Docstoc

La Entrada Triunfal a Jerusalen

Document Sample
La Entrada Triunfal a Jerusalen Powered By Docstoc
					Por: Daniel Brito

TITULO: La Entrada Triunfal a Jerusalén

TEXTO: Zacarías 9:9

«¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén!
 Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde.
 Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna.»

INTRODUCCIÓN: Me han hecho la pegunta de: ¿Por qué celebramos el Domingo de Ramos?
En el calendario Cristiano, este día se conoce como Domingo de Ramos, y este día es celebrado
como el comienzo de la Semana Santa, o Semana Mayor.


1.     La Veracidad de las Sagradas Escrituras. —He decidido comenzar con esta porción
       del Texto Sagrado en Zacarías, para recordar que los Eventos mencionados y
       PROFETIZADOS en las Sagradas Escrituras, no fueron al azar, sino que fueron
       INSPIRADOS por el ESPÍRITU SANTO, quien por medio de pruebas convincentes, nos
       muestra que es VERÍDICO.

       (a)    Esta porción de Zacarías, se cumplió en los relatos encontrados en los Evangelios,
              de lo que conocemos como la Entrada Triunfal o la Entrada del Rey a Jerusalén,
              casi quinientos años después, que fuera profetizado.

       (b)    Mientras que otras religiones y sectas han tenido su comienzo con la revelación
              que una sola persona tuvo, el Cristianismo está centrado en la PERSONA de
              JESUCRISTO, que TODO lo hizo delante de testigos.

2.     La expectativa Mesiánica. — Mucha gente esperaba la Venida del Mesías o Cristo, entre
       ellos muchos judíos piadosos como Simeón, quien fue usado por Dios para profetizar en
       el Templo delante de muchos, la llegada del Hijo de Dios, encarnado en un pequeño bebé.
       (Lucas 2:25-32) «Ahora bien, en Jerusalén había un hombre llamado Simeón, que era
       justo y devoto, y aguardaba con esperanza la redención de Israel. El Espíritu Santo
       estaba con él 26 y le había revelado que no moriría sin antes ver al Cristo del Señor.27
       Movido por el Espíritu, fue al templo. Cuando al niño Jesús lo llevaron sus padres para
       cumplir con la costumbre establecida por la ley,28 Simeón lo tomó en sus brazos y
       bendijo a Dios: 29 «Según tu palabra, Soberano Señor, ya puedes despedir a tu siervo
       en paz. 30 Porque han visto mis ojos tu salvación, 31 que has preparado a la vista de
       todos los pueblos: 32 luz que ilumina a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»

       (a)    Noten que Simeón esperaba ver al CRISTO del SEÑOR, y es lo que sus ojos
              vieron, y su boca anunció en el templo delante de la gente.



http://sermones.wordpress.com/   Página 1
       (b)    En contraste a esa expectativa piadosa, tenemos las expectativas egoístas de otros.
              El pueblo trata de coronarlo Rey un año antes:

              i.     Todos debemos recordar que los propios hermanos de nuestro SEÑOR, en
                     forma burlona porque no creían en Él, le decían que si era el CRISTO, que
                     se revelara al pueblo.

                      A.     (Juan 7:1-8) «Algún tiempo después, Jesús andaba por Galilea.
                             No tenía ningún interés en ir a Judea, porque allí los judíos
                             buscaban la oportunidad para matarlo.2 Faltaba poco tiempo
                             para la fiesta judía de los Tabernáculos, 3 así que los hermanos
                             de Jesús le dijeron: —Deberías salir de aquí e ir a Judea, para
                             que tus discípulos vean las obras que realizas,4 porque nadie que
                             quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas
                             cosas, deja que el mundo te conozca. 5 Lo cierto es que ni
                             siquiera sus hermanos creían en él.6 Por eso Jesús les dijo: —
                             Para ustedes cualquier tiempo es bueno, pero el tiempo mío aún
                             no ha llegado.7 El mundo no tiene motivos para aborrecerlos; a
                             mí, sin embargo, me aborrece porque yo testifico que sus obras
                             son malas.8 Suban ustedes a la fiesta. Yo no voy todavía a esta
                             fiesta porque mi tiempo aún no ha llegado.»

