Proletarios de todos los países y naciones oprimidas uníos ÓRGANO by rockman15

VIEWS: 9 PAGES: 4

									               “Proletarios de todos los países y naciones oprimidas uníos”




  ÓRGANO DEL PARTIDO COMUNISTA PERUANO RECONSTITUIDO
MAYO - 2008                                        Nº 34


EL IMPERIALISMO EN BOLIVIA
 La mano siniestra del Imperio yanqui pretende estrangular a la hermana República de
 Bolivia y ocuparla militarmente, con el fin de apropiarse de sus ingentes recursos
 naturales y tener su control directo. Tal es la verdadera causa de la situación crítica que
 vive ese país vecino a cuyo frente se encuentra Evo Morales, líder del Movimiento al
 Socialismo (MAS) y Presidente constitucional de su patria. En sus acciones conspirativas
 el imperialismo tiene el apoyo incondicional de la derecha boliviana formada por
 latifundistas y grandes comerciantes importadores, radicados principalmente en las
 provincia de Santa Cruz, Tarija y el Beni.

 Bolivia es un mal ejemplo para el Imperio USA y todos los reaccionarios. Junto con
 Venezuela y Ecuador son considerados como integrantes de un “eje del mal” en la
 América Latina. Por eso han desatado una campaña furibunda contra Hugo Chávez,
 Evo Morales y el mismo presidente del Ecuador. Los bandidos de la pluma en nuestro
 país, obedeciendo órdenes de sus amos yanquis, escriben toda clase de mentiras contra
 estos patriotas latinoamericanos. Han llegado al extremo de criminalizar los simples
 viajes a Venezuela con fines culturales y de salud. Pero callan todos los atropellos y
 crímenes de las grandes transnacionales mineras que se llevan nuestras riquezas
 naturales.

 La oligarquía boliviana no solo es sirviente incondicional del imperialismo yanqui.
 También es racista y separatista. Se opone a Evo Morales por razones políticas,
 sociales, económicas y porque es indígena aymara. El separatismo de estos
 reaccionarios, enemigos del pueblo indígena boliviano es repudiado por todas las
 fuerzas democráticas, progresistas y revolucionarias de la América Latina. Los pueblos
 latinoamericanos se oponen y condenan a los planes imperialistas de desmembramiento
 territorial de la República de Bolivia. Rechaza la política yanqui en la América Latina
 dirigida a mantenerla en condición de su patio trasero.Los pueblos latinoamericanos se
 han puesto en pie de lucha contra la dominación y explotación del imperialismo. El
 reciente triunfo de los sectores nacionalistas y progresistas del Paraguay, confirma esta
 tendencia. Solo la derecha reaccionaria, el Apra y una legión de cipayos que manejan los
 medios de comunicación aprueban y aplauden las acciones                 antipatrióticas y
 proimperialistas de la oligarquía boliviana.

 La clase obrera y las masas trabajadoras peruanas, apoyan al régimen de Evo Morales y
 sus cambios democráticos y antiimperialistas, al mismo tiempo que condenan la
 conspiración oligárquico- imperialista.
 SIGNIFICADO HISTÓRICO DEL PRIMERO DE MAYO
Desde el año 1890 la clase obrera
mundial celebra su día, es decir
el dìa del trabajador, como justo
homenaje a los MARTIRES DE
CHICAGO. Fue un Primero de
Mayo de 1886, que la burguesía
yanqui, como respuestas a las
justas reclamaciones del
proletariado norteamericano,
organizó una            siniestra
provocación con el fìn de
justificar una criminal represión
que puso fin a la vida de 8
heroicos dirigentes sindicales.
Este horrendo crimen que nunca               El proletariado peruano en la Plaza Dos de Mayo
debe olvidarse, fue producto de la contradicción inevitable que existe entre el proletariado
y la burguesía en la sociedad capitalista, y que tiene un nombre: lucha de clases.

El Primero de mayo, es una fecha histórica que pone sobre el tapete el gran problema de
nuestro época; la supresión definitiva de la explotación del hombre por el hombre.
Problema que para toda una legión de doctrinarios pagados por el gran capital, no existe
porque la “modernidad” lo ha resuelto. Estos demagogos, repiten teorías hace tiempo
refutadas pero las ponen en circulación como cosa nueva y gritan a los cuatro vientos que
el marxismo ha muerto, que solo gente con pensamientos “arcaicos”, lo aceptan y
defienden. Claro que se trata de ignorantes audaces que jamás estudiaron ni conocieron
por lo menos el abc del marxismo.Uno ellos declaró, antes de morir, que leía el Capital para
dormir cuando tenía insomnio porque nunca lo comprendió.

Como siempre, en el Primero de Mayo del presente año se ha visto grandes movilizaciones
de masas en todo el mundo. La “modernidad” no ha resuelto el viejo antagonismo de las
clases fundamentales del mundo contemporáneo: el proletariado y la burguesía. El
neoliberalismo y la globalización han arrebatado brutalmente todas las conquistas ganadas
por la clase obrera durante largos años de lucha, hundiéndola en la desocupación y la
miseria.

