrió en los 90
cuando cerraron las fronteras a productos mexicanos. ―Parecería que hay mecanismo de revisión cuando hay perjuicios
grandes‖.
         ¿Hay negociadores capacitados para establecer los contactos para su revisión o de plano falta voluntad
política para defender los intereses de los campesinos mexicanos?
         —Gente capaz hay mucha, el problema es la voluntad política.
         Por otra parte, la llegada de 2008 significó intranquilidad para los productores del campo, al iniciarse la apertura del
capítulo agropecuario del TLCAN.
         La doctora Noemí Levy evaluó la situación que se plantea con esta nueva realidad en la que los hombres del campo
son abandonados a su suerte.
         ―Obviamente, la entrada en vigor del TLCAN no fue benéfica para los campesinos que se dedican a las actividades
tradicionales del campo, eso se refleja en la gran migración de campesinos a Estados Unidos y, en general, a las ciudades.
         ―Debe resaltarse que el gobierno aduce que hubo une mejoría en la cuenta corriente de la agricultura, lo cual es
cierto, pero se olvidan mencionar que eso fue aprovechado por un grupo reducido de agricultores, ligados a la siembra y
cosecha de frutas y verduras que se exportan a Estados Unidos y están ligados a agroexportadores que fueron beneficiarios
de importantes subsidios a la producción‖.
         Otro elemento clave que aduce el gobierno –y es parcialmente cierto– está relacionado a la entrega de subsidios a
los campesinos. Efectivamente a través de los diferentes programas sociales se entregó dinero a las familias para que
incrementen su nivel de vida.
         Sin embargo, señaló, no hubo apoyo a las mayorías para mejorar la productividad del campo, se desmantelan los
centros de investigación ligados a esta actividad y se pretende que los campesinos sin recursos tecnológicos ni técnicos
sean capaces de competir con los agricultores de Estados Unidos.
         A pregunta específica, dijo que el incremento del precio del maíz amarillo no será benéfico para los productores
mexicanos porque jamás tendrán los bajos costos de producción estadunidenses y habrá un aumento del precio que se
transformará en una reducción del poder adquisitivo de las clases de bajos ingresos que consumen gran cantidad de estos
alimentos.
         Explica cómo los dos países del norte prevalecieron en sus intereses a la firma del tratado comercial en 1993, en el
que por un lado pugnan por la apertura de las economías al libre mercado y por el otro subsidian con suficientes recursos a
sus productores.
         ―Hay lógicas naturales. Estados Unidos, y en menor medida Canadá, tienen suficiente fuerza para imponer
condiciones a los demás países que no son aceptadas al interior de sus economías. Los políticos estadunidenses
consideran el abastecimiento de alimentos un problema de seguridad nacional; si no cumplen a sus electores sus
demandas, simplemente perderán su apoyo‖.

Más desventajas para los mexicanos

México por otro lado, agregó, es un país (por sus líderes) históricamente dependiente que está dispuesto a plegarse a las
decisiones de los países industriales, especialmente si depende de ellos.
        ―De tantos ejemplos que se puedan dar al respecto, sólo menciono uno: El trato de los trabajadores mexicanos. Si
en México se maltrata, asesina o perjudica a ciudadanos de países industrializados hay fuertes protestas a las que México
debe responder sin demora para evitar sanciones. Pero en caso contrario esto no ha sido posible hasta ahora: México no
defiende igual a sus ciudadanos maltratados en otros países.
         ―Éste es un caso semejante. Si un producto mexicano tiene bajos costos y compite con bienes producidos en dichas
economías simplemente se inventa alguna razón (fitosanitaria para el aguacate y maltrato a delfines en el caso del atún) y se
cierran fronteras‖.
         Simplemente, agregó, a pocos gobiernos se les ocurre entrar en tratados comerciales entre naciones tan desiguales
como la de México y Estados Unidos y depender casi completamente del comercio con dichas naciones (80%). ―Eso sólo se
les ocurre a los mexicanos entrenados en Estados Unidos (Carlos Salinas y Ernesto Zedillo) o los que se sienten
estadunidenses (Vicente Fox) o los que quieren ser correctos, como el actual titular del Ejecutivo‖.
         ¿Cuál es el campo exitoso del que habla el gobierno y cuál es el que está en ruinas y genera cerca de medio
millón de migrantes que se van detrás del sueño americano?
         —Los sembradíos relacionados a las exportaciones han prosperado aunque con ayuda del gobierno para ser
competitivos, pero los campesinos que están relacionados con granos básicos prefieren no sembrar, dedicándose al
autoconsumo y ni esa actividad tiene éxito cuando hay trastornos climáticos.
         Las consecuencias de la apertura de las fronteras al maíz, frijol, azúcar y leche en polvo si el gobierno mexicano se
negara a promover una revisión del tratado comercial, serían que exista competencia desleal, bajen costos, más campesinos
dejen de producir y que se incremente la dependencia de Estados Unidos en alimentos básicos. Y pónganse a rezar si hay
devaluación. Ni eso ayudará.

La sociedad tendrá que actuar

Frente al panorama que se visualiza para 2008, en el que se resienten ya las alzas de precios como una consecuencia del
gasolinazo que patrocinaron a finales de 2007 los legisladores en San Lázaro, y el gobierno federal se ha mostrado
complaciente ante los abusos de comerciantes, surge la inconformidad de grupos sociales, sobre todo del campo, por la
apertura comercial al maíz, frijol, azúcar y leche en polvo, provenientes de Estados Unidos y Canadá por la entrada en vigor
del capítulo agropecuario del TLCAN.
         Para Agustín Basave, al frente de la Comisión Ejecutiva de Negociación de Acuerdos del Congreso de la Unión
(Cenca), la sociedad mexicana tendrá que organizarse para enfrentar estos retos que se le presentan en 2008, sobre todo
con organizaciones de oposición al gobierno.
         Y definió las formas en que deberán actuar la izquierda y los grupos sociales: ―Con la defensa de los intereses de los
que menos tienen, con propuestas alternativas de políticas públicas que protejan a los campesinos y a los grupos urbanos
marginados y con una buena estrategia de comunicación social que permita a la sociedad darse cuenta de que la izquierda
no sólo protesta sino que también ofrece soluciones‖.
         En entrevista con Forum, Basave interpretó el aval de los legisladores para el aumento al precio de las gasolinas y
los que se produjeron enseguida sin justificación, con la ausencia casi total de las autoridades, porque no hubo de por medio
una intervención de la Secretaría de Economía para frenar los abusos de comerciantes e intermediarios. Y en contraparte, la
Secretaría del Trabajo patrocinó el incremento del minisalario en la cantidad de dos pesos.
         ―Fue la visión imperante de que hay que dejar al mercado fijar los precios y usar al Estado para frenar los salarios‖,
afirmó Basave.
         ¿Qué responsabilidad tienen los legisladores frente a los conflictos planteados por los campesinos en la
demanda al presidente Felipe Calderón para que se revise el TLCAN? ¿Deberían sumarse a la inconformidad de los
hombres del campo y gestionar lo necesario ante la Presidencia de la República?
         —Los legisladores deben impulsar las opciones previas a la renegociación del TLCAN: las salvaguardas y la OMC
(Organización Mundial de Comercio).
         ¿Cómo ves que desde el gobierno –léase Instituto Nacional de Migración– se permite el mal trato a los
trabajadores indocumentados provenientes de América Central y Sudamérica y las autoridades de Relaciones
Exteriores abandonan a su suerte a los mexicanos que trabajan y viven en Estados Unidos?
         —Esa situación debe corregirse. En los primeros días de enero de 2008 se difundió una investigación (Milenio
Semanal) en torno al tráfico protegido de cubanos y centroamericanos en la que se hace notar que de 2003 a 2007 creció en
134 por ciento cada año. Desde entonces, se señala, han ingresado a México casi 14 mil cubanos ―burlando‖ los controles
migratorios. Pero lo que sobresalió fue el fortalecimiento del negocio de los polleros que cobran cerca de 10 mil dólares por
internar a nuestro país entre siete y ocho al día y posteriormente conducirlos a Estados Unidos.
         Así, el mercado de la trata de cubanos genera unos 30 millones de dólares al año sin que se salve de los
señalamientos de estar involucrada la entonces comisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero, y de ser
aliada de cubanos anticastristas que abandonan la isla.
         Se hace mención a la violencia asociada al tráfico de indocumentados y centroamericanos a través de Cancún,
Quintana Roo, que es calificada en el informe Evaluación de las amenazas en 2008, del National Drug Inteligence Center,
división de inteligencia estratégica del Departamento de Justicia de Estados Unidos, como ―una nueva modalidad de la
delincuencia internacional organizada, que es una variante del narcotráfico, junto con la trata de blancas y el contrabando de
armas para los grupos subversivos en países latinoamericanos‖.
         El documento fue entregado al gobierno de México como una advertencia del ―grave riesgo para la seguridad
nacional en ambos países‖, cuando en las fronteras de México y Estados Unidos y, por el otro lado, Belice y Guatemala,
aparecieron desde 2006 conflictos entre organizaciones rivales del tráfico de indocumentados y las agresiones, secuestros y
toma de rehenes atribuidos a este conflicto aumentaron en Estados Unidos, especialmente en Tucson y Phoenix, Arizona.
La corrupción, ahí está

Otra tragedia heredada del foxismo fue el incremento del contrabando ―documentado‖, aquel que entra al país con la
autorización de las autoridades aduanales, con el aval que provenía de las altas esferas y que propició, en algún momento,
la quiebra de la industria nacional. Agustín Basave expresó su opinión respecto a las quejas que se suscitaron contra la
Dirección General de Aduanas, donde permiten el paso a toda mercancía que venga del extranjero y la Secretaría de Salud
no impide la entrada de medicamentos que en otros países son peligrosos o están prohibidos:
        ―Hay dos problemas: por un lado la corrupción y por otro la falta de una política industrial que, más que cerrar
fronteras, planee y apoye a nuestras industrias para encarar exitosamente la competencia comercial‖, concluyó Basave.
                                En peligro, el maíz mexicano
Patricio Cortés
pcortesc@yahoo.com.mx


* Urge su defensa para la sustentabilidad nacional * Su origen es local y se está perdiendo con los
transgénicos * La producción maicera refuerza un elemento de identidad * La papa tampoco es rentable
en Alemania
Es más que sabido que la base de la alimentación del pueblo mexicano es el maíz y el sustento de millones. Hoy todo ello
queda en riesgo con la apertura total de nuestras fronteras a granos extranjeros, por el Tratado de Libre Comercio de
América del Norte (TLCAN), aunque muchas voces lo nieguen.
          El discurso oficial sostiene que no hay ningún problema con esto e incluso beneficiará a los consumidores y afectará
muy poco a los productores. Las protestas de los campesinos no son en vano y los especialistas advierten sobre los riesgos.
          La etnóloga Ana Maria Salazar, integrante del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la máxima casa de
estudios, advierte: ―Urge la defensa del maíz para la sustentabilidad nacional. Científicos constataron que el origen del maíz
es mexicano, el cual estamos perdiendo a través de los transgénicos. Le da su valoración e identidad al pueblo mexicano, no
sólo en sus múltiples formas de consumo y de intercambio, sino también con la posibilidad de ser sustentable. La producción
de maíz refuerza un elemento de identidad‖.
          En contraparte, muchas voces de esas que se hacen llamar ―líderes de opinión‖ afirman, sobre todo en la televisión,
que no hay problema, que hay demasiada demanda, que es una estrategia de los dirigentes campesinos para sacar
provecho económico, que nos engañan quienes lo defienden, etcétera. La gran mayoría de los espacios de opinión del
duopolio televisivo y el oligopolio radiofónico apoyan los argumentos del gobierno de Felipe Calderón.
          Sin embargo, la especialista en economía del sector primario Patricia Sosa difiere y alerta a través de Forum del
inminente riesgo: ―Están simplificando el problema. Nosotros tenemos diferentes tipos de productores, los grandes
productores de Sinaloa que tienen altas ganancias que pueden exportar y tenemos productores medianos y muy pequeños
productores que no están en capacidad de competencia. Ellos no producen para competir, sino para que sus familias y
comunidades sigan existiendo‖.
          Aclara que cuando se dice que se produce para ―autoconsumo‖ como lo hacen ocho de cada 10 campesinos, no
significa que ellos se coman directamente toda su producción, sino que ésta no tiene fines de negocio. Expone: ―Ellos tienen
que vender parte de su producción en el mercado para tener ingresos, para comprar otro tipo de alimentos, herramientas.
Entonces en el momento que entren granos de Estados Unidos, más baratos, a ellos les van a pagar mucho menos por ese
grano que va al mercado y ya no van a tener ingresos. Eso desmantelaría nuestro campo, nos llevaría a la hambruna y ya no
tendríamos los alimentos asegurados para esta gran cantidad de productores‖.
          Patricia Sosa, adscrita al Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México,
refuta que la apertura sea en beneficio de los consumidores: ―Si subieran los precios aquí, en México, y hubiera maíz más
barato en Estados Unidos, el problema sería que usted y yo no podemos importarlo, quienes lo importan son grandes
empresas que empezaron a verse favorecidas desde que se firmó el TLCAN. Si ellos desean pueden venderlo al precio que
sea. Además cuando el problema de la tortilla que se compró maíz más barato, los barcos tardaron dos meses en llegar‖.
          Añade: ―Los consumidores no tenemos ningún control sobre las importaciones de maíz, por eso el problema con las
tortillas, porque son las grandes empresas las que compran y distribuyen al precio que ellas quieren. Si efectivamente los
productores de tortillas pudieran comprar el grano más barato, las tortillas bajarían de precio. Por otro lado, tampoco son los
campesinos los que venden el maíz que no consumen directamente a los consumidores, son los grandes acaparadores los
que compran el grano barato y lo distribuyen al precio que ellos consideran conveniente. Otro gran problema son las grandes
empresas de supermercados, ellos también son compradores de harina de maíz para tortillas‖.
          En repetidas ocasiones el presidente de la Conferencia Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México
Alejandro Efraín García, ha dicho ante los medios que más de tres millones de productores de maíz mexicanos están en
desventaja, pues los del vecino del norte gozan de altos subsidios, (incluso algunos no permitidos) que ocasionan precios
por debajo de los costos de producción.
          ¿México tendría la capacidad de otorgar este tipo de subsidios?
          —México no está muy interesado tampoco en darlos. El problema no sólo son los subsidios, es que se cerraron las
plantas que le vendían fertilizantes baratos a los agricultores; se liquidó la Conasupo que era la empresa que compraba maíz
para asegurar que hubiera suficiente año con año y a buen precio; se eliminaron todas las asesorías técnicas y el crédito
barato para los agricultores.
          ¿Se puede decir que mataron deliberadamente al campo?
          —Pues... digamos que todas las políticas del campo se hicieron acorde a lo que se había firmado en el TLCAN que
era supuestamente competir con Estados Unidos y se descuidaron las características específicas de nuestro campo, nuestra
necesidad alimentaría, la necesidad de asegurar que hubiera alimento para la población y la planeación a largo plazo.
          ―No se piensa en las necesidades nacionales. Podríamos pensar que hay una confusión en que el Estado participe
menos en la regulación de las actividades económicas y el abandono de las obligaciones y una de ellas es asegurar
alimento suficiente, sano y disponible para toda la población‖.
         Rompe con el argumento oficialista de la competitividad: ―El problema no es que podamos competir o integrarnos al
comercio internacional. Ésa es una de las metas que se busca con el TLCAN, pero en realidad lo que un gobierno necesita
es asegurar el alimento de su población. Si no se produce maíz porque hoy está más barato el de afuera, vamos a estar
dependiendo de los precios internacionales del maíz y estamos en una situación donde los precios internacionales del maíz
están subiendo. Si nosotros ya no producimos y lo vamos a tener que comprar fuera en un periodo en el que están los
precios a la alza, los ingresos que tengamos por exportaciones petroleras se van a ir en la compra de grano básico‖.
         Agrega: ―El problema va a ser que la producción de maíz o de productos agrícolas no es como la de un fábrica. Una
fábrica puede suspender la producción en el momento que ya no le compran y reiniciarla rápidamente en cuanto empieza la
demanda. La producción de alimentos no es así, lleva periodos muy largos. Entonces no podemos decir: ¡ah bueno, ahorita
dejamos de comprar y mañana compramos! porque esto va a depender de todos estos periodos‖.
         Señala que tal situación aumentaría nuestra dependencia hacia el vecino del norte y ellos están muy interesados en
producir maíz para su etanol y tendríamos que comprarlo al precio que fuera.
         Las opciones en otros mercados tampoco serían buenas: ―A nivel internacional ya no hay muchos países que tengan
disponibilidad de maíz porque se está dando esta transformación de la producción: de para alimento en para el etanol‖.
         Pone como ejemplo a Alemania: ―Sale muy caro producir papa, pero es la base de la alimentación alemana,
entonces dicen ‗no importa que salga muy caro producirla tenemos que asegurarnos que haya producción, darle subsidio a
nuestros productores para satisfacer nuestra demanda interna‘. No podemos movernos de año con año, tenemos que
planear a largo plazo‖.
         En el terreno de la ―competitividad‖ han entrado alimentos genéticamente alterados, controlados por unas cuantas
multinacionales, al respecto la doctora Patricia Sosa comenta a : Aprovechan la situación para decir que es la forma de
producir más, aumentar la productividad, pero resulta que quienes producen los transgénicos son las grandes empresas
comercializadoras y para producir con ellos vamos a tener que estar comprando sus semillas siempre. No podremos guardar
la semilla para sembrarla al siguiente año como hacen hoy nuestros campesinos. Esas semillas (las transgénicas) están
hechas para que funcione la producción de la mejor manera con ciertas características de fertilizantes, herbicidas, etcétera.
Entonces vamos a depender no sólo de las semillas sino además de todos los insumos‖.
         Propone: ―Apoyar sus procesos de organización, cuando ellos tienen una tradición larga de selección de semillas
que se ha desarrollado a través de cientos de años, son especificas para las condiciones climáticas de México, para el tipo
de suelo, el tipo de humedad. Por eso es muy importante conservarlas y no cambiarlas por las transgénicas.
         Por si fuera poco, la apertura total se da en un mal momento y este año no nos hace falta el grano estadunidense:
―Este año hay suficiente producción de maíz y no va a faltar pero si se importa, esos campesinos se van a quedar sin la
posibilidad de venderlo. Fue una muy buena cosecha la de 2007. Entonces la política del campo no es una política anual,
tiene que ser una política a largo plazo‖.
         Otro problema de nuestro sector primario es que solemos exportar productos de primera calidad e importar sus
símiles de segunda: ―El maíz criollo, con el que producen los campesinos, es de más calidad y más caro que el que se
compra a través de Liconsa y otras tiendas. Entonces en un momento de necesidad a ellos les conviene vender ese maíz y
comprar del malo. Nosotros estamos dispuestos a consumir el maíz que haya, aunque sea de mala calidad, pues se exporta
el de buena calidad. No les importa la salud de la población‖.
         A todo esto suma: ―Si nosotros vemos la migración que ha tenido México desde que se firmó el TLCAN, nos queda
muy claro que la producción agrícola en Estados Unidos es más barata porque nuestros mexicanos van a trabajar allá y
reciben salarios de miseria. Nosotros apoyamos la competitividad de los agricultores norteamericanos‖.
         Explica por qué no pudieron prepararse nuestros productores a pesar de que se les dio 14 años para hacerlo: ―Es
muy caro organizar a los campesinos de todo el país, se necesitaría tener el ferrocarril que antes se tenía para transportar
los granos. El almacenaje es muy caro también. Los almacenes nacionales de grano que eran los que le daban
financiamiento a los agricultores desaparecen, ya no son propiedad del Estado, ahora todo es negocio‖.
         El problema de la apertura es básicamente: ―Se trata a nuestros campesinos como si fueran productores de Estados
Unidos, se les exige que tengan un rendimiento cada vez mayor y no se toma en cuenta las condiciones especificas del
campo mexicano‖.
         Refiere: ―En Estados Unidos levantan ocho toneladas por hectárea, aquí los pequeños productores levantan cuando
mucho una tonelada, el promedio nacional es de dos toneladas. Si los técnicos trabajaran conjuntamente con los
agricultores, si ellos tuvieran un ingreso durante todo el año, podrían dedicarse a mejorar las condiciones de su parcela‖.
         Concluye como respondiendo a los que dicen que todo está bien: ―Esto que estamos diciendo que va a pasar con el
maíz ya pasó con la carne, la madera y el café, donde los productores nacionales se arruinaron. Ya está comprobado que no
es realmente la solución incorporarse al comercio internacional‖.
                           En ebullición, el “exitoso campo”
                            de la Sagarpa y Lorena Ochoa
José Vilchis Guerrero
jvilchis1@yahoo.com


