Propuesta de infraestructura educativa para argentina dentro del esquema de by rockman16

VIEWS: 58 PAGES: 10

									Propuesta de infraestructura educativa para argentina
dentro del esquema de los 3 ejes fundamentales. Proyecto
de Largo Plazo.

Ingeniero Horacio Aldo Cingolani

Resumen: Se propone que cada distrito de 200.000
habitantes (pueden ser distritos educativos exclusivamente y
que deben recrearse) sea soberano para decidir COMO
organizará lo docencia, mientras que la función del Estado
Nacional es definir los niveles educativos, y otorgar los
títulos mediante exámenes uniformes en todo el país.
.
La propuesta general para proyectar una Argentina nueva es
esbozada en la nota “Los Tres Ejes Fundamentales”. Allí se
dice que los muchos y distintos aspectos de la reorganización
se pueden compatibilizar dentro de ese planteo. Aquí
muestro muy sintéticamente como se puede insertar la
educación en cuanto a infraestructura y operatividad a ese
proyecto general. No se analiza la parte curricular ni la
puramente metodológica. Esos aspectos serían función del
distrito pero con mucho apoyo del Estado
.
La unidad territorial básica del proyecto general pasa a ser el
Distrito de unos 200.000 habitantes que cuenta con un
diputado representante del mismo en el Congreso Nacional.
El distrito asume la responsabilidad de administrar todas las
funciones publicas que una población de esa magnitud está
en condiciones de hacerlo, por tradición, antecedentes y
eficiencia. Se puede decir en general que la educación
primaria y secundaria y hasta algunos niveles de la terciaria
pueden ser asumidos por el distrito. El mismo entenderá
sobre la forma de administrarla e implementarla, pero no
sobre los niveles de conocimiento para ser acreedor de los
títulos.
.
La función del Estado Nacional sería definir el
reconocimiento social de los niveles alcanzados en los
estudios cursados a los efectos de que los títulos otorgados
sean de significación similar en todo el país. La Nación los
otorga dando validez a lo aprendido por cada alumno en su
distrito. Es una función muy importante para el orden y la
integración nacional. Por ejemplo para la escuela primaria
sería el Estado Nacional el que define el nivel de
conocimientos y lo verifica mediante exámenes para otorgar
el título a cada egresado. Define también los niveles de las
carreras de todo tipo y títulos. Garantiza que cada egresado
posee un ese conocimiento, igual en todo el país,
independientemente del distrito donde haya estudiado el
alumno.
.
El distrito define todos los aspectos de implementación:
fondos, horarios, formas de enseñanza, participación,
vacaciones, sueldos, infraestructura edilicia y de
complementos, etc. Define en que medida solventa la
educación con recursos propios y en que medida con
escuelas privadas o cualquier combinación o alternativa. El
Estado Nacional deja de cobrar la parte proporcional de
impuestos que van a educación, que pasará a ser recaudado
por el propio distrito, o lo sigue recaudando para darlo al
mismo. Hay muchas variantes administrativas que son
competencia del distrito para impartir tal educación. Se hará
de acuerdo a la voluntad y participación de los habitantes del
mismo que mantienen al distrito. De las carreras o
especialidades determinadas por el Estado, el distrito tendrá
la facultad de optar por unas u otras, de acuerdo a la
voluntad y conveniencias del mismo.
.
El distrito también podrá delegar funciones en entidades
mayores. Por ejemplo, Supongamos que una ciudad grande
que incluya 7 distritos (1.400.000 habitantes), estos se
pueden unir voluntariamente con un contrato, para