              ii.    Y también debemos recordar la respuesta de JESUCRISTO a Pilato:

                      A.     (Juan 18:36) «Mi reino no es de este mundo —contestó Jesús—.
                             Si lo fuera, mis propios guardias pelearían para impedir que los
                             judíos me arrestaran. Pero mi reino no es de este mundo.»

              iii.   Con esto debemos aclarar que JESUCRISTO no estaba diciendo que no
                     tenía un Reino para este mundo, sino que Su Reino, no se podía regir por
                     métodos humanos.

                      A.     Los reinos de los hombres se rigen por motivos muy diferentes a
                             los motivos del REINO DE DIOS, porque los reinos humanos son
                             injustos y egoístas, mientras que el REINO DE DIOS es
                             PERFECTO.

              iv.    Aparte de esas distintas expectativas, tenemos la expectativa egoísta de un
                     pueblo que quiere coronar al Mesías como Rey, para que venciera a los
                     Romanos, y establezca su Reino.

                      A.     “Las expectativas mesiánicas de las gentes estaban ahora
                             encendidas con la esperanza de su realización inmediata. Hacía un
                             año que en Galilea Él había frustrado sus planes para un


http://sermones.wordpress.com/   Página 2
                             movimiento revolucionario „para apoderarse de él, y hacerle rey‟
                             (Jn. 6:15).”[1]

                      B.     (Juan 6:15) «Pero Jesús, dándose cuenta de que querían
                             llevárselo a la fuerza y declararlo rey, se retiró de nuevo a la
                             montaña él solo.»


3.     El último gran milagro de JESÚS. — La resurrección de Lázaro (Juan 11), es el último
       de los GRANDES milagros, pero no el último, porque debemos recordar que JESÚS sanó
       a un hombre con el nombre de Malco, a quien nuestro SEÑOR le curó una oreja, después
       que el apóstol Pedro se la cortara.

       (a)    JESÚS había resucitado a muchos, pero Lázaro tenía 4 días muerto; era evidente
              para todos que estaba muerto puesto que hedía.

               i.     La gente lo sigue después de resucitar a Lázaro con una expectativa que
                      espera al Rey Mesías que venga a reinar. Muchos se convencen que Jesús
                      es El Mesías al ver los milagros.

       (b)    Algunos puntos que JESÚS le dice a Marta sobre Su Deidad como el Salvador y
              el que Resucita a los muertos.

               i.     JESUCRISTO es el dador de la vida eterna, y la esperanza de la
                      Resurrección de los muertos es solamente a través de Él (Juan 11:25-26).
                      “Jesús le dijo: Yo Soy la resurrección y la vida; el que cree en mí,
                      aunque muera, vivirá. Y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás.
                      ¿Crees esto?”

               ii.    Muchos siguen a JESÚS al ver este milagro (Juan 11:45). “Por esto
                      muchos de los judíos que habían venido a ver a María, y vieron lo que
                      Jesús había hecho, creyeron en Él.”

               iii.   Todo esto debemos aclarar que JESUCRISTO hizo todos estos milagros,
                      como el SOBERANO DIOS. Estas no fueron obras de curaciones ni de
                      milagros al azar, o movido solamente por la compasión. DIOS LO TENÍA
                      TODO PLANEADO.

4.     La Entrada Triunfal. — La entrada triunfal empieza el evento que lleva a los días de la
       cruz del Calvario. Según el Evangelio de Juan, la multitud lo iba siguiendo desde
       Betania, habiendo sido ellos testigos de la resurrección de Lázaro, y divulgando entre el
       pueblo las maravillas que ellos habían visto. El deseo del pueblo de tener a su Rey, el
       Mesías reinar sobre ellos, era evidente por un largo tiempo. Por primera vez, El Señor
       Jesús entró en Jerusalén como Rey, dejando que la gente gritara términos Mesiánicos, que


http://sermones.wordpress.com/   Página 3
       le pertenecían a Él, por ser El hijo de Dios.

