Docstoc

RFID Introducción al RFID y aplicaciones

Document Sample
RFID Introducción al RFID y aplicaciones Powered By Docstoc
					Introducción al RFID y aplicaciones en la Cadena de Distribución



  IDC calcula que la tecnología RFID moverá 1.300 millones de dólares en 2008. Por su
 parte, Gartner estima que, en 2007, todas las empresas globales de transporte contarán
     con etiquetas RFID en el 100% de sus contenedores y que la mayor parte de los
      fabricantes lo instalarán en los paletts cargados que abandonen sus plantas.



La tecnología Radio Frequency Identification (RFID) no es nueva, se conoce desde 1940, pero
recién en los últimos años se han alcanzado los avances tecnológicos suficientes para ponerlo
en práctica en la cadena de distribución. La cadena alemana Metro, la norteamericana Wal
Mart y el departamento de Defensa de los Estados Unidos han pedido a sus principales
proveedores que comiencen a implementar microchips que utilicen esta tecnología para sus
envíos. Por su parte, compañías como Gillete o Procter & Gamble están experimentando con el
uso de sistemas RFID en almacenes para prevenir pequeños hurtos y monitorizar el inventario
de sus estanterías.


La   tecnología   RFID consiste    de   una
pequeña etiqueta electrónica o “tag” que
contiene un minúsculo microprocesador y
una pequeña antena de radio, colocados
en un pallet, un embalaje y/o un artículo,
con un identificador único (de 64 ó 96 bits)
llamado Código Electrónico de Producto
(EPC por sus siglas en inglés)


A su vez, un lector de radiofrecuencia (RF) se coloca en puntos estratégicos a lo largo del
camino donde se trasladan los pallets, embalajes o artículos en su recorrido desde el punto de
origen del proceso de manufactura hasta el punto de exhibición. La colocación de estos
lectores puede abarcar el piso, las puertas, los montacargas del almacén, el andén de
embarque, el centro de distribución, el andén de recibo, la bodega de la tienda, y así
sucesivamente, incluyendo los anaqueles de la tienda.
Cuando una etiqueta RFID pasa a través de un punto de verificación, el lector de RF sensará el
EPC de la etiqueta si es etiqueta activa (etiqueta alimentada por una batería) o bien se emitirá
una onda o señal de RF a fin de inducir una corriente a la antena de la etiqueta pasiva
(etiqueta sin batería interna).


Luego, la información de la etiqueta es leída y enviada a una base de datos intermedia
(“Middleware”), donde se despliega una gran cantidad de de información sobre lo que está
etiquetado, y se activan mecanismos de integración con los sistemas de información del
negocio:




La implementación del software preparado para RFID, es crítica para explotar todo el valor de
las operaciones basadas en RFID. Este software procesa los datos RFID, controla los flujos de
trabajo o transacciones de negocio, y transfiere los datos RFID a otros sistemas de información
(EDI o ERP por ejemplo). Puede tratarse de un software para atender requerimientos
                                                                          1
específicos de clientes (impresión o lectura de etiquetas RFID, crear ASN basados en lecturas
                                                                      2
RFID, etc), adecuaciones a los actuales sistemas logísticos o WMS (por ejemplo, recepción
automática RFID) o extensiones a los actuales WMS para contar con información a tempo real
de los productos a lo largo de toda la cadena de distribución.




1
    ASN = Advance Ship Notice
2
    WMS = Warehouse Management Systems
RFID en la Cadena de Distribución


Aunque RFID ya es una tecnología madura, su despegue en el mundo de la distribución está
                                                                3
vinculado a la introducción del estándar de codificación EPC (código electrónico de producto),
que permitirá rastrear y trazar el recorrido de los productos a medida que éstos viajen entre
todos los socios de una cadena de distribución, sin necesidad de intervención humana, que
generalmente es requerida con sistemas basados en códigos de barras. De esta manera, esta
tecnología previene la falta de inventario en los puntos de venta, el hurto y los errores
administrativos. A continuación se muestra una visión de RFID en la cadena de distribución:




1) FABRICACIÓN
En esta etapa se aplican físicamente las etiquetas RFID a los productos (o embalajes) y les son
grabados un ID único (EPC), que son asociados con los detalles de la orden o del pedido para
facilitar el rastreo y la gestión de excepciones. Durante el proceso de construcción del pallet,
los productos son identificados automáticamente para asistir con la configuración de las
órdenes de los clientes. Finalmente, los pallets son identificados y rastreados mientras son
movilizados a la zona de despacho.


