LA ARQUITECTURA NEOCLÁSICA Y EL SIGLO XIX

Document Sample
LA ARQUITECTURA NEOCLÁSICA Y EL SIGLO XIX Powered By Docstoc
					           LA ARQUITECTURA NEOCLÁSICA Y EL SIGLO XIX



1. La arquitectura neoclásica en Canarias.

2. La introducción de las pautas neoclásicas: los hermanos Diego Nicolás (1733-1798)
   y Antonio José Eduardo (1718-1788).

3. Su continuador en Gran Canaria: José Luján Pérez (1756-1815).

4. El Neoclasicismo el Tenerife: Manuel Verdugo

5. El primer arquitecto titulado en Canarias: Manuel de Oráa (1822-1889).

6. Manuel Ponce de León (1812-1880).

7. Otras obras grancanarias: el Ayuntamiento y el Teatro Pérez Galdós.

8. Los historicismos: las tendencias revivals.



                         Canarias: 1770-1900

  Los momentos finales del Setecientos suponen un cambio notable en relación con el
panorama que veíamos cuando se estudiaba el Barroco. En Europa se producía ya desde
la segunda mitad del XVIII una nueva mirada hacia el mundo antiguo, al igual que
había ocurrido durante el Renacimiento. Esta nueva visión responde a las ideas del
movimiento intelectual conocido como la Ilustración, que pone en tela de juicio las
estructuras imperantes hasta el momento. Surge, así, el Neoclasicismo, tendencia
artística muy querida por los ilustrados y la Francia Revolucionaria. Ejemplos de ello en
Francia son la iglesia de Santa María Magdalena o el arco de la Estrella. Estas
manifestaciones tendrán su punto de inflexión en Europa hacia 1820, momento en que
dan paso al Romanticismo.
  Si nos ceñimos a Canarias, y como ya hemos hecho notar cuando se hablaba de
anteriores épocas, este estilo se adentra en fecha tardía, cuando transcurría el último
tercio del siglo XVIII, y pervive, con ciertas variedades, durante casi todo el siglo XIX.
Solo a finales de este siglo surgen ya obras plenamente eclécticas, esto es opciones
estilísticas que se oponen al estilo único, fundiendo códigos formales de muy distintas
procedencias (formas renacentistas junto a las grecorromanas, góticas, románicas,
islámicas, mudéjares e incluso barroquizantes).
  Por otra parte, hay que dejar claro que en Canarias no se dio, salvo contadas
excepciones, un Neoclasicismo puro al modo europeo.
  Hemos de anotar, asimismo, que este estilo responde a las ideas de la clase ascendente
durante el siglo XIX, la burguesía, frente a la pujanza que habían mantenido
anteriormente la aristocracia y el clero.
  El régimen liberal trajo consigo cambios notables en las ciudades, pues los periodos
desamortizaciones dejaron frecuentemente amplios espacios libres, que serían ocupados
por alamedas, teatros, mercados... Nuestra ciudad ofrece ejemplos notables en tal
sentido. Así, la desaparición del convento de monjas clarisas (franciscanas), supuso la
construcción de la Alameda de Colón y el Gabinete Literario. En santa Cruz de
Tenerife, el derribo del convento franciscano daría paso a la creación de la Plaza del
Príncipe, en tanto que La Orotava construye su Ayuntamiento en terrenos que habían
sido propios del convento de san José.
  Los años finales del siglo XIX ven surgir en las islas la arquitectura del hierro, esto es,
las obras arquitectónicas realizadas con materiales nuevos, tales son el hierro y el vidrio.
La llamada Casa de las Almenas, frente al Teatro Guiniguada, es obra de 1899, mientras
que el edificio de las Pescaderías de Vegueta (inexistente hoy), cuyas trazas se debieron
al arquitecto López Echegarreta, databa de 1874. Quizá la construcción señera
emprendida con estos nuevos materiales sea el Mercado de Abastos del Puerto de la Luz
(calle Albareda), bajo diseño de Laureano Arroyo (1848-1910) pero armado con
materiales llegados de Bélgica en la primera década del siglo XX.
  Contemporiza con estas obras la tendencia romático-historicista, esto es, la recreación
de estilos anteriores, especialmente los medievales. Manuel Ponce será el introductor de
los historicismos en Canarias, como lo manifiesta en el diseño de sus kioskos, algunos
de los cuales fueron realizados, tal es el caso del que ocupaba el suelo donde hoy se
levanta la fuente del Espíritu Santo. Hemos de anotar que Ponce de León fue el pionero
en la introducción de los historicismos en Canarias, pues algunos de tales diseños
fueron trazados ya en torno a 1850.
   El ejemplo más destacado de historicismo en Gran Canaria lo constituye, sin duda, la
iglesia de san Juan Bautista de Arucas, cuya primera piedra se puso en 1909, bajo trazas
del catalán Manuel Vega March (1871-1931). Santa Cruz de Tenerife contó, ya desde
finales del siglo XIX con un edificio neoárabe, la Plaza de Toros, obra del arquitecto
Antonio Pintor (Darias Príncipe, 1985, pp. 250-252), quien llegó a Canarias en 1889
para sustituir a Oráa.
  El final de siglo ve nacer el eclecticismo, del cual constituyen verdaderos ejemplos la
Logia Añaza, en la capital tinerfeña (calle San Lucas), con proyecto de 1900, y el
Palacio Quegles, ubicado en Las Palmas de Gran Canaria (calle Pérez Galdós), obra de
Fernando Navarro. Ambos edificios eligen soluciones de estilos anteriores (capiteles en
hoja de palma, esfinges, grifos, frontones triangulares) y los amalgaman para recrear
estas singulares construcciones


