Fallas del mercado financiero y fallas de la banca

Document Sample
Fallas del mercado financiero y fallas de la banca Powered By Docstoc
					                                                                                                                  Informe
                                                                                                                    Especial



                                          ¿Se justifica la banca pública?
                                          Fallas del mercado financiero
                                          y fallas de la banca pública

                                                                                                                Francisco Azuero*




  "El mayordomo se puso a pensar:

     ¿Qué voy a hacer ahora que mi
                                          E      s ampliamente reconocido en la
                                                 literatura económica que el sis-
                                                                                       recientes. En fin en la tercera, se exa-
                                                                                       minan los problemas que surgen de la
                                          tema financiero adolece de deficiencias      posesión directa de entidades financie-
                                          notorias que justifican la intervención      ras por parte del Estado. En la última
amo me deja sin trabajo? No tengo
                                          del Estado. Buscando contrarrestar al-       se incluyen las conclusiones.
     fuerzas para trabajar la tierra, y   gunas de esas imperfecciones, uno de
                                          los instrumentos más utilizados en
                                                                                       Imperfecciones
me da vergüenza pedir limosna. Ya         muchos países, y particularmente en          en los mercados financieros
                                          Colombia, ha sido la propiedad directa
     sé lo que voy a hacer para tener     de entidades financieras por parte de        Una intervención estatal en los merca-
      quienes me reciban en sus casas     los poderes públicos. En la medida en        dos debe justificarse a partir de la bús-
                                          que la crisis financiera de finales de los   queda de corrección de las fallas que se
       cuando me quede sin trabajo.       noventa se manifestó con particular          puedan presentar en el funcionamiento
                                          gravedad en la banca pública, hasta el       de ellos. Diversos autores, en particu-
 Llamó entonces a cada uno de los         punto de que varias entidades debie-         lar Stiglitz, han diagnosticado las imper-
                                          ron desaparecer o ser transformadas          fecciones de los mercados financieros,
         que le debían algo a su amo.
                                          radicalmente, se justifica reflexionar       especialmente las derivadas de la infor-
Al primero le preguntó: ¿Cuánto le        sobre la validez de este instrumento         mación asimétrica entre bancos y deu-
                                          de intervención en los mercados finan-       dores, bancos y depositantes, y regula-
 debes a mi amo? Le contestó: cien        cieros. Ese es el propósito de este artí-    dores y bancos1.
                                          culo. En la primera parte se recapitulan
  barriles de aceite. El mayordomo        las principales imperfecciones que
 le dijo: Aquí está tu vale, siéntate     operan en los mercados financieros, y
                                          que justifican la participación del Es-
              en seguida y haz otro por   tado, uno de cuyos instrumentos lo           * Profesor Asociado, Facultad de Administra-
                                          constituye la posesión directa de ban-          ción, Universidad de los Andes.
              cincuenta solamente….".     cos. En la segunda se señalan los ante-      1 Ver por ejemplo, Stiglitz y Weiss ( 1981),
                                          cedentes de la banca pública en Co-            Stiglitz (1982, 1990, 1994, y 1999), y
                      (Lucas, 16, 1-6)
                                          lombia, así como algunos indicadores           Greenwald, Stiglitz y Weiss (1984).


44   ......                                                                3 0 4-3 0 5 E C O N O M Í A     C O L O M B I A N A
                                                                                                                 Informe
                                                                                                                   Especial




