LA BIBLIA DICE…

Document Sample
LA BIBLIA DICE… Powered By Docstoc
					LA BIBLIA DICE…
CONSULTORIO BÍBLICO 828
Tema: ATEISMO BARRO COCIDO MEZCLADO CON HIERRO
PL Introducción
CORTINA-------------------------------
PL Desde Ecuador se ha comunicado con nosotros un amigo
     oyente para hacernos la siguiente consulta: ¿Cómo puedo
     hacer comprender, de la manera más adecuada, lo que dice la
     Biblia, a una persona que dice ser atea y no cree en Dios, ni en
     el cielo, ni el infierno y que piensa que para ser feliz solamente
     hace falta explotar lo que ya tiene en su interior?
CORTINA---------------------------------------
DLGracias por su consulta amable oyente. Comprendo y comparto
  su interés por el bienestar espiritual de aquella persona que por
  ahora se considera a sí misma como atea. Pero a la vez, debo
  señalar que ni Usted, ni yo, ni ningún otro ser humano, por más
  inteligente o elocuente que sea, tiene el poder para hacer cambiar
  de manera de pensar a una persona que voluntariamente ha
  sacado a Dios de su vida. Solamente Dios puede derribar las
  fortalezas espirituales que mantienen en prisión a una persona
  que dice ser atea. Así que, amable oyente, no se frustre ni se
  desespere por la falta de interés en las cosas espirituales de esa
  persona atea que usted conoce. Pero esto no significa que usted
  no debe hacer nada. Lo que le sugiero hacer es lo siguiente. En
  primer lugar, ore a Dios fervientemente por esta persona. La
  oración eficaz del justo puede mucho, dice Santiago 5:16. Jamás
  desprecie la oración. Al orar, cite por nombre a esta persona atea.
  Pida que Dios quite la venda espiritual que esta persona tiene en
  sus ojos espirituales, por lo cual no puede tomar conciencia de su
  trágica condición espiritual. La voluntad de Dios es que todos se
  salven, pero a la vez, Dios no obliga a nadie a que se salve. Dios
  no quiere poblar el cielo con personas que no quieren estar allí.
  Note lo que dice 2 Pedro 3:9 El Señor no retarda su promesa, según
  algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no
  queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
Fundamentado en este texto, dígale a Dios en oración, que por su
  gracia permita que entre la luz de su palabra a la entenebrecida
  mente de esa persona atea. De esta manera Usted está apelando
  al único que tiene el poder y los recursos para hacer volver en sí a
  una persona que por ahora está fuera de sí, al ignorar el peligro
  espiritual en que se encuentra. En segundo lugar, me gustaría
  recomendar, que además de orar, comparta con esta persona
  atea un mensaje verbal o escrito de la palabra de Dios. Observe
  lo que dice Romanos 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra
  de Dios.
Para que este hombre que se confiesa ateo, comience a tomar
  conciencia de su triste condición espiritual va a necesitar de fe.
  Esta fe no aparece de por sí, como por arte de magia. Según el
  texto leído, esta fe resulta de oír con atención el mensaje, y el
  mensaje que se debe oír es la palabra de Dios o la palabra de
  Cristo, lo cual no es otra cosa que el evangelio, las buenas
  nuevas de salvación. La persona atea se mostrará muy reacia a
  que alguien le hable este mensaje, pero no permita que esto le
  desanime, persevere comunicando el evangelio. Hágalo de una
  forma amable, con gracia, con amor, sin dar lugar a la discusión.