El Primero de mayo del presente año ha tenido un carácter definidamente anticapitalista y
antiimperialista. La clase obrera, y las masas populares que aglutina en sus grandes
concentraciones, han condenado la política de guerra y militarización del Imperialismo
internacional; han condenado y rechazado la acumulación de gigantescas ganancias de
las transnacionales mediante el saqueo de los recursos naturales de los países del “tercer
mundo”. Han denunciado y lapidado a los regímenes entreguistas y capituladores como el
de Alan García, convertido en un vil sirviente del Imperio del Norte.

¡El Primero de Mayo es siempre el día del proletariado en pie de lucha¡
HACIA UN NUEVO REGIONALISMO
Las luchas de los pueblos del interior del país, son en gran medida producto del descontento
provocado por una vieja tara del Estado peruano: el centralismo burocrático. La lucha contra
este centralismo no es de ahora; tiene una historia larga. Las luchas del pueblo puneño están
dirigidas contra ese centralismo y nada tienen que ver con un “separatismo”, inventado por
los que aplauden a los oligarcas que pretenden hacer su Kosovo de la provincia boliviana de
Santa Cruz y otras.

Fue precisamente un pensador puneño, Emilio Romero, uno de los que condenó con mayor
fuerza ese centralismo.Tiene indiscutible actualidad la respuesta que diò a los que lo
acusaron de antiunitario:

“¿Cómo vamos a querer la desunión nacional, si en primer lugar esa unión no existe? ¿De qué
unión nacional nos hablan? No hay unidad económica en el Perú, ni unidad racial”.

La lucha contra el centralismo burocrático no ha perdido actualidad, pese a existir una
“regionalización” que conserva fuertes rezagos de ese viejo centralismo que, como dice
Emilio Romero, “ha fracasado, porque ni siquiera ha podido conservar el patrimonio
económico del país, a veces cedido a otras republicas por tratados internacionales, por
guerras o por concesiones gigantescas a empresas imperialistas extranjeras”. Esto es lo que
viene sucediendo actualmente, por encima de los gobiernos regionales.

Las movilizaciones de masas en las diversas regiones del país se justifican plenamente
porque son un rechazo a la política pro imperialista y entreguista del Gobierno central. Un
regionalismo autentico, un nuevo regionalismo, debe otorgar los suficientes poderes a los
gobiernos regionales para que se conviertan en centros impulsores del desarrollo regional,
sin interferencias burocráticas del gobierno central.

No se puede concebir la existencia de un Estado democrático y moderno que no conceda la
autonomía necesaria para que sus regiones, que tengan peculiaridades indiscutibles en el
aspecto económico, cultural, social y étnico, impulsen su propio desarrollo. Y esto requiere
una regionalización democrática, opuesta al tradicional centralismo burocrático del Estado
peruano. Luchar por esta autonomía, propia de una regionalización auténtica, no significa
propugnar alguna forma de separatismo, ni menos de federalismo.
Han transcurrido 120 años desde el día en que el
imperialismo norteamericano dispuso la muerte
por ahorcamiento de heroicos        sindicalistas y
luchadores sociales, vilmente calumniados de ser
autores del estallido de una bomba que causó
muchas muertes. Se trató de una provocación bien
planeada para justificar el sacrifico de 8 inocentes
considerados “peligrosos terroristas”, por        lo
sectores más reaccionarios       de la burguesía
norteamericana. Los mártires de Chicago, como se
les llama a estos mártires del proletariado fueron
Spies, Engel, Fischer, y Parson, ahorcados. Louis
Ling   se suicidó en su celda. Fielden, Schaw y
Neebe pasaron largos años en prisión.
                                                          Mártires de Chicago

No debe olvidarse que fue la lucha del proletariado norteamericano por la jornada de 8
horas, la que dio origen a los trágicos acontecimientos de la Plaza Haymarket de
Chicago. En noviembre de 1884 se celebró en Chicago el 1ª Congreso de la
Federación Americana del Trabajo en el que se propuso que a partir del Primero de
Mayo del siguiente año la patronal de todas las empresas debían respetar una jornada
de 8 horas y si no se cumplía este acuerdo se declararía una huelga general indefinida.
Y esto fue precisamente lo que sucedió. La clase obrera de EE.UU. paralizó el país con
más de 5 mil huelgas. La respuesta de la patronal ultrareacionaria fue la provocación y
el ajusticiamiento de los mártires de Chicago.


Los herederos de los que ajusticiaron a los mártires de Chicago, con sus teorías sobre
la “modernidad” y otras monsergas, pretenden hacerle creer al pueblo que hoy
vivimos un mundo en que las contradicciones de la burguesía y el proletariado han
desaparecido, Y con esta mentira justifican los salarios de hambre, la desocupación y
la miseria en que viven los trabajadores, especialmente los que no conocen ningún

								
To top