Women, peace and security by zvt20327

VIEWS: 4 PAGES: 5

									 Women, peace and security
              Empowering women in peace and conflict

                   Resultado de la conferencia de alto nivel de la UE/OTAN
                            sobre la mujer, la paz y la seguridad
                                       Bruselas, 27 de enero de 2010


El 27 de enero de 2010, la Vicepresidenta de la Comisión Europea Margot Wallström y el Secretario
General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, celebraron una reunión de alto nivel sobre la mujer,
la paz y la seguridad, que contó con la participación de la Vicepresidenta primera del Gobierno
español, María Teresa Fernández de la Vega, y la ex Secretaria de Estado de los Estados Unidos
Madeleine Albright. La conferencia celebrada en los locales de la Comisión Europea (edificio
Charlemagne) y organizada conjuntamente con la Agenda de Seguridad y Defensa y, contó con la
participación de más de cuatrocientas personas, entre ellas testigos, ONG, militares de alto rango y
responsables políticos de alto nivel.

Estaba prevista igualmente la intervención de la Alta Representante, Catherine Ashton, quien finalmente no
pudo asistir al requerirse su presencia en la Conferencia extraordinaria sobre Yemen en Londres celebrada
el mismo día. Ashton declaró mediante un mensaje: «Acojo con entera satisfacción la creciente cooperación
con la OTAN en el ámbito de la mujer, la paz y la seguridad, así como nuestro compromiso conjunto de
impulsar la aplicación de la legislación internacional vigente. Solo si trabajamos juntos ─ a nivel internacional
y regional, y con la sociedad civil ─ lograremos combatir la marginación que sufren las mujeres, que
constituye una auténtica amenaza para la seguridad mundial».

Los participantes remarcaron su apoyo político para garantizar la plena aplicación de la Resolución 1325
del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas así como las resoluciones posteriores sobre la mujer, la
paz y la seguridad. De igual modo durante la conferencia se puso en marcha el trabajo preparatorio que
culminará con la celebración de la conferencia ministerial de examen sobre la mujer, la paz y la seguridad,
organizada por las Naciones Unidas a finales de 2010. Los participantes intercambiaron propuestas sobre
las futuras acciones concretas que deberían llevarse a cabo para proteger a las mujeres y los niños frente a
la violencia y lograr que las mujeres sean parte activa en la gestión de crisis y consolidación de la paz a
todos los niveles. En concreto, los participantes llegaron a la conclusión de que todas las partes implicadas
deberían:

  ·   aprovechar la conferencia ministerial de octubre de 2010 para presentar un balance de los logros
      conseguidos sobre la mujer, la paz y la seguridad y comprometerse a apoyar los esfuerzos de las
      Naciones Unidas mediante nuevas acciones;

  ·   promover entre los Estados miembros de las Naciones Unidas la aplicación de la Resolución 1325 del
      Consejo de Seguridad (en particular, mediante el desarrollo, la aplicación y la mejora de las políticas y
      los Planes de Acción Nacionales);

  ·   incrementar la presencia femenina en los puestos de dirección en todos los sectores;

  ·   prestar más atención a las necesidades específicas de las mujeres a la hora de financiar la
      reconstrucción postconflicto; reconocer y tener en cuenta a las mujeres y niñas combatientes en los
      procesos de desarme, desmovilización y reintegración e incluir tanto a hombres como a mujeres en los
      procesos de reforma del sector de la seguridad;



                                                                                                               1
 Women, peace and security
             Empowering women in peace and conflict

 ·   reforzar la integración de la perspectiva de género en las actividades de gestión de crisis, tanto civiles
     como militares, y contribuir en mayor medida a la eficacia de dichas actividades, llegando incluso a
     designar personal específico, como pueden ser los asesores en cuestiones de género;

 ·   intensificar los esfuerzos relativos a la formación en cuestiones de género del personal a todos los
     niveles, incluida la elaboración de un programa de formación estándar para incrementar la eficacia y la
     coherencia;

 ·   respaldar política y económicamente la participación femenina en las negociaciones de paz;

 ·   seguir comprometidos con la sociedad civil, en particular con los grupos locales de mujeres en países
     afectados por conflictos armados, y apoyar las actividades que realizan en lo que se refiere a la
     violación de los derechos de las mujeres, tanto durante los conflictos armados como una vez éstos
     finalizados. De igual modo se deberán apoyar las actividades que buscan incorporar a las mujeres en
     la prevención, mediación y resolución de conflictos.


