16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la

Document Sample
16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la Powered By Docstoc
					                 16.
      Gorbachov, la perestroika
       y el hundimiento de la
      URSS y del comunismo.
        La llegada al poder en 1985 de Mijail Gorbachov va a suponer un cambio
radical con el pasado. Por primera vez un hombre relativamente joven se hace cargo de
un gigante enfermo e intenta su curación. La economía soviética estaba estancada
desde los años setenta, ese dato se confirmaba por el descenso de la producción, la
reducción de la productividad y el gigantesco retraso en el campo tecnológico con
Occidente. Gorbachov pondrá en marcha un plan de reestructuración (o reforma)
interna conocido como perestroika que llevará al país hacia una economía de mercado
capitalista tras el fracaso comprobado de la economía planificada. Para concentrar
todos los esfuerzos en las reformas el líder soviético necesita deshacerse de una pesada
hipoteca: los altos gastos militares de la Guerra Fría, de esta manera se producirá la
aproximación a EEUU y el fin de un enfrentamiento que duró con altibajos unos
cuarenta años.
        Pero para llevar a cabo sus objetivos económicos éstos deben acompañarse de
un cambio en el orden político: el pluripartidismo, elecciones libres... y estas medidas
desataron una fuerza dormida que se mostró incontenible: el nacionalismo de las zonas
no rusas que a la postre llevaron al hundimiento de la URSS e hicieron inviable el
experimento de Gorbachov.
        La perestroika llevada a cabo por Gorbachov tuvo sus repercusiones en los
países satélites de la Europa del Este. Conforme se aflojó la presión soviética sobre
estas repúblicas –sumidas todas como la URSS en una grave crisis económica- se
despertaron las fuerzas opositoras que en otros intentos anteriores habían sido
acalladas: nacionalismo, liberalismo, Iglesia…y estas corrientes estaban dispuestas a
acabar con años de dictadura comunista. La reacción de Gorbachov contribuyó en
gran medida a su desarrollo, ya que, lejos de reprimir estos movimientos, les apoyó y
les hizo ver que la Unión Soviética se quitaba de en medio. La URSS no podía ya
mantener una política imperialista y se deshacía de su imperio europeo.
        Estas revoluciones que se desarrollarán en el año 1989 y que harán
desaparecer el comunismo de esta zona, responde, por lo menos a tres modelos distinto
según quiénes son los protagonistas: a)Ruptura con lo anterior desde dentro de los
partidos comunistas (Hungría y Polonia); b) Movilización popular contra el régimen
comunista (RDA, Checoslovaquia y en parte Bulgaria); y c) insurrección popular
violenta contra el régimen (Rumanía). Un caso aparte es la caída del comunismo en
Yugoslavia y su traumática fragmentación cuyas consecuencias estamos viviendo
todavía hoy.
                    Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.


               A. GORBACHOV Y LA PERESTROIKA: EL
                   HUNDIMIENTO DE LA URSS.

             I. GORBACHOV Y LA DESINTEGRACIÓN DE USSS.
                                            Breznev muere en el año 1982, le va a suceder
                                    como presidente de la Unión Soviética el reformista
                                    Yuri Andropov (1982-1984) y tras él el conservador
                                    Constantin Chernienko, partidario de seguir con la
                                    política de Breznev, hasta su muerte en 1985, año en el
                                    que fue elegido como presidente Mijail Gorbachov.

                                            1. La política de Gorbachov.
                                            La necesidad de un cambio profundo de las
                                    estructuras de la Unión Soviética era evidente, era
       Mijail Gorbachov.
                                     necesario un cambio político y económico. De esto se
                                     va a encargar el reformista Mijail Gorbachov cuando
                                     llegue a la presidencia del país.

       a) La perestroika y la glasnost.

       En cinco años dirigió el país en lo político hacia la democracia y en lo
económico hacia el capitalismo. Este nuevo rumbo se nota desde el primer momento,
desde entonces critica el sistema de economía planificada y la falta de transparencia
informativa del país.
       Sus medidas más importantes llevarán dos nombres, el primero el de
perestroika que equivale a reestructuración o reforma del viejo sistema soviético para
                                              salir del estancamiento económico,
                                              social y tecnológico que padece la
                                              U.R.S.S. desde 1973; el segundo es la
                                              glasnost o transparencia informativa
                                              para luchar contra los casos de
                                              corrupción     que    imposibilitan   el
                                              desarrollo del país.