Dejando de lado las imperfecciones derivadas de la existencia de       vos en la utilización de recursos de
externalidades negativas asociadas a las crisis bancarias, y de las    crédito, están la vivienda de interés
asimetrías de información entre depositantes y bancos, que se ha       social y la educación.
buscado resolver universalmente a través de una regulación que
establezca capitales proporcionales a los niveles de riesgo (acuer- e. Se puede presentar una competen-
dos de Basilea), revelación de información por parte de los ban-       cia imperfecta en la provisión de ser-
cos, y normas que permitan acciones correctivas rápidas por parte      vicios financieros, especialmente de
de las entidades supervisoras, quedan por resolver otro tipo de        crédito. La posición dominante del
imperfecciones.                                                        prestamista para determinar la tasa
                                                                       de interés, aún sin que exista con-
a. Como bien lo demostró Stiglitz (1981), la tasa de interés no        centración en la participación en el
    tiene la propiedad de equilibrar la oferta con la demanda de       mercado, se puede explicar por la
    fondos prestables.Tasas de interés mayores de cierto nivel, pue-   dificultad de un buen deudor, con
    den traducirse en un incremento del riesgo para los bancos. Es     amplia historia crediticia en una ins-
    posible, por lo tanto, que se limite el número de préstamos que    titución, para encontrar fuentes al-
    están dispuestos a hacer los bancos, y que quede sin ser atendido  ternativas de financiamiento. Ade-
    un buen número de potenciales buenos deudores.                     más de lo anterior, en la medida en
                                                                       que exista concentración en la ac-
b. Algunos sectores económicos específicos, de altas externalida-      tividad financiera, se pueden pre-
    des sociales (por ejemplo por el volumen de empleo genera-         sentar los naturales problemas aso-
    do), pueden verse discriminados, en la medida en que las entida-   ciados a abusos en la posición
    des financieras perciben en ellos riesgos superiores a los que     dominante comunes a otras activi-
    realmente podrían tener.Tal es el caso de la actividad agrícola, y dades económicas.
    de la pequeña y mediana empresa. En otros casos, una excesiva
    orientación del crédito hacia ciertos actividades (pro-
    piedad raíz o accionaria), si bien rentables en el corto
    plazo, puede contribuir a generar inconvenientes bur-
    bujas especulativas. La distorsión que ello crea en la
    asignación de los recursos de ahorro es absolutamente
    inconveniente, y la reversión de ese proceso, es de-
    cir, la reventada de la burbuja, puede ocasionar serias
    dificultades al propio sector financiero.

c. Ciertas regiones de menor desarrollo pueden ser
   discriminadas por la banca, en la medida en que
   las oficinas allí situadas no están en capacidad de
   generar los volúmenes de depósitos o de créditos
   que garantice la rentabilidad exigida a cada unidad
   de negocios.

d. El consumo de ciertos bienes puede tener una valo-
   ración superior para la sociedad que para el consu-
   midor individual. Es el caso de los bienes meritorios.
                                                            Cortesía del Autor




   Si dicho consumo exige que el individuo se endeude,
   las tasas de interés de mercado pueden desincenti-
   varlo. Como ejemplos de bienes meritorios intensi-                            Transfografía 5, Nereo López.


E C O N O M Í A    C O L O M B I A N A   3 0 4-3 0 5                                                              ......   45
Informe
Especial