            La introducción del neoclasicismo: los hermanos Eduardo

   La introducción de las pautas neoclásicas en Canarias tiene como primer adalid a
Diego Nicolás Eduardo. Hijo de un británico y una tinerfeña, nace en la Laguna y muere
en Tacoronte (1773-1798). Su hermano Antonio José (1718-1780), aunque militar, trazó
obras arquitectónicas.
      Diego Nicolás decidió seguir la carrera eclesiástica, por lo que pasa a estudiar en
Granada, para posteriormente desplazarse a Madrid- allí asiste a clases en la Academia
de Bellas Artes de san Fernando -, para finalmente recalar en la Academia Militar de
Artillería de Segovia. Después de obtener el cargo de racionero en la catedral de las
palmas, se desplaza a nuestra ciudad en 1777. Aquí trabaja durante largo tiempo en la
culminación de la catedral. Como ya se había indicado, continúa el interior de esta sede
hasta la cabecera actual, siguiendo pautas góticas. La fachada neoclásica que da a la
plaza del Pilar Nuevo fue trazada por el propio Eduardo, así como la principal, si bien
esta fue comenzada por Luján Pérez y reformada en su zona superior por arquitectos de
finales del siglo XIX y principios del XX (Laureano Arroyo y Fernando Navarro).
  Su hermano Antonio había trazado los planos del templo de Santiago en Gáldar, hoy
perdidos. Estos fueron rectificados por Diego. También a dibujos del racionero se debe
la iglesia de san José, en el barrio capitalino de este nombre.



                          José Luján Pérez (1756-1815)

  Este autor nacido en Guía, al que ya citábamos cuando se comentaba la escultura, será
quien continúe en la dirección de las obras de la catedral de Canarias una vez fallecido
Diego Eduardo. Su obra más pura es, sin embargo, el coro pétreo, desmontado a
mediados del siglo XX y colocado hoy en el cierre de los jardines del obispado.
  A Luján se debe asimismo el retablo clasicista de la Virgen de la Portería (iglesia de
san Francisco, Alameda de Colón), así como, probablemente, el diseño de la fachada del
cementerio de Vegueta.


                     El Neoclasicismo en Tenerife

 Tenerife cuenta por las mismas fechas con Juan Nepomuceno Verdugo, teniente de la
Armada y arquitecto, como uno de los valedores del Neoclasicismo. Realizó el diseño
de la fachada correspondiente a la iglesia de los Remedios de la Laguna, declarada poco
después catedral (1819). Su obra cumbre, sin embargo, es el frontispicio del
Ayuntamiento de la misma ciudad, ubicado frente a la Plaza del Adelantado, obra de
una pureza extraordinaria.



        Manuel de Oráa, el primer arquitecto titulado en Canarias

  Manuel de Oráa (Burgos, 1822- Santa Cruz de Tenerife, 1889) es el primer arquitecto
con título que ejerce en canarias, preferentemente en Tenerife. En la capital de esta isla
realiza el Teatro Guimerá, el hospital de los Desamparados y la sede de la Sociedad
Filarmónica Santa Cecilia (hoy Parlamento de Canarias). En Gran Canaria traza el
Mercado Municipal (Vegueta).