                                                             b) La situación económica y el
                                                                último plan quinquenal

                                                            Mientras Gorbachov inicia esta
                                                    política la situación económica del país
                                                    es tremenda y se arrastra desde 1981:
                                                    racionamiento, colas, mercado negro,
                                                    baja      productividad,      maquinaria
                                                    anticuada,      escasez    crónica   de
                                                    viviendas...
                                                            Las medidas más importantes
                                                    para la reforma o perestroika se
                                                    realizarán en el marco del último plan
   Restos del reactor nuclear de la central de
  Chernobyl que explotó el 26 de abril de 1986.
                                                                                                 2
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

quinquenal, el que hacía el número 12, con este plan se permiten servicios privados
(restaurantes, servicio de taxis...); se da libertad a los koljoses para que comercialicen
ellos la totalidad de la producción; se elimina la excesiva burocratización administrativa
para, junto con la glasnost, acabar con la corrupción... En lo económico podemos decir
que el plan supuso un fracaso ya que no supuso la salida de la crisis sino la continuación
de la situación anterior.
        La transparencia informativa es un hecho y se puso de manifiesto con motivo del
accidente de la central nuclear de Chernobyl en 1986, tras tres días de silencio al más
puro estilo soviético, se reconoce el accidente sufrido, en parte esto es motivado por las
presiones de los países vecinos.

       c) El fin de la Guerra Fría.

       En el plano internacional Gorbachov logra poner fin a la Guerra Fría firmando
acuerdos de desarme y de desmantelamiento de armas nucleares con el presidente
estadounidenses Reagan, se pone fin a lo que popularmente se llamaba la Guerra de las
Galaxias o escalada armamentística de las dos superpotencias que proyectaban colocar
bases militares fuera de la Tierra para amenazar al contrario.

       d) Principales efectos de la política de Gorvachov.

       La política de Gorbachov va a tener varios
efectos importantes:

1. Logra el fin de la Guerra Fría como acabamos
   de ver, en parte era una necesidad económica,
   los enormes gastos en armamentos eran
   necesarios para el desarrollo de otros sectores.
2. Se produce un proceso de democratización sin
   precedentes en el interior de la U.R.S.S., un
   hecho importante es que en 1989 se acaba con el
   monopolio del P.C.U.S. (Partido Comunista de
   la Unión Soviética) y se llega al pluripartidismo.
3. Se va a producir también el renacimiento de los    Caída del muro de Berlín el 9 de
   viejos nacionalismos que habían estado                    noviembre de 1989.
   reprimidos durante la dictadura soviética, estos
   nacionalismos se muestran como una fuerza incontenible que acabará fragmentando
   el país y llevará a la desaparición de la U.R.S.S.
4. Se produce también la liberación de los países comunistas de la Europa Oriental que
   durante mucho tiempo habían sido países satélites de la Unión Soviética, una fecha
   clave fue la Caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, esta fecha es
   todo un símbolo, estos países, más tarde o más temprano iniciarán una etapa
   democrática ya liberados del yugo soviético.

  2. La revolución de agosto                  de 1991 y la fragmentación de la
U.R.S.S.
    Hundidos los regímenes comunistas en Centroeuropa, sólo se mantenía en el
continente el modelo del socialismo real en la Unión Soviética. La revolución de agosto
de 1991 constituye el último y más importante episodio de la cadena de cambios. El
derrumbe del último bastión vendría propiciado por el fracaso del golpe de Estado del