2) FABRICANTE --> RECOJO
Mientras el transportista llega a la plataforma de carga del fabricante, un lector RF ubicado en
la plataforma de carga se comunica con su etiqueta RFID, para confirmar si el vehículo está
autorizado para recoger los productos. Luego de la aprobación, las etiquetas de los pallets se
comunican con el lector RFID de la plataforma de carga, con la finalidad de alertar a los
sistemas B2B y a los sistemas ERP, dando inicio a las transacciones electrónicas,
confirmaciones de recojo y potencialmente iniciar la facturación de envíos.


3) DESPACHO --> CENTRO DE DISTRIBUCIÓN
Al llegar la mercadería al centro de distribución, el lector RFID identifica el ID único de la
etiqueta RFID y junto al middleware inician un evento, registrando la llegada del manifiesto,
actualizando el inventario e iniciando el ruteo automático de los productos al siguiente vehículo
(consolidación de carga). Todo esto sin necesidad de abrir los embalajes.

3
    El desarrollo del estándar EPC es una iniciativa que tiene el soporte de EAN International.
4) CENTRO DE DISTRIBUCIÓN --> DESPACHO
Mientras los pallets son cargados al vehículo, las etiquetas RFID transmiten su ID único al
lector RFID ubicado en la plataforma de carga, y vía el middleware RFID, se transfiere la
información a los sistemas del negocio (ERP) indicando que el manifiesto ha sido cargado.


5) DESPACHO --> TIENDA
Conforme los productos llegan a la plataforma de descarga de la tienda, éstos son detectados
por lectores RFID, sus sistemas ERP son actualizados para controlar sus niveles de inventario
(automáticamente, con precisión y a bajo costo) y se da inicio al envío de mensages B2B con
el proveedor para dar inicio al proceso de facturación.


6) TIENDA --> CONSUMIDOR (visión de largo plazo)
El lector RFID ubicado en los estantes puede detectar el retiro de los productos y a través del
middleware RFID iniciar el requerimiento de abastecimiento de productos adicionales. Con
sistemas de este tipo, se reduce la necesidad de mantener costosos volúmenes de inventario,
y en lugar de ello, el cliente inicia la generación directa de demanda en el proceso de gestion
de la cadena de abastecimiento.


7) CONSUMIDOR (visión de largo plazo)
En lugar de hacer colas esperando la atención de un cajero, el consumidor pasa a través de un
lector RFID ubicado cerca de la puerta, el cual identifica a todos los productos por su ID único,
haciendo necesario solamente que el consumidor deslice su tarjeta de débito o de credito para
finalizar la compra.


Ventajas de RFID sobre el Código de Barras


1. No requiere “línea de vista”: La lectura de códigos de barra requiere que exista “línea de
vista” directa entre el scanner y un código de barras. Las etiquetas RFID pueden ser leídos a
través de materiales sin tener línea de vista.
2. Lectura más automática: Las etiquetas RFID se leen automáticamente cuando los
productos etiquetados pasan cerca del lector, reduciendo el trabajo requerido para escanear el
producto.
3. Ratios de lectura mejorados: Las etiquetas RFID ofrecen mayores ratios de lectura que los
códigos de barra, especialmente en las operaciones de alta velocidad, como la clasificación de
empaques.
4. Mayor capacidad de datos: Las etiquetas RFID pueden contener múltiples detalles del
artículo, como información del lote, peso, etc.
5. Capacidades de escritura: Las etiquetas RFID pueden ser actualizados con nuevos datos
conforme se concluye cada etapa de la cadena de distribución.
Retos en la implementación de RFID


Costos del Sistema: Hoy día las etiquetas pasivas tiene un costo aproximado de 40 centavos
de dólar por pieza y un lector básico va desde $1,000 hasta $4,000. Según se vayan dando los
estándares, avances en la micro fabricación y una economía de escala, la industria RFID se irá
aproximando al punto de tener un precio mucho mas competitivo. Mientras tanto, las
aplicaciones RFID serán relativamente costosas en comparación con otros acercamientos a
auto-ID.