                   Manuel Ponce de León (1812-1880)

   La pintura será una de las principales ocupaciones de Manuel de León. Ello no le
impidió realizar los planos de algunas mansiones de la ciudad, tales son las casas de las
familias Manrique de Lara y Quintana, ambas junto a la fuente del Espíritu Santo,
asimismo obra suya. A él se debe, quizá, la fachada del edificio principal que hoy ocupa
el C.A.A.M. (antigua casa Mendoza), pues el interior de la casona fue remodelado por
el arquitecto navarro Francisco Javier Sáenz de Oíza, para adaptarla a su función
museística. Suya pudiera ser, asimismo, la casa Castillo Olivares, hoy sede del
C.I.C.C.A.
   Manuel Ponce diseñó también kioscos de factura oriental y arabista, de los que se
conservan sólo sus dibujos. Es por ello que, como ya se ha indicado en la introducción,
este artista es considerado el pionero en la introducción en Canarias de las corrientes
historicistas.


    Otras obras grancanarias: el Ayuntamiento y el Teatro Pérez Galdós

   El edificio del Cabildo de Gran Canaria- hoy Ayuntamiento -, ya citado cuando
hablábamos del Renacimiento insular, sufrió un incendio en 1842, de modo que se
decidió emprender una construcción nueva. Los planos realizados en Canarias se
enviaron a Cádiz para su revisión, de modo que su estructura se debe al arquitecto
gaditano Juan Daura.
   En cuanto al Teatro Pérez Galdós de la misma capital, indicamos que sus trazas se
realizaron en la segunda mitad del siglo (1867) por el arquitecto peninsular Francisco
Jareño. Inaugurado en 1892, sufrió un pavoroso incendio en 1918, de modo que sólo su
fachada actual es original. Tras la reconstrucción emprendida por Fernando Navarro y
luego Miguel Martín Fernández de la Torre, hermano de Néstor, cambia su
denominación primitiva (Teatro Tirso de Molina) por la que hoy tiene, en homenaje el
célebre escritor canario.

               Otras obras de la provincia de Santa Cruz de Tenerife

 El ejemplo sin duda más singular es que el supone la reforma del interior del templo de
los Remedios (Catedral de La Laguna), obra de Rodrigo de Vallabriga. Es claro en
lenguaje neogótico, incluida la propia girola.
  Santa Cruz de Tenerife cuenta con el Ayuntamiento, realización de Antonio Pintor
(1898), entre las calles Méndez Núnez y Viera y Clavijo.


DIAPOSITIVAS

1. Iglesia de Santiago de los Caballeros, Gáldar (Antonio J. y Diego N. Eduardo)
2. Iglesia de San José de Las Palmas (D.N. Eduardo)
3. Exterior de la catedral de Santa Ana (D. N. Eduardo)
4. Iglesia de san Sebastián (Agüimes). Planos de Diego N. Eduardo.
5. La Casa Regental de Las Palmas de G.C. Hacia 1810.
6. El Ayuntamiento de Las Palmas de G. C. Planos de Juan Daura (Cádiz). 1864.
7. Gobierno Militar de Marina. Las Palmas de Gran Canaria. Laureano Arroyo. 1900.
8. Fachada del Cementerio de Vegueta. Atribuida a Luján Pérez.
9. Ayuntamiento de La Laguna. Juan Nepomuceno Verdugo.
10. Fachada de la catedral de la Laguna. Juan Nepomuceno Verdugo.
11. Capitanía militar de Santa Cruz de Tenerife. 1879. Tomás Clavijo.
12. Mercado Municipal de Las Palmas. Vegueta. Manuel de Oráa - Manuel Ponce.
13. Teatro Pérez Galdós. 1888. Francisco Jareño- Fernando Navarro- Miguel Martín.
14. Teatro Guimerá. Santa Cruz de Tenerife. Manuel de Oráa.
15. Casa Manrique de Lara. Las Palmas de Gran Canaria. Manuel Ponce de León.
16. La Plaza de Toros de santa Cruz de Tenerife. 1892. Neoárabe. Antonio Pintor.
17. Palacio Rodríguez Quegles. Calle Pérez Galdós. 1900. Fernando Navarro.
    Eclecticismo.
BIBLIOGRAFÍA