                                                                                                3
                     Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

                                                                 sector duro del PCUS y el
                                                                 KGB.
                                                                         El 19 de agosto, víspera
                                                                 de la fírma del nuevo Tratado
                                                                 de la Uníón, que modíficaría la
                                                                 estructura de la U.R.S.S., los
                                                                 duros del partido, entre ellos el
                                                                 vicepresidente Yanaev, el
                                                                 primer ministro Paulov, el
                                                                 ministro del Interior Pugo, el
                                                                 jefe del K.G.B. Kriuchkov,
                                                                 aislaron a Gorbachov en
                                                                 Crimea, formaron un Comité
                                                                 de Emergencia y suspendieron
                                                                 todas las libertades propiciadas
                                                                 por la perestroika. Quizás
                                                            esperaban una aceptación
  Yeltsin dirigiéndose a la multitud contra el golpe del 18 de
                                                            popular pasiva, como había
                        agosto de 1991
                                                            ocurrido con la destitución de
                                                            Kruschev en 1964. Pero el
presidente ruso Yeltsin llamó a la desobediencia civil y el parlamento ruso se convirtió
en el reducto de la resistencia. El mundo contuvo el aliento durante las 60 horas que duró
el golpe. Se temía el regreso a un régimen totalitario y a los años tensos de la guerra fría.
Pero el golpe fue desarticulado y se inició una revolución de signo inverso. El fracaso de
los golpistas se debió a varios factores:
        a) El heroísmo personal de Yeltsin, respaldado por autoridades e instituciones
democráticas. La Junta golpista cometió errores decisivos al no tener en cuenta la
existencia de estas personalidades e instituciones.
        b) La movilización popular en Moscú en defensa del Parlamento, reacción
impensable sin la forja previa de una conciencia cívica generada por la glasnost. En este
sentido el programa democratizador de Gorbachov obtuvo sus frutos.
        c) La falta de apoyo del Ejército y de algunos sectores de la K.G.B., inclinados al




         Descomposición de la URSS y origen de la Comunidad de Estados Independientes.            4
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

respeto a la Constitución.
        Al fracasar el golpe se abrió un proceso revolucionario de signo democrático con
dos consecuencias trascendentales: el fin del comunismo y el fin de la Unión Soviética.
El P.C.U.S. fue suspendido y clausurados sus centros. Al mismo tiempo, las repúblicas
iniciaron una imparable cadena de declaraciones de independencia. Las tres repúblicas
bálticas recuperaron la independencia perdida en el 1940, las restantes se plantearon la
posibilidad de mantener un Estado de naturaleza distinta a la U.R.S.S. y, con excepción
de Georgia, firmarían el 21 de diciembre el nacimiento de la C.E.I. (Comunidad de
Estados Independientes). Cuatro días después, el 25 de diciembre, Gorbachov dimitía de
su cargo de presidente de un Estado que ya no existía.
        Es difícil elaborar un balance de la perestroika, pero en todo caso se trató de una
experiencia decisiva para Europa y el mundo. En la superficie, el proyecto de Gorbachov
de transformar la U.R.S.S. por medio de un P.CU.S. renovado fue un fracaso. Pero en un




                  Mapa de la Federación Rusa, el país más extenso del mundo.


sentido más profundo la revolución democrática de agosto no hubiera sido posible sin
glasnost ni instituciones nacidas en el contexto de las reformas de la perestroika.
       La obra de Gorbachov, su revolución, en el sentido de reformar lo existente, un
régimen esclerotizado, ha sido inmensa, especialmente en el campo de las relaciones
internacionales. Sólo su política hizo posible la transformación del mapa europeo. Que se
haya quemado en la empresa no resulta sorprendente; es el sino de los grandes
reformadores.

       3. La Federación Rusa.

       Sin embargo, Rusia sigue siendo la primera potencia de la zona. Ha ocupado el
lugar de la URSS en el Consejo de Seguridad de la ONU y ha conservado la mayor
parte del ejército y del armamento nuclear soviéticos. La Federación Rusa ocupa una
extensión de 17.000.000 de kilómetros cuadrados y tiene el 82% de población
rusoparlante. En cambio, en el Cáucaso norte la población de origen eslavo es



                                                                                                5
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

minoritaria. Esto ha originado el único conflicto de soberanía que ha provoca un
conflicto bélico con Muscú, el de Chechenia.
Entre 1995 y 1996, estalló una guerra entre los independentistas chechenios y el ejército
ruso, que finalizó con el reconocimiento de la soberanía de Chechenia y de la posición
dominante de Rusia en el Cáucaso norte, zona estratégica para el control de la ruta del
petróleo del mar Caspio.
        Los retos de Rusia son, por un lado, mantenerse como potencia militar y política,
y por toro, crecer económicamente. En el tránsito hacia la economía de mercado se ha
producido una caída de la producción y un incremento de precios. El nivel de vida de
amplias capas de la población –pensionistas, obreros,... -ha empeorado, al tiempo que
han aparecido los nuevos ricos¸ beneficiados de las privatizaciones y la especulación.
En términos generales, se ha implantado un capitalismo salvaje, en el que la
delincuencia organizada controla algunos sectores de la economía.