                           Los instrumentos con los cuales el Es-    La respuesta del Estado consistió en la creación de
                           tado puede buscar contrarrestar estas     entidades públicas que tendrían como función legal
                           imperfecciones de los mercados finan-     la canalización de crédito aquellas actividades consi-
                          cieros abarcan una amplia gama:            deradas como estratégicas. En 1931 se creó la Caja
                                                                     Agraria con el propósito de atender las necesidades
                         a. Mecanismos imperativos o indicativos financieras de pequeños y mediano productores agrí-
                         destinados a obligar o estimular a que el colas. En 1932 comenzó a operar el Banco Central
                         sector financiero oriente por lo menos una Hipotecario, con la idea de que la recuperación de la
                   parte de los recursos hacia los sectores conside- construcción operara como mecanismo anticíclico
                 rados socialmente deseables. (cupos de crédito, frente a la crisis mundial que estaba afectando al país.
                 cupos de redescuento, bancos de segundo piso).
                                                                     A pesar de las reformas introducidas al Banco de la
              b. Fondos de garantías, que disminuyan la percepción República en 1951, que introdujeron en la legisla-
                 de la pérdida esperada por los bancos en la provi- ción económica los principios de orientación selecti-
                 sión de créditos a los sectores discriminados.      va del crédito por parte de los bancos comerciales, y
                                                                     que convirtieron el redescuento en el Banco Central,
              c. Control a las tasas de interés activas que pueden de instrumento de política monetaria en instrumento
                 cobrar los bancos a todas, o al menos algunas de de crédito de fomento, continuaron creándose enti-
                 las operaciones. El complemento puede ser un dades financieras públicas en la década del cincuenta,
                 control a las tasas de interés pasivas.             para atender las necesidades de sectores específicos:
                                                                     el Banco Cafetero (1953), como mecanismo para sem-
              d. Como caso extremo, gestión directa de la activi- brar la bonanza en los precios internacionales y aten-
                 dad financiera a través de bancos públicos.         der las necesidades financieras del gremio, el Banco
                                                                     Popular en 1954 (nacionalizando, por la vía de la capi-
              En lo que sigue, vamos a concentrarnos en este últi- talización por parte del presupuesto nacional, una
              mo instrumento de intervención, para el caso parti- entidad que había nacido como iniciativa del munici-
              cular de nuestro país.                                 pio de Bogotá), para atender la "creación, ensanche y
                                                                     fomento de la industria artesanal", y , en fin, el Banco
                                                                     Ganadero en 1956.
              Antecedentes de la banca pública
              en Colombia
                                                                       Con la crisis financiera de principios de los años
                                                                       ochenta se presentó un crecimiento temporal en la
              Entre la fundación del Banco Central en 1923 y su        importancia de la banca pública. Aparte de que algu-
              reorganización, en 1950, la relación entre el Banco      nas de las entidades intervenidas debieron ser
              de la República y los bancos comerciales estaba          oficializadas (Banco de Colombia, del Comercio, de
              marcada por las reglas de la más fiel ortodoxa reco-     los Trabajadores y Tequendama), la desconfianza del
              mendada por la misión Kemmerer. Estas institucio-        público se tradujo en un traslado importante de de-
              nes tenían prohibido utilizar los recursos a la vista    pósitos hacia las entidades tradicionales de naturale-
              del público en préstamos de plazo superior a un año.     za pública. La gran mayoría de los bancos oficializados
              El control a las tasas de interés, tanto activas como    a raíz de la crisis fue reprivatizada en la primera mitad
              pasivas, no facilitaba tampoco que la banca canalizara   de la década siguiente.
              recursos de crédito hacia préstamos de inversión,
              que por su propia naturaleza conllevan niveles de        Las nuevas concepciones sobre el desarrollo econó-
              riesgo más elevado. No fue extraño entonces que la       mico que animaron a los gobiernos en Colombia a
              ausencia de crédito se identificara como una de los      partir de los años noventa, en donde la iniciativa pri-
              principales obstáculos al desarrollo.                    vada ganó espacio frente al Estado en la orientación de

46   ......                                                               3 0 4-3 0 5 E C O N O M Í A    C O L O M B I A N A
                                                                                                                                      Informe
                                                                                                                                        Especial