       (a)    JESÚS entra por primera vez aceptando que el pueblo lo recibiera como Rey. La
              ciudad de Jerusalén entera se enteró y se conmovió. Habían miles de peregrinos
              judíos que habían venido de otras parte del mundo a la fiesta de la Pascua, y
              fueron testigos.

               i.     Josefo el historiador del primer siglo, pone la cantidad de peregrinos
                      judíos durante la fecha de la Pascua en TRES MILLONES.[2]

               ii.    Si Josefo estaba exagerando, y la cantidad era la mitad, o una tercera parte,
                      seguía siendo una cantidad grande para una ciudad como Jerusalén. Eso
                      quiere decir que hubieron MUCHOS testigos. Podríamos decir miles.


       (b)    La Entrada del Rey a Jerusalén. (Juan 12:12-15) «Al día siguiente muchos de los
              que habían ido a la fiesta se enteraron de que Jesús se dirigía a Jerusalén;13
              tomaron ramas de palma y salieron a recibirlo, gritando a voz en cuello: —
              ¡Hosanna! —¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! —¡Bendito el Rey
              de Israel! 14 Jesús encontró un burrito y se montó en él, como dice la
              Escritura: 15 «No temas, oh hija de Sión; mira, que aquí viene tu rey, montado
              sobre un burrito.» Hosanna - salva hoy - cuando dicho “en las alturas”, es una
              alabanza.»

               i.     Hosanna = heb. Salva, te rogamos.[3]

               ii.    Bendito el que Viene en el Nombre del SEÑOR, lo encontramos en el
                      Salmo 118 que es un Salmo Mesiánico.

                       A.     (versos 26-27) «Bendito el que viene en el nombre del Señor.
                              Desde la casa del Señor los bendecimos. 27 El Señor es Dios y
                              nos ilumina. Únanse a la procesión portando ramas en la mano
                              hasta los cuernos del altar.»

               iii.   El hijo de David - Así lo dice en el relato de Mateo 21:6: «¡Hosanna al
                      Hijo de David!» Los fariseos entendían bien lo que la gente quería, decir,
                      y es por eso que le dicen a JESÚS que los calle.

               iv.    JESUCRISTO como el HIJO DE DAVID, es el Heredero del Trono, y eso
                      claramente que se cumplirá durante Su Reino en el Milenio.

       (c)    El monte de los Olivos es el sitio donde El Mesías pondrá sus pies en su Segunda
              Venida.



http://sermones.wordpress.com/     Página 4
              i.     (Zac. 14:1-4) «¡Jerusalén! Viene un día para el Señor cuando tus
                     despojos serán repartidos en tus propias calles.2 Movilizaré a todas las
                     naciones para que peleen contra ti. Te conquistarán, saquearán tus
                     casas y violarán a tus mujeres. La mitad de tus habitantes irá al exilio,
                     pero el resto del pueblo se quedará contigo.3 Entonces saldrá el Señor y
                     peleará contra aquellas naciones, como cuando pelea en el día de la
                     batalla. 4 »En aquel día pondrá el Señor sus pies en el monte de los
                     Olivos, que se encuentra al este de Jerusalén, y el monte de los Olivos se
                     partirá en dos de este a oeste, y formará un gran valle, con una mitad
                     del monte desplazándose al norte y la otra mitad al sur.»

              ii.    Piensen en la emoción que le gente sentiría al ir bajando el Monte de los
                     Olivos, y ver la ciudad abajo.


5.     JESÚS llora (a grito), sobre Jerusalem. (Lc. 19:41-44) Este evento ocurre según
       Lucas, al llegar a la ciudad.