* Avanza la estrategia de los amparos * También la de la movilización * Cárdenas Jiménez y su
cerrazón auspician la convergencia * Cifras del INEGI desmienten el optimismo presidencial * Entienden
mejor algunos obispos que Los Pinos
Con la firma de 10 mil campesinos, abogados litigantes presentaron igual número de demandas de amparo contra la puesta
en marcha del capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
          Ante la creciente inconformidad por la entrada en vigor de la desgravación arancelaria el 1 de enero, más de un
centenar de organizaciones iniciaron el mismo día movilizaciones en los puentes internacionales que comunican a México
con Estados Unidos y en las casetas de cobro de las autopistas, además emprendieron preparativos para realizar una gran
marcha, en la capital del país, el 31 de enero.
          Ramón Díaz Vázquez, presidente de la organización Plataforma Constitucionalista de México y hasta hace unos
meses catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que si los demandantes obtienen una
suspensión, se frenaría temporalmente la aplicación del apartado agropecuario del TLCAN.
          El argumento del litigante es que el TLCAN viola el artículo 27 constitucional, fracción vigésima, que obliga al Estado
a otorgar apoyos al sector campesino: ―El Estado promoverá las condiciones para el desarrollo rural integral con el propósito
de generar empleo y garantizar a la población campesina el bienestar y su participación e incorporación en el desarrollo
nacional, y fomentará la actividad agropecuaria y forestal para el óptimo uso de la tierra con obras de infraestructura,
insumos, créditos, servicios de capacitación y asistencia técnica‖.
          Explicó que se pueden interponer demandas de amparo contra el TLCAN porque el acuerdo comercial también viola
el artículo cuarto constitucional, y que en ese sentido ya se instalaron en diversas ciudades del país 20 mesas en las que se
reciben las demandas de las organizaciones campesinas.
          Sin embargo, para Eduardo Miranda Esquivel, presidente de la Unión de Juristas de México, las demandas de
amparo contra la entrada en vigor del capítulo agropecuario, que establece la desgravación a las importaciones de maíz,
frijol, azúcar y leche en polvo de Estados Unidos y Canadá, tienen pocas posibilidades de prosperar, a pesar de que vulnera
los conceptos de soberanía alimentaria, autodeterminación e independencia económica y el concepto de democracia social,
consagrados en la Constitución.
          En contra de las aspiraciones de organizaciones campesinas que buscan la protección de la justicia federal, los
jueces de distrito pueden argumentar que existen tesis de jurisprudencia que confirman la facultad del Estado mexicano de
celebrar tratados y convenios internacionales, aunque afirma que el TLCAN ―es un tratado leonino que tiende a precarizar
las condiciones económicas y de bienestar de los campesinos mexicanos‖.
          Propone que en todo caso la vía legal más idónea sería el juicio de nulidad en tribunales mexicanos o los canales
jurídicos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El amparo, una estrategia

Entrevistados por separado, los dirigentes campesinos Max Correa (Central Campesina Cardenista) y Alfonso Ramírez
Cuéllar (El Barzón), comentaron a Forum que sus organizaciones no irán por esa vía del amparo, aunque les merece
respeto como estrategia.
         ―No estamos promoviendo demandas de amparo porque es una estrategia que no hemos valorado todavía, aunque
puede ser factible. Lo que estamos planteando es la renegociación por parte del gobierno federal‖, comentó Max Correa.
         Precisó que aún es posible proteger a los productos vulnerables como el maíz, frijol, azúcar y leche en polvo a pesar
de la negativa del gobierno federal de renegociar el TLCAN.
         ―Hay caminos jurídicos que hace falta explorar y aún se pueden recorrer. En el Congreso de la Unión se puede
apelar a las facultades que otorga el artículo 131 de la Constitución, que establece que la Federación puede reglamentar y
prohibir por motivos de seguridad nacional que en el país circulen productos que pongan en peligro la economía, estabilidad
y producción nacional‖.
         Para Ramírez Cuéllar las demandas de amparo ―son un recurso que no tiene viabilidad; lo más efectivo es una
resolución del gobierno federal y para eso consideramos más efectiva la movilización popular y en este sentido apenas
empieza la lucha‖.
         La inconformidad de los hombres del campo se está manifestando y está llegando a las calles. Este es un
movimiento que apenas comienza, pero se va a extender a todo el país, comentó un poco antes de que participara en un
mítin tras una marcha por las calles de Cuernavaca, Morelos.
         Ante la desventaja muy evidente de los productos agrícolas mexicanos frente a los estadunidenses y canadienses,
representantes legales de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) comenzaron a tramitar amparos contra los
efectos del TLCAN firmado en 1993 por los tres países.
         Sería la primera de las medidas legales que se adoptarán por los productores mexicanos contra el tratado comercial,
anunciada a finales del 2007 por los abogados Cuauhtémoc Álvarez de la Cruz y Manuel Canales Ruiz, representantes
jurídicos de la UNTA en Hidalgo, quienes en conferencia de prensa dijeron que de acuerdo con diversos artículos de la
Constitución, se puede evitar legalmente la apertura comercial de la frontera norte a los productos agropecuarios mexicanos.
         Citaron que los artículos 103 y 107 de la Constitución señalan que se puede interponer recurso de amparo contra
cualquier acto de autoridad que perjudique en forma directa a los ciudadanos mexicanos y a sus garantías individuales.
         Comentaron que la inminente quiebra del campo mexicano a causa del TLCAN bien podría considerarse un
problema de soberanía nacional, como lo establece el artículo 103 constitucional fracción I, que señala textualmente que los
tribunales de la Federación resolverán toda controversia que se suscite por leyes o actos de autoridad que viole las
garantías individuales.
         Según el artículo 107, ―todas las controversias de que habla el artículo 103 se sujetarán a los procedimientos y
formas del orden jurídico que determine la ley, como lo es el juicio de amparo a instancia de la parte agraviada‖.

El Senado podría pedir al
Ejecutivo la revisión: HHH

El campo se encuentra en la ruina desde hace 14 años, dijo Humberto Hernández Haddad, exdiputado, exsenador, excónsul
general de México en San Antonio, Texas, y articulista de Forum: ―y si el gobierno habla de un campo exitoso está hablando
de las minorías de exportadores beneficiados por el sistema‖. Si no fuera así, no habría una migración a Estados Unidos de
más de 300 mil campesinos cada año.
         Reconoció que no se pueden interponer recursos de amparo en contra de la apertura del capítulo agropecuario del
tratado comercial, porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que la jerarquía jurídica de la Constitución está
por encima de los tratados que firme el presidente de la República con aprobación del Senado.
         ―Sin embargo, el Senado podría pedirle al presidente de la República en ejercicio de las facultades que le otorga la
Constitución, que abra un período de consulta e interponga las cláusulas de excepción con los socios, que se aplican
cuando algún sector es afectado por el TLCAN‖.
         Hernández Haddad, quien se encuentra al frente de un despacho de abogados, afirmó que el mismo documento
comercial cuenta con sus propias cláusulas para reformarse; debieran ser aplicadas ahora que se ha demostrado que el
campo mexicano ha sido afectado por los apoyos de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá a sus productores agrarios.
         ―Curiosamente los aspirantes demócratas a la sucesión en Estados Unidos no están muy contentos con el TLCAN,
por lo que hay que estar atentos del curso que tomarán los debates en torno a estos temas‖.
         Criticó al columnista Sergio Sarmiento, pues en su artículo publicado en Reforma el 16 de enero pasado, citó a
Armando Fuentes Aguirre, conocido como Catón, quien acusó al presidente Lázaro Cárdenas del fracaso en el campo y no
al TLCAN. ―Tampoco vamos a tomar como fuente de todos los males del campo a este tratado, pero tampoco creer a estos
críticos al servicio de los oscurantistas, puesto que el general Cárdenas fue uno de los grandes impulsores del desarrollo
agropecuario en México‖.
         De acuerdo con informes especiales del Banco de México y del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e
Informática (INEGI), en los últimos 14 años la tasa de crecimiento agropecuario nacional fue de 1.9 por ciento. Ha sido el
campo mexicano el que ha resultado más afectado con la apertura comercial: la participación agropecuaria en el producto
interno bruto pasó del 6.1 por ciento en 1993 a 3.7 por ciento en el tercer trimestre de 2007.
         El saldo de las asimetrías entre los tres países se ha observado principalmente en el fenómeno de la migración de
mexicanos a Estados Unidos y Canadá. Según cifras del Consejo Nacional de Población, desde 1994 emigraron 4.5 millones
de mexicanos, en su mayoría procedentes del campo, donde privan el desempleo, la falta de oportunidades de desarrollo y
la escasez de inversiones para generar ocupación entre los hombres del campo.
         También la industria ha resultado afectada por el TLCAN. Refiere el INEGI que la tasa de crecimiento de la industria
en México fue de 2.97 por ciento anual en promedio a partir del 1 de enero de 1994 y cerraron sus puertas más de 22 por
ciento de los establecimientos que operaban antes de la entrada en vigor de este tratado.
         En el mismo sentido, se observó que durante 2007 la industria manufacturera operaba con 14.3 por ciento menos de
trabajadores que en diciembre de 1993, a escasos días de que entrara en vigor la apertura comercial, que en palabras de su
operador principal, Carlos Salinas de Gortari, sería la que llevaría a México a la modernidad, como país del primer mundo.
         Por lo que hace al empleo no da muestra de que el TLCAN haya sido un instrumento para incrementar las plazas y
por el contrario resultó una quimera salinista: ninguna rama del sector manufacturero resultó beneficiada ni reportó
crecimiento en el personal ocupado. En la actualidad el desempleo abarca a un millón 800 mil personas, que refleja un
crecimiento de 194 por ciento en los últimos siete años.
         Las ramas más afectadas: la textil, prendas de vestir y del cuero, de donde fue despedido 35 por ciento de los que
ahí trabajaban hasta antes de diciembre de 1993; la industria maderera, que desde entonces padece una contracción de 33
por ciento; el sector de minerales no metálicos, con una caída de 20.3 por ciento en el empleo y la fabricación de sustancias
químicas, derivados del petróleo y plásticos, con casi 16 por ciento.

La visión de Calderón

En su primer acto de gobierno de 2008, Felipe Calderón, quien no deja de autonombrarse ―presidente del empleo‖, defendió
el TLCAN, porque según él, desde 1994 en que entró en vigor, ―ha sido benéfico para el país‖, porque los ―salarios mejor
pagados se han vinculado a la firma de este tratado‖. También dijo que gracias a esta circunstancia, México es el segundo
proveedor de Estados Unidos y el tercero de Canadá.
         El breve mensaje presidencial de año nuevo no provocó ninguna actitud favorable y sí actitudes de rechazo a su
secretario de Agricultura, Alberto Cárdenas Jiménez, quien sin ningún rubor pagó un mensaje radiofónico en el que la
golfista Lorena Ochoa habla del ―exitoso campo mexicano‖, lo cual se interpretó como una burla por parte de dirigentes de
organizaciones rurales que reiteraron su rechazo a reunirse con el funcionario que sostiene que no habrá ninguna revisión
del TLCAN.
         Dirigentes de decenas de organizaciones campesinas que fueron apoyadas por la fracción parlamentaria y la
dirigencia del Partido de la Revolución Democrática, coincidieron en desconocer a Cárdenas Jiménez como interlocutor
válido y señalaron que por la vía parlamentaria y la movilización obligarán al gobierno a renegociar el TLCAN. Incluso la
Comisión Episcopal para la Pastoral Social se pronunció por revisar la desgravación arancelaria del maíz, frijol, azúcar y
leche en polvo, porque los campesinos e indígenas ―nunca podrán competir, en las circunstancias actuales, con los enormes
subsidios que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá otorgan a sus agricultores‖.
         Los obispos advierten: ―Otro riesgo, que no se puede desatender lo presenta la tentación de los cultivos ilícitos,
puerta abierta a la inseguridad y la violencia‖.
                                Errática, la CIA durante el 68
Pablo Cabañas Díaz
pcabanas@correo.unam.mx