centralizar la administración escolar con la idea de ser más
eficientes. Pero el distrito es el que provee los fondos y si a
alguno en particular no le gusta esa centralización tiene el
derecho de no participar o dejar el pacto y pasar a
administrarse por su cuenta. Los distritos de una provincia
también podrán delegar en la provincia sus fondos para que
esta administre. El distrito es soberano de hacerlo o no.
.
El Estado Nacional no sólo toma exámenes y da títulos sino
que supervisa a los distritos pudiendo dar premios a los más
efectivos y eficientes, proveyendo de docentes si se
requiriera, controlando que la educación sea universal,
ayudando a distritos periféricos, y otras funciones. Pero la
Nación hará su trabajo en realimentación permanente con los
distritos escuchando sus sugerencias y atendiendo sus
reclamos. El Estado podría hacer una tabla de eficiencia
educativa con los distritos de todo el país, Y podría premiar a
los distritos que más han avanzado en puestos en esa tabla.
Por ejemplo si el distrito de San Martín estaba en 2006 en el
puesto 98, y en 2007 pasa al puesto 66 quiere decir que tuvo
un gran avance de 32 posiciones!!! y merece un premio de la
Nación.
.
Este plan admite variantes a determinar, muchas por cada
distrito en forma independiente. Las cuestiones e
interrogantes pueden ser resueltos dentro del esquema
general del proyecto y de los tres ejes fundamentales. Estos
son sólo un marco general para ubicar todas las funciones del
Estado y, dentro del mismo, son admitidas variantes
diversas. Nuestro plan general no es algo terminado y
completo, sino que ubicaría un contexto adecuado para
seguir creciendo.
.
El cambio de estructura administrativa del país, de la forma
actual a una nueva, supone un plazo largo y una gran
oposición de muchos intereses creados. Actualmente existen
departamentos muy chicos (que habría que fundir en un
distrito mayor para llegar a los 200.000h), o mucho más
grandes y ciudades que son distritos enormes. Pero unificar
el tamaño de los distritos tiene varias ventajas también en
educación. La principal es que la comunidad local puede
controlar los resortes de la actividad en este caso la
educación. Se evita toda burocracia administrativa y uso
inequitativo de los recursos. La Nación daría subsidios a
zonas más pobres y también a las zonas que sean más
eficientes.
.
Supongamos un distrito que deba formarse con unos 20 o 25
ciudades pequeñas, pueblos y poblados. Ellos deben reunirse
por primera vez para determinar su estructura interna. Serían
soberanos, si, pero es la Nación que ayuda (mediante una
ley) para lograr que ellos adopten alguna forma satisfactoria
para todas las poblaciones. La Nación tendría la última
palabra si internamente no logran acuerdos. Es un problema
que existiría al principio y luego se irían corrigiendo los
errores y con el tiempo el Estado no necesitaría intervenir.
En cambio en las ciudades grandes, por la proximidad,
implica menos problemas. Pero el ojo del Estado Nacional
estaría siempre presente. El punto es lograr madurez del
distrito para ser soberano en este campo.
.
Entonces sería el propio distrito que regula el grado de
independencia de las ciudades y pueblos que lo componen.
El estado atendería y resolvería los conflictos. Resulta obvio
que el distrito otorgaría a cada pueblo toda la independencia
que resulte de beneficio general. Si desde el distrito se
encuentra que una ciudad o pueblo se quedan atrás tendría
resortes para ayudar o mejorarlo. Cada ciudad y el distrito
como un todo, tienen los mismos intereses: lograr una
enseñanza eficiente, y obtener buenos resultados frente a los
evaluadores de la Nación.

