A UT O CONTROL UTO Nº FEBRERO MAYO e s by rockman20

VIEWS: 10 PAGES: 1

									A UT O CONTROL UTO
Nº 12. FEBRERO-MAYO 2003

e

s

v

i

d

a

Boletín de Ascensia Diabetes Service para el autocontrol de la persona con diabetes

EDITORIAL
Si tuviéramos que encontrar una característica al recién pasado año 2002, sin duda ésta sería la polémica que las investigaciones con las llamadas “células madre” ha suscitado en los medios de comunicación. Pero lo cierto es que pocas personas saben con certeza de qué sustancia se trata y en qué consiste concretamente la investigación causa de tanta controversia. Por otro lado, no es esta la única línea de investigación abierta hoy en día con el fin de buscar la tan deseada curación de la diabetes. Además, mientras algunos grupos de investigadores andan tras la curación, otros científicos estudian formas de mejorar el tratamiento, de manera que con técnicas o fármacos más sencillos y riesgos menores se pueda obtener mejores resultados en el control de la glucosa. En este número nos proponemos esclarecer cúal es el panorama actual, con un lenguaje comprensible para todos, con rigor, sin titulares impactantes ni poco fieles a la realidad. Las personas con diabetes, ¿qué pueden esperar de las nuevas tecnologías? Hemos buscado en la bibliografía científica todo lo que se ha publicado recientemente sobre este tema para contarlo a nuestros lectores. El futuro parece muy esperanzador, pero nada exime del autocuidado. El mejor control metabólico es hoy por hoy la mejor inversión, y sólo se consigue con un cuidado personal responsable. De manera que las “riendas” que guían la diabetes siguen estando en manos de las personas que tienen que vivir con ella. También en este número contamos con los consejos de profesionales expertos. Por un lado hemos dedicado especial atención en todos los “trucos” que debe saber la persona que va a llevar una bomba de perfusión continua de insulina. Mientras que por otro lado hemos empezado a recopilar información jurídico-legal para responder a todas las preguntas que nos hagan llegar los lectores de este boletín. Esperamos muy sinceramente que el conjunto de informaciones que se difunde desde estas páginas sea de utilidad y ayude a más de una persona con diabetes a esclarecer dudas y a evitar posibles problemas. Si así fuera, nos daríamos por satisfechos.

¡Las “células madre”, vaya lío!
Leyendo la prensa, uno puede pensar que los científicos hacen juegos malabares con las células humanas y, como si fueran magos que multiplican los pañuelos de colores, de cada célula que tocan van sacando una réplica, y otra, y otra más, y así hasta el infinito.Todas las nuevas células son además milagrosamente productoras de insulina o de lo que el “científico-mago” desee. ¿Qué son las células madre? Las células madre son aquéllas que se dividen indefinidamente y cada nueva célula es idéntica a la célula progenitora. Además, bajo determinadas condiciones, pueden diferenciarse y convertirse en cualquier modalidad de célula de los muchos tipos que existen en el cuerpo humano. Por lo tanto son capaces de repoblar un tejido. Por su capacidad proliferativa y diferenciadora, son un material de estudio muy valioso especialmente pensando en su utilización en “medicina regenerativa”. ¿Dónde se encuentran las células madre? Básicamente en los embriones y en los cuerpos adultos. Las células madre embrionarias se obtienen de la masa de células que se forman a los pocos días después de la fecundación. Las células madre adultas residen en los órganos de las personas, son las responsables de la regeneración de los tejidos. ¿En qué consiste la investigación que se lleva a cabo con este tipo de células? Se ha demostrado que las células madre embrionarias encierran una gran potencialidad para expandirse y también para producir cualquier tipo de células del organismo, lo que las hace especialmente apreciadas para la investigación. Se busca obtener, en determinadas condiciones creadas en el laboratorio, grupos de células o tejidos idénticos a las células beta del páncreas, productoras de insulina, pensando en que puedan sustituir a las células o tejidos dañados. Aún queda mucho por investigar para que las personas con diabetes puedan abastecerse de células “a la carta”. ¿En qué se centra la polémica? Se trata de poder utilizar las células madre, ya sean de origen embrionario o adulto, en primer lugar para la investigación y en segundo lugar, como una posibilidad más lejana, para tratar a personas afectadas de diversas enfermedades, entre ellos a las personas con Diabetes tipo I. La polémica se centra en las células de origen embrionario. Los científicos han demostrado que son las que ofrecen mayor potencial. ¿De dónde obtener embriones en cantidad suficiente para estudiar? Se ha propuesto

trabajar con los embriones sobrantes de la fecundación “in vitro”, es decir, óvulos fecundados que no llegan a ser implantados en el útero de la madre. No todos los embriones obtenidos de la fecundación artificial o asistida llegan a buen fin, hay muchos embriones que se conservan en frío y que nunca llegarán a ser viables por sobrepasar la edad legal de conservación de 5 años. ¿Estos embriones, podrían ser una fuente de células madre humanas válidas para la investigación? ¿Es ético? ¿Es legal? A.- Vacío legal De momento, la legislación que regula la reproducción asistida no prevé el uso de embriones para otro fin que no sea el reproductivo; y de los embriones guardados en congeladores, concretamente los que ya no son utilizables para la reproducción, no hay ninguna normativa que prohiba, ni autorice, su uso con fines científicos, sencillamente no está previsto. En este sentido parece razonable que la ley garantice y regule el buen uso de este tipo de material. B.- Problema moral Es cierto que los embriones “potencialmente” pueden llegar a ser personas humanas, pero ser una persona en potencia no es lo mismo que serlo realmente. Usar “potenciales personas” como medio y material para estudio o tratamiento de personas enfermas, aún siendo un fin impecablemente bueno, ¿es moralmente aceptable? Si los embriones, por su antigüedad en el congelador, no van a ser nunca usados para la reproducción ¿no es un deber de solidaridad utilizarlos como base de estudio con fines terapéuticos? La respuesta a estas preguntas no es una respuesta científica, probablemente será diferente según las creencias religiosas de cada uno. C.- Una cuestión política Más de 70 compañías en el mundo están

invirtiendo muchos millones de dólares para generar nuevos productos a partir de células madre. El resultado de las investigaciones que se vayan a llevar a cabo ¿Tiene que ser solamente propiedad privada? ¿Qué destino le darán los inversores? Si eso es así, los posibles beneficios que se puedan obtener solamente estarán al alcance de quien pueda comprarlos. ¿Los resultados obtenidos de esta, y otras investigaciones, no debería ser un bien universal regulado y garantizado por los estados? Pero los estados tienen, al menos, dos tipos de problemas. 1) ¿Se puede hacer una ley que regule y controle la investigación, sobre todo cuando no están resueltos la pertinencia y bien moral de esta investigación? 2) ¿Pueden ser los estados los únicos inversores que financien una investigación científica? De momento los científicos han abierto una puerta a la esperanza. Sabemos que habrá que vencer grandes retos. Los resultados hasta hoy obtenidos en ratones, aún siendo un modelo muy válido, puede que no se ajusten a la conducta que seguirán las células humanas. Por otro lado, trasladar los descubrimientos conseguidos en el laboratorio a un tratamiento generalizado de la enfermedad, plantea grandes problemas derivados de la producción celular a gran escala, como la bioseguridad por poner un ejemplo. El camino será largo y difícil, pero ya estamos caminando por él.

Judit Rodergas Enfermera experta en Educación Sanitaria - Mataró (Barcelona)


								
To top