* ―Ahora podemos empezar a sopesar, una vez más, si en este circo de dos semanas valía la pena todo
el baño de sangre y si México perdió más prestigio asesinando manifestantes que el que ganó haciendo
los juegos‖: Phillip Agee, oficial de la agencia
En 2008 se conmemorara el 40 aniversario de la masacre de Tlatelolco. Al paso de los años han sido escasos los análisis
soportados en documentos oficiales que den cuenta de los intereses políticos que representaban Gustavo Díaz Ordaz y Luis
Echeverría Álvarez.
         ―Litempo: Los ojos de la CIA en Tlatelolco‖ es un interesante artículo de periodismo de investigación publicado por el
columnista del Washington Post, Jefferson Morley, bajo el titulo original en inglés de “LITEMPO: The CIA’s Eyes on
Tlatelolco CIA Spy Operations in Mexico” (2-X-06). En el se detalla que los expresidentes de México Díaz Ordaz y
Echeverría no sólo fueron informantes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), sino que, al
parecer, dieron información engañosa a esa agencia sobre la matanza de Tlatelolco en 1968. Documentos y entrevistas
desclasificados del gobierno de Estados Unidos han arrojado una nueva luz sobre lo que la CIA sabía –y no sabía– sobre los
terribles acontecimientos de 1968 en la ciudad de México.
         Al terminar los Juegos Olímpicos de 1968, manchados por la matanza del 2 de octubre, Phillip Agee, oficial de la CIA
de Estados Unidos asignado al seguimiento de la competencia, reflexionó: ―Ahora podemos empezar a sopesar, una vez
más, si en este circo de dos semanas valía la pena todo el baño de sangre y si México perdió más prestigio asesinando
manifestantes que el que ganó haciendo los juegos‖.
         Aunque la reflexión era de aquel momento, 28 de octubre de 1968, su autor la redactó unos años después, cuando
hizo su famoso Inside the company / CIA diary (Dentro de la compañía / diario de la CIA, 1975), que abrió una oleada de
destapes y polémicas sobre la actividad de la agencia en el mundo.
         Una de las revelaciones hechas en 1975 por Agee fue la identificación de Gustavo Díaz Ordaz y de su secretario de
Gobernación y más tarde sucesor, Luis Echeverría, como ―cercanos colaboradores‖ de la CIA. En las casi 60 páginas de su
libro dedicadas a México, cuenta episodios como estos: En 1964 fue designado embajador Fulton Freeman, a quien Díaz
Ordaz relega a reuniones protocolarias, y prefiere negociar con Scott. Ni la Casa Blanca puede cambiar la situación: la CIA,
según los deseos del presidente mexicano, tendrá el mejor acceso a Palacio Nacional.
         El embajador pelea, pero no consigue ser informado íntegramente de lo que hace la agencia. Sólo le conceden una
petición: que la CIA no actuará contra la Secretaría de Relaciones Exteriores. ―Mientras Scott se reúne frecuentemente con
el presidente y el secretario de Gobernación, dos oficiales de caso sin cobertura manejan los contactos diarios con los jefes
de los servicios de seguridad subordinados a Echeverría‖, menciona Agee.
         Jefferson Morley inicia su texto afirmando con la autoridad que le da el haber consultado los archivos desclasificados
de la agencia, que ―Winston Scott, fue el principal hombre de la CIA en esa época en México, era un estadunidense de 59
años, que operaba desde la Embajada de Estados Unidos en Reforma. Los documentos de la CIA, ahora públicamente
disponibles en los Archivos Nacionales en Washington, muestran que Scott se basó en su amistad con el presidente Díaz
Ordaz, el entonces secretario de Gobernación Echeverría, y otros altos funcionarios para informar a Washington sobre el
movimiento estudiantil, cuyas demandas desafiaban el monopolio gubernamental del poder.
         Los documentos consultados por Morley son poco conocidos y muestran que, entre 1956 y 1969, Scott reclutó en los
niveles más altos del gobierno mexicano a un total de 12 agentes. Sus informantes incluyeron a dos presidentes de México,
y a dos hombres que posteriormente fueron enjuiciados por crímenes de guerra.
         El nombre codificado de la CIA para la red de espías de Scott era Litempo. Las letras Li representaban el código de
la agencia para las operaciones en México; tempo era el término dado por Scott a un programa que, en palabras de una
historia secreta de la agencia, era ―una productiva y efectiva relación entre la CIA y un selecto grupo de altos funcionarios en
México‖. Iniciada en 1960, Litempo sirvió como ―un canal extraoficial para el intercambio de información política selecta y
sensible que cada gobierno deseaba obtener, el uno del otro, pero no a través de intercambios de protocolo público‖.
         En los archivos de la CIA, los agentes de Scott eran identificados con números específicos. Litempo-1, por ejemplo,
era un hombre llamado Emilio Bolaños, sobrino de Gustavo Díaz Ordaz, secretario de Gobernación y presidente en los años
60. Diaz Ordaz era Litempo-2. Como su predecesor en Los Pinos, Adolfo López Mateos era amigo personal de Scott.
Asistieron a la boda con su tercera esposa, en diciembre de 1962, con López Mateos fungiendo como testigo principal, en la
ceremonia.
         De acuerdo a las fuentes consultadas por Morley, Scott también cultivó una relación con Fernando Gutiérrez Barrios,
quien era conocido como Litempo-4, en la Dirección Federal de Seguridad (DFS). Scott conocía a El pollo por lo menos
desde 1960. Gutiérrez Barrios asistió a Scott en los días de pánico posteriores al asesinato del presidente John F. Kennedy,
en noviembre de 1963, al interrogar a mexicanos que habían tenido contacto con el acusado como asesino, Lee Harvey
Oswald.
         Otro de los agentes de Scott, según los registros de la CIA, era Echeverría, subsecretario de Gobernación a
principios de los años 70 y quien es identificado como Litempo-8. Echeverría empezó a manejar solicitudes especiales del
gobierno estadunidense para dar visas a viajeros cubanos que buscaban escapar de la revolución socialista. Cuando
Echeverría ascendió en la jerarquía mexicana, también lo hizo en la importancia que le daba su amigo estadunidense. Se
convirtió en un invitado ocasional a las cenas que Scott daba en su casa de Lomas de Chapultepec.
         En 1966, señala Morley, un subordinado no identificado de Gutiérrez Barrios, conocido como Litempo-12, comenzó a
tener reuniones diarias con George Munro, uno de los oficiales de confianza de Scott, para traspasar copias de reportes
provenientes de sus agentes de la DFS sobre subversivos. De acuerdo con un documento de la CIA, Litempo-12 se
convierto en la fuente más productiva de inteligencia sobre ―el PC (Partido Comunista), cubanos en exilio, trotskistas y
grupos culturales de bloque soviético.‖
         Cuando en el verano y otoño de 1968 un movimiento estudiantil espontáneo convulsionó las calles de la capital,
Litempo cobró todavía mayor importancia en la ciudad de México y en Washington. Scott se apoyó en sus aliados en la
cúspide del gobierno mexicano para monitorear y comprender los eventos que se desarrollaban, y que culminaron en la
noche de la balacera que, el 2 de octubre de 1968, cobró innumerables vidas en la Plaza de Tlatelolco.
         En su trabajo, Scott se encontraba obsesionado sobre una posible influencia del comunismo y de Cuba en México,
pero renuente concedía que el movimiento estudiantil no estaba controlado por los comunistas. Aquel verano, la embajada
de Estados Unidos compiló una lista de 40 incidentes aislados de agitación estudiantil desde 1963. Veintitrés de los
incidentes fueron motivados por carencias escolares; ocho protestas concernían a problemas locales. Seis fueron inspirados
por Cuba y Vietnam. Cuatro de las manifestaciones plantearon demandas relacionadas con el autoritarismo del sistema
mexicano.
         En junio de 1968, de acuerdo a las fuentes consultadas por el reportero del Washington Post, el embajador Fulton
Tony Freeman convocó a una reunión con Scott y otros miembros del equipo de la embajada. Francia acababa de ser
desbordada por manifestaciones estudiantiles tan masivas, que hicieron caer al gobierno. Freeman quería discutir si lo
mismo podía ocurrir en México. Debido a sus contactos en Los Pinos, las opiniones de Scott tenían un gran peso. Éste y sus
colegas llegaron a la conclusión de que Díaz Ordaz podía mantener la situación bajo control.
         Un aspecto sustantivo en el trabajo de Morley es que muestra la inclinación de Scott a ver el movimiento estudiantil
como una rebelión controlada por los comunistas, no surgió de los reportes que hacían sus numerosos informantes a la
estación. Registros desclasificados de la CIA muestran que Scott tenía una red de fuentes de información en la Universidad
Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras universidades, llamada Limotor, que lo mantenía bien informado. Anotó que
los estudiantes de la UNAM disputaban el control de las actividades estudiantiles a la Juventud Comunista de México (JCM),
al crear un nuevo Consejo Nacional de Huelga. ―Aquellos que propugnan la acción violenta son todavía minoría‖, reportó.
         En conversaciones con sus agentes de Litempo, Scott se dio cuenta de que el afán de los altos funcionarios
mexicanos de culpar a los comunistas de las crecientes protestas en las calles, coexistía con una especie de incertidumbre
pasiva sobre lo que realmente estaba ocurriendo.
         A fines de agosto, Díaz Ordaz designó a Echeverría para encabezar un nuevo ―comité de estrategia‖, creado para
diseñar la respuesta gubernamental a los disturbios estudiantiles. Pero el jefe de la DFS, Gutiérrez Barrios, confesó que el
gobierno no contaba con ningún plan para enfrentar los desórdenes estudiantiles, de acuerdo con un cable confidencial de la
CIA.
         Según Morley, el propio Scott se mostraba inseguro. Sus frecuentes ―reportes de situación‖, conocidos
informalmente como Sitreps, hacían énfasis en la filiación comunista de los profesores que dirigían el movimiento estudiantil.
En un reporte de agosto de 1968, titulado Los estudiantes escenifican desórdenes mayores en México, argumentó que los
disturbios en el Zócalo representaban ―un clásico ejemplo de la habilidad comunista para transformar una manifestación
pacífica en un disturbio mayor‖.
         ¿Pero qué comunistas? Díaz Ordaz estaba seguro de que el Partido Comunista Mexicano (PCM) y la Unión
Soviética estaban involucrados. Scott quería creerlo, pero no podía encontrar evidencias.
         ―Pese a que el gobierno pretende tener sólidas evidencias de que el Partido Comunista maquinó el alboroto del 26
de julio, y aparentes indicios de complicidad de la Embajada soviética‖, reportó al cuartel general de la CIA, ―es improbable
que los soviéticos socavaran así sus cuidadosamente cultivadas relaciones con los mexicanos‖.
         Dentro de las fuentes de información de Litempo, observó Scott, la incertidumbre sobre el movimiento estudiantil
estaba cediendo el paso al enojo.
         ―La oficina de la Presidencia se encuentra en un estado de agitación considerable, por la anticipación de nuevos
disturbios‖, escribió Scott a principios de agosto. ―La presión para que Díaz Ordaz restaure la calma es particularmente
intensa, debido al deseo de México de proyectar una buena imagen internacional‖.
         A partir de sus conversaciones con Díaz Ordaz, Scott empezó a tener un cuadro de cómo el presidente iba a
responder. Los intereses turísticos y comerciales llamaban a una ―acción rápida‖, le reportó a Washington. Scott sospechaba
que el presidente podía estar planeando utilizar al regente de la ciudad de México, Alfonso Corona del Rosal, como un chivo
expiatorio. Corona del Rosal era un exgeneral con reputación de duro. Para disgusto de Díaz Ordaz, ahora defendía una
postura conciliatoria hacia los estudiantes. A partir de su larga experiencia, Winston sabía cómo operaba Díaz Ordaz.
         Conforme las manifestaciones estudiantiles se hicieron más grandes, la información de Scott proveniente de los
agentes de Litempo daba cuenta de que los cables del embajador Freeman a Washington eran cada vez más alarmantes,
informando que Díaz Ordaz y la gente alrededor de él se expresaban con creciente dureza. El gobierno ―implícitamente
acepta que, como consecuencia, esto va a acarrear víctimas‖, escribió el embajador. ―Los dirigentes de la agitación
estudiantil han sido y están siendo llevados a la cárcel... En otras palabras, la ofensiva (gubernamental) contra los
desórdenes estudiantiles se ha abierto hacia frentes físicos y psicológicos‖.
         Scott sabía que Díaz Ordaz pensaba que la aplicación de la fuerza era la única solución. ―La política gubernamental
que está actualmente en curso para desactivar los levantamientos estudiantiles, hace un llamado a la inmediata ocupación
por el Ejército y/o la policía de cualquier escuela que esté siendo ilegalmente utilizada como centro de actividad subversiva.
Esta política continuará siendo aplicada hasta que prevalezca la calma total‖, participó a sus superiores en Washington.
         A fines de septiembre, Scott reportó que el gobierno ―no está buscando una solución de compromiso con los
estudiantes, sino más bien poner fin a todas las acciones estudiantiles organizadas antes de que empiecen los Juegos
Olímpicos... Se cree que el objetivo del gobierno es cercar a los elementos extremistas, y detenerlos hasta que pasen las
Olimpiadas‖, programadas para su inauguración a mediados de octubre.
         Los dirigentes del movimiento estudiantil convocaron a una reunión pública. Mermados por los arrestos,
confrontados con un gobierno de línea dura y teniendo frente a sí la inauguración de los Juegos Olímpicos en menos de dos
semanas, en la tarde del 2 de octubre, en la Plaza de las Tres Culturas, deseaban una convocatoria amplia para anunciar su
siguiente paso. Esa mañana, Scott reportó que la determinación del gobierno mexicano de llevar a cabo unas Olimpiadas
exitosas, probablemente evitaría incidentes mayores. Sin embargo, advirtió que hechos repentinos e insospechados no
podían ser descartados.
         ―Cualquier estimación como ésta, de la probabilidad de actos intencionales diseñados para alterar el curso normal de
los acontecimientos, debe tomar en cuenta la presencia de radicales y extremistas, cuya conducta es imposible de predecir.
Y personas y grupos como éstos existen en México‖, escribió el 2 de octubre.
         Ésta puede haber sido la voz de la considerable experiencia de Scott en México. Pero también puede ser producto
de una información que le fue proporcionada por amistosos Litempos, que tenían sus razones para creer que ―radicales y
extremistas‖, cuya conducta ―es imposible predecir‖, estaban a punto de actuar.
         La manifestación en Tlatelolco se inició alrededor de las cinco de la tarde. Tanques rodeaban la plaza y, sentados en
ellos, los soldados limpiaban sus bayonetas, pero no había una situación particularmente tensa. Al atardecer, se habían
reunido ahí 10 mil personas.
         Los jefes militares sobre el terreno acababan de recibir la orden de impedir que el acto se llevara a cabo. Las
órdenes indicaban el aislamiento y la detención de los dirigentes, y su entrega a la DFS. Un grupo de oficiales vestidos de
civil, conocido como el Batallón Olimpia, llevaba sus propias instrucciones. Debían llevar ropa civil con un guante blanco en
la mano izquierda, y apostarse en los pasillos del edificio Chihuahua que miraban hacia la plaza. Cuando recibieran la señal,
en forma de una bengala, debían impedir que cualquiera entrara o saliera de la plaza, mientras los dirigentes estudiantiles
eran detenidos. Finalmente, un grupo de oficiales de policía recibió la orden de arrestar a los líderes del Consejo Nacional de
Huelga.
         Scott envió su primer reporte alrededor de la medianoche. Fue procesado en el cuartel general de la CIA y
transferido a la Casa Blanca, donde fue leído a la mañana siguiente. Algo gordo había pasado en Tlatelolco.
         ―Un adulto (fuente clasificada) contó ocho estudiantes y seis soldados muertos, pero un puesto cercano de la Cruz
Roja recibió 127 estudiantes y treinta soldados heridos‖.
         ―Una fuente clasificada dijo que los primeros tiros fueron disparados por estudiantes, desde departamentos del
edificio Chihuahua‖.
         Una fuente clasificada estadunidense ―expresó la opinión de que fue un enfrentamiento premeditado provocado por
estudiantes‖.
         Otra fuente clasificada dijo que ―la mayoría de los estudiantes que se encontraba sobre la plataforma del orador
estaba armada, alguno con una ametralladora... las tropas sólo habían respondido al fuego de los estudiantes‖.
         Ninguno de los reportes de Scott resultó cierto. Su única observación atinada fue que ―éste es el incidente más serio
de la racha de disturbios estudiantiles que se inició a fines de julio‖.
         Su siguiente reporte de situación citó a ―observadores entrenados‖ que creían que los estudiantes instigaron el
incidente. Dijo que el incidente de Tlatelolco levantaba cuestionamientos sobre la capacidad de México para proporcionar
seguridad durante las Olimpiadas.
         Agentes de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) en la ciudad de México, que trabajaban
de cerca con Scott, reportaron que estudiantes trotskistas habían formado un grupo llamado Brigada Olimpia, para provocar
el ataque. Estos estudiantes presuntamente estaban vinculados con comunistas de Guatemala y, supuestamente, habían
disparado los primeros tiros.
         La FBI reportó que Díaz Ordaz había dicho a un ―visitante norteamericano‖, que podría haber sido el propio Scott,
que creía que los disturbios habían sido ―cuidadosamente planeados‖.
         ―Muchísima gente ha entrado al país‖, habría comentado el presidente. ―Las armas usadas eran nuevas y tenían
borrado el número de registro. Los grupos de (Fidel) Castro y del comunismo chino estaban involucrados en el esfuerzo. Los
comunistas soviéticos tendrían que ponerse a la altura para evitar que se les llamara gallinas‖.
         En Washington, Walt Rostow, asesor de seguridad nacional del presidente Lyndon B. Johnson, intentó clarificar los
contradictorios reportes. Le mandó una serie de preguntas a Scott, quien fue a ver a Díaz Ordaz. Regresó de ahí con
respuestas que evidenciaban lo poco que sabía.
         La Casa Blanca y el cuartel general de la CIA no dejaron de advertir que Scott parecía saber muy poco sobre lo que
había pasado en Tlatelolco, que los reportes sobre el involucramiento cubano y soviético estaban inflados y que el alegato
gubernamental de una provocación izquierdista no podía ser probado.
         Scott había caído en una clásica trampa de espías. Se había vuelto demasiado dependiente de sus fuentes bien
colocadas. No tenía forma independiente de allegarse información sobre un acontecimiento político sumamente importante.
El nexo de Díaz Ordaz y Echeverría con la CIA, murió de un ataque al corazón en su casa de las Lomas de Chapultepec, el
26 de abril de 1971. Tenía 62 años.
Phillip Agee
Fausto Fernández Ponte
ffponte@gmail.com

Falleció en La Habana, Cuba, Phillip Agee, y su deceso –muy sentido por muchos, incluido este escribidor– activó
mecanismos del acervo memorioso de la relación fraterna entre ambos iniciada en 1968.
         En ese entonces, Phillip se desempeñaba como agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en
inglés) del gobierno de Estados Unidos, adscrito a la estación de aquélla en México, a la sazón la más grande en el mundo
en personal.
         Y no en vano era la estación mayor de la CIA: México vivía momentos cruciales en ese entonces. El movimiento
estudiantil-popular sacudía las estructuras mismas del presidencialismo autoritario y se realizaba la XIX Olimpiada.
         El movimiento, como consta bien en la memoria histórica y ha quedado cincelada indeleblemente en la psique
colectiva mexicana, culminó con la Matanza de Tlatelolco, en la cual el Estado Mayor Presidencial de Gustavo Díaz Ordaz
asesinó a unas 400 personas.
         Este escribidor era por esos días uno de los reporteros del diario Excélsior –entonces en su época de oro, como por
su contenido y volumen de publicidad uno de los diez mejores periódicos del mundo– asignado a cubrir la huelga estudiantil.

                                                               II

El movimiento estudiantil era cubierto por media docena de reporteros de este periódico –dirigido en esos tiempos por Julio
Scherer García– y se realizaba una tarea ágil, inquisitiva, documentada y objetiva de casi todos los aspectos del fenómeno.
        Y, como fenómeno social de gran envergadura que cimbraba el andamiaje del poder –el presidente Díaz Ordaz y su
secretario de Gobernación, Luis Echeverría, eran empleados de la CIA– concitaba el interés del gobierno estadunidense.
        Ahí, en ese contexto, Agee era uno de los muchos agentes asignados a registrar los hechos y sucedidos que
preocupaban al poder en México y agitaban al país. Phillip y este escribidor tropezaron, sobre todo a iniciativa del primero.
        Agee buscó a este reportero como alguien de la embajada estadunidense en México ―con un interés legítimo‖ de su
gobierno en conocer a fondo el origen del movimiento y las actividades del Consejo Nacional de Huelga y sus objetivos
estratégicos.
        Su gobierno trataba –explicaba Agee– de discernir el clima para las inversiones estadunidenses en México y la
seguridad de los atletas de su país que participarían en la Olimpiada y los turistas que vendrían a ver las competencias.

                                                               III

La conocencia mutua se estrechó y, así, este escribidor le expresó a Agee su sospecha de que sus curiosidades eran de
inteligencia, por cuenta de la CIA, registrando indicios posibles o reales de ingerencia cubana o soviética en el movimiento.
         Phillip, tras cierta ambivalencia inicial, confirmó su condición. Al gobierno de EU le preocupaba que los Estados
cubano y/o soviético estuviesen influyendo en el movimiento. Inquirido, Agee dijo: no hay cubanos ni soviéticos en este
fenómeno.
         Eran tiempos de la guerra fría, de modo que la preocupación geopolítica de EU tenía sentido. Al verificar Agee e
informar a su gobierno de que el movimiento era genuinamente estudiantil y popular, la preocupación en Washington tomó
otro sesgo.
         Y ese sesgo era más conturbador. A Washington le aterraba una insurgencia social en México, de corte
revolucionario y atendido ineptamente por Díaz Ordaz y Echeverría y sus cofrades. Una revolución en México, pensábase en
EU, crearía ―otra Cuba‖.
         Empero, la CIA no le informaba al presidente Lyndon B. Johnson de la naturaleza vera del movimiento. Alteraba los
informes y los análisis de inteligencia para acentuar la paranoia anticubana y antisoviética de EU influida por la guerra de
Vietnam.
         Esas alteraciones y manipulación de informes y análisis de inteligencia molestaba a Phillip. Quizá ello se convirtió en
uno de los componentes de su decisión de defeccionar y escribir su célebre libro Dentro de la CIA.

