Docstoc

NOTICIAS MARITIMAS

Document Sample
NOTICIAS MARITIMAS Powered By Docstoc
					                    NOTICIAS MARITIMAS
                      21 MARZO 2007

EL UNIVERSAL

Brisas Golpean A Cartagena

A comienzos de la semana, ni en la playa ni aguas adentro había
señales de pescadores. La calma habitual en La Tenaza o Marbella fue
reemplazada por el agite y el estallido de las olas contra los
espolones y en algunos casos contra la Avenida.

Sólo el miércoles, luego de cinco días, la calma regresó y los
pescadores también. Lo que nadie se atreve a pronosticar es qué
pasará mañana o pasado, según las autoridades meteorológicas.
,


LOS PESCADORES regresaron ayer a la playa a sus faenas de pesca.

Por la playa de La Tenaza, también conocida por los hombres de
pesca como “Varadero”, no sopla brisa, pero el día es fresco.

En el lugar solo hay un par de barcas, un vendedor de pescado que
fuma el último suspiro de un cigarrillo y un hombre que lee la Biblia,
tras una serie ejercicios físicos cerca de las rocas.

Solis Blanco tira la colilla del cigarrillo en la arena y mira hacia el
horizonte, se rasca la barba y comenta:

“Están más allá del canal de los buques. Desde aquí es imposible
verlos. Son más de 50 y están aprovechando que no hay brisa y
oleaje. Están pescando con cordel, con la brisa de estos días es
imposible hacerlo con boliche. Arriesgarían sus vidas por las
corrientes”, cuenta Blanco.

En días pasados, a Blanco le tocó ir a las pesqueras del Mercado de
Bazurto a comprar porque los pescadores no pudieron salir a sus
faenas por un oleaje fuerte y una brisa constante que hace pensar
que todavía es diciembre.

Muy cerca de allí, al sur de aquella playa, un grupo de deportistas
extremos vivía una situación contraria a la de los pescadores. A ellos
el viento les favorecía la práctica del windsurf, un deporte náutico de
tabla y vela que favorece la práctica de hacer figuras con saltos en el
aire a grandes velocidades.
Todas estas situaciones presentadas entre la semana pasada y ésta
se deben a la presencia de los vientos alisios que se mantienen desde
diciembre pasado, pegando sobre la costa de Cartagena.

Max Henríquez, subdirector del Instituto de Hidrología, Meteorología y
Estudios Ambientales (Ideam), explica que los vientos alisios se
mantienen en la costa Caribe porque aún no ha entrado al país una
banda de nubes que se mueven con dirección al norte desde el sur
del continente.

Este cinturón de nubes o de bajas presiones es conocido también
como la Zona de Convergencia Intertropical (ZCI), donde está
Colombia.

“Los vientos empiezan a disminuir en el Caribe a medida que ésta
banda de nubes, que está ahora cerca de Bolivia y Perú, llega a la
costa. En ese momento comienzan las lluvias”, comentó Henríquez.

En la ZCI los vientos alisios del nordeste del hemisferio norte
encuentran a los vientos alisios del sudeste del hemisferio sur.

Según el subdirector del Ideam, el cinturón de nubes se ha movido
con lentitud por el fenómeno del Niño, que está a punto de terminar.

BRISA Y OLEAJE FUERTE

Que los pescadores artesanales no hayan podido salir con una
frecuencia diaria en las últimas semanas no es gratuito. Esta semana
los vientos han alcanzado los 30 kilómetros por hora (km/h),
logrando aumentar también la altura de las olas y originando
corrientes fuertes.

El Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas de la
Armada Nacional (CIOH), con sede en Cartagena informó que en lo
que va de marzo las olas que golpean a la costa de Cartagena han
tenido alturas máximas de hasta dos metros y mínimas de un metro.

En febrero pasado, la boya de oleaje direccional instalada al noroeste
de Bocas de Cenizas (Atlántico), envió información que indicó que la
altura promedio de la ola —para ese mes— fue de 3,2 metros.

“Pese a que se pronostica una leve disminución en la intensidad de
los vientos a partir del mes de marzo, sus velocidades aún continúan
entre moderadas y fuertes, es decir entre 7 y 11 nudos (13 a 20
km/h) y máximas de 11 a 17 nudos (20 a 31km/h)”, comentó el
capitán de corbeta, Rafael Torres, coordinador del Área de
Oceanografía del CIOH.
Pese a que los fuertes vientos benefician a los deportistas extremos,
para los bañistas y pescadores que salen en embarcaciones menores
resulta peligroso. Las autoridades les recomiendan tener precaución a
la hora de meterse al mar.