la economía, hicieron redundante la                miento de cartera (cartera vencida/cartera total y provisiones sobre
existencia de por lo menos algunas de              cartera vencida, respectivamente) eran también más críticos en la
las entidades oficiales. Ello, además de           banca pública.
las necesidades de recursos fiscales,
explican la privatización del Banco Po-            Si bien los indicadores muestran una mejora sustancial en la banca
pular (1996) y los intentos fallidos de            pública para el año 2003, vale la pena mencionar que ella se ha logrado
disponer del Banco Central Hipoteca-               precisamente dejando de lado la actividad crediticia, que se suponía
rio, y de la Corporación Cafetera de               era su principal función social.
Ahorro y Vivienda2. En fin, la crisis de
                                         En efecto, la crisis de los años 1999-2000 se tradujo en una dismi-
finales de los noventa, a diferencia de la
de la década anterior, sacó a relucir lasnución sustancial de la cartera de créditos como porcentaje del total
debilidades de la banca pública, espe-   de activos de la banca, a favor de la adquisición de inversiones, espe-
cialmente las relacionadas con sus sis-  cialmente de títulos de deuda pública. La cartera de créditos dismi-
temas de gobierno. La crisis de los ban- nuyó para el conjunto de la banca como proporción de los activos:
cos del Estado y del Banco Central       mientras en 1997 ella pesaba el 64%, a finales del 2003 representa-
Hipotecario llevaron al gobierno a op-   ba el 50%. Los créditos han sido reemplazados por inversiones,
tar por su cierre, mientras que los acti-especialmente en títulos de deuda pública. Mientras que el peso de
vos y pasivos de la antigua Caja Agraria las inversiones en el total de activos de la banca privada pasó del
se trasladaron al nuevo Banco Agrario.   12% al 27,5%, en el caso de la pública ese porcentaje pasó del 9%
                                         al 42%. Como participación en el total de ingresos financieros, el
                                         margen neto de intereses ( resultado de la actividad crediticia)
Indicadores de la banca                  pasó del 23% al 12,5%, mientras que en el sector privado aumen-
pública en Colombia
                                         tó del 17,4% al 22%. El margen financiero diferente a intereses
                                         (principalmente el correspondiente a valorización de inversiones,
El cuadro 1, construido a partir de los servicios financieros y operaciones en divisas) como proporción
datos proporcionados por la Superin- del total de ingresos financieros, era en la banca pública del 45,3%,
tendencia Bancaria, muestra algunos
                                         frente al 13% en 1997. Los bancos públicos son en estos momen-
indicadores de la banca privada y de la
                                         tos, más un instrumento de canalización de recursos de ahorro
banca pública, para el año 1997 ( vís-
                                         hacia el gobierno, que instrumentos de política agrícola o indus-
peras de la crisis financiera) y para el
                                         trial. Pero hacia el futuro, ¿será conveniente que la banca pública
2003. En el año 1997, era notoria la
                                         vuelva a su comportamiento tradicional? Antes de responder, es
baja rentabilidad, tanto del activo como
                                         necesario hacer algunas consideraciones.
del patrimonio, que tenía la banca pú-
blica en relación con la banca privada. Cuadro 1
Los indicadores de calidad y cubri-           Indicadores de la banca privada y pública en Colombia

                                                                                                    Banca pública          Banca privada

                                                                                                     1997           2003    1997           2003
2 La administración del Instituto de Seguros       Porcentaje de los activos con relación
  Sociales de la época (1996-1998), se opuso       a la banca total                                20,00%      16,10%      80,00%      83,90%
  a la privatización del BCH argumentando que      Inversiones/total de activos                     8,90%      41,80%      12,70%      27,50%
                                                   Rentabilidad del activo (antes de impuestos)     0,80%       2,50%       2,10%       2,50%
  esa institución era absolutamente necesaria
                                                   Rentabilidad del patrimonio                      5,10%      24,20%       8,20%      15,00%
  para garantizar la competencia del ISS frente    Margen neto de intereses/ingresos financieros   22,60%      12,50%      17,40%      21,80%
  a otros grupos financieros que habían            Margen financiero dif. a intereses/
  incursionado en la administración de fon-        ingresos financieros                            12,60%      45,30%      20,40%      31,80%
                                                   Cartera vencida/cartera bruta                   10,70%       6,20%       5,50%      11,10%
  dos pensionales. Por otra parte, el gremio       Provisiones/cartera vencida                     26,70%      88,50%      33,00%     100,50%
  cafetero , pese a la voluntad del gobierno,
  se opuso a la disposición de CONCASA.            Fuente: Elaborado según datos de la Superintendencia Bancaria.


E C O N O M Í A       C O L O M B I A N A         3 0 4-3 0 5                                                                          ......     47
Informe
Especial




