Durante la primera mitad del siglo XIX la población by yte37472

VIEWS: 62 PAGES: 4

									Durante la primera mitad del siglo XIX la población latinoamericana atravesó un
período de estancamiento, con un comportamiento bastante similar al de la economía.
Sin embargo, en la segunda mitad se observa un crecimiento mucho más vigoroso y
sostenido, que contrasta con las bajas tasas de crecimiento de los primeros cincuenta
años del siglo. Esta tendencia al alza continuó a un ritmo algo menor en las primeras
décadas del siglo XX. En efecto, la población latinoamericana se duplicó entre 1850 y
1900 (de 30 millones y medio a casi 6,2 millones), mientras que entre 1900 y 1930 el
crecimiento fue superior al 68 por ciento (se superaron los 104 millones).

La inmigración a México fue bastante escasa, algo menos de 34.000 personas entre
1904 y 1924, aunque la gran inestabilidad causada por la Revolución Mexicana no
favoreció la inmigración. Las cifras anteriores hacen referencia a la inmigración neta, ya
que el número de europeos llegados por aquellos años fue muy superior, pero no todos
se quedaban. Algunos retornaban a sus lugares de origen, mientras otros decidían probar
suerte en otro país.

ESTADO
La palabra Estado en términos jurídico – político se le debe a Maquiavelo, cuando
introdujo esta palabra en su obra "El Príncipe" al decir: "Los Estados y soberanías que
han tenido y tiene autoridad sobre los hombres, fueron y son, o repúblicas o
principados. Los principados son, o hereditarios con larga dinastía de príncipes, o
nuevos; o completamente nuevos, cual lo fue Milán para Francisco Sforza o miembros
reunidos al Estado hereditario del príncipe que los adquiere, como el reino de Nápoles
respecto a la revolución de España. Los Estados así adquiridos, o los gobernaba antes
un príncipe, o gozaban de libertad, y se adquieren, o con ajenas armas, o con las
propias, por caso afortunado o por valor y genio".

¿CÓMO LLEGAMOS ALCONCEPTO DE ESTADO?

Aún no conocemos con exactitud el origen de la palabra Estado, desde el punto de vista
jurídico – político, pero si podemos afirmar que equivale a la Polis o ciudad – Estado de los
griegos. No es sino hasta la Edad Media, cuando por primera vez surge el nombre statu, estado,
término tomado y sostenido por Maquiavelo, anteriormente citado. Los elementos del Estado
son:

   Pueblo.
   Territorio.
   Poder.

LA REVOLUCIÓN FRANCESA, EL ORIGEN DEL ESTADO MODERNO.

Desde el atropello del "El estado soy yo" manifestado como el más nocivo absolutismo, el
pueblo sintió la negación total de sus derechos y rotos todos sus principios e ideales, es ahí
donde empieza a crecer el resentimiento y surge poco a poco la semilla de la rebelión, y ésta
había de manifestarse con toda su violencia y hacer explosión, para culminar el 14 de Julio de
1789. La revolución dio paso a nuevas formas, con todas sus naturales e impropias acciones
excesivas cometidas. La mayor aportación que este levantamiento dio, fue la Declaración de
los Derechos del Hombre y el Ciudadano, que se fundamentó en la teoría de Jean Jacob
Rosseau, que escribió en su obra "El Contrato Social."
    EL ESTADO A LA LUZ DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA MEXICANA.

    En el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos podemos ver los
    elementos del Estado Mexicano, el artículo dice: "LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE
    ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL
    PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO
    TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU
    GOBIERNO." De ahí desprendemos los elementos que son:

           Soberanía
           Pueblo
           Poder Público
           Derecho a alterar y modificar
           La forma de gobierno.



    Clase social
    Una clase social, es un grupo de individuos dentro de una sociedad caracterizado por las
    siguientes condiciones:
    Su adscripción a determinada clase se determina básicamente por criterios económicos,
    a diferencias de lo que sucede en otros tipos de estratificación social, basados en castas
    y estamentos, donde el criterio básico de adscripción en principio no es económico
    (aunque la adscripción a un determinado grupo pueda conllevar secundariamente
    condicionantes económicos).
    Para el conjunto de individuos que configura una clase existen unos intereses comunes,
    o una estrategia social maximizadora de su poder político y bienestar social. En ciertos
    casos, cuando un cierto número de individuos se desentiende de los intereses de los
    intereses de su clase social se habla de alienación.
    Las condiciones económicas que conllevan la adscripción a una u otra clase
    generalmente están determinadas por el nacimiento y herencia familiar. Así en la
    mayoría de las sociedades los hijos de las clases desfavorecidas a lo largo de su vida
    seguirán formando parte de las clases desfavorecidas, y los hijos de las clases más
    acomodadas tienen mayor probabilidad de ser parte durante el resto de su vida de la
    clase acomodada.