                                                           Glosario

Defeccionar: Acción de separarse de la causa o parcialidad a que pertenecían
       Inquisitiva: Que inquiere y averigua con cuidado y diligencia las cosas o es inclinado a ello.
¿No importa a Calderón pisotear la Constitución?
Rafael Luviano
rafaeluviano@hotmail.com

Juan Camilo Mouriño, el niño consentido de Felipe Calderón, asumió el mando de la política interior. Con una carrera política
de apenas diez años y a menos de veinte de haber asumido la nacionalidad mexicana, el nacido en Madrid, cuyo mayor
mérito es tener un padre millonario que llegó a finales de la década de los setenta ―a la conquista de América‖ y vaya usted a
saber cómo y con qué contribuyó a la campaña del 2006, es ahora secretario de Gobernación, un territorio de España en
México, dispuesto a concretar, entre sus prioridades la reforma energética, misma que favorecerá a sus coterráneos.
        El hecho significa para esta clase en el poder cerrar un pacto, primero con el grupo que este personaje representa:
un sector importante del empresariado español, que en la última década es la segunda fuente de inversión extranjera directa
para México, después de Estados Unidos. Además es una persona vinculada también con los grandes intereses de este
último país, y lidera al grupo de yuppis que acompaña a Felipe Calderón en Los Pinos, desde que era dirigente de su
fracción en la Cámara de Diputados, durante el primer trienio del foxiato.
        Por otro lado, fue sorpresiva la tempranera renuncia de Francisco Ramírez Acuña, pues a pesar de haber hecho un
papel muy menor como secretario del despacho, la mediocridad es la que reina en el gabinete del calderonato. El jalisciense
fue inepto para tender los puentes necesarios entre todas las fuerzas y actores políticos del país, cometió errores
incomprensibles que terminaron en anunciados desastres propiciados como el de Tabasco o tener al país de nueva cuenta
sumido en la espiral de violencia, como ahora lo vemos, producto del crimen organizado y que este inicio de año nos vuelve
a sorprender con un baño de sangre.
        Para algunos esto de la nueva oleada de narcoejecuciones al despuntar el año, fue el motivo de la renuncia de
Ramírez Acuña, para otros simplemente dejó de ser funcional para los propósitos de una derecha calculadora.
        Está probado que este grupo, lo mismo se puede asociar con el Góber precioso, que con Ulises Ruiz o con un sector
del crimen organizado, que con la izquierda colaboracionista. El chiste es obtener cada vez más espacios de poder,
cediendo lo que se tenga que ceder. Ahí están como prueba los procesos electorales de los últimos doce meses, donde el
PAN al parecer pactó varias entidades, entre otras Tamaulipas, como una forma de pagar facturas por los favores recibidos,
en el 2006, a través de su intermediaria: Elba Esther Gordillo. Es más, al propio gobernador Eugenio Hernández Flores se le
liga con este grupo que tiene a la entidad en un explosiva intimidación y terror.
        Para muchos, el merito más importante de Francisco Ramírez Acuña fue que destapó al entonces secretario de
Energía del gobierno de Fox y esto al parecer era más que suficiente para mantenerlo en el cargo durante más de trece
meses. Por supuesto, los motivos de la dimisión no fueron revelados, aunque si fuera por ineptitud, pues más del 90 por
ciento del actual gabinete debería anunciar su renuncia en este mismísimo instante.
        Por lo pronto, los cambios lo único que perfilan es garantizar para el PAN el futuro, es decir, el 2009: pretenden
diseñar una estrategia distinta, los desafíos (en palabras de Calderón) y los retos que enfrentarán y desde donde van a
pretender ganar el Congreso para seguir manipulando las cámaras legislativas, a su verdadero arbitrio, como ahora lo hacen
aliados a un sector del PRI, aislando a la izquierda incómoda, es decir, aquella que les hace ruido y no les permite continuar
apropiándose y vendiendo lo que falta del país.
        Por lo que toca a Mouriño se enfrenta, de entrada, a un ―pequeño impedimento‖ para legitimarse: al artículo 91 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que reza: ―para ser secretario del despacho se requiere: ser
ciudadano mexicano por nacimiento, estar en ejercicio de sus derechos y tener treinta años cumplidos‖. Es visible que la
profesión de Felipe Calderón no le ayuda mucho o será que es abogado de una universidad con graves carencias formativas
que no le permite ver más allá de su nariz. Por lo pronto Juan Camilo, mejor conocido por sus cuates como Iván ha tratado
de ganar los espacios para cantar a los cuatro vientos que nació en México y que su madre también es mexicana, cuando es
de todos sabido que sus padres son gallegos y que él es nacionalizado mexicano.
        Lo cierto que con Cordero y el españolito (ya el diario hispano El País, en su edición del 17 de enero, cabecea que
―Madrileño dirigirá lucha contra crimen en México‖), Felipe Calderón Hinojosa pone a dos caballos visibles, como probables
sucesores de él. Con ellos pretenderá tener un mayor control de la vida política y social del país, de los procesos electorales
intermedios, de los medios de comunicación, un control más estricto de las cámaras legislativas, un sistema de inteligencia
más depurado y sellar alianzas con sus afines. Además de someter a las izquierdas con técnicas más sofisticadas: cooptar a
quien sea factible de ser comprado y aislar a quien se tenga que hacerlo.
        Dice un reconocido y apreciado líder moral de la izquierda que el modelo que trata de imponer esta clase política
joven, hegemónica, será intentar perpetuarse en el poder por varias decenas de años y para ello desarrollará alianzas
estratégicas con distintos grupos políticos y empresariales y aspirarán a convertir a los progresistas en un tigre desdentado y
sin uñas, en un minino que sólo ronroneé y no les represente peligro alguno, mucho menos desde el punto de vista electoral,
con objeto de alcanzar el poder, por lo menos hasta el 2030, que es el plan de Calderón.
        Con este movimiento, al parecer el asunto no tiene remedio. Si el presidente se jacta de estar en un estado de
derecho, Juan Camilo Mouriño tendrá que renunciar y si no lo hace, será el propio presidente quien tenga que hacerlo: el
nombramiento es una flagrante trasgresión a la norma constitucional.
La crisis que vivimos y los tres sobres
Jorge Meléndez Preciado
jamelendez@prodigy.net.mx

La anécdota es muy añeja; de la época priísta cuando el presidencialismo era lo básico, fundamental. Pero no deja de tener
sentido y es la primera vez que se aplica en la etapa panista.
         El mandatario que está por concluir su gestión le da al sucesor tres sobres en la mano y le dice: ―Cuando tengas
problemas serios, ve abriendo cada uno. Ello te posibilitará salir adelante en las dificultades que se presenten‖. Al ver que se
da la crisis inicial, el nuevo tlatoani se ve impelido a descubrir la primera sorpresa. Con una caligrafía no muy buena, dice:
―Échame la culpa de los errores‖. El segundo, abierto con nerviosismo, plantea: ―Haz cambios en tu gabinete‖. Y el tercero,
roto apresuradamente, afirma: ―Ya no hay alternativas. Ahora te toca hacer tres sobres para el siguiente gobernante‖.
         Si bien en el actual sexenio no ha existido una crítica gubernamental seria, a fondo de Vicente Fox por parte de las
autoridades, ello se debe a la enorme debilidad con que llegó Calderón a Los Pinos, lo que le impide, seriamente, tener un
enfrentamiento con el exbotudo Vicente, no obstante su salida, controlaba varias organizaciones, entre ellas el PAN, por
medio de Manuel Espino.
         Había –y quizás hay– imposibilidad a ejercer alguna medida legal contra Fox y sus cercanos. Por eso, una de las
prioridades de Felipe fue ganar el partido –donde militó su papá y él mismo– para controlar la situación. Al lograrlo, ya puede
hacer varias acciones con cierto respaldo de sus bases. Además, en el año que lleva en el poder, Calderón ha logrado una
serie de alianzas con los grupos económicos e incluso acuerdos con los radiodifusores, no obstante el disgusto de estos
porque la Suprema Corte de Justicia no avaló la llamada ley Televisa. Pero las negociaciones para que dos de ellos accedan
a diferentes negocios los han calmado. Uno es Ricardo Salinas Pliego, quien empezará a vender y luego producirá los
automóviles chinos, los cuales no son muy resistentes –duran en acción menos de cinco años, dicen fuentes del Lejano
Oriente– y contaminan una barbaridad. El otro, Televisa, a la cual le permitirá lo mismo los casinos en muchas partes de la
República que, en corto plazo, haga negocios telefónicos y de internet.
         Aparentemente con más posibilidades de actuación, Calderón ha planteado la necesidad de hacer modificaciones en
su equipo inicial de trabajo. Si bien Germán Martínez Cázares salió de la inoperante Secretaría de la Función Pública, fue
con el objeto de ir al partido blanquiazul. Ahora deja la poderosa Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la siempre
criticada Beatriz Zavala, regresando al Senado y obteniendo la cartera de Relaciones Gubernamentales en el PAN. Es decir,
conocedora de la operación con los grupos vulnerables, utilizará, sin duda, su experiencia y contactos para lograr cosechar
votos en el 2009. Apuesta fundamental del calderonismo.
         Llega a Sedesol Ernesto Cordero. Un economista muy cercano a Felipe, quien desarrolló varios proyectos, los
cuales atendía desde la Secretaría de Hacienda. Entre los más destacados están: el apoyo a los mayores de setenta años,
los beneficios a escuelas rurales y las ayudas a madres en condiciones difíciles. O sea, desplegará una actividad para los
núcleos que están desde hace tiempo con los partidos opositores al gobierno, PRI y PRD. Renovación, la de Cordero,
netamente política.
         La maniobra puede funcionar y tiene dos vertientes: no se vulnera a los panistas de cepa –caso Zavala– y se cierra
la pinza para, conjuntamente, desde el gobierno y el partido albiazul hacer la chamba para las elecciones federales del
próximo año.
         El miércoles 16 se anunció el relevo de Francisco Ramírez Acuña, secretario de Gobernación. Éste se encontraba
muy desgastado. Brilla la estrella de Juan Camilo Mouriño, el conocido en todas partes como vicepresidente en funciones.
         Cordero, Mouriño, César Nava, quien va a la asesoría, y Rogelio Carvajal, que será el secretario particular, son del
grupo más cercano a Felipe. Ya veremos si lograr todo el poder para su círculo íntimo le funciona a Calderón.
         Los movimientos llegan cuando hay una protesta que puede ser mayor por el famoso TLCAN y la apertura agrícola,
lo que traerá agitación en el campo. El nuevo llamado del EPR contra la inoperancia del gobierno y la amenaza de esa
agrupación de nuevas acciones en instalaciones oficiales. El clima descompuesto en Sonora, donde ya se dio un
enfrentamiento entre las fuerzas policiacas y los mineros: el saldo fue de varios golpeados y desaparecidos. Cuando los
asesinados por el narcotráfico van en aumento, ya en la primera quincena de este mes (105 ultimados) hemos tenido más
caídos que en las mismas fechas de los dos anteriores años. Al anunciarse en Estados Unidos que la crisis inmobiliaria
afectará seriamente la economía de esa nación, algo que hace plantear a la ONU: de producirse ese fatídico escenario,
México sólo crecerá al uno por ciento. En el encrespamiento de López Obrador que reta a muchos a debatir acerca del
petróleo y, para cerrar la pinza en este terreno, la mismísima Beatriz Paredes señaló que el PRI no está por las reformas
energéticas sin una discusión de fondo, algo que trabará la posible ley de petróleo y electricidad. No debemos olvidar el
aumento de los precios en los artículos de primera necesidad, cuestión que según las autoridades hacendarias es un nuevo
―mito genial‖, parafraseando a un clásico. Amén de la disputa entre industriales y comerciantes por los precios tope.
Podríamos seguir. No tiene caso.
         La situación descrita de manera somera en las anteriores líneas, hace que Calderón busque desesperadamente
caminos para transitar sin tantos sobresaltos este y el año próximo.
         De no dar resultado la estrategia que se diseñó en Los Pinos y se ha puesto en acción, los sobres se estarán
agotando y entonces ya no quedará más que el crujir de dientes.
         ¿No sería mejor en lugar de modificaciones cosméticas un llamado para un diálogo por la transformación del país?
Las arcaicas prácticas ya no sirven para los tiempos actuales. Pero eso no importa a los políticos azules.
La reforma petrolera, el botín más próximo
Fausto Cantú Peña
cantu2@prodigy.net.mx

En la disputa por la presa de Pemex ya estamos presenciando una cruda lucha entre los patriotas que desean preservar la
subdesarrollada industria en poder de la nación (¿con todos sus vicios?) y los negociantes que desean sacar más raja de la
contienda al amparo de los contratos de servicios múltiples, los Pidiregas y toda suerte de colusiones que ahora desean
―constitucionalizar‖ para despejar el campo, sin obstáculos a la privatización.
         Partidócratas lobbisstas, burócratas gobernícolas y representantes legítimos cruzarán lances y estocadas de muerte,
mientras la ciudadanía permanece a la expectativa, desinformada y ausente, patinando en el lodo de los eufemismos y las
verdades a medias, engañada con estas.
         México es mucho más grande que todo Pemex. Magnífico es que la naturaleza nos haya dotado de hidrocarburos;
sin embargo, ¿realmente se beneficia el pueblo de ellos? En el reciente pasado, desde la administración de la abundancia
jolopiana, ineptos tenoburócratas respaldados por mediocres e insensibles políticos y un fisco comodino y cobarde (pues
grava excesivamente al organismo público descentralizado en lugar de hacer una reforma hacendaria a fondo) los han
venido manejando desacertadamente; entre otras pifias han sido incapaces de producir gasolina barata y otros petrolíferos
suficientes para satisfacer la demanda nacional y en consecuencia tenemos que importarlos en forma creciente; el uso del
gas en vez de combustóleo para alimentar a las plantas de cogeneración eléctrica es otra falla.
         En su animosidad e inteligencia depredadora, el petróleo crudo es lo más próximo que han tenido a la mano y por lo
mismo, han desatendido muchos otros recursos, al enfocar la mira solamente en los ―veneros que nos escrituró el diablo‖;
los han sometido a irracional explotación e insuficiente aprovechamiento industrial petroquímico, todo esto sumado a la
descapitalización de Pemex, la declinación de las reservas probadas, la cortedad en la exploración, el rezago tecnológico y
otros factores políticos.
         ¿Sobrevivirá México? ¿Tendrá viabilidad cuando se acabe el petróleo o caigan los precios? ¿Realmente está
próximo a acabarse?
         Incidentalmente, en una reunión de la Fundación Eisenhower (a la que pertenezco porque fui becario) realizada en
Estambul, Turquía celebrada en septiembre de 2006, pregunté a Richard Penanguiane, vicepresidente de British Petroleum:
¿Cómo ve usted el futuro petrolero de México? (a efecto de corroborar alguna información que recibimos en Constitución y
República, Nuevo Milenio por parte de Collin Stabler, director de Operaciones de Shell en México) y me respondió: Very
promising (muy prometedor), ipso facto me interrogué: for whom? (para quién), pensando en nuestra historia y en los datos
que me había facilitado Fabio Barbosa, distinguido investigador en la materia y nuestros apreciados ingenieros petroleros de
Constitución del 17: Felipe Ocampo, Francisco Garaicochea y Rafael Decelis, en torno a las reservas probadas, probables y
posibles en Burgos, Cantarell, Ku-Maloob Zaap y Chicontepec, y de crudo ligero marino en aguas someras y profundas.
         A este respecto concluí: Los dioses también escrituraron los veneros pero no los entubaron, pobre del Estado pobre,
los mexicanos debemos ser más grandes que la ineficaz administración de Pemex, su corrupto sindicato y las empresas
transnacionales beneficiarias de tal patrimonio.
         Mientras enfocamos las baterías para las reformas que exige el saneamiento de tan importante industria, no
debemos descuidar otras fuentes de riqueza natural como la minería, los 11 mil kilómetros de litoral y las 200 millas de mar
patrimonial, el trópico, etcétera, y sobre todo el conocimiento, aunados al manejo estratégico de nuestra localización
geográfica y lo valioso de nuestra gente y su talento, aun cuando es preciso hacer notar que nos hace falta capacidad de
organización e institucionalidad para aprovecharlo; ahí están el Conacyt y el Instituto Mexicano del Petróleo sujetos a la
mirada crítica.
         Ahora que el Frente Amplio Progresista se envuelve en la bandera de ese factor de la energía y presenta visiones
alternativas interesantes y los PRIANistas se disponen a defender hasta el final el botín de Pemex ¿por qué no pensamos en
lo nuclear y otras alternativas?
         Merecido e inteligente apoyo habrá que darle al Instituto Nacional de Energía Nuclear, a los proyectos de
infraestructura hidroeléctrica, a los ferrocarriles intercosteros y portuarios, a la construcción de nuevos ductos, a la energía
eólica, solar y la que producen los mares. A su vez, el petróleo valdrá más como insumo industrial en la medida que
agreguemos valor a su cadena productiva; por ejemplo en la producción de fertilizantes que tanta falta hacen al deteriorado
campo mexicano a efecto de ser altamente productivos y competitivos en el TLCAN, ¿o acaso todavía creen que pueden
revertir sus efectos nocivos con una nueva e improbable negociación?
         Desde luego sobrevienen otras interrogantes. ¿Cuánto ha dejado el petróleo en la formación neta de capital y en la
integración nacional de las cadenas productivas? ¿Cómo ha deteriorado al medio ambiente? ¿En qué ha contribuido al
desarrollo humano en las zonas de exploración y explotación? ¿Cuándo aceptaremos la invitación a participar en la OPEP o
en una integración latinoamericana de energía? ¿Cómo sanear y reestructurar operativa y administrativamente al sector?
         Estas preguntas nos las responderemos con sus correspondientes propuestas, en Constitución y República, Nuevo
Milenio, para conmemorar el 18 de marzo, en el ejercicio de nuestros derechos y deberes ciudadanos.
         Anda por ahí circulando la idea de hacer de Pemex una empresa pública en vez de organismo público
descentralizado con autonomía de gestión financiera y administrativa. No debemos olvidar que los hidrocarburos pertenecen
a la nación, Pemex es el instrumento del Estado que administra el gobierno en turno y por lo mismo, habrá que evaluar si
debe proceder con los criterios de lucro que rigen a las empresas privadas. Más allá de las utilidades es la rentabilidad
económica, social y política la que debe regir.
El maíz y la rebelión
Eduardo López Betancourt
elb@servidor.unam.mx