              Los problemas                                está relacionada con su remuneración (tasa de inte-
              de la banca pública                          rés), con la calidad en el servicio percibida por los
                                                           clientes, y sobre todo, por la percepción de seguridad
              Son varias las evidencias que se han pre-    que el banco logre transmitir a los depositantes.
              sentado recientemente sobre la dudosa
              utilidad de la banca pública como ins-       Los accionistas, por su parte, disponen normalmente
              trumento de desarrollo. La Porta y otros     de los incentivos y de los instrumentos para vigilar el
              (2002) demostraron que la propiedad                   comportamiento de los administradores. A
              pública de instituciones financieras en               través de las asambleas de accionistas y de la
              los años 70s está asociada no solo a ni-           junta directiva pueden controlar e instruir y, en
              veles más bajos de desarrollo financie-      caso necesario, cambiar a los administradores rebel-
              ro, sino a crecimientos más bajos en el      des o incompetentes.
              PIB per capita y en la productividad de
                                                           En el caso de la banca pública, y aún sin que se pre-
              la economía en años subsiguientes. En
                                                           senten prácticas corruptas, las relaciones entre accio-
              el caso de Colombia, como lo atesti-
                                                           nistas y administradores adquieren características com-
              guan los indicadores de 1997, los ban-
                                                           pletamente diferentes. Por definición, el dueño no
              cos oficiales tuvieron un papel prota-
                                                           está preocupado de la rentabilidad, sino por un abs-
              gónico en la crisis de 1999.Vale la pena
                                                           tracto beneficio social, bastante difícil de medir. Un
              preguntarse entonces: ¿qué factores in-
                                                           Ministro sectorial, presidiendo la junta directiva de
              ciden normalmente en el pobre desem-
                                                           un banco público orientado hacia dicho sector, se pre-
              peño de la banca pública?
                                                           ocupará más bien por el número de créditos coloca-
              Es necesario empezar entendiendo la          dos que por su calidad. El primer indicador es el que
              diferencia entre el tipo de incentivos que   le servirá efectivamente para mejorar su más impor-
                                                           tante indicador de gestión: incremento en la produc-
              motiva a los administradores de bancos
                                                           ción sectorial.
              privados y los de sus colegas del sector
              público. Los administradores tienen una      El banco público puede verse entonces como un ins-
              responsabilidad principal, asegurar una      trumento para el logro de objetivos de política eco-
              rentabilidad, ajustada por riesgo, al ca-    nómica alternativos a otros instrumentos, como la
              pital invertido por los accionistas. En la   asignación presupuestal directa a determinados pro-
              medida en que exista una adecuada re-        yectos. "El crédito abundante y barato", como repeti-
              gulación prudencial y una vigilancia es-     damente se anuncia en las campañas electorales, apa-
              tricta por parte del supervisor para que     rece a primera vista como un instrumento valioso: no
              dicha regulación se cumpla, siempre          es necesario apelar a la tributación, con los costos
              habrá un capital que cuidar: el adminis-     políticos que ello conlleva; tampoco es necesario in-
              trador buscará medir y controlar el tipo     cluir esas partidas en el documento presupuestal.
              de riesgo que está dispuesto a asumir en     Además de lo anterior, la capacidad de apalancamiento
              la cartera de créditos. Ello exige una       de que gozan los bancos permite que recursos del
              adecuada selección de los clientes del       ahorro público complementen el capital oficial en el
              activo, y un permanente monitoreo de         logro de los objetivos del gobernante.
              su comportamiento.
                                                           Obviamente, la existencia de "imperfecciones" en el
              La condición para que la materia prima       comportamiento del gobierno, o de los administra-
              de la actividad crediticia, los depósitos,   dores, introduce ineficiencias al comportamiento de
              fluya regularmente hacia la institución,     los bancos oficiales, que pueden sacrificar las mismas

48   ......                                                   3 0 4-3 0 5 E C O N O M Í A   C O L O M B I A N A
                                                                                                     Informe
                                                                                                       Especial




prioridades sociales, tal como las interpreta el Gobierno. El burócrata tiene su propia agenda, y
ella puede entrar a predominar en las decisiones, especialmente si existen fallas importantes en
el funcionamiento del sistema político. Sapienza (2002) demostró que en Italia, el comporta-
miento de los bancos como prestamistas está determinado por la afiliación política de sus admi-
nistradores: las tasas de interés son más bajas en las regiones donde ese partido político es más
fuerte. Por su parte, Dinc (2002), examinando la situación de los bancos públicos en 22 países
emergentes, encontró que los bancos públicos incrementan sus préstamos en los años de
elección (mientras que los bancos privados los decrecen).