La Vicepresidenta Wallström, destacó los siguientes compromisos de la UE:

 ·   continuar la ejecución del «Enfoque global de la UE para la aplicación de las Resoluciones 1325 y
     1820 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas» y los compromisos correspondientes de la
     Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD), y adoptar, antes de mediados de 2010, un «Plan de
     Acción sobre la igualdad de género en la cooperación al desarrollo de la UE», proporcionando
     orientación operativa a los actores implicados en la política de desarrollo de la UE, para llevar a cabo
     el trabajo sobre la protección de las mujeres frente a la violencia y la participación femenina en la
     consolidación de la paz;

 ·   reforzar la cooperación con la Unión Africana sobre la mujer, la paz y la seguridad, mediante el apoyo
     de la UE a la integración de la igualdad de género en la estructura de paz y seguridad de dicha
     organización, así como el análisis, con la Unión Africana y otras organizaciones regionales, del recurso
     a la iniciativa «Africa Peace»;

 ·   sistematizar la formación sobre los derechos humanos y, más concretamente, sobre la igualdad de
     género y la mujer, la paz y la seguridad, dirigida a los jefes y al personal de las delegaciones de la UE
     y a los representantes especiales de la UE, así como a los jefes de misión y comandantes de la PESD;

 ·   intensificar los esfuerzos bilaterales dirigidos a los gobiernos y otras partes responsables de las
     violaciones más graves de los derechos de las mujeres;

 ·   impulsar el desarrollo de las capacidades de los países socios para la aplicación de la
     Resolución 1325 y ayudarlos en el proceso, incluyendo el desarrollo y la aplicación de los Planes de
     Acción Nacionales o las estrategias correspondientes;

 ·   integrar en los programas de ayuda exterior de la UE las recomendaciones sobre igualdad de género
     formuladas por las misiones de observación electoral de la UE desplegadas en países en situación de
     conflicto y postconflicto (por ejemplo, Afganistán);




                                                                                                             2
    Women, peace and security
                 Empowering women in peace and conflict

    ·    respaldar la participación femenina en la mediación y la resolución de conflictos, a través de acciones
         específicas, en particular mediante el Instrumento de Estabilidad, el Instrumento Europeo para la
         Democracia y los Derechos Humanos y el programa Invertir en los Ciudadanos.


El Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, destacó la necesidad de:

    ·    trabajar de manera proactiva para integrar las cuestiones de género en las políticas, los programas y
         las operaciones de la OTAN y mejorar las capacidades de la Alianza, en particular en lo que se refiere
         al personal femenino y a los asesores formados en cuestiones de género;
    ·    velar por que todas las operaciones dirigidas por la OTAN, en particular en Afganistán y en los
         Balcanes, cumplan la Resolución 1325 y otras resoluciones conexas y estén respaldadas por
         mecanismos de educación y formación, seguimiento y evaluación, de conformidad con la directiva
         militar de los mandos estratégicos de la OTAN;

    ·    trabajar con los socios de la OTAN en la reforma de la defensa y en el desarrollo de las instituciones
         de defensa, para promover la aplicación práctica de la Resolución 1325 y posteriores resoluciones en
         toda la zona euroatlántica;

    ·    como parte del enfoque global de la Alianza, buscar la máxima cooperación con todas las partes
         internacionales implicadas, en particular en el ámbito de la formación, la educación y las normas.


La Vicepresidenta Primera del Gobierno de España, país que actualmente preside el Consejo de la
Unión Europea, María Teresa Fernández de la Vega, destacó los siguientes compromisos:

·       Promover y organizar, como Presidencia rotatoria del Consejo de la UE, el intercambio de experiencias
        entre los Estados miembros que disponen de Planes de Acción Nacional para la implementación de la
        Resolución 1325 y apoyar la elaboración de nuevos Planes de Acción tanto por parte de Estados
        miembros como no miembros de la UE, especialmente aquéllos que se encuentran en situación de post-
        conflicto;

·       Preparar con los Estados Miembros y particularmente con Bélgica, que ostentará en octubre de 2010 la
        Presidencia rotatoria del Consejo, el X aniversario de la Resolución 1325 y, en este contexto, prestar
        especial atención a la evaluación de la aplicación práctica de dicha Resolución;

·       Impulsar la - aplicación de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad sobre la mujer, la paz y la
        seguridad , y el Plan de Acción del Gobierno de España, así como la Resolución 1820 sobre violencia
        sexual contra las mujeres en situación de conflicto, en aquellos países que lo requieran, y
        especialmente en África Subsahariana;

·       Respaldar acciones de prevención, desmovilización y reinserción de niñas y niños soldado, en el
        marco de las Directrices de la UE sobre niñas y niños en conflictos armados;