      B. LA CAÍDA DEL COMUNISMO EN LA EUROPA
                 CENTRAL Y DEL ESTE.


       I. LOS MODELOS REVOLUCIONARIOS DE 1989.
                                                                  La oleada de revoluciones
                                                           que en el otoño de 1989 produjo el
                                                           derrumbamiento en cadena de los
                                                           regímenes comunistas en los
                                                           países del Este. Fue un proceso
                                                           ante todo inesperado, que nadie
                                                           podía vaticinar, y en muchos as-
                                                           pectos de gran originalidad, en
                                                           cuanto que era un proceso sin
                                                           antecedentes, aunque la casualidad
                                                           haya querido que se desatara
                                                           coincidiendo con el bicentenario
  La caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989    de la Revolución Francesa. En lo
   es el símbolo de la desaparición de la Guerra Fría y de que podríamos denominar el otoño
               la evaporación del comunismo.
                                                           de los pueblos, de la misma
                                                           manera que en 1848 se habló de la
primavera de los pueblos, pueden analizarse tanto revoluciones de palacio, en una
especie de harakiri que se atrevieron a iniciar algunos dirigentes, como movilizaciones
populares. Su carácter pacífico fue la nota sorprendente. Porque todo se consiguió sin
violencia. Revolución de terciopelo, se ha denominado al proceso de cambio político de
Checoslovaquia, quizás el ejemplo más puro.
          El detonante fue la perestroika. De haberse opuesto militarmente Moscú, el
proceso hubiera sido frenado en sus primeras fases. Pero el gobierno soviético dejó que
se manifestaran libremente las fuerzas sociales en vez de movilizar las unidades militares
de ocupación, rompiendo así Gorbachov claramente con la doctrina anteriormente
enarbolada por Breznev de la soberanía limitada.
          En conjunto creemos que en estas revoluciones populares se pueden distinguir
tres modelos:
          a) Ruptura interior, con disolución del partido comunista. Los ejemplos son


                                                                                                6
                  Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

Hungría y Polonia.
        b) Movilización popular. Casos de la República Democrática Alemana y
Checoslovaquia. Menos claro, más bien parece un modelo mixto de ruptura interior y
presión en la calle, es el caso de Bulgaria.
        c) Insurrección. En Rumanía el estallido popular adopta la forma insurreccional
con apoyo del ejército y de sectores del régimen.
        En todos los casos el protagonista fue el pueblo, aunque en diferentes grados, y
en la mayoría se produjo el desmontaje del modelo anterior sin que existieran fuerzas
políticas o sociales rupturistas, excepto en el caso de Polonia. Aunque de forma breve
examinaremos los tres modelos.

       II. LAS REVOLUCIONES PAÍS POR PAÍS.

    1. La ruptura desde el interior de los partidos comunistas en
Hungría y Polonia.

       a) Hungría.

        Hungría partió de una situación de relaciones comerciales con Occidente más
fluidas, particularmente con Austria, que suponían un intento de recuperar su espacio
centroeuropeo. El P.C., dirigido por Kadar, había asumido una estrategia reformista para
superar los inconvenientes de la planificación centralizada y los efectos de una crisis
económica que se materializaban en una elevada deuda externa, pero en 1988 el modelo
parecía agotado. Apenas se reunía el Parlamento y la parálisis política acompañaba a la
crisis económica.




                     La caída del comunismo país por país, principales hitos.
                                                                                               7
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

         Los sectores más aperturistas del partido
comunista, dirigidos por Poszgay, consiguieron
controlar e impulsar a lo largo de 1989 una serie
de reformas, entre ellas la ley de asociaciones,
que contemplaba la existencia de otras
organizaciones políticas y las libertades de
reunión y expresión, y el diseño de un proyecto
de Constitución con separación de poderes y
voto popular directo para elegir entre varias
listas o varios
candidatos. Suponían estos acuerdos en el
momento de su aprobación una conmoción en el
inmóvil mundo político del socialismo real.
Sobre esta política reformista actuó como
detonante un contagio exterior, el paso de los
alemanes del Este en huida, flujo que se inició al
abrir Hungría sus fronteras con Austria.
         Entre los días 6 y 8 de octubre se
produjo en Budapest una revolución de salón. A
propuesta de Poszgay, el partido comunista
decidió autodisolverse para formar un partido Walesa, presidente de Solidaridad y uno
                                                          de los artífices de la caída del
socialista democrático, cambió el nombre del                 comunismo en Polonia.
Estado -de República Socialista de Hungría a
República de Hungría- y se sentaron los acuerdos que llevarían a la elección de
presidente en enero de 1990 por sufragio universal, lo que barrió del protagonismo a los
reformistas en beneficio de nuevos políticos, y a la convocatoria de elecciones en marzo.

       b) Polonia.