Los procesos de selección y evaluación de los funcionarios bancarios tampoco constituyen un
aliciente hacia una buena gestión. Si el administrador sabe que su período es fijo, limitado a un
período de gobierno, lo que le interesa maximizar no es la rentabilidad económica o social de
largo plazo del banco. Como el mayordomo del epígrafe, tendrá interés en maximizar su propio
poder a través del número de créditos concedidos o de la benevolencia para recaudarlos. En la
medida en que la evaluación del riesgo del deudor, pese a los avances de la tecnología, continuará
teniendo un alto grado de subjetividad, siempre habrá espacio para la discrecionalidad.Y la
discrecionalidad, como se sabe, es el mejor caldo de cultivo para la corrupción.

Pero también puede presentarse la situación adversa. La subjetividad también puede afectar a los
investigadores de los organismos de control (contralorías, fiscalías, procuradurías). El que un
crédito no haya podido ser pagado, puede ser interpretado por los investigadores como señal de
que la decisión de otorgar el crédito fue equivocada. En ese ambiente, la reacción de un adminis-
trador bancario normal (no corrupto), será lógicamente la de extremar la aversión al riesgo,
desvirtuando completamente la naturaleza del negocio bancario. Es altamente probable que el
cierre de las operaciones de crédito que ha caracterizado al sector financiero oficial en los
últimos años esté asociado con este "síndrome de la aversión a la empapelada".

El administrador bancario podrá tener a su disposición el manejo generoso de la nómina. No es
de extrañar, que en Colombia, los bancos públicos se caractericen por la existencia de conven-
ciones colectivas generosas y por el peso de sus costos laborales. Además de lo anterior, es
políticamente difícil asociar la remuneración de los funcionarios de una empresa pública con los
resultados obtenidos, como es común en el sector privado. En el caso de los presidentes de los
bancos, sus sueldos están determinados en las decisiones globales sobre plantas públicas.

Por otra parte, retomando a Dinc (2002), el problema de las influencias políticas puede
ser más grande en los bancos que en otras instituciones públicas, por al menos tres
razones: la asimetría de información entre el banco y terceros hace fácil disfrazar las
motivaciones políticas; los problemas derivados de un crédito políticamente moti-
vado pueden ser aplazados hasta la maduración de la operación, y aún en esas cir-
cunstancias puede existir la posibilidad de sucesivas renegociaciones; en fin, los
bancos, a diferencia de otras empresas públicas, operan en toda la economía, otor-
gándole a los políticos una amplia posibilidad de canalizar fondos y por lo tanto de
incrementar su base de apoyo.

Desde el punto de vista de la calidad de los deudores, es posible que se presente un
problema de selección adversa. En la medida en que los buenos deudores pueden ser

E C O N O M Í A    C O L O M B I A N A    3 0 4-3 0 5                                                ......   49
Informe
Especial




                     atendidos por la banca privada, el banco público tenderá a quedarse con aquellos que necesitan
                     apelar a otro tipo de méritos para hacerse a un crédito, como la recomendación o la palanca. Las
                     presiones políticas de los grupos de deudores a fin de que no se les cobre pueden ser mucho más
                     efectivas frente a los bancos públicos, como lo demostraron en Colombia las experiencias de la
                     Caja Agraria y del Banco Cafetero (Kaufman pág. 84).

                                                                                       Por otra parte, puesto que los
Las presiones políticas de los grupos de deudores a fin de que no                      pasivos de los bancos consti-
se les cobre pueden ser mucho más efectivas frente a los bancos                        tuyen en realidad pasivos del
públicos, como lo demostraron en Colombia las experiencias                             gobierno, los bancos oficiales
                                                                                       pueden captar recursos a tasas
de la Caja Agraria y del Banco Cafetero (Kaufman)
                                                                                       más bajas, independientemen-
                                                                                       te de los riesgos efectivos en
                                                                                       que esté incurriendo el banco.
                     La consecuencia de ello es un riesgo moral: no existe por la vía del mercado un incentivo que
                     presione a los administradores bancarios públicos a ser más cuidadosos en la asignación de los
                     recursos del ahorro privado.