       (a)    Compárese el lamento que hizo en otra ocasión (Lc. 13:31-35).

              i.     Vemos que la salvación es dada por Dios, pero depende de la voluntad
                     humana; tiene que ser aceptada por la persona.

       (b)    Vemos que Jeremías lloró también por Jerusalén 580 años antes, cuando
              Jerusalén fue destruida por Nabucodonosor, y eso nos muestra que la historia se
              repite.

       (c)    No conocieron el día de su visitación.

              i.     El Mesías había estado en medio de ellos, y solo unos cuantos lo
                     aceptaron. “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron” (Jn. 1:12).

              ii.    Unos 40 años después, Jerusalén fue destruida. No supieron discernir el
                     día de su visitación.

              iii.   Todo ser humano esta pasando por el día de su visitación; para Jerusalén
                     fueron varios años, no necesariamente un día. Pero el rechazar a Cristo
                     como Salvador, es rechazarlo por completo.

       (d)    A esto podemos agregar que MUCHOS son VISITADOS por Dios, y no quieren
              ni aceptar la visita. Algunos parece como si no se dieran cuenta que DIOS ESTÁ
              VISITANDO SUS VIDAS.

6.     JESÚS limpia El Templo. - (Lc. 19:45-46). (Jn. 2:13-22).


http://sermones.wordpress.com/   Página 5
       (a)    Lucas y los otros Evangelistas, tienen este evento al final del ministerio de
              JESÚS, Juan lo tiene al principio. En vez de pensar que hay una discrepancia
              cronológica, podemos ver que en el espacio de 3 a 4 años, había suficiente
              tiempo para que esto hubiera ocurrido más de una vez.

              i.     Mateo y Marcos dicen que “Ustedes la están convirtiendo en „cueva de
                     ladrones”.

              ii.    Juan menciona que hizo un azote de cuerdas, y corrió a los cambistas de
                     dinero.

       (b)    Este evento muestra que JESÚS, mostró que Él era el Mesías. Al decir “Mi Casa”,
              estaba hablando como JEHOVÁ Dios.

       (c)    Aunque la venta de muchos de los artículos y animales necesarios para el
              sacrificio era necesario, los cambistas hacían su dinero cobrando por cambiar las
              monedas.

       (d)    Del patio de los gentiles donde esto era echo, probablemente muchos pasaban al
              lado del Templo donde no se debía profanar.

              i.     La corrupción y los abusos por los que vendían, los cambistas, y la casa
                     los sacerdotes residentes y del sumo sacerdote era bien conocido.

       (e)    Los milagros en el Templo después de limpiarlo (Mat. 21:14). Este evento parece
              haber ocurrido enseguida que Él, (JESÚS), limpió el Templo. Una vez más
              JESÚS muestra su Divinidad como El Mesías.


7.     Últimas Palabras. — Este evento de la Entrada Triunfal a Jerusalén por nuestro Salvador,
       es un evento que debemos recordarlo con mucha alegría. Así como nuestro SEÑOR entró
       en Jerusalén como un Rey humilde, un día pondrá Sus Pies en el Monte de los Olivos
       para Reinar en Jerusalén por Mil años. ¿Estás esperando la Venida del Rey de Reyes?
       Qué ésta Semana Mayor sea el tiempo de una de entrega a la Soberanía de nuestro
       SEÑOR Y REY JESUCRISTO.




CONCLUSIÓN:


http://sermones.wordpress.com/   Página 6
Oremos.....

*Toda referencia Bíblica es tomada de la Biblia, Nueva Versión Internacional*

**Este sermón fue predicado en Abril 5, 2009**

       [1]    A.T. Robertson, vol. 2, pag. 271
       [2]    G. Campbell Morgan, The Westminster Pulpit, 5:88, Baker.
       [3]    W.E. Vine, vol. 2, pag. 214




http://sermones.wordpress.com/   Página 7

				
DOCUMENT INFO
Shared By:
Stats:
views:777
posted:3/15/2010
language:Spanish
pages:7