Los Materiales importan: El agua absorbe las ondas de radio y los metales las reflejan, lo cual
hace que el rastreo de RFID se haga difícil en productos con alto contenido de agua, o de
metal, o aún con empaques aluminados.


La Confiabilidad y Consistencia de la Transmisión Inalámbrica: Cualquiera que haya usado
un celular sabe lo impredecible que puede ser la transmisión inalámbrica, en todas partes
existen hoyos negros de no cobertura celular.


Interferencia Electromagnética: Casi en cualquier parte a lo largo de la cadena de
distribución y especialmente en los puntos de procesamiento, auditoria y verificación, se podrán
encontrar varias fuentes de interferencia electromagnética (EMI) – otros lectores, otras
etiquetas, RF inalámbrico y teléfonos celulares, redes LANs inalámbricas y sistemas de
transmisión de datos, luces de neón y otros más.


Variedad de Frecuencias RF: Tanto RFID como otros sistemas de auto-ID pueden usar
diferentes frecuencias de RF, sin mencionar que en cada país se puede tener diferentes
asignaciones del espectro radioeléctrico para el uso de transmisiones de RF para corto
alcance. Esto significa que entre los intercambios inter-compañía y/o cadenas de distribución
internacionales deberá de hacerse una labor de conciliación de RF en diferentes puntos de la
cadena.


Rediseño del Proceso de Negocio: Al igual que otras tecnologías emergentes, la
implementación de RFID puede requerir el rediseño fundamental de los proc esos de negocio
con el propósito de optimizar los beneficios de RFID.


Compartiendo el Costo/ROI: Las aplicaciones RFID existentes son de carácter propietario y
normalmente de uso exclusivo, y se espera que las implementaciones de corto plazo sigan en
esos términos hasta que los estándares del Auto-ID Center se vayan difundiendo y aceptando.
Pero aun entonces, los intercambios inter-compañía a lo largo de cadenas de distribución multi-
empresas será altamente cuestionada sobre ¿quién paga, por qué y cómo obtiene su retorno
de inversión?
Perspectivas futuras


En el 2003 investigadores del IESE, del MIT Sloan y de la Universidad de Cambridge,
realizaron un estudio para cuantificar los beneficios de la implementación de RFID en uno de
los almacenes de una importante empresa de bienes de consumo envasados. La investigación
concluyó que la RFID puede aportar un considerable valor añadido a las empresas de bienes
de consumo envasados. La RFID es especialmente beneficiosa cuando se introduce en la
métrica de valor interno de un proceso. Por ejemplo, puede reducir el tiempo que se tarda en
completar el proceso de recepción, la calidad de los envíos en los procesos de transporte y
manejo y los costes laborales globales de los procesos de almacenamiento. Otros procesos
interdependientes saldrán igualmente beneficiados. Por ejemplo, la asignación de códigos
electrónicos de productos (EPC) -en lugar de los códigos de barras- a las cajas y palés
aumentará la precisión del proceso de colocación de los mismos.


En definitiva, las etiquetas RFID crearán muchas fuentes de valor, desde una mejora de la
eficacia en el almacén hasta un ahorro de costes de material, mano de obra y transporte y un
aumento de las ventas. De hecho, los autores vaticinan que los ahorros, ganancias en
productividad y oportunidades de creación de valor posibles podrían ser más cuantiosos de lo
inicialmente previsto. Sin embargo, RFID está en proceso de madurez y coexistirá de manera
complementaria con otras tecnologías de identificación automática, como el código de barras,
durante varios años.
Referencias
-   Hewlett-Packard (2004). RFID in the Supply Chain A Balanced View.
-   HighJump Software (2004).The True Cost of Radio Frequency Identification.
-   IESE   Insight   (2004).   El   enorme   potencial   de   las   etiquetas   RFID,   en   cifras.
    (http://insight.iese.edu/es/doc.asp?id=00327&ar=3#)
-   Javier Vello (2004). RFID, una tecnología madura en un sector dispar. E-business Center
    PwC & IESE.
-   Tyco Fire & Security (2004). RFID A Practical Approach.

				
DOCUMENT INFO
Stats:
views:137
posted:5/9/2010
language:Spanish
pages:7