        El caso polaco se singulariza porque la revolución siguió el impulso adquirido
tras la convocatoria de elecciones libres. En realidad era el único país del Este donde
existía un movimiento social organizado capaz de ganar unas elecciones al comunismo
en el poder. De la oleada huelguística de agosto de 1980 había nacido el sindicato
                                Solidaridad, con su carismático líder Walesa al frente.
                                A pesar de la declaración de la ley marcial por el presi-
                                dente Jaruzelski en diciembre del año siguiente, con el
                                objetivo de impedir una invasión soviética, Solidaridad
                                mantuvo una actividad clandestina. Por añadidura, en
                                Polonia posee una influencia decisiva la Iglesia
                                Católica.
                                        Todo predisponía al cambio en el momento en
                                que se produjera cualquier debilidad del poder. La
                                crítica situación de la economía y la oleada de huelgas
                                entre mayo y agosto de 1988 inclinaron al gobierno a la
                                convocatoria de una mesa redonda, protagonizada por el
                                ministro del interior Kisczak y Walesa. Se acordó la
                                convocatoria de elecciones para junio. Y en ellas se
                                produjo el triunfo de Solidaridad, que ocupó 99 de los
                                100 escaños del Senado y los 161 reservados en la
                                Cámara Baja, un tercio del total, pues se había acordado
  Tadeusz Mazowiecki, primer   reservar los restantes para los candidatos comunistas. A
   ministro no comunista de
     Polonia en décadas.

                                                                                                8
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

pesar de este curioso acuerdo, que ilustra sobre el realismo de los polacos, era evidente la
derrota popular del régimen. De esta forma, por aceptación del propio partido comunista,
se nombró el 12 de agosto jefe del gobierno a Mazowiecki, formándose el primer
gobierno no comunista en un país del Este. Se trató de otra revolución de antecámara,
pues todos los pasos fueron acordados en conversaciones, sin barricadas ni tiros, aunque
al cambio contribuyera la existencia de organizaciones sociales anticomunistas, como
Solidaridad y la Iglesia Católica.

     2. Movilización popular en la República Democrática Alemana y
Checoslovaquia.

       a) República Democrática Alemana.

        El proceso de la revolución en la Alemania del Este ha sido asombroso. El país se
encontraba amenazado por la deserción de su población, en la tesitura de encontrarse sin
médicos, conductores de autobús, maestros. Tras la falsificación de las elecciones
municipales de mayo de 1989, miles de fugitivos, desde Hungría, Praga y Varsovia, con
encierros en embajadas, pasaban a diario a Occidente en trenes abarrotados. La contra
propaganda del régimen de Honecker no servía para solucionar los problemas acuciantes
de la falta de técnicos y mano de obra.
                                                                          La      frontera
                                                                  húngara se abrió el 1 de
                                                                  septiembre y se hizo
                                                                  más continuo el flujo
                                                                  de refugiados jóvenes.
                                                                          En los primeros
                                                                  días de octubre se
                                                                  celebró      el       40
                                                                  aniversario          del
                                                                  régimen, con visita de
                                                                  Gorbachov,         quien
                                                                  advirtió contra los
                                                                  peligros             del
                                                                  inmovilismo            al
                                                                  dogmático Honecker.
     La caída del muro de Berlín fue uno de los acontecimientos más  Con la esperanza de
                significativos de la Historia del siglo XX.          que      las    tropas
                                                                     soviéticas no in-
tervendrían, en los días siguientes se multiplicaron las manifestaciones multitudinarias de
Leipzig y Dresde. Al parecer Honecker intentó la vía china de la represión en Leipzig,
pero no obtuvo apoyo en el Comité Central ni permiso soviético. Los acontecimientos se
precipitaron con la secuencia Honecker-Krenz-Modrow en la Secretaría. El 9 de
noviembre Krenz decidió abrir el muro de Berlín, fecha culminante de todo el
proceso. Inmediatamente le sustituía el reformista Modrow y se diseñaba un proceso
similar al húngaro y polaco, de apertura y convocatoria de elecciones. En un mes, por
presión popular en la calle, era barrido uno de los regímenes más duros del Este, lo que
permitiría a lo largo de 1990 la reunificación de Alemania.