  En algún momento, en la soberanía de Dios, la palabra de Dios
  obrará por medio del Espíritu Santo en la mente de esta persona
  atea y comenzará a reconocer su necesidad espiritual. El asunto
  es que, mientras una persona incrédula, sea o no atea, no
  reconozca que existe un Dios personal y moral que se ha
  comunicado con el hombre por medio de la Biblia, y que todo ser
  humano es responsable ante Él por sus actos, esta persona
  jamás va a poder recibir al Señor Jesucristo como Salvador. Es
  inútil embarcarse en una discusión teológica con una persona
  atea, porque no se va a llegar a nada edificante. Como ya dije, lo
  primero que necesita saber el ateo es que Dios existe, que Dios
  ha hablado al hombre y que Dios es una persona moral, que Dios
  por tanto odia y castiga el pecado. Dios utiliza lo creado para
  testificar su existencia. Note lo que dice Romanos 1:18-20 Porque la
  ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres
  que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es
  manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno
  poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo
  entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
Ningún ateo, por tanto, puede algún día decir: Yo no llegué a creer
     en que Dios existe porque Él jamás me dio pruebas de su
     existencia. Sólo hace falta mirar la naturaleza, o el cielo
     estrellado para saber que detrás de todo lo que existe está un
     Creador. Ese Creador es el que también envió a su Hijo
     unigénito para que muera en la cruz para pagar el castigo que
     todo pecador merece, de modo que todo aquel que en él cree
     sea eternamente salvo. En tercer y último lugar, además de
     orar y hacer oír el mensaje de salvación, usted necesita
     mostrar con su ejemplo, con su conducta, con su estilo de vida,
     lo que el Señor Jesucristo ha hecho en su vida. Su testimonio
     facilitará o dificultará que esta persona incrédula
     eventualmente venga a los pies de Cristo. El mal testimonio de
     personas que se supone creyentes, ha sido un gran obstáculo
     para que algunas personas que se consideran ateas lleguen a
     conocer a Dios. Un famoso ateo solía decir: De no haber sido
     por los cristianos, yo me hubiera hecho cristiano. De manera
     que, amable oyente, por ahora no intente demostrar
     bíblicamente a esa persona atea, que existe el cielo, que existe
     el infierno, o que la felicidad verdadera radica en tener una
     relación personal con Dios. La persona atea no lo va a
     entender, porque le hace falta primeramente reconocer que
     Dios existe, que Dios ha hablado, que Dios es una persona,
     que Dios es un ser moral, es decir que hace diferencia entre lo
     bueno y lo malo y que el hombre es responsable ante Dios por
     sus actos.
CORTINA---------------------------------
PL La segunda consulta para el programa de hoy nos llega desde
     Quito, Ecuador. Dice así: ¿Qué significa la mezcla de barro
     cocido y hierro en los pies de la imagen vista por el rey
     Nabucodonosor, relatada en Daniel 2?
CORTINA-------------------------------
DLGracias por su consulta. El relato del sueño que tuvo
  Nabucodonosor y que fue interpretado por Daniel, se encuentra
  en Daniel 2:31-35. La Biblia dice: Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran
   imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba
   en pie delante de ti, y su aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro
   fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; sus
   piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. Estabas
   mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus
   pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados
   también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo
   de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno.
   Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.
Daniel interpretó este sueño de Nabucodonosor, y en la parte relativa
  a los pies de esa gran imagen, Daniel dijo lo que se encuentra en
  Daniel 2:41-45. La Biblia dice: Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte
   de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá
   en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. Y
  por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino
  será en parte fuerte, y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro,
  se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro,
  como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo
  levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo;
  desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,
  de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual
  desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado
  al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su
  interpretación.
Poco antes del establecimiento del reino de Dios en la tierra,
     conocido como el reino milenial de Cristo, en la tierra existirá
     una alianza formada por diez reyes o reinos, representados por
     los diez dedos de los pies de la imagen. El hierro de los diez
     dedos representa el imperio romano revivido, el cual tiene una
     férrea fortaleza para conquistar, pero la presencia del barro,
     significa que la alianza de estos diez reyes o reinos no será
     firme, porque se hará pedazos cuando el Señor Jesucristo
     venga por segunda vez a la tierra. La piedra cortada no con
     mano representa al Señor Jesucristo.
CORTINA---------------------------------------------
PL Despedir.