Dramático inicia 2008, simplemente se vuelve a conjugar el verbo ―fregar‖ en todos sus modos, tiempos y personas en
perjuicio de los desvalidos.
         Resulta que el maíz, principal producto de consumo, tendrá libre importación, sin duda, esto es una ―aparente‖ grata
noticia, pero si lo analizamos con cuidado, es sumamente perniciosa y afecta a la clase campesina. Las circunstancias son
las siguientes:
         1. Los campesinos siembran particularmente maíz, un producto óptimo, ya que generalmente es de buen tamaño,
blanco y su calidad alimenticia ha sido comprobada. El tema es que ahora con la libre importación, resultado del Tratado de
Libre Comercio de América del Norte, ingresará a territorio nacional maíz de desecho y en el mejor de los casos, el
destinado a la engorda de animales.
         2. Los campesinos mexicanos no pueden competir con los precios del maíz norteamericano, principalmente por dos
hechos: el primero, el maíz estadunidense se encuentra subsidiado, el segundo, porque el sistema de producción debido a
sus grandes extensiones territoriales, permite mayor eficacia, aunque insistimos en que la calidad del maíz mexicano para
consumo humano, es superior al estadunidense.
         3. Los campesinos han protestado, se oponen radicalmente a que haya importación del maíz exenta de impuestos,
pero no han sido escuchados por el gobierno federal, éste está más comprometido con los norteamericanos que con los
hombres del campo, y ante ello no hay alternativa; los campesinos mantendrán su pobreza ancestral y comerán un maíz que
los vecinos del norte le dan especialmente a los pobres.
         4. Indudablemente todo tiene un límite y cuando un gobierno como el nuestro es ajeno a los intereses del pueblo, no
sólo se vuelve impopular, sino dictatorial y egoísta; puede en un momento dado ser la gota que derrama el vaso, la
resistencia de la población hambrienta mexicana tiene un tope y, en esa dimensión en cualquier instante se puede salir de
control y darse un escenario nada deseable donde la violencia será el punto trágico.
         5. Es indispensable que se reconsidere el Tratado de Libre Comercio, al igual que el asunto del maíz, hay otros
aspectos que deben meditarse; definitivamente es necesario un proyecto serio en materia agropecuaria, México no tiene
desde hace años el más mínimo plan, los campesinos tienen que emigrar a Estados Unidos, todo porque el gobierno no
apoya a los productores agrícolas; es muy cierto que desde hace muchos ayeres se está importando maíz, frijol y hasta
chile, pero pagaban aranceles, ahora ese fenómeno no se dará, y por lo tanto se incrementarán las entradas de maíz, frijol y
otros granos, si bien es cierto ya era incosteable el cultivo de las tierras nacionales, ahora, con mayor razón.
         6. Salir al campo es encontrarse con un panorama desolador, grandes extensiones de tierra sin cultivar, sólo en
épocas de temporal, por lo que se obtiene una cosecha anual; ahora con el ingreso del maíz sin obstáculo alguno, nadie ni
por asomo, cultivará ningún metro de tierra y por lo tanto, habrá cientos de miles de hombres que buscarán trabajo en
Estados Unidos de América.
         7. En ganadería también se tienen los peores augurios; tener un rancho productor de carne es un absurdo, nadie
sensatamente se interesa porque no hay absolutamente ninguna opción para recibir estímulos o garantías gubernamentales
en la producción. Actualmente los bovinos son llevados a Estados Unidos para su engorda y es absurdo que la carne
después la regresan a mayores costos.
         Los aspectos que hemos señalado nos permiten llegar a una conclusión desastrosa, México no tiene gobernantes
serios ni responsables, es evidente que se dedican al chacoteo, el endiosamiento, no olvidan la picardía y la soberbia, con
todo ello es factible sugerir y tal vez, más bien aspirar a contar con un gobierno responsable que sólo se proponga una meta:
producir lo que el país reclama; la autosuficiencia alimentaria es indispensable. Ninguna nación alcanza su desarrollo ni
mantiene una opción aceptable para sus habitantes sino logra producir lo que consume; la tierra mexicana tiene generosos
campos, excelentes litorales y en general una riqueza inconmensurable, la cual, mediante adecuados planes se lograría un
atractivo y casi inimaginable éxito agropecuario.
         México no produce ni siquiera el 50% de lo que consume de productos agrícolas y ganaderos, pronto será casi la
totalidad la que tendrá que importarse, esto obligadamente provocará una terrible pobreza, mucho más cuando se acabe el
boom del petróleo y disminuyan las remesas de nuestros explotados ilegales, que con sudor y lágrimas envían dinero a sus
familiares.
         Ante la carencia de programas vamos directo a una espantosa pobreza que sólo provocará una rebelión colectiva.
Aspiramos a que pronto se tengan gobernantes serios, alejados de la farándula y la frivolidad; es ridículo que los
gobernantes se la pasen en el chacoteo, y en lo más descarado de la irresponsabilidad, hablan de todo, se convierten en
auténticos agentes viajeros y no muestran responsabilidad alguna en su trabajo.
         Si analizamos la situación que se presentó en 2007, respecto a 2006, en el primero nos fue peor y podemos augurar
que con estos gobernantes, 2008 no será nada grato; las pillerías de los hombres del poder, su afán de enriquecerse, pero
sobre todo la conducta constante y sumisa hacia Washington no nos deparará nada bueno.
         Hoy por hoy tengamos presente, los gobernantes mexicanos sólo están al servicio antipatriótico de los
norteamericanos, quienes tienen en el Tratado de Libre de Comercio y en la libre importación del maíz, su mejor aliado para
esclavizarnos, contexto lleno de una amarga realidad.
Tarascada a la ley laboral
Juan Chávez
chavezr25@hotmail.com

Para los trabajadores de confianza apareció el peine fiscal con el Impuesto Empresarial de Tasa Única (IETU) y ¡pácatelas!
que de golpe y porrazo se les excluye de las prestaciones logradas por los trabajadores sindicalizados.
          El acuerdo del secretario de Hacienda, Agustín Carstens, fue un golpe certero y silencioso a la clase media que
integra tal sector laboral.
          Con ese instrumento que firmó y giró al área presupuestal, se despoja a los mandos altos y medios de toda la
maquinaria burocrática de aquellas prestaciones logradas por los sindicatos en los contratos colectivos correspondientes.
          Se aplastó, de un plumazo, el artículo de la Ley Federal del Trabajo que precisa que las conquistas obtenidas por los
sindicatos para sus agremiados, se harán extensivas al personal de confianza.
          Lo grave de la cuestión es que tal medida, sacada de las mangas del chaleco por Carstens, está siendo
implementada en las empresas privadas y son ya muchas las plantas productivas donde los jefes y directores de las
divisiones corporativas han sido advertidos de que en dos meses más absorberán ellos las cuotas del IMSS, aparte de que
no se les cubrirá más la prima vacacional ni un aguinaldo mayor a los 15 días fijados por la legislación laboral.
          Los platos rotos del IETU las empresas han empezado a cargárselos a sus trabajadores de confianza… sin que
fuera necesaria reforma laboral alguna.
          Se ha generado, para decirlo pronto, un paquete grueso como adelanto de lo que la pretendida nueva ley laboral a la
mejor ni siquiera ha contemplado.
          Es un problema que el nuevo secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, va a tener que torear y resolver
dentro de la política de ―construcción de acuerdos‖ que le señalara el presidente Felipe Calderón al darle posesión y poner
de patitas a la calle a Francisco Ramírez Acuña que, de plano, quedó demostrado que no le funcionó en la tarea de
interlocución con las fuerzas y actores de la política.
          Javier Lozano, secretario del Trabajo, a lo mejor ni se enteró de esa puñalada trapera a importante parte del sector
laboral. A la parte, sin más ni menos, que tiene a su cargo la tarea de mejorar la productividad.
          El acuerdo del titular de las finanzas nacionales ya fue publicado en el Diario Oficial de la Federación y los analistas
financieros lo ven como reflejo directo del IETU.
          Carstens, impaciente, pasó sobre la reforma laboral que no termina de perfeccionarse en el Congreso de la Unión y
se aventó el tiro, con navío de gran calado, de ir en apoyo de los dineros de la clase patronal, empezando, desde luego, por
aliviar la carga del gasto laboral del principal patrón de México que es el gobierno federal con una plantilla de casi tres
millones de laborantes.
          Falta saber si los gobiernos de los estados, los municipales, las universidades y otras instituciones que respiran el
oxígeno que les surte el gobierno federal, van aceptar el ―acuerdo Carstens‖. Nosotros dudaríamos, por ejemplo, que la
UNAM vaya aplicarlo contra sus mandos altos y medios.
           O sea: a los necesarios cambios en el gabinete presidencial habría que ver también el empecinamiento por seguir
cometiendo errores. Claro se están lesionando los derechos laborales de una masa trabajadora que por no tener acceso a la
sindicalización, seguramente no reclamará ni acudirá a las instancias jurídicas que la ley le pone sobre la mesa.
          Los trabajadores de confianza disfrutan, por consentimiento de los patrones, de los ingresos más altos en las
nóminas que usted quiera imaginar; pero la práctica de mandar por un tubo a la Ley Federal del Trabajo y adoptar una
decisión unilateral que la hiere, no tiene porque aplaudirse.
          En otra ocasión, cuando se ha tratado de agredir las conquistas laborales, como fue el caso de la nueva Ley del
ISSSTE, las reformas a la Ley del Seguro Social y a la de Ahorro para el Retiro en materia de jubilaciones y pensiones,
comenté que antes, el gobierno debería optar por reformar el artículo que consagra el beneficio de las conquistas sindicales
a los empleados de confianza.
          Era necesario y ético promover una reforma a la ley laboral y no suplir sus mandatos con acuerdos que podrían
resultar de pacotilla.
          Lo que hizo el secretario Carstens fue un acto discrecional, de esos que fueron muy socorridos en los regímenes
presidencialistas que el PRI encabezó. Como en esos pasados tiempos, ahora se ejecutó el acto administrativo sin decirles
agua va a los mandos altos y medios del aparato de la administración pública. Y en el sector privado corre como pólvora
contra quienes se hallan desprotegidos de las fuerzas sindicales.
La responsabilidad de Calderón
Feliciano Hernández
felicianohg@yahoo.com.mx

Diversos analistas han advertido que el año 2008 se anticipa muy difícil, entre otras razones porque no podrá llevarse a cabo
la reactivación económica indispensable para generar el empleo productivo suficiente que demanda el país, por la baja en
los ingresos petroleros y la reducción de las remesas de los trabajadores migrantes. Pero en lugar de anunciar algún
programa de austeridad en el gasto, el gobierno se inclina hacia el dispendio de los recursos públicos. Ésta es una
responsabilidad de Felipe Calderón. La prensa ha estado sobrada de información sobre los excesos de muchos funcionarios,
es justo decirlo, en los tres niveles de la administración pública: federal, estatal y municipal, de todo signo partidista; y en los
tres órdenes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Pero ellos como si nada.
         En el colmo de los abusos, de acuerdo con una nota de Milenio Diario, en 2008 la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público gastará mil 581millones de pesos para el pago de materiales, suministros y servicios generales, en los que incluye
compras de numerosos artículos deportivos, medicinas, galletas, café, uniformes y equipo electrónico, así como diversos
satisfactores para la comodidad del personal.
         Uno de los reclamos más sentidos de la gente hacia sus gobernantes es que hagan un uso correcto del dinero
público, en términos de prioridades, eficiencia y transparencia. Esta demanda ha sido expresada a todos los candidatos y
todos se han comprometido a atenderla. Felipe Calderón no ha sido la excepción, pero ya como presidente hasta el
momento se observa que no la tiene en su agenda.
         El tiempo ha transcurrido muy rápido para el todavía joven gobierno. Pero sin atender esta reiterada petición social,
no sólo no ganará la anhelada legitimidad sino que corre el riesgo de perder lo poco que haya ganado al respecto. Al final de
cuentas, ésta no se la dará ninguna urna o tribunal electoral, ni siquiera el reconocimiento de algunos oportunistas dirigentes
del PRD, sino el buen gobierno que pueda lograr.
         Y ya empezó la cuenta regresiva, con escala en las elecciones intermedias de 2009. Por lo mismo, tiene sólo este
año para demostrar que le interesa resolver las demandas nacionales y para lograr acuerdos con las demás fuerzas
políticas, luego de lo cual será más complicado y tendrá que pagar costos más altos.
         Mal hará el PAN si mantiene la misma actitud que tuvo durante el gobierno de Fox, de total falta de autocrítica y de
complacencia con los desatinos del entonces presidente. Sin demérito y sin llegar al enfrentamiento, el partido tiene que ser
el ojo agudo que haga ver al titular del Ejecutivo las fallas y errores. Porque finalmente Calderón tendrá que irse en su
momento, pero el partido seguramente seguirá su camino y será al que le toque pagar las cuentas pendientes.
         En las fuerzas de oposición en el Congreso y en los partidos, así como en el electorado en general, está la otra
responsabilidad de vigilar la aplicación en términos legales del Presupuesto 2008, planteando oportunamente las
observaciones o reclamos del caso. Nadie puede hacerse de la vista gorda y luego lamentarse como siempre.
         Hoy es la oportunidad para la autocrítica y para corregir los pasos. Lograr una aplicación oportuna y correcta del
Presupuesto 2008 tendrá repercusiones positivas en varios frentes, pero sobre todo en el de la aprobación que busca el
gobierno calderonista y ésta le resultará muy necesaria para llevar a buen puerto su complicada gestión. Lo otro es el
recurso militar, como ha sido hasta ahora. Pero ahí no tiene nada asegurado y el reloj correrá más rápido.

                                                                                                           Aplausos y abucheos

El tiempo pasa y no se ve que Marcelo Ebrard ni Enrique Peña Nieto tengan una propuesta seria para resolver el
insoportable problema del transporte metropolitano. La legalización en el DF de los taxis pirata en nada soluciona el
cotidiano viacrucis de los lugareños. Además de inseguros son caros. El metro y el metrobús son insuficientes y sobre todo
incómodos. Los microbuses y combis, también peligrosos e inapropiados, son un monumento a la impunidad y al caos en el
Valle de México.
         Ebrard y Peña Nieto tampoco tienen un plan consolidado de reordenamiento del comercio informal. Aunque la
iniciativa de Ebrard, de limpiar el Centro Histórico del Distrito Federal, ha sido parcialmente exitosa, al desalojar a los
ambulantes lo que ha provocado es que se vayan a sitios aledaños de la capital o bien del estado de México y sigan
apropiándose de las calles, haciendo imposible el tránsito peatonal, que no es lo peor, dicho sea de paso. Tienen que
ofrecer un plan integral, y si no pueden que se hagan a un lado.
La número 500
Eduardo Ibarra Aguirre
forum@forumenlinea.com

Si usted me lo permite, leyéndolo, hoy quiero platicarle sobre este espacio, de información y comentario, impreso que tiene
en sus manos o en su pantalla electrónica.
         Utopía surgió el 6 de septiembre de 2004, por idea del columnista Carlos Javier Ramírez Hernández, entonces
presidente y director general del periódico La Crisis.
         El nombre de este espacio de diálogo con los lectores –por fortuna avalado por miles de cartas y mensajes
electrónicos recibidos, lo aportó José Martínez Mendoza, mejor conocido por su primer nombre y apellido, la columna
Contrapuntos y su exitosa obra bibliográfica. Gracias al periodista, Síntesis, el periódico de Puebla y sus respectivas
ediciones de Tlaxcala e Hidalgo acogieron enseguida las informaciones y los comentarios de este escribidor.
         Y de allí para adelante. Siete diarios que he podido corroborar gracias a lectores y amigos, agencias noticiosas,
interdiarios como Machetearte, semanarios, catorcenales, mensuarios y sus respectivos espacios en la red, registran tres
veces a la semana estas utopías compartidas con usted, generoso lector.
         Mención aparte merece internet, porque Utopía tiene una amplísima aceptación de los lectores en alrededor 50
hemerotecas digitales, páginas y portales electrónicos avecindados físicamente en Argentina, Canadá, Colombia, España,
Estados Unidos, Francia y México.
         Ni remotamente es presunción. Si acaso la simple constatación de que a diferencia de la columna De las Fuentes
(publicada en El Economista, durante marzo-agosto de 1989), y que fue censurada por el director general Luis Enrique
Mercado Sánchez; así como del comentario que realicé para Enfoque de Stéreo Cien, de noviembre de 1991 a noviembre
de 1992, censurado por el empresario radiodifusor Edilberto Huesca Perrotín con el lamentable silencio del conductor
Enrique Quintana, en ambos casos por órdenes de Otto Granados Roldán, Utopía no depende de la voluntad ni de los
intereses extraperiodísticos del dueño de un medio de comunicación.
         Los tiempos actuales, por lo demás, ya no lo resisten, aunque en el primer gobierno panista, el del cambio de
Vicente Fox Quesada, el ahora millonario, fueron asesinados 30 colegas y desaparecidos cinco, superando con creces el
sangriento récord que poseía el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.
         Por otra parte, durante los casi 14 meses del gobierno del estado de derecho ya se cobraron las primeras víctimas
mortales del periodismo. Pero sobre todo la censura y, lo más grave, la autocensura ganan terrenos significativos en
detrimento del derecho constitucional de la sociedad a estar bien informada y de los gobernantes a cumplir la obligación de
rendirle cuentas.
         La publicidad gubernamental, la que se contrata y sufraga con recursos del erario, es decir: de los impuestos, es
empleada como medio de presión y de castigo para los que no se alinean con el excluyente discurso oficial que se empeña
en resolver el rezago agropecuario, la gravísima inseguridad pública y la carestía de la vida con abundantes anuncios en
radio y televisión. Monitor y Proceso son los casos emblemáticos, pero se cuentan por decenas los medios impresos y hasta
electrónicos castigados por el grupo gobernante que dirige Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.
         La afortunada diversidad de medios digitales e impresos que acogen tres veces a la semana a Utopía, hacen
prácticamente inviable cualesquiera afanes de mordaza de los gobernantes blanquiazules –tan eficaces para enarbolar el
discurso democrático pero de piel demasiado sensible a la hora de ser objeto de la crítica pública–, pero también muy
complicado recabar los mínimos honorarios a que su hechura me da derecho.
         No se puede tener todo en esta vida, dice la sabia voz popular. Y si bien los ingresos económicos resultan
indispensables para vivir con decoro, no lo son hasta el punto de que la autocensura condicione el trabajo periodístico.
         Reitero, finalmente, mi agradecimiento a todos los lectores que con informaciones, críticas y reconocimientos hacen
posible este espacio que llega a la edición número 500.