                                                                                                9
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

      b)
Checoslovaquia.

        La revolución
de terciopelo checa
tuvo un antecedente en
la primavera de Praga
de 1968. El factor
Gorbachov fue aquí
todavía más perceptible
que en Berlín. En abril
de 1987 el líder soviético      División pacífica de Checoslovaquia entre checos y eslovacos en
lanzó en Praga su                                            1993.
propuesta de la casa co-
mún europea y se proclamó hijo de la “Primavera de Praga”, condenando la invasión de
1968. Desde ese momento no cesaron las manifestaciones populares. Pero no obtuvieron
resultado alguno hasta el triunfo de la revolución en los países vecinos. El estímulo para
los checos era el paso continuo, de fugitivos de la Alemania del Este. En noviembre se
formó el grupo opositor Foro Cívico. Al caer el muro de Berlín, la movilización en la
calle se intensificó. Y el 10 de diciembre de 1989 caía el severo Husak y se formaba el
gobierno Calfa, con mayoría de ministros no comunistas. En los últimos días del año, el
29 de diciembre, fueron elegidos Havel presidente de la República y Dubcek presidente
de la Asamblea y símbolo de la Primavera de Praga de 1968. Las tensiones entre las dos
zonas y el triunfo de los nacionalistas en Eslovaquia no pudieron evitar la división
pacífica del país el 1 de enero de 1993, surgían así la República Checa y la República
Eslovaca.

       3. Insurrección popular en Rumanía.
        El proceso rumano responde al modelo clásico de revolución violenta. El
conducátor rumano, Ceaucescu, disfrutaba de cierta popularidad en Occidente por su
política exterior independiente de Moscú, marcada ya en 1968 por su oposición, dentro
del Pacto de Varsovia, a la invasión de Checoslovaquia; pero en realidad se trataba de
una dictadura vergonzosa, cuyos rasgos más crueles se marcaron a partir de 1973 por
influencia de su segunda esposa, Elena Petrescu. El régimen llevó a su máxima
exaltación el culto a la personalidad, además de otra nota menos frecuente en sus países
hermanos: el nepotismo, el reparto de puestos y privilegios entre el círculo familiar.
        Con el control severísimo de la población por la policía política se preveía que no
sería posible ni la reforma interior, de tipo húngaro o polaco, ni la caída pacífica, de tipo
alemán o checo. De ahí que se convirtiera en la isla, el último régimen dictatorial que
resistía. El 20 de diciembre de 1989 una manifestación en Timisoara fue reprimida de
forma sangrienta, mientras Ceaucescu viajaba a Irán. El enfrentamiento Securitate
(policía política)-ejército se produjo al ser asesinado el ministro de Defensa por negarse a
emplear sus soldados en la represión. Éste fue el primer error. Pero el decisivo se
produciría 48 horas después. El entorno del conducátor decidió convocar una
concentración en Bucarest para vitorear a Ceaucescu.
        De otra forma no hubiera sido posible una concentración humana de esa
dimensión. Pero el homenaje se convirtió en protesta, y la protesta desató la represión y
la represión el alzamiento popular. El día 22 de diciembre Ceaucescu huía pero era
detenido. El día 25, tras un juicio sumarísimo, fue ejecutado junto con su esposa.
Muchos puntos oscuros han dejado estos sucesos. Pero lo indudable es que el día 29 se


                                                                                               10
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

formaba un gobierno provisional, con participación de comunistas disidentes. El proceso
rumano ha sido el más traumático y el que ha dejado más problemas pendientes y
recorrido un camino menos seguro hacia la democracia.

       4. La fragmentación de Yugoslavia.
        Un verdadero mosaico de pueblos que se
englobaron bajo el Estado federal de Tito. Con el
desmoronamiento del comunismo el territorio de este
Estado se convertiría en un infierno. En esquema los
datos del problema, cuya comprensión exige un examen
histórico, podrían ordenarse así:
        a) Mosaico cultural. Territorio que perteneció a
dos imperios diferentes, el austro-húngaro y el turco, lo
que generó dos culturas distintas.
        b) Complejidad étnica. Cuatro grupos étnicos
principales: eslovenos, croatas, serbios y búlgaros, cada
uno con sus peculiaridades lingüísticas.                              Slodoban Milosevic.

