CAMBIOS EN LOS MERCADOS DE CRÉDITO La tormenta financiera y

Document Sample
CAMBIOS EN LOS MERCADOS DE CRÉDITO La tormenta financiera y Powered By Docstoc
					CAMBIOS EN LOS MERCADOS DE CRÉDITO

La tormenta financiera y sus efectos
prácticos

       Las entidades bancarias endurecen las condiciones de crédito a
empresas y particulares
       Los bancos se lanzan a la guerra por lograr una captación de fondos
mediante pasivo
       El mercado inmobiliario, clave para el futuro de la economía
española


 El cliente de una entidad bancaria pide una hipoteca. (Foto: Carlos Alba)

       Noticias relacionadas en elmundo.es


       Noticias relacionadas en otros medios




MADRID.- Dos meses después de que se iniciaran las turbulencias en los mercados
financieros derivadas por la crisis 'subprime' en EEUU, los analistas no son capaces
de ponerse de acuerdo a la hora de concluir si lo peor ha pasado o no.

"El golpe mayor posiblemente se ha producido ya, aunque la crisis aún no se
ha terminado, ya que la desconfianza no se recupera de un día para otro y tardará
un tiempo en solucionarse", afirma Gregorio Izquierdo, director del servicio de
estudios del Instituto de Estudios Económicos.

Otros expertos dicen que "la crisis va a ser más duradera de lo inicialmente
previsto", como afirma el servicio de estudios de Caja Madrid. "Lo malo de los
ciclos es que no se sabe cuál va a ser su duración", asegura Pedro Morón, profesor
de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid.

Aunque las Bolsas mundiales parecen haber recuperado cierta normalidad y haber
dejado atrás la volatilidad predominante en agosto, los mercados están muy
pendientes de los resultados de las entidades bancarias, que ya comienzan a
'confesar' cómo la crisis afecta a sus cuentas.

En cualquier caso, lo que está claro es que el panorama del mercado de crédito
está sufriendo una profunda transformación que tiene efectos prácticos y cotidianos
para los ciudadanos de a pie:


       Endurecimiento de las condiciones de crédito. "Van a escasear los
fondos y su precio -tipo de interés- va a aumentar", dice Caja Madrid. Lo cierto es
que los expertos parecen estar de acuerdo en que se ha acabado la época en que
conseguir dinero era sencillo. El Banco Central Europeo (BCE) así lo constata en su
última encuesta de préstamos bancarios en la zona euro. Y las dificultades son
tanto para las empresas -disminuirá previsiblemente el número y la financiación de
operaciones corporativas-, como para los particulares, que ya están viendo cómo
conseguir créditos al consumo o para vivienda no es tan fácil como antes.

       Guerra del pasivo. Otras de las consecuencias visibles es la búsqueda por
parte de las entidades de liquidez ante la desconfianza que hay entre entidades.
Eso ha hecho que los bancos se hayan lanzado a una guerra de nuevas ofertas para
atraer el dinero de los ahorradores mediante depósitos con un tipo de interés más
alto y otro tipo de ofertas. "Los ciudadanos deben ser prudentes a la hora de
gastar, pero deben tener los ojos abiertos porque ahora habrá muchas más
oportunidades de inversión", afirma Pedro Morón, de la Universidad Autónoma de
Madrid.

       Euribor y tipos de interés. "Un balón de oxígeno". Así califica Gregorio
Izquierdo, del IEE, la decisión del BCE de posponer las subidas de tipos de interés
ante las turbulencias de los mercados. Los hogares españoles, endeudados hasta
las cejas con sus hipotecas, no han podido tener mejor aliado, ya que el Euribor ha
moderado los incrementos que lleva viviendo los dos últimos años. Algunos
analistas creen que la entidad monetaria europea no volverá a subir los tipos de
interés hasta el próximo año.

       Récord histórico del euro. La moneda europea se ha visto favorecida por
la rebaja de tipos de interés de la Reserva Federal en EEUU como consecuencia de
la crisis. Eso le ha llevado a marcar sus mayores niveles en su historia -sobre los
1,41 dólares-, lo que puede favorecer la compra de productos en dólares, pero no
deja de ser un lastre para las exportaciones. Los expertos esperan que el euro se
sigue fortaleciendo a corto plazo.

       Crecimiento económico. Aunque el mayor coste de la crisis respecto al
crecimiento económico se va a padecer en EEUU y Asia, España y la UE no están
del todo a salvo. Los gabinetes de estudios y la mayoría de instituciones han
revisado a la baja las previsiones de crecimiento económico, sobre todo para 2008.
En España, la inversión en construcción y el consumo, dos factores dependientes
del crédito, se verán perjudicados, según el IEE. Pese a ello, las perspectivas para
España siguen siendo positivas -con un crecimiento en el entorno del 3%-, según el
Gobierno.

       Consumo. Los ciudadanos "van a notar la crisis y se van a tener que
apretar el cinturón de la forma más dolorosa: reduciendo el consumo", afirma
Morón, de la Autónoma. Una de los datos más significativos al respecto es que la
confianza de los consumidores cayó a su mínimo histórico en septiembre. El
encarecimiento de las hipotecas deja menos margen para consumir a las familias,
aunque los analistas no esperan que la sangre llegue al río, es decir, que se llegue
a producir una elevada morosidad.

       Mercado inmobiliario. Los expertos creen que no se deben hacer
paralelismos entre la crisis 'subprime' y la situación del mercado inmobiliario en
España, ya que son dos mercados totalmente diferentes. Sin embargo, ya hay
voces que hablan de que la corrección del sector será mayor de lo esperado. El
problema actual es la "enorme distorsión" entre la oferta y la demanda de casas,
apunta el analista de Capitalbolsa, Juan Carlos Castillo. "La demanda ha retrasado
las decisiones de compra ante la expectativa de que el precio de los inmuebles baje
y la oferta no quiere bajar los precios porque espera venderlos aunque sea en un
plazo más largo", afirma. Muchos creen que los que tienen la sartén por el mango
ahora son los compradores, que pueden lograr sustanciosas rebajas a la hora de
negociar la adquisición de una vivienda.