·       Apoyar a las organizaciones de mujeres de las zonas afectadas, que desde un enfoque de género
        han venido trabajando en la mejora de los derechos sociales y políticos, para asegurar su plena
        asociación en las intervenciones de acción humanitaria y de construcción de la paz;



                                                                                                              3
    Women, peace and security
                  Empowering women in peace and conflict

·       Garantizar mecanismos que potencien el rol de las mujeres en las misiones y organismos
        internacionales que participan en las intervenciones a corto, medio y largo plazo, ya sea en
        situaciones de emergencia, acción humanitaria o de construcción de la paz;

·       Reforzar el reconocimiento y la participación de las organizaciones de mujeres en la toma de
        decisiones en situaciones de emergencia, acción humanitaria y construcción de la paz, en tanto
        promotoras de redes de apoyo social, de salud y del tejido económico, teniendo en cuenta las
        situaciones específicas en cada una de las zonas afectadas;

·       Promover líneas de acción así como la recogida de datos que incluyan la perspectiva de género
        como una variable fundamental, con el objeto de valorar el alcance de la violencia que se ejerce y a la
        que se ven sometidos tanto las mujeres como, de manera diferenciada, los hombres, así como las
        posibilidades de adquirir un papel relevante en la construcción de la paz.


Los participantes instaron a las Naciones Unidas a:

    ·     garantizar que el establecimiento de la nueva entidad sobre género de las Naciones Unidas conduzca
          a una implementación más eficaz de las Resoluciones del Consejo de Seguridad sobre la mujer, la paz
          y la seguridad;

    ·     preconizar la plena aplicación de las Resoluciones 1325, 1820, 1888 y 1889 en el trabajo del Consejo
          de Seguridad y de la Comisión para la Consolidación de la Paz;

    ·     aprovechar las futuras conferencias de las Naciones Unidas y otras reuniones internacionales (como la
          Cumbre ALC, el proceso de Pekín o las actividades de la Unión del Mediterráneo) para promover la
          aplicación de la Resolución 1325, entre otras cosas, buscando el consenso sobre los objetivos de la
          conferencia de examen de 2010;

    ·     en la conferencia de examen de las Naciones Unidas, avanzar en la aplicación de la Resolución 1325,
          centrándose en la responsabilidad creciente de los Estados miembros de las Naciones Unidas frente a
          dicha aplicación y, en particular, en la participación femenina, la persecución efectiva de los infractores
          y el acceso de las víctimas de la violencia a la justicia;

    ·     invitar a otras organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, a los actos del
          décimo aniversario de la Resolución 1325 de las Naciones Unidas para demostrar que se trata de una
          auténtica cuestión global de seguridad.



                                                    Antecedentes

La Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (de 10 de octubre de 2000) fue la
primera resolución adoptada por el Consejo de Seguridad que trató de manera exhaustiva la cuestión de la
mujer, la paz y la seguridad, con especial referencia a dos aspectos: 1) las cuestiones de prevención y
protección de las mujeres y las niñas frente a la violencia y 2) la contribución femenina a la resolución de
conflictos y a una paz sostenible.



                                                                                                                   4
 Women, peace and security
                 Empowering women in peace and conflict

La Resolución 1820, adoptada en junio de 2008 a iniciativa de los Estados Unidos, reconoce que la violencia
sexual es una cuestión de seguridad por sí sola, vinculada a la reconciliación y a una paz duradera. Esta
Resolución faculta al Consejo de Seguridad para adoptar las medidas comprendidas en el capítulo VII en
relación con violaciones graves de los derechos de las mujeres en situaciones de conflicto.

Como continuación de la Resolución 1820, el 30 de septiembre de 2009 el Consejo de Seguridad adoptó la
Resolución 1888, que refuerza el papel de las Naciones Unidas como defensora de la cuestión de la
violencia contra las mujeres en situaciones de conflicto y postconflicto, a través del establecimiento de un
Representante Especial ad hoc del Secretario General de las Naciones Unidas.

Asimismo, el 5 de octubre de 2009, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó por consenso la
Resolución 1889, a iniciativa de Vietnam, como continuación de la Resolución 1325. Esta Resolución
subraya la necesidad de que tanto las Naciones Unidas como la comunidad internacional sigan
desarrollando sus capacidades y mejorando la asistencia técnica para promover los derechos de las mujeres
en situaciones de crisis desde las primeras etapas de la recuperación.




* Las opiniones manifestadas en el presente documento no reflejan necesariamente el punto de vista de todos los participantes en el
acto.




                                                                                                                                  5

								
To top