        c) Diferencias religiosas. Existencia de tres religiones: ortodoxa, católica,
musulmana.
        d) Historia conflictiva. Un pasado de odios y violencias. Durante la segunda
guerra mundial un régimen filonazi en Croacia asesinó a más de 300.000 serbios; los
partisanos de Tito, en los últimos meses de la contienda, masacraron 200.000 croatas.
Ningún grupo fue inocente en esta etapa de guerra.
        Al difundirse los vientos del cambio que Gorbachov impulsaba en la URSS, los
dirigentes comunistas serbios, aferrados al poder, comprendieron que podrían enarbolar
en vez de la desacreditada bandera del comunismo la nueva del nacionalismo para
mantenerse. Fue lo que ocurrió al acceder en 1986 Slobodan Milosevic a la dirección de
la Liga de los Comunistas serbios (así se denominaba el partido comunista). Los serbios
suponían solo el 36% del censo global, pero representaban el 83% de la población de
Serbia, el 30% en Bosnia-Herzegovina y el 11,5% en Croacia. El dirigente serbio,
Milosevic, afirmó que aceptaría la independencia de los otros estados de la federación
yugoslava sobre la base de territorios étnicos, es decir, si se respetaba la posibilidad de
que los enclaves serbios optaran por la integración en una Gran Serbia.
        A lo largo de 1990 se celebraron elecciones en las seis repúblicas, las cuales
inmediatamente declararon su independencia. Serbia no lo permitió. Primero invadió
Eslovenia, donde no existía minoría serbia, pero su derrota militar puso fin a su intento
                                                                   de dominio. Luego tocó
                                                                   el turno a Croacia,
                                                                   donde            fuerzas
                                                                   irregulares serbias con
                                                                   ayuda del ejército
                                                                   federal       yugoslavo
                                                                   consiguieron      formar
                                                                   varios enclaves en la
                                                                   Trajina y en Eslavonia
                                                                   Oriental      que      se
                                                                   declararon parte de
                                                                   Serbia,    la     guerra,
                                                                   después de muchas

          Las mayorías étnicas en la antigua Yugoslavia.

                                                                                               11
                   Tema 16. Gorbachov, la perestroika y el hundimiento de la URSS y del comunismo.

                                            atrocidades acabó con el triunfo croata en
                                           1995. Pero la tragedia alcanzaría su cénit en
                                           Bosnia, donde las diferentes étnias vivían
                                           mezcladas. Había croatas católicos, serbios
                                           ortodoxos y musulmanes, todos formando
                                           parte de
                                                    Bosnia. Tanto Croacia como Serbia
                                           tenían intenciones de incorporarse los
                                           territorios en los que eran mayoría, pero la
                                           población estaba tan mezclada que para llevar
                                           a cabo ese objetivo emprendieron la limpieza
                                           étnica o eliminación sistemática del enemigo.
                                           La guerra estalló en 1991. El horror de las
                                           violaciones, campos de concentración, de-
                                            portaciones y asesinatos masivos de
      La fragmentación de Yusgoslavia.      población civil llenaron de horror a la opinión
                                            mundial. Tras la intervención de EEUU y la
OTAN se llegó a un frágil acuerdo de paz en Dayton, Bosnia-Herzegovina seguía
existiendo pero en su interior aparecían dos repúblicas que vivían casi de espaldas: la
república croata-musulmana de Bosnia y la bosnio-serbia. Este frágil equilibrio trajo la
estabilidad y ha llegado hasta nuestros días. Más tarde conseguiría la independencia
Macedonia y en 2007 Montenegro se salía de la unión con Serbia y proclamaba su
independencia y soberanía.
        Mención aparte merece el Kosovo, donde Milosevic no respetó el principio de
mayorías étnicas que pedía a las otras repúblicas, en esta provincia serbia convivía un
90% población albanesa, perseguida cuando demandó autonomía, y un 10% serbia. Tras
una campaña de exterminio por parte de Serbia y ataques terroristas del lado kosovar,
fuerzas de la OTAN intervinieron en la provincia serbia en 1999 y pusieron fin a los
enfrentamientos, pasando el territorio a convertirse en un protectorado internacional pero
oficialmente bajo soberanía serbia, soberanía sólo nominal. El desenlace del conflicto ha
tenido lugar en 2008 con la proclamación unilateral de independencia de Kosovo con el
reconocimiento oficial de muchos países occidentales y la oposición de Serbia y Rusia.




            Bosnia: composición étnica antes de la guerra (1990) y acuerdos de Dayton (1995).




                                                                                                12