                     En fin, la relación entre un banco público y la entidad vigilante no está exenta de otro tipo de
                     problemas. Los instrumentos de intervención frente al banco oficial son más limitados. ¿Puede
                     acaso el superintendente bancario dar una orden perentoria al accionista de un banco público (que
                     sucede que es su jefe para todos los efectos, el Ministro de Hacienda), de capitalizar con urgencia
                     una entidad que haya sufrido de un deterioro patrimonial? La consecuencia es que los bancos
                     públicos pueden sobrevivir y seguir colocando créditos sin que los frene la restricción patrimonial.
                     La regulación prudencial de la actividad bancaria pierde en ese contexto todo su sentido.

                     Las consecuencias de las distorsiones creadas por este comportamiento de los bancos públicos
                     pueden tener efectos nocivos sobre toda la economía. En la medida en que exista un subsidio a
                     la tasa de interés pasiva de estas entidades (por la garantía implícita o explícita del gobierno),
                     proporciones importantes del ahorro público se van a orientar, vía la intermediación financiera
                     oficial, no hacia las empresas o proyectos más productivos, sino hacia aquellos sectores o em-
                     presarios con más capacidad de cabildeo ante las autoridades. Es otra manifestación del despla-
                     zamiento (crowding out) de la inversión privada autónoma, por el gasto público o por el gasto
                     privado motivado políticamente.




50   ......                                                         3 0 4-3 0 5 E C O N O M Í A    C O L O M B I A N A
                                                                                                    Informe
                                                                                                      Especial




Conclusión

Si bien es cierto que existen imperfecciones notorias en los mercados financieros que exigen la
intervención del Estado, el que esta intervención se realice a través de la posesión directa por
parte de este de entidades públicas no es la alternativa más eficiente para neutralizarlas dichas
imperfecciones. No es claro que se logren los resultados en términos de beneficios sociales,
puesto que los intereses del gobernante o de los administradores bancarios públicos son lo que
realmente pasan a determinar cuáles son los sectores o empresas beneficiarios del crédito, por
encima de las necesidades sociales. Los costos en que incurre la sociedad, tanto en términos de
distorsiones en la asignación de recursos del ahorro, como en términos fiscales, pueden ser
considerables, como lo demuestra la experiencia internacional y la colombiana en particular.

Es cierto que desde el punto de vista de la conveniencia social o económica, sectores
o actividades como la agricultura, la microempresa, la pequeña y mediana industria
ameritan la existencia de regulaciones e instituciones que faciliten la orientación del
crédito. Sin embargo, es preferible utilizar mecanismos alternativos como los bancos
de segundo piso, los fondos de garantías, o entidades que se nutran directamente de
los recursos del presupuesto (por ejemplo, caso de ICETEX).



   BIBLIOGRAFÍA

  Barth J., Caprio G. y Levine R. 2000.            La Porta R, Lopez de Silanes F,
  Do regulations and ownership affect              Shleifer. 2002. Government owners-
  performance and stability? World                 hip of banks. Journal of Finance. Vol.
  Bank, Development Research Group.                LVII, No. 1.

  Cull R. y Colin L. 1999. Who gets credit?,       Sapienza P. 2002. Lending incentives
  the behavior of bureaucrats and state            of state owned banks. Northwestern
  banks in allocating credit to Chinese            University. Mimeo.
  state-owned enterprises. World Bank.
  Development Research Group.                      Stiglitz J. 1990. Peer monitoring and
                                                   credit markets. World Bank Economic
  Dinc S. (2002). Politicians and                  Review. 4(3).
  Banks. Political influences on
  government-owned banks in emer-                  Stiglitz J. 1994. The role of the state
  ging countries. Ann Arbor. Michigan.             in financial markets. World Bank.
                                                   Proceedings of the World Bank annual
  Greenwald B, Stiglitz J y Weiss A.               conference on development econo-
  1984. Informational imperfections in             mics, Stiglitz J y Weiss A. 1981. Credit
  the capital markets and macroecono-              rationing in markets with imperfect
  mic fluctuations. American Economic              information. The American Economic
  Review. 74 (2).                                  Review. Vol. 71 , No. 3.

  Kaufman, G. 1999. Helping to prevent
  banking crises: taking the state out of
  banks. Review of Pacific Basin Financial
  Market and Policies. Vol. 2 No 1.

E C O N O M Í A      C O L O M B I A N A       3 0 4-3 0 5                                          ......   51