Si perciben que los vientos comienzan a incrementar sus velocidades,
lo mejor es evitar el ingreso al mar porque se puede producir un
incremento en la altura de las olas y fuertes corrientes.

Para quienes navegan por la parte central y norte del Caribe
colombiano en embarcaciones menores, el CIOH advirtió que por esa
área los vientos oscilan entre 25 y 30 nudos (47,5 km/h a 50 km/h).

“Hasta el momento no se prevén fenómenos atmosféricos adversos
que afecten el desarrollo normal de las actividades de los navegantes
en Cartagena y su zona insular”, comentó Torres.

LA NIÑA, MÁS CERCA

Según el Ideam, las probabilidades de que se dé son del 40%. La
Niña es el evento contrario al de El Niño, es decir, genera fuertes
lluvias que sobrepasan los valores históricos.

Se produce porque las aguas del Océano Pacífico experimentan un
enfriamiento, el cual ya empezó a darse —según el Ideam— porque
el calor acumulado en la parte oriental del Pacífico comenzó a
disiparse bruscamente.

De acuerdo con la información que maneja el Ideam, La Niña
generaría un desplazamiento de nubes a mediados de abril hacia las
regiones Andina y Amazónica. En la costa Caribe sólo llovería con
intensidad en mayo, así llegue La Niña.

Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas de la
Armada Nacional (CIOH) explicó que cuando se presenta el fenómeno
de La Niña, el litoral Caribe es afectado principalmente con un
incremento en las precipitaciones, y un descenso en la temperatura
ambiente.

Los valores históricos mensuales de las lluvias en Cartagena, indican
que en abril llueve en promedio, 30 milímetros (mm), mientras que
en mayo las precipitaciones aumentan a 91mm. Con La Niña
superaría esos valores.

La Dirección General Marítima, con el concurso de otras entidades
nacionales e internacionales se encuentran monitoreando el
fenómeno desde inicios del año.
El Universal conoció que el buque de investigación ARC Malpelo
realizó un crucero oceanográfico en el Pacífico colombiano entre
enero y febrero del presente año para dicho fin.

Si bien el fenómeno de La Niña se ha presentado en el país en los
últimos 15 años, con una frecuencia de 24 ó 36 meses, Max
Henríquez advierte que el evento se ha presentado “toda la vida”,
sólo que hasta hace poco menos de 30 años se viene estudiando.

Las estadísticas del Ideam señalan que el fenómeno natural se
presentó a finales de 1988 y se extendió hasta 1989; de similar
forma entre finales del 1995 y 1996. La Niña se mantuvo por un largo
tiempo en Colombia entre junio de 1998 y el primer semestre del
2000.

EL HERALDO
La Escasez De Agua Podría Triplicarse Con El Calentamiento
Climático

La Unesco recuerda que una persona de cada cuatro en el mundo
carece de acceso al agua potable, mientras el Grupo
Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (GIEC), que
predijo en febrero un alza de 1,8 grados centígrados a 4 grados
centígrados de la temperatura promedio planetaria de aquí al 2100,
difundirá el 6 de abril en Bruselas sus conclusiones sobre los impactos
previsibles del fenómeno.



Según un borrador, los científicos estiman con un grado de confianza
elevado (ocho posibilidades sobre 10) que con un alza de 2 grados
centígrados de la temperatura promedio de la Tierra los recursos
acuíferos disminuirán y las necesidades de irrigación aumentarán.

Las sequías serán probablemente más frecuentes (en 65%) y
afectarán regiones actualmente semiáridas, pronostican.

El borrador, no obstante, aún puede ser modificado por los delegados
de los 190 Estados miembros de la ONU durante su reunión en la
capital belga para aprobar este nuevo capítulo del quinto informe del
Grupo, que reemplazará su reporte de 2001.

Según sus conclusiones, el alza de dos grados podría (con un
confianza de cinco grados sobre 10) someter a hasta dos mil millones
de seres humanos a una escasez de agua agravada, 350 a 600
millones de ellos en África y 200 millones a mil millones en Asia.
Si el termómetro mundial sube cuatro grados adicionales, hasta
3.200 millones de personas tendrían escasez de agua.

La escasez de agua comienza a menos de mil metros cúbicos por día
y por persona, según los estándares de la ONU, que reconoce que
"numerosas regiones del mundo" como Africa, el centro de Asia, el
suroeste de Estados Unidos y el sureste de Australia) viven en
situación de escasez crónica, con 500 metros cúbicos por persona.