                                                         Acuse de recibo

La Asociación Nacional de Defensores de Derechos Humanos informa que desde el 30 de diciembre de 2007 desapareció
Lauro Juárez, indígena chatino, de 50 años de edad, integrante de la Unión de Campesinos Pobres-Frente Popular
Revolucionario (UCP-FPR) desde 2001, padre de tres hijos y dos hijas, vecino de Santa María Temaxcaltepec, Juquila,
Oaxaca; luchador social por los derechos políticos, humanos y defensor de los recursos naturales de la región…
Mancillada la libertad de expresión
Sara Lovera
slovera@laneta.apc.org

Carmen Aristegui es, sin lugar a dudas, una destacada y brillante periodista. Por ahora su voz fue acallada. Esperamos que
no por mucho tiempo.
         El 5 de enero dejó de existir María Victoria Llamas, otra destacada comunicadora que llevó a la televisión mexicana
temas de sexualidad y feminismo en los años 70 y 80, cuando los medios electrónicos temían hablar de esos temas
emergentes, les llaman, que hoy han conseguido un lugar de discusión en la opinión pública.
         Las voces de Mariví y Carmen, cegadas al comenzar 2008, nos llenan de dolor e indignación. Mariví terminó su ciclo
vital, será recordada por quienes la conocimos y escuchamos sin tregua durante varias décadas. La seguiremos recordando
por su valor e inteligencia.
         Nos duele su partida, entre otras cosas porque se destacó en la lucha por abrir espacios de expresión, sin derrotarse
o autocensurarse.
         Por eso la negativa de Televisa-Prisa a reanudar el contrato de Carmen Aristegui en W Radio, es una llamada de
atención. Unida por la defensa de los derechos de expresión e información a Mariví, nos ponen un foco rojo para no olvidar
que la circulación de las ideas libres es un asunto fundamental para mantener viva la esperanza de la democracia en
México.
         Pero no es así. Cegar por ahora la voz y el trabajo profesional de Aristegui, es la evidencia de que en México no hay
estado de derecho y peligra el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información.
         Cada vez que los intereses particulares o empresariales cierran un espacio informativo plural, responsable, donde
los hechos se informan y se investigan, se atenta contra el derecho de todas y todos los informadores y también de los
oyentes y las y los ciudadanos, que tienen muy pocas opciones para saber lo que realmente sucede en nuestro país.
         Lo sucedido con Hoy por hoy, bajo la dirección y el estilo editorial de Carmen Aristegui, es un buen ejemplo de lo que
nos pasa, de lo que puede seguir sucediendo en otros muchos campos de la democracia. Por ello es tan importante decirlo
y ponerse al frente de la defensa de nuestro marco constitucional que garantiza esos derechos.
         Aristegui durante un lustro consiguió profundizar el cometido de la radio. Éste, el de la radio, es un espacio
privilegiado y capaz de llegar a los lugares más lejanos del país. Eso lo saben los señores del poder. Por eso había que
callarla, precisamente cuando Hoy por hoy se había destacado por un inmenso rating.
         Y no se trata solamente de los temas que Carmen destacaba en sus informativos, muchos de los cuales han sido
sustanciados por una franja de personas y medios que pelean día a día por contar, sin eufemismos ni triquiñuelas, lo que
pasa a las y los mexicanos; desde W Radio, no sólo se hablaba de temas fundamentales, sino que se abría el micrófono
para la expresión de sus víctimas y de sus actores, dando la oportunidad a la formación de una verdadera opinión pública.
         Ya antes había salido el programa de Sky, con el pretexto de un problema técnico; seguramente hubo otras
discusiones. Carmen valiente, inteligente, crítica, profesional, había conseguido mantenerse en el aire. Lo que más
impresiona de su modo de trabajo es su templanza y su profesionalismo.
         ¿Qué quiero decir? Que Carmen no corresponde a un perfil victimista. Simplemente cumplía su labor con sabiduría y
con capacidad. Cosa, estoy segura, que seguirá haciendo. Es una periodista, no una conductora común, y mucho menos
una de esas voces plañideras donde el adjetivo se convierte en el recurso más sencillo de abordar.
         Carmen no necesita eso. Como buena periodista indaga, investiga, sustancia, demuestra, todos elementos básicos
para el buen periodismo, en el que sobran los lloriqueos y las conclusiones fáciles.
         Carmen Aristegui que mantiene su espacio en CNN y en un diario nacional, seguirá siendo la periodista que es.
         La pérdida es para el auditorio, que todos los días, en la radio, soporta una cadena de voces irresponsables que
lanzan juicios y más juicios, que se erigen en ―orientadores‖ de la opinión pública, que prestan sus micrófonos, esos sí, para
difamar o para proteger a los del poder.
         Y este es el problema. Documentar con seriedad y templanza la realidad, es una virtud de los periodistas que
rebasan escándalos y modas, porque los documentales de la realidad suelen ser mucho más dramáticos que el muro de
lamentaciones al que acuden el amarillismo y el estilo que abusa del sentimiento de las personas.
         Un periodismo serio es el que checa fuentes, consigue documentos, se adentra en cada ángulo de los
acontecimientos y mira distante la victimización, para dar paso a hechos bien investigados. Ese periodismo es el que está
perdido en nuestro medio. El que averigua antes de concluir o definir una situación, el que interroga a todos los actores y
deja a un lado una falsa moralidad.
         Aquí pesó el interés del cuñado incómodo de Calderón, el señor Juan Ignacio Zavala representante de Prisa en
México, el consorcio comunicativo de los españoles que en Europa han hecho alarde de objetividad y profesionalismo, pero
que en México se han sumado a los intereses mezquinos de la familia de Los Pinos.
         Tiempos difíciles se anuncian en el 2008, porque ahora las y los ciudadanos hemos visto reducida esa posibilidad de
saber, al menos a través de W Radio. Los ejemplos se van disminuyendo, día a día, en tiempos en que la conflictividad
nacional es un gran tema, una medida para tomarle el pulso a la nación.
         Yo digo, con otros colegas hombres y mujeres, que no podemos permitir este cierre de espacios. Los tenemos que
ganar día a día, con nuestro trabajo serio y profesional. Si eso hacemos, lo de Carmen pronto será una anécdota porque la
tendremos a ella, con su voz, su estilo y su trabajo en otro espacio. El 2008 no será por suerte el último escalón de la batalla
por la democracia, al contrario, estaremos ahí, muchas y muchos.
La formación del STERM
Gerardo Peláez Ramos
gerardo_pelaez@hotmail.com

Como resultado de la negativa del Comité Nacional de la Confederación de Trabajadores de México a reconocer a la
Federación Mexicana de Trabajadores de la Enseñanza, constituida en 1937 bajo la dirección de los comunistas, esta última
organización se vio obligada a crear con el Comité Nacional de Coordinación y Defensa de los Maestros de la CTM el
Comité Nacional de Unificación Magisterial, el cual aceptó que el CN cetemista convocara al Congreso Constituyente del
Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana.
         En la segunda quincena de febrero de 1938, desarrolló sus trabajos el congreso fundacional del STERM. Poco
antes, el CN de la CTM declaraba que se hacía necesario, para el bien de la cultura revolucionaria y de los intereses del
magisterio, que éste se unificara desentendiéndose de pugnas que perjudicaban su labor profesional y la causa de los
                                                                1
trabajadores a la cual habían resuelto prestar su cooperación.
         A las 11:00 horas del 17 de febrero, en el teatro Hidalgo de la capital federal, Vicente Lombardo Toledano inauguró
el Congreso Constituyente del STERM, que era presidido por VLT, Fidel Velázquez, David Vilchis y Salvador Lobato, de la
dirección de la central obrera mayoritaria. Asistían más de 500 delegados efectivos.
         Lombardo aseveró que la asamblea no sólo tenía importancia para los trabajadores de la enseñanza, sino que
                                                                                             2
también tenía una gran significación para la unidad del movimiento obrero de nuestro país.
         Intervinieron Georges Fournial, secretario general de la Internacional de Trabajadores de la Enseñanza, y Norman
Byrne, de la Federación de Maestros Norteamericanos; se recibió un saludo de los sindicatos magisteriales de la Unión de
Repúblicas Socialistas Soviéticas; a nombre del Frente Popular de España habló Dantón Canut, y Cándido Jaramillo declaró
disuelta la FMTE.
         Fueron nombrados secretarios de la asamblea, Agustín Peña Hernández y José Santos Valdés. Se integraron las
comisiones de Estatutos: Octaviano Campos Salas, Gaudencio Peraza y Guillermo Ibarra; de federalización de la
enseñanza: Antonio López, Rubén Magaña y Manuel Herrera Ángeles; de leyes de garantía al magisterio: Miguel Huerta,
Francisco Hernández y Hernández y Bernardo D. Cobos; y de demandas económicas: Lino Santacruz, Alfredo Sánchez O. y
Mario Aguilera Dorantes.
         El día 18 quedó fundado el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana.
         El 19 se aprobaron los Estatutos del STERM, que señalaban:
         Artículo 1º Por acuerdo del Congreso Constituyente convocado por la Confederación de Trabajadores de México del
17 al 30 (sic) de febrero de 1938, se constituye una organización que se denomina Sindicato de Trabajadores de la
                                       3
Enseñanza de la República Mexicana.
         Artículo 4º El STERM estará integrado por los trabajadores de la enseñanza que prestan sus servicios al gobierno
federal, a los gobiernos de los estados, a los municipios, a las empresas e instituciones particulares y por los trabajadores al
                        4
servicio del sindicato.
         Artículo 40º Para cubrir todos los gastos de las organizaciones magisteriales, así como los correspondientes a las
cuotas de la Confederación de Trabajadores de México, Partido de Trabajadores y Soldados (que se fundaría en marzo con
el nombre de Partido de la Revolución Mexicana), Federación Estatal de Trabajadores (la futura FSTSE) y todas las demás
organizaciones de las que dependa el sindicato o sus organizaciones filiales se crea la cuota única de uno y medio por
                          5
ciento sobre los sueldos.
         Integraron el Comité Ejecutivo Nacional del nuevo organismo: Octaviano Campos Salas, secretario general, y, en
otros puestos, Manuel S. Hidalgo, Jesús A. Teja, Roberto Moreno y García, José Guadalupe Mata, Guillermo G. Ibarra,
Dolores Uribe, Bernardo D. Cobos, Lino Santacruz y Rubén Magaña. La preponderancia de los lombardistas y fidelianos era
evidente, no obstante que la influencia y el peso de los comunistas en las bases magisteriales eran mayores.
         En un corto plazo el STERM llegó a convertirse en el sindicato único de los servidores de la Secretaría de Educación
Pública; pero su constitución tenía como objetivo real, aunque no confesado, el de imponer una correlación de fuerzas en la
organización que no se compadecía con su militancia de filas, a la vez que representaba una maniobra de la alianza de Fidel
Velázquez y Vicente Lombardo Toledano en contra del Partido Comunista de México, que ejercía la hegemonía sobre la
FMTE. A partir de la formación del STERM se fortalecerían los miembros del partido oficial y se debilitarían grandemente los
comunistas.

1
  Excélsior, 16-II-38, p. 6.
2
  El Universal, 18-II-38, p. 1.
3
  Memoria de la Convención Constituyente de la Sección No. IX, DF del STERM efectuada en la Ciudad de México durante los días 11, 12 y 13 del mes de
noviembre de 1938, México, Impr. Acción, 1939, p. 21.
4
  Ibíd., p. 22.
5
  Ibíd., p. 5.
Infiernillo
Faustófeles

Salario mínimo
La mitad del que trabaja
gana un mínimo salario
y este asunto es de mal fario:
mano de obra en gran rebaja.


2008
¿Qué nos depara este nuevo año?
La respuesta ya fue dada
por la elección amañada:
año de irnos por el caño.


Ley Gestapo
Las reformas judiciales
–la llamada ley Gestapo
contra el EPR y la APPO–
son criaturas Mouriñales.

Justicia militar
Procurar hoy la justicia
es ya militar asunto.
Para el civil es trasunto
de una muy mala noticia.


Telecán
El Telecán es absurdo:
el mercado no es tan libre
–sin nada que lo equilibre–
y un presidente tan burdo.


Migración
En este año balbuciente
el Telecán ha dañado
a tantos paisas sin hado
que cada uno ya es migrante.


Pérdidas de Citigroup
Citigroup doquier decrece
–pierde dinero en billón–,
pero en México es ganón:
aquí el saqueo sí florece.
Nueva oficina castrense
José Francisco Gallardo Rodríguez
generalgallardo@yahoo.com.mx

A Carmen Aristegui, líder de opinión de México y América, tu profesionalismo ha podido socavar los cimientos del poder corrupto que nos gobierna; tu
honestidad abrió las rejas que me permitieron la libertad. Compartimos Carmen: ―todo lo que vaya contra el orden establecido es un deleite‖.

Mediante un comunicado dado a conocer en varios medios el 1º de enero pasado, el alto mando militar anunció la creación
de la Dirección General de Derechos Humanos, su objetivo: fortalecer la estructura jurídica de la institución; garantizar que
las misiones y actividades que realiza el Ejército tengan como base los derechos humanos (DH), entre otras. Así, ―se
contribuye a la consolidación de una democracia respetuosa y promotora de los DH, al intervenir en dependencias filiales
para implementar procedimientos administrativos o penales en la solución de estos asuntos‖.
          La dirección tiene como origen: 1) la Subprocuraduría de DH de la Procuraduría Militar, creada a raíz del affaire
Sedena-Forum-Gallardo, por la publicación en el número 22, de octubre de 1993, del artículo ―Las necesidades de un
ombudsman militar en México‖ y la consecuente confrontación del gobierno con la ONU y la Comisión Interamericana de
Derechos Humanos de la OEA que resolvió: ―Las autoridades militares utilizan las formas jurídicas para un fin distinto para el
cual fueron concebidas realizando actos con apariencia de legal, cual es la privación indebida de la libertad del general
Gallardo‖.
          2) La Subsección de Derechos Humanos de la Sección 5ª (Planes) del Estado Mayor de la Sedena, a fin de realizar
seguimientos sobre la atención y desahogo de los diversos casos de violaciones a los DH en los que se vea involucrado
personal militar y analizar los informes emitidos por organismos nacionales e internacionales. Esta oficina fue creada en
2000 por el reclamo de la comunidad internacional para que el gobierno de Fox diera cumplimiento a la recomendación
43/96 de la CIDH, (caso Gallardo). Cabe señalar, cuando México adopta la jurisdicción de la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, hace reserva al caso Gallardo; la masacre de Aguas Blancas de 1995 y las indígenas violadas y
torturadas en Chiapas en 1994.
          En la coyuntura de una excesiva presencia militar en la seguridad pública, en la cual se crea la susodicha oficina,
levanta suspicacia, porque cuando el gobierno habla de derechos humanos sabemos a qué atenernos: protegerse como
autoridad de cualquier señalamiento y perseguir, encarcelar, desaparecer y torturar a las víctimas. Además de engrosar la
burocracia militar, no encuentran el acomodo a los 600 generales. También es un blindaje que prepara el alto mando militar,
al igual que las ―leyes de inmunidad‖ –que ha conseguido el gobierno estadunidense en el Cono Sur para proteger a sus
tropas cuando cometan abusos en contra de la población–, para impedir que los militares que cometan violaciones a los DH
en la aplicación de la Iniciativa Mérida, puedan ser juzgados por la autoridad civil; basta traer a cuenta una de las misiones
de esa dirección: fortalecer la estructura jurídica de la institución, es decir, el fuero de guerra que históricamente ha servido
de manto protector a los militares que tienen cuentas con la justicia.
          Esta oficina va a servir para encubrir la autoría mediata y la responsabilidad que resulte a los altos mandos de la
tipificación jurídica: ―dominio del hecho‖ en los abusos que cometan las tropas. También para administrar el conflicto que
sobre DH provoquen los militares en la materialización y operación del Plan México a través del establecimiento de un
Estado policiaco-militar: inhibiendo a la disidencia, criminalizando la protesta social o manteniendo a la sociedad bajo el
miedo.
          La citada dirección no es ni siquiera un remedo del ombudsman militar que propusimos hace ya más de dos lustros y
que debe tener las siguientes características: atender, recibir e investigar quejas perpetradas por militares; autonomía de
gestión para investigar los casos de violaciones a los derechos humanos cometidas por los militares y en contra de militares;
emitir recomendaciones; capacidad para supervisar la administración militar y el ejercicio de mando; ser nombrado por la
mayoría de la Cámara de Diputados; debe ser apartidista y tener independencia de criterio; impulsar una cultura de respeto
a los DH; proponer modificaciones a los programas de educación militar y al cuerpo de leyes militares. Dependiente absoluto
del Congreso, su objetivo principal es establecer una nueva relación civil-militar democrática, donde exista un control civil
objetivo sobre las fuerzas armadas para subordinarlas al poder civil.
          La adopción seria por el Congreso de esta figura terminaría con las especulaciones del Ejecutivo federal sobre el
uso de la fuerza y anclaría definitivamente a la fuerza armada en el cauce constitucional para que cumpla con su función
primordial: defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación.
De nuestros lectores
Ombudsman y fuerzas armadas
Muy querido y fino amigo: Al principiar este nuevo año quiero refrendar mi sincera y profunda admiración por tu inigualable
calidad de amigo, esto último en su más amplia concepción.
        Antes la gente arriesgaba la vida por un ideal y hoy no arriesgan ni la chamba.
        En tu caso, y me consta de primera mano, estuviste arriesgando la vida por bastante tiempo por defender a un
amigo, habiendo logrado el objetivo planteado, lo que es motivo de la enorme admiración y respeto que te tengo. Me siento
muy honrado en que me consideres tu amigo.
        Tu tenacidad y constancia han rendido invaluables frutos al lograr que se constituya una entidad de derechos
humanos en las fuerzas armadas, que es un corolario a tu empeño, lo que muchos no logran ver en su vida, felicidades de
nueva cuenta.
        Mis mejores deseos por el año que se inicia.
        Tu servidor y amigo:

                                                                                                       Emilio España Krauss

El Ejército es vital
Querido Eduardo: Por cierto que lo que me pareció relevante de la entrevista de Carmen Aristegui con el general Gallardo,
además de la mención merecida a Forum y tu papel en la demanda de la creación de un ombudsman militar, es la respuesta
del propio Gallardo, que no fue tan simplista como se ha interpretado la noticia, pues él correctamente identifica que tiende a
ser parte de una ofensiva que encubra acciones represivas contra el movimiento social en crecimiento contra el TLCAN, por
ejemplo. Lo cual me parece que no debemos dejar de observar, sin que ello signifique debilitar a una institución cuyo papel
es vital y desde mi punto de vista, seguirá siendo, para la salud y la defensa de la República.
         Aprovecho para extenderte mis parabienes para el año que inicia, en espera de poder saludarte personalmente muy
pronto.
         Un abrazo.

                                                                                                   Marivilia Carrasco Bazúa

A Gallardo le asistía la razón
Estimado Eduardo: He visto que el Ejército Mexicano creará una oficina de derechos humanos, aunque esto no deja de ser
una pírrica decisión, es un gran paso en la demanda del general Gallardo y de la revista Forum, inicia con ello la develación
de la verdad que le asistía al general y la injusticia cometida contra él.
        Te envío un abrazo.

                                                                                                 Rodolfo A. Morales Rincón

Nombre y prestigio incólumes
Mi muy querido Eduardo, hago mías y por lo tanto te extiendo mis sinceras felicitaciones, y ante la historia, tu nombre y el
prestigio de han quedado incólumes ante el boletín del primero de enero de la Secretaría de la Defensa Nacional.
         Tu amigo:

                                                                                              Jesús Morquecho Morquecho

Triunfo de Forum y Gallardo
Me sumo a la felicitación por la apertura de una oficina de derechos humanos. Es un triunfo de y del general Gallardo,
compré Milenio nada más para ver esta primicia. Deberían pagarle derechos de autor a la publicación o en su defecto la
Sedena debía asignarle un presupuesto de publicidad como compensación.

