DE LOS MEDIOS DE PARTICIPACION CIUDADANA EN EL NIVEL MUNICIPAL

Document Sample
DE LOS MEDIOS DE PARTICIPACION CIUDADANA EN EL NIVEL MUNICIPAL Powered By Docstoc
					 DE LOS MEDIOS DE PARTICIPACION CIUDADANA EN EL NIVEL MUNICIPAL I (*)
                    Por: Eduardo Lara Salazar, Abogado
                            edularalaw@cantv.net


        Partiendo de la premisa que el ordenamiento jurídico venezolano tiene concebida a la
participación como un elemento fundamental para el desarrollo, ya que la tiene incluida en varios
instrumentos normativos, debe señalarse que el ámbito municipal no escapa de ello.

        Desarrollando los postulados constitucionales, la Ley Orgánica del Poder Público Municipal
la concibe como un medio para la consolidación del sistema democrático como forma política
idónea para los venezolanos, por ser la unidad primaria de la organización venezolana, siguiendo
los postulados del artículo 2 de la Constitución al decir que Venezuela se constituye en un Estado
democrático que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación,
la vida, la libertad; la justicia, la igualdad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la
preeminencia de los derechos humanos, la ética y el plualismo político. También se hace eco en el
artículo 6 (constitucional) cuando establece que el gobierno de la República y de las entidades
políticas que lo componen (estados y municipios) es y será para siempre democrático, participativo,
electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandadtos revocables. Puede
consultarse el artículo 62 (constitucional) al consagrar el derecho de los ciudadanos de participar
líbremente en los asuntos públicos directamente o a través de representantes elegidos (alcaldes,
concejales; en el nivel municipal). Ya en el artículo 70 (constitucional) se mencionan los medios
para la participación, clasificándolos en políticos, sociales y económicos, dejando al legislador el
desarrollo de esos medios.

       Es por ello que la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, los concibe como los
previstos para que los ciudadanos, en forma individual o colectivamente, puedan expresar su
aprobación, rechazo, observaciones, propuestas, iniciativas, quejas, denuncias y, en general, hacer
del conocimiento de las autoridades o de otras comunidades, sus pareceres o voluntades en relación
con asuntos propios de la vida local. Los enumera así:

   1. Cabildos abiertos
   2. Asambleas ciudadanas
   3. Consultas públicas
   4. Iniciativa popular
   5. Presupuesto participativo
   6. Control social
   7. Referendos
   8. Iniciativa legislativa
   9. Medios de comunicación social alternativos
   10. Instancias de atención ciudadana
   11. Autogestión
   12. Cogestión

        Luego, en un hermoso ejercicio de inclusión y democracia, reconoce que los señalados son a
título enunciativo, por lo que pueden existir otros que fomenten la participación de los ciudadanos
en la gestión pública.

       Uno de esos medios son los llamados Consejos Comunales, desarrollados por la Ley de los
Consejos Comunales, sobre los cuales ya he escrito y publicado, por lo que les invito a leerlos, para
conocerlos. En igual sentido los llamados Consejos Locales de Planificación o conocidos también
en el ambiente municipal como “CLPP”, donde las autoridades municipales y la comunidad
organizada, actuando con vocación ciudadana, pueden llevar a la práctica iniciativas concertadas de
gran utilidad para elevar la calidad de vida.

       Es menester aclarar que muchos de esos medios esperan por una ley que los traiga al mundo
real, pues la Asamblea Nacional no ha producido esa actividad normativa, como ordena la
Constitución, aun cuando se ha hablado de la existencia de un proyecto; en otros casos, los
Concejos Municipales tampoco han hecho lo propio, lo que sería un ejemplar trabajo para el
mejoramiento de las comunidades en el caso de esos dos componentes del poder legislativo, porque
son herramientas utilísimas, que redundarán en grandes beneficios para las comunidades a las que
se deben, sin contar que permitirá traer mas paz pública y participación.

       La Ley Orgánica del Poder Público Municipal consagra una serie de principios que
permitirán a los concejos municipales legislar sobre la materia. Pueden indicarse los siguientes:
   1. Promover y garantizar la participación de los ciudadanos en la gestión pública y facilitar los
       medios, formas y procedimientos para que los derechos de participación se materialicen de
       manera efectiva, suficiente y oportuna.
   2. Los ciudadanos tienen derecho a obtener información general y específica sobre las
       políticas, planes, decisiones, actuaciones, presupuesto. proyectos y cualesquiera otras del
       ámbito de la actividad municipal.
   3. Acceder a archivos y registros administrativos en los términos de la lesgislación nacional
       aplicable. Aquí cabe hacer un alto, pues existen regulaciones nacionales, que vienen desde la
       Constitución, tales como el habeas data; el derecho a la libertad de expresión, información
       oportuna y veraz; el de dirigir peticiones y obtener opotuna respuesta; el de protección del
       Estado frente a situaciones que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para la
       integridad física de las personas o sus bienes. Otras estan previstas por la Ley Orgánica de la
       Administración Pública, la Ley Orgánica sobre Estados de Excepción, la Ley Orgánica
       sobre Seguridad y Defensa de la Nación, Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos;
       donde se mencionan la reserva y clasificación de asuntos por razones de seguridad de
       estado, defensa nacional, entre otras. Nadie podría pensar que una memoria y cuenta de un
       alcalde o un concejal constituya algunos de los supuestos a que se contraen esas leyes
       nacionales, por ejemplo; tampoco que un consejo comunal requiera los montos del
       presupuesto para las obras de interés de su ámbito geográfico.
   4. Asistencia y apoyo por parte de las autoridades hacia sus comunidades y sus ciudadanos
       para la capacitación, formación y educación a los fines de su desarrollo y consolidadción de
       la cultura de la participación democrática y protagónica en los asuntos públicos, sin mas
       limitaciones que el interés público y la salvaguarda del patrimonio público.
   5. Los ciudadanos pueden organizarse en contralorías sociales con miras a la realización de
       labores de control sobre la gestión municipal, vinculando a la ciudadanía en la fiscalización
       y valoración del desempeño, para lo cual los municipios deberán favorecer la constitución y
       desarrollo de las diversas formas de la organización social, por lo que deberán facilitarse la
       información y el uso de medios públicos y el beneficio de subsidios o aportes para la
       realización de sus fines, además de promover, facilitar y proveer la formación ciudadana a
       través de programas diseñados para tal fin.

        En próximas entregas se tocarán otros puntos en relación con el tema.


        (*) El Autor es Profesor del Área Jurídica de la Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública y
forma parte del Cohorte 5 del Programa de Especialización de Gestión de impuestos Municipales (PEGIM) en esa
misma Casa de Estudios