Entre los impactos del calentamiento climático sobre los recursos
acuíferos, los científicos del GIEC advierten que "las reservas de agua
contenidas en los glaciares y la cobertura de nieve muy
probablemente declinarán".

Otrosí A Contrato De Dragado En El Canal

Un otrosí le fue aprobado al contrato de dragado por el Ministerio de
                                Transporte en el canal de acceso al
                                puerto de Barranquilla, con el fin de
                                profundizar más y autorizar un
                                calado de 36 pies.A raíz de la
                                construcción de los primeros tres
                                espolones    de    las   obras     de
                                profundización,    la    profundidad
                                mejoró mucho y de hecho el calado
                                está en 32 y 33 pies, pero como hay
                                recursos disponibles del contrato de
dragado se decidió variarlo y autorizar su modificación para reiniciar
una nueva relimpia en los próximos meses.

A la fecha se han completado los espolones 0, 1 y 2, cuya
terminación han mejorado las profundidades naturales en la zona
crítica del canal navegable, faltando por concluir el cuarto. En abril
deben arrancar los trabajos en otro frente, en Bocas de Ceniza,
donde se construirán otras obras.

De acuerdo con Cormagdalena, estos trabajos han permitido ahorrar
$1.000 millones en dragado. Se ha disminuido al máximo el
mantenimiento, sólo ahora se ha vuelto a esta tarea por el bajo nivel
del río Magdalena, que se registra por las pocas lluvias.En el
momento, la Corporación tiene firmado desde mitad del año pasado
un contrato con la Sociedad Portuaria de Barranquilla que expirará en
el segundo semestre de este año.

Transcurrido el 58,3% del tiempo desde el inicio del contrato (24 de
julio de 2006), se ha ejecutado apenas en un 6,62% y se han
removido 105.995 metros cúbicos por valor de $322.579.247.
El saldo pendiente por dragar es de 1.493.972 metros cúbicos por un
valor de $4.546 millones. Queda por ejecutar del contrato un tiempo
hasta el 23 de julio de 2007 (4 meses).Durante el período del 24 de
enero al 23 de febrero de 2007 no se realizaron labores de dragado,
el canal se ha mantenido en buenas condiciones, permitiendo el
ingreso seguro de motonaves hasta con 9,14 metros de calado, por
más de 30 pies autorizado.Según la Sociedad Portuaria de
Barranquilla, durante todo el mes de febrero la mayoría de las
profundidades registradas en los monitoreos estaban por encima de
10,4 metros, salvo algunas excepciones.

Ante estas circunstancias se decidió ayudar más a la profundización
del canal con una nueva relimpia a cargo de la draga „La Arenosa‟. La
meta es profundizar otros niveles más y llegar a una profundidad de
40 pies, con un calado autorizado de 36 pies. Siempre debe quedar
un margen de seguridad para evitar encallamientos, que no se
presentan hace unos tres años.Todo apunta, según el director de
Cormagdalena, Horacio Arroyave Soto, a que ingresen embarcaciones
con más carga, sin impedimento alguno, “haciendo más competitivo
el puerto de Barranquilla”.




EL TIEMPO

Cocaína Incautada En Pacífico Colombiano Podría Valer 150
Millones De Dólares

En la operación también se decomisaron armas, municiones, equipos
de comunicaciones y un motor para lancha, pero no se informó sobre
capturas de los responsables del cargamento.

La incautación tuvo lugar en el departamento del Chocó (occidente
colombiano) y fue realizada por buques de la Fuerza Naval del
Pacífico y tropas de la Brigada Fluvial de Infantería de Marina 2, de la
Armada.
Las autoridades colombianas confiscaron el año pasado cerca de 180
toneladas de cocaína.

El último gran alijo, de 8,5 toneladas, valorado en el mercado
internacional en 170 millones de dólares, fue decomisado el 19 de
octubre pasado en la desembocadura del río San Juan (Chocó).
La costa selvática del Pacífico colombiano está surcada por
numerosos ríos y canales que facilitan el ocultamiento de
cargamentos de cocaína que son trasladados en lanchas a barcos en
alta mar para su traslado a Centroamérica y de allí a Estados Unidos.

En mayo del 2005 se registró el mayor decomiso en la historia local,
de quince toneladas de cocaína en la zona sur de la costa del Pacífico
(suroeste).

				
DOCUMENT INFO