                                                                                                              Ramsés Ancira

Valentía e inteligencia
Don Eduardo: Por cierto, la valerosa e ingeniosa Carmen Aristegui al entrevistar esta mañana en W Radio a mi general José
Francisco Gallardo, ella dio el debido crédito a Forum en cuanto al planteamiento del tópico del ombudsman militar, revista
que de manera valiente e inteligente diriges, por lo cual te felicito, deseándote bienestar y que continúen tus buenos éxitos
editoriales y gremiales en 2008.
         Saludos

                                                                                                 Raúl Domínguez Domínguez

Carmen Aristegui y los fans
Estimado Eduardo: Te mando un cordial saludo y una felicitación con motivo del año nuevo, con el deseo de que lo vivas con
armonía, salud y prosperidad.
          Quiero comentar el asunto de Carmen Aristegui: siempre he sido escéptico respecto a los ―héroes cívicos‖ de los
medios informativos y en este caso no se trata de una excepción. Desde luego que reconozco el trabajo cotidiano de
Aristegui, al igual que su capacidad profesional, pero considero falso que fuera la única que trataba en la radio los asuntos
relacionados con los curas pederastas y con los abusos de las autoridades contra los civiles. Tampoco creo que ella tuviera
una posición ―progresista‖, porque no recuerdo que haya defendido la rectoría del Estado sobre el petróleo, ni sobre la
electricidad, tampoco argumentó a favor, hasta donde yo sé, de los derechos laborales, ni del campo.
          Pero se convirtió, como Elena Poniatowska, en una santona para la ―izquierda crítica institucional‖, tipo Miguel Ángel
Granados Chapa. ¿Por qué? Porque informaba de aquellos temas que no tienen relevancia estratégica, pero que
conmueven al público: no analizaba las medidas de protección para el agro en Estados Unidos y Europa ni las comparaba
con lo que sucede en México, pero le daba mucho espacio a la defensa de los derechos humanos, un término por cierto muy
discutible, que ha servido para olvidar el de las garantías individuales. La CNDH nació en tiempos de Salinas para acallar las
críticas en los Estados Unidos respecto a las atrocidades que suelen cometer algunas autoridades en México.
          Es un hecho que, por ejemplo, a Eduardo Andrade le he escuchado análisis muy rigurosos acerca de los males del
neoliberalismo, de la apertura del petróleo, el campo y la electricidad, así como otros tópicos de alcance estratégico y de
interés nacional, pero menos emotivos que la lucha contra los pederastas.
          Aristegui se volvió, como Carlos Monsiváis, una invitada a todos los organismos ―ciudadanos‖: el jurado del Premio
Nacional de Periodismo, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, el Consejo Electoral, el programa Primer plano,
incluso la designaron —si no estoy mal informado— para portar una antorcha olímpica, lo que en rigor le corresponde a los
atletas. Aristegui en la prensa escrita, Aristegui en la CNN, Aristegui en la XEW, Aristegui en la Feria Internacional del Libro
de Guadalajara. Advierto que a mis alumnos siempre la he puesto de ejemplo, a ella y a Javier Solórzano, entre otros, no de
la investigación periodística, sino del deterioro de la redacción, por su estilo lleno de anglicismos y frases hechas. En esto no
estaba ni mejor ni peor que las Denisses, que Ciro Gómez Leyva ni que tantos otros. (―El punto es‖, ―le aprecio mucho su
visita‖, ―al final del día‖, ―eventualmente‖, ―el puente colapsó‖).
          Hoy se ven protestas contra su salida de la XEW, pero no dudo que muy pronto Aristegui conseguirá un buen trabajo
en otra emisora; sigue en CNN y gana bastante bien, según tengo entendido. No es el caso de la mayoría de los periodistas,
ni de la mayoría de los mexicanos. Cuando Ernesto Zedillo, por un acuerdo con el PAN cerró El Nacional, nadie alzó la voz
para defender al veterano medio estatal; nadie se levantó en defensa de sus trabajadores.
          ¿Por qué? Tal vez porque eran eso: trabajadores y no figuras mediáticas.
          Comprendo que mi opinión es polémica y políticamente incorrecta, ¡pero hoy me parecen tan ingenuas las personas
que rompen lanzas en defensa de ―nuestros héroes cívicos‖!
          Creo que, en el fondo, actúan como fans; los fans pueden ser muy pobres, pero se angustian si su ídolo sufre algún
percance. Los fans pueden estar desempleados, pero pierden el sueño si su ídolo sale del aire; los fans nunca se benefician
con la prosperidad de su ídolo, pero creen que ese ídolo les da un privilegio inapreciable. Como decía el maestro Béjar: los
mexicanos somos muy inmaduros y andamos siempre buscando héroes que hablen por nosotros, en vez de actuar y
defendernos como adultos.
          Insisto en mi respeto hacia los comunicadores como Aristegui, pero me niego a actuar como un fan. He visto a los
fans desgastarse en defensa de sus ídolos, que prosperan y se recuperan rápidamente de los tropiezos, mientras la
fanaticada sigue hundida en su estrechez cotidiana.
          Y conste que, como decía Humphrey Bogart en La caída de un ídolo, odio ver que alguien pierda su trabajo.
          Atentamente:

                                                                                                  Juan Amael Vizzuett Olvera

Joel Ortega Juárez y Forumenlinea
Estimados amigos de Forum: Soy una afortunada lectora de sus correos y me doy cuenta que también lo soy por conocerlos
a través de este medio, por la calidad humana que tienen.
        Lamento mucho la enfermedad de Joel Ortega. Nadie debería de padecer cáncer y menos enterarse por estas
fechas; pero tener amigos así, deben de hacer menos dolorosas las penas. Desafortunadamente, yo vivo en Puebla, no
puedo acompañarles a la deliciosa pozolada que deben de haber disfrutado. Pero estoy con ustedes y con Joel, al que le
deseo antes que nada, que la operación lo libre de todo perverso mal. Que la recuperación sea leve, y que pronto me
escriban para decirme que todo es historia y que sigue en la lucha por la vida, y por esta vida que elegimos los que no nos
conformamos con lo que pretenden hacernos creer, los que dicen que no hay otro camino.
         Lamento no estar ahí, con ustedes, pero probablemente pueda hacer algo, no tengo mucho, pero si hay alguna
forma, díganmelo.
         Aprovecho para enviarles un afectuoso abrazo, mi reconocimiento por los excelentes mensajes que recibo y las
gracias por tenerme entre sus contactos, soy Magda Peña, no sé de donde los contacté, pero ya les dije que me encanta
recibir su información.
         Un beso para Joel y para todos los Martínez. Su amiga en Puebla.

                                                                                                                Magda Peña
                                                                                                desde la Resistencia Creativa

Defiende a AMLO
Son muchos Forum los que han saturado mi buzón en muy breve tiempo.
       En éste del debate, cuestionan de un golpe a AMLO, parece que tienen más deseos de aplastar al excandidato que
de cuestionar las acciones del espurio.
       Yo no veo tanta prisa en que AMLO responda a tanto cuestionamiento, además de no considerar algo muy
importante: los vigilantes, el Forum, ¿en qué ha contribuido para las acciones que le exigen?
       La no organización de los afiliados a la CND estamos, como el propio AMLO, esperando que se aclare el rumbo del
PRD y sus tribus, acelerarse ¿para qué? Eso quisiera el PAN y otros.
       ¿Debe dejar el PRD? Los comentaristas (Cide y Colmex) desde su escritorio y en Primer plano, arreglan el mundo
muy fácilmente, pero eso no compromete, además se sienten a años luz del ciudadano de a pie.
       Leeré con más cuidado sus opiniones, ésta ha sido sólo una entrada.
       Gracias por enviarme Forum.

                                                                                                   Yolanda Robles Garnica
                                                                                                          (experta en nada)

Critica la entrevista a Crespo
¿Cómo un tibio si no es que un vendido como José Antonio Crespo puede tener tanta cancha? (Forum 173, diciembre de
2007, páginas 5-7). Él y otros hombres de negro son un cuento chino.

                                                                                                           Manú Dornbierer

Tamaulipas y la narcopolítica
Eduardo: Leí en Proceso (16-XII-07), los artículos referentes a la narcopolítica en Tamaulipas. También los del número
anterior de la misma revista. Y si recordamos los sucesos sobre el mismo tema en los últimos años y lo que tú comentas en
Forumenlinea, realmente el diagnostico es sumamente grave. La información que se publica sobre la implicación de todas
las autoridades estatales desde el gobernador Eugenio Hernández Flores para abajo, pero además, con el beneplácito de
Fecal y a pesar de sus propios correligionarios panistas del estado y con tal cinismo e impunidad, es realmente algo no visto
ni en Colombia.
         Tamaulipas no es cualquier estado de la Republica. Es la puerta de entrada y salida del comercio del país con EUA.
La frontera más cercana al país, la más dinámica, con el mayor flujo de personas, tanto de aquí para allá como de allá para
acá. Con el puerto fluvial-marítimo de mayor importancia comercial, después de Veracruz. Con un litoral marítimo extendido
de lo más cercano con la costa este de EUA. Llama la atención el mutismo del gobierno de EUA al respecto. El embajador
Tony Garza, seguramente está muy ocupado con su ―corona‖. Entiendo que la gente en Tamaulipas esté paralizada de
miedo y no nada más en la frontera. Pero, ¿y la clase política, obligada a pronunciarse al respecto? ¿Y el
sector empresarial? ¿Y el grupo empresarial de Monterrey que tiene tantos y tantos intereses económicos en el puerto
marítimo-industrial de Altamira y que tiene paso obligado en Tamaulipas, tanto para Altamira, como para sus shopenings
(compras) en la frontera y week ends (fines de semana) en South Padre Island, donde todos tienen sus condominios en la
playa? Son muchas preguntas que hay que hacer, Eduardo. Pero parece ser que solo Proceso y entienden la gravedad del
problema, y tienen los suficientes ―esos‖ para ventilarlo públicamente. Una última pregunta: ¿Tú crees que realmente es
narcopolitica o política-política fascista? Me resisto a creer que los barones de la droga necesiten acribillar a balazos a la
clase política municipal y sus guardias, en las calles de las ciudades tamaulipecas para poder realizar ―su negocio‖.
Me resisto a creer que ellos necesiten las presidencias municipales del estado para seguir operando.
         Un abrazo.

                                                                                                               Pablo Martell
Acoso contra Razonesdeser
Estimado Eduardo: Luego de las fiestas y de una bronquitis que me mantuvo en cama varios días, es que puedo dar
respuesta a tu mensaje, del que agradezco infinitamente el interés por lo que ocurre acá, en una de las ciudades más
panistas del norte de México (De acá es el actual embajador de México en España, Jorge Zermeño Infante y su esposa, la
exedecán y exconductora de noticiarios Astrid Casale; de acá es el primer compadre del país, el senador Guillermo Anaya
Llamas y acá están concentrados los bastiones de más poder económico del Yunque panista).
          Y en ese contexto, como para aclarar el panorama de lo que enfrentamos, te cuento que el alcalde panista de
Torreón, José Ángel Pérez Hernández (quien tiene una guerra declarada contra nuestro medio y contra mi persona), es hijo
de un notable priísta oriundo de Tamaulipas y radicado desde hace más de 40 años en La Laguna, su nombre: Alejandro
Pérez de la Vega.
          Cuando aún teníamos en la radio local el programa La primera piedra, allá por julio pasado, un radioescucha me
pasó un dato para leerlo al aire, sólo me pidió resguardar su identidad pues dijo: “Soy amigo de don Alejandro, pero son
fregaderas que use el poder político del hijo”. El dato que me pasó fue que Alejandro Pérez de la Vega había estado preso
en Matamoros, Tamaulipas, presuntamente por robo de algodón. (Las familias Pérez de la Vega y Pérez Hernández, se
dedicaron toda su vida al comercio de algodón a través de la empresa Algodonera Zapata SA de CV).
          Personalmente leí el mensaje al aire, y sólo agregué que sería bueno investigar más acerca del dato, pero la
sorpresa fue que dos días después, el dueño de la difusora nos exigió que concediéramos el derecho de réplica respectivo al
primer padre del municipio de Torreón, Alejandro Pérez de la Vega, quien llegó a la radio escoltado por dos patrullas de la
Dirección de Seguridad Pública Municipal y acompañado por el notario público Juan Francisco Woo Favela. De entrada,
Alejandro Pérez de la Vega me insultó en el propio programa y me acusó de ser ―un instrumento de su partido, el PRI, para
desestabilizar la gestión de su hijo José Ángel Pérez Hernández como alcalde‖. De más está contar detalles, pero en general
ése fue el detonante para que días más tarde, ya en agosto de 2007, recibiera un oficio de la Dirección de Comunicación
Social del ayuntamiento de Torreón, en el que me notificaban la cancelación del contrato que por inserciones publicitarias y
difusión de actividades estaba firmado y que se prolongaba hasta el 31 de diciembre de 2007 (oficio que te adjunto, para que
conozcas los argumentos de tal decisión).
          En las negociaciones legales, nuestro abogado dialogó con el director de Vinculación Jorge Hernández Guerra
(asesor personal y pariente cercano del alcalde) quien admitió ante el abogado Fernando Rangel de León que “lo que colmó
al alcalde, además de las críticas y las constantes denuncias de corrupción y manipulación política de la administración, fue
que Nancy se metiera con su familia, es decir, con su papá, don Alejandro Pérez de la Vega”.
          Durante todo 2007, a través de investigaciones especiales, hemos encontrado pruebas de que el alcalde José Ángel
Pérez Hernández ha utilizado el poder político de su cargo y de su partido, para favorecer a varios miembros de su familia, a
varios aliados de su partido y además, a toda la planta laboral de su empresa, Algodonera Zapata SA de CV a quienes ha
colocado en cargos públicos del ayuntamiento en vías de su proyecto político personal que es alcanzar la candidatura a
gobernador de Coahuila en 2011, y seguramente lo habrás leído en artículos y reportajes al respecto.
          De buena fuente sabemos que tanto el alcalde José Ángel Pérez como su padre, Alejandro Pérez de la Vega
presionaron a Martín Valdés, director general de la empresa Medios de Comunicación Coahuilteca, a la que pertenece la
difusora donde se transmitió durante un año y días La primera piedra, para que se deshiciera de nosotros, so pena de no
considerarlos dentro del presupuesto publicitario de 2008. En resumen, sabemos pues que fuimos la moneda de cambio en
un trueque político.
          Ése es más o menos el resumen de lo acontecido hasta ahora, sin contar con el hostigamiento que significa que
ronden por nuestra oficina y casa patrullas de la policía municipal, que no seamos notificados de algunas ruedas de prensa y
otras actividades oficiales relevantes, o que exista consigna de perseguir a nuestras reporteras, levantarles multas e
infracciones y hasta lapidar sus vehículos. Sabemos que intentan amedrentarnos, pues salvo Daniel Raddi, mi compañero
de vida y jefe de redacción, la planta laboral de RazonEs está integrada por mujeres, y la gente del poder piensa que por
nuestro género nos someteremos ante el temor de ser agredidas, en lo que se equivocan por completo.
          En fin Eduardo, esa es en síntesis la situación que estamos enfrentando. Ojalá los datos sean suficientes para que
ustedes conozcan más esta lucha en la que lo económico es importante, pero no fundamental, porque estoy convencida que
la libertad de expresión no es negociable.
          Por otra parte, quiero comentarte que apenas ayer por la noche, revisando el correo atrasado y las columnas de don
Fausto Fernández Ponte, me enteré de algo que me tiene boquiabierta: ¡esa distinción de estar junto con Lydia Cacho, con
Elvira Arellano y con Laura Castellanos como las mujeres mexicanas destacadas durante 2007!
          Gracias a ti, a don Fausto, a Julio (Pomar) y a todos los compañeros que creen en el periodismo que hacemos
desde esta región, donde no es fácil —créeme— exhibir la podredumbre y la impunidad en la que la corrupción parece ser la
dueña y señora del poder político. Gracias por todo y mis mejores deseos para que todos podamos avanzar, aunque sea un
poquito, en la búsqueda de un mundo mejor y más justo en este 2008.
          Con afecto

                                                                                                          Nancy Azpilcueta

Difiere de Crespo
Difiero de José Antonio Crespo. (De claroscuros, saldo del primer año, Forum 173, XII-07, pp. 5-7).Yo veo esto: más
desempleo, más rapiña en Tabasco, etcétera.

                                                                                                   Yolanda Robles
                           Todos somos artistas: Aziz Gual
Héctor Cortés Martínez
hecomartin@yahoo.com.mx

Todos tenemos algo de magos y de artistas, y todos tenemos derecho a la estética, aunque no seamos artistas
consumados‖, así se pronuncia, Aziz Gual, actor y director de la obra para niños y jóvenes La bola de risa, que se presenta
en el teatro Julio Castillo (Reforma y Campo Marte sin número, colonia Chapultepec Polanco, teléfono 52 80 87 71) los
sábados y domingos a las 12 horas.
         Considerado actualmente como el mejor clown en México, el creativo escritor y director teatral señala que los
trabajos escénicos que funcionan para los niños también surten efecto en los adultos, ―los mayores debemos dejar salir,
aunque sea un ápice, el arte, sin importar nuestra profesión u ocupación. Ojalá que todos se dieran la oportunidad de pintar,
no importa que sean manchas, porque el arte está primero en nuestra vida‖.
         En el marco de la presentación del Programa de Teatro para Niños y Jóvenes, de la Coordinación Nacional de
Teatro del INBA (antes Centro Nacional de Teatro Infantil), Aziz Gual dijo que su propuesta escénica, a presentarse como
parte de este ciclo, combina varias innovaciones: ―Los niños pueden y deben pintar su Bola de risa al llegar a ver la obra, en
un mural que estará disponible, además hay una exposición pictórica sobre la obra, en el mismo teatro‖.
         La bola de risa es un planeta –explica Gual– donde jugando con situaciones simples ―pretendemos estimular a los
niños‖, afirma quien en escena lo mismo es un curandero, artesano, extraterrestre, niño, mago, clown y en un viaje
interplanetario invita a su público a ―volar por el universo sin paracaídas, redimiendo la inocencia a base de ternura y
asombro‖.
         En la pieza teatral, Aziz Gual explica que utiliza varios elementos visuales donde la iluminación es importante y se
―lleva un ritmo, color y peso, pero la música no es convencional. Por ejemplo, el grupo musical ya no lee sus partituras, sino
actúa para tocar, para ello, tomó un curso de sincrobufonía‖.
         Para el dramaturgo de teatro para niños y jóvenes, el principal fin de La bola risa es estimular a los menores con
música, pintura y sumergirse en la plástica del espectáculo, ―pero también a los mayores, para que estén en sincronía y surja
un diálogo que pocas veces se da en la familia y que mejor que la obra sea un pretexto‖.
         Caracterizada por un ritmo musical circense, La bola de risa es una propuesta fresca donde el tema de la obra es lo
menos importante, sino los medios y técnicas actorales, de que hace gala su intérprete, quien ha especializado su técnica de
clown en Rusia y Estados Unidos, ―pero mi mejor maestro es mi hija de tres años de edad, porque ella no finge, es natural al
querer reír y divertirse‖.
         Y es que en La bola de risa, Aziz Gual, recurre a diversas formas y técnicas de comunicación y expresión no
verbales, poniendo frente al público a un personaje extraterrestre que viaja por un mundo de círculos y esferas con muchos
significados, ―intentamos recuperar la capacidad de asombro y de ternura del los niños, jóvenes y adultos‖, señaló.
                                                  En cartelera
Mocasín. En el marco del Programa de Teatro para Jóvenes y Niños del INBA 2008, se presenta el trabajo del regiomontano
Reynol Pérez Vázquez, bajo la dirección de Sandra Félix. Aunque el personaje central es una mascota, la trama aborda la
lucha que libra una familia búlgara por obtener una casa donde vivir y el dilema de contar con un cachorro.
        Con las actuaciones de Carlos Sánchez, Heleane, Fli Morales, Karina de la Cruz, Mariana Romero, Pastora
Chazarín, René Arellano, Irene Moya, Saremi Moreno y Víctor Román, Mocasín tiene funciones los sábados y domingos a
las 12:30 horas, en el teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, ubicado en Reforma y Campo Marte sin número,
colonia Chapultepec Polanco, teléfono 52 80 87 71.