    El sistema de clases es típico de las sociedades industriales modernas. En este tipo de
    sociedad se reconoce una mayor movilidad social que en otros sistemas de estratificación
    social. Es decir, todos los individuos tienen la posibilidad de escalar o ascender en su
    posición social por su mérito u otro factor. La consecuencia es la ruptura con las
    organizaciones estamentarias donde cada persona esta ubicada según la tradición en un
    estrato específico, normalmente para toda la vida. Sin embargo, pese a estas
    posibilidades de ascenso, el sistema de clases no cuestiona la desigualdad en sí misma,
    sobre todo en países del tercer mundo donde existen combinaciones de clases y
    estamentos, develando el ethos colonial de las mismas.
ESTRATIFICACION SOCIAL

Introducción
Todas las sociedades humanas y muchas sociedades animales exhiben alguna forma de
clasificación de sus componentes. Al hacer estas clasificaciones podemos distinguir
 diferencias entre las capacidades o características individuales y aquellas que aluden a la
posición social de las personas; también debemos diferenciar entre desigualdades que no
implican orden de jerarquía y aquellas que sí lo hacen. En la sociedad encontramos
diferenciación social cuando se trata de posiciones diferentes pero de nivel o jerarquía
equivalente y estratificación social que se basa en la reputación o la riqueza y se expresa en
un orden jerarquizado de status sociales.

El concepto de estratificación es un concepto universal que tiene como común denominador la
desigualdad y donde la ordenación social establece los parámetros que regirán las relaciones
entre categorías de individuos considerados superiores con otras categorías definidas como
 inferiores. El concepto de estratificación social es también un concepto dinámico ya que cada
sociedad desarrolla un modelo de estratificación compatible con sus necesidades y lo va
modificando para acomodar sus nuevas realidades.


ANTECEDENTES DEL NEOLIBERALISMO

Es tan legítimo afirmar hoy que el liberalismo es la ola del futuro como lo era hace un par de
décadas decirlo del socialismo. De hecho, bajo formas benignas o malignas, el socialismo
prevaleció en el mundo hasta bien entrados los años Setenta. Luego, vino la desilusión. ¿No
podría ocurrir algo similar con el Neoliberalismo? Todo buen liberal tendría que preguntárselo.

La preocupación surge al recordar que en el siglo XIX hubo también una oleada de libertad. No
existe latinoamericano que no pueda señalar alguna etapa, larga por lo general, cuando su país
funcionó bajo el amparo de una constitución liberal, nuestro país, no es excepción

A América latina no le iba mal con el primer liberalismo que acogió en el siglo XIX. Pero un día lo
abandonó. Lo aplicaba. Lo aprovechaba. Nunca creyó del todo en él. En una hora de prueba,
cuando estalló la crisis económica de 1929, retrocedimos hacia la zona autoritaria de los golpes
militares, hacia la zona regresiva del paternalismo económico.




"Los valores de los latinoamericanos, ¿son ahora liberales? ¿O tomaremos otra vez el camino
liberal por curiosidad, por frivolidad, por ofuscación?...Cuando venga el liberalismo, no nos dará
nada. Nos invitará, sí, a arriesgarlo todo. Recibirlo como una solución que cae, como el maná,
de arriba y de afuera".




El Neoliberalismo se origina en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, éste, es heredero
de las teorías neoclásicas de finales del siglo XIX; pero es en los años setenta cuando
comienza su auge a nivel internacional al iniciarse la crisis en la teoría Keynesiana, que no pudo
encontrar respuestas a diferentes problemas que han angustiado al mundo en las últimas
décadas.
EL NEOLIBERALISMO COMO IDEOLOGÍA




El modo más sutil que puede arbitrar una ideología para imponerse y perdurar es proclamar la
muerte de las ideologías y mostrarse bajo otro semblante, por ejemplo, la ciencia. Es lo que
sucedió por casi un siglo con el positivismo. La ciencia positiva hace las veces de la política, la
filosofía y la teología, y siempre como evidencia apodíctica y sagrada. Y así, disentir
razonablemente de una hipótesis científica, pasa a ser un sacrilegio y una rebelión; y el que se
atreve a tanto no merece el honor de una respuesta científica sino la marginación
condescendiente o brutal: ha perdido la contemporaneidad y no tiene sentido dirigirle la
palabra.

Eso pasa hoy con el Neoliberalismo. Es un modo de practicar la economía política que está
alcanzando vigencia planetaria. Pero el que esta práctica haya logrado imponerse no significa
la convalidación de sus postulados; sólo atestigua la contundencia de los medios (tanto políticos
como económicos).

EL NEOLIBERALISMO COMO PROPUESTA ECONÓMICA

El Neoliberalismo es una doctrina filosófica que tiene ramificaciones en todos los campos de
las ciencias sociales. Los neoliberales se dedican a ensalzar la competencia capitalista, afirmando
que el mecanismo de esta última garantiza automáticamente las mejores condiciones para la
evolución de las fuerzas productivas.

"Una peculiaridad del Neoliberalismo es que combina la exaltación de la libre competencia y de
la restauración automática del equilibrio con el reconocimiento de la necesidad de la intromisión
del Estado en la economía. Lo peculiar de esta argumentación reside en que la defensa de la
intervención del Estado en la economía se presenta como una lucha por la libre competencia".

								
To top