-   ALEMÁN HERNÁNDEZ, Rosario Y MARTÍN HERNÁNDEZ, Manuel (1998)
    Veinticinco edificios históricos. Las Palmas de Gran Canaria. Edición del Colegio
    de Arquitectos de Canarias. Las Palmas de Gran Canaria.
-   CAMPOS ORAMAS, Javier (1999): La iglesia de San Juan Bautista de Arucas, en
    la estela del gótico catalán. Las Palmas de Gran Canaria.
-   CÁRDENES, Francisco J., MARIMÓN, Flora y TORRES, Dunia E. (1997):
    Edificios que hicieron historia. Las Palmas de Gran Canaria, 1997.
-   DARIAS PRÍNCIPE, Alberto (1985): Arquitectura y arquitectos en las Canarias
    Occidentales. 1874-1931. Santa Cruz de Tenerife.
-   IDEM (1998): “Arquitectura contemporánea anterior a 1931”. En Gran
    Enciclopedia del Arte en Canarias. Edición del Centro de la Cultura Popular
    Canaria. Santa Cruz de Tenerife, pp 171-233.
-   IDEM (2004): “La arquitectura”. En Canarias. Gran Enciclopedia de la Cultura.
    Centro de la Cultura Popular Canaria. Santa Cruz de Tenerife, pp. 62-07.
-   ESPINOSA SAN JOSÉ, Tomás (1993): Las viejas Casas Consistoriales. Las
    Palmas de Gran Canaria.
-   FRAGA GONZÁLEZ, Carmen (1973): Plazas en Tenerife. La Laguna.
-   IDEM (1976): Arquitectura Neoclásica en Canarias. Edición del Aula de Cultura
    del Cabildo de Tenerife.
-   IDEM (1999): El arquitecto Manuel de Oráa y Arcocha. Instituto de Estudios
    Canarios. La Laguna.
-   GALANTE GÓMEZ, Francisco José (1989): El Ideal clásico en la arquitectura
    canaria. Edirca, Las Palmas de Gran Canaria.
-   GUANCHE PÉREZ, Jesús y CAMPOS MITJANS, Gertrudis (1999): Valentín Sanz
    Carta: un itinerario vital. Edición del Cabildo Insular de Gran Canaria.
-   HERNÁNDEZ PERERA, Jesús (1984): “Arte”, en Canarias. Edición de la
    Fundación Juan March, Colección Tierras de España. Madrid.
-   HERNÁNDEZ SOCORRO, María de los Reyes (1992): Manuel Ponce de León,
    arquitecto de Las Palmas en el siglo XIX. Las Palmas de Gran Canaria.
-   HERRERA PIQUÉ, Alfredo (1982): “Arquitectura neoclásica”. En Historia del Arte
    en Canarias. Ediciones Edirca. Las Palmas de Gran Canaria, pp. 163 a 177.
-   IDEM (1978): La ciudad de las Palmas. Noticia histórica de su urbanización. Las
    Palmas de Gran canaria.
-   IDEM (1990): Arquitectura neoclásica en Gran Canaria. Revista Aguayro, nº 185
    (enero- febrero de 1990), pp. 21 a 29).
-   LÓPEZ GARCÍA, Juan Sebastián (2001): “Arquitectura y urbanismo en Canarias.
    Siglos XV-XIX”. En Arte en Canarias (siglos XV-XIX). Una mirada retrospectiva.
    Edición del Gobierno de Canarias, pp. 97-124.
-   MARTÍN GALÁN, Fernando: (1984): La formación de Las Palmas, Ciudad y
    Puerto. Cinco siglo de evolución. Las Palmas de Gran canaria.
-   VV.AA. (1997): Introducción al arte en Canarias (tres volúmenes). Edición del
    Centro Atlántico de arte Moderno.
-   -(1998): La pintura del siglo XIX en las colecciones canarias. Los cimientos de la
    modernidad. Catálogo de la Exposición celebrada en la Casa de Colón de Las
    Palmas de Gran Canaria y la Sala de Exposiciones Centro Cultural CajaCanarias.
-   -(2004): Gran Enciclopedia del Arte en Canarias. Edición del Centro de la Cultura
    Popular Canaria.
-   -(2005): La pintura en el Instituto de Canarias. Catálogo de la exposición celebrada
    en la Sala de Exposiciones del Instituto de Canarias- Cabrera Pinto de La Laguna.