Hershey Man. Al inicio de la invasión de Estados Unidos a Irak, en un sitio de Nueva York, un personaje está comiendo
papaya, de pronto es testigo de la violencia; un vagabundo con un par de latas de chocolate Hershey y un tarro de
mantequilla de cacahuate escondidos en sus bolsillos, es descubierto por un mexicano que trabaja en la tienda, por lo que
es golpeado brutalmente por el dueño del establecimiento.
         Hershey Man, obra ganadora de la primera edición del concurso The Award Show Series en el teatro Yoyce Soho de
Nueva York 2006, es producida por La Manga Video y Danza Co., fundada en 1994 por la bailarina y coreógrafa Gabriela
Medina y el artista visual Mario Villa.
         Esta agrupación integra el trabajo de artistas de diferentes disciplinas para producir planteamientos estéticos a
manera de instalaciones, espectáculos de danza y teatro y, desde su fundación, La Manga ha tratado de borrar la idea del
obligado cuerpo perfecto para la expresión dancística.
         Con gran éxito, La Manga ha presentado su trabajo en Canadá, Estados Unidos, Nicaragua, Costa Rica, Perú,
Venezuela y Japón, por lo que han sido merecedores de apoyos por diversas instituciones culturales nacionales y
extranjeras.
         Bajo la dirección coreográfica e interpretación de Gabriela Medina, música original de Mario Villa, orientación
artística de Carlos Nicolau, texto de Maxine Greene, Hershey Man se presenta en el Foro de las Artes (Río Churubusco 79,
esquina Calzada de Tlalpan, colonia Country Club), los jueves y viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a
las 18 horas.

Autopsia a un copo de nieve. La obra se desarrolla en un baño, donde sin continuidad temporal, sucede la vida de una
familia matriarcal, quienes develan sus rencores y desprecios cotidianos, lo cual termina en un desenlace fatídico. Bajo la
dirección de Richard Viqueira y José Alberto Gallardo, la obra que es autoría de Luis Santillán, se presenta hasta el 2 de
marzo, en el teatro Santa Catarina, ubicado en Plaza Santa Catarina número 10, Coyoacán, teléfono 56 58 05 60. Las
funciones se realizan los viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a las 18 horas.

El infierno o el nacimiento de la clínica. Sin mayores pretensiones, la obra que dirige Rubén Ortiz aborda los temas
cotidianos y las inquietudes básicas de la vida, pero hace énfasis en las cuestiones de la salud y la enfermedad.
        Con funciones los viernes a las 20 horas, sábados a las 19 horas y domingos a las 18 horas, la puesta en escena,
cuya temporada es del 25 de enero al 9 de marzo, se presenta en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz, localizado en
Insurgentes Sur 3000, teléfono 56 65 65 83.

El playboy del Oeste. Del texto de JM Synge, la compañía Carro de Comedias, presenta esta adaptación, donde El playboy
del Oeste es un extranjero llamado Cristy Mahon, todo un antihéroe enclenque que llega a un pequeño pueblo de Irlanda y
anda prófugo de la ley porque cree haber matado a su tiránico padre.
        La obra se presenta en la Explanada del Centro Cultural Universitario, ubicado en Insurgentes Sur 3000 y realiza
funciones los domingos a las 11 horas. Informes al 56 22 69 64.

La comedia de las equivocaciones. De Wiliam Shakespeare y bajo la dirección de Alonso Ruizpalacios, a la Explanada del
Centro Cultural Universitario llega La comedia de las equivocaciones, que se presenta los sábados a las 11 horas. Entrada
libre.
         En la trama, Egeonte, un comerciante de Siracusa, es padre de dos niños gemelos, ambos llamados Antífolo y había
comprado a otro par de mellizos para que fueran sus sirvientes, pero al viajar en un barco son presos de una tormenta y al
llegar al puerto de Ëfeso, son separados. Así, comienza una serie de enredos y confusión.

Alphonse y Arrullos para los niños despiertos. Debido a la gran aceptación, estas dos obras renuevan temporada en el
marco del Programa de Teatro para Jóvenes y Niños del INBA 2008. Alphonse, escrita por Wadji Mouawad y dirigida por
Boris Schoeman, que es una visión retrospectiva de los años de infancia de las personas adultas, se presenta en el teatro El
Galeón, los sábados y domingos a las 13 horas, mientras que Arrullos para los niños despiertos, de Gabriela Huesca y Berta
Hiriart, que aborda la relación de una niña enferma y su madre, tiene funciones en la sala Xavier Villaurrutia, los sábados y
domingos a las 13 horas. (HCM).
La marcha triunfal de Fidel
Lamberto García Zapata
lzapata39@yahoo.com.mx

Se cumplieron 49 años de la marcha triunfal de Fidel a La Habana, la recordamos como uno de los grandes hechos de la
historia de América Latina.
         Ya en manos de las fuerzas revolucionarias todo el territorio cubano y que se ha frustrado el golpe militar, en medio
de la algarabía nacional, el 3 de enero Fidel emprende su marcha triunfal hacia La Habana, donde las masas lo esperaban
con ansia. Al hacerlo, le ordena a Raúl que se quede en Santiago por si aparecen focos de resistencia batistiana.
         Fidel realiza su marcha en forma lenta, en medio de las aclamaciones delirantes del pueblo. Según ha dicho algún
historiador, parecía la marcha de un emperador romano. La realizó en cinco días, en jeep o en un carro de combate,
acompañado de Celia Sánchez y seguido inicialmente de unos mil soldados rebeldes, pertenecientes a su columna
guerrillera, que luego se fueron incrementando. En cada etapa era aclamado por las multitudes. En las poblaciones se
paraba a saludar a la gente y en todos los lugares pronunciaba discursos. En Matanzas hablo de las diez de la noche a la
una y media de la madrugada.
         Constantemente se sumaban seguidores a su marcha. Para Tad Szulc, uno de sus biógrafos, esta marcha fue ―un
caos enloquecedor‖. Raúl Chibas, que acompañó a Fidel en parte de ella, recuerda que ―en cada intersección de la
carretera la mujeres lo paraban, y las ancianas lo besaban diciéndole que era más grande que Jesucristo‖.
         En las poblaciones dejaba guarniciones para enfrentar los bolsones de resistencia a la Revolución que todavía
existían o los que pudieran surgir.
         El mismo día 3 llega a Bayamo, donde se incorporan a la marcha dos mil soldados de la tiranía con cañones y carros
de combate. En Varadero descansa dos horas, pasa a saludar a la familia de José Antonio Echeverría y visita su tumba. El 4
llega a Camaguey donde reitera que se están instaurando los tribunales revolucionarios para juzgar a los asesinos
batistianos. Desde ahí, por radio, le dice al pueblo: ―Puedo ahora anunciar que todas las unidades militares están bajo el
mando del Ejército Revolucionario y que a partir de mañana queda terminada la huelga‖.
         Ahí mismo le ofrece disculpas al pueblo de La Habana por su tardanza en llegar a esa ciudad, pues le dice que en
las poblaciones por donde transita, la gente lo quiere ver y le pide que hable, lo cual dificulta su desplazamiento. En todas
las ciudades salían las poblaciones enteras a aclamarlo.
         El día 6, en Santa Clara, le hace un público reconocimiento al Frente del Escambray del DER, que colaboró con el
Che en la toma de esa ciudad. El día 7 llega a Cienfuegos, es aclamado como héroe y en entrevista con periodistas de todo
el mundo, les dice que empezará a escribir sus memorias. Uno de ellos lo invita a Francia. Fidel le responde que no es
momento para salir de Cuba.
         Finalmente, diría Carlos Rafael Rodríguez, ―En medio de la alegría y el desbordamiento nacional, Fidel Castro entra
a La Habana el 8 de enero‖. Lo hace parado en un jeep, precedido de ocho tanques y carros blindados; y seguido por una
columna de gente y soldados de tres kilómetros de largo. A fin de que todo el pueblo pudiera recibirlo, desde la once de la
mañana habían parado sus labores los comercios, las fábricas, los bancos y en general todos los centros de trabajo y de
estudio de La Habana. Poco antes de llegar a ella, en sus orillas, Fidel se encontró con su hijo Fidelito que estaba en la
carretera entre la multitud, acompañado de su tía Lidia. Días antes, Fidelito se encontraba en México pero al saberse de la
huida de Batista y la marcha triunfal de Fidel hacía La Habana, su tía lo trasladó a Cuba. Al verlo, Fidel se baja del jeep, se
dirige hacía él, lo abraza con ternura quedando grabado el momento para la historia, y se lo lleva para que lo acompañe en
su apoteótica entrada a la capital.
         Arriba a La Habana poco después de las 14 horas en medio de la locura generalizada. La ciudad estaba tapizada de
banderas rojinegras del Movimiento 26 de Julio, se hacían sonar las bocinas de los automóviles y al ingresar Fidel a la parte
colonial, repicaron las campanas de las iglesias, sonaron las sirenas de las fábricas y de los buques, miles de milicianos
disparaban sus rifles al aire y el cielo era sobrevolado por aviones que le daban la bienvenida.
         Entre la multitud se escuchaban gritos ensordecedores de ―¡Viva Fidel!‖. El júbilo popular era enloquecedor. El
corresponsal del Chicago Tribune, comparaba este recibimiento con el de las multitudes de París, cuando recibieron a los
soldados estadunidenses que derrotaron a las hordas hitlerianas.
         Al llegar al puerto de La Habana, Fidel sube al yate Granma, que recientemente había sido remolcado hasta ahí. Al
hacerlo, las fragatas de la Armada lo saludan con cañonazos de su artillería. Prosiguió su marcha en jeep, se bajó en el
malecón y caminó tres cuadras a pie para ir a Palacio de Gobierno a saludar al presidente Manuel Urrutia. Una vez en
palacio, Fidel y Urrutia salen al balcón para saludar a la multitud y Fidel es aclamado ―como un verdadero redentor‖, dice su
biógrafo Volker Skierka. Para el embajador británico en La Habana que lo observaba en esos momentos, ―Fidel era una
conjunción de José Martí, Robin Hood, Garibaldi y Jesucristo‖.
         Por su parte, la corresponsal del New York Times, Ruby Hart Philips, consigna: ―Mientras observaba a Castro cobré
conciencia de la magia de su personalidad… Se apoderaba de sus oyentes de una manera casi hipnótica y los obligaba a
creer sus ideas sobre la misión del gobierno y el destino de Cuba‖.
         Al hacer uso de la palabra en el balcón presidencial, Urrutia afirma en torno a Fidel, que ―el pueblo debe estar
profundamente orgulloso de contarle entre sus hijos‖ y lo calificó como el más humilde y gran combatiente de la historia. A
continuación Fidel habló muy brevemente. Le pidió a la gente que lo disculparan por no hablar más, pero tenía todavía que
hablar en el Cuartel Columbia, donde las masas lo esperaban, y deseaba guardar energías para hacerlo. Estaba muy
agotado. En los últimos ocho días casi no había dormido y su rutina había sido muy intensa.
          La gente le pedía que cuidara su vida, Fidel les dijo que el mismo pueblo lo cuidaba. Camilo abrió un pasillo y sin
escolta ni ningún tipo de protección, Fidel pasó por ahí para dirigirse al Cuartel Columbia. En este trayecto había un plan
para asesinarlo. Se trataba de cinco batistianos armados con fusiles y ametralladoras, que le preparaban una emboscada en
la interjección de las calles de 23 y ―J‖ en el Barrio del Vedado, por donde tenía que pasar. El jefe de los conspiradores era
Martín Pérez, conocido como El tigre, hijo de un coronel al servicio de Batista del mismo nombre. Pero elementos del DER
descubrieron el plan y detuvieron a los cinco conspiradores antes de que pudieran intentar su crimen.
          De esa forma, sin incidentes, Fidel arribó al Cuartel Columbia a las 8 de la noche, donde miles y miles de cubanos
llevaban horas esperándolo. Al verlo lo aclamaron en forma delirante durante varios minutos, al final de lo cual pudo iniciar
su discurso de la victoria.
La socialdemocracia
Carlos Cáceres R.
ccaceresr@prodigy.net.mx

La presencia de una sociedad activa en un sistema democrático, es un planteamiento básico de la socialdemocracia porque
abre espacios para la convivencia plural. Sólo de esa manera se puede evitar una cultura sumergida y sus implicaciones de
indiferencia. La democracia es el medio efectivo para evitar la centralización del poder y profundizar los derechos,
obligaciones y libertades de ciudadanos y ciudadanas.
         La experiencia negativa de dictaduras en América Latina señala la necesidad de expresarse contra el estancamiento
de las instituciones democráticas. Se trata de no impulsar métodos impositivos y evitar la presencia de camarillas en la vida
política y económica de una nación. Asimismo, la socialdemocracia se opone al criterio de convivir con una prensa
controlada porque no logra la difusión de ideas. El libre acceso a la información fortalece la presencia de la sociedad civil. Es
necesario desarrollar una política informativa abierta y fortalecer la libre emisión del pensamiento. El compromiso de la
socialdemocracia es fortalecer el respeto a los derechos humanos y la resolución pacífica de las controversias para
fortalecer un modelo de convivencia regional cuya estabilidad se encuentre en la racionalidad.
         Desde su surgimiento, la socialdemocracia ha planteado la ampliación de la libertad, la igualdad, la solidaridad, el
humanismo, la responsabilidad, el progreso y bienestar entre los integrantes de una sociedad. El propósito es impulsar el
mayor número de reformas sociales para favorecer a las sociedades. Toda esta situación es parte del objetivo de desarrollar
una economía mixta donde coexista la propiedad privada de los medios de producción y el control público de la actividad
económica; asimismo, ejecutar políticas sociales tendientes a distribuir la riqueza en forma más equitativa promoviendo la
justicia social, corrigiendo los desequilibrios económicos, y construyendo un estado social y democrático que garantice los
derechos y el bienestar de la mayoría fortaleciendo el estado de derecho.
         El planteamiento socialdemócrata de la renovación política y social permite adaptarse a un mundo en constante
cambio. En la actualidad, el tema migratorio se analiza desde una visión que coloca como eje básico al ser humano,
reconociendo que la migración contribuye desde la perspectiva económica y cultural a los países de origen y destino. Las
fronteras no deben utilizarse para discriminar a ningún hombre o mujer pues tienen derecho a igualdad de oportunidades. La
separación geográfica permite ubicar territorios, pero en ellos viven ciudadana o ciudadano cuyo anhelo es desarrollarse en
paz.
         La migración laboral --señala la socialdemocracia-- es un derecho humano y debe ser motivo de solidaridad y no de
rechazo racista pues toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y regresar cuando lo considere
adecuado. El análisis de la emigración incorpora las relaciones entre dos o más países. El diálogo es el factor adecuado
para lograr convenios cuya principal implicación es el respeto mutuo. Las acciones de violencia contra migrantes afectan los
vínculos entre naciones. En la actualidad, no se pueden vulnerar los derechos de migrantes, sin importar el país de
procedencia, pues coadyuvan a fortalecer la convivencia pacifica.
         Asimismo, una opinión socialdemócrata es que el entorno de tolerancia supera la visión del antagonismo. La
dinámica de impulsar una cultura de paz coadyuva a evitar el anterior planteamiento de tomar el poder por medio de la
violencia. Quienes intercambian ideas no son enemigos. Son personas con las cuales se puede dialogar. Este aspecto se
encuentra inmerso en el nuevo criterio de ejercer los derechos con responsabilidad.
         Ninguno de los integrantes de una sociedad debe quedar al margen de una política para proteger el ambiente y,
juntos, efectuar nuevas acciones para superar cualquier actitud negativa hacia la naturaleza. Es conveniente comprender
que, en lo fundamental, las premisas para avanzar en un nuevo desarrollo se encuentran en fortalecer las condiciones de
paz, seguridad, bienestar y respeto a la naturaleza. Sólo de esa manera podrá anularse la permanente degradación
ambiental. Este aspecto significa superar las inadecuadas condiciones socioeconómicas donde se encuentran miles de
seres humanos. De igual manera, deben realizarse esfuerzos para evitar la destrucción de los bosques, la contaminación, el
crecimiento anárquico y la miseria en las ciudades y área rural.
         Es necesario destacar el rol activo de los partidos políticos en el contexto del funcionamiento de la socialdemocracia.
No sólo de sus miembros. Por esta razón, la socialdemocracia plantea la necesidad de fortalecer su presencia en la
sociedad civil creando consensos entre los diferentes grupos sociales que representan, coadyuvar en el fortalecimiento del
sistema de partidos políticos, y ofrecer amplios niveles de participación a los diferentes sectores de la sociedad civil. La
función básica de los partidos políticos es su ejercicio mediador, entendiendo este aspecto como la interacción a desarrollar
entre sociedad civil e instituciones que dirigen los destinos del país. De igual manera, los partidos políticos deben tener
respuestas para satisfacer las necesidades inmediatas de la población y actuar ante la gran complejidad de escenarios
propios de la vida moderna, articulando soluciones entre ciudadanía, partido político y autoridad.
¡Más héroes, menos humanos!
Ana Isabel Sanz González
anaisabelsanz10@hotmail.com

Valladolid, España. Nos estamos acostumbrando al terror, igual que se acostumbra un niño a los malos usos
reiteradamente usados. La secuencia de la violencia está ya tan permanentemente presente en nuestra ordinaria
cotidianidad como una siniestra arropía.
        Ya nada nos conmueve; el esencial sentimiento humano, esa banda dorada que actúa como artífice de lujo en cada
uno de nosotros alentando el flujo continuo de la existencia, empujándonos a la pasión, a la emoción, a esa sensación
permanente que es la vida en sí, parece estar anegando su propia senda: la borra con bosquejos de odio, y de un zarpazo la
deja huérfana de flores, ternuras, crepúsculos y mariposas.
        La humanidad parece estar a punto de truncarse; tan sólo un hilo fino y obligado la sostiene.
        La humanidad entera parece diluirse sobre sí misma como si tuviera afanes de no ser.
        Seguimos estando, siendo y viviendo la gente, como enfrascados en nuestra estrechez de días y horas, de cenas y
comidas, olvidando las desdichas de la otra gente, sin dar rienda suelta a esa perplejidad que, en cualquier ser, por su innata
condición de humano, inmerso en estos tiempos de horror, por naturaleza propia experimentaría.
        Hemos aprendido a volver la cabeza hacia ningún lado, con tal de eludir el ajeno suplicio: no hay reflexión
generalizada, tan sólo decoro y buenos modos; convencionalismos varios que articulan gestos fingidos y otorgan licencia a
las más cotidianas e indecentes mezquindades, y que, sin duda, convergen en el más estéril y aterrador desconsuelo.
        La palabra urbanidad se está quedando cada vez más exenta del matiz fundamental que subrayaba la gentil
amistad, la convivencia generosa.
        Ahora, ahora cuando se han instalado en nuestras vidas las más negras oscuridades de sangre y metralla, ahora
digo, apelo a la energía de la unión, y a la fuerza del solidario pensamiento, en solícita contribución de paz; necesitamos
más conciencias justas, más corazones sin caución, más héroes, más humanos. Muchos más.

				
DOCUMENT INFO