.
Resumen: Se propone que cada distrito de 200.000
habitantes (pueden ser distritos educativos exclusivamente y
que deben recrearse) sea soberano para decidir COMO
organizará lo docencia, mientras que la función del Estado
Nacional es definir los niveles educativos, y otorgar los
títulos mediante exámenes uniformes en todo el país.
.
La propuesta general para proyectar una Argentina nueva es
esbozada en la nota “Los Tres Ejes Fundamentales”. Allí se
dice que los muchos y distintos aspectos de la reorganización
se pueden compatibilizar dentro de ese planteo. Aquí
muestro muy sintéticamente como se puede insertar la
educación en cuanto a infraestructura y operatividad a ese
proyecto general. No se analiza la parte curricular ni la
puramente metodológica. Esos aspectos serían función del
distrito pero con mucho apoyo del Estado
.
La unidad territorial básica del proyecto general pasa a ser el
Distrito de unos 200.000 habitantes que cuenta con un
diputado representante del mismo en el Congreso Nacional.
El distrito asume la responsabilidad de administrar todas las
funciones publicas que una población de esa magnitud está
en condiciones de hacerlo, por tradición, antecedentes y
eficiencia. Se puede decir en general que la educación
primaria y secundaria y hasta algunos niveles de la terciaria
pueden ser asumidos por el distrito. El mismo entenderá
sobre la forma de administrarla e implementarla, pero no
sobre los niveles de conocimiento para ser acreedor de los
títulos.
.
La función del Estado Nacional sería definir el
reconocimiento social de los niveles alcanzados en los
estudios cursados a los efectos de que los títulos otorgados
sean de significación similar en todo el país. La Nación los
otorga dando validez a lo aprendido por cada alumno en su
distrito. Es una función muy importante para el orden y la
integración nacional. Por ejemplo para la escuela primaria
sería el Estado Nacional el que define el nivel de
conocimientos y lo verifica mediante exámenes para otorgar
el título a cada egresado. Define también los niveles de las
carreras de todo tipo y títulos. Garantiza que cada egresado
posee un ese conocimiento, igual en todo el país,
independientemente del distrito donde haya estudiado el
alumno.
.
El distrito define todos los aspectos de implementación:
fondos, horarios, formas de enseñanza, participación,
vacaciones, sueldos, infraestructura edilicia y de
complementos, etc. Define en que medida solventa la
educación con recursos propios y en que medida con
escuelas privadas o cualquier combinación o alternativa. El
Estado Nacional deja de cobrar la parte proporcional de
impuestos que van a educación, que pasará a ser recaudado
por el propio distrito, o lo sigue recaudando para darlo al
mismo. Hay muchas variantes administrativas que son
competencia del distrito para impartir tal educación. Se hará
de acuerdo a la voluntad y participación de los habitantes del
mismo que mantienen al distrito. De las carreras o
especialidades determinadas por el Estado, el distrito tendrá
la facultad de optar por unas u otras, de acuerdo a la
voluntad y conveniencias del mismo.
.
El distrito también podrá delegar funciones en entidades
mayores. Por ejemplo, Supongamos que una ciudad grande
que incluya 7 distritos (1.400.000 habitantes), estos se
pueden unir voluntariamente con un contrato, para
centralizar la administración escolar con la idea de ser más
eficientes. Pero el distrito es el que provee los fondos y si a
alguno en particular no le gusta esa centralización tiene el
derecho de no participar o dejar el pacto y pasar a
administrarse por su cuenta. Los distritos de una provincia
también podrán delegar en la provincia sus fondos para que
esta administre. El distrito es soberano de hacerlo o no.
.
El Estado Nacional no sólo toma exámenes y da títulos sino
que supervisa a los distritos pudiendo dar premios a los más
efectivos y eficientes, proveyendo de docentes si se
requiriera, controlando que la educación sea universal,
ayudando a distritos periféricos, y otras funciones. Pero la
Nación hará su trabajo en realimentación permanente con los
distritos escuchando sus sugerencias y atendiendo sus
reclamos. El Estado podría hacer una tabla de eficiencia
educativa con los distritos de todo el país, Y podría premiar a
los distritos que más han avanzado en puestos en esa tabla.
Por ejemplo si el distrito de San Martín estaba en 2006 en el
puesto 98, y en 2007 pasa al puesto 66 quiere decir que tuvo
un gran avance de 32 posiciones!!! y merece un premio de la
Nación.
.
Este plan admite variantes a determinar, muchas por cada
distrito en forma independiente. Las cuestiones e
interrogantes pueden ser resueltos dentro del esquema
general del proyecto y de los tres ejes fundamentales. Estos
son sólo un marco general para ubicar todas las funciones del
Estado y, dentro del mismo, son admitidas variantes
diversas. Nuestro plan general no es algo terminado y
completo, sino que ubicaría un contexto adecuado para
seguir creciendo.
.
El cambio de estructura administrativa del país, de la forma
actual a una nueva, supone un plazo largo y una gran
oposición de muchos intereses creados. Actualmente existen
departamentos muy chicos (que habría que fundir en un
distrito mayor para llegar a los 200.000h), o mucho más
grandes y ciudades que son distritos enormes. Pero unificar
el tamaño de los distritos tiene varias ventajas también en
educación. La principal es que la comunidad local puede
controlar los resortes de la actividad en este caso la
educación. Se evita toda burocracia administrativa y uso
inequitativo de los recursos. La Nación daría subsidios a
zonas más pobres y también a las zonas que sean más
eficientes.
.
Supongamos un distrito que deba formarse con unos 20 o 25
ciudades pequeñas, pueblos y poblados. Ellos deben reunirse
por primera vez para determinar su estructura interna. Serían
soberanos, si, pero es la Nación que ayuda (mediante una
ley) para lograr que ellos adopten alguna forma satisfactoria
para todas las poblaciones. La Nación tendría la última
palabra si internamente no logran acuerdos. Es un problema
que existiría al principio y luego se irían corrigiendo los
errores y con el tiempo el Estado no necesitaría intervenir.
En cambio en las ciudades grandes, por la proximidad,
implica menos problemas. Pero el ojo del Estado Nacional
estaría siempre presente. El punto es lograr madurez del
distrito para ser soberano en este campo.
.
Entonces sería el propio distrito que regula el grado de
independencia de las ciudades y pueblos que lo componen.
El estado atendería y resolvería los conflictos. Resulta obvio
que el distrito otorgaría a cada pueblo toda la independencia
que resulte de beneficio general. Si desde el distrito se
encuentra que una ciudad o pueblo se quedan atrás tendría
resortes para ayudar o mejorarlo. Cada ciudad y el distrito
como un todo, tienen los mismos intereses: lograr una
enseñanza eficiente, y obtener buenos resultados frente a los
evaluadores de la Nación.

								
To top